Está en la página 1de 3

Caso práctico 1: normativa en materia de seguridad y salud en el

trabajo
Tras lo estudiado en la presente unidad de la asignatura, se te pide realizar el
siguiente caso práctico. Imagínate que estás en una empresa trabajando en
prácticas como técnico superior de prevención de riesgos laborales y se te acerca
un trabajador preguntando por qué normativa existe en materia de prevención
de riesgos laborales.

1.1 ¿Sabrías decirle qué normativa existe en España sobre prevención de


riesgos? En caso afirmativo, ¿qué orientaciones en términos preventivos
podrías darle al trabajador?

Sí, la legislación básica que se aplica en España en materia de prevención de riesgos


laborales radica en:

La CE (art. 40): obliga a los poderes públicos a desarrollar y fomentar una política de
protección y de seguridad en el trabajo.

El ET (art. 19.1): menciona el derecho de los trabajadores a la seguridad en el trabajo.

La LPRL: es la obra magna preventiva que regula en España la seguridad de las


condiciones de trabajo. En paralelo, se desarrolla por el Reglamento de los Servicios de
Prevención (RSP).

Internacionalmente, esta materia se regula por el Convenio 155 de la OIT, sobre


Seguridad y Salud de los Trabajadores y Medio Ambiente del Trabajo, y en el ámbito de
la Unión Europea (UE), organización supranacional a la que España pertenece, por el
artículo 153 del tratado de funcionamiento y, significativamente, por la Directiva Marco
89/391/CEE, de 12 de junio de 1989, en la que descansa la política de prevención
comunitaria.

En resumen, en España, el mandato constitucional contenido en el art. 40.2 de la CE


configura el soporte básico en que se asienta la legislación española en materia de
seguridad y salud en el trabajo. Los compromisos contraídos por España tanto con la
OIT, a partir de la ratificación del Convenio 155, como con la UE, a partir del ingreso de
España como país miembro en 1986, enriquecen el contenido normativo de la seguridad
y salud laboral al incorporarse con el rango legal adecuado dentro del sistema jurídico
interno.

Todo trabajador ha de estar convenientemente informado, entre otros aspectos, acerca


de:

• Las condiciones de trabajo y los factores de riesgo relacionados con el puesto de


trabajo que ocupa o que ocupará.
• Las medidas preventivas requeridas para el puesto de trabajo, especificando
derechos y obligaciones.

1.2 ¿Conoces el Estatuto de los Trabajadores? ¿sabrías explicarle al


trabajador si en virtud del ET cuenta con protección sobre seguridad y
salud en el trabajo?

Sí, Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto
refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Esta norma, señala que, en la
relación de trabajo, los trabajadores tienen, entre otros, el derecho a su integridad física
y a una adecuada política de seguridad e higiene (arts. 4, 5, 19, 62 y 63). Como se dijera
antaño con otras palabras, a que el trabajador salga del centro de trabajo con el mismo
estado de salud y de integridad física con que haya entrado en la empresa. Y, a mayor
abundamiento, el ET reitera que el trabajador, en la prestación de sus servicios, tendrá
derecho a una protección eficaz en materia de seguridad e higiene, al tiempo que está
obligado a observar en su trabajo las medidas legales y reglamentarias de seguridad e
higiene, estableciéndose seguidamente una serie de pautas de inspección, control y
participación. Simultáneamente, también va estrechamente vinculada con esta materia
preventiva la siguiente normativa:

La LGSS en tanto define el accidente de trabajo (art. 156) y la enfermedad profesional


(art. 157) y recoge, como una responsabilidad adicional para el empresario: el recargo de
las prestaciones económicas en caso de accidente de trabajo y enfermedad profesional
(art. 164).

La LISOS en tanto recoge en su sección II el conjunto de infracciones en materia de


prevención de riesgos laborales (arts.: 11, leves; 12, graves y 13, muy graves).

En este marco general, la LPRL, desarrolla en su artículo 19 las distintas acciones


preventivas en coherencia con las decisiones tomadas por la Unión Europea con el fin de
conseguir una armonización en el progreso de las condiciones de seguridad y salud de
los trabajadores.

1.3 ¿Crees que, en caso de tener normativa nuestro país, ésta se originó
debido a un mandato de la Unión Europea? ¿o en cambio internacional?
¿o bien desde ambos ámbitos?

En nuestro país existe normativa específica en materia de Prevención. La Ley 31/1995, de


8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), es un marco jurídico básico.
Su aparición en nuestro país fue debida a los mandatos contenidos en la Constitución
española y en el Estatuto de los Trabajadores, en los que se vislumbra el derecho de los
empleados a la prevención de riesgos laborales o a la seguridad e higiene en el trabajo.

La prevención de riesgos laborales también ha surgido debido al mandato tanto desde


un ámbito comunitario (a través de directivas) como internacional por medio de la
Organización Internacional del Trabajo (OIT, convenios y recomendaciones).
En primer lugar, desde una perspectiva internacional, esta materia se regula por el
Convenio 155 de la OIT, sobre Seguridad y Salud de los Trabajadores y Medio Ambiente
del Trabajo, adoptado el 22 de junio de 1981 y ratificado por España en 1985. El
mencionado convenio establece que el término salud, en cuanto a trabajo, abarca la
ausencia de afecciones o de enfermedad, los elementos físicos y mentales que afectan a
la salud y están directamente relacionados con la seguridad e higiene en el trabajo.

En segundo lugar, desde el ámbito de la Unión Europea (UE), que es la organización


supranacional a la que España pertenece, por el artículo 153 del tratado de
funcionamiento y, significativamente, por la Directiva Marco 89/391/CEE, de 12 de junio
de 1989, en la que descansa la política de prevención comunitaria.

La Directiva es una disposición normativa de derecho comunitario que vincula a los


Estados de la Unión o, en su caso, al Estado destinatario en la consecución de unos
objetivos en un plazo concreto dejando, sin embargo, a las autoridades internas
responsables la debida elección de la forma y los medios adecuados a tal fin.

También podría gustarte