Está en la página 1de 28

Setiembre / 2014

Año 1 Volumen 3

DERECHO PENAL
CONSTITUCIONAL
Actualidad
Área
Penal Derecho
Derecho penalpenal constitucional
constitucional

Contenido
DOCTRINA PRÁCTICA LUIS CASTILLO CÓRDOVA: Interpretación jurídica y prevaricato 308
CONSULTA N° 1: ¿Cuál es la posición asumida por el Tribunal Constitucional peruano,
321
respecto al derecho al debido proceso?
CONSULTA N° 2:¿Hasta cuándo es competente la Comisión Permanente para acusar
Nos preguntan Y ante el Congreso: Al Presidente de la República; a los representantes del Congreso,
CONTESTAMOS a los Ministros de Estado, a los miembros del Tribunal Constitucional, miembros del
322
Consejo Nacional de la Magistratura, a los vocales de la Corte Suprema; a los Fiscales
Supremos, al Defensor del Pueblo y al Contralor General de la República por infracción
de la Constitución y por todo delito que cometan en el ejercicio de sus funciones?
Reseña de La reforma peyorativa de la pena en el recurso de nulidad [STC EXP. N.° 02614-
jurisprudencia
323
2013-PHC/TC]
Reseña de Plazo para la interposición de la queja de derecho en el NCPP [STC EXP. N.° 02265-
jurisprudencia
329
2013-PA/TC]

DOCTRINA PRÁCTICA
Doctrina práctica

Interpretación jurídica y prevaricato*


Luis Castillo Córdova**
Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Piura

1. Introducción
SUMARIO

2. La interpretación jurídica: Las normas que se concluyen desde textos expresos y claros
2.1. La interpretación jurídica
2.2. Casos de textos expresos y claros
a. Un caso de norma constitucional
b. Un caso de norma legal
c. Un caso de norma infralegal
2.3. Las normas que se desprende de los textos expresos y claros
a. Un caso de norma constitucional
b. Un caso de norma legal
c. Un caso de norma infralegal
3. Normas justas contrarias al texto expreso y claro
4. A modo de conclusión: Cuando la justicia exige prevaricar

1. Introducción Código penal; y lo ha hecho en los términos


El legislador penal peruano ha previsto el tipo siguientes:
penal de prevaricato en el artículo 418° del El Juez o el Fiscal que dicta resolución o emite dicta-
men, manifiestamente contrarios al texto expreso y
claro de la ley, o cita pruebas inexistentes o hechos
falsos, o se apoya en leyes supuestas o derogadas,
* Este artículo es una versión revisada y actualizada será reprimido con pena privativa de libertad no
del artículo “Cuando la justicia exige prevaricar”, menor de tres ni mayor de cinco años.
publicado en marzo de 2013.
** Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Aquí interesa tomar en cuenta la primera par-
de Piura. te de esta disposición referida a una decisión

308 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Doctrina práctica
del juez o fiscal “manifiestamente contraria al
texto expreso y claro de la ley”, para plantear RESUMEN
la cuestión siguiente: ¿es posible justificar la
existencia de textos claros y expresos en la ley En el presente artículo, el autor estudia la
que sean relevantes para el quehacer jurídico? interpretación de las normas jurídicas, a partir
de la figura penal de prevaricato, tipo penal
Y si lo es, ¿un texto claro y expreso de la ley ha que se encuentra regulado en el artículo 418°
de ser siempre aplicado? La respuesta que se del Código Penal, es así que se presentan
formule a estas cuestiones interesará de modo casos en los cuales, la aplicación de la norma
relevante para plantear un entendimiento jurídica resulta contraria al texto expreso de
constitucionalmente correcto del delito de la ley; sin embargo, el Estado constitucional
y las exigencias de la justicia conllevan a
prevaricato. reformular las condiciones de cumplimiento
por parte de los jueces y fiscales, quienes
2. La interpretación jurídica: Las deben aplicar la norma jurídica, aun cuando
exista la posibilidad de que sean imputados
normas que se concluyen desde por prevaricato; puesto que, como señala el
textos expresos y claros autor, recae sobre ellos, el deber de resolver
controversias desde significados jurídicos
2.1. La interpretación jurídica que realizan las exigencias de justicia consti-
La interpretación jurídica significa la asigna- tucionalizadas que representan los derechos
ción de significados jurídicos a los significan- fundamentales, aunque tales significados
sean contrarios a los significados lingüísticos.
tes, conformados estos por los enunciados
lingüísticos que componen una determinada
prescripción jurídica1. En este marco, se ha CONTEXTO NORMATIVO
distinguido lo que es la disposición de lo que
• Constitución Política del Perú: Artículo 142°.
es la norma2. La disposición (D) es la fórmula
• Código Procesal Constitucional: Artículo VI
lingüística que conforma la prescripción; del Título Preliminar.
mientras que la norma (N) es el significado • Código Penal: Artículo 418°.
jurídico que el intérprete con capacidad de
interpretación vinculante asigna a una dispo-
sición3. Cuando un juez (o un fiscal), tengan PALABRAS CLAVE
que definir o decidir acerca de posiciones Prevaricato / Norma / interpretación.
jurídicas de las personas, lo harán según las
normas. La fórmula lingüística por sí sola no
tiene relevancia jurídica al momento de so-
el que genere las consecuencias en la esfera
lucionar las distintas controversias sometidas
jurídica de las personas y de las cosas. Así, los
a la judicatura, se necesita que desde ella se
operadores jurídicos invocan y aplican no los
formule razonablemente (no arbitrariamente)
textos lingüísticos, sino las normas jurídicas
un significado jurídico, que será precisamente
que se desprenden de esos textos, es decir,
aplican disposiciones jurídicas interpretadas.
1 GUASTINI, Riccardo, Estudios sobre la interpretación No existe ninguna decisión jurídica formula-
jurídica, Porrúa–UNAM, México, 2008, pp. 3-6.
da sobre la base de textos no interpretados,
2 GUASTINI, Riccardo, “Disposición vs. norma”, en
POZZOLO, Susanna y Rafael ESCUDERO, Disposición siempre habrá actividad interpretativa de por
vs. norma, Palestra, Lima, 2011, pp. 133–156. medio, incluso aunque fuese según el criterio
3 Aquí se toma la posición de considerar a la interpre- de interpretación literal.
tación como una actividad creadora por parte del
intérprete, señaladamente el juez. Esta capacidad no Los textos, como dice el legislador penal en
puede ser ejercida arbitrariamente, sino que desde el el artículo 418° del Código Penal, han de ser
significado de los textos normativos, razonablemente
se construye un significado normativo tomando en expresos y claros para que la decisión fiscal o
consideración toda la normatividad vigente. judicial que lo contraríe configure el delito de

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 309


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional


prevaricato. Una acepción de “expreso” que Consejo Nacional de la Magistratura en ma-
admite la Real Academia de la Lengua es la teria de evaluación y ratificación de jueces”.
siguiente: “claro, patente, especificado”. Un En un plano estrictamente lingüístico,
texto será expreso cuando el significante en no hay duda de lo que se recoge en esta
el que consiste el texto, se ha manifestado disposición: la imposibilidad de revisar las
sin duda en la fórmula lingüística en la que resoluciones del JNE en materia electoral;
consiste la disposición. Por su lado, una y la imposibilidad de revisar las resolucio-
acepción de “claro” admitido por la Real Aca- nes del CNM en materia de evaluación
demia de la Lengua es esta: “evidente, cierto, y ratificación de jueces. No hay duda de
manifiesto”. Un texto será claro cuando el que el enunciado existe por lo que ha
significante expreso permite –siempre en un de ser tenido como expreso; y no hay
plano lingüístico– un significado “evidente, duda de que un tal enunciado formula la
cierto, manifiesto”, es decir, un significado imposibilidad de hacer algo, por lo que
sobre el que no cabe ninguna duda en su ha de ser tenido como claro.
formulación. Así, pues, el texto expreso y
claro significará un significante expreso y b. Un caso de texto legal
un significado claro; es decir, un significante Así como en la Constitución, algo similar
expresado sin duda y un significado expre- es posible de ser descubierto en el nivel
sado sin duda. de la Ley. Continuemos, pues, la explora-
En un plano lingüístico, pues, es posible ción con el nivel normativo legal. El artí-
admitir que existen enunciados expresos y culo VI del Código Procesal Constitucional
significados claros de estos enunciados expre- puede ayudarnos. En el segundo párrafo
sos. Sin embargo, en un plano jurídico y con de esta disposición, se ha manifestado lo
base en la diferenciación entre texto y norma siguiente:
formulada arriba, será preciso preguntarse si Artículo VI: “Los Jueces no pueden dejar de
aplicar una norma cuya constitucionalidad
a todo significante lingüístico expreso que
haya sido confirmada en un proceso de in-
recibe un significado lingüístico claro, le sigue constitucionalidad o en un proceso de acción
necesariamente un significado normativo popular”.
con las mismas características. Para resolver
También, dentro de un plano estrictamen-
esta cuestión, conviene indagar por textos
te lingüístico, no cabe duda de que existe
lingüísticamente expresos y claros, a fin de
el enunciado conformado por un conjun-
determinar el tipo de normas que le siguen.
to de palabras cuyo significado lingüístico
2.2. Casos de textos expresos y claros es la formulación de una obligación a los
jueces: aplicar una norma cuya constitu-
a. Un caso de texto constitucional cionalidad ha sido confirmada en el seno
Los textos expresos y claros tal y como de determinados procesos. Es, por esta
han sido definidos arriba es posible en- ausencia de duda tanto en la existencia
contrarlos tanto en el nivel constitucional del enunciado mismo como en el mensaje
como en el legal y el reglamentario. Em- lingüístico que trae consigo, que ha de
pecemos a indagar por la Constitución. ser tenido como un texto expreso y claro
Un texto como el recogido en el artículo según lo definido anteriormente.
142 de la Constitución, puede ser tenido
c. Un caso de texto reglamentario
como un texto expreso y claro según el
significado manifestado antes. Así: Finalmente, y por citar una disposición in-
“Artículo 142: No son revisables en sede fralegal, puede ser referido el artículo 16°
judicial las resoluciones del Jurado Nacional del Decreto Supremo N.° 015–2008–
de Elecciones en materia electoral, ni las del JUS, Reglamento del Concurso Público

