Está en la página 1de 211

COLECCION AJEDREZ

Cómo jugar
las
aperturas
semicerradas
Anatoli Karpov
Traducción: Manuel Suárez Sedeño

Portada: Manuel Abia Ouijano

© 1993, by Zugarto Ediciones, S. A.


Pab lo Aranda, 3 - 28006 Madrid, España
Tel. 411 42 64 - FAX 562 26 77

I.S.B.N .: 84-88155-23-9
Depósito Legal: M-33800-1993

Impreso en España - Printed in Spain


Gráficas Muriel, S. A.
Buhígas, s/n- Getafe (Madrid)
Prólogo a los cuatro tomos

Ofrezco a los lectores una edición compuesta de cuatro libros:


"Cómo jugar las aperturas abiertas", "Cómo jugar las aperturas
semiabiertas", "Cómo jugar las aperturas cerradas" y "Cómo jugar las
aperturas semicerradas".
¿En qué género se encuadran estos libros? Desde luego, algunos
géneros por su contenido son inagotables. Voy a señalar tres.
1) El libro contiene un buen número de partidas, muy interesan-
tes por su apertura, de los últimos años (en especial del intervalo 1984-
1991 ). Por regla general, estas partidas pertenecen a conocidos gran-
des maestros, y en especial se estudian prácticamente todos los
encuentros de los cinco matches por el campeonato mundial Karpov-
Kasparov, y también encuentros en los que se desarrollaron ideas de
apertura que empleé por vez primera.
Así, el primer género es una selección de partidas escogidas de
grandes maestros, jugadas en los últimos años y valiosas por su
aspecto teórico en la apertura.
2) Las partidas se han elegido por principios teóricos, pero lo
importante no es sólo el método de elección, sino la forma de exponer
el material. En efecto, cada una de las partidas principales de los libros
constituyen por sí solas una pequeña investigación teórica, que contie-
ne información variada, con muchas citas y otros ejemplos. La partida
principal a menudo contiene partidas anteriores y posteriores, con lo
que se da una idea de la apertura a lo largo de su desarrollo, indicando
su perfeccionamiento y mejoras. Comentando una u otra línea de la
partida, a menudo me desvío recordando otras partidas propias o de
grandes maestros. Confío en que estas "retiradas organizadas" no
confundan a los lectores ...
Así, el segundo género de la edición es un manual de aperturas,
con las salidas, variantes y esquemas más actuales, producidos en los
últimos años.
3) En la edición incluyo bastantes partidas jugadas por el autor,
entre ellas los matches por el campeonato mundial. En mis encuentros
con G. Kasparov hemos aprovechado todos los conocimientos teóricos
de la actualidad, y con su cooperación han nacido muchas ideas
nuevas, que han despertado una atención general. En la edición se
7
reflejan los descubrimientos en la apertura más valiosos de mis
encuentros con Kasparov. Incluyo en el libro otras partidas jugadas en
los intervalos entre los combates por la corona.
Así, el tercer género del libro es una selección de las mejores
partidas del72ºcampeón mundial en el período 7984-1991.
Aunque la atención principal de/libro se centra en la fase de la
apertura, todas las partidas principales (y también muchas de las
accesorias) las ofrezco completas. Considero que es muy útil el estudio
de toda la partida, porque permite observar la unión entre las tres
distintas etapas del combate. En los manuales de aperturas, que
contienen miles de variantes, como en el cine, los ejemplos se cortan
"en el momento más interesante". Estamos viendo cualquier ejemplo
atractivo, y de súbito se corta con la valoración "las blancas tienen
ventaja", o "las negras tienen la iniciativa". ¡Y si yo quiero ver cómo se
realiza la ventaja! En esta edición los lectores no sufrirán esa desilu-
sión ...
A diferencia de las monografías y enciclopedias de aperturas en
nuestra edición nos ocupamos sólo de las aperturas más jugadas, e
incluso entre ellas de las variantes más populares, que se encuentran
sobre todo en los matches por el campeonato del mundo y encuentros
de candidatos. La interpretación de todas las bifurcaciones posibles
ocupa un lugar menor.
Algunas palabras sobre la organización de los cuatro tomos.
Tradicionalmente las aperturas de ajedrez se dividen en tres
grupos: abiertas, semiabiertas y cerradas. Esta división era válida en el
siglo pasado y a principios del nuestro, cuando se consideraba casi
obligada la salida 1. e4. En caso de 1. ... , e5 surgía una de las variantes
abiertas, y tras otras respuestas, las semiabiertas; las aperturas restan -
tes (cuya porción era pequeña) se valoraban como aperturas cerradas.
Más tarde esa situación cambió, la popularidad de las aperturas
cerradas aumentó considerablemente, y según la estadística ahora ya
van por delante. De esta manera, surge la necesidad de dividir estas
aperturas en dos grupos: el convencional de cerradas, y semicerradas.
Entre las cerradas (según la nueva convención) se encuentran las
salidas simétricas: 1. d4, d5 ó 1. c4, c5, etc... , y para las semicerradas las
asimétricas: 7. d4, 0! f6; 2. c4, e6 ó 2 . ... , g6. Aunque esta terminología aún
no se puede considerar como estable, pienso que en el futuro será
reconocida. De una u otra manera, esta clasificación es la que se ofrece
en la presente edición.
Algunas palabras sobre mí repertorio de aperturas (se sobreen-
tiende tanto con blancas como con negras). En él se incluyen práctica-
mente todas las aperturas abiertas (española, rusa, holandesa e

8
italiana), semicerradas (defensas francesa, siciliana, Caro Kann y
Ufimtsev), cerradas (gambito de dama, defensa eslava y apertura
inglesa) y semicerradas (defensa nimzoindia, defensa Grünfeld, defen-
sa india de rey y defensa india de dama). Como se ve, quiera o no, en
la actualidad hay que ser un especialista en un amplio perfil de
aperturas ... Comprendo que cuando se habla del estado actual de una
u otra apertura, siempre es más cómodo recurrir a los ejemplos
propios, aunque en los comentarios siempre ofrezco otras partidas,
que pueden ser igual de valiosas en el plano teórico.
Ofrezco ahora la estadística de los cinco Matches Karpov -
Kasparov (sobre un total de 144 partidas jugadas):
aperturas abiertas - 23 partidas,
aperturas semiabiertas- 16 partidas,
aperturas cerradas - 58 partidas,
aperturas semicerradas - 52 partidas.
Cada uno de los cuatro libros contiene 32 partidas principales, y
para los comentarios generales se han aprovechado más de 500
partidas de grandes maestros de los últimos años. La mayoría de los
combates seleccionados, en especial/os de los campeonatos mundia-
les, ya se han publicado más de una vez, y por eso a menudo me limito
a dar los comentarios precisos y generales de otros grandes maestros.
Cuando ofrezco variantes y jugadas aisladas, no siempre cito a sus
autores, en especial si no se han ofrecido de forma independiente de
otros comentaristas.
Como en esta edición a menudo cito las partidas de los match es
con G. Kasparov, para abreviar en su lugar ofrezco dos cifras entre
paréntesis, la primera indica el número del match, la segunda el de la
partida.
Para terminar debo dar las gracias al maestro y literato Evgeni
Gik por su ayuda en la recopilación del material para estos cuatro
libros.

A.Karpov

9
Prólogo al cuarto tomo

En los últimos años las aperturas semicerradas han reinado notoria-


mente sobre las restantes, en especial en los torneos de grandes
maestros y maestros. Por eso el cuarto tomo de esta edición debe ría
superar en volumen a cada uno de los tres precedentes. Sin embargo
se ha conseguido mantener la "igualdad" gracias a que la parte de
material que debiera consagrarse a la defensa Grünfeld, que debiera
incluirse aquí, la consagré a mi libro sobre esa apertura, pub licado
recientemente por esta editoriai.Aunque la defensa Grünfe ld ahora es
muy popular, y permanentemente se ha empleado al más alto nivel
(por ejemplo en mis tres últimos matches con Kasparov), me he
limitado sólo a cinco partidas, que complementan el citado libro sobre
la Grünfeld .
El líder absoluto entre las aperturas semicerradas es la defensa india de
dama, y es suficiente decir, que muchos ajedrecistas, entre ellos yo
mismo, la juegan constantemente tanto con blancas, como con negras.
Esta apertura también se encuentra con frecuencia en mis encuentros
con Kasparov, especialmente en los primeros matches. También en
muchos encuentros de candidatos no ha faltado la defensa india de
dama. Por ello es comprensible que en 11 de las partidas que se
incluyen en este libro se juegue esta apertura.
Si el interés por la defensa india de dama es constante, la defensa india
de rey a menudo experimenta subidas y bajadas. A propósito, en la
actualidad despierta de nuevo un inusitado interés, ante todo gracias
a los esfuerzos de Kasparov. Si en los cuatro primeros encuentros por
la corona recurrió a la defensa india de rey solo una vez (en Sevilla), en
el último match, y especialmente tras él, Kasparov empezó a emplearla
invariablemente. En este libro la defensa india de rey abarca ocho
partidas, y en los comentarios se añaden otras diez .
Las otras dos aperturas, a las que se dedica el libro, ceden claramente
en popularidad frente a las tres mencionadas. Por eso el número de
partidas es algo menor, seis para la defensa nimzoindia, y dos para la
defensa holandesa.

11
Defensa
india de dama
Partida 1

Karpov - Andersson
Reggio Emilia, 1990

Algunos dí as después de termi- siguiente partida se dedica a esta


nar el último campeonato del jugada.
mundo en L yon partí hacia la ciu-
dad italiana para tomar parte en 4. b6
un gran torneo internacional. Este
es mi método preferido para "ci- El fianchetto inmediato no es el
catrizar las heridas". Como se único procedimiento de desarro-
dice en Rusia, "un clavo saca a llo. Aquí tenemos dos ejemplos:
otro clavo". Y en efecto, la inme- Epishin - Christiansen (Viena,
diata victoria en el torneo mejoró 1991) 4 ... e5 5. a3 g xd2+ 6.
sensiblemente mi humor, y el fra- ~ xd2 b6 7. b4 g b7 8. ~ b2 0-0
caso en el encuentro con Kaspa- 9 . e3 ~ e7 10. g d3 0la6 11. de
rov se quedó en la sombra ... be 12. b5 0le7 13. 0-0 d5 14.
0le5. El juego está equilibrado.
Aunque tras el agotador encuen- Ftacnik - Benjamin (Los Angeles,
tro por la corona no pude jugar en 1991) 4 ... 0-0 5. a3 g xd2+ 6.
plenitud de mis fuerzas, algunas ~ xd2 d6 7. b3 0lbd7 8. g b2
partida resultaron bastante inte- 0le4 9. ~ e2 f5 1 O. g3 0ldf6 11.
resantes. Ofrezco la mejor de g g2 ~ eS 12. 0ld2 ~ d7 . De nue-
ellas, que tiene un gran valor des- vo las posibilidades de ambos
de la apertura hasta el final. bandos se pueden considerar
equilibradas.
1. d4 0lf6
2. e4 e6 5. g3 ~ a6
3. 0lf3 g b4+ 6. ~ e2 ~ b7
4. 0lbd2 7. g g2 ~ e4

Es más popular 4.Ad2, que se Una posición bien conocida, que


encuentra con regularidad en los se encuentra con frecuencia en la
torneos de grandes maestros. La práctica.
15
8. e b3 ~ xd2+
9. ~ xd2 0-0
1 o. 0-0 d6

Las negras jugaron una novedad


en la partida Ftacnik - Korchnoi
(Brno, 1992) 1 O.•• 0l c6!? Después
siguió 11. il fd1 h6 12. ~ e3 .l::l. e8
13. 0le5 ~ xg2 14. ~ xg2 0l e7
15. ~ f3 d6, y las negras tienen
buen juego.

11. .l::l. fd1 e e7

Probablemente, sea más precisa


11 ... 0lbd7. Una fuerte maniobra. Las blancas
preparan 0l f3-d2 apoderándose
12. ~ e3! 0lbd7 del centro, tras lo cual su ventaja
13. ~ c3 adquiere un carácter concreto.

Otra posibilidad es 13 . .l::l. ac 1, sin 16. c6


embargo es importante para las
blancas liberar la columna "d". De nuevo las negras actúan con
Ahora a la rutinaria 13 ... c5 14. de pasividad, era más prometedora
de tienen el golpe 15. bl, xd7! 16 ... ~ b7, aunque después de 17.
~ xd7 16. ~ xf6 ~ xf3 17. ~ g5 d5 e5 (17 ... ed 18. ~ xe7 .l::l. xe7 19.
ganando. ~ xf6 gf 20. 0l d4) 18. 0lh4 tam-
bién estaban en peligro .
13. .l::l. fe8
17. ~ b2 b!. cc7
Perdiendo tiempo, las negras tie- 18. 0ld2 ~ g6
nen un juego normal en caso de
13 ... d5 y después c7-c5. Esta Ahora todas las piezas blancas
continuación estaba en el espíritu están situadas de forma ideal,
de la posición, y probablemente tiene dos alfiles activos, mien-
llevaba a la igualdad. tras que el alfil negro de g6 está
excluido del juego.
14. .l::l. ac1 h6
15. b3 .l::l. ac8 19. 0lb1!
(Ver diagrama)
Una decisión interesante. En caso
16. ~ h3! de 19 ... ~ xb 1 20 . .l::l. xb 1 las blan-
16
cas tendrían la ventaja de la pare -
ja de alfiles, y las negras ningún
contrajuego. Si se evita el cambio
en b 1, entonces el caballo se .t.
traslada a c3 , donde ocupa una
posición más activa que en d2. .l
19. a6

Como antes merecí a atención


19 ... d5. Disponer todos los peo-
nes en la sexta fila no es el mejor
método de defensa ...

