Está en la página 1de 7

Plan de choque social para la vida digna de las gentes del

común

Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común – FARC


Marzo 30 de 2020

El Coronavirus ha puesto de presente los grandes problemas de la sociedad a nivel global, la crisis
sanitaria y social nos está llevando a una recesión económica que se proyecta como una de las más
grandes de la historia. Sin duda, la incapacidad del mundo para afrontar una pandemia de este estilo
radica en la profundización del sistema capitalista y las nocivas políticas neoliberales (privatizadoras
y de exenciones tributarias al gran capital) que se han venido aplicando en las últimas décadas.

En Colombia, el virus ha desnudado de manera descarnada los problemas históricos y estructurales


del país, los cuales, debido a las condiciones sociales de la nación, no sólo son una versión de los
problemas globales sino que también, son la causa del largo conflicto interno armado que desembocó
en la firma del “Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una Paz estable
y duradera”, suscrito entre el Gobierno Nacional y la extinta guerrilla de las FARC-EP.

El ineficiente y débil sistema de salud, el imperante desempleo y la masificación del trabajo informal,
los bajos salarios de los trabajadores, los exagerados privilegios económicos a las grandes empresas
y el sistema financiero, el abandono del campo colombiano, los crecientes impuestos para los
ciudadanos de clase media y los menos favorecidos, y las masivas privatizaciones, son algunos de los
problemas que hoy tienen a Colombia sin posibilidades reales de asumir seriamente la pandemia y
los efectos económicos y sociales que de esta se desprenden.

Ante las insuficientes y vagas medidas que ha adoptado el Gobierno Nacional para afrontar la crisis
del Covid-19, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común- FARC, como partido político
firmante del Acuerdo de Paz y con el fin de darle un manejo rápido y acertado a la emergencia, que
permita la contención expansiva del virus, salvar la vida de los colombianos infectados y salvaguardar
los derechos e intereses de los ciudadanos del común en medio de la inminente recesión económica
y el aislamiento obligatorio, exige el cumplimiento inmediato del Acuerdo de Paz toda vez que este
mejora la calidad de vida de los colombianos y propone el siguiente Plan de Choque basado en 9
puntos:
FORTALECIMIENTO ESTRUCTURAL E INTEGRAL DEL SISTEMA DE SALUD.

1. Generar una política pública que incremente rápidamente la infraestructura hospitalaria, con
la importación de diversos insumos, equipos y medicamentos necesarios en las etapas de
identificación, contención, mitigación y recuperación del virus, que garantice la óptima
prestación del servicio de salud.
2. Crear un fondo de Emergencia Sanitaria que permita que los departamentos y municipios
puedan girar directamente recursos a hospitales y clínicas para cubrir los gastos necesarios
de atención médica, garantizando que la totalidad de ese fondo se destine en los centros de
salud y que no se quede en intermediarios como bancos y EPS.
3. Garantizar que toda la red hospitalaria, pública y privada, sea controlada por el Estado en el
tiempo que dure la emergencia con el fin de garantizar que se priorizará la salud de los
colombianos y no las ganancias del sistema de salud privado.
4. Fortalecer la atención primaria en salud con equipos domiciliarios masivos que tomen las
muestras necesarias para la identificación temprana y rápida del virus en los ciudadanos, y
permita la atención oportuna de los infectados que aún no presentan síntomas. Ahondando
en la prevención y la disminución de la tasa de contagio.
5. Implementar protocolos y apoyo médico para la atención prioritaria de salud pública en la
población, que garantice la salud mental, la buena alimentación, la promoción y prevención
de enfermedades, así como, la atención psicológica y física de los casos de violencia
intrafamiliar.

GARANTÍAS DE EMPLEO

1. Bajo ninguna circunstancia se podrán adelantar durante la pandemia, despidos o licencias no


remuneradas.
2. En el caso de las pequeñas y medianas empresas, el Estado subsidiara el pago de nóminas
con el fin de garantizar el ingreso de los colombianos y evitar la quiebra de estas compañías
durante la crisis.

INGRESO BÁSICO Y DIGNIDAD DE VIDA

1. Implementar un subsidio de desempleo que asegure un ingreso mínimo de subsistencia digna


para los más de 8,4 millones de ciudadanos que no laboran y que en medio de la crisis, tienen
mayores problemas para generar ingresos.
2. Subsidiar los arriendos de los colombianos que no cuenten con ingresos fijos mensuales y
que estén siendo afectados económicamente por el aislamiento obligatorio. Esto por el tiempo
que dure la cuarentena y hasta un mes después de la misma mientras los ciudadanos
estabilizan sus finanzas.
De igual forma, entregar un ingreso mensual mínimo para quienes basan sus sustento de
arrendamientos y que en medio de la pandemia no reciban dichos ingresos. En ningún caso,
el arrendador puede desalojar a sus inquilinos por el no pago del arriendo durante el
aislamiento obligatorio y hasta un mes después de levantado el mismo. Aplica para contratos
de arrendamiento escritos o de palabra, así como de pago mensual o diarios.
3. Adecuación de albergues y hogares de paso para habitantes de calle y demás población que
no tenga un techo fijo. Dichos lugares, deberá contar con un enfoque de salud pública, que
garantice la alimentación, la salud mental y la atención a quienes sufren de un uso abusivo
de drogas.

