Está en la página 1de 172

4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 1

Energía verde y tecnología

Para volúmenes adicionales:


http://www.springer.com/series/8059

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 1/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 2

Stefan Emeis

Meteorología de energía eólica

Física Atmosférica para Energía Eólica


Generacion

123

http://avaxhome.ws/blogs/ChrisRedfield

Página 3

Stefan Emeis
Institut für Meteorologie und Klimaforschung
Karlsruher Institut für Technologie
Kreuzeckbahnstr. 19
82467 Garmisch-Partenkirchen

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 2/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Alemania

ISSN 1865-3529 ISSN 1865-3537 (electrónico)


ISBN 978-3-642-30522-1 ISBN 978-3-642-30523-8 (libro electrónico)
DOI 10.1007 / 978-3-642-30523-8
Springer Heidelberg Nueva York Dordrecht Londres

Número de control de la Biblioteca del Congreso: 2012940943

© Springer-Verlag Berlín Heidelberg 2013


Esta obra está sujeta a derechos de autor. Todos los derechos están reservados por el editor, ya sea total o parcialmente
el material se refiere, específicamente los derechos de traducción, reimpresión, reutilización de ilustraciones,
recitación, difusión, reproducción en microfilms o de cualquier otra forma física, y transmisión o
almacenamiento y recuperación de información, adaptación electrónica, software de computadora, o por similar o diferente
metodología ahora conocida o desarrollada en el futuro. Exentos de esta reserva legal son breves
extractos relacionados con revisiones o análisis académicos o material suministrado específicamente para
propósito de ser ingresado y ejecutado en un sistema informático, para uso exclusivo del comprador del
trabajo. La duplicación de esta publicación o partes de ella está permitida solo bajo las disposiciones de
la Ley de derechos de autor de la ubicación del editor, en su versión actual, y el permiso de uso siempre deben
ser obtenido de Springer. Los permisos de uso se pueden obtener a través de RightsLink en el Copyright
Centro de liquidación. Las violaciones están sujetas a enjuiciamiento bajo la respectiva Ley de Derechos de Autor
El uso de nombres descriptivos generales, nombres registrados, marcas registradas, marcas de servicio, etc. en este
La publicación no implica, incluso en ausencia de una declaración específica, que dichos nombres estén exentos
de las leyes y reglamentos de protección pertinentes y, por lo tanto, de uso gratuito.
Si bien los consejos e información en este libro se consideran verdaderos y precisos en la fecha de
publicación, ni los autores ni los editores ni el editor pueden aceptar ninguna responsabilidad legal por
cualquier error u omisión que se pueda hacer. El editor no ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, con
respecto al material contenido en este documento.

Impreso en papel sin ácido

Springer es parte de Springer Science + Business Media (www.springer.com)

Página 4

Prefacio

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 3/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Ya se han escrito muchos libros sobre la conversión de la energía cinética del


viento en energía principalmente eléctrica. Este, escrito por un meteorólogo,
concentrarse completamente en las características atmosféricas y los fenómenos que influyen en el
generación de energía eléctrica a partir del viento. Tal libro es actualmente, para mi
conocimiento no disponible. Este libro presenta parte de lo que hoy se llama 'energía
meteorología ', una nueva subdisciplina actualmente emergente en el campo de la meteorología.
Agradezco a Springer Science Media por la invitación a escribir un libro que es
diseñado para encajar en la serie '' Energía y tecnología verde '' que trata
Varios aspectos sobre las energías renovables. Esta serie ya comprende varios títulos.
en energía eólica. Una vez más, la mayoría de estos títulos tienen aspectos técnicos pero ninguno
de estos se concentra en las condiciones límite meteorológicas para la convergencia
Sion de energía del viento. Mi agradecimiento especial a Claus Ascheron de Springer
quien acompañó la preparación del manuscrito y dio valiosos consejos.
Estoy trabajando como científico en la disciplina de meteorología desde la década de 1980.
El campo de la meteorología energética ha llamado mi atención durante más de 20 años,
aunque el término "meteorología energética" es mucho más nuevo. Mi interés en este tema.
fue iniciado durante una licencia sabática en el Wind Energy Institute of the Danish
Laboratorio Nacional (hoy parte de la Universidad Técnica Danesa, DTU) en Risø
cerca de Roskilde, Dinamarca. Aquí, conocí a expertos en meteorología de la capa límite y vi
uno de los primeros sitios de prueba para turbinas eólicas. Esencialmente, la meteorología de la energía eólica es
Una sección especial de meteorología de capa límite. Todavía tengo muy fructífero y
contactos amistosos con este reconocido instituto de investigación danés. En 1991 en Risø I
También conoció al difunto Sten Frandsen por primera vez. Las discusiones con él comenzaron mi
atención al tema del parque eólico. Lo que se presenta aquí en el cap. 6 en este libro es un
versión mucho más elaborada de una idea que nació durante esa primera estadía en
Risø. Por lo tanto, dedico Cap. 6 para él.
Más tarde trabajé muchos años en el perfil acústico del límite atmosférico.
capa con dispositivos SODAR. Estos instrumentos permiten una detección basada en la superficie.
del perfil de viento de la capa límite basado en un análisis del desplazamiento Doppler del
señal retrodispersada. Esta es una técnica que capturó el interés del viento.
comunidad energética en los años 90. En los últimos años, mis actividades experimentales y

Página 5
vi Prefacio

la experiencia se ha complementado con la operación de ceilómetros, RASS y


Lidares de viento. Además, me concentré en la investigación de las peculiaridades de la
capa límite marina a partir de datos de la plataforma de medición costa afuera alemana
FINO1 en varios proyectos de investigación. Soy miembro del viento del sur de Alemania
alianza de investigación energética WindForS.
Los proyectos de la capa límite marina han sido financiados a través de varias subvenciones por
El Ministerio de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania
(UMB, FKZ 032 99 61, 032 50 50, 032 53 04). Estos proyectos dentro del RAVE
programa (Investigación en Alpha Ventus) se iniciaron para acompañar
científicamente el establecimiento del primer parque eólico marino alemán Alpha Ventus,
que está situado en la ensenada alemana a unos 45 km de la costa más cercana en
Cerca de 30 m de aguas profundas. Seis años antes de que comenzara la instalación de la primera turbina, 100 m
La torre de medición meteorológica (FINO1) se erigió en el sitio posterior de Alpha
Ventus para facilitar los estudios de la capa límite marina. Mucho de
se basa la información relativa a la capa límite marina presentada en este volumen
sobre los datos obtenidos en esta torre que tiene ocho plataformas de medición entre 30
y 100 m. La evaluación de los datos de esta torre ha sido realizada principalmente por dos doctores
estudiantes mios; Matthias Türk1 y Richard Foreman 2 . Hay más fondos disponibles.
a través de un proyecto liderado por Sven-Erik Gryning de Risø DTU y que actualmente se encuentra
apoyado por Forsknings — og Innovationsstyrelsen en la Ministeriet danesa para
Videnskab, Teknologi og Udvikling (Sagsnr 2104-08-0025) dentro del proyecto:
'' Grandes aerogeneradores: perfil de viento de hasta 400 m ''. Los resultados para urbano
las capas límite se basan en parte en estudios financiados por el Ministerio alemán de

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 4/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Educación e Investigación (BMBF) en el marco del programa AFO2000. los
datos de Graswang en las Figs. A.1 y A.2 en el Apéndice A se han obtenido en
El marco del programa TERENO de la sociedad Helmholtz financiado por el
BMBF. Los estudios sobre el flujo sobre terrenos complejos han sido en parte posibles
a través del apoyo financiero de varias empresas privadas.
Beatriz Cañadillas, Richard ha leído una versión preliminar del manuscrito.
Capataz, Tom Neumann y Matthias Türk. Les agradezco a todos por su valioso
sugerencias, ayuda y consejos. Sin embargo, soy culpable de cualquier error o
inconsistencias Espero que este libro ayude a traer la parte meteorológica a
conversión de energía eólica a una mejor visibilidad. Necesitamos urgentemente estrategias eficientes
para generar energías renovables para la demanda energética de la humanidad y un mejor
comprensión de los requisitos meteorológicos previos para la generación de energía eólica
debería ser parte de esta estrategia.

Primavera 2012 Stefan Emeis

1 Türk, M .: Ermittlung designrelevanter Belastungsparameter für Offshore-Windkraftanlagen.


Tesis doctoral, Universidad de Colonia (2009) (Disponible en: http://kups.ub.uni-koeln.de/2799/ )
2 Foreman, R .: Cálculo mejorado de parámetros meteorológicos en alta mar para aplicaciones en
energía eólica. Tesis doctoral, Facultad de Matemáticas y Ciencias Naturales, Universidad de Colonia.
(2012)

Página 6

Contenido

1 Introducción ........................................ 1
1.1 Alcance del libro. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
1.2 Descripción general de la literatura existente. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
1.3 Historia de la generación de energía eólica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
1.4 Potencial de generación de energía eólica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
1.5 Estado actual de la generación de energía eólica. . . . . . . . . . . . . . . . 55
1.6 Estructura de este libro. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66
Referencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77

2 Regímenes de viento ....................................... 99


2.1 Circulación global. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
2.2 Fuerzas motrices. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
2.2.1 Ecuación hidrostática. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
2.2.2 Ecuaciones presupuestarias de impulso para el viento. . . . . . . . . . 12
2.3 Vientos geostróficos y vientos de gradiente. . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
2.4 Vientos térmicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
2.5 Vientos de capa límite. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
2.6 Ráfagas de tormenta y tornados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 años

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 5/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
2.7 Densidad del aire. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
Referencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20

3 Perfiles verticales sobre terreno plano ........................ 23


3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25
3.1.1 Perfil logarítmico del viento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
3.1.2 Ley del poder. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
3.1. 3 Comparación entre ley logarítmica y poder. . . . . 33
3.1.4 Perfil de viento vertical con grandes velocidades de viento. . . . . . . 40
3.2 Leyes de perfil sobre la capa de superficie. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40
3.2.1 Ecuaciones de capa de Ekman. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
3.2.2 Oscilaciones inerciales en la capa de Ekman. . . . . . . . . . . . 42

vii

Página 7
viii Contenido

3.2.3 Perfiles de viento verticales en la capa de Ekman. . . . . . . . . . 42


3.2.4 Descripción unificada del perfil del viento
para la capa límite. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
3.3 Espectros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
3.4 Variación diurna del perfil del viento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
3.4.1 Perfiles verticales de los parámetros de Weibull. . . . . . . . . . 51
3.4.2 Jets de bajo nivel. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
3.5 Capas de límites internos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58
3.6 Perfiles de viento y turbulencia sobre bosques. . . . . . . . . . . . . . . 61
3.7 Vientos en las ciudades. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
3.7.1 Características de las capas límite urbanas. . . . . . . . . . . 63
3.7.2 Perfiles verticales de viento y turbulencia. . . . . . . . . . . sesenta y cinco
3.7.3 Fenómenos de flujo especial en capas urbanas de dosel. . . . . 67
3.8 Resumen para terreno plano. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69
Referencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

4 vientos en terrenos complejos .............................. 75


4.1 Características de las capas límite sobre terrenos complejos. . . . 76
4.1.1 Vientos de montaña y valle. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
4.1.2 Vientos catabáticos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80
4.2 Perfiles de viento sobre una colina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80
4.2.1 Flujo potencial. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81
4.2.2 Modificaciones al flujo potencial: adición
de una capa interna. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
4.2.3 Modificaciones al flujo potencial: consideración
de estabilidad térmica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86
4.2.4 Parámetros de Weibull sobre una colina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86
4.3 Perfiles de viento sobre una escarpa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
4.4 Espectros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91 91
4.5 Variación diurna. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91 91
4.6 Resumen del terreno complejo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91 91
Referencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 92

5 Vientos marinos ...................................... 95


5.1 Características de las capas límite marinas. . . . . . . . . . . . . . . 96
5.1.1 Rugosidad de la superficie del mar y coeficiente de arrastre. . . . . . . . . 96
5.1.2 Fetch y la formación de ondas dependientes de la estabilidad. . . . . . . 101
5.1.3 Alturas de olas extremas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106
5.1.4 Edad de ola. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108
5.1.5 Impacto del perfil vertical de humedad. . . . . . . . . . . . . 109
5.1.6 Variaciones anuales y diurnas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110
5.2 Perfiles verticales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 6/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
5.3 Velocidades extremas del viento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114

Página 8
Contenido ix

5.4 Turbulencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115


5.4.1 Intensidad de turbulencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 116
5.4.2 Variaciones de velocidad del viento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 120
5.4.3 Escalas de longitud de turbulencia y ángulos de inclinación. . . . . . 122
5.4.4 Eventos de ráfaga. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123
5.5 Parámetro de Weibull. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 125
5.6 Efectos costeros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128
5.6.1 Vientos terrestres y marítimos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128
5.6.2 Jets de bajo nivel. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129 129
5.7 Resumen para las capas de límites marinos. . . . . . . . . . . . . . . . . . 130
Referencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131

6 Física de parques eólicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135


6.1 Despertar de la turbina. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135
6.2 Modelo analítico para la velocidad media del viento en parques eólicos. . . . . . . 138
6.3 Modelo analítico para Wind Park Wakes. . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
6.4 Aplicación del modelo analítico con
Datos de estabilidad de FINO1. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
6.5 Riesgos de que un tornado golpee un parque eólico. . . . . . . . . . . . . . . . . . 147
6.6 Resumen de parques eólicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150
Referencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151

7 Perspectivas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155
7.1 Tamaño de las turbinas eólicas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155
7.2 Tamaño de los parques eólicos marinos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156
7.3 Otras técnicas de conversión de energía eólica. . . . . . . . . . . . . 156
7.4 Nuevas herramientas de medición y modelado para evaluar
Condiciones de viento. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156
7.5 Recursos eólicos y cambio climático. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157
7.6 Repercusiones de la extracción de energía eólica a gran escala
sobre el tiempo y el clima. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158
Referencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159

Apéndice A: Herramientas estadísticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161

Apéndice B: Teledetección de capa límite


Estructura y altura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177

Índice . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 193

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 7/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 9

Lista de variables

una factor de reducción


constante en la función de corrección de estabilidad
exponente de la ley de potencia
si constante en la función de corrección de estabilidad
C edad de ola
cp calor especifico
c ph velocidad de fase
c2 factor en la ecuación (3.91)
cs coeficiente de arrastre de superficie
ct coeficiente de resistencia de la turbina
c teff coeficiente de arrastre efectivo
re altura de desplazamiento
F parámetro horizontal de Coriolis
F* parámetro vertical de Coriolis
f (x) Función Weibull
sol gravedad
h altura de las capas atmosféricas
k coeficiente de desintegración
k max número máximo de onda del espectro
l longitud de mezcla
altura de la capa interna (flujo sobre colinas)
metro impulso específico de masa
norte frecuencia
pag presión del aire
q humedad específica
r radio de curvatura
s distancia
t hora
tu componente de viento oeste-este

xi

Página 10
xii Lista de variables

u 10 10 m de velocidad del viento


ug componente oeste-este de la velocidad del viento geostrófico
uh altura del cubo velocidad del viento
tu maceta velocidad del viento de la teoría del flujo potencial
tu ráfaga ráfaga de viento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 8/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
tu * velocidad de fricción
tu ? velocidad del viento aguas arriba (flujo sobre colinas)
v componente de viento sur-norte
v1 velocidad máxima del viento con un período de retorno de 1 año
v 50 Velocidad máxima del viento con un período de retorno de 50 años.
v e1 10 min de velocidad extrema del viento con un período de retorno de 1 año
v e50 10 min de velocidad extrema del viento con un período de retorno de 50 años
vg componente sur-norte del viento geostrófico
w componente de viento vertical
w* escala de velocidad convectiva
X coordenada apuntando hacia el este
abreviatura en la función de corrección de estabilidad
y coordenada apuntando hacia el norte
z coordenada vertical
z0 longitud de rugosidad
zi altura de la capa límite
zr altura de referencia
zg Altura de la capa Ekman
zp Altura de la capa de Prandtl
zm función de altura variable en forma
zA función de altura variable en forma
UNA factor de escala en la distribución de Weibull
Ag factor de escala geostrófica en la distribución de Weibull
Ar área del rotor de una turbina eólica
si Relación de Bowen
Bi perfil de retrodispersión
BR relación de flotabilidad
CD coeficiente de arrastre
C DN10 coeficiente de arrastre neutral a 10 m de altura
CT coeficiente de empuje
re distancia
Du componente eólico ageostrófico
Dv componente eólico ageostrófico
Dw ancho de estela
Viento E energía eólica
F Función de distribución Weibull
F x, y, z componentes de fricción turbulenta
sol factor de ráfaga

Página 11
Lista de variables xiii

G (p) función de punto porcentual


H altura de las colinas
Hs altura de ola significativa
Iu intensidad de turbulencia
KM coeficiente de intercambio turbulento / viscosidad turbulenta
L medio ancho de colinas
Lv calor latente de condensación
Lx escala de longitud integral
L L, M, U escalas de longitud en la ley de perfil de viento
L u, v, w escalas de longitud en espectros
L* Longitud de Obukhov
Mn momentos superiores de la función de distribución de Weibull
P0 función de presión (flujo sobre colinas)
Pd función de presión (flujo sobre colinas)
R constante de gas
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 9/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Ru factor de reducción
Rt factor de reducción
Rn factor de reducción
S u, v, w espectros
Sf función de estructura
T periodo de ola
temperatura
escala de tiempo
función de corrección de estabilidad en la ley de perfil de viento
Tm temperatura media
Tv temperatura virtual
una factor exponencial
Parámetro de Charnock
un 0 ángulo entre viento geostrófico y de superficie
sol valor límite para la longitud de mezcla
tu latitud
ángulo de giro del viento
tu e tasa de disipación de energía cinética
// función de corrección de estabilidad diferencial
C escala de longitud inversa en el perfil de viento de capa Ekman
j constante de von Kármán
q densidad del aire
r función de forma para colinas
r u, v, w Desviaciones estándar de los componentes del viento.
r u90 Percentil 90 de desviación estándar r u
s flujo de momento turbulento
Ds aceleración fraccional (flujo sobre colinas)
H temperatura potencial

Pagina 12
xiv Lista de variables

Hv temperatura potencial virtual


X velocidad de rotación de la Tierra
Wm función integral de corrección de estabilidad
K1 escala de longitud
Ku escala de longitud
K smax escala de longitud espectral
r nabla (operador diferencial)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 10/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 13

Capítulo 1
Introducción

La energía eólica disponible, el viento E en el flujo atmosférico, es decir, la energía cinética del
aire, 0.5 qu 2 advectado con el viento, u se cuantifica por la siguiente relación:

E viento = 0.5qA r u 2 u = 0.5qA r u 3 (1.1)

donde q es la densidad del aire, A r es el área del rotor de la turbina yu es el viento promedio
velocidad sobre el área del rotor. La ecuación ( 1.1 ) da la energía eólica disponible sobre el
disco del rotor en vatios cuando la densidad del aire se da en kg / m 3 , el área del rotor en m 2 y
la velocidad del viento en m / s. Teóricamente, las turbinas pueden extraer hasta 16/27 de este
cantidad (Betz 1926 ). Es un problema de ingeniería lo cerca que uno puede llegar a esto
límite teórico Esto no se discute en este libro. El otro desafío es que
La velocidad del viento y la densidad del aire no son constantes. Este libro trata principalmente sobre cómo el viento
las velocidades varían con el espacio (especialmente en dirección vertical) y el tiempo en la atmósfera
capa límite esférica La densidad del aire se aborda en la sección. 2.7. Esta parte de la
disciplina meteorología se llama "meteorología de energía eólica" hoy. Empezaremos
con algunos pensamientos básicos sobre la energía eólica y una descripción de la estructura de este
reserve en esta introducción antes de comenzar a determinar la velocidad del viento y el aire
densidad y sus variaciones en cap. 2.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 11/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
1.1 Alcance del libro

La necesidad de energía de la humanidad persistirá o incluso aumentará en el futuro previsible.


Un suministro sostenible solo será posible a partir de energías renovables a largo plazo.
Las energías fósiles actualmente utilizadas son limitadas en sus recursos, producen polietileno de aire.
lutantes durante la combustión y ponen en peligro el clima de la Tierra. Energías renovables
comprende energía del agua, energía de las olas y las mareas, energía geotérmica, biomasa, solar
energía y, por último pero no menos importante, energía eólica. Este volumen se centra en el ambiente
condiciones esféricas que permiten la generación de electricidad a partir de la energía eólica por
turbinas de viento. Ha sido escrito desde el punto de vista de un meteorólogo que tiene
Muchos años de experiencia con las demandas en la generación de energía eólica.

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 1


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8_1, © Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2013

Página 14
2 1. Introducción

La generación sistemática de electricidad a partir del viento se ha realizado por más


de 20 años En los primeros años, las turbinas eran pequeñas, los diámetros del rotor eran
mucho más pequeño que la extensión vertical de la capa superficial atmosférica. En esos
veces fue relativamente fácil evaluar el clima del viento local para calcular
cargas de turbina y rendimientos energéticos. El conocimiento de la distribución de frecuencias de
la velocidad media del viento a la altura del cubo y la intensidad de turbulencia general fue
suficiente para proporcionar la información de fondo necesaria para la ubicación de solteros
turbinas y pequeños parques eólicos.
Mientras tanto, el tamaño de las turbinas ha aumentado. La altura del cubo de multi-
Las turbinas MW a menudo están por encima de la capa de superficie atmosférica y los diámetros del rotor de
Se encuentran con frecuencia más de 100 m. Turbinas costa afuera con diámetros de más
de 160 my una potencia de 7 MW ya se han diseñado y serán
desplegado en el futuro cercano. Esto lleva a interacciones mucho más complicadas
entre las turbinas y la atmósfera inferior. Características meteorológicas que tenían
considerado irrelevante durante mucho tiempo ahora se están volviendo decisivos para
planificación y funcionamiento de turbinas grandes individuales y parques eólicos cada vez más grandes. En
en particular, gradientes verticales en la velocidad media del viento, así como en la intensidad de la turbulencia
Hay que saberlo. Además, el rango vertical para el cual estos parámetros del viento
debe obtenerse ahora se ha movido a alturas a las que los mástiles apenas son accesibles.
Se requieren nuevas técnicas de medición para recolectar la información necesaria sobre el viento.
mation. Esto ha llevado a un auge en las técnicas de detección remota basadas en la superficie (ver
Emeis 2011 ). El éxito económico de las turbinas eólicas depende precisamente de
compensación determinada entre los costos de montaje y operación y los rendimientos de energía eólica.
Cada metro adicional en la altura del cubo solo es significativo si los rendimientos más altos pagan
costes adicionales.
Además, especialmente en países adyacentes al Mar del Norte y el Báltico,
El área principal para el desarrollo de parques eólicos se ha trasladado de sitios terrestres a marinos.
Aquí, los parques eólicos marinos probablemente entregarán la mayor parte de la energía eólica en el
futuro. Esto significa que los parques eólicos ahora se erigen en áreas donde muchos detalles de
La estructura vertical de la capa límite atmosférica no se conoce suficientemente.
Los datos experimentales de la capa límite marina están disponibles, si los hay, por solo
una capa poco profunda explorada previamente desde boyas, barcos y racks de petróleo. Unos mástiles,
como los tres mástiles alemanes de FINO de 100 m de altura, se han erigido recientemente en el
German Bight y el Báltico. Actualmente están entregando información a largo plazo
en una capa más profunda de la capa límite marina por primera vez.
Este libro trata de analizar y resumir la información ahora existente de
capas límite atmosféricas, en tierra y en alta mar, con respecto a la energía eólica
Generacion. La presentación se centrará en los perfiles verticales del viento y
turbulencia. Trata de explicar los procesos físicos detrás de la vertical observable.
perfiles. No mostrará climatologías eólicas para ciertas regiones del mundo. los
el análisis incluirá características como leyes de perfil vertical más allá de esas leyes de poder
que había sido adecuado para la evaluación de la capa superficial durante mucho tiempo, insta
fenómenos adicionales como chorros nocturnos de bajo nivel, dependientes de la velocidad del viento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 12/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
condiciones de rugosidad y turbulencia en las capas límite marinas, y el complejo
las interacciones de estelas de viento en parques eólicos más grandes.

Página 15
1.2 Descripción general de la literatura existente 3

1.2 Descripción general de la literatura existente

Ninguna monografía dedicada exclusivamente a los fundamentos meteorológicos del viento.


El autor conoce la generación de energía, aparte de una nota técnica de la OMM sobre
'' Aspectos meteorológicos de la utilización del viento como fuente de energía '' que
apareció en 1981 y no anticipó el tamaño de las turbinas de hoy. Hay un
mayor cantidad de literatura sobre vientos y turbulencias en el límite atmosférico
capa que aparece en muchas monografías y revistas, pero solo un número menor de
Estos documentos hacen referencia a la generación de energía eólica (véase, por ejemplo, Petersen et al.
1998a , b ). Por otro lado, ya hay muchos libros y papeles sobre el viento.
generación de energía en sí. Estos libros existentes se concentran principalmente en técnicas y
problemas de ingeniería y cubrir los recursos eólicos en solo uno o unos pocos capítulos.
Un ejemplo muy reciente es la segunda edición del '' Manual de energía eólica '' de
Burton y col. (2011 ). El capítulo 2 de este libro resume las variaciones de la velocidad del viento,
ráfagas y velocidades extremas del viento, predicción de la velocidad del viento y turbulencias dentro de 30
páginas Del mismo modo, Hau en su libro sobre "Turbinas eólicas", publicado por Springer en
2006, resume los recursos eólicos en su Cap. 13 en 34 páginas. Una monografía sobre
El campo especial de los pronósticos de velocidad del viento es '' Enfoque físico del viento a corto plazo
predicción de poder '' por Lange y Focken 2006, que fue publicado por Springer en
2006

1.3 Historia de la generación de energía eólica

La humanidad siempre ha usado el poder del viento para sus propósitos. Esto comenzó con
la separación de la paja del trigo y otros cereales y el aire acondicionado de
edificios en zonas subtropicales y tropicales. Los vientos fueron utilizados para mantener incendios y
para fundir metales. Se inventaron veleros para viajar por los mares y para
establecer relaciones comerciales con costas remotas. Los vientos que soplan casi constantemente
en los cinturones subtropicales de la Tierra todavía hoy se denominan "vientos alisios".
Los molinos de viento datan de al menos 2000 años. Garza de Alejandría, que vivió en el
Se dice que el primer siglo dC fue el primero en inventar una rueda impulsada por el viento. Su
la máquina se usó simplemente para conducir tubos de órgano (Brockhaus, vol. 24, 2001). Viento
Se dice que los molinos en Persia existieron desde el siglo VII DC (Neumann
1907) o del siglo X (Brockhaus 2001). Eran molinos de cereales con un
eje vertical (Hau 2000 ). El primer molino de viento en Francia se menciona en 1105
(Neumann 1907 ). A partir de ahí, esta tecnología se extendió a Inglaterra, donde la primera
los surgieron en 1140 (Neumann 1907 ). Aparecen en números crecientes en el este
partes de Inglaterra y el norte de Europa en el siglo XIII, por ejemplo, 1235 en
Dinamarca. El clímax de este desarrollo se encuentra entre 1500 y 1650 cuando
La superficie cultivable de los Países Bajos podría ampliarse en un 40% debido al uso de
bombas de drenaje impulsadas por el viento (DeBlieu 2000 ). Se dice que el primer molino de viento alemán
han sido erigidos en Speyer en 1393 (Neumann 1907 ). Cerca de 100.000 molinos de viento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 13/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Página 16
44 1. Introducción

fueron operados en Europa con el propósito de bombear agua y producir harina en


los siglos XVIII y XIX, una era que termina sin embargo, con el advenimiento de
Motores de vapor y electricidad. Ver Ackermann y Söder (2000 ) para más
notas históricas
La historia de la producción de energía eléctrica a partir del viento es mucho más corta. los
Dane Poul la Cour (1846–1908) construyó la primera turbina eólica en Askov (Dinamarca) en
1891. El ingeniero alemán Betz describió la teoría aerodinámica del viento.
turbinas por primera vez en 1926 (Betz 1926 ). El factor Betz (16/27) aún se conoce
hoy como un factor limitante para la cantidad de energía que se puede extraer de
flujo de viento por una turbina.
Pero no es antes de las dos últimas décadas del siglo XX que el viento
Las turbinas se han erigido en grandes cantidades y tamaños crecientes. Un temprano fallido
intento fue la construcción de la turbina alemana de 3 MW '' Growian '' ( gro ße
Wi ndenergie an lage) en 1983. Era una turbina de dos palas con un diámetro de rotor de
100 m. Produjo electricidad durante solo 17 días debido a una serie de problemas técnicos.
problemas y se eliminó en 1988. El desarrollo se reinició luego comenzando
con pequeñas turbinas Este enfoque "evolutivo" fue exitoso, de modo que hoy
Las turbinas incluso más grandes que Growian son estándar, especialmente para parques eólicos marinos.

1.4 Potencial de generación de energía eólica

La energía eólica es una forma renovable de energía. Está disponible en casi todo el
mundo, aunque con considerables diferencias regionales. La energía eólica se forma a partir de
energía solar y se repone continuamente. La energía solar es prácticamente
Disponible sin límites. La transformación de la energía solar en eólica.
la energía tampoco involucra el ciclo del carbono, con la excepción de la pro
ducción, transporte, montaje y mantenimiento de las turbinas. Resultados de energía eólica
de las diferencias horizontales de presión de aire que a su vez se deben principalmente a la latitud
diferencias en irradiación solar. En el ciclo natural de la energía atmosférica planetaria,
la energía eólica se disipa principalmente por la fricción que ocurre principalmente en el sur de la Tierra
enfrentarse y, por lo tanto, se transforma en el último y más bajo miembro del
Cadena de energía planetaria: calor. Generación de energía eléctrica a partir del viento.
Realmente no perturbar este ciclo de energía planetaria. Simplemente introduce otro casi-
fuerza de fricción superficial que produce parcialmente energía eléctrica de mayor valor
y solo parcialmente calor. Cuando esta energía eléctrica es utilizada por la humanidad, también es
transformado en calor y el ciclo de energía planetaria se cierra nuevamente. Como eléctrico
La energía se utiliza prácticamente sin demora y la ley de conservación de la energía es
no perturbado, el ciclo global de energía planetaria parece no verse afectado por la energía
producción del viento. Por lo tanto, la energía eólica puede considerarse como un sustrato.
forma sostenible de energía renovable. Pero el presupuesto de entropía también se ve afectado.
La producción de energía a gran escala del viento aumenta la entropía en la Tierra
sistema y podría ralentizar las circulaciones atmosféricas. Ver sección 7.4 para más
debates sobre la interacción entre la generación de energía eólica y el clima.

Página 17
1.4 Potencial de generación de energía eólica 55

La energía global disponible en el viento se puede estimar a partir de la cadena de


conversiones de energía en la atmósfera de la Tierra [los números dados aquí se basan
en publicaciones seminales anteriores como por Lorenz (1955 ) y Peixoto y Oort
( 1992)]. La energía solar entrante en la parte superior de la atmósfera es aproximadamente 174
300 TW (* 342 W / m 2 ). 1743 TW (* 3.5 W / m 2 o 55,000 EJ / año) de esta potencia
está disponible en forma de energía cinética que eventualmente se disipará en el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 14/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
atmósfera. Aproximadamente la mitad de esta disipación tiene lugar en la capa límite
(871 TW o 1,75 W / m 2 ). Esto produce 122 TW de potencia potencial, suponiendo que
un cuarto de la superficie de la Tierra es accesible para la generación de energía eólica y eso
Las turbinas eólicas pueden extraer teóricamente hasta el 56% de esta energía (límite de Betz).
Prácticamente, tal vez el 50% de esto es realista, lo que significa que el viento potencial total
la capacidad de extracción de energía es de aproximadamente 61 TW (1.925 EJ / año). Otras estimaciones que usan
enfoques similares llegan a cantidades de energía de la misma magnitud (véase, por ejemplo,
Miller y col. ( 2011) que obtienen 18–68 TW). Una evaluación más pesimista por parte de
Castro y col. (2011) comienza con 1200 TW para la energía cinética global del
Atmósfera terrestre. El 8,3% de esta energía está disponible en una capa superficial de 200 m de profundidad.
dando 100 TW. El 20% de la superficie terrestre es adecuada para la extracción de este
energía de la capa superficial dando 20 TW. Restringir los parques eólicos a áreas con razón
los recursos eólicos capaces se reducen a la mitad a 10 TW. Entonces de Castro et al. estimar
que solo el 10% de esta energía puede ser extraída por turbinas eólicas. Por lo tanto, su
la estimación es que solo 1 TW (32 EJ / año) es la cantidad de energía extraíble de
el viento.
Mientras que la estimación de la energía cinética global en la atmósfera es más bien
robusto y produce probablemente más de 1,000 TW, los dos supuestos críticos en
estos cálculos son la parte de esta energía que se disipa en la superficie (aquí
que varía entre 8 y 50%) y la participación que se puede extraer de este
energía cinética superficial debido a aspectos técnicos de las turbinas (aquí variando
entre 10 y 50%). Probablemente un número de un solo dígito dado en TW es un realista
Estimación de la energía eólica disponible de la atmósfera de la Tierra.
Estas cifras deben compararse con la demanda total de energía de la humanidad.
que actualmente es de aproximadamente 15 TW (443 EJ / año) y que se espera que aumente a
alrededor de 30 TW (947 EJ / año) a mediados de siglo y 45 TW (1420 EJ /
año) a finales de siglo (CCSP 2007 ). Esta comparación deja en claro que
la energía eólica solo puede ser parte de la solución para un suministro de la humanidad con
energías renovables. Hay que explotar otras formas de energías renovables en
paralelo. Además, se puede esperar que las extracciones de energía de incluso el 10% de
la energía eólica disponible ya tendrá efectos considerables en la Tierra
clima (ver Sección 7.4)

1.5 Estado actual de la generación de energía eólica

La capacidad de conversión de energía eólica mundial alcanzó 215 GW al final de


Junio de 2011, de los cuales 18,4 GW se agregaron en los primeros 6 meses de 2011

Página 18
66 1. Introducción

(WWEA1) La mayor parte de esto se ha erigido en China (52.8 GW)


seguido por EE. UU. (42,4 GW) y Alemania (casi 28 GW). España tiene un instalado
capacidad de 21.2 GW e India de 14.6 GW. China ha más que duplicado su
capacidad desde finales de 2009. Estos 215 GW entregan alrededor del 2.5% de la global
demanda de energía (GWEC Global Wind Energy Outlook 20102) En Europa esto comparte
era del 5,3% a finales de 2010 (EWEA) 3 y del 9,5% de la energía eléctrica neta
consumo en Alemania (Ender 2011) Los aumentos sustanciales en estas acciones son
planeado para los próximos 20 años.
La producción de energía eólica en alta mar todavía está en su infancia, aunque hay planes gigantescos.
para esto se han desarrollado En Alemania, se han instalado 0,21 GW al final
de junio de 2011 (Ender 2011), que es menos del uno por ciento del total instalado
capacidad.
La capacidad instalada global de 215 GW ya es una fracción considerable de
La energía eólica disponible de unos pocos TW. La tasa de crecimiento actual de esta instalada
capacidad extrapolando los números para el primer semestre de 2011 da aproximadamente el 15%
por año. Esta tasa conduciría a una duplicación en 6 años y a un valor diez veces mayor en
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 15/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
casi 18 años Un aumento constante de la capacidad instalada con esta tasa del 15% por
año cumpliría los límites estimados en la secta. 1.4 en unos 20-30 años. Por lo tanto,
No se puede esperar que la tasa de crecimiento actual prevalezca por más tiempo.
Por lo tanto, la energía eólica disponible debe extraerse de la manera más eficiente.
camino. Comprender los fundamentos meteorológicos para la extracción de energía eólica.
recogido en este libro ayudará a alcanzar esta eficiencia.

1.6 Estructura de este libro

Esta publicación está organizada de la siguiente manera. El capítulo 2 explica el origen de la gran
escala los vientos en nuestra atmósfera y presenta las principales leyes que impulsan la atmósfera
movimiento en la atmósfera libre. Además, la determinación de la densidad del aire es
dirigido. Chaps 3 - 5 presentan los perfiles verticales de viento y turbulencia sobre
Diferentes tipos de superficie. El Capítulo 3 revisa la meteorología clásica de la capa límite sobre
superficies de terreno planas y homogéneas Se enfatiza la extensión vertical de
perfiles de viento desde la capa superficial hacia la capa Ekman de arriba, ya que
Las turbinas eólicas MW alcanzan hoy bien esta capa. Esto incluye la descripción de
chorros nocturnos de bajo nivel, que conducen a máximos nocturnos en la conversión de energía eólica
Con grandes turbinas. Capas límite internas que se forman en los cambios escalonados de la superficie
Las propiedades, las capas de límite de bosque y las capas de límite urbano se abordan brevemente en

1 http://www.indea.org/home/index.php?option=comcontent&task=view&id=317&Itemid=43
(leer 14 de diciembre de 2011)
2 http://www.gwec.net/fileadmin/documents/Publications/GWEO%202010%20final.pdf (leer
14 de diciembre de 2011)
3 http://www.ewea.org/fileadmin/ewea_documents/documents/statistics/

EWEA_Annual_Statistics_2010.pdf (leer 14 de diciembre de 2011)

Página 19
1.6 Estructura de este libro 77

Al final de este capítulo. El capítulo 4 destaca las peculiaridades del flujo sobre complejos
terreno, especialmente de orografía. Las características básicas como la aceleración sobre colinas son
derivado utilizando un modelo analítico simple. Una descripción separada del flujo sobre este
El tipo de superficie es relevante, porque las áreas planas cercanas a la costa a menudo se utilizan suficientemente
hoy y los sitios más tierra adentro tienen que ser analizados para la producción futura de energía eólica.
El despliegue de turbinas lejos de las costas más cercanas a las urbanas e industriales.
Las áreas también ayudan a reducir la construcción de líneas eléctricas masivas que conectan la generación
y zonas de consumo. El último de estos tres capítulos sobre perfiles verticales, cap. 5 5
trata de un tipo de superficie que actualmente se está volviendo cada vez más importante: el
capa límite marina sobre la superficie del mar. La planificación de la gran eólica marina
Los parques requieren que se dedique un espacio considerable a este tipo de superficie. Capítulo 6 se ve
en las características y problemas que vienen con grandes parques eólicos sobre cualquiera de los
tipos de superficie mencionados anteriormente. Esto ya no es un tema meteorológico puro, porque
las propiedades de los aerogeneradores y su disposición espacial en el parque se convierten
importante también. Este capítulo presentará otro modelo analítico simple que
se puede usar para hacer primeras estimaciones sobre la influencia de la rugosidad superficial y térmica
estabilidad de la atmósfera, así como la influencia del coeficiente de empuje de las turbinas
y la distancia media de las turbinas dentro del parque eólico en la eficiencia general de
El parque eólico.
Los capítulos 3 - 6 terminan con un breve resumen de los aspectos principales que deben ser
tomado en cuenta desde un punto de vista meteorológico al planificar y ejecutar
turbinas de viento. El Capítulo 7 ofrece una perspectiva sobre posibles desarrollos futuros y
ciertas limitaciones a la conversión de energía eólica a gran escala. El apéndice A resume
los diferentes parámetros que se usan con frecuencia para describir las propiedades de
viento. Aquí, la distinción entre vientos medios y movimiento turbulento es intro-

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 16/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Se describen conceptos estadísticos y básicos. El apéndice B introduce en
técnicas para determinar la altura de la capa mixta: un parámetro de entrada en
Descripción de los perfiles de viento que se extienden por encima de la capa superficial, desde la superficie
teledetección basada. La teledetección basada en superficie se ha convertido hoy en día en un importante
herramienta para sondear las condiciones de la capa límite atmosférica.

Referencias

Ackermann, T., L. Söder: Energía eólica Tecnología de energía eólica y estado actual: una revisión.
Renovar. Sostener. Energía Rev. 4, 315–374 (2000)
Betz, A .: Wind-Energie und ihre Ausnutzung durch Windmühlen. Vandenhoeck y Ruprecht,
Gotinga. 64 S. (1926)
Brockhaus, FA Brockhaus Enzyklopädie. Vol. 24. Gütersloh (2001)
Burton, T., N. Jenkins, D. Sharpe, E. Bossanyi: Manual de energía eólica. Segunda edición, John
Wiley & Sons, 742 pp. (2011)
Castro, de C., M. Mediavilla, LJ Miguel, F. Frechoso: Global Wind Power Potencial: Físico
y límites tecnológicos. Política energética 39, 6677–6682 (2011)
CCSP: Programa de Ciencias del Cambio Climático de EE. UU. Producto de síntesis y evaluación 2.1a, julio de 2007
(2007) http://www.climatescience.gov/Library/sap/sap2-1/finalreport/sap2-1a-final-all.pdf
(leer 17 de diciembre de 2011)

Página 20
8 1. Introducción

DeBlieu, J .: Vom Wind. Wie die Luftströme Leben, Land und Leute prägen. Wilhelm Goldmann
Verlag, München (btb Taschenbuch 72611). 411 pp. (2000)
Emeis, S .: Teledetección basada en superficie de la capa límite atmosférica. Serie:
Biblioteca de Ciencias Atmosféricas y Oceanográficas, vol. 40. Springer Heidelberg, etc.
X + 174 pp. (2011)
Ender, C .: Uso de energía eólica en Alemania - Estado 30.06.2011. DEWI Mag. 39 , 40-49 (2011)
Hau, E .: Turbinas de viento. Springer Berlin. 624 pp. (2000)
Lange, M., U. Focken: Enfoque físico para la predicción de la energía eólica a corto plazo. Saltador
Berlina. 208 pp. (2006)
Lorenz, E .: Energía potencial disponible y mantenimiento de la circulación general. Tellus 7
271-281 (1955)
Miller, LM, F. Gans, A. Kleidon: Estimando la energía eólica máxima de la superficie terrestre global
extractabilidad y consecuencias climáticas asociadas. Syst tierra Dynam. 2, 1-12 (2011)
Neumann, F .: Die Windkraftmaschinen. Voigt Leipzig. 174 S. (1907)
Peixoto, JP, AH Oort: Física del clima. Springer Berlin, etc., 520 pp. (1992)
Petersen, EL, NG Mortensen, L. Landberg, J. Højstrup, HP Frank: Meteorología de energía eólica.
Parte I. Clima y turbulencia. Energía eólica, 1, 25-45 (1998a)
Petersen, EL, NG Mortensen, L. Landberg, J. Højstrup, HP Frank: Meteorología de energía eólica.
Parte II: Ubicación y modelos. Energía eólica, 1, 55-72 (1998b)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 17/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 21

Capitulo 2
Regímenes de viento

El origen principal de los vientos en la atmósfera de la Tierra y el potencial


La potencia disponible de estos vientos se ha descrito cualitativamente en la sección. 1.4.
Esta descripción general de las fuerzas impulsoras del viento tiene que llevarse a un
formulación matemática para cálculos precisos de carga de turbina y rendimiento energético
y predicciones Por lo tanto, este capítulo presentará las leyes básicas del viento en el libre
atmósfera. Perfiles de viento vertical en capas límite atmosféricas sobre diferentes
Los tipos de superficie se presentarán en los capítulos posteriores . 3 - 5 .

2.1 Circulación global

Los patrones de flujo y los vientos emergen de la superficie horizontal y atmosférica.


La temperatura contrasta en todas las escalas espaciales desde el tamaño global al local. A nivel mundial, el
El cinturón tropical y las latitudes más bajas de la Tierra son la principal región de entrada para la energía solar.
energía, mientras que las latitudes más altas y los polos son las regiones con un negativo
equilibrio energético, es decir, la Tierra aquí pierde energía a través de la radiación térmica. Oceano
las corrientes y la conducción del calor atmosférico no son suficientes para compensar esto
calentamiento diferencial del globo. La circulación atmosférica global tiene que tomar
terminado también. Las características principales de esta circulación atmosférica global son las Hadley
célula, la célula de Ferrel y la célula polar que se hacen visibles desde una altura de latitud
gráfico que muestra un promedio sobre todas las longitudes de los vientos en la troposfera y
estratosfera. La célula de Hadley exhibe una circulación térmica directa. Se eleva el aire caliente
cerca del ecuador, se mueve hacia los polos en lo alto y desciende en los subtropicales. los
La región de movimiento de hundimiento se caracteriza por grandes anticiclones en la superficie
campo de presión y desiertos. Del mismo modo, la célula polar exhibe una energía térmica directa.
circulación también. Aquí, el aire frío se hunde sobre los polos y se eleva a latitudes más altas.
Esta es la razón de la presión generalmente alta sobre los polos. En el medio
La célula de Hadley y la célula polar se encuentran en la célula de Ferrel térmicamente indirecta. Esta celda es
caracterizado por el aumento del aire más frío en latitudes más altas y el hundimiento del aire más cálido en el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 18/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 99


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8_2, © Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2013

Página 22
10 2 regímenes de viento

subtropicos. Esta circulación es indirecta y es el resultado del efecto integral sobre


todos los ciclones en movimiento en este cinturón de latitudes templadas. Efectivamente, el Ferrel
las células transportan aire más cálido hacia los polos cerca del suelo y aire más frío
hacia los trópicos en lo alto. Esta circulación indirecta es mantenida por el consumo de energía.
versiones de energía potencial en energía cinética en los ciclones en movimiento de la
latitudes templadas
El sistema de células recién descrito solo produciría vientos meridionales, es decir
vientos de sur a norte o viceversa. La rotación de la Tierra está modificando esto
sistema de circulación meridional por la fuerza de Coriolis. Los vientos hacia los polos obtienen un
componente del oeste, vientos hacia el ecuador un componente del este. Por lo tanto,
observamos principalmente vientos del oeste en el suelo en la celda de Ferrel mientras observamos
vientos del este en el suelo en la celda de Hadley y la celda polar. El norte
los vientos del este cerca del suelo de la celda de Hadley también se conocen como el comercio
vientos Estas celdas de viento globales tienen una escala espacial de aproximadamente 10,000 km. los
El sistema de viento global se modifica por los contrastes de temperatura entre
nents y los océanos circundantes y por una gran montaña orientada de norte a sur
rangos, en particular los de las costas occidentales de las Américas. Estas modificaciones
tener una escala espacial de unos 1.000 km. Incluso los sistemas eólicos terrestres más pequeños en
las zonas costeras pueden tener un orden de 100 km; sistemas de viento de montaña y valle pueden
ser aún más pequeño en el orden de varias decenas de kilómetros. Todos estos sistemas eólicos
Puede ser adecuado para la generación de energía eólica.
Mientras que los vientos alisios y los vientos en la célula polar exhiben bastante
regularidad y principalmente tienen variaciones estacionales, los vientos en la celda de Ferrel son
mucho más variable en espacio y tiempo. Velocidades del viento cercanas a la superficie en condiciones normales
Los ciclones pueden variar entre calma y aproximadamente 25 m / s en unas pocas horas. Viento
las velocidades en tormentas hibernales fuertes de las latitudes templadas pueden alcanzar aproximadamente
35–40 m / s mientras que las velocidades del viento en huracanes subtropicales alcanzan fácilmente más de
50 m / s. Las velocidades de corte del viento de las turbinas eólicas modernas están entre 25 y
30 m / s. Por lo tanto, fuertes tormentas en latitudes templadas pueden conducir a fases donde el
El potencial eólico ya no se puede utilizar. Estas tormentas hibernales son más probables en
Noroeste de Europa, noreste de Canadá, las costas del Pacífico de Canadá y
Alaska, así como los extremos meridionales de América del Sur, África y Australia.
Los huracanes se llaman tifones en el sudeste asiático y ciclones en la India. los
la ocurrencia de huracanes puede incluso amenazar la estabilidad de la construcción del
turbinas, porque pueden venir con velocidades del viento superiores a las enumeradas en la IEC
normas de diseño Los riesgos de huracán han sido investigados por Rose et al. ( 2012)
En particular, la planificación de parques eólicos marinos en áreas amenazadas por huracanes
Necesita atención especial. Según el mapa de riesgos naturales publicado por el
compañía de seguridad Munich Re, áreas propensas a huracanes son las partes del sur de
las costas del Pacífico y las costas atlánticas de los Estados Unidos y América Central,
India oriental y sudeste asiático, Madagascar y la mitad norte de Australia.
Hay vientos muy fuertes en escalas aún más pequeñas, como tormentas eléctricas.
arrebatos, torbellinos y tornados, pero su variabilidad y fuerza destructiva es

Página 23

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 19/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Circulación global 11

no apto para la generación de energía eólica. Más bien las turbinas tienen que ser construidas en un
de manera que puedan soportar estas fuerzas destructivas mientras se apagan. Ver también
Sectas 2.6 y 6.5 para riesgos de viento.

2.2 Fuerzas motrices

Las ecuaciones de los siguientes subcapítulos describen el origen y la magnitud.


de vientos horizontales en la atmósfera. Comenzaremos con el conjunto completo de básicos
ecuaciones en sectas. 2.2.1 y 2.2.2 y luego presentarán las simplificaciones habituales
que conducen a la descripción de vientos geostróficos y gradientes en la secta. 2.3.
Vientos geostróficos y gradientes, que soplan en la atmósfera libre por encima del
capa límite atmosférica, debe considerarse como la conducción externa relevante
forzar cualquier evaluación de potencial eólico y cualquier evaluación de carga. Variante vertical
Las variaciones en los vientos geostróficos y de gradiente se describen por los vientos térmicos.
introducido en la secta. 2,4.

2.2.1 Ecuación hidrostática

La explicación más básica del viento implica gradientes de calor horizontales. El sol
calienta la superficie de la Tierra de manera diferente según la latitud, la estación y la superficie
propiedades. Este calor se transporta hacia arriba desde la superficie hacia la atmósfera.
principalmente por flujos de calor sensibles y latentes turbulentos. Esto lleva a una temperatura horizontal
gradientes de temperatura en la atmósfera. La densidad del aire, y con esta densidad el
distancia vertical entre dos niveles dados de presión constante, depende del aire
temperatura. Una masa de aire más caliente es menos densa y tiene una distancia vertical mayor
entre dos superficies de presión dadas que una masa de aire más fría. La presión del aire está muy cerca.
relacionado con la densidad del aire. La presión del aire es una medida de la masa de aire por encima de un determinado
ubicación. La presión del aire disminuye con la altura. En ausencia de fuerte vertical
aceleraciones, la siguiente ecuación hidrostática describe esta disminución:

op gp
¼ Àgq ¼ À ð2.1Þ
onz RT

donde p es la presión del aire, z es la coordenada vertical, g es la gravedad de la Tierra, q es el aire


densidad, R es la constante de gas específica del aire y T es la temperatura absoluta del aire. Con
condiciones típicas cercanas a la superficie (T = 293 K, R = 287 J kg -1 K -1 , p = 1,000 hPa
y g = 9.81 ms -2 ) la presión del aire disminuye verticalmente en 1 hPa cada 8.6 m. En
condiciones invernales, cuando T = 263 K, la presión disminuye 1 hPa cada 7,7 m cerca del
superficie. A mayores alturas, esta disminución es menor porque la densidad del aire es

Página 24
12 2 regímenes de viento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 20/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 2.1 Gradientes de presión vertical en aire más cálido (derecha) y más frío (izquierda). Aviones simboliza
Niveles de presión constante. Los números dan presión de aire en hPa. Las letras mayúsculas indican alto (H) y
baja presión (L) en la superficie (letras inferiores) y en superficies de altura constante en altura (letras superiores).
Las flechas indican una circulación térmicamente directa.

disminuyendo con la altura también. A una altura de 5,5 km, la presión del aire es de aproximadamente
la mitad del valor de la superficie y, por lo tanto, la presión solo disminuye en 1 hPa cada
15 m. Una atmósfera (poco realista) a una densidad constante cercana a la superficie solo sería
8 km de altura!
La consecuencia de (2.1) es que la presión en las masas de aire caliente disminuye
más lentamente con altura que en masas de aire frío. Asumiendo una superficie constante
presión, esto daría como resultado gradientes de presión horizontal en altura. Una diferencia en
30 ° en la temperatura de la masa del aire causará un gradiente de presión de 1.36 hPa entre
El aire caliente y frío se acumula a 100 m sobre el suelo. Este gradiente de presión produce
vientos compensadores que tienden a eliminar estos gradientes. En realidad, superficie
la presión se hunde en la región más cálida ("calor bajo"). Esta situación se representa en
Fig. 2.1 . En una situación sin otras fuerzas de actuación (especialmente sin fuerzas de Coriolis
debido a la rotación de la Tierra) esto lleva a vientos que soplan de mayor a menor
presión. Tales vientos puramente impulsados por la presión se encuentran en tierra, mar y montaña.
sistemas de viento del valle. Este efecto básico se representa en el término III en el momento
ecuaciones presupuestarias que se presentarán en la siguiente sección.

2.2.2 Ecuaciones presupuestarias momentáneas para el viento

Una descripción matemática de los vientos se hace más fácilmente considerando el


impulso de equilibrio de la atmósfera. El momento es masa por velocidad. los
las ecuaciones de presupuesto de impulso son un conjunto de ecuaciones diferenciales que describen

Página 25
2.2 Fuerzas motrices 13

Tabla 2.1 Latitud


Latitud (en grados) Parámetro de Coriolis en s -1
parámetro de Coriolis dependiente
30 0.727 9 10 -4
f en s -1 para el norte
hemisferio. Los valores en 40 0.935 9 10 -4
ambas columnas son negativas para 50 1.114 9 10 -4
el hemisferio sur 60 60 1.260 9 10 -4

aceleración de los tres componentes del viento. En forma completa específica de masa, ellos
leer (específico de masa significa que estas ecuaciones se formulan por unidad de masa, el
El momento específico de la masa tiene la dimensión física de una velocidad. por lo tanto, nosotros
diga viento en lugar de impulso en lo siguiente):

!
UNED 1 op v
þ v! ru þ À fv þ f à w CV þ F x ¼ 0 ð2: 2Þ
Antiguo Testamento
q buey r

!
ov 1 op v
þ v! rv þ þ fu Æu þ F y ¼ 0 ð2: 3Þ
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 21/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Antiguo Testamento
q oy r
Ay 1 op
þvrw þ Àg ÀfÃu þ F z ¼ 0 ð2: 4Þ
Antiguo Testamento
q onz
yo II III IV V VI VII

donde u es el componente del viento que sopla en dirección x positiva (positivo en


dirección hacia el este), v es el componente en dirección y (positivo hacia el norte
dirección) yw es el viento vertical (positivo hacia arriba). El vector del viento es
v! ¼ ðu; v; wÞ, el parámetro horizontal de Coriolis es f = 2X sinu donde X es el
velocidad de rotación de la Tierra yu es la latitud (ver Tabla 2.1 ), la vertical
El parámetro de Coriolis es f * = 2X cosu, r es el radio de curvatura y F x , F y y F z
son los tres componentes de las fuerzas de fricción, que se especificarán más adelante. los
Eqs. ( 2.2 ) - ( 2.4), que se denominan ecuaciones de movimiento eulerianas en meteorología,
son una forma especial de las ecuaciones de Navier-Stokes en hidrodinámica.
Término I en las ecuaciones. ( 2.2) - ( 2.4) se llama término de inercia o almacenamiento, describe el
variación temporal de los componentes del viento. El término no lineal II expresa el
interacción entre los tres componentes del viento. El término III especifica lo anterior
mencionada fuerza de presión. Término IV, que está presente en (2.4 ) solo, da el
influencia de la gravitación de la Tierra. El término V denota la fuerza de Coriolis debido a la
Tierra giratoria. El término VI describe la fuerza centrífuga en movimientos no rectos
alrededor de la presión máxima y mínima (el signo superior es válido para flujos alrededor
bajos, el signo más bajo para flujos alrededor de sistemas de alta presión). El último término VII
simboliza las fuerzas de fricción debido a la viscosidad turbulenta del aire y la superficie
fricción.
Los términos en ( 2.2 ) - ( 2.4) pueden tener diferentes magnitudes en diferentes climas
situaciones y un análisis de escala para un tipo de movimiento dado puede llevar a descartar

Page 26
14 2 regímenes de viento

Algunos. Casi siempre, los términos que contienen f * se descartan porque


son muy pequeños en comparación con todos los demás términos en la misma ecuación. En mayor escala
el término de mociones VI siempre se descuida también. El término VI solo es importante en torbellino
vientos y cerca del centro de sistemas de alta y baja presión. Mirando a la
solo aceleración vertical (ecuación (2.4 )), los términos III y IV son dominantes. Igualar
estos dos términos en (2,4) conduce a la ecuación hidrostática ( 2.1) encima.
Solo hay una fuerza impulsora en las ecuaciones. ( 2.2 - 2.4): la presión mencionada anteriormente
fuerza expresada por el término III. La fuerza exterior constante debido a la gravedad de
La Tierra (término IV) evita que la atmósfera escape al espacio. Lo único
La fuerza de frenado es la fuerza de fricción en el término VII. Los otros términos (II, V y VI) solo
redistribuir el impulso entre los tres diferentes componentes del viento.
Por lo tanto, a veces los términos V y VI se denominan "fuerzas aparentes". En el caso especial
cuando todos los términos II a VII desaparecerían simultáneamente o cancelarían cada uno
otro perfectamente, el aire se movería inercialmente a velocidad constante. Esta es la razón
por qué el término I a menudo se llama término inercial.

2.3 Vientos geostróficos y vientos de gradiente

El equilibrio de fuerzas más fácil y fundamental se encuentra en la tropo libre.


esfera por encima de la capa límite atmosférica, porque las fuerzas de fricción son negativas
Ligible allí. Por lo tanto, nuestro análisis se inicia aquí para vientos a gran escala en la zona libre.
troposfera. Las fuerzas de fricción en el término VII en las ecuaciones. (2.2 2.2- 2.4) puede ser descuidado
por encima de la capa límite atmosférica. El plazo VI también es muy pequeño y despreciable
lejos de presiones máximas y mínimas. Lo mismo se aplica al término II para grandes

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 22/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
movimientos
muestra que eldeequilibrio
escala condepequeños
presión ygradientes horizontales
forzamiento de Corioliseneselelcampo de viento. Un análisis de escala
dominante
característica y el término inercial también puedo ser descuidado. Esto lleva a lo siguiente
dos ecuaciones:

op
Àqfu g ¼ ð2: 5Þ
oy

op
qfv g ¼ ð2: 6Þ
buey

siendo u g y v g los componentes de este viento de equilibrio, que generalmente es


llamado viento geostrófico en meteorología. El viento geostrófico es únicamente disuasorio
minado por el gradiente de presión horizontal a gran escala y el dependiente de la latitud
Parámetro de Coriolis, este último en el orden de 0.0001 s -1 (ver Tabla 2.1 para
algunos valores de muestra). Porque el término VII había sido descuidado en la definición del
viento geostrófico, fricción superficial y la estabilidad atmosférica de la atmósfera.
la capa límite no tiene influencia en la magnitud y dirección de la geostrófica
viento. El módulo del viento geostrófico dice:

Página 27
2.3 Vientos geostróficos y viento de gradiente 15

q ffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
v g¼ u2 ð2: 7Þ
g þ v 2 sol

El viento geostrófico sopla paralelo a las isobaras del campo de presión en


superficies de altura constante. Siguiendo las ecuaciones. (2.5 ) y ( 2.6 ), una presión horizontal
gradiente de aproximadamente 1 hPa por 1,000 km conduce a una velocidad del viento geostrófica de aproximadamente
1 m / s. En el hemisferio norte, el viento geostrófico sopla en sentido antihorario
alrededor de sistemas de baja presión y en sentido horario alrededor de sistemas de alta presión. En el
hemisferio sur el sentido de rotación es opuesto.
Término VI en las ecuaciones. (2.2 2.2- 2.4 ) no es despreciable en caso de curvatura considerable
isobaras El viento de equilibrio es el llamado viento de gradiente en este caso:

!
op qu v
Àqfu ¼ Æ ð2: 8Þ
oy r

!
op qv v
qfv ¼ C ð2: 9Þ
buey r

Una vez más, el signo superior es válido para flujos alrededor de mínimos, el signo inferior para
fluye alrededor de sistemas de alta presión. El viento de gradiente alrededor del sistema de baja presión
tems es un poco más bajo que el viento geostrófico (porque la fuerza centrífuga y
la fuerza del gradiente de presión es opuesta entre sí), mientras que el gradiente se enrolla
Los sistemas de alta presión son un poco más altos que el viento geostrófico (aquí centrífugo
La fuerza y la fuerza del gradiente de presión son unidireccionales).
A veces, en raras ocasiones, la curvatura de las isobaras puede ser tan fuerte que
la fuerza centrífuga en el término VI es mucho mayor que la fuerza de Coriolis en el término V
que se forma un viento de equilibrio que se rige por las fuerzas de presión y
solo fuerzas centrífugas. Este viento, llamado viento ciclostrófico por meteorólogos,
se encuentra en vientos torbellinos y tornados.
El viento geostrófico y el viento de gradiente no son independientes de la altura en
realidad. Los gradientes de temperatura horizontal en niveles de presión constante conducen a
gradientes verticales en estos vientos. La diferencia de viento entre los geostróficos
vientos o vientos de gradiente a dos alturas diferentes se llama viento térmico.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 23/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
2.4 Vientos térmicos
Lo presentamos en la secta. 2.3 el viento geostrófico como la opción más simple para el
que gobierna el forzamiento a gran escala del campo de viento cercano a la superficie. El viento geostrófico
Es un viento idealizado que se origina en el equilibrio entre la presión.
fuerza de gradiente y fuerza de Coriolis. Hasta ahora siempre hemos anticipado un baro-
atmósfera tropical dentro de la cual el viento geostrófico es independiente de la altura,
porque asumimos que los gradientes de presión horizontal en el término III de ( 2.2 ) y
( 2.3) son independientes de la altura. Esto no es necesariamente cierto en la realidad y el

Página 28
dieciséis 2 regímenes de viento

la desviación de un viento geostrófico independiente de la altura puede dar un adicional


contribución al perfil vertical del viento también. El gradiente de presión horizontal
se vuelve dependiente de la altura en una atmósfera con un clima horizontal a gran escala
gradiente de peratura. Tal atmósfera se llama baroclínica y la diferencia en el
El vector de viento entre vientos geostróficos a dos alturas se llama viento térmico. los
la atmósfera real es casi siempre al menos ligeramente baroclínica, por lo tanto, el viento térmico
Es un fenómeno general.
Los vientos térmicos no dependen de las propiedades de la superficie. Para que puedan aparecer sobre todos
tipos de superficie abordados en capítulos. 3 - 5 .
Diferenciación de la ecuación hidrostática ( 2.1 ) con respecto a y y diferencia
entiación de la ecuación de definición para la componente u del viento geostrófico
( 2.5) con respecto a z leads después de la introducción de un promedio vertical
temperatura T M a la siguiente relación para el cambio de altura del oeste-este
componente de viento u:

UNED sol oT M
¼À ð2: 10Þ
onz fT M oy

Integración posterior sobre la coordenada vertical desde la longitud de rugosidad


z 0 a una altura z da finalmente para el componente de viento oeste-este a la altura z:

gðz À z 0 Þ oT M
uðzÞ ¼ uðz 0 Þ À ð2: 11Þ
fT M oy

La diferencia entre u (z) yu (z 0 ) es la componente u del viento térmico.