20. ,¡g g2 b!. ec8


21 . ,¡ga3! 0ie8 27. c5!
22. 0ic3 ~ d8
Cerrando el flanco de dama, las
Si las negras insisten en seguir su blancas trasladan todas sus fuer-
"plan", 22 ... f6 y 23 ... :?4f7, enton- zas al otro extremo del tablero.
ces sigue d4-d5 y a c6xd5 ,
0ic3xd5 ganando. A 22 ... c5? es 27. d5
muy desagradable 23. <í'} d5. 28. e5 a5
29. bt e 1 bi aS
23. ~ d2 30. ~ b2

Preparo e2-e4 con una comp leta El siguiente plan de las blancas es
restricción de la posición enemi - lógico: después de h2-h4-h5 y g3-
ga. g4 trasladan las torres a la terce-
ra fila y luego al flanco de rey.
23. Zl b7 Después sigue la ruptura decisiva
g4-g5; aquí se nota la debilitación
Si 23 ... b5, entonces 24. /?4 b4. en la apertura negra h7 -h6.

24. e4 b5 30. b4?

Por fin las negras muestran acti- Las negras debían cerrar el flanco
vidad, pero, por lo visto, algo de dama, para al menos resolver
tarde. allí sus problemas, y pasar a la
defensa del rey. De forma ines-
25. 0ie2 bt bb8 perada el juego se resuelve en
26. 0i f4 ~ h7 este flanco.
17
31. id. a1! zar el plan mencionado anterior-
mente, con el avance de los peo-
Una maniobra bastante precisa. El nes "g" y "h". Pero la lucha aun se
blanco pretende bloquear el flan- prolongaría bastante.
co de dama mediante a2-a4, pero
primero hace una jugada profilác- 33. ~ xa3 e b7
tica de torre, para que en caso de 34. ~ c3 0J c7
que se descubra la columna "a" la 35. ~ xa5 0Jb5
torre esté en su sitio. 36. id. a4

31. e c7 Ahora las blancas se disponen a


32. a4! ba? jugar 37 . .í?f,b4 y es mala 37 ...
~ xa4 por 38. ba con ataque en los
Era imprescindible pasar a una dos flancos. Andersson decidió
sorda defensa mediante <í) d7 -f8. no atormentarse y en esta posi-
En ese caso me disponía a reali- ción abandonó la partida.

18
Partida 2

Karpov - Nikolic
Skelleftea, 1989

Aunque en el libro domina el enfo- Si al lector esta partida le parece


que de la apertura , he selecciona - algo anticuada, entonces lo con-
do esta partida también por su solaré: un poco más abajo, en los
interesante y agudo medio juego. comentarios, ofrezco otra parti-
da con Andersson, jugada siete
1. d4 0J f6 años después y con la misma va-
2. c4 e6 riante ...
3. 0J f3 ~ b4+ Tras el fianchetto del alfil, 4 ...
4. ~ d2 ~ xd2+ 5. f!i xd2 0-0 6. g3 d5 7.
~ g2 las blancas tampoco pueden
La continuación más jugada, en la organizar una fuerte presión en el
partida precedente hablamos de flanco de dama. Esta situación
la jugada 4. 0J d2. recuerda a la apertura catalana,
pero con la ausencia de los alfiles
4. f!i e7 de casillas negras. 7 ... 0J bd7 8.
0-0 c6 9. 'ª c1 f!i e7 10. f!i e3.
Respecto al cambio en d2, sostu- Andersson construyó este siste -
ve un largo debate con el gran ma de desarrollo con negras en
maestro Andersson, que se inició algunas partidas de la Copa del
en la siguiente partida. mundo en Bruselas ( 1988). En la
Karpov - Andersson (match del partida Speelman - Andersson si-
siglo, Londres, 1984) 4 ... ~ xd2+ guió 1 0 .. . 'ªd8 11. cd 0J xd5 12.
5. f!i xd2 0-0 6. e3 d5 7. 0J c3 f!i a3 ~ f8 13. f!i d3 0J5f6 14.
0Jbd7 8. cd ed 9. ~ d3 b!. e8 1 O. 'ª d1 ~ g8 15. 0J c3 b6 16. e4, y
0-0 0J e4 11. f!i c2 0J df6 12. b4 apoderándose del centro , las
c6 13. 0J e5 ~ f5 14. 0J a4! g6 15. blancas recibieron una ventaja
f!i b2 a6 16. 'ª fe 1. La ventaja pequeña pero estable. En el en-
posicional blanca salta a la vista, cuentro Portisch - Andersson
si bien es cierto que solo pude después de 1 0... b6 11. cd
realizarla en un pr ofundo final. 0J xd5 12. f!i g5 ~ b7 13. f!i xe7
19
0J xe 7 14. 0J bd2 ./j, fdS 15. 0J c4 16. e5!? 0Jfd5 17. a3 con la amena-
c5 16. 0J d6 ~ xf3 17. ~ xf3 za 0Je4.
~ abS 1S. 0J b5 las blancas tam- 16 ... -ª g4 17. f3 ~ e6 1S. t! c5!
bién consiguieron un final mejor. @eS 19. e5 0J fd7 20. '2 c1 0J f8
En la partida Karpov - Andersson 21. f4 ~ xb3 22. 0J xb3 0J e6. Era
las negras también se encontra- más tenaz para las negras, aun-
ron con dificultades en el final, que no resolví a todos sus proble-
típico de este esquema. El orden mas, 22 ... bl xd 1 23. ri. xd 1 0J e6 24.
de jugadas varió algo: 5 ... d5 6. f5 0Jc7 25. t! c5.
g3 0J bd7 7. ~ g2 c6 S. 0J a3 23. ~ d6! 0J cS? Pierde en el acto,
(novedad) S... 0J e4 9. ~ d3 t! a5+ no obstante, no era mucho mejor
10. 0J d2 0J xd2 11. t! xd2 23 ... 0J c7 24. 0J c5; 23 ... t! e7 24. f5
t! xd2+ 12. ~ xd2 ~ e7 13. 0J c7 25. f6 ó 23 ... ~ xd6 24. ed
~ hd1 0Jf6 14 . ./j, ac1 ~ d7 15. @d7 25. ~ d1.
~ c3 b5 16. cb cb 17. bl c5 con 24 ... ~ xc6! Las negras abando-
clara ventaja blanca. naron.
Nuestra disputa continuó en la Además del cambio en d2 y la
Olimpíada. jugada 4... t!e7 también se juegan
Karpov - Andersson (Salónica, 4... a5 ó 4 ... c5. La jugada del peón
1988) 6. g3 d5 7. ~ g2 0J bd7 S. "e" la introdujo Vitolinsh. Esta es
0-0 c6 9. bl c1 t! e7 1 O. t! e3 una de las partidas más importan-
~ eS 11. 0Jbd2 e5 12. de 0J xe5 tes sobre ese tema.
13. @xe5 @xe5 14. 0J xe5 Karpov - Korchnoi (Amsterdam,
~ xe5 15. cd 0J xd5 16. e4 0J b6 1989) 4 ... c5 5. ~ xb4. También
17. f4 ~ e7 1S. a4 a5 19. 0Jb3. se encuentran 5. a3, 5. e3, 5. g3 y
La ventaja blanca tomó un claro 5. de. En la partida Miles - Korch-
tinte. noi (Biel, 1992) después de 5. a3
Aquí no terminó nuestra discu- ~ xd2+ 6. t! xd2 cd 7. 0J xd4 0-0 8.
sión. Tres años después de nue- 0J c3 d5 9. e3 las blancas consi-
vo jugamos esta variante, y de guieron mejores posibilidades.
nuevo terminó con mi victoria, 5... cb 6. g3. Aquí las blancas
por cierto bastante rápida ... tienen una gran elección, 6. a3, 6.
Karpov - Andersson (Reykjavik, e3, 6. t! c2, 6. 0Jbd2. Pero el fian-
1991) 6. g3 d5 7. ~ g2 0J bd7 S. chetto es el mejor procedimiento
t! c2 c6 9. 0Jbd2 t! e7 10. 0-0 para luchar por la iniciativa.
e5 11. cd 0J xd5. Es mala 11 ... 6 ... b6. Lo mejor para las negras
e4? 12. d6 t! e6 13. 0J g5 t! xd6 14. es también sacar el alfil por la
e3!, pero es mejor 11... cd 12. de, gran diagonal. Las respuestas 6 ...
y solo tengo una mínima ventaja. d5 y 6 ... d6 no se justifican.
12. e4 0J5f6 13. il fe1 ~ d8 14. 7. -ª g2 -ª b7 8. 0-0 0-0 9. @b3
~ ad 1 ed 15. 0J xd4 0Jb6 16. a5 1 O. a3 0J a6. Los aconteci-
0J 2b3. También merecía atención mientos se desarrollan alrededor

20
del punto b4, en el que no consi -
gue afianzarse el caballo negro.
Después de 10 ... ba 11. ~ xa3 ~ a6
12. ~ c2 la cas illa b4 estaría bajo
control, y el caballo a6 no sería un
adorno para la posición negra.
11. ~ bd2 f! e7. Y aquí a 11 ... ba
ya seguiría 12. ba, y controlando
la casilla b4, las blancas tienen
una ventaja indudable.
En la partida Hulak - Tor r e
(Zagreb, 1987) la dama se desa-
rrolló por c7 : 11 ... d6 12. llfd1
f! c7 13. ~ e1 .i,?¡, xg2 14. ~ xg2
bl. fe8 15. <í)e3 bl. ab8 16. bl. ac1
f! d7 17. f! d3 f! b7 18. ~ c2 ba criticando su error. Pero una par-
19. f! xa3 ~ e4 20. b4! ab 21 . tida raramente se pierde por un
~ xb4 ~ xb4 22. f! xb4 ~ xd2 solo error posicional. Más tarde le
23. bl. xd2, y los peones débiles siguió el segundo ...
b6 y d6 le causan a las negras 17. ~ e4! ~ xe4. El caballo no
muchos quebraderos de cabeza. tiene casillas útiles para retirarse ,
12. b'J, fd1 d6 13. ~ e1 ~ xg2 14. y 17 ... f! e6 18. ~ xf6+ f! xf6 19.
~ xg2 .ll fd8 15. ~ e3 f! e8 . Con ~ d5 llevaba a la pérdida de peón.
el objetivo de cerrar el flanco de 18. f! xe4 ed? Por supuesto, la
dama mediante 16 ... a4 y 17 ... b3 posición negra es poco atractiva,
y liberar el caballo a6 para objeti- sus fuerzas están dispersas, las
vos más útiles. casillas blancas débiles, pero aún
16. f! d3. podía mantenerse mediante 18 ...
f! e6.
(Ver diagrama) 19. f! xe8+ bl. xe8 20. bl. xd4
bl. ad8 21 . bl. ad 1 bl. e6 22. ~ f 1
La ventaja de espacio y el activo b3. La debilidad crónica de los
caballo de e3 (a diferencia de su peones b6 y d6 es incurable, y
colega de a6) otorgan ventaja a tarde o temprano deben perecer.
las blancas. Las negras debían Desprendiéndose de uno de ellos,
elegir una táctica de espera, 16 ... Korchnoi intenta liberar el caballo,
f! c6 ó 16 ... bl. a7, para en caso empantanado en el borde del ta-
necesario trasladar la segunda blero, pero, ¡ay!...
torre a la columna central. 23. ~ d5 ~ c5 24. ~ xb6 h6 25.
16 ... e5? Jugado con excesivo f3 g5 26. bl, 1 d2 ~ g7 27 ~ d5
o

riesgo . "La partida en una juga- ~ a4 28. ~ c7 bl. f6 29. ~ b5 ~ f8


da", me dijo después Korchnoi, 30 . <í) xd6 bl. fxd6 31. ll xd6
21
bt xd6 32. bt xd6 <D xb2 33. bt d8+ las blancas no tienen especiales
~ g7 34. bt b8 <D xc4 35. a4 ~ f6 deseos, no corren ningún riesgo,
36. e4 ~ e5 37. ~ e2. Las negras el adversario no tiene contrajue-
abandonaron. go. Probablemente, Nikolic era
consciente de esta situación. A
5. g3 0-0 mí mis circunstancias deportivas
me obligaban a provocar compli-
Polugajevsky- Beljavsky (Reggio caciones.
Emilia, 1991 /92) 5 ... ~ c6 6. ~ c3
~ xc3 7 . .íl xc3 ~ e4 8. bt c1 d6 9. 11. d5 .íl xf3
~ g2 0-0 1 O. O-O <D xc3 11. bt xc3 12. ~ xf3 c5
e5 12. d5 0l b8 13. <D d2 <D d7 14. 13. /l a e 1
e4 a5 15. ~ e2 ~ c5 16. f4 ~ d7
17. f5. La iniciativa pertenece a Naturalmente, no tenía sentido
las blancas. tomar al paso, ya que después de
13. de <D xc6 seguido de ~ c6-d4
6. ~ g2 .íl xd2+ las blancas tendrían que cambiar
7. ~ xd2 d6 otra pieza, tras lo cual no le que-
8. <D c3 e5 daba ventaja. La causa es su
9. 0-0 bt e8 avanzado peón c4 (las negras
1 o. e4 .ílg4 siempre tienen el contrajuego re-
lacionado con el avance a7-a6 y
b7-b5), y el otro peón e4 necesita
reforzarse con la jugada f2-f3. Y
sería muy difícil atacar al peón
d6.
Ahora las blancas tienen a su dis-
posición distintos planes. Uno de
ellos está ligado a la ruptura a2-
a3 y b2-b4 (con juego en el flanco
de dama). Pero, por lo visto, tiene
mayores perspectivas el plan de
juego en el flanco contrario: o
bien la restricción tras el avance
del peón de alfil hasta f5, y des-
pués los restantes peones del
rey, o bien el traslado del alfil a la
Las negras se dirigen a una posi- diagonal h3-c8 manteniendo la
ción apretada pero sólida. Al tensión tras f2-f4. Las negras de-
cambio de los alfiles de casillas ben intentar socavar la estructu-
negras sigue el de otro par de ra de peones enemiga, mediante
piezas menores. Por supuesto, si el avance de los peones "a" y "b".

22
Por eso ... 17. :Q. e7
18. :Q. e3 ~ a5
13. a6 19. :Q. fe1 ~ h8
14. b3

Amenazaba 14 ... b5 15. cb ab 16.


<0l xb5 :l::l, xa2, y como ya advertí,
los cambios no son favorables a
las blancas.