310 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Doctrina práctica
de méritos para el ingreso a la función
notarial, en el que se ha dispuesto que: ¿SABÍA USTED QUE?
“Artículo 16: Las etapas de la evaluación du-
rante el Concurso Público de Méritos para el Dentro de un plano estrictamente
acceso a la función notarial son las siguientes: lingüístico, no cabe duda que exis-
a) Calificación del currículum vitae. te el enunciado conformado por un
b) Examen escrito. conjunto de palabras cuyo signifi-
c) Examen oral.
cado lingüístico es la formulación
de una obligación a los jueces: apli-
Los resultados de cada etapa de evaluación son
car una norma cuya constituciona-
eliminatorias e irrevisables”.
lidad ha sido confirmada en el seno
Asimismo esta disposición puede ser tenida de determinados procesos. Es, por
como lingüísticamente expresa y clara: nin- esta ausencia de duda tanto en la
guna de las tres etapas en las que consiste el existencia del enunciado mismo
concurso se podrá revisar los resultados. como en el mensaje lingüístico que
trae consigo, que ha de ser tenido
2.3. Las normas que se desprende de los como un texto expreso y claro se-
textos expresos y claros gún lo definido anteriormente.
a. Un caso de norma constitucional
Las disposiciones transcritas son tres En la medida de que son significados
ejemplos de textos expresos y claros, contrarios entre sí, la norma que se asigne
al artículo 142° de la Constitución se ha
desde los que corresponde preguntarse
de formular sobre la base de uno solo
si a ellos les siguen normas expresas y
de esos significados. Efectivamente, tal
claras también. Veamos. En el caso de la
disposición no puede prohibir y ordenar
disposición constitucional, jurídicamente
lo mismo a la vez, por lo que razonable-
es posible formular dos significados en
mente está exigido decantarse solamente
clave deóntica:
por uno de esos significados. ¿Cuál de
S a: Está prohibido revisar judicialmente los dos significados permitirá formular
cualquier resolución del JNE en materia
electoral y cualquier resolución del CNM
la norma constitucional?4. Desde estos
en materia de evaluación y ratificación de dos significados, el intérprete (el juez o
jueces y fiscales aunque vulneren derechos el fiscal) se ha de decantar por Sb y ha de
fundamentales. descartar Sa porque –entre otras razones–
Sb: Está prohibido revisar judicialmente cualquier el significado Sa va contra el principio de
resolución del JNE en materia electoral y cual- normatividad de la Constitución5. Como
quier resolución del CNM en materia de evalua-
ción y ratificación de jueces y fiscales, siempre
que no vulneren derechos fundamentales. 4 La formulada pregunta parte del hecho de que las
interpretaciones que de la Constitución, la ley o los
Este segundo significado tiene también reglamentos pueda concluir un juez, son pasibles de
otro modo de ser enunciado: revisión constitucional. Cfr. CASTILLO CÓRDOVA, Luis,
“El control constitucional sobre las interpretaciones que
S b: Está ordenado revisar judicialmente
realizan los jueces”, en Gaceta Constitucional, en prensa.
cualquier resolución del JNE en materia
5 Este principio se ha denominado como “principio de
electoral y cualquier resolución del CNM
fuerza normativa de la Constitución”, y en referencia
en materia de evaluación y ratificación a él se ha manifestado que “la interpretación constitu-
de jueces y fiscales, siempre que vulneren cional debe encontrarse orientada a relevar y respetar
derechos fundamentales. la naturaleza de la Constitución como norma jurídica,
Bien vistas las cosas, siempre en el plano vinculante in toto y no solo parcialmente. Esta vincula-
ción alcanza a todo poder público (incluyendo, desde
jurídico, es posible sostener que Sa es luego, a este Tribunal) y a la sociedad en su conjunto”.
contrario a Sb. EXP. N.° 5854–2005–Pa/TC, Fundamento 12.e.

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 311


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional


se sabe, desde este principio constitucio- Si se compara esta norma N142 con el
nal, se concluye que no existen ámbitos significado lingüístico de la disposición
ni poderes exentos de vinculación a la D142 de la Constitución, se concluirá que
Constitución y, consecuentemente, de contiene algo más que el texto expreso de
control constitucional6. Particularmente, la disposición (la referencia a los fiscales
en relación a los derechos fundamenta- y la referencia a los derechos fundamen-
les, este principio ordena que todas las tales); y que el significado normativo es
actuaciones (positivas y negativas) de los contrario al significado textual: desde el
poderes públicos y de los particulares, texto, se prohíbe algo que desde la norma
deban de conducirse según las exigencias se ordena. De manera que es posible con-
de justicia que representan los derechos cluir que esta norma no se formula desde
fundamentales7, expresos o implícitos8. el texto expreso y claro de la disposición,
Consecuentemente, la norma que se con- sino desde contenidos tácitos y contrarios
cluye desde la disposición constitucional a esa disposición11, pero juridificados
D142 se construye desde el significado por un principio constitucional como es
Sb. Una norma tal puede expresarse en el de normatividad de la Constitución, y
los términos siguientes: particularmente de la parte de esta que
N142: Está ordenado revisar una decisión del
JNE en materia electoral9 y del CNM en ma-
teria de evaluación y ratificación de jueces y
fiscales, si tales resoluciones vulneran derechos establecido las razones que justifican su facultad para
fundamentales10. ejercer el control constitucional sobre las resoluciones
expedidas por el Consejo Nacional de la Magistratu-
ra”. EXP. N.° 05334–2011–PA/TC, Fundamento 3.
En esta misma línea, el legislador que desarrolla el
6 Como ha dicho el Tribunal Constitucional, “constituye
artículo 200 de la Constitución ha dispuesto que “no
una consecuencia directa del carácter jurídico de la
proceden los procesos constitucionales cuando (…) 7.
Constitución, el control jurisdiccional de los actos de
Se cuestionen las resoluciones definitivas del Consejo
todos los poderes públicos y de los particulares”. Exp.
Nacional de la Magistratura en materia de destitución
N.° 4053–2007–PHC/TC, Fundamento 14.
y ratificación de jueces y fiscales, siempre que dichas
7 Una justificación de la vinculación de la justicia y los resoluciones hayan sido motivadas y dictadas con
derechos fundamentales, en CASTILLO CÓRDOVA, previa audiencia al interesado”.
Luis, Los derechos constitucionales. Elementos para una
11 Distinto habría sido el caso si la disposición D142
teoría general, Palestra, 2007, pp. 27-63.
hubiese expresamente establecido que: No son re-
8 Cfr. CARPIO MARCOS, Edgar, “El significado de la visables en sede judicial las resoluciones del Jurado
cláusula de los derechos no enumerados”, en Cues- Nacional de Elecciones en materia electoral ni las del
tiones Constitucionales, Revista Mexicana de Derecho Consejo Nacional de la Magistratura en materia de
Constitucional, número 3, 2000, pp. 3-25. evaluación y ratificación de jueces, aunque vulnerasen
9 La revisión constitucional de las resoluciones del JNE derechos fundamentales.
en materia electoral cuando se vulnere derechos funda- Este texto habría aceptado un único significado que
mentales, la tiene dispuesta el Tribunal Constitucional habría coincidido con el significado lingüístico del
con claridad. Así, ha manifestado lo siguiente: “Qué texto, de modo que la norma correspondiente habría
duda cabe de que una interpretación literal y aislada de sido esta:
los artículos 142º y 181º de la Constitución, concluirá Está prohibido revisar una decisión del JNE en materia
en que, sin ingresar en consideración adicional alguna, electoral y del CNM en materia de evaluación y ratifi-
una resolución en materia electoral expedida por el cación de jueces y fiscales, aunque tales resoluciones
JNE, es inatacable jurisdiccionalmente; es decir, incluso vulnerasen derechos fundamentales.
en aquellos supuestos en los que afecten los derechos Esta norma habría sido una norma constitucional
fundamentales de la persona. Empero, el resultado formalmente porque habría estadoá recogida en
de esta interpretación ¿es sustentable constitucio- la Constitución, y a la vez hubiese sido una norma
nalmente? Son distintas las razones que permiten al inconstitucional materialmente, por contravenir
Tribunal Constitucional sostener que tal interpretación la exigencia de justicia que significan los derechos
resulta manifiestamente inconstitucional”. Exp. N.° humanos constitucionalizados. Sobre normas consti-
4053–2007–PHC/TC, ff. jj.17 y 18. tucionales inconstitucionales. BACHOF, Otto, ¿Normas
10 Como bien lo recuerda el Tribunal Constitucional, constitucionales inconstitucionales?, Palestra Editores,
“en su jurisprudencia el Tribunal Constitucional ha Lima, 2008, pp. 65 y ss.

312 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Doctrina práctica
recoge las exigencias de justicia naturales: Al igual que en el supuesto anterior, la
los derechos fundamentales. norma que se formula a partir del artículo
VI del Código Procesal Constitucional,
no se sostiene desde Sa y de Sb a la vez,
¿SABÍA USTED QUE?
sino que se ha de formular sobre la base
de afirmar una de ellas y negar la otra.
No puede prohibirse a un juez –que Desde un punto de vista jurídico, no es
es el llamado constitucionalmente posible sostener la corrección normativa
a decir el derecho, por tanto, a ha- de Sa como sí es posible sostener la de
cer la justicia, en el caso concreto–, Sb. En efecto, Sa exigiría aplicar siempre
a inaplicar una norma cuya consti-
y en todo caso una norma confirmada en
tucionalidad ha sido confirmada en
su constitucionalidad en un proceso de
abstracto, cuando está convencido
inconstitucionalidad o en un proceso de
de que esa norma produce incons-
titu-cionalidad –injusticia, por tan- acción popular al margen de la justicia de
to– en el caso concreto que conoce la decisión en el caso concreto. Lo que en
y que debe resolver. común tienen estos dos procesos es que
enjuician la constitucionalidad de una
ley o de un reglamento siempre en un
b. Un caso de norma legal plano general y abstracto; de modo que
En el segundo caso, el de la disposición le- la constitucionalidad es confirmada en
gal transcrita, es posible también concluir términos generales, no en términos con-
dos significados normativos. El primero cretos. Particularmente, esto significa que
de ellos puede formularse de la manera en materia de derechos fundamentales,
siguiente: en la medida que ellos significan mani-
festaciones de justicia que se desprenden
“Sa: Está prohibido al Juez inaplicar una norma
cuya constitucionalidad ha sido confirmada en desde y para la persona, y en la medida
un proceso de inconstitucionalidad o en un que la justicia se define siempre en las
proceso de acción popular, siempre y en todo coordenadas fácticas de un caso concre-
caso”12. to, una constitucionalidad o una justicia
El segundo, por su parte, se formula así: definida abstractamente no siempre será
“Sb: Está prohibido al Juez inaplicar una norma una justicia que se cumpla en el caso
cuya constitucionalidad ha sido confirmada concreto. De forma tal que una norma
en un proceso de inconstitucionalidad o en cuya constitucionalidad ha sido confir-
un proceso de acción popular, siempre que mada en abstracto, puede suponer una
la inaplicación sea inconstitucional en el caso
concreto”.
inconstitucionalidad en el caso concreto.
Otro modo de presentar Sb es el siguiente: Por esta razón, no puede prohibirse a
un Juez –que es el llamado constitucio-
“Sb: Está ordenado al Juez aplicar una norma
cuya constitucionalidad ha sido confirmada nalmente a decir el derecho, por tanto,
en un proceso de inconstitucionalidad o en a hacer la justicia, en el caso concreto–,
un proceso de acción popular, siempre que a inaplicar una norma cuya constitucio-
la aplicación sea constitucional en el caso nalidad ha sido confirmada en abstracto,
concreto”. cuando está convencido que esa norma
produce inconstitucionalidad –injusticia,
por tanto– en el caso concreto que co-
12 Otro modo de formular Sa es el siguiente: noce y que debe resolver. En este marco,
Sa: Está ordenado al Juez aplicar una norma cuya jurídicamente se ha de descartar Sa y se
constitucionalidad ha sido confirmada en un ha de acoger Sb. De modo que desde la
proceso de inconstitucionalidad o en un proceso
de acción popular, siempre y en todo caso.
transcrita disposición DVI del Código Pro-

