Está en la página 1de 5

VJE

Loreto Cerón Pérez

A vino nuevo odres nuevos

Es un documento para la vida consagrada que toma la frase “Tampoco se pone vino nuevo en
odres viejos, porque hará reventar los odres, y ya no servirán más ni el vino ni los odres, ¡A vino
muevo, odres nuevos!”; que a partir de ella se profundiza.

1.- El Logion de Jesús

En primer lugar, quiero aclara que logion son los dichos de Jesús, en este caso es la frase ya
descrita (Mc 2, 22) que de hecho los tres evangelios sinópticos redactan en su escrito.

El estilo del que Jesús se sirve para anunciar el Reino de Dios tiene su fundamento en la ley de la
libertad, que en las comunidades religiosas se entiende como una elasticidad, es decir una
flexibilidad necesaria para no ser tan rígida, ya que una comunidad es una común unión de
humanos, que siempre necesitan de su misericordia, de no vivir tensas, esclavizadas; sino con la
libertad de saberse hijos de Dios, que es sencilla y a la vez exigente.

La palabra del Señor Jesús nos ayuda a captar el desafío de una novedad que exige no solo
acogida, sino discernimiento, porque no todas tienen el mimo tipo de situaciones, son diferentes,
son diferentes las respuestas que nos da el Señor.

El vino nuevo hay que dejarlo fermentar, casi respirar en el odre, para que pueda madurar como
es debido y, finalmente, para gustarlo y compartirlo. En este apartado yo hago la similitud con las
personas jóvenes que entran en la vida consagrada que son nuevos en todos los aspectos, y hay
que dejarlo fermentar, es decir, dejarlos transformar y que salga la mejor sustancia, que madure
esa experiencia con Dios, con los demás, para posteriormente disfrutarlo, que sean felices con ese
compartir con Dios mismo, y posteriormente compartirlo con otros, es decir llevar ese mismo
proceso con nuevos y nuevos vinos, con nuevos y nuevos jóvenes, personas, humanos.

La renovación postconciliar

Hace falta la renovación de orientaciones prácticas para la actualización espiritual, eclesial,


carismática e institucional de la vida consagrada en la iglesia, para no vivir en conformidad con las
exigencias de nuestro tiempo. Por otra parte, cada familia religiosa se ha comprometido a releer e
interpretar la <<inspiración originaria de los institutos, con dos objetivos: custodiar fielmente la
mente y propósitos de los fundadores y reproducir con audacia, la creatividad y santidad de ellos
como signo de los tiempos que surgen en el mundo de hoy.

Realmente me parece importante realizar este mensaje, puesto que en muchos institutos ya no se
ven directamente estos objetivos originales y muchas veces desviados. Incluso en ocasiones
afectan a los laicos o a la iglesia, por no hacer lo que es debido, ya no hay coherencia.

Los nuevos caminos interpelan.

Se cuestiona mucho acerca de la rica multiplicidad de las diaconías que la vida consagrada ha ido
ejerciendo, que se han ido formando, por las necesidades que van surgiendo, pero asimismo la
vida consagrada pide nuevas actualizaciones cuestionan acerca de que hacer con las nuevas
pobrezas en la multiculturalidad. Se han iniciado este tipo de experiencias, con nuevas
comunidades insertas en ambientes difíciles. Pero ante todo es necesario pararse a discernir la
VJE
Loreto Cerón Pérez

calidad y sazón del vino nuevo que se ha producido gracias a la larga temporada de renovación
postconciliar. Estoy de acuerdo con esto ya que mientras se resuelven algunos conflictos de la
sociedad, algunos mas nacen y hay que estar prepararnos y dispuestos a hacer un previo
discernimiento antes de empezar con una nueva pastoral.

El mismo papa Francisco nos pide que dejemos de lado las estructuras obsoletas, ¡no sirven!
Solamente un corazón alegre y renovado puede vivir plenamente el evangelio, es vivir en el dia, en
el presente, ya no hay que superar problemas pasados, sino los del presente, con la libertad que el
evangelio nos trae hoy.

