Está en la página 1de 22

Trabajo practico de ladrillos

Alumno: Villa Andrés


Curso y div. : 5* 1* M.M.O
Turno: Mañana
Materia: Albañilería y fundaciones

Los ladrillos son pequeños materiales cerámicos formados por tierra


arcillosa, moldeados, comprimidos y sometidos a la cocción. Son de
empleo muy fácil, por la regularidad de sus formas. Un ladrillo para ser
bueno, debe reunir las siguientes cualidades:
-Homogeneidad en toda la masa (ausencia de fisuras y defectos)
-Dureza suficiente para poder resistir cargas pesadas (resistencia a la
flexión y compresión)
-Formas regulares, para que las hiladas de los muros sean de espesor
uniforme (aristas vivas y ángulos rectos).
-Igualdad de coloración
Los buenos ladrillos están bien cocidos y tienen un sonido claro a la
percusión; son duros y presentan el grano fino y compacto en su fractura.
Sus aristas deben ser duras y la superficie, lisa y regular. Y deben
rechazarse rigurosamente las arcillas que contengan caliza, porque ésta en
el horno se convierte en cal viva que con la lluvia se apaga y rompe el
ladrillo.
Su forma es la de un prisma rectangular, en el que sus diferentes
dimensiones reciben el nombre de soga, tizón y grueso, siendo la soga su
dimensión mayor. Asimismo, las diferentes caras del ladrillo reciben el
nombre de tabla, canto y testa (la tabla es la mayor). Por lo general, la
soga es del doble de longitud que el tizón o, más exactamente, dos tizones
más una junta, lo que permite combinarlos libremente. El grueso, por el
contrario, puede no estar modulado.
Tipos de ladrillos:
-Ladrillo común: es un ladrillo cocido de tierra o arcilla, fabricado de forma
artesanal, las dimensiones varían de acuerdo al país y las normas, pero en
argentina tiene unas dimensiones de 12,5x5,5x26,5cm.
La arcilla para estos ladrillos no debe ser muy grasa, ni muy árida. Si la
arcilla es demasiado grasa, se le agrega arena fina o materias calizas en
polvo, si es muy árida, se le añade cierta cantidad de marga o de cal. No
tiene perforaciones y sus caras lucen rusticas.

-Ladrillo refractario: se utiliza en chimeneas (por su resistencia al calor) y


como aislantes por su bajo peso específico y porosidad, pero se debe
tener en cuenta que cuanto más refractarios son, su capacidad aislante es
menor, debido al aumento de su compacidad. Varían según su contenido
de arcilla con sílices o alúminas, si tiene un alto contenido de alúmina su
coeficiente en dilatación térmica es muy bajo por lo cual están preparados
para soportar altas temperaturas y luego se enfrían sin llegar a presentar
dilataciones o deformaciones significativas que lo afecten. Y si tiene un
alto contenido de sílice también pueden soportar altas temperaturas pero
la diferencia es que se dilatan de manera considerable cuando son
sometidos a fases alternativas y continuas de calor y frio. Dichos cambios
bruscos de temperatura los afecta de tal modo que finalmente los daña
muy considerablemente. Tiene unas dimensiones de 23x11.5x6cm

-Ladrillo macizo: se considera que un ladrillo es macizo cuando no tiene


perforaciones en su interior que pasen del 10% de su volumen. Este tipo
de ladrillos es muy utilizado para edificaciones, en el pavimento y en el
recubrimiento de suelos. Es un ladrillo que presenta un excelente acabado
con dimensiones exactas. Después están los ladrillos macizos con cazoleta
también conocido como ladrillo con rebaje, el cual es útil para albergar
mortero y es especial para tabiques con llagas o juntas de poco espesor o
sin juntas. Las medidas del macizo común son 23x11x6.5cm, mientas que
la del macizo con cazoleta son de 26x11.5x5cm.
-Ladrillo de adobe: es un ladrillo sin cocer, hecho de barro que lleva arcilla
y arena mezclado a veces con paja, moldeada en forma de ladrillo y
secada al sol; con estos ladrillos se construyen diversos tipos de elementos
constructivos, como paredes, muros y arcos. Tienen la ventaja de un bajo
costo de fabricación pero son sensibles a la humedad y no tiene la
resistencia de un ladrillo común. Sus dimensiones son de 24x12x8cm.