Se puede derivar una ecuación similar para la componente de viento sur-norte v a partir de las ecuaciones.
( 2.1) y ( 2.6):

gðz À z 0 Þ oT M
vðzÞ ¼ vðz 0 Þ þ ð2: 12Þ
fT M buey

Siguiendo ( 2.10 ) y (2.11 ), el aumento de la componente de viento oeste-este con


la altura es proporcional a la disminución sur-norte del promedio vertical
temperatura en la capa entre z 0 y z. Del mismo modo, ( 2.12 ) nos dice que el sur–
componente de viento del norte aumenta con la altura bajo la influencia de un oeste-este
aumento de temperatura Por lo general, tenemos temperaturas decrecientes cuando viajamos hacia el norte
en el cinturón de viento del oeste de las latitudes templadas en el hemisferio norte, así que
generalmente tienen un viento del oeste que aumenta verticalmente en el hemisferio norte.
Ecuaciones ( 2.11 ) y ( 2.12) permiten una estimación de la magnitud de la
cizalladura vertical del viento geostrófico, es decir, el viento térmico de gran escala
gradiente de temperatura horizontal. El factor constante g / (fT M ) es de aproximadamente 350 m / (s K).
Por lo tanto, un gradiente de temperatura sur-norte bastante realista de 10-5 K / m (es decir,
10 K por 1000 km) conduce a un aumento vertical no despreciable del oeste-este
componente del viento de 0,35 m / s por 100 m de diferencia de altura.
El viento térmico también da la explicación de los vientos que giran verticalmente.
durante episodios de aire frío o advección de aire caliente. Imagina que sopla un viento del oeste
de una región más fría a una más cálida. Ecuación (2.12) entonces da un aumento en el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 24/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 29
Vientos termales 17

componente de viento sur-norte con altura en esta situación. Esto lleva a un respaldo
del viento con altura. En el caso opuesto de advección de aire caliente, el viento gira
con altura

2.5 Vientos de capa límite

La velocidad del viento en la capa límite atmosférica debe disminuir a cero hacia
La superficie debido a la fricción de la superficie (condición antideslizante). El atmosférico
La capa límite se puede dividir principalmente en tres capas en la vertical. los
la capa más baja que tiene solo unos pocos milímetros de profundidad es laminar y no tiene relevancia
para aplicaciones de energía eólica. Luego sigue la capa superficial (también llamada constante-
capa de flujo o capa de Prandtl), que puede tener hasta unos 100 m de profundidad, donde el
Las fuerzas debidas a la viscosidad turbulenta del aire dominan, y dentro de las cuales el viento
la velocidad aumenta fuertemente con la altura. La tercera y la capa superior, que generalmente
cubre el 90% de la capa límite, es la capa Ekman. Aquí, el rotacional
La fuerza de Coriolis es importante y provoca un giro de la dirección del viento con la altura.
La profundidad de la capa límite generalmente varía entre aproximadamente 100 m en la noche con
vientos bajos y alrededor de 2-3 km durante el día con fuerte irradiación solar.
Análisis a escala de las ecuaciones de impulso. (2.2 2.2- 2.4) para la capa límite muestra el
dominio de los términos III, V y VII. A veces, para vientos bajos en pequeña escala
movimientos y cerca del ecuador, la fuerza de presión (término III) es la única fuerza y un
se desarrolla el llamado viento de Euler, que sopla desde una presión más alta hacia una más baja
presión. Tales flujos casi sin fricción rara vez aparecen en la realidad. Por lo general, un equi-
El librio entre la fuerza de presión y las fuerzas de fricción (términos III y VII) es
observado en la capa de Prandtl, y un equilibrio entre la fuerza de presión, la
La fuerza de Coriolis y las fuerzas de fricción (términos III, V y VII) se observan en el
Capa de Ekman. El viento de capa de Prandtl a veces se llama viento antitriptico. No
ecuación para los vientos antitripticos análogos a (2.5 , 2.6 ) o ( 2.8, 2,9) está disponible, ya que
ni el término III ni el término VII contienen explícitamente la velocidad del viento.
La capa de Prandtl se caracteriza por gradientes de viento verticales. La discusión de
Las leyes de viento de capa de Prandtl que describen estos gradientes verticales de velocidad del viento son
pospuesto a Cap. 3. Los gradientes verticales son mucho más pequeños en la capa de Ekman,
para que tenga sentido mirar dos casos especiales de (2.2 2.2) y ( 2.3) en el
sección siguiente.
En una capa estacionaria de Ekman, los términos III, V y VII se equilibran entre sí,
porque termino me desvanece. Esta capa lleva el nombre del físico sueco y
el oceanógrafo W. Ekman (1874–1954), quien por primera vez obtuvo mate-
matemáticamente la influencia de la rotación de la Tierra en los flujos marinos y atmosféricos.
Una característica prominente del viento en la capa de Ekman es el giro de la dirección del viento con
altura.

Página 30
18 años 2 regímenes de viento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 25/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Los perfiles verticales de estas capas límite se enrollan sobre diferentes tipos de superficie.
será analizado con más detalle en los próximos Chaps. 3- 5.

2.6 Ráfagas de tormenta y tornados

Hay vientos fuertes que no se pueden utilizar para generar energía eólica, porque
son de corta duración y raros en tiempo y lugar, de modo que su ocurrencia es casi
impredecible. El más destacado entre estos fenómenos son las ráfagas de tormenta
y tornados. Los tornados en alta mar se llaman trombas marinas. Pueden ser tan violentos
que pueden dañar las turbinas eólicas. Por lo tanto, la probabilidad de su ocurrencia
y, sin embargo, su posible fuerza debe investigarse durante el proceso
dure de turbina eólica sentado.
Mientras que los tornados en tierra se forman principalmente por la tarde y al anochecer en
frentes fríos o con grandes tormentas eléctricas cuando el calentamiento de la superficie es máximo,
las trombas marinas son más frecuentes en la mañana y alrededor del mediodía cuando el
La inestabilidad de la capa límite marina es más fuerte debido al mar casi constante
temperaturas superficiales (SST) y enfriamiento del aire en el aire durante la noche (Dotzek et al.
2010) Sin embargo, el ciclo estacional es diferente. Los tornados terrestres son más frecuentes
a menudo ocurren a fines de primavera y verano. Las trombas marinas alcanzan su punto máximo a finales
verano y principios de otoño. En esta temporada, la temperatura de la superficie del mar es poco profunda
las aguas costeras siguen siendo altas, mientras que las primeras ráfagas otoñales de aire frío del
las regiones polares pueden conducir a una capa límite marina inestable favorable para
formación de tromba marina (Dotzek et al. 2010)
Aunque las características de la formación de tornados se entienden en principio
hoy, la predicción de su ocurrencia real sigue siendo difícil porque una variedad
de diferentes condiciones favorables deben cumplirse simultáneamente. En general,
siguiendo a Houze (1993 ) y Doswell ( 2001), la formación de tornados depende en gran medida
en las siguientes condiciones:

• inestabilidad (potencial) con masas de aire seco y frío por encima de una capa límite
tapado por una capa estable que evita la liberación prematura de la inestabilidad;
• un alto nivel de humedad en la capa límite que conduce a bases de nubes bajas;
• fuerte cizalladura vertical del viento (en particular para tormentas mesociclónicas);
• vorticidad vertical de la capa límite preexistente (en particular para
convección mesociclónica).

Se da una estimación aproximada de la frecuencia con que un tornado puede golpear un gran parque eólico en
Secta. 6.5 .

Page 31
2.7 Densidad del aire 19

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 26/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Fig. 2.2 Densidad del aire cerca de la superficie en función de la temperatura del aire y la presión de la superficie.

2.7 Densidad del aire

Además de la velocidad del viento, el contenido de energía cinética de la atmósfera también depende
linealmente en la densidad del aire (véase la ecuación ( 1.1 )). Densidad del aire cerca de la superficie, q es un directo
función de la presión superficial atmosférica, p y una función inversa de la temperatura del aire
peratura, T. Tenemos de la ecuación de estado para gases ideales:

pag
q¼ ð2: 13Þ
RT

donde R = 287 J kg -1 K -1 es la constante de gas universal. Ecuación (2.13 ) es


equivalente a la ecuación hidrostática ( 2.1 ) anterior. La Figura 2.2 muestra la densidad del aire para
valores comunes de temperatura superficial y presión superficial. los
La figura ilustra que la densidad del aire puede ser bastante variable. Un invierno frío alto
La situación de presión podría venir fácilmente con una densidad de alrededor de 1,4 kg / m 3 , mientras que un
La situación de baja presión cálida exhibe una densidad de aire de aproximadamente 1.15 kg / m 3 . Esto es un
diferencia en el orden del 20%.
La figura 2.2 es válida para una atmósfera seca. Por lo general, el ambiente no es bueno.
completamente seco y debe considerarse el efecto modificador de la humedad atmosférica.
El aire húmedo es menos denso que el aire completamente seco. Los meteorólogos han inventado el
definición de una temperatura artificial que se llama temperatura virtual. los
temperatura virtual, T v es la temperatura que debe tener una masa de aire completamente seca
tener para tener la misma densidad que el aire húmedo a la temperatura real,
T. La temperatura virtual se define como:

T v ¼ Tð1 þ 0: 609qÞ ð2: 14Þ

donde q es la humedad específica de la masa de aire dada en kg de vapor de agua por kg


de aire húmedo Las temperaturas en la ecuación. ( 2.14) debe darse en K. La diferencia
entre la temperatura real y la virtual es pequeña para masas de aire frío y baja
humedad específica, pero puede ser de varios grados para masas de aire cálido y muy húmedo.
La Figura 2.2 se puede usar para estimar la densidad del aire de las masas de aire húmedo, si el

Página 32
20 2 regímenes de viento

Fig. 2.3 Incremento de temperatura virtual Tv – T en K en función de la temperatura del aire y relativa
humedad para una presión de aire de 1,013.25 hPa

la temperatura en la figura 2.2 se reemplaza por la temperatura virtual. La figura 2.3 da el


Incremento T v- T por el cual la temperatura virtual es más alta que el aire real
temperatura en función de la temperatura y la humedad relativa del aire para un aire

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 27/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
presión de 1,013.25 hPa.
La figura 2.3 muestra que el incremento de temperatura virtual siempre es inferior a 1 K
para temperaturas por debajo del punto de congelación, pero alcanza, por ejemplo, 5 K para saturado
aire húmedo a 30 ° C. El incremento de temperatura virtual disminuye ligeramente con
aumento de la presión del aire. Un aumento del 1% en la presión del aire (10 hPa) conduce a un 1%
disminución en el incremento de temperatura virtual. Por lo tanto, la determinación de la exacta
la densidad de una masa de aire requiere la medición de la presión del aire, la temperatura del aire
y humedad.
La densidad del aire disminuye con la altura, porque la presión del aire disminuye con la altura como
dado en ( 2.1) Pasamos de ( 2.1 ) a ( 2.13 ) (Ackermann y Söder 2000):

pr Àgðz À z r Þ
qðzÞ ¼ Exp ð2: 15Þ
RT RT

p r es la presión del aire a un nivel de referencia z r y T es la temperatura media vertical


de la capa sobre la cual se calcula la disminución de la densidad. La temperatura es
disminuyendo con la altura también; por lo tanto, la ecuación2.15 ) solo debe usarse para
Pequeños intervalos verticales.

Referencias

Ackermann, T., L. Söder: Tecnología de energía eólica y estado actual: una revisión. Renovar. Sostener.
Energía Rev. 4, 315–374 (2000)
Doswell, CA, (Ed.): Tormentas convectivas severas. Meteorito. Monogr. 28 (50), 561 págs. (2001)

Page 33
Referencias 21

Dotzek, N., S. Emeis, C. Lefebvre, J. Gerpott: trombas marinas sobre el norte y el mar Báltico:
Observaciones y climatología, predicción e informes. Meteorol Z.19,115-129 (2010)
Houze, RA: Dinámica de la nube. Academic Press, San Diego, 570 pp. (1993)
Rose, S., P. Jaramillo, MJ Small, I. Grossmann, J. Apt: Cuantificando el riesgo de huracán para
turbinas eólicas en alta mar. PNAS, publicado antes de la impresión el 13 de febrero de 2012, doi:10.1073 /
pnas.1111769109 (2012) 2

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 28/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

34

Capítulo 3
Perfiles verticales sobre terreno plano

Este capítulo presentará las leyes básicas para la forma de la vertical


perfiles de velocidad del viento y turbulencia en una atmósfera plana, horizontalmente homogénea
capa límite esférica (ABL) sobre tierra, porque este es el tipo de superficie más simple.
Ver cap. 4 para terrenos complejos estructurados orográficamente y Cap. 5 para el
ABL marino. La ABL es la parte inferior de la troposfera y, por esta, la más baja.
capa de la atmósfera en su conjunto. En contraste con la atmósfera libre de arriba,
que se había introducido en el cap. 2 , la presencia de la Tierra subyacente
la superficie tiene una influencia medible en el ABL. Es la única parte de la atmósfera.
Esfera donde las fuerzas de fricción juegan un papel importante, y donde la temperatura
y la estabilidad atmosférica puede exhibir variaciones diurnas y anuales. El ABL actúa
como una especie de agente que comunica el transporte de energía, impulso y
otras sustancias entre la superficie de la Tierra y la atmósfera libre, es decir, el ABL
está dominado por los flujos verticales de estas variables. Estos flujos tienen su mayor
cantidades directamente en la superficie y desaparecer en la parte superior de la ABL. Vamos a con-
centrarse aquí en perfiles verticales de viento y turbulencia, porque estos son los más
importante característica ABL para la generación de energía a partir del viento. Mas general
Las descripciones de la ABL se pueden encontrar en Stull (1988), Arya ( 1995).), Garratt ( 1992 )
y otros libros Debido a que el ABL envuelve toda la Tierra, a menudo también se le llama
capa límite planetaria (PBL).
Las leyes de perfil de velocidad del viento para el ABL forman la base de la interpolación vertical.
Lación y / o extrapolación de las alturas de capa de medición o modelo a la altura del cubo
u otras alturas en el plano del rotor de una turbina eólica. Las leyes de perfil también indican
la cizalladura vertical del viento que debe esperarse a través del plano del rotor de una turbina.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 29/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Las crecientes alturas de los cubos de los aerogeneradores modernos requieren una investigación cuidadosa
de la estructura vertical de la capa límite para describir los perfiles de viento
correctamente. Las alturas de los cubos de 80 my más usualmente están por encima de la capa superficial que
forma aproximadamente una décima parte de la profundidad de la capa límite total. Ley de poder simple
o los perfiles logarítmicos son estrictamente válidos solo en la capa superficial.
La superficie de la Tierra es un lugar donde se generan turbulencias, generalmente es un sumidero
para el impulso atmosférico y una fuente o un sumidero para el calor y la humedad.
Por lo tanto, encontramos en el ABL menos impulso pero más turbulencia y diferentes

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 23


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8_3, © Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2013

Página 35
24 3 perfiles verticales sobre terreno plano

concentraciones de calor y humedad que en la atmósfera libre anterior. La detección


de los perfiles verticales de las variables atmosféricas recién mencionadas pueden ayudar a
Identificar la estructura vertical y la extensión de la ABL.
Se pueden distinguir tres tipos principales de ABL: (1) si la entrada de calor de
a continuación domina encontramos una capa límite convectiva (CBL), (2) si la atmósfera
se enfría desde abajo encontramos una capa límite estable (SBL), y (3) si el flujo de calor
en la superficie inferior se está desvaneciendo y las fuerzas de corte dinámicas están dominando, nosotros
encuentre una capa límite neutral o dinámica. Comenzaremos con el director
Descripción de la estructura vertical de estos tres tipos de ABL en la sección a continuación.
La estructura vertical de estos tres tipos de ABL depende adicionalmente de un gran
extensión en el tipo y textura de la superficie subyacente. Su forma, aspereza, albedo,
El contenido de humedad, la emisividad de calor y la capacidad de calor determinan el impulso y
intercambio de energía entre la superficie y la atmósfera. La extensión vertical de la
ABL está determinado principalmente por la generación de energía cinética turbulenta en y el
entrada de calor desde la superficie inferior. Los siguientes capítulos y secciones serán
presentar algunas de las características más importantes de la ABL con respecto a la
características de la superficie como se encuentran, por ejemplo, dentro de la capa límite urbana (UBL, Sección 3.7 ) o
la capa límite marina (MBL, cap. 5) En teoría, estas características solo
aparece si el flujo está en equilibrio con la superficie subyacente. Cada vez que el
El flujo atmosférico horizontal cruza un límite desde un tipo de superficie o subtipo hasta
el siguiente se forma una nueva capa límite interna que eventualmente, si no más
se produce un cambio en las condiciones de la superficie: alcance un nuevo equilibrio. Perfiles de viento
dentro de los límites internos las capas se presentan en la sección. 3.5.
La estructura más simple del ABL se encuentra sobre plano, horizontalmente homogéneo
terreno con tipo de suelo y uso del suelo uniformes y una distribución uniforme de la rugosidad
elementos. Su estratificación vertical en la subcapa de rugosidad, subflujo de flujo constante
La capa (capa de Prandtl) y la capa de Ekman se representan en la figura 3.1 .. La evolución de la
La ABL de terreno plano está determinada principalmente por la variación diurna de la bola de energía.
Ance de la superficie de la Tierra. Durante el día, cuando el sol calienta el suelo, un
la capa límite convectiva (CBL) está creciendo debido a la entrada de calor desde abajo
que genera convección térmica. El CBL está dominado por una vertical intensa.
mezcla y, por lo tanto, pequeños gradientes verticales. Durante la noche cuando la tierra se enfría
Debido a la emisión de radiación de onda larga, se forma un nuevo SBL nocturno cerca del
tierra (ver Fig. 3.2) El SBL se caracteriza por una baja intensidad de turbulencia y
Grandes gradientes verticales. Si las nubes, el viento y la precipitación anulan la influencia de
Radiación de onda corta y onda larga, el ABL es aún más simple y neutral
capa límite con casi ninguna forma de variación diurna. Su profundidad es entonces principalmente
determinado por la magnitud de la cizalladura del viento dentro de él y por la advección de
masas de aire más cálidas o más frías en altura con su propia estratificación térmica prescrita.
Aparte de una subcapa viscosa o laminar directamente encima de la superficie que es solo
unos pocos milímetros de profundidad (demasiado poco profunda como para mostrarse en la Fig. 3.1), tenemos dos
compartimentos principales de la ABL que deben distinguirse por el equilibrio de
fuerzas dentro de ellos: (1) la capa de superficie (Prandtl) o capa de flujo constante y (2) la
Capa de Ekman. Comenzaremos con las conocidas relaciones para la superficie (Prandtl)
capa.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 30/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 36
3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl) 25

Fig. 3.1 Capas verticales en la capa límite atmosférica sobre terreno plano homogéneo

Fig. 3.2 Variación diurna de la estructura vertical de la ABL sobre terreno plano desde el mediodía hasta el mediodía.

3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl)

Las turbinas eólicas terrestres más pequeñas y antiguas con alturas de punta inferiores a unos 100 m son
generalmente completamente inmerso en la capa de Prandtl. La ubicación de estas turbinas requiere
conocimiento principalmente de las relaciones bastante simples y conocidas que se dan a continuación en
esta secta 3.1. La ubicación de turbinas más grandes con alturas de punta superiores a unos 100 m.
requiere información sobre las leyes del viento en la capa Ekman también. Estas características
se presentan en la sección posterior . 3.2.

Page 37
26 3 perfiles verticales sobre terreno plano

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 31/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
La capa de Prandtl o capa superficial o capa de flujo constante se define como meteoro-
lógicamente como esa capa donde los flujos verticales turbulentos de impulso, calor y
la humedad se desvía menos del 10% de sus valores de superficie y donde la influencia
de la fuerza de Coriolis es insignificante. Por lo general, esta capa cubre solo el 10% del total
ABL profundidad. Aunque esta definición parece ser una paradoja porque la turbulencia
los flujos verticales tienen sus mayores gradientes verticales solo en la superficie, el concepto
de la capa de flujo constante ha demostrado ser una herramienta poderosa para describir la propiedad
erties de esta capa.
Comenzamos a derivar las ecuaciones de viento básicas para esta capa estipulando un
flujo de momento verticalmente constante, es decir, suponiendo un flujo medio estacionario en x-
dirección y homogeneidad horizontal [sin derivaciones ni en viento (x) ni en
dirección del viento cruzado (y)]. Esto simplifica las ecuaciones de movimiento (2.2 2.2) - ( 2.4 ) a:

UNED
KM ¼ const ¼ u 2 UNA ð3.1Þ
onz

donde u * es la velocidad de fricción definida en (3.2 ) y K M es el turbulento vertical


coeficiente de cambio por impulso, que tiene el efecto y el físico
dimensión de una viscosidad. K M aparece cuando se reemplaza F x en el término VII de la ecuación. ( 2.2 )
usando F x = q / qz (K M qu / qz). Se da una especificación de K M para la estratificación neutral
al comienzo de la secta. 3.1.1.1 y para la estratificación no neutral en la ecuación. (6.9 ). los
la velocidad de fricción se puede estimar a partir de perfiles de viento logarítmicos medidos por
inversión de la ecuación. 3.4 o puede derivarse de la fluctuación del viento de alta resolución
mediciones con un anemómetro sónico en la capa de Prandtl:
1

44

u à ¼ u 0 w 02 þ v 0 w 02 ð3.2Þ

donde u 0 denota la fluctuación turbulenta de 10 Hz del componente de viento Oeste-Este-


nent, v 0 la fluctuación de la componente Sur-Norte, y w 0 la fluctuación de la
componente vertical
En casos donde las mediciones de fluctuación turbulenta de alta resolución y viento
los datos del perfil no están disponibles, la velocidad de fricción también se puede inferir a partir de
ley de resistencia geostrófica que relaciona la velocidad de fricción u * con el módulo, G de
la velocidad del viento geostrófico [ver Eqs. (2.5 ) y (2.6)] que representa a gran escala
Fuerza gradiente de presión. La ley de resistencia geostrófica se lee (Zilitinkevich 1975):

tu à j j
CD¼ ¼ r ffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
2 ¼ r ffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
2 ð3.3Þ
sol
En fzti 0Ã À A þB 2 En fzG 0 C En C D À A þB 2

donde C D es el coeficiente de arrastre geostrófico, z 0 es la longitud de rugosidad del


superficie introducida en la ecuación. (3.6) y A y B son dos parámetros empíricos que
dependen principalmente de la estabilidad térmica de la atmósfera (ver Zilitinkevich
1975; Hess y Garratt 2002 o Peña et al. 2010b para más detalles). La velocidad de fricción
calculado a partir de (3,3) es una velocidad de fricción promedio a gran escala, porque la geo-
La velocidad del viento estrófica es una característica a gran escala que representa una escala horizontal del

38
3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl) 27

Fig. 3.3 Relación entre la velocidad del viento geostrófico, G y la velocidad de fricción, u * usando el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 32/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Ley de resistencia geostrófica simplificada ( 3.4 ) con A * = 3.8 para tierra adentro y A * = 4.7 para costa afuera
condiciones

orden de unos 100 km. Lamentablemente, la ecuación. 3.3 es una relación implícita, porque el
La velocidad de fricción aparece a ambos lados del signo igual. Por lo tanto, simplificaciones
de esta ley de arrastre han sido sugeridas, por ejemplo, por Jensen (1978 ). Aquí sugerimos un
simplificación similar que también se ha utilizado en Emeis y Frandsen ( 1993)
Descuidar B y formar un nuevo parámetro A * = A - ln C D da:

tu à j
¼ ð3.4Þ
sol En fzG0 À A Ã

La ecuación 3.4 se puede resolver fácilmente para la velocidad de fricción si el módulo de la


Se conoce la velocidad geostrófica del viento, G y el parámetro A *. Debido a lo dado
elección de A *, el parámetro A * depende de la estabilidad y de la rugosidad de la superficie.
A *, A y B son parámetros empíricos que deben estimarse a partir de
datos de aseguramiento. Hess y Garratt ( 2002) han enumerado varias estimaciones. Ellos
sugerir, como la mejor aproximación a constante, homogéneo, neutro, barotrópico (no
viento térmico) condiciones atmosféricas que podrían encontrar, es decir, casi neutro,
ABL casi barotrópico en latitudes medias y altas, para elegir A = 1.3 y B = 4.4.
Usando estos dos valores, obtenemos A * = 3.7 para una longitud de rugosidad de 0.1 m (tierra adentro)
y A * = 4.5 para una longitud de rugosidad de 0.0001 m (en alta mar). Peña y cols. (2010a , b )
elija A = 1.7 y B = 5 para estar cerca de los valores utilizados por el atlas de viento
programa WAsP (Troen y Petersen 1989 ). Esto da A * = 3.8 para tierra y
A * = 4.7 para condiciones en alta mar. La diferencia entre costa adentro y costa afuera
condiciones usando la ley de arrastre simplificada (3.4 ) se ilustra en la Fig. 3.3 .
Tenga en cuenta que los parámetros G y f son parámetros externos en la ley de arrastre
( 3.3) y su simplificación ( 3.4) Esto significa que ni la ley de arrastre ( 3.3) o su
simplificación (3.4) se puede usar para calcular un módulo dependiente de la longitud de la rugosidad
de la velocidad del viento geostrófico. Como ya se dijo en la secta. 2.3, el viento geostrófico
depende únicamente del gradiente de presión horizontal a gran escala y la latitud
parámetro de Coriolis dependiente, pero no de las propiedades de la superficie.
La velocidad de fricción obtenida de (3.2 ) o ( 3.3) es la velocidad de escala habitual
para las velocidades del viento y la cizalladura vertical del viento en la capa superficial atmosférica. En
casos con fuertes movimientos verticales convectivos, la escala de velocidad convectiva [ver
( 3.20)] debe usarse como velocidad de escala.

Página 39
28 3 perfiles verticales sobre terreno plano

3.1.1 Perfil logarítmico del viento

La característica atmosférica más importante que influye en la generación de energía.


del viento es el aumento vertical de la velocidad del viento con la altura. Este aumento es
descrito por las leyes para el perfil vertical del viento. Diferentes descripciones de
existe un perfil de viento vertical. Echaremos un vistazo al viento logarítmico clásico.
perfil primero, que puede derivarse de consideraciones físicas simples válidas para
capa superficial. La ley del poder empírico, que a menudo se usa en lugar del loga-
ley rítmica, se presentará en la Secta posterior . 3.1.2.

3.1.1.1 Estratificación neutral

Comenzamos la derivación del perfil de viento logarítmico con consideración dinámica.


aciones, que sugieren formular el coeficiente de intercambio de momento vertical K M
en ( 3.1) como proporcional a la longitud de mezcla l = jz, que a su vez es pro-
proporcional a la distancia al suelo y la velocidad de fricción (K M = ju * z). Esta
conduce a la siguiente ecuación para el gradiente vertical de velocidad del viento (o cizalladura del viento)
en la capa de Prandtl derivada de la ec. ( 3.1 ) (con la constante de van Kármán

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 33/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
j = 0.4):

UNED tu à tu Ã
¼ ¼ ð3.5Þ
onz l jz

Integración de la cizalladura del viento Eq. (3.5 ) desde una altura más baja z 0 donde el viento
se supone que la velocidad se desvanece cerca del suelo hasta una altura z dentro de la capa de Prandtl
luego produce el conocido perfil de viento logarítmico para esta capa con el
longitud de rugosidad z 0 :

tu à z À d
uðzÞ ¼ En ð3.6Þ
j z0

donde d se llama altura de desplazamiento y es relevante para flujos sobre bosques y


ciudades (ver Secciones 3.6 y 3.7) La altura de desplazamiento da el desplazamiento vertical
colocación de todo el régimen de flujo sobre áreas que están densamente cubiertas con
obstáculos como árboles o edificios. De lo contrario, ignoraremos este parámetro en
Las siguientes consideraciones. Si la altura de desplazamiento es un parámetro relevante,
luego, en las siguientes ecuaciones, todas las relaciones adimensionales z / z 0 y z / L * [consulte ( 3.10 ) para
la definición de L * ] debe ser reemplazada por (zd) / z 0 y (zd) / L * respectivamente.
La longitud de rugosidad, z 0 y la altura de desplazamiento, d no son puramente locales
valores. Dependen de manera no lineal de las propiedades de la superficie aguas arriba de
el lugar donde se debe calcular el perfil del viento desde ( 3.6 ). El tamaño de esto
influir en el área aguas arriba, que se llama buscar o huella, aumenta con
aumento de la altura z en el perfil del viento. Por lo tanto, la determinación de estos dos valores
No es una tarea fácil, pero requiere la operación de modelos de huella (Schmid 1994 ;
Foken 2012 ). La huella aumenta con la velocidad del viento, disminuye con el aumento

Page 40
3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl) 29

turbulencia, y aumenta con la altura de medición. Si no hay información detallada


está disponible, una primera aproximación aproximada de la extensión aguas arriba de la huella es una
cien veces la altura z. La extensión es modificada por la estabilidad térmica del
capa superficial. Para una estratificación inestable, la huella está más cerca del sitio de interés,
mientras que para una estratificación estable está más lejos. Esto significa que las características de la superficie
tales como colinas y bosques pueden influir en la velocidad y el perfil del viento en las alturas de los cubos en
del orden de 100 m, incluso si están varios kilómetros río arriba. Para garantizar un
buena representatividad de un perfil de viento estimado de ( 3.6) para una determinada superficie
tipo, la huella debe ser horizontalmente lo más homogénea posible. La transferencia
del concepto de huella en terreno no homogéneo se discute en Schmid ( 2002)
La velocidad del viento aumenta con la altura sin girar la dirección del viento en
La capa de Prandtl. Un análisis de escala da la altura de esta capa, z p (Kraus
2008):

tu à vg
z p % 0.01 % 0.00064 ð3.7Þ
F F

Poner en números (u * = 0.5 m / s, f = 0.0001 1 / s, v g = 8 m / s) da un típico


altura de la capa de Prandtl de 50 m.
En una capa de Prandtl bien mezclada, la temperatura, T disminuye con la altura
de acuerdo con la tasa de lapso adiabático, g / c p (g es la aceleración de la gravedad, c p es específica
calor del aire a presión constante). Esto produce una disminución de la temperatura vertical de
aproximadamente 1 K por 100 m en una atmósfera no saturada, es decir, en una atmósfera en
que no tienen lugar procesos de condensación de humedad o evaporación. Debido a esto
disminución vertical, la temperatura normal no es apropiada para identificar masas de aire.
Para la identificación de masas de aire, meteorólogos y físicos han desarrollado el
definición de una temperatura artificial que se mantiene constante durante la desviación vertical
Colocaciones sin procesos de condensación. Esta temperatura artificial es la
temperatura potencial La temperatura potencial,
R

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 34/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

p0 cp

H¼T ð3.8Þ
pag

es constante con la altura en una capa de Prandtl neutralmente estratificada (R es la constante de gas
para aire seco). p 0 es la presión superficial.
Ecuaciones ( 3.5), ( 3.6 ) y (3.8) describen perfiles verticales de variables medias en
La capa superficial. También tenemos que especificar la distribución vertical de la turbulencia.
Las desviaciones estándar [ver Ec. (A.4) en el Apéndice A] del turbulento de 10 Hz
Se supone que las fluctuaciones de los tres componentes de la velocidad son independientes de
altura en la capa superficial y escala con la velocidad de fricción u * también (Stull
1988; Arya 1995) Por lo general, se utilizan las siguientes relaciones:
ru rv rw
% 2.5; % 1,9; % 1.3; ð3.9Þ
tu à tu à tu Ã

Page 41
30 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Relacionar las desviaciones estándar con la velocidad media del viento en lugar de con la
La velocidad de fricción conduce a la definición de intensidad de turbulencia. La corriente
la intensidad de turbulencia se define en la ecuación (A.6) en el Apéndice A. Al insertar el
relación más a la izquierda de ( 3.9) en ( 3.6) obtenemos esta intensidad de turbulencia (Wie-
Ringa 1973):

ru 1
Yo u ðzÞ ¼ ¼ ð3.10Þ
uðzÞ lnðz / z 0 Þ

Esto significa que la intensidad de la turbulencia en la capa superficial estratificada neutralmente es una
función de rugosidad de la superficie solamente. El aumento de las longitudes de rugosidad conducirá a
mayores intensidades de turbulencia. Para una longitud de rugosidad dada, intensidad de turbulencia
disminuye con la altura en la capa superficial.

3.1.1.2 Estratificación inestable

La estratificación térmica de la capa superficial rara vez se encuentra absolutamente


00
neutral. En la mayoría de los casos, existe un flujo de calor potencial virtual no desvaneciente H
v w 0 en
el suelo [ver la definición de temperatura potencial en la ecuación. (3.8), lo virtual
temperatura potencial, H v incluye la influencia modificadora de la atmósfera
humedad sobre la estabilidad estática del aire, ver ( 2.14 )], lo que conduce a una temperatura
estratificación de la capa superficial. Desde esta superficie, el flujo de calor y la fricción
velocidad u * una escala de longitud, L * , la longitud de Obukhov (a veces también llamada Monin–
Obukhov longitud, pero el primer término es históricamente más correcto y se utilizará
aquí) se puede formar:

Hv u UNA
3
Lü ð3.11Þ
jg H 0
vw0

El flujo de calor se cuenta positivo si se dirige desde la atmósfera hacia


el suelo (enfriando la atmósfera) y negativo si es hacia la atmósfera
(calentando la atmósfera). Así, una capa superficial inestable se caracteriza por un
00
longitud negativa de Obukhov. El flujo de calor potencial virtual H
v w 0 se puede separar
en un flujo de calor sensible y un flujo de humedad:

H0 w 0 þ 0.61Hq 0 w 0 ð3.12Þ
vw0¼ H0
La relación del flujo de calor sensible turbulento y el flujo de humedad se llama Bowen

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 35/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
relación, B:
c p H 0w 0
B¼ ð3.13Þ
Lvq0w0

donde q es humedad específica y L v es el calor (latente) de vaporización. los


La flotabilidad ejercida por los gradientes verticales de calor y humedad viene dada por

Page 42
3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl) 31

sol
H H 0w 0 þ 0.61gq 0 w 0 . La razón de estos dos términos contribuyentes se llama
relación de flotabilidad, BR que es inversamente proporcional a la relación de Bowen B:

0.61Hq 0 w 0 0.61c p H 1
BR ¼ ¼ . ð3.14Þ
H 0w 0 Lv si

Este tipo inestable de la capa superficial generalmente se encuentra durante el día durante
superficies calentadas por insolación y sobre aguas que son más cálidas que el aire de arriba.
El grado de inestabilidad se describe por la relación no dimensional de la altura.
z sobre la longitud de Obukhov L * . En una capa superficial inestable, las burbujas de aire caliente se elevan
desde la superficie hasta la parte superior de la capa inestable, que generalmente está marcada por un
inversión de temperatura La altura de la capa superficial inestable se designa por z i .
La temperatura disminuye con la altura de acuerdo con la tasa de lapso adiabático, pero en
En una capa súper adiabática poco profunda cerca de la superficie, la tasa de caída es aún más fuerte.
Si bien z es la única escala de longitud de escala en una capa superficial estratificada neutralmente, el
módulo de la longitud de Obukhov L * [ver ( 3.11 )] es una escala de longitud adicional en
La capa superficial inestable. Se puede formar un parámetro no dimensional a partir de estos
Dos escalas de longitud. La relación z / L * se usa a continuación como un parámetro de estabilidad.
Este parámetro es negativo para la estratificación inestable, positivo para la estratificación estable.
catión y cero para estratificación neutral.
Para pequeños valores negativos de z / L * los perfiles de viento vertical en la capa superficial
puede describirse introduciendo una función de corrección W m (z / L * ) (Paulson 1970 ;
Högström 1988):

1þx 1þx2 pag


W m ¼ 2 ln þ ln À 2arctgðxÞ þ ð3.15Þ
2 2 2

donde x = (1-bz / L * ) 1/4 yb = 16. Esto lleva a la siguiente descripción del


perfil de viento vertical que reemplaza a la ec. (3.6 ):

re / z 0 Þ À W m ðz / L Ã ÞÞ
uðzÞ ¼ u à / j lnðz ð3.16Þ

Mientras que la capa superficial depende del perfil de viento en la capa superficial inestable
en el parámetro de estabilidad local z / L * , la turbulencia depende en parte de no local
parámetros también. La altura de la capa límite de parámetros no locales z i (véase también
El Apéndice B) es otra escala de longitud en la capa superficial inestable, si la temperatura
los movimientos verticales inducidos se extienden por toda la profundidad de la convección
la capa límite. Esto permite la formulación de una segunda no dimensional
parámetro de estabilidad, z i / L * . Las desviaciones estándar de las fluctuaciones de 10 Hz de la
los componentes del viento en la capa de Prandtl estratificada inestable dependen de esto
segundo parámetro z i / L * o el primer parámetro z / L * (Panofsky et al. 1977 ; Arya
1995):
1/3 1/3

ru zi rv zi
¼ 15.625 À 0.5 ; ¼ 6.859 À 0.5 ð3.17Þ
tu à Là tu à LÃ

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 36/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 43
32 3 perfiles verticales sobre terreno plano

1/3
rw z
¼ 1.3 1 À 3 ð3.18Þ
tu à LÃ

Esto significa que las desviaciones estándar de los componentes del viento horizontal
Eq. ( 3.17 ) son independientes de la altura en la capa superficial inestable mientras que el estándar
La desviación del componente vertical del viento ( 3.18 ) aumenta con la altura. Originalmente,
Panofsky y col. ( 1977) y Arya ( 1995) han dado 12 como valor común para el
números 15.625 y 6.859 en ( 3.17 ). La elección diferente se ha hecho aquí en
para ser coherente con las relaciones en ( 3.9) en el límite de la estratificación neutral.
Aria ( 1995) da para las desviaciones estándar de las fluctuaciones de 10 Hz de la
componentes del viento en la capa de Ekman inestablemente estratificada sobre la capa de Prandtl:

r u, v, w ¼ 0.6w à ð3.19Þ

con la escala de velocidad convectiva:

gz i
wü w0H0 ð3.20Þ
H

Esta escala de velocidad convectiva sustituye la velocidad de fricción como una escala
velocidad en situaciones donde las velocidades verticales debido a la estratificación térmica inestable
están en el mismo orden que las velocidades horizontales del viento. Esto significa que el estándar
la desviación del componente de velocidad vertical aumenta con la altura en el inestable
Capa de Prandtl debido a la relación (3.18 ) y luego se mantiene constante por encima debido a la relación
( 3.19)

3.1.1.3 Estratificación estable

El tipo estable de la capa superficial, que se caracteriza por una superficie hacia abajo
El flujo de calor (L * [0) y una estratificación térmica estable del aire, generalmente se encuentra en
durante la noche, sobre aguas más frías que el aire de arriba, y sobre hielo y nieve.
Superficies cubiertas. Para valores positivos de z / L * , la corrección funciona para
lectura del perfil logarítmico del viento (Businger et al. 1971; Dyer 1974 ; Holtslag y de
Bruin 1988):
8
< Àaz / L Ã para 0 \ z / L Ã 0.5 0.5
W m ðz / L Ã Þ ¼ Az / L Ã þ Bðz / L Ã À C / DÞ ð3.21Þ
:
expðÀDz / L Ã Þ þ BC / D para 0.5 z / L à 77

donde a = 5, A = 1, B = 2/3, C = 5 y D = 0.35. El perfil vertical del viento.


u (z) en la capa superficial estable se describe nuevamente por la ecuación. ( 3.16) pero ahora usando
las funciones ( 3.21 ) para una estratificación estable.
La temperatura del aire en la capa límite estable disminuye verticalmente menos de
La tasa de caída adiabática y la temperatura potencial ( 3.8 ) aumentan con la altura.
Por lo general, se supone que las desviaciones estándar de los componentes del viento son constantes.
con altura de la misma manera como se describe por (3.9 ) para el ABL neutral (Arya 1995)

Page 44
3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl) 33

3.1.2 Ley del poder

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 37/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

A veces, en lugar de las leyes de perfil logarítmico ( 3.6) o ( 3.16 ), que han sido
Derivado de argumentos físicos y dimensionales, se utiliza una ley de poder empírico
para describir el perfil vertical del viento:
una

z
uðzÞ ¼ uðz r Þ ð3.22Þ
zr

donde z r es una altura de referencia y a es el exponente de la ley de potencia (a veces llamado


el '' exponente de Hellmann ''). El exponente a depende de la rugosidad de la superficie y la
Estabilidad térmica de la capa de Prandtl. El análisis de la relación entre
la ley logarítmica ( 3.6) o ( 3.16 ) y la ley de poder (3.22) no es fácil, porque
La estabilidad térmica se describe de manera bastante diferente en ambas formulaciones. El seguimiento
la sección muestra cómo ( 3.6 ) o ( 3.16 ) y ( 3.22 ) están relacionados entre sí y si
se pueden usar de manera intercambiable.

3.1.3 Comparación entre ley logarítmica y poder

La elección de una forma adecuada de describir el perfil del viento a menudo se realiza mediante
argumentos prácticos Aunque hoy en día los recursos informáticos no establecen límites
más a la rápida integración de ecuaciones complejas, la ley de poder ( 3.22 ) es a menudo
elegido debido a su simplicidad matemática. A menudo se afirma que ambas descripciones
conducir más o menos a los mismos resultados. Una comparación de los parámetros de los dos
Las leyes de perfil para la estratificación neutral se dan en la Tabla 3.1.
El siguiente análisis muestra teóricamente qué tan cerca están los perfiles logarítmicos.
( 3.6) o ( 3.16) puede ser descrito por una ley de poder (Emeis 2005) Esto no es nuevo
emitir como Sedefian (1980 ) ha derivado teóricamente cómo el exponente de la ley de potencia n
depende de z / z 0 y z / L * al igualar las pendientes de un perfil logarítmico y un
ley de potencia. Siempre que el rango de altura sobre el que los dos perfiles deben coincidir sea
pequeña la solución dada por Sedefian ( 1980) es práctico y suficiente. Una voluntad
siempre encuentre una ley de potencia con un exponente n que se ajuste a un perfil logarítmico dado
a una altura dada.
Sin embargo, las tareas actuales en ingeniería eólica (la construcción de grandes vientos
turbinas y el diseño de edificios altos) a menudo requieren la extrapolación de la
perfil de viento en intervalos de altura considerables. Para estos fines, los dos
las descripciones solo son equivalentes si es posible encontrar una ley de poder que se ajuste al
perfil logarítmico no solo en pendiente sino también en curvatura sobre el respectivo
rango. La siguiente investigación demostrará que esto es posible solo para
Ciertas combinaciones de rugosidad de la superficie y estabilidad atmosférica de forma estable
flujo estratificado de la capa límite. Comenzamos el análisis por simplicidad con
estratificación neutral

Página 45
34 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Tabla 3.1 Parámetros de ley de perfil típicos para perfiles de viento vertical en ABL: longitud de rugosidad
z 0 , exponente de la ley de potencia (Hellmann) a [estratificación térmica neutra, ver (3.22)], velocidad de fricción
u * (estratificación neutral, viento geostrófico de 10 m / s) y ángulo de desviación del viento geostrófico
dirección u. Los valores deben considerarse solo como estimaciones
Tipo de superficie z 0 [m] una u * [m / s] u [grado]

Agua 0.001 0,11 0.2 0.2 15-25


Césped 0.01–0.05 0,16 0,3
Arbustos 0.1-0.2 0,20 0,35 25-40
Bosque 0.5 0.5 0.28 0.4 0.4
Ciudades 1–2 0,40 0,45
Megaciudades 55
Montañas 1–5 0,45 35-45

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 38/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
De Emeis ( 2001 )

Para la investigación de la posibilidad de si las leyes de perfil (3.6 ) y (3.22 )


puede describir el mismo perfil de viento en un rango de altura mayor, necesitamos el
formulación matemática de la pendiente y la curvatura de los perfiles de viento.
expresado por (3.6) y ( 3.22 ). La pendiente del perfil logarítmico del viento bajo
la estratificación neutral está dada por la primera derivada de ( 3.6 ) con respecto a la
coordenada vertical z:

UNED 1 tu à z uðzÞ
¼ ¼ ln À1 ð3.23Þ
onz j z z0 z

y la curvatura del perfil logarítmico sigue tomando la segunda derivada


de (3.6) con respecto a la coordenada vertical:

o2u 1 tu à z uðzÞ
¼À ¼ À en À1 ð3.24Þ
oz 2 j z2 z0 z2

La pendiente de la ley de potencia al diferenciar ( 3.22 ) con respecto a la vertical


rendimiento coordinado:
una À1 una
UNED uðz r Þ z z z uðzÞ
¼ una ¼ auðz r Þ ¼a ð3.25Þ
onz zr zr zr zr z

y la curvatura de las leyes de potencia se lee después de calcular la segunda derivada de


( 3.22) con respecto a la coordenada vertical:
una
o2u z 1 uðzÞ
¼ aða À 1Þuðz r Þ ¼ aða À 1Þ ð3.26Þ
oz 2 zr z2 z2

Igualar las pendientes del perfil logarítmico (3.23) y el de la ley de poder


( 3.25 ) ofrece una relación entre el exponente de Hellmann y la superficie rugosa
longitud de ness:

Página 46
3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl) 35

Fig. 3.4 Dependencia de la


exponente de la ley de potencia a
altura y rugosidad de la superficie
siguiente ( 3.27) (Linea discontinua)
y ( 3.28) (línea completa)

z
a ¼ ln À1 ð3.27Þ
z0

lo que equivale a la formulación dada por Sedefian ( 1980) en el límite de neutral


estratificación. Comparación con la definición de la intensidad de turbulencia (3.10 )
revela que el exponente a es igual a la intensidad de la turbulencia para estrati- tu neutral
ficación Esto significa que un perfil de viento logarítmico y un perfil de ley de potencia tienen
la misma pendiente a una altura dada si el exponente de la ley de potencia es igual a la turbulencia
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 39/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
intensidad a esta altura. Ecuación ( 3.27) se representa en la figura 3.4.
Ecuación (3.27 ) implica que el exponente a disminuye con la altura de un determinado
rugosidad longitud z 0 . La altura en la que las pendientes de los dos perfiles de viento ( 3.6 )
y (3.22 ) debe ser igual-esto es generalmente la altura del anemómetro z = z A -tiene
por lo tanto, se especificará a priori. La dependencia del exponente de la ley de potencia a
la altura es más fuerte cuanto menor es la relación z / z 0 (ver Fig. 3.4) Debido a este hecho, el
la dependencia del exponente a en altura es más fuerte para terrenos complejos donde el
la longitud de rugosidad z 0 es grande y casi puede descuidarse para superficies de agua con
longitudes de rugosidad muy pequeñas.
Para ver si podemos encontrar un exponente a para que tanto la pendiente como la
curvatura de acuerdo en una altura dada debemos igualar las fórmulas (3.24 ) y (3.26 ) para
La curvatura de los dos perfiles. Esto produce una segunda relación entre el
Exponente de Hellmann y la longitud de la rugosidad de la superficie:

z
aða À 1Þ¼À ln À1 ð3.28Þ
z0

Para alturas bajas sobre superficies rugosas con z / z 0 \ 54.6 Eq. ( 3.28) no tiene solución
en absoluto (ver la línea completa en la Figura 3.4 ). Para z / z 0 = 54.6 tiene una solución (a = 0.5)
y para mayores alturas sobre superficies más lisas con z / z 0 [54.6 tiene dos soluciones
de los cuales siempre elegimos el más pequeño. Esta solución se acerca a la solución
de la ecuación (3.27 ) asintóticamente ya que z / z 0 tiende al infinito (para superficies muy lisas como
como superficies de agua quieta). Por lo tanto, una ley de potencia con igual pendiente y curvatura que
el perfil logarítmico solo puede existir en el límite para superficies perfectamente lisas

Page 47
36 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Fig. 3.5 Tres perfiles de viento neutro normalizados extrapolados a partir de la velocidad del viento de 50 m para
terreno cada vez más liso (de izquierda a derecha). Líneas completas: perfiles logarítmicos de (3.6 )
(el número superior da z / z 0 ), líneas discontinuas: perfiles de potencia desde ( 3.22 ) (número en la línea inferior
da el exponente a). La curva del medio se ha desplazado a la derecha 0.5 y la curva derecha
1.0 se ha desplazado hacia la derecha para una mejor visibilidad

cuando a tiende a cero. Por lo tanto, para la estratificación neutral, una ley de potencia con pendiente y
la curvatura que se ajusta al perfil logarítmico en un rango de altura mayor nunca puede ser
construido. Tal ajuste sería posible solo si el exponente de la ley de potencia no fuera
constante pero variada con altura según ( 3.28)
El uso de (3.27) para calcular el exponente a de un perfil de viento de potencia que es
una aproximación al perfil logarítmico del viento es mejor cuanto mayor es z / z 0 , es decir, el
más lisa es la superficie. Por otro lado, para terrenos complejos, la ley de poder con
un exponente dado por ( 3.27) no es una buena aproximación al verdadero perfil del viento.
Esto se demuestra en la Fig. 3.5, donde presentamos perfiles de viento calculados a partir de
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 40/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
( 3.6) y ( 3.22) para tres relaciones diferentes de altura a rugosidad z / z 0 . La altura
donde los perfiles deben ser idénticos, se elige que sean 50 my los perfiles de viento
se han normalizado a la velocidad del viento en esta altura. La diferencia de velocidad del viento
entre el perfil logarítmico y el perfil de la ley de potencia a 100 m de altura es 1.3%
para z / z 0 = 50 [exponente de la ley de potencia a = 0.2556 de ( 3.27)] y 0.3% para
z / z 0 = 5,000 (a = 0.1174). La diferencia relativa entre los dos perfiles en
La altura de 10 m es 11.2 y 2.0% respectivamente.
Por lo general, a excepción de vientos muy fuertes, la atmósfera no está estratificada.
neutralmente Para la estratificación no neutra, la pendiente del perfil logarítmico ( 3.16) es
determinado por:
À1

UNED z z uðzÞ 1 z
¼ ln ÀW para \ 0 ð3.29Þ
onz z0 LÃ z X LÃ

48
3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl) 37

À1 uðzÞ 1þ4.7 z
UNED z z LÃ z
¼ ln þ 4.7 para [0 ð3.30Þ
onz z0 LÃ z LÃ

donde la primera ecuación (3.29) es válido para la estratificación inestable y la segunda ecuación.
( 3.30) para una estratificación estable. La curvatura del perfil de viento diabático ( 3.16) es
dada por:
À1
buey
o2u z z uðzÞ 1 þ z X onz z
¼ À ln ÀW para \ 0 ð3.31Þ
oz 2 z0 LÃ z2 X LÃ
À1
o2u z z uðzÞ z
¼ À ln þ 4.7 para [0 ð3,32Þ
oz 2 z0 LÃ z2 LÃ

donde, una vez más, la primera ecuación. ( 3.31 ) es válido para la estratificación inestable y la
segunda ecuación (3.32) para una estratificación estable. La expresión (z / x) qx / qz en ( 3.31 )
es igual a -3.75 z / L * (1 / x 4 ), donde x se ha definido después de ( 3.15) Pendiente y curva
vature de la ley del poder3.22) no dependen explícitamente de la estratificación y, por lo tanto,
permanece inalterable. Buscando pendientes iguales en flujo estratificado no neutral ahora
requiere la investigación de la posible identidad de ( 3.29 ) / (3.30) y ( 3.25) Nosotros
obtener:
À1
z z 1 z
a ¼ ln ÀW para \ 0 ð3.33Þ
z0 LÃ X LÃ
À1
z z z z
a ¼ ln þ 4.7 1þ4.7 para [0 ð3.34Þ
z0 LÃ LÃ LÃ

que son exactamente las ecuaciones encontradas por Sedefian ( 1980 ) de (3.33 ) y (3.34 )
Es obvio que a es más pequeño con estratificación inestable que con neutral, pero es
más grande con estratificación estable, porque x y la expresión entre paréntesis
Taining z / L * son ambos más grandes que la unidad.
En la figura 3.5 vimos que el perfil logarítmico neutro es siempre más pronunciado
(de la manera que hemos trazado la figura, más pronunciada significa que la velocidad del viento es
aumentando menos con la altura) que un perfil de ley de potencia ajustado a la altura
z = z A . Como el perfil logarítmico para la estratificación inestable es aún más pronunciado que el
uno para la estratificación neutral, no esperamos una coincidencia con el perfil de la ley de poder
para estratificación inestable. Pero para una estratificación estable, la pendiente de lo logarítmico
el perfil es más pequeño que para condiciones neutras y puede ser posible un ajuste. Nosotros
por lo tanto, equipare las curvaturas de las ecuaciones. ( 3.26) y ( 3.31) / ( 3.32) produciendo:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 41/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
À1 1À3.75 z 1
z z LÃ x4 z
aða À 1Þ¼À ln ÀW para \ 0 ð3.35Þ
z0 LÃ X LÃ

Página 49
38 3 perfiles verticales sobre terreno plano

À1

z z z
aða À 1Þ¼À ln þ 4.7 para [0 ð3.36Þ
z0 LÃ LÃ

Ahora, para una estratificación estable, en contraste con la estratificación neutral anterior y
a condiciones inestables: tenemos la posibilidad de definir condiciones en las que
Eqs. ( 3.34 ) y ( 3.36) puede ser válido simultáneamente. Para tal perfil de ley de poder
que tiene igual pendiente y curvatura a la altura z = z A , la siguiente relación
entre el exponente de Hellmann, a y el parámetro de estabilidad, z / L * debe contener:
À1
z
a ¼ 1 À 1þ4.7 ð3.37Þ

A diferencia del caso neutral, es posible encontrar un exponente a para estable


condiciones, pero este exponente depende de la estabilidad estática (expresada por z / L * ) de
el flujo. Los valores posibles para a en el espacio de fase abarcado por z / z 0 y z / L * pueden
se encuentra igualando ( 3.34 ) y ( 3.37) o igualando ( 3.36 ) y ( 3.37 ):

z 1
En ¼2þ ð3.38Þ
z0 4.7 z L Ã

La figura 3.6 ilustra las soluciones de las ecuaciones. (3.33 ) a (3,36) y ( 3.38) Un
La evaluación de ( 3.38 ) demuestra que la estabilidad de la atmósfera debe aumentar
con rugosidad creciente y altura de anemómetro decreciente para encontrar un
perfil de ley de potencia con la misma pendiente y curvatura que el perfil logarítmico. los
líneas finas curvas desde la parte inferior izquierda a la superior derecha representan la solución de
Eqs. (3.33 ) y (3,34), las líneas con el máximo justo a la izquierda de z / L * = 0 el
solución de las ecuaciones. (3,35) y ( 3.36) (tenga en cuenta que la línea más baja es la de
a = 0.5, y que las líneas para a = 0.3 y a = 0.7 son idénticas), y el grueso
la línea marca la solución de ( 3.38) Tal como se diseñó, la curva gruesa atraviesa
puntos donde las soluciones de (3.34 ) y (3.36 ) son idénticos.
La Figura 3.7 muestra tres ejemplos de perfiles de viento para estratificación no neutra,
uno para condiciones inestables y una gran longitud de rugosidad, uno que se encuentra exactamente en
la curva de la ecuación ( 3.38) para que la pendiente y la curvatura coincidan simultáneamente, y
uno para condiciones muy estables. Para una longitud de rugosidad de z 0 = 0.023 m (z /
z 0 = 2,173) y una longitud de Obukhov de L * = 1,500 m (z / L * = 0.0333) una ley de potencia
El perfil con a = 0.15 tiene la misma pendiente y curvatura en z = z A = 50 m que el log-
Perfil aritmico. En z = 100 m, los dos perfiles solo difieren en un 0.1%, a 10 m en
0.9%. Este es un ajuste aún mejor que el ajuste para el perfil de viento neutral con z /
z 0 = 5,000 en la figura 3.4. Para los dos perfiles en condiciones inestables, los respectivos
las desviaciones a 100 my a 10 m son 4.5 y 89.9%, para los dos perfiles bajo muy
condiciones estables estas desviaciones son -3.5 y -14.0%.
Esta extensión de Sedefian ( 1980) el análisis ha demostrado que solo para ciertos
condiciones en flujo de capa límite estratificada establemente es posible encontrar una ley de potencia
perfil que tiene la misma pendiente y curvatura que un perfil de viento logarítmico y, por lo tanto,
se ajusta al perfil logarítmico casi a la perfección en un amplio rango de altura. En un puramente

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 42/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 50
3.1 Capa de superficie (capa de Prandtl) 39

Fig. 3.6 Solución de las ecuaciones. (3.33 ) - (3.36 ) y (3.38) en el espacio de fases abarcado por el
parámetro de rugosidad z / z 0 y el parámetro de estratificación z / L *. Líneas finas desde la parte inferior izquierda a la superior
derecha (calculado a partir de ( 3.33 ) y ( 3.34 )) indica para diferentes exponentes a (dado en el recuadro a la
arriba a la derecha) cuando un perfil logarítmico y un perfil de ley de potencia tienen pendientes iguales, líneas finas desde
izquierda a inferior derecha (calculado a partir de ( 3.35) y ( 3.36 )) indican para diferentes exponentes a cuando a
El perfil logarítmico y el perfil de la ley de potencia tienen curvaturas iguales, la línea gruesa (calculada a partir de
(3.38 )) recorre los puntos donde las soluciones de ( 3.34) y ( 3.36) son iguales. El tres
los asteriscos marcan la posición de los ejemplos que se muestran en la Fig. 3.7

Fig. 3.7 Tres perfiles de viento normalizados no neutrales extrapolados de la velocidad del viento de 50 m para
estabilidad creciente (de izquierda a derecha, el segundo número desde arriba da z / L *). Lineas completas
Perfiles logarítmicos de (3.16 ) (el número más alto da z / z 0 ), perfiles de potencia de líneas discontinuas de
(3.22 ) (el número en el medio da el exponente a). La curva del medio se ha desplazado hacia la derecha.
en 0.5 y la curva derecha se ha desplazado hacia la derecha en 1.0 para una mejor visibilidad

capa límite neutralmente estratificada, este ajuste perfecto no es posible aunque el ajuste
se vuelve mejor cuanto más lisa es la superficie. El peor ajuste ocurre para inestable
condiciones y terreno accidentado. Debido al hecho de que la atmósfera suele ser estable

51
40 3 perfiles verticales sobre terreno plano

estratificado en la media, resulta obvio de los cálculos anteriores por qué el


El enfoque de la ley de poder ha tenido tanto éxito en muchos casos.
Para altas velocidades del viento que son más favorables para la conversión de energía eólica.
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 43/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
la estratificación de la capa límite generalmente se vuelve casi neutral. Lo anterior
las consideraciones muestran que solo para terrenos muy lisos (en alta mar y cerca del
costas) la ley de potencia es una buena aproximación al viento de la capa superficial real
perfil. Extrapolaciones del perfil del viento por encima de la altura de la capa superficial.
(80–100 m) por ley ( 3.6 ) o (3.22) debe hacerse con mucho cuidado
porque ambas leyes son válidas solo para la capa superficial (Emeis 2001 ).

3.1.4 Perfil de viento vertical con grandes velocidades del viento

Los perfiles de viento para vientos fuertes están casi siempre cerca de los perfiles de viento neutro,
porque la longitud de Obukhov definida en (3.11 ) toma grandes valores absolutos y el
términos de corrección en la ley de perfil (3.16) permanecen pequeños. Aspecto de perfiles de ráfaga vertical
diferente. Wieringa ( 1973) deriva exponentes de perfil para ráfagas que son aproximadamente
45% más bajo que los del viento medio. Esto implica que el factor de ráfaga G (z)
(es decir, la relación entre la velocidad del viento de ráfaga y la velocidad media del viento, consulte la ecuación A.33 en
Apéndice A) debe disminuir con la altura que ha sido confirmado por Davis y
Newstein (1968) La disminución puede explicarse por la disminución de la vertical.
cizalladura de la velocidad del viento con altura que conduce a una producción mecánica decreciente
de turbulencia Wieringa ( 1973 ) da una relación empírica para la dependencia de la altura.
dence del factor de ráfaga estipulando D / t = 86.6 en la ecuación. (A.36) en el Apéndice A:

1,42 þ 0,3013 lnð990 / ðvtÞ À 4Þ


GðzÞ ¼ 1 þ ð3.39Þ
lnðz / z 0 Þ

El valor numérico 990 m (86,6 veces 11,5 m / s / 1 s) representa el turbulento


escala de longitud debajo de la cual se encuentran la mayoría de los elementos de turbulencia.
Esto da como resultado G = 1.37 para una longitud de rugosidad de 0.03 m.

3.2 Leyes de perfil sobre la capa de superficie

Grandes turbinas eólicas modernas con alturas de punta superior de más de aproximadamente 100 m
Con frecuencia operan al menos en parte en la capa Ekman. Por lo tanto, el recurso eólico y
la evaluación de la carga no se puede hacer únicamente con las relaciones y leyes de perfil vertical
dado en la secta. 3.1. El régimen de viento más complicado en la capa Ekman es ser
considerado también.
El equilibrio de fuerzas cambia cuando se mueve hacia arriba desde la capa superficial o
Capa Prandtl en la capa Ekman. Además de la fuerza del gradiente de presión y la
fricción superficial, la fuerza de Coriolis debido a la rotación de la Tierra se vuelve importante aquí
también. Esto significa que en una capa estacionaria de Ekman los tres términos III, V y VII en

Page 52
3.2 Leyes de perfil sobre la capa de superficie 41

( 2.2) - ( 2.4) deben equilibrarse entre sí. Esta capa lleva el nombre del físico sueco.
y el oceanógrafo W. Ekman (1874–1954), quien por primera vez obtuvo mate-
matemáticamente la influencia de la rotación de la Tierra en los flujos marinos y atmosféricos.
Una característica de viento prominente que distingue la capa Ekman de la superficie o
La capa de Prandtl debajo es el giro de la dirección del viento con la altura. La capa de Ekman
cubre la mayor parte de la ABL sobre la capa de Prandtl (ver Fig. 3.1 ). En el Ekman
capa de la suposición simplificadora se hace que el crecimiento dependiente de la altura de la
coeficiente de cambio K M = ju * z (ver Sección 3.1.1.1) se detiene en la parte superior del Prandtl
capa y que K M es verticalmente constante para el resto de la capa límite.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 44/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
3.2.1 Ecuaciones de capa de Ekman
El equilibrio de fuerzas en la capa de Ekman involucra tres fuerzas. La fuerza de Coriolis
es relevante además de la fuerza del gradiente de presión y las fuerzas de fricción.
Igualando los tres términos relevantes III, V y VII en ( 2.2 ) y ( 2.3) lleva a:

o K M UNED
1 op onz
Àfv þ UNA ¼0 ð3.40Þ
q buey onz

ov
1 op o K M onz
fu þ UNA ¼0 ð3.41Þ
q oy onz

Aquí, los términos más a la derecha en el lado izquierdo de ( 3.40 ) y ( 3.41) son
sustituido por las expresiones simbólicas para las fuerzas de fricción F x y F y en término
VII en ( 2.2 ) y (2.3 ) K M es el coeficiente de intercambio vertical turbulento para
momento, que tiene la dimensión física de una viscosidad, es decir, m 2 / s. Utilizando el
definición de vientos geostróficos introducidos en las ecuaciones. ( 2.5 ) y ( 2.6) lleva a:

UNED
oKM onz
Àfv þ fv g À ¼0 ð3,42Þ
onz

ov
oKM onz
fu À fu g À ¼0 ð3.43Þ
onz

Los dos términos restantes en ( 3.42) y ( 3.43) se puede combinar en un término que contiene
los llamados déficits de velocidad u g - u y v g - v. Esto produce el llamado defecto
leyes para la capa de Ekman:

UNED
UNA UNAo K M onz
fv g À v UNA ¼0 ð3.44Þ
onz

Page 53
42 3 perfiles verticales sobre terreno plano

ov
UNA UNAo K M onz
Uf u g À u UNA ¼0 ð3.45Þ
onz

Una solución analítica de ( 3.44) y ( 3.45) es posible bajo ciertos supuestos


y se describirá en la siguiente sección. 3.2.2. La derivación de la vertical.
El perfil de viento para la capa Ekman continuará en la sección. 3.2.3 .