14. <0l bd7


15 . . .í?i, g2 :Q. ab8
16. a4

Al decidir pasar la carga principal


de la lucha al flanco de rey, blo-
queo el juego en el otro extremo
del tablero. Ahora a 16 ... a5 sigue
17. <0lb5 b6 18. <0l a7 y <0lc6 segui-
do de f2-f4. Las blancas han reforzado el peón
e4, y sólo queda pasar el alfil a h3
16. ~ da y cambiarlo por el caballo d7, ob-
teniendo una notable ventaja de
Previniendo el futuro avance del espacio.
peón blanco. De lo contrario des-
pués de a4-a5 y <0l c3-a4 el flanco 20. ~ h3 :Q. g8
de dama negro quedaría ahoga-
do, y yo continuaría el plan ligado Nikolic impide el avance 21. f4, ya
a b3-b4 y la presión sobre el peón que seguiría 21 ... ef 22. gf g5. Las
débil b7. blancas no consiguen pasar el
peón a e5, y las negras consiguen
17. ~ d1 allí una base sólida para el caballo.

Ante todo para controlar las casi- 21. ~ h1 ~ d8


llas h5 y g4. Tras la inmediata 17. 22. ~ d2
f4 las negras podrían decidirse
por el cambio 17 ... ef para obte- La casilla g4 ya está controlada.
ner contrajuego mediante la ma-
niobra <0lf6-g4 (o <0l f6-h5) y ~ d8- 22. <0l h5
h4. Llevaba a una posición confu- 23. <0l e2
sa 17. g e3 <0lg4 18. :Q.e2 <0lh6 19.
f4 f6. Termina la preparación de f2-f4.
23
23. g6 Merecí a atención la inmediata 29.
c5!: 29 ... de (29 ... ef 30. 0ixf4 fe
Tal vez aquí ya valiera la pena 31 . .llxe4 Zl xe4 33. ~ xe4 de 34.
para las negras jugar a7 -a5. Pero ~ e5 con clara ventaja blanca) 30.
aún confiaban en realizar b7-b5. ~ xc5 ef (o 30 ... 'ªc8 31 . ~ b4 fe
Ahora consigo la restricción de 32. fe .l:lxe5 33. 0ic3) 31. 0ixf4 fe
los peones de dama negros. 32. Zlxe4 ll xe4 33. 'ª xe4 .l:lc8
(33 ... 'ª xe4 7 34. ~ f8++!l 34. 'ªe 7
24. a5 0i g7 ~ g4 35. ~ f2. Las posibilidades
blancas son claramente mejores.
Ahora las blancas necesitan tiem- La demora en tres jugadas de la
po para reagrupar sus fuerzas en ruptura c5 complica la situación.
el flanco de dama. Da la sensación
de que las negras se preparan 29. exf4
para la acción en el flanco de rey. 30. gxf4 fxe4
Pero ... 31. 0i xe4 ~ f5

25. ~ xd7 ~ xd7

Aquí ya es posible b3-b4, pero


preferí entrar en juego en ambos
frentes.

26. f4! 'ª ge8


27. b4! cxb4

En caso de 27 ... ef 28. 0ixf4 resal-


taba la ventaja sustancial del ca -
ballo blanco sobre su colega, ya
que llegando a d3 incrementaba la
presión sobre el centro.

28. ~ xb4 f5 Era peor 31 ... ~ g4 32. c5 'ª xe4


33. Zl xe4 ~ f3+ 34. ~ g1 ~ g4+ 35.
Las negras se preparan para cam- ~ f2 ~ h4+ 36. ~ e2 etc ... , pero era
biar los peones "e" y "f", y des- interesante 31 ... 0ih5! y en caso
pués llevar el caballo a f5, con de 32. c5 11i1lg8 33. cd 'ª xe4 34.
posición de igualdad dinámica. Jlxe4 0i g3+! 35. hg ~ h3+ todo
Por eso debo jugar con atención, terminaba con jaque continuo.
pero también con decisión. Ahora parece que las negras tie-
nen todo en orden. No vale 32.
29. 0i c3 0i xd6 'ª xe3 33 . .l:lxe3 1:ll' xf4 con la
24
amenaza de mate en f 1, y en caso 35. d7! ll d8
de 34. ~ xe8+ 'Z1 xe8 cae el caba-
llo. A 32. 'Z1g3 también sigue 32 ... En caso de 35 ... Zlf8 36. ~ c3! bl d5
~ xe3 33. ~ xe3 ~ xf4 34. ~ xe8+ decide 37. 'Z1 xc5.
'Z1 xe8, y las blancas no tienen
más que tablas: 35. ~ xb7 ~ xc4 36. ~ c3! h5
36. ~ f7 ~ c1+ 37. ®' g2 ~ c2+ 38.
~ h3 ~ c8+ y 39 ... 'l1 g7. Pero las
blancas aún no han agotado to-
dos los recursos.

32. c5!

Se incluye la dama en la defensa


del caballo, y las blancas crean
además un peón pasado. Los
acontecimientos en el tablero to-
man un carácter muy agudo.

32. dxc5
33. ~ c4 ~ xf4
34. d6 ~ eS?
La posición a que se ha llegado
Las negras aún están bajo la im- permite a las blancas crear un
presión de que sus torres dobla- pequeño estudio. Después de
das son muy fuertes ... Era más 36... h6 la posición aún no era
sólida 34 ... ~ d7, no dejando que clara: 37. bif3 ~ g4 38. Zl f7 ~ e6
el peón avance. Tras 35. ~ c3 39. Zl ef1 (39. bixg7 ~ xg7 40. 'l1 g5
~ e5 las negras se mantenían; hg 41. Zlxe5 ~ c6+ con tablas)
tampoco es peligroso para ellas 39 ... 'l1 f5 ó 39. Zlf6 ~ e7! (39 ...
35. ~ xc5 ~ e5 36. ~ xe5 ~ xe5 37. ~ d5? 40. bi d6) 40. blef1! blf5 41.
~ e 1 'l1 e6 38. 'ªc8+ ®'g7 39. ~ e8 bi 1xf5 ~ xe4+.
!Sf7 40. 'l1 g5+ Zl xg5 41. ~ 8xe6
bi d5 42. ~ e7+ bi xe7 43. Zl xe7+ 37. bi f3 ~ h4
\Sf6 44. bi xh7 ~ xd6 45. bi xb7 con
tablas. La variante ofrecida en el comen-
También los cambios masivos tario precedente ahora perdí a:
terminaban en tablas: 34 ... bixe4 37 ... ~ g4 38. bif7 ~ e6 39. ~ xg7!
35. bi xe4 bi xe4 36. ~ xe4 ~ xd6 ®'xg7 40. 'l1 g5. El peón "h" ha
37. ~ xb7 h5 38. ~ e7 ~ d5+ 39. avanzado un poco más y las ne-
~ e4 ~ d6 40. ~ e5 ~ c6+ 41. \S g1 gras se quedan sin pieza. 40 ...
\Sh7. ~ d5+ 41. ®' g1 (41. 'l1 f3 ~ xf3+!

25
42. ~ xf3 ij,xe1 + 43. ~ g2 ij,e7) no consigue tomar parte en los
41 ... ~ f6 42. 0Jf3 . acontecimientos. Est o me permi-
te f inalmente descubrir al rey
38. /J, f7 enemigo.

Aún podía equivocarme: 38. 41. ij, d8


~ xe5? ~ xe 1+ 39. ~ g2 ~ e2+
(39 ... llxd7 40. }j,f8+ ~ h7 41 . Todo terminaba en un rápido
0Jg5+ ~h6 42. ij,h8++). ma t e tras 41 ... ~h7 42. '@b1+.

38. ij,g8 42. ~ b1!


39. ~ c1
Un elegante final.
También es buena 39. ll xg7
bíxg7 40. d8='@+ ~ xd8 41. '@xe5, 42. ~ g8
y después 41 ... ~ e7 42. 0Jxc5
'@xe5 43. llxe5 consiguiendo un Parece que las negras se salvan y
final técnicamente ganado. Pero a la jugada siguient e conquistan
elegí una vía más brillante ... el insolente pró f ugo d7, pero, al
perecer, el peón consigue decir la
39. g5 última palabra ...

No valía 39 ... 0Jf5 por 40. ij,xf5, y 43. ij,e8+!


por eso las negras están obliga-
das a quitar de la cobertura de su Las negras abandonaron.
rey otro de sus peones.

40. 0J g3 ij,d5 Ofrezco el final del estudio: 43 ...


41. bl. f6 - 0J xe8 44. de= ~ + ij,xe8 45. '@ g6+,
o 43 ... b!.xe8 44. de= ~ + 0Jxe8 45.
La dama negra está apartada y m g6+ 0Jg7 46. ~n +.

26
Partida 3

Miles- Beljavsky
Tilburg, 1986

En esta partida, al parecer, se


cerró una interesante discusión
alrededor de una de las más agu -
das variantes de la defensa india
de dama.

1. d4 <í) f6
2. c4 e6
3. <í) f3 b6
4. <íJ c3 ~ b4
5. ~ g5 ~ b7
6. e3 h6
7. ~ h4 g5

En la 18-ª partida del match-re-


vancha con Kasparov actué aquí entrenamiento (Hilversum, 1985).
con más discreción: 7 ... ~ xc3+ 8. En el concurso del "Informador
be d6 9. <íJ d2 g5 1 O. ~ g3 ~ e7, ajedrecístico" este encuentro fue
pero no pude resolver los proble- premiado por la mejor novedad
mas de la apertura (más adelante de la segunda mitad del año 1985.
regresaremos a esta posición). Es curioso, que al cabo de un año
en el mismo concurso ¡ganara el
8. ~ g3 <íJ e4 premio a la partida comentada!
9. ~ c2 ¿Quién distingue estos duelos?
Sobre esto sé algo menos.
(Ver diagrama) Hay que decir que otra jugada
empleada en esta posición, 9.
Esta jugada también se encuentra <íJd2, no es tan peligrosa para las
en la atractiva partida Kasparov- negras. Kasparov jugó así en la
Timman, cuarta de su match de segunda partida del mencionado
27
match y en una aguda lucha obtu- ~ xe4 fi\i' xc3+ (para la tercera
vo la victoria. Pero Timman con- partida de este match de candi-
sideró que la apertura no tuvo la datos Timman preparó esta no-
culpa, y en la cuarta de nuevo vedad, antes se jugaba 14 ... <Dd7)
regresó a esta variante. Su ad- 15. ~ e2 fi\i' b2+. Un caso en que la
versario fue el primero en apar- dama decide perder tiempo en un
tarse y situó su dama en c2. Kas- paseo; desvía al caballo del cen-
parov regresó a la jugada 9. <D d2 tro, después de 15 ... ~ f6 16. <D d4
en una partida con Miles (Dubai, las blancas tienen clara ventaja.
1986) y de nuevo alcanzó la cima 16. <D d2 fi\i' f6 17. h4 g4 18. h5
en una aguda lucha. Más tarde las <D d7 19. ~ h4 ~ f5 20. ~ xe6+
negras consiguieron reforzar el fi\i' xe6 21. de <D c5 22. e7 ~ d7
juego. 23. f3 ~ ag8 24. e4 gf+ 25.gf
g g2+ 26. ~ e3 g hg8 27. g af1
9. ~ XC3+ <D e6 28. g f2 g xf2 29. ~ xf2
10. bxc3 d6 <D f4 30. ~ f6 ~ c6 31. <Db3 ~ es
32. <D d4 ~ d7 33. <D b5 ~ f7 34.
El cambio en g3 se ofrece en la ~ h4 g g2+ 35. ~ e3 <D e6 36.
siguiente partida. <D c3 c5. A igualdad llevaba 36 ...
Zl c2 37. ~ d3 ~ b2. Ahora, conti-
11. ~ d3 f5 nuando 37. <D e2, las blancas
12. d5 <D c5 mantuvieron posibilidades de
victoria. Sin embargo, más ade-
lante se equivocaron y la partida
terminó en tablas.
La posición del diagrama era co-
nocida antes del match Kasparov
- Timman, y las blancas respon-
dían 13. <D d4. En la partida Psahis
- Agzamov (Sochi, 1985) des-
pués de 13 ... ~ f6 14. 0-0 <Dba6
15. f4! gf!? se entablaron borras-
cosas escaramuzas, y finalmente
terminó en tablas. El intento 14.
h4!?, empleado en la partida
Georgiev - Kudrin (Amsterdam,
1985) resultó desafortunado:
14 ... <D ba6 15. <D xe6 <D xe6 16.
También se encuentra la jugada de ~ e7! 17. ~ xf5 <D b4 18. ~ d2
12 ... ~ f6, éste es un ejemplo. ~ xf5 19. cb ~ xg2 20. g h2 ~ f3
Salov - Timman (Saint John, 21. c5? (a igualdad llevaban los
1988) 12 ... ~ f6 13. ~ xe4 fe 14. cambios en g5 y h8) 21 ... be 22.

28
be .ll abS! 23. cd+ ~ xe6 24.
bl c1 bl b1 25. ~ f1 ~ d3+! 26.
~ g1 ~ xd2 27. bl xb1 ~ d3 2S.
bi f1 .ll bS. Las blancas abandona -
ron.

13. h4!