-Ladrillo caravista: es un tipo de ladrillo con excelente terminación que se


coloca sin revestimiento, formando parte de la estética de la edificación,
tanto en exteriores como en interiores. Es decir, que, además de su
función estructural, tienen una función decorativa, mezclando lo estético y
lo estructural. Otra característica de este ladrillo es su baja porosidad y
poca capacidad de absorción al agua, así como su alta densidad, lo que
hace que posean excelentes propiedades de aislamiento acústico. Sus
dimensiones son de 24x12x6cm.
-Ladrillo perforado: para que un ladrillo sea considerado perforado tiene
que tener un mínimo del 10% de su superficie hueca, en menos
proporción sería una ladrillo macizo. Su característica principal es la
resistencia del tabique ya que el mortero penetra en las perforaciones
verticales. También se lo conoce como ladrillo liviano. Sus dimensiones
son 25x11x5cm.

Ladrillos Clinker: es un tipo de ladrillo caravista que se fabrica utilizando


unas arcillas especiales y agua mediante la técnica de la extrusión, los
cuales después son pasados a hornos con grandes temperaturas para
obtener propiedades especiales, como la de una gran dureza y durabilidad
superiores al resto de ladrillos caravista normales. Además de que tienen
una capacidad de absorción de agua inferior al 6%, mientras que los
normales oscilan entre el 7% y 15%. Sus dimensiones son de 24x11.5x5cm
-Ladrillos cerámicos: son uno de los materiales más convenientes para la
construcción, ofrecen ventajas en lo que respecta a fabricación, secado y
cocción. Si son debidamente cocidos, su índice de resistencia, tanto al
aplastamiento como a la rotura, es muy elevado.
Se moldean mecánicamente y su forma es variable, como también sus
dimensiones y el número de agujeros. Resultan económicos en materia
prima, se desecan y se cuecen más rápidamente y tienen la ventaja de
cargar mucho menos la edificación. Son aislantes al calor, humedad y
sonido, lo que redunda en una mayor comodidad de las habitaciones que
con ellos se construyen.
El volumen total de los huecos debe ser igual o menor al 70% del volumen
total del ladrillo. La finalidad de estos orificios es reducir el material y el
peso al ladrillo, facilitando su colocación.
Hay varios tipos de ladrillos cerámicos, pero los principales son:
-Ladrillos huecos cerámicos: son ladrillos cerámicos utilizados para la
ejecución de cualquier tipo de muro no portante para cerramientos o
tabiques divisorios y fachadas. Se utilizan para la construcción de muros a
los que no se les transmiten cargas provenientes de todas las estructuras
resistentes (vigas y columnas) de hormigón armado. Se elaboran en tres
medidas de ancho, alto y largo, 8x18x33cm (para muros de 15cm de
espesor), 12x18x33cm (para muros de 15cm de espesor) y 18x18x33cm
(para muros de 20cm de espesor). Su capacidad portante es de 6 kg/cm2
(muy baja a comparación de uno portante), tiene un aislamiento acústico
que varía de 35 a 40 dB. Y un K (coeficiente de transmitancia térmica) de
1.98 a 1.84 w/m2 dependiendo de ladrillo.
Medidas (cm) Peso Unit. (Kg) Cantidad / m² Uni.xPallet
8-18-33 3,5 16/m2 198
12-18-33 4,5 16/m2 144
18-18-33 6,2 16/m2 90
-Ladrillos cerámicos portantes: son ladrillos cerámicos portantes a tubos
verticales utilizados en la ejecución de los muros portantes, es decir,
aquellos que son capaces de tomar y resistir solicitaciones provenientes
de las losas y techos de entrepisos de construcciones de una o más
plantas.
Se elaboran en dos medidas de ancho, alto y largo: 12x19x33cm (para
muros de 15cm de espesor) y 18x19x33cm (para muros de 20cm de
espesor). También hay una tercera opción de 20x19x33cm (para muros de
22cm de espesor). Tienen una capacidad portante de 16kg/cm2 y una
capacidad de aislación acústica de 44 a 50 dB. Y tiene un K (coeficiente de
transmitancia térmica) de 1.87 a 1.55 w/m2.
Medidas (cm) Peso Unit. (Kg) Cantidad / m² Uni.xPallet
12-19-33 (acostado) 5,8 15/m2 120
12-19-33 (parado) 5,8 15/m2 126
18-19-33 7,5 15/m2 90
20-19-33 10.5 15/m2 75