3.2.2 Oscilaciones inerciales en la capa de Ekman

Hasta ahora, hemos considerado situaciones estacionarias que se forman bajo diferentes
equilibrios de fuerzas. Una situación instantánea interesante, que es bastante realista como
mostraremos a continuación en la secta. 3.4, es la repentina desaparición de las fuerzas de fricción en
la capa de Ekman en las horas de la tarde o cuando soplan los vientos de la tierra agreste
sobre el mar muy suave. En tales casos, los primeros términos en ( 3.44) y ( 3.45) son
de repente equilibrado solo por los términos de inercia I en (2.2 2.2) y ( 2.3 ), y producimos el
siguientes ecuaciones para la variación temporal de los componentes del viento horizontal:

UNED UNA UNA


¼ Àf v À v g ð3.46Þ
Antiguo Testamento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 45/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
ov ¼ fuUNA
Àug UNA ð3.47Þ
Antiguo Testamento

Los términos en el lado izquierdo implican una dependencia del tiempo. Por lo tanto, los
solución analítica de (3.46 ) y ( 3.47 ) describe una oscilación con el tiempo, t:

u À u g ¼ D v sen ft þ D u cos ft ð3.48Þ

v À v g ¼ D v cos ft À D u sin ft ð3.49Þ

donde D u y D v son los componentes del viento ageostrófico al comienzo de la


oscilación en el momento en que la fricción se desvanece. Este interesante fenómeno
es la base para el desarrollo de aviones de bajo nivel y se discute con más detalle en
Secta. 3.4 .

3.2.3 Perfiles de viento verticales en la capa de Ekman

Ahora derivamos las leyes para el perfil de viento vertical en la capa de Ekman. Uno puede
resolver las leyes de defectos (3,44) y ( 3.45 ) analíticamente para obtener la vertical
perfil de viento en la capa de Ekman (Stull 1988), si asumimos una constante vertical
coeficiente de cambio K M :
UNA UNA
u 2 ðzÞ ¼ u 2 ð Þþ e À2cz ð3.50Þ
g1 À 2e Àcz cos yz

Page 54
3.2 Leyes de perfil sobre la capa de superficie 43

donde hemos introducido otra, esta vez inversa, escala de longitud, c que depende
en el parámetro de Coriolis y la viscosidad turbulenta, K M :
r ffiffiffiffiffiffiffiffiffi
F
c¼ ð3.51Þ
2K M

Por lo general, la altura superior de la capa de Ekman z g se estima a partir de este inverso
escala de longitud por:
pag
zg¼ ð3.52Þ
C

La ecuación ( 3.50 ) se puede simplificar matemáticamente si la altura z es pequeña


en comparación con la escala de longitud 1 / c. Entonces la función coseno en (3.50 ) está cerca de
unidad y obtenemos:
UNA UNA
u 2 ðzÞ ¼ u 2 ð3.53Þ
g1 À 2e Àcz þ e À2cz

y después de sacar la raíz cuadrada terminamos con:

uðzÞ ¼ u g 1reÀ e Àcz Þ ð3.54Þ

La ecuación simplificada. ( 3.54 ) describe un enfoque exponencial con la altura de la


velocidad del viento u (z) desde valores más bajos de velocidad del viento dentro de la capa de Ekman hasta
velocidad geostrófico viento u g encima de la capa Ekman, mientras que el completo Eq. (3,50 )
describe este enfoque también, pero incluye una pequeña oscilación de la velocidad del viento
alrededor del valor geostrófico cerca de la parte superior de la capa de Ekman. La ecuación completa. ( 3.50) es
generalmente preferible, porque la ecuación simplificada. ( 3.54 ) da valores de velocidad del viento
que son, en comparación con ( 3.50 ), por 1 / V2 demasiado bajo cerca del suelo. Ecuación
( 3.54) se introduce aquí, porque se ha utilizado en algunos ejemplos que se muestran en
Sectas 3.4.1 y 4.2.4 . En general, ni la ecuación. (3.50 ) ni ( 3.54) debe ser extra
Olated hacia abajo en la capa superficial. Relaciones de perfil que son válidas sobre
la capa de superficie y la capa de Ekman se derivan en la siguiente sección.
El perfil vertical de las desviaciones estándar de los componentes del viento como el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 46/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
El parámetro de turbulencia mayor ya se ha dado anteriormente en la ecuación. (3.19)

3.2.4 Descripción unificada del perfil del viento


para la capa límite

Para muchos propósitos, especialmente en aquellas situaciones donde la altura del cubo está cerca del
la parte superior de la capa superficial y el área del rotor de una turbina eólica atraviesan la superficie
capa y la capa de Ekman arriba, una descripción unificada del perfil de viento para
toda la parte inferior de la ABL es deseable, lo cual es válido en ambas capas. Debido a la
Asunción del coeficiente de cambio constante K M en la capa de Ekman, las relaciones
( 3.40) - ( 3.45) y ( 3.50) no se puede extender desde la capa Ekman hacia abajo
Capa Prandtl. Del mismo modo, debido a la suposición de una longitud de mezcla que crece

Página 55
44 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Fig. 3.8 Comparación de los perfiles de viento logarítmico de (3.16 ) (línea delgada, los parámetros se dan en
la primera línea del inserto) y los perfiles de viento de capa límite suave de la ecuación. ( 3.65 ) (línea punteada,
los parámetros se dan en la segunda y tercera línea del inserto) con datos medios mensuales medidos
(línea gruesa). Perfiles diurnos izquierdos, perfiles nocturnos derechos, ambos de datos SODAR de agosto
2002 en Hannover (Alemania). (De Emeis et al. 2007b )

linealmente con la altura en la capa superficial, las relaciones logarítmicas ( 3.6 ) y (3.16 )
no se puede extender a la capa de Ekman. Por lo tanto, dos enfoques han sido
probado para superar este problema. La primera idea es ajustar los perfiles de Prandtl y Ekman.
juntos de tal manera que haya una transición suave en términos de velocidad del viento y
cizalladura del viento entre ambos regímenes. La segunda idea es modificar la longitud de mezcla en
Para extrapolar el perfil de viento de la capa de Prandtl en capas superiores.
Etling (2002 ) propuso la primera idea presentando un perfil de viento
descripción con un coeficiente de cambio linealmente creciente K M debajo del Prandtl
altura de la capa, z p y una constante K M por encima de esta altura:
8
>>>>>
u à /<j lnðz / z 0 Þ para z \ z p
u g UNA
ðÀ sin apag
0 þ cos a 0 Þ
ffiffiffi para z ¼ z p
uðzÞ ¼ ug1À2 2 e ÀcðzÀz p Þ ð3.55Þ
>>>>>:
sin a 0 cosðcðz À z p Þ þ p / 4 À a 0 Þ para z [z p
à 1/2
þ2e À2cðzÀz p Þ sin 2 a 0

El perfil de viento vertical dado por la ecuación. (3.55 ) depende de cinco parámetros: el
rugosidad de la superficie z 0 , la velocidad del viento geostrófico u g , la altura de la capa de Prandtl
z p , la velocidad de fricción u * , y el ángulo entre el viento de superficie y el geo-
viento estrofico a 0 . Las dos variables z 0 y u g son parámetros externos, la otra
tres de ellos son parámetros internos de la capa límite. Si un valor fijo es
elegidos para z p , se necesitan dos ecuaciones adicionales para determinar u * y a 0 .
La ecuación ( 3.55 ) describe una transición suave de la velocidad del viento desde la capa de Prandtl
a la capa de Ekman (ver Fig. 3.8 ).
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 47/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Desviándose del enfoque original de Etling (2002 ) el viento vertical unificado
el perfil debe generarse a partir del requisito físico más realista que ambos

Page 56
3.2 Leyes de perfil sobre la capa de superficie 45

la velocidad del viento y la cizalladura del viento son continuas a la altura z = z p


(Emeis et al. 2007si). Igualando las dos primeras ecuaciones del perfil del viento Eq. ( 3.55 )
para z = z p da una ecuación para la velocidad de fricción:

ju g ðÀ sin a 0 þ cos a 0 Þ
uü ð3.56Þ
lnðz p / z 0 Þ

y de igualar las ecuaciones respectivas para la cizalladura vertical del viento al mismo
altura z = z p obtenemos una segunda ecuación para u * :

u à ¼ 2 u g cjz p sin a 0 ð3.57Þ

Estas dos ecuaciones deben ser válidas simultáneamente. Equiparando la mano derecha
lados de estas dos ecuaciones. ( 3,56) y ( 3.57 ) produce la relación deseada para el torneado
ángulo, un 0 :

1
un 0 ¼ arctg ð3.58Þ
1 þ 2cz p lnðz p / z 0 Þ

Lamentablemente, la ecuación. ( 3,58) todavía depende de la velocidad de fricción u * a través del def-
inición de c: Para la altura z = z p tenemos de la definición de la longitud inversa
escala, c (3.51 ):
s ffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
F
c¼ ð3.59Þ
2ju à z p

Por lo tanto, la velocidad de fricción u * debe determinarse iterativamente comenzando con un


primera aproximación para u * en (3,59), calculando posteriormente un 0 desde ( 3.58 ), y luego re
calculando u * desde (3.56 ) o ( 3.57 ).
Inversamente, el sistema de ecuaciones. (3.56 ) - ( 3.59) se puede usar para determinar la altura
de la capa de Prandtl, z p si la velocidad de fricción, u * se conoce de otras fuentes.
La segunda idea es modificar la dependencia de la longitud de mezcla en altura y
ha sido propuesto por Gryning et al. (2007 ). Reformularon la altura
longitud de mezcla dependiente l (que se denota jz = L L en la capa de Prandtl en el
siguientes ecuaciones) para limitar su crecimiento con la altura y así extender el
validez de la ley logarítmica ( 3.6) por encima de la capa superficial. Han elegido:

1 1 1 1
¼ þ þ ð3.60Þ
l LL LM LU

Se forma una longitud de mezcla modificada en (3.60 ) al introducir una escala de longitud para
la parte media de la capa límite, L M = u * / f (-2 ln (u * / (fz 0 ))? 55 -1 y a
escala de longitud para la parte superior de la capa límite, L U = (z i - z). Esto resulta en
la siguiente alternativa de perfil de viento a ( 3.6) o ( 3.55 ):

tu à z z z z
uðzÞ ¼ En þ UNA ð3.61Þ
j z0 LM z i 2L M

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 48/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

57
46 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Peña y cols. ( 2010a ) sugieren un enfoque similar para el inicio de la longitud de mezcla
de Blackadar's ( 1962) enfoque principal para la longitud de mezcla, l

jz
l¼ re ð3.62Þ
1 þ jz sol

que puede reescribirse como

1 1 ðjzÞ dÀ1
¼ þ ð3.63Þ
l jz gd

Incorporando este enfoque en la ley de perfil logarítmico (3.6) da:


re re !
tu à z 1 jz 1 z jz z
uðzÞ ¼ En þ UNA UNA ð3.64Þ
j z0 re sol 1þd zi sol zi

Para una estabilidad neutral yd = 1, Peña et al. ( 2010a) encontrar el valor límite de
la escala de longitud en la parte superior de la capa límite g = 39 m; para d = 1.25
dan g = 37 m. El único parámetro necesario en (3,64) desde arriba
capa superficial es la altura de la capa límite, z i . Un resumen en papel
paring los diferentes enfoques (3.6 ), (3,61) y ( 3.64) para estratificación neutral y
terreno homogéneo ha sido escrito por Peña et al. ( 2010a ).
Con las funciones de corrección para la estabilidad térmica no neutra (3.15) y ( 3.21),
El perfil de viento vertical unificado (3.55 ) se convierte en:
8
>>>>>
u à /<j re
lnðz / z 0 Þ À W m ðz / L Ã Þ para z \ z p
u g ðÀ sin a 0 ffiffiffi
þ cos a 0 Þ para z ¼ z p
UNA pag
uðzÞ ¼ u g 1 À 2 2 e ÀcðzÀz p Þ ð3.65Þ
>>>>>:
sin a 0 cosðcðz À z p Þ þ p / 4 À a 0 Þ para z [z p
à 1/2
þ2e À2cðzÀz p Þ sin 2 a 0

En el caso no neutral, las ecuaciones para la velocidad de fricción y el viento


ángulo de giro ( 3.56 ) - ( 3.58) tome las siguientes formas, que ahora implican correc-
Funciones para la estabilidad térmica de la atmósfera:

ju g ðÀ sin a 0 þ cos a 0 Þ
uü ð3.66Þ
lnðz p / z 0 Þ À W m ðz p / L Ã Þ

cjz p sin a 0
2ug
uü ð3.67Þ
uðz p / L Ã Þ

1
un 0 ¼ arctg UNA UNA ð3.68Þ
2cz p

uðz p / L Ã Þ lnðz p / z 0 Þ À W m ðz p / L Ã Þ

u * y a deben determinarse mediante el mismo procedimiento iterativo que se describe después


( 3.59) c todavía tiene la forma dada en ( 3.59 ), b se establece en 16 después de Högström

58
3.2 Leyes de perfil sobre la capa de superficie 47

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 49/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 3.9 Comparación de los perfiles de viento vertical promedio mensual de (3.16 ) (línea completa delgada), desde
(3.65 ) (línea completa), desde ( 3.69) (línea punteada) y desde ( 3.70) (línea discontinua) con los mismos datos
como en la figura 3.8. Izquierda durante el día, derecha durante la noche. Los parámetros para las diversas fórmulas se dan en
el inserto

( 1988) La función W se había definido en ( 3.15) y ( 3.21) para inestable y


condiciones estables. La función u también es diferente para estratificaciones inestables y estables.
catión y se especifica a continuación en las ecuaciones. ( 3.71 ) y ( 3.73)
Los enfoques alternativos de Gryning et al. (2007 ) y Peña et al. ( 2010a , b )
producen los siguientes perfiles de viento verticales unificados que deben usarse en lugar de
( 3.61) y ( 3.64) en caso de estratificación térmica no neutra del límite
capa:

tu à z z z z z
uðzÞ ¼ En þT þ UNA ð3.69Þ
j z0 LÃ LM z i 2L M
re re !
tu à z z 1 jz 1 z jz z
uðzÞ ¼ En þT þ UNA UNA ð3.70Þ
j z0 LÃ re sol 1þd zi sol zi

con una función de corrección de estabilidad T (z / L * ) que nuevamente es diferente para inestable y
estratificación estable Se especifica a continuación en las ecuaciones. ( 3.72 ) y (3.74 ). Para más detalles, el
lector se refiere a Gryning et al. (2007 ) y Peña et al. ( 2010b ). Una comparación de
perfiles de viento desde ( 3.65), ( 3.69) y ( 3.70) se muestra en la figura 3.9.
Para situaciones inestables, la forma diferencial u de la función de corrección W m
( 3.15) para lecturas de estratificación térmica inestable:

Page 59
48 3 perfiles verticales sobre terreno plano

uðz / L à ޼ð1 þ bz / L Ã Þ À1 / 4 ð3.71Þ

y la función de corrección de estabilidad en ( 3.69 ) y (3.70 ) se convierte en (Peña et al.


2010b ):

Tðz / L à ޼ÀW m ðz / L Ã Þ ð3.72Þ

En situaciones estables, la forma diferencial u de la función de corrección W m (3.15 )


para estratificación estable lee:

uðz / L Ã Þ ¼ 1 þ az / L Ã ð3.73Þ

y la función de corrección de estabilidad en ( 3.69 ) y (3.70 ) se convierte en (Peña et al.


2010b ):

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 50/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Tðz / L à ޼ÀW m ðz / L Ã Þ 1À z ð3.74Þ
2z i

Como anteriormente, b se elige alrededor de 15 o 16 y a se elige alrededor de 4.7 y 5.


El trabajo en tales perfiles unificados está en curso, ver. por ejemplo, Sathe et al. ( 2011)
Los métodos de medición necesarios para determinar la altura de la capa mixta son
descrito en el Apéndice B.

3.3 Espectros

Los espectros de potencia (o brevemente los espectros) describen la dependencia de la frecuencia de la potencia
de fluctuaciones turbulentas, mientras que las desviaciones estándar de los componentes del viento
dado en las relaciones ( 3.9) y ( 3.17) a ( 3.20) son valores integrales sobre todo
espectro de turbulencia. La dependencia de la frecuencia de las desviaciones estándar es
necesario para cálculos de carga para turbinas eólicas. Esta información deseada puede ser
obtenido solo de espectros de turbulencia. Kaimal y col. ( 1972) otorgan funciones universales
iones para los espectros de turbulencia para la estratificación neutral sobre terreno plano:

nS u ðnÞ F
¼ 105 ð3.75Þ
u UNA
2 re1 þ 33f Þ 5/3

nS v ðnÞ F
¼ 17 ð3.76Þ
u UNA
2 re1 þ 9.5f Þ 5/3

nS w ðnÞ F
¼2 ð3.77Þ
u UNA
2 re1 þ 5.3f 5/3 Þ

con la densidad de potencia espectral S (n), frecuencia ny frecuencia normalizada


f = nz / U. Las funciones ( 3.75) - ( 3.77 ) seguir la ley de Kolmogrov –5/3 para
subrango inercial entre el rango de producción de baja frecuencia y el

60
3.3 Espectros 49

rango de disipación de frecuencia. Teunissen ( 1980 ) sugiere una modificación de estos


fórmulas para terrenos más accidentados. El pone:

nS u ðnÞ F
¼ 105 ð3.78Þ
u UNA
2 rec u f 33f Þ 5/3

nS v ðnÞ F
¼ 17 ð3.79Þ
u UNA
2 rec v þ 9.5f Þ 5/3

nS w ðnÞ F
¼2 ð3.80Þ
u UNA
2 rec w þ 5.3f 5/3 Þ

con c u = c w = 0.44 y c v = 0.38 para terreno agrícola plano. Los valores para c u ,
c v y c w menos que la unidad conducen a un aumento de la densidad espectral en el
rango de frecuencia. Alternativamente, la formulación de los espectros de von Kármán puede ser
utilizado (Teunissen 1980 ) que no depende de una determinación de la fricción
velocidad, sino más bien en las variaciones de los componentes de velocidad y tres turbulentos
escalas de longitud.

nS u ðnÞ 4kL xtu


¼ 5/6 ð3.81Þ
r 2tu
1 þ 70.7ðkL x
uÞ2

nS v ðnÞ 1 þ 188.4ð2kL x
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 51/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
r 2v ¼ 4kL xv v6/11
Þ2 ð3.82Þ
1 þ 70.7ð2kL x
vÞ2

nS w ðnÞ 1 þ 188.4ð2kL x
¼ 4kL xw Þ2
w6/11 ð3.83Þ
r 2w
1 þ 70.7ð2kL x
wÞ2

donde k = n / U y L u x , L ux , L ux son parámetros de escala "libres" que se pueden elegir


para que coincida con los datos. Teunissen (1980 ) da

Lx w ð3.84Þ
u = 0.146 / k p u; Lx v¼ 0.106 / k p v; Lx w¼ 0.106 / k p
donde el k i p son los números de onda de los picos en el espectro.
Los espectros se ven diferentes en condiciones no neutrales. Kaimal y col. ( 1972) dar
para altas frecuencias f [4:

nS u ðnÞ
2/3
¼ a 1 2pj
re Þ À2 / 3 f À2 / 3 ð3.85Þ
u2 mi
Ãu

nS v ðnÞ nS w ðnÞ
¼ ¼ 0.4f À2 / 3 ð3.86Þ
2/3 2/3
u2 mi u2 mi
Ãu Ãu

Página 61
50 3 perfiles verticales sobre terreno plano

con la constante universal a 1 = 0.5 y la tasa de disipación no dimensional para


3 . Kaimal y col. ( 1972) derivan de datos de la
energía cinética turbulenta / e = jze / u *
Experimento de Kansas:

2/3
z
1 þ 0.5 z LÃ
para À 2 LÃ
00
u 2/3
mi ¼ ð3.87Þ
3/5 z
1 þ 2.5 z LÃ para 0 LÃ 2

Para frecuencias más bajas f \ 4 (3.85 ) y (3.86 ) dependen de z / L * también.


De acuerdo con Kaimal et al. ( 1972) la forma de estos espectros es similar a ( 3.74 ) a
( 3.76 ).
La dependencia de la altura del número de onda k max del máximo del
El espectro que describe la extensión lateral de los elementos de turbulencia ha sido
encontrado empíricamente (Schroers et al. 1990 ):

k máx ¼ 0.0028z À0.27 ð3.88Þ

La escala de longitud integral que describe la extensión longitudinal de la turbulencia.


Se encuentra que los elementos varían según (Schroers et al. 1990 ):

L x ðzÞ ¼ 112.3z 0.27 ð3.89Þ

Esto significa que L x = 367 ma 80 my 389 ma 100 m de altura. L x y 1 / k máx.


están relacionados entre sí. L x es aproximadamente un tercio de 1 / k máx . Schroers y col. (1990 )
se encontró además L x / L y = 4.6 a 48 m de altura y L x / L y = L x / L z a 80 m, donde L y es
el lateral y L z la extensión vertical de los elementos de turbulencia.

3.4 Variación diurna del perfil del viento

Los cambios diarios habituales en la estratificación térmica del límite atmosférico.


La capa sobre la tierra también influye en los perfiles de viento vertical. Estos perfiles de viento tienen
introducido para condiciones estacionarias en las sectas. 3.1.1.2 y 3.1.1.3 . No sta-

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 52/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
La funcionalidad provoca características adicionales que no están cubiertas por las leyes del viento estacionario.
que van más allá de los cambios necesarios entre el viento de forma diferente
perfiles bajo diferentes estratificaciones térmicas. Sobre los océanos el ciclo diurno es
prácticamente ausente debido a la alta capacidad calorífica del agua. En cambio, encontramos aquí
Un ciclo anual. Ver sección 5.2 para más detalles.
La variación diurna es considerablemente diferente para vientos y vientos cercanos a la superficie.
por encima de una cierta altura que se conoce como "altura de inversión" o
'' altura de cruce ''. Los vientos cercanos a la superficie bajo condiciones de cielo despejado se comportan como
todos lo saben por experiencia propia: el viento refresca durante el día y
se calma por la noche. Lo contrario está ocurriendo por encima de la altura de cruce:
La velocidad del viento es mayor durante la noche y disminuye durante el día. Esta característica tiene
ya ha sido descrito por Hellmann (1915 ) y Peppler (1921 ) de la

Page 62
3.4 Variación diurna del perfil del viento 51

evaluación de mediciones de viento de mástiles altos. Wieringa ( 1989) ha dado un


Una descripción más general de este fenómeno. El término "cruce" proviene de
gráficos que muestran perfiles de viento vertical durante el día y durante la noche. Estas
dos perfiles se cruzan entre sí a la altura de cruce. Por debajo de esta altura, la media
la velocidad del viento durante el día es mayor que la velocidad media del viento durante la noche por encima de este
altura lo contrario es cierto. Esto lleva al fenómeno de que a la altura de cruce
La variación diurna de la velocidad del viento es mínima. Emeis (2004 ) y Emeis et al.
( 2007b ) han demostrado este efecto a partir de sondeos acústicos en tierra con
un SODAR Por ejemplo, Emeis (2004) muestra la variación diurna del viento a diferentes alturas
para un área rural (Fig. 3.10 ). Emeis y col. ( 2007b) encuentra una altura cruzada de un bit
más de 100 m para primavera en Hannover (Alemania) (Fig. 3.11 ). Lokoshchenko
y Yavlyaeva ( 2008 ) encuentran una altura cruzada a partir de datos de sodar de 60–80 m para
primavera y verano en Moscú.
Las velocidades del viento durante el día en ambas capas por debajo y por encima de la altura de cruce son
más o menos igual debido a la intensa mezcla vertical en la convección diurna
la capa límite. Por la noche, la fuerte estabilización de la capa límite debido a
El enfriamiento radiativo del suelo conduce a un desacoplamiento de los vientos de arriba y
debajo de la altura de cruce. Los vientos por debajo de esta altura ya no sienten la conducción
vientos de capas superiores mientras que los vientos por encima de esta altura se aceleran debido a la
Falta la fuerza de fricción desde abajo. Esta aceleración nocturna sobre el cruce
la altura conduce a la formación de chorros de bajo nivel.

3.4.1 Perfiles verticales de los parámetros de Weibull

La altura de cruce, que se ha introducido en la sección anterior, es


relacionado con el perfil vertical del parámetro de forma k de distribuciones de Weibull de
las velocidades del viento de 10 minutos también (ver Apéndice A y Wieringa 1989), ya que esto
El parámetro está inversamente relacionado con la varianza temporal de la velocidad del viento (ver Ec.
(A.28)). Por lo tanto, el perfil vertical del parámetro de forma debe tener un máximo en
la altura de cruce porque la variación diurna de la velocidad del viento es a
mínimo aquí. Valoraciones en Emeis (2001 ) muestran claramente tales máximos en el
perfiles de parámetros de forma a alturas entre 60 y 80 m.
Independiente de las leyes de perfil de viento que se han introducido en la sección. 3.1
anterior y que se aplican fácilmente al parámetro de escala A de la distribución Weibull
también, varias fórmulas empíricas para la variación vertical del parámetro de forma
k han sido sugeridos de estudios anteriores. Justus y col. (1978 ) perfil ajustado
funciona desde datos de torre hasta 100 m agl por:

1 À c ln z a z ref
kðzÞ ¼ k A ð3.90Þ

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 53/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
1 À c ln z z ref

Page 63
52 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Fig. 3.10 Variación diurna de la velocidad del viento a diferentes alturas (55, 85, 145 y 205 m) arriba
terreno a partir de observaciones de SODAR sobre un área rural plana

Fig. 3.11 Perfiles medios mensuales de viento vertical a partir de mediciones SODAR durante el día (delgada
línea completa) y por la noche (línea discontinua) sobre la ciudad de Hannover (Alemania) en abril de 2003

con k A como parámetro de forma medido a la altura z A , z ref = 10 m, y


c = 0,088. Justus y col. ( 1978) eran principalmente conscientes de la posible existencia de
un máximo en el perfil k pero se supone que este máximo ocurriría en las alturas
por encima de 100 m. Más tarde Allnoch (1992 ) propuso poner c = 0.19 y z ref = 18 m en
para representar mejor la pendiente del perfil k en la parte superior de la capa superficial.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 54/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 64

3.4 Variación diurna del perfil del viento 53

Fig. 3.12 Perfiles verticales de la escala (izquierda) y el parámetro de forma (derecha) del Weibull
distribución a partir de mediciones SODAR (curvas discontinuas diferentes) para terreno plano. los
las curvas parametrizadas a la izquierda son de ( 3.22 ) (los exponentes se dan en el extremo superior de la delgada
curvas completas), ( 3.54 ) usando A g = 6.98 m / syc = 0.03 (curva en negrita), y a la derecha de ( 3.91 )
usando z m = 75 myc 2 = 0.06. Las curvas etiquetadas '' Justus '' y '' Allnoch '' han sido
calculado a partir de ( 3.90)

Wieringa ( 1989) intentó un enfoque diferente para la descripción de la vertical


perfil del parámetro de forma en el que tuvo en cuenta el máximo esperado
mamá en la parte superior de la capa superficial, aunque se quejó de la existencia de
este máximo aún no se había probado hasta la publicación de su artículo. El prefiere
parametriza la diferencia k (z) - k A en lugar de la relación k (z) / k A poniendo:

zÀzA
kðzÞ À k A ¼ c 2 zre
ÀzA Þ exp À ð3.91Þ
zmÀzA

con la altura esperada del máximo del perfil k, z my un factor de escala,


c 2 del orden de 0.022 para terreno nivelado. c 2 determina el rango entre
valor máximo de k (z) a la altura z my el valor asintótico de k a grandes alturas.
Así (3.91 ) contiene dos parámetros ajustables, z m y c 2 que deben ser determinados
extraído de datos experimentales. La figura 3.12 muestra ejemplos de medición de perfil.
Ments con un SODAR (Ver Emeis 2001 para detalles experimentales) y comparaciones
con las ecuaciones de perfil para la capa superficial (3.22 ) y la capa Ekman (3,54)
El parámetro de escala en alturas de hasta aproximadamente 60–80 m sigue bien la ley de potencia.
( 3.22) Para mayores alturas la ley Ekman ( 3.50) es más adecuado. Por lo tanto, la ecuación. ( 3.65 )
podría ser una buena manera de describir el perfil vertical del parámetro de escala.
Vemos en la figura 3.12un máximo distinto en el perfil vertical de la forma
parámetro a 50–80 m de altura. Este máximo es una indicación para el cruce
altura. Estudios sistemáticos sobre la variación de la altura de cruce con la estación y
Parece que falta rugosidad de la superficie. La altura de cruce es diferente de la
altura de capa mixta (ver Apéndice B). Cruce del día y la noche.
los perfiles de viento generalmente ocurren junto con la ocurrencia de chorros de bajo nivel (ver
Siguiente sección). Las propias evaluaciones del autor de las mediciones de SODAR parecen
indicar que la altura de cruce es aproximadamente un tercio de la altura del núcleo de
El jet de bajo nivel.

Página 65
54 3 perfiles verticales sobre terreno plano

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 55/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 3.13 Observaciones de SODAR de un jet nocturno de bajo nivel sobre el aeropuerto de París Charles de Gaulle
en junio de 2005. Se muestran seis perfiles de viento promediados cada media hora consecutivos. Las tres curvas
entre 30 y 200 m son de ( 3.16) utilizando L * =?, 500 y 100 m (de izquierda a derecha)

3.4.2 Jets de bajo nivel

Sobre tierra, los chorros de bajo nivel son máximos nocturnos en el perfil vertical de velocidad del viento.
que se forman en la parte superior de la capa límite nocturna. Las alturas típicas están entre
150 y 500 m sobre rasante. Por lo tanto, tienen la capacidad de influir en el
Rendimiento energético de aerogeneradores modernos con alturas de buje de más de 100 m.
La figura 3.13 muestra seis perfiles medios de media hora posteriores como ejemplo.

3.4.2.1 Origen de los jets de bajo nivel

La formación de chorros de bajo nivel requiere un cambio temporal o espacial en la temperatura.


estabilidad de la atmósfera que conduce a un cambio repentino entre dos diferentes
equilibrios de fuerzas. El flujo debe transitar desde una condición inestable o neutral
donde las fuerzas de fricción, gradiente de presión y Coriolis se equilibran entre sí
condición donde solo el gradiente de presión y la fuerza de Coriolis se equilibran entre sí (ver
Fig. 3.14) La repentina desaparición de la fricción retardadora en el equilibrio de
fuerzas conduce a una oscilación inercial del vector de viento horizontal. Velocidad del viento
dispara a valores mucho más altos y la mayor velocidad del viento conduce a una mayor
Fuerza de Coriolis que provoca un giro del vector de viento también. Lo relevante
Las ecuaciones para este fenómeno ya se han presentado en la sección. 3.2.2.
En el dominio temporal esto corresponde a un cambio repentino de un inestable
capa límite convectiva diurna a una capa límite estable nocturna. Esta
requiere cielos despejados para tener cambios rápidos en la estratificación térmica pero aún

Página 66
3.4 Variación diurna del perfil del viento 55

Fig. 3.14 Balance de fuerzas


(flechas negras) durante el día
capa límite convectiva
(arriba) y arriba del nocturno
capa límite estable
(abajo). La desaparición
de la fuerza de fricción conduce a
un aumento en la velocidad del viento y
un giro en la dirección del viento
(flechas rojas). '' L '' y '' H ''
indicar mínimos y máximos
en presión superficial y delgada
las líneas son isobaras de superficie

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 56/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

gradientes de presión sinópticos horizontales que no desaparecen. Por lo tanto, nocturno bajo
Los chorros de nivel generalmente aparecen en los bordes de los sistemas de alta presión (vea el área sombreada en
Fig. 3.15)
En el dominio espacial esto corresponde a una transición repentina del flujo de un
superficie que es más cálida que la temperatura del aire a una superficie lisa que es
más frío que la temperatura del aire. Esto puede suceder cuando el flujo cruza la costa
línea de tierra cálida a una superficie oceánica más fría o de tierra desnuda a nieve o hielo.
Superficies cubiertas.

3.4.2.2 Frecuencia de chorros de bajo nivel

Se mencionó en la sección anterior que la ocurrencia de baja nocturna


Los chorros de nivel dependen de ciertas condiciones climáticas sinópticas. Por lo tanto, puede ser
espera que la frecuencia de ocurrencia esté vinculada a la aparición de ciertos
clima o tipos de circulación. Para Europa Central, el "Grosswetterlagen" (grande-
tipos de clima a escala) han demostrado dar una buena clasificación del clima
situación (Gerstengarbe et al. 1999) La figura 3.16 muestra la frecuencia de ocurrencia
rence de aviones de bajo nivel sobre el norte de Alemania en función de estos 29 a gran escala
tipos de clima. Los dos tipos más relevantes (las dos columnas más a la izquierda en
Fig. 3.16) son un puente de alta presión sobre Europa Central (tipo '' BM '') y un
área de presión sobre las Islas Británicas (tipo '' HB ''). En general, apareció un jet de bajo nivel
en 23% de todas las noches.
La figura 3.16 muestra la frecuencia de aparición de un chorro de bajo nivel como función
del tipo de clima. La relevancia de cierto tipo de clima para la formación de un
el chorro de bajo nivel se puede evaluar al comparar la frecuencia del chorro de bajo nivel
ocurrencia con la frecuencia general de ocurrencia del clima respectivo
tipo. La figura 3.17 ha sido producida dividiendo las frecuencias mostradas en

Page 67
56 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Fig. 3.15 Las condiciones sinópticas adecuadas para la formación de chorros nocturnos de bajo nivel se encuentran en
Area sombreada

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 57/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 3.16 Frecuencia de la ocurrencia de chorros nocturnos de bajo nivel sobre el norte de Alemania como
función del tipo de circulación centroeuropea (Grosswetterlage, Gerstengarbe et al. 1999 ) de
Dos años de datos SODAR en Hannover (Alemania) desde el otoño de 2001 hasta el verano de 2003

Fig. 3.16 por la frecuencia de ocurrencia de los respectivos tipos de clima durante el
mismo periodo de observación. Hay dos tipos de clima donde la frecuencia de ocurrencia
la frecuencia es idéntica a la frecuencia de ocurrencia de los jets de bajo nivel durante este
tipo de clima Esto significa que en todas las noches cuando este tipo de clima prevaleció un
Se observó chorro de bajo nivel. Esto se indica por una eficiencia de chorro de bajo nivel de 1.0 en
Fig. 3.17. Pequeñas desviaciones de la unidad se deben al tamaño limitado de la muestra evaluada
para este propósito. Estos dos tipos de clima son '' HNFA '' y '' HFZ '' que son ambos
relacionado con los sistemas de alta presión al norte del sitio de investigación.

Página 68
3.4 Variación diurna del perfil del viento 57

Fig. 3.17 Eficiencia de los tipos de circulación de Europa Central (Grosswetterlage) para producir un bajo
chorro de nivel de dos años de datos SODAR

Tal alta eficiencia para formar un chorro de bajo nivel permite una cierta
pronóstico de la ocurrencia de un jet de bajo nivel. Una vez que tales tipos de clima estén previos
lanzado un jet de bajo nivel se formará con una probabilidad muy alta. Los valores dados en
La figura 3.17 se puede usar para dar la probabilidad de formación de chorro de bajo nivel para el norte
Alemania para cada tipo de clima. Para otras áreas, la investigación tiene que ser
repetido con datos de chorro local de bajo nivel.

3.4.2.3 Perfiles de viento verticales debajo del núcleo del chorro

El perfil de viento vertical durante la aparición de un chorro de bajo nivel se modifica de


( 3.16) Empíricamente sugerimos a partir de las mediciones de SODAR:
2 !
z llj À z p À z llj À z
uðzÞ ¼ u log ðzÞ 1 þ Du llj ð3.92Þ
z llj À z p

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 58/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

donde u log (z) es la velocidad del viento de equilibrio desde (3.16), Du llj la aceleración relativa
con referencia a u log (z) en el centro del chorro de bajo nivel, z llj la altura del
centro del chorro de bajo nivel sobre el suelo y z p la altura de la capa superficial.
Un chorro de bajo nivel está relacionado con un giro de la dirección del viento con altura, d (z) como
bien. Se puede formular otra relación empírica similar a ( 3.92 ):

z llj À z p À z llj À z
dðzÞ ¼ dðz p Þ þ Dd llj ð3.93Þ
z llj À z p

donde Dd llj es el giro absoluto de la dirección del viento desde la parte superior de la superficie
capa al núcleo del chorro de bajo nivel en grados. Este giro puede ilustrarse

Página 69
58 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Fig. 3.18 Medido (líneas completas delgadas) y modelado (punteado desde ( 3.22 ), punteado con guiones ( 3.16 ), negrita
(3.80 )) perfiles verticales de la velocidad del viento y sus componentes horizontales u y v (solo modelados) para
Un área rural. Parámetros para (3.16), ( 3.22) y ( 3.80) han sido elegidos para que coincidan
vientos a 50 y 100 m, y se dan en el cuadro de la derecha. z ref = 50 m

con los siguientes dos ejemplos de mediciones de SODAR en zonas rurales y


Areas urbanas.
La Figura 3.18 muestra ejemplos de perfiles verticales del componente de viento oeste-este
nentuand y el componente de viento sur-norte sobre terreno plano (z 0 = 0.1 m), Fig. 3.19
para un área urbana (z 0 = 1 m). Ambas figuras demuestran la capacidad de (3.92) y
( 3.93) para describir el giro vertical del viento debajo de un chorro de bajo nivel.

3.5 Capas de límites internos

La estructura de flujo de la capa límite sobre una superficie homogénea tiende a estar en
equilibrio con las propiedades de la superficie debajo, que gobiernan la vertical
momento turbulento, flujos de calor y humedad. Cuando el flujo transita de uno
tipo de superficie a otra con diferentes propiedades de superficie, la estructura de flujo tiene que
adaptarse a las nuevas características de la superficie. Esto lleva a la formación de un interno
capa límite (IBL, interna porque es un proceso que tiene lugar dentro de un
capa límite existente) que crece con la distancia desde la línea de transición
(Fig. 3.20)
Un IBL con una estructura dinámica modificada puede desarrollarse cuando el flujo ingresa
Un área con una rugosidad diferente (por ejemplo, de pastos a bosques o de agricultura
áreas a áreas urbanas) o cruza una costa. Un IBL con una térmica modificada
la estructura puede surgir cuando el flujo ingresa a un área con

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 59/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
temperatura de la superficie (por ejemplo, de tierra a mar o de agua a hielo). A menudo dinámico
y los cambios térmicos ocurren simultáneamente. Perfiles verticales de viento, turbulencia,

Page 70
3.5 Capas de límites internos 59

Fig. 3.19 Como Fig. 3.18, pero para terreno urbano (z 0 = 1 m)

Fig. 3.20 Bosquejo principal de las capas límite internas que se desarrollan sobre cambios de paso en la superficie
propiedades

la temperatura y la humedad cambian dentro del IBL y regresan a la unidad


valores turbed en la parte superior de IBL.
Las tapas inclinadas de IBL deben distinguirse de las inversiones y la inclinación frontal
superficies en las que también cambian los perfiles verticales de viento, turbulencia,
temperatura y humedad puede suceder. Las inversiones son generalmente horizontales y
causado ya sea por movimientos de hundimiento adiabáticos desde arriba o por enfriamiento radiativo
desde abajo. Las superficies frontales están inclinadas como las tapas de IBL pero se mueven con el sinóptico
sistemas de presión y no están vinculados a los cambios en las propiedades de la superficie. Si varios
cambios posteriores en las propiedades de la superficie ocurren en la dirección de la corriente, mul-
Se pueden formar IBL tiples. Todos crecen con la distancia desde el límite respectivo de
cada tipo de superficie A una distancia mayor al cambio iniciador en la superficie

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 60/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Page 71
60 60 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Fig. 3.21 Esquema principal de los perfiles de viento dentro de las capas límite internas que se desarrollan sobre el escalón
cambios en la rugosidad de la superficie. h denota la altura general de IBL, h 1 la altura en la curva superior en
perfil del viento, h 2 la altura de la capa de equilibrio inferior debajo de la cual se encuentra el flujo
equilibrio con la nueva rugosidad de la superficie. s? r significa una transición de suave a áspero y
r? sa transición de áspero a suave

propiedades, el único IBL pierde su identidad y múltiples IBL ya no pueden ser


distinguidos el uno del otro. Esta altura también se llama altura de fusión.
La altura de la parte superior de un IBL es una cuestión de definición (ver Fig. 3.21 ). h 2
da la altura de la capa que está completamente en un nuevo equilibrio con el
Nuevo tipo de superficie. Esta capa también se llama capa de equilibrio. h 1 da la altura
donde el perfil del viento tiene su torcedura superior y coincide con la corriente arriba no perturbada
Perfil de viento. h da la altura en la cual las extrapolaciones verticales de la superficie cercana
Los perfiles de viento de equilibrio aguas arriba y aguas abajo del cambio de escalón se encuentran. los
capa entre h 2 y h se llama la capa de transición. La curva discontinua en la figura 3.21
muestra esquemáticamente el perfil del viento en el IBL de una transición suave a áspera,
la línea punteada por el guión del perfil en una transición aproximada a suave. Perfiles de viento real
muestra transiciones más suaves entre las capas verticales y exhibe una inflexión
punto entre h 2 y h 1 .
La descripción de la altura de tales IBL ha sido objeto de investigación y
Evaluación de datos desde hace varias décadas. Savelyev y Taylor ( 2005 ) tienen un resumen
marcó este trabajo en una revisión en la que enumeran 20 fórmulas para la altura IBL de
publicaciones anteriores y agregue otras dos. Recientemente Floors et al. ( 2011) han revisado
El problema de tener mediciones disponibles desde aguas arriba y aguas abajo del
cambio en las propiedades de la superficie. Investigaron las capas límite internas que se forman en
la costa oeste danesa mediante el análisis de datos de la torre meteorológica Horns Rev
a unos 15 km de la costa en el Mar del Norte y el mástil de Høvsøre en tierra de 160 m de altura
A 1,8 km de la costa. Floors y col. encontró que la analogía de dispersión de
Miyake ( 1965 ) ofrece la fórmula más adecuada para la altura del IBL:

Page 72
3.5 Capas de límites internos 61

h h jx
En À1 þ1¼C ð3.94Þ
z0 z0 z0

donde x es la distancia desde el inicio de la IBL, z 0 es el máximo de


rugosidad aguas arriba y aguas abajo, j = 0.4 es la constante de von Kármán y C es una
constante que Floors et al. (2011) puesto a 2.25. Siguiendo a Troen y Petersen

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 61/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
( 1989), el perfil de viento sobre el IBL se puede escribir como:
8
Enz0u
z
>>>>>
uu < z! c 1 h
ln z0u
c1h

Enc2h
z

uðzÞ ¼ u d þ u re
uÀud Þ En c1 c 2 h zc 1 h ð3.95Þ
>>>>>: c2

Enz0d
z

ud zc 2 h
ln c2h
z0d

donde z 0u es la longitud de rugosidad aguas arriba, z 0d es la rugosidad aguas abajo


longitud, u u es la velocidad del viento a la altura c 1 h calculada a partir de (3.6) utilizando el
longitud de rugosidad aguas arriba y velocidad de fricción, y u d es la velocidad del viento en el
altura c 2 h calculada a partir de (3.6) utilizando la longitud de rugosidad aguas abajo y
velocidad de fricción Floors y col. ( 2011) sugerir c 1 = 0.35 y c 2 = 0.07, porque
esto da la mejor adaptación a sus datos medidos en Horns Rev. Las diversas parcelas en
Savelyev y Taylor muestran que la altura h del IBL es aproximadamente una décima parte del
distancia del cambio de escalón. Esto infiere que la altura de la capa de equilibrio es
aproximadamente del orden de una centésima parte de la distancia desde el cambio de escalón. Esta
se ajusta bien a la regla general que dice que una medida realizada en un mástil
a una altura dada es representativo de las propiedades de la superficie en una distribución aguas arriba
Tance de aproximadamente 100 veces la altura de medición. La ventaja de lo simple
modelo (3.94) y ( 3.95 ) es que, después de especificar C, c 1 y c 2 , solo u * d ,
Es necesario conocer z 0u y z 0d para describir el perfil del viento (Floors et al. 2011)

3.6 Perfiles de viento y turbulencia sobre bosques

En los últimos años, los bosques se han convertido en una opción interesante para los aerogeneradores.
ya que estos sitios generalmente están lejos de los asentamientos más grandes. Superficies cubiertas de bosques
son una forma especial de superficies con vegetación. Las características especiales del bosque.
la capa límite depende decisivamente del espaciamiento de los árboles. Si los árboles crecen muy
muy juntas, sus coronas forman una superficie rugosa que tiene mucho en común con
una tierra de hierba áspera e impermeable (Raupach 1979) como se muestra en la figura 3.1 , que tiene un
altura de desplazamiento bastante grande [ver (3.6)] en el orden de dos a tres tercios de la
altura del dosel La altura de desplazamiento sustituye a la superficie real de la Tierra en todos
leyes de perfil para flujos sobre bosques. Si los árboles crecen más dispersos, entonces la superficie rugosa
en la altura de desplazamiento debe considerarse como permeable, lo que se indica mediante
la flecha vertical doblada en negrita que se muestra en la figura 3.22 . Por lo tanto, la principal diferencia

Page 73
62 3 perfiles verticales sobre terreno plano

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 62/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Fig. 3.22 Bosquejo principal de la estructura vertical de la ABL en y sobre los bosques.

entre un bosque densamente vegetado (Fig. 3.1) y un bosque escasamente vegetado


(Fig. 3.22) es que pueden ingresar paquetes de aire más grandes (estos movimientos son a veces
llamados barridos) y dejar (también llamados eyecciones) la subcapa del dosel del bosque. Esta
La permeabilidad de la superficie rugosa de la subcapa del dosel del bosque conduce a una
anomalía que presenta intensidades de turbulencia más altas en la subcapa Wake de lo esperado
del gradiente vertical medio del viento en esta capa. Por lo tanto, el flujo habitual
las relaciones de gradiente no son válidas en toda la subcapa de rugosidad (ver Högström
et al. 1989 para más detalles). Esta capa de estela anómala puede extenderse hasta aproximadamente tres
cinco alturas de árboles y tiene muchas similitudes con una superficie urbana (ver la Sección 3.7 para
más detalles). En contraste con la capa del dosel urbano, que sumerge todo
extensión vertical de los edificios, la capa del dosel del bosque debe subdividirse en
dos capas en la vertical: la capa del tallo y la capa de la corona. En la subcapa del tallo,
La velocidad del viento horizontal puede ser mayor que en la subcapa de la corona más densa.
Por lo tanto, las turbinas eólicas en sitios forestales deben tener alturas de cubo de más de
aproximadamente tres veces la altura del árbol para evitar fatiga innecesaria debido a
turbulencia mejorada. Junto con la gran altura de desplazamiento que viene
con este tipo de superficie, esto generalmente significa alturas del cubo de la turbina eólica por encima del
altura de desplazamiento de considerablemente más de 100 m, es decir, alturas totales del cubo de
aproximadamente 130–150 m sobre el suelo.

3.7 Vientos en ciudades

Los recientes aumentos en la urbanización han resultado en un aumento de la demanda de energía urbana.
La investigación ha comenzado a investigar la posibilidad de generación de energía local a partir de
viento por turbinas especialmente indicado para entornos urbanos. Tal energía local

Page 74
3.7 Vientos en ciudades 63

generación evitaría el transporte de grandes cantidades de energía eléctrica de


parques eólicos marinos y plantas de energía solar del desierto a las ciudades densamente pobladas
del mundo.

3.7.1 Características de las capas límite urbanas

Las aglomeraciones urbanas han recibido recientemente un interés especial en la atmósfera.


estudios de capa límite. Hoy en día, más de la mitad de la humanidad vive en ciudades.
y el número de megaciudades con más de 10 millones de habitantes es constante
creciente. Las ciudades son grandes fuentes de contaminación y porque la temperatura ya está
más alto que en su entorno son especialmente propensos a los efectos de un
clima cálido Todos estos aspectos han fomentado estudios sobre la estructura de la
capa límite urbana (UBL). La meteorología de la UBL se ha convertido en un tema especial en
Meteorología de la capa límite. Un aspecto de los estudios de UBL es el análisis del viento.
perfiles y circulaciones secundarias de conducción térmica sobre ciudades (calor urbano)
islas). Ver, por ejemplo, Kanda (2007 ) e Hidalgo et al. (2008 ) para una visión general de
meteorología urbana y de islas de calor urbano. La isla del calor urbano provoca un
circulación secundaria con vientos hacia el centro urbano cerca del suelo,
movimiento de levantamiento sobre el centro urbano y salida de compensación hacia el
áreas rurales circundantes en lo alto (Shreffler 1978 , 1979)
Las superficies urbanas se caracterizan por grandes elementos de rugosidad, muy extendidos.
áreas selladas, menor disponibilidad de humedad en la superficie y mayores posibilidades
ities para el almacenamiento de calor. Esto conduce a intensidades de turbulencia más altas en el medio urbano.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 63/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
capa límite (UBL) y flujos de calor sensible más fuertes desde la superficie urbana
en la UBL. Ambos hechos inducen una mayor profundidad de la capa límite (ver el
cúpula urbana en la figura 3.23) Durante el día, la disponibilidad de humedad reducida conduce
a flujos de calor sensible latentes más pequeños y, por lo tanto, más grandes en la superficie urbana en comparación
a superficies rurales. El enfriamiento radiativo reducido de la superficie urbana o incluso el
persistiendo los flujos de calor hacia arriba (Velasco et al. 2007 ) en la noche previene la formación
de una capa límite nocturna estable. Tanto el aumento del flujo de calor sensible durante
el día y el enfriamiento reducido durante la noche causan temperaturas más altas en el
UBL en comparación con la capa límite rural circundante. Este efecto se conoce como el
isla de calor urbano (Atkinson 2003; Chow y Roth 2006 ). La isla del calor urbano es
mejorado por la producción de energía humana (Crutzen 2004 ; Kanda 2007), con el cual
20–70 Wm -2 pueden ser 5–10% de la energía de entrada por irradiación solar.
En un flujo horizontal, la presencia de la ciudad produce un cambio en la superficie.
propiedades. Las ciudades son a menudo islas aisladas con estas propiedades especiales de superficie.
Erties rodeadas de terreno rural para que el flujo sobre ellas no esté en equilibrio
Con la superficie urbana. Siguiendo Sect. 3.1.1.1, esto lleva a la formación de
capas límite internas (Fig. 3.23 ). La capa interna formada por las propiedades de
la superficie urbana a menudo se llama penacho urbano.
Placa siguiente ( 1995 ), Roth (2000) y Piringer et al. ( 2007), lo urbano
la capa límite (UBL) generalmente se divide en cuatro capas en la vertical (Fig. 3.24 ):

Página 75
64 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Fig. 3.23 Pluma urbana a favor del viento de una ciudad más grande. Este es un caso especial de un límite interno
capa (ver Fig. 3.20)

Fig. 3.24 Capas verticales en una capa límite urbana. H da la altura promedio del edificio,
pag ? y p- designar perturbaciones de presión atmosférica aguas arriba y aguas abajo de un solo
edificios

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 64/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
La más baja es la capa de dosel urbano (UCL) que llega hasta la cima media
altura de los edificios. La siguiente capa es la capa de estela en la que la influencia de
edificios individuales en el flujo sigue siendo notable. Esta capa de estela generalmente se extiende hasta
aproximadamente de dos a cinco veces la altura promedio del edificio. Estas dos capas son a menudo
abordado conjuntamente como la subcapa de rugosidad urbana (URL, Rotach 1999) Fuerte
El intercambio vertical por movimientos verticales forzados puede ocurrir en esta capa. Sobre el
La capa de rugosidad urbana es la capa de flujo constante (CFL) o la subcapa inercial (IS),
que sobre terreno homogéneo generalmente se llama capa superficial o Prandtl
capa. En la parte superior de la capa límite sobre el CFL, el viento
la dirección se convierte en la dirección del viento geostrófico (la capa de Ekman, ver

Page 76
3.7 Vientos en ciudades sesenta y cinco

Secta. 3.2 ) Si hay una capa límite conducida por convección (CBL), no hay distinción
se hace entre la capa CFL o Prandtl y la capa Ekman pero están juntas
dirigido como capa mixta. Buenas descripciones de las características especiales de la lata UBL
por ejemplo, se encuentra en Roth (2000 ), Arnfield ( 2003) y Grimmond ( 2006 ).
El viento y la turbulencia dentro de la UBL son diferentes del terreno plano. Numeroso
experimentos de campo (para una visión general, ver, por ejemplo, Grimmond (2006 )), estudios numéricos
(Véase, por ejemplo, Batchvarova y Gryning ( 2006)) y varios estudios de túnel de viento
(Counihan 1973 ; Farell e Ivengar 1999; Schatzmann y Leitl 2002) por lo tanto
se han llevado a cabo para investigar la estructura de la UBL. Además de lo mejor
comprensión de la turbulencia dentro de la UBL, una representación realista del flujo
el campo dentro de los cañones de la calle y encima de los edificios es esencial para el despliegue
de aerogeneradores urbanos adecuados para zonas urbanas (por ejemplo, simulaciones de modelos para Londres
con ADMS Urban (CERC 2001)).

3.7.2 Perfiles verticales de viento y turbulencia

Básicamente, los perfiles de viento sobre áreas urbanas pueden ser descritos por las leyes de perfil.
derivado en este capítulo anterior eligiendo una longitud de rugosidad grande (generalmente un metro
o más) y una altura de desplazamiento [ver ( 3.6) y las observaciones que siguen a esto
ecuación] de aproximadamente dos tercios de la altura media del edificio.
La figura 3.25 muestra los perfiles de viento medios mensuales sobre una ciudad para cuatro diferentes
estaciones. Los datos de abril en la figura 3.25 muestran el fenómeno de cruce que
ha sido presentado y explicado en la sección. 3.5 . La altura de cruce es aproximadamente
125 m. Esto es bastante alto y probablemente debido a la gran rugosidad aerodinámica de
La superficie urbana que es de aproximadamente 1 m en este caso. Los datos de agosto exhiben la baja
fenómeno de chorro nivelado en el perfil nocturno a unos 325 m sobre el suelo, incluso
en un promedio mensual (ver sección 3.4.1 ). Ambos fenómenos están estrechamente relacionados y el
arriba de la regla dada de que la altura de cruce es aproximadamente un tercio de la altura de
el núcleo de chorro de bajo nivel también se cumple. La aparición de estos fenómenos necesita
enfriamiento rápido nocturno que no aparece sobre las islas de calor urbano. Por lo tanto,
se debe suponer que el jet de bajo nivel se ha formado a escala regional sobre el
entorno rural de esta ciudad y ha sido advendido por el viento malo sobre el
ciudad. Esto demuestra nuevamente la falta de homogeneidad horizontal para las zonas urbanas.
capas límite como se muestra en la figura 3.23 .
La figura 3.26 da una indicación sobre los perfiles de turbulencia vertical sobre un área urbana.
área mostrando perfiles verticales de la desviación estándar de la velocidad vertical
componente de las mismas medidas que las representadas en la figura 3.25. Más
Los perfiles muestran un aumento con la altura incluso para una estratificación estable. El dia
el aumento puede explicarse por una estratificación inestable [ver Ec. (3.18 ]. El quieto
aumento considerable de los valores nocturnos con altura evidente en la parte inferior
100 m se deben a una estratificación inestable, pero por encima de esta altura son probablemente
también relacionado con la formación de chorros nocturnos de bajo nivel (ver arriba a la derecha y

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 65/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
especialmente el marco inferior izquierdo en la figura 3.26) El máximo de este estándar

Page 77
66 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Fig. 3.25 Perfiles de viento medios mensuales sobre la ciudad de Hannover (Alemania) de SODAR
mediciones (líneas en negrita) para febrero de 2003 (arriba a la izquierda), abril de 2003 (arriba a la derecha), agosto de 2002
(abajo a la izquierda) y noviembre de 2002 (abajo a la derecha). Las líneas finas se calculan a partir de la ecuación. ( 3.16), el
los parámetros necesarios se dan en los cuadros en la esquina superior izquierda de cada cuadro. Las líneas completas muestran todo
datos, líneas punteadas con guiones muestran datos diurnos y líneas discontinuas muestran datos nocturnos

la desviación está en la misma altura que el núcleo del chorro de bajo nivel. La relación de la
los valores de desviación estándar cerca del suelo a la velocidad de fricción son un poco
mayor de lo esperado de las ecuaciones. ( 3.9) y ( 3.18) para terreno plano. De acuerdo a estos
relaciones y el uso de los valores u * utilizados para el ajuste en la figura 3.25, la desviación estándar
los valores deberían oscilar entre aproximadamente 0.3 m / s para la noche de agosto y aproximadamente
0.7 m / s durante el día en abril. Las diferencias entre el día y la noche.
los perfiles son pequeños en invierno y otoño, aunque los perfiles de invierno muestran una gran
dependencia de la dirección sinóptica del viento. En invierno, los valores más grandes de este
La desviación estándar ocurre con vientos del oeste generalmente más fuertes. Noche y
los perfiles diurnos difieren más en primavera y verano. En estas estaciones, el
Las diferencias entre los perfiles medios diurnos y nocturnos son mucho mayores que
Las diferencias entre los perfiles medios para diferentes direcciones del viento.
La figura 3.27 muestra los perfiles medios mensuales del componente vertical de la
intensidad de turbulencia observada en Hannover, es decir, la desviación estándar representada en
Fig. 3.26 dividido por la velocidad media del viento horizontal que se muestra en la Fig. 3.25. Esta
cantidad, por lo tanto, inversamente depende de la velocidad media del viento. Intensidad de turbulencia
Es más alto en verano y primavera. En estas dos estaciones, los valores diurnos son dos veces
tan alto como los valores nocturnos. Durante el día, los perfiles de intensidad de turbulencia en primavera
y el verano son más o menos constantes con una altura de hasta 300–400 m sobre el suelo.

78 de 1189.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 66/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
3.7 Vientos en ciudades 67

Fig. 3.26 Perfiles medios mensuales de la desviación estándar de la componente vertical del viento sobre el
ciudad de Hannover (Alemania) a partir de mediciones SODAR (líneas en negrita) para febrero de 2003 (parte superior
izquierda), abril de 2003 (arriba a la derecha), agosto de 2002 (abajo a la izquierda) y noviembre de 2002 (abajo a la derecha). Lleno
las líneas muestran todos los datos, las líneas punteadas con guiones muestran datos diurnos y las líneas discontinuas muestran datos nocturnos

En otoño, invierno y, por lo general, de noche, los perfiles muestran una fuerte disminución.
de la intensidad de turbulencia con altura dentro de los 150-200 m inferiores.
Perfiles similares a los representados en las Figs. 3,25, 3.26 , 3.27 se han encontrado más de
otras ciudades también (por ejemplo, Moscú en Rusia y Linz en Austria, ver Emeis et al.
2007b para más detalles). El curso diurno de la varianza de la velocidad vertical.
El componente en verano es bastante similar en Hannover y Moscú.
Sin embargo, la figura 3.28 indica que el nivel general de la desviación estándar es
algo más grande sobre la ciudad mucho más grande de Moscú que sobre la ciudad más pequeña de
Hannover, aunque las velocidades medias del viento en Moscú en julio de 2005 fueron incluso
menor que en Hannover en agosto de 2002. Ambas parcelas muestran que la desviación estándar
aumenta con la altura durante el día y la noche en verano.

3.7.3 Fenómenos de flujo especial en capas urbanas de dosel

El flujo en la capa del dosel urbano presenta características especiales. Entre estos están los
Canalización del flujo en los cañones de la calle y entre los edificios más altos (ver Sección 4.1),
La aceleración del flujo sobre las cimas de los edificios, como sobre las cimas de las colinas (ver Sección 4.2), el
formación de remolinos detrás de los edificios, y la alta variabilidad del viento.

Página 79
68 3 perfiles verticales sobre terreno plano

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 67/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 3.27 Perfiles medios mensuales de intensidad de turbulencia en la ciudad de Hannover (Alemania)
de mediciones SODAR (líneas en negrita) para febrero de 2003 (arriba a la izquierda), abril de 2003 (arriba a la derecha),
Agosto de 2002 (abajo a la izquierda) y noviembre de 2002 (abajo a la derecha). Las líneas completas muestran todos los datos, con puntos de guión
las líneas muestran datos diurnos y las líneas discontinuas muestran datos nocturnos

Fig. 3.28 Variación diurna media mensual de la desviación estándar del viento vertical
componente para tres alturas diferentes para un mes de verano en Moscú, Rusia (izquierda) y
Hannover, Alemania (derecha) conspirado contra la hora local

direcciones. Los frecuentes cambios de dirección del viento en las zonas urbanas pueden favorecer la
Despliegue de turbinas más pequeñas con un eje de rotor vertical que operan en vientos
desde cualquier dirección sin ajuste. Más detalles sobre los vientos en las ciudades pueden ser
encontrado en Cermak et al. (1995 ).

80
3.8 Resumen para terreno plano 69

3.8 Resumen para terreno plano

Las turbinas eólicas actuales tienen alturas de cubo muy por encima de la capa superficial. Por lo tanto,
los perfiles de viento que describen las condiciones del viento ya no pueden basarse únicamente en
las leyes logarítmicas ( 3.6) y ( 3.16 ) o la ley de poder ( 3.22) válido para la superficie
capa. La ley de perfil de la capa Ekman (3.50 ) debe ser considerado para alturas
por encima de la capa superficial. Un perfil combinado para ambas capas, como las que figuran en
( 3.65), ( 3.69) o ( 3.70) son probablemente las leyes más adecuadas para la carga
evaluación y estimaciones de rendimiento energético. Ecuaciones (3.65 ), (3,69) y ( 3.70 ) se aplican
para la descripción del perfil vertical del parámetro de escala de Weibull
distribución también.
La variación diurna de la velocidad del viento en la capa sobre la capa superficial es
diferente de la de la capa superficial. Aquí, en la capa de Ekman, aproximadamente
una cuarta parte de las noches en Europa Central, la velocidad del viento nocturno es mayor
que la velocidad del viento durante el día. Este fenómeno se llama chorro de bajo nivel. El vertical
El perfil del parámetro de forma de la distribución Weibull tiene un máximo en

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 68/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
parte superior de la capa superficial debido a este fenómeno. Por lo tanto, la relación (3.90 )
de Justus et al. (1978 ), que sirvió bastante bien para la capa superficial, no
ya no tiene sentido, pero la relación ( 3.91 ) de Wieringa (1989 ) debe ser utilizado.
Vientos térmicos ( sección 2.4) adquieren cierta relevancia en alturas mayores sobre el suelo
donde la cizalladura del viento debido a la fricción de la superficie se vuelve pequeña. Por lo general, aire más frío
las masas coinciden con áreas de baja presión y masas de aire más cálidas con alta presión
áreas en latitudes templadas. Por lo tanto, los vientos térmicos generalmente contribuyen a un
Aumento adicional de la velocidad del viento con la altura.
Como las superficies homogéneas realmente grandes son bastante raras en áreas densamente pobladas
con frecuentes cambios en el uso del suelo, las características que provienen del desarrollo de
capas límite internas descritas en la sección. 3.5 tienen que ser considerados regularmente.
Para turbinas eólicas erigidas en bosques, las características especiales de turbulencia
abordado en la secta. 3.6 deben tenerse en cuenta sobre la corona forestal permeable
capas. Las alturas de los cubos deben ser al menos tres veces la altura del dosel para
Evite la turbulencia mejorada sobre los bosques permeables de las capas de la corona. El bastante grande
La altura de desplazamiento merece atención especial para los sitios forestales, porque el viento
Las leyes de perfil comienzan desde esta altura y no desde la superficie.
Las características urbanas típicas en comparación con las áreas rurales son una cizalladura del viento más alta en las alturas
de varios cientos de metros sobre el suelo, un mayor aumento de la turbulencia con
altura, especialmente de noche, y una duplicación de la intensidad de la turbulencia. El nocturno
aumento de la desviación estándar del componente de velocidad vertical con altura en
la primavera y el verano no son solo una característica urbana sino una característica que proviene del
interacción entre los flujos de aire rural y urbano. Se forman chorros de bajo nivel sobre las zonas rurales.
y la fricción adicional en la superficie debido a las ciudades no es suficiente para destruirlas.
Por lo tanto, la mayor turbulencia producida mecánicamente por debajo de los chorros de bajo nivel en las alturas
entre 100 y 400 m sobre el suelo continúa la mayor producción térmica
turbulencia en la capa límite urbana por debajo de 100 m. Es obvio que las áreas urbanas
y los bosques (véase la sección 3.4 ) tienen mecánicamente algunas características en común (mejorado

Página 81
70 3 perfiles verticales sobre terreno plano

intensidad de turbulencia). En cuanto a las características térmicas, son muy diferentes como los bosques.
no exhiben características que sean comparables a la isla de calor urbana.
Los perfiles verticales para áreas urbanas que se muestran en la sección. 3.7.1 son relevantes para grandes
turbinas eólicas con alturas de buje de 100 my superiores. Las características discutidas en la sección.
3.7.2 son relevantes para turbinas más pequeñas erigidas en la capa del dosel urbano. los
El modelado numérico de los campos de viento de la capa límite urbana necesita enfoques que
ir más allá de solo aumentar la rugosidad de la superficie. Por el contrario, los efectos de los edificios altos
y también deben incluirse los flujos modificados de calor y humedad. Una visión general de
Los diferentes enfoques que utilizan modelos de dosel urbano de capa única y capa múltiple
disponible hoy se da en Miao et al. (2009 ). Solo los modelos multicapa pueden
Considere las influencias directas de los edificios más altos.

