Está en la página 1de 2

Distrito lucha contra la mendicidad infantil

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), ha revelado que en lo que


va corrido de este año, alrededor de dos mil niños han tenido que ser atendidos
por estar en situación de mendicidad, ya que esta población en especial se
expone a los peligros que hay en la calle todos los días y que los hace más
vulnerables. También, aclaró que hay dos tipos de mendicidad, "La propia, que
es la ocurre con los mismos miembros de la familia, cuando los niños por tratar
de ayudar económicamente a su familia, se exponen a esta situación de pedir
en las calles y la ajena, que es un delito ya que personas que no pertenecen al
núcleo familiar de los menores, se aprovechan de la lástima que estos generan
ante los demás y los ponen a trabajar con el fin de generar ingresos para su
propio beneficio.
Cabe aclarar, que esta situación de los niños en estado de mendicidad, ha
crecido exponencialmente en los últimos años con la llegada de extranjeros,
que dada a la situación de su país, han tenido que emigrar hacia otros países,
como Ecuador, Perú, Bolivia y Colombia por su cercanía, la mayoría de los que
deciden quedarse en nuestro país se instalan en la ciudad de Bogotá debido a
que encuentran más oportunidades de trabajo, tanto formal como informal.

Según datos suministrados por la secretaría de integración social, son 19 los


puntos críticos que han identificado en Bogotá en donde se ubican adultos con
niños de brazos a ejercer la mendicidad, se ha hecho evidente que la
problemática ha aumentado de manera significativa con la migración de
venezolanos, que, según los últimos reportes de Migración Colombia, ya
suman unos 313.529 en la ciudad.

Según cifras publicadas por el ICBF por medio de la recolección de datos


obtenidos durante el 2018, y el primer cuatrimestre de 2019, los funcionarios de
los Equipos Móviles de Protección Integral (Empi) han identificado en Bogotá
alrededor de 1.633 registros de niños a los que se les vulneran sus derechos y
son sometidos a ejercer la mendicidad en las calles de la ciudad.
La respuesta del distrito para combatir este flagelo, comprende la
implementación de dos grandes proyectos de acción social, enfocados en la
atención de la primera infancia en situación de mendicidad:

El primero es el Centro Abrazar, ubicado en el barrio 12 de Octubre; que opera


diariamente, 12 horas de 8:00 am a 8:00 pm de lunes a domingo con capacidad
para atender 70 infantes con prioridad en los niños en situación de mendicidad,
el cual a septiembre de 2019, ya había atendido a más de 600 menores, entre
un mes y 13 años de edad, dejando en evidencia que los menores de 2 años,
son la población que mayor atención requiere debido a que constituyeron cerca
de la mitad de los casos atendidos por el distrito.

Los servicios que allí se ofrecen son gratuitos, y los menores son trasladados
con el aval de sus padres quienes en su mayoría pertenecen a la población
migrante, recibiendo servicios de alimentación, actividades lúdicas, lectura,
arte, apoyo psicosocial y jurídico para las familias.

Como refuerzo en sus políticas de lucha y prevención de la mendicidad infantil,


la alcaldía de Bogotá, inició en el mes de octubre el programa
“MonedasDeCambio” La estrategia en su componente de sensibilización a la
comunidad busca divulgar de manera masiva la información sobre la oferta de
servicios sociales del Distrito que ofrecen para niños en riesgo o condición de
mendicidad como jardines, colegios, centro ‘Amar’ y el nuevo centro ‘Abrazar’.
Aumento de la presencia de la ‘Estrategia Territorial’, conformada por los
‘Ángeles de la Niñez’, hablándole a los bogotanos sobre la importancia de no
dar dinero a las personas en situación de mendicidad, especialmente a los
niños, a quienes se instrumentaliza volviéndolos víctimas de un negocio
lucrativo, a través de la estrategia pedagógica de utilizar monedas simbólicas
para que accedan a los servicios antes mencionados.
El llamado a la ciudadanía es a entender que la limosna no resuelve el
problema de mendicidad, pero los servicios gratuitos que ofrece el Distrito
Capital si los pueden ayudar a salir de esa condición y en el caso de los niños
encontrar educación, juego, protección y alimentación lejos de las calles les
procura un mejor presente y futuro.