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 313


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional


cesal Constitucional, es posible concluir la texto lingüísticamente expreso y claro ha
norma siguiente: dado como origen a una norma también
NVI: Está ordenado al Juez inaplicar una con contenido no expreso (implícito, por
norma confirmada en su constitucionalidad tanto) y que contradice el significado
en un proceso de inconstitucionalidad o en lingüístico.
un proceso de acción popular, siempre que
tal norma resulte inconstitucional en el caso c) Un caso de norma infralegal
concreto13.
En el caso de la disposición reglamentaria
transcrita, es posible concluir también dos
importante significados. El primero se enuncia de la
siguiente forma en clave deóntica:
La primera fuente de juridicidad “Sa: Está prohibido revisar los resultados de las
ya no es la Ley sino la Constitución; etapas de la evaluación del Concurso Público
y la Constitución es, ante todo, un de Méritos para el acceso a la función notarial,
conjunto de principios y valores siempre y en todo caso”.
plenamente normativos que signi- Mientras que el segundo tiene la siguiente
fican concreciones de justicia que formulación deóntica:
se formulan desde y para la per- “Sb: Está prohibido revisar los resultados de las
sona. etapas de la evaluación del Concurso Público de
Méritos para el acceso a la función notarial, siem-
pre que no vulnere derechos fundamentales”.
De esta norma es posible decir lo mismo
Otra manera de enunciar Sb es la siguiente:
que se afirmó de la norma concluida
Sb: Está ordenado revisar los resultados de las
desde el artículo 142° de la Constitución:
etapas de la evaluación del Concurso Público
que su contenido jurídico no equivale de Méritos para el acceso a la función notarial,
al significado lingüísticamente expreso siempre que se vulnere derechos fundamentales.
y claro del texto que le da origen. Por Son, como en los dos anteriores supuestos
el contrario, tiene como contenido la examinados, dos dignificados contrarios
referencia a la inconstitucionalidad entre sí. Desde estos dos significados, no
concreta, lo que respecto del texto es es posible abrazar Sa porque planteada
una referencia implícita; además de sig- en esos términos prohíbe la revisión de
nificar la norma algo contrario a lo que todo resultado de cualquier etapa del
significó lingüísticamente el texto14. El concurso, incluso aunque el resultado
vulnerase manifiestamente un derecho
13 Esta norma, en definitiva, es la que subyace en aquel fundamental, e incluso cuando la revisión
criterio jurisprudencial por el cual el Tribunal Consti-
tucional estableció que la ley que había creado el ITF,
misma sea materialmente posible (por
si bien había sido confirmada en su constitucionalidad ejemplo, porque aún existe plaza) y no
abstracta, no lo había sido en la constitucionalidad vulnerase ninguna posición jurídica gana-
concreta de cada caso, por lo que habilitaba al Juez a da de ninguna persona (como puede ser
que inaplicase la ley si concluía que en un caso concreto
el ITF resultase confiscatorio. Exps. N.° 0004–2004–AI/
TC, y otros acumulados, Fundamento 23. Está prohibido a los Jueces inaplicar una norma
14 Si, por el contrario, el texto hubiese sido formulado cuya constitucionalidad haya sido confirmada en un
de la siguiente manera: proceso de inconstitucionalidad o en un proceso de
Los Jueces no pueden dejar de aplicar una norma acción popular, aunque sea inconstitucional en el caso
cuya constitucionalidad haya sido confirmada en un concreto.
proceso de inconstitucionalidad o en un proceso de De haber sido este el caso, la única norma que era
acción popular, aunque sea inconstitucional en el caso posible concluir de la disposición es inconstitucional,
concreto. lo que hace que la disposición también lo sea. Esta
Este texto habría aceptado un único significado que inconstitucionalidad podría controlarse de modo
habría coincidido con su significado lingüístico; de abstracto a través de una acción de inconstitucional,
modo que la norma correspondiente habría sido ésta: o de modo concreto en un proceso judicial.

314 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Doctrina práctica
la de una concursante que legítimamente 3. Normas justas contrarias al texto
sí ganó una de las plazas convocadas). expreso y claro
La vinculación de todos los poderes En cada uno de los tres ejemplos referidos con
(públicos y privados) a la Constitución anterioridad, el significado Sa resultaba ser
y, consecuentemente, la vinculación a contrario al significado Sb. El primero venía
los derechos fundamentales, no permite formulado desde la literalidad de un texto
aceptar la imposibilidad de revisión de un expreso y claro; mientras que el segundo
resultado de un concurso notarial cuando aparecía sostenido por principios constitu-
tal resultado vulnera derechos fundamen- cionales estrechamente relacionados con los
tales (como puede ser el debido proceso, parámetros de justicia que significan los de-
en cualquiera de sus garantías formales y rechos fundamentales. Al resultar significados
en su garantía material de razonabilidad). jurídicos contradictorios, la norma resultante
De modo que la norma que se ha de atri- podía ser construida solamente desde uno de
buir al artículo 16 del Decreto Supremo los dos significados opuestos entre sí. Así, en
N.° 015–2008–JUS se construye desde los tres casos, la respectiva norma se construyó
Sb, y puede ser formulada así: desde el significado que realizaba más y mejor
“N16: Está ordenado revisar el resultado de las exigencias de justicia que significan los
alguna etapa del Concurso Público de Méritos
para el acceso a la función notarial, siempre
derechos fundamentales. Tal significado fue
que la revisión sea posible15 y se haya vulne- Sb, que resultaba contrario –no se olvide– a
rado algún derecho fundamental”. Sa. Lo que significa que el juez (y fiscal) tenía
De N16 también es posible afirmar lo la obligación de resolver las concretas con-
mismo que se afirmó de las dos normas troversias a través de un significado jurídico
anteriormente concluidas: que su conte- que es contrario al significado lingüístico de
nido jurídico no equivale al significado un texto (disposición) expreso y claro.
lingüísticamente expreso y claro del texto De esta manera, mientras el texto expreso y
que le da origen. Por el contrario, tiene claro de la disposición D154 de la Constitu-
como contenido algo que no estaba ción prohibía la revisión de las resoluciones
expreso en el texto: la referencia a los de- electorales del JNE y del CNM (Sa), la norma
rechos fundamentales como exigencia de N154 ordenaba tal revisión (Sb). De igual
justicia y elemento de validez jurídica de manera, mientras el texto legal DVI del Códi-
las decisiones del Jurado en los concursos go Procesal Constitucional prohibía al Juez la
de acceso a la función notarial. Adicio- inaplicación de una norma confirmada en su
nalmente, el significado jurídico permite constitucionalidad (Sa), la norma NVI ordena-
algo que el significado lingüístico prohíbe, ba (Sb) la inaplicación de la norma confirmada
es decir, la norma concluida es contraria al en su constitucionalidad cuando tal norma
texto (lingüísticamente expreso y claro)16. resultaba inconstitucional al caso concreto.
Finalmente, mientras la disposición D16 del
15 Lo será, como se ha dicho antes, siempre que no Decreto Supremo N.° 015–2008–JUS prohi-
impida el desenvolvimiento del proceso mismo y no bía la revisión de los resultados en un proceso
se vulnere derechos fundamentales de terceros. de concurso de acceso a la función pública
16 Si la disposición D16 hubiese sido el siguiente: “Los notarial, la N16 ordenaba tal revisión cuando
resultados de cada etapa de evaluación son elimi-
natorias e irrevisables, aunque se vulneren derechos el resultado agredía derechos fundamentales.
fundamentales”, entonces esta disposición habría
dado lugar a una única norma:
Está prohibido revisar los resultados en un proceso la disposición correspondiente. Nuevamente, el
de concurso de acceso a la función notarial, aunque control constitucional hubiese acontecido de modo
se hayan vulnerado derechos fundamentales. general (a través de una acción de cumplimiento), o
De haber sido este el caso, esta única norma re- concretamente solicitando en un proceso judicial su
glamentaria habría sido inconstitucional y con ella inaplicación.

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 315


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional


En todos estos casos, la aplicación del texto siendo contraria se ajusta a la finalidad
lingüísticamente expreso y claro, o dicho de todo texto jurídico y de toda actividad
mejor, la aplicación del significado jurídico interpretativa: la justicia.
que se basaba exclusivamente en la litera-
lidad de un texto lingüísticamente expreso
y claro, habría dado como consecuencia IMPORTANTE
un resultado contrario a las exigencias de
justicia constitucionalizadas que represen- Los operadores jurídicos invocan
tan los derechos fundamentales, es decir, y aplican no los textos lingüísticos
habría dado como consecuencia un resul- sino las normas jurídicas que se
tado injusto. Si un juez (o fiscal) hubiese desprenden de esos textos, es de-
decidido formular la decisión que resuelve cir, aplican disposiciones jurídicas
una controversia desde el texto lingüística- interpretadas. No existe ninguna
mente expreso y claro de la disposición, no decisión jurídica formulada con
habría hecho la justicia en el caso concreto base en textos no interpretados,
y habría faltado a ese elemento esencial
siempre habrá actividad interpre-
tativa de por medio, incluso aun-
que configura su función: decir lo justo. Por
que fuese según el criterio de in-
el contrario, la aplicación del significado
terpretación literal.
jurídico concluido a partir de principios de
justicia constitucional, solo podía dar como
resultado decisiones justas. De modo que De modo general, se ha de reconocer que
el juez (o fiscal) que resolviese los asuntos el paradigma de interpretación jurídica ha
con base en este significado, no solamente cambiado sustancialmente con el paso del
habría cumplido cabalmente con la función Estado legal de derecho hacia el Estado
encomendada, sino que habría realizado el constitucional de derecho. Como se sabe, en
valor justicia en su decisión. el Estado legal de derecho la fuente primera
de juridicidad era la Ley, y aunque existía la
Es deber del operador jurídico, señalada-
Constitución esta no era tenida como nor-
mente al juez (y fiscal), resolver las controver-
mativa, no al menos plenamente; de manera
sias desde significados jurídicos que realizan
particular, los contenidos de la Constitución
las exigencias de justicia constitucionalizadas
referidos a los derechos fundamentales, eran
que representan los derechos fundamentales;
tenidos como aspiraciones políticas que ad-
aunque tales significados sean contrarios a los
quirían naturaleza jurídica con el desarrollo
significados lingüísticos que se sostienen en
que de los mismos realizaba la Ley17. Adicio-
textos expresos y claros de las disposiciones.
nalmente, el entendimiento de lo jurídico
Si estamos ante un deber, en ningún caso,
estaba fuerte y decididamente influencia-
proceder de esta manera debe acarrear san-
do por un positivismo jurídico que creía
ción alguna (mucho menos de tipo penal).
firmemente en la voluntad del Legislador
Como se aprecia, no siempre desde un (parlamentario y no parlamentario) como
texto expreso y claro desde un punto de creador del derecho, y en que esa voluntad
vista lingüístico, se puede obtener como se reflejaba en un texto que conformaba
resultado una norma justa que se condiga un sistema normativo completo y perfecto.
con un texto tal. Hay casos, en los distintos En un marco así, la voluntad del legislador
niveles normativos (constitucional, legal y se manifestaba y agotaba en el enunciado
reglamentario, como aquí se ha hecho ver),
en los que la norma jurídica es contraria 17 Así, fue acuñada la expresión que “la Constitución
al significado lingüístico que es posible vale jurídicamente en el marco de la Ley” porque la
determinar del texto expreso y claro, y Ley era la que convierte en jurídico los contenidos
políticos de la Constitución.