Piezas especiales de cerámica:


-Bloque columna cerámico: ladrillos portantes para la ejecución de
columnas de encadenado vertical. Estos ladrillos se fabrican en 2 medidas:
12x19x33 y 18x19x33.
-Ladrillo de encadenado: ladrillos portantes “encadenados” que se pueden
utilizar en: a) encadenado de remate de la mampostería para apoyo de
distintos tipos de techos; b) Encadenados intermedios en muros de altura
importante y c) Dinteles sobre carpintería en luces no mayores a 1,20 mts.
Estos ladrillos se fabrican en 2 medidas: 12x18x33 y 18x18x33.

-Fabricación del ladrillo: para la fabricación de los ladrillos se utiliza con


preferencia las tierras coloradas, que dan un ladrillo frecuentemente algo
alabeado y de aspecto poco agradable, pero de bastante resistencia. En
pocos casos se utiliza la tierra negra; los ladrillos fabricados con ella son de
formas regulares y compactos, pero frágiles. La diferencia entre estas dos
tierras es que la tierra negra tiene bastante materia orgánica que se
quema durante la cocción facilitando el proceso, en cambio la tierra
colorada carece de ella, motivando la conveniencia de incorporarla
artificialmente con estiércol y pasto seco durante el amasado. Y en
general se utiliza una tierra arcillosa grasa y se agrega una pequeña
cantidad de arena silícica, no calcárea.
Después la tierra se amasa con agua en canchas especiales, con ayuda de
máquinas. Una vez bien amasada la pasta, se da principio al moldeo con
cajoncitos sin fondo con la forma del ladrillo, trabajo que se hace a mano
o con máquinas. El material se contrae mucho (alrededor de un 20%) por
la cocción y, por lo tanto, las adoberas deben ser más grandes que el
tamaño definitivo del ladrillo.
Después se sacan del molde y se disponen en hileras, en la sombra, para
secarlos. Una vez seca la arcilla se la lleva a hornos donde se produce la
cocción, durante la cocción los productos cerámicos modelados
permanecen inalterables debido a la constitución pétrea que adquieren.
Esta se lleva a cabo en tipos de hornos, de campaña y permanentes.
-Los hornos de campaña consisten en un apilamiento de ladrillos a cocer
de forma tronco-piramidal y de dimensiones variables que dependen de la
cantidad de ladrillos dispuestos por hornada. Se colocan los ladrillos de
canto sobre una cancha especialmente dispuesta, en filas separadas por
un ancho de ladrillo, luego se va colocando una segunda hilera sobre la
anterior a iguales distancias pero en sentido perpendicular a ésta y así
sucesivamente hasta llegar a la última que se coloca de plano a modo de
techo para proteger los de adentro en los casos de lluvia y además para
contener algo de los gases de la combustión, para conservar más el calor
en su interior.

Sobre la primera hilera, en la parte inferior, dispuesta el apilamiento en


forma conveniente, se dejan boquillas que deben hacer de hogares;
verticalmente también se dejan vacíos a modo de chimenea para permitir
el tiraje. Entre los ladrillos se colocan capas de carbonilla para facilitar la
combustión y tratar de conseguirla lo más uniforme posible. Las boquillas
se mantienen abiertas mientras dura la combustión de la carbonilla y
luego se las tapa para hacer una combustión lenta mantenida por las
brasas, las cuales conservan la temperatura suficiente para la cocción.
Exteriormente estos hornos son recubiertos con barro o chapas.

