Está en la página 1de 5

Informe Situacional:

A. El Miedo:
B. El Cansancio:
C. La Presión familiar:
D. El Cumplimiento del servicio:
E. La Eficiencia.
F. El abandono.
Plan de contención policial.
Motivación.
Línea 0800.
Incorporación de Personal.
Conclusión.

Desarrollo.
El Miedo: el policía ante esta situación de pandemia, está en la calle en
contacto con el único agente transmisor; la persona humana. No es evitable
el acercamiento, no hay otro medio más efectivo de prevención comunitaria
que el contacto visual y el dialogo frente a frente. La verticalidad de mando,
lo hace cumplir como un recargo de servicio ordinario más, pero el contexto
que lo cubre, amigos, padres, esposas, novias, hijos y superiores, tarde o
temprano lo harán reaccionar, solo bastando el primer fallecido por este virus,
o el primer desesperado que decida no ir a prestar el servicio.

El Cansancio: el agotamiento tiene dos factores condicionantes físico y


psicológico. El agotamiento físico une la alimentación en horario y sentado
más el descanso no menor a un sueño de 8 horas. En este marco se debe
tener presente el grupo etario que permacerá de pie, ya que por naturaleza
los efectivos hasta los 30 años, dentro de su estado de salud normal sin
exceso de peso, pueden llegar a permanecer hasta 6 horas parados sin que
se sobre exijan las piernas, los pies y riñones. Pero no ocurre lo mismo en
el cuadro etario entre los 30 a 40 años, ya que ese número baja a 5 o 4 horas
estimadamente, y así sigue bajando sucesivamente cuando el margen etario
es de 40, 50 o más años.

1
La Presión Familiar: Cuando el policía es relevado del servicio, tiene un
tiempo acorde a la distancia para llegar a la casa, luego de higienizarse (ver
protocolo de limpieza), inicia el dialogo con su familia, y es ahí donde está el
condicionante que influye en el estado de ánimo para que sea positivo y pueda
recuperar sus fuerzas físicas y su motivación se mantenga por niveles de hasta
poder posicionarse luego de cada empatía. Téngase presente que en el
operativo de calle por esta pandemia lo que más recibe son Palabras de miedo
e incertidumbre. Esta energía que impacta directamente en la psiquis del
policía en calle es la que genera de manera constante el desgaste emocional
y la motivación tiende a decrecer. Este desgaste se traslada de efectivo en
efectivo y puede llegar hasta afectar a la mayoría en poco tiempo,
dependiendo siempre del nivel de estímulo que reciba de su entorno.
El Cumplimiento del Servicio. El policía tiene un régimen especial normado
por varias legislaciones, tanto a nivel provincial como así afectado por leyes
nacionales cunado de aplicarle la ley se trate. En este espacio, se contemplan
todos los conceptos que se les pagan como sueldo, incentivos y
remuneraciones por sus ascensos; es aquí donde se debe contemplar
jurídicamente el ascenso excepcional a todos los suboficiales que se
encuentren en operativo de calle bajo la denominación de acto de arrojo de
prevención en salubridad.
La Eficiencia: Es el cumplimiento de su tarea como profesional de la
seguridad en el lugar que cumpla con esa función, donde el jefe que lo dirija
podrá o no ver el estado de fragilidad haciendo hasta lo mas no poder para
alcanzar el objetivo deseado: Concientizar a la comunidad de no circular en
la calle sin causa justificada y también proceder en consecuencia con aquellos
que no cumplan con el protocolo de cuarentena. Este desgaste lo hará poco a
poco ineficaz, hasta tal punto que abandone el servicio. El desgaste afecta a
todos, algunos más tempranos, y otros progresivamente.

El abandono. Si por lo expuesto, no se atiende la recuperación física y por


consiguiente el estado psicológico que fluctúa día a día; el futuro del policía
en la calle, realizando los operativos de concientización sobre la pandemia no
es alentador, ya que está desprotegido anímica y materialmente en cuanto a
elementos de protección para este tipo de epidemia, que si bien en gran
medida es inevitable; el solo hecho de tener el primer confirmado como
infectado en la provincia, el entorno y el mismo efectivo policial reaccionará
según la fortaleza que presente en ese momento. Por eso es de suma
importancia, evitar el desgaste, evitar que el temor le gane a su profesión y
que la presión social lo supere, y que el vínculo familiar lo termine haciendo
abandonar, no por el hecho de escapar sino que al perder el entusiasmo por
trabajar para los demás, solo vea como posible, quedarse con su familia.