316 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Doctrina práctica
lingüístico el cual pasaba inmediatamente a Precisamente por esto, las técnicas de in-
convertirse en norma, sin que se permitiese terpretación se redimensionan en el seno
concluir ningún significado normativo que de un Estado constitucional de derecho,
contrariase el texto lingüístico. Según estos para trabajar ya no esencialmente con base
presupuestos, los textos expresos y claros no en textos, sino para interpretar según las
se interpretaban, sino que se aplicaban, o exigencias de justicia constitucionalizadas.
dicho mejor, los textos expresos y claros solo Ya no es la interpretación literal que apunta
aceptaban construir una norma sobre la base y se circunscribe al enunciado lingüístico de
de una interpretación literal. la disposición, tampoco es la interpretación
histórica que intenta averiguar la voluntad
La cuestión cambia, y mucho, con el Estado
del legislador; sino que hoy de lo que se trata
constitucional de derecho. La primera fuente
es de preguntarse por la naturaleza de las
de juridicidad ya no es la Ley sino la Cons-
cosas para descubrir en ellas una finalidad a
titución; y la Constitución es, ante todo, un
la que se han de adecuar todos los medios,
conjunto de principios y valores plenamente
incluidos los normativos (legislativos y no
normativos que significan concreciones de
legislativos), particularmente preguntarse
justicia que se formulan desde y para la
por la naturaleza humana18, y desde ella,
persona. Estos principios y valores conforman
preguntarse por la persona, su dignidad y
su contenido material y se recogen en los
sus derechos fundamentales19.
derechos fundamentales. La normatividad
de la Constitución obliga a ajustar todos los Consecuentemente, interesa acudir a criterios
textos en los que se recogen las decisiones de interpretación teleológica, y en esa cons-
de los poderes constituidos, principalmente trucción de las finalidades de justicia, interesa
de las decisiones del Poder legislativo, a tomar en consideración no textos aislados,
los mandatos de la Constitución. Si no hay sino textos contextualizados en el interior
ajustamiento, habrá invalidez jurídica. Estos de un sistema (interpretación sistemática),
mandatos de la Constitución, en su conteni- para saber identificar a qué da derecho un
do material, son lingüísticamente genéricos derecho en el caso concreto, es decir, para
y normativamente abiertos a las exigencias
de justicia y a la moral. Estas exigencias se 18 La naturaleza humana ha sido empleada por el
irradian a todos los centros de decisión de Tribunal Constitucional como referente jurídico para
modo que ayudan a conformar, positiva y sus decisiones. Así, por ejemplo, cuando manifestó en
relación al derecho a la propiedad que “en lo esencial,
negativamente, todas las decisiones que se trata de un derecho cuyo origen no reside en la
desde allí se adopten. Por ende, tales exi- voluntad política del legislador estatal, sino en la pro-
gencias de justicia siempre estarán presentes; pia naturaleza humana”. Exp. N.º 0008–2003–AI/TC,
aunque el concreto texto de una decisión Fundamento 26.a. Sobre el derecho al trabajo tiene
dicho que “la importancia del trabajo descansa en
constitucional, legislativa o reglamentaria, tres aspectos sustantivos: (…) – Vocación y exigencia
no las exprese lingüísticamente e incluso de la naturaleza humana”. Exp. N.° 008–2005–PI/
aunque exprese lo contrario. Así, un texto TC,12 días del mes de agosto de 2005, Fundamento
18. En fin, por mencionar un criterio jurisprudencial
legislativo aunque no haya lingüísticamente más, tiene manifestado el Tribunal Constitucional
expresado una exigencia de justicia consti- que “la cadena perpetua, en sí misma considerada,
tucionalizada (expresa o implícitamente), es repulsiva con la naturaleza del ser humano”. Exp.
tal exigencia normativamente existe, para N.° 0489–2006–PHC/TC, Fundamento 11.
construir válidamente la norma que se ha de 19 Como ha manifestado el Tribunal Constitucional, “nin-
guna garantía conferida a un órgano constitucional
asignar a ese texto dispositivo o para sancio- tiene su última ratio en la protección del poder público
nar con invalidez jurídica a la única norma en sí mismo, sino en asegurar la plena vigencia de
que se le puede asignar y que es contraria a los derechos fundamentales como manifestaciones
del principio–derecho de dignidad humana (artículo
tal exigencia de justicia.
1º de la Constitución)”. Exp. N.º 0030–2005–PI/TC,
Fundamento 48.

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 317


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional


saber decidir lo justo de cada quien en las de un texto claro y expreso que contraviene
concretas circunstancias (interpretación de abiertamente el contenido constitucional
concordancia práctica). de un derecho fundamental. Segundo, para
Estas exigencias hermenéuticas son incom- cuando el juez (o fiscal) decide con base en
patibles con la premisa de que el operador una norma que es contraria al texto de una
jurídico, señaladamente el juez, deba emitir disposición, sin que exista ninguna razón
sus decisiones de acuerdo con el texto expre- atendible para ello, decidiendo injustamente.
so y claro de la Constitución, de la Ley o del En uno y otro caso se trata de reprochar a
Reglamento. Aceptar lo contrario es aceptar quienes dan razones manifiestamente in-
que inexorablemente el juez está condenado sostenibles para decidir injustamente en un
a construir la norma con base exclusivamente caso, ya sea por veneración al enunciado
en el texto de la disposición cuando lingüís- lingüístico, ya sea por desprecio (consciente o
ticamente este es expreso y claro, pero nor- inconsciente) a los principios constitucionales.
mativamente pueda contravenir las exigencias Consecuentemente, se trata de no reprochar
de justicia que representan la persona y sus a quienes con razones débiles o incorrectas
derechos humanos. Por tanto, supondrá negar deciden injustamente porque lo contrario, y
al juez aquello que da sentido a su posición y en referencia al juez, significaría un atentado
a su función: decir el ius (el derecho, lo justo) a la reconocida capacidad interpretativa y
en las circunstancias del caso que le correspon- decisoria del juez. No se puede sancionar
de resolver. Si desconocemos este elemento al juez por equivocarse en la formulación
esencial, habremos liquidado al juez como de unas razones que justifican un fallo, lo
hacedor de la justicia en los casos concretos. condenaríamos al silencio por temor al error
Lo decisivo no es, pues, los textos aun cuando y con ello a la ausencia de solución pacífica
lingüísticamente puedan ser expresos y claros. de las controversias sociales. Tampoco se
Lo que interesa de modo decisivo para la vali- trata de reprochar, y menos de sancionar, a
dez jurídica de las decisiones que se adopten quienes con razones fuertes deciden justa-
es la corrección material y formal de las razo- mente en un caso, aun cuando tales razones
nes que justifiquen el significado normativo (la contravengan los textos expresos y claros de
norma) que se atribuye al texto. Una norma las disposiciones.
sostenida en razones formal y materialmente
correctas ha de ser aplicada por el juez (o 4. A modo de conclusión: Cuando la
fiscal); aunque tal norma contradiga el texto justicia exige prevaricar
expreso y claro de la disposición, sin que tal En este punto, puede formularse la siguiente
aplicación le depare reproche ni sanción de afirmación: en un Estado constitucional de
ningún tipo. No es sancionable el ejercicio re- derecho no cabe un tipo penal de delito de
gular de la función jurisdiccional y será regular prevaricato como el dispuesto en el artículo
cuando se construye una decisión justa como 418 del Código Penal peruano. Esta disposi-
aplicación de una norma justa. ción penal puede llegar a constituirse como
En este marco dogmático, el reproche y un instrumento malévolo que dificulta cuando
consiguiente sanción se ha de reservar al no impida la realización de la justicia, que
menos para las dos situaciones siguientes. es elemento esencial en la configuración de
Primero, cuando el juez (o Fiscal) decide de un sistema constitucional de derecho y por
acuerdo con una norma cuyo contenido es el esa razón, ser tenida como una disposición
significado lingüístico de una disposición que inconstitucional. Esto ocurrirá si se sanciona
contraviene manifiestamente una exigencia de penalmente la aplicación de normas justas al
justicia. Es decir, cuando el juez (o fiscal) se obligar al juez a abrazar textos lingüísticamen-
decanta por aplicar el sentido jurídico literal te expresos y claros, y jurídicamente injustos.

318 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Doctrina práctica
Afortunadamente en la jurisprudencia del que ajustándose a la naturaleza de las cosas
Tribunal Constitucional, ha habido pronun- (para empezar a la naturaleza de la acción
ciamientos que permiten cierta esperanza al de inconstitucionalidad) ha ordenado que la
momento de redefinir los elementos confi- justicia ha de hacerse en el caso concreto de
guradores del tipo penal de prevaricato. En la aplicación de un determinado impuesto.
una acción de inconstitucionalidad interpuesta La decisión de apartarse del texto del artículo
contra la Ley 28194, ley que creaba y regula- VI del Código Procesal Constitucional, para
ba el impuesto a las transacciones financieras hacer realidad el contenido material de la
(ITF); el Tribunal Constitucional manifestó lo Constitución, está justificada plenamente por
siguiente: el valor justicia.
“(...) este Colegiado debe precisar que respecto de
la alegada afectación del principio de no confis-
catoriedad de los tributos, si bien se encuentra en IMPORTANTE
capacidad de confirmar la constitucionalidad de la
ley impugnada desde un punto de vista abstracto
(único que cabe en un proceso de inconstituciona- Lo que interesa de modo decisivo
lidad), no puede descartar la posibilidad de que tal para la validez jurídica de las de-
inconstitucionalidad sea verificable en el análisis de cisiones que se adopten, es la co-
determinados casos concretos, motivo por el cual rrección material y formal de las
los jueces ordinarios se encuentran en la plena razones que justifiquen el signifi-
facultad de inaplicar el ITF en los casos específicos
que puedan ser sometidos a su conocimiento, cado normativo (la norma) que se
cuando sea reconocible el efecto confiscatorio del atribuye al texto.
impuesto a la luz de la capacidad económica de
los sujetos afectados”20.
Hoy en día, lo proscrito no es ir manifiesta-
Desde este pronunciamiento jurídico, es po-
mente contra los textos lingüísticamente ex-
sible concluir que el Tribunal Constitucional
presos y claros de las disposiciones; sino que
ha creado una regla jurídica (norma constitu-
está proscrito ir manifiestamente en contra
cional adscrita), que puede formularse en los
de las normas que se formulan ajustadas a
siguientes términos deónticos:
las exigencias de justicia, aun cuando con-
N23: Está ordenado a un Juez inaplicar la Ley 28194 travengan el significado lingüístico expreso
cuando en el caso concreto el ITF resultase confisca-
torio, a pesar de que ha sido confirmada la constitu- y claro de la disposición que la recoge. En
cionalidad general de la Ley. la medida que el derecho es lo razonable
Esta norma N23 del Exp. N.° 0004–2004–PI/ como contraposición a la violencia ínsita en
TC es semejante a la norma NVI que antes se la arbitrariedad, al reproche solo se podrá
concluía desde el artículo VI del Código Proce- añadir una sanción cuando un operador
sal Constitucional. Por tanto, se puede afirmar jurídico (señaladamente un juez) no ha ma-
de ella lo que antes se afirmó de esta: que es nifestado ninguna razón o ha expresado ra-
manifiestamente contraria al texto expreso y zones manifiestamente incorrectas para tener
claro del artículo VI del Código Procesal Cons- como injusta una norma justa o tener como
titucional. Un razonamiento exclusivamente justa una norma justa, y de la mano de ella
desde el texto del artículo 418 del Código construir una decisión. De modo añadido,
Penal, tendría que concluir que el Tribunal tanto el reproche como la eventual sanción
Constitucional ha prevaricado al formular el deberán predicarse no solo de las normas
criterio jurisprudencial transcrito. Pero, bien legales, sino –y acaso principalmente– de
vistas las cosas el Tribunal Constitucional no las normas constitucionales. De modo que lo
ha incurrido en incorrección en este caso por- proscrito sea decidir en contra de una norma
constitucional (legal o reglamentaria) sin que
20 Exps. N.° 0004–2004–AI/TC, y otros acumulados, exista ninguna razón, ni débil ni fuertemente
Fundamento 23. atendible.