RETOS AÚN ABIERTOS

A menudo las obras buenas se mezclan con otras que son menos, no es cosa de sorprendernos,
debe tenernos siempre vigilantes para reconocer los limites y las fragilidades que impiden los
procesos necesarios para un testimonio auténtico y creíble. Todo sistema estabilizado tiende a
resistir al cambio y hace lo posible para mantener su posición.

Vocación e identidad

Las personas que abandonan la vida religiosa es un fenómeno que se observa en todos los
contextos culturales y geográficos. No se trata siempre y solo de crisis afectivas, frecuentemente
son fruto de una remota decepción ante la vida de comunidad sin autenticidad, puede conducir a
una verdadera crisis de fe. En muchos casos el aislamiento de los mas jóvenes en las comunidades
de ancianos prevalentemente, con dificultad para entrar en un estilo de espiritualidad, de oración,
de actividad pastoral que pide la nueva evangelización puede minimizar la esperanza de una
verdadera promesa de vida. Los jóvenes tenemos disponibilidad para la trascendencia. Esto es
muy cierto, desde mi experiencia, yo como joven busco lo nuevo, resolver conflictos nuevos que
hay en la sociedad, no es para cambiar todo, pero si se necesitan nuevos medios de
evangelización, sin perder la original, claro está, pero si conforme a estos signos de los tiempos,
pienso que los jóvenes no queremos la misma vida conservadora, sino nueva, que nos sorprenda
como antes Jesús con sus discípulos, que esa era una comunidad autentica, con nuevos cambios
en la sociedad, en el mismo templo. Pero cuando se imponen las formas de como llevar una
pastoral es cuando cae un instituto, porque el Espíritu también transmite mensajes a través de
nosotros los jóvenes de la actualidad para la actualidad. Así que yo invito a que se renueve la
evangelización, Jesús la renovó con sus discípulos conforme a su tiempo y ahora la quiere
renovarla conforme al nuestro, con nosotros sus nuevos discípulos, ayúdenos a volar.

Opciones formativas

Un camino de crecimiento entre la dimensión espiritual y humana, no están separadas, son de


forma complementaria y armoniosa.

La presión de las obras y de los compromisos cada vez más acuciante para la gestión de la vida de
la comunidad puede crear una perjudicial regresión respecto a los caminos que se han recorrido
inmediatamente después del concilio. En el futuro próximo no deberíamos de tener solo jóvenes
consagrados dotados de títulos, sino también formados en la identificación con los valores de la
vida de sequela Christi.
VJE
Loreto Cerón Pérez

Ciertamente no solo es el trabajo académico o de casa sino de tener actitudes como las de Jesús
de tener una personalidad bien formada de crecimiento humano y espiritual, lo demás lo imparten
en otras partes, lo que necesitamos es la vida en unión con Jesucristo.

Relación en el humanum

El siglo XX ha sido definido “el siglo de la mujer”, sobre todo por el desarrollo de la conciencia
femenina en la cultura moderna, por consiguiente, hoy muchas mujeres consagradas aportan un
pensamiento positivo que ayuda al proceso de crecimiento de una visión bíblica del humanum
respecto a una sociedad marcada por estereotipos masculinos en los esquemas mentales y en la
organización socio-político-religiosa. Ciertamente en este siglo la mujer ya tiene más importancia,
aunque todavía falta. Pero es bueno esto, porque todos somos iguales para Dios, sigamos nosotras
mujeres entregándonos, aportando y siendo dóciles a las inspiraciones del Espíritu Santo.

Servicio de Autoridad

En algunos institutos todavía hay superiores y superioras que no tienen en cuenta las decisiones
capitulares como es debido, son autónomas. Pero esto no debe ser así porque no es un espacio de
empresas o de algún negocio como jefes, nosotras nos hemos entregado al servicio de Dios, y el
nos ha puesto a una comunidad, sean responsables conforme a la voluntad de Dios y no la propia.