2
Plan de Contención Policial.

Motivación. Este es el impulso que mueva a la persona y que aferrado a la


verticalidad de mando cumple el servicio ordinario día a día. Pero la conducta
al no ser reforzada por estímulos termina por desafectarse de la verticalidad
y su autoestima al ser baja lo hace sentir desvalorado, ya sea en lo material
por no contar con los elementos básicos para trabajar en la pandemia como
así también en las palabras de aliento cuando culmina cada jornada y
mientras realiza su trabajo de calle. La motivación es la herramienta
fundamental para que el policía no decaiga en el ánimo y supere cada caída
que le toque vivir. Es aquí donde el ESTIMULO se torna Importantísimo todos
los días.
El policía tiene un eslabón en su formación que lo impulsa a trabajar más allá
de la vocación de servicio, que lo motiva de sobremanera para alcanzar su
tan anhelada próxima jerarquía.
En este momento, donde ya se ha perdido una semana y no se han practicado
estímulos hacia los efectivos policiales en calle, es necesario inyectarles un
pinchazo de motivación urgente, otorgándoles un ascenso de todo el cuerpo
de suboficiales de la policía de la provincia La Rioja; este impulso
motivacional, nos dará el tiempo justo para que los equipos del 0800 se
pongan a trabajar en el propósito que tiene basados en la contención del
policía y grupo familiar.
Cuando hipotéticamente comenzaren a surgir los análisis positivos de
infectados, deberán ser alojados en un lugar apartado de la familia y con
atención medica exclusiva por su condición de policía, téngase presente que
es el que está directamente en contacto con los infectados que andan en la
calle.

Línea Telefónica 0800. El equipo de atención telefónica del 0800 será


exclusivo para el personal policial y su grupo familiar y tendrá por finalidad
escuchar todas las inquietudes que pueden surgir, desde dudas por la
pandemia hasta la situación que el efectivo presenta en el hogar luego de
regresar del servicio. Este equipo del 0800 deberá estar integrado por
profesionales de salud, que puedan escuchar y aconsejar las consultas y
derivarlas en caso de ser necesarios. Los temas que se pueden llegar a tratar
parten desde los primeros síntomas de una enfermedad y hasta la muerte.
Ese equipo deberá tener conexión directa con una autoridad del gobierno que
tenga poder de decisión sin intermediarios: Médicos de familia con experiencia
policial, psicólogos con experiencia policial, infectólogos, nutricionistas,
medico con experiencia policial y una autoridad policial con basto
conocimiento en las actividades de la institución.
3
Incorporación de Personal:
Se deberá convocar a los policías Retirados, que no tengan patología y que
medicamente puedan cumplir alguna función tales como: servicios de atención
telefónica, chofer de vehículos, servicios generales, trabajos de informática,
cocineros, electricistas, plomeros, albañiles, y todo el que quiera sumar una
mano más calificada en seguridad.
Se podrá convocar a los empleados de seguridad privada que medicamente
estén aptos para ser incorporados a los operativos de calle de apoyo al
personal policial, debiéndose dictar el acto administrativo necesario para ello.
También se podrán incorporar a los efectivos de otras fuerzas policiales
retirados que medicamente estén aptos, y serán el apoyo de los efectivos
policiales de la policía de la provincia de La Rioja, que se encuentren en
operativo de calle.

Conclusión.

En el análisis de la situación problemática, nos encontramos con varios


interrogantes complejos:
¿Cómo mantenemos la autoestima del policía en el servicio para que no
decaiga la eficiencia?
¿Cómo respondemos sus demandas de elementos de seguridad para este
trabajo de pandemia?
¿Cómo le organizamos el descanso?
¿Cómo evitamos que el policía nos falte al servicio de calle a futuro?
¿Cómo contenemos al policía y su familia cuando tengamos el primer efectivo
contagiado y hasta fallecido?
¿Dónde lo alojamos al infectado?
¿Dónde será incinerado su cuerpo?
¿Quién lo reemplazará numéricamente en el servicio de calle?
¿Quién nos ayudará con personal de seguridad en la calle para cuando
decaiga el servicio?
¿Qué fuerza de seguridad nos prestarán sus efectivos para que se ocupen de
los riojanos?
A todas estas preguntas le planteamos una salida, a lo mejor no sea lo más
económicamente aceptable pero es lo más operativo posible. Al personal

4
policial de calle, especialmente a los suboficiales desde la jerarquía de agente
hasta suboficial auxiliar se le debe DAR UN ASENSO DE MANERA INMEDIATA.
Esta acción motivará al efectivo y no decaerá en su servicio en esta pandemia.
En segundo lugar, se deberá atender las necesidades del kid básico de
salubridad del policía (guantes, alcohol, lamina cubre cara, barbijo, lavandina,
agua, jabón), en tercer lugar la contención motivacional constante a cargo
del equipo profesional que se designe de manera urgente enlazado con el
servicio telefónico 0800 para el policía y su familia. Acondicionar un lugar físico
lo más pronto posible para atender los infectados policiales, si ello ocurriere.
Dejamos aclarado que si lo miramos económicamente a este proceso, a lo
mejor no sea rentable, pero frente al valor de bien protegido es insignificante,
ya que el bien suprior es la vida de todos los riojanos que están hoy, aquí con
vosotros.