Referencias

Allnoch, N .: Windkraftnutzung im nordwestdeutschen Binnenland: Ein System zur Standortbe-


wertung für Windkraftanlagen. Geographische Kommission für Westfalen, Münster, ARD-
EY-Verlag, 160 págs. (1992)
Arnfield AJ: Dos décadas de investigación del clima urbano: una revisión de turbulencias, intercambios de
energía y agua, y la isla del calor urbano. En t. J. Climatol. 23 , 1–26 (2003)
Arya, SP: capa límite atmosférica y su parametrización. En: Cermak, JE et al. (Eds.)
Clima del viento en las ciudades. Kluwer, Dordrecht. 41–66 pp. (1995)
Atkinson BW: Modelización numérica de la intensidad urbana de isla de calor. Obligado.-Lay. Meteorol 109 ,
285-310 (2003)
Batchvarova E., Gryning S.-E .: Progreso en estudios de dispersión urbana. Theor Appl. Climatol 84,
57-67 (2006)
Blackadar, AK: la distribución vertical del viento y el intercambio turbulento en un neutro
Atmósfera. J. Geophys. Res. 67 , 3095-3102 (1962)
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 69/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Businger, JA, JC Wyngaard, Y. Izumi, EF Bradley: Relaciones de perfil de flujo en el
capa superficial atmosférica J. Atmos. Sci. 28 , 181–189 (1971)
CERC: Cambridge Environmental Research Consultants, modelo de dispersión ADMS. (2001) http: //
www.cerc.co.uk.
Cermak, JE, AG Davenport, EJ Plate, DX Viegas (Eds): clima eólico en las ciudades. OTAN ASI
Serie E277, Kluwer Acad Publ, Dordrecht, 772 pp. (1995)
Chow, WTL, Roth, M .: Dinámica temporal de la isla de calor urbano de Singapur. En t.
J. Climatol. 26 , 2243–2260 (2006)
Counihan, J .: Simulación de una capa límite urbana adiabática capa límite urbana en un viento
túnel. Atmos Reinar. 7, 673–689 (1973)
Crutzen, PJ: Nuevas direcciones: El creciente efecto de "isla" en el calor urbano y la contaminación - impacto en
Química y clima. Atmos Reinar. 38, 3539–3540 (2004)
Davis, FK, H. Newstein: La variación de los factores de ráfaga con la velocidad media del viento y con la altura.
J. Appl. Meteorito. 7 , 372–378 (1968)
Dyer, AJ: una revisión de las relaciones de perfil de flujo. Obligado.-Lay. Meteorol 1 , 363–372 (1974)
Emeis, S., Jahn, C., Münkel, C., Münsterer, C., Schäfer, K .: Múltiples capas atmosféricas y
altura de la capa de mezcla en el valle Inn observada por teledetección. Meteorol Z. 16 , 415–424
(2007a)
Emeis, S., K. Baumann-Stanzer, M. Piringer, M. Kallistratova, R. Kouznetsov, V. Yushkov:
Viento y turbulencia en la capa límite urbana: análisis a partir de datos de teledetección acústica
y se ajusta a las relaciones analíticas. Meteorol Z. 16 , 393n406 (2007b)

82
Referencias 71

Emeis, S., S. Frandsen: reducción de la velocidad del viento horizontal en una capa límite con
Obstáculos Obligado.-Lay. Meteorol 64 , 297-305 (1993)
Emeis, S .: variación vertical de las distribuciones de frecuencia de la velocidad del viento en y sobre la superficie
capa observada por sodar. Meteorol Z. 10 , 141–149 (2001)
Emeis, S .: ¿Qué tan bien se ajusta una Ley de Potencia a un Perfil de Viento de Capa Límite Diabática? DEWI-
Revista No. 26 , 59–62. (2005)
Emeis, S .: Perfiles de viento vertical sobre un área urbana. Meteorol Z. 13 , 353–359 (2004)
Etling, D .: Theoretische Meteorologie Eine Einführung. 2 ª edición, Springer, Berlín, Heidelberg,
Nueva York. (2002)
Farell, C., Iyengar, AKS: Experimentos en la simulación del túnel de viento del límite atmosférico
capas. J. Wind Eng. Indust Aerodyn 79, 11–35 (1999)
Pisos, R., S.-E. Gryning, A. Peña, E. Batchvarova: Análisis de la modificación del flujo diabático en el
capa límite interna. Meteorol Z. 20 , 649-659 (2011)
Foken, T .: Aplicación de modelos de huella para el ajuste fino de ubicaciones de energía eólica en
Zonas del interior. DEWI Mag. 40 , 51–54 (2012)
Garratt, JR: La capa límite atmosférica. Prensa de la Universidad de Cambridge. 334 pp. (1992)
Gerstengarbe, F.-W., PC Werner, U. Rüge (Eds.): Katalog der Großwetterlagen Europas (1881 -
1998). Nach Paul Hess y Helmuth Brezowsky. 5 ª edición. Servicio Meteorológico Alemán,
Potsdam / Offenbach a. M. (1999) (disponible en: http://www.deutscher-wetterdienst.de/
lexikon / download.php? file = Grosswetterlage.pdf o http://www.pik-potsdam.de/*uwerner/
gwl / gwl.pdf )
Grimmond, CSB: Progreso en la medición y observación de la atmósfera urbana. Theor Appl.
Climatol 84 , 3–22 (2006)
Gryning, S.-E., Batchvarova, E., Brümmer, B., Jørgensen, H., Larsen, S .: Sobre la extensión de la
perfil de viento sobre terreno homogéneo más allá de la capa superficial. Obligado.-Lay. Meteorol
124 , 251–268 (2007)
Hellmann, G .: Über die Bewegung der Luft in den untersten Schichten der Atmosphäre.
Meteorol Z. 32 , 1–16 (1915)
Hess, GD, JR Garratt: Evaluación de modelos de la capa límite neutral planetaria barotrópica
utilizando medidas integrales. Parte I: Descripción general. Obligado.-Lay. Meteorito. 104 , 333–358 (2002)
Hidalgo, J., Masson, V., Baklanov, A., Pigeon, G., Gimeno, L .: Avances en el clima urbano
Modelado. Ana. NY Acad. Sci. 1146 , 354–374 (2008)
Högström, U., Bergström, H., Smedman, A.-S., Halldin, S., Lindroth, A .: Intercambio turbulento
sobre un bosque de pinos, I: flujos y gradientes. Obligado.-Lay. Meteorol 49, 197-217 (1989)
Högström, U .: Perfiles no dimensionales de viento y temperatura en la capa superficial atmosférica: a
reevaluación. Obligado.-Lay. Meteorol., 42 , 55–78 (1988)
Holtslag, AAM, HAR de Bruin: modelado aplicado del balance de energía superficial nocturno
sobre tierra. J. Appl. Meteor., 27 , 689–704 (1988)
Jensen, NO: Cambio de la rugosidad de la superficie y la capa límite planetaria. Cuarto de galón. J. Roy.
Meteorol Soc. 104 , 351–356 (1978)
Justus, CG, WR Hargraves, A. Mikhail, D. Graber: Métodos para estimar la velocidad del viento
Distribuciones de frecuencia. J. Appl. Meteorito. 17 , 350–353 (1978)
Kaimal, JV, JC Wyngaard, Y. Izumi, OR Coté: características espectrales de la capa superficial

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 70/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
turbulencia. Cuarto de galón. J. Roy. Meteorol Soc. 98 , 563n589 (1972)
Kanda, M .: Progress in Urban Meteorology: A Review. J. Meteor. Soc. Jap 85B , 363–383 (2007)
Kraus, H .: Grundlagen der Grenzschicht-Meteorologie. Springer, 214 pp. (2008)
Lokoshchenko, MA, MA, Yavlyaeva, EA: Perfiles de viento en la ciudad de Moscú por el Sodar
Data.14 º Simposio Internacional para la Promoción de la Capa Límite de detección remota.
PIO Conf. Serie: Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente 1, 012064. DOI: 10.1088 / 1755-1307 / 1/1 /
012064 (2008)
Miao, S., F. Shen, MA LeMone, M. Tewari, Q. Li, Y. Wang: una observación y modelado
Estudio de las características de la isla de calor urbano y las estructuras de capa límite en Beijing.
J. Appl. Meteorito. Climatol 48 , 484–501 (2009)

Page 83
72 3 perfiles verticales sobre terreno plano

Miyake, M .: Transformación de la capa límite atmosférica sobre superficies no homogéneas.


Univ. de Washington, Seattle, inédito. Tesis de maestría, Sci. Rep. 5R-6. (1965)
Panofsky, HA, H. Tennekes, DH Lenschow, JC Wyngaard: las características de la turbulencia
componentes de velocidad en la capa superficial bajo condiciones convectivas. Obligado.-Lay. Meteorol.
11 , 355–361 (1977)
Paulson, CA: la representación matemática de la velocidad del viento y los perfiles de temperatura en el
capa superficial atmosférica inestable. J. Appl. Meteorol 9 , 857–861 (1970)
Peña, A., S.-E. Gryning, C. Hasager: Comparación de modelos de longitud de mezcla del viento diabático
perfil sobre terreno homogéneo terreno homogéneo. Theor Appl. Climatol., 100 , 325–335
(2010b)
Peña, A., S.-E. Gryning, J. Mann, CB Hasager: Escalas de longitud del perfil de viento neutral sobre
Terreno homogéneo. J. Appl. Meteorito. Climatol., 49 , 792–806 (2010a)
Peppler, A .: Windmessungen auf dem Eilveser Funkenturm. Beitr. Phys. fr. Atmosph. 9 , 114-129
(1921)
Piringer, M., Joffre, S., Baklanov, A., Christen, A., Deserti, M., de Ridder, K., Emeis, S.,
Mestayer, P., Tombrou, M., Middleton, D., Baumann-Stanzer, K., Dandou, A., Karppinen, A.,
Burzynski, J .: El equilibrio energético de la superficie y la altura de mezcla en las zonas urbanas - actividades
y recomendaciones de COSTAction 715. Bound.-Lay. Meteorol 124 , 3–24 (2007)
Plate, EJ: Climas urbanos y modelado del clima urbano: una introducción. - En: Cermak, JE
et al. (Eds.) Clima del viento en las ciudades. OTAN ASI Series E277 , Kluwer Acad Publ, Dordrecht,
23-39. (1995)
Raupach, MR: Anomalías en las relaciones de gradiente de flujo sobre el bosque. Obligado.-Lay. Meteorol 16 ,
467-486 (1979)
Rotach, MW: sobre la influencia de la subcapa de rugosidad urbana en la turbulencia y la dispersión.
Atmos Reinar. 33 , 4001–4008 (1999)
Roth, M .: Revisión de la turbulencia atmosférica sobre las ciudades. Cuarto de galón. J. Roy. Meteorito. Soc. 126 ,
941–990 (2000)
Sathe, A., S.-E. Gryning, A. Peña: Comparación de la estabilidad atmosférica y los perfiles de viento en
dos parques eólicos en una larga búsqueda marina en el Mar del Norte. Energía eólica 14 , 767–780
(2011)
Savelyev, SA, PA Taylor: Capas de límites internos: I. Fórmulas de altura para neutro y
Flujos diabáticos. Obligado.-Lay. Meteorol 115 , 1–25 (2005)
Schatzmann, M., Leitl, B .: Validación y aplicación de la dispersión urbana para resolver obstáculos.
modelos. Atmos Reinar. 36, 4811–4821 (2002)
Schmid, HP: Modelado de huella para estudios de intercambio de atmósfera de vegetación: una revisión y
perspectiva. Agricola Meteorol forestal. 113 , 159-183 (2002).
Schmid, HP: Áreas fuente de escalares y flujos escalares. Obligado.-Lay. Meteorol 67 , 293–318
(1994)
Schroers, H., H. Lösslein, K. Zilich: Untersuchung der Windstruktur bei Starkwind und Sturm.
Meteorol Rdsch. 42 , 202–212 (1990)
Sedefian, L .: Sobre la extrapolación vertical de la densidad media de energía eólica. J. Appl. Meteorito. 19 ,
488-493 (1980)
Shreffler, JH: Detección de circulaciones de islas de calor centrípetas a partir de datos de la torre en St. Louis.
Obligado.-Lay. Meteorol 15 , 229–242 (1978)
Shreffler, JH: Convergencia de la isla de calor en St. Louis durante los períodos de calma. J. Appl. Meteorol 18 ,
1512-1520 (1979)
Teunissen, HW: Estructura de vientos medios y turbulencia en la capa límite planetaria sobre
terreno rural Obligado.-Lay. Meteorol 19 , 187–221 (1980)
Troen, I., EL Petersen: European Wind Atlas. Laboratorio Nacional de Risø, Roskilde, Dinamarca.
656 pp. (1989)
Velasco, E., Márquez, C., Bueno, E., Bernabé, RM, Sánchez, A., Fentanes, O., Wöhrnschimmel,
H., Cárdenas, B., Kamilla, A., Wakamatsu, S., Molina, LT: Distribución vertical de ozono y
VOC en la capa límite baja de la Ciudad de México. Atmos Chem Phys. Discutir. 7 ,
12751–12779 (2007)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 71/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

84
Referencias 73

Wieringa, J .: Factores de ráfaga sobre aguas abiertas y países urbanizados. Obligado.-Lay. Meteorol 3 ,
424–441 (1973)
Wieringa, J .: Formas de distribuciones anuales de frecuencia de la velocidad del viento observadas en altas
Mástiles meteorológicos. Bound.-Lay.Meteorol. 47 , 85-110 (1989)
Zilitinkevich, G .: Leyes de resistencia y ecuaciones de predicción para la profundidad del planeta
La capa límite. J. Atmos. Sci. 32 , 741-752 (1975)

Page 85

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 72/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Capítulo 4
Vientos en terrenos complejos

Más y más aerogeneradores en tierra se construyen lejos de regiones planas cerca de


costas en terrenos complejos (es decir, montañosos o montañosos). Los sitios más favoritos en
El terreno complejo se encuentra en posiciones elevadas, como las cimas de las colinas. Por lo tanto, este capítulo
presenta algunas de las principales características de flujo que influyen en los rendimientos de energía eólica en
Terreno complejo.
El viento sobre terrenos complejos está influenciado por cambios en las propiedades de la superficie (como
como aspereza y uso del suelo) y la elevación de altura del sitio sobre el nivel del mar
(como colinas, crestas, montañas y escarpes). Usaremos el término
'topografía' para abordar toda la variación en las propiedades de la superficie y la elevación,
y usaremos el término 'orografía' para abordar especialmente la elevación de altura.
Los cambios en las propiedades de la superficie sin ninguna estructura orográfica ya han sido
abordado en la secta. 3.5 en capas límite internas. Aquí en este capítulo, topo-
Se discutirán las influencias gráficas y puramente orográficas en el campo eólico.
Entre rugosidad y orografía podríamos pensar en tener una tercera clase de
características topográficas que pueden denominarse obstáculos de flujo, por ejemplo, como edificios o
árboles más grandes (Petersen et al. 1998b ). Ver sectas. 3.6 y 3.7 para un tratamiento básico de
tales obstáculos
La complejidad del terreno montañoso y montañoso no permite un
aplicación directa de las leyes de perfil de viento introducidas en el cap. 3 . Usu-
Además, se deben utilizar modelos de flujo analíticos o numéricos para la evaluación del viento.
y condiciones de turbulencia en un sitio determinado. Campo de viento numérico tridimensional
los modelos se pueden estratificar aproximadamente en tres clases. Los más simples son masa-
modelos de flujo consistentes que generan un flujo libre de divergencia sobre la orografía de
medidas dadas No implican ecuaciones dinámicas como ( 2.1 ) - ( 2.4)
Para obtener soluciones confiables, necesitan una mayor cantidad de observaciones. La siguiente clase son
Modelos de flujo hidrostático que resuelven las ecuaciones dinámicas. 2.2 y 2.3 . Ecuación ( 2.4 )
está sustituido por la ecuación hidrostática. ( 2.1) Solo funcionan para escalas más grandes de digamos un
pocos kilómetros o más Para escalas más pequeñas, modelos no hidrostáticos completos con
Eqs completas. ( 2.2) - ( 2.4) tienen que ser utilizados.

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 75


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8_4, © Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2013

86
76 4 vientos en terrenos complejos

4.1 Características de las capas límite sobre el complejo


Terreno

Algunas peculiaridades básicas de la estructura de la capa límite sobre orográficamente


el terreno estructurado se representa en la Fig. 4.1. La sección 4 .1.1 y la figura 4.3 presentarán
Una característica importante de los vientos en terrenos montañosos: la montaña impulsada térmicamente
y vientos del valle, y en la secta. 4.1.2 vientos catabáticos y de drenaje. Montaña y
Los vientos del valle, así como los vientos katabáticos y de drenaje son generados por el orog-

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 73/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Raphy en sí. Pero hay varias otras características de flujo sobre terreno montañoso,
que provienen de una modificación principalmente mecánica de la gran escala existente
fluir por las características orográficas subyacentes. Esto incluye la aceleración del viento.
velocidad en flujos que pasan sobre colinas, cimas de montañas, crestas y escarpes, el
canalización de vientos en valles, la brecha fluye a través de pasajes estrechos en la montaña
cordilleras, la desviación general de vientos alrededor de colinas individuales y montañas más grandes
rangos. La aceleración del flujo se describe con más detalle en las Sectas. 4.2 y 4.3 a continuación.
La canalización en los valles es un fenómeno frecuente que también es visible en
valles como, por ejemplo, en el valle del Alto Rin en Alemania. La canalización tiene lugar
al menos a una altura de las cadenas montañosas que lo acompañan a ambos lados de tales valles.
Pero a menudo, debido a los fenómenos de mezcla vertical, la canalización se extiende incluso por encima del
altura de los rangos laterales. Una característica importante de la canalización es la gran restricción que
modifica la distribución de la dirección del viento. Los vientos entre valles solo aparecen raramente. En
la mayoría de las veces encontramos la dirección del viento a lo largo del valle donde la selección de uno de
las dos direcciones posibles dependen del campo de presión a mayor escala o del
gradiente de temperatura local que limita la dirección de la montaña y el valle
vientos que pasan por un lugar determinado en un valle. El fenómeno de la canalización.
facilita el diseño de parques eólicos más grandes, porque solo dos direcciones de viento opuestas tienen
a tener en cuenta en la fase de planificación. Por lo tanto, emplazamiento de las turbinas en un
El parque eólico en tales valles se puede optimizar fácilmente. La figura 4.2 da un ejemplo de
flujo canalizado en un valle alpino en el caso de un sistema de viento de montaña y valle.
Los flujos de separación ocurren en algunos lugares especiales en una cadena montañosa. El fen-
nomenon se encuentra con mayor frecuencia en las cadenas montañosas más grandes perpendiculares a la
Dirección principal del viento a gran escala. Los flujos de separación pueden exhibir velocidades de viento bastante grandes pero
a menudo van acompañados de alta turbulencia también. Como tales flujos dependen deci-
En cuanto a las características orográficas reales, no se pueden hacer declaraciones generales sobre los flujos gap
hecho aquí Los flujos de brecha más bien necesitan siempre una investigación específica en el sitio
mediciones con mástiles meteorológicos o teledetección terrestre para
para evaluar las características específicas del flujo.
Un ejemplo que combina los efectos de la canalización de flujo en un valle y
de una brecha de flujo son los vientos mistrales en el valle del Ródano en el sur de Francia. los
el río Ródano fluye a través de una brecha importante entre el Macizo Central hacia el Oeste y
los Alpes franceses al este. Mecanismos responsables de la evolución temporal de
los Mistral están relacionados con la evolución de la velocidad sinóptica del viento aguas arriba y
condiciones de dirección durante el evento y el número de Froude aguas arriba, calculado
en la capa debajo de la altura de inversión aguas arriba (Caccia et al. 2004)

Page 87
4.1 Características de las capas límite sobre terrenos complejos 77

Fig. 4.1 Esquema principal de la estructura vertical de las capas límite en terreno montañoso.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 74/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 4.2 Mediciones SODAR de la variación diurna del campo de viento horizontal en un alpino
valle que demuestra el cambio diurno entre los vientos de montaña en la noche y el viento del valle en
durante el día, así como la canalización del viento en este valle. Los datos del viento han sido promediados
más de 30 min en el tiempo y 30 m en vertical. La abscisa muestra 24 h desde la medianoche local hasta
medianoche, el eje vertical da la altura en m. La dirección de las flechas da viento horizontal
la dirección y la longitud de las flechas dan la velocidad del viento

Page 88
78 4 vientos en terrenos complejos

4.1.1 Vientos de montaña y valle

Hay sistemas locales de viento que no emergen de la presión a gran escala.


diferencias pero de diferencias regionales o locales en las propiedades térmicas de la
Superficie de la Tierra. Estos sistemas eólicos locales o regionales a menudo exhiben un gran control.
larity para que puedan ser utilizados para la generación de energía del viento. Un
Una visión general de tales vientos a escala local y regional se puede encontrar en Atkinson (1981 )
quien presenta una gran cantidad de datos climatológicos sobre este fenómeno.
La presencia de colinas y montañas conduce a un inhomo horizontal mucho más grande.
Generaciones en el ABL que las presentadas en el Cap. 3 en terreno homogéneo.
Las montañas más grandes pueden incluso tener una extensión vertical más grande que la profundidad del
ABL (Fig. 4.1 ). Así, la aplicabilidad de las relaciones dadas en el cap. 3 arriba puede
solo se espera que se aplique en partes limitadas de la capa límite de la montaña, como
sobre colinas más pequeñas o en valles anchos con un piso plano. Diferencias en el límite
La capa sobre terreno homogéneo se debe al forzamiento mecánico y térmico.
Mientras que el forzamiento mecánico como la canalización de flujos en valles y grandes-
el bloqueo de escala por cadenas montañosas es bastante obvio, el forzamiento térmico es más
difícil de comprender. El forzamiento térmico es una mezcla de la presencia de elevadas
superficies de calentamiento (o enfriamiento por la noche) y la relación reducida del aire afectado
volumen al área de superficie térmicamente activa en terreno montañoso. Como este libro
se concentra en la generación de energía eólica en la capa límite atmosférica, aspectos
onda de gravedad y generación de foehn en flujos estratificados térmicamente estables sobre
Las montañas no se abordarán aquí. El lector es más bien referido a una visión general
documentos sobre estos efectos a gran escala de las cadenas montañosas, por ejemplo, el clásico de
Smith ( 1978) o el libro de Atkinson ( 1981 ).
Las montañas conducen a tres tipos de sistemas de circulación secundaria impulsados térmicamente.
en el caso de gradientes de presión débiles a gran escala y principalmente cielos sin nubes,

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 75/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
que modifican la estructura vertical de la ABL montañosa: vientos de pendiente,
vientos de montañas y valles y, al igual que los sistemas de viento terrestre y marino, diurnamente
Sistema cambiante de vientos entre las cadenas montañosas y las llanuras circundantes.
(ver Fig. 4.3, que es una extensión del bosquejo clásico de Defant ( 1949 ) que
representaba solo los dos primeros de estos tres sistemas de circulación secundaria). Estas
tres fenómenos ocurren en tres escalas espaciales diferentes, aunque los tres tienen la
misma escala temporal de un día. Los vientos en pendiente (flechas delgadas en la Fig. 4.3 ) se desarrollan en un
Escala espacial de pendiente de unos pocos metros hasta aproximadamente 1 km. Vientos de montaña y valle
(flechas completas en la Fig. 4.3 ) emergen en una escala espacial de unos pocos cientos de metros hasta un
pocos 100 km en largos valles. La Figura 4.2 muestra un ejemplo para estos intermediarios.
vientos a escala de ate. Los vientos de montaña tienen la mayor escala de unas pocas decenas de
kilómetros a más de cien kilómetros (flechas abiertas en la Fig. 4.3 ). los
Estos dos últimos tipos de estos vientos pueden tener cierta relevancia para la generación de energía eólica.
Eration. Los vientos en pendiente probablemente solo sean interesantes para ruedas de viento muy pequeñas
ya que la capa de viento de la pendiente es bastante poco profunda y su profundidad varía.
Los vientos en pendiente se originan debido al calentamiento por insolación o radiación.
enfriamiento de una superficie inclinada en terreno montañoso. Estos vientos emergen y

Page 89
4.1 Características de las capas límite sobre terrenos complejos 79

Fig. 4.3 Local y regional


sistemas eólicos inducidos por
montañas de noche (arriba)
y durante el día (abajo) durante
clima tranquilo y principalmente
cielos sin nubes. Flechas abiertas
denotar vientos regionales
hacia o lejos de la
montañas, flechas audaces más
fuera del valle local (arriba) y en
vientos del valle (abajo) y delgados
flechas en la montaña
los flancos indican puramente local
vientos en pendiente. Las flechas delgadas
encima de las montañas indican
la dirección de vertical
movimiento

desaparecer en minutos con la aparición (y luego la desaparición) de la térmica


forzando Forman parte de una circulación secundaria en una sección transversal del valle.
Los vientos ascendentes durante el día pueden llevar a compensar el movimiento de hundimiento sobre el
centro del valle (Vergeiner 1982) Esta es a menudo la razón por la cual las nubes se disuelven
sobre el centro del valle, pero se forman sobre las crestas de las colinas. Este movimiento de hundimiento contribuye a
Una estabilización de la estratificación térmica en la atmósfera del valle y puede proporcionar
larga la existencia de inversiones de temperatura en valles. Durante la tarde,
se desarrollan vientos descendentes. Ver también la descripción de vientos catabáticos en
Secta. 4.1.2 a continuación.
Los vientos de montaña y valle tardan unas horas en formarse. Son una característica de la
todo el valle (Vergeiner y Dreiseitl 1987 ). Vientos de montaña [a veces llamados
vientos hacia abajo del valle, pero un término mejor sería vientos fuera del valle porque locales
las pendientes del suelo del valle no son decisivas (Heimann et al. 2007 )] generalmente comienzan de 3 a 4 h
después de la puesta del sol y los vientos del valle (a veces llamados vientos del valle o mejor en el valle
vientos) 3–4 h después de la salida del sol. Ambos vientos requieren condiciones de cielo despejado para que la calefacción
por radiación entrante de onda corta y enfriamiento por radiación saliente de onda larga
puede ocurrir. La dirección de los vientos a lo largo del eje de un valle está dominada por el hecho
que el calentamiento y enfriamiento del aire del valle es más efectivo en la parte superior más estrecha
partes del valle que en las partes inferiores más anchas, porque la relación de masa de aire a la
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 76/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
La superficie total térmicamente activa es mayor en las partes superiores más estrechas de un valle
(Steinacker 1984) Este calentamiento o enfriamiento diferencial a lo largo del eje del valle conduce
a un gradiente de presión a lo largo del eje del valle que a su vez impulsa los vientos. Generalmente
los vientos en el valle durante el día son más fuertes y más turbulentos que los vientos nocturnos
vientos fuera del valle.
El sistema de vientos a escala regional entre una cadena montañosa y los alrededores.
Los planos de la figura 2.3 tienen cierta similitud con el sistema de viento tierra-mar representado en

Página 90
80 4 vientos en terrenos complejos

Fig. 5.34 a continuación. Este sistema de viento, que sopla hacia las montañas durante
durante el día y lejos de las montañas durante la noche, tarda de 4 a 6 h en desarrollarse. Es
a veces observable incluso a 100 km de las estribaciones de una montaña más grande
gama (ver Lugauer y Winkler 2005 para un ejemplo de los Alpes europeos).
Este sistema eólico surge porque a una altura dada sobre el nivel del mar
El aire sobre las montañas se calienta más que sobre los aviones. Ocurre lo contrario
por la noche. Este calentamiento diferencial una vez más conduce a una diferencia de presión en un
altura dada y esta diferencia de presión a su vez impulsa un viento compensador.
Debe haber un sistema de viento compensador para los vientos de montaña y valle.
y para los vientos llanos de montaña también. Porque este movimiento compensatorio requiere
colocar sobre un área más grande, generalmente es demasiado débil para diferenciarse de la
movimientos de escala sinóptica. Durante el día, este movimiento de compensación contribuye a
movimientos hacia abajo sobre las llanuras circundantes de una cordillera que
limita un poco el crecimiento vertical de las nubes en la capa límite superior sobre estas
llanuras. Para tal sistema de circulación en el sur de Alemania, el término 'Alpino
Bombeo 'ha sido propuesto (Lugauer y Winkler 2005)

4.1.2 Vientos catabáticos

El drenaje y los flujos catabáticos son flujos orográficos puramente generados térmicamente.
características en una capa límite de montaña que tienen similitud con lo anterior
Vientos de pendiente introducidos. Se basan en el hecho de que el aire más frío es más pesado que
aire más cálido Las pérdidas de energía radiactiva de onda larga en el espacio conducen al enfriamiento de la tierra,
superficies de nieve y hielo y un flujo de calor sensible compensador hacia abajo, que
también enfría la capa superficial atmosférica y forma una inversión de temperatura. En
la presencia de pendientes esto induce un gradiente de temperatura horizontal que produce un
Fuerza de gradiente de presión horizontal en pendiente descendente (Anderson et al 2005; Renfrew y
Anderson 2006 ), que generalmente impulsa flujos de drenaje poco profundos. Estos drenaje
los flujos son a menudo demasiado poco profundos para ser utilizados para la generación de energía eólica.
Ejemplos drásticos de flujos de drenaje más profundos son los flujos catabáticos de la Antártida.
y Groenlandia. La topografía abovedada y el enfriamiento radiativo de la superficie de la nieve.
Hacer que los flujos katabáticos sean ubicuos en estas regiones (Renfrew y Anderson 2006)
Los vientos catabáticos pueden ser muy racheados.

4.2 Perfiles de viento sobre una colina

Los vientos sobre terrenos complejos muestran grandes variaciones espaciales y temporales. Nunca-
sin embargo, existen algunos enfoques analíticos que ayudan a analizar al menos primero
ordenar características del flujo adjunto sobre terreno complejo. No linealidad como el flujo
la separación no puede describirse adecuadamente con modelos analíticos, pero debe ser
abordado con modelos de flujo numérico no lineal, ver, por ejemplo, Zenman y Jensen

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 77/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 91
4.2 Perfiles de viento sobre una colina 81

( 1987) Algunos de los enfoques lineales son bastante antiguos y se remontan al trabajo de, por ejemplo,
Jackson y Hunt ( 1975) Estos enfoques analíticos siempre han sido acompañados
atemorizado por los esfuerzos numéricos, véase, por ejemplo, el trabajo de Taylor (1977 ). También el pozo
El modelo WAsP conocido se basa en dichos enfoques analíticos lineales (Troen y
Petersen 1989)

4.2.1 Flujo potencial

El caso más simple para una descripción del flujo sobre una colina es el flujo potencial sin fricción.
Esto implica un flujo laminar de un fluido no viscoso sin fricción superficial. Es
presentado aquí para presentar un modelo analítico que muestre efectos de primer orden
de flujo sobre colinas. La característica principal es la aceleración de la velocidad del viento sobre la colina,
una ligera reducción de la velocidad del viento aguas arriba de la colina y una reducción considerable de
la velocidad del viento sobre la pendiente a favor del viento de la colina.
Para un flujo perpendicular a una cresta bidimensional (es decir, una cresta que es
infinitamente largo en la dirección perpendicular al flujo), la aceleración de la
El flujo potencial sobre la colina puede describirse utilizando la teoría de la superficie aerodinámica delgada (Hoff
1987):
( )
H X z
Du pot (x, z) = u о (L) r , (4.1)
L L L

donde x es la dirección perpendicular a la cresta, z es la coordenada vertical, H es


la altura de la cresta, L es el ancho medio de la cresta (la distancia desde la cresta hasta
el lugar donde la altura es H / 2), u ? (L) es la velocidad del viento progresiva en
flujo turbio a la altura L. Por lo tanto, todas las alturas en esta escala modelo simple con L. r es
La función de forma de la sección transversal de la cresta. H / L es la relación de aspecto de la cresta y
describe la magnitud de la pendiente. Agregando (4.1) al flujo no perturbado,
tu ? (z) rendimientos para el perfil del viento en el flujo potencial sobre la cresta:
( )
H X z
u pot (x, z) = u о (z) + u о (L) r , (4.2)
L L L
En contraste con todas las relaciones de perfil de viento dadas en el cap. 3, el perfil del viento
la relación ( 4.2 ) no solo depende de la coordenada vertical sino que también contiene un
coordenada horizontal La función de forma r se puede asignar analíticamente siempre que
la sección transversal de la cresta h (x) se puede describir mediante el polinomio inverso (ver Fig. 4.4):
()
X 1
h = () 2 (4.3)
L 1+x L

La función de formulario asociada r para esta sección transversal de cresta ( 4.3 ) dice:

Página 92
82 4 vientos en terrenos complejos

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 78/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 4.4 Función de cresta h (x / L) (línea completa) y función de forma r (x / L, 0) (línea discontinua). Altura de la cresta
H y medio ancho L también se indican

( () ) 2
() 2
( ) ÀxL
X z 1+z L
r , = ( (4.4)
L L ( () ) 2 () 2 ) 2
1+z L +x
L

Para la posición de la cresta de la cresta (x = 0) obtenemos el siguiente especial


relación:
( )
z 1
r 0, = ( () ) 2 (4.5)
L 1+z L

La ecuación 4.5 describe la disminución de la función de formulario con altura que es un


función de la mitad del ancho de la cresta solamente. Cuanto más ancha es la cresta, más arriba
La colina influye en el flujo. El perfil vertical de la velocidad de flujo potencial sobre el
cresta cresta es así:

H 1
u pot (0, z) = u о (z) + u о (L) ( () ) 2 (4.6)
L 1+z
L

Esta función de perfil de viento vertical ( 4.6 ) no es realista cuando se acerca al


superficie, porque el flujo potencial es sin fricción y, por lo tanto, la velocidad de flujo en
El flujo potencial no se desvanece en la superficie. Más bien, lo contrario es el caso y
La velocidad de flujo potencial es máxima en la cresta de la cresta. Ahi tenemos
(x = 0, z = 0) r = 1 y

H
u pot (0, 0) = u о (0) + u о (L) (4.7)
L

La ecuación 4.7 significa que la aceleración de la velocidad del viento sobre una cresta de cresta es
proporcional a la pendiente de los flancos de la cresta. La función de formulario (4.4 ) no puede
administrarse analíticamente para una colina con forma de Gauss. La integración numérica produce un
valor ligeramente inferior al de la función dada en ( 4.4) con r Gauss (0,0) = 0.939.

Página 93
4.2 Perfiles de viento sobre una colina 83

Esto implica que la aceleración relativa Du / u ? sobre una cresta de 100 m de altura con un medio
ancho de 1,000 m es aproximadamente 10% o:

Du H
% (4.8)
tu о L

4.2.2 Modificaciones al flujo potencial: adición


de una capa interna
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 79/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Como se dijo anteriormente, la solución de flujo potencial no es realista cuando se acerca al


superficie, porque produce una solución que es simétrica a la línea de la cresta. los
La solución de flujo potencial es válida solo en una capa externa. La disminución del viento
la velocidad hacia la velocidad cero en la superficie (condición antideslizante) tiene lugar en un interior
capa con profundidad l dentro de la cual domina la fricción superficial. Esto ha llevado a la
idea de un modelo de dos capas (Jackson y Hunt 1975 ). La profundidad de la capa interna
depende del ancho medio L nuevamente. Jackson y Hunt ( 1975) derivaron lo siguiente
relación implícita para l:
()
l
l ln = 2j 2 L (4.9a)
z0

con la rugosidad de la superficie longitud z 0 . Jensen y otros ( 1984), Mason ( 1986) y Hoff
( 1987) derivaron una relación similar pero ligeramente diferente:
()
l
l ln 2 = 2j 2 L (4.9b)
z0

Para valores grandes de L / z 0 , la altura de la capa interna calculada a partir de la ecuación. 4.9b
es mucho más pequeño que el calculado a partir de (4.9a) (ver Fig. 4.5) Aproximadamente dicho, el
profundidad de la capa interna desde (4.9a) es del orden del 3–6% del ancho medio de la
cresta (Fig. 4.3 derecha), o — de la ecuación. ( 4.9b) —En el orden del 1–2% de la mitad—
ancho de la cresta. Los datos experimentales de Taylor et al. ( 1987) y Frank et al.
( 1993) apoyan la última formulación ( 4.9b ).
Como se indicó anteriormente después de la ecuación. ( 4.6 ) la solución de flujo potencial no es realista cuando
directamente acercándose a la superficie. El verdadero perfil del viento puede ser descrito por
haciendo coincidir el perfil de flujo potencial ( 4.2 ) para la capa externa sobre l con el
perfil logarítmico3.6) para la capa interna:

En zL0 H ( )
X z
u (x, z \ l) = u о (z) + u о (z) r , = u о (z) + Du (x, z \ l) (4.10)
En zl 0 L L L

Page 94
84 4 vientos en terrenos complejos

Fig. 4.5 Profundidad de la capa interna, l en función del ancho medio, L y la rugosidad de la superficie
longitud z 0 , encontrada como una solución iterativa de ( 4.9b) (izquierda) o ( 4.9a) (derecho). Curva más baja:
z 0 = 0.02 m, segunda curva: z 0 = 0.1 m, tercera curva: z 0 = 0.5 my curva superior: z 0 = 2.5 m

La ecuación ( 4.10 ) cumple la condición antideslizante en la superficie. Hoff (1987 ) da


la siguiente relación que considera también el gradiente de presión superficial a través del
cresta por un término adicional:

uðx, z \ lÞ ¼ u 1 ðzÞ þ Duðx, z \ lÞ þ duðx, z \ lÞ ð4.11Þ

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 80/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
con el término relacionado con el gradiente de presión: ()
()
1 X z
duðx, z \ lÞ ¼ du à En ð4.12Þ
j L z0

que requiere una formulación modificada para la velocidad de fricción:


()
() En Lz 0 H ()
X l op X
du à ¼À ¼ u Ã1 () Dr ð4.13Þ
L 2qu Ã1 buey En l z 0 L L

El incremento Dr en la ecuación. ( 4.13 ) es la diferencia horizontal de la función de forma


r en el rango entre x / L — D yx / L? D, donde se supone que D es pequeño
en comparación con L:
() ( ( ) ( ))
X 1 X z X z
Dr ¼ r þ D, ¼0 Àr À D, ¼0 ð4.14Þ
L 2D L L L L

Funciones de perfil de viento vertical liso que cubren tanto el interior como el exterior.
La capa se puede formular de la siguiente manera (Hoff 1987 ):
( ) () ()
H X z 1 X l
uðx, zÞ ¼ u 1 ðzÞ þ u 1 ðLÞ r , P 0 ðzÞ þ du à En P d ðzÞ ð4.15Þ
L L L j L z0

con:

Page 95
4.2 Perfiles de viento sobre una colina 85

Fig. 4.6 Perfiles de viento vertical sobre la cresta que se muestra en la Fig. 4.2 para L = 1,000 m, H = 200 m,
z 0 = 0.2 my u *? = 0.25 m / s en x / L = -2, -0.5, 0 (línea de cresta), 0.5 y 2. Línea completa desde
Eq. 4.15, línea discontinua para terreno horizontalmente plano

()
( )
En zl zÀz0
P 0 ðzÞ ¼ 1 þ () exp À ð4.16Þ
En l z 0 l

y:
() ⎛ ⎛ () ⎞ ⎞
2
En z z 0 ⎢ En z z 0 ⎢
P d ðzÞ ¼ () exp À2 ⎝ ⎝ () ⎠ ⎠ ð4.17Þ
En l z 0 En l z 0

La Figura 4.6 muestra resultados de muestra de (4.15 ) usando ( 4.9b) para una cresta con media
ancho L = 1,000 my relación de aspecto H / L = 0.2. x / L = -2 está aguas arriba de la cresta
muy cerca del mínimo de la función de forma r (ver Fig. 4.2) x / L = -0.5 y
0.5 están en las posiciones donde la función de forma r tiene sus gradientes más grandes.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 81/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
x / L = 0 está en la cresta de la cresta y x / L = 2 ha sido elegido simétricamente para
El primer punto. Vemos la mayor aceleración sobre la cresta en la parte superior de la
capa interna a la altura de la longitud l que estaba aproximadamente a 16.5 m sobre el suelo
en este ejemplo (ver Fig. 4.3) La cizalladura vertical del viento se mejora debajo de esto
altura l en comparación con el perfil logarítmico no perturbado (línea discontinua) y el
la cizalladura se reduce por encima de esta altura. Los dos cuadros a la derecha muestran la influencia.
de la estela Esta influencia conduce a una velocidad reducida del viento cerca de la altura l,
aunque este modelo analítico no puede producir una separación de flujo que debería
establecer relaciones de aspecto mayores que aproximadamente 0.2.
En la capa externa, la solución sigue siendo simétrica a la cresta de la colina, pero en el
capa interna se hace visible una considerable asimetría. A este respecto, la solución
( 4.15) es más realista que la solución de flujo potencial puro en la sección 4.2.1. Nevada-
Sin embargo, hay que señalar que el modelo analítico ( 4.15) solo se puede utilizar para
colinas bajas con relaciones de aspecto menores a 0.2 y un alargamiento de viento cruzado que
es mucho más grande que el ancho de la sección transversal de la cresta paralela al viento

Page 96
86 4 vientos en terrenos complejos

dirección. La estabilidad atmosférica en este enfoque analítico se limita a neutral


condiciones
Un enfoque diferente que divide el campo de flujo en tres capas ha sido
desarrollado por Sykes (1980 ). Distinguió las siguientes capas: una pared muy delgada
capa, una subcapa de tensión de Reynolds a través de la cual las tensiones de Reynolds varían rápidamente,
y una capa exterior. Las perturbaciones de flujo debido a la presencia de la colina son
calculado para diferentes órdenes de la pendiente e 1/2 = H / L (e (1). La altura de la
La subcapa Reynolds-stress es del orden eL. Para una relación de aspecto de H / L = 0.1 esto es
bastante cerca de la altura de la capa interna desde (4.9b)

4.2.3 Modificaciones al flujo potencial: consideración


de estabilidad térmica

Como preparación reescribimos la ecuación. ( 4.1 ) en términos de aceleración fraccional:


( )
Du pot ðx, zÞ u 1 ðLÞ H X z
Dsðx, zÞ ¼ ¼ r , ð4.18Þ
u 1 ðlÞ u 1 ðlÞ L L L

Bradley (1983 ) estudió la dependencia de la razón de aceleración fraccional en el estado


bilidad Como primera aproximación, Bradley asumió que la ecuación. ( 4.18) sigue siendo válido para
flujo no neutro siempre que las fuerzas de flotabilidad sean pequeñas en comparación con la presión
fuerzas gradientes Entonces ( 4.18) es aproximadamente válido pero las velocidades u ? (L) y
tu ? (l) se calculan a partir de los perfiles de velocidad diabáticos de Monin-Obukhov ( 3.16 ). por
estratificación no neutral, se obtiene:
()
En zL0 À W L L Ã H ( X z )
Dsðx, zÞ ¼ () r , ð4.19Þ
En zl 0 À W l L Ã L L L

donde L * designa la longitud de Obukhov [ver (3.11)]. La función de estabilidad W es


dado en ( 3.15) y ( 3.21 ). W se ha limitado a un valor mínimo de -5 según
a la ecuación (31) en Frank et al. ( 1993) Ds aumenta con el aumento de la estabilidad y es
reducido con flujo inestable (Fig. 4.7) Esto también se vuelve intuitivamente claro, porque
El aumento de la estabilidad se opone al desplazamiento vertical de las líneas de corriente sobre el
colina. Por lo tanto, las líneas de corriente se comprimen juntas y aumenta la velocidad.
La evidencia de datos reales se representa, por ejemplo, en la Fig. 2 de Frank et al. (1993 ).

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 82/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

4.2.4 Parámetros de Weibull sobre una colina

Las mediciones de SODAR en la cima de una colina han sido evaluadas en Emeis ( 2001) para derivar
Perfiles verticales de los dos parámetros de Weibull sobre una colina. El parámetro del formulario es

Page 97
4.2 Perfiles de viento sobre una colina 87

Fig. 4.7 Depende de la estabilidad


aceleración fraccional de
Eq. 4.19. Línea completa: neutral
estratificación, línea discontinua
inestable (L * = -500 m),
línea de trazos cortos estable
(L * = 500 m)

descrito por un análogo a la ecuación. ( 3.54), el parámetro de forma se describe en ( 3.91)


La Figura 4.8 proporciona ejemplos de mediciones de SODAR (ver Emeis 2001 para más detalles).
El hecho de que el perfil vertical del parámetro de escala se describe mucho mejor
por la ley simplificada de Ekman ( 3.54) usando c = 0.035 en lugar de por la capa superficial
perfiles ( 3.6 ) o ( 3.22) indica que el perfil del viento sobre una colina y, por lo tanto, el
El perfil vertical del parámetro de escala se comporta como los perfiles de viento vertical en el
Capa de Ekman. Esto es comprensible ya que la cima de la colina llega por encima de la superficie
capa en la capa de Ekman. Los parámetros z m = 50 myc 2 = 0.01 han sido
se usa para producir la curva que se ajusta a la curva de octubre en la figura 4.8 a la derecha. Para un ajuste
a las curvas de septiembre y noviembre un valor de c 2 = 0.03 sería más
apropiado. Nuevamente, los perfiles de Justus et al. (1978 ) y Allnoch (1992 ) [ver
Eq. (3.90 )] no se ajustan a la realidad.

4.3 Perfiles de viento sobre una escarpa

Un flujo un poco más complejo es el flujo sobre un acantilado que se acumula


características del lado aguas arriba de una colina (Secta. 4.2 4.2) y de una capa límite interna
( Sección 3.5 ). Ver Fig. 4.9 para un bosquejo principal.
En caso de una colina aislada, el flujo vuelve a su estado original en algún lugar
Detrás del obstáculo. En caso de un cambio de rugosidad, una capa límite interna
formas que finalmente reemplazan la vieja capa límite. El flujo sobre un acantilado

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 83/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

98
88 4 vientos en terrenos complejos

Fig. 4.8 Como en la Fig. 3.12 . Parámetro Weibull sobre una colina a partir de mediciones SODAR en comparación con
Perfiles analíticos. Parámetro de escala izquierda, parámetro de forma derecha. La curva parametrizada a la izquierda.
el marco se obtiene de (3,54) poniendo A g = 10.67 m / syc = 0.035, el del cuadro derecho
desde (3.91 ) poniendo z m = 50 myc 2 = 0.01. Las curvas etiquetadas '' Justus '' y '' Allnoch '' tienen
calculado a partir de ( 3.90 )

Fig. 4.9 Esquema principal de


un flujo sobre un acantilado
(de Emeis et al 1995)

Page 99
4.3 Perfiles de viento sobre una escarpa 89

debería ser de alguna manera una mezcla entre el flujo sobre una colina y el de un

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 84/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Cambio de rugosidad. Los datos experimentales sobre el flujo sobre escarpes suaves fueron
obtenido por Bowen y Lindley (1977) y Bowen ( 1979 ), que Astley (1977 )
en comparación con los cálculos numéricos. Una comparación entre un experimental
El estudio y los enfoques analíticos para este problema de flujo se pueden encontrar en Jensen
( 1983)
La figura 4.10 muestra algunos datos de muestra para el flujo sobre un acantilado de un medio
aseguramientos en Hjardemål en la costa oeste danesa (Emeis et al. 1995) los
la escarpa es de unos 16 m de altura y la pendiente de la escarpa es de unos 30 m
amplio. Esto conduce a una relación de aspecto media H / L de aproximadamente 0,5 o 28 °. Aquí, H denota
la altura y L el ancho de la pendiente escarpada. La línea de medición fue
perpendicular a la escarpa de 400 m aguas arriba a 300 m aguas abajo.
Las principales alturas de medición fueron 5 y 10 m sobre la superficie. Adicional
Se montaron instrumentos en algunos sitios entre 2 y 24 m. Velocidad media del viento
y las fluctuaciones del viento se midieron con anemómetros de copa y anemómetros ultrasónicos
Momentos La figura 4.10 muestra la aceleración Ds, la desviación estándar longitudinal
r u (paralelo a la superficie local), la desviación estándar vertical r w (perpendicular
a la superficie local) y la velocidad de fricción u * desde 50 m aguas arriba de la parte superior
borde de la escarpa a 50 m aguas abajo. Las desviaciones estándar y el
la velocidad de fricción se normaliza con sus valores aguas arriba a 400 m aguas arriba de
La escarpa.
Los cuatro cuadros de la figura 4.10 muestran datos de estratificación térmica ligeramente inestable.
ción en posición superior (-0.05 \ z / L * \ 0), condiciones casi neutras en el medio
(0 \ z / L * \ 0.18) y condiciones estables a continuación (0.18 \ z / L * \ 0.29). La parte superior
El marco izquierdo de la figura 4.10 muestra el aumento de la aceleración con el aumento de la temperatura
Estabilidad del flujo. Además, se puede distinguir un área con velocidades de flujo reducidas
aguas arriba de la escarpa. Esta reducción de flujo se vuelve más pronunciada con
estratificación estable La aceleración máxima del 62% con estratificación neutral a
z / H = 0.125 se ajusta bien a los valores de los experimentos de túnel de viento dados por Bowen y
Lindley ( 1977 ), quien encontró una aceleración del 70% en z / H = 0.2. Variaciones de la
la pendiente de la escarpa en el experimento de Bowen y Lindley mostró que el
la aceleración máxima para pendientes más grandes ya no dependía de la pendiente.
Mientras que r u y r v (no se muestran) están relativamente poco influenciadas por la escarpa,
r w muestra una fuerte reacción a la presencia de la escarpa. r u solamente exhibe
cambios de más del 10% para estratificación neutral e inestable aguas abajo de
el borde superior de la escarpa de acuerdo con los datos del túnel de viento de Bowen
y Lindley (1977 ). r v muestra una ligera dependencia de la estabilidad sobre la pendiente (aumentando
con creciente estabilidad). r w tiene un aumento máximo de 55–70% en breve
aguas arriba del borde superior de la escarpa.
La capa interna (ver Sección 4.2.2) no se capturó en este experimento, porque
esto habría requerido una medición a alturas inferiores a aproximadamente 0,16 m, que
técnicamente no era factible. El flujo en la capa externa puede ser aproximadamente
descrito por las ecuaciones. ( 4.1- 4.4) así como también fue posible para el flujo sobre una cresta.
Además, la función r (x / L, z / L) en (4.4 ) no puede administrarse analíticamente pero debe administrarse
determinado numéricamente

Página 100
90 4 vientos en terrenos complejos

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 85/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 4.10 Aceleración fraccional (superior izquierda), desviación estándar longitudinal normalizada (superior
derecha), desviación estándar vertical normalizada (inferior izquierda) y velocidad de fricción normalizada (inferior
derecha) de mediciones de anemómetro ultrasónico en un acantilado en Dinamarca (de Emeis
et al. 1995 ). La normalización se realizó con los respectivos valores no perturbados observados 400 m
río arriba

Page 101
4.4 Espectros 91 91

Fig. 4.11 Bosquejo principal de


condiciones de viento sobre una cresta.
Las turbinas eólicas modernas son
generalmente en la capa externa de
el flujo de cruce de crestas

4.4 Espectros

La dependencia de la frecuencia del poder de las fluctuaciones turbulentas se describe mediante


espectros de turbulencia como se introdujo en la secta. 3,3. Espectros especiales de turbulencia sobre
terreno complejo se dan en Panofsky et al. ( 1982) y Founda et al ( 1997)
Founda y otros (1997 ) encontró un buen acuerdo entre las mediciones sobre la cima de una colina

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 86/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
y los espectros dados en las ecuaciones. (3.78) - ( 3.80 ), porque resultó ser difícil de
determinar un valor apropiado para la velocidad de fricción. Founda y otros (1997 ) usado
L xi = 1 / (2P) / k i p en lugar de ( 3.84)

4.5 Variación diurna

La variación diurna de la velocidad del viento sobre las crestas y las crestas de las montañas se asemeja
la variación diurna en la capa de Ekman, porque estas crestas suelen estar por encima de la
capa superficial en la noche. Colinas y montañas más bajas que son más pequeñas que las
la altura de la capa límite puede desarrollar una capa superficial superficial sobre ellos siempre que
Son bastante suaves. Debido al cambio entre las condiciones de la capa límite en
condiciones diurnas y de atmósfera libre durante la noche, las velocidades del viento sobre las crestas son
usualmente más alto durante la noche que durante el día.

4.6 Resumen para terrenos complejos

La principal peculiaridad del flujo sobre una colina o cadena montañosa es la aceleración de la
velocidad del viento sobre la cumbre o la línea de la cresta. La capa límite sobre la cresta puede
ser separado en dos capas. Hay una capa interna bastante delgada dentro de la cual
Las fuerzas de fricción dominan sobre las fuerzas de inercia. Esta capa tiene una profundidad típicamente

102
92 4 vientos en terrenos complejos

1–2% del ancho medio de la cadena montañosa o montañosa. Por encima de la capa interna está el
capa externa dentro de la cual dominan las fuerzas de inercia. La aceleración fraccional está en
máximo en el límite entre la capa interna y externa. Viento moderno
Las turbinas con alturas de cubo de alrededor de 100 my más están generalmente en la capa exterior
(Fig. 4.11) Por lo tanto, están expuestos a menos gradientes de viento verticales que durante
terreno llano. La construcción de torres aún más altas con alturas de cubo más grandes solo proporciona
ganancia relativamente baja en rendimiento de potencia.
La Sección 4 .2 es válida solo para colinas suaves. Colinas y montañas más empinadas conducen a
características no lineales como la separación de flujo y otras características nombradas en la sección. 4.1
que no están adecuadamente cubiertos por las ecuaciones dadas en la sección. 4.2 4.2. No lineal
las características de flujo ya no se pueden derivar de las relaciones analíticas, sino que requieren
operación de modelos de flujo numérico. Algunos efectos de no linealidad se vuelven ya
visible en los ejemplos para el flujo sobre un acantilado en la secta. 4.3 4.3. Por lo tanto,
La evaluación del viento en terrenos más accidentados donde la linealidad ya no está asegurada tiene que ser
hecho por simulaciones de modelos numéricos específicos del sitio. Este capítulo fue diseñado para
Señalar las principales características de flujo que influyen en el perfil vertical del viento sobre las colinas.
y suaves montañas.

Referencias

Allnoch, N .: Windkraftnutzung im nordwestdeutschen Binnenland: Ein System zur Standortbe-


wertung für Windkraftanlagen. Geographische Kommission für Westfalen, Münster, ARD-
EY-Verlag, 160 págs. (1992).
Anderson PS, Ladkin RS, Renfrew IA: un perfil de viento Sodar Doppler autónomo
Sistema. J. Atmos. Oceanic Technol. 22 , 1309-1325 (2005).
Astley, RJ: una solución de vorticidad congelada de elementos finitos para flujo de viento bidimensional sobre
Colinas 6 º Australasian Conf. sobre hidráulica y mecánica de fluidos, Adelaide, Australia, 443–
446 (1977).
Atkinson BW: Circulaciones atmosféricas de mesoescala. Academic Press, Londres, etc., 495 pp.
(1981)
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 87/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Bowen, AJ, D. Lindley,: Una investigación de túnel de viento de la velocidad del viento y la turbulencia
Características cerca del suelo sobre varias formas de escarpa. Atado.-Capa
Meteorol 12 , 259–271 (1977).
Bowen, AJ: Mediciones a gran escala de la turbulencia atmosférica sobre dos escarpes.
En: JE Cermak (ed.), Wind Engineering: Proc. 5 º Internat. Conf., Fort Collins, Pergamon,
161-172 (1979).
Bradley, EF: la influencia de la estabilidad térmica y el ángulo de incidencia en la aceleración de
Enrollar una pendiente. J. Wind Eng. Indust Aerodynam 15 , 231–242 (1983).
Caccia, J.-L., Guénard, V., Benech, B., Campistron, B., Drobinski, P .: Velocidad vertical y
aspectos de turbulencia durante los eventos Mistral observados por los perfiladores de viento UHF. Ana.
Geophysicae 22, 3927-3936 (2004).
Defant, F .: Zur Theorie der Hangwinde, nebst Bemerkungen zur Theorie der Berg- und Talwinde.
Arco. Meteorol Geophys Bioklimatol A 1, 421–450 (1949).
Emeis, S., HP Frank, F. Fiedler: Modificación del flujo de aire sobre un acantilado: resultados de
Experimento hjardemal. Obligado.-Lay. Meteorol 74 , 131-161. (1995)
Emeis, S .: variación vertical de las distribuciones de frecuencia de la velocidad del viento en y sobre la superficie
capa observada por sodar. Meteorol Z 10 , 141-149 (2001).

Page 103
Referencias 93

Founda, D., M. Tombrou, DP Lalas, DN Asimakopoulos: algunas mediciones de turbulencia


características sobre terrenos complejos. Obligado.-Lay. Meteorol 83 , 221–245 (1997).
Frank, H., K. Heldt, S. Emeis, F. Fiedler: Flujo sobre un terraplén: Aceleración y presión
Perturbación. Obligado.-Lay. Meteorol 63 , 163-182 (1993).
Heimann, D., De Franceschi, M., Emeis, S., Lercher, P., Seibert, P. (Eds): contaminación del aire, tráfico
ruido y efectos de salud relacionados en el espacio alpino: una guía para autoridades y consultores.
Informe integral ALPNAP. Università degli Studi di Trento, Trento, 335 pp. (2007).
Hoff, AM: Ein analytisches Verfahren zur Bestimmung der mittleren horizontalen Wind-
geschwindigkeiten über zweidimensionalen Hügeln. Ber. Inst. Meteorol Klimatol Univ.
Hannover, 28 , 68 págs. (1987).
Jackson, PS, JCR Hunt: flujo de viento turbulento sobre una colina baja. Cuarto de galón. J. Roy. Meteorol Soc.
101 , 929–955 (1975).
Jensen, NO: Una nota sobre la interacción del generador eólico. Risø-M-2411, Risø Natl. Lab., Roskilde (DK),
16 pp. (1983) (Disponible en http://www.risoe.dk/rispubl/VEA/veapdf/ris-m-2411.pdf)
Jensen, NO, Petersen, EL, Troen, I .: Extrapolación de estadísticas de viento medio con especial
Con respecto a las aplicaciones de energía eólica, informe WCP-86, World Meteorol. Organización,
Ginebra, 85 págs. (1984).
Justus, CG, WR Hargraves, A. Mikhail, D. Graber: Métodos para estimar la velocidad del viento
Distribuciones de frecuencia. J. Appl. Meteorito. 17 , 350–353 (1978).
Lugauer, M ,, Winkler, P .: Circulación térmica en el sur de Baviera: climatología y sinóptico
aspectos. Meteorol Z. 14 , 15-30 (2005).
Mason, PJ: Flujo sobre la Cumbre de una colina aislada, Bound.-Lay. Meteorol 37 , 385–405
(1986)
Panofsky, HA, D. Larko, R. Lipschutz, G. Stone, EF Bradley, AJ Bowen y J. Højstrup:
Espectros de componentes de velocidad sobre terreno complejo. Cuarto de galón. J. Roy. Meteorol Soc. 108 , 215–
230 (1982).
Petersen, EL, NG Mortensen, L. Landberg, J. Højstrup, HP Frank: Meteorología de energía eólica.
Parte II: Ubicación y modelos. Energía eólica, 1 , 55–72 (1998b).
Renfrew, IA, Anderson, PS: Perfiles de flujo catabático en verano e invierno sobre Coats Land,
Antártida. Cuarto de galón. J. Roy. Meteorito. Soc. 132 , 779-802 (2006).
Smith, RB: La influencia de las montañas en la atmósfera. En: Landsberg HE, Saltzman B (Eds)
Adv. Geophys 21, 87-230 (1978).
Steinacker, R .: Distribución de la altura del área de un valle y su relación con el viento del valle. Contr.
Atmos Phys. 57, 64-71 (1984).
Sykes, RI: una teoría asintótica del flujo de capa límite turbulenta incompresible sobre un
Pequeño bulto. J. Fluid Mech. 101 , 647-670 (1980).
Taylor, PA: Estudios numéricos del flujo de la capa límite planetaria neutralmente estratificada sobre suaves
topografía, I: Casos bidimensionales. Obligado.-Lay. Meteorol., 12 , 37-60 (1977).
Taylor, PA, Mason, PJ, Bradley, EF: Flujo de capa límite sobre Low Hills. Obligado.-Lay.
Meteorol 39 , 107-132 (1987).
Troen, I., EL Petersen: European Wind Atlas. Laboratorio Nacional de Risø, Roskilde, Dinamarca.
656 págs. (1989).
Vergeiner, I .: Una teoría energética de los vientos en pendiente. Meteorol Atmos Phys. 19 , 189-191 (1982).
Vergeiner, I., Dreiseitl, E .: Vientos de valle y vientos de pendiente: observaciones y primaria
pensamientos Meteorol Atmos Phys. 36 , 264–286 (1987).
Zenman, O., NO Jensen: Modificación de las características de turbulencia en Flow over Hills. Cuarto de galón.
J. Roy. Meteorol Soc. 113 , 55-80 (1987).

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 88/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 104

Capítulo 5
Vientos marinos

Este capítulo trata del límite atmosférico marino (MABL). El especial


Las características de los perfiles de viento y turbulencia sobre el mar son muy importantes, ya que
Se generará una fracción cada vez mayor de energía eólica en la energía eólica marina
Parques en el futuro. Aunque la superficie del mar es perfectamente plana, estas características del viento
en parte difieren de los perfiles sobre terrenos homogéneos presentados en el Cap. 3 . A no ser que
de lo contrario, los ejemplos para el estado de la MABL presentados en este Capítulo
se basan en Türk (2008 ). Türk (2008El análisis de) se basó en datos de
Torre de 100 m FINO1 en la ensenada alemana. Esta torre en alta mar, que se trata
A 45 km de la costa alemana, proporciona información del viento de la copa
anemómetros en alturas entre 30 y 100 m con una resolución vertical de 10 m.
Los datos de Sonics están disponibles a 40, 60 y 80 m de esta torre. Entonces, algunos de los
Las características presentadas pueden ser específicas para German Bight en el sitio de FINO1.
Sin embargo, pueden servir como una indicación del comportamiento típico en el MABL en
contraste con una capa límite en tierra. Hay más torres de medición cerca
parques eólicos en alta mar, por ejemplo, los mástiles de 62 y 70 m en Horns Rev frente al oeste danés
costa o el mástil de 116 m '' NoordzeeWind '' frente a la costa holandesa cerca de Egmond aan
Zee En Alemania están las torres FINO2 en el Báltico y FINO3 en el
German Bight en la isla de Sylt también. Estas dos últimas torres son bastante
similar a la torre FINO1.
La Sección 5 .1 explica las características especiales de la superficie del mar. Sección 5 .2 entonces
presenta perfiles verticales medios antes de la secta. 5.3 trata con velocidades extremas del viento y
Secta. 5.4 con parámetros de turbulencia en el MABL. Características de los parámetros de Weibull
La división de la capa límite marina se discute en la sección. 5.5. En zonas costeras, que
son el tema de la secta. 5.6 , capas límite internas (ver Sección 3.5) puede formar cuál
exhibir características de límites marinos en la capa límite interna y en tierra
características de la capa límite en la capa de arriba. Especialmente para térmica estable
estratificación cuando se advecta aire más cálido sobre agua más fría, tal límite interno
Las capas pueden persistir a largas distancias de varias decenas de kilómetros.

