Está en la página 1de 11

VIABILIDAD Y RECONSTRUCCIÓN DEL SECTOR RURAL COLOMBIANO

DOCUMENTO No 3

Propuesta de Políticas para la Promoción de Sistemas de Producción


Sostenibles
TABLA DE CONTENIDO

Introducción

I. TERRITORIO Y ORDENAMIENTO TERRITORIAL SISTEMAS DE SOSTENIBLES DE


PRODUCCIÓN AGROPECUARIA

II. FORTALECIMIENTO DE UNA INSTITUCIONALIDAD LOCAL Y REGIONAL PARA


EL DESARROLLO SOSTENIBLE.

Los Elementos Centrales de La Propuesta

1 . La creación y el fortalecimiento de las instancias organizativas locales


con capacidad para gestionar y administrar recursos y promover iniciativas
traducidas en programas y proyectos de desarrollo.

2.- La generación de puentes entre las personas, las comunidades y las


organizaciones con el Estado.

3.- La construcción del desarrollo rural y regional, a partir de la


promoción de iniciativas puntuales centradas en el productor individual o en
pequeños grupos.

De las iniciativas aisladas a una interacción con el estado y la sociedad civil.

Construcción del desarrollo: un rol pacífico dentro del conflicto

III. SISTEMAS DE PRODUCCIÓN SOSTENIBLES.

Reducir el impacto ambiental y a promover complementariamente la agricultura


orgánica y/o agroecológica.

El ajuste gradual y parcial de la producción agropecuaria.


A mediano plazo la reconversión hacia la agricultura orgánica y /o agroecológica.
Un desacuerdo: la producción con transgénicos.

IV. ECONOMÍA CAMPESINA: GENERACIÓN DE INGRESOS POR PRODUCCIÓN


AGROECOLÓGICA Y/O ORGÁNICA Y EL REFORZAMIENTO DE LA SEGURIDAD
ALIMENTARIA.

V. TECNOLOGÍA E INVESTIGACIÓN TECNOLÓGICA


La reconversión Tecnológica

VI. LA RECONVERSIÓN AMBIENTAL GANADERA

VII. LA EDUCACIÓN Y LA INVESTIGACIÖN COMO ELEMENTOS BÁSICOS DEL


DESARROLLO SOSTENIBLE
VIABILIDAD Y RECONSTRUCCIÓN DEL SECTOR RURAL COLOMBIANO
DOCUMENTO No 3

Propuesta de Políticas para la Promoción de Sistemas de Producción


Sostenibles
Septiembre 2002

Elcy Corrales Roa

Introducción

La creación de las condiciones necesarias para la reconversión las actividades


productivas rurales hacia la sostenibilidad es un componente importante de las
políticas tendientes recuperar la viabilidad de la sociedad colombiana y del sector rural
como eje de esta reconstrucción. Lo anterior es coherente con el objetivo general de la
política diseñado por el grupo de investigadores en la pasada reunión del 7 y 8 de
agosto:

“Estabilizar la población rural y la producción agropecuaria sobre la base de una


política de la seguridad alimentaria, de una equitativa inserción en el mercado
internacional y de una transformación sostenible de la base natural para lo cual se
requiere actuar sobre la política macroeconómica, el ordenamiento territorial, el acceso
a la tierra y los sistemas de producción.”1

El presente documento se centra en las propuestas específicamente orientadas al


tema de los sistemas de producción sostenibles, considerando en ellas el
reconocimiento del papel de los productores familiares y campesinos para la
construcción y desarrollo de estas políticas, así como su relación y necesaria
articulación con otros productores rurales y sectores de la sociedad colombiana y el
Estado.

Así las cosas, la propuesta gira en torno al objetivo numero cuatro, elaborado por el
grupo de investigadores, para el conjunto de políticas orientadas a fortalecer la
reconstrucción del sector rural colombiano y su viabilidad:

“Impulsar modelos, formas, o sistemas de producción agropecuarios, acordes con las


potencialidades ecosistémicas del territorio nacional a través de opciones técnicas que
permitan la renovabilidad y la recuperación de los recursos naturales así como la
competitividad económica, lo cual debe ir acompañado del fortalecimiento del sistema
nacional de ciencia y tecnología dirigido a potenciar las ventajas de nuestro medio
tropical.” 2

