Está en la página 1de 4

Bioéticauru2018C

Formato análisis de artículo / Sección______


Título del artículo: Trasplantes de órganos postmortem aspectos médicos y éticos.
Elementos de identificación bibliográfica del artículo:
Noticias Generales del Centro Latino de Bioética y Humanidades.
Fecha: 13 de marzo de 2017
En la web: http://celabih.com/home/index.php/blog/noticias/item/44-trasplantes-de-organos-postmortem-
aspectos-medicos-y-eticos.html?tmpl=component&print=1
Integrantes del grupo:
Punny
Memoria del proceso de análisis y trabajo desarrollado
Reunión de trabajo (fecha) Agenda desarrollada Asistentes

¿Qué problemas tuvieron? ¿Cómo lo solventaron? ¿Competencias desarrolladas?


Cada integrante buscó información
-Búsqueda de información.
Definición de trasplante al respecto, para discutirla y
-Análisis.
postmortem cotejarla, de modo de formar un
-Resumen.
criterio para el análisis
Se habló con un abogado (familiar
del grupo) para entender estos
Aspectos legales de -Entrevista
aspectos, sin la necesidad de
trasplantes en Venezuela -Comprensión de asuntos legales.
ahondar en los términos confusos
que se recogen en las leyes
¿Con cuánto evaluarían su trabajo, según proceso y resultados?
Evidencias de logro que justifiquen su autoevaluación: Aspectos fundamentales para presentar este
análisis apoyan la autoevaluación: búsqueda de información de soporte, conversación con expertos
legales, análisis de equipo, redacción breve y concisa para apoyar las ideas.
Esta sección no aporta puntaje alguno, interés cualitativo 1/3
Resultados: Descripción de las implicaciones éticas, legales, sociales y políticas del tema: trasplante de
órganos postmortem
Redacte su propio resumen del artículo, no debe exceder Hecho moral planteado
las 250 palabras
Trasplante de órganos postmortem
El marco legal que existe (ello específicamente en
Argentina) parece avalar la muerte digna sin que esto
represente un negativo para el médico, propenso a una
demanda judicial. No se trata de eutanasia, no se busca
ayudar que el paciente muera inmediatamente. Se trata de
que este disminuya el sufrimiento físico y mental que una Sujetos morales
enfermedad degenerativa o terminal supone, procurando
un estado de inconsciencia, con soporte vital, hasta que la
muerte llegue por sí misma. Se hace un llamado a los Donante
entes jurídicos y políticos a no dejar vacíos legales, a Receptor del donante
establecer leyes que regulen estas prácticas, sin que Comités Éticos
constituyan un temor al médico que busca respetar los
derechos de un paciente autónomo e informado. Una
segunda opinión médica quizá ayude a un paciente que no
quiere sufrir más, que quiere permanecer inconsciente. Circunstancias
Esto es necesario que sea evaluado por los entes
correspondientes. Brindar cuidados paliativos, que
procuren una calidad de vida que no afecte más al sujeto Establecimiento de criterios sensatos para
de lo que ya la enfermedad lo ha hecho. Ir más allá de la declarar la muerte del paciente y evitar
medicina: la vida y la muerte es algo social, una decisión daños a los órganos que serán
que parece ser tomada por quien está en la posición de trasplantados.
sufrimiento, su familia y el equipo de salud.
Dilema entre la muerte del paciente y el
beneficio al enfermo que puede curarse
mediante el trasplante.

2/3
Implicaciones éticas, legales, políticas y sociales Bibliografía consultada

El artículo 14 de la Declaración Bioética de Guijón (2000), apunta: “El


debate ético sobre el final de la vida debe proseguir, con el fin de Beca, J.; Ortiz, A. y Solar, S.
profundizar en el análisis de las diferentes concepciones éticas y (2005).Derecho a morir: un debate
culturales en éste ámbito y de analizar las vías para su armonización”. actual. Rev. méd. Chile 133(5), 601-
Esto aviva, evidentemente, las discusiones pues cada quien tiene su 606. Recuperado de:
postura con sus intereses y creencias, que deberían armonizar en http://dx.doi.org/10.4067/S0034-
función de conseguir una postura universal con fundamentos bioéticos y 98872005000500014.
jurídicos.
Morir con dignidad es un acto humano; como explican Beca, Ortiz y Solar Calsamiglia, R. (2004). Bioética y
(2005), pues el individuo, con base en la autonomía que consagra la Derecho. Fundamentos y problemas
bioética, tiene derecho a decidir sobre su vida; y cuando se trata de evitar actuales. México D.F: Fondo de
el dolor o sufrimiento que una enfermedad crónica o terminal, este Cultura Económica de México.
contexto dignificaría los últimos días de la vida de la persona; que en
estos casos suele estar acompañada de un constante malestar físico. Comité Científico de la Sociedad
En otro orden de ideas, Vidal (1994), se plantea el derecho a morir con Internacional de Bioética.
dignidad fuera de un contexto legal o político, más bien ajustado a una Declaración Bioética de Gijón.
exigencia ética, sin ningún orden jurídico. Es decir, lo legal pasa a un (2000). Recuperado de:
segundo plano, y la discusión ética ocupa el primer lugar; porque la vida http://www.sibi.org/es/12-
y el derecho a la vida no es un asunto jurídico sino de principios; de declaraciones/68-declaracion-
valores y de moral. bioetica-de-gijon.html
Interpretando a Calsamiglia (2004), la sociedad pareciera impulsar e
incentivar ese derecho a muerte digna, sobre el derecho a la vida cuando Vidal, M. (1994). Bioética: estudios
ya se está en condiciones poco óptimas, una vida que no puede vivirse; de bioética racional. Madrid: Tecnos.
por lo cual ya no se debe debatir sobre respetar o no este derecho, sino
en exponer en qué situaciones se debe considerar apropiado disponer de
la vida humana y cuándo esto sería ilícito.
Alternativas de solución

Morir con dignidad es el derecho de una persona de decidir y manifestar


abiertamente su deseo de aceptar o rechazar procedimientos médicos o
quirúrgicos, cuando padece una enfermedad irreversible e incurable, y ya
se encuentra en una fase terminal de la misma. No habría un concepto
único de muerte digna, además de que es supremo el deseo de las
necesidades básicas del paciente.
Lo que si tenemos claro es que el paciente es autónomo y libre para
escoger lo que crea más conveniente para sí mismo, y si considera que
morir es mejor que soportar el dolor y el sufrimiento implícitos en la fase
terminal de una enfermedad, se debería respetar tal decisión. Claro,
sería en un escenario en el cual el paciente esté consciente y tenga
suficiente capacidad de razonamiento para consentir ello.
Advertimos este esfuerzo como algo positivo, pero que también puede
tener connotaciones negativas cuando no se respetan los derechos del
paciente a no someterse a ningún tratamiento médico por propia decisión
y desear morir en un lecho tranquilo, sereno, donde se ha aceptado la
muerte y se recibe con placer.
Auspiciamos el respeto al derecho a morir con dignidad, pero sin la
aplicación de métodos para que el paciente muera; aplaudimos los
cuidados paliativos que brinden una calidad de vida alta al enfermo
terminal en sus últimos días, donde pueda tener contacto con sus
familiares, con sus amigos; porque consideramos que esto permitirá una
mejor aceptación de la muerte como alivio final para el enfermo, quien la
recibe con complacencia; y para el familiar que se ha resignado a este
destino y puede afrontarlo adecuadamente.
Pueden agregar una página adicional para ampliar comentarios o plantear a profundidad sus
argumentos.

También podría gustarte