Está en la página 1de 5

Neumatología, Capítulo 10 – www.world-evangelism.

com 85

LA LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO Y


LOS DONES MINISTERIALES EN EL
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
Lección #10
I Corintios 12:8-10 y 12:28

Introducción: El capítulo que más habla de los Dones Espirituales


y los específica, es I Corintios 12. Estos dones son
dones personales, y Dios habla de ellos primeramente en
los versículos del 8-10 y los vuelve a repetir en el
versículo 28, la única diferencia es que en el versículo 28
nos da la orden de su importancia.

Estas dos listas no son idénticas, de hecho te darás


cuenta de que “apóstoles” ni se encuentran en la primera
lista. Sin lugar a duda algunos de los dones que
encontramos en la primera lista, eran dones que los
apóstoles tenían. En la Segunda lista encontramos las
palabras Primeramente y Segundo etc. lo cual nos da de
entender que Dios los está poniendo conforme a su
importancia.

Parece que la primera lista, está puesta en el orden


de la frecuencia en que suceden esas cosas. Es
interesante notar que lenguas se encuentran último de
ambas listas. Por lo tanto, no nos debe de sorprender
que vemos el don milagroso de las lenguas solamente
una vez en toda la Biblia. Lenguas en los otros lugares
está hablando de idiomas. Por ejemplo, encontramos en
Hechos 10:46 que Cornelio y los de su familia hablaban
en lenguas. También vemos en Hechos 19:6 las
lenguas. Pero solamente nos dice una vez con seguridad
que era el don milagroso de las lenguas.

Vamos a ver dos preguntas los cuales


contestaremos en este capítulo.
Neumatología, Capítulo 10 – www.world-evangelism.com 86

Primeramente, ¿Estos dones son dados a cada


creyente como algunos otros les son dados? Por
ejemplo el Espíritu Santo mora en el cuerpo de cada
creyente, (Romanos 8:9 y I Corintios 6:19-20). El
Espíritu Santo ha regenerado a cada creyente y le ha
hecho parte del cuerpo de Cristo. Ahora ¿Estos dones
son así o son manifestaciones extraordinarios que Dios
da a su gente para poder hacer su obra? Probaremos
que son dones extraordinarios más adelante en este
capítulo.

Segundo, ¿los Profetas del Antiguo Testamento,


quienes hablaron por Dios, hacían milagros y
profetizaban llenos del Espíritu Santo igual que los
creyentes del Nuevo Testamento, lo fueron de vez en
cuando? ¿Tenían los mismos dones ministeriales que
encontramos en I Corintios 12? Sin lugar a duda
comprobaremos que si fueron llenos del mismo Espíritu
Santo participaban de los mismos dones Espirituales que
encontramos en I Corintios 12.

I. Los Dones Ministeriales siempre eran una manifestación


de la llenura del Espíritu Santo.

Se nos dice que en el Día de Pentecostés los discípulos


fueron “llenos del Espíritu Santo” este es un término común
que se utiliza en el Nuevo Testamento, en cuanto a una
investidura sobrenatural de poder para su servicio. Hay varias
evidencias de que solamente cuando eres lleno del Espíritu
Santo puedes tener estas manifestaciones sobrenaturales que
son los Dones Ministeriales. Estos dones ministeriales no son
dados a menos que el creyente es lleno del Espíritu Santo.

A. El ejemplo del Señor Jesucristo prueba que los dones


ministeriales son simplemente manifestaciones de la
llenura del Espíritu Santo.

Jesucristo es nuestro ejemplo. (Juan 20:21) La


noche antes de que Cristo fuera crucificado, se identificó
con nosotros con las palabras que encontramos en Juan
Neumatología, Capítulo 10 – www.world-evangelism.com 87

17:16-18. Cristo les dijo que Él se iba, pero enfatizó el


punto de que nosotros íbamos a seguir haciendo las
cosas que Él hizo. Juan 14:12

Nosotros tenemos que tomar el lugar que tenía


Cristo en el mundo, debemos hablar como Él habló
debemos predicar como Él predicó etc.. Y la Biblia dice
que haremos obras más grandes que las que Él hizo
porque su ministerio acabó después de solamente tres
años y medio.