I.- TERRITORIO Y ORDENAMIENTO TERRITORIAL SISTEMAS DE SOSTENIBLES


DE PRODUCCIÓN AGROPECUARIA

La construcción y diseño de sistemas sostenibles tiene una profunda relación con


territorio en varios aspectos, en primera instancia como espacio de producción

1
Reunión del seminario agrario 7-8 agosto. Documento objetivos generales de la política
2
Ibid

1
compuesto por un conjunto de actividades con significado económico. En segunda
instancia, como lugar que implica diversos tipos de uso y que tiene significados
diversos para las poblaciones que allí se han asentado para habitar, trabajar y
desarrollar sus proyectos de vida y, finalmente, como espacio capaz de prestar
servicios al resto de la sociedad, como es el caso de los servicios ambientales.

La sostenibilidad de los sistemas de producción que se asientan en el territorio, tiene


entonces relación no solo con la viabilidad económica y ecológica de los mismos sino
con el mantenimiento o transformación del conjunto de relaciones y significados que
estos representan para los distintos actores que definen el desarrollo rural.

La reconversión productiva es consecuente con la búsqueda de alternativas orientadas


al logro de la paz en el país y debe ser considerada entre las aquellas que van a
permitir la retención de la población en el campo, en condiciones económicas y
ambientales dignas.

El punto de partida de la perspectiva territorial del desarrollo rural y regional. es la


adecuación de las formas de uso de la tierra a las características de los ecosistemas,
de manera que se armonicen la ocupación, la producción y la conservación. El
paradigma actual es el desarrollo sostenible, el cual implica no sólo racionalidad sino
también equidad en la apropiación de los servicios ambientales, donde su
operacionalización se concreta en la priorización de áreas mediante la formulación de
planes de ordenamiento territorial concertados con los actores sociales3 (Murgueitio, E
2001)

Más concretamente “El ordenamiento territorial debe ser participativo, y es importante


iniciarlo con la planificación predial y de microcuencas (región andina) o microregión.
Ahí los sistemas de producción son el centro de las actividades a reorganizar y
reorientar. La sumatoria de predios y microcuencas planificados por sus propios
moradores es el principio de concertación sobre los usos del territorio.” Murgueitio
(2001) 4 citado en Corrales E. 2001 p 37-39.

Si el ordenamiento territorial va a hacerse sobre las bases de la sostenibilidad


agroecológica y de justicia social, es fundamental un cambio en las estructuras
agrarias que permita, la ubicación de los productores en las tierras aptas para la
producción agropecuaria y de la ganadería.

En un plan de ordenamiento territorial operativo, los sistemas sostenibles de


manejo de recursos naturales deben ser un componente fundamental. Estos planes
deben “incorporar formas de tenencia apropiadas tales como la definición de
territorios para comunidades étnicas y campesinas, propiedad comunal, reservas
campesinas, reservas privadas de la sociedad civil y otras formas reglamentadas
de acuerdo con su contribución a la conservación y manejo sostenible de la
biodiversidad” Ibid. El plan de ordenamiento territorial debe contribuir “a frenar los
procesos de avance sobre la frontera agrícola y la colonización mediante la
reconversión de sistemas de producción degradantes, el uso eficiente de los

3
MURGUEITIO R Enrique (2001b) Investigación Participativa en Sistemas Silvopastoriles
Integrados: La Experiencia de Cipav en Colombia. Boletín de ILEIA para la agricultura sostenible de
bajos consumos externos. Volumen 16, No.4 Abril .
4
MURGUEITIO R Enrique (2001b) Investigación Participativa en Sistemas Silvopastoriles
Integrados: La Experiencia de Cipav en Colombia. Boletín de ILEIA para la agricultura sostenible de
bajos consumos externos. Volumen 16, No.4 Abril .

2
recursos naturales y la liberación de áreas para la biodiversidad.”5 Corrales et al,
1998:193.

Todo lo anterior implica la consideración del problema ambiental y sus posibilidades de


solución desde las perspectivas sociopolíticas y culturales cuyo abordaje, tiene
consecuencias ambientales.

El desarrollo de mecanismos para la promoción y puesta en práctica de sistemas


sostenibles de producción agropecuaria exige a su vez la existencia de una
institucionalidad que soporte el conjunto de políticas.

II. FORTALECIMIENTO DE UNA INSTITUCIONALIDAD LOCAL Y REGIONAL PARA


EL DESARROLLO SOSTENIBLE.

