Está en la página 1de 5

ASCONA CAMILA, T2

KUNDERA- KAFKA

Kundera remarca la importancia de la oficina y todo lo que ella representa para Kafka y
en "El artista del hambre" se puede ver claramente. "La marcha del reloj, para él tan
importante, única pieza de mobiliario que se veía en su jaula." Sacada de contexto esa
cita podría bien remitir a un cubículo de oficina.

En el mundo burocrático del funcionario kafkiano:

1: no hay iniciativa, invención, libertad de acción; solamente hay órdenes y reglas: es el


mundo de la obediencia.

2: el funcionario realiza una pequeña parte de la gran acción administrativa cuyos fin y
horizonte se le escapan; es el mundo en el que los gestos se han vuelto mecánicos y en
el que las gentes no conocen el sentido de lo que hacen.

3: el funcionario sólo tiene relación con anónimos y con expedientes: es el mundo de lo


abstracto.

El protagonista solo ayuna, no tiene ninguna motivación real para esto, lo único que
declara es querer ser admirado en base a esto pero como llego a ser ayunador y porqué
es algo que como lectores no podremos saber.

La identidad de nuestro protagonista es otro misterio. A lo largo del cuento, no se


conoce las características físicas del protagonista; tampoco se sabe su nombre. Sin
embargo, el predominio del artículo definido ("el") instaura el supuesto de que se
conoce al artista al que se está refiriendo. Si bien parece tratarse de un individuo,
también podría remitir a una clase o sector social. En consecuencia, la constitución
"real" del personaje se dispersa y sólo queda una entidad, que bien podría ser una
colectividad.

"Kafka supo la virtualidad poética contenida en el carácter fantasmal de las oficinas.",


"Un Estado totalitario no es más que una inmensa administración: como todo el trabajo
está en él estatalizado, las gentes de todos los oficios se han convertido en empleados.".
Es con ese carácter no definido y teniendo en cuenta la monstruosa y creciente
administración del motor social que supo, y pudo trasladar el contexto de un oficina a
un circo.

1
ASCONA CAMILA, T2

Según el texto de Kundera el castigado no conoce la causa, el acusado siempre quiere


buscar la causa pero no para subvertirla sino para saber porqué tiene que sufrir, "el
castigo busca la falta (…)¡el castigado suplica que se le reconozca culpable! :

"Había allí vigilantes permanentes, designados por el público (los cuales, y no deja de
ser curioso, solían ser carniceros); siempre debían estar tres al mismo tiempo, y tenían la
misión de observar día y noche al ayunador para evitar que, por cualquier recóndito
método, pudiera tomar alimento. Pero esto era sólo una formalidad introducida para
tranquilidad de las masas, pues los iniciados sabían muy bien que el ayunador, durante
el tiempo del ayuno, bajo ninguna circunstancia, ni aun a la fuerza, tomaría la más
mínima porción de alimento; el honor de su profesión se lo prohibía."

"Tal vez su esquelética delgadez procedía de su descontento consigo mismo. "

Es ,pues, esa constante búsqueda de falta consigo mismo la que tortura infinitamente al
ayunador. Casi a modo de culto, rindiéndole a un Dios desconocido. Como dice
Kundera "dondequiera que el poder se deifique, éste produce automáticamente su
propia teología; donde quiera que se comporte como Dios, suscita hacia él sentimientos
religiosos; el mundo puede ser descrito con un vocabulario teológico. (…) Kafka no
escribió alegorías religiosas, pero lo kafkiano (tanto en la realidad como en la ficción)
es inseparable de su aspecto teológico (o, más bien, pseudoteológico).".

El protagonista se pasa su vida dentro de una profesión que para ser reconocida necesita
una enorme cantidad de sacrificios y fe ciega a cambio del reconocimiento que tanto
quiere.

Y esto puede provenir del otro microcosmos que se claramente desarrollado en la obra
de Kafka, el de la familia. La familia tiene varios rasgos que responden a nuestra
definición del totalitarismo:

"1. Está fundado en el poder que tiende a captar la vida de todos sus miembros, sobre
todo la vida de los niños, a dirigirla, a controlarla. Bajo su aspecto idílico, el régimen
interior de una familia es así una permanente prueba de fuerzas." El protagonista se pasa
toda la obra tratando de probar su fuerza, de demostrar que él puede ganar. No gana
nada y las fuerzas contra las que compite estan fuera de la narrativa explicita, no

2
ASCONA CAMILA, T2

aparece ningun contrincante en la historia excepto él mismo y el utilitarismo social,


pero, devuelta, este no se personifica. Su mayor enemigo es él mismo, su historia
personal es más similar a un encadenamiento de berrinches que a la historia de las
etapas finales de la carrera de un adulto, pero quizás ese era el punto. Al presentir como
la vida se escapa de uno se vuelve un poco al inicio, casi como luego de colapsar las
sociedades suelen tornarse totalitarias. "Desprogresar" en algún sentido, no es volver
atrás ya que lo que prevalece a ese escenario en importante, no se puede saltear o tachar.