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 319


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional


posible formular razones fuertes para ello.
RICCARDO GUASTINI dice: Si las razones no existen o si son razones
débiles, deberá saber formular la norma
“jurídica
La interpretación justa de cara al texto expreso y claro de la
Ley para seguirla.
significa la
asignación de sig- El Estado constitucional de derecho y las exi-
nificados jurídicos gencias de justicia obliga a reformular tremen-
a los significantes, damente las condiciones que ha de cumplir el
conformados estos juez y fiscal. Más que nunca está exigido hoy
por los enunciados en día no solamente honestidad en el juez y
lingüísticos que el fiscal, sino también conocimiento suficiente
componen una determinada pres- del derecho, particularmente del derecho
cripción jurídica .” constitucional. Incluso, es posible sostener
que el conocimiento adecuado del derecho a
Mientras se encuentre vigente el artículo partir no de los textos sino de los principios,
418° del Código Penal, el juez y fiscal de- es lo que permitirá la exigida honestidad al
ben saber que su función es hacer la justicia momento de administrar justicia. Los nuevos
efectiva en el caso concreto, y que si eso criterios de interpretación jurídica, las nuevas
exige abrazar una norma que se formula en exigencias que obligan preferir los contenidos
contra del texto lingüístico expreso y claro justos antes que las formas injustas, si se po-
de la disposición, así lo han de hacer. Es nen en manos de jueces y fiscales corruptos
verdad que en el Perú de hoy débilmente o ignorantes, significará la pulverización de la
institucionalizado y jurídicamente aún lega- justicia como valor político y principio jurídico
lista y positivista en los órganos de control en la convivencia social de un Estado que se
de la Magistratura, fallar justificadamente habrá convertido en un Estado de derecho
en contra del texto expreso y claro de la ley solo formal.
acarreará problemas; pero es precisamente En conclusión, actualmente el juez o fiscal tie-
en este tipo de situaciones en las que ha nen la altísima responsabilidad de aplicar una
de aparecer la nobleza que identifica y sin- norma justa que es contraria al texto expreso y
gulariza al juez: su decidida apuesta por la claro de la ley; aunque eso signifique cumplir
Justicia. En efecto, el juez y fiscal conscientes con el tipo penal previsto en el artículo 418°
de la gravísima responsabilidad social que del Código Penal. Por tanto, mientras esta dis-
se les ha asignado, solo abrazará la norma posición se encuentre vigente, habrá las veces
justa en contra del texto injusto, cuando sea en las que la justicia exija prevaricar.

320 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Nos preguntan y contestamos

NOS PREGUNTAN Y CONTESTAMOS

Nos preguntan y contestamos


Contenido
CONSULTA n° 1
¿Cuál es la posición asumida por el Tribunal Constitucional peruano, respecto al derecho al
debido proceso?
¿Hasta cuándo es competente la Comisión Permanente para acusar ante el Congreso: Al
Presidente de la República; a los representantes del Congreso, a los Ministros de Estado, a los
CONSULTA n° 2
miembros del Tribunal Constitucional, miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, a
los vocales de la Corte Suprema; a los Fiscales Supremos, al Defensor del Pueblo y al Contralor
General de la República por infracción de la Constitución y por todo delito que cometan en
el ejercicio de sus funciones?

CONSULTA N° 1
¿Cuál es la posición asumida por el Tribunal Constitucional peruano,
respecto al derecho al debido proceso?

Este principio tiene consagración en el artículo para lograr durante todo el proceso y
139° inciso 3 de la Constitución Política al hasta su culminación “la posibilidad
señalarse que: “Son principios y derechos de real de ser escuchado, evaluados sus
la función jurisdiccional […] la observancia argumentos y alegatos y tramitados de
del debido proceso y la tutela jurisdiccional. acuerdo con la ley sus peticiones, de
Ninguna persona puede ser desviada de la manera que las resoluciones judiciales
jurisdicción predeterminada por la ley, ni sea reflejo y realización de los valores
sometida a procedimiento distinto de los jurídicos fundamentales”.
previamente establecidos, ni juzgada por b) Eficacia. Consistente en la garantía de la
órganos jurisdiccionales de excepción ni por efectividad de los principios, deberes y
comisiones especiales creadas al efecto, cual- derechos consagrados en la Constitución
quiera sea su denominación”1. Política y en el obligatorio acatamiento
En ese sentido, conforme a establecido el por parte de quienes ejercen la función
Tribunal Constitucional, los elementos que administrativa.
se pueden deducir del debido proceso son:2 c) Eficiencia. Significa que los aplicadores
a) Acceso a la justicia. Comprende no solo de la justicia deben lograr el máximo
la posibilidad formal de recurrir a los rendimiento con los menores costos
órganos instituidos para administrarla, posibles; es decir, con una adecuada
sino, sobre todo, su contenido sustancial gestión de los asuntos encargados,
partiendo de los recursos financieros
1 ROSAS YATACO, Jorge, Tratado de Derecho Procesal Penal, destinados.
Pacífico editores, Lima, 2013, V. I, pp. 192 – 192.
d) Respecto a la dignidad de la persona.
2 MARTÍNEZ, Mauricio, Estado de derecho y política
criminal, Ediciones Jurídicas Gustavo Ibáñez, Bogotá, Entendido como el tratamiento de los
1995, pp. 65 y ss. procesados en su condición de persona

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 321


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional


humana con todos sus derechos inaliena- - Dimensión material (Derecho a la
bles para la aplicación de la ley. razonabilidad de las resoluciones
Por su parte, el Tribunal Constitucional en judiciales). Quiere decir que el debido
numerosa jurisprudencia ha sostenido que el proceso orienta al ordenamiento jurídico
debido proceso se compone de los siguientes a la preservación de los estándares o
elementos (STC Exp. N.° 02704-2012-PHC/ criterios de justicia sustentables de toda
TC Lima): decisión (juicio de razonabilidad, juicio
de proporcionalidad, interdicción de la
- Dimensión formal (conjunto de de- arbitrariedad, etc.).
rechos adjetivos). Queda claro que el
debido proceso desborda la órbita es- Fundamento Legal:
trictamente judicial para involucrarse o Constitución Política: Artículo 139°.3.
extenderse en otros, dando lugar a que
pueda hablarse de un debido proceso Jurisprudencia relevante:
administrativo, corporativo, particular, Sentencia del Tribunal Constitucional Exp. N.°
parlamentario, etc. 02704-2012-PHC/TC.

CONSULTA N° 2
¿Hasta cuándo es competente la Comisión Permanente para acusar ante
el Congreso: Al Presidente de la República; a los representantes del Con-
greso, a los Ministros de Estado, a los miembros del Tribunal Constitucio-
nal, miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, a los vocales de
la Corte Suprema; a los Fiscales Supremos, al Defensor del Pueblo y al
Contralor General de la República por infracción de la Constitución y por
todo delito que cometan en el ejercicio de sus funciones?*

De acuerdo a lo preceptuado por el Tribunal de antejuicio dura hasta cinco años después
Constitucional en la STC Exp. N.° 04184- de dejado el cargo y según el Tribunal Cons-
2012-PHC/TC, el artículo 100° de la Consti- titucional (el cual es renunciable).
tución Política otorga al Congreso la potestad
En la doctrina, antejuicio político es una pre-
de realizar el antejuicio político el cual puede
rrogativa que el Derecho Constitucional otorga
devenir en la emisión de una resolución en
a determinados altos funcionarios del Estado,
la cual se declara haber mérito para formular
con la finalidad de que no sean procesados
acusación constitucional en contra de altos
ante el Poder Judicial, sin antes recibir la ve-
funcionarios por la comisión delitos penales.
nia del Congreso a través del procedimiento
Consencientemente el Fiscal de la Nación
establecido, tanto en la Constitución como en
formulará denuncia ante la Corte Suprema
el Reglamento del Congreso.
de Justicia abriéndose instrucción en dicha
instancia. Cabe precisar que la prerrogativa Fundamento Legal:
Constitución Política: Art. 100°.
* Respuesta a la interrogante 746 del Banco de Pregun- Jurisprudencia relevante:
tas que presentó el Consejo Nacional de la Magistra-
tura en las Convocatorias 001 y 003-2014SN/CNM Sentencia del Tribunal Constitucional Exp. N.°
cuya evaluación se realizó el 25 de abril de 2014. 04184-2012-PHC/TC.

322 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Reseña de jurisprudencia

RESEÑA DE JURISPRUDENCIA

Reseña de jurisprudencia
STC EXP. N.° 02614-
2013-PHC/TC
La reforma peyorativa de la pena
en el recurso de nulidad

STC Exp. N.º 02614-2013-PHC/TC


TEMA La reforma peyorativa de la pena en el recurso de nulidad
FECHA DE EMISIÓN Y/O 30-04-2014 / 01-09/14
PUBLICACIÓN
NORMAS APLICADAS Código de Procedimientos Penales (Ley N.º 9024): Art. 300° inc 3.
CONTEXTO FÁCTICO La Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Justicia declararon no haber nulidad
de la sentencia condenatoria y sí haber nulidad en el extremo de la pena, por lo
que se le impone 6 años de pena privativa de libertad por la comisión del delito de
cohecho pasivo propio.
EXTREMOS DE LA PRE- El objeto de la demanda es que se declare la nulidad de la resolución Suprema que
TENSIÓN declaró no haber nulidad en la sentencia condenatoria y haber nulidad en el extremo
de la pena impuesta al beneficiario, por lo que le impuso seis años de privación de
su libertad y ordenó su inmediata ubicación y captura.
CRITERIOS DEL ÓRGA- Si el sentenciado solamente solicita la nulidad de la sentencia condenatoria, entonces
NO JURISDICCIONAL el ius puniendi del Estado, cuyo poder se expresa en la actuación de la instancia de-
cisora, no podrá modificar la condena sancionando por un delito que conlleve una
pena más grave que la impuesta en anterior instancia. Distinto es el caso en que el
propio Estado, a través del representante del Ministerio Público, haya mostrado su
disconformidad con la pena impuesta, vía la interposición del medio impugnatorio;
pues en tal circunstancia, el juez de segunda instancia queda investido de la facultad
de aumentar la pena, siempre que ello no importe una afectación del derecho a la
defensa, esto es, siempre que no se sentencie sobre la base de un supuesto que no
haya sido materia de acusación.

TEXTO DE LA SENTENCIA

EXP. N° 02614-2013-PHC/TC
TACNA
MARCO ANTONIO MANRIQUE VILLAVICENCIO

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL


En Lima, a los 30 días del mes de abril de 2014, el Pleno del Tribunal Constitucional, integra-
do por los señores magistrados Urviola Hani, Mesía Ramírez, Calle Hayen, Eto Cruz y Álvarez
Miranda, pronuncia la siguiente sentencia

