Está en la página 1de 53

UNIVERSIDAD UGMEX

CAMPUS VERACRUZ

PRUEBA DIAGNÓSTICA DE
RAZONAMIENTO MATEMATICO
PARA EL INGRESO A LA
LICENCIATURA DE PSICOLOGÍA
UGMEX 2020

PROYECTO INTERNO para la materia


de RAZONAMIENTO MATEMÁTICO
LICENCIATURA EN PSICOLOGÍA

PRESENTAN
Javier Delfín Muñiz
Adriana Rocio González Jerezano
Kiara Suahil Hernández Dominguez
Nayeli Morales Mendoza
Ana Mayra Rodriguez Vargas
Angela Abigail Sosa Guerrero

Docente: Arq. Oscar Gerardo Estrada Garavilla

H. Veracruz, Ver., Mayo del 2020


Introducción

En general, diagnosticar significa formular hipótesis y en el campo educativo, las


hipótesis formuladas, se relacionan con el nivel de aprendizaje del estudiante,
dando particular importancia a sus necesidades, habilidades, destrezas e intereses.

En el proceso de enseñanza - aprendizaje se plantean objetivos, contenidos


curriculares o competencias, que se espera los estudiantes alcancen y la evaluación
se constituye en un medio para enjuiciar esos logros, en un momento dado. De esta
manera se procura apoyar y mejorar una parte o la totalidad del proceso educativo,
ya sea que se deba modificar o afinar en la práctica el planeamiento didáctico.

Es por esto, que una de las principales funciones de la evaluación, es la diagnóstica,


la cual consiste en determinar si el estudiante posee las condiciones y los requisitos
previos para empezar bien la enseñanza que emprenderá, asimismo, le permite al
docente determinar el grado de dominio que posee el estudiante o grupo en general
y proponer los aspectos necesarios y relevantes para que se dé una mejor calidad
educativa.

Por consiguiente, se puede decir, que la evaluación diagnóstica se realiza para


obtener información de las capacidades cognitivas, generales y específicas de los
estudiantes. Con el propósito de que el diagnóstico cumpla con su función
primordial, su objetivo es orientar y unificar criterios respecto a la aplicación de
procesos de diagnóstico.
Delimitación y planteamiento del problema de investigación

¿Cuáles son los elementos del problema: datos, situaciones y conceptos


relacionados con el mismo? Se definen razonamiento matemático como un
“conjunto de saberes asociados en una primera aproximación a los números y a las
formas, que se van progresivamente completando hasta constituir un modo valioso
de analizar situaciones variadas. Los objetivos en la el test de razonamiento se
definen para toda la etapa de ingreso de educación licenciatura, para así desarrollar
las competencias de razonamiento matemático básicas e iniciarse en la resolución
de problemas que requieran la realización de operaciones elementales de cálculo,
conocimientos geométricos y estimaciones, así como ser capaces de aplicarlos a
las situaciones de su vida cotidiana y universidad dependiendo del eje, en este
particular caso, para la carrera de psicología.

¿Cuáles son los hechos anteriores que guardan relación con el problema? Los
hechos que abordan esta problemática es el poco o nulo conocimiento de
razonamiento matemático al entrar a la universidad. A veces es un poco alarmante
el hecho de que lleguemos a un grado de educación alta y no saber multiplicar ó
dividir, esto, claro está tiene varias consecuencias. Es un poco arriesgado decir que
esto ocurre en todas las carreras ya que normalmente las carreras de exactas como
ingenierías, arquitectura, administración ó contabilidad manejan mejor este
fenómeno porque entienden ó son afines a las exactas. Muy diferente a las carreras
de humanidades, las personas suelen elegir carreras que ‘No lleven matemáticas’
pero… ¿Realmente no lo llevan? Enfocándonos en la carrera de Psicología, lo
llevan y es un punto muy clave en la carrera. Recordemos que la psicología es una
ciencia. Todas las conclusiones que se derivan de esta disciplina proceden (o
deberían proceder) de la aplicación de un sistema exhaustivo y fiable denominado
método científico. Este método se basa en la acumulación progresiva de evidencia
utilizando diferentes recursos matemáticos. Sin embargo, por debajo de lo aplicado
se encuentra la investigación; es decir, el contraste de la eficiencia de los
procedimientos que finalmente se aplican. Este contraste es que requiere de la
estadística como instrumento. A la hora de sacar conclusiones certeras acerca de
la realidad observable necesitamos a las matemáticas para valorar la significación
de los resultados obtenidos de los experimentos e investigaciones, por eso, es muy
importante que un aspirante a la carrera de psicología tenga conocimiento básico al
razonamiento…para así poder ejercer mejor su carrera.

¿Cuál es la situación actual? ¿Cuál es la relevancia del problema?

Las sociedades actuales están rodeadas de datos y conceptos cuantitativos,


espaciales, temporales, probabilísticos, etc., por ello los aspirantes a la universidad
deben entender el rol que juega el razonamiento matemático en la vida cotidiana
para convertirse en psicólogos y ciudadanos reflexivos, críticos, consumidores
inteligentes y como se expresó anteriormente el poder ejercer bien el trabajo de
psicólogos. Uno de los errores como psicólogos ya en el área de profesión es No
actualizar ni hacer revisiones y centrarse solamente en la hipótesis sin ningún dato
estadístico, aceptar que no podemos encuadrar el problema del paciente (En caso
de una terapia) a nuestra corriente por no contar con datos estadísticos y aceptar
que debemos estar al tanto de los avances y prepararse para lo que pueda llegar
a consulta. Aprender constantemente, debe ser nuestro lema a diario.

¿Qué pasa? ¿Por qué estará pasando? ¿Cuál es el diagnóstico?

La idea predominante en el actual proceso de enseñanza-aprendizaje de las


Matemáticas y de este test es que los aspirantes/alumnos deban aprender esta
materia porque es útil para la vida cotidiana y, además, potencia las capacidades
cognitivas; de ahí que en Educación el objetivo fundamental sea alcanzar un buen
desarrollo del sentido numérico y actuar con confianza ante los números para
utilizarlos siempre que sea necesario e identificar las relaciones básicas que se dan
entre ellos. Los procesos de resolución de problemas serán, por tanto, uno de los
ejes principales del aprendizaje matemático, puesto que en estos procesos los
alumnos han de utilizar diferentes capacidades básicas tales como leer de manera
comprensiva, reflexionar, establecer un plan de trabajo, modificarlo si fuese
necesario y comprobar la o las soluciones. Se considera necesario hacer un breve
recorrido por el pasado de nuestra educación con respecto a las dificultades de
aprendizaje ya que permite contemplar la evolución hasta nuestros días y entender
la importancia de la actual atención a la diversidad. La psicología es una ciencia
relativamente nueva la cual nos ha ayudado en mucho y como anteriormente se
menciona una de las materias relacionada con el razonamiento matemático o
matemáticas es estadística: Estadística se define como una rama de las
Matemáticas que tiene por objeto el estudio de la recolección de datos a través de
una técnica llamada encuesta, utilizando un instrumento como el cuestionario. Una
vez recolectada la información a través de datos cuantitativos o cualitativos según
corresponda es ordenada mediante técnicas como el diagrama tallo-hoja, forma
ascendente o descendente; con estos datos se realizará un análisis de tendencia
central, dispersión, posición, estimación, todo con el objeto de ver cómo se
comporta la población ante determinado fenómeno, el no comprender la estadística
en la carrera es vital para cualquier terapia, trabajo, etc., ya que de eso depende
muchos resultados y de ser malo podría caer en negligencia.

¿Qué puede pasar si todo continúa así? ¿Qué se puede hacer para evitar que pase?

Si todo continúa con el bajo nivel de desempeño en razonamiento matemático como


se expresó anteriormente tendremos malas praxis y malos profesionistas, es grave
porque un ellos son los responsables de la salud mental del ser humano. En la
actualidad y desde la psicología cognitiva escolar se habla de Dificultades de
Aprendizaje en Matemáticas porque “las dificultades del alumno no sólo aparecen
en el ámbito del cálculo, sino también en otros dominios matemáticos”. Con esta
tesina tenemos también como objetivo explicar porque sirven las matemáticas. El
Área de Matemáticas puede producir, por sí misma, cierta ansiedad. La asimilación
de los contenidos se ve afectada, por tanto, por su funcionalidad; es decir, para que
el alumno lo interiorice con facilidad es necesario que vea su utilidad, en caso
contrario perderá interés y se desmotivan. Por tanto para evitar que esto pase, los
contenidos matemáticos deben estar relacionados con el entorno en que se
desenvuelven los alumnos y deben tener sentido para ellos para que entiendan la
materia como algo vivo que puede ayudarles a resolver múltiples situaciones en la
vida diaria.
Justificación

“La evaluación no juzga a las personas, sino a los procesos en los que éstas se
implican".