El peón "h" avanza inmediatamen-


te. Esta importante novedad, in-
troducida por Kasparov en la
cuarta partida del match con Tim-
man, produjo una impresión "de-
cisiva" en el jurado del "Informa-
dor". Antes de pasar a las opera-
ciones en el centro, las blancas parov continuó aquí 23. bl xf8+ y
estabilizan la posición en el flanco después de 23 ... b!. xf8 24. ~ xh6
de rey . ~ c8! 25. bl e1 ~ xg4 26. c5 ~ f6
27. cd ~ h5! 28. e5 ~ xg6 29.
13. g4 ~ xg6 ~ xg6 30. e6 0J c5 31. d7
14. 0J d4 ~ f6 0J xd7 32. ed bl d8 33 . .lle6 ~ h5
15. 0-0 ~ xd3 34. ~ e5 bl xd7 35. blh6 ~ f7 36.
~ xg7 ~ xd5 37. ~ e5 ~ xa2 el
Timman también eligió este cam- atractivo debate de apertura
bio, pero ya en la sexta partida. desembocó en un final con alfiles
En la cuarta continuó 15 ... ~ ba6. de distinto color. La partida ter-
Después siguió: 16. ~ xe6 0J xe6 minó en tablas.
17. ~ xf5! (en caso de 17. de 0-0 En opinión de Kasparov, en la po-
18. e 7 .ll f7 las posibilidades de las sición del último diagrama las
negras no son peores) 17 ... ~ g7 blancas podían desarrollar la ini-
1S. ~ g6+ ~ d7 19. f3! De esta ciativa mediante 23. ~ d4! ~ eS
manera las blancas aprovechan la 24 . .!h f8 bl xf8 25. bl f1. Esta
posición adelantada del peón, variante se encuentra en la quinta
atraído a g4 mediante h2-h4. partida del match de candidatos
Ahora ya está claro, por qué la Salov - Timman (Saint John,
sorpresa de apertura de Kaspa- 1988), aunque en lugar del cam-
rov fue valorada tan alto. 19 ... bio en f8 Salov jugó 24. bl f7.
bl afS 20. fg ~ e7 21. e4 ~ eS Después siguió: 24 ... bl xf7 25.
22. ~ d2 ~ bS ~ xh8 bl f8 26. ~ xh6 ~ c5 27.
h5 ~ d7 28. ~ f5 ~ ca 29. bH 1
(Ver diagrama) ~ e5 30. ~ xc8 bl xf1 + 31. i!I xf1
Otro momento importante. Kas- i!I xc8 32. g5 ~ d7 33. ~ g1 ~ f7
29
34. g6 !t f6 35. ~ h7+ ~ d8. Las
blancas tienen compensación
más que suficiente por la pieza,
tanto material como posicional,
pero jugaron sin acierto, 36.
~ xe5, y se repitió la historia de
la tercera partida del match: las
negras salieron bien paradas.
36 ... !t xe5 37. g7 !tg3 38.
g8:!t !te1+ 39. ~ h2 !th4+. Ta-
blas por jaque continuo.
Sin embargo la inmediata 36. g7!
mantenía la ventaja de las blan-
cas: 36 ... c{)xg7 37. h6 c{)e8 38.
!tf5! c{) f7 (pierde 38 ... !txh6 39.
~ f4 ó 38 ... !txf5 39. ef c{)f6 40. nen buen juego). Después de 18 ...
~ h4 ~ e7 41. h7 c{)f7 42. g4) 39. ed 19. cd fllt f5 20. e4 !tg6 21.
!th5 !t xh6 40. ~ h4+ ~ c8 41. !tc3 0-0 22. bl fe1 c{) d7 23. e5 el
'i!! xf7 !txh4 42. !txe8+ ~ b7. Las asalto de peones blancos en el
negras tienen que luchar por las centro le trajo la victoria. Sin em-
tablas. bargo un año después en la parti-
El intento 22 ... <{) eS (en lugar de da Gligoric - Popovic (Yugosla-
22 ... ~ b8) también es insuficien- via, 1986) las negras introdujeron
te. En la partida Miles - Timman una valiosa mejora: 19 ... 0-0! 20.
(Tilburg, 1986) siguió 23. bt xf8+ f3 (no es clara 20. f4! c5!) 20 ...
bt xf8 24. fllt xh6 'i!! f6 25. ~ f5+ !tg7! 21. ~ h2 (21. fg btxf1+ 22.
c{) xf5 26. !t xf6 bt xf6 27. ef llxf1 ~ xg4 23. e4 ~ d7 es favora-
~ a6 28. ~ f2, y las blancas gana- ble a las negras) 21 ... c{) d7 22. e4
ron rápidamente. c{) f6 23. f4 ~ xe4 (en opinión de
Gligoric, su adversario podía lu-
16. !t xd3 e5 char por la iniciativa mediante
17. ~ xf5! ~ c8 23 ... ~ h5) 24. e xe4 ~ f5 25.
!te3 .llfe8 26. !td2 ll e4 27.
(Ver diagrama) bí. ad1 bí. ae8 28. bí. fe1 !td7 29.
bt xe4 bí. xe4. Tablas.
Aún estamos repitiendo la sexta Así, la novedad 13. h4, como re-
partida Kasparov - Timman. Las sultado del trabajo investigador
blancas propusieron aquí un sa- de algunos grandes maestros, se
crificio posicional de caballo, 18. consideró prematuramente como
c{) d4!? (en caso de 18. e4 ~ xf5 poco peligrosa para las negras.
19. ef ~ d7 ó 19. f4 gf 20. llxf3 Sin embargo en la partida comen-
c{) d7 21. bi xf5 'i!!g6 las negras tie- tada se pusieron los puntos so-

30
bre las í es. Cinco años después, ~ af1 ~ g826. ~ d5 f! g6 27 . ~ f6! ,
en la posición del último diagra- y todo termina.
ma, las blancas le tenían prepara-
da a su adversario otra sorpresa. 19. e4 f! h5
Aquí siguió ... 20. fxe5 dxe5
21. c5! ~ dS
1S. f4!!
Tampoco es mejor 21 ... be 22.
Y resulta que las negras están del f! b5+ ~ d8 23. f! xc5 <í1d7 24. f! c6
todo indefensas. ~ b8 25. ~ f5 f!e8 26. ~ xe5.

1S. f! xf5 22. d6! !!eS


En sus comentarios Miles analizó Si 22 ... c6, entonces 23. d7! con
otras posibilidades para las ne- idea de ~ d6 y ~ f5.
gras e indicó que ninguna era me-
jor. 18 ... ~ xf5 19. e4 y después 23. dxc7+ ~ xc7
20. fe; 18 ... gf 19. ~ xf3! ~ xf5 24. f! d5 <í1 c6
( 19 ... <íJ a6 ó 19 ... <í1 d7 20. <íJ e 7! 25. ~ f7+ ~ d7
f! xe7 21. f! g6+ con iniciativa de- 26. ~ af1 ~ dS
cisiva) 20. ~ xf5 f! g7 21 . ~ xe5! de 27. ~ 1f6 ~ es
22. d6! <í1c6 23. f! d5 f! d7 24. 2S. cxb6 axb6
~ xe5+ <í1 xe5 25. f! xe5+ ~ f7 26. 29. f! b5
~ f1+ ~ g8 27. ~ f6! etc ... , o 22 ... c6
23. ~ e4 <í1 d7 24. f! xc6 ~ d8 25. Las negras abandonaron.

31
Partida 4

Dzhandzhava - Chernin
Lvov,1987

El sistema Petrosian, desarrolla- El orden de jugadas más frecuen -


do en esta partida, cambia de te es 4. <í)c3 ~ b7 5. a3. El objetivo
moda y se encuentra en la prácti- de las blancas es impedir la clava-
ca con bastante frecuencia, pero da ~ f8-b4, tras la cual las negr as
he elegido este encuentro porque combinan dos defensas, la nim-
en el año 1987 fue distinguido por zoindia y la india de dama. La
el "Informador ajedrecístico" pérdida de tiempo en el avance
como una de las novedades teóri- a2-a3 provoca una reacción natu-
cas más importantes. ral en las negras, contraatacar in-
mediatamente en el centro: c7-c5
1. d4 <í) f6 o d7-d5. Se juega más el segundo
2. c4 e6 camino, que se ofrece en la si-
3. <í) f3 b6 guiente partida. La presión sobre
4. a3 el centro mediante c7-c5 se reali -
za frecuentemente (como en esta
partida) tras la previa 4... ~ a6 5.
~ c2 ~ b7 6. ~ c3, y ahora, cuando
la dama está en c2, 6 ... c5. Sin
embargo también se encuentra
directamente 4... c5, como, por
ejemplo, jugaron las negras en el
match semifinal de candidatos
Yusupov - Timman (Tilburg,
1986).
4 ... c5 5. d5 ~ a6. Después de 5 ...
ed 6. cd g6 7. <í)c3 ~ g7 8. e4 0-0 9.
d6 ~ b7 10. ~ d3 c4 11. ~ c2 <í)a6
12. ~ g5 h6 13. ~ h4 .lle8 las ne-
gras tienen buen juego (Ftacnik -
Shapiro, Nueva York, 1986). Es
32
más lógica la modesta 9. h3, y iniciativa. La posición negra pare-
después de 9 ... d6 1O. ~ d3 f!i e7 ce buena, pero la mala posición
11. 0-0 ~ a6 12. ~ xa6 ~ xa6 13. del alfil la hace peligrosa en la
b!, e1 ffi b7 14. ~ f4 bt fd8 15. 9 e2! valoración estratégica.
~ c7 16. b!. ac1 ~ h5 17. ~ g5 las 21. ~ xc5 bl. xc5 22. ~ e4 bl, a5. A
blancas tienen ventaja (Epishin - 22 ... .llc8 gana 23. 'fila4 ~ b7 24.
Yudasin, URSS, 1987). d7. Por eso la torre se ve obliga-
6. 9 c2 ed 7. cd g6 (pierde 7 ... da a permanecer fuera de juego,
~ xd5 8. f!J e4+) 8. ~ c3 ~ g7 9. g3 lo que permite a las blancas con-
0-0 1 O. ~ g2 d6 11. O-O b!. e8 12. centrar todas sus energías en
!le 1. Esta jugada la hizo Timman aprovechar la fuerza del peón pa-
en la quinta partida del match, sado "d".
pero en la tercera jugó 12. ~ f4 23. g4 9 d7 24. bl, ad1 .ll c8.
'fil e7 13. bí. fe1 ~ bd7 14. bl, ad1 Defendiendo el peón c4 y prepa-
~ e4 15. 9 a4 ~ xc3 16. be ~ b7, rando 25 ... ~ b7. A 24 ... gf 25. gf
y las negras recibieron suficiente 9 xf5 ganaba 26. d7 .lld8 27 . .llf 1
contrajuego. En la quinta siguió: 9 g6 28. bl, d6 ó 27 ... 'fil e6 28. ~ g5.
12 ... ~ bd7 13. h3 ~ e5 14. A pesar de la evidente superiori-
~ xe5 b!. xe5 15. e4 b!. e8 16. dad posicional, se exige de las
~ e3. En esta posición, que re- blancas un juego preciso y enér-
cuerda a una defensa india de gico.
rey, las blancas intentan quitar 25. fg hg 26. 'fil f2 ~ b7 27. ~ f6+
contrajuego al adversario y colo- ~ xf6 28. ~ xb7 9 xb7 29. 9 xf6
car sus piezas en posiciones ópti- 9 d7.
mas. En f4 el alfil obstruía a su
propio peón "f" y podía caer bajo
ataque después de ~ f6-h5.
16 ... ~ d7 17. f4 c4 18. e5! de
19. d6 .ll c8. La apertura del jue-
go, 19 ... ef 20. ~ xf4, no favorece
a las negras. Después de 20 ... b!. c8
21. ~ d5 ~ e5? 22. 9 a4! ~ b7 23.
~ e7+ .ll xe7 24. de 'fil xe7 25.
~ xb 7 sufren pérdidas materia-
les, y tras otra continuación en la
jugada 21 se nota la fuerza del
peón d6, apoyado por el alfil.
20. f5 ~ c5. Probablemente,
Timman no encontró fundamen-
tos suficientes para el juego de
gambito 20 ... e4, para a 21. ~ xe4 El momento clave. Probablemen-
responder 21 ... c3!, tomando la te, el gran maestro holandés en
33
sus cálculos previos sólo consi- mínima ventaja blanca (Portisch -
deró 30. bl xe5 bl xe5 31. ~ xe5 Timman, Tilburg, 1986).
bl e8! con grandes posibilidades 7.e4 ed 8. ~ xd4 ~ e5 9. 'lj¡b3. En
de tablas, pero le esperaba una la partida Timman- Polugajevsky
sorpresa. (Reykjavik, 1987) las blancas reti-
30. e e7! bl d8 31 . bH1! b!. e5 32. raron con originalidad el caballo a
bl xf7 'f! xe7 33 . bl xe7 b5 34. f3, y después de 9. ~ f3 ~ c6 1O.
bl xa7, y las blancas finalmente ~ f4 ~ h5 11. ~ d2 a6 12. b4 ~ d6
alcanzaron la cima en el final de 13. g3 ~ f6 14. ~ e2 .llc8 15. 0-0
torres. 'lj¡ e5! su adversario tomó la inicia-
tiva.
4. ~ a6 9 ... 'lj¡ eG 1 O. ~ g5. Después de 1O.
~ d3 d6 11. 0-0 0-0 12. h3 h6 13.
La jugada 4 ... ~ b7 se ofrece en la ~ f4 e5 14. ~ d2 a5 las negras
siguiente partida. igualaron completamente (Psahis
- Salov, Minsk, 1987).
5. 'f! e2 ~ b7 1 0 ... aG. En la partida Gurevich -
6. 'lj¡ e3 e5 Lerner (Moscú, 1987) después de
7. d5 10 ... h6 11. ~ h4 d6 12. 0-0 -0 las
blancas estaban mejor, pero en-
Merece atención 7. de be 8. ~ f4. seguida las negras encontraron la
Después de 8 ... ~ e7 9. bl d1 0-0 mejora: 11 ... 'lj¡ xd4 12. ~ xd4
1 O. e3 d6 11. bl d2 'f!b6 12. ~ e2 ~ xd4 13. f3 ~ xc3+ 14. be ~ c7, y
b!. d8 13. 0-0 <Zj¡ bd7 14. b!. fd 1 tienen todo en orden (Giek -
'lj¡ f8 las blancas emplearon una Aseiev, Frunze, 1988).
novedad importante en la partida 11. 0-0-0 ~ e7 12. ~ b1 0-0-0.
Portisch - Gulko (Reykjavik, Ya hay que decir que seguimos la
1991 ): 15. <Zj¡ g5! Seis jugadas interesante partida Kasparov -
después, es decir, tras 15 ... <Zj¡ gG Van der Wiel (Amsterdam,
16. ~ g3 d5? 17. ed ed (es mejor 1988), en la que las negras em-
17 ... 'lj¡ xd5) 18. ~ f3 ~ e6? 19. h4! plearon por vez primera el enro-
'f! b7 20. 'f! f5 h6 21. 'lj¡ xf7! las que largo. En el encuentro No-
negras se encontraban en la esta- vikov- Chernin (Lvov, 1987) des-
cada. pués de 12 ... ~ e7 13. f4 <lj¡ g4 14.
Otras variantes están unidas al ~ xe7 ~ xe7 15. ~ d2 'lj¡ f6 16. ~ d3
avance del peón "e". d6 17. bl,he1 0-0-0 18. ~ d4 ~ b8
7. e3 g6 8. ~ e2 ~ g7 9. 0-0 0-0 19. bl, c 1 bl c8 20. f5! las blancas se
10. bl, d1 ed 11. 'lj¡ xd4 a6 12. e4 apoderaron de la iniciativa.
'f! e7 13. ~ e3 d6 14. bl ae1 13. ~ d2 d6 14. f3 h6 15. ~ f4
'lj¡bd7 15. f3 b!. ae8 16. ~ d2 ~ e5 16. h4 ~ b8 17. h5 bl d7 18.
bl fd8 17. ~ f1 ~ b8 18. 11!1f h1 bl e1 b!. e8 19. ~ e2 ~ a7 20.
'lj¡ e5 19. <lj¡ a4 'lj¡ ed7 20. b4 con bl hd1 b!. dd8 21. g4 ~ g8 22.