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 323


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional

ASUNTO
Recurso de agravio constitucional interpuesto por doña Oralla Acha Jiménez, a favor de don
Marco Antonio Manrique Villavicencio, contra la resolución de fojas 241. su fecha 11 de
marzo de 2013, expedida por la Sala Penal Superior de la Corte Superior de Justicia de Tacna,
que declaró improcedente la demanda de autos.
ANTECEDENTES
Con fecha 19 de enero de 2012, doña Oralla Acha Jiménez interpone demanda de hábeas
corpus a favor de don Marco Antonio Manrique Villavicencio y la dirige contra los vocales
integrantes de la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República, se-
ñores Prado Saldarriaga, Lecaros Cornejo, Barrios Alvarado, Príncipe Trujillo y Villa Bonilla,
solicitando que se declare la nulidad de la Resolución Suprema de fecha 24 de noviembre de
2011, que declara no haber nulidad en la sentencia condenatoria del beneficiario y haber
nulidad en el extremo de la pena, por lo que le impone seis años de privación de su libertad
por el delito de cohecho pasivo propio y ordena su inmediata ubicación y captura. Alega que
se debe analizar la resolución suprema ya que los demandados están obligados a motivar
debidamente sus decisiones. Invoca la afectación a la tutela procesal efectiva, del derecho de
defensa y de los principios reformaría in peius e in dubio pro reo.
Al respecto, refiere que el Colegiado Superior condenó al favorecido a cuatro años de pena
privativa de la libertad con ejecución suspendida; que la defensa interpuso recurso de nulidad
indicando que no se valoraron las pruebas existentes; que el Fiscal Superior fundamentó su
recurso señalando que no está conforme con el extremo de la pena impuesta por no concurrir
circunstancias atenuantes que justifiquen la pena benigna que le fue impuesta. Agrega que la
Fiscalía Suprema determinó que la sentencia impugnada resulta conforme a derecho y opinó
que se declare no haber nulidad en la sentencia de vista ya que la pena se ajusta a los criterios
de proporcionalidad y razonabilidad al tener el actor la condición de agente primario; que sin
embargo, los emplazados coincidieron en que se encuentran conformes en parte con el Fiscal
Supremo y reformaron el extremo de la pena imponiéndole seis años de privación de la libertad.
Afirma que los medios probatorios sólo pueden ser evaluados para contrastar las razones
expuestas mas no pueden ser objeto de una nueva evaluación o análisis a través de la resolu-
ción cuestionada; sostiene que al señalar que queda acreditada la responsabilidad penal del
encausado se debió mencionar las pruebas contundentes y determinantes de la presencia de
los elementos del delito; que para la existencia del delito de cohecho las partes deben conocer
el carácter de la entrega de la dádiva o formulación de la propuesta pero que al beneficiario
se le entregó un sobre cerrado que contenga presuntamente dinero, lo que se interpreta en
la resolución suprema en el sentido de que al reunirse o conversar un administrado (el de-
nunciante) con un servidor público ejecutivo (el favorecido) el denunciado necesariamente
ha efectuado un requerimiento; y que para la graduación de la pena se considera la forma, el
tiempo, el modo y la ocasión del evento y no la aprehensión del actor.
Alega que los emplazados parten de la premisa de que las actas de entrega de dinero, registro
personal e incautación de dinero, así como el fotocopiado del dinero, constituyen una prue-
ba plena; que sin embargo, la consideración de prueba plena debe obedecer a un sistema
de libre valoración razonada, siendo que en el caso no se señala sobre qué pericia se puede
establecer la existencia del dinero. Por otro lado, arguye que los demandados interpretan que
todo jefe de una unidad orgánica del Estado es funcionario público pero desconocen que el
procesado es servidor público ejecutivo conforme a la Ley Marco del Empleo Público y no han
precisado su condición o que aquello es intrascendente a efectos de la calificación del delito.
Asimismo, aduce que el razonamiento de los emplazados se basa en hechos aislados que no
guardan relación entre sí para llegar a la tipificación y existencia firme del delito, resultando
una contradicción e incoherencia señalar que la pena del actor debe ser mayor y al mismo
tiempo rebajar el monto de la reparación civil. También expresa que los emplazados señalan
que el hecho atribuido al actor contraviene una norma del Reglamento de Organización y
Funciones de la Superintendencia de Administración Tributaria resultando que tal exposición
constituye un hecho nuevo que no ha sido materia de acusación ni examen, por lo que vul-
nera el derecho de defensa.
Añade, por otra parte, que si bien es cierto que el fiscal superior mostró su disconformidad
con la pena impuesta, también lo es que el fiscal supremo manifestó que la pena se ajustaba

324 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Reseña de jurisprudencia

a los criterios de razonabilidad y proporcionalidad, por lo que los emplazados no se encon-


traban facultados para aumentar la pena ante dicho dictamen supremo. Agrega finalmente
que los emplazados han llegado a una incorrecta interpretación del Acuerdo Plenario N.°
1-2006/ESV-22 puesto que entienden que es aplicable a testigos y víctimas cuando su apli-
cación permite valorar las declaraciones exclusivamente de testigos-victimas; asimismo, que
el sentenciado es una persona con estudios profesionales, trayectoria y sin antecedentes de
ningún tipo, y que constituye el sustento económico de su familia, por lo que se debió tomar
en cuenta su cultura y costumbres, edad, educación, situación económica y medio social, o es
que se trata de incrementar el hacinamiento en los centros penitenciarios.
Realizada la investigación sumaria, los vocales supremos Prado Saldarriaga y Villa Bonilla
rechazan los argumentos expuestos en la demanda señalando que aquellos solo dan cuenta
de cuestionamientos a la ponderación probatoria que el supremo colegiado desplegó en su
oportunidad con la pretensión de su reexamen. Asimismo manifiesta que no se ha afectado
ningún derecho o garantía constitucional del actor; que la resolución suprema se expidió en el
ámbito de un proceso regular, observando los principios de razonabilidad y proporcionalidad
así como las condiciones personales del agente, y que exhibe una debida y suficiente moti-
vación, resultando que el aumento de la pena se encuentra válidamente justificado. El vocal
Lecaros Cornejo declara (fojas 154-156, 159-160) que la ejecutoria está debidamente funda-
mentada y que no existe reforma peyorativa porque el Ministerio Público apeló (fojas 147).
El Primer Juzgado Penal Unipersonal de la Corte Superior de Justicia de Tacna, con fecha 22
de octubre de 2012, declaró improcedente la demanda, sustancialmente, por considerar que
el aumento de la pena no ha vulnerado el principio que prohíbe la reforma peyorativa ya
que el Estado mostró su disconformidad con ella y que no es viable que a través del hábeas
corpus se pretenda cuestionar una sentencia ejecutoriada que ha sido expedida debidamente
motivada dentro del ámbito penal. (Fojas 167)
La Sala Superior del hábeas corpus confirmó la resolución apelada por similares fundamentos,
agregando que la decisión del aumento de la pena se encuentra acorde con la petición del Mi-
nisterio Público, que requirió siete años de privación de la libertad para el actor. (Fojas 241)
FUNDAMENTOS
Delimitación del petitorio
1. El objeto,-de la demanda es que se declare la nulidad de la Resolución Suprema de fecha 24
de noviembre de 2011, que declaró no haber nulidad en la sentencia condenatoria y haber
nulidad en el extremo de pena impuesta al beneficiario por lo que le impuso seis años de
privación de su libertad y ordenó su inmediata ubicación y captura, en el proceso penal se-
guido en su contra por el delito de cohecho pasivo propio (R.N. N.° 2091-2010). Se alega la
afectación del derecho a la motivación de las resoluciones judiciales; asimismo, se presentan
alegatos referidos a la reforma peyorativa, entre otros.
Consideración previa
2. Antes de ingresar al pronunciamiento del fondo de la demanda es menester puntualizar que
la Constitución establece expresamente en el artículo 200.°, inciso 1, que el hábeas corpus
procede cuando se vulnera o amenaza la libertad personal o sus derechos constitucionales
conexos, lo que implica que los hechos denunciados de inconstitucionales vía este proceso
deben necesariamente redundar en una afectación negativa, directa y concreta en el derecho
a la libertad individual; caso contrario, será de aplicación el artículo 5,°, inciso 1, del Código
Procesal Constitucional, que señala “no proceden los procesos constitucionales cuando: (...) los
hechos y el petitorio de la demanda no están referidos en forma directa al contenido constitucional-
mente protegido del derecho invocado”.
3. En este escenario, corresponde el rechazo de la demanda en cuanto concierne a los argumentos
infraconstitucionales que señalan que los medios probatorios no pueden ser objeto de una
nueva evaluación o análisis a través de la resolución cuestionada, se debieron mencionar las
pruebas contundentes y determinantes de la presencia de los elementos del delito, para la
existencia del delito de cohecho las partes deben conocer el carácter de la entrega de la dádiva
o formulación de la propuesta, la resolución suprema interpreta md al reunirse o conversar
un administrado (el denunciante) con un servidor público ejecutivo (el favorecido) significa
que el denunciado necesariamente ha efectuado un requerimiento, se parte de la premisa

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 325


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional

que las actas de entrega de dinero, de registro personal e incautación de dinero, así como
el fotocopiado de dinero, constituyen prueba plena, la consideración de prueba plena debe
obedecer a un sistema de libre valoración razonada pero en el caso no se señala sobre que
pericia se puede establecer la existencia del dinero el razonamiento de los emplazados se basa
en hechos aislados que no guardan relación entre sí para arribar a la tipificación y existencia
firme del delito, para la gradación de la pena se considera la forma, tiempo, modo y ocasión
del evento, los demandados interpretan que todo jefe de una unidad orgánica del Estado
es funcionario público pero desconocen que el procesado es servidor público ejecutivo, al
beneficiario se le entregó un sobre cerrado que resultó contener presuntamente dinero, el
sentenciado es persona con estudios profesionales, trayectoria, sin antecedentes de ningún
tipo sustento económico de su familia y se debió tomar en cuenta su cultura y costumbres,
edad, educación, situación económica y medio social, toda vez que aquellos cuestionamientos
son de connotación penal que evidentemente exceden el objeto de los procesos constitucio-
nales de la libertad individual por constituir alegatos de mera legalidad que corresponde ser
determinados por la justicia ordinaria, como lo son la valoración de las pruebas penales y su
suficiencia, la configuración de la prueba penal y del ilícito penal y a la apreciación de los
hechos penales y de la conducta del procesado.
AI respecto, cabe destacar que el Tribunal Constitucional viene subrayando en su reiterada
jurisprudencia que los juicios de reproche penal de culpabilidad o inculpabilidad, la valoración
de las pruebas penales y su suficiencia, así como la apreciación de los hechos penales y de la
conducta del procesado, no están referidos en forma directa al contenido constitucionalmente
protegido del derecho a la libertad personal, toda vez que son aspectos propios de la juris-
dicción ordinaria que no compete a la justicia constitucional [Cfr. RTC 02245-2008-PHC/TC,
RTC 05157-2007-PHC/TC, RTC 00572-2008-PHC/TC, RTC 00656-2012-PH/TC y RTC 02517-
2012-PHC/TC, entre otras]. Tampoco constituye competencia de la justicia constitucional el
determinar la subsunción de la conducta del procesado en determinado tipo penal toda vez
que aquel que es un aspecto de mera legalidad que corresponde efectuar a la justicia ordinaria
[Cfr. RTC 00395-2009-PHC/TC y RTC 02685-2009-PHC/TC, entre otras].
De otro lado, en cuanto a la alegación en sentido de que se habría interpretado de manera
incorrecta el Acuerdo Plenario N.° I-2006/ESV-22, este Colegiado considera pertinente señalar
que la aplicación o inaplicación de los acuerdos plenarios, al caso en concreto, y en sede penal, es
un asunto que compete a la justicia ordinaria y no al Tribunal Constitucional [Cfr. RTC 03725-2009-
PHC/TC y RTC 0398-2010-PHC/TC].
Por otra parte, en lo que respecta al argumento de que constituye un hecho nuevo que no
ha sido materia de acusación ni examen y resulta vulneratorio del derecho de defensa el
haberse señalado que el hecho atribuido al actor contraviene una norma del Reglamento de
Organización y Funciones de la Superintendencia de Administración Tributaria, este Colegiado
debe precisar que ha emitido pronunciamientos de fondo en su jurisprudencia respecto de
supuestos de vulneración al derecho de defensa constituidos por casos penales en los que se
condena al procesado bajo nuevos hechos penales o bajo la imputación de un nuevo delito
penal, lo que no sucede en el caso de autos, resultando que el supuesto alegato –en este
extremo de la demanda– no forma parte del contenido constitucionalmente protegido a través
del hábeas corpus.
4. En consecuencia, corresponde el rechazo de los citados extremos de la demanda que pre-
tenden la nulidad de una resolución judicial sustentada en alegatos de mera legalidad, en
aplicación de la causal de improcedencia contenida en el artículo 5°, inciso 1. del Código
Procesal Constitucional toda vez que los hechos y los fundamentos fácticos que la sustentan
no están referidos en forma directa y concreta al contenido constitucionalmente protegido
del derecho a la libertad personal.
5. Considerando los fundamentos anteriormente expuestos toca a este Colegiado pronunciarse
en lo que concierne al extremo de la demanda que cuestiona la reforma peyorativa de la
pena.