Nos permite conocer el punto de partida de nuestros alumnos y es por ello de suma
importancia en todo proceso de enseñanza-aprendizaje. La universidad
UGMEX constituye un valor agregado a la formación académico-profesional de los
estudiantes. Entre ellos: fortalecer, ampliar o profundizar conocimientos, destrezas
y competencias que les permitirán responder eficientemente a las tendencias del
mercado laboral de su profesión. Sin una evaluación inicial falta el conocimiento
previo que es preciso poseer de una persona en pleno desarrollo para poder
adecuar la enseñanza a sus condiciones de aprendizaje, y cumplir de esta forma la
función reguladora que los profesores han asignado a la evaluación. Una de las
primeras fases del proceso consiste en conocer lo que cada uno de los alumnos
sabe, sabe hacer y es; que puede llegar a saber, saber hacer o ser, y cómo
aprenderlo para permitirnos, en relación con los objetivos y contenidos de
aprendizaje previstos, establecer el tipo de actividades y tareas que tienen que
facilitar el aprendizaje de cada estudiante. Por lo tanto, los alumnos se encuentran
con una presión natural al inicio del ciclo escolar, particularmente respecto a "los
exámenes diagnósticos". Por lo que esta época, se convierte en una etapa de estrés
y de cierta contrariedad para ellos.

Para el profesorado, el trabajo docente se transforma en una función evaluadora en


donde es necesario preparar exámenes de este tipo, elaborarlos, aplicarlos y revisar
los resultados; además de supervisar todos aquellos aspectos que será necesario
reforzar en los estudiantes, esclareciendo que tópicos no dominan, antes de iniciar
las nuevas experiencias de aprendizaje.

Si al marco conceptual nos referimos, la evaluación diagnóstica se define como una


actividad sistemática y recurrente mediante la cual juzgamos apriorísticamente (es
decir antes de que se desarrolle el acto educativo) lo que ocurrirá durante o después
del hecho educativo.
Retomando sobre los desafíos que se le presentan al docente (formado o no en
técnicas pedagógicas) al momento de planificar sus clases, cuando está al frente
de grupos de estudiantes pertenecientes a diferentes formas de aprendizaje,
podemos decir que la evaluación diagnóstica es un instrumento valioso porque le
permite identificar aprendizajes previos que marcan el punto de partida para el
nuevo aprendizaje, y conocer la motivación y expectativas que llevó al estudiante a
elegir cursar dicha carrera.

Formulación de objetivos

Hipótesis

Demostrar que los aspirantes de la carrera de Licenciatura en Psicología tienen el


razonamiento matemático necesario para ingresar.

Objetivo general

Generar una evaluación en forma prueba diagnóstica de razonamiento matemático


para que sea resuelto por los aspirantes de la carrera de Licenciatura en
Psicología.

Objetivo particular

Definir si poseen el nivel de razonamiento matemático necesario para cursar dicho


nivel académico.
Marco teórico conceptual

Si tuviésemos que reducir toda la psicología educativa a un solo principio,


enunciaría este: “El factor más importante que influye en el aprendizaje es lo que el
alumno ya sabe. Averígüese esto y enséñese consecuentemente”.

D. Ausubel, J. Novak y H. Henesian,

Diagnosticar

En general, diagnosticar significa formular hipótesis y en el campo educativo, las


hipótesis formuladas, se relacionan con el nivel de aprendizaje del estudiante,
dando particular importancia a sus necesidades, habilidades, destrezas e intereses.

El desarrollo de un diagnóstico educativo tiene la finalidad de analizar la calidad de


la educación. Se trata de un procedimiento que permite realizar la descripción, la
clasificación y la explicación de la accionar de distintos actores en el marco de la
escuela. Con el diagnóstico educativo realizado, es posible tomar decisiones
fundamentadas vinculadas al ámbito educativo.

Evaluación Diagnostica

La evaluación diagnóstica es un proceso sistemático y riguroso que se hace al inicio


de un año escolar, un tema o un periodo académico. Busca dos objetivos: primero,
entender en qué estado están los estudiantes al comienzo del año, el tema o el
periodo; y segundo, tomar decisiones que faciliten y mejoren el aprendizaje durante
el desarrollo del proceso educativo.

Entender qué saben y qué saben hacer los estudiantes antes de iniciar y tomar
decisiones al respecto. Estos conocimientos, ideas y habilidades son la base para
relacionar los nuevos contenidos. No olvidemos que, para que el aprendizaje tenga
sentido, el aprendiz debe vincular lo nuevo con lo que ya sabe.

Objetivo de la evaluación diagnostica

El objetivo de este proceso de evaluación es descubrir qué saben los alumnos en


relación con los aprendizajes esperados que se van a intentar conseguir a lo largo
de un curso o una parte del mismo. De esta manera, el profesor podrá modificar su
enfoque para hacer más hincapié en las partes de la materia que los estudiantes
menos dominen.

Características

No se les asigna una nota a los resultados obtenidos, esto tendería a sancionar a
los estudiantes, cuando en realidad lo que se busca es dar cuenta de las
habilidades, competencias, conocimientos y actitudes que poseen.

Puede ser una actividad programada, una observación, una entrevista, un


cuestionario, una prueba u otros instrumentos o técnicas. Lo importante es que se
tenga muy claro el objetivo de la evaluación, porque sin este no se puede
sistematizar la información obtenida.

Puede ser individual o grupal, dependiendo de las necesidades, o si se desea tener


una visión global o particular de los estudiantes.

La información obtenida no es exclusiva del docente, sino que puede ser devuelta
a los estudiantes con las respectivas observaciones, para que se den cuenta de su
estado ante los nuevos conocimientos y reflexionen al respecto.

Tiene carácter técnico y científico (objetivo, ordenado y procesual), que implica la


puesta en práctica de determinadas técnicas de recolección y análisis de la
información.

Tiene carácter preventivo, ya que permite conocer las posibles dificultades que
presentan los estudiantes, cuando se inicia un curso, un periodo o tema de estudio.

A la vez, identifica el nivel de adquisición de los conocimientos, habilidades y


destrezas, a partir de esto se establecen medidas o programaciones específicas
para reforzar y hacer el seguimiento durante el desarrollo del proceso educativo.

Tiene como finalidad aportar conocimientos para mejorar la práctica educativa, lo


que implica que en el proceso de diagnóstico se incluyan actividades de valoración
que faciliten la toma de decisiones.
Se puede aplicar en los distintos ámbitos de intervención pedagógica: académica,
socio afectiva, psicomotora, y no de forma exclusiva en uno de ellos.

Es un subtipo de la evaluación formativa

Debido a que su objetivo principal es descubrir qué saben exactamente los alumnos
con el objetivo de modificar el proceso de aprendizaje, la evaluación diagnóstica
suele clasificarse como una versión de la formativa.

Por ello, muchas de las herramientas que se utilizan para evaluar los conocimientos
iniciales de los alumnos sean las mismas que las empleadas para corregir el sistema
de enseñanza en función de lo que vayan aprendiendo los alumnos.

Sin embargo, debido a que tiene algunas características propias, la evaluación


diagnóstica también cuenta también cuenta con sus propios procedimientos, que
serán estudiados más adelante.

No es importante el puntaje

El objetivo principal de la evaluación diagnóstica no es calificar el trabajo de los


estudiantes con una puntuación numérica, ni decidir si tienen los conocimientos
necesarios como para pasar de curso.

Por el contrario, su función es la de servir de guía tanto al profesor como a los


alumnos respecto a qué partes del temario deben ser trabajadas en más
profundidad.

Incluso, este tipo de proceso evaluativo puede ayudar a detectar a estudiantes con
necesidades especiales.

Así, tras realizar las pruebas pertinentes, el profesor puede descubrir que algunos
de sus alumnos necesitan realizar un curso de apoyo, o que otros deberían estar en
un nivel más avanzado.

Ayuda a generar aprendizajes significativos

Dentro de las últimas investigaciones relacionadas con la educación, uno de los


descubrimientos más importantes es el de los aprendizajes significativos.
Se trataría de una teoría que predice que los alumnos adquirirían conocimiento de
una manera más eficaz si se pudiera relacionar la teoría con su propia vida, con sus
preocupaciones e inquietudes.

Al realizar un proceso de evaluación diagnóstica antes de comenzar con el temario,


los profesores pueden descubrir cuáles son los conocimientos previos con los que
cuentan los estudiantes.

De esta manera, será capaz de relacionar todas las nuevas ideas que quiere
transmitirles con las que sus aprendices contaban previamente.

Así, la teoría predice que los alumnos tendrán muchos menos problemas para
memorizar la nueva información, ya que en todo momento lo que aprendan se
construirá sobre la base de todos aquellos conocimientos que ya poseían con
anterioridad.