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 95


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8_5, © Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2013

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 89/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 105
96 5 vientos marinos

5.1 Características de las capas límite marinas

En primer lugar, la superficie del mar es mucho más lisa que la superficie terrestre. Esto lleva a
mayores velocidades del viento a una altura dada sobre la superficie, a una menor turbulencia
intensidades y profundidades de capa superficial menos profundas. Por lo tanto, turbinas eólicas en alta mar
generalmente experimentan menos cizalladura del viento sobre el área del rotor. Pero la rugosidad de la superficie del mar es
depende de la velocidad del viento debido a la formación de olas. Ciclos diurnos de temperamento
La estabilidad atmosférica y la naturaleza están casi ausentes debido al gran almacenamiento de calor.
capacidad de agua. La fuente de humedad infinita en la superficie del mar tiende a sesgar
Estabilidad estática del MABL hacia estratificaciones inestables. La figura 5.1 da el
Características principales de la estructura vertical de la MABL. Adyacente al mar
superficie encontramos la subcapa de onda dentro de la cual la influencia directa de una sola
Las ondas a través de las fuerzas de presión son dominantes. Esta subcapa tiene aproximadamente cinco ondas.
Amplitudes profundas. Sobre la subcapa de onda encontramos el flujo constante o Prandtl
capa que a menudo es mucho menos profunda que la capa respectiva sobre tierra (ver Fig.
3.1 ) Esta profundidad puede ser del orden de solo 10 m para una estratificación estable y en baja
a vientos moderados. El 90% superior de la MABL está cubierto por la capa de Ekman
dentro del cual el viento gira ligeramente y alcanza el viento geostrófico en su parte superior.
Al igual que la capa de flujo constante, el MABL completo suele ser mucho menos profundo que el
ABL sobre tierra.

5.1.1 Rugosidad de la superficie del mar y coeficiente de arrastre

La longitud de rugosidad típica de la superficie del mar para velocidades moderadas del viento está en
orden de una décima de milímetro a milímetro (ver Fig. 5.2 a la izquierda). En contraste con
superficies terrestres la rugosidad de la superficie del mar no es constante sino que varía
varias décadas dependiendo fuertemente de la velocidad del viento, debido a la evolución
tamaño de ola, altura y forma. En consecuencia, la longitud de la rugosidad de la superficie, z 0
aumenta con el aumento de la velocidad del viento. Las ondas se generan principalmente por fricción
fuerzas ejercidas por el viento en la superficie del océano, transportando así el impulso
desde la atmósfera hacia abajo en la columna de agua (Bye y Wolff 2008)
Este transporte es descendente mientras las olas aún sean jóvenes y estén impulsadas por el viento.
es decir, si la velocidad del viento es más rápida que la velocidad de fase de las olas. Para olas viejas o
oleaje, no se puede esperar una relación clara con la velocidad del viento (Oost et al. 2002 ;
Sjöblom y Smedman 2003 ). Además, este transporte descendente depende también
en el estado térmico de la MABL, porque este estado influye en la capacidad del
atmósfera para reponer la pérdida de impulso en su límite inferior con impulso
de capas atmosféricas superiores. Para la estratificación inestable (aire más frío que el mar),
este transporte descendente es mayor y se espera que las olas sean más altas que para
estratificación estable Esta presunción ha sido probada inicialmente por el análisis de
Datos del barco del clima del Atlántico Norte por Roll ( 1952)

Page 106
5.1 Características de las capas límite marinas 97

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 90/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 5.1 Estructura vertical de la capa límite marina sobre una superficie ondulada del mar. p + y p -
indica perturbaciones de presión positiva y negativa cerca de las olas

Fig. 5.2 Longitud de rugosidad de la superficie del mar en m (izquierda) y velocidad de fricción en m / s (derecha) usando
La relación de Charnock ( 5.1) y el perfil de viento logarítmico neutro ( 3.6 ) para dos valores diferentes de
el parámetro Charnock (línea en negrita: 0.011, línea delgada: 0.020)

Ya existen muchos estudios sobre la aspereza de la superficie del mar impulsada por el viento.
Charnock (1955 ) presentó una relación entre la longitud de rugosidad, z 0 y la fricción
velocidad, u * basada en un pequeño conjunto de datos recopilado en condiciones cercanas a la costa en un
Altura de medición de ocho metros:
2
au 2UNA aj 2 uðzÞ
z0¼ ¼ ( )2 ð5.1Þ
sol
g ln z z0
À Wð zL ÃÞ

donde z 0 es la longitud de la rugosidad de la superficie, u * la velocidad de fricción y g la


aceleración de la gravedad. El término detrás del segundo signo igual en ( 5.1 ) ha sido
derivado mediante el uso de la fórmula para el perfil de viento diabático ( 3.16 ). Este último
relación tiene que ser resuelto de forma iterativa. La constante empírica, a se llama hoy el
Parámetro de Charnock. Para el océano abierto Smith ( 1980) sugiere a = 0.011 mientras

Page 107
98 5 vientos marinos

en sitios poco profundos o cercanos a la costa a es un poco más grande con valores de alrededor de 0.016–0.02
(Garratt 1977; Wu 1980) Garratt ( 1977 ) resumió los coeficientes de arrastre de la superficie del mar
de 17 experimentos y apoyó la relación de Charnock. Usando una velocidad de fricción
de 0,33 m / sy a = 0,018 da z 0 = 0,00018 m.
La determinación del coeficiente de arrastre de la superficie del mar, C D es otra forma de
mirando la rugosidad de la superficie del mar. El coeficiente de arrastre para la atmósfera neutra
La estabilidad y la altura de 10 m se definen como:

u UNA
2
C DN10 ¼ ð5.2Þ
u 10
2

donde u * es la velocidad de fricción definida en ( 3.16 ) yu 10 es la velocidad del viento de 10 m

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 91/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
definido en el
aceptó que ( 3.1) A pesarde
coeficiente dearrastre
la evidencia conflictiva
en el MABL en elfunción
es una pasadocreciente
(Garratt del
1977 ), ahora es
velocidad del viento (Sullivan y McWilliams 2010 ) para velocidades moderadas del viento (ver
Fig. 5.4 ). Esto se vuelve obvio al insertar el perfil de viento logarítmico ( 3.6 )
para el denominador de (5.2) utilizando ( 5.1 ) para determinar la rugosidad
longitud:
( \2
j
C DN10 ¼ ð5.3Þ
En augz2
UNA

donde z = 10 m. Sin embargo, a velocidades de viento más altas, la mayoría de los conjuntos de datos sugieren que
el coeficiente de arrastre tiende hacia un valor constante (Anderson 1993 ; Donelan et al.
2004; Black y col. 2007) Algunos, por ejemplo, los datos de HEXOS (Janssen 1997 , triángulos en
los marcos izquierdos de las Figs. 5.3 y 5.4 ) no muestran esta nivelación. El exacto
ecuación que describe la relación entre el coeficiente de arrastre y el viento
la velocidad depende del autor (Geernaert 1990) Aunque un consenso universal
sensus no existe, las relaciones más ampliamente citadas son posiblemente aquellas
planteado por Smith (1980 ):

C DN10 ¼ 0.00061 þ 0.000063u 10 ð5.4Þ

se dice que es válido para un rango de velocidad del viento entre 6 y 22 m / s, el propuesto por
Grande y estanque (1981 ):

0.00114 para 4 m / s \ u 10 10 m / s
C DN10 ¼ ð5.5Þ
0.00049 þ 0.000065u 10 para 10 m / s \ u 10 \ 26 m / s

y el de Yelland et al. ( 1998 ):

C DN10 ¼ 0.00050 þ 0.000071u 10 ð5.6Þ

se dice que es válido para un rango de velocidad del viento entre 6 y 26 m / s. Velocidad del viento similar
las dependencias provienen del Experimento de respuesta océano-atmósfera acoplada
(COARE) algoritmo de Fairall et al. ( 1996, 2003 ).

108
5.1 Características de las capas límite marinas 99

Fig. 5.3 Velocidad de fricción en la capa superficial marina, u * graficada contra 10 m de velocidad del viento, u 10 .
Izquierda: de los datos de la literatura enumerados en la Tabla 1 de Foreman y Emeis (2010) Para u 10 [8 m / sy
u * [0.27 m / sa línea recta [vea la ecuación. (5.8)] se ajusta a los datos en este rango. Los resultados de HEXOS como
informado por Janssen1997) se muestran por triángulos; Las medidas de Anderson ( 1993) son
indicado por cuadrados (de Foreman y Emeis 2010) Derecha: dependencias funcionales de fricción.
velocidad en la velocidad del viento: línea en negrita: ec. (5.8 ), línea discontinua: ec. ( 5.3) usando a = 0.018, línea delgada: Eq.
(5.4), línea punteada: ec. ( 5.5 ), línea punteada con guiones: ec. (5.6 )

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 92/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 5.4 Coeficiente de arrastre de la superficie del mar, C D graficado contra 10 m de velocidad del viento, u 10 . A la izquierda de
Los datos de la literatura enumerados en la Tabla 1 de Foreman y Emeis (2010) Para u 10 [8 m / sy u * [0.27 m /
curva sa [ver ec. (5.9 )] se ajusta a los datos en este rango. Los resultados de HEXOS según lo informado por Janssen
(1997 ) se muestran por triángulos; Las medidas de Anderson ( 1993 ) se indican mediante cuadrados.
(de Foreman y Emeis 2010 ). Derecha: dependencias funcionales del coeficiente de resistencia al viento
velocidad: línea en negrita: ec. (5.9 ), línea discontinua: ec. ( 5.3) usando a = 0.018, línea delgada: Eq. ( 5.4 ), línea punteada:
Eq. ( 5.5 ), línea punteada con guiones: ec. (5.6 )

Las diferencias en los coeficientes de resistencia medidos entre los estudios independientes son más
probablemente una función del estado del mar (Donelan 1990 ) como la ola
inclinación o pendiente (p. ej., Hsu 1974) y la edad de las olas (por ejemplo, Maat et al. 1991) por
Por ejemplo, se cree que el coeficiente de arrastre aumenta con las olas más jóvenes (es decir
disminución de la edad de las olas) (Smith et al. 1992 ). La dependencia precisa de la resistencia
El coeficiente de una o más de estas herramientas es un área de investigación en curso en aire-mar
interacción (Sullivan y McWilliams 2010)

Page 109
100 5 vientos marinos

Sin embargo, un coeficiente de arrastre dependiente de la velocidad del viento no es deseable, porque
por lo general, un coeficiente de arrastre para un flujo totalmente turbulento solo debe ser dependiente del objeto
e independiente de la velocidad de flujo por encima de este objeto. Solo entonces fluye a diferentes
Las velocidades son similares entre sí. Un coeficiente de arrastre dependiente de la velocidad del viento indica
que el estado del flujo está cambiando con la velocidad del viento. Lo más probable es que el flujo sobre el
La superficie del mar muy suave no es completamente turbulenta para vientos de 10 m de velocidad de menos de aproximadamente
8 m / s. El coeficiente de arrastre debe ser una constante por encima de esta velocidad del viento.
Por lo tanto, una nueva forma funcional del coeficiente de arrastre neutral para moderado a
altas velocidades del viento en el MABL para un rango de mediciones de campo como se informa en el
la literatura ha sido propuesta por Foreman y Emeis ( 2010) Esta nueva forma es
encontrado para describir una amplia variedad de mediciones registradas en mar abierto,
costa, mares limitados a la búsqueda y lagos, con casi el mismo conjunto de parámetros
Eters. Es el resultado de un nuevo análisis de la definición del coeficiente de arrastre en el
capa límite marina, que encuentra que falta una constante de la tradicional
definición del coeficiente de arrastre. La constante surge porque la fricción neutral
la velocidad sobre las superficies del agua no es directamente proporcional a la velocidad del viento de 10 m, un
consecuencia de la transición al flujo áspero a bajas velocidades del viento por debajo de aproximadamente 8 m / s.
Dentro del régimen de flujo aproximado, la velocidad de fricción neutral depende linealmente de
la velocidad del viento de 10 m; en consecuencia, dentro de este rudo régimen, el recién definido
El coeficiente de arrastre no es una función de la velocidad del viento. La magnitud de la nueva
El coeficiente de arrastre neutro definido representa un límite superior a la magnitud de la
definición tradicional
Para derivar este nuevo coeficiente de arrastre independiente de la velocidad del viento, Foreman
y Emeis ( 2010) comience con un análisis de la relación entre la fricción
velocidad y velocidad del viento. Resolviendo (5.2 ) para la velocidad de fricción da:
pagffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
uü C DN10 u 10 ð5.7Þ

( 5.7) no representa la realidad, especialmente para velocidades de viento más altas. Un mejor
la relación es (línea recta en la Fig. 5.3 izquierda y línea en negrita en la Fig. 5.3 derecha):
pagffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
uü C mN10 u 10 þ b ð5.8Þ
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 93/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

con C mN10 = 0.0026 yb = -0.14 m / s. La línea recta descrita por ( 5.8 )


no cumple con el origen, por lo tanto, es válido solo para el régimen completamente turbulento anterior
8 m / s de velocidad del viento. Insertar ( 5.7) en ( 5.1) rendimientos:
UNA Á2
pagffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
C mN10 u 10 þ b
C DN10 ¼ ð5.9Þ
u 10
2

Esta nueva relación (5.9 ) se representa como curvas en negrita en la figura 5.4 . Para viento fuerte
velocidades, el coeficiente de arrastre clásico C DN10 de ( 5.9 ) converge contra C mN10 .
C mN10 = 0.0026 se muestra como una línea horizontal discontinua en la Fig. 5.4 izquierda.

Page 110
5.1 Características de las capas límite marinas 101

Fig. 5.5 Relación entre altura de ola significativa, H s en my 100 m de velocidad del viento en m / s en el
German Bight de tres años de datos por hora (2004–2006) en FINO1. Las dos curvas indican
El desarrollo temporal de H s para la tormenta '' Britta '' el 1 de noviembre de 2006 (curva completa) y para
tormenta "Erwin" el 8 de enero de 2005 (curva punteada). Las flechas indican la dirección de este
desarrollo

5.1.2 Fetch y la formación de ondas dependientes de la estabilidad

El subcapítulo anterior ha demostrado que el desarrollo de las ondas es decisivo para


La rugosidad de la superficie del mar. El cálculo de las alturas de las olas oceánicas a partir de locales
La velocidad del viento tiene una larga y bien establecida historia en los océanos y la atmósfera.
ciencias (véase, por ejemplo, Sverdrup y Munk 1947; Neumann 1953) Aunque el local
Se supone que la velocidad del viento y la estructura local de la MABL tienen un importante
influencia, hay otros factores que determinan la altura de la ola. Alturas de ola
además depende de la longitud de la búsqueda y de la duración del viento fuerte
acelera sobre estas recuperaciones. Más adelante, la altura de la ola también depende de
condiciones atmosféricas como, por ejemplo, simulaciones con el modelo de océano oceánico
(WAM; Hersbach y Janssen 1999 ) han demostrado una duración infinita y profunda
agua que para una velocidad del viento de 30 m / s, la altura significativa de las olas aumenta de
aproximadamente 10 m para una recuperación de 50 km a casi 12 m para una recuperación de 100 km y más de 15 m
para buscar 400 km.
Un análisis más detallado del desarrollo de las alturas de las olas impulsadas por el viento en Alemania
Bight se puede encontrar en Emeis y Türk (2009 ). En este estudio, velocidad del viento, fricción
datos de velocidad y altura de olas significativas de la plataforma FINO1 en el sur
Bight alemán a 45 km de la costa para los años 2004–2006 ha sido evaluado
y relacionados entre sí. La altura de la ola generalmente se expresa en términos de un
altura de ola significativa, H s . H s a menudo se define como la altura promedio (a través de
cresta) de ese tercio de las olas de todas las olas que tienen las alturas de ola más grandes.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 94/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
La altura
et al. máxima
1999) Toba (de la ola
1978) haesdado
1.6–1.7 veces la altura
una relación entre lasignificativa defricción,
velocidad de la ola (Kumar
u*y

Página 111
102 5 vientos marinos

Fig. 5.6 Velocidad del viento a 80 m (línea completa) y velocidad de fricción, u * , a 40 m (punteado) por encima de la media
nivel del mar junto con la edad de las olas (línea discontinua), la diferencia de temperatura aire-mar (discontinua-
línea punteada doble), la altura de ola medida por hora (cuadrados negros) y la ola calculada
altura de la ec. (5.10 ) (línea completa gruesa) en FINO1 en la ensenada alemana durante la tormenta violenta
'' Erwin '' el 8 de enero de 2005 (el eje x da tiempo en horas). Todos los datos excepto las alturas de onda medidas
son datos medios de 10 min. u * se refiere al eje de la derecha, todas las demás variables al eje de la izquierda

la altura de ola significativa, H s , para el crecimiento de las olas independientemente de la recuperación si el


Se conoce el período de onda T:
pagffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
H s ¼ 0.062 u à gT 3 ð5.10Þ

con g la aceleración de la gravedad. Maat y col. (1991 ) dar un poco más pequeño
valor para la constante en la ecuación. (5.10), a saber, 0,051.
La figura 5.5 muestra una amplia dispersión de los datos de altura de las olas con la velocidad del viento. Los dos
Las curvas de la figura 5.5 muestran las "trayectorias" de las tormentas "Britta" y "Erwin" en
el espacio de fase altura-velocidad de la ola. Estas trayectorias demuestran que una mayor
parte de la dispersión en la figura 5.5 ocurre con la evolución de la altura de la ola -
relación de velocidad durante el paso de sistemas individuales de baja presión. Las curvas son
trazado a través de puntos de datos por hora consecutivos. La curva completa para Todos los Santos
La tormenta del día '' Britta '' dura 21 h desde el 31 de octubre de 2006, 1700 h hasta el 1 de noviembre,
1400 h. La segunda curva para la tormenta de fuerza de vendaval '' Erwin '' cubre un lapso de tiempo de
23 h del 7 de enero de 2005, 2300 ha 8 de enero, 2200 h. Esto se analiza en más
detalle en las Figs. 5.6 y 5.7. Durante '' Britta '' (Fig. 5.7 ), se alcanza el pico H s aproximadamente
1 h después de la velocidad máxima del viento de 31 m / s; durante '' Erwin '' (Fig. 5.6), se alcanza
aproximadamente 5 h después del pico de velocidad del viento principal de 32 m / s. Las dos curvas para '' Britta ''
y "Erwin" difieren considerablemente. La curva para '' Britta '' se encuentra en una ola mucho más alta
alturas que la curva para '' Erwin '', aunque las velocidades máximas del viento son bastante
similar. Mirando la dirección del viento y la diferencia de temperatura aire-mar,
Resulta que la principal diferencia en las condiciones atmosféricas es que durante
'' Britta '', la advección de aire frío prevalecía con los vientos del norte, y durante
'' Erwin '', advección de aire cálido con vientos del oeste.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 95/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

112
5.1 Características de las capas límite marinas 103

Fig. 5.7 Como en la Fig. 5.6 , pero para


tormenta violenta '' Britta '' en
31 de octubre / 1 de noviembre,
2006. Entre las 11 de la noche y
medianoche y entre las 11
am y mediodía, algunos datos son
desaparecido

Las Figuras 5.6 (Erwin) y 5.7 (Britta) analizan la relación entre el estado local
de la atmósfera y la altura de las olas en estos dos eventos de tormenta en algunos más
detalle también usando algunos de los datos de 10 Hz de los anemómetros sónicos a 40 y
80 m. Las condiciones atmosféricas se describen por la velocidad del viento, u, a 80 my
La velocidad de fricción, u * , a 40 m de altura. Además, la diferencia de temperatura
entre la temperatura del aire a 40 m de altura y la temperatura de la superficie del mar, el
valores horarios medidos de la altura de ola significativa, H s , el significado calculado
No se pueden agitar las alturas usando la ecuación. 5.10 y la edad de onda (es decir, la velocidad de fase de la
se dan ondas sobre la velocidad de fricción, ver también el siguiente subcapítulo). Figura 5.6
muestra una capa límite estratificada ligeramente estable debido a la advección de aire caliente sobre
agua más fría (ver diferencia de temperatura). La relación media, z / L * , es solo de +0.03
(aproximadamente 0,06 en la primera mitad del período mostrado y casi 0,0 en la segunda
mitad, no se muestra en la figura). La cizalladura vertical del viento entre 40 y 80 m es
aproximadamente 3 m / sy disminuye de 1 a 2 m / s después de la ocurrencia del viento pico
velocidad. La velocidad máxima del viento va acompañada de un máximo en la fricción.
velocidad (1,4 m / s) y un mínimo en la edad de onda (aproximadamente 11). La mayor
El aumento de la altura de la ola coincide con los valores más altos de la fricción.
velocidad. La altura máxima de la ola se observa 5 h después de la velocidad máxima del viento en una ola.
edad de aproximadamente 18 años. Para todo el período que se muestra en la Fig. 5.6, la edad de las olas permanece
debajo de 24, es decir, tenemos un mar impulsado por el viento todo el tiempo. La figura 5.7 muestra un inestable
capa límite estratificada durante la advección de aire frío de agua más cálida. El significado
relación, z / L * , es solo de -0.06 (entre la medianoche y las 11 a.m.). Pico negativo
Los valores de z / L * de hasta -0.79 ocurren entre las 2 y las 4 pm (no se muestran en el
figura). Casi no hay cizalladura vertical del viento en la capa entre 40 y 80 m.
Además, la velocidad de fricción es casi constante con la altura. Por lo tanto, esta capa parece
ser una capa de flujo constante (Fig. 5.1 ). Nuevamente, el mayor aumento en la altura de las olas.
coincide con la fase de la velocidad de fricción más alta (nuevamente 1,4 m / s). El pico
la altura de la ola se observa aproximadamente 1 h después de la velocidad máxima del viento a una edad de ola de aproximadamente
11-12. Al igual que en la figura 5.6 , la edad de onda muestra un mínimo asociado con el
máximo en la velocidad de fricción, u * , pero en contraste con la situación durante la tormenta

113
104 5 vientos marinos

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 96/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 5.8 Altura de ola significativa en m versus velocidad de fricción, u * , a 40 m (datos por hora) para
oeste (arriba a la izquierda), sur (arriba a la derecha), este (abajo a la izquierda) y norte (abajo a la derecha)
vientos en FINO1 en la ensenada alemana

'' Erwin '', la edad de las olas está cambiando de olas jóvenes a mayores aproximadamente 10 h después de la
paso de la velocidad máxima del viento en FINO1. En general, encontramos en ambos casos un
anticorrelación entre la velocidad de fricción y la edad de las olas.
Debido a que los valores para el parámetro de estabilidad z / L * para los dos casos están muy cerca
juntos, los valores para la velocidad de fricción son muy similares en ambos casos. los
alturas de onda calculadas de la ecuación. 5.10 en las Figs. 5.6 y 5.7 han sido producidos por
eligiendo 0.056 como valor para la constante en la ecuación. 5.10 porque este valor da el
mejor ajuste. Este valor resulta estar entre los propuestos por Maat et al. (1991 )
y por Toba (1978 ). Es obvio que la altura de ola calculada está por encima
la medida siempre que la altura de la ola aumente debido al esfuerzo cortante
ejercido por la atmósfera en la superficie del mar. Los períodos de sobreestimación de
( 5.10) coinciden con edades de onda cercanas a 12 o incluso menores. Después de haber alcanzado el
altura de ola máxima, la altura de ola calculada es ligeramente inferior a la medida
uno en la figura 5.7. Esta desviación sistemática después de la altura máxima de la ola, que
se vuelve especialmente notable en la Fig. 5.7 para olas de más de 24 años (equilibrio a edad
olas): es significativo porque la relación de Toba se ha derivado para crecer
solo olas. Por otro lado, la comparación general entre medido y
las alturas de onda calculadas resultan bastante bien y, por lo tanto, proporcionan una
confirmación de los valores para la velocidad de fricción, u * , determinada a partir de la sónica
Mediciones de anemómetro.
No tiene sentido derivar una relación entre la altura de las olas y la velocidad del viento
de los datos trazados en la figura 5.5 debido a la gran dispersión. Por lo tanto, Fig. 5.8
presenta los datos por separado para cuatro sectores eólicos diferentes (consulte la Tabla 5.1 para obtener información exacta

114
5.1 Características de las capas límite marinas 105

Tabla 5.1 Alturas de olas significativas, H s para cuatro sectores de dirección del viento y estratificación como
función de valores seleccionados de velocidad del viento a 100 m de altura desde las curvas de regresión respectivas a las
se muestra en la Fig. 5.8 (tomado de Emeis y Türk 2009)
Velocidad del viento en m / s 25 30 35 40 Varianza explicada en%
Sector / estratificación Altura de ola significativa en m wrt velocidad del viento
Norte (290 ° –40 °, generalmente inestable) 6.7 9.2 12,1 15,5 69,5
Este (40 ° –110 °), inestable 5.2 7.0 9.2 11,8 75,2
Sur (110 ° –220 °), inestable 4.2 4.2 6.0 8.1 10,6 61,3
Sur (110 ° –220 °), estable 3.4 4.8 6.5 8.5 53,0
Oeste (220 ° –290 °, generalmente estable) 4.1 5.3 6.6 8.1 56,6
Este (40 ° –110 °), estable 1.6 1.6 1.7 1.6 29,9

Las entradas en esta tabla están ordenadas con H s decreciente para u = 40 m / s

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 97/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

definición de estos sectores). Las alturas de las olas relativamente bajas desde el este y
especialmente del sector de dirección del viento del sur tiene que atribuirse a la
pequeñas capturas y, por lo tanto, duraciones limitadas para las cuales el viento y las olas pueden
interactuar en estos dos sectores. La distancia mínima a la costa en el sur
sector es de solo unos 50 km. Las recuperaciones son mucho más largas para el oeste y el
sectores del norte y alcanzan o incluso superan las escalas espaciales de la atmósfera
depresiones Por lo tanto, se pueden suponer duraciones de 12-24 h para estos dos sectores.
Como las olas son más altas en el sector norte que en el sector occidental para el mismo
velocidad de fricción observada, las olas del sector norte deben ser mayores que
Las olas del sector occidental. Debido a que los períodos de olas no estaban fácilmente disponibles
la regresión entre las alturas de las olas y la velocidad de fricción ha sido
aproximado por una expresión cuadrática en los cuatro cuadros de la figura 5.8.
Las alturas de las olas en los diferentes sectores de dirección del viento también han sido corregidas
relacionado con la velocidad del viento en 100 m de altura. Los resultados se dan en la Tabla 5.1 . Dos
las características se vuelven obvias: (1) La varianza explicada es algo menor cuando el
las alturas de las olas están correlacionadas con la velocidad del viento que con la velocidad de fricción, y (2)
para dos sectores (este y sur), la estratificación térmica del MABL se convierte en
importante. Por lo tanto, diferentes regresiones para una estratificación estable e inestable
se han enumerado en la Tabla 1. En estos dos sectores, la tierra todavía está tan cerca de la
sitio de medición que aire considerablemente más caliente (estratificación estable) o más frío
(inestable) puede llegar a la plataforma FINO1. La mezcla vertical no es suficiente para
elimine esta estratificación en el camino desde la costa hasta la plataforma. Por el este
sector eólico, esta diferencia entre estratificación estable e inestable se representa en
Figura 5.9 . De este análisis sectorial, las alturas de onda más altas en FINO1 en el
German Bight tiene que esperarse del sector norte.
La dependencia de estratificación que falta para los vientos del oeste y del norte en
La Tabla 5.1 indica que los vientos más fuertes del sector occidental y del norte en
FINO1 en German Bight están vinculados a un rango limitado de posibles térmicos
estratificaciones Los vientos huracanados del norte en este sitio ocurren principalmente durante el frío
brotes de aire en la parte trasera de los ciclones que se mueven hacia el este sobre el norte de Europa,

115 de 1189.
106 5 vientos marinos

Fig. 5.9 Similar a la esquina inferior izquierda


marco de la figura 5.8, pero trazado
versus velocidad del viento.
Se ha hecho la distinción.
entre estratificación estable
(pequeños diamantes) y estable
estratificación (cuadrados más grandes)

mientras que los vientos con fuerza de vendaval occidental generalmente ocurren dentro de un sector cálido de ciclones
moviéndose hacia el noreste o el este. Este hallazgo se respalda mirando el aire.
La diferencia de temperatura del mar para los dos casos mostrados en las Figs. 5.6 y 5.7 . Durante
la tormenta del Día de Todos los Santos "Britta" el 1 de noviembre de 2006, los vientos vinieron del
sector norte (ver Fig. 5.8 abajo a la derecha) y la temperatura del aire fue de varios
grados más bajos que la temperatura de la superficie del mar. Por lo tanto, este fue un caso con
estratificación inestable Durante el paso del ciclón '' Erwin '' el 8 de enero,
2005, la temperatura del aire fue algo más alta que la temperatura de la superficie del mar,
indicando una estratificación ligeramente estable. Ambas tormentas trajeron viento extremo
velocidades, pero para el patrón de flujo y la estratificación térmica, fueron típicos para

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 98/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
vientos más fuertes de estos sectores. Esta es la razón por la cual no encontramos notables
diferencias entre situaciones estables e inestables en estos dos sectores en el camino
Lo habíamos encontrado en los otros dos sectores. Por lo tanto, el sector norte puede ser visto como un
selección de situaciones climáticas con estratificación generalmente inestable y el oeste
sector como una selección con estratificación generalmente estable, al menos en casos con una fuerte
vientos Esta diferencia de estratificación entre estos dos sectores explica por qué
las alturas de las olas en el sector occidental son mucho más bajas que en el sector norte,
aunque la búsqueda y la duración son grandes en ambos sectores.

5.1.3 Alturas de olas extremas

Emeis y Türk (2009 ) también estimó las posibles alturas de olas extremas para el
cuatro sectores en la figura 5.8 y la tabla 5.1 utilizando las técnicas descritas en el apéndice
A.3 después de la ec. (A.32). En la figura 5.10 trazamos las frecuencias acumuladas de todos
alturas de onda (en contenedores de 1 m) en los diferentes sectores (manteniendo la diferenciación para
estabilidad térmica en el sector sur y este). El umbral de 50 años en este
la gráfica se refiere a unos 2.000 valores al año que corresponden al número de datos por
año en el sector de dirección del viento más poblado [para N = 2,000 los 50 años
umbral y = -ln (-ln (1 - 1 / (50 9 N))) es aproximadamente 11.5]. Aunque el más libre
la dirección del viento quent es del suroeste, el sector eólico más poblado es el

116
5.1 Características de las capas límite marinas 107

Fig. 5.10 Estimación de la altura de las olas extremas para diferentes sectores eólicos en FINO1. Capital
las letras denotan la dirección del viento (ver Tabla 5.1 ), los subíndices '' s '' y '' u '' denotan estable e inestable
estratificación térmica Las líneas inclinadas son aproximaciones a los puntos de datos que dan más peso a
alturas de onda más bajas. El eje y se refiere a los datos del sector norte (línea inclinada completa); datos
de los otros sectores (líneas inclinadas punteadas) se han desplazado verticalmente según corresponda
trazados umbrales de 1 a 50 años

sector norte porque con 110 °, es mucho más ancho que el sector occidental con
solo 70 °. Las curvas de los otros sectores, que se basan en menos valores, tienen
Umbrales de 50 años a valores y inferiores a 11.5. Estas curvas por lo tanto han sido
desplazado verticalmente en consecuencia para que sus umbrales coincidan con las líneas horizontales en
Fig. 5.10 que indican los umbrales para el sector norte. Los 50 años más altos
las alturas de olas extremadamente significativas que deben esperarse probablemente vendrán
desde el norte, este (en condiciones inestables, es decir, advección de aire frío) y
del sector occidental con 9-11 m. Alturas de ola significativas extremas desde el
el sector sur y el sector oriental en condiciones estables solo estarán entre
4 y 7 m. La incertidumbre de esta estimación de valor extremo se puede evaluar a partir de
las parcelas Cuanto mejor se ajusten los datos a una distribución tipo 1 de Fisher – Tippett, más
los puntos de datos deben organizarse a lo largo de una línea recta en la gráfica.
La incertidumbre del valor extremo de 50 años podría estimarse a partir de
difusión de los puntos de cruce entre posibles líneas rectas a través de los datos y
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 99/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
la línea de 50 años (y = 11.5). A partir de este criterio, la incertidumbre para el oeste
El sector es el más pequeño (solo un pequeño porcentaje). Para los otros sectores (excepto el
norte), puede ser de hasta aproximadamente el 10%. Para el sector norte, la fiabilidad es
también es bueno si se utilizan valores de hasta 6 m de altura de ola, lo que realmente se ha hecho
en la figura 5.10. Los puntos de datos para el sector norte en la figura 5.10 para las alturas de las olas
por encima de 6 m, todos provienen de la tormenta '' Britta ''. La desviación de estos datos apunta a
el derecho desde la línea recta indica que '' Britta '' debe haber sido un poco raro
evento. Tomando el valor más alto (10 m) y yendo en línea recta, llegamos al
línea de regresión recta para la distribución de Gumbel a aproximadamente la probabilidad de la
Evento de 20 años. Por lo tanto, siguiendo el análisis dado aquí, '' Britta '' ha sido un año 20
evento, mientras que "Erwin" no era inusual y se puede esperar cada 1-3 años.
Esta técnica de estimación de valor extremo no se devalúa debido al hecho de que

Página 117
108 5 vientos marinos

20 valores consecutivos de la tormenta '' Britta '' han ingresado al análisis. Esta
La duración de un evento de tormenta se ha considerado como la duración típica de una atmósfera.
depresión esférica Como hay muchas otras tormentas (más débiles) con comparables
duraciones también incluidas en el análisis, el peso de '' Britta '' en este análisis puede
ser considerado justo

5.1.4 Edad de onda

La edad de las olas es un parámetro importante que rige los perfiles verticales del viento.
y turbulencia en la capa de flujo constante de la MABL. La edad de las olas describe el
tipo de interacción entre el campo de viento y las olas. Se hace una distinción.
entre olas jóvenes y viejas. Esta distinción es necesaria, debido a la
respuesta retardada del campo de las olas al campo del viento y los efectos de histéresis
que vienen con este retraso. Las olas jóvenes son olas impulsadas por el viento donde el viento
La velocidad es mayor que la velocidad de fase de las olas. Esta situación se asemeja a la
situación habitual sobre superficies de terreno accidentado y esperamos principalmente una validez de
La similitud entre Monin y Obukhov y las características descritas en el cap. 3 . Las viejas olas son
olas que aún existen después de que la fuerza del viento ya ha disminuido nuevamente. Viejas olas
a menudo se les llama hinchazón cuando llegan desde muy lejos. Estas olas pueden ser más rápidas
que el viento cercano a la superficie, lo que esencialmente significa que las olas impulsan
viento superficial y ese flujo de momento turbulento ascendente puede ocurrir en la superficie
capa de la MABL. Este comportamiento ya no puede ser descrito por Monin–
Obukhov similitud, porque este enfoque de similitud supone que la superficie es un
El momento se hunde. La influencia de la edad de las olas se hará visible en algunos de los
da como resultado los siguientes subcapítulos.
Típicamente, la edad de onda, c se define como la relación entre la velocidad de fase del
ondas, ph y la velocidad de fricción en la capa superficial atmosférica:
c ph
c¼ ð5.11Þ
tu Ã

El límite entre la ola joven y la vieja es aproximadamente de 28, porque la fricción


la velocidad es del orden de 1/28 de la velocidad del viento. Valores típicos para la edad de ola.
oscilan entre 5 a altas velocidades del viento y varios cientos a muy bajas velocidades del viento.
La figura 5.11 muestra la distribución de frecuencia relativa para 2005 observada en
Plataforma FINO1. La edad de ola más frecuente es entre 25 y 30, es decir, solo
alrededor del umbral de tránsito entre olas jóvenes y viejas. La edad promedio de las olas
es mucho mayor en 55.3 debido a menos pero muy grandes edades de onda. La figura 5.12 muestra
La relación entre la velocidad del viento y la edad de las olas. Como se dijo anteriormente, ocurren olas jóvenes
a altas velocidades del viento, mientras que las viejas olas ocurren a muy bajas velocidades del viento. Esta relacion
está claramente representado en esta figura. Por encima de una velocidad del viento de unos 18 m / s no más viejo
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 100/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Las ondas se pueden observar en el conjunto de datos presentado.

118
5.1 Características de las capas límite marinas 109

Fig. 5.11 Frecuencia


distribución de la edad de las olas en
FINO1 para el año 2005. El
línea vertical indica un
punto de interrupción en el ancho del contenedor: a
a la izquierda: ancho del contenedor = 5, a la
derecha: ancho del contenedor = 50

Fig. 5.12 Edad de onda graficada


contra 100 m de viento medio
velocidad en FINO1 para el año
2005

5.1.5 Impacto del perfil vertical de humedad

Además, la fuente de humedad perfecta de la superficie del mar tiene algunos


Consecuencias. Mientras que los flujos turbulentos de calor y humedad están fuertemente correlacionados en
sitios en tierra, a menudo no están correlacionados en sitios en alta mar. Calor turbulento
los flujos en la capa superficial marina dependen de la diferencia de temperatura aire-mar
con flujos ascendentes cuando el mar es más cálido que el aire de arriba. Humedad turbulenta
los flujos casi siempre se dirigen hacia arriba, porque casi siempre tenemos aire más seco
sobre el aire más húmedo directamente sobre la superficie del mar. Dado que el aire húmedo es ligeramente
más liviano que el aire seco (para una temperatura dada), estos flujos de humedad hacia arriba siempre
contribuir a una ligera desestabilización de la capa superficial marina (Sempreviva y
Gryning 1996 ). Oost y col. (2000 ) también detectaron flujos de humedad negativos juntos
con flujos de temperatura positivos en el MABL, que no pudieron explicar con
similitud clásica de Monin-Obukhov. Edson y col. (2004 ) afirman que "de hecho, el
componente de flujo de humedad ... proporcionó más de la mitad del flujo de flotabilidad total ...,
y este componente mantuvo la capa superficial ligeramente inestable ''. Recientemente Barthelmie
et al. (2010 ) estimó que descuidar la influencia de la humedad puede conducir a un
sobreestimación del viento medio extrapolado a 150 m del viento de bajo nivel
velocidades de aproximadamente el 4%.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 101/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 119

110 5 vientos marinos

5.1.6 Variaciones anuales y diurnas

Las propiedades térmicas de la superficie del mar son considerablemente diferentes de las de un
superficie terrestre El agua tiene una capacidad calorífica mucho mayor que el suelo. Por lo tanto, mar
la temperatura de la superficie no muestra variaciones diurnas de temperatura, sino principalmente un
variación anual con un máximo a fines del verano y un mínimo a fines del invierno.
Esta variación anual se modifica ligeramente por las advecciones de aire frío y cálido.
que ocurre con sistemas de presión atmosférica en movimiento en una escala temporal de unos pocos
dias. Por lo tanto, la fuerte variación diurna de la estructura vertical de la atmósfera
la capa límite, que es tan familiar en los sitios de tierra, falta por completo en el
capa límite marina, excepto en las regiones costeras cuando el viento sopla del
tierra (ver sección 5.6) Más bien encontramos una variación anual dominante. Marino inestable
las capas límite prevalecen en otoño y principios de invierno y el límite marino estable
capas en primavera y principios de verano. Este patrón estacional proviene del
mayor inercia térmica del agua de mar que conduce a un cambio de tiempo en el orden de
1 mes de la variación de temperatura anual del agua con respecto a la
variación anual de la temperatura atmosférica. Por lo tanto, encontramos masas de aire más frías.
sobre el agua de mar más cálida en otoño, mientras que tenemos masas de aire más cálidas sobre el
Enfriar los océanos en primavera.

5.2 Perfiles verticales

Por lo general, las alturas de los cubos en los parques eólicos marinos son superiores a las bastante poco profundas.
flujo constante o capa superficial (ver Fig. 5.1 ). Las alturas de los cubos están más bien en el Ekman
capa de la MABL donde encontramos solo un ligero aumento de la velocidad del viento y un ligero
giro de la dirección del viento con la altura. Por lo tanto, una extrapolación vertical de la
perfiles de viento usando la ley de potencia ( 3.22) en lugar del loga dependiente de la estabilidad
ley rítmica ( 3.16) es adecuado. Se demuestra en la secta. 3.1.3 por encima de eso por muy
superficies lisas como la superficie del mar la diferencia entre logarítmico
profile y el power law profile son pequeños.
La figura 5.13 muestra la distribución de frecuencia para el exponente del perfil de la ley de potencia
una del mástil FINO1 en la ensenada alemana. Estos exponentes han sido derivados
de 10 perfiles de viento promediados en un rango de altura entre 40 y 90 m
tomando 40 m como altura de referencia. El valor más frecuente es 0.03, el valor medio es
0.10. Estos valores son mucho más bajos que los de la tierra (ver Fig. 3.4) los
exponente depende considerablemente de la velocidad del viento y la estratificación térmica
(Fig. 5.14) El aumento con la velocidad del viento está ausente en tierra donde el exponente
se acerca a un valor constante para velocidades de viento muy altas. La ley de energía offshore
El exponente aumenta con la velocidad del viento, porque las olas crecen y el mar
la superficie se vuelve más áspera al aumentar la velocidad del viento. De la misma manera que sobre tierra,

120
5.2 Perfiles verticales 111

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 102/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 5.13 Distribución de frecuencia del exponente del perfil de la ley de potencia a en porcentaje [véase la ecuación. ( 3.22)]
para una altura de referencia z r = 40 m en FINO1 en German Bight para el período septiembre de 2003 a
Agosto de 2007 para velocidades del viento superiores a 5 m / s a 100 m. El ancho del contenedor es 0.01. La columna más a la izquierda
resume todas las ocurrencias con valores aún más negativos

Fig. 5.14 Perfil de la ley de potencia


exponente a [como en la figura 5.13 )]
en función de la velocidad del viento a
40 m de altura en FINO1 en el
Golpe alemán para neutral
estratificación (líneas en negrita
mostrando el percentil 10,
la media y la 90
percentil), inestable
estratificación (líneas discontinuas)
y estratificación estable
(líneas punteadas)

el exponente también crece al aumentar la estabilidad térmica, porque la vertical


la cizalladura de la velocidad del viento horizontal aumenta en condiciones estables debido a la supresión
Mezcla turbulenta vertical.
Mientras que el valor medio para el exponente del perfil de la ley de potencia para condiciones neutras
está por debajo del valor 0.14 que se supone en el modelo de perfil de viento normal (NWP)
de la norma IEC 61400-3 (2006) para turbinas eólicas en alta mar, puede suceder que
el exponente a veces está por encima de este valor (ver Fig. 5.14) A velocidades medias del viento
de 12-13 m / s el percentil 90 para el exponente de la ley de potencia está incluso por encima del
Valor en tierra de 0,20 dado en el estándar IEC. El percentil 90 disminuye
nuevamente con velocidades de viento más altas mientras que el valor medio para este exponente todavía
aumenta Esto se debe a que la distribución de este exponente se vuelve muy narrativa.
remero con el aumento de la velocidad del viento. Para una estratificación estable, el exponente regularmente

Page 121
112 5 vientos marinos

Fig. 5.15 Variación de la velocidad del viento a 30, 40, 50, 60, 70. 80, 90 y 100 m de altura en m / s (superior
paquete de curvas completas de abajo hacia arriba, eje derecho), temperatura del aire a 30, 40, 50, 70 y 100 m
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 103/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
en ° C (paquete central de curvas completas, de abajo hacia arriba, eje más a la izquierda), dirección del viento a 30, 50,
70 y 90 m en grados (haz inferior de curvas completas, eje izquierdo), temperatura de la superficie del mar en ° C
(línea horizontal etiquetada '' temperatura del agua ''), presión superficial en hPa (línea recta superior, izquierda
eje), humedad relativa en% (línea recta casi inferior, eje izquierdo) y radiación global en W / m 2
(curva entre 0 y 400, eje izquierdo) en FINO1 en German Bight para el período 26 de octubre,
2005 12 UTC? 1 al 28 de octubre de 2005 12 UTC? 1

excede el valor 0.14 dado en el estándar IEC offshore. Para velocidades del viento superiores
15 m / s esto incluso sucede para el percentil 10. Para condiciones inestables, el
el exponente rara vez excede un valor de 0.05.
La figura 5.15 da un ejemplo de cómo la estratificación térmica de la MABL directamente
influye en la cizalladura vertical del viento. La figura muestra un registro de 48 h de duración.
Inicialmente, la temperatura del aire está muy cerca de la temperatura de la superficie del mar y la vertical
la cizalladura del viento es pequeña. Después de aproximadamente 18 h, comienza un episodio de advección de aire caliente,
que dura aproximadamente 24 h. Inmediatamente después del inicio de la advección de aire caliente.
la cizalladura vertical del viento aumenta considerablemente, visible desde la propagación creciente
entre las velocidades del viento a diferentes alturas en el mástil FINO1. En la tarde de
el segundo día en el centro de la Figura, la velocidad del viento a 100 m es aproximadamente el doble
como 30 m de velocidad del viento. Esto proporciona una cizalla de 8 m / s en un intervalo de altura de 70 m. Esta
La gran cizalladura vertical desaparece rápidamente cuando la advección de aire caliente termina al final
del episodio mostrado. Este ejemplo muestra que la temperatura del aire-agua difiere
ference es el parámetro decisivo que gobierna la cizalladura vertical en el MABL. En
a diferencia de las superficies terrestres, el cambio en la estabilidad estática en el MABL no está acoplado
al ciclo radiactivo diurno pero a los sistemas meteorológicos que pasan (depresiones).
La figura 5.16 da un ejemplo de la distribución mensual de estratificación térmica.
catión en el MABL mostrando la propagación entre las temperaturas potenciales a
las alturas de 30 y 100 m para octubre de 2005. Las temperaturas potenciales son tempera-
Los valores corregidos para la temperatura adiabática disminuyen con la altura. Para neutral
estratificación, la temperatura potencial es constante con la altura. Temperaturas potenciales
aumentar con la altura para una estratificación estable y disminuir para una estratificación inestable.
Durante ese mes, la temperatura promedio de la superficie del mar en el mástil FINO1 fue

Page 122
5.2 Perfiles verticales 113

Fig. 5.16 Temperatura potencial (ver texto) en ° C a 30 m (triángulos completos) y 100 m (abierto
cuadrados) trazados contra la temperatura potencial a 70 m en FINO1 en la ensenada alemana para octubre
2005. La línea vertical en negrita da la temperatura media mensual de la superficie del mar en ° C, la delgada
línea inclinada da temperatura potencial a 70 m

Fig. 5.17 Frecuencia


distribución de la diferencia
en dirección del viento entre 30
y 90 m (dir 90 m menos
dir 30 m ) altura en FINO1 en
la ensenada alemana del año
2004

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 104/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

casi 16 ° C, indicado por la línea vertical en esta figura. Situaciones con aire frio
advección están a la izquierda de la línea vertical. Aquí las temperaturas del aire estaban debajo del mar
temperatura superficial, es decir, la estratificación inestable prevaleció. Temperatura vertical
los gradientes son pequeños debido a la intensa mezcla vertical inducida térmicamente. Situaciones
con advección de aire caliente están a la derecha de la línea vertical. Aquí las temperaturas del aire
están por encima de la temperatura de la superficie del mar y se encuentra una estratificación estable. Vertical
se suprime la mezcla y se pueden desarrollar considerables gradientes verticales de temperatura.
Para una temperatura del aire a 70 m siendo aproximadamente 5 ° C mayor que la temperatura de la superficie del mar
Asegurar que la temperatura vertical extendida entre 30 y 100 m crece hasta aproximadamente 2 ° C.
Estas condiciones extremadamente estables son aquellas en las que los exponentes de la ley de potencia son muy grandes.
Se han encontrado más de 0,30 o incluso más de 0,40 (ver Fig. 5.14 ). El 90 por-
La curva de percentiles para la estratificación estable en la figura 5.14 demuestra que las ocurrencias
de estos casos de cizallamiento más extremos alcanzan su punto máximo a velocidades medias del viento alrededor de 15 m / s.
Como ya se mencionó anteriormente, las alturas de los centros marítimos suelen estar en la parte de Ekman
de la MABL. Esto se vuelve obvio cuando se observa la diferencia de dirección del viento.
ences entre 30 y 90 m de altura medidos en el mástil meteorológico FINO1

123
114 5 vientos marinos

(Fig. 5.17) Aunque el ángulo de giro más frecuente en este rango de altura es
alrededor de 0 °, hay ángulos de giro mucho más positivos (giro en sentido horario con
altura) que los ángulos de giro negativos. Los valores negativos probablemente ocurren con
bajas velocidades del viento y advección de aire frío (vea el último párrafo en la Sección 2.4 sobre térmica
vientos arriba).

5.3 Velocidades extremas de viento

Las condiciones de viento promedio de 10 minutos se consideraron en los subcapítulos anteriores. los
El estándar IEC en alta mar también proporciona valores límite para velocidades de viento extremas en el
modelo de velocidad extrema del viento (EWM). Los perfiles verticales de 3 ráfagas s con retorno
período de 1 año, v e1 y de 50 años, v e50 se definen de la siguiente manera:

v e1 ðzÞ ¼ 0.8v e50 ðzÞ ð5.12Þ

y:
0,11

z
v e50 ðzÞ ¼ 1.4v ref ð5.13Þ
z hub

La velocidad de referencia, v ref se pone a 50 m / s para sitios de alta mar clase I y para
42.5 m / s para sitios de clase II. El perfil vertical de 10 minutos de velocidad media del viento con un
período de retorno de 1 año, v 1 y de 50 años, v 50 se definen de la siguiente manera:

v 1 ðzÞ ¼ 0.8v 50 ðzÞ ð5.14Þ

y:
0,11
z
v 50 ðzÞ ¼ v ref ð5.15Þ
z hub

La diferencia entre las ecuaciones. (5.13) y ( 5.15 ) es el factor de ráfaga 1.4 en (5.13 ).
Jensen y Kristensen (1989 ) encuentre un factor de ráfaga (ver Apéndice A, Ec. A.33) en
70 m de altura en la pequeña isla de Sprogø en el Gran Cinturón entre los daneses
Islas de Fyn y Sjælland de:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 105/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Gð3 s, 10 min, 70 m, 1.510 À3 , vÞ% 1.15 ð5.16Þ

que es considerablemente más bajo que el factor 1.4 en la ecuación. ( 5.13 ) Abild y Nielsen
( 1991) dar la siguiente relación más simple para el factor de ráfaga en alta mar que hace
no depende de la velocidad del viento:

k
Gðz, z 0 Þ% 1 þ kI u ¼ 1 þ ð5.17Þ
En zz0

con k aproximadamente 2.1. Ecuación (5.17 ) obviamente se ha derivado de la relación


entre la intensidad de turbulencia (A.6) y el factor de ráfaga dado en la ecuación. (A.35) en
El apéndice estipula la validez del perfil logarítmico del viento mediante el uso de la ecuación.

Page 124
5.3 Velocidades extremas de viento 115

Fig. 5.18 Perfiles verticales de 3 ráfagas s extremas (izquierda) y velocidades de viento medias extremas de 10 min para
Período de devolución de 50 años. Los perfiles con barras de error denotan extrapolaciones de observaciones en FINO1
usando el método de Gumbel (ver Apéndice A.3), las extrapolaciones de curva discontinua usando el
método de tormenta independiente, las otras dos curvas dan los límites de clase I (derecha) y clase II (izquierda)
del estándar offshore IEC

( 3.10) Aplicando valores típicos para Sprogø (z = 70 m, z 0 = 0.0015 m) en la ecuación.


( 5.17) produce G = 1.195, que nuevamente es inferior a 1.4. Aunque debe ser pagado
atención al hecho de que (5.17) se simplifica porque la velocidad del viento depende de
la longitud de rugosidad no se considera en esta relación, resulta de la relación
( 5.17) que un factor de ráfaga de 1.4 parece ser demasiado alto para las condiciones marinas. Lo haremos
ver en la siguiente subsección que la intensidad de la turbulencia en alta mar es típicamente entre
0.05 y 0.10 que da el factor de ráfaga de la primera relación en ( 5.17) ser - estar
aproximadamente en el rango entre 1.105 y 1.21.
La figura 5.18 compara los perfiles verticales de los valores extremos estimados para el
Período de devolución de 50 años a partir de las observaciones FINO1 con los estándares IEC en alta mar
( 5.13) y ( 5.15 ). Las estimaciones se han determinado para cada altura por separado.
a partir de 4 años de datos. El método de tormenta independiente (Cook 1982; Palutikof y col.
1999) se ha utilizado para validar el método Gumbel (descrito en el Apéndice A.3)
empleado para la estimación de los valores extremos. El método de Gumbel estima
las secciones de las observaciones están muy por debajo de las curvas límite IEC para la ráfaga de 3 s pero
golpee la curva límite para sitios de clase II para velocidades de viento promedio de 10 minutos.

5.4 Turbulencia

Este subcapítulo analiza varios parámetros de turbulencia que tienen relevancia para
Cálculos de carga para aerogeneradores. La mayoría de ellos se utilizan en la definición de
modelos de turbulencia y la ráfaga de operación extrema en los estándares IEC (IEC
61400-1 Ed. 3 y IEC 61400-3 Ed. 1) Estos parámetros comprenden la turbulencia.
intensidad, variaciones de velocidad del viento de alta frecuencia, escalas de longitud de turbulencia y
ángulos de inclinación y la variación de la velocidad del viento con el tiempo durante una ráfaga típica

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 106/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
eventos ('sombrero mexicano').

125
116 5 vientos marinos

Fig. 5.19 Media (círculos completos), máxima (círculos abiertos superiores), mínima (círculos abiertos inferiores),
mediana (línea completa con cuadrados), percentiles 10 (cruces inferiores), percentiles 25 (guiones inferiores),
Percentiles 75 (guiones superiores) y percentiles 90 (cruces superiores) de intensidad de turbulencia I u as
función de la velocidad del viento a 90 m de altura en FINO1 en la ensenada alemana para el período septiembre
2003 a agosto de 2007 junto con el número de valores por contenedor de velocidad del viento (cruces conectados
por una línea delgada) (de Türk y Emeis 2010)

5.4.1 Intensidad de turbulencia

La intensidad de la turbulencia en alta mar I u [véase la definición (A.6) en el apéndice] depende de


longitud de rugosidad según la ecuación. ( 3.10) y, por lo tanto, es función de la velocidad del viento
(Hedde y Durand 1994 ; Vickers y Mahrt 1997) El conocimiento del tur-
La intensidad de la bulencia sobre mar abierto es relevante para una mejor comprensión general de
la capa límite marina, así como para la construcción y operación de alta mar
turbinas de viento. Cargas en la estructura de las turbinas y potencia de salida tanto
aumentar con el aumento de la intensidad de la turbulencia.
La dependencia de la mediana, media aritmética, mínimo, máximo, el 10,
Percentiles 25, 75 y 90 de intensidad de turbulencia en la velocidad del viento, para
período de medición de septiembre de 2003 a agosto de 2007 y una altura de medición de
90 m — se muestra en la figura 5.19. Para bajas velocidades del viento, la media de turbulencia
la intensidad disminuye rápidamente al aumentar la velocidad del viento a un valor mínimo de
aproximadamente 4.5% a 12 m / s de velocidad del viento. Por encima de este mínimo, intensidad de turbulencia
aumenta casi lineal con el aumento de la velocidad del viento. La alta intensidad de turbulencia.
Los valores y la fuerte disminución hasta velocidades del viento de aproximadamente 12 m / s se originaron a partir de
El dominio de la turbulencia inducida térmicamente a bajas velocidades del viento durante inestabilidad
condiciones atmosféricas con temperaturas de la superficie del agua significativamente por encima del aire
temperatura. Además, aumenta la velocidad del viento y aumenta la aspereza
longitud, z 0 la parte mecánica de la intensidad de turbulencia comienza a dominar sobre

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 107/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Page 126
5.4 Turbulencia 117

Fig. 5.20 Frecuencia


distribuciones de turbulencia
intensidad [ver Ec. ( 3.10)] a
90 m de altura en FINO1 en el
Golpe alemán por 13 vientos
clases de velocidad para el período
Septiembre de 2003 a agosto
2007

Los efectos térmicos y la intensidad de la turbulencia aumentan nuevamente (Barthelmie 1999)


Los valores máximos de intensidad de turbulencia a velocidades del viento inferiores a 18 m / s son más altos
superior al 20% y, por lo tanto, no es visible en el rango trazado de la intensidad de la turbulencia
valores en la figura 5.19 . Su pico es del 48.8% para 13 m / s de velocidad del viento y están entre
36.3 y 50.0% para velocidades del viento entre 1 y 13 m / s.
Debido a la distribución de frecuencia no gaussiana mediana y media aritmética de
la intensidad de la turbulencia difiere por debajo de los valores de velocidad del viento de aproximadamente 11 m / s mientras está a
velocidades de vientos más altas estos dos valores son casi iguales. El mínimo absoluto de
La intensidad de turbulencia para cada contenedor de velocidad del viento de 1 m / s es inferior al 1% hasta el viento
velocidades de 20 m / s. La inspección de las condiciones sinópticas sugiere que bajo muy
Las situaciones de condiciones atmosféricas estables pueden ocurrir con muy poca turbulencia.
intensidad incluso a velocidades de viento relativamente altas. Por encima de 20 m / s, la velocidad del viento influye
de la superficie cada vez más rugosa y, por lo tanto, el aumento de la tensión de fricción puede
siempre rompa esta estratificación muy estable y también el mínimo absoluto de
La intensidad de la turbulencia comienza a aumentar a valores cercanos al décimo percentil. A
el viento más alto acelera la propagación de los valores de intensidad de turbulencia dentro de un viento
La clase de velocidad es cada vez más pequeña (Large and Pond 1981 ).
La turbulencia en la capa límite atmosférica se genera por corte o por
Inestabilidad térmica. Mientras que para velocidades de viento más bajas, la producción térmica de turbulencia
es dominante, se vuelve casi insignificante para las altas velocidades del viento en comparación con
producción de cizalla. La producción de corte es proporcional a la rugosidad de la superficie.
En tierra, la rugosidad de la superficie es función de las características de la superficie solamente y
se supone que es independiente de las condiciones atmosféricas. Esto es diferente para
condiciones en alta mar. La propuesta más antigua para una descripción de esta dependencia es
por Charnock (1955 ) quien propuso la relación (5.1 ) Garratt ( 1977) revisó el
tema de la rugosidad de la superficie del mar y recomendado para estimar z 0 por Charnock
relación [Eq. ( 5.1)] con a = 0.0144 para j = 0.41 que según Wu ( 1980 )
corresponde a a = 0.017 para j = 0.4. El estándar IEC 61400-3 (IEC 61400-3,
2006) asume a = 0.011 para condiciones costa afuera. La figura 5.20 muestra la frecuencia

Page 127
118 5 vientos marinos

Fig. 5.21 Perfiles verticales de


intensidad de turbulencia [ver Ec.
(3.10 )] en función del gradiente
Número de Richardson en FINO1
en la ensenada alemana para el
período de octubre de 2004 a enero
2005 para el viento

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 108/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
dirección sector 210 ° –250 °

distribuciones de intensidad de turbulencia dentro de diferentes clases de velocidad del viento en FINO1
a 90 m de altura de los 4 años de datos mostrados en la figura 5.19 .
La mayoría de las alturas de medición del mástil FINO1 de 100 m de altura en el Bight alemán
generalmente están por encima de la superficie bien mezclada o la capa de Prandtl. Por lo tanto, observamos un
Disminución considerable de la turbulencia con la altura. Esta disminución se representa en
Fig. 5.21. Esta disminución es mayor para una estratificación térmica muy estable y es
más pequeño para una estratificación muy inestable.
Para el cálculo de cargas, el percentil 90 de la intensidad de turbulencia para un
dada la velocidad del viento bin es importante. El modelo de turbulencia normal (NTM) de la
Las normas IEC (IEC 61400-1 Ed. 3 e IEC 61400-3 Ed. 1) describen el 90
percentil de la intensidad de turbulencia en alta mar utilizando la siguiente parametrización
para el percentil 90 de la desviación estándar de la velocidad del viento horizontal, r u90 :

uh
r u90 ¼ þ 1.28 1.44
re m / s 15I 15 ð5.18Þ
lnðz h / z 0 Þ

donde u h es la velocidad del viento a la altura del cubo de las turbinas eólicas, z h es la altura del
hub sobre el nivel del mar y I 15 es la intensidad de turbulencia media a la altura del hub a

Page 128
5.4 Turbulencia 119

Fig. 5.22 percentiles 90 observados (curvas rojas) de intensidad de turbulencia I u en cuatro diferentes
alturas en función de la velocidad del viento a estas alturas (de Türk y Emeis 2010) en comparación con el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 109/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
resultados de la ecuación. ( 5.18 ) (líneas discontinuas)

15 m / s de velocidad del viento. El primer término en el lado derecho de (5.18 ) da la media


desviación estándar de la velocidad del viento para la estratificación térmicamente neutral que hace que el
Asunción de un perfil de viento vertical logarítmico (3.6 ) y ajuste 1 / j igual a 2.5
[ver ( 3.9 )]. Para el segundo término se supone que los valores para el estándar
la desviación de la velocidad del viento sigue una distribución gaussiana alrededor de su media, de modo que
el percentil 90 de la desviación estándar de la velocidad del viento, r u90 es 1,28 veces
la desviación estándar de la desviación estándar de la velocidad del viento, esta última
representado por 1,44 m / s veces I 15 . Sugeriremos una actualización de esta fórmula a continuación
en la ecuación ( 5.19 ).
La figura 5.22 muestra los percentiles 90 de la intensidad de turbulencia medida
dependiendo de la velocidad del viento a diferentes alturas para el período septiembre de 2003–
Agosto de 2007 (líneas continuas) en comparación con la intensidad de turbulencia dada por IEC 61400-3
(Ec. 5.18 , líneas discontinuas). Similar a la mediana de la intensidad de turbulencia, los valores de
los percentiles 90 de intensidad de turbulencia también disminuyen con el aumento del viento
velocidad hasta un mínimo de aproximadamente 7–8.5% a 10–12 m / s de velocidad del viento y luego aumentar
de nuevo con el aumento de la velocidad del viento. Percentiles 90 de turbulencia
La intensidad también disminuye con la altura. En comparación con las intensidades de turbulencia dadas por
según el estándar IEC, podemos detectar tres sectores: velocidades de viento inferiores a 8–10 m / s, a
velocidades del viento que no son realmente relevantes para la carga: midieron los percentiles 90 del
Las intensidades de turbulencia están cubiertas por las curvas IEC no muy bien. A velocidades del viento
entre 10 y 22 m / s se encuentran los percentiles 90 de las intensidades de turbulencia medidas
debajo de los valores dados por el estándar IEC, excepto por dos valores a 30 m de altura.
En este sector, las pendientes de las curvas de intensidad de turbulencia medida son más pronunciadas
que las pendientes de las curvas calculadas de acuerdo con IEC 61400-3. Por encima del viento
velocidades de aproximadamente 22 m / s las pendientes de las curvas medidas y calculadas de la 90
El percentil de la intensidad de la turbulencia se vuelve casi idéntico. La discrepancia
entre los datos medidos y los valores calculados de (5.18 ) para viento más bajo

Page 129
120 5 vientos marinos

Fig. 5.23 Comparación de la


relación IEC modificada para
intensidad de turbulencia a la
Percentil 90 de turbulencia
intensidad a 90 m de la ec.
(5.19 ) con datos FINO1

las velocidades se deben en parte a la distribución sesgada y no gaussiana de las medidas


valores de la desviación estándar de la velocidad del viento para velocidades del viento inferiores a 11 m / s
(ver la discusión de la figura 5.19 ). La derivación de ( 5.18 ) había asumido un gaussiano
distribución para todos los contenedores de velocidad del viento.
En las alturas superiores del mástil FINO1, los valores de acuerdo con el estándar se encuentran
permanentemente por encima de los valores medidos, mientras que a las alturas de 50 y 30 m el
los valores medidos se encuentran por encima de los valores IEC para algunos contenedores de velocidad del viento. Especialmente en
La altura de medición de 30 m influye en la intensidad de la turbulencia (es decir, un aumento de
intensidad de turbulencia) de la estructura de la plataforma FINO1 (por ejemplo, el heli-
cubierta de aterrizaje de helicóptero) no se puede excluir.
Los datos presentados aquí sugieren una modificación de la relación (5.18 ). Un mejor ajuste es
posible desde:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 110/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
r u90 ¼ a uh þ 2u Iu, min re1,44 m / s ÞI 15 þ bu h ð5.19Þ
lnðz h / z 0 Þ uh

donde u Iu, min es la velocidad del viento a la que se produce la intensidad mínima de turbulencia.
ayb son dos factores ajustables. En la figura 5.23, este mejor ajuste se muestra donde a = 0.63
yb = 0.0012 han sido utilizados.

