Está en la página 1de 3

NANOTECNOLOGIA: A TRAVÉS DEL DISCURSO “THERE´S PLENTY OF

ROOM AT THE BOTTOM" DE RICHARD FEYNMAN

Presentado por: Jonathan Mora Quimbayo

Richard Philips Feynmam (1918-1988) fue un Físico y teorista Estadounidense


graduado del Instituto Tecnológico de Massachusetts y con estudios
postgraduales en la Universidad de Princeton que trabajó arduamente en la
formulación de las que consideramos actualmente las bases de la mecánica
cuántica; haciendo un recorrido por la teoría de la electrodinámica cuántica, la
física de la superfluidez del Helio (He) líquido y la Física de las partículas. Estos
grandes hallazgos y desarrollos en conjunto con Schwinger y Tomonaga, en el
año 1965 lo hace merecedor del Premio Nobel de Física donde se ahonda en el
conocimiento del comportamiento de las partículas subatómicas.

Feynman en 1959 maneja un discurso que nos convoca a ser actores del
conocimiento científico abarcando diferentes perspectivas, que finalmente nos van
a servir para entender nuestro mundo e incluso el universo (pasando desde el
nano hasta el macroescala). Se da lugar para pensar en la miniaturización de los
objetos a escalas que ahora conocemos como nanométricas y se plantean los
desafíos para el modelamiento, la forma de verlos, su funcionamiento y el origen;
tan así que se pueda llegar a escribir librerías enteras en espacios tan reducidos
como la cabeza de un alfiler. Entre otros como lo es el hecho de llegar a pensar
que se puede compactar la información contenida en una computadora a un
equipo reducido en tamaño; muy alejado del pensamiento de la época que se
enfocaba en el mundo macro.

¿Es de ahí en donde se da lugar a preguntarnos cuál sería el objeto de trabajar en


el mundo nano?; respondiendo a este interrogante, tenemos que entender el
mundo nano y citar

la teoría de Feynman que el comportamiento de los sistemas a nanoescala es


diferente al de la macro, sugiere pues que a nivel nano es complejo por su
diminuta escala que se enmarca en la escala de 1 x 10 -9 m. Feynman no erró en
sus postulados; si bien es cierto que las moléculas de nuestro ADN apenas las
conforman 5 átomos, en el cuerpo humano específicamente en la célula funcionan
grandes maquinarias que ensambladas sirven de soporte a todos los procesos
biológicos vitales y transmiten a través de todas las generaciones todos los rasgos
genotípicos de la familia e incluso la especie.

De esta manera y aunque con escepticismo sobre el tema de un grupo de


académicos de la época, se emprende una carrera en el desarrollo en el área de
la nanotecnología y las nanociencias. Inicialmente se recorre con los postulados
que datan del Nobel en 1955 que pretendían dar respuesta a la metodología a
emplear para ¿cómo escribir los 24 tomos de la biblioteca Británica en la cabeza
de un alfiler?; se pretendió que podríamos escribir con ese punto como escribimos
en un osciloscopio de rayos catódicos de un televisor, resultó ser que un
microscopio electrónico solo logra resolver con un adecuado manejo hasta 10
Amstrongs.

Resultó ser que ahora nuestro foco de atención se daba alrededor de la resolución
óptica y se nos convoca a encontrar un dispositivo adecuado, con una capacidad
de llegar a visualizar un átomo individual. Siguiendo nuestro recorrido nos
acercamos a este desafío con la invención del microscopio de efecto túnel 1981
( Gerd Binnig y Heirich Rohrer), hasta 1991 cuando Don Eigler y Eric Schweizer
serían logran la manipulación atómica para la escritura y esto es un abrebocas
para un campo inexplorado que poco a poco coge fuerza. ¡Ahora todas las
afirmaciones de Feynman toma el sentido!

Podemos concluir diciendo que grandes son las expectativas, pero más grandes
son los retos que tenemos y ha llegado nuestro momento para ser actores de este
conocimiento.

Referencias:

1. Feynman Richard. (1959). There is plenty of room at the bottom. Vakuum in


Forschung Und Praxis, 17(3), 123. https://doi.org/10.1002/vipr.200590035
2. 'Plenty of room' revisited. Nature Nanotech 4, 781 (2009)
doi:10.1038/nnano.2009.356