34
~ g3 <D e7 23. f4 'D5c6 24. ~ f3 Ermolinsky - Yudasin (Leningra-
b!.b8 25. ~ h4 g d7. do, 1984) después de 8 ... <D xd5
9. ~ g5 ~ e7 1 O. <D b5 0-0 11.
0ld6 ~ xg5 12. <D xb7 e e7 13.
e t5 <D f6 14. 9 xg5 d5 15. <Dh4!
las blancas consiguieron mejores
posibilidades. Se restableció el
equilibrio material: 15 ... e xb7
16. <D f5 <D eS 17. <D e7+ ~ h8 18.
e xd5 e xd5 19. <D xd5, pero
gracias al alfil de largo alcance
( 19 .... <D c6 20. 0-0 g d8 21. g3 etc .. )
la posición de las blancas es pre-
ferible. Sin embargo Chernin de-
muestra un procedimiento efecti-
vo para librarse de todos los pro-
blemas de un solo golpe ...

Las blancas dominan en todo el 9. ~ g5 ~ e7


tablero, pero la posición negra 1 o. 'Db5
aún es lo bastante sólida. Con la
ayuda de un sacrificio temporal La jugada 1O. e e4 se considera
de pieza Kasparov encuentra la refutada; después de 10 ... <Dxc3!
posibilidad de romper rápidamen- 11. e xb7 <Dc6 12. ~ xe7 ~ xe7!
te la resistencia enemiga. 13. be bl.b8 14. e a6 b5 15. a4 .llb6
26. <Db5+! ab 27. cb <D a5 (resis- las blancas pierden la dama.
tí a más la retirada del caballo a
d8) 28. <D xa5 ba 29. g xc5 de 1 o. 0-0
30. e xd7 e xf4 31 . .lld6. Las 11. 'D d6
negras abandonaron.
Regresemos a la partida principal Así, por el peón sacrificado las
Dzhandzhava - Chernin. blancas crean determinada pre-
sión sobre el centro, pero ...
7. exd5
8. cxd5 <D xd5 11. <D e3!!

¿Pueden aceptar las negras el sa - (Ver diagrama)


crificio de peón? Propiamente, la
idea de la maniobra ~ c8-a6, "invi- La escaramuza táctica termína
tando" a la dama a la casilla c2, tristemente para las blancas.
consiste en impedir el avance d4-
d5. No obstante, en la partida 12. fxe3
35
más 15. ~ e4 ~ e7 16. ~ xe7 ~ xe7
17. 0-0-0 ~ xd6 (o 17 ... 0le5) 18.
~ xd6, y en caso de 15. h4 ~ xe3
16. 0lxf7 Zl x f 7 17. ~ xf7 + ~ h8 las
negras tamb ién tendrían una ven-
taja evidente.

15. ~ xf4!
16. 0l xf7

No era mejor 16. ef ~ e7+ 17. 0le4


0l d4 18. ~ d3 'ªae8 etc ...

16. ~ h4+
17. g3
Era mala 12. ~ xe3 ~ xd6 13. 0lg5
g6 14. 0-0-0 ~ e5 y 15 ... d5, y las Si 17. ~ e2, entonces 17 ... ~ h5+
negras tienen clara ventaja. Por lo 18. g4 ~ xg4+ 19. ~ d2 ~ xe3+ 20.
visto, era más tenaz 12. ~ d3 ~ xe3 'ff! d4+ y d5 ganando.
~ xf3 13. ~ xe3 ~ g4 14. ~ e4
~ xd6 15. ~ xa8 ~ f6 con fuerte 17. ~ xg3+
contrajuego por la calidad. 18. ~ d2 ~ f2
19. ~ d1 d5
12. ~ xf3
13. exf3 Las blancas abandonaron.

Perdía 13. ~ xe7 'ffl xe7 14. 0l f5 La partida resulta corta, una ver-
'ff!e4! dadera miniatura, y los comenta-
rios a ella (con todas las circuns-
13. ~ xg5 tancias accesorias) ocupan poco
14. ~ c4 0lc6 espacio. Es una situación habitual:
15. f4 examinando la partida principal,
de camino deliberamos sobre
Permite a las negras realizar otro esta o aquella alternativa "conti-
truco, ahora ya decisivo . Resistí a gua" de la teoría de aperturas ...

36
Partida 5

Miles - Polugajevsky
Sarajevo, 1987

1. d4 9 f6 7. ~ e2
2. e4 e6
3. 9 f3 b6
4. a3 ~ b7
5. 9 e3 d5
6. exd5

No es peligroso para las negras el


ataque de la dama desde a4. Este
es un ejemplo interesante de mi
práctica.
Gelfand - Karpov (Reggio Emilia,
1991) 6. ~ a4+ e6 7. ed ed 8. g3
~ d6 9. ~ g2 9 bd7 1 o. 0-0 0-0
11. ~ f4 ~ e712. b!. ad1 b!. fe813.
e3 e5!? (una novedad importan-
te) 14. ~ xd6 ~ xd6 15. de be
16. ~ f4 ~ xf4 17. gf Jl ab8 18. La continuación principal en el sis-
b4 d4! 19. ed eb 20. ab ~ xf3 tema Petrosian, que práctica-
21. ~ xf3 ~ xb4. La ventaja ya mente ha desplazado a la conti-
está del lado de las negras. nuación que se empleaba antes,
7. e3. Me limitaré a un ejemplo
6. 9 xd5 espectacular (la mejor partida del
"Informador ajedrecístico" -¡con
Rara vez se toma en d5 con peón. gran diferencia!- de la segunda
Esta posición es bastante popu- mitad del año 1983).
lar, y no es posible ofrecer todo Kasparov - Portisch (Niksic,
el material existente. Como es 1983) 7. e3 9 xe3. Un cambio
habitual, examino los ejemplos precipitado, son más prometedo-
más importantes. ras 7 ... ~ e7, 7 ... g6 ó 7 ... 9 d7. La
37
última de estas jugadas se en- 21. ~ xg7! Una interpretación
cuentra en la partida Kasparov - moderna del conocido sacrificio
Karpov (1, 10), que abrió nuestra de los dos alfiles en g7 y h7, que
serie de tablas del año 1984: 7 ... se empleó por primera vez en la
0ld7 8. ~ d3 0l5f6 9. e4 e5 1 O. partida Lasker - Bauer del siglo
d5 ed 11. ed ~ d6 12. 0-0 0-0 pasado.
13. ~ g5 'f! e7 14. ~ f5 a6 15. 21... ~ xg7 22. 0l e5! Zl fd8 23 .
'f! d2. Tablas. 'f! g4+ ~ f8 24. 'f! f5! f6 25.
En la partida Kasparov - Timman 0ld7+ bl. xd7 26. bl. xd7 ~ c5 27.
(Amsterdam, 1991) después de 'f! h7 bl. c7 28. ~ h8+. Después de
7 ... g6 8. ~ b5+ e6 9. ~ a4 (es 28. ª d3 las negras efectuaban
mejor 9. 0lxd5 ed 1O. ~ d3) 9 ... una espectacular contracombina-
~ g7 1 O. e4 0l xe3 11. be ~ a6! ción: 28 ... 'f! xf2+!! 29. ~ xf2 (29.
12. h4 'f!e7 13. e5 0l d7 14. ~ f4 bl. xf2 ª c1+ 30. bl. f1 ~ c5+, y las
h6 15. 'f! e1 0-0-0 16. 'f! e3 e5 negras dan mate) 29 ... ~ c5+ 30.
17. 0l d2 ~ b8 18. ~ d1?! g5! las ~ g3 bl. xh7 31. Zl xf6+ con tablas
negras se apoderaron de la inicia- inminentes.
tiva. 28 ... ~ f7 29. ª d3 0lc4 30. bl. fd1
8. be ~ e7 9. ~ b5+ e6 1 O. ~ d3 0le5 31. 'f! h7+ ~ e6 32. 'f! g8+
c5 11. 0-0 0le6 12. ~ b2 b!. e8 ~ f5 33. g4+ ~ f4 34. bl. d4+ ~ f3
13. 'f! e2 0-014. bl. ad1 'f! e7 15. 35. 'f! b3+. Las negras abandona-
c4 ed 16. ed 0la5 17. d5! El ron debido al mate inevitable.
tema preferido de Kasparov en Antes de seguir adelante, hay
posiciones de este tipo. 17 ... ed que decir que en una partida pos-
18. ed ~ xd5 19. ~ xh7+! ~ xh7 terior con los mismos conten-
20. bt xd5 ~ g8. dientes, Miles - Polugajevsky
(Biel, 1991) las blancas emplearon
la modesta 7. ~ d2, y 7... 0ld7 8.
'f! c2 ~ e7 9. e4 0l xc3 10. ~ xc3
0-0 11 . .l:l d1 'f! c8 12. ~ d3
Zl d8!? 13. 0-0 c5 ?! 14. d5! le dio
una iniciativa definida.

7. 0l xc3

En una partida con Kasparov (1,


32) de nuestro primer match ju-
gué, como en la 10-ª-, 7... 0l d7,
pero en esa ocasión no tuve tanta
fortuna: 8. 0l xd5 ed 9. ~ g5 f6
10. ~ f4 c5 11. g3 g6 12. h4
'f! e7 13. ~ g2 ~ g7 14. h5, y las