Los Elementos Centrales de La Propuesta

1 . La creación y el fortalecimiento de las instancias organizativas locales con


capacidad para gestionar y administrar recursos y promover iniciativas
traducidas en programas y proyectos de desarrollo.

La construcción de sistemas sostenibles de producción agropecuaria requiere de una


base fuertemente apoyada en organizaciones capaces de generar las propuestas,
gestionar y administrar los recursos y promover las iniciativas en sentido amplio y en
este caso las que son objeto de la presente política.

Es claro que existen organizaciones propias de las comunidades que funcionan


eficientemente, estas deberán ser retomadas y fortalecidas en el espíritu de que no
todo ha de inventarse de nuevo.

Todo esto respaldado en la idea de trabajar por la construcción de:

“.....una cultura de la paz que ponga las bases para la construcción del espacio de lo
público o construcción del hogar común, de donde nadie sea excluido; y la puesta en
marcha de una economía sostenible, desarrollada y controlada por pobladores,
organizadores, campesinos y empresarios locales, que ponga la calidad de vida
regional como primer objetivo de la actividad productiva regional, y por un Estado de y
una sociedad que forjen el capital social y natural indispensable para la convivencia y
las iniciativas de las personas y los grupos “ De Roux 1999.

2.- La generación de puentes entre las personas, las comunidades y las


organizaciones con el Estado

Diversos estudios han identificado la existencia de numerosas redes informales de


productores y de organizaciones de investigación y académicas que han trabajado con
éxito en torno a la construcción de propuestas de sostenibilidad, su radio de acción se
centra en las localidades y regiones, pero también han logrado tener intercambios a
nivel nacional e internacional

El intercambio de experiencias, resultados, metodologías de investigación constituye


un espacio de gran potencial para avanzar en el desarrollo de propuestas y en la

5
CORRALES et al. Promoción de sistemas sostenibles de recursos naturales renovables en Fandiño C. y
P. Ferreira Eds (1998) Colombia Biodiversidad Siglo XXI: Propuesta Técnica para la formulación de un Plan
Nacional de Conservación de la Biodiversidad .Instituto Alexander von Humboldt, Ministerio del Medio
Ambiente, Planeación Nacional. P 193

3
adaptación de los principios de la sostenibilidad a condiciones particulares. En este
proceso es muy viable el trabajo mediante alianzas entre diversos tipos de
instituciones, organizaciones y los productores. Corrales. E. 2001

Es claro que reforzar estas relaciones permite a la vez fortalecer la capacidad de


negociación de estas organizaciones con el Estado y hace posible la participación de
la sociedad civil en la orientación de su propio desarrollo, una participación que a su
vez implica plantear propuestas concretas que ya están en funcionamiento y potenciar
las posibilidades de ampliar el radio de acción y difusión de las prácticas sostenibles.

3.- La construcción del desarrollo rural y regional, a partir de la promoción de


iniciativas puntuales centradas en el productor individual o en pequeños
grupos.

Las redes pueden además articular pequeños y medianos e incluso grandes


propietarios, lo que permite mirar el funcionamiento de las propuestas en diferentes
escalas, y establecer formas de aplicación de los principios según tipo de productor.
Corrales, E 2001

Estas redes existen de hecho en los entre campesinos, son redes informales que
incluyen apoyo en términos de mano de obra, acceso a la tierra, productos de
autoconsumo, semillas, etc.; intercambios de productos, de conocimiento y experiencia
y asociaciones para actividades concretas

De las Iniciativas Aisladas a una Interacción con el Estado y la Sociedad Civil.

Como lo hemos mencionado en los puntos anteriores, este conjunto de relaciones que
existen muchas veces independientemente de los planes diseñados desde el Estado,
hay elementos fundamentales para retomar y trabajar en torno a la construcción de
una sociedad rural fuerte como la que necesita el país para ser viable. Ibid

La articulación de iniciativas individuales, grupales o locales, debe servir de soporte


para una interacción mucho más funcional con el Estado y la sociedad civil, al tiempo
que representa la construcción de propuestas de abajo hacia arriba, apoyada en
resultados concretos y probados en los niveles local y de pequeña región..

Construcción del Desarrollo: Un Rol Pacífico dentro del Conflicto

El conjunto de propuestas que aquí se presentan tiene como telón de fondo la idea de
que es posible construir el desarrollo jugando un rol pacífico dentro del conflicto, es
decir a pesar de la guerra, se trata de trabajar ...

