Está en la página 1de 2

Foro Uno.

Tema: Bono Demográfico

El concepto de bono demográfico busca vincular dos fenómenos sociales, por un


lado, el cambio de la estructura por edad de la población de una sociedad –
problemática cuya naturaleza consideramos demográfica, si suponemos que los
demás factores no demográficos, que también intervienen en este fenómeno, se
mantienen constantes–, y por otro, el crecimiento económico –temática
monopolizada por la teoría económica–. Ambos fenómenos están relacionados de
manera interdependiente, debido al simple hecho de que en conjunto conforman una
única e indivisible realidad social.

Como tal, se puede definir al bono demográfico como la situación en la que la


población económicamente productiva, que va desde los jóvenes hasta los adultos
ed edad media supera a la población no productiva o dependiente que son los niños
y los ancianos. Desde otra perspectiva, se puede considerar el bono demográfico
como el crecimiento económico potencial creado por cambios en la distribución por
edades (demográfica) de la población.

Esto a razón de que, a medida que la fertilidad disminuye de forma permanente


durante varias décadas, la distribución de la población cambia de una estructura
etaria joven a una dominada por jóvenes adultos en edad de trabajar. Esto
proporciona una ventana de oportunidad para un mayor crecimiento económico y una
reducción de la pobreza.

Es decir, a medida que el tamaño relativo de la fuerza laboral aumenta, la producción


del país se expande porque hay más personas trabajadoras y productoras. Sin
embargo, esta ventana de oportunidad no es automática y puede tener una duración
corta o bien puede que no sea aprovechada como realmente se debe hacer.

Por lo tanto, se necesitan políticas económicas, sociales, y de gobierno para preparar


un ambiente favorable para la absorción de una fuerza de trabajo grande en los
sectores más productivos. Se requieren inversiones estratégicas en capital humano
(educación y salud) para responder a las crecientes oportunidades económicas.

Pero tristemente, esto no se da en nuestro país, ya que en nuestro caso mucha de la


población joven, de entre 15 y 24 años, migra hacia los Estados Unidos en busca de
oportunidades laborales y los que se quedan son los que mayores dificultades
enfrentan para encontrar empleos que permitan desarrollar su capacidad productiva.
Esto se evidencia en el aumento de la población económicamente inactiva, en la tasa
de desempleo y en sector económico informal.

Es así como el potencial del bono demográfico es totalmente desaprovechado lo que


da como resultado la situación económica tan controversial que vive Guatemala,
donde anualmente la población en pobreza se incrementa y la productividad
desciende a la par que los factores de desarrollo humano.