38
blancas consiguieron una seria ~ b5 d4 ?! 14. 1Jxd4 ~ xg2 15. bl g 1
pres1on. Más adelante pude sal- ~ e4 16. 1Jf5 ~ xf5 17. "f!l xf5 y
varme, pero me equivoqué en los consiguieron ventaja.
apuros de tiempo, y las blancas 1 O. ~ e1 h6 11. ~ h4 (el intento
finalmente alcanzaron la cima. de las blancas de conseguir ven-
Así, en el transcurso de cuatro taja mediante 11. ~ d2 se neutrali-
meses de lucha Kasparov consi- za con éxito) 11 ... a5 12. 1Ja4
guió ganarme por primera vez 1Jd7 13. e4! A igualdad llevó 13.
una partida y descontar el resul- e3 0-0 14. ~ b5 ~ a6 15. .Qi. xa6
tado de 5:0 ... ~ xa6 16. 'f!le2 'f!l xe2+ 17. ~ xe2
Con la dama en c2 el cambio de ~ fc8 (Salov - Timman, Belgrado,
caballos es la continuación más 1987).
utilizada, aunque a veces se en- 13 ... 1Je7 14. 1J xe5 be 15. ~ e2
cuentran las jugadas 7 ... ~ e7 y 7... ~ a6 16. 0-0 0-0 17. ~ fd1 f6 1S.
c5. Estos son unos ejemplos inte- ~ e4 ~ xe4 19. "f!l xe4 ~ f7 20.
resantes de Kasparov. ~ g3 e5 21. 1Jh4 'fil eS 22. 1J f5
Kasparov - Van der Wiel (Ams- "f!l e6 23. "f!l e2 ~ bS 24. g d6 "f!l eS
terdam, 1988) 7 ... e5 S. de. Por 25. ~ ed1. Las blancas tienen una
transposición de jugadas lleva a gran ventaja, que realizaron con
la partida comentada 8. e4 1Jxc3 facilidad.
9. be. Después de 8. ~ g5 ~ e7 9.
~ xe 7 f!l xe 7 1 O. 1J xd5 ed 11. e3 S. bxe3
0-0 12 . .Qi. d3 g6! 13. de be 14. 0-0
1Jd7 15. ~ fe1 (novedad, en caso Las negras tienen menos preocu-
de 15. b4 d4! las negras tienen paciones después de S. "f!l xe3,
buen juego, Miles - Hansen, Nue- ya que es difícil aprovechar la
va York, 1987) 15 ... ~ ac8!? 16. columna "e", por ejemplo: S ...
'f!la4 ~ c6 17. 'f!la5 'f!l f6! 18. b4 d4! ~ e7 (tampoco es mala enseguida
19. e4 'f!l d8 20. 'f!l xd8 ~ fxd8 las 8 ... ~ d6) 9. ~ f4 ~ d6 1 O. 1Je5
posibilidades de ambos bandos 0-0 11. e3 1Jd7 12. ~ b5 ~ xe5
son iguales (Seirawan - Timman, 13. de a6 14. ~ e2 1Je5 15. f3
Amsterdam, 1992). a5 16. 0-0 a4! 17. e4 ~ a6 1S.
S... ~ xe5 9. ~ g5 'fileS. Es más ~ xa6 ~ xa6 19. g ad1 'fil eS, y
sólida 9... ~ e7 10. ~ xe7 'f!lxe7 11. las negras no tienen problemas
1Jxd5 ed 12. e3 0-0 13. ~ d3 Zl c8 (Petrosian- Anand, Moscú, 1987).
14. 'f!le2 1Jd7 15. 0-0 1Jc5 16. 1Jd4 Es interesante la siguiente parti-
1Jxd3 17. 'f!l xd3 ~ c5 con buen da, en la que las negras despre-
juego para las negras (Ehlvest - ciaron el peón "e".
Korchnoi, Zagreb, 1987), si bien Browne - Gurevich (Nueva York,
es cierto, que en la partida Gure- 1989) S... h6 9. b4 ~ e7 10. ~ f4
vich - lonescu (Moscú, 1987), las 0-0! (novedad, antes se jugaba
blancas mejoraron el juego: 13. 10... c6). Las blancas no se deci-
39
dieron a aceptar el sacrificio ( 11. g aS) 20 ... ~ d7 21. f3. Permite a
r4 xc7 ~ d5, 11. ~ xc7 'f!ff, xc7 12. las negras tomar la iniciativa. 21 ...
!!4 xc7 l'k 8 con suficiente contra- e5! 22. d5 ~ a7+ 23. ~ h1 !14b7
juego por el peón), y como resul- 24. g aa1 f5!, y poco a poco
tado de 11. g e1 e5! 12. de be conseguí superar a mi adversa-
13. be ~ d5 14. e4!? ~ xe4+ 15. rio.
!!4 e3 g e8 16. ~ d3 ~ e6 las ne- Dreev- Anand (Madrid, 1991) 9 ...
gras salieron con éxito de la aper- ~ d7 1 O. !14d3 c5 11. O-O .l:l c8
tura. 12. ~ e2 0-0 13. e4 ~ c7 14.
.l:l e1 .l:l fd8 15. !14 d2 e5 16. d5 c4
8. e5 17. !14 e2 r4 a6 18. !14 e3 !!4 c5 19.
~ h4 g6 con posibilidades mu-
Para ilustrar las jugadas 8 ... r4 e7 tuas. Es peor para las blancas 11.
9. e3 ofrezco algunos ejemplos. !14b2 bl c8 12. ~ e2 0-0 13. 0-0
Kasparov - Ehlvest (Belfort, ~ c7 14. c4 b!. fd8 15. a4 cd 16.
1988): 9 ... ~ es 1 o. !14b2 c5 11. ed !14 f6 17 . .l:l fd1 ~ b8! con ven-
!14 b5+ ~ e6 12. 0-0 0-0 13. r4 d3 taja (Naumkin - Polugajevsky,
~ h8 14. ~ e2 ~ e7 15. g ad1 Moscú, 1990).
.l:lad8 16. e4 ~ a5 17. bl fe1 !14 f6
18. e5 !14e7 19. ~ d2 ed 20. ed 9. e4 ~ d7
!14 d5 21. ~ e4 f5 22. ef !14 xf6 23.
~ xf6 .l:l xf6 24. !14c1 g df8 25.
f3 ~ e6 26. r4 e4 !14 xe4 27. fe e5
28. d5 ~ d4 29. ~ d3 ~ f7. Des-
pués de 29 ... ~ c2 30 . .l:lf1 ~ c5+
31. ~ h 1 las blancas tenían una
pequeña ventaja. Ahora el juego
termina al instante: 30. !14 b2!
~ f3+ 31. gf .l:l xf3 32. b!. e3
"f!ff, g6+ 33. ~ h1 Il f2 34 . .l:lg1
"f!ff, h5 35 . .l:lh3. Las negras aban-
donaron.
La causa original de las dificulta-
des negras es su jugada 11-ª; en
una partida con Timman (Tilburg,
1988) empleé una novedad: 11 ...
!14 e6! 12. ~ d3 c4 13. !14 e2 ~ d7 La alternativa es 9... ~ c6 1 O.
14. a4 a6 15. 0-0 0-0 16. e4 b5 r4 b2 cd 11. ed b!. e8 12. b!. d1.
17. !!4 a3 !14 xa3 18. .l:l xa3 "f!ff,b 7 Una de las posiciones problemáti-
19. ~ d2 ~ b6! 20. a5 (el juego cas. Aunque ambos reyes aún no
está equilibrado después de 20. han enrocado, son las negras las
ab ab 21. b1 fa1 .l:lxa3 22 . .lj,xa3 que corren mayor peligro tras el
40
avance de la masa de peones tan todas las posibilidades del
blancos. A su vez las blancas de- plan con 9 ... 0lc6, pero demues-
ben considerar el contrajuego de tran que las negras ya en un tem-
su enemigo por la columna "e". prano estadio pueden luchar por
Antes aquí se encontraba 12 ... a6, un contrajuego activo, sin espe-
pero en la partida Lputian - Belja- rar a que el enemigo cree un ata -
vsky (Minsk, 1987) el gran maes- que en el flanco de rey.
tro de L vov jugó 12 ... b5!?, obli-
gando a las blancas a acordarse 10. ~ f4
de la mala posición de la dama en
c2, ya que no es posible 13. Sólo esta continuación, que difi-
~ xb5? por 13 ... ~ a5+. culta a las negras reagruparse
Lputian se decidió por el sacrifi- por la columna "e", permite a las
cio de dama, 13. d5 0l d4 14. blancas confiar en realizar sus
0l xd4 !:'h c2, pero después de proyectos. En caso de 1O. ~ d3
15. ~ xb5+ 'íf!J e7 16. d6+ 'íf!J f6! ~ c7 11. 1!b 1 las negras no tienen
17. 0l xc2+ 'íf!J g6! se quedó en la problemas.
estacada. Era más fuerte 17.
0lc6+! g xb2 18. e5+! 'íf!Jg6 19. 1 o. cxd4
~ d3+ f5 20. 0l xd8 ~ d5 21 .
0l xe6!? ~ xe6 22. g4 con juego Con frecuencia las negras prepa-
confuso, en el que las blancas ran el enroque corto, jugando
tienen compensación por la pieza 1 0 ... ~ e 7. En la partida Lputian -
sacrificada. Ador jan (Hastings, 1986/87) las
La jugada 12 ... b5 provoca a las blancas jugaron impulsivamente
blancas a un juego concreto en el 11. d5, que después de 11 ... ed
centro, por eso merece atención 12. ed 0-0! ( 12 ... ~ xd5 13. 0-0-0!)
13. ~ d2! 1!b6 14. d5 g d8 15. 1!e2! 13 . .ll d1 (13. c4 b5!) 13 ... g5! las
En lugar de 12 ... b5 Lputian propu- obligó a pensar en la seguridad de
so 12 ... ~ d6 con la siguiente va- su rey. Después de 14. ~ e3 g4
riante: 13. d5?! ed 14. ed 0-0! 15. 15. 0ld2 f5 las negras se apode-
de ~ xc6! ( 15... .!l e8+ 16. ~ e2 raron completamente de la inicia-
~ xc6 17. 0le5! ~ xg2 18. 1!f5!) 15. tiva.
~ c4! b!. e8+ 17. ll!l? f1 ~ b5 18. 0ld2
1!h4! 11. cxd4 .ll c8
Si no se consigue encontrar una 12. 1!b3
mejora para las blancas, enton-
ces es posible 13. 1!d2 0-0 14. En la partida Anastasian - Mijal-
~ d3 con una típica posición diná- chishin (Pavlodar, 1987) después
mica, donde tienen un juego más de 12. 1!a4 a6 13. ~ d3 b5 14.
libre. 1!b3 t4 e 7 (14 ... 0lf6!?) 15. 0-0
Los ejemplos ofrecidos no ago- 0-0 las negras se libraron de to-
41
dos los problemas. La jugada de pués de 13 ... 0-0 14. 0-0 <íJ b8
dama a b3 la empleó Korchnoi en 15. 'IJ, ad 1 Q!, d6 16. ~ d2! 'IJ, c 7 17.
una partida con Portisch del tor- .Q fe1 Q!, a6 18. Q!, b1 'IJ, c8 19. h4!
neo de candidatos de Montpellier. las blancas consiguieron un ata-
que irresistible en el flanco de
12. {};, e7 rey. El salto del caballo a f6 en la
14-ª jugada ya no es tan conve-
Aceptar el sacrificio de peón es niente: 14 ... <íJ f6 15 . .ll fe 1 <íJh5
peligroso: 12 ... ~ xe4 13. {};,b5 con 16. Q!, d2 g5 17. 'IJ, ad 1 'l) g7 18.
fuerte ataque. Es antiposicional ~ b1 f5 19. d5 con clara ventaja
12 ... ~ f6: 13. ~ e3! ~ g6 14. blanca (Jalifman - Blatny, Gronin-
{};, d3 [/;], e7 15. 0-0 0-0 16. e5! ga, 1986/87).
~ h5 17. {};, e4 Q!, xe4 18. ~ xe4
'IJ, c7 19. 'IJ, fc1 'IJ, fc8 20. 'IJ, xc7 14. d5
'IJ, xc7 21. ~ a8+ 'l) f8 22. d5!
etc ... (Gelfand - Mijalchishin, Miles trabajó muchas horas sobre
Minsk, 1986). esta jugada. Sobre el tablero sur-
ge una correlación de fuerzas po-
13. Q!, d3 'l) f6 co habitual. En la partida Jalifman
- Anand (Moscú, 1987) las blan-
cas jugaron 14. ~ b5+ ~ f8 15.
0-0, sacrificando el peón central
con la esperanza de que el rey
negro se encontrara incómodo.
Sin embargo, tras 15 ... <íJ xe4 16 .
.Qac1 g5!? 17 . .llxc8 ~ xc8 18.
Q!, c 1 ~ g7 las blancas aún debían
demostrar la corrección del sacri-
ficio. 19. ~ c6 'l) d6 20. ~ b2 {J;, f6
21. <íJ xg5 Q!, xg5 22. d5+ ~ g6
23. ~ d3+ f5 24. de .Q f8, y las
negras tienen clara ventaja.
Frecuentemente aquí se cambia-
ban damas, 14. ~ b5+ ~ d7 (14 ...
~ c6 15. ~ b 1!?) 15. <í1e5 ~ xb5 16.
Y esta jugada la utilizó por prime- ~ xb5+ ~ f8 17. f3. El peón central
ra vez Polugajevsky en esta par- blanco está sólidamente defendi-
tida; hasta ahora este sistema se do, pero después de 17 ... <íJ e8 las
consideraba desfavorable para posibilidades están equilibradas.
las negras; por ejemplo, en el A juego complejo lleva 14. ~ b1
mencionado encuentro Korchnoi - 0-0 15. 0-0 h6, amenazando .Q c8-
Portisch (Montpellier, 1985) des- c3. No es sencillo para las blancas

42
organizar el juego en el centro y 20. ~ xf3
en el flanco de rey. 21. gxf3 ~ f8
22. ~ e3 'ª d3
14. exd5 23. ~ c1 .ll cd8
15. 'ª d1 0-0 24. ~ c4 ~ e6
16. 0-0 25. a4 ~ c5!
26. ~ xc5 bxc5
Por fin ambos bandos se enrocan.
Una nueva transformación en un
final, ahora la ventaja de las ne-
gras toma un carácter real.

27. ~ g2 g6
28. ~ e4 'ª 3d6
29. f4 ~ b8
30. h4 h5
31. ~ h2 b.i b4

Al parecer, 31 ... a5 podía llevar


más rápidamente al objetivo.

32. ~ xb4 cxb4


33. '® c4 ~ d4
34. '® c8+ ~ g7
16. dxe4 35. a5 ~ xf4
17. ~ xe4 ~ xe4 36. '®b7 ~ xh4+
18. ~ xd8 .l:H xd8 37. ~ g2 ~ g4+
38. ~ f1 h4!
Las negras tienen suficiente equi -
valencia por la dama, y además Poniendo de manifiesto lo peli-
dos activos alfiles. groso que es este peón.

19. ~ e1 ~ c5 39. f3
20. '®a2
Resistí a más la captura inmediata
Miles sigue manteniendo en el del peón, 39. '® xa7, después de
punto de mira el punto f7. Aquí 39 ... h3 40. '®b8 ~ f4 41. '®e5+
las negras tomaron la decisión de ~ h7 42. '® f6 h2 43. '® xf7+ ~ h6
entregar el mejor de sus alfiles 44. m f8+ las blancas podían en-
por el caballo, para estropear la contrar el jaque continuo.
estructura de peones de su ene-
migo en el flanco de rey . 39. ~ g5

43
40. ~ xa7 h3 de final es reducida, se ha de-
41. ~ b8 Zh a5 mostrado que a la dama le resulta
42. ~ xb4 bl, f5 difícil oponerse a torre, caballo y
43. ~ C3+ ~ g8 dos peones enemigos.
44. ~ g1
53. 'f! a7 g5
54. ~ e7 ~ g6
55. 'f! d6 ~ e4
56. 'f! c6 ~ e3+
57. ~ g2 g4
58. ~ f2 ~ f3+
59. ~ g1 ~ g5

El plan negro es sencillo: avanzan


el peón "g", activan el rey, y tras
ello avanzan el segundo peón.

60. 'f!d5+ ~ h4
61. 'f! e5 <í) f4
.F&. 62. 'l' h8+ 0lh5
63. 'l' h7 bl, f4
La última trampa. Se impone 44 ... 64. 'f! h8 g3
~ g5, pero después de 45. ~ h 1! el 65. 'f! h7 f6
peón f3 es inviolable: 45 ... bl. xf3 66. 'l' h6 ~ g4
46. ~ xf3! 0l xf3 ahogado; 45 ... 67. ~ g2 ~ g7
0l xf3 46. ~ g7 +! ~ xg7 ahogado. 68. 'l' d2 ~ g5
69. 'l' c1 ~ e5
44. <í)f4 70. 'l' h6 ~ g4!
45. ~ h2 ~ d5 71. 'l' g6+ ~ g5
46. ~ C8+ ~ g7 72. 'f! c2 0l f4+
47. ~ C3+ ~ h7 73. ~ g1 Jl d5
48. ~ f6 ~ f5 74. 'l' c8+ f5
49. ~ d4 0le6 75. e c2 bl. e5
50. ~ e3 0lg5 76. 'l' d1+ bl. e2
51. f4 0l e6 77. ~ h1 ~ h3
52. ~ xh3 bl. xf4 78. 'l' xe2 g2+

Aunque la práctica de este tipo Las blancas abandonaron.