“por la convivencia ciudadana en una cultura de paz que ponga las bases para
la construcción del espacio de lo público y por la construcción de una economía
sostenible, desarrollada y controlada por los pobladores de la región: ambas cosas
deben confluir en una relación entre Estado y Sociedad” De Roux op. Cit . 1999.

Esta visión es compartida por el movimiento de ONG y organismos que respaldan la


propuesta, en la medida en que en el actual estado de cosas su acción se encamina a
construir soluciones productivas y sociales que den respuesta a los problemas rurales,
lo cual es imprescindible para la resolución del conflicto. Mas aun, la respuesta que
han venido construyendo estas organizaciones, ha sido y es, la de asumir un
compromiso de actores pacíficos para la solución del conflicto en contraposición a la
de colaboradores de una u otra fuerza.

4
III. SISTEMAS DE PRODUCCIÓN SOSTENIBLES.

Reducir el impacto ambiental y a promover complementariamente la agricultura


orgánica y/o agroecológica.

Partiendo de la situación de los sistemas de producción existentes en el país y las


opciones actuales para la reconversión de estos hacia la sostenibilidad, se presentan a
grandes rasgos, dos opciones que son complementarias:

a Una ideal que tiene como paradigma la agricultura orgánica, y/o la agricultura
ecológica, con conservación del suelo. (ver documentos León T. Y de Carlos
Salgado)

a Una más pragmática que, sin abandonar este paradigma, se enfoca hacia el ajuste
gradual de los sistemas de producción y la corrección parcial de elementos claves
que atentan críticamente contra la sostenibilidad ambiental.

El ajuste gradual y parcial de la producción agropecuaria.

El ajuste gradual se entiende, de acuerdo con Altieri 1998, como un camino que
llevará a los productores a la agricultura agroecológica mediante un proceso continuo
de construcción (no propiamente de transferencia) tecnológica.

La corrección parcial busca desarrollar acciones especificas e implementar soluciones


a los problemas de sostenibilidad de sus actividades productivas, sin pretender una
reconversión total hacia la producción orgánica (o agroecológica).

Lo anterior sugiere entonces una propuesta de política nacional tendiente, por un lado,
a ajustar la producción para mitigar sus efectos sobre el ecosistema y, por lo menos,
ponernos al día en el control de los efectos nocivos de las tecnologías agroquímicas y,
por otra parte, a consolidar un espacio con recursos efectivos, para desarrollar la
investigación y promoción de sistemas de producción sostenibles.

A mediano plazo la reconversión hacia la agricultura orgánica y /o


agroecológica.

Complementariamente se plantearía a mediano plazo una propuesta más radical


orientada revertir con urgencia los efectos degradantes de la producción agropecuaria.

Este acuerdo dirigido a ajustar los sistemas de producción para reducir el impacto
ambiental y a promover complementariamente la agricultura orgánica y/o
agroecológica, ha sido asumido no solamente en el discurso por parte de los
principales organismos estatales y por los gremios, sino que se están tomando
medidas para mitigar los impactos sobre los ecosistemas y para desarrollar
tecnologías tendientes a reducir la insostenibilidad ambiental Sin embargo, es claro
que su impacto ha sido mínimo en relación con la magnitud del problema de la
degradación de los ecosistemas y que nuestra producción agropecuaria empresarial
está aun muy lejos de respetar la mínima normatividad sobre el uso racional del suelo,
el agua y los insumos.

♦ Un desacuerdo: la producción con transgénicos.

5
Sobre este punto es necesario hacer claridad en torno de varias preguntas orientadas
a hacer claridad sobre la verdad de los transgénicos y que la política al respecto debe
estar en capacidad de resolver: ¿Será que la biotecnología, como afirman los
defensores de ésta ayudará a reducir el uso de herbicidas y pesticidas?, ¿Cómo llegar
a un acuerdo que regule la producción, la seguridad y el comercio de alimentos
transgénicos? ¿Qué propuesta hacer si estamos buscando precisamente construir una
propuesta que pueda servir de base para un acuerdo nacional? Pero sobre todo, cómo
pueden contribuir u obstaculizar la generalización de los transgénicos la propuesta de
una producción agropecuaria sostenible es decir incluyente, equitativa, sana y
durable?