Instrumentos y técnicas de evaluación

Los instrumentos y técnicas de evaluación son las herramientas que usa el docente
para obtener evidencias de los desempeños de los alumnos en un proceso de
enseñanza y aprendizaje.

Los instrumentos constituyen una ayuda para obtener datos e informaciones


respecto al estudiante, por ello el profesor debe poner mucha atención en la calidad
de éstos ya que un instrumento inadecuado provoca una distorsión de la realidad.

El docente requiere información cualitativa y cuantitativa para lo cual utiliza los


instrumentos más representativos con sus respectivos métodos es decir la prueba
que de manera más adecuada se aplique a las capacidades del alumno, el tema a
evaluar y arroje los resultados que el docente necesita para establecer el nivel de
aprendizaje del alumno.

Las técnicas se refieren al método de evaluar y el instrumento al tipo de prueba,


ejemplo: en la técnica de interrogación los instrumentos o pruebas pueden ser el
cuestionario, la entrevista y la auto-evaluación. Es por ello que el docente debe
seleccionar las Técnicas e Instrumentos de Evaluación que contribuyan a garantizar
la construcción permanente del aprendizaje.

Las técnicas y los instrumentos de evaluación nos proporcionan información


valiosa.

La evaluación no puede reducirse a constatar los resultados, sino que debe ampliar
su campo con el fin de proporcionar a los alumnos información sobre su aprendizaje,
y al profesor elementos de análisis de su práctica docente. La evaluación es un
elemento básico de la investigación – acción que debe realizarse en el aula, y que
es una exigencia de la función del profesor.

Para evaluar la adquisición de los contenidos conceptuales, se utilizarán


instrumentos que nos informen sobre el nivel de asimilación de esos contenidos:
constatar que el alumno es capaz de identificar, reconocer, clasificar, comparar,
explicar, recordar, enumerar, aplicar, etc. Acciones en las que el alumno pone de
manifiesto el aprendizaje de un concepto, un hecho o un principio.

Para evaluar el dominio de los contenidos procedimentales, hemos de utilizar


instrumentos que nos permitan constatar como el alumno va adquiriendo
determinadas destrezas: comprobar cómo el alumno es capaz de manejar,
manipular, construir, utilizar, reconstruir, probar, ejecutar, moverse, simular, etc.
Actitudes en las que el alumno manifiesta el dominio conseguido en el ámbito de los
contenidos procedimentales.

Para valorar el desarrollo de contenidos actitudinales y de valores, necesitamos


instrumentos de observación que nos permitan apreciar la evolución del alumno
respecto a aspectos comportamentales y actitudinales. Observar como el alumno
va logrando hábitos de: respetar, tolerar, compartir, apreciar, aceptar, darse cuenta,
sensibilizarse, corresponden a conductas en las que el alumno pone de manifiesto
la posesión de actitudes y valores que forman parte de los contenidos actitudinales.
Proceso de evaluación y selección de instrumentos

El reto esta, entonces, en desarrollar estrategias de evaluación que respondan, en


concreto, a una integración e interpretación del conocimiento y a una transferencia
de dicho conocimiento a otros contextos.

Eisner (1993, pp. 226-232) plantea algunos principios que creemos pertinente tomar
en cuenta para entender mejor el proceso de evaluación y selección de
instrumentos. Para él, la evaluación debe:

Reflejar las necesidades del mundo real, aumentando las habilidades de resolución
de problemas y de construcción de significado.

Mostrar cómo los estudiantes resuelven problemas y no solamente atender al


producto final de una tarea, ya que el razonamiento determine la habilidad para
transferir aprendizaje.

No debe ser limitada a ejecución individual ya que la vida requiere de la habilidad


de trabajo en equipo.

Permitir contar con más de una manera de hacer las cosas, ya que las situaciones
de la vida real raramente tienen solamente una alternativa correcta.

Promover la transferencia presenta de tareas que requieran que se use


inteligentemente las herramientas de aprendizaje. Requerir que los estudiantes
comprendan el todo, no sólo las partes.

Permitir a los estudiantes escoger una forma de respuesta con la cual se sientan
cómodos.

Técnicas de Evaluación

En la medida que se van alcanzado los objetivos previstos, podemos limitar el uso
de pruebas objetivas y a los exámenes tradicionales como únicas herramientas para
evaluar a los alumnos. La observación, las entrevistas, los tests, las encuestas, etc.
Deben ser empleados en la medida que facilitan al docente un conocimiento
continuo y adecuado del progreso del alumno y le permiten valorar en cada
momento la calidad y el grado de aprendizaje.

Por lo tanto las técnicas de evaluación, podemos definirla concretamente como el


conjunto de acciones y procedimientos que conducen a la obtención relevante sobre
el aprendizaje de los estudiantes.

Estas las podemos encontrar subdivididas en instrumentos de evaluación


informales, semi formales y formales.

Técnicas de evaluaciones Informales o no formales:

Su práctica es muy común en el aula y suelen confundirse con acciones didácticas.


Su aplicación es breve, sencilla y se realizan durante toda la clase sin que los
alumnos sientan que están siendo evaluados.

Se realiza a través de observaciones espontáneas sobre las intervenciones de los


alumnos, cómo hablan, la seguridad con que expresan sus opiniones, sus
vacilaciones, los elementos paralingüísticos (gestos, miradas) que emplean, los
silencios, etc.

Los diálogos y la exploración a través de preguntas también son de uso muy


frecuente. En este caso debemos cuidar que los interrogantes formulados sean
pertinentes, significativos y coherentes con la intención educativa.

Técnicas de evaluación Semi Formales:

Son aquellos ejercicios y prácticas que realizan los estudiantes como parte de las
actividades de aprendizaje. Requiere mayor tiempo para su preparación y exigen
respuestas más duraderas. La información que se recoge puede derivar en algunas
calificaciones.

Estos ejercicios se pueden realizar durante la clase o fuera de ella, se debe


garantizar la participación de todos o de la mayoría de los estudiantes. Se debe
brindar retroalimentación permanente, señalando rutas claras para corregir las
deficiencias antes que consignar únicamente los errores.
En los ejercicios realizados fuera de la clase se debe garantizar que hayan sido los
alumnos quienes realmente hicieron la tarea. En todo caso, hay la necesidad de
retomar la actividad en la siguiente clase para que no sea apreciada en forma
aislada o descontextualizada. Esto permitirá corroborar el esfuerzo que hizo el
estudiante, además de corregir en forma conjunta los errores y superar los aciertos.

Técnicas de Evaluación Formales:

Son aquellas que se realizan al finalizar una unidad o período determinado. Su


planificación y elaboración es mucho más sofisticada, pues la información que se
recoge deriva en las valoraciones sobre el aprendizaje de los estudiantes.

La aplicación de estas técnicas demanda más cuidado que en el caso de las


anteriores. Incluso se establecen reglas sobre la forma en que se ha de conducir el
estudiante.

Son propias de las técnicas formales, la observación sistemática, las pruebas o


exámenes tipo test y las pruebas de ejecución.
Instrumentos de Evaluación:

Es el soporte físico que se emplea para recoger información sobre los aprendizajes
esperados de los estudiantes. Todo instrumento estimula la presencia o
manifestación de lo que se pretende evaluar. Contiene un conjunto estructurado de
ítems los cuales posibilitan la obtención de la información deseada.

En el proceso de evaluación utilizamos distintas técnicas para obtener información


y éstas necesitan de un instrumento que permita recoger los datos de manera
confiable. Por Ej., la observación sistemática es una técnica que necesita
obligadamente de un instrumento que permita recoger los datos deseados en forma
organizada, por ejemplo una la lista de cotejo.

Los Instrumentos de Evaluación deben ser válidos y confiables:

Son válidos cuando el instrumento se refiere realmente a la variable que pretende


medir: en nuestro caso, capacidades y actitudes.

Son confiables en la medida que la aplicación repetida del instrumento al mismo


sujeto, bajo situaciones similares, produce iguales resultados en diferentes
situaciones.

Técnicas de Evaluación Formales y algunos tipos de Instrumentos

Técnicas de Evaluación Formales con sus respectivos Instrumentos:

1. Observación sistemática

 Lista de cotejo
 Registro anecdótico
 Escala de actitudes

2. Ejercicios prácticos

 Mapa conceptual
 Mapa mental
 Red semántica
 Análisis de casos
 Proyectos
 Diarios
 Portafolio
 Ensayo

3. Pruebas escritas

 Pruebas de Desarrollo
 Examen temático
 Ejercicio Interpretativo
 Pruebas Objetivas
 De respuesta alternativa
 De correspondencia
 De selección múltiple
 De ordenamiento

Números reales

Un número es la expresión de una cantidad con relación a su unidad. La teoría de


los números agrupa a estos signos en distintos grupos. Los números naturales, por
ejemplo, incluyen al uno (1), dos (2), tres (3), cuatro (4), cinco (5), seis (6), siete (7),
ocho (8), nueve (9) y, por lo general, al cero (0).