-Hornos permanentes: son de planta rectangular, abiertos en su parte


superior debajo y con acceso desde un frente tienen unas pequeñas
bóvedas que constituyen los hogares, a lo que se alimenta desde el
exterior. Están dispuestos de tal manera que forman un emparrillado a
través del cual circulan las llamas y el calor de la combustión.

Los ladrillos se apilan en su interior por hileras, la primera de canto, la


segunda sobre ella también de canto pero en sentido perpendicular a las
de abajo, es decir, se efectúa un apilamiento igual al horno de campaña
pero con la diferencia de que en este caso, por estar encerrados entre
paredes, no es necesario que afecte la forma de tronco de pirámide. Entre
los ladrillos se colocan capas de combustible, en mayor cantidad en la
periferia y abajo, disminuyendo arriba, entre las últimas hiladas no se
coloca.

Los ladrillos obtenidos de estas formas resultan de distinta calidad debido


a que, pese a las precauciones tomadas, la temperatura interior del horno
no es todo lo uniforme que hubiera sido necesario. Los ladrillos restantes
son un 75% de los llamados de cal cuando están bien cocidos, un 15% de
media cal y un 10% de los recocidos por haber estado más en contacto
con el fuego.
Por último los ladrillos bien cocidos se almacenan en forma de paquetes
sobre pallets para facilitar su transporte y después viene el embalaje para
ya almacenarlos definitivamente para su posterior distribución.

-Fabricación de ladrillos de forma industrial:


Extracción de la materia prima: Se extrae y transporta la arcilla, la materia
prima necesaria par a la fabricación de ladrillos desde la zona de
extracción hasta los lugares de producción.
Maduración: Antes de incorporar la arcilla al ciclo productivo, esta se
somete a una serie de tratamiento de trituración, homogeneización y
reposo expuesta a los elementos, con la finalidad de obtener una
adecuada consistencia y uniformidad de las características físicas y
químicas deseadas.
Tratamiento mecánico previo: Consiste en una serie de operaciones cuya
finalidad es la de purificar y refinar la materia prima. Los instrumentos
utilizados en dicha fase son los siguientes:
Eliminador de piedras: Sirve para reducir las dimensiones de los terrones.
Desintegrador: Se encarga de triturar aquellos terrones de mayor tamaño,
más duros y compactos.
Laminador refinador: Se trituran los últimos nódulos que pudieran estar
en el interior del material.
Depósito de materia prima procesada: Se deposita el material en silos
especiales y techados donde el material se homogeniza definitivamente
tanto física como químicamente.
Humidificación: Se retira la arcilla de los silos y se transporta a un
laminador refinador para posteriormente mover a un mezclador
humedecedor, en el cual se agrega agua para obtener la humedad precisa.
Moldeado: Consiste en pasar la arcilla a través de una boquilla para
conseguir la forma del objeto deseado. Este proceso se realiza en caliente,
utilizando vapor saturado a aproximadamente 130ºC y a presión reducida.
Con ello se obtiene una humedad más uniforme y una masa más
compacta.
Secado: Es una de las fases más delicadas del proceso de producción, ya
que de ella depende, en gran parte, el buen resultado y calidad del
material. El secado tiene la finalidad de eliminar el agua agregada en la
fase de moldeado para así poder pasar a la fase de cocción.
Cocción: Se realiza en hornos de túnel de hasta 120m de longitud donde la
temperatura de cocción oscila entre 900ºC y 1000ºC. En el interior del
horno la temperatura varía de forma continua y uniforme. Durante este
proceso se produce la sinterización, lo que determina la resistencia del
ladrillo.
Almacenaje: Antes del embalaje, se procede a la formación de paquetes
sobre pallets, lo cual permitirá facilitar su transporte con carretillas. El
embalaje consiste en envolver los paquetes con cintas de plástico o metal,
con la finalidad de poder ser depositados en lugares de almacenamiento y
facilitar su transporte.

