Está en la página 1de 27

UNIVERSIDAD AGRARIA DE LA HABANA.

“Fructuoso Rodríguez Pérez”

FACULTAD DE CULTURA FISICA

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS APLICADAS

CONFERENCIAS DE FISIOLOGIA DEL EJERCICIO PARA ESTUDIANTES


DE CULTURA FÍSICA.

MATERIAL COMPLEMENTARIO PARA LA ASIGNATURA.

CONFECCIONADO POR: Lic. Francisco Porto López


Profesor principal de fisiología del ejercicio.
Jefe Dpto. de Ciencias Aplicadas.
Facultad de Cultura Física
UNAH.

TEMA II. CARACTERÍSTICAS FUNCIONALES DE LOS EJERCICIOS


FISICOS Y DIFERENTES ESTADOS PROPIOS DEL
DEPORTISTA.

OBJETIVO GENERAL DEL TEMA:

Diferenciar las características de los ejercicios físicos relacionándolas con la


manifestación de diferentes estados funcionales que resultan propios en la actividad
del deportista.

TEMATICAS:

A) CLASIFICACION FISIOLOGICA DE LOS EJERCICIOS FISICOS

CONTENIDO:
Movimientos situacionales o variables. Juegos deportivos y deportes de combate
individual cuerpo. Movimientos estereotipados e invariables. Movimientos valorados
cualitativamente. Movimientos valorados cuantitativamente. Movimientos acíclicos de
fuerza, de velocidad – fuerza y de precisión. Movimientos cíclicos de potencia máxima,
submáxima, gran potencia y moderada.

OBJETIVOS ESPECIFICOS DE LA TEMATICA:

1. Explicar las agrupaciones de los distintos deportes y los subgrupos que de estos se
derivan.
2. Diferenciar las características fisiológicas fundamentales del organismo de los
representantes de los distintos deportes.
3. Interpretar los componentes de la preparación de los deportistas según las
características fisiológicas de cada deporte.

Movimientos situacionales o variables. Juegos deportivos y deportes de combate


individual cuerpo a cuerpo.

Existe un gran número de movimientos o ejercicios físicos cuya ejecución no puede ser
planificado e incluso conocida de ante mano. Nos referimos a los deportes de combate y
los juegos deportivos (lucha, boxeo, esgrima, judo, etc. y baloncesto, fútbol, voleibol,
polo acuático y otros). Las condiciones en las cuales transcurren los movimientos del
deportista se estandarizan solo en partes de acuerdo a las reglas de la competencia. El
deportista generalmente posee una determinada selección de acciones motoras,
asimiladas por el durante el proceso de entrenamiento. En cada tipo de juego, así como
en cada tipo de deporte de combate existe una determinada selección o conjunto de
movimiento tan numerosa que incluso es imposible de cuantificar.

En dependencia de las distintas situaciones que puedan surgir en el momento del


enfrentamiento, ante el deportista se plantean tareas motoras a las cuales deben
reaccionar de forma rápida. La exactitud, así como la velocidad con que son resueltas
las distintas tareas motoras deciden en gran medida el éxito deportivo. Con gran
frecuencia la esencia de las acciones motoras consiste en seleccionar un movimiento
dentro del enorme arsenal que domina el deportista. Esta elección debe comprender
aquel movimiento que logrará un mejor efecto sobre el contrario. Muchas veces incluso
es necesario crear, ejecutar un movimiento nuevo, pues las condiciones tan complejas
que se producen durante la competencia así lo demandan, (extrapolación de los
hábitos).

En los de combate individual cuerpo a cuerpo la interacción de los contrarios transcurren


de forma directa,

En los juegos deportivos cada jugador interactua por medio de un tercer elemento con el
contrario. Además existen posibilidades de acción no solo individual sino también en
grupo.

Según el carácter de la coordinación y dirección de los movimientos cada representante


de los dominados deportes de combate posee rasgos específicos. Por ejemplo, en la
lucha y el judo juega un papel más importante la información propioceptiva y mucho
menos la visual, destancándose en estos deportistas un reducido campo visual. Por otra
parte, es también característico en estos atletas el desarrollo de una gran fuerza
muscular. En la esgrima y el boxeo, sin embargo, juega un papel importante el analizador
visual y el denominado “sentido de la distancia”. Es decir, la capacidad de mantener una
aproximación determinada entre los contrarios.

En los juegos deportivos se pone de manifiesto una gran velocidad de las acciones
motoras. Sin embargo, un rasgo característico de la misma lo constituye el hecho de que
no siempre se realizan los movimientos aprovechando al máximo de velocidad posible.
En muchas ocasiones, es necesario una determinada precisión y exactitud espacial en la
trayectoria del balón o los desplazamientos sobre la cancha. Con gran frecuencia es
necesario capturar un objeto en movimiento, prever su posible trayectoria o interceptarlo.
Estas características son propias de todos los juegos. Sin embargo, no es menos cierto
que existen diferencias sustanciales entre muchos de ellos, dadas fundamentalmente por
las dimensiones del terreno, el reglamento de competencia, etc. Estos deporte
erróneamente se consideraban como de limitada demanda energética. Sin embargo,
investigaciones recientes han demostrado que los mismos implican una demanda
sustancial tanto de energía obtenida por las vías anaerobias como por el funcionamiento
del sistema aerobio.

Movimientos estereotipados o invariables

Otro gran grupo de movimientos pueden ser planificados de antemano ya que las
condiciones en las cuales tienen lugar los mismos están estrictamente reglamentadas.
Puede variar en la ejecución de estos movimientos la velocidad, la fuerza, la exactitud de
la ejecución. Sin embargo, los rasgos fundamentales como son su forma externa, la
estructura biomecánica y el programa neuro – motor siempre se mantienen inmutables,
estereotipados. Estos movimientos se dividen en dos subgrupos atendiendo a la forma
de obtener los resultados competitivos: En unos casos son valorados por la calidad en la
ejecución, valoración cualitativa y en otros, el resultado puede cuantificarse en unidades
exactas de tiempo, espacio o peso (sistema OGS). Movimientos valorados
cualitativamente dentro de los movimientos estereotipados cuyo resultado no es
cuantificado en unidades exactas sino en puntos aparecen la gimnástica, el clavado, o el
nado sincronizado, etc.

La calidad de ejecución del movimiento está caracterizada por la capacidad de


coordinación de los distintos elementos de las acciones motoras: fuerza y velocidad de
las contradicciones musculares, coordinación compleja de los segmentos del aparato
motor, manteniendo del equilibrio, orientación espacial y temporal en condiciones
desacostumbradas, ejecución de movimiento en el espacio (sin apoyo), expresión
artística del movimiento, etc.