Los números reales son los que pueden ser expresados por un número entero (3,
28, 1568) o decimal (4,28; 289,6; 39985,4671). Esto quiere decir que abarcan a los
números racionales (que pueden representarse como el cociente de dos enteros
con denominador distinto a cero) y los números irracionales (los que no pueden ser
expresados como una fracción de números enteros con denominador diferente a
cero).

Otra clasificación de los números reales puede realizarse entre números algebraicos
(un tipo de número complejo) y números trascendentes (un tipo de número
irracional).
Más concretamente nos encontramos con el hecho de que los números reales se
clasifican en números racionales e irracionales. En el primer grupo se encuentran a
su vez dos categorías: los enteros, que se dividen en tres grupos (naturales, 0,
enteros negativos), y los fraccionarios, que se subdividen en fracción propia y en
fracción impropia. Todo ello sin olvidar que dentro de los citados naturales también
hay tres variedades: uno, naturales primos y naturales compuestos.

En el segundo gran grupo anteriormente citado, el de los números irracionales, nos


encontramos a su vez que existen en su seno dos clasificaciones: irracionales
algebraicos e intrascendentes.

Esto supone que con los mencionados números reales podamos acometer
operaciones tales como las sumas (interna, asociativa, conmutativa, de elemento
opuesto, de elemento neutro…) o las multiplicaciones. En este último caso habría
que subrayar que en lo que respecta a la multiplicación de los signos de los números
el resultado sería el siguiente: + por + equivale a +; – por – es igual a +; – por + da
como resultado -; y + por – es igual a -.

Números naturales

Los números naturales son aquellos que permiten contar los elementos de un
conjunto. Se trata del primer conjunto de números que fue utilizado por los seres
humanos para contar objetos. Uno (1), dos (2), cinco (5) y nueve (9), por ejemplo,
son números naturales.

Podría decirse que los números naturales tienen dos grandes usos: se utilizan para
especificar el tamaño de un conjunto finito y para describir qué posición ocupa un
elemento dentro de una secuencia ordenada.

No obstante, además de esas dos grandes funciones citadas, con los números
naturales también podemos llevar a cabo lo que es tanto la identificación como la
diferenciación de los diversos elementos que forman parte de un mismo grupo o
conjunto. Así, por ejemplo, dentro de un club de fútbol cada socio cuenta con un
número que le distingue del resto.
Además de lo expuesto no podemos pasar por alto el hecho de que una de las
principales señas de identidad o características que definen a los citados números
naturales es el hecho de que los mismos están ordenados. De esta manera, gracias
a dicho orden se pueden comparar los números entre sí.

De la misma forma, otra de las cualidades que diferencian a los citados números
que nos ocupan es el hecho de que son ilimitados. Eso lo que significa es que
siempre que le sume el 1 a uno de ellos nos dará lugar a otro número natural
absolutamente diferente.

Por todo ello, nos encontramos con el hecho de que estos números se pueden
representar en una línea recta y siempre se ordenan de menor a mayor. Así, una
vez que señalemos en aquella el 0 procederemos a establecer el resto de número
(1, 2, 3…) a la derecha de aquel.

Los números naturales pertenecen al conjunto de los números enteros positivos:


no tienen decimales, no son fraccionarios y se encuentran a la derecha del cero en
la recta real. Son infinitos, ya que incluyen a todos los elementos de una sucesión
(1, 2, 3, 4, 5…).

Sin embargo, los números naturales constituyen un conjunto cerrado para las
operaciones de suma y multiplicación ya que, al operar con cualquiera de sus
elementos, el resultado siempre será un número natural: 5+4=9, 8×4=32. No ocurre
lo mismo, en cambio, con la resta (5-12= -7) o con la división (4/3=1,33).

Números enteros

Los números enteros abarcan a los números naturales (los que se utilizan para
contar los elementos de un conjunto), incluyendo al cero y a los números negativos
(que son el resultado de restar a un número natural otro mayor). Por lo tanto, los
números enteros son aquellos que no tienen parte decimal (es decir que 3,28, por
ejemplo, no es un número entero).
Además de todo lo expuesto tampoco podemos obviar el hecho de que los números
enteros nos sirven igualmente para establecer la altura de un monumento o de un
elemento natural.

Los números enteros negativos tienen diversas aplicaciones prácticas. Con ellos se
puede señalar una temperatura bajo cero (“En estos momentos, la temperatura en
Bariloche es de -10º”) o una profundidad bajo el nivel del mar (“El barco hundido fue
hallado a -135 metros”).

Es importante tener en cuenta que los números enteros son el resultado de las
operaciones más básicas (suma y resta), por lo que su utilización se remonta a la
antigüedad. Los matemáticos hindúes del siglo VI ya postulaban la existencia de
números negativos.

De la misma forma, tampoco podemos pasar por alto el hecho de que también
podemos llevar a cabo tareas de multiplicación con los llamados números enteros.
En este caso es importante subrayar que ahí hay que realizar la determinación, por
un lado, de lo que son los signos de los números que participan en la operación y
por otro lado, del producto de los valores absolutos.

Así, en el primer caso, en el de los signos, hay que subrayar una serie de reglas
que hay que tener muy en cuenta. De tal manera que + por + es igual a +; – por –
es igual a +; + por – es igual a -; y – por + es igual a -.

Ejemplos para entender estas reglas expuestas pueden ser los siguientes: +5 x +6=
+30; -8 x -2= +16; +4 x -2= -8; -6 x +3= – 18.

Regla de los signos

La regla de los signos nos permite saber el signo que debe tener el resultado del
producto de dos números.

La regla es la misma para la división.

Vamos a escribir esta regla en forma de cuatro reglas:


• La primera regla es "+⋅+=++⋅+=+", lo que significa que al multiplicar dos
números positivos se obtiene un número positivo:

(+3) ⋅ (+4)=+12 (+3) ⋅ (+4)=+12

• La segunda regla es "−⋅−=+−⋅−=+", lo que significa que al multiplicar dos


números negativos se obtiene un número positivo:

(−3) ⋅ (−4)=+12 (−3) ⋅ (−4)=+12

• La tercera regla es "+⋅−=−+⋅−=−", lo que significa que al multiplicar un número


positivo por uno negativo se obtiene un número negativo:

(+3) ⋅ (−4)=−12 (+3) ⋅ (−4)=−12

• La cuarta regla es "−⋅+=−−⋅+=−", lo que significa que al multiplicar un número


negativo por uno positivo se obtiene un número negativo:

(−3) ⋅ (+4)=−12 (−3) ⋅ (+4)=−12

Es decir, si los dos números tienen el mismo signo (los dos negativos o los dos
positivos), entonces su producto es un número positivo. Y si tienen signo distinto,
su producto es un número negativo.

Operaciones fundamentales del algebra

SUMA

En la suma o adición de números se presentan los siguientes casos:

*sumar dos números con igual signo,


*sumar dos números de signo diferente y

*suma de varios números de signos diferentes.

a) Para sumar dos enteros con igual signo, se suman sus valores absolutos y al
resultado se le antepone el signo común.

Ejemplos: (+3) + (+5) = +8; (-4) + (-8) = -12

b) Para sumar dos números de distinto signo, se restan sus valores absolutos y a la
diferencia se le antepone el signo del número que tenga el mayor valor absoluto.

Ejemplos: (+9) + (-4) = +5; (-15) + (+6) = -9

c) Para sumar varios enteros con signo diferente se procede de dos formas:

1.- ya sea sumando por separado los positivos y los negativos, restando después
los valores absolutos de las dos sumas y a la diferencia se le antepone el signo de
la suma de mayor valor absoluto.

2.- se suman los dos primeros sumandos, el resultado se suma con el tercero y así
sucesivamente.

RESTA

Resta de polinomios de igual grado

EJEMPLO 1:

A = - 3x2 + 9x4 - 8 - 4x3 + 1/2 x

B = 5x4 - 10 + 3x + 7x3

9x4 - 4x3 - 3x2 + 1/2 x - 8 (el polinomio A ordenado y completo)

5x4 + 7x3 + 0x2 + 3x - 10 (el polinomio B ordenado y completo)

______________________________
La resta se puede transformar en suma, cambiando todos los signos del segundo
polinomio:

9x4 - 4x3 - 3x2 + 1/2 x - 8

-5x4 - 7x3 + 0x2 - 3x + 10 (el polinomio B con los signos cambiados)

______________________________

4x4 - 11x3 - 3x2 - 5/2 x + 2

A - B = 4x4 - 11x3 - 3x2 - 5/2 x + 2

*Para restar polinomios se suelen cambiar los signos de todos los términos del
polinomio que se resta ("el de abajo"), y transformar la resta en suma, ya que restar
es lo mismo que sumar el "opuesto". Pero también se puede hacer restando los
coeficientes del mismo grado.