-Bloques de hormigón: los bloques de hormigón de cemento portland


sean llenos o huecos, representan un material homogéneo, tanto en sus
componentes como en su estructura, económico, resistente e
incombustible. Se adapta fácilmente a cualquier composición
arquitectónica y admite una variedad de estilos, en muros de fachada o
interiores y posee además un alto índice en absorción del sonido.
Los bloques de hormigón se fabrican en varias dimensiones, pero las
medidas más corrientes son las de 20x20x40cm para muros de 20cm de
espesor, apto para mampostería exterior e interior. Las dimensiones más
comunes y aconsejables son las de 20x20x40cm y 10x20x40cm. También
se fabrican tipos de medios bloques para tabiques y muros.

La perfecta calidad de los bloques se obtiene mediante los siguientes


factores:
-Buena selección de los agregados, los cuales pueden ser: arena, piedra
partida, canto rodado, binder, escorias, piedra pómez o cualquier otro
material inerte.
-Exacta dosificación, la conveniente dosificación es de 1 parte de cemente
y 6 partes de granulado de pómez y arena.
-Cuidadosa elaboración.
-Buen curado y estacionamiento.
Principales ventajas: sus ventajas es que al colocar un bloque en la pared,
se obtiene funciones básicas en forma simultánea: cerramiento de los
ambientes, estructura de la vivienda, aligera el presupuesto en la
reducción del tiempo de ejecución, en mano de obra y la cantidad de
mortero o mezcla para la junta de los bloques. A ello debe sumarse la
rapidez de acoplo del material en el terreno, es decir, la descarga del
material en obra. Además de tener una aislación térmica, acústica e
hidrófuga.
Bloque 20x20x40cm y 10x20x40, tienen una capacidad portante que varía
entre 12-16kg/cm2, tienen una aislación acústica de entre 35 y 60 dB. Y un
K (coeficiente de transmitancia térmica) de 2.80 w/m2. Su resistencia a la
compresión es de unos 50kg/cm2.

CANTIDAD / M2: 15.5 CANTIDAD / M2: 15.5


PESO (KG): 12.7 PESO (KG): 11.2

Piezas especiales de hormigón:


-Los zunchos, que adecuadamente colocados y armados con varillas de
acero, proporcionan a las fabricas mayor resistencia estructural y mayor
capacidad para soportar fuerzas de empuje.
-Las albardillas, son elementos de terminación para muros a media altura
y cerramientos o delimitaciones de fincas. Este tipo de piezas especiales
constan de un goterón, para que el agua de lluvia no escurra por la pared
y produzca manchas en el cerramiento.

-Bloque de esquina, el bloque normal se combina con piezas de esquinas y


medias piezas para construir las esquinas y las jambas de los muros. Tiene
unas dimensiones de 15x19x39cm.