"2. La familia no conoce la diferencia entre la vida pública y la vida privada. El ideal de
la vida en familia es la abolición del secreto. La indiscreción así, está llevada al rango
de las virtudes (Kafka su- frió mucho. Nunca pudo encontrar en el apartamento familiar
una real intimidad más que la de la noche. El motivo de la indiscreción atraviesa toda su
obra." El protagonista se encuentra expuesto en una jaula y nunca se traza una linea
privado / público, su vida es su vida. " Lo kafkiano no se limita ni a la esfera íntima
ni a la esfera pública; las engloba a las dos. Lo público es el espejo de lo privado, lo
privado refleja lo público."

"3. A partir de los primeros años de su vida, el niño ve desencadenarse en su contra, la


máquina de la culpabilización"

"-Había deseado toda la vida que admirarais mi resistencia al hambre -

-Pero no debíais admirarla -

-Porque me es forzoso ayunar, no puedo evitarlo -dijo el ayunador.

porque no pude encontrar comida que me gustara. Si la hubiera encontrado, puedes


creerlo, no habría hecho ningún cumplido y me habría hartado como tú y como todos."

Se aplica razonamiento de que por no poder encontrar el mismo gusto en la comida que
el resto, y por eso automáticamente se toma el autocastigo más severo que se encuentra
teniendo en cuenta la "falla" personal. Es la automatización más severa de esa "
máquina de la culpabilización".

"Están todos en un mundo que es una única inmensa institución laberíntica a la que no
pueden sustraerse y a la que no pueden comprender." Se ve este modelo perfectamente
en el concepto de circo y en la vida del ayunador, el circo con su inmensidad y

3
ASCONA CAMILA, T2

distribución que hace que se pierdan cosas dentro de él y el ayunador sin comprender su
existencia.

"1. (…) Antes de Kafka, los novelistas desenmascararon con frecuencia las instituciones
como lides en las que se enfrentan distintos intereses personales o sociales. En Kafka, la
institución es un mecanismo que obedece a sus propias leyes programadas ya no se sabe
por quién ni cuándo, que no tienen nada que ver con los intereses humanos y que, por lo
tanto, son ininteligibles." El circo y su empleador anterior operan bajo este modelo. "
Un gran circo, con su infinidad de hombres, animales y aparatos que sin cesar se
sustituyen y se complementan unos a otros, puede, en cualquier momento, utilizar a
cualquier artista, aunque sea a un ayunador, si sus pretensiones son modestas,
naturalmente."

"2. (…)por el juego muy sutil de los malentendidos burocráticos que se prolonga
durante largos años. Dado que no hay para él otro mundo posible que ese castillo con su
pueblo, toda su existencia no es sino un error

En el mundo kafkiano, el expediente se asemeja a la idea platónica. Representa la


auténtica realidad, mientras la existencia física del hombre no es más que el reflejo
proyectado sobre la pantalla de las ilusiones." Al no llegar a cumplir sus metas de éxito
el ayunador termina aceptando su fallo, siendo que al este no tener ningún tipo de logros
que el circo considerara importantes lo desechan como si nada con el resto de la paja,
igualando el fin de, si no toda, su existencia acorde a estos logros.

En cuanto al prevenir político de Kafka en esta historia se siente el "sueño americano",


y su implosión, siquiera antes que empiece. " Después venía la comida, en la cual el
empresario, en el semisueño del desenjaulado, más parecido a un desmayo que a un
sueño." Es la historia de un trabajador explotado que hace todo para conseguir el éxito
pero al no conseguirlo el utilitarismo lo aplasta. Es incierto si Kafka tenía o no en mente
el término exacto ya que "sueño americano" se acuño en 1931, pero los sucesos que lo
constituían ya estaban en marcha.

Kafka puede acceder a este nivel de predicción/análisis debido a su gran introspección


en los comportamientos humanos.

Según Kundera "En la historia moderna hay tendencias que producen lo kafkiano en la
gran dimensión social: la concentración progresiva del poder que tiende a divinizarse; la
4
ASCONA CAMILA, T2

burocratización de la actividad social que transforma todas las instituciones en


laberintos sin fin; la consiguiente despersonalización del individuo."

"La mirada hipnótica del poder, la búsqueda desesperada de la propia falta, la exclusión
y la angustia de ser excluido, la condena al conformismo, el carácter fantasmal de lo
real y la realidad mágica del expediente, la violación perpetua de la vida intima, etc.,
todos estos experimentos que la Historia ha realizado con el hombre en sus inmensas
probetas, Kafka los ha realizado (unos años antes) en sus novelas."

De Kafka se podría decir que todas sus historias tienen algo de él, sea respecto a la
familia o al oficio, a lo que es único a los praguenses, siempre son proyecciones de él y
sus vivencias a través de estas. Se podría decir que este es su expediente.

También podría gustarte