Está en la página 1de 6

PROCEDIMIENTO : Sumario

MATERIA : Demarcación y cerramiento


DEMANDANTE : José Antonio O`Ryan Figueroa
RUT : 6.305.500-K
ABOGADO
PATROCINANTE : Claudio Vargas Villanueva
RUT : 8.232.296-5
DEMANDADA : Verónica del Rosario Poblete Oviedo
RUT : 11.484.237-0

EN LO PRINCIPAL, Demanda demarcación y cerramiento en juicio sumario; PRIMER


OTROSI, solicitud que indica; SEGUNDO OTROSI, acompaña documentos, con citación;
TERCER OTROSI, se tenga presente; CUARTO OTROSI, patrocinio y poder.

S.J.L. en lo Civil Casablanca

José Antonio O`Ryan Figueroa, agricultor, domiciliado en Sitio 22 del Proyecto de


Parcelación Unión Chilena de Curacaví, por este acto y conforme lo dispuesto en los
artículos 841 y siguientes del Código Civil y artículos 254, 680 y siguientes del Código de
Procedimiento Civil, vengo en interponer demanda de demarcación y cerramiento en
juicio sumario en contra de doña Verónica del Rosario Poblete Oviedo, ignoro profesión u
oficio, domiciliada en Parcela 20, Lote E, del Proyecto de Parcelación Unión Chilena de la
comuna de Curacaví, conforme los antecedentes de hecho y de derecho que paso a
exponer:
Los hechos.
La sucesión de don Manuel O`Ryan Calderón del cual soy comunero, es propietaria
del inmueble denominado Parcela 19 del Proyecto de Parcelación Unión Chilena, ubicado
en el sector de Cerrillos de la Comuna de Curacaví.
La calidad de propietarios consta de la inscripción especial de herencia hecha a
fojas 74, Nº100 del Registro de Propiedad correspondiente al año 2016 del Conservador
de Bienes Raíces de Casablanca.
En nuestra calidad de herederos recibimos la parcela 19 anteriormente
singularizada, la cual fue entregada a mi padre durante la Reforma Agraria en el año 1975,
ocurriendo lo propio con nuestro vecino don Juan Agustín Calderón Allendes, quien fue
adjudicatario de la parcela 20 del Proyecto de Parcelación Unión Chilena de Curacaví. A
partir del año 1975, ambos asignatarios decidieron establecer un camino de acceso común
a sus parcelas, cediendo dos metros de ancho por 842,50 metros de largo cada uno de
ellos en el deslinde que unía sus respectivas parcelas, en total 4 metros de ancho por
842,50 metros de largo, con lo cual se constituyó en favor de ambos predios un camino de
servidumbre.
Posteriormente, una vez fallecido don Juan Calderón Allendes, propietario de la
Parcela 20, en el año 1993, sus herederos procedieron a lotear dicha parcela, resultando 5
Lotes que fueron signados como Lotes 20-A, 20-B, 20-C, 20-D y 20-E, lotes todos que
mantuvieron el camino de servidumbre existente desde el año 1975 sin modificación
alguna, incluso considerándolo en el Plano de Loteo y en la correspondientes
compraventas de las respectivas unidades celebradas a futuro.
Lo cierto es que con fecha 25 de mayo de 2016 la demandada, doña Verónica del
Rosario Poblete Oviedo adquirió el Lote 20-E, precisando que no sólo el Lote 20-E le
pertenecía, sino que también el camino de servidumbre que se había establecido, lo cual
constaba en su escritura de compraventa y por tanto procedería a cerrar el acceso a dicho
camino lo cual efectivamente hizo.
Pues bien, ante el actuar prepotente y violento de la demandada, corresponde SS
demarcar los deslindes que separan la parcela 19 de nuestra propiedad con el lote 20-E de
la Parcela 20 del Proyecto de Parcelación Unión Chilena, considerando en dicha
demarcación el camino de servidumbre que se ha establecido a partir del año 1975, para
luego, una vez determinado el deslinde, proceder a costa de ambos vecinos, efectuar el
correspondiente levantamiento de los respectivos cercos.
La presente demanda se fundamenta en el hecho que la demandada, por alguna
razón que esta parte desconoce, NO reconoce los deslindes que realmente le
corresponden y ha hecho levantamientos topográficos a su manera en claro desmedro de
la Parcela 19 de nuestra propiedad, pretendiendo correr los deslindes hacia el interior de
nuestra parcela en más 1,5 metros lineales por 842,50 metros de largo, lo cual perjudica
claramente los intereses y derecho de propiedad de la comunidad hereditaria de la cual
formo parte, pues si se lleva a cabo el cerco que ésta pretende, se estaría apropiando o
usurpando más de 1.260 metros.

El derecho
El artículo 841 del Código Civil prescribe que “Las servidumbre legales de la
segunda especie son asimismo determinadas por las ordenanzas de policía rural. Aquí se
trata especialmente de las demarcación, cerramiento…..” .
A su vez, el artículo 842 del Código Civil prescribe que “Todo dueño de un predio
tiene derecho a que se fijen los límites que lo separan de los predios colindantes y podrá
exigir a los respectivos dueños que concurran a ello, haciéndose la demarcación a
expensas comunes”.
En este caso concreto, atendido el actuar prepotente y violento de la
demandada, corresponde que el Tribunal de SS se sirva fijar los límites que separan los
predios colindantes, concretamente, los límites de la Parcela 19 y Lote 20-E de la Parcela
20, ambos del Proyecto de Parcelación Unión Chilena de Curacaví, perteneciente el
primero a la comunidad hereditaria de la cual formo parte y el segundo a la demandada,
previos peritajes si fuese necesario.
Por tanto:
Con el mérito de lo expuesto precedentemente y lo dispuesto en los artículos
841 y 842 del Código Civil, 254 y 680 del código de Procedimiento Civil, ruego a Us., se
sirva tener por interpuesta demanda de demarcación y cerramiento en contra de doña
Verónica del Rosario Poblete Oviedo, ya individualizada, acogerla a tramitación y decretar
que debe realizarse la demarcación y fijarse los límites o deslindes de los inmuebles
colindantes, ordenándose además construir a expensas comunes el respectivo cierre y, en
caso de oposición de la demandada a realizar la obra, autorizar al suscrito para hacerla a
su costa, aún con el auxilio de la fuerza pública si fuere necesario, todo ello, con expresa
condena en costas a la demandada.

PRIMER OTROSI: Que, a fin de restablecer el imperio del derecho e impedir que actos
arbitrarios vulneren los derechos que garantiza nuestra constitución y nuestras leyes,
solicito a Us., se sirva decretar, desde ya,
a) la apertura del portón de acceso al camino de servidumbre que fuera cerrado con
cadena y candado por la demandada y,
b) en especial, que la demandada se abstenga de construir o levantar un cerco en los
límites de ambos predios en el intertanto no se verifique los verdaderos deslindes
o límites de los mismos.
c) Que, para el caso que la demandada haya construido cercos a lo largo de toda la
extensión del deslinde de los predios, se obligue a ésta a destruirlos en toda la
extensión que afecta nuestra propiedad, esto es, 842,50 mts.

SEGUNDO OTROSI: Acompaño a la presente gestión, con citación, los siguientes


documentos:
a) Copia de la inscripción especial de herencia de la Parcela 19 del Proyecto de
Parcelación Unión Chilena de Curacaví, hecha a fojas 74, Nº100 del Registro de
Propiedad correspondiente al año 2016 del Conservador de Bienes Raíces de
Casablanca;