-Bloque columna, como dice su nombre, sirve para hacer columnas para
cierre de fincas.
-Hormigón autoclavado: es una mezcla de aglomerantes, áridos finamente
molidos y agua, más el agregado de un agente expansor que genera por
reacción química millones de burbujas de aire, dosificados
automáticamente en un riguroso proceso industrial y sometidos a un
curado a alta presión en autoclaves de vapor de agua lo cual garantiza que
se produzcan las reacciones químicas necesarias para la estabilización
dimensional del material, confiriéndole además las propiedades
termomecánicas que lo caracterizan. Los aglomerantes son principalmente
cemento y una proporción de cal. El árido es arena cuárcica finamente
molida.
Ventajas:
En cuanto a su comportamiento, presenta un buen aislamiento térmico
debido a las cámaras cerradas incomunicadas de aire conformadas por las
micro-burbujas incorporadas en la masa. Esto mismo, permite que el
material tenga una alta resistencia a la penetración de agua líquida, ya
que la contextura cerrada tiene prácticamente nula succión capilar,
otorgando una baja absorción de agua. Igualmente, esto brinda valores
mayores de aislamiento acústico por la reducción de las ondas sonoras en
el paso sucesivo a través de las cámaras de aire. Entre otros, las
características del material le otorgan una alta resistencia al fuego,
encontrándose dentro de los parámetros de las clasificaciones de
resistencia requeridas en numerosas normas internacionales. Sus
dimensiones son 7.5x25x50cm, variando solamente su espesor de 7.5, 10,
12.5, 15, 17.5 y 20cm. Su capacidad portante es de 6kg/cm2, su
aislamiento acústico va de los 35 a 41 dB y su K varía de 0.54 w/m2, 0.62
w/m2 y 0,70 w/m2.
-Sillería: Se denominan muros de sillería aquellos formados por piedras,
los cuales se dividen en tres grupos, (1) cuando se la coloca tal como se
encuentra en la naturaleza, sin trabajarla. (2) cuando se la desbasta de
manera rudimentaria. (3) cuando se labran con esmero las piedras,
dándoles formas y dimensiones regulares. Los dos primeros se llaman
mampuestos y el tercero, sillar.
Los muros resultan más sólidos si las piedras se desbastan
rudimentariamente de modo que se adapten unas a otras, obteniéndose
así la mampostería concertada
Los muros formados por sillares labrados regularmente en forma de
prismas, aplicados directamente, o unidos con mezcla, demandan mayor
gasto, empleándose, por lo tanto, en edificios monumentales o en
viviendas de mucho costo. Si la piedra es de poco grosor, puede
emplearse, en forma de placas, para revestimiento de paredes, no
debiéndose considerar como parte del espesor de los muros a que se
apliquen mientras no tengan un grueso mínimo de 0.20m.
Una de sus desventajas es que los muros de piedra resultan
inconvenientes desde el punto de vista higiénico, dado que es un material
frío, la humedad se condensa sobre ella, con los consiguientes perjuicios
para los ambientes.
-Aparejos: En construcción, se llama aparejo a la forma de disponer los
ladrillos en un muro. Cualquiera sea la forma elegida, siempre debe
tenerse en cuenta la alternancia en las juntas, para evitar que las juntas
verticales queden en una sola línea. Cada fila de ladrillos se llama hilada.
Para explicar los aparejos necesitamos saber que las aristas largas del
ladrillo se llaman “soga”, y las cortas se llaman “tizón”.

-El aparejo de soga es aquel en que vemos el canto del ladrillo, y las
hiladas se superponen solapando a medio ladrillo la hilada anterior, para
interrumpir la junta vertical.

-En el aparejo a tizón o a la española, todos los ladrillos se colocan con la


cara corta hacia afuera, también alternando juntas.
-El aparejo americano es aquel en que cada 5 hiladas a soga se coloca una
a tizón, de modo tal que las hiladas se solapen a medio ladrillo.

-El aparejo flamenco o gótico es aquel en que, en una misma hilada, se


coloca un ladrillo a soga y otro a tizón. Cabe aclarar que los ladrillos a soga
deben ser dos colocados uno junto al otro, para cubrir el espesor del
ladrillo puesto a tizón.
-El aparejo holandés combina una hilada puesta a tizón, y la siguiente
puesta a soga y tizón.

-El aparejo inglés alterna una hilera a soga, con una hilera a tizón. Se debe
tener en cuenta que deben coincidir las uniones verticales entre todas las
hiladas puestas a soga.

-El aparejo belga alterna hiladas a soga y a tizón, sólo que las hiladas a
soga se superponen a un cuarto de ladrillo de las hiladas a tizón (es decir,
cada ladrillo a soga cubre un ladrillo entero y dos medios ladrillos a tizón,
uno de cada lado).
-El aparejo en panderete es aquél en que los ladrillos se colocan de canto.
Esto resulta en un ahorro de materiales, porque se usan menos ladrillos
por muro, pero también son de menor espesor.

-Aparejo palomero: es como el aparejo en panderete pero dejando huecos


entre las piezas horizontales. Se emplea en aquellos tabiques
provisionales que deben dejar ventilar la estancia y en la construcción de
las pendientes de la cubierta.
-Aparejo de sardinel: formado por ladrillos dispuestos de canto, de
manera que se ven los tizones.