IV ECONOMÍA CAMPESINA: generación de ingresos por producción


agroecológica y/o orgánica y reforzamiento de la seguridad alimentaria

La construcción de sistemas de producción sostenibles que sirvan de base para un


desarrollo social y una adecuada distribución del uso del suelo y conservación de los
recursos naturales tiene como actor importante la producción campesina.

Con relación a la inserción al mercado de los productores familiares las propuestas se


han centrado en dos aspectos: el ingreso de productos orgánicos a determinados
nichos de mercado y el refuerzo de la seguridad alimentaria frente a las políticas de
globalización- las cuales protegen la agricultura de los países más industrializados y
solicitan la liberalización de los precios de la agricultura local -.

Respecto de la seguridad alimentaria una política de producción sostenible, deberá


propender por la creación de mercados locales fuertes estructurados de tal manera
que permanezcan a largo plazo. Estos mercados podrían estar respondiendo a las
siguientes preguntas: ¿La importación de alimentos resuelve el problema de hambre
en el país?, ¿Qué pasaría con la soberanía nacional que afecta aspectos políticos,
económicos y sociales, si se depende totalmente de la importación de alimentos para
subsistir?. ¿Cómo hacer una política de cadenas productivas solidarias, en el sentido
de ser incluyentes con relación al campesinado?. ¿Se trataría no solamente de
acceder a alimentos baratos sino que fueran producidos por nosotros (seguridad y
soberanía alimentaria)?

La articulación de la producción orgánica o agroecológica con ciertos nichos de


mercado exigiría una política orientada a proveer la tecnología indispensable para
desarrollar este tipo de producción y la información sobre mercados para estos
productos y las exigencias que estos imponen a los posibles oferentes. Temas como la
certificación de productos, los nichos de mercado y los costos reales de colocar los
productos allí deben ser componentes precisos de la propuesta.

Articulada a la seguridad alimentaria, es importante promover también para este tipo


de producción no solamente su orientación hacia el mercado sino al fortalecimiento del
autoconsumo y la seguridad alimentaria con productos sanos, tanto para las familias
que los producen como para los mercados locales.

V. TECNOLOGÍA E INVESTIGACIÓN TECNOLÓGICA

La investigación tecnológica constituye un elemento crucial para el desarrollo de


propuestas dirigidas al ordenamiento territorial y a la creación de sistemas de
producción sostenibles. Este requiere de alternativas que combinen eficientemente la
conservación de los ecosistemas y la producción agropecuaria, forestal y extractiva así
como la recuperación de los recursos naturales degradados.

6
La investigación debe contribuir a “Identificar, evaluar y establecer los principales
procesos biofísicos y socioeconómicos relacionados con el manejo de la
biodiversidad y en general de la base natural, mediante la identificación del impacto
ambiental y social de los diferentes sistemas de manejo de los recursos naturales:
agricultura, ganadería, forestería, acuicultura y pesca, sobre cada uno de los
biomas y ecosistemas específicos por regiones” (Corrales et al, 1998: 194)

De otra parte, si bien se han hecho avances significativos en el desarrollo de


propuestas de sistemas de producción sostenibles, es claro que en el país no se están
invirtiendo los recursos necesarios que demanda una estrategia seria de reconversión
de los sistemas productivos.

Una política de investigación que posibilite el avance hacia sistemas productivos


sostenibles deberá enfocarse a la construcción tecnológica, la cual implica un proceso
dinámico con las siguientes pautas:

La investigación por sistemas en finca (en condiciones no controladas y sujetas a


los intercambios entre diversos componentes de los sistemas de producción) con
participación de los productores.
El diálogo de saberes entre productores, conocedores locales, prácticos, técnicos
profesionales del agro y científicos.
La potenciación de los elementos de sostenibilidad de los sistemas de producción
existentes: “Identificar, evaluar y promover sistemas de manejo sostenibles
existentes y elementos de manejo sostenible con potencial para el diseño de los
mismos.” Corrales et al, 1998: 196
La investigación como un proceso que implica capacitación de todos los actores
mencionados y que se irradia por medio de mecanismos de difusión variados y
flexibles. Estos incluyen diferentes instancias de capacitación y formación y muy
diversos tipos de poseedores saberes y conocimiento: campesino/campesino,
profesionales/campesinos; campesinos / estudiantes/profesionales; aprendizaje
entre diversos tipos de instituciones, entre otras.

