Está en la página 1de 22

- Puntaseca es la técnica de rayar o rozar directamente una superficie

rígida con una punta afilada de acero. Las matrices a rayar pueden ser
tanto de metal (cobre, zinc, aluminio), como de plástico (mica, acrílico). 

- Las rebabas son las que retienen la tinta en el proceso de impresión.

- La rugosidad de las rebabas representan el elemento característico de la


puntaseca, constituyen un velo continuo de tonalidades diversas y dan un
aspecto aterciopelado inimitable.
- El primer empleo de la puntaseca se remonta al siglo XV, con el artista
anónimo “Maestro del Gabinete de Amsterdam o Maestro de 1480”. Pero
es, sobre todo, en la obra de Alberto Durero (1471-1528) y más aún en la
de Rembrandt van Rijn (1606-1669), en las que alcanza la cima de la
perfección. Más tarde la emplearan artistas como: James McNeill Whistler,
Muirhead Bone, Emil Nolde, Aguste Rodin, Edvard Munch, Pierre Bonnard,
Max Beckmann, Pablo Picaso, Joan Miró, Marc Chagall, Lovis Corinth,
Jacques Villon, entre otros.
¨Encuentro artificial¨

UNIDAD I
Punta seca sobre plancha de
aluminio.

Patricio Arcos
Taller de Grabado Nivel 300

¨Conexionar¨

UNIDAD II
Punta seca sobre acrílico.

Patricio Arcos
Taller de Grabado Nivel 300

UNIDAD III
Punta seca sobre matrices
experimentales.

Patricio Arcos
Taller de Grabado Nivel 300
La plancha se recubre con “barniz de dibujo”
(barniz resistente al ácido, compuesto por
betún de Judea, colofonia y cera de abejas -
existe también en estado liquido).

Los bordes de las planchas de cobre deben ser


limadas, para evitar daños en la prensa al momento
de imprimir.
La placa debe ser lavada y desengrasada previo a
dibujar sobre ella. Primero se debe pasar de
manera horizontal y vertical una virutilla fina
sobre la placa. Posterior a eso se debe
desengrasar con carbonato de calcio.

Importante que de este proceso en adelante se


evite tocar la parte frontal de la placa, para
evitar marcas de dedos que puedan arruinar el
trabajo posterior.

Se debe calentar la placa (sobre una cocinilla por


ejemplo) para aplicar el barniz duro y esparcirlo
con el rodillo para que quede distribuido de
manera uniforme.

Por ultimo se quema la placa, para que el


barniz quede listo para proceder a rayar o
dibujar sobre ella.

La placa se coloca boca abajo y la antorcha no


debe acercarse demasiado para evitar
estropear el barniz (si el barniz se quema
demasiado, quedando negro y opaco, se debe
repetir todo el proceso de lavado y el de
aplicación de barniz).
Sobre el barniz se dibuja con una punta metálica, ruletas y otras herramientas
experimentales (clavos, limas, bruñidores, cepillos, pinceles metálicos, lijas, agujas, etc.)
con las que solo se debe atravesar el barniz de dibujo sin la necesidad de ejercer fuerza ni
rayar el metal.
Una vez realizado el
dibujo se protege el
reverso con "barniz
protector" (barniz
resistente al ácido,
compuesto por betún de
Judea, colofonia y bencina
blanca – se puede
reemplazar por spray,
goma laca y plásticos
adhesivos), se espera que
seque y se sumerge la
plancha de cobre en una
cubeta con ácido, el ácido
ataca las líneas del metal
que no están protegidas
por el barniz de dibujo.

Las planchas de cobre se graban mejor en el acido "percloruro de hierro", después de


cierto tiempo el ácido ya utilizado pierde fuerza, lo que se advierte por el color que pasa
de café a verde. Durante la corrosión una capa de cloruro de cobre se deposita
lentamente sobre la plancha, por lo que es recomendable mecer de vez en cuando la
cubeta.
Los surcos de las líneas retienen la tinta en el proceso de impresión. La profundidad de las
líneas depende del tiempo de exposición en el ácido, de la concentración de éste y la
temperatura del ambiente. Mientras más profunda sea la línea mayor será la cantidad de
tinta que retenga.
Es necesario planificar los tiempos de inmersión en el ácido. Se comienza por los
primeros planos exponiéndolos al ácido alrededor de 1 hora. Se continua con los
segundos y terceros planos (perspectiva, reflejos, espejos, degradaciones tonales, etc.)
exponiéndolos entre 5 y 10 minutos.

Composición y estructura por medio del achurado, tiempos de inmersión en el ácido,


valorización lineal y profundidad de campo.
Manejo composicional de gama de grises, focos de atención, tonalidades.

Tratamiento lineal y tipos de achurado. Manejo de líneas rectas y curvas. Lenguaje


personal.
Se debe evitar dejar demasiado gruesas las líneas del dibujo con la punta de acero o dejar
áreas extensas sin barniz, ya que esto provocará “calvas” (áreas de dibujo con demasiado
cobre expuesto que originará un área blanca en la impresión).
PREPARACION
Al manipular ácidos y químicos se
deben tomar medidas de seguridad:
siempre utilizar guantes, no derramar
acido en el suelo o mesones, lavar bien
los materiales después de utilizarlos y
siempre leer la fichas de seguridad de
cada producto.

También podría gustarte