Está en la página 1de 3

Ernesto Chacón Macías

Interdisciplina
12 septiembre 2019.
La interpretación desde el siglo XIX

El presente escrito se centra en una de las propuestas principales del artículo “El giro
epistemológico hermenéutico en la última tradición científica moderna” (2011), de Rafael Vidal.
Dicha propuesta es la interpretación.
A lo largo del texto se cita, entre otros, tres autores: Thomas S. Kuhn, Paul Feyerabend, e Imre
Lakatos. En ellos se basa, con la argumentación propia de cada uno, para sostener que hay un giro
epistemológico en la ciencia alrededor de los años 60 y 70 del pasado siglo (Vidal, 2011: 23).
De manera general, Vidal sostiene que estos autores colocarán en primer término “los
condicionamientos socio-históricos y psicológicos de la actividad investigadora” (2011: 23), lo que
tiene tres consecuencias:

a) Una revalorización especial del contexto subjetivo del descubrimiento de las teorías.
b) Un cuestionamiento esencial de la dualidad binaria sujeto-objeto.
c) Una nueva forma del tratamiento de la interpretación frente a la explicación.

Nos centraremos en la última, en la interpretación. Al respecto, y a modo de conclusión de su


trabajo Rafael Vidal propone que las transformaciones de fondo que se estaban perfilando en las
ciencias durante el giro epistemológico, relacionadas con la crisis de la idea del progreso (Kuhn),
“representaron los primeros pasos de ese viraje fundamental hacia la interpretación como nueva
forma de experiencia del mundo, que hoy domina el panorama científico” (:38).

Aquí nos detendremos un momento a hacer una observación.

Si bien parece cierto que el giro en la teoría de las ciencias ocurre en la segunda mitad del siglo XX,
la aparición de la interpretación como forma de explicar el mundo y los saberes se había
consolidado mucho antes. Es decir, la interpretación no es un resultado de esta revolución científica,
sino que, más bien, se le dio el lugar que en otras áreas del conocimiento ya tenía.

Hay un texto de Michel Foucault llamado “Marx, Nietzsche y Freud” (1967). En el cual hace una
breve reseña del uso de las técnicas de la interpretación desde la Grecia antigua y comenta que estas
técnicas fueron dejadas de lado a partir de las críticas Cartesianas y baconianas. Que el siglo XVII y
XVIII las relegó para dar cabida al pensamiento científico occidental.
Ernesto Chacón Macías
Interdisciplina
12 septiembre 2019.
Foucault sostiene que el siglo XIX y de manera precisa Marx, Nietzsche y Freud nos han vuelto a
poner en presencia de una nueva posibilidad de interpretación, “han fundamentado de nuevo la
posibilidad de una hermenéutica” (1967: 16).

Textos como “El capital”, “La genealogía de la moral” y "La interpretación de los sueños”, son en
sí mismos técnicas de interpretación.

El filósofo francés propone que Marx, Nietzsche y Freud no han dado nuevos sentidos a cosas que
no tenían sentido ni tampoco han multiplicado los signos en el mundo occidental. Lo que más bien
hicieron fue cambiar la naturaleza del signo y modificado la manera como el signo en general podía
ser interpretado (Cf. Foucault, 1967: 17).

Esto a partir de ciertas premisas, la noción de profundidad en Nietzsche; la noción de


superficialidad de Marx; y la topología consciente-inconsciente de Freud. Y, dice Foucault, del
Oteo en las tres.

Es pues el oteo la posibilidad de colocarse en un lugar distinto para llevar acabo la interpretación, es
cambiar el siglo, y con esto la manera de interpretar y esto a su vez posibilita un retorno de la
hermenéutica y de una hermenéutica distinta a la anterior al siglo XVI. Ya que en estos tres
personajes de los que hablamos se permite la construcción de una cadena significante, de
representaciones inacabables, que, distinta de la antigua, esta cadena no tiene principio ni fin, Es
decir la interpretación no se preocupa por el comienzo y es un peligro para el intérprete (podemos
leer ahora también, científico) pensar que la cadena se acaba. Pensemos en “La historia de las
revoluciones científicas”, partir de la fórmula que propone Kuhn: ciencia normal-anomalía-crisis-
revolución científica-nueva ciencia normal”… ¿no son estas infinitas?

De aquí la importancia de estos tres personajes o como Paul Ricoeur los llamó: “Los maestros de la
sospecha”.

Dicho esto, se abre una pregunta interesante, misma con la que cierro el presente ensayo.

¿Por qué, si desde fines del siglo XIX la interpretación adquirió relevancia en estas áreas, es hasta
un siglo después que cobran la importancia y vigencia en la epistemología occidental?

Fuentes:

Foucault, M. (1967). Nietzsche, Freud, Marx. Buenos Aires: Epub


Ernesto Chacón Macías
Interdisciplina
12 septiembre 2019.
VIDAL, R. (2011). El Giro Epistemológico Hermenéutico en la última Tradición Científica
Moderna en Cinta de Moebio. 40, pp. 22-46. Chile.

También podría gustarte