5.4.2 Variaciones de velocidad del viento

En la ecuación ( 3.9), las desviaciones estándar de la velocidad del viento normalizadas e independientes de
tres componentes del viento en la capa superficial sobre terreno plano y homogéneo tienen
fue dado. En el MABL estos valores ya no son independientes de la velocidad del viento,
porque la rugosidad de la superficie cambia con la velocidad del viento. La figura 5.24 muestra el
variaciones normalizadas para los componentes del viento longitudinal, transversal y vertical
en función de la velocidad del viento en FINO1 en el Bight alemán. Las curvas en la figura 5.24
2 / u2*= 6.25, r v 2 /
tiene que ser comparado con los valores al cuadrado de la ecuación. (3.9) (r u
2 = 3.61, r w 2 / u 2* = 1,69). Las variaciones normalizadas para 40, 60 y 80 m sobre el
tu *
aproximación de la superficie del mar a estos valores para velocidades medias del viento para la vertical
componente y para velocidades de viento muy altas para los dos componentes horizontales. por

130
5.4 Turbulencia 121

Fig. 5.24 Variaciones normalizadas versus velocidad del viento en tres alturas diferentes (línea completa: 80 m,
línea discontinua: 60 m, línea punteada: 40 m) de datos sónicos para estratificación neutral en FINO1 en el
La ensenada alemana. Superior izquierda: varianza del componente longitudinal del componente del viento, superior derecha:
componente transversal, abajo: componente vertical

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 111/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 5.25 Variación normalizada de la componente longitudinal del viento en función de la edad de las olas y
estabilidad térmica (diamantes: inestables, cuadrados: neutros, cruces: estables) a 40 m de altura en FINO1
en la ensenada alemana para el período de julio a diciembre de 2005. Solo 40 m de velocidad media del viento
Se han considerado entre 3,5 y 4,5 m / s. La línea de regresión se traza para casos inestables.
solamente

velocidades medias del viento, los valores para los componentes horizontales se encuentran por debajo de los valores
para terreno plano en tierra. Las tres alturas de medición mencionadas del FINO1
el mástil probablemente esté por encima de la capa superficial bien mezclada para este rango de velocidad del viento.

131
122 5 vientos marinos

Fig. 5.26 Frecuencia relativa de la escala de longitud de turbulencia en ma 80 m de altura en FINO1 en el


German Bight para el año 2005

Tabla 5.2 Escalas de longitud de turbulencia dependientes de la estabilidad, K Smax a 80 m de altura en FINO1
determinado a partir de máximos en los espectros para los tres componentes del viento (tomado de Türk 2008 )
z / L \ -1 -0,1 \ z / L \ 0,1 z / L [1

K Smax (m) K Smax (m) K Smax (m)


tu 290 485 292
v 252 286 223
w 223 97 15

Los valores más altos para bajas velocidades del viento son el resultado de situaciones con alta edad de olas
(véase la sección 5.1.3 ). Estas altas edades de olas son más frecuentes con bajas velocidades del viento.
La figura 5.25 muestra que la varianza normalizada aumenta con la edad de onda para baja
velocidades del viento. Tal aumento ha sido reportado por Davidson (1974 ) también.

5.4.3 Escalas de longitud de turbulencia y ángulos de inclinación

Otro parámetro que caracteriza la escala espacial de los elementos de turbulencia es el


escala de longitud de turbulencia. Elementos de turbulencia que son de tamaño similar al
el rotor de la turbina a menudo golpea el rotor solo parcialmente y causa cargas diferenciales en
El rotor. Las escalas de longitud turbulenta se han determinado de acuerdo con el procedimiento.
bosquejado en la secta. A.6 del apéndice. Las escalas de longitud de turbulencia en alta mar varían de
302 m para el componente longitudinal (Fig. 5.26 ) a través de 273 m para el transversal
componente a 41 m para el componente vertical. Estas escalas de longitud también pueden ser

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 112/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 132
5.4 Turbulencia 123

Fig. 5.27 Inclinación hacia adelante de los elementos de turbulencia en grados entre 60 y 80 m de altura a
FINO1 en el año 2005. Los valores negativos indican inclinación hacia atrás

determinado a partir de máximos en los espectros de los tres componentes del viento. Esto da
valores en el mismo orden de magnitud pero también muestra diferencias considerables para
Las tres clases de estabilidad con los valores más grandes para los componentes horizontales.
con estratificación neutral y valores más grandes para el componente vertical con
estratificación inestable Los detalles se pueden encontrar en la Tabla 5.2.
Otro parámetro que caracteriza la turbulencia es la inclinación de la turbulencia.
elementos de valencia con respecto a la vertical. Una inclinación hacia delante del tur-
se esperan elementos de valencia, porque la velocidad del viento disminuye hacia el
superficie. Los elementos inclinados hacia adelante aparecen antes a mayores alturas que a
alturas más bajas, es decir, la punta superior de un rotor se ve afectada un poco antes que la inferior
propina. Esto puede causar cargas diferenciales en el rotor. La figura 5.27 muestra que esto
La inclinación hacia adelante ocurre en la mayoría de los intervalos de 10 minutos. Una inclinación
un ángulo de 30 ° entre 60 y 80 m es más frecuente, mientras que un ángulo de aproximadamente 40 ° es
más frecuente entre 40 y 60 m (no se muestra) debido al mayor corte vertical en
ese intervalo de altura. La inclinación aumenta con la velocidad del viento. Para velocidades del viento
a más de aproximadamente 20 m / s ya casi no se encuentran inclinaciones hacia atrás (ver
Fig. 5.28) La figura 5.28 también demuestra que los ángulos de inclinación grandes generalmente
coinciden con la estratificación térmica no neutra.

5.4.4 Eventos de ráfaga

Hasta ahora, los parámetros estadísticos masivos que caracterizan la turbulencia atmosférica han sido
discutido Pero la variación real de la velocidad del viento durante un evento de ráfaga puede ser decisiva
así como para cálculos de carga. El estándar IEC 61400-3 (2006) se define como el peor

Page 133

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 113/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
124 5 vientos marinos

Fig. 5.28 Ángulo de inclinación de elementos de turbulencia versus viento medio de 80 m (solo valores mayores
aquí se han evaluado más de 1 m / s) velocidad en FINO1 para el año 2005. Diamantes: casi neutral
estratificación, triángulos: estratificación estable, cuadrados: estratificación inestable. Patrones de rayos en el
centro de la figura resultado de la resolución limitada de datos de velocidad del viento (dos dígitos decimales)

Fig. 5.29 Datos de velocidad del viento de 10 Hz que muestran seis eventos de ráfaga seleccionados observados en FINO1 (completo
curvas). La línea discontinua muestra el '' sombrero mexicano '' idealizado definido como EOG en el estándar IEC

caso de una ráfaga de operación extrema (EOG) como un evento con una duración de 10.5 s para este
propósito. La estructura temporal típica del evento de ráfaga comienza con una disminución de
la velocidad del viento seguida de un aumento mayor y una disminución final antes del
la velocidad del viento sin perturbaciones se alcanza de nuevo. Debido a su forma, el patrón temporal de
este EOG también se llama '' sombrero mexicano ''. Ver sección A.5 para más detalles.

Page 134
5.4 Turbulencia 125

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 114/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 5.30 Evento de ráfaga de 10.5 s observado en FINO1 que estaba presente a 80 m de altura solamente. Los datos
comenzará el 7 de enero de 2005 a las 12.52.32 UTC? 1

La Figura 5.29 compara los eventos de ráfaga seleccionados y medidos con el ideal.
Definición detallada de un EOG en el estándar IEC. El procedimiento de selección analizado
la serie temporal de alta velocidad del viento y marcó todos los intervalos de 10.5 s donde
El IEC EOG explicó más del 85% de la variación de la velocidad del viento. El procedimiento
Duré no distinguió entre correlaciones positivas y negativas. En realidad, para
2005, el 57% de todos los eventos de ráfagas seleccionados tuvieron una correlación negativa con el EOG, es decir
eran sombreros mexicanos al revés (ver también Fig. 5.31) Otro notable
La característica era que los eventos de ráfaga no siempre aparecían en las tres mediciones
alturas (40, 60 y 80 m). La figura 5.30 muestra un ejemplo donde el evento de ráfaga
solo era visible a 80 m de altura.
La figura 5.31 muestra la frecuencia relativa de diferentes amplitudes de estas ráfagas
eventos. La amplitud media es de aproximadamente el 12% para velocidades del viento inferiores a 12 m / sy luego
aumenta ligeramente hasta aproximadamente el 20% para velocidades del viento de 20 m / sy superiores.
Las evaluaciones anteriores se han realizado para un segundo evento de 10.5 como se define en el
Norma IEC Cambiar la duración del evento en los procedimientos de selección mostró que
10.5 segundos eventos no son los eventos más frecuentes. 8 segundos eventos ocurren 1.6
veces tan frecuentes como 10.5 segundos eventos, mientras que 14 segundos eventos solo ocurren 0.63
veces tan frecuente.

5.5 Parámetro Weibull

Las mediciones en la plataforma FINO1 en German Bight permiten una


Análisis de la variación de los parámetros de Weibull en una capa límite marina con
altura y temporada [ver Bilstein y Emeis ( 2010) para mas detalles]. Figura 5.32

Page 135
126 5 vientos marinos

Fig. 5.31 Frecuencia relativa de amplitudes relativas (porcentaje de la velocidad media del viento) de 10.5 s-
ráfagas a 80 m en FINO1 para el año 2005. Las líneas verticales punteadas indican un cambio de bin

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 115/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
ancho (2% en la parte interior de la Figura y 30% en las partes exteriores)

Fig. 5.32 Correlación


entre los dos Weibull
parámetros A yk en cada
altura en FINO1, donde
el amarillo es verano, el verde es
primavera, rojo son otoño y
azul son datos de invierno.
Dentro de cada resultado estacional
la medida diferente
orden de alturas desde la parte superior izquierda
(30 m) abajo a la derecha (100 m)
con incremento de 10 m. (Desde
Bilstein y Emeis 2010)

muestra datos para las cuatro estaciones diferentes y para las ocho alturas entre 30 y
100 m con un incremento de altura de 10 m. Tenga en cuenta que el instrumento más alto en
100 m está en la parte superior del mástil mientras todos los demás instrumentos están montados en
plumas horizontales alejadas del mástil. Estos instrumentos inferiores son ligeramente
influenciado por el mástil. Es por eso que el último punto de datos en la esquina inferior derecha de cada
El perfil que se muestra en la figura 5.32 está un poco desplazado hacia la derecha. Se hace visible que el
el parámetro de forma disminuye con la variabilidad creciente de las velocidades del viento a mayor velocidad
niveles, mientras que el parámetro de escala aumenta con la altura. Sobre el océano, atmo-
La fricción esférica no es tan grande como sobre la tierra, por lo que la capa superficial (también llamada Prandtl
capa) no es tan gruesa (Türk 2008 ). Por esta razón, el gradiente vertical de la escala

Page 136
5.5 Parámetro Weibull 127

Tabla 5.3 Media del parámetro de escala de la distribución de Weibull A en m / s para todas las estaciones a 90
y 40 my su diferencia vertical en m / s
Estaciones 90 m 40 m Diferencia
HIJO (otoño) 10,68 10.12 0,56
DJF (invierno) 12,36 11,57 0,79
MAM (primavera) 10,27 9.23 1.04
JJA (verano) 8.55 8.03 0,52

Fig. 5.33 Esquema


diagrama de la temporada
variación de la correlación de
los dos parámetros de Weibull
A y k en un límite marino
capa. El color es el
igual que en la figura 5.32. (Desde
Bilstein y Emeis 2010)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 116/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
parámetro 0.01 \ oA / oz \ 0.02 s -1 (ver Tabla 5.3) no es tan grande como en un similar
altura sobre tierra 0.02 \ oA / oz \ 0.04 s -1 , (ver, por ejemplo, Emeis 2001 ). El offshore
el perfil del parámetro de forma no muestra un máximo como el parámetro de forma en tierra
el perfil lo hace, pero disminuye monotónicamente con la altura.
Además, los dos parámetros de Weibull muestran una clara dependencia estacional.
Se detectan parámetros más pequeños en verano, parámetros más altos en invierno, mientras que
la primavera y el otoño están entre ambos extremos. Esto se explica por el anual
variación de la estabilidad térmica en la capa límite marina. Debido a la mejora
capacidad calorífica del agua, la estabilidad de la atmósfera marina está desfasada por
aproximadamente 3 meses en comparación con la estabilidad de la atmósfera sobre la tierra (Coelingh
et al. 1996 ). En consecuencia, la atmósfera es estable en primavera, neutral / estable en
verano, inestable en otoño y neutral / inestable en invierno.
En general, las estaciones que son estables o neutrales / estables tienen parámetros
menor en magnitud en comparación con las estaciones inestables. Se nota que esa forma
Los parámetros con parámetros de mayor escala (otoño e invierno) tienen una mayor vari-
capacidad en comparación con las que tienen parámetros de menor escala (primavera y verano).
La figura 5.33 muestra un diagrama esquemático de esta correlación, donde los intervalos para
Se presentan cada temporada y parámetro.

137
128 5 vientos marinos

5.6 Efectos costeros

Cuando los vientos a gran escala soplan desde la tierra hasta el mar, entonces un
se forma una capa límite (IBL) sobre la superficie del mar (vea la Sección 3.5 para una introducción
a las capas límite internas y la descripción de los perfiles de viento en y por encima de estos
IBL). Si el aire más cálido fluye sobre aguas más frías, entonces la estratificación térmica es
estable y la capa límite interna crece lentamente en profundidad y puede persistir
en distancias de más de 50 kilómetros. Mediciones de aeronaves en un IBL estable
sobre el Mar de Irlanda se presentan en Rogers et al. ( 1995) Estas medidas muestran
perfiles de cantidades medias y espectros. El desarrollo espacial de los IBL estables es
descrito, por ejemplo, por Mulhearn ( 1981)) y Garratt ( 1987) Dan por la altura
h (x) del IBL estratificado establemente:
r ffiffiffi norte
X DT
hðxÞ ¼ cu ð5.20Þ
sol T

donde x es la distancia a la costa, T es la temperatura del aire, DT es el aire de la superficie


diferencia de temperatura entre tierra y mar yg es la gravedad. Mulhearn ( 1981)) da
c = 0.0146 yn = -0.47 mientras Garratt ( 1987) da c = 0.014 yn = -0.5.
Si el aire más frío fluye sobre aguas más cálidas, la capa límite interna crece rápidamente
en profundidad y finalmente se fusiona en la capa límite marina después de algunas decenas de
kilómetros En tales flujos marinos en las regiones costeras podemos observar lo habitual
cambios diurnos en la temperatura atmosférica, estabilidad y vientos, que están bien
conocido por el flujo sobre la tierra y que se han descrito en el cap. 3 . Por lo tanto, la
declaraciones en la secta. 5.1.6 no son válidos en regiones costeras con vientos marinos.

5.6.1 Vientos terrestres y marinos

Hay sistemas locales de viento que no emergen de la presión a gran escala.


diferencias pero de diferencias regionales o locales en las propiedades térmicas de la
Superficie de la Tierra. Estos sistemas eólicos locales o regionales a menudo exhiben un gran control.
laridad y tener una profundidad suficiente para que puedan usarse para la generación de energía
del viento Ver Atkinson (1981 ) para una visión general sobre inducida térmicamente
circulaciones
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 117/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Debido a la diferente inercia térmica de las superficies terrestres y marinas, los circuitos secundarios
Los sistemas de lación (sistemas de viento tierra-mar) pueden formarse a orillas de los océanos y
lagos más grandes que modifican la estructura ABL. En condiciones de cielo despejado y bajo
a vientos moderados, las superficies terrestres se vuelven más frías que la superficie del agua adyacente
debido a la emisión de ondas largas en la noche y se vuelven más cálidas que el agua
superficie debido a la absorción de irradiancia de onda corta durante el día. Como un
en consecuencia, el movimiento ascendente se produce sobre el calentamiento y el movimiento descendente sobre el
Superficies más frías. Se desarrolla un flujo desde la superficie fría hacia la superficie cálida.

Page 138
5.6 Efectos costeros 129 129

Fig. 5.34 Bosquejo principal de


una circulación del viento tierra-mar en
durante el día (arriba) y por la noche
tiempo (abajo)

cerca de la superficie y emerge un flujo de retorno en la dirección opuesta


para mantener la masa equilibrada
Esto conduce a la conocida brisa marina durante el día y por la noche y
la brisa terrestre de noche y temprano en la mañana (Fig. 5.34 ). Esta característica común
de una brisa terrestre es la razón por la que en otros tiempos los veleros dejaban puertos en el
temprano en la mañana y tendía a regresar por la tarde. La brisa marina frente a la propa-
puertas hacia el interior varias decenas de kilómetros durante el día y es, si hay suficiente humedad
está disponible en el aire, a menudo marcado por una cadena de cúmulos. En medio-
las latitudes la brisa marina tiende a penetrar de 20 a 50 km, pero en los trópicos las distancias de hasta
a 300 km y más se han observado. La profundidad de este flujo varía de unos pocos
cientos de metros a uno o dos kilómetros. Máximas velocidades del viento en la brisa marina.
puede ser de alrededor de 10–11 m / s a aproximadamente 100 m de altura (Atkinson 1981) Brisa marina
se originan en una amplia zona costera de 100 a 120 km sobre el agua, detectable desde
Imágenes satelitales que muestran condiciones libres de nubes en este espacio (Simpson 1994 ). los
las nubes se disuelven debido al movimiento de hundimiento en esta rama marina del mar
brisa (ver flechas exteriores hacia abajo en el marco superior de la figura 5.34 ). Menos
Las observaciones están disponibles para la brisa nocturna de la tierra, pero se puede suponer que
La extensión espacial de estos vientos es comparable a la extensión de la brisa marina.

5.6.2 Jets de bajo nivel

El perfil de viento vertical en alta mar no siempre aumenta monotónicamente


Funcionan con altura. A veces, la velocidad máxima del viento ocurre dentro o en la parte superior de
La capa límite. La formación de chorros de bajo nivel sobre terreno plano requiere un
variación diurna en la estratificación térmica de la capa superficial. Para más detalles consulte
a la secta. 3.4.2 . Aunque las condiciones necesarias para la formación de bajo nivel
los chorros generalmente están ausentes sobre las superficies oceánicas, a veces observamos chorros de bajo nivel en
la capa límite marina también. Por ejemplo, hay informes frecuentes de
el mar Báltico y otras zonas costeras, especialmente en momentos en que la superficie del mar es

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 118/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 139
130 5 vientos marinos

considerablemente más frío que la superficie del terreno circundante y el viento es dirigido
de la tierra al mar (Smedman et al. 1995) Brooks y Rogers ( 2000) tener
también se observaron aviones de bajo nivel sobre el Golfo Pérsico.
Los chorros pueden formarse a distancias de varias decenas de kilómetros de la costa.
cuando se advecta aire caliente sobre la superficie del agua más fría. Lo más probable, tal marino
los chorros de bajo nivel son análogos espaciales de los chorros nocturnos de bajo nivel sobre tierra, que
ocurren debido a cambios temporales en la estratificación de la capa superficial. Cuando el aire fluye
pasa la costa y llega a la superficie del agua más fría, un límite interno
formas de capa y el mismo desacoplamiento entre la capa de superficie y el resto de la capa
la capa límite anterior tiene lugar, lo que ocurre en la noche cuando el suelo
se enfría debido a las pérdidas de energía radiativa.

5.7 Resumen para capas de límites marinos

La capa límite atmosférica marina (MABL) muestra diferencias notables


en comparación con la capa límite atmosférica (ABL) sobre terreno plano homogéneo.
Las velocidades del viento son más altas y las intensidades de turbulencia en el MABL son más bajas que en
la misma altura sobre la superficie en el ABL en tierra (dado el mismo sinóptico
forzando a través de un gradiente de presión horizontal a gran escala). Cizalladura vertical del viento
sobre el área del rotor de una turbina eólica moderna grande de 5 MW es en la mayoría de los casos
considerablemente más bajo para las condiciones en alta mar que en tierra. Además, todos estos MABL
las características no son constantes pero varían con la velocidad del viento debido a la aspereza de
La superficie del mar aumenta con la velocidad del viento. Una complicación adicional puede surgir de
la edad de las olas, es decir, la relación entre la velocidad del viento y la velocidad de fase de la
olas. Por lo tanto, las condiciones reales del viento siempre dependen de la atmósfera.
condiciones y sobre las propiedades del campo de onda.
Cizalladura del viento debido a vientos térmicos (ver Sección 2.4 para una estimación del tamaño de
viento térmico) debe tenerse en cuenta en los mares porque la cizalladura del viento
debido a la fricción de la superficie es bastante baja. Por lo general, las masas de aire más frías coinciden con bajas
áreas de presión y masas de aire más cálidas con áreas de alta presión en clima templado
tudes Por lo tanto, los vientos térmicos suelen contribuir a un aumento de la velocidad del viento.
con altura
En áreas costeras hasta aproximadamente 50–100 km de la costa, límite interno
capas (ver sección 3.5 ) y chorros de bajo nivel en la parte superior de estas capas ( sección 3.5.1 ) pueden
ocurrir cuando el viento sopla de la tierra. La altura superior de estos internos
Las capas límite en el MABL costero a menudo se encuentran dentro del área del rotor.
El bajo nivel de turbulencia en el MABL es ventajoso para viento simple
turbinas, porque conduce a cargas reducidas en la estructura de la turbina eólica. Pero
El bajo nivel de turbulencia puede convertirse en una desventaja importante para la planificación y
operación de parques eólicos marinos más grandes, porque el suministro de energía cinética
hacia grandes parques eólicos por flujos turbulentos verticales es considerablemente menor en el
ABL. Esto se explicará con más detalle en el siguiente capítulo.

140
Referencias 131

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 119/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Referencias

Abild, J., B. Nielsen: valores extremos de las velocidades del viento en Dinamarca. Risoe-M-2842, 106 pp. (1991)
Anderson, R .: Un estudio del estrés del viento y el flujo de calor sobre el océano abierto por la disipación de inercia.
método. J. Phys. Oceanogr. 23 , 2153-2161 (1993)
Atkinson BW: Circulaciones atmosféricas de mesoescala. Academic Press, Londres, etc., 495 pp.
(1981)
Barthelmie, RJ, AM Sempreviva, SC Pryor: la influencia de los flujos de humedad en alta mar
Perfiles de velocidad del viento. Ana. Geophys 28 , 1043-1052 (2010)
Barthelmie RJ: Monitoreo de las características de turbulencia y viento en alta mar en Dinamarca,
Actas de la Conferencia de Energía Eólica de BWEA (1999)
Bilstein, M., S. Emeis: la variación anual de los perfiles verticales de los parámetros de Weibull y sus
Aplicabilidad para la estimación del potencial de energía eólica. DEWI Mag. 36 , 44–50 (2010)
Black, P. y coautores: Intercambio aire-mar en huracanes: síntesis de observaciones del
Experimento de transferencia de aire-mar de capa límite acoplada. Toro. Amer Meteorito. Soc. 88 ,
357–374 (2007)
Brooks, I., D. Rogers: observaciones de la estructura media y turbulenta de un avión poco profundo
capa límite sobre el Golfo Pérsico. Obligado.-Lay. Meteorol 95 , 189-210 (2000)
Bye, JAT, Wolff, J.-O .: dinámica de Charnock: un modelo para la estructura de velocidad en la onda
capa límite de la interfaz aire-mar. Ocean Dyn. 58 , 31-42 (2008)
Charnock, H .: Estrés del viento en una superficie de agua. Cuarto de galón. J. Roy. Meteorito. Soc. 81 , 639-640 (1955)
Coelingh, J., van Wijk, A., Holtslag, A .: Análisis de observaciones de la velocidad del viento sobre el Mar del Norte.
J. Wind Eng. Ind. Aerodyn. 61 , 51-69 (1996)
Cook, NJ: Hacia una mejor estimación de vientos extremos, J. Wind Eng. Ind. Aerodyn. 9 , 295–323
(mil novecientos ochenta y dos)
Davidson, KL: Resultados de observación sobre la influencia de la estabilidad y el acoplamiento de ondas de viento en
Fluctuaciones de transferencia de impulso sobre las olas oceánicas. Obligado.-Lay. Meteorol 6 , 305–331
(1974)
Donelan, MA: Interacción aire-mar. El mar. Ocean Eng. Sci. 9 , 239–292 (1990)
Donelan, MA, B. Haus, N. Reul, W. Plant, M. Stiassnie, H. Graber, O. Brown, E. Saltzman: en
La rugosidad aerodinámica limitante del océano en vientos muy fuertes. Geophys Res. Letón. 31 ,
L18306, doi:10.1029 / 2004GL019460 (2004)
Edson, JB, CJ Zappa, JA Ware, WR McGillis, JE Hare: relaciones de perfil de flujo escalar
sobre el mar abierto. J. Geophys. Res. 109 , C08S09, doi:10.1029 / 2003JC001960 (2004)
Emeis, S., M. Türk: Alturas de olas impulsadas por el viento en la ensenada alemana. Ocean Dyn. 59 , 463-475.
(2009)
Emeis, S .: variación vertical de las distribuciones de frecuencia de la velocidad del viento en y sobre la superficie
capa observada por sodar. Meteorol Z. 10 , 141-149 (2001)
Fairall, CW, EF Bradley, DP Rogers, JB Edson, GS Young: parametrización masiva de
Flujos aire-mar para la respuesta de la atmósfera del océano tropical-atmósfera global acoplada-océano
Experimentar. J. Geophys. Res. 101 , 3747–3764 (1996)
Fairall, CW, EF Bradley, JE Hare, AA Grachev, JB Edson: parametrización masiva de
flujos aire-mar: actualizaciones y verificación del algoritmo COARE. J. Clima, 16 , 571–591
(2003)
Foreman, R., S. Emeis: Revisitando la definición del coeficiente de arrastre en la marina
Capa límite atmosférica. J. Phys. Oceanogr. 40 , 2325–2332 (2010)
Garratt, JR: Revisión de coeficientes de arrastre sobre océanos y continentes, lunes. Wea. Rev. 105 ,
915–929 (1977)
Garratt, JR: la capa límite interna establemente estratificada para una variación constante y diurna
flujo en alta mar. Obligado.-Lay. Meteorol 38 , 369-394 (1987)
Geernaert, G .: parametrizaciones a granel para la tensión del viento y los flujos de calor. Ondas de superficie y
Fluxes, KluwerAcademic, 91–172 (1990)

141
132 5 vientos marinos

Hedde, T., Durand, P .: Intensidades de turbulencia y coeficientes a granel en la capa de superficie anterior
el mar. Obligado.-Lay. Meteorol 71 , 415-432 (1994)
Hersbach, H., Janssen, PAEM: Mejora del comportamiento de búsqueda corta en el océano de olas.
modelo (WAM). J. Atmos. Ocean Technol. 16 , 884–892 (1999)
Hsu, S .: Una ecuación de rugosidad dinámica y su aplicación a la determinación de la tensión del viento en el aire.
interfaz de mar. J. Phys. Oceanogr. 4 , 116-120 (1974)
Janssen, JAM: ¿El estrés del viento depende del estado del mar o no? Un análisis de error estadístico de
Datos HEXMAX. Obligado.-Lay. Meteorito. 83 , 479–503 (1997)
Jensen, NO, L. Kristensen: Estadísticas de ráfagas para la región del Gran Cinturón. Risoe-M-2828, 21 pp.
(1989)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 120/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Kumar, VS, Deo, MC, Anand, NM, Chandramohan, P .: Estimación de onda direccional
extendiéndose en aguas poco profundas. Ocean Eng. 26 , 23–98 (1999)
Grande, WG, Estanque, S .: Mediciones de flujo de impulso de océano abierto en moderado a fuerte
Vientos J. Phys. Oceano. 11 , 324–336 (1981)
Maat, N., C. Kraan, W. Oost: La aspereza de las olas del viento. Bound.-Layer Meteor. 54, 89-103
(1991)
Mulhearn, P .: Sobre la formación de una capa límite interna estratificada establemente por advección de
aire caliente sobre un mar más frío. Obligado.-Lay. Meteorol 21 , 247-254 (1981)
Neumann, G .: Sobre los espectros de olas oceánicas y un nuevo método para pronosticar el mar generado por el viento.
Junta de Erosión de Playa, Washington. Tech. Mem. No. 43 (diciembre) (1953)
Oost, WA, CMJ Jacobs, C. van Oort: efectos de estabilidad sobre los flujos de calor y humedad en el mar.
Obligado.-Lay. Meteorol 95 , 271–302 (2000)
Oost, WA, Komen, GJ, Jacobs, CMJ, Van Oort, C .: Nueva evidencia de una relación entre
tensión del viento y edad de las olas a partir de mediciones durante el ASGAMAGE. Obligado.-Lay. Meteorol
103 , 409–438 (2002)
Palutikof, JP, BB Brabson, DH Lister, ST Adcock: una revisión de los métodos para calcular
velocidades extremas del viento. Aplicaciones meteorológicas, 6 , 119-132 (1999)
Rogers, DP, DW Johnson, CA Friehe: La capa límite interna estable sobre una costa
Mar. Parte I: Mediciones en el aire de la estructura media y turbulenta. J. Atmos. Sci. 52 ,
667-683 (1995)
Roll, HU: Über Größenunterschiede der Meereswellen bei Warm-und Kaltluft. Dtsch Hydrogr.
Z. 5 , 111-114. (1952)
Sempreviva, AM, S.-E. Gryning: fluctuaciones de humedad en la capa límite marina medida
en un sitio costero con un sensor infrarrojo de humedad. Obligado.-Lay. Meteorol 77 , 331–352 (1996)
Simpson, JE: brisa marina y viento local. Cambridge University Press, Cambridge (Reino Unido), 239 pp.
(1994)
Sjöblom, A., Smedman, A.-S .: Estructura vertical en la capa límite atmosférica marina y
su implicación para el método de disipación interna. Obligado.-Lay. Meteorol 109 , 1–25 (2003)
Smedman, A.-S., H. Bergström, U. Högström: espectros, variaciones y escalas de longitud en un marine
Capa límite estable dominada por un jet de bajo nivel. Obligado.- Lay. Meteorol 76 , 211–232
(1995)
Smith, S. y coautores: tensión del viento en la superficie del mar y coeficientes de arrastre: los resultados de HEXOS.
Bound.-Layer Meteor. 60 , 109-142 (1992)
Smith, SD: Estrés del viento y flujo de calor sobre el océano en Gale Force Winds. J. Phys. Oceano. 10 ,
709–726 (1980)
Sullivan, P., J. McWilliams: Dinámica de vientos y corrientes acopladas a olas superficiales. Annu
Rev. Fluid Mech. 42 , 19–42 (2010)
Sverdrup, HU, Munk, WH: Viento, mar y oleaje: Teoría de las relaciones para el pronóstico. Hydrogr.
Apagado. Publ., No 601 (1947)
Toba, Y .: forma estocástica del crecimiento de las ondas del viento en una representación de un solo parámetro con
implicaciones físicas J. Phys. Oceanogr. 8 , 494–507 (1978)
Türk, M., S. Emeis: La dependencia de la intensidad de la turbulencia en alta mar de la velocidad del viento. J. Wind Eng.
Ind. Aerodyn. 98 , 466–471 (2010)

Página 142
Referencias 133

Türk, M .: Ermittlung designrelevanter Belastungsparameter für Offshore-Windkraftanlagen. Doctor


Tesis de la Universidad de Colonia (2008) (Disponible en: http://kups.ub.uni-koeln.de/2799/)
Vickers, D., Mahrt, L .: Fetch limited Dr ag Coefficients. Obligado.-Lay. Meteorol 85 , 53-79 (1997)
Wu, J .: Coeficientes de estrés por viento sobre la superficie del mar cerca de condiciones neutras: una nueva visita. J. Phys.
Oceanogr. 10 , 727–740 (1980)
Yelland, MJ, B. Moat, P. Taylor, R. Pascal, J. Hutchings, V. Cornell: mediciones de tensión del viento
desde el océano abierto corregido por la distorsión del flujo de aire por el barco. J. Phys. Oceanogr. 28 ,
1511-1526 (1998)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 121/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 143

Capítulo 6
Física de parques eólicos

Los parques eólicos necesitan un tratamiento especial, porque aquí las condiciones de flujo se acercan
La mayoría de las turbinas en el interior del parque ya no están intactas. Wakes pro-
inducido por turbinas de viento ascendente puede influir masivamente en las turbinas de viento descendente. Esta
incluye velocidades de viento reducidas y niveles mejorados de turbulencia que conducirán a
rendimientos reducidos y cargas mejoradas. Para un área terrestre o marítima dada, es deseable
coloque las turbinas eólicas lo más juntas posible para maximizar la provisión de energía
duction. Sin embargo, si las turbinas eólicas están demasiado espaciadas, despierte la interferencia
los efectos podrían resultar en una reducción considerable en la eficiencia del parque eólico
producción de energía. Algunos parques eólicos con turbinas muy espaciadas han producido
sustancialmente menos energía de la esperada según las evaluaciones de recursos eólicos. En
algunos parques densamente poblados donde las turbinas han fallado prematuramente, ha sido
sospecha que estas fallas podrían haber sido causadas por una turbulencia excesiva
asociado con los efectos de estela (Elliot 1991 ).

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 122/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Una disposición espacial especial de las turbinas en parques eólicos más pequeños con respecto
La dirección media del viento puede ayudar a minimizar las interacciones estela-turbina. Pero
para parques eólicos más grandes, las interacciones de estela-turbina son inevitables en el parque
interior y la relación entre la distancia media de la turbina y el diámetro del rotor se convierte en
El parámetro principal que rige la eficiencia del parque. Antes de considerar tan grande
parques eólicos en la secta. 6.2, describiremos brevemente las características del single
la turbina despierta.

6.1 Despertar de la turbina

Distinguimos entre estela cercana y estela lejana cuando observamos estelas de turbina.
La estela cercana se toma como el área justo detrás del rotor, donde la propiedad especial
Las características del rotor en sí pueden ser discriminadas, por lo que aproximadamente hasta
diámetros del rotor aguas abajo. Encontramos características como vórtices 3D y vórtices de punta.
de cuchillas individuales en la estela cercana. La presencia del rotor es evidente por el

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 135


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8_6, © Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2013

Page 144
136 6 Física de parques eólicos

número de cuchillas y aerodinámica de la cuchilla. La estela lejana es la región más allá del
Near Wake, donde modelar el rotor real es menos importante (Vermeer et al 2003)
El déficit de velocidad de la estela, la tasa de decadencia del viento a favor de la estela, y el agregado
intensidad de turbulencia dentro de la estela lejana con respecto a la distancia a favor del viento detrás
Las turbinas eólicas están determinadas en gran medida por dos factores: el coeficiente de empuje de la turbina
[ver Ec. ( 6.13) y la Fig. 6.2 ] y la turbulencia atmosférica ambiental [a menudo
caracterizado por el parámetro 'intensidad de turbulencia', ver Ec. (3.10)]. La inicial
el déficit de velocidad depende de la cantidad de momento extraído por la turbina de
El flujo ambiental. Por lo tanto, este déficit es una función del coeficiente de empuje de la turbina.
Los coeficientes de empuje de la turbina son generalmente más altos a bajas velocidades del viento alrededor del corte.
en la velocidad del viento y disminuye con el aumento de la velocidad del viento. Se acercan a muy
valores bajos por encima de la velocidad nominal del viento de la turbina. Sin embargo, datos publicados
los déficits en estela a menudo se han analizado en función de la velocidad del viento en lugar de
coeficiente de empuje. Los datos de medición de Wake generalmente verifican que los déficits son más altos
a bajas velocidades del viento y más bajo a altas velocidades del viento (Elliot 1991 ). Vermeer y col.
( 2003) proporcione la siguiente relación para la velocidad relativa dependiente de la distancia
déficit en la estela lejana:
norte
Du u h0 À u h re
¼ ¼A ð6.1Þ
uh uh s

donde u h es la velocidad del viento a la altura del cubo, D es el diámetro del rotor, s es la distancia
de la turbina, y A yn son constantes. A depende del empuje de la turbina
coeficiente y aumenta con él. A varía entre 1 y 3, mientras que n toma valores
entre 0,75 y 1,25 y depende principalmente de la turbulencia ambiental
intensidad. El modelo WAsP (Troen y Petersen 1989) utiliza un enfoque similar
(Barthelmie y Jensen 2010 ):
2

uh pagffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
re
¼1À 1ÀCt ð6.2Þ
u h0 D þ ks

con el coeficiente de empuje de la turbina C t (ver (6.13 ) y Fig. 6.2 ) y la estela de desintegración
coeficiente k. k = 0.04 es típico para condiciones en alta mar (Barthelmie y Jensen
2010) mientras que 0.075 es el valor predeterminado en WAsP (Barthelmie et al ( 2004)
La intensidad de turbulencia adicional en la estela disminuye más lentamente que la
déficit de velocidad. Vermeer y col.2003 ) da tres fórmulas empíricas de tres
diferentes fuentes que describen los datos medidos bastante bien. De acuerdo a
Quarton ( 1989) la intensidad de turbulencia añadida disminuye a medida que:
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 123/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
q 0,57
ffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
sN
DI ¼ I 2 À I 21 ¼ 4.8C 0.7 1 ð6.3Þ
T I 0.68 s

donde ? es la intensidad de turbulencia no perturbada, C T es el coeficiente de empuje y s N


es la longitud de la estela cercana que está entre uno y tres diámetros del rotor. los
El ancho de la estela es proporcional a la tercera potencia del diámetro del rotor (ver
Frandsen et al 2006 para más detalles):

Page 145
6.1 Despertar de la turbina 137

D W ðxÞ / s 1/3 ð6.4Þ

Esta difusión de la estela con la distancia aguas abajo de la turbina conduce


inevitablemente a complejas interacciones estela-estela en parques eólicos más grandes. El para-
La modulación para estelas múltiples en WAsP es una superposición cuadrática de un solo
despierta (enfoque ascendente, Barthelmie y Jensen 2010)
2 2

uh X u hn
1À ¼ 1À ð6.5Þ
u h0 norte u h0

con n = 1, ... N las contribuciones de N estelas individuales. Jensen ( 1983 ) derivado de


Un número infinito de turbinas en una fila de la siguiente expresión asintótica:
2
F
uh una re
¼1À ; f ¼ ð1 À aÞ ð6.6Þ
u h0 1Àa 1Àf D þ ks

con el factor de inducción a = 1 - u h / u h0 y la distancia media de la turbina s. Tal


los enfoques dependen decisivamente de la geometría de los parques eólicos y del viento
dirección relativa a la orientación de las filas de la turbina. No queremos aquí para
lidiar con las complicaciones de arreglos especiales de turbinas en un parque eólico,
pero queremos analizar la eficiencia general de parques eólicos muy grandes. Por lo tanto,
Presentamos un enfoque analítico de arriba hacia abajo en la sección. 6.2 para derivar el valor medio
Tures que dominan la eficiencia de los grandes parques eólicos.
Elliot y Barnard (1990 ), por ejemplo, recopiló datos de viento a las nueve meteorologías
torres en el sitio de la turbina eólica Goodnoe Hills MOD-2 para caracterizar el viento
fluyen sobre el sitio tanto en ausencia como en presencia de estelas de aerogeneradores. los
las características de estela de la turbina eólica analizadas incluyeron los déficits de velocidad promedio,
estela turbulencia, ancho de estela, trayectoria de estela, perfil vertical de la estela y
estratificación de las propiedades de estela en función de la velocidad del viento ambiental y
Intensidad de turbulencia. El disco del rotor de la turbina eólica en ese sitio abarcaba una altura de
15-107 m. Los datos de las nueve torres permitieron un análisis detallado de la estela
comportamiento a una altura de 32 ma varias distancias a favor del viento de 2 a 10 rotores
diámetros (D). La relación entre el déficit de velocidad y la distancia a favor del viento
fue sorprendentemente lineal [es decir, n = 1 en (6.1 )], con déficit máximos promedio
variando del 34% a 2 D al 7% a 10 D. Los mayores déficits se produjeron a bajas velocidades del viento.
y bajas intensidades de turbulencia. Los anchos de estela promedio fueron de 2.8 D a sotavento
distancia de 10 D. Las implicaciones para el espaciado de la turbina son que, para un parque eólico con
una separación de 10-D filas, las pérdidas de eficiencia del parque serían significativamente mayores para un
2-D que un espacio en 3-D debido a los efectos incrementales causados por la superposición
despierta Otras propiedades interesantes de estela observadas fueron la turbulencia de estela
(que fue mayor a lo largo de los flancos de la estela). La variación vertical de los déficits.
(que eran mayores por debajo de la altura del cubo que por encima) y la trayectoria de la estela
(que era esencialmente directo).

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 124/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 146
138 6 Física de parques eólicos

6.2 Modelo analítico para la velocidad media del viento en parques eólicos

En la década de 1990, el razonamiento en parques eólicos casi infinitamente grandes era puramente académico.
ejercicio. Ahora, con la planificación de grandes parques eólicos en alta mar frente a las costas del
continentes e islas más grandes tales ejercicios tienen mucha más importancia
(Barthelmie et al. 2005; Frandsen y col. 2006, 2009 ). En principio, dos diferentes
Los enfoques para modelar los efectos de los grandes parques eólicos son posibles: un enfoque ascendente
enfoque y un enfoque de arriba hacia abajo. El enfoque ascendente se basa en un
superposición de las diferentes estelas de las turbinas en un parque eólico. Requiere un
buena representación de cada estela individual (ver sección 6.1 ) en un flujo tridimensional
modelo (Lissaman 1979 ; Jensen 1983 ) y un modelo de combinación de estela. Los comentarios son
dado en Crespo et al (1999 ) y Vermeer et al ( 2003) Numéricamente, este enfoque
está respaldado por simulaciones de gran eddy (LES) hoy (Wussow et al. 2007; Jiménez
et al. 2007 ; Steinfeld y col. 2010 ; Troldborg y col. 2010)
El enfoque de arriba hacia abajo considera el parque eólico en su conjunto como un elemento adicional.
rugosidad de la superficie, como un sumidero de impulso adicional o como un generador de ondas de gravedad
en asociación con una inversión de temperatura en la parte superior de la capa límite
(para la última idea, ver Smith 2010 ), que modifica el flujo medio por encima
(Newman 1977; Bossanyi y col. 1980 ; Frandsen 1992 ). Crespo y col. ( 1999) tasas
esta última clase de modelos, aunque no se han utilizado mucho hasta ahora
tiempo — como interesante para la predicción de los efectos generales del gran viento
granjas Muchos de estos modelos todavía tienen soluciones analíticas que los hacen
atractivo, aunque necesariamente contienen simplificaciones considerables. Nunca-
sin embargo, se pueden usar para aproximaciones de primer orden en el diseño de parques eólicos. Más
Los análisis detallados requieren la operación de complejos números numéricos tridimensionales
modelos de flujo en computadoras grandes en el enfoque ascendente.
Herrero (2010 ) utiliza una analogía con el flujo atmosférico sobre una cadena montañosa para
para derivar sus consideraciones. Su modelo incluye gradientes de presión y ondas de gravedad.
generación asociada con una inversión de temperatura en la parte superior de la capa límite
y la tasa de lapso troposférico estable normal en altura. El patrón de perturbación del viento es
calculado usando una Transformada rápida de Fourier. La ralentización de los vientos por el arrastre de la turbina.
y la pérdida resultante de la eficiencia del parque eólico está controlada por dos factores. Primero es el
tamaño del parque eólico en relación con el efecto restaurador de la fricción en la parte superior e inferior
de la capa límite. El segundo es el papel de la estabilidad estática y las ondas de gravedad en el
atmósfera sobre la capa límite. El efecto de la perturbación de presión es
desacelerar el viento aguas arriba y evitar una mayor desaceleración en el parque eólico
Con un gradiente de presión favorable. Como resultado, la reducción de la velocidad del viento en Smith's
( 2010) el enfoque es aproximadamente uniforme sobre el parque eólico. A pesar del uniforme
viento sobre la granja, la reducción media del viento sigue siendo muy sensible a la granja
relación de aspecto En el caso especial de estabilidad débil en altura, fricción débil y el Froude
Número cercano a la unidad, la velocidad del viento cerca de la granja puede disminuir repentinamente; una
fenómeno que Smith (2010) llama "asfixia". No seguiremos esta idea aquí.
Por el contrario, un enfoque de arriba hacia abajo basado en la extracción de impulso del flujo será
presentado con más detalle en este subcapítulo.

Page 147
6.2 Modelo analítico para la velocidad media del viento en parques eólicos 139

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 125/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
La derivación del modelo analítico del parque eólico que se muestra aquí es una extensión de
versiones anteriores de este modelo documentadas en Frandsen ( 1992), Emeis y Frandsen
( 1993) y Emeis ( 2010a) La consideración de un simple, analíticamente solucionable
El equilibrio de impulso de los grandes parques eólicos en este subcapítulo mostrará que
el diseño de un parque eólico y la distancia entre ellos debe tener en cuenta
las propiedades de la superficie sobre la que se erigen y la estabilidad térmica de
El ambiente típico del sitio elegido. El balance de impulso presentado aquí
indicará que la distancia entre turbinas en un parque eólico marino y el
la distancia entre parques marinos enteros debe ser considerablemente mayor que para
Parques en tierra. Las turbinas se caracterizarán solo por la altura del cubo, el rotor
diámetro y coeficiente de empuje. Se ignoran las propiedades cercanas a la estela.
El punto de partida para el modelo analítico del parque eólico es la masa general específica
consumo de impulso m de las turbinas que es proporcional al arrastre de la
turbinas c t y la velocidad del viento u h a la altura del cubo h:

m ¼ c t u 2h ð6.7Þ

En un parque eólico indefinidamente grande, esta pérdida de impulso solo puede ser acompañada
establecido por un flujo de impulso turbulento desde arriba. Aquí, u 0 es el imperturbable
velocidad del viento sobre el parque eólico, K m es el coeficiente de intercambio de impulso y
Dz es la diferencia de altura entre la altura del cubo de las turbinas y la no perturbada
fluir por encima del parque eólico (ver Fig. 6.1):
s u0Àuh
¼Km ð6.8Þ
q Dz
El coeficiente de intercambio turbulento K m describe la capacidad de la atmósfera para
transfiere el impulso verticalmente por movimiento turbulento. Este coeficiente describe un
conductividad atmosférica que proporciona el flujo de momento específico de masa (unidades físicas:
m 2 / s 2 ) por gradiente de momento vertical (unidad: 1 / s). Así K m tiene la dimensión de un
viscosidad (unidad: m 2 / s). Los valores típicos de esta viscosidad están entre 1 y 100 m 2 / s.
La tarea principal en la formulación del modelo de parque analítico es describir el
coeficiente de cambio K m en función del exterior (rugosidad de la superficie, térmica
estratificación de la capa límite) e interior (arrastre de las turbinas, turbulencia
generación de las turbinas) condiciones en el parque eólico. Una variable importante en esto
el contexto es la intensidad de turbulencia T i [ver (3.10] para una definición) que es directamente
proporcional a K m . Obtenemos de la formulación dependiente de la estabilidad de Monin–
Similitud de Obukhov en la capa superficial (ver Sección 3.1.1 ):

1
K m ¼ ju à z ð6.9Þ
/m

con la constante de von Kármán j = 0.4, la velocidad de fricción u * [ver (A.13) en el


Apéndice], la altura z y la función de estabilidad / m :

1 z
para \ 0
X LÃ

148 de 1189.
140 6 Física de parques eólicos

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 126/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 6.1 Esquema de pérdida de impulso y reposición en un parque eólico indefinidamente grande. los
flujo ininterrumpido se acerca desde la izquierda

z z
/m ¼ 1 para ¼0 ð6.10Þ
LÃ LÃ

z z
1þa para [0
LÃ LÃ

con x = (1 - bz / L * ) 1/4 y la longitud de Obukhov L * definida en (3.11 ). Usamos


a = 5 yb = 16 pulgadas ( 6.10) Suponiendo un perfil de viento logarítmico, la fricción
velocidad, u * viene dada por:
À1

h h
u à ¼ u h j ln ÀW ð6.11Þ
z0 LÃ

donde W viene dado por ( 3.15) para condiciones inestables y la primera ecuación de ( 3.21 )
para condiciones neutras y estables.
Siguiendo a Frandsen ( 2007 ), definimos el coeficiente de arrastre del parque eólico, c t como
función del área del parque A, el área del rotor 0.25pD 2 , el número de turbinas N y
el coeficiente de empuje de la turbina C T :

1 NpD 2
ct¼ CT ð6.12Þ
8 UNA

C T es aproximadamente 0,85 para velocidades de viento más bajas alrededor de la velocidad del viento de corte y
disminuye alrededor y por encima de la velocidad nominal del viento de las turbinas al aumentar
velocidad del viento (Barthelmie et al 2006 ; Jiménez et al 2007 ). El valor exacto depende
sobre la construcción de la turbina y su funcionamiento. Utilizamos el siguiente empírico

Page 149
6.2 Modelo analítico para la velocidad media del viento en parques eólicos 141

Fig. 6.2 Velocidad del viento


empuje de turbina dependiente
coeficiente [ver Ec. ( 6.13)]
utilizado en la analítica simple
modelo parque modelo

relación para el coeficiente de empuje (tomado de la Fig. 9 en Magnusson 1999 ) y


adicionalmente considere el valor máximo en el límite 1 de Betz:

C T ¼ minðmáxð0.25; 0.5 þ 0.05ð14 À u h ÞÞ; 0.89Þ ð6.13Þ

Debido a ( 6.13), c t depende de u h (ver Fig. 6.2) y tenemos que iterar al menos
una vez cuando queremos resolver para ti h más tarde.
La reducción de la velocidad del viento en la altura del cubo h en el interior del parque no solo

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 127/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
depende del coeficiente de arrastre de la turbina c t pero también de la rugosidad de la superficie
Debajo de las turbinas. Esta rugosidad de la superficie puede describirse mediante un arrastre de superficie
coeficiente, c s, h observado a la altura h por reorganización ( 6.11):
À2
h h
c s, h ¼ u 2 ÀW ð6.14Þ
Ã/ u h2 ¼ j 2 ln z0 LÃ

El arrastre de la turbina y el arrastre de superficie se pueden combinar en un coeficiente de arrastre efectivo:

c teff ¼ c t þ c s, h . ð6.15Þ

Hay dos proporciones que describen la reducción del viento en el parque eólico. los
Reducción de la velocidad del viento a la altura del cubo en comparación con la velocidad del viento no perturbada
en alto se denota por Ru :

uh
Ru¼ ð6.16Þ
u0

La reducción de la velocidad del viento a la altura del cubo en comparación con la no perturbada
velocidad del viento aguas arriba del parque eólico en la misma altura h, u h0 se denota por R t :

1 El coeficiente de empuje es la relación entre la fuerza de resistencia T y la fuerza dinámica 0.5qu 2


0 D (área del rotor
RE). La fuerza de resistencia de una turbina ideal viene dada por T = 0.5qu 2
0 A [4r (1-r)] con r = (u o -u * h ) /
u 0 . u * h es la media de u h y u 0 . Tenemos u * h = u 0 (1-r). Por lo tanto, C T = [4r (1-r)]. Para u h = 0 it
sigue a u * h = 0.5u 0 , r = 0.5 y C T = 1. Para u h = u 0 sigue a u * h = u 0 , r = 0 y C T = 0. El rendimiento
es P = Tu * h 0.5 = qu 0 3 A [4r (1-r) 2 ] y el coeficiente de rendimiento es C P = [4r (1-r) 2 ]. Para un rendimiento óptimo a
el límite de Betz es r = 1/3 (calculado a partir de qC P (r) / qr = 0) y C T = 8/9 (Manwell et al. 2009 )

Page 150
142 6 Física de parques eólicos

R u ðc teff Þ
Rt¼ ð6.17Þ
R u ðc s, h Þ

utilizando R u (c s, h ) = u h0 / u 0 . Inserción para el coeficiente de cambio K m ( 6.9 ) y el


coeficiente de arrastre efectivo ( 6.15) en ( 6.7 ) rendimientos:

ju à z re
u0Àuh Þ
c teff u 2 ð6.18Þ
h¼ Dz / m

La altura z en ( 6.18 ) es esencialmente h? Dz, para que la relación z / Dz pueda ser


aproximado por un valor constante:

z
¼ f h, Dz ð6.19Þ
Dz

La intensidad de turbulencia horizontal I u a la altura del cubo h se define por:


ru
Yo u ¼ ð6.20Þ
uh

La desviación estándar de la velocidad del viento horizontal se puede parametrizar usando


la velocidad de fricción u * :

1
ru¼ tu à ð6.21Þ
j

que produce la siguiente relación entre la velocidad de fricción, u * y la turbulencia


intensidad, yo u :

u à ¼ jr u ¼ ju h I u ð6.22Þ

Inserción de ( 6.19) y ( 6.22 ) en (6.18 ) rinde finalmente:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 128/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
j 2 u h re
u0Àuh Þ j 2 u h u020 j 2 u h2
c teff u 2 f h, Dz I u ¼ f h, Dz I u À f h, Dz I u ð6.23Þ
h¼ /m u0/m /m

La reorganización conduce a:

j 2 u h2 j2 Ruj2
c teff u 2 f h, Dz I u ¼ u 2 f h, Dz I u ¼ u 20 0 f h, Dz I u ð6.24Þ
hþ /m h c teff þ /m /m

y finalmente a una expresión para la razón (6.16 ):

j2
uh u h2 /m f h, Dz I u f h, Dz I u
Ru¼ ¼ ¼ ¼ ð6.25Þ
u0 R u u020 c teff þ j 2 / m f h, Dz I u f h, Dz I u þ / m
j 2 c teff

Por lo tanto, la relación ( 6.17 ) entre la velocidad del viento a la altura del cubo dentro del parque eólico
a la velocidad del viento no perturbada aguas arriba es:

Page 151
6.2 Modelo analítico para la velocidad media del viento en parques eólicos 143

f h, Dz I u þ / m
j 2 c s, h
Rt¼ ð6.26Þ
f h, Dz I u þ / m
j 2 c teff

Formulación (6.26 ) permite agregar fácilmente la intensidad de turbulencia producida por


las turbinas durante la operación a la intensidad de turbulencia aguas arriba
2 2
(Yo , ef = Yo u0 ? Yo2u,) tSiguiendo a Barthelmie et al. (2003) la turbulencia adicional,
I u, t puede parametrizarse en función del coeficiente de empuje (6.13) utilizando una media
distancia de la turbina normalizada por el diámetro de la turbina s:
r ffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
1, 2C T
Yo u, t ¼ ð6.27Þ
s2

El marco superior en la Fig. 6.3 —en la visualización de R t desde ( 6.24): Muestra cuánto
la velocidad del viento a la altura del cubo se reducirá en función de la atmósfera
Inestabilidad y rugosidad de la superficie. Los resultados presentados se han encontrado para
turbinas con una altura de buje de 92 m, un diámetro de rotor de 90 my una distancia media
entre dos turbinas en el parque de 10 diámetros de rotor. Se hace obvio que el
la reducción es menor (un pequeño porcentaje) para la estratificación térmica inestable de la
capa límite atmosférica y alta rugosidad de la superficie. Es decir, la reducción es
más pequeño sobre una superficie de tierra áspera con árboles y otros obstáculos para el aire frío
fluye sobre una superficie cálida (generalmente durante el día con una fuerte insolación solar).
La mayor reducción (hasta 45%) ocurre para superficies marinas muy lisas cuando está caliente
el aire fluye sobre aguas frías. Esto puede suceder más preferiblemente en primavera. los
el marco inferior de la figura 6.3 traduce esta reducción de la velocidad del viento en una reducción de la
energía eólica disponible al trazar la tercera potencia de R t de ( 6.26 ). El fuerte
La dependencia de la estabilidad de la reducción de la potencia disponible puede confirmarse a partir de
mediciones en el parque eólico de Nysted en Dinamarca (Barthelmie et al. 2007)
La dependencia del viento y la reducción de potencia disponible en función de la superficie.
la aspereza tiene consecuencias para los parques eólicos marinos que se convertirán en los principales
instalaciones para la generación de energía eólica en el futuro cercano. La menor turbulencia
producción debido a la relativa suavidad de la superficie del mar en comparación con la tierra
Las superficies obstaculizan el reabastecimiento de impulso del flujo no perturbado de arriba. En
para limitar la reducción de la velocidad del viento a la altura del cubo en el interior del viento
aparcar a valores conocidos de parques en tierra, las turbinas dentro de un viento en alta mar
El parque debe tener un espacio mayor que dentro de un parque en tierra. Mas o menos,
El número de turbinas por unidad de área en un parque offshore con aspereza
z 0 = 0.001 m debe ser aproximadamente un 40% más bajo que en un parque en tierra con

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 129/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
z 0 = 0.1 m para tener el mismo rendimiento de potencia para una velocidad de viento dada y
Estabilidad atmosférica.
Inversamente, la ecuación. (6.26 ) puede usarse para determinar la densidad de área óptima de
turbinas en un gran parque eólico para la rugosidad de la superficie dada y la estabilidad atmosférica
condiciones

Página 152
144 6 Física de parques eólicos

Fig. 6.3 Reducción normalizada de la velocidad del viento (arriba) y la energía eólica disponible (abajo) en el centro
altura en un parque eólico indefinidamente grande en función de la inestabilidad atmosférica (h / L * = 1: fuerte
inestabilidad, 0: estabilidad neutral,? 1: estratificación estable) y rugosidad de la superficie (z0 = 0.0001 m:
superficie del mar muy lisa, 0.001 m: superficie del mar agitado, 0.1 m: superficie del terreno lisa, 1.0 m: agitado
superficie terrestre)

6.3 Modelo analítico para el Wind Wind Wakes

La estimación de la duración de las estelas de los grandes parques eólicos es esencial para
planificación de la distancia necesaria entre parques eólicos adyacentes. Esta estimación
se puede hacer usando la misma idea principal que en el subcapítulo anterior: lo que falta
el impulso a raíz de un parque eólico indefinidamente amplio solo puede reponerse
desde arriba (Fig. 6.4 ). Si imaginamos movernos con un paquete de aire, entonces sentimos la
aceleración de la velocidad de este paquete, u HN de u hn0 en la parte trasera del parque de
El valor original no alterado, u h0 , que había prevalecido aguas arriba del parque
(descuidando la fuerza de Coriolis):

ou hn
oðs / qÞ
¼ ð6.28Þ
Antiguo Testamento
onz
Sustituyendo los diferenciales por diferencias finitas y usando (6.8) lleva a:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 130/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 153
6.3 Modelo analítico para el Wind Wind Wakes 145

Fig. 6.4 Velocidad del viento u hn (desde u hno en la parte trasera del parque eólico hasta el original sin molestias
velocidad del viento más abajo a la izquierda u h0 ) a raíz de un parque eólico indefinidamente amplio

Du hn ju à z ju à zu h0 ju à zu hn
¼ ðu h0 À u hn Þ ¼ UNA ð6.29Þ
Dt Dz 2 Dz 2 Dz 2

Esta es una ecuación de diferencia de primer orden de la forma:

Du hn
þ au hn ¼ au h0 ð6.30Þ
Dt

con a = ju * z / Dz 2 y la solución dependiente del tiempo:

u hn ðtÞ ¼ u h0 þ C exp Àa re
t À t re
0 ÞÞ ð6.31Þ

La constante de integración C se puede determinar a partir de la condición inicial:

u hn ðt ¼ t 0 Þ ¼ u hn0 ¼ u h0 þ C ð6.32Þ

Tenga en cuenta la diferencia entre la velocidad del viento no alterada u h0 a la altura del cubo
y la velocidad del viento a la altura del cubo directamente detrás del parque eólico u hn0 . Insertar
( 6.32) en ( 6.31) rendimientos:

re À u h0
u hn ðtÞ ¼ u h0 þ u hn0 Þ exp Àat
re Þ ð6.33Þ

La división por u h0 da la relación R n entre la velocidad del viento a la altura del cubo en el
despertar a la velocidad del viento sin molestias en la misma altura u h0 :

u hn ðtÞ u hn0
Rn¼ ¼1þ À1 re
exp Àat Þ ð6.34Þ
u h0 u h0

Page 154
146 6 Física de parques eólicos

El factor a en ( 6.30), ( 6.33) y ( 6.34) depende de la rugosidad de la superficie y

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 131/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
la estratificación térmica de la capa límite a través de (6.11) Esta solución está en el
dominio del tiempo. Se puede convertir al dominio espacial asumiendo un promedio
velocidad del viento sobre la estela.
El marco superior de la figura 6.5 muestra las longitudes de estela en función de la superficie.
rugosidad para la estabilidad neutral (h / L * = 0) trazando la tercera potencia de R n de
( 6.34) Si definimos la distancia necesaria para una recuperación de la potencia disponible para
El 95% de su valor intacto aguas arriba del parque como la longitud de la estela, entonces vemos un
longitud de estela de 4 km para superficies de terreno accidentado y una longitud de estela de aproximadamente 18 km para
Superficies marinas lisas. La Figura 6.5 se ha producido para los mismos parámetros de parque que
Fig. 6.3 . En realidad, los resultados de la figura 6.3 sirven como condiciones de límite izquierdo para
Fig. 6.5 . El marco inferior de la figura 6.5 demuestra la fuerte influencia de la atmósfera.
estabilidad esférica en la longitud de la estela para un parque eólico en alta mar sobre un mar suave
superficie (z 0 = 0.0001 m). Tomando una vez más el criterio del 95%, la duración de la estela
para condiciones atmosféricas muy inestables todavía es de unos 10 km. Para muy estable
condiciones, la longitud de la estela es incluso mayor a 30 km. Tales largas estelas han sido
confirmado por observaciones satelitales (Christiansen y Hasager 2005 ).

6.4 Aplicación del modelo analítico con FINO1


Datos de estabilidad

La aplicación del modelo analítico anterior a un parque eólico real necesita la


conocimiento de la distribución de frecuencias de las estabilidades atmosféricas en el sitio de la
parque eólico Aquí damos un ejemplo utilizando la distribución medida a 80 m.
altura en el mástil FINO1 en la ensenada alemana para los años 2005 y 2006.
La Figura 6.6 muestra esta distribución para el rango -2 B z / L * B 2. 91.16% de todos
los datos caen en este rango. La frecuencia más alta se produce para el bin -0.15 B z /
L * B - 0.05. La mediana de la distribución completa está en z / L * = -0.11, la mediana de
el rango que se muestra en la figura 6.6 es z / L * = -0.07. Ahora las ecuaciones anteriores para el
reducción de la velocidad del viento en el interior del parque (6.26 ) y la duración de la estela (6.34 ) son
resuelto para los 41 contenedores que se muestran en la figura 6.6 y los valores resultantes para R t y R n son
multiplicado con las frecuencias respectivas de la figura 6.6 .
Rebinning el R resultante t y R n cables valores a las distribuciones mostradas en
Figs. 6.7 y 6.8. El cuadro superior de la figura 6.7 muestra la distribución de la velocidad del viento.
reducciones a la altura del cubo en el interior del parque. La reducción de velocidad más frecuente R t
es 0.95, la mediana es 0.93 y la media ponderada es 0.87. El percentil 90 es
observado a 0.73 y el percentil 95 a 0.65. El marco inferior de la figura 6.7 da
Las reducciones resultantes en el rendimiento energético. La reducción de rendimiento de energía más frecuente es
0.83, la mediana es 0.80 y la media ponderada es 0.70. El percentil 90 es
observado a 0.37 y el percentil 95 a 0.24.
La figura 6.8 muestra la distribución respectiva de la longitud de la estela. Aquí el
la longitud de la estela se ha definido como arriba como la distancia donde los rendimientos de potencia tienen

155 de 1189.
6.4 Aplicación del modelo analítico con datos de estabilidad FINO1 147

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 132/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 6.5 Reducción normalizada de la energía eólica disponible a la altura del cubo detrás de un espacio indefinido
parque eólico grande en función de la distancia desde la parte trasera del parque. Arriba: en función de
rugosidad de la superficie (z0 = 0.0001 m: superficie del mar muy suave, 0.001 m: superficie del mar agitado, 0.1 m:
superficie lisa, 1.0 m: superficie rugosa) con estabilidad neutral. Abajo: en función de
inestabilidad atmosférica (h / L * = -1: inestabilidad fuerte, 0: estabilidad neutral,? 1: estratificación estable
catión) para una superficie lisa del mar

recuperado al 95% de su valor original aguas arriba del parque. El mas frecuente
la longitud de la estela es de 11 km, la mediana es de casi 14 km y la media ponderada es
17.7 km. El percentil 90 se observa a 31 km y el percentil 95 a
37 km.