Movimientos valorados cuantitativamente: todo un grupo de movimientos estereotipados


poseen la peculiaridad de poder ser su ejecución valorada en unidades exactas del
sistema CGS (centímetro, gramo, segundo; en otras palabras, en unidades de espacio,
peso o tiempo). Estos movimientos al mismo tiempo puedan ser subdivididos de acuerdo
a la estructura externa de los mismos en cíclicos y acíclicos. Los cíclicos son todos
aquellos en los cuales las fases del movimiento que están presentes en un ciclo se
observan en el resto incluso, con idéntica continuidad. Es importante destacar que la
última fase del movimiento en un ciclo se convierte al mismo tiempo en la primera fase
del movimiento siguiente. Los ciclos no son divisibles entre sí, cada uno constituye una
continuación del anterior e inicio del siguiente. Si nos representamos los movimientos
cíclicos de forma gráfica dibujaríamos un espiral, en el cual es posible apreciar el inicio y
el final, pero cada vuelta de la espiral puede considerarse a partir de un punto cualquiera
de la misma.

Movimientos acíclicos de fuerza, velocidad – fuerza y de precisión. Los


movimientos acíclicos poseen claramente un inicio y un final determinado (sobre todo lo
último). Las repeticiones en los movimientos acíclicos no constituyen una continuación
de lo último ejecutado. Por esta razón, los movimientos acíclicos son de “una sola
ejecución”.

Los mismos no se establecen sobre la base de los reflejos rítmicos motores como los
cíclicos, aunque es bueno aclarar que dentro del movimiento pueden haber elementos
cíclicos (la carrera de impulso).

Los movimientos acíclicos se caracterizan por llevar implícita en ellos la máxima fuerza y
velocidad en las contracciones musculares (saltos, lanzamientos y levantamiento de
pesas) o una fina dosificación de estas en los ejercicios de precisión (tiro con armas de
fuego, con arco).

En los saltos, lanzamientos y levantamiento de pesas, el deportista intenta alcanzar la


mayor fuerza muscular durante la contracción de sus músculos (Fmax). Sin embargo, en
unos casos ello se logra superando (acelerando) una mayor masa (peso). En otros
casos, la resistencia a vencer en el movimiento es constante, el implemento o el peso
(masa) corporal. En otras palabras, la fuerza máxima es lograda en el primer caso
acelerado una masa cada vez mayor:
(Fmax =max. A) decimos entonces que estamos en presencia de un movimiento de
fuerza. En el segundo caso la masa acelerada es siempre la misma Fmax m, a max 3
decimos pues que estos movimientos son de velocidad – fuerza o fuerza – rápida como
también los denominan. En ambos casos, es decir cuando los movimientos son de
fuerza o de velocidad – fuerza el carácter de las cargas de entrenamiento no es el
mismo, sobre este aspecto volveremos en otro tema de estudio.

Dentro de este grupo también están incluidos los movimientos de precisión. Vale señalar,
que en los mismos no se manifiesta ni la máxima velocidad, ni la máxima fuerza en las
contracciones musculares. Sin embargo, estos implican durante su ejecución una
mesurada, exacta y fina utilización de la fuerza y la velocidad. El objetivo fundamental de
estos movimientos es precisamente la exactitud. Desde el punto de vista fisiológico se
logra una aguda coordinación entre el analizador visual y el propioceptivo. Al mismo
tiempo por la disminución consciente del temor fisiológico.
Movimiento cíclico de potencia máxima, submáxima, gran potencia y potencia
moderada. Los movimientos cíclicos pueden ser divididos en cuatro zonas de potencia
según la intensidad de los mismos. La potencia de un esfuerzo se valora de acuerdo al
trabajo realizado en función del tiempo, P=w / t, pero al mismo tiempo el trabajo
realizado no es que nos permite considerar que P=FS / T. Sin embargo S/T= Velocidad.
V=S/T por lo que entonces podemos interpretar que la potencia de un esfuerzo está
dada por la magnitud del esfuerzo en función de la velocidad con que este se haga
P=FV. Estas consideraciones nos permiten interpretar como se establecen las distintas
zonas de potencia. Las mismas fueron encontradas luego de relacionar el logaritmo de la
velocidad y el tiempo en los distintos eventos cíclicos.

El trabajo de potencia máxima se caracteriza por la máxima frecuencia de movimientos.


Estos pueden ser realizados solo durante 20 o 30 seg. y se incluyen las carreras de 100
y 200 m en atletismo, 200 y 500 m en ciclismo. La potencia submáxima guarda relación
con aquellos esfuerzos que no superan los 5 o 6 min. pero nunca inferiores a los 30 seg.
En atletismo son las carreras de 400, 800 y 1500 m. Los 400 m constituyen una frontera
entre la potencia máxima y la submáxima pues posee características tanto de una
potencia como de otra. Son considerados como potencia submáxima también los 100 y
200 m en natación y distintos eventos de remo y kayak.

Los eventos de gran potencia no se diferencian sustancialmente del resto por la alta
frecuencia de movimientos. No obstante, durante las aceleraciones dentro de toda la
distancia y en los remates de los finales los deportistas más calificados desarrollan una
gran velocidad lo que muestra la enorme excitabilidad de sus músculos. Los esfuerzos
de gran potencia tienen una duración hasta de 30 min. como en las carreras de 3000 a
10000 m.

El trabajo de potencia moderada es todo aquel cuya duración sea superior a los 30 min.
El término moderado es un tanto convencional (relativo). En realidad este tipo de
esfuerzo, no obstante la poca frecuencia de movimientos, provoca un agotamiento
extremo por lo prolongado del mismo.

Por las limitaciones propias de un material de este tipo hemos resumido la participación
de los mecanismos energéticos (tratados en el tema anterior), en forma de un cuadro y
no pormenorizadamente. En el mismo se pueden distinguir en que medida (en %)
participa cada vía energética en cada una de las zonas de potencia. Si bien se ofrecen
las distancias solo tomada de las carreras en el atletismo conociendo en tiempo de
cualquier evento cíclico esta proporción es válida igual. Estos datos son útiles para
diseñar las cargas físicas de entrenamiento pues nos permiten conocer en que dirección
planificarlas (alactácidad, lactácidas o aerobias). Es válida solo para los eventos cíclicos
aunque se aplique en relación al tiempo e intensidad para el resto de los deportes, estos
aspectos fisiológicos los profundizaremos en temas posteriores.

Indicaciones para la autopreparación. Durante la autopreparación se debe hacer


énfasis en las dos premisas básicas de las cuales parte la clasificación fisiológica de los
movimientos: estereotipacidad y variabilidad de las condiciones en las cuales transcurren
las acciones en los distintos deportes. Los movimientos estereotipados, por le esquema
dentro del cual los mismos trancurren pueden ser subdivididos en otros subgrupos.

La primera subdivisión se establece según la valoración que se pueda realizar del


resultado competitivo. Cuando los mismos son cuantificados en unidades exactas
de espacio, distancia o tiempo los movimientos responden por el término de
cuantitativos. Los cuantitativos al mismo tiempo, según la estructura externa, y el
programa neuro – motor se dividen en cíclicos y acíclicos.

Preguntas para la autopreparación

1. Describa las características fundamentales de los movimientos situacionales o


variables.
2. Explique las particularidades más especiales de los movimientos estereotipados o
invariables.
3. Razone como pueden ser divididos los movimientos invariables.
4. Describa las diferencias más esenciales que existen entre los movimientos cíclicos y
acíclicos.
5. Explique como pueden ser divididos los deportes cíclicos.
6. Razone las diferencias existentes entre los movimientos de fuerza y velocidad –
fuerza.

