Está en la página 1de 3

El partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) tiene su origen

como consecuencia de la Firma de los Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y la


exguerrilla FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo)
en diciembre del 2017, pues este dicho documento establecía que “es necesario crear las
condiciones y dar las garantías para que las organizaciones alzadas en armas se transformen
en partidos o movimientos políticos, que participen activamente en la conformación,
ejercicio y control del poder político, para que sus propuestas y sus proyectos puedan
constituirse en alternativa de poder.”

De esta manera, se da aparición a un nuevo actor en la política nacional, ampliando la


democracia y con ello asegurando una consolidación de la paz, “una ampliación
democrática que permita que surjan nuevas fuerzas en el escenario político para enriquecer
el debate y la deliberación alrededor de los grandes problemas nacionales y, de esa manera,
fortalecer el pluralismo y por tanto la representación de las diferentes visiones e intereses
de la sociedad, con las debidas garantías para la participación y la inclusión política.”

Es por esto que en el documento se plantean las siguientes garantías para las diferentes
voces que hay en la política nacional, entre las que están:

 Garantías para el ejercicio de la oposición política


 Garantías de seguridad para el ejercicio de la política
 Garantías de seguridad para líderes y lideresas de organizaciones y movimientos
sociales y defensores y defensoras de derechos humanos
 Mecanismos democráticos de participación ciudadana, incluidos los de participación
directa
 Garantías para los movimientos y organizaciones sociales
 Garantías para la movilización y la protesta pacífica
 Participación ciudadana a través de medios de comunicación comunitarios,
institucionales y regionales
 Garantías para la reconciliación, la convivencia, la tolerancia y la no estigmatización,
especialmente por razón de la acción política y social en el marco de la civilidad
 Política para el fortalecimiento de la planeación democrática y participativa
 Medidas efectivas para promover una mayor participación en la política nacional,
regional y local de todos los sectores, incluyendo la población más vulnerable, en
igualdad de condiciones y con garantías de seguridad
 Promoción del pluralismo político
 Medidas para promover el acceso al sistema político
 Medidas para promover la igualdad de condiciones en la competencia política
 Promoción de la participación electoral
 Promoción de la transparencia
 Reforma del régimen y de la organización electoral
 Promoción de una cultura política democrática y participativa
 Promoción de la representación política de poblaciones y zonas especialmente afectadas
por el conflicto y el abandono
 Promoción de la participación política y ciudadana de la mujer
 Creación de un nuevo espacio para dar acceso a medios a los partidos y movimientos
políticos

Por otra parte, el accionar de las FARC en la política nacional cuenta con ciertas garantías,
entre las cuales, las más importantes son:

 Registro formal ante el Consejo Nacional Electoral, sobre su transformación en


partido o movimiento político, el acta de constitución, sus estatutos, el código de
ética, la plataforma ideológica y la designación de sus directivos
 Recibirán anualmente, entre la fecha del registro y el 19 de julio de 2026, una suma
equivalente al promedio que recibieron los partidos o movimientos políticos con
personería jurídica para su funcionamiento en las elecciones previas a la firma del
Acuerdo Final
 Las campañas de los candidatos a la Presidencia y al Senado de la República
inscritos para participar en las elecciones de 2018 y 2022, tendrán financiación
preponderantemente estatal
 Tendrán acceso a espacios en los medios de comunicación en las mismas
condiciones que los demás partidos y movimientos políticos con personería jurídica
 Tendrán garantías especiales de seguridad en el marco del Sistema Integral de
Seguridad para el Ejercicio de la Política
 Representación política en el Congreso de la República al nuevo partido o
movimiento político, durante dos períodos constitucionales contados a partir del 20
de julio de 2018
 Podrá designar de manera transitoria un delegado(a) ante el Consejo Nacional
Electoral, quien tendrá voz, pero no voto
 Prelación a la presentación y aprobación del Estatuto de la Oposición y de la
reforma al régimen electoral

Es de esta forma que para el período constitucional 2018-2022 recibieron el financiamiento


a su movimiento político, además de la publicidad en favor de la campaña de Rodrigo
Londoño, alias Timochenko, independientemente de que este se haya retirado a mitad de la
carrera electoral por la poca acogía que había recibido por parte de la población
colombiana.

Por otra parte, en el Congreso, recibieron un total de 10 de curules, 5 para cada cámara
(Senado y Cámara de Representantes), lo que representa aproximadamente el 3% de los
congresistas, siendo este una cantidad relativa baja, pero que tiene gran incidencia dentro
de la acción legislativa, además de la considerable fuerza que tiene la oposición en la rama
legislativa. Además de esto, se debe tener en cuenta los tres voceros, concedidos, los cuales
permiten enriquecer el debate político en cada una de las bancadas, no obstante, dichos
voceros no tienen la facultad del voto.
A este panorama que vive el partido FARC, se le debe sumar la vivencia de la actual
carrera electiva por los estamentos locales como lo son las JAC, alcaldías, Consejos y
Gobernaciones, en dichas listas se espera una gran cantidad de nombres por parte del
partido, los cuales permitan implementar una cultura de paz a partir de la política y una
apertura de voces a la política nacional.

A partir de este contexto es que surge la curiosidad por reconocer la participación del
partido FARC en la política colombiana, a partir de la Firma de los Acuerdos de Paz, los
cuales en primera instancia buscan la existencia de garantías para el accionar político de
distintas voces, mientras que busca dar una igualdad de posiciones a las FARC, para una
eficiente y electiva participación de estas en la vida política nacional.