6.5 Riesgos de que un tornado golpee un parque eólico

Los tornados son un riesgo para las turbinas eólicas. Los tornados más débiles (F1) tienen viento
velocidad de 32–50 m / s, mientras que los tornados F2 alcanzan 70 m / s, que está muy por encima de
Velocidad de supervivencia de las turbinas eólicas. Pero incluso si la velocidad máxima del viento está por debajo de

Page 156
148 6 Física de parques eólicos

Fig. 6.6 Distribución de frecuencia de la estabilidad atmosférica a 80 m de altura en el mástil FINO1 en el


La ensenada alemana. El ancho del contenedor es 0.1

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 133/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. 6.7 Distribución de frecuencia de la reducción de la velocidad del viento a la altura del cubo en el interior del parque (arriba)
y de reducción del rendimiento de potencia (a continuación) utilizando los datos de estabilidad de la figura 6.6 . El ancho del contenedor es 0.02

velocidad de supervivencia, la característica más peligrosa es el rápido aumento de la velocidad del viento
conectado con un cambio rápido de dirección del viento cuando un tornado se acerca a un viento
turbina. No hay un tiempo de alerta razonable disponible.
Dotzek y col.2010) investigar el riesgo de que un parque eólico marino en el
German Bight será golpeado por una tromba marina. Suponiendo un área de aproximadamente 100 km 2
(10 9 10 km 2 ) como típico de los posibles parques eólicos en alta mar frente a Alemania

Page 157
6.5 Riesgos de que un tornado golpee un parque eólico 149

Fig. 6.8 Distribución de frecuencia de la longitud de la estela de un parque eólico indefinidamente amplio en km
utilizando los datos de estabilidad de la figura 6.6. El ancho del contenedor es de 1 km. La duración de la estela se ha definido como
distancia donde se alcanza nuevamente el 95% del rendimiento de potencia original

costa, se estima la probabilidad de que dicho parque eólico se vea afectado por
trombas de agua Esta estimación no busca la probabilidad de que un solo viento
la turbina es golpeada por el centro del vórtice, es decir, la probabilidad de que un punto matemático sea
golpear (Thom 1963) no se investiga. Debido a la cizalladura del viento horizontal a través del
regiones del núcleo y el manto de vórtice, incluso una falla cercana por una tromba marina puede ser
peligroso para una turbina eólica. Además, actualmente no está claro si la pequeña escala
campo de viento en un parque eólico alterado por la turbina eólica se despierta
(Christiansen y Hasager 2005 ) en realidad pueden aumentar la probabilidad de un golpe una vez
una tromba entra en una serie de turbinas eólicas. Por lo tanto, el tiempo de recurrencia de un
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 134/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
tromba en cualquier lugar dentro del parque eólico en lugar de en una turbina eólica individual
Se analiza el sitio.
Tomando la incidencia de tromba marina actualmente conocida por el Mar del Norte alemán
costa [que es aproximadamente un tornado por 10,000 km 2 por año, basado en estimaciones de
Koschmieder ( 1946) o Dotzek ( 2003)], uno puede esperar un tornado en una costa afuera
parque eólico una vez dentro de cien años. Esto incluye la suposición de que
Los chorros de agua ocurren homogéneamente en el área alemana de Bight. Si usa la parte superior
límite de la estimación de Koschmieder, que es dos trombas por cada 10.000 km 2 por
año, este tiempo de recurrencia se reduce a 50 años para un solo parque eólico.
Si bien esto todavía parece ser un intervalo largo, hay que tener en cuenta que el
El área total de parques eólicos off-shore aprobados o reales en German Bight es
ya 648 km 2 en 2010 (Fuente: Federal Federal Maritime and Hydroggraphic)
Agencia; Bundesamt für Seeschifffahrt und Hydrographie), lo que lleva a una recurrencia
intervalo de menos de ocho años para que un parque eólico sea golpeado por trombas en un
año dado, basado en la estimación de incidencia de Koschmieder de dos trombas por

Page 158
150 6 Física de parques eólicos

Fig. 6.9 Ejemplo para la dependencia de la estabilidad media del aire de la capa límite marina para
diferentes direcciones del viento de los datos de FINO1 para el año 2005. La línea completa da la media anual
parámetro de estabilidad h / L * (eje derecho), las líneas discontinuas dan la media anual menos y más
Una desviación estándar de este parámetro de estabilidad. La línea punteada da el número de 10 min.
datos por intervalo de dirección del viento de 10 grados (eje izquierdo)

año por 10,000 km 2 . Un informe reciente de la Asociación Europea de Energía Eólica.


(EWEA 2007 ) identificó que los parques eólicos marinos del Mar del Norte con un área de
Se necesitaban 17.900 km 2 para suministrar 180 GW, es decir, aproximadamente el 25% de la corriente de Europa.
Necesidades de electricidad. Un escenario para 2020 prevé la instalación de 40 GW, que
requeriría unos 3.980 km 2 de parques eólicos. Si este escenario se materializara,
habría que esperar una o más trombas dentro de un parque eólico marino
cualquier otro año.

6.6 Resumen de parques eólicos

La rugosidad de la superficie subyacente sobre la cual se erigen grandes parques eólicos.


Resulta ser un parámetro decisivo que rige la eficiencia de tales parques. Esta
sucede, porque la capacidad de la atmósfera para proporcionar impulso desde el
el flujo no perturbado de arriba depende de la intensidad de la turbulencia, que aumenta con
aumento de la rugosidad de la superficie. Por lo tanto, en parques eólicos marinos, este suministro es
mucho menos que en tierra, donde la intensidad de la turbulencia es mucho mayor. Por lo tanto, en
parques eólicos en alta mar, el espacio entre las turbinas en el parque debe ser mayor como

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 135/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
tierra adentro. Los espacios entre los parques eólicos marinos adyacentes también deben ser mayores.
Otro parámetro importante para la eficiencia de los parques eólicos es el
estabilidad térmica de la atmósfera, porque la intensidad de la turbulencia es mucho mayor

Page 159
6.6 Resumen de parques eólicos 151

para estratificación inestable que para estratificación estable. Sobre la estabilidad del océano
depende principalmente del tipo de advección térmica. Advección de aire frío sobre calentador
el agua generalmente conduce a capas límite estratificadas inestablemente y a la advección de aire caliente
sobre agua fría a capas límite establemente estratificadas. En el oeste, cinturones de viento del
las latitudes templadas, los regímenes de advección de aire frío y cálido están acoplados a diferentes
direcciones del viento que corresponden a las direcciones típicas del viento en el clima cálido y
sectores fríos de las depresiones móviles (ver la Fig. 6.9 para un ejemplo). Como media
las distancias de las turbinas y los espacios entre parques enteros pueden ser más pequeños para inestabilidad
estratificación que para la estratificación estable, puede ser aconsejable hacer al menos el
espacios entre parques marinos enteros dependientes de la dirección del viento que tienen espacios más grandes en
La dirección del flujo que está conectada a la advección de aire caliente.
El ejemplo de la figura 6.9 muestra una estratificación inestable para el noroeste y
vientos del norte y estratificación estable para vientos del sudoeste. En tal viento
régimen, podría ser aconsejable tener distancias más grandes entre las turbinas y
entre parques eólicos en dirección sur-oeste a nordeste, mientras que las distancias más cortas
son posibles tances en dirección noroeste a sureste. El marco inferior de
La figura 6.3 muestra que hay un factor de dos en la reducción de potencia entre h / L * = -0.3
y h / L * = 0.1, que son las estabilidades medias típicas en la figura 6.9. Por lo tanto, los
Análisis de la relación entre la estabilidad media de la capa límite y el viento.
la dirección debe analizarse durante el procedimiento de emplazamiento para parques eólicos marinos.
Este consejo no se aplica a los parques eólicos terrestres, porque aquí la atmósfera
la estabilidad depende principalmente de la nubosidad y la hora del día, pero no tanto del viento
dirección.

Referencias

Barthelmie, RJ, L. Folkerts, FT Ormel, P. Sanderhoff, PJ Eecen, O. Stobbe, NM Nielsen:


Turbina eólica offshore despierta medida por Sodar. J. Atmos. Oceanogr. Technol. 20 ,
466–477 (2003)
Barthelmie, R., Frandsen, ST, Rethore, PE, Jensen, L .: Análisis de los impactos atmosféricos en el
desarrollo de aerogeneradores en el parque eólico de Nysted. Proc. EUR. Conf. Eólica marina
2007, Berlín 4.-6.12.2007 (2007)
Barthelmie, R., Hansen OF, Enevoldsen K., Højstrup J., Frandsen S., Pryor S., Larsen SE,
Motta M. y Sanderhoff P .: Diez años de mediciones meteorológicas para la energía eólica marina
Granjas J. Sol. Ing. Energía 127, 170-176 (2005)
Barthelmie RJ, LE Jensen: Evaluación de la eficiencia del parque eólico y la estela de la turbina eólica en el
Parque eólico marino nysted. Wind Energy 13 , 573–586 (2010)
Barthelmie, RJ, S. Pryor, S. Frandsen, S. Larsen: modelado analítico de gran parque eólico
Racimos Cartel, Proc. EAWE 2004 Delft (2004). (http://www.risoe.dk/vea/storpark/
Documentos% 20 y% 20posters / delft_013.pdf )
Bossanyi, EA, Maclean C., Whittle GE, Dunn PD, Lipman NH, Musgrove PJ: The
Eficiencia de los grupos de turbinas eólicas. Proc. Tercer pasante. Symp. Sistemas de energía eólica,
Lyngby (DK), 26 y 29 de agosto de 1980, 401–416 (1980)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 136/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

160 de 1189.
152 6 Física de parques eólicos

Christiansen, MB, Hasager, CB: efectos de estela de grandes parques eólicos marinos identificados a partir de
satélite SAR. Movimiento rápido del ojo. Sens. Environ. 98, 251–268 (2005)
Crespo, A., Hernández, J., Frandsen, S .: Encuesta de métodos de modelado para las estelas de aerogeneradores
y parques eólicos. Energía eólica 2 , 1–24 (1999)
Dotzek, N., S. Emeis, C. Lefebvre, J. Gerpott: trombas marinas sobre el norte y el mar Báltico:
Observaciones y climatología, predicción e informes. Meteorol Z. 19 , 115-129 (2010)
Dotzek, N .: Una estimación actualizada de la ocurrencia de tornados en Europa. - Atmos Res. 67 - 68 , 153–161
(2003)
Elliot, DL, JC Barnard: observaciones de las turbinas de viento y efectos de rugosidad de la superficie
sobre la variabilidad del flujo del viento. Energía solar, 45 , 265–283 (1990)
Elliot, DL: Estado de la investigación de estela y pérdida de matriz. Informe PNL-SA – 19978, Noroeste del Pacífico
Laboratorio, septiembre de 1991, 17 pp. (1991) (disponible en: http://www.osti.gov/
energycitations / product.biblio.jsp? osti_id = 6211976 )
Emeis, S., S. Frandsen: reducción de la velocidad del viento horizontal en una capa límite con
Obstáculos Obligado.-Lay. Meteorol 64 , 297-305 (1993)
Emeis, S .: Un modelo analítico simple de parque eólico que considera la estabilidad atmosférica. Energía eólica
13 , 459–469 (2010a)
EWEA (Eds.): Entrega de energía eólica marina en Europa. - Informe, energía eólica europea
Association, Bruselas, 32 pp. (2007) [Disponible en www.ewea.org/fileadmin/ewea_documents/
imágenes / publicaciones / offshore_report / ewea-offshore_report.pdf ]
Frandsen, S., Jørgensen, HE, Barthelmie, R., Rathmann, O., Badger, J., Hansen, K., Ott, S.,
Rethore, PE, Larsen, SE, Jensen, LE: la creación de un parque eólico de segunda generación
modelo de eficiencia complejo. Wind Energy 12 , 431–444 (2009)
Frandsen, S .: Sobre la reducción de la velocidad del viento en el centro del gran grupo de turbinas eólicas.
J. Wind Eng. Ind. Aerodyn. 39 , 251–265 (1992)
Frandsen, S .: La turbulencia y la turbulencia generaron carga estructural en grupos de turbinas eólicas.
Risø-R-1188 (EN), 130 pp. (2007)
Frandsen, ST, Barthelmie, RJ, Pryor, SC, Rathmann, O., Larsen, S., Højstrup, J., Thøgersen,
M .: Modelización analítica del déficit de velocidad del viento en grandes parques eólicos marinos. Energía eólica 9 ,
39-53 (2006)
Jensen, NO: Una nota sobre la interacción del generador eólico. Risø-M-2411, Risø Natl. Lab., Roskilde
(DK), 16 pp. (1983) (Disponible en http://www.risoe.dk/rispubl/VEA/veapdf/ris-m-2411.pdf
Jiménez, A., A. Crespo, E. Migoya, J. García: Avances en la simulación de vientos grandes
turbina de estela. J. Phys. Conf. Ser., 75 , 012041. DOI: 10.1088 / 1742-6596 / 75/1/012041(2007)
Koschmieder, H .: Über Böen und Tromben (Sobre vientos en línea recta y tornados). Morir
Naturwiss 34 , 203–211, 235–238 (1946) [En alemán]
Lissaman, PBS: Eficiencia energética de conjuntos arbitrarios de turbinas eólicas. Documento AIAA 79-0114
(1979)
Magnusson, M .: Comportamiento cercano a la estela de las turbinas eólicas. J. Wind Eng. Ind. Aerodyn. 80 , 147-167
(1999)
Manwell, JF, JG McGowan, AL Rogers: Explicación de la energía eólica: teoría, diseño y
Solicitud. 2da edicion. John Wiley & Sons, Chichester. 689 pp. (2010)
Newman, BG: El espaciamiento de las turbinas eólicas en grandes matrices. J. Conversión de energía 16 , 169-171
(1977)
Quarton, DC: Caracterización de la turbulencia de estela de turbinas eólicas y sus implicaciones en el viento
espaciamiento de la granja. Informe final ETSU WN 5096, Departamento de Energía del Reino Unido. Garrad-Hassan
Contrato (1989)
Smith, RB: Efectos de las ondas de gravedad en la eficiencia del parque eólico. Wind Energy, 13 , 449–458 (2010).
Steinfeld, G., Tambke, J., Peinke, J., Heinemann, D .: Aplicación de una simulación de gran remolino
modelo para el análisis de las condiciones de flujo en parques eólicos marinos. Geophys Res. Abstr. 12 ,
EGU2010-8320 (2010)
Thom, HCS: Probabilidades de tornado. - Lun. Wea. Rev. 91 , 730–736 (1963)

Page 161
Referencias 153

Troen, I., EL Petersen: European Wind Atlas. Laboratorio Nacional de Risø, Roskilde, Dinamarca.
656 pp. (1989)
Troldborg, N., JN Sørensen, R. Mikkelsen: simulaciones numéricas de las características de estela de un

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 137/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
turbina eólica en entrada uniforme. Energía eólica 13 , 86–99 (2010)
Vermeer, LJ, JN Sørensen, A. Crespo: aerodinámica de estela de aerogeneradores. Progr. Aerospace Sci.
39 , 467-510 (2003)
Wussow, S., L. Sitzki, T. Hahm: simulaciones en 3D de la estela turbulenta detrás de una turbina eólica.
J. Phys. Conf. Ser., 75 , 012033, DOI: 10.1088 / 1742-6596 / 75/1/012033 (2007)

Page 162

Capítulo 7
panorama

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 138/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Este capítulo no está diseñado para resumir los puntos principales de los anteriores.
capítulos Esto ya se ha hecho en los subcapítulos finales de cada uno de los
Chaps 3- 6. En su lugar, trataremos de analizar brevemente los posibles desarrollos futuros y
Algunas limitaciones para el uso del material en este libro. Esto concierne técnico
aspectos, así como métodos de evaluación de las condiciones meteorológicas y posibles
Impactos climáticos de la conversión de energía eólica a gran escala.

7.1 Tamaño de las turbinas eólicas

La evolución de las turbinas eólicas abordadas en la introducción aún no ha llegado a un


detener. Se están diseñando y construyendo turbinas cada vez más grandes (Thresheret al. 2007)
Las turbinas están aumentando tanto en la altura del cubo como en el diámetro del rotor. El primero
implica nuevos conceptos para torres de turbinas, esta última depende de manera crítica de la disponibilidad
capacidad de cuchillas adecuadas (Grujicic et al. 2010) Este desarrollo es fomentado por dos
aspectos. Un problema es que el despliegue de turbinas eólicas en alta mar es muy costoso
y complicado La base de los mástiles de la turbina en el fondo del mar (ver, por ejemplo,
Wichtmann y col. 2009) y el transporte en grandes buques sigue siendo una tarea difícil
que no se han resuelto finalmente hasta ahora (Bretton y Moe 2009 ). Para limitar
costos de implementación, menos turbinas, pero más grandes, se erigen en alta mar. El otro problema es
que las turbinas se están erigiendo cada vez más en climas de viento menos favorables,
porque los mejores y más ventosos sitios cerca de la costa ya están en uso y porque el viento
También se necesita energía en centros urbanos e industriales alejados de las costas. En
Para obtener la misma cosecha de las turbinas que en las zonas ventosas costeras, deben
tener alturas de cubo más grandes para alcanzar niveles atmosféricos con suficiente velocidad del viento para un
operación económicamente significativa. Ambos desarrollos conducen a un aumento
importancia de la especificación exacta de las condiciones meteorológicas descritas en
Esta publicación para la ubicación y operación de estas turbinas. Casi todas las turbinas nuevas funcionarán
operar en la capa Ekman de la capa límite atmosférica. Por ejemplo,

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 155


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8_7, © Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2013

Page 163
156 7 perspectivas

La influencia de los chorros nocturnos de bajo nivel en la producción de energía de las turbinas eólicas.
crecerá más allá de lo que se experimenta hoy.

7.2 Tamaño de los parques eólicos marinos

La creciente demanda de energía de la humanidad junto con los recursos limitados de


combustibles fósiles, la disminución de la disponibilidad de sitios en tierra adecuados para la energía eólica
conversión y la necesidad de agrupar las líneas de transporte de energía del viento
Los parques a la orilla fomentarán continuamente la planificación y la construcción de grandes
parques eólicos marinos. El Reino Unido y Alemania ya han presentado
iniciativas para erigir grandes parques marinos. Muchos otros países, especialmente aquellos
seguirán las costas oceánicas en latitud templada. Cuanto más grande es este viento
los parques se vuelven, cuanto más simples son las estimaciones analíticas presentadas en el Cap. 6 de
Esta publicación será relevante. Esto se debe a que las condiciones en muy grandes
los parques eólicos están mucho más cerca de las suposiciones hechas para estos análisis
estimaciones que en los parques existentes actualmente.

7.3 Otras técnicas de conversión de energía eólica


https://translate.googleusercontent.com/translate_f 139/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Los fundamentos meteorológicos reunidos en esta publicación son relevantes para todos
aplicaciones de capa límite que dependen de la energía cinética contenida en el
vientos Las leyes y distribuciones de viento y turbulencia presentadas influyen en la clasificación
turbinas eólicas (independientemente de si tienen un rotor horizontal o vertical
eje), así como veleros clásicos o nuevos y nuevos barcos desgarrados por cometas. Sin embargo,
las aplicaciones que dependen de cometas que se elevan varios kilómetros alrededor de la superficie son
más allá del alcance de esta publicación. Climatologías existentes de vientos superiores.
por encima de la capa límite atmosférica debe investigarse para la planificación y
operación de estas últimas instalaciones. Estos vientos superiores se describen principalmente
por las leyes para vientos geostróficos, gradientes y térmicos dados en las Sectas. 2.3 y 2.4.

7.4 Nuevas herramientas de medición y modelado


evaluar las condiciones del viento

Técnicas de medición de parámetros atmosféricos a la altura del cubo y sobre el área.


barrido por otro cambio de polvo en el futuro. Las alturas crecientes y las alturas superiores
de los rotores de la turbina hacen cada vez más imposible realizar mediciones in situ
Ments de mástiles especialmente erigidos para este propósito. Teledetección en tierra
sustituirá las medidas del mástil en el futuro previsible. Emeis ( 2010b , 2011 )

Page 164
7.4 Nuevas herramientas de medición y modelado para evaluar las condiciones del viento 157

da una visión general de las habilidades actuales para sondear la capa límite atmosférica mediante
teledetección desde tierra. El proceso de sustitución de in situ a teledetección
las mediciones deben ir acompañadas de investigaciones científicas que comparen
datos de viento y turbulencia obtenidos de mástiles y técnicas de teledetección. Tal
Las investigaciones están actualmente en curso y tienen que conducir a estándares reescritos para
procedimientos de medición. Técnicas más probables y ópticas tales como los indicadores de viento serán
las herramientas de medición para el futuro (ver, por ejemplo, Trujillo et al. 2011 ).
Las habilidades de los modelos numéricos también deben mejorarse. Analítico simple
modelos como los presentados en esta publicación (véase, por ejemplo, la Sección 4.2) y existente
los modelos de campo eólico de mesoescala ya no serán suficientes para grandes turbinas en muy
terreno complejo y para turbinas en parques eólicos más pequeños. Se está trabajando para diseñar
modelos más sofisticados que tienen una resolución espacial más alta, tanto en el horizonte
zontal y en vertical cerca del suelo. Este trabajo incluye el desarrollo de
Modelos de simulación de remolinos grandes (LES) adecuados para parques eólicos marinos (Cañadillas y
Neumann 2010 ; Steinfeld y col. 2010 ) y para parques eólicos más pequeños y terrenos complejos.

7.5 Recursos eólicos y cambio climático

Las turbinas eólicas y los parques eólicos generalmente se planifican durante varias décadas de funcionamiento.
ción Por lo tanto, las estimaciones sobre cambios futuros en los recursos eólicos en regiones seleccionadas
puede influir en las perspectivas económicas de estas instalaciones. Evaluación del sitio,
especialmente para regiones con recursos eólicos marginales, debe tener en cuenta
futuros escenarios eólicos a partir de modelos climáticos globales y regionales.
En primer lugar, se espera que el calentamiento global debilite en general los cinturones de viento del oeste
en todo el mundo, porque el calentamiento en las regiones polares será más fuerte que en
los trópicos Esta tendencia de calentamiento diferencial disminuirá el meridional global
gradiente de temperatura entre las latitudes más bajas y más altas, que había sido
identificado como el principal impulsor de los vientos del oeste globales en Sect. 2.1. Debido a no
linealidades en el sistema atmosférico, esta relación no es directa y necesita

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 140/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
investigaciones específicas (ver, por ejemplo, Geng y Sugi 2003) Además, los débiles
El gradiente de temperatura entrante también podría ir acompañado de un desplazamiento hacia el polo de la
zonas climáticas y huellas de tormenta en la Tierra (Yin 2005) Estos dos efectos pueden ser
derivado de simulaciones con modelos climáticos globales.
Además del impacto general en los gradientes de temperatura meridional global,
El cambio climático también puede conducir a cambios en la circulación atmosférica regional. Estas
los cambios pueden alterar los patrones climáticos regionales, como las huellas de tormentas regionales y
direcciones principales del viento que pueden conducir a variaciones considerables en el clima del viento
de un sitio seleccionado. La evaluación de tales posibles cambios en la circulación regional
debe hacerse a partir de simulaciones de modelos climáticos regionales. Modelos climáticos regionales
tienen una resolución espacial mucho mayor que los modelos climáticos globales. Modelos regionales
se ejecutan para regiones limitadas tomando la salida de modelos climáticos globales como
condiciones de borde. Muchos de estos estudios regionales se han realizado. Para
estudio relacionado con la energía eólica, ver, por ejemplo, Nolan et al. (2011 ).

Page 165
158 7 perspectivas

7.6 Repercusiones de la extracción de energía eólica a gran escala


sobre el clima y el clima

La explotación a gran escala de la energía eólica probablemente tendrá impactos en la región.


vientos Los grandes parques eólicos aumentan la rugosidad de la superficie y la resistencia de arrastre y
así cambiar los presupuestos de impulso local y regional. Esta interacción ha sido
se muestra en el cap. 6 6. Más desafiante es la investigación de los efectos globales. Si el
la energía extraída se acerca al nivel de la energía eólica totalmente disponible (ver
Sectas 1.4 y 1.5 arriba), definitivamente tendrá un impacto en el clima global al
cambiando el impulso y los presupuestos energéticos. Por lo tanto, generación de renovables
la energía del viento a este nivel requiere una evaluación del impacto en el
clima global antes de que se instale una cantidad tan grande de energía eólica. Tal
la evaluación debe hacerse con modelos complejos del sistema de la Tierra que sean capaces de
simular las interacciones no lineales entre los diferentes compartimentos en el
Sistema terrestre, es decir, la atmósfera, la biosfera, la hidrosfera, los océanos y
el hielo.
Wang y Prinn hicieron un primer paso para abordar este problema (2010 ). Ellos
han realizado simulaciones con el Modelo de clima comunitario versión 3 del
Centro Nacional de Investigación Atmosférica de EE. UU. Con un océano de capa mixta (Kiehl
et al. 1998) para evaluar el impacto de las turbinas eólicas en tierra que producen el 10% de la
demanda global en 2010 (4.5 TW o aproximadamente 140 EJ / año). Encuentran calentamiento superficial
superior a 1 ° C sobre las instalaciones de energía eólica en tierra debido a un menor enfriamiento
bajando velocidades de viento más bajas dentro de los grandes parques eólicos. Calentamiento significativo y
enfriamiento remoto de las instalaciones y alteraciones de las distribuciones globales de
También se producen precipitaciones y nubes. Los impactos climáticos se volvieron insignificantes cuando el
la producción cayó por debajo de 1 TW.
En un segundo estudio, Wang y Prinn (2011 ) investigó el efecto de offshore
turbinas eólicas al aumentar el coeficiente de arrastre de la superficie del océano. Esta vez usaron
El modelo atmosférico comunitario versión 3 (CAM3) del clima comunitario
Modelo de sistema (CCSM), desarrollado por el Centro Nacional de Estados Unidos para la Atmósfera
Investigación (NCAR) (Collins et al. 2006) Simularon el impacto de instalar un
Número suficiente de aerogeneradores en aguas costeras con profundidades inferiores a 600 m.
en todo el mundo que potencialmente podría suministrar hasta el 25% del mundo previsto de 2100
Necesidades energéticas (45 TW). En contraste con los resultados de instalación en tierra anteriores (Wang y
Prinn (2010 ), se encuentra que las instalaciones de turbinas eólicas en alta mar causan una superficie
enfriamiento sobre las regiones costa afuera instaladas. Este enfriamiento se debe principalmente a la
flujo de calor latente mejorado desde la superficie del mar hasta la atmósfera inferior, impulsado por un
aumento de la mezcla turbulenta causada por las turbinas eólicas que no fue del todo
compensado por la reducción concurrente de la energía cinética eólica media. Wang y Prinn
( 2011) encontraron que la perturbación del despliegue a gran escala de la energía eólica marina
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 141/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Las turbinas para el clima global son relativamente pequeñas en comparación con el caso de la tierra.
instalaciones basadas como se muestra en Wang y Prinn ( 2010)
Un impacto más severo de la generación de energía eólica a gran escala en el orden de
10 TW es que una extracción tan grande de energía cinética degenera la eficiencia al

Page 166
7.6 Repercusiones de la extracción de energía eólica a gran escala en el clima y el clima 159

que la atmósfera convierte la energía solar entrante en energía cinética (Miller


et al. 2011) Por lo tanto, otras formas de energías renovables deben considerarse
bien para el futuro suministro de energía de la humanidad.

Referencias

Bretton, S.-P., G. Moe: Estado, planes y tecnologías para turbinas eólicas en alta mar en Europa y
Norteamérica. Renovar. Ener 34 , 646-654 (2009)
Cañadillas, B., T. Neumann: Comparación entre el modelado de LES y la observación experimental
iones bajo condiciones offshore. DEWI Mag. 36 , 48-52 (2010)
Collins, WD et al .: El modelo de sistema climático comunitario versión 3 (CCSM3) J. Clim. 19 ,
2122–2143 (2006)
Emeis, S .: Métodos de medición en ciencias atmosféricas. In situ y remoto. Serie:
Cuantificación del medio ambiente vol. 1. Borntraeger Stuttgart. XIV + 257 pp. (2010b)
Emeis, S .: Teledetección basada en superficie de la capa límite atmosférica. Serie:
Biblioteca de Ciencias Atmosféricas y Oceanográficas, vol. 40. Springer Heidelberg, etc., X + 174
pp. (2011)
Geng, Q., M. Sugi: Posible cambio de actividad de ciclón extratropical debido a la mejora
Gases de efecto invernadero y aerosoles de sulfato: estudio con un AGCM de alta resolución. J. clima,
16 , 2262–2274 (2003)
Grujicic, M, G. Arakere, B. Pandurangan, V. Sellappan, A. Vallejo, M. Ozen: Multidisciplinario
Optimización de diseño para compuesto de matriz de epoxi de fibra de vidrio de 5 MW de eje horizontal Wind-
Cuchillas de turbina. J. Mat. Ing. Realizar. 19 , 1116–1127 (2010)
Kiehl, JT, JJ Hack, GB Bonan, BA Boville, DL Williams, PJ Rasch: El Centro Nacional
para el Modelo de clima comunitario de investigación atmosférica: CCM3. J. Clima, 11 , 1131–1149
(1998)
Miller, LM, F. Gans, A. Kleidon: Estimando la energía eólica máxima de la superficie terrestre global
extractabilidad y consecuencias climáticas asociadas. Syst tierra Dynam. 2 , 1–12 (2011)
Nolan, P., P. Lynch, R. McGrath, T. Semmler, S. Wang: Simulando el cambio climático y sus efectos
sobre el recurso eólico de Irlanda. Energía eólica, publ. en línea el 1 de septiembre de 2011,
DOI: 10.1002 / we.489 (2011)
Steinfeld, G., Tambke, J., Peinke, J., Heinemann, D .: Aplicación de una simulación de gran remolino
modelo para el análisis de las condiciones de flujo en parques eólicos marinos. Geophys Res. Abstr. 12 ,
EGU2010-8320 (2010)
Thresher, R., M. Robinson, P. Veers: para capturar el viento. Poder y Energía Mag. IEEE, 5, 34–
46 (2007)
Trujillo, J.-J., F. Bingöl, GC Larsen, J. Mann, M. Kühn: detección de luz y rango
mediciones de dinámica de estela. Parte II: escaneo bidimensional. Energía eólica, 14 , 61–75
(2011)
Wang, C., RG Prinn: Impactos climáticos potenciales y confiabilidad de parques eólicos a gran escala.
Atmos Chem Phys. 10 , 2053-2061 (2010)
Wang, C., RG Prinn: Impactos climáticos potenciales y confiabilidad de la energía eólica marina a gran escala
granjas Reinar. Res. Letón. 6 , 025101 (6pp) doi: 10.1088 / 1748-9326 / 6/2/025101 (2011)
Wichtmann, T., A. Niemunis, T. Triantafyllidis: Validación y calibración de un ciclo alto
modelo de acumulación basado en pruebas triaxiales cíclicas en ocho arenas. Suelos encontrados., 49 , 711–728
(2009)
Yin, JH: Un desplazamiento hacia los polos consistente de las trayectorias de las tormentas en las simulaciones de 21 st clima del siglo.
Geophys Res. Letón. 32 , L18701, doi: 10.1029 / 2005GL023684 (2005)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 142/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 167

Apéndice A
Herramientas estadísticas

Este apéndice presenta algunos términos estadísticos, distribuciones y técnicas.


que se usan en todo el libro.

A.1 Análisis de series temporales

La energía cinética advectada de una corriente de aire es proporcional a la tercera potencia de


la velocidad del viento, ver ec. (1.1 ) La velocidad media del viento climatológica no es suficiente.
evaluar la energía eólica disponible en un sitio determinado, porque las turbinas eólicas pueden
adaptarse a la velocidad real del viento en segundos. Adicionalmente, cargas y vibraciones.
en estructuras como las turbinas eólicas dependen decisivamente de las partes de alta frecuencia
del espectro del viento. Por lo tanto, es importante caracterizar las estructuras espaciales.
y fluctuaciones temporales de la velocidad del viento también. Esto se puede hacer comp
poner la distribución de la velocidad del viento en un sitio a partir de series de tiempo suficientemente largas. Hora
las series tienen que verificarse para determinar su homogeneidad antes de calcular los parámetros estadísticos
como los que figuran en la Tabla A.1 . Algunas veces los instrumentos han sido reemplazados por
los más nuevos en un sitio de medición dado o incluso el sitio de medición ha sido
movido a una nueva posición.
En aras de la simplicidad y la practicidad, las distribuciones de datos a menudo son
aproximado por funciones matemáticas que dependen de un número muy bajo de
parámetros La Tabla A.1 ofrece una visión general de los parámetros estadísticos utilizados con frecuencia.
caracterizando el viento.
Con frecuencia, el viento se mide en un punto y las fluctuaciones se determinan en
El dominio del tiempo. Para intervalos cortos de tiempo, la "hipótesis de turbulencia congelada" (también
llamada hipótesis de Taylor) a menudo se usa. Esta hipótesis implica que la turbulencia
los elementos se mueven con el viento medio y no alteran su forma durante tan corto
períodos. La hipótesis de turbulencia congelada permite una conversión entre el tiempo
y dominio espacial para estos cortos períodos de tiempo.

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 161


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8, © Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2013

Page 168
162 Apéndice A: Herramientas estadísticas

Tabla A.1 Parámetros estadísticos que caracterizan el viento


Parámetro Descripción
Velocidad media del viento Indica el potencial eólico general en un sitio determinado, el viento esperado
velocidad para un intervalo de tiempo dado (primer momento central)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 143/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Fluctuación de la velocidad del viento Desviación de la velocidad del viento momentánea de la velocidad media del viento para
un intervalo de tiempo dado
Incremento de velocidad del viento
Cambio de la velocidad del viento durante un período de tiempo determinado
Diferencia Indica la amplitud media de las fluctuaciones temporales o espaciales del viento,
fluctuación esperada en un intervalo de tiempo dado (segunda central
momento)
Desviación Estándar Indica la amplitud media de las fluctuaciones temporales o espaciales del viento.
(raíz cuadrada de la varianza)
Intensidad de turbulencia Desviación estándar normalizada por la velocidad media del viento
Ráfaga de viento Velocidad máxima del viento en un intervalo de tiempo dado
Factor de ráfaga Velocidad del viento de ráfaga dividida por la velocidad media del viento en este intervalo de tiempo
Oblicuidad Indica la asimetría de una distribución de la velocidad del viento alrededor de la media.
valor (tercer momento central)
Kurtosis (planitud) Indica el ancho de la distribución de la velocidad del viento alrededor de la media
valor (cuarto momento central)
Exceso de curtosis Curtosis menos 3
Espectro de frecuencia Indica las frecuencias a las cuales ocurren las fluctuaciones
Autocorrelación Indica la escala espacial bruta de las fluctuaciones de la velocidad del viento, Fourier
transformada del espectro
Función de estructura Indica la amplitud de las fluctuaciones de la velocidad del viento, calculadas a partir de
incrementos de velocidad del viento
Escala de longitud turbulenta Indica el tamaño de los grandes remolinos que contienen energía en un turbulento
fluir
Escala de tiempo turbulento Indica el tiempo dentro del cual las fluctuaciones del viento en un punto son
correlacionado
Densidad de probabilidad Indica la probabilidad con la que ocurre un cierto viento
función (pdf) se puede esperar velocidad o fluctuación de la velocidad del viento

La serie temporal de la verdadera velocidad del viento u (t) en un lugar determinado puede ser
descompuesto en una velocidad media del viento y una fluctuación alrededor de esta media (un punto
Estadísticas):

uðtÞ ¼ uðt, TÞ þ u 0 ðt, TÞ ðA.1Þ

Aquí, la barra superior indica un promedio temporal durante un período de tiempo, T y el


prima una desviación de este promedio. El período promedio más utilizado es
10 minutos. La media sobre las fluctuaciones es cero por definición:

u 0 ðt, TÞ ¼ 0 ðA.2Þ

La varianza de la serie temporal u (t) se define como:

r2 ðA.3Þ
u ðt, TÞ ¼ u 02 ðt, TÞ
y la desviación estándar viene dada por la raíz cuadrada de la varianza:

Page 169
Apéndice A: Herramientas estadísticas 163

Fig. A.1 Variaciones medidas a 80 m de altura en FINO1 el 17 de noviembre de 2005 de 20 a 21 h


hora local (izquierda) y a 3,5 m de altura en Graswang (Alta Baviera, Alemania) el 25 de junio de 2010
de 12 a 13 h hora local (derecha). La línea completa muestra la varianza según el período promedio,
la línea punteada muestra la varianza de los valores medios y la línea discontinua da la varianza total
siguiendo a Kaimal et al. ( 1989 )
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 144/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

q ffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
r u ðt, TÞ ¼ u 02 ðt, TÞ ðA.4Þ

Tenga en cuenta que la varianza y la desviación estándar dependen de la longitud del


período promedio T también. Siguiendo a Kaimal et al. ( 1989), la varianza aumenta
con el aumento de la duración del período promedio. Para mostrar esto, suponga que un
El período de medición puede subdividirse en varios subperíodos. La media sobre el
todo el período se indicará entre paréntesis angulares y la desviación de esta media
por una doble prima. Una prima triple denota la desviación de un promedio sobre el
período individual del promedio durante todo el período. Entonces la varianza de la
las desviaciones del promedio durante todo el período es la media de las variaciones de
los subperíodos individuales más la varianza de los valores medios individuales del
subperíodos:
Delaware
u 002 ¼ u 02 000 u 0002 ðA.5Þ

La Figura A.1 da dos ejemplos de mediciones de viento de 10 Hz con un sonido


anemómetro a 80 m en el mástil FINO1 en la ensenada alemana (izquierda) y en una zona rural
Sitio de TERENO en Graswang (Alta Baviera, Alemania) a 3.5 m de altura, que tanto
Probar la relación de Kaimal.
El análisis del aumento de la varianza con períodos promedios crecientes
se puede usar para verificar si el período promedio elegido es apropiado para el
análisis de los datos. El ejemplo dado en el lado derecho de la Fig. A.1 indica que
en este caso, un período promedio de 1,800 s (30 min) ya es suficiente para
determinar la varianza El ejemplo en el lado izquierdo de la Fig. A.1 da pistas
que incluso un período promedio de 3.600 s (1 h) podría no ser suficiente, porque el
La varianza sigue aumentando. Si la información de la velocidad media del viento está disponible,
el período del aumento más fuerte se puede convertir en el tamaño de la mayoría
remolinos que contienen energía en el flujo turbulento. En la muestra de datos que se muestra en el

170 de 1189.
164 Apéndice A: Herramientas estadísticas

Fig. A.2 Intensidades de turbulencia medidas a 80 m de altura en FINO1 el 17 de noviembre de 2005 a partir de
20 a 21 h hora local (izquierda) y a 3,5 m de altura en Graswang (Alta Baviera, Alemania) en junio
25 de 2010 de 12 a 13 h hora local (derecha). La línea completa muestra la intensidad de la turbulencia según el
período promedio, la línea de puntos muestra la desviación estándar de los valores medios normalizados con
la velocidad media del viento y la línea discontinua dan la intensidad de turbulencia total (calculada a partir del total
varianza en la figura A.1 )

figura izquierda en la Fig. A.1 la velocidad media del viento fue de 5.2 m / s (velocidades medias del viento
disminución de aproximadamente 11–4 m / s en los primeros 15 min del intervalo de tiempo evaluado y
luego osciló alrededor de 5,5 m / s durante el resto del período), para la figura de la derecha
fue de 2.5 m / s.
La amplitud de las fluctuaciones del viento suele ser proporcional al viento medio.
velocidad. Por lo tanto, la variación de la velocidad del viento depende de la velocidad media del viento en este
período. Para deshacerse de esta influencia dominante de la velocidad del viento, la variación
se puede normalizar con el cuadrado de la velocidad media del viento. Normalización de la
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 145/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
La desviación estándar con la velocidad media del viento conduce a la formación de una frecuencia
variable utilizada: la intensidad de la turbulencia. La intensidad de la turbulencia viene dada por:
q ffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
u 02 ðt, TÞ
Yo u ðt, TÞ ¼ ðA.6Þ
uðt, TÞ

La figura A.2 muestra la intensidad de la turbulencia para los dos casos presentados en la figura A.1.
Ambas situaciones se registraron durante la estratificación térmica inestable. En noviembre
El 17 de 2005, el aire frío del Norte fue advendido sobre las aguas todavía bastante cálidas en
la ensenada alemana y el 25 de junio de 2010 el aire frío estuvo presente en la Alta Baviera con
El sol en un cielo despejado calienta considerablemente la superficie. Por lo tanto, turbulencia
Las intensidades son superiores a la media para las superficies marinas y terrestres.
Si la velocidad del viento se mide con anemómetros sónicos en lugar de con copa
anemómetros, los tres componentes fluctuantes de la velocidad del viento están disponibles para
análisis de los datos. Usualmente, entonces u 0 denota la componente longitudinal del viento horizontal
paralela a la dirección media del viento, v 0 denota el viento horizontal transversal
componente perpendicular a la dirección media del viento, y w 0 el viento vertical
componente. En este caso, las variaciones, desviaciones estándar y turbulencias.
Las intensidades se pueden calcular por separado para estos tres componentes. los
Se realiza la normalización de los tres componentes que conducen a intensidades de turbulencia
con la velocidad media del viento horizontal. La variable

Página 171
Apéndice A: Herramientas estadísticas 165

q UNA UNA
tke ¼ u 02 þ v 02 þ w 02 ðA.7Þ
2

se llama energía cinética turbulenta y es una variable pronóstica en muchos números


modelos de simulación de flujo.
Si los valores de la velocidad del viento se distribuyeron totalmente al azar, entonces la probabilidad
función de densidad f (u, T) de una serie temporal estacionaria u (t) para un período de promedio dado
T seguiría una distribución normal o distribución gaussiana, que es completamente
determinado por el valor medio y la desviación estándar:
00 !2 1
1 @ @1 u 0 À uðTÞ UNA
fðu, TÞ ¼ pagffiffiffiffiffiffi
exp À ðA.8Þ
rðTÞ 2p 2 rðTÞ

Los momentos de orden superior se pueden usar para verificar si una serie de tiempo es normalmente
distribuido o no. Los siguientes dos momentos superiores son asimetría:

u 03 ðt, TÞ
sesgar u ðt, TÞ ¼ ðA.9Þ
r3
u ðt, TÞ
y planitud o curtosis:

u 04 ðt, TÞ
Fl u ðt, TÞ ¼ ðA.10Þ
r4
u ðt, TÞ
Este último a menudo se calcula como exceso de curtosis para resaltar el
desviación de los valores normalmente distribuidos que tienen una planeidad de 3:

u 04 ðt, TÞ
kur u ðt, TÞ ¼ À3 ðA.11Þ
r4
u ðt, TÞ
Para una distribución normal, la asimetría es cero porque esta distribución es
simétrico. Por lo tanto, la asimetría es una medida de la asimetría de una distribución.
Del mismo modo, el exceso de curtosis de la distribución normal es cero, porque su planitud
es 3. Las distribuciones con un exceso negativo de curtosis tienen un pico central alto y bajo

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 146/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
colas mientras que las distribuciones con un exceso positivo de curtosis tienen un pico más bajo y
Colas más altas.
Las distribuciones medias de la velocidad del viento de 10 minutos generalmente tienen un sesgo positivo, es decir,
Tienen una larga cola derecha. Esto significa que grandes desviaciones positivas de la media
la velocidad del viento es más frecuente que las desviaciones negativas de la misma magnitud.
Esto se debe a que los valores de velocidad del viento están acotados unilateralmente. Velocidades de viento negativas
No son posibles. Por lo tanto, no se pueden distribuir normalmente y deben ser
descrito por otras distribuciones más adecuadas que la distribución gaussiana, por ejemplo,
la distribución de Weibull de dos parámetros (consulte la Sección A.2 a continuación).
Las ocurrencias de las fluctuaciones de la velocidad del viento se desvían aún más de Gauss
Estadísticas. Aunque la distribución de fluctuaciones es más o menos simétrica
Alrededor de la velocidad media del viento, los análisis han demostrado que una mayor velocidad del viento

Page 172
166 Apéndice A: Herramientas estadísticas

los incrementos (p. ej., cambios de velocidad del viento en intervalos de 1 o 3 s) son mucho más frecuentes
de lo que cabría esperar de las estadísticas gaussianas (véase, por ejemplo, Böttcher et al. 2007)
Morales y col. (2010 ) muestran que solo losvaloresu 0 de intervalos únicos de 10 minutos que
se han detenido, muestran una distribución cercana a una distribución normal (exceso
curtosis ligeramente inferior a cero). u 0 valores de series de tiempo más largas en muchos
Los intervalos de 10 min exhiben un exceso de curtosis del orden de 3.3, es decir, grandes desviaciones
de la media son mucho más frecuentes de lo que cabría esperar de un normal
distribución. Solo normalizando las desviaciones de la velocidad del viento u 0 por el correspondiente
la desviación estándar del intervalo de 10 minutos respectivo produce un normal
distribución. Motivado por la no estacionariedad de los vientos atmosféricos Böttcher
et al. (2007 ) sugieren comprender las distribuciones intermitentes para pequeña escala
fluctuaciones del viento como superposición de diferentes subconjuntos de turbulencia isotrópica.
Por lo tanto, es necesario un enfoque estadístico diferente. A menudo, la fluctuación del viento y
las estadísticas de ráfagas se describen mediante una distribución de Gumbel (Gumbel 1958) que tiene
demostrado ser especialmente adecuado para estadísticas de valor extremo (ver la Sección A.3 a continuación).
Las fluctuaciones de la velocidad del viento paralelas a la dirección media del viento (longitudinal
componente) u 0 , normal a la dirección media del viento (componente transversal) v 0 y
la componente vertical w 0 no son independientes entre sí, es decir, no tienen
Productos de correlación cero. El más importante de estos productos es:

ZT
1
u0w0¼ u 0 ðtÞw 0 ðtÞdt ðA.12Þ
T
00

Este producto suele ser negativo, porque la velocidad media del viento aumenta con
Altura y fluctuaciones negativas (hacia abajo) del componente de velocidad vertical
reducir las fluctuaciones longitudinales positivas (más altas) del viento desde las capas superiores
mientras que las fluctuaciones positivas (hacia arriba) de la velocidad vertical están conectadas con
Fluctuaciones longitudinales negativas (inferiores) del viento desde las capas inferiores. La raíz cuadrada
del valor negativo de este producto de correlación generalmente se llama velocidad de fricción
que a menudo sirve como una escala de velocidad adecuada en el (mecánicamente) turbulento
capa límite atmosférica:
pagffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffiffi
uü Àu 0 w 0 ðA.13Þ

Es una medida de qué tan rápido el impulso horizontal es transportado hacia abajo por
movimientos turbulentos en la capa límite atmosférica.
A menudo, las estadísticas de un punto no son suficientes para describir las características de
turbulencia atmosférica Por lo tanto, el siguiente paso es mirar las estadísticas de dos puntos.
Un ejemplo simple para una estadística de dos puntos en el dominio del tiempo es el
función de autocorrelación:

1
R u 0 u 0 ðsÞ ¼ u 0 ðt þ sÞu 0 ðtÞ ðA.14Þ
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 147/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
r 2u 0

Page 173
Apéndice A: Herramientas estadísticas 167

donde s es el lapso de tiempo entre las series de tiempo correlacionadas. Ver Fig. A.6 para un
ejemplo. La función de autocorrelación R (s) es a través de una transformación de Fourier relacionada
a la densidad espectral de la serie temporal (Morales et al. 2010) y el poder
espectro S (f).

Z1
1
SðfÞ ¼ RðsÞe Àif s ds ðA.15Þ
2p
À1

Se pueden hacer estadísticas más generales de dos puntos analizando las distribuciones de
incrementos de velocidad del viento du:

duðt, sÞ ¼ uðt þ sÞ À uðtÞ ðA.16Þ

Los momentos de estos incrementos son las funciones de estructura Sf:

Sf n ðsÞ ¼ duðt, sÞ n ðA.17Þ

Las funciones de densidad de probabilidad de incremento de las series temporales de velocidad del viento son siempre
no gaussiano (Morales et al. 2010)

A.2 Espectro de velocidad media del viento y distribución de Weibull

El espectro de velocidad del viento muestra un mínimo en el rango de aproximadamente 1 ho


* 0.0003 Hz (van der Hoven 1957 ; Gomes y Vickery 1977; Wieringa 1989)
Las frecuencias más altas generalmente se denominan turbulencias. En energía eólica esta alta
la turbulencia de frecuencia generalmente se caracteriza por una variable, la turbulencia
intensidad [ver Ec. (A.6 ) arriba]. Será descuidado cuando ahora mira
distribuciones de frecuencia para velocidades de viento medias de 10 minutos, es decir, ahora lo haremos
concéntrese en las series temporales de los valores uðtÞ que aparecen como el primer término en
El lado derecho de la descomposición ( A.1) Estas velocidades mínimas de viento de 10 minutos
mostrar variaciones temporales también. El espectro de potencia de estas frecuencias bajas
las variaciones muestran máximos secundarios alrededor de 1 día (esta es la variación diurna de
el viento), 5-7 días (esta es la variación debido a los sistemas climáticos en movimiento
como ciclones y anticiclones), y alrededor de 1 año (la variación anual). los
La variación diurna exhibe un cambio de fase con la altura (Wieringa 1989) los
la altura de inversión es aproximadamente a 80 m sobre el suelo pero valores para la altura de inversión
entre 40 y 177 m se citan en Wieringa ( 1989) El fenómeno de la
la altura de inversión está estrechamente relacionada con la aparición del chorro nocturno de bajo nivel en
Secta. 3.4 . Las otras variaciones a largo plazo no muestran este cambio de fase.
La distribución de frecuencia de la velocidad del viento para el extremo de baja frecuencia del
El espectro (es decir, frecuencias inferiores a 0,01-0,001 Hz) generalmente se describe mediante
Distribución de Weibull. Esta distribución, que lleva el nombre del ingeniero sueco,
El científico y matemático Ernst Hjalmar Waloddi Weibull (1887–1979) es
gobernado por dos parámetros: un factor de escala A (dado en m / s, principalmente

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 148/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 174

168 Apéndice A: Herramientas estadísticas

Fig. A.3 Distribución de densidad de probabilidad de Weibull ( A.19) para A = 10 yk = 2.5 en función de
velocidad del viento u

proporcional a la velocidad media del viento de toda la serie temporal) y un factor de forma k
(también llamado parámetro de forma, sin dimensiones, que describe la forma del
distribución). La probabilidad F (u) de la ocurrencia de una velocidad del viento menor o
igual a una velocidad dada u se expresa en términos de la distribución de Weibull por:
k
tu
FðuÞ ¼ 1 À exp À ðA.18Þ
UNA

La función de densidad de probabilidad respectiva f (u) (ver Fig. A.3 ) se encuentra por
tomando la derivada de F (u) con respecto a u:
kÀ1 k k
dFðuÞ k tu tu u kÀ1 tu
fðuÞ ¼ ¼ exp À ¼k exp À ðA.19Þ
du UNAUNA UNA Una k UNA
La media de la distribución de Weibull (el primer momento central) y, por lo tanto, el
velocidad media del viento de toda la serie temporal descrita por la distribución de Weibull,
½uŠ viene dado por:

1
½uŠ ¼ ACð1 þ Þ ðA.20Þ
k

donde los corchetes denotan el promedio a largo plazo del viento medio de 10 minutos
velocidades y C es la función Gamma. La varianza (el segundo momento central)
de esta distribución y, por lo tanto, la varianza del viento horizontal medio de 10 minutos
las velocidades son:
h yo
2 1
r2 re Þ2 ¼A2C1þ ÀC21þ ðA.21Þ
3 ¼ u À ½uŠ k k
2
r 32 es igual al segundo término en el lado derecho de ( A.5), tú
000
si el angulo
los corchetes definidos para esa ecuación denotan un promedio durante un día o mucho más,
y así se vuelven idénticos a los corchetes. Para k = 1, el Weibull
La distribución es igual a una distribución exponencial. Para k = 2, es igual a
Distribución de Rayleigh y para aproximadamente k = 3.4 es muy similar a la gaussiana

175 de 1189.
Apéndice A: Herramientas estadísticas 169

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 149/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Fig. A.4 Parámetro de forma de Weibull superior izquierdo k como función de la desviación estándar normalizada,
r 3 / A de la serie temporal. Línea superior derecha de igual energía eólica. Eje Y: parámetro de escala Weibull
A en m / s, eje x: parámetro de forma de Weibull k. Por debajo del potencial energético de (A.23 ) (dividido por
100), escala el parámetro A en m / sy forma el parámetro k como función de r 3 / ½uŠ para una velocidad media del viento
½uŠ de 10 m / s

distribución normal. La figura A.3 da un ejemplo para A = 10 yk = 2.5. los


El valor medio de esta distribución muestral es 8.87 m / s, el máximo de
La distribución es cercana a 8.15 m / s.
Ecuaciones (A.20) y ( A.21 ) implican que ½uŠ / A así como r 3 2 / A 2 son funciones de k

solo. ½uŠ / A depende solo débilmente de k. Disminuye de la unidad en k = 1 a


0.8856 en k = 2.17 y luego aumenta lentamente nuevamente. Para k = 3, ½uŠ / A es igual a
0.89298. r 3 2 / A 2 está inversamente relacionado con k (Wieringa 1989) Encontramos r 3 / A = 1 para
k = 1, r 3 / A = 0.5 para k = 1.853 yr 3 / A = 0.25 para k = 4.081 (ver también
Fig. A.4 superior izquierda).
Momentos centrales más altos de la distribución de Weibull, M n están dados por (donde n es
el orden del momento):
norte
Mn¼AnC1þ ðA.22Þ
k

El flujo horizontal de energía cinética del viento por unidad de área del área del rotor.
(generalmente llamada energía eólica) E viento = 0.5 qv 3 es proporcional al tercer momento
de la distribución de Weibull y se puede calcular fácilmente una vez que se conocen A y k:

3
E viento ¼ 0.5qA 3 C 1 þ ðA.23Þ
k

Page 176
170 Apéndice A: Herramientas estadísticas

Como la relación entre la velocidad media del viento (A.20) y la energía eólica
( A.23 ) es no lineal, diferentes combinaciones de A y k pueden conducir a la misma media
energía eólica (ver Fig. A.4 superior derecha para un ejemplo). Asimismo, para una media dada
velocidad del viento, la energía eólica de ( A.23 ) aumenta con una variación creciente de la
velocidad del viento r 3 / ½uŠ (ver Fig. A.4 abajo). Por lo tanto, para una correcta estimación del viento
energía, se deben conocer los parámetros A yk, no solo la velocidad media del viento.
Para una determinación práctica de los dos parámetros de Weibull A yk de un
series temporales de valores de velocidad del viento, tomamos el doble logaritmo de la relación
( A.18 ) siguiendo a Justus et al. ( 1976):
Y Y k ' ' Y Y k ' '
tu tu
y ¼ ln ln 1 À 1 À exp À ¼ ln en exp À
UNA UNA
¼ k ln A À k ln u ¼ a þ b ln u ðA.24Þ

De ( A.24 ) A y k pueden determinarse ajustando una línea recta en una gráfica de

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 150/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
y contra ti. Obtenemos el factor de escala A de la intersección a de la línea ajustada
con el eje y:

una
A ¼ de exp ðA.25Þ
k

y el factor de forma k de la pendiente negativa b de esta línea:

k ¼ Àb ðA.26Þ

Inversión de (A.20) y un ajuste exponencial a ( A.21 ) da alternativamente (Justus


et al. 1978 ) una relación útil entre A y k y la velocidad media del viento ½uŠ y la
desviación estándar r 3 :

½uŠ
A¼ ðA.27Þ
Cð1 þ 1

y
À1.086
r3
k¼ ðA.28Þ
½uŠ

La relación ( A.28 ) se representa en el marco inferior de la figura A.4 para un valor constante de
½uŠ. Los cálculos de sensibilidad muestran que la estimación de energía eólica de (A.23) es
mucho más sensible al valor correcto de A que al valor de k. Una incertidumbre
en A del 10% conduce a una desviación del 30% en la energía eólica estimada. Un
la incertidumbre en k del 10% por otro lado solo conduce a una desviación del 9% en el
energía eólica estimada. Una sobreestimación de k produce una subestimación de la
energía eólica y viceversa.
Tenga en cuenta que r 3 / ½uŠ en ( A.28 ) es diferente de la intensidad de turbulencia I u
definido en ( A.6) Por lo general, r 3 / ½uŠ es considerablemente más grande que I u , porque representa
las fluctuaciones diurnas, sinópticas y estacionales mucho mayores de la media de 10 minutos
las velocidades del viento, mientras que I u describe las fluctuaciones más pequeñas a corto plazo durante una 10 min

Page 177
Apéndice A: Herramientas estadísticas 171

intervalo después de que se hayan restado tendencias y variaciones más largas de los datos
en este intervalo La ecuación ( A.28 ) puede invertirse para estimar el orden de
magnitud de r 3 / ½uŠ. Esta relación es del orden de 1 / k, es decir, 0.4–0.5 mientras que el
la intensidad de la turbulencia sobre la tierra es del orden de 0.2 y la turbulencia en alta mar
la intensidad suele ser inferior a 0.1.

A.3 Velocidades medias extremas del viento y la distribución de Gumbel

Las velocidades medias extremas del viento son importantes para las estimaciones de carga de las turbinas eólicas.
Por lo general, deben especificarse para un determinado período de devolución relacionado con el
período de tiempo durante el cual se espera que opere la turbina. La probabilidad de
la ocurrencia de valores extremos se puede describir mediante una distribución de Gumbel (Gumbel
1958) Esta distribución es un caso especial de un valor extremo generalizado.
distribución o distribución de Fisher-Tippett como es la distribución de Weibull (Cook
mil novecientos ochenta y dos; Palutikof y col. 1999) Lleva el nombre del matemático alemán Emil
Julius Gumbel (1891–1966).
La función de densidad de probabilidad para la ocurrencia de un valor mayor x lee:

fðxÞ ¼ e Àx e Àe Àx ðA.29Þ

Debido a su forma, esta distribución a menudo se llama distribución doble exponencial.


La distribución de frecuencia acumulativa relacionada dice:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 151/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
FðxÞ ¼ e Àe Àx ðA.30Þ
El inverso de ( A.30 ) es la siguiente función de punto porcentual:

GðpÞ¼À lnðÀ lnðpÞÞ ðA.31Þ

El percentil 98 (p = 0.98) de esta función de punto porcentual tiene el valor 3.9,


el percentil 99 el valor 4.6, y el percentil 99.9 el valor 6.9.
El cálculo práctico de una serie temporal dada se puede hacer de la siguiente manera: en un
primer paso, máximos independientes de una serie temporal de velocidad del viento (p. ej., extremo anual
valores) están identificados. Luego, estos máximos se ordenan en orden ascendente formando un
Nueva serie de máximos con N elementos. La probabilidad acumulada p de que un valor de
esta nueva serie es menor que el enésimo valor de esta serie es p (m) = m / (N + 1).
Finalmente, los valores ordenados se grafican contra el doble logaritmo negativo de su
probabilidad acumulativa, es decir, se grafican contra -ln (-ln (p)). Datos que siguen
una distribución de Gumbel se organiza a lo largo de una línea recta en dicho gráfico. Una vez que el gráfico
se traza, las estimaciones de valores extremos para un período de retorno dado son fáciles. por
ejemplo, a partir de una estadística de valores extremos anuales, u max el valor extremo que es
se espera que aparezca una vez cada 50 años donde se encuentra la línea recta extrapolada

u max ¼ aðÀ lnðÀ lnðpÞÞÞ þ b ðA.32Þ

cruza el valor 3.9 (p = 1-1 / 50 = 0.98 y -ln (-ln (0.98)) = 3.9).

Page 178
172 Apéndice A: Herramientas estadísticas

Fig. A.5 Gráfico de Gumbel de una serie temporal de 10 minutos de velocidad media del viento observada a 100 m en
FINO 1 mástil en la ensenada alemana durante los 4 años desde septiembre de 2003 hasta agosto de 2007. Viento
los datos se han agrupado en contenedores de 1 m / s

Si una serie temporal es mucho más corta que el interesante período de retorno, entonces la serie
de valores extremos anuales será demasiado corto para un análisis significativo. Por ejemplo,
no tiene sentido elegir cuatro valores extremos anuales de un período de cuatro años
series de tiempo y extrapolar una línea recta a través de estos datos. Pero otro
existe la posibilidad en este caso, que se ha demostrado en Emeis y Türk
( 2009) Aquí, la velocidad media del viento extrema de 50 años se había estimado a partir de
4 años de datos de viento promedio de 10 min (alrededor de 200,000 puntos de datos). Este procedimiento tiene
También se ha utilizado en Carter ( 1993) y Panchang et al. ( 1999 ) y se basa en el
suposición de que la serie temporal de velocidad del viento sigue un Fisher-Tippett Tipo 1
distribución.
La probabilidad de un extremo de 50 años de tal serie de tiempo con 10 min.
los intervalos (52,560 puntos de datos al año) están dados por p = 1-1 / (50 9 52,560), dando -
ln (-ln (p)) = 14.78. Para valores por hora, el valor umbral sería 12,99.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 152/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
La figura A.5 muestra la gráfica de Gumbel de una serie temporal de velocidad del viento basada en 10 minutos
valores medios. Cuenta con una línea recta casi perfecta para las velocidades extremas del viento
por encima de 18 m / s (la gran mayoría de los valores están por debajo de 18 m / sy estos siguen una
Distribución de Weibull que no da una línea recta en un diagrama de Gumbel). los
La ecuación para esta línea recta de acuerdo con ( A.32 ) es u max = 2.01 (-ln (-
ln (p))) + 12.71 (el inverso de esta ecuación se da en la esquina superior derecha de la figura A.5)
Esto se puede usar para extrapolar al valor extremo de 50 años del promedio de 10 minutos
velocidad del viento que resulta ser 2.01 9 14.78 + 12.71 = 42.42 m / s en este
ejemplo.