BIBLIOGRAFIA

Materiales de fisiología III editado por el departamento de Fisiología – Bioquímica del


ISCF.
Zimkin N.V : Fisiología Humana. Editorial Científico Técnica. 1975
B) ESTADOS FUNCIONALES PROPIOS DEL DEPORTISTA.

CONTENIDO:
Estados funcionales que tienen lugar antes, durante y después de la actividad motora.
Base fisiológica de los estados de: pre-arranque, calentamiento, entrada al trabajo,
estado estable, punto muerto y segundo aire, fatiga y recuperación.

OBJETIVOS ESPECIFICOS DE LA TEMATICA:


1. Describir los cambios fisiológicos que se producen durante el pre-arranque y definir
su origen.
2. Interpretar la base fisiológica del estado que crea el calentamiento.
3. Describir el proceso de adaptación y su vinculación al calentamiento.
4. Explicar el estado de estabilización y su posible pérdida durante algunos esfuerzos.
5. Interpretar los mecanismos fisiológicos relacionados con el estado de fatiga.
6. Describir las características y particularidades fisiológicas del proceso de
recuperación.

Estado de pre-arranque.

El estado de pre-arranque se manifiesta antes de que se inicie la actividad motora y las


variaciones fisiológicas que se producen durante este, crean una mayor eficiencia en la
respuesta del organismo al ejercicio (como analizaremos más adelante, esto no se
cumple siempre). El estado funcional puede, en ciertos casos, variar algunos días antes
de la competencia, en otros, 24 horas antes y en gran número en los momentos
preliminares. Las reacciones de pre-arranque, por su naturaleza fisiológica, constituyen
un fenómeno reflejo condicionado. La magnitud de las variaciones fisiológicas dependen
básicamente del significado de la competencia y de las particularidades individuales del
deportista. Dentro de este contexto se conocen dos tipos de reacciones reflejo
condicionadas de pre-arranque: inespecífica y específicas. Las inespecíficas no
dependen del carácter del esfuerzo, sino, por ejemplo, del significado que posea la
competencia, etc. Las específicas, están relacionadas de forma directa al esfuerzo que
se avecina; mientras este sea más agotador, complejo o riesgoso, más intensas serán
las variaciones que provocará el pre-arranque.

En cada caso concreto, pueden predominar las variaciones de pre-arranque por


estímulos específicos o inespecíficos. Mientras que mayor sean las específicas más
acorde estarán con el esfuerzo dichas variaciones.

El destacado psicólogo soviético, PUNI, por medio de observaciones psicológicas


estableció tres tipos de pre-arranque: de preparación competitiva; tembloroso y apático.
Investigaciones fisiológicas llevadas a efecto posteriormente confirman estos criterios.
Durante el pre-arranque de preparación competitiva se produce un incremento optimo
de la excitabilidad en el encéfalo así como el aumento de la movilidad de los procesos
nerviosos. Estas variaciones que transcurren en el S.N.C. provocan a su vez cambios
correspondientes en el estado funcional del aparato motor y sistema vegetativo. El
estado que provoca entonces este pre-arranque, constituyen la forma óptima de elevar
la capacidad funcional para el esfuerzo que se avecina solo de forma refleja. El pre-
arranque tembloroso se caracteriza por un excesivo incremento de la excitación en el
sistema nervioso desmesurados en todas las funciones del organismo. Esto trae como
consecuencia que el deportista pierda su capacidad de diferenciar los distintos
estímulos propios de la competencia y con ello cometa un gran número de errores
tácticos. Además, este tipo de pre-arranque como eleva tan excesivamente el
metabolismo desde el punto de vista energético es muy costoso.

El pre-arranque apático se caracteriza por el predominio de los procesos de inhibición


en el sistema nervioso central. Las variaciones funcionales son apenas apreciables. En
muchos casos incluso negativos. Por ejemplo, el nivel de glucosa en sangre tiende a ser
inferior que los valores de reposo. Este pre-arranque puede manifestarse ya sea por una
espera prolongada de encuentro como por pérdida del entrenamiento.

Bases fisiológicas del calentamiento.


Desde la década de los 30 es conocido que un esfuerzo repetido luego de una pequeña
pausa es mucho más económico, provoca un menor incremento del ácido láctico en
sangre e incluso agota menos las reservas alcalinas, finalmente, que esa pausa no
prolongada eleva la capacidad funcional. Más tarde, en 1955, investigaciones realizadas
con deportistas demostraron que un mismo esfuerzo realizado después del
calentamiento provoca un menor incremento de ácido láctico en la sangre comparado
con otro ejecutado sin calentamiento. Esta experiencia la brindamos en la tabla No. 1.

Tabla No. 1.- Influencia del calentamiento sobre la concentración de ácido láctico
En remeros y corredores.

Carácter del esfuerzo Condiciones del trabajo Acido láctico en mg %

2,500 m. Remos Sin calentamiento + 42

Con calentamiento + 21

Carreras de 5,000 m. Sin calentamiento + 49

Con calentamiento + 30

Investigaciones realizadas han demostrado que si realizamos el esfuerzo durante la fase


de recuperación incompleta, luego de un trabajo corto y de relativa intensidad, entonces
este se realizará de forma más económica en relación a gasto de CrP y glucógeno. Por
otra parte, las condiciones serán más propicias para la utilización de los mecanismos
aerobios(mayor actividad enzimática oxidativa.)
Estos ejercicios preliminares a una actividad y que sean en la corteza, posibilita una
coordinación entre las funciones motoras y vegetativas tan necesaria durante el trabajo
muscular. Por estas razones, el proceso de entrada al trabajo debe ser interpretado
como una reacción paulatina de adaptación ante ese nuevo nivel metabólico que le
impide el ejercicio al organismo. No todos los sistemas del organismo se adaptan al
esfuerzo en un mismo intervalo de tiempo. El aparato motor, por ejemplo, que posee
una elevada excitabilidad y labilidad “entra” al trabajo físico con un proceso de
adaptación más corto que las funciones vegetativas. Sin embargo, incluso el trabajo de
los músculos esqueléticos y el incremento de su capacidad funcional demora un tiempo
determinado. Por ejemplo, la velocidad de un corredor de 100 m. Durante el primer
segundo oscila entre el 55% del máximo, durante el segundo número dos, ya es el 76%,
pero solo a los 5 o 6 seg. esta alcanza el 100%. Este incremento relativamente lento de
la velocidad depende, claro esta, de aspectos biomecánicos durante la arrancada y el
proceso de adaptación o entrada al trabajo del aparato motor.

Con este ejemplo quisimos simplemente ilustrar que incluso las funciones del aparato
motor se ven sujetas a dicho proceso. El ritmo cardiaco se hace más frecuente durante
los primeros segundos del esfuerzo. En la mayoría de los casos al final del primer
minuto ya alcanza su máxima velocidad, es decir, la duración mínima entre un ciclo y
otro.