Esta concepción significa una articulación orgánica de la investigación con la


transferencia tecnológica, la promoción social y la capacitación.

La construcción tecnológica basada en las pautas mencionadas, ha sido apoyada y


desarrollada mediante la difusión y promoción de las alternativas tecnológicas que han
desarrollado diversas organizaciones mediante el apoyo de proyectos de esta
naturaleza por entidades como PRONATTA y ECOFONDO. Esos apoyos han sido
claves para concretar en el terreno este tipo de alternativas y para formar una masa
crítica de apoyo a estas ideas en el sector privado y gubernamental.

La aplicación de los principios de sostenibilidad puede hacerse en diferentes unidades


de producción tanto campesinas como medianas e incluso grandes y aplicarse en
diversas escalas. Es así como numerosos productores individuales se han convertido
ejemplos y en ejes para la difusión de prácticas sostenibles y sus unidades de
producción en espacios de capacitación para otros productores, para investigadores y
estudiosos del tema y para entidades de capacitación, asesoría y transferencia de
tecnología. La política de desarrollo tecnológico para la producción sostenible, puede
ampliar su radio de acción hasta este tipo de alternativas de educación, capacitación,
investigación y difusión de resultados.

Esta propuesta para el desarrollo de la investigación supone la posibilidad de hacerla


en el país. Sin embargo, esto no excluye la investigación en granja o laboratorio, ni la
importación y adaptación de tecnologías desarrolladas en otros países sobretodo en la

7
medida en que el intercambio de nuevos desarrollos tecnológicos logrados en
condiciones tropicales es crucial. En otras palabras no se trata de cerrarnos sobre
nosotros mismos sino de abrirnos críticamente para crecer.

Así las cosas, es necesario buscar mecanismos para que estas tecnologías puedan
ser adquiridas y manipuladas por la población urbana y rural campesina o no, para lo
cual, se requieren políticas de gestión tecnológica en materia económica e
investigativa dirigidas al sector agrario.

La investigación así planteada debe contar con la colaboración y el apoyo de las


instituciones gubernamentales de investigación tales como Corpoica la cual como
institución se está planteando el cambio hacia la investigación en el tema de la
sostenibilidad lo que implica un cambio importante en los paradigmas y metodologías
de investigación.

Adicionalmente las Corporaciones Autónomas Regionales que trabajan tanto en


investigación como en capacitación, asesoría y transferencia de tecnología para
agricultura sostenible pueden continuar jugando un papel importante en este proceso.
La cobertura y función ambiental de estas entidades a nivel regional deberían cumplir
un papel más protagónico.

Igualmente las Universidades y los centros de investigación deben continuar


contribuyendo con el desarrollo de investigación básica, y también en la construcción
de metodologías de trabajo interdisciplinarias y de análisis integrados, que se
combinan con el trabajo directo en campo.

La reconversión Tecnológica

El modelo tecnológico de la Revolución Verde, predominante en Colombia, tiene


efectos críticos sobre el medio ambiente en contaminación y pérdida de cultivares.

La política en esta materia debe contemplar:

• Corregir los efectos ambientales de los modelos tecnológicos que usan


productos agroquímicos, impulsando una adecuada utilización de estos
insumos de acuerdo con las pautas internacionales que tienden a minimizar el
efecto tóxico en el agroecosistema, en la salud de los trabajadores agrícolas, la
población rural y en la calidad de los alimentos.
• Impulsar modelos tecnológicos que tiendan a minimizar la utilización de
agrotóxicos (por ejemplo control integrado de plagas e integración de
subsistemas), a corregir efectos biofísicos (a través de alternativas como la
labranza mínima) y a minimizar el uso de energía.
• Poner en marcha un intenso y masivo proceso de capacitación en producción y
tecnología agropecuarias que cree una plena conciencia sobre los efectos
medio – ambientales de las tecnologías agropecuarias. Deben incluirse aquí
los aspectos relacionados con el consuno de alimentos y de estimulantes.
• Impulsar sistemas de producción con elementos de sostenibilidad como las
denominadas tecnologías de mediana utilización de agroquímicos (café
tecnificado a la sombra, por ejemplo).
• Impulsar sistemas de producción orgánicos tradicionales.
• Canalizar recursos importantes para investigación tecnológica privilegiando
hasta cierto punto las líneas en sistemas sostenibles.