Multiplicación por polinomios

La multiplicación de polinomios es una operación algebraica que tiene por objeto


hallar una cantidad llamada producto dadas dos cantidades llamadas multiplicando
y multiplicador, de modo que el producto sea con respecto del multiplicando en signo
y valor absoluto lo que el multiplicador es respecto a la unidad positiva. Tanto el
multiplicando como el multiplicador reciben el nombre de factores del producto.

A continuación se especifica la ley de los signos en la multiplicación:


A continuación se especifica la ley de los exponentes:

DIVISIÓN DE POLINOMIOS

La división algebraica es la operación que consiste en hallar uno de los factores de


un producto, que recibe el nombre de cociente dado el otro factor, llamado divisor,
y el producto de ambos factores llamado dividendo.

A continuación se especifica la ley de los signos en la multiplicación:

(+)÷(+)=+

(–)÷(–)=+

(+)÷(–)=–

(–)÷(+)=–

Jerarquía de operaciones

La jerarquía de operaciones se refiere al orden en que se deben realizar las


operaciones matemáticas. Imaginemos la siguiente situación:

2+3x4-5÷5

Podríamos hacer el siguiente cálculo:

Primero sumamos 2 + 3, luego multiplicamos por 4, a eso le restamos 5, y finalmente


dividimos por 5.

O podríamos sumar 2 más 3, restar 4 y 5, multiplicar eso resultado y dividir al final


por 5.
En cualquiera de los dos casos, el resultado es diferente. Por eso, existen unas
reglas o instrucciones que se deben seguir para que una serie de operaciones
matemáticas siempre sea resuelta de la misma forma. De esta forma, en la
expresión 2 + 3 x 4 -5 ÷ 5 el resultado correcto es 13 porque:

Primero se realizan las multiplicaciones/ divisiones: 3 x 4 = 12, 5 ÷ 5 =1 luego se


realizan las sumas y restas en el sentido de izquierda a derecha:

2 + 12 = 14, 14 - 1 = 13.

Las operaciones matemáticas se realizan de la siguiente forma:

Los cálculos se hacen de izquierda a derecha.

Si hay paréntesis u otros signos de agrupación, se realizan primero esas


operaciones.

El siguiente orden es resolver los exponentes.

El próximo paso es evaluar las multiplicaciones y divisiones.

Finalmente se realizan las sumas y restas indicadas.

Para recordar el orden de las operaciones, nos podemos valer de una regla
mnemotécnica PEMDAS: Paréntesis, Exponentes, Multiplicaciones/Divisiones,
Adiciones/Sustracciones.

Signos de agrupación en la jerarquía de operaciones

Los signos de agrupación indican que las operaciones dentro de ellos se realizan
en primer lugar. Estos son:

• Paréntesis ( )

• Corchete [ ]

• Llaves { }

Las barras de fracciones —, las barras de valores absolutos | | y el símbolo de raíz


√ también califican como signos de agrupación.
Por ejemplo, 5 x (3 + 4), esto indica que primero tenemos que sumar lo que está
dentro del paréntesis y luego ese resultado se multiplica por 5:

5 x (3 + 4) = 5 x (7)= 5 x 7= 35

Cuando aparecen varios signos de agrupación, el orden de resolución es el


siguiente: primero los paréntesis, seguido de corchetes y al final las llaves, es decir
desde adentro hacia afuera.

{[(3+4) + (4-3)] x (2 + 1)}

Primero resolvemos las operaciones dentro de los paréntesis:

{[7 + 1] X 3}

Luego, se resuelven las operaciones dentro de los corchetes:

{[7+1] X 3}= {8 x 3}

Finalmente, se desarrollan las llaves:

{8 x 3} = 24

Uso del paréntesis

El uso de paréntesis en Álgebra, es muy frecuente. Los paréntesis se utilizan para


separar expresiones, siendo necesario eliminarlos, para poder resolver una
expresión algebraica que contenga términos semejantes. En necesario, entonces,
tener en cuenta las siguientes reglas:

Si delante de un paréntesis hay un signo + (más) se eliminan los paréntesis sin


hacer ningún cambio de signo.

Si delante de un paréntesis hay un signo — (menos) se eliminan los paréntesis y


se cambian TODOS los signos de los términos que estaban en su interior. Al hacer
esto, el signo — que estaba delante del paréntesis, se elimina.

Si en una expresión algebraica hay más de un paréntesis, siempre se comienza


desde el más pequeño al más grande o bien desde el interior hacia el exterior.
Aplicaciones

Usos prácticos del Álgebra

El Álgebra sirve para llegar a conocer la solución de problemas cotidianos ligados


con el concepto de cantidades o cifras, así como para ejercitar el tipo de
pensamiento algebraico que permita la adquisición de la estructura metódica, la
capacidad de planificación y de solución de problemas, puede resultar un poco
abstracto, por lo que lo mejor, para poder entender en realidad cuál es la utilidad del
Álgebra, sea ver ejemplos de cómo esta disciplina matemática está a disposición
del hombre, e integrada en los aspectos más importantes de su vida.

Consiste en que los números se emplean para representar cantidades conocidas y


determinadas. Las letras se emplean para representar toda clase de cantidades, ya
sean conocidas o desconocidas. Las cantidades conocidas se expresan por las
primeras letras del alfabeto: a, b, c, d,… Las cantidades desconocidas se
representan por las últimas letras del alfabeto: u, v, w, x, y, z.

Números racionales

Los números racionales son los números que resultan de la razón (división) entre
dos números enteros.

El resultado de un número racional puede ser un entero (−84=−2) o bien un decimal


(65=1,2), positivo o negativo. Además, entre los decimales puede ser de dos tipos,
con un número limitado de cifras que llamaremos decimal exacto (8825=3,52), o
bien con un número ilimitado de cifras, que llamaremos decimal periódico
(59=0,5555…=0,5^).

Se llaman periódicos porque en la parte decimal hay una o más cifras que se repiten.
Si justo los números que se repiten comienzan a las décimas, los llamamos
periódicos puros (6,8888…=6,8^), mientras que en caso contrario los llamamos
periódicos mixtos (3,415626262…=3,41562^)

Los números racionales son cerrados no sólo respecto de las operaciones de


adición, multiplicación y sustracción, sino también de la división (excepto por 0).
Números irracionales

Hemos visto que cualquier número racional se puede expresar como un número
entero, un decimal exacto o un decimal periódico.

Ahora bien, no todos los números decimales son exactos o periódicos, y por tanto,
no todos los números decimales pueden ser expresados como una fracción de dos
enteros.

Estos números decimales que no son exactos ni periódicos se caracterizan por tener
infinitas cifras decimales no periódicas, es decir, que no se acaban nunca y no
tienen un patrón de repetición.

Obsérvese que el conjunto de números irracionales es el complementario del


conjunto de números racionales.

Algunos ejemplos de números irracionales son 2,π,53, donde por ejemplo


π=3,1415926535… proviene de la relación entre la longitud de una circunferencia y
su diámetro.

Operaciones con fracciones de igual y diferente denominador:

Suma de fracciones con el mismo denominador

Para sumar fracciones con el mismo denominador se tienen que sumar los
numeradores dejando el mismo denominador.

Por ejemplo, ¾ + 2/4

Como las 2 fracciones tienen el mismo denominador, lo que tenemos que hacer es
dejar el mismo denominador, que es 4, y sumar los numeradores:

3+2=5

Y el resultado de la suma de fracciones es:

¾+ 2/4 = 5/4

Cómo resolver una suma de fracciones


Suma de fracciones con distinto denominador

Para hacer suma de fracciones con distinto denominador, lo primero que hay que
hacer es poner un denominador común: esto es el mínimo común múltiplo entre los
denominadores que haya. Después multiplicamos cada numerador por el número
que hayamos multiplicado al denominador. Por último, sumamos los numeradores
que hayamos obtenido y dejamos el mismo denominador.

Por ejemplo,

Lo primero es haya un denominador común entre el 3 y el 5. Para eso, hallamos el


mínimo común múltiplo entre ambos.

m.c.m. (3,5) = 15

Por lo tanto 15 es el denominador común de las dos fracciones.

Cómo resolver una suma de fracciones

Ahora tenemos que multiplicar cada numerador por el número que hayamos
multiplicado el denominador. Para ello, dividimos el m.c.m entre el denominador
inicial y el resultado lo multiplicamos por el numerador de esa fracción:

Para la primera fracción:

15: 3 = 5

5 x 2 = 10

Por lo tanto, 10 es el numerador de la primera fracción.