La entrada o adaptación al trabajo de los distintos órganos no se produce de forma


sincrónica, sino que, unos van más rápidamente y otros demoran un tiempo mayor. Por
ejemplo, las funciones respiratorias necesitan varios minutos para poder adaptarse a las
exigencias del esfuerzo lo que determina al mismo tiempo el déficit de O² (oxigeno) en
los instantes iniciales. La duración del proceso de adaptación al esfuerzo puede variar
en relación a muchos factores. Un buen calentamiento es el único medio efectivo capaz
de reducir este proceso.

Mientras más rápidamente el organismo logre realizar todos los ajustes fisiológicos
necesarios para concluir el proceso de entrada al trabajo mayor productividad tendrán
los distintos órganos y sistemas de órganos durante el esfuerzo.

ESTADO ESTABLE

Después que concluya el proceso de entrada al trabajo, en los esfuerzos prolongados


puede aparecer un nuevo estado conocido como estado estable. Durante esta
estabilización la eficiencia de todas las funciones aumenta notablemente. Son conocidas
dos formas de manifestaciones del estado estable, el real y el aparente. El primero se
supone que ocurre durante los eventos de potencia moderada. El aparente en los casos
de gran potencia y submáxima, siempre y cuando este se prolonga no menos de 3 o 5
minutos. Durante los esfuerzos de potencia máxima este estado nunca se produce y en
los casos de que el evento de potencia submáxima sea inferior a los tiempos antes
señalados tampoco.
Ambos tipos de estados estables se caracterizan porque durante los mismos se logra
una gran correspondencia entre el trabajo y el aparato motor y el funcionamiento de los
órganos vegetativos. Esta estabilización es sostenida por un elevado nivel de
funcionamiento del sistema de abastecimiento de oxigeno a los tejidos (sistema
respiratorio – cardiovascular – sanguíneo) por lo que predomina entonces durante este
estado el mecanismo energético aeróbico.

Durante el estado estable aparente, el consumo de oxigeno por minuto puede estar en
niveles muy próximos al máximo, e incluso, ser equivalente a este valor. Sin embargo, la
demanda de oxigeno no es satisfecha con el ingreso y en cada minuto del esfuerzo
crecerá la deuda de este gas. Como la utilización de oxigeno no es capaz de responder
a las necesidades energéticas del trabajo pues Entonces se utilizará el mecanismo
energético lactácido, lo que como ya conocemos provoca el consecuente incremento de
la concentración de ácido láctico en sangre. Como vemos durante el estado estable
aparente solo se estabilizan las funciones sin poder satisfacer este incremento el
esfuerzo de forma aeróbica. Estos esfuerzos solo son sostenidos durante 6 o 10
minutos aproximadamente, ya que representan un costo muy elevado para el medio
interno y al mismo tiempo para los órganos que conforman el sistema de
abastecimiento de oxigeno a los tejidos.

PUNTO MUERTO Y SEGUNDO AIRE

De un manual clásico de la Fisiología del Deporte hemos tomado la descripción acerca


de las sensaciones subjetivas que experimentó un corredor de 1500 metros. Durante
estos dos estados (krevtonikov, 1939). Di la vuelta a la pista y me sentí muy confiado y
seguro. Pensaba todo el tiempo, ¡ Diablos, hoy estoy mejor que nunca!.

Sin embargo, al final de la segunda vuelta todo comenzó a cambiar e inexplicablemente


sentí una gran incomodidad respiratoria, además, de un enorme peso en las piernas.
Aproximadamente después de la tercera vuelta pensé que desfallecía completamente.
Ahora comprendo que este estado duró 20 o 30 segundos. De pronto, y luego de un
enorme esfuerzo por mi parte, mis pesos comenzaron a ser mucho más ligeros
recobrando la confianza inicial. Sentí, en fin, como si resucitara, rematé la carrera y
gané”. La narración de estas sensaciones subjetivas nos demuestran los cambios tan
agudos que provocan estos dos estados.

El trabajo muscular de una gran intensidad no puede ser soportado un período de


tiempo muy prolongado. Los mecanismos fisiológicos que impiden mantener este tipo de
esfuerzo están relacionados, en primer lugar, con las variaciones que se producen en el
medio interno del organismo. Estos cambios provocan procesos inhibitorios en los
centros nerviosos, lo que se desarrollan, entre otras cosas, por la excesiva estimulación
afrente que implica un esfuerzo de estas características.

La disminución temporal de la capacidad física de trabajo que se produce en estos


casos se conoce como punto muerto y el estado que tiene lugar después, segundo aire.
Es importante destacar, que además de provocar una inhibición en los mecanismos
centrales se producen también como causas del punto muerto. Alteraciones de
importancia en las reacciones metabólicas celulares del músculo cardiaco, el sistema
nervioso y la musculatura esquelética. Evig (1926), describió las variaciones fisiológicas
de estos estados en un cuerpo de remeros. Este autor registró un incremento de la
frecuencia respiratoria durante el punto muerto, de la ventilación pulmonar, el consumo
de oxigeno y la eliminación de CO² . No obstante, este incremento de la ventilación
pulmonar la concentración de ácido carbónico en sangre se mantiene elevada. El
incremento de la respiración externa está ligado, tanto a una pérdida del ritmo en los
ciclos respiratorios como, incluso, a una disminución de la profundidad. Este autor
encontró, además, un incremento brusco del ritmo cardiaco, la presión arterial, etc.
Durante la salida del punto muerto disminuyen tanto el consumo de oxigeno como la
diferencia arterio- venosa para este gas.

Sin embargo, la ventilación pulmonar y la eliminación de CO² se mantiene en niveles


altos durante algún tiempo. Ello se explica por la necesidad de eliminar al ácido
carbónico acumulado en exceso producto de reacciones químicas consecuentes de la
energética anaeróbica. Paulatinamente, durante el segundo aire, es recuperado el
equilibrio ácido – básico. No están del todo claro, para la fisiología, los mecanismos que
provocan el punto muerto. Desde el punto de vista teórico se supone, que el mismo
implica una ruptura temporal de la correspondencia o coordinación del funcionamiento
de los órganos vegetativos encargados del abastecimiento aeróbico y la actividad de los
músculos esqueléticos. La salida del punto muerto (segundo aire) se logra,
fundamentalmente, a expensas de la recuperación de la relación normal perdida entre
los procesos de excitación e inhibición en el sistema nervioso central. Estas
consideraciones han sido confirmadas por distintas investigaciones.

El surgimiento del punto muerto no siempre es recuperable para los distintos órganos y
sistemas. Por ejemplo, durante los esfuerzos de potencia máxima y en los de
submáxima. En estos esfuerzos no aparece el segundo aire y el trabajo muscular
transcurre en condiciones crecientes de no correspondencia entre el abastecimiento de
oxigeno y el funcionamiento de los músculos esqueléticos.

Según sea la intensidad, así como la duración del esfuerzo, el punto muerto puede
aparecer en distintos períodos de tiempo. Por ejemplo, en las carreras de 5 y 10 Km. a
los 5 o 6 min. En otros eventos un poco más tarde, etc.