Ya como nosotros tenemos que hacer la obra que


Cristo hizo, debemos tener el poder que Él tenía también.
Ya hemos demostrado que Jesús nuestro Salvador fue
lleno del Espíritu Santo en el Jordán en su bautismo.
Lucas 3:21-22 Vemos en el capítulo 4 de Lucas que
después de que fue lleno del Espíritu Santo salió a hacer
su ministerio público. Y era lleno del Espíritu Santo.
Lucas 4:1 y 14 Y después le encontramos leyendo Isaías
61:1, Lucas 4:18, 21.

¡¡¡Antes de que Jesús fuera lleno del Espíritu Santo


en el día de su bautismo, jamás hizo un milagro, jamás
predicó un mensaje, jamás sanó a un enfermo, jamás
limpió a un leproso, y nunca ganó un alma!!! Qué
promesa para nosotros, el Dios Omnipotente hecho carne
no hizo nada hasta que pudo hacerlo como nosotros lo
teníamos que hacer. Después de que Cristo fue lleno del
Espíritu Santo, empezó su ministerio con Poder. (Hechos
10:38)

Ahora date cuenta de esto con cuidado; el Señor


Jesús nunca manifestó ninguno de los dones
ministeriales hasta después de haber sido lleno del
Espíritu Santo. Aunque Jesús era perfecto, y aunque
hubiera podido, no demostró ninguno de los dones
ministeriales hasta después de ser lleno del Espíritu
Santo.

Por lo tanto podemos concluir tomando ejemplo de


Neumatología, Capítulo 10 – www.world-evangelism.com 88

la vida de Jesús, que los dones ministeriales son las


manifestaciones de la llenura del Espíritu Santo y que
nunca los vemos a menos que alguien fuera lleno del
Espíritu Santo.

B. Hablando en lenguas el Día de Pentecostés era un don


ministerial que seguía a la llenura del Espíritu Santo.

Aunque nosotros entendemos que el don de


lenguas es menos importante que los otros conforme a lo
que la Biblia enseña en I Corintios 12:28, sin embargo es
mencionado como un don ministerial y es interesante
darnos cuenta que este don lo encontramos después de
que la gente son llenos del Espíritu Santo en el Día de
Pentecostés. Hechos 2:4 Por si acaso estos no eran
sonidos locos nada más como lo que hacen en la Iglesia
Pentecostal hoy en día, sino que era el don milagroso de
poder hablar a otros en sus propias idiomas para que
pudieran escuchar el evangelio. Pero vemos este don
después de que fueron llenos del Espíritu Santo. Aquí
también podemos ver que los dones ministeriales son las
manifestaciones de la llenura del Espíritu Santo.

C. El don de la profecía fue dado en el Día de Pentecostés,


pero solo después de que la gente fuera llena del Espíritu
Santo.

¿Qué sucedió en el Día de Pentecostés? Entre


muchas otras cosas, empezó a cumplirse cierta parte de
la profecía que encontramos en el libro de Joel. Joel
2:28-29. Hasta Pedro mismo nos explica que es así en
cuanto al hecho del cumplimiento en Hechos 2:16-18. Él
utilizó estos versículos para explicar lo que estaba
sucediendo ese día. En parte se estaba cumpliendo la
profecía de Joel.

Entonces cuando ellos predicaron el evangelio y


testificaron acerca de Cristo, siendo llenos del Espíritu
Santo estuvieron profetizando. Es solamente casualidad
el hecho de que algunos de ellos profetizaron en otros
Neumatología, Capítulo 10 – www.world-evangelism.com 89

idiomas. Pero lo importante es que profetizaron, eso es,


hablaron dando testimonio de Cristo por revelación divina
y con poder divino. Esto es lo que es profetizar, pero
solamente vino a la gente como resultado de la llenura
del Espíritu Santo en la gente Cristiana.

Sin duda alguna se puede decir que en este caso la


profecía fue una manifestación de la llenura del Espíritu
Santo.