Para la segunda fracción:

15: 5 = 3

3 x 4 =12

Por lo tanto, 12 es el numerador de la segunda fracción.

Cómo resolver una suma de fracciones


Ahora ya solo nos queda sumar los numeradores:

10 + 12 = 22

Y el resultado de la suma de fracciones es:

2/3 + 4/5= 10/15 + 12/15= 22/15

De este modo podemos hablar resta de fracciones.

Para comprender esta operación, debemos saber que, en matemática, una fracción
es una expresión que revela una división. Se trata, en otras palabras, de una
cantidad que está dividida entre otra cantidad.

Una fracción está formada por dos números: el superior se denomina numerador,
mientras que el inferior se conoce como denominador. La manera de desarrollar
una resta de fracciones dependerá de si ambas fracciones tienen el mismo
denominador o no.

Cuando las fracciones tienen el mismo denominador, simplemente debemos restar


los numeradores como en cualquier resta algebraica y mantener el denominador.
Por ejemplo:

7/2 – 4/2 = (7 – 4)/2 = 3/2

Si los denominadores son distintos, primero debemos igualarlos, hallando el


denominador común. Para hacer esto podemos multiplicar cada fracción por el
denominador de la otra:

9/7 – 2/3

(9 x 3) / (7 x 3) – (2 x 7) / (3 x 7)

27/21 – 14/21

Una vez que hallamos un denominador común, procedemos a restar como


explicamos en el ejemplo anterior:

(27 – 14)/21 = 13/21


En concreto, comienzan realizando problemas con dos fracciones y luego, para
afianzar lo que han aprendido y coger soltura al respecto, procederán a realizar la
misma operación pero con tres o más. En ese caso, el procedimiento es similar. Así,
en el caso de que compartan denominador todo es mucho más sencillo porque sólo
tendrán que proceder a restar los numeradores.

Si lo que sucede es que tienen un denominador diferente, pues habrá que seguir el
proceso anteriormente citado de encontrar lo que es el mínimo común múltiplo y a
partir de este, una vez que se haya logrado, desarrollar lo que sería la resta con los
numeradores.

Conversión decimal en fracción y viceversa

Conversión de un número decimal en fracción

Cualquier número decimal puede convertirse en fracción. Seguimos estos pasos:

Escribimos el número sin coma en el numerador.

En el denominador escribimos 10 si tiene un solo decimal, 100 si tiene dos o 100 si


tiene tres. Simplificamos, si es posible, para obtener una fracción irreducible. Por
ejemplo vamos a pasar el número decimal 0,125 a fracción decimal y luego lo
reduciremos a una fracción irreducible.

Vamos a hacer lo mismo con el número 0,64

Y con el número 1,6

Conversión de una fracción en número decimal

Cualquier fracción puede convertirse en número (natural o decimal)

Solo tenemos que dividir el numerador entre el denominador y sacar decimales en


el cociente si es entera

Veamos dos casos:

8/4 = 2 la división es exacta y no pueden sacarse decimales en el cociente,


3/5 = 0,6, esta división es entera y podemos obtener decimales en el cociente para
convertirla en número decimal.

Operaciones con números decimales:

Suma o resta de números decimales.

Para sumar o restar dos o más números decimales, debes ordenarlos en columnas
haciendo coincidir las comas. Después se suman o restan como si fuesen números
naturales (de derecha a izquierda) y se pone la coma en el resultado, bajo la
columna de las comas.

Si los números no tienen la misma cantidad de cifras decimales, puedes añadir a


la derecha los ceros necesarios, para que tengan la misma cantidad de cifras
decimales. Luego, se suma o resta como lo mostramos en el ejemplo anterior.

Multiplicación de números decimales

Para multiplicar números decimales, se multiplican como si fueran números


naturales y, en el producto, se separan con una coma, contando desde la derecha,
tantas cifras decimales como tengan en total los dos factores.

Multiplicación de un decimal por un número natural:

Para multiplicar un número decimal por un número natural debes multiplicar


prescindiendo de la coma y luego en el resultado o producto se le agrega la coma
comenzando a contar desde la derecha tantas cifras como decimales había.

Multiplicación de un número decimal por otro número decimal


Para multiplicar un número decimal por otro número decimal, debes multiplicar
prescindiendo de la coma y luego en el resultado o producto se pondrá la coma,
comenzando a contar por la derecha, tantas cifras decimales como había en los dos
números juntos.

División con decimales

División de un número decimal por un número natural

Para dividir números decimales se debe identificar cuál de ellos posee más dígitos
decimales y luego multiplicar ambos (dividendo y divisor) por un múltiplo de 10 con
tantos ceros como dígitos decimales posee el número identificado. Finalmente, se
realiza la división de los números naturales obtenidos tras la multiplicación.

Razones y proporciones

Las razones y proporciones, nosotros denominamos razón al cociente que es


indicado por dos números y que representa la relación entre dos cantidades y una
proporción a la igualdad que existe entre dos o más razones.

Razón

Una razón indica en forma de división la relación entre dos cantidades. Nos indica
cuántas unidades hay en relación a las otras, y se suele indicar simplificando las
fracciones.

Por ejemplo, si en un salón de clases tenemos 24 niñas y 18 niños, entonces lo


representaremos de alguna de las siguientes formas:

24/18

24:18

Y como la fracción podemos simplificarla al dividirla entre 6, entonces tendremos:

4/3

4:3
Y se lee que existe una razón de 4 a 3, o de 4 por cada 3.

Cada uno de los valores de una razón tiene un nombre. El valor que está del lado
izquierdo de la relación, se le llama antecedente, y al valor del lado derecho se le
llama consecuente.

En este caso, la relación de niñas respecto a los niños es una relación de 4 a 3, o


de 4 niñas por cada 3 niños.

Proporción

La proporción indica mediante una igualdad la comparación de dos razones. Para


escribir una proporción, debemos tener en cuenta que los valores antecedentes,
siempre estén del mismo lado, al igual que los consecuentes.

En nuestro ejemplo del salón de clases, podemos comparar la razón que tenemos,
de 4 niñas por cada 3 niños, y podremos calcular cuántos niños hay en un salón en
relación al número de niñas o viceversa. Para esto, en primer lugar escribiremos la
proporción que ya conocemos:

4:3

Después, un signo de igualdad

4:3=

Y después la cantidad total, por ejemplo la del mismo salón, recordando que
debemos respetar el orden del antecedente y del consecuente. En nuestro ejemplo,
el antecedente será el número de niñas, y el consecuente el número de niños.

4:3=24:18

Para comprobar la igualdad de la proporción, se efectúan dos multiplicaciones. En


una proporción, tomaremos como referencia el signo de igualdad. Los números que
están más cercanos, se llaman centros, y los números más lejanos son los
extremos. En nuestro ejemplo, los números 3 y 24 son los más cercanos al signo
igual, por lo que son los centros. El 4 y el 18, son los extremos. Para comprobar que
la proporción es correcta, el producto de la multiplicación de los centros debe ser
igual al producto de la multiplicación de los extremos:

3 X 24 = 72

4 X 18 = 72

Proporción directa y proporción inversa

Las proporciones pueden expresar relaciones en que el aumento de la cantidad del


antecedente aumenta la cantidad del consecuente. A esta variación se le llama
proporción directa. El ejemplo anterior es una proporción directa.

En una proporción inversa, el aumento de la cantidad en el antecedente, significa la


disminución de la cantidad en el consecuente.

Por ejemplo, en una mueblería, 6 trabajadores hacen 8 sillones en 4 días. Si


queremos saber cuántos trabajadores se necesitan para construir los 8 sillones en
1, 2 y 3 días, usaremos una proporción inversa.

Para determinarla, usaremos el número de trabajadores como cifra antecedente, y


el número de días como cifra consecuente:

6:4=

Siguiendo el mismo orden, del otro lado de la igualdad tendremos como antecedente
nuevamente el número de trabajadores, y como consecuente los días que tardarán.
Tendremos algo como lo siguiente:

6:4 =?:3

6:4 =?:2

6:4 =?:1

Para determinar la proporción inversa, multiplicaremos los factores de la razón


conocida, en nuestro ejemplo, 6 y 4, y el resultado lo dividiremos entre el dato
conocido de la segunda razón. Así, en nuestro ejemplo, tendremos:
6 X 4 = 24

24 / 3 = 8

24 / 2 = 12

24 / 1 = 24

Así tendremos las proporciones siguientes:

6:4 = 8:3

6:4 = 12:2

6:4 = 24:1

Con lo que podemos calcular que para producir los 8 sillones en tres días,
necesitamos 8 trabajadores; para fabricarlos en dos días, necesitamos 12
trabajadores, y para hacerlos en 1 día, necesitamos 24 trabajadores.