Modelos relacionales

El remplazo de los odres no es automático, sino que exige compromiso, habilidad y disponibilidad
al cambio. Porque solo así se podrá ejercer una fidelidad autentica, en los diferentes servicios que
prestemos, es disponibilidad a la voluntad de Dios porque en caso contrario no se seguiría a nadie
mas que a su propia persona que ejerce su voluntad, sin ver por los del alrededor y sin ver a Dios.

PREPARAD ODRES NUEVOS

El conjunto de las palabras y gestos de Jesús insta continuamente a un proceso infinito de apertura
a la novedad del Reino. El primer paso es el discernimiento y rechazo de aquello que contradice los
valores substánciales de la fidelidad a Dios que se expresa en la disponibilidad a servir.

Fidelidad en el Espíritu.

Hay que ser fieles en Espíritu, descubrir los nuevos caminos y responder a las llamadas del Espíritu.
Es ir de la mano del mismo creador, de Dios, solo con el y para el podremos ser felices, y con el
nunca estaremos solos. No nos soltemos de su mano, nosotros tenemos esa libertad y es más
difícil tomarle la mano en los momentos de Crisis, pero es justo en donde se muestra la verdadera
fidelidad, sabemos que aunque nosotros no seamos fieles el sigue y seguirá permaneciendo fiel,
digámosle que “aunque yo quiera y este a punto de soltarme de tu mano, nunca me sueltes, al
contrario, tómame con mas fuerza” confiemos en él, porque él nunca nos dejara.

Modelos formativos y formación de los formadores

La formación es una obra artesanal, no policiaca, es muy cierta esta parte, puesto que venimos
con la intención de ser mejores, no porque no somos buenos, o incluso somos delincuentes que
tengan que imponernos actividades, es ir haciéndonos mejores personas, como Dios quiere, no
exigiendo lo que no es de Dios, y nosotros por nuestra parte hay que ser dóciles, en todas las
VJE
Loreto Cerón Pérez

actividades que realicemos, con la mayor entrega, esto no es solo unos amos es toda la vida, así
como lo es la consagración, no se puede jugar con esto, pues Dios te toma en serio hoy y siempre.

Hacia una racionalidad evangélica

Reciprocidad y procesos multiculturales

La reciprocidad y procesos multiculturales deberían de vivirse en todos los institutos de manera


que se conviertan en laboratorios de hospitalidad solidaria donde sensibilidad y culturas diversas
puedan adquirir fuerzas. El objetivo de la vida consagrada es mantener permanentemente la
conversión evangélica en la construcción de una realidad intercultural. Siempre todas las personas
que se unan a algún instituto deben ser para mayor gloria de Dios, aportando su cultura y al haber
diferentes culturas en un instituto, debe ayudar a enriquecerla, no para causar problemas.

Servicio de autoridad: modelos relacionales

La autoridad no puede sino estar al servicio de la comunión. La autoridad no es para solo para
mandar, sino que debe de ayudarnos a crecer, de hacer que los miembros de la comunidad
formen fraternidad, no sirve solo para llamar la atención, al contrario, para dar animo y de vez en
cuando algún miembro se equivoque hacerle ver esa falla con misericordia, como lo haría Jesús, es
necesario, que la autoridad sea una persona humilde, no autoritaria.

Servicio de autoridad, capítulos y consejos

Debe construirse de manera que, representando a todo el instituto, sea un verdadero signo de su
unidad en la caridad. Es decir que ejerza su cargo con el mayor amor a sus miembros, en este caso
al instituto, por medio de la caridad, con la que podrá ser capaz una persona de que tenga una
actitud que impulsa a interesarse por las demás personas, por las demás hermanas.

Conclusión

La vida consagrada está pasando por grandes dificultades en especial por las actualizaciones y
estos nuevos signos de los tiempos que tienen que ser descubiertas y guiadas con ayuda del
Espíritu Santo, así que dejémonos guiar por el seamos dóciles, vayamos más allá, el mundo
necesita una nueva evangelización, no la omitamos, que Dios actúe en nosotros.
VJE
Loreto Cerón Pérez