Está en la página 1de 3

Los riñones son un par de órganos en forma de frijol que se ubican en ambos

lados de la columna vertebral en la pared posterolateral del abdomen, a la altura


de T2-L2 aproximadamente y son extraperitoneales. Ambos cumplen funciones
tales, como la regulación del volumen del plasma sanguíneo, la formación de
orina mediante la secreción de desechos de la sangre y secreción hormonal.

Poseen tres capas, la capsula, la corteza y la medula. La capsula renal está


compuesta por tejido fibroso que de una estructura rígida al mismo, la corteza
renal que se encuentra ampliamente vascularizado, tomando una coloración rojo
oscuro y la medula renal con una gran cantidad de túbulos, dándole una
apariencia rayada macroscópicamente.

Está compuesto por nefronas (un millón de nefronas por riñón), esta es su unidad
anatómica funcional. Consiste en un conjunto de tubulos y vasos sanguíneos que
trabajan sincronizada menté para llevar acabo la filtración de la sangre y formación
de orina, estas depositan la orina hasta los cálices menores, a través de la papila
renal donde se juntan todos los tubos colectores de una medula renal, después de
los cálices menores se fusionas para formar cálices mayores dos o tres por riñón,
que construyen a la pelvis renal, que se encuentra dilatada antes de salir por el
hilio renal para transformarse posteriormente a los uréteres

El riñón y siendo más específico, la nefrona trabajan de la siguiente manera, la


sangre arterial entra a través de la arteria renal, que se ramifica en arterias
lobulares que pasan por las columna renales ( tejido que se encentra entre dos
medulas renales), estas forman las arterias arqueadas que se ramifican en arteria
interlobulillares, dividiéndose en arteriolas aferentes.En este punto inicia el
recorrido de la sangre en la nefrona, la arteriola aferente forma una red capilar
llamada glomérulo, encargado de la filtración glomerular, se lleva a cabo gracias a
tres barreras de filtración.

Una capa de endotelio fenestrado, es decir muy poroso, se encuentra rodeado


por una membrana basal cargada negativamente formada por colágeno recubierta
de igual manera por la capsula glomerular, esta pose dos capas, una capa parietal
con epitelio plano simple y una capa visceral en contacto con la membrana basal
del glomérulo envolviéndola por completo, en la que hay podocitos con
ramificaciones llamadas pedicelos que se interdigitan para formar hendiduras,
están unidas mediante un diafragma de la hendidura siendo este la última capa de
la filtración glomerular. La barrera de filtración no permite el paso de células,
proteínas o moléculas cargadas negativamente.

El plasma sanguíneo al pasar las barreras de filtración y llegar al espacio de


Bowman, se llama filtrado plasmático, esta debe seguir un curso por los túbulos
nefróticos para que se reabsorba o secreten solutos para formar la orina.
Posterior al espacio de bowman el filtrado pasa al túbulo contorneado proximal, en
la que se lleva la mayor parte de la reabsorción de glucosa, sodio, algunos
aminoácidos, mediante la bomba de Na/K hace un transporte transcelular hasta el
líquido intersticial de la corteza renal, esto hace que el filtrado glomerular
transporte pasivamente Na+ del filtrado a las células del túbulo, llevándose
consigo Cl- para formar sal que se depositara en el líquido intersticial, aumentando
la osmolalidad, y reabsorbiendo agua. Disminuye el volumen del filtrado, pero
manteniéndolo isotónico al plasma sanguíneo. Estas moléculas reabsorbidas
deben entrar a circulación y no quedarse en el líquido intersticial, estas fluyen a
través de los capilares peritubulares, que nutren a todos los tejidos del riñón.

Después de pasar por el túbulo contorneado proximal, llega al asa de Henle o


nefrótica, que atraviesa a la medula renal; Se clasifica en dos segmentos, uno
ascendente y otro descendente con diferentes permeabilidades, esto permite
generar un ambiente hipertónico en el líquido extracelular ( Hay cuatro veces más
osmolalidad que la sangre), generando un proceso llamado mecanismo
contracorriente que consiste en el intercambio de solutos y agua que ocurre entre
las dos porciones del asa.

La rama descendente, no tiene transporte activo de solutos, pero es permeable al


agua, secretándola al líquido intersticial en la medula renal, volviendo hipertónico
al filtrado glomerular. Después, llega al rama gruesa ascendente de la nefrona que
es impermeable al agua pero permeable a los solutos mediante transporte activo
Na/K, lo que diluye al filtrado glomerular y transporta los solutos al líquido
intersticial de la medula renal aumentando su osmolalidad. Indispensable que se
mantenga. porque la rama descendente pueda intercambiar mediante osmosis
agua del filtrado glomerular al líquido intersticial.

Posterior al asa de Henle, el filtrado llega ligeramente hipertónico al plasma


sanguíneo al túbulo contorneado distal, en esta se reabsorben moléculas como
calcio, sodio, teniendo mecanismo de transporte similar a la rama ascendente de
Henle, pero al encontrarse en la corteza la osmolalidad aumentada del líquido
intersticial, es rápidamente disipada por los capilares peritubulares, que se unen
para formar venas y continuar el mismo camino de las arterias pero en reversa, es
decir de las venas interlobulillares se forman las venas arqueadas, y de estas se
juntan en las venas lobulares, que se fusionan nuevamente para formar la vena
renal que sale por el hilio renal con sangre desoxigenada pero filtrada de
productos de desecho como los desechos nitrogenados.

Entonces en el túbulo contorneado distal, el filtrado prácticamente consta de agua


y desechos, porque las moléculas que el cuerpo necesita como los iones, en su
gran mayoría ya han sido reabsorbido, llamándose orina, que será desechada por
el tubo colector, en el que desembocan múltiples nefrona

El tubo colector atraviesa a la corteza y la medula renal. Es importante este tubo,


porque de este dependerá que tan concentrada será la orina, esta reabsorción se
ve regulada por una hormona llamada antidiurética (ADH), que activa las
aquapurinas, de las células epiteliales en el túbulo, y por efecto de osmosis el
agua saldrá de la orina a la célula y de la célula al líquido intersticial de la medula
renal que es hiperosmotico.

También podría gustarte