MÍNIMO VITAL EN SERVICIOS PÚBLICOS

1. Se garantizará un mínimo vital gratuito en el suministro de la totalidad de servicios públicos


(agua, luz, gas, teléfono e internet) para los estratos 1, 2 y 3, durante el periodo de
confinamiento. El Ministerio de Vivienda deberá reglamentar el mínimo de consumo familiar
que el Estado subsidiará.
2. Durante la pandemia se prohibirá el corte de servicios públicos y se garantizará el suministro
de los mismos a todos los colombianos.

CONGELAMIENTO DE CRÉDITOS.

1. Se congelarán los cobros de créditos hipotecarios, educativos y de libre inversión


durante 3 meses o el tiempo que dure la pandemia según el desarrollo de la crisis.
Durante ese tiempo no se generarán intereses y no se harán reportes a las centrales de
riesgo por no pago. Esta medida cobija al sistema bancario, financiero y cooperativo.
2. Se adelantarán las gestiones pertinentes para la moratoria absoluta de la deuda externa
por un periodo de 2 años y sin generación de intereses, en miras a su posterior
condonación. Los recursos liberados se invertirán en salud, seguridad alimentaria,
desarrollo, ciencia, etc., de tal forma que el país pueda afrontar exitosamente la crisis
económica, sanitaria y social.

SUBSIDIOS AL SECTOR EDUCACIÓN

1. Se subsidiará por el tiempo que dure la emergencia sanitaria los pagos de pensiones y
matriculas en los centros privados de educación pre escolar, básica, media y superior a las
familias que no cuenten con ingresos fijos. Además, no se cobrarán ningún tipo de certificado
o registro que soliciten los estudiantes al área administrativa.
2.
Durante el tiempo de clases virtuales o vacaciones adelantadas, los centros de educación pre
escolar, básica, media y superior no podrán suspender los auxilios de sostenimiento a los
estudiantes.
3. Las instituciones que decidan educar bajo la modalidad virtual, deberán garantizar que todos
sus estudiantes cuenten con los medios necesarios para cumplir con sus obligaciones, para
ello, podrán establecer planes de acción con el Ministerio de Educación y el de Tecnologías
de Información y Comunicaciones.

INTERVENCIÓN DEL SISTEMA FINANCIERO

El Estado regulará las tasas de interés de tal forma que las mismas no superen en más de 6 puntos
anuales la tasa de inflación.

SUSPENSIÓN Y RECONSIDERACIÓN DE IMPUESTOS

1. Se suspenderá el cobro del IVA por el periodo que dure la pandemia, a los productos de
consumo de primera necesidad e insumos médicos y sanitarios necesarios, tales como
tapabocas, alcohol, guantes quirúrgicos, etc., útiles para afrontar la pandemia.
Las investigaciones académicas y científicas también serán exentas del impuesto.
2. Se suspenderá el cobro del impuesto a vehículos y motos, a los colombianos de estrato 1, 2 y
3 y que no cuenten con ingresos fijos.
3. Retirar las exenciones tributarias a las grandes empresas y crear un impuesto a patrimonios y
rentas que superen los 1000 millones de pesos. El dinero recaudado se destinará a enfrentar
la crisis sanitaria y hospitalaria.

GARANTIA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

1. El Estado en asocio con el Banco Agrario, garantizarán el abastecimiento de alimentos, por


ello y en consonancia con lo pactado en el punto 1 (Reforma Rural Integral) del Acuerdo
Final de Paz, dotarán la infraestructura necesaria, el transporte de los productos agrícolas
desde el campo colombiano a las centrales de abastos y comprarán directamente las cosechas
de los campesinos. Asimismo, se destinarán recursos del Presupuesto Nacional para
fortalecer la economía campesina como pilar fundamental de la soberanía alimentaria.
Lo anterior, permitirá parar la especulación de precios y el control de los mismos por parte
del Estado, los cobros injustificados en bienes y alimentos serán severamente sancionados.
2. Se proveerán paquetes de asistencia alimentaria a las familias en estado de pobreza extrema
y de vulnerabilidad, el Ministerio de Salud, creará los mecanismos para su distribución y
priorizará las familias con niños y adultos mayores.

Los subsidios a los que este plan hace referencia, se entregarán en bonos canjeables por bienes y
servicios o transferencias monetarias según las condiciones geográficas de los beneficiarios y el
acceso al sistema financiero de los mismos.

