Está en la página 1de 3

El objetivo de esta investigación fue comparar la eficacia en el tratamiento de

enfermedad hemorroidal interna de ligadura con banda de caucho versus


escleroterapia con Polidocanol al 1.5%.

Se evaluó a 60 pacientes con enfermedad hemorroidal interna, en la unidad de


Proctología a quienes se les realizaron procedimientos mínimamente invasivos
como tratamiento de la enfermedad hemorroidal, identificando que el 63.3%
corresponde al sexo femenino, con edad media de 48 años (rango de 39 a 54) y
quienes consultaron mayormente con enfermedad hemorroidal grado II (48.3%), de
los cuales 29 fueron tratados con escleroterapia con polidocanol al 1.5% y 31 con
ligadura con banda de caucho.

La enfermedad hemorroidal presenta etiologías diversas las cuales la mayoría de


veces son desconocidas, entre las que se pueden mencionar el estreñimiento,
alteraciones del hábito intestinal, sin tener evidencia plena que apoye esto. El
diagnostico de esta patología está dado por los hallazgos en anoscopia, y debe
protocolizarse el estudio de toda sintomatología rectal con una anoscopia como
mínimo, haciéndose necesario el tratamiento en base a la percepción subjetiva de la
gravedad de la sintomatología.38 El tratamiento de elección para enfermedad
hemorroidal interna, es la ligadura con banda de caucho en un 69-94%30, las
diferentes modalidades terapéuticas mínimamente invasivas, sumadas al
tratamiento médico son una opción eficaz con baja morbilidad y en este caso que es
un análisis de un estudio de tipo descriptivo comparativo realizado en el
departamento de Cirugía del Hospital Roosevelt, durante el período febrero a
octubre 2018 y enero a mayo 2019, nula mortalidad. En este periodo de tiempo se
evaluaron 60 pacientes procediendo a caracterizarlos epidemiológicamente lo que
nos permite poder dar un manejo oportuno evitando mayores complicaciones, de
ello se deduce en esta serie, que la mayor parte de pacientes que consultan por
esta enfermedad son del sexo femenino lo cual no se corresponde con lo
encontrado en otros estudios ya que es más frecuente en el sexo masculino, esto
podría estar dado por el aumento de prevalencia que se produce durante la
gestación en las mujeres que se traduce en un alto porcentaje de pacientes
femeninas con enfermedad hemorroidal grado III y por la poca incidencia de
pacientes masculinos ya que el área a tratar genera pudor en este grupo, con una
media de edad de 45 años, mayormente con enfermedad en grado II y el principal
motivo de consulta es dolor seguido de rectorragia.
De los 60 pacientes tratados, a 21 se les realizo ligadura con banda de caucho y a
27 escleroterapia con polidocanol, encontrando una eficacia clínica total del 64.7%
para escleroterapia 35.3% para ligadura con banda de caucho y parcial de 30.8% y
69.2% respectivamente; y un único paciente que no presentó eficacia clínica con
escleroterapia. Y eficacia total en anoscopia 63.6% en escleroterapia y 36.4% en
ligadura y parcial 40% y 60% respectivamente; en base a esto podemos afirmar que
existe un sesgo ya que hay más pacientes que fueron tratados con escleroterapia
que con ligadura, ya que esta descrito en la literatura que se recomienda la ligadura
con banda elástica como modalidad inicial de tratamiento para hemorroides grado 1
a 3, por múltiples razones entre las que se mencionan el bajo costo de equipo, fácil
aplicación, eliminación de tejido hemorroidario interno y por ende el prolapso de las
mismas, su morbilidad es baja y ha demostrado ser el más efectivo a largo plazo en
varios metanalisis.30 Esto asociado con la variable de complicaciones donde
podemos evidenciar que la principal complicación es el dolor, no muestra
significancia estadística, generalmente el dolor desaparece en las 24 horas
postratamiento, dolor que no se toma como complicación sino como parte del
mismo proceso inflamatorio.
En esta serie podemos confirmar que la ligadura hemorroidaria con banda elástica,
en hemorroides internas grado II, es el método de elección por su técnica sencilla,
baja morbilidad, aunque también evidenciamos que presenta mayores molestias en
especial edema perineal, esto en comparación con la escleroterapia que también
genera resultados favorables tanto clínicos y como en anoscopia pero con mayor
riesgo de rectorragia, especialmente en enfermedad hemorroidal grado I y II ya que
en grado III aumenta la frecuencia de eficacia clínica y en anoscopia de manera
parcial, como esta descrito en la literatura ya que en enfermedad hemorroidal grado
III se ha demostrado que el mejor tratamiento es la hemorroidectomia excisional y
en pacientes en quienes existe recurrencia con tratamiento con ligadura con banda
elástica, esto puede estar causado por el tamaño de los paquetes hemorroidales y
el tiempo del prolapso de los mismos.23

La sintomatología más frecuente por la cual consultan estos pacientes la constituye


el dolor con un 66.7% de los cuales 15 pacientes a quienes se les realizó
escleroterapia presentaron eficacia clínica total y 16 pacientes con eficacia total en
anoscopia y 15 pacientes a quienes se les realizo ligadura con banda de caucho
presentaron eficacia clínica y 14 pacientes eficacia en anoscopio, como podemos
observar en las tablas No. 1 y 2; seguido por rectorragia 60%, ardor 25% y prurito
8.3%, sin embargo, esto no posee significancia estadistica en el test de chi
cuadrado con una p: 0.244 y 0.556 respectivamente. Así mismo podemos observar
que los pacientes que fueron tratados con ligadura de banda de caucho en los
grados I y II presentaron mayor frecuencia de eficacia total, en tanto que los
pacientes con enfermedad hemorroidal grado III que fueron tratados presentaron
mayores cifras de eficacia parcial tanto en clínica como en anoscopia, lo cual
tampoco es estadísticamente significativo, tabla No.3.

Durante los 30 días de seguimiento, los pacientes fueron citados semanalmente y


de esta forma se documentaron las principales complicaciones, resultado de cada
procedimiento realizado entre las que se mencionan dolor, edema perianal y
rectorragia como podemos evidenciar en las gráficas No. 2, 3 y 4. También
podemos evidenciar que la edad no condiciona tener cierto grado de enfermedad
hemorroidal ya que tiene una significancia de 0.919, tampoco podemos afirmar con
el test de chi cuadrado que existe una asociación entre el sexo y el grado de
enfermedad hemorroidal con una significancia de 0.063 sin embargo demostramos
que en mujeres hay una predominancia de enfermedad hemorroidal grado III y en
hombres grado II, con un 39.5 y 68.2 % respectivamente, como podemos observar
en la gráfica No.1. También podemos identificar una asociación entre el tratamiento
realizado según el grado de enfermedad hemorroidal encontrando una significancia
del 0.000 (grafica No. 5).