44
Partida 6

Kasparov - Karpov
Match por el campeonato mundial (1, 2)
Moscú, 1984

Esta partida, jugada al inicio de mi


primer marathón con Kasparov,
transcurrió en tensión, desper-
tando muchas emociones, y aun-
que la partida no se decantó para
ningún bando, ambos participan-
tes alternativamente estuvieron
cerca de la victoria.

1' d4 <í) f6
2. c4 e6
3. <í) f3 b6
4. g3 ~ b7
5. ~ g2 t4 e7

Es insuficiente 5 ... c5, por ejem- tonces se jugaba 8. cd y 8. 0Jc3).


plo: 6. 0-0 cd 7. ~ xd4 {/], e7 8. Parece que las blancas no reac-
0J c3 0-0 9. -ª d 1 d6 1 O. {/], g5 cionan a la actividad del adversa -
<í1 c6 11. ~ f4 ~ b8 12. ~ d2 0J e5 rio en el flanco de dama. 8 ... be 9 .
13. 0J xe5 de 14. ~ h4 ~ xg2 15. <í1 c3 ~ e7 1 O. <í1 f5 O-O 11.
1!1xg2 con mejores posibilidades <í1 xe7+ ~ xe7 12. ~ g5. Una posi-
para las blancas (Karpov - Smirin, ción inusual. Las negras tienen
Moscú, 1988). Pero aun es más dos peones más, pero no se ve
fuerte 6 . d5!, que se encuentra cómo pueden retornar, mante-
en ese mismo campeonato nacio- niendo al menos cierta igualdad.
nal en la partida Karpov - Ga- 12... h6 13. {/], xf6 ~ xf6 14.
vrikov. 6 ... ed 7. 0Jh4 b5 8. 0-0! 0J xd5 {/], xd5 15. ~ xd5 0J c6 16.
~ xc4 ~ xb2 17. e3 .ll ab8 18.
(Ver diagrama)
~ xc5 ~ b6 19.Tad1 <í1b8 20.
Una importante mejora (hasta en- ~ d5 . Las blancas tienen una abru-

45
madora ventaja posicional. Pien- (Ftacnik - Karpov, Dubai, 1986).
so que esta partida le asestó un Tuvo un desarrollo interesante la
duro golpe al sistema con la juga- partida Eingorn - Jalifman (Mos-
da 5 ... c5. cú, 1988): 8. 0-0 c5 9. d5
<í:} xc3?! 1 O. ~ xc3 ~ xc3 11. be
6. 0-0 0-0 12. e4 ~ a6 13. ~ e1 ~ xc4 ?!
14. ~ e5 ~ a6 15. <í:} xf7! ~ xf7
Es más actual la posición que se (15 ... bí xf7 16. de y 17. ~ d5; 15 ...
produce tras 6. <í:}c3 <í:} e4 7. ~ d2 ~ f6 16. de etc ... ) 16. e5! con
~ f6. Ofrezco algunos ejemplos terribles amenazas. Después de
de mi propia cosecha. 16 ... ~ g8 17. de ~ c6 18. ~ b3
~ h8 19. bí cd 1 0J a5 20. ~ a4
bí b8 21. ~ g4 ~ es 22. ed ~ e7
23. ~ h4! g5 24. ~ h6 ~ b7 25.
~ d6! las blancas obtuvieron una
ventaja abrumadora, si bien es
cierto que después se las ingenia-
ron para perderla.
Karpov - Salov (Moscú, 1988) 8.
~ c2 <í:} xd2 9. ~ xd2 d6 1 O. O-O
0-0. En esta posición hace 20
años yo mismo igualé fácilmente
jugando con negras contra Kor-
chnoi: 11. bí ad 1 ~ d7 12. ~ e 1
~ xg2 13. ~ xg2 f! e7 14. ~ e1 c5
15. ~ c2 bí ac8 16. b3 bífd8 17. e4
<í:}b8 18. btfe1 cd 19. ~ xd4 (Mos-
8. 0-0 0-0 9. bí c1 <í:} xd2. Más cú, 197 4). Con Salov moví 11.
precisa que 9... c5 1O. d5 ed 11. cd d5, pero después de 11 ... e5 12.
<í:}xd2 12. <í:} xd2 d6 13. <í:}c4 ~ a6 e4 ~ d7 13. b4 g6 14. ~ h3 ~ e7
14. ~ b3 ~ xc4 15. ~ xc4 a6 16. a4 15. a3 bí fb8 16. ~ c2 h5 17.
<í:} d7 17. e3 <í:}e5 18. ~ e2 c4 19. bí fd1 a5 las blancas tampoco
~ e4 bí e8 20. ~ c2 i:lc8 21. <í:} e4, y consiguieron nada.
gradualmente conseguí superar a
Portisch (Tilburg, 1988). 6. 0-0
10. ~ xd2 d6 11. d5 e5 12. b4 7. d5
~ d7 13. bí e1 a5 14. a3 ab 15.
ab ~ a6 con juego confuso (To- Es dudoso que las blancas puedan
rre - Karpov, Bruselas, 1987). contar con ventaja en caso de 7.
Otro camino: 9... d6 1 O. d5 <í:} c3 <í:} e4 8. <í:} xe4 ~ xe4 9. ~ e1
0J xd2 11. 0J xd2 ~ h8 12. <í:} de4, ~ xg2 1 O. ~ xg2 d5 (Salov- lvan-
y las blancas están un poco mejor chuk, Moscú, 1988).
46 '
7. exd5 8. eS
8. 0l h4! 9. cxd5 0l xd5
1 o. 0l f5 0lc7

En la partida origen Polugajevsky


- Korchnoi después de 1 0 ... Qi. c5
11. e4 0l e7 12. 0l xg7!! 11!V xg7
13. b4! Qi. xb4 14. 'f! d4+ las blan-
cas consiguieron un fuerte ata-
que y obtuvieron una brillante
victoria. Más adelante además de
10... ~ c5 se probaron diversas
continuaciones, 10... 0le 7, 10 ...
0l f6, 10 ... Q1. f6, pero finalmente la
retirada del caballo a c7 se consi-
deró la reacción principal.

11. 0l c3
Una original invención de Poluga-
jevsky, patentada en el match Más precisa que 11. e4 directa-
semifinal de candidatos con mente.
Korchnoi (Buenos Aires, 1980). La
sorpresa en la apertura le dio la 11. d5
victoria al gran maestro mosco-
vita, y su idea fue valorada como En una partida con Timman yo de
muy peligrosa para las negras. nuevo retiré el caballo, 11 ... 0le8,
Pero más tarde, cuando los ana- y después de 12. ~ f4 0la6 13.
listas se pusieron a trabajar, en- 'f! d2 d5 14. e4 0lac7 15. bt ad1
contraron varios caminos para ~ f6 16. ed 0l xd5 17. 0l xd5 cd
igualar, y el nuevo plan ocupó un 18. 0l e3 0l c7 19. Qi. xc7 f! xc7 mi
puesto modesto en la teoría de adversario acordó las tablas. Sin
aperturas. Kasparov intenta per- embargo en esta ocasión no qui-
feccionar la invención de Poluga- se elegir un camino pasivo.
jevsky. Las blancas han realizado
el avance programado d4-d5 y 12. e4 Qi. f6
ahora necesitan tomar la iniciati- 13. Qi. f4
va en el centro. Por extraño que
parezca, la mejor manera para De una manera espectacular ter-
conseguirlo es el salto del caballo minó la partida Kasparov - Mar ja-
al borde del tablero. La que se novic (Malta, 1980): 13. ed cd
jugaba antes, 8. 0ld4, no es peli- 14. Qi. f4 0l ba6 15. l:l e1 'f! d7?
grosa por 8 ... 0lc6 u 8 ... ~ c6. 16. Qi.h3 ~ h8 17. 0le4! Qi. xb2
47
1a. <Zj¡ g5 ~ c6 19. 'Zj¡ e7 ~ f6 20. tante mejora para las negras. Un
'Zj¡ xh7! ~ d4 21. 9 h5 g6 22. ejemplo gracioso, de cómo la
~ h4 ~ xa1 23. 'Zj¡ f6+. Las negras teoría va por detrás de la prácti -
abandonaron. Sin embargo ense- ca ...
guida se encontró una buena de- Así, en la partida Sosonko- Tuk-
fensa para las negras, 15 ... 'lj¡c5! makov (Tilburg, 1984) siguió 15 ...
~ xf5! 16. gf ~ g5 17. {!g, xc7 (a un
13. ~ ca juego más complejo lleva 17.
~ xg5 ~ xg5 18. f4 ~ h4, o 17.
En la partida Hort- Olafsson (Bue- ~ g4 {!g, xf4 18. 9 xf4 de 19. ~ fd1
nos Aires, 1981) después de 13 ... <Zj¡ d5 20. 'Zj¡xd5 cd 21. {!g, xe4 ~ f6)
<Zj¡ d7 14. ed cd 15. ~ e1 'lj¡ c5 16. 17 ... 'lj¡ xc7 1a. f4 P4 e7 19. ed
~ d6 ~ ea 17. ~ g4 g6 1a. ~ xc7 (merece atención 19. e5) 19 ...
~ xc7 19. 'Zj¡ xd5 ~ xd5 20 . {!g, c5+ 20. ~ h1 cd 21. 'lj¡ xd5
~ xd5 ~ xe1+ 21. ~ xe1 ~ da 22. 'Zj¡ xd5 22. ~ xd5 ~ xd5 23.
ll d 1 los adversarios firmaron un {!g, xd5 ~ ada 24. ll cd1 bt fea 25.
resultado pacífico. Es bastante ~ c6 ~ xd1 26. Z;;\ xd1. Tablas.
más fuerte para las blancas ense -
guida 14. ~ e 1, manteniendo el 16. ~ d2 'Zj¡ c5
peón "e". Si aquí 14 ... d4, enton-
ces es posible tanto 15. 'Zj¡ xd4,
como 15. e5!

14. g4!

Por supuesto, no 14. 'Zj¡ d6 por la


respuesta 14 ... g5! Ahora el caba-
llo está defendido, y el peón "e"
deja las manos libres ...

14. <lj¡ba6
15. ll c1 ~ d7

Esta jugada pudo traerme des-


agradables consecuencias. Es cu-
rioso, que nuestro match sólo El primer momento crítico. En
empezaba a tomar velocidad y, caso de 17. ~ xc7 ~ xc7 18. ed
evidentemente, aún nadie había {!g, xf5 19. gf bt ad8 20. b4 'Zj¡b 7 21.
emprendido un resumen teórico, 'lj¡ e4 las negras tendrían dificulta-
pero en un torneo internacional en des. Kasparov apuesta por el ata-
Holanda, en los mismos dí as, ya que al flanco de rey, y la posición
se había demostrado una impor- se agudiza extraordinariamente.
48
17. e5 {/4 e7 Y ahora yo mismo tomo la inicia-
18. 0l xe7+ tiva.

Era más fuerte 18. {/4 g3 lle8 19. 25. hxg4


0l xe7+ f!J xe7 20. f4 ~ xg4 21. f5,
manteniendo la iniciativa. Mi idea se apoyaba en la variante
25. be gh 26. bl, f2 hg 27. b!, xg2
18. 'l! xe7 {/4 g4! y h7-h5, y las negras deben
19. ~ g5 'l!e6 ganar.
20. h3 'l!g6
21. f4 25. 0ld3
26. bl, f3
Después de 21. ~ e7 f!J d3 22.
b!,fd1 f!J xd2 23. b!, xd2 bl, fe8 surgía La ventaja ya está de mi parte, y
una aguda posición, difícil de va - el sacrificio de calidad de Kaspa-
lorar. rov pretende caldear la atmósfe -
ra fuera de los límites del tablero.
21. f6
22. exf6 gxf6 26. 0l xc1
23. ~ h4 f5 27. f5 'l! g7
28. 'l! xc1 ll ae8
29. 'l!d2 d4
30. 0l e2 0ld5
31. 0l xd4 ~ h8

Las próximas jugadas se hicieron


en un agudo zeitnot, y por eso
ninguno de los dos jugamos de la
mejor manera.

32. g5 b!, e4
33. ~ f2 'l! e5
34. b!, g3 .l':H4
35. f6 {/4 e8
36. b5

El segundo momento crítico. Tras Al parecer, una jugada perdedo-


24. gf y después ll f1-f3-g3 las ra, a juego confuso llevaba 36.
negras tendrían que preocuparse 0lf3.
por su rey ...
36. c5
24. b4 fxg4! 37. 0l c6 'l! a1 +
49
38. ~ f1 Zl f5 continuación 41... ~ g8+ y 41 ...
39. g6 ~ xg6 ~ xf6, pero en todas las variantes
40. .llxg6 ~ 5xf6 las blancas encontraban un cami-
no preciso para salvarse.
En la última jugada del control,
con la bandera colgando, dejo es- 42. ~ e1! ~ g8+
capar la victoria. Mientras tanto 43. ~ h2 f! f4+
ganaba de una manera forzada la 44. ~ g3 ll xg3
maniobra con la misma torre, 45. ~ xg3 ~ xf1
pero en otro lugar, 40 ... bl xf2! 46. e bs+ ~ g7
Después de 41. ~ xf2 (41. e xf2 47. ~ g3+
hg) 41 ... ~ xf6 las blancas están
indefensas. Tablas.

41. ~ xf6 ~ xf6 Es posible este final: 47 ... ~ f7 48.


~ d8+! ~ f8 49. ~ d6+ ~ e7 50.
En el análisis de la posición apla - ~ e6+ ~ f7 51. ~ g5+ ~ e8 52.
zada examiné detalladamente la e b8+ con jaque continuo.

