Está en la página 1de 2

El espectro del trastorno autista es una alteración del neurodesarrollo, principalmente en las

habilidades básicas de comunicación, interacción social y aspectos específicos de la conducta.


Estos se caracterizan por discapacidades persistentes en varias áreas del desarrollo:

● inhabilidad en la reciprocidad de la interacción social


● inhabilidad para la comunicación
● presencia de conductas motoras repetitivas
● estereotipias e intereses inusuales y peculiares.

estas condiciones no tienen relación al nivel de desarrollo o edad mental del individuo.

Todos estos trastornos son evidentes desde los primeros años de vida y pueden estar
asociados a disfunción cognitiva de severidad variable. También pueden estar presentes
alteraciones neurológicas, como anomalías cromosómicas, infecciones congénitas y
alteraciones estructurales del sistema nervioso central.

Todos los TEA comparten algunos de los síntomas clásicos del autismo ya descritos antes pero
difieren en cuanto a la gravedad y la combinación de áreas afectadas, en el curso y en el
pronóstico.

Aunque para el diagnóstico no se requieren alteraciones en la comunicación, se presentan en


su mayoria en la pragmática del lenguaje.

Es muy probable que esta alteración del desarrollo del lenguaje comience desde la etapa de
comunicación preverbal con fallas en el uso y el reconocimiento de gestos y de objetos, así
como en la comprensión de situaciones de la vida cotidiana y la producción de sonido suele ser
anormal antes de iniciar el lenguaje hablado.

En el estudio se evidenció que todos los niños con ETA presentaron en mayor o menor grado
alteraciones en la comunicación, relación social y en la conducta, lo que se ha reportado como
elemento primordial del diagnóstico y de la situación dentro del espectro cuando se tiene en
cuenta el grado de severidad.

Con base a la investigación realizada, nos surge la pregunta de ¿Cómo afectan las emociones
del lenguaje la comunicación recíproca de las personas con trastorno del espectro autista?

● Basandonos en la evidencia científica, se determinan impedimentos emocionales del


lenguaje para el reconocimiento, procesamiento, comprensión y producción de las
expresiones faciales y visuales de las emociones, ha sido ampliamente estudiado por
Harms et al., 2010).
● El desarrollo de la comprensión emocional está estrechamente relacionado con El
desarrollo de las relaciones sociales y la acumulación de experiencias en interacción con
el otro. Para esto es importante mencionar que Los modelos cognitivos de TEA se
relacionan con la teoría de la mente. Lo que asume que las personas normalmente
desarrollan la capacidad de atribuir estados mentales para sí mismos y para otras
personas. y asi razonar sobre sus pensamientos y deseos e inferir sentimientos y
creencias, lo cual permite predecir las acciones del otro.
● Las personas con TEA tienen problemas para atribuir estados mentales propios o de
otras personas. (Rüther et al., 2011).
● Otro de los factores que permiten resolver nuestro cuestionamiento sobre la alteración
en las emociones del lenguaje Es el concepto brindado por el autor (Silani 2011).
Referente a La alexitimia, el cual define la dificultad para identificar y describir los
propios sentimientos y para distinguir los sentimientos de las sensaciones corporales de
excitación emocional . la Alexithymia puede estar presente en el 10% de la población
de desarrollo tipico y en aproximadamente el 50% de las personas con TEA. Esta puede
generar dificultades en la comprensión de las emociones ante textos, imágenes y
música.
● Por otra parte (Gallese y Sinigaglia, 2011) refieren que es de gran relevancia mencionar
la importancia del funcionamiento de las NEURONAS en ESPEJO. referente a La teoría de
la simulación incorporada, la cual establece que las personas entienden otras acciones
simulándolas. Esto se realiza a través de la activación de redes cerebrales que se
activarían si el observador estaría realizando la misma acción.

Keysers y Gazzola, 2006 han propuesto que nuestro cerebro simula no solo acciones, sino
también las emociones de otros, lo que facilita la comprensión de los estados emocionales
internos de los demás.
Es por esto que las personas con trastorno del espectro autista no entablan una comunicación
bidireccional, debido a que desde este espectro se presentan dificultades anteriormente
mencionadas para la interacción social, la comunicación y la regulación de la conducta. Motivo
por el cual al no tener un control de si mismo frente a sus propias emociones no se mantienen
tópicos conversacionales desde la pragmática, lo cual no genera la comprensión de
sentimientos, pensamientos y emociones del otro dentro de un mismo contexto o situación.