8
VI. LA RECONVERSIÓN AMBIENTAL GANADERA

El mayor problema ambiental de nuestra producción agropecuaria es la ganadería


extensiva, no sólo depredadora de los recursos naturales sino también públicos y
fiscales.

Estando la ganadería en el centro del problema agrario, en términos sociales, políticos


y económicos debe ser objeto de una enorme inversión de recursos.

La reconversión de la ganadería extensiva apunta como meta a que el hato bovino del
país sin reducirse (y aún expandiéndose) debería llegar a ocupar el 50% del territorio
usado actualmente (y debería ser) muy eficiente en términos económicos y biológicos,
generando de alimentos fundamentales para la población, empleo local, localizándose
en zonas aptas, basada en sistemas agroforestales, integrada con agricultura, el
manejo de ecosistemas naturales y bosques con utilización intensiva de recursos
genéticos locales, en especial los vegetales y sin generar conflictos sociales.”
(Corrales et al 1998 p. 193).

Para lograr este propósito propone “diseñar incentivos para la conversión de sistemas
de ganadería extensivo hacía sistemas agropecuarios integrados o silvopastoriles que
promuevan la biodiversidad, y para promover cultivos orgánicos y otras técnicas que
integren actividades agrícolas, pecuarias y forestales” (Ibid p. 204)

Una política que apunte a la reconversión ambiental de la ganadería debería:

• Estimular las formas empresariales ganaderas que corrijan los problemas


centrales del modelo de ganadería extensiva: baja generación de empleo por
unidad de superficie (6 a 9 jornales / ha año contra 50 a 200 de otras
alternativas); destrucción de la base biológica y física de los ecosistemas con
consecuencias graves sobre los servicios ambientales; soporte socio-
empresarial - territorial al desplazamiento campesino; soporte del dominio
territorial.
• Debe apuntar a mejorar las condiciones de competitividad de ciertos sectores
del empresariado ganadero en el mercado internacional para el cual parecen
presentarse nuevas oportunidades.
• Debe fortalecer las cadenas lácteas, con énfasis en las condiciones de
participación de los pequeños.
• Debe tender a fortalecer el autoconsumo de lácteos que es estratégico en la
familia campesina.
• Debe apoyar la ganadería a pequeña, mediana y gran escala que tenga
elementos que corrijan los efectos sobre suelos, regulación hídrica y diversidad
de la ganadería extensiva aún a costa de aumentar la utilización de
agroquímicos.
• Debe desestimular drásticamente el modelo extensivo a gran escala.
• En consecuencia serán objeto de este apoyo las formas empresariales de
producción pecuaria semiintensivas e intensivas.

VII. LA EDUCACIÓN Y LA INVESTIGACIÖN COMO ELEMENTOS BÁSICOS DEL


DESARROLLO SOSTENIBLE

La construcción de una sociedad sostenible debe tener como eje una educación que
sea funcional en cuanto a conocimientos, horarios y aplicaciones. A la vez, debe tener
programas que le permitan a la población buscar una participación económica en la
cual se involucren sus procesos de productivos.

9
El aporte de los sistemas sostenibles de producción agropecuaria a la construcción de
esa sociedad sostenible requiere, además, de la investigación y recuperación de
saberes que permitan producir sosteniblemente, es decir, de acuerdo con las
condiciones ecosistémicas del trópico y cada uno de sus biomas. Se requiere
entonces mucha más investigación y mejor financiada.

Una educación con estas características debe estar articulada con una forma de hacer
la investigación y con la generación de los conocimientos necesarios, que incluya la
participación de los productores

La participación de los productores ha jugado un papel muy importante, al igual que el


desarrollo de metolodogìas flexibles que implican el diálogo entre disciplinas y entre
distintos tipos de saberes. Esto ha implicado cambios en los paradigmas de
investigación y experimentación, con resultados interesantes y aplicables a la situación
específica de nuestro país: en el trópico y con posibilidades culturales y
socioeconómicas diversas.

Una estrategia educativa y de investigación de este tipo necesita el planteamiento de


política tendiente a garantizar la formación del capital humano requerido para el
desarrollo de la investigación y generación de conocimientos adecuados a la riqueza
natural del país y con una formación que haya desarrollado la capacidad de dialogo
entre el saber científico y el saber tradicional entre las disciplinas y entre el hombre y
la naturaleza” Corrales et al, 1998: 193.

10