326 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Reseña de jurisprudencia

Sobre la afectación del derecho a la libertad personal por la reforma peyorativa de la


pena del actor penal
Argumentos de la demanda
6. Se afirma que si bien es cierto que el fiscal superior mostro disconformidad con la pena
impuesta, también lo es que el fiscal supremo manifestó que la pena ajustada a los criterios
de razonabilidad y proporcionalidad, y que por lo tanto los emplazados no se encontraban
facultados para aumentar la pena ante lo señalado en el dictamen supremo
Argumentos de la parte demandada
7. Se sostiene que no se ha afectado ningún derecho o garantía constitucional del actor, en tanto
la resolución suprema que se cuestiona se expidió en el ámbito de un proceso regular, obser-
vando los principios de razonabilidad y proporcionalidad así como las condiciones personales
de agente, agregando que esta exhibe una motivación debida y suficiente resultando que el
aumento de la pena se encuentra válidamente justificada.
Consideraciones de Tribunal Constitucional
8. En cuanto a la interdicción del principio reformatio in peius o “reforma peyorativa de la pena”,
se debe anotar que este principio es una garantía del debido proceso. implícita en nuestro
texto constitucional que consiste en atribuirle al juzgador penal en grado una competencia
revisora restringida a los aspectos de la resolución impugnada que resultan desfavorables
a la parte impugnante. En atención a dicho principio y a lo dispuesto en el artículo 300.°,
inciso 3. del Código de Procedimientos Penales, modificado por el Decreto Legislativo N.°
959 (aplicable al caso penal de autos), si el sentenciado solamente solicita la nulidad de la
sentencia condenatoria, entonces el ius punlendi del Estado, cuyo poder se expresa en la ac-
tuación de la instancia decisoria, no podrá modificar la condena sancionando por un delito
que conlleve una pena más grave que la impuesta en anterior instancia. Distinto es el caso
en que el propio Estado, a través del representante del Ministerio Público, haya mostrado su
disconformidad con la pena impuesta, vía la interposición de medio impugnatorio. pues en
tal circunstancia, el juez de segunda instancia queda investido de la facultad de aumentar la
pena, siempre que ello no importe una afectación del derecho a la defensa, esto es, siempre
que no se sentencie sobre la base de un supuesto que no haya sido materia de acusación
(Exp. N.° 0553-2005- PHC/TC). En este contexto, y respecto del caso planteado, toca a la
justicia constitucional examinar si la reforma peyorativa de la pena que se cuestiona ha sido
respetuosa de los presupuestos que este Tribunal ha sentado para su aplicación.
9. En el presente caso, no cabe mayor debate en cuanto a la constitucionalidad del agravamiento
de la pena del actor penal que se cuestiona, pues en los argumentos de la demanda se refiere
que el fiscal superior mostró su disconformidad con la pena impuesta y, al respecto, se
aprecia que a fojas 64 de los autos obra la Resolución Suprema de fecha 24 de noviembre
de 2011, en la que se señala que “el recurso de nulidad ha sido interpuesto por el fiscal
superior”, entre otros (subrayado agregado). Por consiguiente, el cuestionamiento del caso de
autos respecto del agravamiento de la pena del beneficiario debe ser desestimado en atención
a lo anteriormente expuesto y a lo establecido por este Tribunal en reiterada jurisprudencia.
Finalmente; en cuanto al alegato de la supuesta contradicción que contendría la resolución
suprema por haber agravado la pena, y al mismo tiempo, rebajado el monto de la reparación
civil, cabe puntualizar que la pena impuesta al sentenciado el monto de la reparación civil
obedecen a distintos fines y presupuestos legales, por lo que no se manifiesta una afectación
arbitraria del derecho a la libertad personal.
Por lo expuesto, este Tribunal declara que el extremo demanda que cuestiona la afectación del
principio de interdicción de la reforma peyorativa de la pena debe ser declarado infundado
al no haberse acreditado que el agravamiento de la pena del actor penal se haya ordenado
de manera inconstitucional, por lo que la afectación negativa de su derecho a la libertad
personal resulta arbitraria.
Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, en uso de las atribuciones que le confieren
la Constitución Política del Perú

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 327


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional

HA RESUELTO
1. Declarar IMPROCEDENTE la demanda en lo que respecta a los extremos señalados en el
fundamento 2 de la presente sentencia.
2. Declarar INFUNDADA la demanda de hábeas corpus en lo que respecta a la alegada afec-
tación del principio de interdicción de la reforma peyorativa de la pena en conexidad con el
derecho a la libertad individual de don Marco Antonio Manrique Villavicencio.
Publíquese y notifíquese.
SS.
URVIOLA HANI / MESÍA RAMÍREZ / CALLE HAYEN / ETO CRUZ / ÁLVAREZ MIRANDA

328 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Reseña de jurisprudencia

RESEÑA DE JURISPRUDENCIA

Reseña de jurisprudencia
STC EXP. N.° 02265-
2013-PA/TC
Plazo para la interposición de la
queja de derecho en el NCPP

STC EXP. N.° 02265-2013-PA/TC


TEMA: Plazo para la interposición de la queja de derecho en el NCPP
FECHA DE EMISIÓN y/o 13-08-2014
PUBLICACIÓN
NORMAS APLICADAS Código de Procesal Penal (Ley N.º 957): Art. 334° inc. 5.
CONTEXTO FÁCTICO Se declara improcedente por extemporánea el escrito de queja presentado por Julio
Marc Cabala Zapana, de conformidad con lo preceptuado por el artículo 12 de la
ley orgánica del Ministerio Público.
EXTREMOS DE LA PRE- El amparo interpuesto tiene por objeto que se declare nula la disposición fiscal,
TENSIÓN mediante la cual (en aplicación del art. 12° de la LOMP) se declaró improcedente
el recurso de queja.
CRITERIOS DEL ÓRGA- Que de acuerdo a lo señalado por el art. 12° del CPP cuando el fiscal ante el que
NO JURISDICCIONAL se ha interpuesto la denuncia no la estimase procedente, el denunciante puede
interponer recurso de queja de derecho dentro del plazo de tres días de notificada
la resolución denegatoria. Sin embargo, en el caso, es aplicable el artículo 334° inc.
5 toda vez que la misma entró en vigencia con fecha anterior a la interposición del
escrito de queja de derecho.

TEXTO DE LA SENTENCIA

EXP. N.° 02265-2013-PA/TC


PUNO
JULIO MARC CABALA ZAPANA

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL


En Arequipa, a los 13 días del mes de agosto de 2014, la Sala Primera del Tribunal Constitu-
cional, integrada por los señores magistrados Miranda Canales, Sardón de Taboada y Espino-
sa-Saldaña Barrera, pronuncia la siguiente sentencia
ASUNTO
Recurso de agravio constitucional interpuesto por Julio Marc Cabala Zapana, contra la reso-
lución de fojas 312, de fecha 19 de abril de 2013, expedida por la Sala Civil Descentralizada
de San Román - Juliaca de la Corte Superior de Justicia de Puno, que declaró infundada la
demanda de autos.

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 329


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional

ANTECEDENTES
Con fecha 26 de julio de 2012, el recurrente interpone demanda de amparo contra el titular
de la Fiscalía Provincial Civil de Familia y Prevención del delito de Huancané, así como contra
el procurador público encargado de los asuntos judiciales del Ministerio Público, a fin de
que se declare nula la Disposición N.° 02-2012-MP- FPCP/DP HUANCANÉ, de fecha 19 de
julio de 2012. En consecuencia, se repongan las cosas al estado anterior en que se produjo la
afectación de sus derechos al debido proceso, a la defensa, a la doble instancia y a la tutela
judicial efectiva, y se permita la interposición de su recurso de queja contra la Disposición
N.° 01-2012.
Sostiene que con fecha 13 de julio de 2012 interpuso recurso de queja con el objeto de que
el fiscal superior revise la Disposición N.° 01-2012, de fecha 5 de julio de 2012, mediante la
cual la Fiscalía Provincial Civil de Familia y Prevención del Delito de Huancané desestimó su
constatación y dispuso el archivo de la denuncia verbal formulada contra don Hernán Ulises
Bizarro Chipana, alcalde de la Municipalidad Provincial de Huancané, por el delito de abuso
de autoridad cometido en su agravio, carpeta fiscal N.° 270-606-4801-2012-140-0. Agrega
que no obstante interponer su recurso en los términos que dispone el numeral 5) del artículo
334 del Nuevo Código Procesal Penal, el emplazado lo desestimó argumentando que fue pre-
sentado en forma extemporánea, aplicando el artículo 12 de la Ley Orgánica del Ministerio
Público y amparándose en el criterio de un fiscal supremo.
Con fecha 22 de agosto de 2012, el procurador público encargado de los asuntos judiciales
del Ministerio Publico se apersonó al proceso, y contestó la demanda alegando que no existe
afectación de derechos constitucionales, ya que lo que en puridad se pretende es cuestionar
resoluciones expedidas por los representantes del Ministerio Público que resultaron adversas
al recurrente, las cuales no solo se encuentran arregladas a ley, sino que fueron expedidas por
los funcionarios emplazados en ejercicio de sus atribuciones.
El Primer Juzgado Mixto de Huancané, con fecha 12 de octubre de 2012, declaró infundada
la demanda por considerar que de la revisión de autos no se advierte la vulneración de los
derechos invocados, toda vez que la disposición fiscal cuestionada se encuentra arreglada a
ley dado que en efecto el recurso de queja se interpuso en los plazos establecidos.
La Sala revisora, con fecha 19 de abril de 2013, confirmó la apelada por similares fundamen-
tos, añadiendo que la Directiva N.° 009-202-MP-FN, de fecha 6 de agostos de 2012, la cual
unifica los criterios de interpretación y aplicación del Nuevo Código Procesal Penal, establece
los plazos aplicados por la Disposición Fiscal cuestionada.
Mediante el recurso de agravio constitucional de fecha 6 de mayo de 2013, el recurrente ma-
nifiesta que su pretensión se encuentra dirigida a solicitar la tutela de sus derechos a la defen-
sa, a la doble instancia y al debido proceso, toda vez que la disposición fiscal cuestionada ha
rechazado su recurso de queja atendiendo a lo que dispone el artículo 12 de la Ley Orgánica
del Ministerio Público sin tomar en consideración que su medio impugnatorío fue planteado
de conformidad con lo que dispone el numeral 5) del artículo 334 del Nuevo Código Procesal
Penal, que se encuentra vigente en Cañete desde el 1 de diciembre del 2009.
FUNDAMENTOS
Delimitación del petitorio
1. La demanda tiene por objeto que se declare nula la Disposición N.° 02-201202- 2012-MP-
FPCF//DP HUANCANÉ de fecha 19 de julio de 2012, mediante la cual, en aplicación del
artículo 12 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, se declaró improcedente el recurso de
queja que promovió el recurrente contra la Disposición N.° 01-2012, la cual ordenó el archivo
definitivo de la denuncia interpuesta contra don Hernán Ulises Bizarro Chipana, alcalde de
la Municipalidad Provincial de Huancané, por el delito de abuso de autoridad en agravio del
demandante de amparo.
En efecto, de acuerdo con lo que alega el demandante, la controversia se centra en el hecho
de haberse denegado, por extemporáneo, el recurso de queja que presentara contra la Dis-
posición Fiscal N.° 01-2012, pese a que presentó su recurso de conformidad con lo dispuesto
por el inciso 5) del artículo 334 del Nuevo Código Penal.