Regla de tres simple

La regla de tres es un mecanismo que permite la resolución de problemas


vinculados a la proporcionalidad entre tres valores que se conocen y un cuarto que
es una incógnita. Gracias a la regla, se puede descubrir el valor de este cuarto
término.

Regla de tres simple

Es importante también tener claro otros aspectos sobre la mencionada regla de tres
simple. Nos estamos refiriendo al hecho de que los problemas que permite resolver
son tanto de proporcionalidad directa como de proporcionalidad inversa. Y eso sin
olvidar tampoco que para llevar una a cabo hay que contar con tres datos
fundamentales: dos magnitudes que son proporcionales entre sí y una tercera.
En otras palabras, una regla de tres es una operación que se desarrolla para
conocer el valor del cuarto término de una proporción a partir de los valores de los
otros términos. De acuerdo a sus características, es posible diferenciar entre la regla
de tres simple y la regla de tres compuesta.

La regla de tres simple es aquella que permite establecer el vínculo de


proporcionalidad entre dos términos que se conocen (A y B) y, a partir del
conocimiento de un tercer término (C), calcular el valor del cuarto (X).

Veamos un ejemplo. Un cocinero que, días atrás, preparó tres tortas con un
kilogramo de harina, ahora dispone de cinco kilogramos de harina y quiere saber
cuántas tortas puede elaborar. Para realizar el cálculo, aplica la regla de tres simple:

Si con 1 kilogramo de harina preparó 3 tortas, con 5 kilogramos de harina preparará


X tortas.

1=3

5=X

5x3=1xX

15 = X

De este modo, el cocinero descubre que, con 5 kilogramos de harina, puede


preparar 15 tortas.

Porcentaje

El porcentaje es un símbolo matemático que representa una cantidad dada, como


una fracción de 100 partes iguales. Se utiliza para establecer relaciones entre dos
cantidades y se establece colocando el símbolo “%”, que se debe escribir después
del número al que se refiere, dejando un espacio de separación. Calcular un
porcentaje es sencillo, e incluso hay varias maneras.

Fórmula para sacar un porcentaje

Para determinar el porcentaje de un número hay que seguir los siguientes pasos
básicos:

1- Multiplicar el número por el porcentaje. Por ejemplo, si quiero saber el 32 % de


517, debo multiplicar ambas cifras (Ej: 32 x 517 = 16544).

2- Luego hay que dividir el resultado por 100. Se hace simplemente moviendo el
punto decimal dos lugares hacia la izquierda (Ej: 16544/100=165,44).

3- Se redondea a la precisión deseada (Ej: 165,44 redondeado al número entero


más próximo, 165). Es decir, el 32 % de 517 es 165.

También se puede realizar el cálculo de porcentaje de estas otras dos maneras:

32 / 100 x 517= 165,44

517 / 100 x 32= 165,44

Notación científica

La notación científica, también denominada patrón o notación en forma exponencial,


es una forma de escribir los números que acomoda valores demasiado grandes
(100 000 000 000) o pequeños como puede ser el siguiente (0.000 000 000 01) para
ser escrito de manera convencional. El uso de esta notación se basa en potencias
de 104 (los casos ejemplificados anteriormente en notación científica, quedarían 1
× 1011 y 1 × 10−11, respectivamente). El módulo del exponente en el caso anterior
es la cantidad de ceros que lleva el número delante, en caso de ser negativo (nótese
que el cero delante de la coma también cuenta), o detrás, en caso de tratarse de un
exponente positivo.

Siempre el exponente es igual al número de cifras decimales que deben correrse


para convertir un número escrito en notación científica en el mismo escrito en
notación decimal. Se desplazará a la derecha si el exponente es positivo y hacia la
izquierda si es negativo. Cuando se trata de convertir un número a notación
científica el proceso es a la inversa. 5

Como ejemplo, en la química, al referirse a la cantidad de entidades elementales


(átomos, moléculas, iones, etc.), hay una cantidad llamada cantidad de materia
(mol).

Un número escrito en notación científica sigue el siguiente patrón:

El número m se denomina «mantisa» y en el «orden de magnitud”. La mantisa, en


módulo, debe ser mayor o igual a 1 y menor que 10, y el orden de magnitud, dado
como exponente, es el número que más varía conforme al valor absoluto.

Observe los ejemplos de números grandes y pequeños:

500 5 x 102

520 5.2 x 102

600 000 6 x 105

30 000 000 3 x 107

500 000 000 000 000 5 x 1014

7 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 7 x 1033

0.055 x 10-2

0.052 5.2 x 10-2

0.0004 4 x 10−4

0.000 000 01 1 x 10−8

0.000 000 000 000 000 6 6 x 10−16

0.000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 8 8 x 10−49
La representación de estos números, tal como se presenta, tiene poco significado
práctico. Incluso se podría pensar que estos valores son poco relevantes y de uso
casi inexistente en la vida cotidiana. Sin embargo, en áreas como la física y la
química, estos valores son comunes.6 Por ejemplo, la mayor distancia observable
del universo mide cerca de 740 000 000 000 000 000 000 000 000 m, y la masa de
un protón es de unos 0.000 000 000 000 000 000 000 000 001 67 kg.

Para valores como estos, la notación científica es más adecuada porque presenta
la ventaja de poder representar adecuadamente la cantidad de dígitos significativos.
Por ejemplo, la distancia observable del universo, de modo que está escrito, sugiere
una precisión de 27 dígitos significativos. Pero esto no puede ser verdad (es poco
probable 25 ceros seguidos en una medición).

Números romanos

El sistema de numeración romana fue el sistema empleado en la antigua Roma y


que se extendió por todo el Imperio. Tan importante fue el sistema de numeración
romano, que hasta el día de hoy se sigue utilizando.

El sistema de numeración romano emplea 7 letras para representar los números,


combinando estas letras podemos generar cualquier cantidad numérica.

I= 1 – V= 5 – X=10 – L=50 – C=100 – D=500, M=1000

1=I

2= II

3= III

Con el sistema romano de numeración, los símbolos se leen de izquierda a derecha,


siendo el que tienen más valor el primero en representarse, así para representar el
número 999, en números romanos era DCCCCLXXXXVIIII.

Las letras de más valor son las que van marcando los grupos de cifras, donde
D=500, tiene más valor que C=100; L=50, tiene más valor que X=10 y por último
V=5 tiene más valor que I=1.
Este fue el motivo por el que se cambió a un sistema sustractivo en el que el
posicionamiento de un signo menor delante de uno de mayor valor, resta. Además
se limitó a 3 el número máximo de letras iguales, ahora el número 4, no es IIII, sino
IV. Al situar el valor mayor, en este caso V=5, detrás del I=1, significaba que a V-
I=IV.

Si seguimos el ejemplo anterior: 999 = CM –XC– IX


Metodología de la investigación

El plan de estudios de la carrera de psicología es un conjunto fijo e inamovible de


asignaturas específicas, asignaturas interdisciplinarias y asignaturas electivas.

El resultado era que se alcanzará a ver el temario en un 80% u 85%, pero con la
certeza que todos entenderán y asimilarán los conocimientos. Ya en el segundo
semestre se acelera el proceso para que los alumnos al término de ese periodo
cubrirán el porcentaje faltante del primer curso y la plenitud del segundo.

Si nos referimos al mejor momento de aplicar estas evaluaciones, tenemos que


aceptar que son al inicio de cualquier tema, unidad o proceso educativo (sea todo
un plan de estudios, un curso, una unidad temática, en este caso… referente la
materia de razonamiento matemático) o bien en una porción del mismo; es
importante aclarar que si no se aplican al iniciar una nueva actividad de aprendizaje,
nos quedaremos sin información útil para iniciar nuestros cursos, ya que sin
objetivos bien replanteados, a partir de los diagnósticos, se nos dificultará establecer
los criterios de logro necesarios para considerar el punto de partida de cualesquier
tema o unidad de aprendizaje. Debido a que la mayoría de alumnos que van
ingresando la universidad los días sábado, son jóvenes que ya tienen 1, 2 o hasta
más años de haber terminado su bachillerato; se les refresca la memoria y tienen
una noción de lo que se verá en el curso.

Por último, respecto al manejo de los resultados de estas evaluaciones, lo


fundamental es la adecuación de los elementos del PEA (y no sólo en la fase de
planeación, sino de implementación también) tomando en cuenta las condiciones
iniciales del alumno. Ya lo decía el ilustre investigador educativo, David Ausubel:
"investíguese lo que el alumno ya sabe y enséñese en consecuencia".

