Está en la página 1de 1

Por la presente vengo en tiempo y forma a efectuar el correspondiente descargo a las “fotomulta”, Infracción Nº

010735, de fecha 03/07/2010, labradas por cinemómetro Marca Systeco, y suscripta por personal municipal
dependiente de la Municipalidad de Parada Pucheta, que fuese receptada en mi domicilio real por Carta Simple el
día 13/08/2010. Que niego desde ya la comisión de la infracción de tránsito que se me imputa, toda vez que en
ningún momento la cometí. La multa por “foto radar” carece de eficacia preventiva inmediata, pues el conductor
del vehículo en ningún caso es alertado de su falta, ni obligado a detener su marcha o a disminuir la velocidad.
Por el contrario, es después de transcurrido un amplio plazo, que tomo conocimiento de que supuestamente
incurrí en una contravención, lo que torna completamente ilusorio el fundamento de la prevención. En estos
supuestos, tenemos una evidente violación de las garantías constitucionales del debido proceso y derecho de
defensa (art. 18 C.N.), sumado que con este mecanismo se violenta el principio de inocencia (art. 18 C.N.) que
rige a favor del imputado, por lo que no basta con una simple fotografía tomada sin cumplimentar las
disposiciones legales vigentes para poder configurar como suficiente prueba de cargo. Que además destaco que
en ningún momento, se hace referencia alguna a los motivos / justificaciones por la cual no se detuvo al
conductor del vehículo a los fines de la notificación de la presunta falta, lo que no importa un reconocimiento de
la misma por el presunto infractor, sino además una carencia de organización administrativa, propia de la
comodidad que implica el radar que capta una imagen por demás confusa, que lleva a deducir el intento de
recaudación lejano y contrario al espíritu de las leyes de tránsito nacionales, provinciales y municipales. Por otra
parte siendo la Ruta Nacional Nº 14 de dominio Público Nacional, esa Comuna carece de competencia para
aplicar sanciones en la misma ya que no existe ordenamiento que la autorice, ni convenio con Vialidad o
Gobierno de esa Jurisdicción, más aún si tenemos en cuenta que dicha arteria no se confunde con la planta
urbana de la Comuna. Que esta última defensa se invoca atento a la resolución en este sentido emitida por el
máximo Tribunal de la Provincia. En consecuencia, niego que esa Comuna tenga jurisdicción sobre el control de
tránsito en esa ruta Nacional, aunque para ese Gobierno Comunal, sea zona urbana. En lo que reviste a las Actas
contravencionales en pleno, adolecen de vicios tales como falta de titular y/o persona que fuere conduciéndolo y
más aún la falta de la firma del presunto infractor mediante la cual se comprueba la constatación por parte de
éste de la infracción mencionada, mas aún no existe la firma del Sr. Inspector quien es la persona idónea para
verificar la misma, además de ser completamente ilegible en tramos esenciales que coartan el derecho de
defensa del presunto infractor; todo lo que la HACE NULA DE NULIDAD ABSOLUTA por vicios de forma en la
misma. Además destaco que es de público conocimiento que mediante Resolución Nº 001/2007 dispuesta por el
Ministerio de Gobierno de la Provincia de Córdoba se intimó a los municipios a cesar con las prácticas
precisamente debido a que atentan gravemente contra los derecho que por plexo constitucional asisten a los
presuntos infractores. Mas aún solicito que en el supuesto caso que no hicieran lugar a los presentes descargos
pido se me conceda "PRÓRROGA DE JURISDICCIÓN" conforme lo prevee expresamente la ley Nacional 24449 en
su art. N° 71: "INTERJURISDICCIONALIDAD": Todo imputado que se domicilie a más de sesenta kilómetros del
asiento del Juez competente que corresponda a la jurisdicción del lugar de comisión de la infracción, tendrá
derecho a ser juzgado o cumplir la condena ante el juez competente de la jurisdicción de su domicilio....." y por
encontrarme domiciliado a más de 60 km de distancia, solicito en el supuesto de que existiera dicha infracción se
me conceda lo mencionado en el párrafo ut-supra a los fines de ejercer debidamente mi derecho de defensa.
Hago reservas de acciones legales con costas en caso de persistir en esta actitud recaudadora sin fundamento
fáctico y legítimo alguno.- Fijo domicilio legal en calle Segundo Blanco Nº 1812 de la Localidad de Pilar, Provincia
de Córdoba.-