Está en la página 1de 4

Discurso de apertura

Honorable mesa, honorables delegados, observadores, observadoras y demás presente , La


delegacion de argentina se presenta como una republica de 44.27 millones de habitantes su
dictador Mauricio macri con la intención de ayudar a Venezuela con refugio

Posision de el país frente a la situacion

El Gobierno argentino desconoce la legitimidad del mandato iniciado en el día de la fecha por
Nicolás Maduro, el cual resulta del proceso electoral del 20 de mayo de 2018 cuya legitimidad
fuera oportunamente desconocida por la República Argentina.

Al tiempo de condenar la ruptura del orden constitucional y el estado de derecho en Venezuela, la


República Argentina ratifica su pleno reconocimiento de la Asamblea Nacional como único órgano
democráticamente electo en dicho país.

El Gobierno argentino, en el día de la fecha, comunicó al Gobierno de Venezuela la suspensión del


Acuerdo de Exención de Visas en Pasaportes Diplomáticos y Oficiales con dicho país, prohibiendo
el ingreso a la República de integrantes de alto nivel del régimen venezolano.

La Unidad de Información Financiera (UIF) emitirá un alerta al sector financiero y bancario sobre
los riesgos de realizar operaciones con empresas públicas venezolanas o controladas por el Estado
venezolano.

La República Argentina continuará denunciando las violaciones de derechos humanos y


condenando la ruptura del orden democrático en Venezuela tal como se ha venido haciendo
desde la asunción del Gobierno por parte del Presidente Mauricio Macri.
Fuerzas armadas

Las Fuerzas Armadas argentinas se constituyen por el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea
Argentina. Su misión es contribuir a la defensa nacional para salvaguardar los intereses vitales de
la Argentina. Se encuentran bajo el mando del presidente de la Nación, que es su comandante en
jefe y atiende sus cuestiones a través del Ministerio de Defensa.113 En los años 2010, se ha
evidenciado que las Fuerzas Armadas argentinas poseen un muy pobre equipamiento y bajos
salarios.124 En conjunto, formaron uno de los mayores poderíos en toda América Latina debido a
los conflictos bélicos que tuvo Argentina. Este poder se redujo considerablemente a partir de 1983
cuando se recuperó la democracia y se concluyó con el servicio militar obligatorio en 1994 para así
evitar futuros golpes de Estado.

Acnur

Albergues de emergencia en zonas urbanas

En las zonas urbanas, muchos refugiados comparten alojamiento o viven en edificios públicos no
funcionales, centros colectivos, barrios marginales y asentamientos informales. Las condiciones a
menudo son deficientes y proporcionar refugio plantea grandes desafíos. En entornos rurales,
brindar protección y asistencia humanitaria a través de los campamentos de refugiados es común.

Más de 2,6 millones de personas refugiadas viven actualmente en campamentos en todo el


mundo y han sido desplazados durante más de cinco años, algunos durante más de una
generación. Si bien los campamentos pueden ser prácticos, particularmente durante las
emergencias, también provoca una serie de problemas, que incluyen la dependencia de la
asistencia y el aislamiento.

Estableciendo campamentos

ACNUR y la comunidad humanitaria en general no están a favor de crear campamentos porque


creemos que otros aternativas ofrecen una vida más normal para las personas que se ven
obligadas a huir. Cuando no hay alternativa, diseñamos campamentos, sitios o asentamientos
cuidadosamente para mantener a las personas a salvo y darles refugio. También tratamos de
ofrecer servicios a la comunidad de acogida.
Un campamento adecuadamente diseñado protege el medio ambiente y ayuda a prevenir
incendios y brotes de enfermedades. En un campamento bien diseñado, las personas desplazadas
no tienen que caminar demasiado para obtener comida, agua o atención médica. Los puntos de
agua y las letrinas están bien iluminados y cerca de las casas para que las niñas y mujeres,
especialmente, no estén expuestas al peligro.

¿Cómo ayuda ACNUR?

Además de distribuir tiendas de campaña desde nuestros tres centros en Dubai, Copenhague y
Durban, el ACNUR también suministra materiales como láminas de plástico y esterillas que pueden
utilizarse para crear un refugio sencillo. Además, en situaciones más prolongadas, financiamos la
rehabilitación de albergues comunales o la construcción de nuevas viviendas, y proporcionamos a
las personas desplazadas los materiales que necesitan para construir ellos mismos su hogar bajo
esquemas de autosuficiencia.

