Está en la página 1de 9

RESUMEN

CAPITULO 24

TRATAMIENTO DE LAS DIFERENCIAS INDIVIDUALES ANORMALES

ELVIS MEJÍA TORRES

ESTUDIANTE:

MAYTE ZUBILLAGA PÁEZ

DOCENTE:

FUNDACIÓN UNIVERSITARIA DEL AREA ANDINA

SEDE VALLEDUPAR

PSICOLOGIA DIFERENCIAL

GRUPO: 502

20201
TRATAMIENTO DE LAS DIFERENCIAS INDIVIDUALES ANORMALES

Los trastornos mentales pueden suponer diferentes problemas, tales como los de
pensamiento, que involucran las alucinaciones; de conducta, como las acciones de evitación
típicas de los fóbicos; o biológicos y corporales, como el sistema fisiológico sobreactivado
de los pacientes ansiosos. Puede existir una dependencia entre las causas que originan estos
problemas ya que los problemas de pensamiento o de conducta pueden depender de los
procesos biológicos que actúan en el organismo del paciente o las conductas y
pensamientos de la persona pueden influir también en los procesos biológicos. Por esta
razón, los métodos de tratamiento o terapéuticos estarán destinados a cambiar los
pensamientos, la conductas o los procesos biológicos, es decir, terapias cognitivas,
conductuales y somáticas.

1. CONSEJO PSICOLÓGICO: COUNSELING

Es una práctica dirigida a orientar al cliente en algunas sesiones. El profesional debe


recoger información y llegar a algunas consecuencias sobre cuál puede ser la respuesta
técnica a la pregunta naïve del cliente. En alguna medida, es la antesala de las sesiones
psicológicas estándar. Según los autores Betz y Fitzgerald (1993), el consejo psicológico
debe basarse en la teoría y en la psicología de las diferencias individuales, de esta manera
se puede comprender de manera más detallada el mundo y entender de que cada individuo
es diferente, por lo tanto, merece respeto por la dignidad humana.

2. TRATAMIENTOS MÉDICOS

La perspectiva médica plantea que los trastornos mentales son similares a los
trastornos físicos, de acuerdo a esto, las terapias deben manipular los procesos corporales.

2.1. Terapia electroconvulsiva

Esta terapia consiste en propinar, durante medio segundo, una fuerte descarga
eléctrica que pasa entre dos electrodos situados en el cráneo de la persona. El resultado
inmediato es que la persona pierde la consciencia y tiene un ataque convulsivo. Estas
descargas se deben propinar con cierta frecuencia si se desea conseguir algún resultado
positivo. Se suele recurrir a estas terapias cuando las drogas ya no producen efecto alguno
sobre el paciente. Aunque no se conoce a fondo el porqué de la efectividad de esta técnica
se especula que puede deberse al incremento de noradrenalina.

2.2. Terapia con drogas

Al parecer el cerebro de los esquizofrénicos es sensible a la dopamina, las drogas


que bloquean la acción de este neurotransmisor tienen un efecto beneficioso en estos
pacientes, reduciendo las alucinaciones y los trastornos del pensamiento. Sin embargo, los
efectos secundarios son muy desagradables, en ocasiones pueden ser visión borrosa y en
otras rigidez muscular, razón por la cual muchos pacientes se niegan a tomar las drogas
recetadas.

Por otra parte, la depresión unipolar y bipolar está asociada con dos sustancias:
noradrenalina y serotonina. Los síntomas de la depresión entonces se reducirán aumentando
la producción de noradrenalina o de serotonina, a través de la monoaminooxidasa (MAO) o
los tricíclicos. En contraste, en los pacientes con manía se debe reducir el nivel de
noradrenalina. La droga que suele emplearse es el litio, muy útil en pacientes con depresión
bipolar. Los efectos secundarios del litio son bastante significativos: ataca al sistema
nervioso central, al sistema cardiovascular y al sistema digestivo.

A los pacientes con trastornos de ansiedad se les suele administrar tranquilizantes.


Así, estos barbitúricos deprimen el sistema nervioso, reduciendo los niveles altos de
ansiedad. Pero los efectos secundarios son bastantes: problemas de concentración, de
coordinación y habla sin sentido. Además, el consumo de barbitúricos es adictivo, de
manera que los pacientes que abandonan su consumo tienen síndrome de abstinencia.

Los trastornos de hiperactividad suelen tratarse con drogas estimulantes. Los efectos
secundarios son el insomnio y la falta de apetito.

3.TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS

Las técnicas de estos tratamientos actúan sobre los pensamientos, emociones y


conductas de las personas, de manera que estos puedan modificar los niveles de las
sustancias que puedan actuar en un determinado trastorno.