ESTADO DE FATIGA

El trabajo muscular (incluso, durante el estado estable real) no puede durar un período
de tiempo muy prolongado pues los recursos energéticos se agotarían. Sin embargo, un
gasto completo de todas las reservas energéticas nunca ocurre, pues mucho antes el
esfuerzo es interrumpido de forma refleja. Ello se explica porque durante el trabajo
mismo en el organismo se va formando paulatinamente un estado fisiológico muy
especial que recibe el nombre de fatiga. Del latín – fatigare – que viene de fatia, con
exceso y agere, hacer.
El estado de fatiga juega el importante papel de dar la señal en el organismo acerca de
la proximidad de cambios bioquímicos y funcionales muy excesivos o irreversibles. De
forma refleja disminuye paulatinamente la capacidad física de trabajo preservando y
protegiendo la integridad funcional de los órganos vitales. Por estas razones, el estado
de fatiga es pues una consecuencia del propio trabajo muscular y se caracteriza
fundamentalmente por una pérdida de la coordinación entre las distintas funciones.

La naturaleza fisiológica del estado de fatiga continua siendo un problema polémico y


complejo. No obstante, el mayor número de especialistas coinciden en el mecanismo
fisiológico fundamental lo desempeña una depresión de los mecanismos centrales de
control en la actividad nerviosa superior.

Históricamente han existido distintas teorías para explicar la naturaleza fisiológica de la


fatiga desde el punto de vista químico – humoral. Estas teorías explican el origen de la
fatiga por la disminución de los recursos energéticos o bien por el acumulo excesivo de
productos finales del metabolismo (teorías de la obstrucción, intoxicación y
estrangulamiento). Estas hipótesis y muchos de sus aspectos teóricos, constituyen
solamente algo histórico dentro de esta problemática. Un gran número de
investigaciones realizadas tanto en animales como en seres humanos han confirmado lo
siguiente: los factores tanto bioquímicos como fisiológicos relacionados con la naturaleza
del estado de fatiga pueden ser divididos en tres grupos:

1. Variaciones bioquímicas en el S.N.C.


2. Cambios en la composición química en los músculos esqueléticos y cardiaco
3. Variaciones en el medio interno.

PROCESO DE RECUPERACION

Los procesos fisiológicos (así como el estado que acompaña a estos) que permite el
restablecimiento de las variaciones provocadas durante el esfuerzo reciben el nombre de
procesos de recuperación o estado de recuperación. El intervalo de tiempo durante el
cual transcurren estos procesos – periodo de recuperación.

Los procesos de recuperación se caracterizan por una serie de rasgos los cuales
determinan no solo la naturaleza de estos procesos sino también su sucesiva relación
con la actividad muscular que los precede y con la posterior. Estos son las siguientes:

1. Decursar irregular de los procesos de recuperación


2. Carácter fásico
3. Haterocronismo en la recuperación de las distintas funciones vegetativas.
4. Heterocronismo entre la recuperación de las funciones vegetativas y motoras.

Para comprender la esencia y la naturaleza de estos procesos. Es de gran importancia


examinar las leyes que rigen los mismos. En otras palabras, las particularidades
fisiológicas a las que siempre están sujetos estos procesos. Dichas leyes son las
siguientes:
1. En los órganos en funcionamiento, junto a los procesos de degradación y
extenuación transcurren los de recuperación.
2. La interdependencia entre las extenuación del trabajo: si este es muy intenso no se
alcanzará a resinterezar lo gastado, por ello el resarcimiento completo solo se logra
durante el periodo de descanso.
3. La recuperación de las reservas gastadas no se realiza solamente hasta el nivel
inicial, sino con cierto exceso. Fenómeno de compensación excesiva.

INDICACIONES PARA LA AUTO PREPARACION

Los contenidos de este encuentro constituyen estados funcionales que provoca el


entrenamiento deportivo sistemático. Es importante hacer énfasis en vincular pre –
arranque – calentamiento y la entrada al trabajo. El primer estado está constituido por
reacciones reflejo – condicionadas que pueden ser controladas por el calentamiento.
Este a su vez influye sobre la duración del proceso de entrada al trabajo. Se debe
considerar además que solo en aquellos casos cuando el trabajo muscular se extiende
por algún tiempo entonces las funciones pueden mantener un nivel estable.
Dentro de la auto preparación deben considerarse los siguientes aspectos: la
estabilización no implica que sea satisfecho todo lo gastado y además, la misma logra
solo a expensas de una elevada coordinación entre el abastecimiento aeróbico y la
necesidad de oxigeno en los músculos. Sobre punto muerto y segundo aire es
importante destacar que no siempre se manifiestan estos estados sino solo en algunos
casos.
Fatiga es un contenido de sumo interés el cual debe ser estudiado y analizado con gran
énfasis.
Sobre todo, tener presente su mecanismo cortical por excelencia, sin obviar el resto de
los factores que influyen sobre este estado. No se debe pasar por alto un detalle, el
estado de fatiga es más que todo una señal de emergencia acerca de la próxima
extenuación y no un índice de completo gasto.
Sobre los procesos de recuperación es de importancia estar presentes o no, como las
leyes que rigen siempre estos procesos.

PREGUNTAS DE AUTOCONTROL

1. Explique la esencia fisiológica del pre-arranque.


2. Razone las bases fisiológicas del calentamiento.
3. Vincule el calentamiento a las reacciones de pre-arranque.
4. Describa el proceso de entrada al trabajo.
5. Explique que relación guardan el calentamiento y el proceso de entrada al trabajo.
6. Razone en que consiste el estado estable real y el aparente.
7. Describa las variaciones fisiológicas más importantes que se producen durante el
punto muerto y segundo aire.
8. Interprete la naturaleza fisiológica de la fatiga.
9. Describa las características de los procesos de recuperación.
10. Explique las leyes que rigen los procesos de recuperación.
BIBLIOGRAFIA

- Materiales sobre Fisiología III. Editados por el departamento de Fisiología – Bioquímica


del I.S.C.F.
-Zimkin N.V : Fisiología Humana. Editorial Científico Técnica. 1975

TEMA III . FUNDAMENTOS BIOLÓGICOS DE LA ADAPTACIÓN A LA


ACTIVIDAD FÍSICA SISTEMATICA.

OBJETIVO GENERAL DEL TEMA:


Integrar los cambios biológicos propios del proceso de adaptación del organismo,
que se manifiesta en las diferentes formas de la actividad física, utilizando diferentes
criterios para su evaluación sistemática.

CONTENIDO:
Leyes básicas de adaptación. Capacidades condicionales (Fuerza, rapidez ,
velocidad, resistencia y flexibilidad).Capacidades coordinativas. Fundamentos
fisiológicos del aprendizaje motor. Etapas de formación del hábito motor. Criterios
de valoración de la capacidad de trabajo. Aspectos generales del desentrenamiento.

CONCEPTO DE ADAPTACION

“Diversas reacciones y manifestaciones del organismo ante las influencias del


medio (interno o externo)”.
“Capacidad de los seres vivos de acostumbrarse a los cambios del medio
ambiente”.