Finalmente, es necesario que este Plan de Choque se complemente con las siguientes 3 medidas:

● Ampliar los plazos para la formulación de los Planes de Desarrollo departamentales y


municipales, con el fin de hacer los ajustes pertinentes que permitan afrontar la emergencia
social y económica existente.
● Gestionar los recursos necesarios para el mejoramiento de la infraestructura sanitaria del país,
tales como, acueductos, hospitales, alcantarillados, rellenos sanitarios, etc.
● Formular de forma conjunta entre el Gobierno Nacional y el Congreso de la República, una
política macroeconómica que responda a la recesión y garantice la recuperación sostenible
de la economía y de los ciudadanos del común.

Fuentes de Financiación
Plan de Choque Social

En el marco actual de la crisis, es importante por parte del gobierno la implementación de


políticas macroeconómicas consistentes, debido a que este tipo de situaciones en países en
desarrollo como Colombia, generan respuestas recesivas impactando de manera negativa el
bienestar y la calidad de vida de millones de personas.

La propuesta del partido FARC, recomienda las siguientes fuentes de financiación para hacer
frente a la crisis sanitaria decretada por el gobierno nacional, teniendo en cuenta que la elección
de algunas de estas obedece a criterios técnicos y políticos, los cuales se establecen desde el
manejo de la política monetaria y fiscal del país.
La implementación del plan se estima para un periodo de tres (3) meses.

Dentro de las fuentes contempladas para la materialización de este plan se tienen:

GMF (Gravamen a los movimientos financieros): Cambiar el destino de los recursos obtenidos
del 4 X 1000, que es un dinero de fácil captación y recaudo, del cual se estima obtener para este
año $8.7 billones de pesos.

Retroceso de la política de exenciones tributarias1: De acuerdo con la reforma de la ley de


crecimiento económico del año 2019, estas exenciones están por el orden de los $11.5 billones,
teniendo en cuenta que el gobierno tiene las facultades para hacerlo, según lo establecido en el
artículo 215 de la Constitución Política de Colombia.

Reservas Internacionales2: Del saldo actual de las reservas que equivalen a US$53 mil millones
de dólares, transferir el 10% que corresponde a $21 billones para hacer frente a la crisis,
teniendo en cuenta que estos recursos son administrados por el Banco de la República y se
encuentran principalmente en bonos del tesoro americano.

Títulos de Emergencia Social Económica (Créditos de emisión del Banco de la República al


gobierno Nacional): adicional a la recompra de TES por parte del Banco de la República y, de
acuerdo con las condiciones de excepcionalidad, se propone que el gobierno nacional haga una
emisión de deuda “títulos de emergencia social y económica”, la cual será tomada por el Banco
de la República a un costo menor a la tasa vigente en el mercado. Se propone como medida
excepcional, gradual y transitoria, acorde a las necesidades de financiamiento de programas
sociales y productivos del gobierno nacional.

1
Art 215 Constitución Política …Mediante tal declaración, que deberá ser motivada, podrá el presidente,
con la firma de todos los ministros, dictar decretos con fuerza de ley, destinados exclusivamente a conjurar la
crisis y a impedir la extensión de sus efectos. Estos decretos deberán referirse a materias que tengan relación
directa y específica con el Estado de Emergencia, y podrán, en forma transitoria, establecer nuevos tributos o
modificar los existentes.

2
Según el Banco de la República las reservas internacionales son los activos externos bajo el control de las
autoridades monetarias, expresados principalmente en divisas (moneda extranjera y depósitos y valores en
moneda extranjera), el oro monetario, los Derechos Especiales de Giro (DEG), la posición de reserva del FMI
(Fondo Monetario Internacional) y otros activos.
Condonación de la Deuda externa: En el marco de la emergencia económica y acatando las
recomendaciones del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), pedir la
condonación de la deuda y la moratoria absoluta por lo menos de este año sin intereses a otros
acreedores privados internacionales, con ello lograríamos obtener recursos por $14 billones (sin
tener en cuenta el diferencial cambiario) para la financiación de este plan.

Igualmente es momento de evaluar el balance entre el pago de la deuda y la inversión social


como lo ha definido “la comisión económica para América Latina y el Caribe -Cepal, quien revela
que la prioridad de los últimos gobiernos, incluso donde el pago de intereses fue superior a la
amortización de la misma deuda, fue la de cumplirle al capital foráneo”. Por estas razones es
relevante la condonación de la deuda externa como un acto de justicia y humanidad; la prioridad
es salvar a la gente.

Finalmente, estas medidas de choque significarían una movilización de recursos por


aproximadamente $57 billones cifra considerable que contribuiría al beneficio de una sociedad
que hoy en día está pasando por uno de los momentos más sensibles del panorama
Internacional, generando alivio, tranquilidad y mayor confianza, que permitirían reactivar la
economía del país.

Esta propuesta es viable, seria, juiciosa y conveniente, pues contribuye a la reducción de la


pobreza, primando el interés común sobre el particular. La Fuerza Alternativa Revolucionaria
del Común está dispuesta acompañar al gobierno en la materialización de esta iniciativa, es el
momento de aunar esfuerzos en la búsqueda de alternativas, no sólo para frenar el avance de
la pandemia, sino para reducir el impacto económico y social de la misma en el bienestar y la
calidad de vida de nuestra población colombiana.