Está en la página 1de 4

Prof.

Julio Cesar Vargas

La administración de los RR. HH. ha sabido evolucionar con el paso del tiempo, sobre todo gracias
a los progresos y las interrelaciones que datan de comienzos de la revolución industrial, en la
actualidad, es difícil encontrar candidatos con las competencias necesarias dentro de la
organización1.

Las empresas enfrentan escasez de talento mejorando las competencias de sus empleados, y ya
más de la mitad invierte en plataformas de aprendizaje y herramientas de desarrollo para generar
su comunidad de talento.

Las competencias laborales: época de 1980

A finales de la década de los 80, aparece el término competencias laborales para designar una
necesidad de los recursos humanos de las empresas y lo hace con varios enfoques: conductista,
funcionalista y constructivista.

Las competencias laborales surgen en países industrializados para capacitar a la nueva mano de
obra debido al constante cambio que se estaba produciendo en las estructuras productivas a nivel
mundial.

Inicios de la gestión del talento: época de 1990


Aunque las empresas llevan trabajando con personas desde que existen, la gestión del talento
como tal surge en las empresas en los años 90.

El término fue acuñado por David Watkins de Softscape para describir el proceso que siguen las
empresas para atraer y retener empleados productivos.

En esta época se produjo un auge de los recursos humanos, ya que muchos se preparaban para ser
expertos en esta área porque se empezaba a valorar mucho más a los colaboradores y se quería
buscar una forma de comprometer a los empleados y obtener un mayor rendimiento.

Fue entonces cuando McKinsey empezó a hablar de la “guerra por el talento”, ya que en esos
momentos las empresas buscaban contratar y atraer el personal, además de retenerlo. Incluso tras
la burbuja de las llamadas empresas punto com, cuando parecía que acabaría la guerra del talento
con el derrumbamiento del índice Nasdaq, la gestión del talento siguió siendo una parte
fundamental de los RR. HH. de las empresas.

Las competencias laborales: época de 1980


Estrategia gestión del talento, cada vez existe un mayor interés y esfuerzo tanto en retener como
atraer el talento dentro de la empresa.

En la actualidad hay muchas compañías que se esfuerzan por atraer el talento, pero cada vez son
más, desde los años 90, las empresas conscientes de los beneficios que tiene trabajar en la gestión
del talento organizacional, incluyendo la retención y el desarrollo del talento interno.
La gestión del talento en la actualidad

En la actualidad, la gestión de talento se sigue utilizando en empresas que son capaces de


reconocer que lo que impulsa su éxito empresarial es el talento y las habilidades de sus
trabajadores. Y sobre todo ante la inmensa dificultad de encontrar el talento adecuado al puesto
de trabajo vacante, que busca algo más que un mero salario, las empresas que ponen en práctica
la gestión de talento lo hacen principalmente para retener empleados, sabiendo el alto coste de
una rotación frecuente de trabajadores, pero también porque supone una mejora de la
organización que incide en sus beneficios.

La gestión del talento en la actualidad

Cómo es el sistema de gestión del talento actual

Un sistema de gestión del talento que se ajuste a la estrategia de las empresas necesita
incorporarse y ejecutarse en los procesos diarios de negocio, y que no solo se encargue de ello el
departamento de recursos humanos. Debe formar parte de todos los niveles de las empresas, una
estrategia de negocio basada en el talento implica en la actualidad la responsabilidad de que
directivos y responsables favorezcan el desarrollo de sus subalternos más inmediatos. Los
empleados deben conocer la misión, visión, valores y objetivos de la organización
independientemente del departamento en el que trabajen.

Las empresas que se enfocan en el desarrollo del talento lo hacen:

1. Con sueldos competitivos.


2. Con una buena conciliación de la vida personal y la profesional.
3. Buscando, atrayendo y reclutando candidatos cualificados.
4. Formando a los empleados.
5. Buscando oportunidades de desarrollo y capacitación de los trabajadores.
6. Con procesos para manejar el desempeño.
7. Con programas de retención.
8. Con una buena gestión de la rotación y el crecimiento interno, así como mediante
traslados.
9. Búsqueda de talento

El buscar una persona adecuada y con talento para un puesto determinado es cada vez más una
prioridad dentro de las organizaciones, no hace mucho que las empresas se preocupan por la
conciliación de la vida personal y la laboral de sus empleados o por la igualdad de géneros, y hoy
día son imprescindibles, a la vez que materia pendiente aún en algunos negocios.