Desgraciadamente las concepciones actuales de la evaluación, se siguen quedando


rezagadas, siempre en aras del cumplimiento del trabajo burocrático que conlleva
el inicio del ciclo académico a que nos estemos refiriendo, es decir que hay
profesores que hacen sus pruebas diagnósticas, las revisan, las registran y las
entregan en la dirección, sin quedarse ellos con tan valiosos registros; por lo que de
estos instrumentos se puede extraer y aplicar.

Evaluar en cualquiera de sus funciones, es un concepto muy amplio, es participar


en la construcción de un conocimiento axiológico, no sólo es instrumental, será
necesario siempre interpretar la información, estableciendo visiones no
simplificadas de la realidad y facilitando la generación de una verdadera cultura
evaluativa.

Construir una cultura evaluativa implica incorporarla como una práctica cotidiana
que realizamos en equipo y que afecta a las instituciones en su conjunto, ya no para
sancionar y controlar, sino para mejorar y potenciar el desarrollo de todos.

Afortunadamente, autores como Bombelli (2004), valoran la evaluación diagnóstica


y la recomiendan porque consideran que “el diagnóstico permite un mejor
acercamiento a los contenidos y competencias propias de los estudiantes y propicia
procesos de enseñanza más ajustados a las necesidades de los mismos”.
Ejercicios para la prueba diagnóstica de razonamiento matemático

TEST PSICOTECNICO

Cada pregunta acertada suma un punto y cada pregunta errónea resta 0.33, si se
queda en blanco ni suma ni resta.

Ponen un tipo de tiempo para ver la agilidad matemática y tienen un tiempo de 20:00
minutos.

“Tiempo restante para la prueba”

PREGUNTAS:

1. En el siguiente cuadro, haciendo una operación aritmética, dos de los números


de cada fila horizontal o vertical dan como resultado un tercero. ¿Cuál es el número
que falta?

A) 2
B) 3
C) 5
D) 6
E) 9
F) 4
En el siguiente cuadro, haciendo una operación aritmética, dos de los números de
cada fila horizontal o vertical dan como resultado un tercero. ¿Cuál es el número
que falta?

A) 200
B) 160
C) 180
D) 240
E) 120

3.- ¿Qué número nos resulta de sumar 4 con su mitad y con su doble?

A) 8
B) 14
C) 10
D) 12

4.- ¿Qué número sumado al 19 da 85?:

A)76

B) 65

C) 66

D) 69
5.- Jesús compra 1 archivador y 2 CDs. y paga un total de 18 euros. Más tarde Luis
paga 39 euros por 3 archivadores y 1 CD. ¿Cuánto cuestan entonces 2
archivadores?

A) 24 €
B) 23 €
C) 25 €
D) 14 €

6. ¿Cuál es el resultado de multiplicar 6 por su doble?:

A) 72 B) 12 C) 36 D) 216

7.- ¿Cuál es el resultado de sumar 6 con su tercera parte y su triple?

A) 21 B) 27 C) 26 D) 28

8. ¿Qué número dividiremos por 3 para obtener 19?:

A) 47 B) 57 C) 39 D) 69

9. ¿Cuántos números impares encontraremos entre 30 y 40?:

A) 4 B) 7 C) 6 D) 5

10.- . ¿Cuántas veces multiplicaré el 2 por sí mismo para obtener 36?:

A) 3 B) 4 C) Imposible. D) 5
Ejercicios básicos de álgebra

1. Comprueba cómo se expresan algebraicamente las siguientes situaciones

2. Calcula el valor numérico de las siguientes expresiones algebraicas para los


valores que se indican en cada una de ellas

3. Evalúa las siguientes expresiones algebraicas, para los valores que se


indican
Solución:

-5 4

-13 0

7 -5

15 -21

4. Resuelve las operaciones con monomios dadas

Soluciones:
a) 4x
b) 4x + 2
c) 4xy -3x
d) X2
5. Resuelve las siguientes ecuaciones

Soluciones:
a) 3
b) 8
c) 3
d) 18
e) -3
f) -7/4
g) 5/4
h) 5/2
Conclusión
La preocupación por tener buenos psicólogos es colectiva, en la necesidad de que
los aspirantes a la licenciatura vean el área de razonamiento matemático como una
disciplina imprescindible para la vida diaria y que entiendan que muchos problemas
y situaciones reales no tienen solución sin un determinado conocimiento
matemático. Sin embargo, es una de las disciplinas que más dificultades conlleva
entre los ellos, en muchos casos estas dificultades tienen su origen en pequeñas
lagunas desde que estaban en primaria y secundaria y si no se tratan
adecuadamente a un buen tiempo puede haber repercusiones posiblemente en el
ámbito laboral. Deducimos todo en el equipo que sea cual sea la causa que origina
las dificultades de aprendizaje tanto en el área de razonamiento como en el resto
de áreas matemáticas es clave resaltar la importancia las pruebas diagnósticas
también nombrados como test para así trabajar en las causas y no en el síntoma
para mejorar el rendimiento académico de los aspirantes y que aumenten sus
posibilidades de alcanzar el éxito en la universidad. La reflexión acerca de estas
posibles causas fue la que permitió la elaboración de la prueba diagnóstica, por otro
lado, desde nuestra visión empírica nos hemos dado a la tarea de recordar algún
amigo ó familiar que no eligen las Matemáticas como asignatura preferida pero un
alto porcentaje reconoce que es una materia que es de bastante importante. Esto
nos motivó a hacer esta prueba la cual puede tener un impacto muy positivo hacia
el desempeño universitario. Todos estamos de acuerdo que el razonamiento
matemático es muy diferente a las matemáticas básicas. Nos hemos dado cuenta
que los errores en la resolución de los problemas se ha podido ver que se deben a
una mala comprensión lectora, ya que al no realizar una lectura comprensiva hacen
una elección incorrecta del algoritmo y muchas veces se fijan en palabras clave y
operan sin razonar el proceso lógico que deberían seguir para resolver el problema
con éxito. Muchos los aspirantes a universidades también presentan dificultades en
el recuerdo de hechos numéricos, fundamentalmente en las tablas de multiplicar y
en los pasos que se deben seguir en la realización de los algoritmos.
Por todo ello es necesario que la comunidad universitaria adquiera un mayor
compromiso para mejorar la situación personal sobre su grado de razonamiento
lógico-matemático Las universidades tienen la obligación de procurar el desarrollo
integral de sus próximos universitarios y para ello es de extrema necesidad
diagnosticar y tratar las posibles dificultades del aprendizaje para que estos
universitarios puedan aprovechar al máximo sus posibilidades, desempeñar un
excelente puesto de psicólogo y alcancen el éxito para ser felices.
Bibliografía

 Educación. (9 de Diciembre de 2014). Educación. Obtenido de Educación:


https://corporativocln.com/la-importancia-de-la-evaluacion-diagnostica/
 García, R. C. (23 de Agosto de 2014). Enciclopedia oceano. Obtenido de
Enciclopedia oceano:
https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1029753.la-importancia-de-la-
evaluacion-diagnostica-en-educacion.html.
 Revista Mexicana de Investigación Educativa (14 de octubre de 2015).
Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/140/14028945006.pdf
 P. Julián y M. María. (2009, Junio, 23) Definiciones: Definición de números
reales https://definicion.de/numeros-reales/
 Julián P. y M. María (2013, Marzo, 03) Definiciones: Definición de números
naturales (https://definicion.de/numeros-naturales/)
 P. Julián y M. María (2009, septiembre, 07) Definiciones: Definición de
números enteros https://definicion.de/numeros-enteros/
 Regla-signos (2010, abril, 08) recuperado de
https://www.matesfacil.com/ESO/numeros/signos/regla-de-los-signos-
multiplicar-numeros-ejemplos-test.html
 Matemáticas (2007, septiembre, 09) recuperado de
https://www.smartick.es/blog/matematicas/fracciones/como-resolver-una-
suma-de-fracciones/
 P. Julián y M. María (2016 abril, 05) Definiciones recuperado de
https://definicion.de/resta-de-fracciones/
 Matemáticas (2004, enero, 16) recuperado de
http://www.bartolomecossio.com/MATEMATICAS/conversin_decimal_en_fr
accin_y_viceversa.html
 Operaciones con números (2005, enero, 06) recuperado de
https://www.portaleducativo.net/sexto-basico/407/Operaciones-con-
numeros-decimales
 Razones proporciones (2009, abril, 08) recuperado de
https://www.ejemplode.com/5-matematicas/1289-
ejemplo_de_razones_y_proporciones.html#ixzz6HuJ2iFfJ
 P. Julián y M. María. (2016, Mayo, 14) Definiciones: Definición de regla de
tres simple recuperado de https://definicion.de/regla-de-tres-simple/
 Porcentaje (2016, agosto, 10) recuperado de
https://www.clarin.com/sociedad/como-sacar-el-porcentaje-de-un-
numero_0_avnnm4TK.html

También podría gustarte