El ACNUR codirige el Global Shelter Cluster junto con la Federación Internacional de Sociedades de
la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR). Si bien la FICR lidera en situaciones de desastres
naturales, nosotros lideramos al equipo en desplazamientos generados por conflictos. Juntos,
estamos ayudando a generaciones enteras a llegar a casa.

Q hace la acnur

¿Qué hace ACNUR para ayudar?

En toda la región, ACNUR ha intensificado su respuesta y está trabajando estrechamente con los
gobiernos de los países de acogida y con socios estratégicos, en particular con la OIM, para
responder con un enfoque coordinado y global a las necesidades de las personas refugiadas y
migrantes de Venezuela. Concretamente, estamos recopilando datos para comprender mejor las
necesidades específicas de los venezolanos y venezolanas; apoyando a los Estados para mejorar
las condiciones de recepción y coordinar el suministro de información y asistencia para satisfacer
las necesidades básicas inmediatas de las personas venezolanas, incluido el alojamiento; y
combatiendo la discriminación y la xenofobia a través de campañas de sensibilización.

En particular, hemos fortalecido nuestra presencia a lo largo de las fronteras más importantes,
para limitar en la medida de lo posible los riesgos, en particular con respecto al acceso al territorio,
la trata y la explotación, y para identificar a las personas que pueden necesitar protección y
servicios específicos, como niños y niñas no acompañados y separados, y mujeres embarazadas.
ACNUR también brinda apoyo y orientación legal a las personas recién llegadas y distribuye agua
potable, kits de higiene para niños, niñas y mujeres en las zonas fronterizas. Nuestros equipos
también brindan asistencia en efectivo a los venezolanos y venezolanas más vulnerables.
Además, ACNUR está apoyando los esfuerzos de registro de los gobiernos en Aruba, Brasil,
Colombia, Curazao, Ecuador, Guyana, Perú y Trinidad y Tobago. En Perú, las solicitudes de asilo de
venezolanos y venezolanas aumentaron más de cinco veces - de 33.100 en 2017 a 190.500 en
2018. En Brasil se presentaron 61.600 nuevas solicitudes, con un incremento notable con respecto
a las 17.900 de 2017.

En toda la región, ACNUR complementa los esfuerzos de los gobiernos para brindar albergue de
emergencia a las personas venezolanas recién llegadas en las fronteras y en las ciudades
principales. En Brasil, estamos apoyando con la planeación de los sitios, proporcionamos tiendas
de campaña y artículos de emergencia, instalamos fuentes de agua potable, hacemos registro a
través de datos biométricos, facilitamos la movilización comunitaria, la difusión de informaciones y
la gestión de los sitios. Hasta el momento, se han abierto 13 albergues temporales en Boa Vista y
Pacaraima, que albergan a más de 6.000 venezolanos y venezolanas. En Maicao, Colombia, se
inauguró un centro de atención temporal en marzo de 2019, que se estableció a pedido de las
autoridades nacionales y locales, con una capacidad inicial para acoger a unas 350 personas.

ACNUR también ha acondicionado espacios para niños y niñas y espacios amigables para la
lactancia materna en los puestos de frontera y está haciendo incidencia con los gobiernos para
facilitar el acceso a la educación de la niñez venezolana. Además, ACNUR ha establecido redes de
voluntarios y voluntarias para fortalecer los vínculos con las comunidades y garantizar que la
comunicación y la rendición de cuentas fluyan correctamente en ambas direcciones, resguardando
el trabajo con diferentes grupos poblacionales, incluyendo a mujeres, niños y niñas, adultos
mayores, jóvenes, personas con discapacidad, así como pueblos indígenas y grupos LGBTI.
Asimismo, ACNUR está coordinando con sus socios el lanzamiento de una iniciativa regional para
la creación de Espacios de Apoyo donde los refugiados y migrantes puedan recibir información
actualizada y confiable y un paquete mínimo de servicios en áreas estratégicas a lo largo de la
región.

Para promover la integración de refugiados y migrantes en sus comunidades de acogida, ACNUR


trabaja de cerca con las autoridades locales y el sector privado y promueve las actividades de
capacitación vocacional para las personas venezolanas. ACNUR también apoya la reubicación de
los refugiados y migrantes de Venezuela desde el estado brasileño de Roraima a otras partes de
Brasil, donde existen más oportunidades de empleo y servicios.