Con el paso del tiempo, las empresas pondrán sus miras en otros factores fundamentales
relacionados con la gestión del talento.

Conforme cambian los tiempos, la gestión del talento ha sabido evolucionar, y aspectos que antes
no se consideraban importantes ahora han cobrado relevancia.
¿Qué tiene que incluir un sistema de gestión del talento actualmente?

Una buena planificación que tenga en cuenta a cada uno de los empleados y las necesidades
cambiantes de la empresa.

El onboarding o la mejor forma de acelerar el proceso de integración y adaptación de los nuevos


trabajadores a la empresa basándose en el cumplimiento de los requisitos empresariales, cultura,
claridad, conexión y verificación con encuestas de seguimiento.

Formación a medida de las necesidades actuales y futuras de los trabajadores en su puesto de


trabajo en cada momento.

Incremento del salario del empleado con un paquete retributivo competitivo, con revisiones
salariales en función de los objetivos o bonus, y un posible sistema de retribución flexible que
permita a los trabajadores contratar servicios cotidianos exentos de IRPF.

Un buen sistema de evaluación del desempeño para comprobar el nivel de productividad de los
empleados y mejorar sus condiciones según sus resultados.

Herramientas para medir la satisfacción y el compromiso de los empleados, como las conocidas
encuestas de satisfacción interna que son de gran utilidad para evaluar la eficacia del sistema de
gestión del talento.

Tendencias y futuro de la gestión del talento en las empresas

Cabe esperar que una de las tendencias de la gestión del talento vaya enfocada al trabajo remoto
o teletrabajo. De hecho, en Estados Unidos y Europa muchos profesionales trabajan en su casa, en
cafeterías o en otros lugares a través de la red.

En la actualidad muchas empresas, como es el caso de Accenture, Ikea, Repsol, Endesa, Iberdrola,
Banesto, Vodafone, Telefónica, IBM, Kellogg’s, Indra y otras ofrecen a sus empleados la posibilidad
de part time o full time la jornada laboral.

El teletrabajo ha sabido renovarse e incluso se ha llegado a la nueva fórmula de gestión


empresarial smart working, que se basa en la flexibilidad horaria, la movilidad, el trabajo por
equipos y el uso de las nuevas tecnologías.

Muchos procesos de selección se basan en entrevistas grupales y utilizan la gamificación para


idear nuevos retos que deben superar los candidatos, mostrando sus habilidades para destacar
sobre los demás.

Gamificación

La gamificación de los procesos ayudas mostrar talentos y habilidades de los candidatos, a veces
ocultas.
La planificación de la carrera de los trabajadores es también un factor que deben tener en cuenta
las empresas, que necesitan contar con una buena estrategia de promoción interna de sus
empleados como herramienta de motivación. Pero es además una solución alternativa a la
contratación externa en puestos de responsabilidad cuando el talento puede estar dentro de la
empresa, las empresas deben plantearse nuevos retos de sus RR. HH. en el campo de la
transformación digital, ya que esta adquirirá especial relevancia en la gestión del talento.

Las compañías deben adaptarse a los nuevos cambios del mercado para ser más competitivas, lo
que pasa por fomentar la formación y preparación de los empleados, pero también por
aprovechar dichos cambios a favor de sus estos.

Hay muchas herramientas pensadas para gestionar diferentes procesos de la empresa de forma
remota que se utilizarán cada vez más para favorecer la flexibilidad laboral, el teletrabajo y la
contratación y la gestión de los trabajadores de otras localidades.

Hoy, el talento humano se ha convertido en clave para el éxito de muchas organizaciones que
reconocen las ventajas que supone para la imagen y los beneficios económicos de su negocio.
¿Has descubierto ya las ventajas de la gestión del talento en el mundo empresarial?