3.1. Terapia de conducta


Según esta terapia los trastornos mentales son el resultado de un comportamiento
desadaptado, y lo que esta quiere logar es que el paciente aprenda nuevamente. Los
terapeutas de conducta plantean que la conducta anormal está dada por los procesos de
condicionamiento, de manera que el paciente puede volver a aprender a través de los
principios básicos del condicionamiento clásico y el operante aquellas conductas deseables
y adaptadas.

3.1.1.Condicionamiento clásico (terapia de conducta)

Según los terapeutas de conducta, este proceso de condicionamiento puede explicar


algunos trastornos mentales, mediante el uso de diferentes técnicas o métodos. La
inundación, consiste en exponer al paciente a lo largo de varias sesiones a una situación que
le provoque ansiedad extrema, donde el paciente se sentirá inundado de miedo y ansiedad,
se espera que después de unas cuantas sesiones el paciente se dé cuenta de lo infundado de
sus miedos.

Una de las técnicas más empleadas para tratar las fobias es la desensibilización
sistemática, esta consiste en sustituir la respuesta de miedo a los estímulos fóbicos por una
nueva respuesta incompatible con el miedo. En esta técnica el terapeuta y el paciente
construyen una jerarquía de ansiedad, es decir, una lista con estímulos que produzcan
ansiedad alta, media y baja. La terapia empieza con la evocación de las situaciones menos
ansiógenas y poco a poco se van evocando las de mayor nivel, recurriendo si es necesario a
la relajación cuando aparecen los síntomas de ansiedad.

La terapia de aversión se emplea cuando el paciente ha asociado situaciones y


conductas socialmente indeseables.

3.1.2. Condicionamiento operante (modificación de conducta)

La terapia basada en este condicionamiento debe ir relacionada a un estudio


detallado de los patrones de conducta del paciente. De esta manera se pueden averiguar
cuáles son las recompensas que logran mantener la conducta desadaptada, la idea es
modificar hacia donde van dirigidas esas recompensas, para que puedan ser asociadas a las
conductas adaptadas.
Algunas de las técnicas utilizadas son. El refuerzo positivo selectivo, consiste en
seleccionar una conducta del paciente y recompensarla siempre que aparezca. El castigo
selectivo supone castigar una conducta desadaptada, a través de un estímulo desagradable,
siempre que aparezca; y la extinción exige eliminar la recompensa que sigue a una
conducta desadaptada.

Una de las técnicas más comunes dentro del refuerzo positivo selectivo es la
economía de fichas, en este caso el paciente es premiado con puntos (fichas) cuando realiza
la conducta deseada, los cuales pueden ser canjeados por algo que le agrade. Sin embargo,
la efectividad de esta técnica perdura mientras dura el tratamiento, ya que al detener el
sistema de recompensas puede a ver una regresión y el paciente puede volver a su conducta
habitual.

El biofeedback, es otra de las técnicas populares, supone usar un aparato que


informa al paciente en tiempo real sobre ciertos estados físicos, tales como el latido
cardiaco o la presión sanguínea que a simple vista no se pueden observar o tener un control
consciente. El biofeedback se ha usado con éxito para combatir la hipertensión esencial
(alta presión sanguínea sin razón física aparente ) y la migraña.

Las técnicas basadas en el condicionamiento operante han servido para combatir


síntomas como la enuresis nocturna, las rabietas, la violencia, la hiperactividad, el
gamberrismo en clase, el mal rendimiento académico o los ataques de asma.

3.2. Terapia cognitiva

El planteamiento general de la terapia cognitiva es que los procesos y estructuras


cognitivas del paciente son determinantes importantes de su conducta. Los procesos y
estructuras cognitivas negativas son importantes en trastornos como la ansiedad y la
depresión, por lo terapia cognitiva va guiada a modificar estas estructuras y procesos
negativos. Las técnicas que el terapeuta utiliza pueden ser: la retribución, que busca
cambiar las concepciones erróneas que el paciente tiene. Las técnicas de invitación a salir,
alientan al paciente a realizar más actividades en su vida diaria. La asignación gradual de
tareas, supone recompensar al paciente cuando realiza acciones positivas.

3.3. Psicoanálisis
El psicoanálisis estudia principalmente los trastornos neuróticos, según Sigmund
Freud estos se producen por la represión, es decir, un mecanismo que mantiene fuera de la
consciencia los traumas del pasado de la persona, generalmente de la infancia. Estos
traumas son el resultado de la lucha entre los instintos del niño (ellos) y las restricciones
sociales que reprimen la manifestación de estos instintos (super yo). La terapia
psicoanalítica ayuda al paciente a regresar a ese periodo y resolver el conflicto real que
impide que al paciente lleve una vida adaptada.