Las reacciones de adaptación del organismo se pueden dividir en:

Rápidas y largas Innatas y adquiridas

Ejemplos:

Rápidas Innatas
 Intensificación de la respiración
 Redistribución de la circulación como respuesta a una carga física.
 Frecuencia cardiaca ante una excitación psíquica.
(Estas se pueden modificar con el entrenamiento).
Rápidas Adquiridas
 Los hábitos complejos técnicos y tácticos.
(Están condicionados por el aprendizaje y el entrenamiento).

Adaptación Inmediata (aguda): Reacciones y respuestas inmediatas de los


diferentes órganos y sistemas ante determinados estímulos, con el fin de
adaptarse o acostumbrarse a dicho cambio.

Ejemplos:

 Frecuencia cardiaca
 Frecuencia respiratoria y su profundidad
 Metabolismo muscular
 Del número de fibras musculares incorporadas en la concentración, etc.

Adaptación a largo plazo (Crónica): Reacciones o respuestas a largo plazo de


los diferentes órganos y sistemas sometidos a la influencia sistemática de
estímulos de alta intensidad. La adaptación crónica se forma sobre la base de
las reacciones de adaptación agudas repetidas, las cuales provocan cambios
estructurales y funcionales en el organismo.

Ejemplos:
 Hipertrofia cardiaca y muscular.
 De la capacidad vital pulmonar
 Bradicardia funcional
 De la vasculación muscular y coronaria.

Cualidades físicas:
Conforman la capacidad de trabajo del hombre, pueden ser “condicionales” o
“Coordinativas”.

a) Las “condicionales”: Se caracterizan fundamentalmente por el proceso


energético en el organismo o influyen determinadamente en ellos los procesos
de alimentación, herencia y medio ambiente.

Tienen su base en el proceso docente educativo y se desarrollan en diferentes


edades atendiendo a los grupos de deportes.

Ejemplos: “Edades aproximadas de desarrollo de las capacidades condicionales”

Rapidez 8 – 12 años en adelante.


Fuerza 14 años en adelante.
Resistencia 10 – 12 años en adelante.
Flexibilidad 6 años en adelante.
Rapidez: Capacidad de realizar en un corto tiempo o en el menor tiempo posible
una o varias acciones motrices.

MANIFESTACIONES DE LA RAPIDEZ

De reacción: Es el tiempo que media desde que comienza el estímulo hasta que
aparece la respuesta. También se le denomina:
- Tiempo latente de reacción
- Tiempo de reacción.

Este tiempo depende de la eficiencia del sistema que garantizan la respuesta.


Esta manifestación depende de la capacidad de trabajo de las estructuras
motoras.
La mayor o menor rapidez de reacción determina la rapidez de realización del
movimiento.

De realización del movimiento aislado.


El tiempo que media desde el inicio de la respuesta hasta que culmina la acción
o acciones aisladas.

De frecuencia de movimiento.
Es el menor tiempo empleado en el realización de varias acciones motrices
(repeticiones del movimiento en el menor tiempo posible)

En las dos últimas manifestaciones de la rapidez tiene un peso grande el


desarrollo de la FUERZA ya que esta garantiza al ejecución de los movimientos.
Es por eso que en el deporte no se pueden trabajar las cualidades físicas
aisladas.

Fuerza: Capacidad de vencer o contrarrestar resistencias externas a costa de


esfuerzos musculares.
En fisiología: Es la tensión máxima expresada en gramos o kilogramos que los
músculos son capaces de desarrollar.

MANIFESTACIONES DE LA FUERZA.

Estática: Los músculos desarrollan una fuerza o tensión sin que se produzca
movimiento, generalmente se utiliza par garantizar las posturas.

Dinámica: Capacidad de demostrar gran fuerza en un movimiento (este puede


ser LENTO o RAPIDO).

Rápida: Capacidad de demostrar gran fuerza en movimientos rápidos. Es el


resultado de combinar la “fuerza” y la “rapidez”.
Explosiva: Capacidad de realizar una gran fuerza en el menor tiempo posible en
una sola repetición.

Máxima: La mayor fuerza que el sujeto puede ejercer en una máxima


contracción voluntaria.

Absoluta: Es la fuerza máxima que puede hacer un atleta sin tener en cuenta su
peso corporal.

Relativa: La fuerza que realiza un atleta en relación con su peso corporal Fr =


Fa/Pc.

NOTA: Los momentos de fuerza lenta se garantizan con el funcionamiento de


los músculos largos.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA MANIFESTACION DE FUERZA

 Volumen del músculo (Sector transversal)


 Metabolismo muscular
 Elongación ante el esfuerzo
 Frecuencia y calidad de los impulsos nerviosos
 Pujo respiratorio o inspiración sostenida.

OTROS

 Nivel de entrenamiento
 Estado emocional
 Alimentación
 Hormonas
 Temperatura
 Estado reserva energética
 Fatiga

NOTA:
Los valores máximos de las cualidades de velocidad y fuerza se alcanzan con la
concentración más alta del esfuerzo de voluntad.

El desenvolvimiento de las cualidades de velocidad y fuerza depende


mucho de:

a) La relación entre las fibras de concentración rápida y lenta que forman el


músculo.
b) Particularidades de su estructura biomecánica interna.
c) De la dirección de los ligamentos del tendón y la disposición de las fibras
musculares respecto a ellos.
d) De la coordinación de los movimientos, etc.
Flexibilidad: Capacidad de movimiento de una estructura motora en general.
(Capacidad de una estructura motora de realizar movimientos con gran
amplitud).

La flexibilidad mejora con el crecimiento y alcanza su mayor desarrollo hacia los


15 años, después se conserva durante un tiempo para descender después.

Puede ser:

 General: Movilidad de todas las articulaciones que permite realizar diversos


movimientos con gran amplitud.
 Especial: Considerable movilidad que llega hasta la máxima en
determinadas articulaciones, conforme a las exigencias del deporte
practicado.

VELOCIDAD =/= RAPIDEZ

Velocidad: Es una resultante de la suma del resultado de todas las


cualidades biológicas.

Velocidad es una magnitud física y un concepto de mecánica utilizado para


determinar el tiempo que necesita un objeto para desplazarse de un lugar a otro
y se obtiene por la siguiente fórmula: V = S/T.

Ejemplo:

- Velocidad de lanzamiento
- Velocidad del tren

RESISTENCIA:
TEMA IV “LA CAPACIDAD DE TRABAJO EN CONDICIONES EXTREMAS
DEL MEDIO AMBIENTE”.

OBJETIVO DEL TEMA:

Evaluar la influencia de la temperatura, la humedad relativa y la presión sobre el


estado funcional del organismo adecuando el régimen de actividad física a las
condiciones ambientales en que estas se desarrollan. atmosférica

CONTENIDO:

La termorregulación en condiciones de alta humedad y temperatura.


Deshidratación. Adaptación al calor y al frio. Ayudas biológicas. Características
de las condiciones de altura. Efectos de la altura sobre el organísmo. Altura y
entrenamiento

Influencia de la temperatura y la humedad sobre el organismo.