330 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Reseña de jurisprudencia

Procedencia de la demanda
2. Respecto a la posibilidad constitucional de controlar los actos expedidos por el Ministerio
Publico, este Tribunal Constitucional ha destacado que las “facultades constitucionales de los
actos del Ministerio Público no se legitiman desde la perspectiva constitucional en sí mismos, sino
a partir del respeto pleno del conjunto de valores, principios constitucionales y de los derechos
fundamentales de la persona humana, de conformidad con el artículo 1 de la Constitución” (Cfr.
STC 3379-2010-PA/TC, FJ 4).
3. Asimismo, se tiene dicho que la motivación de las resoluciones salvaguarda al justiciable frente
a la arbitrariedad judicial, toda vez que “garantiza que las resoluciones judiciales no se encuentren
justificadas en el mero capricho de los magistrados, sino en datos objetivos que proporciona el orde-
namiento jurídico o los que se deriven del caso” (Cfr. STC N° 3943-2006-PA/TC, FJ 4), criterios
que, mutatis mutandis, son aplicables a las decisiones y los pronunciamientos expedidos por
los representantes del Ministerio Público.
4. En el presente caso, el argumento central de la demanda es el cuestionamiento de la calificación
de extemporaneidad del recurso de queja del demandante por la aplicación del artículo 12 de
la Ley Orgánica del Ministerio Público y la no aplicación del numeral 5) del artículo 334 del
Nuevo Código Procesal Penal el cual, según se alega, afecta derechos fundamentales, por lo
que atendiendo a los fundamentos precedentes se justifica efectuar el control constitucional
solicitado mediante el pronunciamiento de fondo correspondiente.
Análisis de la cuestión controvertida
5. La Disposición N.° 02-2012-MP-FPCF//DP HUANCANÉ del 19 de julio de 2012, establece lo
siguiente:
“Segundo.- De conformidad con lo preceptuado en el artículo 12.2 el artículo 12° de
la Ley Orgánica del Ministerio Público: “cuando el Fiscal ante el que se ha interpuesto
la denuncia, no la estimase procedente, el denunciante puede interponer recurso de
Queja de Derecho dentro del plazo de tres días de notificada (a resolución denegatoria”
dispositivo legal aplicable por extensión al presente caso.
Tercero.- En el caso sub materia el denunciante fue válidamente notificado con la Dispo-
sición cal N 5 01- 2012-MP-FPCF//DP HUANCANÉ el día O6 de julio de 2012, conforme
es de verse de la cédula de notificación de fojas 5, mientras que la Queja de Derecho
fue interpuesta con fecha 13 de julio del año 2012, esto es, al quinto día de notificado,
y siendo esto así, la interposición de dicho recurso impugnatorio resulta extemporáneo,
razón por 1a que este medio impugnatorio debe rechazarse.
Por las consideraciones expuestas, este Despacho:
DISPONE: DECLARAR IMPROCEDENTE EL ESCRITO DE QUEJA, interpuesto por Julio
Marc Cébala Zapana, contra la Disposición Fiscal N.° 01- Z012-MP-FPCF//DP HUANCANÉ
que dispone el archivamiento definitivo de la denuncia verbal en vía de Prevención de
Delito de Abuso de Autoridad (...)” (fojas 8 y 9)
6. Conforme se aprecia del contenido de la disposición cuestionada, el fiscal emplazado procede
a tomar una decisión sobre el pedido del actor, basándose en la aplicación del artículo 12 de
la Ley Orgánica del Ministerio Público
7. Corresponde recordar que en nuestro sistema judicial penal se viene implementando de
manera progresiva en los diversos Distritos Judiciales del país, la vigencia del Nuevo Código
Procesal Penal a través de cronogramas establecidos por diversos decretos supremos, cabe
citar entre los cuales los Decretos Supremos N.os 013-2005-JUS (publicado el 8 de octubre de
2005), 005-2007-JUS (publicado el 5 de mayo de 2007), 007-2006-JUS (publicado el 4 de
marzo de 2006), 016- 2009-JUS (publicado el 21 de noviembre de 2009), 016-2010-JUS
(publicado el 30 de setiembre de 2010) y el 004-2011-JUS (publicado el 30 de setiembre
de 2010).
En cada una de las referidas normas, también se establecieron las fechas exactas de inicio
de la vigencia del referido Código. En lo que corresponde al caso en particular, mediante el
artículo 1 el Decreto Supremo N.° 07-2006-JUS, se dispuso que para el Distrito Judicial de
Puno, la aplicación de la nueva normativa procesal penal iniciaría el 1 de enero de 2011.

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 331


Actualidad

Penal Derecho penal constitucional

8. Asimismo, cabe recordar que en el modelo de investigación preliminar implementado por el


Ministerio Público, se estableció la posibilidad de la presentación de un recurso de queja de
derecho contra la decisión de no formalizar investigación preliminar a través del artículo 12
de la Ley Orgánica del Ministerio Público (Decreto Legislativo N.° 052), modificado por la
Ley 25037, cuyo contenido dispone lo siguiente:
“La denuncia a que se refiere el artículo precedente puede presentarse ante el Fiscal Pro-
vincial d ante el Fiscal Superior. Si éste Id estimase procedente instruirá al Fiscal Provincial
para que la formalice ante el Juez Instructor competente. Si el Fiscal ante el que ha sido
presentada no la estimase procedente, se lo hará saber por escrito al denunciante, quien
podrá recurrir en queja ante el Fiscal inmediato superior, dentro del plazo de tres días
de notificada la Resolución denegatoria. Consentida la Resolución del Fiscal Provincial o
con la decisión del Superior, en su caso, termina el procedimiento.”
Con la regulación del Nuevo Código Procesal Penal y el nuevo diseño de la investigación
preparatoria, la posibilidad de cuestionamiento de las decisiones fiscales fue recogida a través
del inciso 5) del artículo 334.° de dicho cuerpo legal, al disponer lo siguiente:
El denunciante que no estuviese conforme con la Disposición de archivar las actuaciones
o de reservar provisionalmente la investigación, requerirá al Fiscal, en el plazo de cinco
días, eleve las actuaciones al Fiscal Superior.
Como se aprecia, estas dos normas legales han venido a entrar en conflicto al momento de su
aplicación como consecuencia de la implementación progresiva del Nuevo Código Procesal
Penal, pues regulan por igual el mismo supuesto de cuestionar la decisión fiscal de archivar
el caso variando únicamente el plazo a otorgar al denunciante para tal fin. Este conflicto nor-
mativo, a consideración de este Colegiado, debe ser resuelto optando por la aplicación de la
norma más tuitiva para la parte que decide cuestionar dicha decisión, en razón de que dicho
conflicto de orden espacial y temporal no debe afectar el derecho de las partes de acceder
a un medio impugnatorio o la aplicación de la disposición que cumpla con dicha función.
En tal sentido, el operador jurídico debe aplicar la norma que otorgue una mayor tutela al
referido derecho.
9. En el caso de autos, del Acta de denuncia verbal se aprecia que con fecha 5 de julio de 2012,
ante la Fiscalía Provincial Civil de Familia y Prevención del Delito de Huancané, el recurrente
formuló denuncia contra don Hernán Ulises Bizarro Chipana, alcalde de la Municipalidad
Provincial de Huancané, por la comisión del delito de abuso de autoridad, en su agravio,
solicitando asimismo que el representante del Ministerio Público proceda a efectuar una
diligencia de constatación en el local de la citada Comuna (fojas 3).
Asimismo, se verifica que la citada fiscalía, mediante Disposición N.° 01-2012, resolvió que
no había lugar a efectuar la constatación solicitada, toda vez que las diligencias fiscales y. en
particular, las diligencias de la Fiscalía de Prevención, se realizan ante la inminente comisión
de un ilícito, que no es el caso (fojas 4 y 5).
Aquí la decisión que cuestionó mediante recurso de queja de derecho formulada con fecha
13 de julio de 2012 (fojas 6-7), el cual se desestimó por Disposición N.° 02-2012-MP-FPCF//
DP HUANCANÉ, argumentándose la extemporaneidad del recurso interpuesto, en aplicación
del artículo 12.° de la Ley Orgánica del Ministerio Público, que establece que el plazo para
impugnar una disposición fiscal de no formalización de denuncia es de tres días, sea por
recurso de queja o apelación.
10. Cabe destacar entonces que la disposición fiscal cuestionada desestimó la queja de derecho
interpuesta contra la solicitud que deniega la realización de un acto procesal (diligencia de
constatación) y dispone el archivamiento de la denuncia verbal formulada por el demandante
de amparo.
11. De los argumentos y la normativa precedentes, se aprecia que la denuncia contenida en la
carpeta fiscal N.° 270-606-4801-2012-140-0 se formuló con fecha 5 de julio de 2011, con-
forme refiere el Acta de Denuncia Verbal, obrante en copia certificada a fojas 3 de autos, esto
es, durante la vigencia del Nuevo Código Procesal Penal. Consecuentemente, en su tramitación
le correspondían las reglas establecidas por dicho código, dado que dicha normativa inició su
vigencia en el Distrito Judicial de Puno el 1 de enero de 2011, conforme al Decreto Supremo

332 Instituto Pacífico Volumen 3 | Setiembre 2014


Reseña de jurisprudencia

N.° 07-2006-JUS, razón por la cual el fiscal emplazado, al sustentar la improcedencia del
recurso impugnatorio interpuesto por el recurrente en el artículo 12 de la Ley Orgánica del
Ministerio Público, lesionó los derechos fundamentales invocados. Filo ocurre en mérito a que
a la fecha de entrada en vigor del Nuevo Código Procesal Penal, en cada Distrito Judicial, las
disposiciones legales de otros textos normativos que regulaban el recurso de queja y su finalidad
de cuestionar disposiciones fiscales de no formalización de denuncia (o lo que actualmente
es la no formalización y continuación de denuncia) han sido derogadas tácitamente por el
citado código, situación que evidencia que el recurso interpuesto fue presentado dentro de
los cinco días que establece el inciso 5) del artículo 334 de dicho código, en aplicación de la
normativa vigente aplicable a su caso, razón por la cual corresponde estimar la demanda.
12. En esta línea de razonamiento, le resultaban aplicables los plazos establecidos en el inciso 5)
del artículo 334 de dicho código; en aplicación de la normativa vigente aplicable a su caso,
razón por la cual corresponde estimar la demanda.
Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, con la autoridad que le confiere la Consti-
tución Política del Perú
HA RESUELTO
1. Declarar FUNDADA la demanda por haberse acreditado la vulneración de los derechos al
debido proceso, a la tutela procesal efectiva y de defensa.
2. Declarar NULA la Disposición N.° 02-2012-MP-FPCF//DP HUANCANÉ, de fecha 19 de julio
de 2012.
3. DISPONER el desarchivamiento de la Carpeta Fiscal N.° 270-606-4801-2012-140-0 y ordenar
que el fiscal de la Fiscalía Provincial Civil de Familia y Prevención del Delito de Huancané
eleve los actuados ante el fiscal superior que corresponda.
Publíquese y notifíquese.
SS.
MIRANDA CANALES / SARDÓN DE TABOADA / ESPINOSA-SALDAÑA BARRERA

Volumen 3 | Setiembre 2014 Actualidad Penal 333


Dr. C.P.C. Miguel Arancibia Cueva
MANUAL DEL CÓDIGO TRIBUTARIO
Y DE LA LEY PENAL TRIBUTARIA
Comentarios • Jurisprudencia • Procedimientos tributarios
Modelos • Ejercicios y casos prácticos • Informes y consultas

SOBRE LA OBRA
Esta obra analiza e interpreta la práctica
del vigente Código Tributario. Sin olvidar
los fundamentos teóricos y doctrinales,
el autor plasma una visión eminente-
mente práctica a partir de las experien-
cias cotidianas que la aplicación de la
norma tributaria suscita. La reciente
Reforma Tributaria 2012 es objeto de un
profundo análisis y comentario,
abordando aspectos sustantivos e
importantes del derecho tributario,
además de cuestiones de procedimien-
tos de uso contable, lo que aporta un
incuestionable valor añadido a la obra.
Una parte importante del contenido es
el pormenorizado análisis del derecho
penal tributario, luego de la mencionada
reforma tributaria (Decreto Legislativo
Nº 1114), por lo que este libro resulta
especialmente oportuno, al publicarse
casi simultáneamente con la entrada en FICHA TÉCNICA
vigencia de las normas que reformaron Formato: 24 x 17 cm
ampliamente el régimen tributario. PRESENTACIÓN Edición de lujo
en tapa dura
DE LUJO EN 766 páginas
TAPA DURA Cosido y encolado
Hot Melt