Los métodos usados por Freud para ayudar al paciente con estos conflictos de la
infancia, son la hipnosis, la asociación libre y la interpretación de los sueños. La hipnosis
consiste en que la persona caiga en un estado de trance inconsciente, de esta manera las
defensas psicológicas reducen su efectividad y se puede acceder al recursos almacenados en
la memoria. La asociación libre, consiste en que la persona responda con palabra a otra que
el terapeuta dice, sin pensarlo y lo más rápido posible. Lo que se busca es construir el
edifico psicológico inconsciente del paciente. La interpretación de los sueños es quizás el
método más popular del psicoanálisis, esta concibe el sueño como la manifestación de
elementos relevantes e irrelevantes ya sean presentes o pasados, ya que mientras las
personas duermen los procesos de represión están menos activos de esta manera es más
fácil que los recuerdos traumáticos parezcan en la conciencia. La clave o el éxito de la
terapia esta en que el profesional sea una persona capacitada y tenga experiencia en las
técnicas anteriormente nombradas.

Esta escuela ha tenido limitaciones, una de las principales es el poco sustento


científico, por eso el cambio que el psicoanálisis pueda producir no parece sostenible.

4.¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO MÁS EFECTIVO?

La eficacia de los tratamientos puede depender de los estudios en el laboratorio o


según los informes de los clientes que se someten a terapia. Los estudio de eficacia en
laboratorio de las distintas terapia no equivalen con el estudio de la satisfacción de los
clientes que se someten a terapia. Por ende, es importante profundizar y disponer de ambos
tipos de datos para definir cual es el mejor tratamiento terapéutico, en dado caso que exista.

4.2.1. Los estudios de laboratorio sobre la eficacia de la terapia


Para comprobar que tipo de tratamiento es mas eficiente hay que tener en cuenta el
numero de pacientes que se recuperan tras la intervención y el numero de pacientes que se
recupera sin ningún tipo de tratamiento -lo que se denomina remisión o recuperación
espontanea-.

El estudio de la eficacia del tratamiento requiere de un seguimiento al paciente una


vez terminada la terapia, de esta manera se puede comprobar si el paciente se encuentra
bien o si los síntomas vuelven a aparecer. De acuerdo con un estudio de Eysenck (1952)
existen tres pautas para valorar la efectividad de las terapias; la primera es que el paciente
regresa a su trabajo habitual y muestra una capacidad de salir adelante económicamente
durante al menos cinco años; la segunda implica que el paciente no debe volver a quejarse
de grandes problemas y la tercera que el paciente debe realizar ajustes sociales con éxito.

El hecho de que el terapeuta sea una persona amable y cordial parece ser indicador
de la efectividad de la terapia, además aquellos que son más experimentados suelen tener
mayor éxito, aunque no en todos los casos. Estas características son importantes ya que
parece que la implicación de los terapeutas y los pacientes puede influir en el éxito
terapéutico, existe una técnica llamada alianza terapéutica en la que hay una cooperación
entre el profesional y el paciente hacia la meta deseada

Otras de las variables involucradas en el éxito de la terapia son la edad, la clase


social, la motivación hacia el tratamiento o la gravedad del problema en los grupos de
tratamiento, de placebo o de control. También el escrutinio del terapeuta en cuanto a si el
paciente se ha recuperado del problema de acuerdo a la cordialidad del terapeuta o según el
nivel en la alianza terapéutica.

4.2.Las asociaciones de consumidores y la psicoterapia.

Según datos de un informe de las asociaciones de consumidores norteamericanos


sobre la efectividad de la psicoterapia, los pacientes se benefician mucho de las
intervenciones terapéuticas y que aquellas que duran mas tiempo son mas efectivas. La
terapia psicológica es igualmente efectiva cuando se combina con la terapia somática, en
fin, ninguna terapia es mejor que las demás.
El contraste que existe entre los estudios de eficacia en el laboratorio y lo informes
de los consumidores es bastante amplio, ya que una cosa son las condiciones controladas de
laboratorio y otra la vida real. El primer punto es que las asociaciones de consumidores
tienen acceso al impacto de la terapia en los pacientes más allá de los laboratorios de los
psicólogos. Otro punto es que las estudios clásicos no toman en cuenta las terapias de larga
duración como son las terapias de familia o la psicoterapia ecléctica.

En el informe de las asociaciones de consumidores se plantea una medida de


efectividad basada en tres variables: mejora específica, satisfacción y mejora general. Los
resultados dieron cuenta de que el tratamiento llevado a cabo por un profesional de la salud
mental, ya sean psiquiatras, psicólogos y asistentes sociales suelen funcionar bastante bien.
En cuanto a duración aquellas terapias que duran mas suelen ser las mas efectivas.

En conclusión, ninguna terapia es mejor que otra, todas parecen ser igualmente
efectivas en el tratamiento de los distintos trastornos mentales.

Pregunta: Mencione de cada tipo de terapia una técnica o método utilizado y


explíquelo.
REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

Colom, Marañón, Roberto. Psicología de las diferencias individuales: teoría y práctica,


Difusora Larousse - Ediciones Pirámide, 2013. ProQuest Ebook Central,
http://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliotecafuaasp/detail.action?docID=3429703