 Deshidratación
 Adaptación al frío y al calor.

Temperatura:

 Producción de calor (termogénesis) tiene un origen químico (reacciones metabólicas)


 Eliminación de calor (mecanismos).

Mecanismos que se ponen de manifiesto y en funcionamiento cuando


actúan sobre el organismo los factores del medio ambiente.

VIAS DE ELIMINACION DEL CALOR

Radiación: Emisión de calor en forma de ondas de un cuerpo de mayor calor a uno de


menor calor

Conducción: Entrega de calor cuando los cuerpos (sólidos) están unidos. Ej.: La mano
sobre la mesa.

Convección: Entrega de calor cuando las partículas de agua o aire chocan contra el
cuerpo y se calientan siendo sustituidas por otras. Ej.: Un sujeto frente al ventilador o en
una piscina.
Evaporación: Cuando el agua que sale con el sudor se evapora. Para ello hay que
entregar calor y con ello se logra el equilibrio térmico. (Tiene que ver con la HUMEDAD
RELATIVA).

 HAY EVAPORACION: Cuando el vapor del cuerpo es mayor que la humedad


relativa.
 NO HAY EVAPORACION: Cuando la humedad relativa es mayor que el vapor del
cuerpo.

Con altas temperaturas se bloquean mecanismos de eliminación de calor, solo queda la


evaporación, pero si la humedad relativa es muy alta hay sudoración excesiva sin
evaporación lo que puede traer como consecuencia la deshidratación.

En países fríos es más fácil eliminar calor pero a costa de mayor gasto energético para
mantener la temperatura corporal.

TEMPERATURA Y HUMEDAD:
Influencia de la temperatura y la humedad sobre el efecto térmico.

Temperatura Humedad Efecto térmico


0º 25% 0ºC
0º 100% - 6ºC

35º 25% 35ºC


35º 100% +6ºC

Deshidratación: Eliminación excesiva de líquido del organismo. Puede producirse por


sudoración excesiva.

Sobre calentamiento: Cuando el exceso de producción de calor no se puede eliminar y


el cuerpo en lugar de ceder, absorbe calor, (esto frena en trabajo).

Etapas del proceso de adaptación térmica:

1. Formación reacciones adaptación


2. Formación reflejos condicionado
3. Perfeccionamiento.

 Caracterizaciones físicas de la altura media.


 Menor presión atmosférica
 Menor presión parcial de los gases (O2)
 Menor temperatura.

Presión:
A mayor altura menor presión.
A menor altura presión mayor reparación de las moléculas de aire entre sí.

En la altura entre los pulmones el mismo volumen de aire pero menor cantidad de O2
produciéndose la HIPOXIA.

EFECTOS DE LA ALTURA SOBRE EL ORGANISMO

 Falta de oxigeno (hipoxia)


 Disnea
 Taquicardia y arritmias
 Sangramiento por las encías y la nariz
 De la excitabilidad
 De la capacidad de trabajo (inmediata)
 Del rendimiento físico
 Del suministro a los tejidos

MECANISMOS BIOLÓGICOS PARA CONTRARRESTAR ESTOS EFECTOS

1. Aumento de la ventilación pulmonar


2. Aceleración de la circulación sanguínea
3. Aumentar el número de portadores de O2 – Aumento de los glóbulos rojos.

Resultados deportivos en la altura.

 Principio del entrenamiento deportivo en la altura

“Obligar al organismo a un sistema de trabajo en condiciones adversas que le permita


realizar una actividad similar a la del llano”.

El entrenamiento de altura propicia:

Desarrollo de la Perfeccionamiento de la capacidad


Capacidad de + de trabajo aerobia.
Trabajo anaerobia
Razones para entrenar en la altura (objetivos)

1. Incremento de la capacidad de trabajo

Estancia mínima (3 semanas)


1era semana (adaptación)
2da y 3era semana (comienza a trabajar sistemas energéticos)

Competir a los 3 meses de haber regresado.

2. Adaptación para competencias en la altura

Llegar unos días antes de la competencia (+ o -) en dependencia del deporte)


 Fondistas (+ 3 semanas)
 Deporte combate (10 días)
 Juegos deportivos (13 –14 días)
 Eventos múltiples (mínimo 10 días)
 Eventos de corta duración (saltos y 100 mts. Pueden competir el 1er día de su
llegada)

3. Preparación para competencias a nivel del mar

Estancia: Un tiempo antes de la competencia en el llano (en dependencia del deporte),


teniendo en cuenta el período de adaptación necesario (20 a 40 días) después de bajar
de la altura que depende del tipo de deporte y características del sujeto.

4. Transito (Período transitorio)

Estancia: de 10 a 15 días
Cargas moderadas (para mantener la preparación física y eliminar tensiones producidas
por el mareo)

A grandes alturas (+ 2800 mts.), en deportes de velocidad - fuerza cuya competición se


realiza en un solo día, la estrategia es llegar y competir el mismo día aprovechando la
exaltación de las primeras 24 horas.

BIBLIOGRAFIA:

- Materiales sobre Fisiología III. Editados por el departamento de Fisiología – Bioquímica


del I.S.C.F.
-Zimkin N.V : Fisiología Humana. Editorial Científico Técnica. 1975
TEMA V “LA CAPACIDAD DE TRABAJO EN DIFERENTES SECTORES
POBLACIONALES”

OBJETIVO:
Diferenciar las particularidades funcionales que distinguen los diferentes sectores de
la población en relación con el sexo y la edad, utilizándolas para la programación y
planificación de las diferentes actividades de la Cultura Física.

CONTENIDO:

Características biológicas del organismo en desarrollo. La capacidad de trabajo en


deportistas jóvenes. Particularidades funcionales del organismo femenino.
Dimorfismo sexual. Características del ciclo sexual ovárico en las deportistas.
Particularidades funcionales de la tercera edad. Climaterio masculino y femenino.
Menopausia.

1)Características biológicas del organismo en crecimiento en relación con la


actividad deportiva.

a) Crecimiento: Adquisición cuantitativa por el organismo de la masa activa del cuerpo


como resultado del predominio de los procesos de edificación sobre la desintegración.
b) Desarrollo: Proceso de transformaciones cualitativas que es preparado por los
cambios cualitativos.

Postulados fundamentales de la AUXOLOGIA.