Page 179
Apéndice A: Herramientas estadísticas 173

A.4 ráfagas extremas

Las ráfagas de viento extremas provocan cargas a corto plazo en las turbinas eólicas. La ráfaga de viento
velocidad, u ráfaga se puede acoplar a la velocidad media del viento mediante un factor de ráfaga G. Este factor
generalmente depende del tiempo promedio para la ráfaga t, el tiempo promedio relacionado para
la velocidad media del viento T (t (T), la altura sobre el suelo z, la rugosidad de la superficie
z 0 y la velocidad media del viento u (Wieringa 1973 ; Schroers et al. 1990 ):

u ráfaga ðt, zÞ
Gðt, T, z, z 0 , uÞ ¼ ðA.33Þ
uðT, z, z 0 Þ

Las tendencias deben eliminarse antes de calcular G (Wieringa 1973 ). Vertical


los perfiles de G se discuten en el cap. 3 . Las distribuciones de frecuencia de G pueden ser
descrito por una distribución de Weibull (Jensen y Kristensen 1989 ). Asumiendo un
distribución normal de las velocidades momentáneas del viento en un intervalo promedio (que
probablemente es una buena suposición para velocidades de viento más altas), es decir, estipular:

u ráfaga ðt, zÞ ¼ uðT, z, z 0 Þ þ kr u ðT, t, z, z 0 , uÞ ðA.34Þ

permite una descripción del factor de ráfaga G a partir de la desviación estándar y el


velocidad media del viento (Mitsuta y Tsukamoto 1989 ):

kr u ðT, t, z, z 0 , uÞ
Gðt, T, z, z 0 , uÞ ¼ 1 þ ¼ 1 þ kI u ðt, TÞ ðA.35Þ
uðT, z, z 0 Þ

donde k es un llamado factor de pico. La ecuación ( A.35 ) muestra que el factor de ráfaga es
estrechamente relacionado con la intensidad de la turbulencia [ver ( A.6)]. Wieringa ( 1973 ) da por k:

kðD / tÞ ¼ 1.42 þ 0.3013 lnðD / t À 4Þ ðA.36Þ

mientras Mitsuta y Tsukamoto (1989) citan una relación más simple:

kðD / tÞ ¼ 2re
lnðD / tÞ Þ 0.5 ðA.37Þ

donde D es la duración del período de observación. Los valores típicos para G están en el
orden de 1.3–1.4. Wieringa (1973 ) mostró que los factores de ráfaga para el viento promedio por hora
las velocidades son aproximadamente un 10% más altas que las velocidades medias del viento de 10 min. Sobre tierra
G generalmente disminuye con el aumento de la velocidad del viento debido al comportamiento similar de r u
y U (Davis y Newstein 1968 ).
El método Gumbel presentado en la Sect. A.3 puede usarse para estimar 50 años
ráfaga extrema de 1 s también. Una evaluación del conjunto de datos FINO1 de septiembre
2003 – agosto de 2007 da 52,1 m / s (Türk 2008)

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 153/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 180
174 Apéndice A: Herramientas estadísticas

A.5 Duración de ráfagas y aceleración del viento en ráfagas

Las ráfagas se caracterizan por un rápido aumento de la velocidad del viento y un posterior
disminución. Para las estimaciones de carga, una forma de ráfaga llamada "sombrero mexicano" (ver,
p. ej., Fig. 7.29 a continuación) se supone (p. ej., en la norma IEC 61400-1) para viento
cálculos de la carga de la turbina, que comienza con una disminución de la velocidad del viento antes del rápido
aumentar y un exceso similar para la velocidad del viento disminuye directamente después
[véase ( A.39 )]. La máxima amplitud de ráfaga esperada sobre el área barrida por el rotor es
se supone que es:
8 00 1 99
< =
@@ ru UNA
ráfaga u ¼ min 1.35ðu e1 À uÞ, 3.3 ðA.38Þ
: ;
1 þ 0.1 D K1

donde u e1 es la ráfaga extrema de 3 s con un período de recurrencia de 1 año, D es el rotor


diámetro en my K 1 es un parámetro de escala de longitud turbulenta, que en IEC 61400-1
se pone a 42 m para turbinas eólicas más grandes con alturas de cubo superiores a 60 m.
Se supone que la variación de la velocidad del viento en un evento de ráfaga de '' sombrero mexicano '' es (ver
Fig. 5.29 para un ejemplo):
(
u À 0, 37u ráfaga sinð3pt / TÞð1 À cosð2pt / TÞÞ para 0 t T
uðtÞ ¼ ðA.39Þ
tu de otra manera

donde se supone que T es 10.5 s. Este modelo de '' sombrero mexicano '' implica un aumento de
velocidad del viento desde el valor más bajo al valor más alto en aproximadamente 4 s. Investigaciones
en la plataforma FINO1 en German Bight (Türk 2008 ) han demostrado que las ráfagas
con un período de tiempo de 8 s son aún más frecuentes que aquellos con 10.5 s (ver
Secta. 5.4 para más detalles).

A.6 Tamaño de los elementos de turbulencia

El tamaño de los elementos turbulentos depende de la distancia a la superficie debajo,


Como esta distancia es un factor limitante para el crecimiento de estos elementos. Un método para
estimar el tamaño de los elementos turbulentos en un flujo turbulento es analizar el
función de autocorrelación (A.12) La integral sobre la función de autocorrelación para
el primer cruce por cero de la función de autocorrelación indica el longitudinal
escala de tiempo T u de un elemento de turbulencia en una posición dada.

Z1
Tu¼ R u 0 u 0 ðsÞds ðA.40Þ
00

Debido a que la función de autocorrelación suele ser una función exponencial (Foken
2008), esta escala de tiempo se puede aproximar como el intervalo de tiempo en el que

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 154/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Página 181
Apéndice A: Herramientas estadísticas 175

Fig. A.6 Ejemplo típico de


una función de autocorrelación
de los datos FINO1 (Fig. 3.3
de Türk 2008 )

La función de autocorrelación ha disminuido a 1 / e & 0.37. Multiplicando la escala de tiempo


con la velocidad media del viento u da la dimensión espacial K u de este elemento en flujo
dirección y la suposición de la validez de la turbulencia congelada de Taylor
hipótesis. Esta dimensión espacial se llama escala de longitud de turbulencia integral.

Z1
K u ¼ uT u ¼ u R u 0 u 0 ðsÞds ðA.41Þ
00

La Figura A.6 muestra un ejemplo donde la escala de tiempo es del orden de 50 s. Como
la velocidad media del viento aumenta con la altura, esto significa que la turbulencia integral
escala de longitud de acuerdo con (A.40) aumenta con la altura también.

Page 182

apéndice B
Teledetección de la estructura de la capa límite
y altura

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 155/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

La altura de la capa mixta (MLH) y la altura de la capa límite aparecen como altura
escalas en varios enfoques para la descripción del viento vertical y la turbulencia
perfiles en Cap. 3 . MLH es la altura hasta la cual las propiedades atmosféricas o
sustancias que se originan en la superficie de la Tierra o se forman dentro de la capa superficial
se dispersan casi uniformemente en toda la profundidad de la capa mixta por turbulencia
Bulentos procesos de mezcla vertical. Por lo tanto, la existencia y la altura de un
la capa mixta puede analizarse para detectar la presencia de la mezcla
proceso, es decir, turbulencia, o de la verificación de que una determinada atmósfera conservadora
La variable esférica se distribuye uniformemente en un cierto rango de altura. El nivel de
la turbulencia puede derivarse, por ejemplo, de las fluctuaciones de los componentes del viento o
de fluctuaciones de temperatura. Variables atmosféricas conservativas adecuadas para el
la identificación de la capa mixta y su altura son, por ejemplo, temperatura potencial,
humedad específica o concentraciones de partículas de aerosol (Fig. B.1 ).
La Figura B.1 muestra dos instantáneas de una capa límite diurnamente variable debajo
condiciones de cielo despejado como se muestra en la Fig. 3.2 . El marco izquierdo en la Fig. B.1 es válido
alrededor del mediodía, el marco correcto alrededor de la medianoche. Para una capa límite convectiva en
mediodía, MLH y la altura de la capa límite son más o menos idénticas, la vertical
la mezcla es impulsada térmicamente y llega hasta la parte superior de la capa límite. A
noche, cuando la turbulencia producida mecánicamente solo está presente, MLH generalmente
idéntico a la altura mucho más baja de la capa superficial estable. El nocturno
la altura de la capa límite suele ser idéntica a la altura superior de la capa residual,
que es un remanente de la capa convectiva diurna. Porque MLH no es un
variable atmosférica primaria y no puede determinarse a partir de mediciones in situ
en la superficie, este Apéndice B se ha agregado aquí para ilustrar el
esfuerzos de medición necesarios para determinar este parámetro. La figura B.1 muestra que
características distintivas en los perfiles verticales de turbulencia atmosférica, temperatura,
La humedad específica y el contenido de aerosol son apropiados para determinar la mezcla
altura de capa y la altura de capa límite.
Las mediciones in situ de las variables conservadoras mencionadas anteriormente pueden ser
realizado sobre el rango de altura vertical necesario de hasta 1 o 2 km solo con el lanzamiento

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 177


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8, © Springer-Verlag Berlin Heidelberg 2013

Página 183
178 Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite

Fig. B.1 Esquema principal de perfiles verticales de algunas variables importantes dentro del bien mezclado
capa límite atmosférica diurna (izquierda) y la capa superficial nocturna más estable y el
capa residual (capa inferior y media en el marco de la derecha) y arriba en la troposfera libre

radiosondas La evaluación de los datos de radiosonda proporciona datos bastante confiables en la mayoría de los casos.
La gran desventaja de las radiosondas es la falta de continuidad temporal.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 156/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Por lo tanto, los métodos de teledetección son preferibles aunque (con la excepción de
RASS que detectan directamente los perfiles de temperatura) solo dan una indirecta
detección de la altura de mezcla. Una primera visión general bastante completa de los métodos para
determinar el MLH a partir de mediciones in situ y teledetección basada en superficie
ha sido dada por Seibert et al. (2000) . Desde entonces, el desarrollo considerable ha
tenido lugar, especialmente con respecto al uso de la teledetección de superficie
métodos [ver el artículo de revisión de Emeis et al. (2008 ) y la monografía de Emeis
( 2011)]. Este apéndice seguirá principalmente estas fuentes.
Los métodos ópticos recientemente desarrollados para la detección de MLH ilustran este reciente
Progreso. Seibert y col. (2000) todavía clasificaron los métodos LIDAR como caros, no
ahorro de ojos, con una puerta de rango más alto y más bajo, resolución de rango limitado y, a veces
sujeto a interpretación ambigua. Esto ha cambiado drásticamente en los últimos
10 años cuando se han construido LIDAR mejores y más pequeños y los ceilómetros tienen
Se ha descubierto que es un instrumento de sonido de capa límite casi ideal. Progreso
También se ha hecho en el campo del sonido acústico. Del mismo modo, los algoritmos para
La determinación de MLH a partir de perfiles verticales de la retrodispersión acústica
intensidad como se describe en Beyrich (1997 ) y Seibert et al. (2000) han sido
mejorado mediante el uso de más variables disponibles de mediciones SODAR como
la velocidad del viento y la varianza del componente de velocidad vertical
(Asimakopoulos et al. 2004; Emeis y Türk 2004 ). Tales mejoras tenían
sido nombrado como posibles métodos en Beyrich ( 1995) y Seibert et al. (2000) pero
obviamente no había ningún ejemplo disponible en ese momento.
Se ha desarrollado una variedad de algoritmos diferentes por los cuales MLH es
derivada de datos de teledetección basados en tierra (consulte la Tabla B.1 para un breve
visión de conjunto). Nos concentraremos principalmente en la teledetección acústica y óptica.
porque la teledetección electromagnética con perfiladores de viento tiene un valor demasiado bajo
puertas de alcance para una buena cobertura de MLH superficial. La desventaja de un demasiado alto
la compuerta de rango más bajo a veces se puede eludir en parte mediante perfilado inclinado o
exploración cónica si se puede suponer la homogeneidad horizontal.

Page 184
Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite 179

Tabla B.1 Descripción general de los métodos que utilizan la teledetección terrestre para la derivación de
altura de capa mixta mencionada en este Apéndice (consulte la columna de la derecha para ver el número de sección en este
Apéndice)
Método Breve descripción Sección
ARE acústica Análisis de la intensidad acústica de la retrodispersión. B.1.1
HWS Análisis de perfiles de velocidad del viento. B.1.2
VWV Análisis de perfiles de varianza vertical del viento. B.1.3
EARE Análisis de retrodispersión y perfiles de varianza vertical del viento B.1.4

Umbral óptico Detección de un umbral de intensidad de retrodispersión dado B.2.1


Degradado Análisis de perfiles de intensidad de retrodispersión B.2.2
Idealizado Análisis de perfiles de intensidad de retrodispersión B.2.3
retrodispersión
Wavelet Análisis de perfiles de intensidad de retrodispersión B.2.4
Diferencia Análisis de perfiles de intensidad de retrodispersión B.2.5
Acoust./electro-magn. RASS B.3
SODAR-RASS y windprofiler-RASS B.3.1
/en el lugar Datos de flujo de calor superficial SODAR-RASS plus B.3.2
Acoust./electro-magn. SODAR plus windprofiler B.4.1
Acústica / óptica Celerómetro SODAR plus B.4.2

B.1 Métodos de detección acústica

Los métodos acústicos para la determinación de MLH analizan la acústica.


intensidad de retrodispersión, o, si los cambios Doppler en los pulsos retrodispersados pueden ser
https://translate.googleusercontent.com/translate_f 157/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
analizado, características de los perfiles verticales de los componentes del viento y sus variaciones como
bien. La intensidad de la retrodispersión acústica es proporcional a las fluctuaciones a pequeña escala.
en temperatura atmosférica (generalmente generada por turbulencia) o por más fuerte
gradientes verticales de temperatura. La última característica puede ser una indicación para
presencia de inversiones de temperatura, que a menudo se pueden encontrar en la parte superior de la
capa mixta (Fig. B.1 ).
Beyrich ( 1997) enumeró posibles análisis que pueden realizarse principalmente a partir de
Intensidades de retrodispersión acústica medidas por un SODAR. Más tarde, Asimakopoulos
et al. (2004 ) resumió tres métodos diferentes para derivar MLH de SODAR
datos: (1) el método de velocidad del viento horizontal (HWS), (2) el eco acústico recibido
método (ARE) y (3) el método de variación de viento vertical (VWV). Lo haremos principalmente
siga esta clasificación aquí y finalmente agregue un cuarto método, el ARE mejorado
método (EARE), en la sec . B.1.4 .

B.1.1 Método de eco acústico recibido

El método de eco acústico recibido (ARE) es el método más antiguo y básico de


determinación de MLH a partir de la teledetección acústica. La mayoría de los métodos enumerados en

Page 185
180 Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite

Fig. B.2 Esquema principal del método EARE para determinar la altura de la capa mixta a partir de
perfiles verticales de la intensidad acústica de la retrodispersión (línea en negrita) y la varianza de la vertical
componente de velocidad (sigma w en m / s, línea punteada). Inversión elevada izquierda, derecha estable nocturna
capa con muy baja altura de capa mixta

Beyrich ( 1997) pertenecen a este método. El método no requiere un cambio Doppler


análisis de las señales retrodispersadas, pero se basa en el análisis de gráficos de facsímil,
es decir, secciones transversales de altura-tiempo de la intensidad de retrodispersión. El método hace uso
del supuesto de que la turbulencia es mayor en la capa mixta que en la
atmósfera arriba, y que esta turbulencia se representa en una mayor intensidad de la
retrodispersión acústica. MLH se analiza desde la pendiente negativa máxima o
a partir de la curvatura cambiante del perfil vertical de la retrodispersión acústica
intensidad o se analiza desde la altura donde disminuye la intensidad de la retrodispersión
debajo de un cierto valor umbral preespecificado.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 158/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
B.1.2 Método de velocidad del viento horizontal

El método de velocidad del viento horizontal (HWS) requiere un análisis de desplazamiento Doppler del
Señales acústicas retrodispersadas. El algoritmo se basa en el análisis de la forma.
de perfiles de velocidad del viento vertical promediados por hora utilizando el supuesto de que el viento
la velocidad y la dirección del viento son casi constantes dentro de la capa mixta pero se aproximan
gradualmente hacia los valores geostróficos por encima de la capa mixta. Beyrich (1997 )
enumeró este método en su Tabla 2 pero no lo discutió más a fondo. La aplicabilidad de
el método probablemente se limita a capas de contorno convectivas bien desarrolladas
(CBL) debido a los supuestos subyacentes. Tales CBL son a menudo más altas que las

Página 186
Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite 181

rango máximo de un SODAR. Incluso si la altura de CBL está dentro del rango de
SODAR el algoritmo para el análisis del cambio Doppler a menudo falla por encima del
inversión que supera el CBL debido a relaciones señal / ruido demasiado bajas. Hoy pequeño
Los lidares de viento Doppler están disponibles para derivar perfiles de velocidad y dirección del viento
a través de toda la profundidad de la capa límite. Esto facilita la aplicación de
El método HWS.

B.1.3 Método de variación de viento vertical

El método de variación de viento vertical (VWV) también funciona solo para CBL. Es
basado en el perfil vertical de la varianza de la componente de velocidad vertical r w .
En un CBL r w alcanza un máximo en una altura a . z i . Los valores típicos para a están entre
0.35 y 0.4. Por lo tanto, en principio, este es un método de extrapolación. Ha sido
aplicado a mediciones SODAR porque permite la detección de MLH hasta
alturas que son 2.5 veces superiores al rango máximo limitado (generalmente entre
500 y 1,000 m) del SODAR. Beyrich (1997 ) clasificó este método como no
de confianza. Un método relacionado, que se basa en los espectros de potencia de la velocidad vertical.
componente, está integrado en el software de evaluación comercial de ciertos
SODAR (Contini et al. 2009) La aplicación del método VWV ahora también es
ha sido facilitado por la fácil disponibilidad de pequeños lidars de viento Doppler.

B.1.4 Método mejorado de eco acústico recibido

El algoritmo mejorado del método de eco acústico recibido (EARE) es una extensión de
el método ARE y ha sido propuesto por Emeis y Türk (2004 ) y Emeis
et al. (2007b) Incluye la varianza del componente de velocidad vertical en el
Algoritmo MLH que está disponible a partir de mediciones Doppler-SODAR.
Además, no solo determina el MLH sino también las alturas de
inversiones elevadas adicionales. Especialmente en terrenos orográficamente complejos, el
La estructura vertical de la ABL puede ser muy complicada. Emeis y col. ( 2007a ) tienen
demostrado que varias inversiones persistentes una encima de la otra que se forman en profundidad
Los valles alpinos se pueden detectar a partir de mediciones SODAR.
EARE determina tres tipos diferentes de alturas en función de la retrodispersión acústica
intensidad y la varianza del componente de velocidad vertical (ver Fig. B.2)
Debido a que la información del viento horizontal sobre la inversión no es regular
disponible a partir de mediciones SODAR, los datos de viento horizontal no han sido
incluido en este esquema. A continuación, una letra '' H '' y un número adjunto
denotará ciertas alturas derivadas que están relacionadas con las inversiones y la MLH;
mientras que la variable z se usa para denotar la coordenada vertical normal. El EARE
el algoritmo detecta:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 159/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Page 187
182 Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite

• la altura (H1) de una capa turbulenta caracterizada por una alta retrodispersión acústica
intensidades R (z) debido a fluctuaciones térmicas (por lo tanto, que tiene una alta varianza de
el componente de velocidad vertical r w ),
• varias inversiones elevadas (H2_n) caracterizadas por máximos secundarios de acústica
retrodispersión debido a un fuerte aumento de la temperatura con la altura y
simultáneamente bajo r w , y
• la altura de una capa estable basada en superficie (H3) caracterizada por una alta retrodispersión
intensidades debido a un gran gradiente de temperatura vertical promedio que comienza directamente en
el suelo y que tiene una baja varianza de la componente de velocidad vertical.

La altura H1 corresponde a una fuerte disminución qR / qz \ DR 1 de la acústica


intensidad de retrodispersión R (z) por debajo de un valor umbral R c con altura z generalmente
indicando la parte superior de una capa turbulenta. R c = 88 dB y DR 1 = -0.16 dB / m tienen
demostrado ser valores significativos en los estudios mencionados anteriormente. R c es algo
arbitrario porque las intensidades de retrodispersión acústica recibidas de un SODAR
no se puede calibrar absolutamente. Una calibración absoluta requeriría la
conocimiento de las distribuciones de temperatura y humedad a lo largo de las rutas de sonido para un
Cálculo preciso de la atenuación del sonido en el aire. DR 1 es, al menos para los más pequeños
distancias verticales, independientes del valor absoluto de R c . Una aplicación-
puede ser necesario un ajuste dependiente de R c y DR 1 .
Las inversiones elevadas se diagnostican a partir de máximos secundarios de la retrodispersión
intensidad que no está relacionada con altas intensidades de turbulencia. Para inversiones elevadas
aumento en la intensidad de la retrodispersión por debajo de cierta altura z = H2 y una disminución por encima
se estipula mientras la intensidad de la turbulencia es baja. La determinación de la altura de
la capa superficial estable H3 se inicia si la intensidad de retrodispersión en el rango más bajo
las puertas están por encima de 105 dB mientras que r w es menor que 0.3 ms -1 . La parte superior de la capa estable
H3 está a la altura donde la intensidad de la retrodispersión cae por debajo de 105 dB o r w
aumenta por encima de 0.3 ms -1 . Los valores umbral para r w han sido determinados por
optimizando la aplicación automática del algoritmo de detección. Al hacerlo resultó
fuera que no ocurrieron inversiones elevadas con una varianza r w mayor que 0.7 ms -1 y
que la varianza r w en las capas superficiales estables nocturnas fue inferior a 0.3 ms -1 . El primero
r w umbral hizo posible distinguir entre inversiones y capas elevadas
de turbulencia mejorada. El último umbral de r w permitió diferenciar
entre capas superficiales estables nocturnas y capas superficiales super-adiabáticas diurnas
aunque ambos tipos de capas superficiales producen más o menos el mismo nivel de retrodispersión
intensidad. Finalmente, MLH de la teledetección acústica se determina como el
mínimo de H1, H2_1 y H3.

B.2 Métodos de detección óptica

Por lo general, el contenido de partículas de la capa mixta es mayor que en la capa libre.
troposfera arriba (Fig. B.1), porque las fuentes de emisión de partículas de aerosol
están en la mayoría de los casos en el suelo. La formación de partículas a partir de precursores toma principalmente

Page 188

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 160/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite 183

colocar cerca de la superficie también. Suponiendo que la partícula vertical


la distribución se adapta rápidamente a la estructura térmica cambiante de la capa límite,
MLH puede determinarse a partir del análisis de la distribución vertical de aerosoles. Esta
también incluye el supuesto de que la distribución vertical de aerosoles no está dominada
por penachos o capas de aerosol adveccionados horizontalmente. Las alturas de la superficie cercana
las capas de aerosol (H4_n) se pueden analizar a partir de perfiles ópticos verticales de retrodispersión
obtenido por teledetección óptica. Se han desarrollado varios métodos, el
El más destacado de estos es: (1) el método de umbral, (2) el gradiente o
método derivado, (3) el método de gradiente idealizado, (4) el método wavelet, y
(5) el método de varianza. Además, la velocidad del viento horizontal mencionada anteriormente
método ( Sección B.1.2) y el método de variación de viento vertical ( Sección B.1.3) están disponibles
para derivar la estructura vertical de la capa límite a partir de datos Lidar de viento Doppler.
La aplicación de la teledetección óptica para la determinación de MLH se ha centrado
sobre el uso de ceilómetros en los últimos años, pero los lidares de viento pequeños generalmente proporcionan esto
información también. A diferencia de los lidares del viento, los ceilómetros no determinan la
Desplazamiento Doppler de la señal retrodispersada. Para la detección de MLH a continuación
Ceilómetro de 150–200 ma con un eje óptico para lo emitido y lo recibido
Se debe utilizar la viga. Debido a los delgados haces de luz, la superposición de la emisión y
el haz recibido desde un ceilómetro con dos ejes ópticos paralelos puede ser insuficiente
en este rango de altura.

B.2.1 Método de umbral

Melfi y col. (1985 ) y Boers et al. ( 1988) utilizaron valores de umbral de señal simples,
aunque este método adolece de la necesidad de definirlos adecuadamente (Sicard et al.
2006) H4 se define aquí como la altura dentro del perfil vertical de la óptica
intensidad de retrodispersión donde la intensidad de retrodispersión primero excede un umbral dado
al descender de la troposfera libre no contaminada. La determinacion
de varias alturas H4_n requeriría la definición de varios umbrales que
probablemente no se puede hacer con anterioridad al análisis. Por lo tanto, esto siempre conducirá a
Un análisis subjetivo de MLH.

B.2.2 Gradiente o métodos derivados

Hayden y col. (1997) y Flamant et al. ( 1997) propuso utilizar el mayor negativo
pico de la primera derivada de la intensidad de retrodispersión atenuada óptica (B (z)) para
La detección de H4 a partir de datos LIDAR (altura del gradiente mínimo H4 GM ):

re / oz
H4 GM ¼ min oBðzÞ Þ ðB.1Þ

Asimismo, Wulfmeyer (1999) utilizó el primer mínimo de la pendiente para detectar el


parte superior de una capa límite convectiva a partir de datos DIAL. Münkel y Räsänen ( 2004),

Page 189
184 Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite

Fig. B.3 Comparación de


tres métodos diferentes [ver
Eqs. (B.1) - ( B.3 )] determinar-
ing la altura de la capa mixta
de retrodispersión óptica
intensidad [de Emeis et al.
(2008 )]

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 161/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Münkel (2007 ), y Schäfer et al. ( 2004, 2005) aplicó el método de gradiente a


Datos del ceilómetro. Menut y col. ( 1999) tomó el mínimo de la segunda derivada de
B (z) como la indicación para MLH:
2
H4 IPM ¼ min o 2 BðzÞ onz ðB.2Þ

Este método se llama método de punto de inflexión (IPM). Por lo general, da un poco
valores más bajos para H4 que el método de gradiente ( B.2) Un enfoque adicional fue
sugerido por Senff et al. (1996 ). Buscaron el gradiente negativo más grande en
El logaritmo de la intensidad de retrodispersión (altura mínima mínima del gradiente logarítmico
H4 LGM ):

H4 LGM ¼ min o lnreBðzÞ / oz Þ ðB.3Þ

Este enfoque generalmente da el mayor valor para H4. De acuerdo con Sicard et al.
( 2006) H4 IPM de (B.2) está más cerca del MLH derivado de ascensos de radiosonda
a través del método de Richardson. Los otros dos algoritmos (B.1) y ( B.3 ) dan un poco
valores más altos Los perfiles verticales que se muestran en la Fig. B.3 (tomados de Emeis et al.
2008) ofrecen una comparación de la determinación de las alturas de capas mixtas a partir de las ecuaciones
( B.1) a ( B.3)
En Emeis et al. (2007a) el método de gradiente ( B.1 ) se ha refinado aún más y
extendido para permitir el cálculo de hasta n = 5 inversiones elevadas. Antes de la
determinación de mínimos de gradiente la superposición y rango corregido atenuado
Los perfiles de retrodispersión deben promediarse con el tiempo y la altura para suprimir el ruido
artefactos generados. Por lo tanto, los valores de H4 se determinan en dos pasos.
procedimiento. El promedio de deslizamiento entre 140 y 500 m de altura se realiza durante 15 minutos
y un intervalo de altura Dh de 80 m. En la capa entre 500 y 2,000 m Dh para
el promedio vertical se extiende a 160 m. Dos parámetros adicionales han sido
introducido para reducir aún más el número de falsos aciertos. El mínimo aceptado
intensidad de retrodispersión atenuada B min justo debajo de una inversión elevada se establece en

Page 190
Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite 185

200 9 10 -9 m -1 sr -1 en la capa inferior y 250 9 10 -9 m -1 sr -1 en la capa superior


capa. Además, el valor de gradiente vertical qB / qz max de una inversión elevada debe
ser más negativo que -0.30 9 10 -9 m -2 sr -1 en la capa inferior y más
negativo que -0.60 9 10 -9 m -2 sr -1 en la capa superior.

B.2.3 Método de dispersión idealizada

Un desarrollo paralelo de Eresmaa et al. (2006) usando una retrodispersión idealizada


perfil, originalmente descrito por Steyn et al. (1999 ), es también una extensión de la
método de gradiente MLH no se determina a partir del perfil de retrodispersión observado,
pero a partir de un perfil idealizado de retrodispersión ajustado al perfil observado. los
La solidez de esta técnica se basa en la utilización de todo el perfil de retrodispersión
en lugar de solo la parte que rodea la parte superior de la capa mixta. En este metodo
un perfil idealizado de retrodispersión B i (z) se ajusta al perfil medido por el
fórmula:

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 162/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

BmþBu BmÀBu zÀh


B i ðzÞ ¼ UNA erf ðB.4Þ
2 2 Dh

donde B m es la retrodispersión media de la capa mixta, B u es la retrodispersión media en el aire


por encima de la capa mixta y Dh está relacionado con el grosor de la capa de arrastre
tapando el ABL en condiciones convectivas.

B.2.4 Método Wavelet

Se ha desarrollado un método wavelet para la determinación automática de mezclas


altura de capa de los perfiles de retrodispersión de un ceilómetro LD-40 de De Haij et al.
( 2006) Antes de que las transformadas wavelet se hayan aplicado en estudios recientes para
Determinación de MLH a partir de observaciones LIDAR (por ejemplo, Cohn y Angevine 2000 ;
Davis y col. 2000; Brooks 2003; Wulfmeyer y Janjic 2005) El más importante
La ventaja de los métodos wavelet es la descomposición de la señal tanto en altitud como en
así como la escala espacial vertical de las estructuras en la señal de retrodispersión.
El algoritmo wavelet en de Haij et al. (2006 ) se aplica a los 10 minutos promedio
rango y superposición corregida perfil de retrodispersión B (z) dentro de un dominio vertical de
90-3,000 m. Para cada perfil promediado, la parte superior de dos capas de aerosol significativas son
detectado para detectar MLH, así como la parte superior de una capa de aerosol secundaria,
como, por ejemplo, una capa de aerosol advectado o la capa residual. Esta wavelet MLH
El método utiliza el perfil de espectro de potencia promediado a escala W B (z) de la wavelet
Transformar con 24 dilataciones entre 15 y 360 my un tamaño de escalón de 15 m. La parte superior de
la primera capa, H4_1, se detecta en la primera puerta de rango en la que se promedió la escala
El espectro de potencia W B (z) muestra un máximo local, que excede un valor umbral de
0.1. Este valor umbral se elige empíricamente, en base al análisis de varios

Página 191
186 Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite

casos con dos capas de capas mixtas bien pronunciadas y menos claramente pronunciadas.
H4_2 se determina opcionalmente en el rango de altura entre H4_1 y la parte superior
límite de detección. Se detecta un H4_2 válido en el nivel con el más fuerte
máximo local de W B (z) siempre que este máximo sea mayor que el W B (z) de
H4_1. MLH se establece igual a H4_1.
Sin embargo, surgen problemas con este método, por ejemplo, en caso de múltiples (bueno
definido) capas de aerosol, que representa la selección de la capa superior de capa mixta correcta
ambiguo. Además, en primavera y verano, la detección de MLH para profundos
Las capas límite (convectivas) a menudo fallan. Esto se debe principalmente a la alta variabilidad
de la señal de retrodispersión de aerosol con altura que limita el rango de MLH
estimación en esas condiciones (de Haij et al. 2006)

B.2.5 Método de variación

En la parte superior de la capa límite convectiva (CBL) tenemos arrastre de claro


masas de aire desde la troposfera libre hacia el ABL. El proceso de arrastre es
temporalmente variable y conduce localmente a fluctuaciones considerables en el aerosol
concentración. Por lo tanto, el máximo en el perfil vertical de la varianza de la
la intensidad de la retrodispersión óptica puede ser un indicador de una capa de arrastre en la parte superior
CBL (Hooper y Eloranta 1986 ; Piironen y Eloranta 1995) El método es
llamado método centroide de varianza en Menut et al. ( 1999) El método de varianza para
La altura del CBL también se describe en Lammert y Bösenberg ( 2006) Debido a la
Suposiciones hechas este método es adecuado para capas límite convectivas durante el día
solamente. Una comparación esclarecedora entre el método de gradiente y la varianza.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 163/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
El método
LIDAR se puede
a 532 nm enencontrar en ceilómetro
lugar de un Martucci ety,al.por
( 2004) aunque
lo tanto, sufrióusaron unmínimo
un alto Nd: YAG
puerta de alcance en el orden de 300 m.

B.3 RASS

Los métodos acústicos y ópticos para la determinación de la altura de mezcla,


que se han descrito hasta ahora, son todos métodos indirectos que intentan inferir
altura de mezcla de otras variables que generalmente se adaptan a la estructura vertical de
el ABL La única variable directa y clave para el análisis de la presencia de un
capa mixta es el perfil vertical de la temperatura virtual. Los perfiles de temperatura pueden
medirse directamente con un sistema de sonido radioacústico (RASS). También hay
la opción de derivar perfiles de temperatura vertical a partir de sondeos Raman-LIDAR
(Cooney 1972) y mediciones pasivas de radiómetro, pero especialmente de mediciones pasivas
la teledetección de la resolución vertical generalmente no es suficiente para la capa límite
investigación.

192
Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite 187

MLH se puede determinar a partir de la altura más baja donde el perfil vertical de
la temperatura potencial aumenta con la altura, lo que indica una estratificación térmica estable
del aire La gran ventaja de las mediciones RASS es que la magnitud de
la estabilidad (fuerza de inversión) puede evaluarse cuantitativamente, lo que no es posible
de los dispositivos de sonido acústico y óptico descritos anteriormente.
Idealmente, la estratificación térmica del aire debe analizarse desde
temperatura potencial (h v = h (1 + 0.609 q)), donde q es humedad específica) en
para incluir los efectos de la distribución vertical de humedad en la atmósfera
estabilidad. Desafortunadamente, no hay un dispositivo de teledetección activo para la determinación de
Los perfiles de humedad de alta resolución están disponibles. Por lo tanto, el potencial acústico
temperatura (h a = h (1? 0.513 q)), que en realidad es la temperatura
entregado por un RASS, a menudo se utiliza como un sustituto. Esto es suficiente para el frío y
ambientes secos, pero subestima algo la temperatura potencial virtual
en ambientes húmedos y cálidos. En caso de gradientes verticales de humedad más grandes y
pequeños gradientes de temperatura vertical esto puede conducir a un cambio en la estabilidad de
estable a inestable o viceversa. Los siguientes dos subcapítulos dan dos ejemplos.
donde RASS se ha utilizado para la determinación de MLH.

B.3.1 Despliegue combinado de dos RASS diferentes

Engelbart y Bange ( 2002) han analizado las posibles ventajas de la


despliegue de dos instrumentos RASS, un SODAR-RASS (es decir, un SODAR con un
extensión electromagnética) y un WPR-RASS de alto UHF (es decir, un perfilador de viento
con una fuente de sonido adicional), para derivar los parámetros de la capa límite. Con estos
instrumentos, en principio, MLH puede determinarse a partir de la temperatura
perfiles o de la intensidad de retrodispersión electromagnética. Este último depende de
fluctuaciones de temperatura y humedad en la atmósfera. La derivación de MLH
del perfil de temperatura requiere una buena resolución vertical del perfil que
está disponible principalmente solo de SODAR-RASS. Pero incluso si la capa de inversión en
la parte superior de la capa límite es lo suficientemente gruesa, debido a la alta atenuación del sonido
ondas en la atmósfera, también el 1,290 MHz-WPR-RASS utilizado por Engelbart y
Bange ( 2002) puede medir el perfil de temperatura solo hasta aproximadamente 1 km.
Por lo tanto, en el caso de un CBL más profundo, MLH se determinó a partir de un secundario
máximo de la intensidad de retrodispersión electromagnética que marca el

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 164/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
ocurrencia de la zona de arrastre en la parte superior de CBL. Así, con este instrumento
La combinación de todo el ciclo diurno de MHL se controla idealmente interpretando
el perfil de temperatura del SODAR-RASS en la noche y analizando el
perfil de intensidad de retrodispersión electromagnética del WPR-RASS durante
tiempo de día.

Página 193
188 Apéndice B: Teledetección de la estructura y altura de la capa límite

B.3.2 Algoritmos adicionales usando un RASS

Hennemuth y Kirtzel ( 2008) han desarrollado recientemente un método que utiliza datos
de un SODAR-RASS y datos de flujo de calor superficial. MLH se detecta principalmente de
La intensidad de la retrodispersión acústica recibida por la parte SODAR del SODAR-
RASS y verificado a partir del perfil de temperatura obtenido de la parte RASS de
el instrumento. Los datos del flujo de calor superficial y las evaluaciones estadísticas complementan esto
esquema bastante complicado. El flujo de calor superficial se utiliza para identificar situaciones con
estratificación inestable A este respecto, este observable asume un papel análogo.
como r w en el algoritmo EARE ( Sección B.1.4 ). Los resultados han sido probados contra
sondeos de radiosonda. La coincidencia fue buena en la mayoría de los casos, excepto por un muy
MLH bajo o incluso por debajo de la puerta de primer rango del SODAR y el RASS.

B.4 Otros algoritmos que utilizan más de un instrumento

Usar más de un instrumento para sonar puede ayudar a superar algunos de los
deficiencias descritas anteriormente (rango vertical limitado, disponibilidad de datos limitada) de
Los instrumentos individuales. Las posibles combinaciones se enumeran en los dos siguientes
secciones.

B.4.1 Despliegue combinado de SODAR y Wind Profiler

Beyrich y Görsdorf ( 1995 ) han informado sobre el uso simultáneo de un


SODAR y un perfilador de viento para la determinación de MLH. Para los datos de SODAR
Se utilizó el método ARE. De los datos del perfilador de viento, MLH también fue
determinado a partir de la altura del máximo de intensidad de señal elevada (véase también
Angevine y col. 1994 ; Grimsdell y Angevine 1998 ; White y col. 1999 ). Bueno
Se encontró acuerdo entre ambos algoritmos para desarrollar el límite convectivo
capas. Los rangos verticales de los dos instrumentos (50–800 m para el SODAR y
200–3,000 m para el perfilador de viento) permitidos después del ciclo diurno completo
de MLH.

B.4.2 Despliegue combinado de SODAR y Ceilometer

Hay una diferencia interesante entre los esquemas para la determinación de


MLH de intensidades de retrodispersión acústica y óptica que deben tenerse en cuenta
cuidadosamente. Mientras que la intensidad de la retrodispersión acústica se toma para la detección
de H1 y H3 y la primera derivada de esta intensidad de retrodispersión para el
determinación de H2 (ver sección B.1.4), la primera y la segunda derivada de

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 165/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Página 194
Referencias 189

se utiliza la intensidad de la retrodispersión óptica (pero no la intensidad de la retrodispersión óptica en sí)


para determinar H4. Esta discrepancia en el procesamiento de las dos retrodispersiones
Las intensidades se deben a los diferentes procesos de dispersión acústica y óptica.
ondas: las ondas acústicas se dispersan en gradientes de refractividad atmosférica y, por lo tanto,
a gradientes de temperatura (Neff y Coulter 1986 ) mientras las ondas ópticas están dispersas
a pequeñas partículas. Por lo tanto, la intensidad de la retrodispersión óptica es proporcional a la
concentración de aerosol en sí. El MLH por otro lado, que deseamos derivar
de estas intensidades de retrodispersión, en ambos casos se encuentra en alturas donde tenemos
gradientes verticales de la temperatura y de la concentración de aerosol. Por lo tanto,
en principio, la distribución vertical de la intensidad acústica de la retrodispersión debería
se parecen mucho al negativo de la distribución vertical de la vertical
gradiente de la intensidad de la retrodispersión óptica.
Las mediciones simultáneas con diferentes dispositivos de teledetección tienen principalmente
hecho para evaluar un método de detección remota contra el otro
(Devara et al. 1995 ). Pero también se podría pensar en combinar los resultados dos o más
dispositivos de teledetección para determinar la estructura de la ABL. Detección directa
de MLH de las intensidades de retrodispersión acústica se limita al orden de aproximadamente 1 km
debido a la bastante alta atenuación de las ondas sonoras en la atmósfera. A diferencia de,
La teledetección óptica ofrece rangos de altura mucho mayores de al menos varios
kilómetros, porque la atenuación de las ondas de luz en la atmósfera es pequeña
a menos que haya niebla, nubes o fuertes precipitaciones.

Referencias

Angevine W., White AB, Avery SK: profundidad de la capa límite y zona de arrastre
caracterización con un perfilador de capa límite. Obligado.-Lay. Meteorol 68, 375–385 (1994)
Asimakopoulos DN, Helmis CG, Michopoulos J .: Evaluación de los métodos SODAR para
determinación de la altura de mezcla de la capa límite atmosférica. Meteorito. Atmos Phys. 85,
85-92 (2004)
Beyrich F., Görsdorf, U .: Componiendo el ciclo diurno de la altura de mezcla de forma simultánea
SODAR y mediciones del perfilador de viento. Obligado.-Lay. Meteorol 76, 387-394 (1995)
Beyrich, F .: Estimación de altura de mezcla de datos de sodar: una discusión crítica. Atmos Reinar. 31,
3941-3954 (1997)
Beyrich, F .: Estimación de altura de mezcla en la capa límite convectiva utilizando datos de sodar. Ligado.-
Laico. Meteorol 74, 1-18 (1995)
Boers, R., Spinhirne, JD, Hart, WD: Observaciones Lidar de la variabilidad a escala fina de la marina
Nubes Estratocúmulos. J. Appl. Meteorol 27, 797–810 (1988)
Böttcher, F., S. Barth, J. Peinke: fluctuaciones de pequeña y gran escala en las velocidades del viento atmosférico.
Stoch Reinar. Res. Evaluación de riesgos. 21, 299-308 (2007)
Brooks, IM: Encontrar la parte superior de la capa límite: aplicación de una transformada de covarianza wavelet a lidar
perfiles de retrodispersión. J. Atmos. Oceanic Technol. 20, 1092-1105 (2003)
Carter, DJT: Estimación de alturas de olas extremas en el Atlántico nororiental a partir de datos de GEOSAT. Salud
y Ejecutivo de Seguridad - Informe de Tecnología Offshore. Oficina estacionaria de su majestad OTH 93
396. 28 pp. (1993)

Página 195
190 Referencias

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 166/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

Cohn, SA, Angevine, WM: altura de la capa límite y grosor de la zona de retención
Medido por Lidars y Radares de perfil de viento. J. Appl. Meteorol 39, 1233-1247 (2000)
Contini, D., Cava, D., Martano, P., Donateo, A., Grasso, FM: Comparación de métodos indirectos
para la estimación de la altura de la capa límite sobre terreno plano en un sitio costero. Meteorol Z. 18 ,
309-320 (2009)
Cook, NJ: Hacia una mejor estimación de vientos extremos, J. Wind Eng. Ind. Aerodyn. 9, 295-323
(mil novecientos ochenta y dos)
Cooney, J .: Medición de perfiles de temperatura atmosférica por retrodispersión Raman. J. Appl.
Meteorol 11, 108-112 (1972)
Davis, FK, H. Newstein: La variación de los factores de ráfaga con la velocidad media del viento y con la altura.
J. Appl. Meteorito. 7, 372-378 (1968)
Davis, KJ, Gamage, N., Hagelberg, CR, Kiemle, C., Lenschow, DH, Sullivan, PP: An
Método objetivo para derivar la estructura atmosférica a partir de observaciones LIDAR en el aire.
J. Atmos. Oceanic Technol. 17, 1455-1468 (2000)
de Haij, M., Wauben, W., Klein Baltink, H .: Determinación de la altura de la capa de mezcla a partir de
perfiles de retrodispersión del ceilómetro. En: Slusser JR, Schäfer K, Comerón A (eds) Teledetección
de las nubes y la atmósfera XI. Proc. SPIE 6362, 63620R (2006)
Devara, PCS, Ernest, Ray P., Murthy, BS, Pandithurai, G., Sharma, S., Vernekar, KG:
Intercomparación de la estructura nocturna de la atmósfera inferior observada con LIDAR y
Técnicas SODAR en Pune, India. J. Appl. Meteorol 34, 1375-1383 (1995)
Emeis, S., Jahn, C., Münkel, C., Münsterer, C., Schäfer, K .: Múltiples capas atmosféricas y
altura de la capa de mezcla en el valle Inn observada por teledetección. Meteorol Z 16, 415-424
(2007a)
Emeis, S., K. Baumann-Stanzer, M. Piringer, M. Kallistratova, R. Kouznetsov, V. Yushkov:
Viento y turbulencia en la capa límite urbana: análisis a partir de datos de teledetección acústica
y se ajusta a las relaciones analíticas. Meteorol Z. 16 , 393-406 (2007b)
Emeis, S., M. Türk: Alturas de olas impulsadas por el viento en la ensenada alemana. Ocean Dyn. 59, 463-475.
(2009)
Emeis S., Schäfer K., Münkel C .: Detección remota basada en superficie de la altura de la capa de mezcla - a
revisión. Meteorol Z.17, 621-630 (2008)
Emeis, S., Türk, M .: Distribuciones de frecuencia de la altura de mezcla sobre un área urbana de
Datos de SODAR. Meteorol Z.13, 361-367 (2004)
Emeis, S .: Teledetección basada en superficie de la capa límite atmosférica. Serie:
Biblioteca de Ciencias Atmosféricas y Oceanográficas, vol. 40. Springer Heidelberg, etc.
X? 174 pp. (2011)
Engelbart, DAM, Bange, J .: Determinación de los parámetros de la capa límite utilizando el perfilador de viento /
RASS y sodar / RASS en el marco del proyecto LITFASS. Theor Appl. Climatol 73, 53-
65 (2002)
Eresmaa, N., Karppinen, A., Joffre, SM, Räsänen, J., Talvitie, H .: Determinación de la altura de mezcla
por ceilómetro Atmos Chem Phys 6: 1485–1493 (2006) disponible en:
www.atmos-chem-phys.net/6/1485/2006/
Flamant, C., Pelon, J., Flamant, PH, Durand, P .: Determinación de Lidar de la zona de arrastre.
espesor en la parte superior de la capa límite atmosférica del mar inestable. Obligado.-Lay. Meteorol
83, 247–284 (1997)
Foken, T .: Micrometeorología. Springer, 308 pp. (2008)
Gomes, L., Vickery, BJ: sobre la predicción de las velocidades extremas del viento de los padres
Distribución. J. Industr. Aerodyn 2, 21-36 (1977)
Grimsdell, AW, Angevine, WM: medición de altura de capa límite convectiva con viento
Perfiladores y comparación con la base de la nube. J. Atmos. Oceanic Technol. 15, 1331–1338 (1998)
Gumbel, EJ: Estadísticas de extremos. Columbia University Press, Nueva York y Londres, 375 pp.
(1958)

Página 196
Referencias 191

Hayden, KL, Anlauf, KG, Hoff, RM, Strapp, JW, Bottenheim, JW, Wiebe, HA, Froude,
FA, Martin, JB, Steyn, DG, McKendry, IG: The Vertical Chemical and Meteorological
Estructura de la capa límite en el valle inferior de Fraser durante Pacific'93. Atmos
Reinar. 31, 2089-2105 (1997)
Hennemuth, B., Kirtzel, H.-J .: Hacia la determinación operativa de la altura de la capa límite utilizando
Sondas sodar / RASS y datos de flujo de calor superficial. Meteorol Z.17, 283-296 (2008)
Hooper, WP, Eloranta, E .: Mediciones Lidar del viento en la capa límite planetaria: el
Método, precisión y resultados de las mediciones conjuntas con radiosonda y kytoon. J. Clim.
Appl. Meteorol 25, 990-1001 (1986)
Jensen, NO, L. Kristensen: Estadísticas de ráfagas para la región del Gran Cinturón. Risoe-M-2828, 21 pp.

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 167/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
(1989)
Justus, CG, WR Hargraves, A. Mikhail, D. Graber: Métodos para estimar la velocidad del viento
Distribuciones de frecuencia. J. Appl. Meteorito. 17, 350-353 (1978)
Justus, CG, WR Hargraves, A. Yalcin: Evaluación nacional de la producción potencial de Wind-
Generadores accionados. J. Appl. Meteorito. 15, 673-678 (1976)
Kaimal, JC, SF Clifford, RJ Lataitis (1989) Efecto del muestreo finito sobre los espectros atmosféricos.
Meteorol 47: 337-347
Lammert, A., Bösenberg, J .: Determinación de la altura de la capa límite convectiva con láser
Sensores remotos. Obligado.-Lay. Meteorol 119, 159-170 (2006)
Martucci, G., Srivastava, MK, Mitev, V., Matthey, R., Frioud, M., Richner, H .: Comparación de
métodos lidar para determinar la parte superior de la capa mixta de aerosol. En: Schäfer K, Comeron A, Carleer
M, Picard RH (eds.): Teledetección de las nubes y la atmósfera VIII. Proceso de SPIE 5235,
447-456 (2004)
Melfi, SH, Spinhirne, JD, Chou, SH, Palm, SP: observación Lidar de la vertical
Convección organizada en la capa límite planetaria sobre el océano. J. Clim. Appl.
Meteorol 24, 806–821 (1985)
Menut, L., Flamant, C., Pelon, J., Flamant, PH: Determinación de la altura de la capa límite urbana
de las mediciones de Lidar sobre el área de París. Appl. Optar. 38, 945-954 (1999)
Mitsuta, Y., O. Tsukamoto: Estudios sobre la estructura espacial de la ráfaga de viento. J. Appl. Meteorito. 28, 1155-
1161 (1989)
Morales, A., M. Wächter, J. Peinke: Caracterización avanzada de la turbulencia del viento por mayor
estadísticas de pedidos. Proc. EWEC 2010 (2010)
Münkel, C., Räsänen, J .: Nuevo concepto óptico para ceilómetros lidar comerciales que escanean
la capa límite. Proc. SPIE 5571, 364–374 (2004)
Münkel, C .: Determinación de altura de mezcla con ceilómetros lidar: resultados del banco de pruebas de Helsinki.
Meteorol Z.16, 451-459 (2007)
Neff, WD, Coulter, RL: teledetección acústica. En: Lenschow DH (Ed.) Sondeando el
Capa límite atmosférica. Amer Meteor Soc, Boston, MA, 201–239 (1986)
Palutikof, JP, BB Brabson, DH Lister, ST Adcock: una revisión de los métodos para calcular
velocidades extremas del viento. Aplicaciones meteorológicas, 6, 119-132 (1999)
Panchang, V., Zhao, L., Demirbilek. Z .: Estimación de alturas de olas extremas usando GEOSAT
mediciones. Ocean Eng. 26, 205-225 (1999)
Piironen, AK, Eloranta, EW: profundidades de capa límite convectiva y nubes geométricas
propiedades obtenidas de datos lidar de imágenes de volumen. J. Geophys. Res. 100, 25569-25576
(1995)
Schäfer, K., Emeis, S., Junkermann, W., Münkel, C .: Evaluación de la altura de la capa de mezcla
Monitoreo por ceilómetro con SODAR y mediciones de aviones en ultraligero. En: Schäfer K,
Comeron AT, Slusser JR, Picard RH, Carleer MR, Sifakis N (eds) Teledetección de nubes
y el Atmosphere X. Proc. SPIE 5979, 59791I-1 - 59791I-11 (2005)
Schäfer, K., Emeis, SM, Rauch, A., Münkel, C., Vogt, S .: Determinación de las alturas de las capas de mezcla
de datos del ceilómetro. En: Schäfer K, Comeron AT, Carleer MR, Picard RH, Sifakis N (eds.):
Teledetección de las nubes y la atmósfera IX. Proc. SPIE 5571, 248-259 (2004)

Page 197
192 Referencias

Schroers, H., H. Lösslein, K. Zilich: Untersuchung der Windstruktur bei Starkwind und Sturm.
Meteorol Rdsch. 42, 202-212 (1990)
Seibert, P., Beyrich, F., Gryning, S.-E., Joffre, S., Rasmussen, A., Tercier, P .: Revisión y
intercomparación de métodos operativos para la determinación de la altura de mezcla. Atmos
Reinar. 34, 1001-1027 (2000)
Senff, C., Bösenberg, J., Peters, G., Schaberl, T .: Sesion remota de flujos de ozono turbulento y
el presupuesto de ozono en la capa límite convectiva con DIAL y Radar-RASS: un caso
Estudiar. Contrib. Atmos Phys. 69 , 161-176 (1996)
Sicard, M., Pérez, C., Rocadenbosch, F., Baldasano, JM, García-Vizcaino, D .: Capa mixta
Determinación de la profundidad en el área costera de Barcelona a partir de mediciones regulares de Lidar:
Métodos, resultados y limitaciones. Obligado.-Lay. Meteorol 119, 135-157 (2006)
Steyn, DG, Baldi, M., Hoff, RM: La detección de profundidad de capa mixta y zona de arrastre
espesor de los perfiles de dispersión posterior de LIDAR J. Atmos. Ocean Technol. 16, 953–959 (1999)
Türk, M .: Ermittlung designrelevanter Belastungsparameter für Offshore-Windkraftanlagen. Doctor
Tesis de la Universidad de Colonia (2008) (Disponible en: http://kups.ub.uni-koeln.de/2799/)
Van der Hoven, I .: espectro de potencia de la velocidad del viento horizontal en el rango de frecuencia de
0.0007 a 900 ciclos por hora. J. Meteorol. 14, 160-164 (1957)
White, AB, Senff, CJ, Banta, RM: una comparación de las profundidades de mezcla observadas por tierra
Basado en perfiles de viento y un Lidar aerotransportado. J. Atmos. Oceanic Technol. 16, 584-590 (1999)
Wieringa, J (1973) Factores de ráfaga sobre aguas abiertas y países urbanizados. Meteorol 3 establecido:
424-441

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 168/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Wieringa, J .: Formas de distribuciones anuales de frecuencia de la velocidad del viento observadas en altas
Mástiles meteorológicos. Bound.-Lay.Meteorol. 47, 85-110 (1989)
Wulfmeyer, V., Janjic, T .: Observaciones de 24 horas de la capa límite marina utilizando barcos.
NOAA Doppler Lidar de alta resolución. J. Appl. Meteorol 44, 1723-1744 (2005)
Wulfmeyer, V .: Investigación de procesos turbulentos en la troposfera inferior con vapor de agua.
DIAL y Radar-RASS. J. Atmos. Sci. 56, 1055-1076 (1999)

Página 198

Índice

UNA Capa de flujo constante, 17


Método de eco acústico recibido, 179 Capa límite convectiva, 24, 31, 51, 54
Viento ageostrófico, 42 Escala de velocidad convectiva, 27, 32
Densidad del aire, 1 , 6 Fuerza de Coriolis, 10 , 12-15 , 17
Modelo analítico de parque eólico, 139 Parámetro Coriolis, 13, 14
Altura del anemómetro, 35, 38 Altura de cruce, 50 , 51, 53, 65
Viento antitriptico, 17 Probabilidad acumulada
Capas límite atmosféricas, 2 Curvatura, 33–35, 37, 38
Circulación atmosférica Ciclones, 10, 105
cambios, 157 Viento ciclostrófico, 15
Estabilidad atmosférica, 23 , 33
Autocorrelación, 162 , 166 , 167, 174 , 175
re
Leyes de defectos, 41 , 42
si Ángulo de desviación
Intensidad de retrodispersión, 179, 180 , 182-184 , Calentamiento diferencial, 9

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 169/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
186-189 Altura de desplazamiento, 28, 61, 62 , 65 , 69
Barotrófico, 27 Disipación, 5
Baroclínico, 15 Variación diurna, 50
Altura de mezcla, 60 Coeficiente de arrastre, 98 , 100
Meteorología de capa límite, 6 Cambio Doppler, v, 179-181, 183
Ratio de Bowen, 30, 31
Edificios, 28 , 33, 62, 64, 65, 68, 70
Ratio de flotabilidad, 31 mi
Coeficiente de arrastre efectivo, 141 , 142
Capa Ekman, 6
C Método de eco acústico mejorado recibido, 181
Fuerza centrífuga, 13 , 15 Entropía, 4
Canalización, 68 Ecuaciones de movimiento, 26
Parámetro Charnock, 97 Escarpas, 75, 76, 87
Circulación, 9, 10 Euler viento, 17
Tipos de circulación, 55 Exceso de curtosis
Ciudades, 28, 62, 63, 67, 69 , 70 Ráfaga de funcionamiento extrema, 115
Cambio climático, 157 Alturas de olas extremas, 106
Simulaciones de modelos climáticos, 157 Ráfagas de viento extremas, 106
Terreno complejo, 7 Velocidad extrema del viento
Capa de flujo constante, 64 modelo, 114

S. Emeis, Meteorología de Energía Eólica, Energía y Tecnología Verde, 193


DOI: 10.1007 / 978-3-642-30523-8, Ó Springer-Verlag Berlín Heidelberg 2013

Page 199
194 Índice

F yo
Estela lejana, 135 , 136 Método de retrodispersión idealizado, 185
Ferrel cell, 9, 10 Inclinación, 115 , 123
Fetch, 28 Subcapa inercial, 64
Fisher-Tippett tipo -1 distribución, 107 Subrango inercial, 48
Separación de flujo, 80, 85, 92 Método de punto de inflexión
Huella, 28 Capa interior, 83 , 85 , 86 , 89, 91, 92
Bosques, 28, 29, 58, 61, 69 , 70 Escala de longitud integral, 50
Energías fósiles, 1 Capa límite interna, 24 , 58 , 60,
Aceleración fraccional, 86 63, 69
Espectro de frecuencia, 50 Capas límite internas, 6, 63 , 75
Fricción, 13 , 14 , 16 Inversiones, 59, 79
Velocidad de fricción, 26-30 , 32, 44–46 , 49, 61 , 66
Fuerzas de fricción, 13, 14, 17
Hipótesis de turbulencia congelada, 161 K
Vientos catabáticos, 79
Energía cinética, 1, 5
sol Kurtosis, 162, 165 , 166
Función gamma, 168
Gap fluye, 76
Gas constante, 11 , 12 L
Distribución gaussiana, 119 Brisa de tierra, 129
Coeficiente de arrastre geostrófico, 26 Viento tierra-mar, 79
Ley de resistencia geostrófica, 26 Lee-eddies, 69
Viento geostrófico, 14-16 Escala de longitud, 30, 31, 40, 42, 43, 45 , 46 , 49
Viento gradiente, 11 , 14 , 15 Estimación de carga, 40
Circulación atmosférica global, 9 Perfil logarítmico del viento, 26, 28, 32 , 34–36
Método de gradiente, 32 Chorros de bajo nivel, 2, 6 , 54 , 70
Circulación de viento gradiente, 11
Grosswetterlagen, 55
Distribución Gumbel, 107 METRO
Método Gumbel, 115. Capa límite marina, 2 , 7
Parcela Gumbel, 115 Sombrero mexicano, 115
Factor de ráfaga, 40 Altura de capa mixta, 7
Ráfagas, 40 Longitud de mezcla, 28 , 43 , 45 , 46.
Ráfagas de velocidad del viento, 3 Momentum, 12 , 14 , 17
Balance de momento, 139
Monin-Obukhov longitud, 30
H Vientos de montaña y valle
Hadley cell, 9 , 10 Capa límite de montaña, 78 , 80
Medio ancho, 81–83, 85, 92 Vientos llanos de montaña, 78
Flujo de calor, 24, 30 , 32 , 63 Montañas, 75 , 78 , 80 , 91 , 92 , 135, 136
Altura de la capa de Prandtl, 29 , 44 , 45. Velocidad media del viento, 2 , 40 , 113
Exponente de Hellmann, 33–35 , 38

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 170/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología
Colinas, 75, 76, 78, 81, 85 , 92
Momentos de orden superior norte
Terreno homogéneo, 24, 46 , 64 Ecuaciones de Navier-Stokes, 13
Método de velocidad del viento horizontal Cerca de la estela, 135, 136 , 139
Altura del cubo, 155 , 156 Capa límite nocturna, 54, 63
Flujo de humedad, 30 Distribución normal
Huracán, 101 Modelo de perfil de viento normal, 111
Ecuación hidrostática, 11, 13, 15, 18 Modelo de turbulencia normal, 118

Página 200
Índice

O Tormentas, 10, 102 , 106, 108


Obstáculo, 87 Superficie, 128
Longitud de Obukhov, 30 , 31 , 38, 40 Capa superficial, 2, 5–7
Parques eólicos marinos, 2 , 4 , 7 Fricción superficial, 15 , 17
Estadísticas de un punto, 85
Orografía, 75, 76
Capa exterior, 83–86, 89, 92 T
Hipótesis de Taylor, 60 , 61 , 81.
Térmica, 9, 11, 15, 16
PAG Estratificación térmica, 24, 30, 32 , 47 , 50 , 54
Factor pico, 102 Viento termal, 16 , 17, 27, 130
Función de punto porcentual, 171 Teoría del perfil fino, 81
Celda polar, 9 , 10 Coeficiente de empuje, 136 , 139, 140 , 141, 143
Flujo potencial, 81–83 , 85 , 86 Tormenta, 17
Temperatura potencial, 29 , 30, 32 Topografía, 75, 80
Ley de poder, 23, 28 , 33–38 , 40 , 53 , 69 Tornados, 10, 15
Capa Prandtl, 17 Vientos alisios, 3
Fuerza gradiente de presión, 15 Árboles, 28, 61
Función de densidad de probabilidad, 167, 168 , 171 Arrastre de la turbina, 141
Turbulencia, 23 , 24 , 29 , 30, 31, 35, 40 , 43 , 48 ,
50, 58, 59 , 61–63 , 65–67 , 69
R Intensidad de turbulencia, 2 , 24 , 30 , 35 , 66 , 67 , 69
Radiosonda, 178 , 184, 188 Espectros de turbulencia, 48
Reducción de la velocidad del viento, 141 Coeficiente de intercambio turbulento, 26
Modelos climáticos regionales, 157 Escala de longitud turbulenta, 122
Teledetección, 2, 7 Escala de tiempo turbulento, 162
Energías renovables, 1 Viscosidad turbulenta, 13 , 17
Altura de inversión, 50 Ángulo de giro, 46 , 114
Periodo de regreso, 114, 115 Estadísticas de dos puntos, 166, 167
Crestas, 75 , 76 , 91 Tifón, 10
Diámetro del rotor, 2 , 155
Rugosidad, 24, 26-28, 30, 33–35 , 38 , 40 , 44 ,
53 , 58 , 61–65, 70 U
Longitud de rugosidad, 26–28, 30, 34 , 35 , 38 , 40 , Capa límite urbana, 24 , 63, 65, 70
61 , 65 Capa de dosel urbano, 62 , 64 , 68 , 70
Isla de calor urbano, 63, 65, 70
Pluma urbana, 63
S Subcapa de rugosidad urbana, 64
Parámetro de escala, 51, 53, 69
Velocidad de escala, 27, 32
Brisa marina, 129 V
Temperatura de la superficie del mar, 103, 106 , 112 Varianza, 51, 67, 105 , 122
Parámetro de forma, 51–53 , 69 Método de varianza, 125
Altura de ola significativa, 101, 103 Déficits de velocidad, 41
Torcedura, 162 , 165 Cizalladura vertical del viento, 23 , 27, 45
Pendiente, 33–38, 52 Método de variación del viento vertical, 16
Vientos en pendiente, 78 Temperatura virtual, 19
Energía solar, 1 , 4
Humedad específica, 19
Acelerar, 7, 51, 81, 86 W
Parámetro de estabilidad, 31, 38 Estela, 136, 151
Capa límite estable, 24, 32, 54 Despierta, 135
Desviación estándar, 31, 32 , 48 , 66 Coeficiente de desintegración, 136
Función de estructura, 162, 167 Wake interferencia, 135

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 171/172
4/4/2020 Energía verde y tecnología

201
196 Índice

W (cont.) Energía eólica, 4


Wake layer, 62 , 64 Molino de viento, 3
Longitud de la estela, 146 Parque eólico, 2 , 7 , 135, 137-141, 144
Caños de agua, 17, 18 Modelo de parque eólico, 152
Ola, 1 , 24 , 78, 96, 101 , 138 Parques eólicos, 2 , 5 , 7, 135
Edad de ola, 108 , 130 Coeficiente de arrastre del parque eólico, 140
Altura de ola, 101-107 Perfiles de viento, 6, 7
Subcapa de onda, 96 Fluctuación de la velocidad del viento, 26
Distribución de Weibull, 51 , 69 Incremento de velocidad del viento, 162, 167
Cinturones de viento del oeste, 157
Viento, 9-18

https://translate.googleusercontent.com/translate_f 172/172

También podría gustarte