Está en la página 1de 1

[MÚSICA] Más música excelente, esta vez de Chopin.

¿Qué experimento personalmente


aquí? ¿Qué siento? Al comienzo, un sentimiento de elevación,
quizá sobrevolando los problemas de la vida, disfrutando de algo muy placentero. Y
luego, todo se derrumba. Algo oscuro y sombrío. De hecho, Chopin pensó en esto
como una marcha fúnebre. [MÚSICA] Me gusta pensar en la música o en cualquier
arte como una experiencia colateral a la vida. Yo-Yo Ma, el gran chelista, dijo
recientemente
"El arte es vida". Bien, me gustaría aclararlo un poco, sugiriendo que el arte es
algo
cercano a la vida pero no es la vida. Es otra vida, la vida de la imaginación. Esta
segunda vida, a través del arte, mejora
nuestra existencia primaria, cotidiana. Enriquece nuestro viaje por la vida,
lo hace más placentero. Bueno, estos son conceptos elevados sobre el arte y la
vida, pero vayamos a lo específico. ¿Qué pasa con la música? ¿Qué es la música?
Bien, mi prosaica definición sería esta: "La organización racional de sonidos y
silencios que discurren en el tiempo." Sin embargo, el escritor del siglo XIX,
Victor Hugo,
lo expresó mejor: "La música es el sonido
de los sentimientos". "La música es el sonido
de los sentimientos". En otras palabras, es un lenguaje. Es una forma de expresión
de sentimientos
y de sensaciones. ¿Qué hace la música, exactamente, por nosotros? La música puede
relajarnos
después de un duro día. Puede reducir el estrés. Puede excitarnos. Cuando haces
ejercicio o corres,
¿escuchas música? Muchos lo hacen. ¿Por qué? La música nos ayuda a poner
en marcha el cuerpo. Exploraremos eso pronto. La música puede revelarnos la visión
de un mundo mejor, donde todo es armonía y equilibrio. Yo siento eso en particular
cuando escucho
la música de Mozart. La música puede ayudarnos a
mantenernos al día. Muchos jóvenes escuchan música pop
para enterarse de lo que esta pasando, de qué está de moda en la cultura popular.
La música puede unirnos. Puede unirnos, mostrar que
pertenecemos a un grupo, reafirmar los valores comunes,
tanto nuevos como antiguos. Hacemos esto cuando vamos a un concierto
de rock en el Yankee Stadium o cuando vamos a escuchar a Mozart
o a Wagner en la Ópera Metropolitana. Reafirmamos nuestros valores
cuando conectamos con la música. ¡Veamos cómo funciona esto! Este es el inicio
de una cantata de J. S. Bach. Bach la compuso para una iglesia alemana
en el siglo XVIII, la iglesia de Santo Tomás en Leipzig,
que ahora veremos en pantalla. Conforme llegan los asistentes,
la congregación se reúne, el coro canta un himno, la melodía. En los tiempos de
Bach, la audiencia y el coro
habrían cantado juntos, compartiendo una creencia común,
unidos por la música. >> [MÚSICA] Ahora otra clase de
vínculo a través de la música. Un concierto de Swedish House Mafia en
San Francisco, donde la congregación, en este caso, el público, canta la melodía
"Don't you worry child". >> [MÚSICA] Como en el ejemplo de Bach,
los que cantan en este vídeo están diciendo, "soy parte de esta comunidad,
pertenezco a ella", "existimos como grupo". Pero en este contexto, es la música lo
que
nos une y eso es bueno. Es muy difícil odiar a alguien que
ama apasionadamente la misma música que tú.

También podría gustarte