 El crecimiento y el desarrollo están programados genéticamente determinado el plan


general de desarrollo.
 Ambos se producen en una sala dirección
 El desarrollo individual se produce en forma heterocrónica (en diferentes tiempos).
 LA influencia de los factores hereditarios y ambientales varía con la edad. En los
primeros años de vida y el período puberal se eleva la reasibilidad al enflujo del medio
ambiente.
 En las distintas etapas del desarrollo individual varía la correlación entre los procesos
de asimilación y desasimilación, siendo mayor la primera en la infancia.
 Con la edad se modifica el carácter de la regulación nerviosa y humoral de las
funciones. Ejemplo: cambios en el sistema cardiovascular. Mayor F.C.C en los niños en
reposos.
Periodización de las edades:

1) Edad escolar menor : de 8 a 12 para niños


de 8 a 11 para niños

2) Edad escolar media : de 13 a 16 años (varones)


adolescente de 12 a 15 años (hembras)

3) Edad juvenil: de 17 a 21 años (muchachos)


de 16 a 20 años (muchachas)

(Edad certificada y edad biológica)

Particularidades del crecimiento de diferentes funciones y sistemas

 La osificación de las diferente partes esqueleto sobreviene en plazos diferentes:


 La clavícula y homoplato (a los 20 – 25 años)
 Huesos del carpo (10 a 13 años)
 Falanges de las manos ( 9 a 11 años)
 La formación completa del esqueleto se produce a los 20 – 24 años

(En las hembras esto ocurre 1 o 2 años antes)

La masa muscular aumenta con la edad y no de manera uniforme:

 Durante los primeros 15 años el peso de los músculos aumenta un 9 %


 De 15 a 18 años aumenta en un 12 %
 Los músculos de las piernas crecen a un alto ritmo
 Los músculos extensos crecen más aceleradamente que los flexores
 El diámetro del biceps braquial y del cuadriceps hacia los 6 años aumenta en 4-5
veces, y hacia los 17, en 6-8 veces.
 En los adolescentes de 12 a 14 años la mayoría de los músculos de tejido conectivo,
pero, siempre en un grado menor que los músculos de los adultos. La formación
definitiva del aparato neuro –muscular se verifica después de los 14 años.

 La excitabilidad y la movilidad funcional (labilidad ) de los músculos se modifica con la


edad.

Hacia los 14 – 15 años la movilidad funcional alcanza los datos de los adultos:
A medida que avanza el desarrollo mejora la magnitud del esfuerzo, la velocidad y la
precisión especial de los movimientos.

- Desarrollo de los movimientos y de las cualidades físicas.

Desarrollo de los movimientos:


A los 2 años el niño domina al andar (hábito motor complejo).
De 3 a 4 años se diferencia el andar de la carrera.
A los 8 años se establece clara dependencia entre la longitud del paso y el ritmo de los
movimientos. Característica para los adultos.
De 3 a 10 años el tiempo de vuelo de la carrera aumenta en más de 2 veces.
La velocidad máxima de la carrera aumenta con la edad:

En niños de 7 años es de 4,55 m/s


De 12 a 13 años de 5,78 m/s
De 15 a 16 años de 7,59 m/s
De 19 a 29 años de 9,77 m/s (maestros del deporte, especialistas).

En niños de 7 – 8 años la resistencia a la velocidad está menos desarrollada que en


adolescentes y jóvenes.

El salto (hábito motor complejo que exige gran desarrollo de la fuerza y rapidez) surge en
el 3er año de vida.

Con la edad aumenta la longitud del salto.


- Mayor incremento Varones 13 años , hembras 12 años
- De 17 – 18 años se detiene el crecimiento.

En la edad de 13 – 14 a 15 – 16 años se produce el mayor incremento de la flexibilidad


en jóvenes deportistas bajo la influencia del entrenamiento.

Desarrollo de las cualidades físicas

Se forman de manera irregular y con diferencia en el tiempo.


Los rendimientos máximos en fuerza, rapidez y resistencia se logran a edades
diferentes.
Su desarrollo depende del estado funcional de varios sistemas del organismo, así:

Resistencia: Sistema cardiovascular


Sistema respiratorio
Consumo ahorrativo de energía.

Fuerza: Crecimiento tejido óseo y muscular.


Desarrollo aparato ligamentoso – articular
Sistema de contra muscular.

De 4 a 5 años ya logra medirse la fuerza .


De 14 a 17 años se logra el incremento máximo de la fuerza en los músculos aislados.
La fuerza de los extensores del tranco.
Aumenta:
De 11 a 14 años desde 72 hasta 90,8 kg.
De 14 a 17 años hasta 144 kg.
La fuerza de la mayoría de los músculos exteriores acrece más que la de los flexores.

Desde los 14 años se recomienda emplear ejercicios con pesas y esfuerzos estáticos
moderados para el desarrollo de la fuerza muscular.

Rapidez: Movilidad procesos nerviosos


Coordinación de los músculos por el S.N.C.
Particularidades de la estructura
Propiedades contractiles músculos

El tiempo de reacción depende de la edad. Esto se reduce con el incremento de la


misma
Hasta los 9 –11 años se reduce rápidamente.
Después de los 13 – 14 años lentamente
De 9 a 12 años se produce el mayor incremento bajo la influencia del entrenamiento. (si
no se entrena en esta etapa en años posteriores es difícil eliminar el rezago.)

El tiempo de realización del movimiento se reduce con el desarrollo del organismo.


Hacia los 13 – 24 años la duración de los movimientos solitarios se aproxima a la de los
adultos .
De 9 a 13 años se logra la mayor eficacia del desarrollo de la rapidez de movimiento

La rapidez de frecuencia de movimiento no es igual en los distintos eslabones del grupo.

 El alto ritmo de movimiento es característico de la articulación de al muñeca.


 El bajo ritmo se observa en la del tobillo.
 Con la edad, el ritmo de trabajo acrece.
 El aumento de la frecuencia máxima de movimiento es desigual a distintas edades.
 Esta aumenta en los jóvenes deportistas bajo la influencia del entrenamiento.
 De 9 a 12 años se logra el mayor incremento.

Resistencia:
 Con la edad esta aumenta, tanto la estática como la dinámica.
 La resistencia de distintos grupos musculares es desigual y no uniforme según los
años.
 De 8 a 11 años los extensores del tronco los flexores y extensores del antebrazo
alto.
 De 11 a 14 años se incrementa la resistencia de los músculos de la pantorrilla.
 Con la edad aumenta la duración del trabajo en ejercicio intensos con pesas.

Flexibilidad:

 Movilidad articular
 Propiedades elásticas músculos y ligamentos
 Influencias del sistema nervioso central.

A medida que se desarrolla el organismo se modifica irregularmente esta cualidad.


La movilidad de la columna vertebral en la extensión se eleva notablemente en :
 Los varones desde 7 hasta 14 años
 Las hembras desde 7 hasta 12 años.
En edades mayores disminuye el incremento de la flexibilidad.
La movilidad de la columna vertebral en la flexión:

 Acrece sensiblemente a los 7 – 10 años


 Se reduce a los 11 – 13 años

Altos índices de flexibilidad se observan:


 Chicos de 15 años
 Chicas de 14 años

La flexibilidad es mayor en movimiento pasivos y menor en los activos.

Hasta los 12 – 13 años aumenta la movilidad de las articulaciones humerales y flexiones


y extensiones.

En la articulación coxofemoral la movilidad aumenta desde los 7 a los 10 años.

En los sucesivo el incremento se acretifica y hacia los 13 – 14 años se aproxima a los


índices de los adultos.

BIBLIOGRAFÍA:

ZIMKIN, N.V : Fisiología Humana. Editorial Científico Técnica. 1975.


Filin y Volkov: Selección Deportiva.