Está en la página 1de 4

LA DEPRESIÓN: EL ENEMIGO SILENCIOSO

Juan Pablo Ospina Quintero – Grupo H – 15 de octubre de 2018

INTRODUCCIÓN

La depresión es un problema cada vez más visible, ya pasó de ser solo un problema
ignorado más a uno con riesgos de alta complejidad, esto evidencia que en el tiempo
donde al parecer se tenía controlado no se le prestó la suficiente atención, y ya no es más
ese temeroso monstruo que yacía sin fuerzas en el fondo del armario de los niños, y en
general de todas las personas, a convertirse en el temerario Godzilla cada vez menos
invisible que nos quita el sueño tanto a las personas que no lo sufren, como a los que lo
están sufriendo, y más aún a los que en cierta etapa de la vida lo hemos sufrido y
queremos sacar a las personas que están allí.

Basado en el conocimiento aportado en la revisión de literatura de este desarrollo


investigativo, lo que se pretende es dar una visión más adecuada del tamaño del
problema al que nos debemos enfrentar y las complicaciones presentes y a presentar al
combatir cara a cara este enemigo ya no tan invisible pero si preocupantemente
silencioso.

Esto nos lleva a preguntarnos ¿cómo es posible ayudar a los pacientes con diagnosis
relacionadas a este trastorno? y ¿qué se puede hacer desde la parte clínica por ellos?

DESARROLLO DEL TEMA

¿Cómo definir algo tan desconocido para la mente humana pero a la vez tan tóxico y
destructivo para ella? Bueno, el Instituto Nacional de la Salud Mental de los Estados
Unidos define esta como: “Una enfermedad que interfiere con la vida diaria y el
desempeño normal y causa dolor tanto para quien padece el trastorno como para quienes
se preocupan por él o ella” 1, como lo vemos aquí, ya no podemos simplemente ignorar y
dejar pasar este trastorno como si fuera algo muy normal, cuando en realidad es un arma
asesina que dinamita la vida de las personas de adentro hacia afuera; en el área clínica
esta situación pone en estado de alerta a toda la población, analizando el caso de
España, uno de los países donde más casos se han presentado respecto al alza de casos
consultados y reportados en los últimos años, estos han pasado a cifras de 3,9% en
población adulta y el 14,3% en atención primaria a la misma población, estas cifras son en
realidad alarmantes, ya que denota una deficiencia significativa al momento de afrontar el
problema médico en una población hasta cierto punto explorada, mientras que en la
población en cierto punto más vulnerable como la tercera edad aumenta a un 19,7% en
mayores de 65 años2, y más preocupante por el aumento en el consumo de los
antidepresivos. Aunque estas son cifras y hay que mostrarlas, estás no se deben
1
Nimh.nih.gov. (2009). [online] Available at:
https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/depresion/depresion_38791.pdf [Accessed 16
Oct. 2018].

Página 1|4
malinterpretar a aducirlas a un mal tratamiento o un mal análisis diagnóstico del paciente,
puesto que un gran porcentaje de este es debido al abandono de tratamiento por parte del
paciente de manera prematura, y aunque se busque crear en el paciente la conciencia de
necesidad de adherencia al tratamiento no se ha podido establecer un vínculo correcto
entre mantener este y la mejoría completa, otro porcentaje preocupante es el que se da
por una mala diagnosis de parte del médico tratante, donde no se ejecutan los protocolos
de manera adecuada y se realiza de manera equívoca la determinación de la patología, lo
que conlleva a que el paciente tome un tratamiento en cierto punto innecesario y se acabe
por adherir a este a otro tratamiento completamente diferente al que necesita. Basados en
estos dos criterios de incremento de las diagnosis con antidepresivos y los criterios de
adherencia o falta de ella por parte del paciente se observa otro panorama un tanto
oscuro, la prescripción de antidepresivos aun cuando no se hace necesario y la creación
de resistencia a ciertos tipos de medicamentos al paciente deprimido por una mala
diagnosis, es preocupante ver cifras de un 50% de aumento de prescripción de estos
medicamentos3 solo por no encontrar una enfermedad mental específica sino por
descartar y evitar que las personas cometan una “locura”, hasta que no sepamos que una
mala prescripción puede destruir la vida de un paciente no llegaremos a preocuparnos
adecuadamente por realizar bien este importante trabajo, es un camino de llegar a pensar
si hacemos bien al esteriotipar a las poblaciones que sufren una u otra enfermedad con la
etiqueta de si sufres esto puedes tomar esto y te hace el mismo efecto que a aquella
persona, no se debe caer más en este error que daña y destruye a una población ya de
por si vulnerable a todo el escenario médico, sino tener manos abiertas para ayudar y
utilizar lo mejor de nosotros para como profesionales poder hacer la vida más llevadera y
correcta a cada persona en esta circunstancia, somos los que luchamos por dar una
mejor calidad de vida a los pacientes, ¿por qué no hacerlo?.

CONCLUSIONES

- Las cifras hablan por sí solas, se ha incrementado de forma descontrolada las


consultas por depresión a lo largo del tiempo, ya es un asunto que debe ser de
nuestro completo interés y disposición, al tener en cuenta que el ser humano que
la sufre puede ser algún familiar, una persona y debemos ayudarla, para esto es
necesario contar con una ética profesional dispuesta a actuar por medio del amor
a la profesión y a la persona a atender en cada situación.
- Se hace necesario crear una conciencia adecuada tanto al paciente de no
abandonar bajo ninguna circunstancia el tratamiento hasta no completarlo, como al
profesional que prescribe el medicamento al encasillarlo en una enfermedad
común, por medio de políticas de conocimiento de la enfermedad de una manera
más profunda y humana, así podremos aterrizar la enfermedad a una visión más

2
Haro JM, Palacín C, Vilagut G, Martínez M, Bernal M, Luque I, et al. Prevalencia de los transtornos mentales
y factores asociados: resultados del estudio ESEMeD-España. Med Clin (Barc). 2006;126:445–51.
3
Nimh.nih.gov. (2009). [online] Available at:
https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/depresion/depresion_38791.pdf [Accessed 16
Oct. 2018].
Página 2|4
humanística y no caer en el desconocimiento de la misma y posterior ignorancia
por omisión.
- Se debe tener en cuenta que bajo ninguna circunstancia está permitido el
tratamiento con medicamentos innecesarios, puesto que el daño al paciente podría
ser irreparable y en ciertos casos puede causar dependencia a este por un acto de
omisión e ignorancia de la situación.

BIBLIOGRAFÍA

1. Nimh.nih.gov. (2009). [online] Available at:


https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/depresion/depresion_38791.
pdf [Accessed 16 Oct. 2018].
2. Haro JM, Palacín C, Vilagut G, Martínez M, Bernal M, Luque I, et al. Prevalencia
de los transtornos mentales y factores asociados: resultados del estudio ESEMeD-
España. Med Clin (Barc). 2006;126:445–51.
3. McManus P, Mant A, Mitchell PB, Montgomery WS, Marley J, Auland ME. Recent
trends in the use of antidepressant drugs in Australia, 1990-1998. MJA.
2000;173:458-61.
4. Pincus HA, Tanielian MA, Marcus SC, et al. Prescribing trends in psychotropic
medications. JAMA. 1998;279:526-31.
5. Ortiz LA, Lozano SC. El incremento en la prescripción de antidepresivos. Aten
Primaria. 2005;35:152–5.
6. Serna AC, Galvan SL, Gasco EE, Santafe SP, Martin GE, Vila PT. Evolución en el
consumo de antidepresivos durante los años 2002 a 2004. Aten Primaria.
2006;38:456–60.

Página 3|4
PROCESO DE REVISIÓN DE LITERATURA

Pregunta de consulta: ¿Cómo se ve la depresión desde el punto de vista clínico? Y ¿Cómo ha sido
el aumento en las prescripciones de medicamentos antidepresivos?

Descriptores: Trastorno depresivo, prescripción de antidepresivos

Criterios: Artículos indexados, fuentes gubernamentales, autores reconocidos

Test Plagiarism Checker:

Lo detectado se debe a elementos referenciados según normas internacionales

Página 4|4