50
Partida 7

Karpov- Gurevich
Moscú, 1988

1. d4 0J f6
2. c4 e6 6. ~ d2 ~ e7
3. 0J f3 b6
4. g3 ~ a6 En la partida Karpov - Short
(Amsterdam, 1988) después de
El ataque del alfil por a6 se en- 6 ... ~ xd2+ 7. 9 xd2 0-0 8. ~ g2
cuentra con regularidad en mi pri- c6 9. 0-0 d5 10. 9 b4 0l e4 11.
mer match con Kasparov, y en .llc1 0l d7 12. 9 a3 ~ b7 13. cd
adelante su popularidad se ha ido ed 14. 0J c3 f5 15. e3 la "estrate-
acrecentando. En esta variante gia de casillas negras" le trajo el
de la defensa india de dama se éxito a las blancas, después de
establece una atractiva lucha por 15 ... 9 f6 16 . .l:lc2 a5 17. bl. d 1
el punto c4. bl. ac8 18. 0l e2 g5 19. 0J c1 g4
20. 0Jh4 mi adversario se encon-
5. b3 tró en la estacada.

De las muchas maneras de defen- 7. ~ g2


der el peón "e", 9 a4, 9 b3, 9 c2,
0Jbd2 (algunas las recordaremos El orden de jugadas 7. 0Jc3 0-0 8.
más adelante) las blancas se de- e4 se examinará con detalle en
tienen en la más radical. los comentarios de la siguiente
partida.
5.
7. c6
El flanco de dama se ha debilitado
un poco, y el alfil puede ocupar su (Ver diagrama)
lugar natural en b7. La retirada del
alfil se ofrece en la partida Nº 9. La preparación de la jugada d7-d5
La extravagante 5 ... b5 no da a las en los últimos tiempos ha despla-
negras un juego válido. zado a la acción inmediata en el
51
bl e4, no sin esfuerzos conseguí
hacer tablas.
Kasparov- Karpov (1, 14) 7 ... 0-0
8. O-O d5 9. ed 0J xd5 1 O. 0J e3
0J d7 11. 0J xd5 ed 12. ll e 1 e5
13. de be 14. 0J e1 0Jb6 15. a4
.ll e8 16. a5. Tablas (tras 16 ...
0Ja8 la inestable pareja de peones
c5 y d5 controla a los peones
débiles blancos del flanco de
dama).
Puede dar la impresión de que las
negras igualan el juego con facili-
dad en esta variante. Sin embar-
go no es así. Sencillamente Kas-
centro mediante 7 ... d5 ó 7 ... ~ b7 parov, afectado por un virus ta-
8. 0Jc3 d5 (8. 0-0 d5). Este orden blífero, en esta parte del mara-
de jugadas se encuentra en mi thón no se esforzaba por obtener
primer match con Kasparov. la iniciativa. En caso contrario él
Aprovecho la ocasión para recor- hubiera jugado, por ejemplo, 13.
dar algunas de sus partidas. ~ e3 (en lugar de 13. de) o 15. 0J d3
Kasparov- Karpov (1, 4) 7 ... ~ b7 (en vez de 15. a4) 15 ... .llc8 16.
8. 0J e3 d5 9. ed ed 1 O. O-O O-O ~ h3 bl c7 17. ~ f4 ~ d6 18. ~ d2
11. ~ f4 0Ja6 12. ~ e2 e5 13. con una presión bastante des-
.l:l, fd1 ~ e8 14. ~ e5. Esta manio- agradable sobre la posición ne-
bra, introducida en la práctica por gra. Por eso no es sorprendente,
Yusupov, permite a las blancas que en la siguiente partida del
conseguir una seria presión. 14 ... match yo escogiera la variante
bl fd8 15. bl ae1 0J e4 16. ~ b2 con blancas.
~ e6 17. 0Jb5 (tampoco es mala Karpov - Kasparov ( 1, 15) 12 ...
17. de be 18. 0J xe4 de 19. 0J d2) .ll e8 (en lugar de 12... c5) 13.
17 ... ~ f8 18. ~ f4 ~ e8 19. a4 .ll e2!
~ e6 20. de be 21. 0J e5 ~ xb5
22. ab 0Jb4 23. ~ b1! 0J f6 24. (Ver diagrama)
0J e6 0J xe6 25. be ~ xe6 26.
~ g5 a5 27. ~ xf6 ~ xf6 28. En aquella época un plan nuevo,
~ xd5 bl, a7. En el final las blancas reagrupando las fuerzas para
tienen clara ventaja teniendo en presionar por las columnas "e" y
cuenta la actividad de su alfil de "d". 13 ... e5 14 . .ll e1. Tal vez sea
casillas blancas, y aun podían más precisa 14. ~ e3 ~ b 7 15. ~ e 1
acrecentarla jugando 29. .l:l, d3! .llc8 16. J:ld 1, economizando un
Tras la jugada en la partida 29. importante tiempo. Tras 14 ... 0Jf6

52
jugar 22 ... b!. ad8) 23 . .ll xe6! h5
24. 11lli e4 fe 25. 11lli xe6+ y las
negras se salvaron milagrosa-
mente. En la siguiente partida ( 1,
18) encontré una sencilla mejora,
9 ... <í)bd7 10. 0-0 0-0 11. b!. e1
e5 12. e4 de 13. ~ xe4 ~ b7! (el
camino más claro para igualar)
14. ~ fg5 ed 15. ~ xd4 11lli e7 16.
~ xf6+ ~ xf6 17. ~ xb7 11lli xb7.
18. ~ e4 ~ xd4 19. 11lli xd4 b!. ad8
20. bl ad 1 11lli a8 21. 11lli e3 ~ b8 22.
~ f6+. Tablas.
Es peor 12 ... de 13. ~ xe4 ~ b7
14. 11lli d3! ed 15. ~ xd4 ~ e5 16.
15. b!. e 1 las negras ya no tienen el 11lli e2 a6 17. Z'l ad1 11lli e7 18. ~ d2!
plan de contrajuego realizado en con clara ventaja blanca (Karpov
la partida, y después de 15 ... ~ e4 - Jalifman, Reykjavik, 1991 ).
16. de be 17. ~ d2 las blancas
tienen mejores perspectivas (Ga- 9. ~ fd7
vrikov - Sokolov, Moscú, 1985).
Yo jugué con menor precisión. En la cuarta partida del match
14 ... ~ b7 15. ~ e3 a5! 16. 11lli e1 Yusupov - Sokolov (Riga, 1986)
a4 17. b!. d1 ab 18. ab ~ f6 con después de 9 ... ~ b7 10. ~ d2 las
un juego agudo y equilibrado. negras jugaron 1 0 ... <í)bd7 y des-
Más adelante incluso conseguí pués se abstuvieron de enrocar-
llegar a un final mejor y ganar un se durante largo tiempo. Aunque
peón, pero en la jugada 93 me vi el encuentro terminó en tablas, la
obligado a conformarme con las parte de la apertura transcurrió
tablas. bajo el signo de la iniciativa blan-
ca: 11. 0-0 e5 12. ~ xd7! 11lli xd7
8. ~ e3 d5 13. de be 14. ed ed 15. ~ xf6!
9. ~ e5 ~ xf6 16. b!. e1 Z'l e8 17. e4! etc ...
Tras las partidas Kasparov - Kar-
En la partida Kasparov - Karpov pov ( 1, 16) y T arre - Sokolov
(1, 16) siguió 9. ~ bd2 ~ b7 10. ("match del siglo", Londres, 1984)
~ e5 0-0 11. e4 ~ a6 12. 0-0 e5 se apagó la variante 9 ... ~ b 7 1O.
13. ed ed 14. b!. e1 ed 15. ~ xd4 ~ d2 0-0 11. e4 ~ a6 12.0-0 c5 13.
~ e5 16. ~ g4 de 17. ~ xe4 ed ed 14. b!. e1 cd 15. ~ xd4 ~ c5
~ xg2 18. '11!!1 xg2 ~ xg4 19. 16. ~ g4! de 17. ~ xc4 ~ xg2 18.
11lli xg4 ~ f6 20. Z'l ad 1 ~ xd4 21. '11!!1 xg2. Las negras no consiguie-
b!. xd4 11lli e7 22. ~ d6 ~ e6? (debí ron plena igualdad tanto en caso

53
de 18 ... <í)xg4 como tras 18 ...
<í)e6.
En los albores de la investigación
de la variante se probó 9 ... 0-0 1O.
0-0 ~ b 7 11. <í)d2 <í) a6, que es
bastante pasiva.
En la 1Oª partida del match Yusu-
pov - Sokolov (Riga, 1986) se
jugó una novedad, 9 ... <í) e4. Des-
pués de 1 O. O-O <í) xe3 11. <í) xe3
0-0 12. Zl e1 ~ b7 13. ed ed las
blancas llevaron a cabo el avance
programado 14. e4, si bien es
cierto que en el transcurso poste-
rior de la partida, 14 ... ~ b4 15.
-ª e1 ~ xe3 16. bl, xe3 de 17. En la partida Karpov - Portisch
~ xe4 ~ xe4 18. bl, xe4 0l d7 que- (Rotterdam, 1989) las negras ju-
dó claro que las negras práctica- garon aquí 16 ... 0l d5 y después
mente han resuelto todos los de 17. bl xe4 <í)xc3 18. bl, xc3 f5 (si
problemas de la apertura. 18 ... b4, entonces 19. 'ªce3) 19.
bl, xe6 ~ xd4 20. 'ªe 1 ~ xc5 21.
1 O. 0l xd7 0l xd7 ~ e2 ~ b6 22. 0lf3 ~ g4 23. bl, d1 f4
24. h3! se vieron en serias dificul-
En caso de 1 0 ... ~ xd7!? 11. O-O tades. Y aunque en el análisis se
de 12.d5!? ed 13. ~ xg7 ~ g8 consiguió establecer que tras
14. ~ b2 <í)e6 15. be ~ xe4 16. 21 ... ~ a3 (en lugar de 21... ~ b6)
0ld2 0la6 17. bl, e1 las negras por las negras podían luchar por la
el peón tienen un juego activo de igualdad, quedó la impresión de
piezas (Panchenko - Chernin, Na- que la variante ya no era tan
berezhnie Cholni, 1988). atractiva para ellas ...
Para el match con Yusupov pre-
11. 0ld2 0-0 paré la novedad 16... b4!, que
12. 0-0 bl, e8 resuelve al instante todos los
problemas de las negras. 17.
Aquí es necesario indicar la parti- ~ b2. A 17. ~ xb4 podría seguir
da inaugural de mi match semifi- 17 ... 0ld5 (pero no 17 ... ~ xd4 18.
nal de candidatos con Yusupov, ~ c3) 18. ~ c3 (18. ~ a3?! ~ a5) 18 ...
donde jugué de otra manera, re- 0l xc3 19. bl, xc3 ~ xd4 20. 0l xe4
gresando con el caballo a f6. 'ª fd8 con un excelente juego de
Yusupov - Karpov (Londres, piezas para las negras.
1989) 12 ... 0l f6 13. e4 b5 14. 17 ... ~ d3 18. 0l xe4 ~ xe4 19.
bl, e 1 de 15. bl, e 1 bl, e8 16. e5. ~ xe4 ~ d7 20. bl, c4 a5 21. ~ e1

54
{) d5 22. ~ xd5 ed, y la partida primeras partidas con Kasparov,
terminó en tablas. donde en esta posición tomé en
En la 7f! partida del match de can- c4 con el otro peón.
didatos Timman- Hübner (Saraje- Kasparov- Karpov (1, 6) 14 ... de
vo, 1991) las negras jugaron en- 15. be 'Í)b6. Una jugada discuti-
seguida 12 ... b5 y 13. ~ e1 be 14. ble, 15 ... be llevaba a la partida
be <í)b6 15. c5 <í)c4 16. e4 <í) xd2 comentada Karpov - Gurevich.
17. ~ xd2 de 18. ~ xe4 ~ d7 19. 16. eb (es más fuerte 16. c5! 'Í)a4
~ ab1 ~ ab8 20. ~ c2 g6 21. bl, xb8 17. ~ c2 con ventaja blanca) 16 ...
bl. xb8 llevó a plena igualdad. eb 17 . .lle1 ~ a3 18. bl, e2 'Í) a4
19. ~ a1 n xe2 20. ~ xe2 ~ a5.
13. e4 b5

Una bonita posición (aunque era


Después de 13 ... de 14. ~ xe4 más precisa 20 ... ~ e7): un raro
b515. ~ e2 h616. ,l:H d1 be 17. caso en el que las piezas enemi-
be las blancas tienen la iniciativa gas ocupan con tal densidad uno
(Ftacnik- Adorjan, Szyrak, 1986). de los bordes del tablero. En ade-
Tampoco es suficiente 13 ... e5: lante la situación fue cambiando,
14. ed ed 15. de de 16. e6! eb como si fuera un caleidoscopio.
17. ~ e1 b2 18. ~ xb2 <í) e5 19. Jugando 21. ~ d1!, las blancas
~ a3! con clara ventaja blanca consiguieron un fuerte peón pa -
(Gheorghiu - Cserna, Berlín Oes- sado "d", que debió haberles pro-
te, 1986). porcionado el punto. Sin embargo
en los apuros de tiempo Kaspa-
14. ~ e1 bxe4 rov dejó escapar la victoria, y
después también unas tablas for -
Aquí hay que recordar una de mis zadas. Finalmente surgió un final
55
de torres con el mismo número 20. <í) d2 e5?!
de peones, que conseguí ganar
como si de un estudio se tratara
en la jugada 70.
Es interesante el intento 14 ... de
··. l.'
·. '

15. ,a¡, xe4 c5! 16. d5 ed 17.


~ xd5 ,a¡, t6, y las negras iguala-
ron el juego (Chernin - Timman,
Amsterdam, 1987).

15. bxc4 dxc4

O 15 ... ,a¡, xc4 16. <í) xc4 de 17.


a4 tl!t b6 18 . .í?i, f1 tl!t a6 19. a5 c5
20. d5 .l:H d8 21. e5 con compen- ~
':. r§'
sación más que suficiente por el
peón (Dolmatov - Ehlvest, Minsk,
1987). Era más precisa 20 ... c5! 21. d5
<í)e5 con un juego de doble filo.
16. m a4!?
21. g ad1 tl!t e7
Hasta ahora se repetí a mi en- 22. ~ f1 ~ e6
cuentro con Kasparov (3, 21 ). 23. dxe5 ~ xe5
donde mi adversario creó un bas-
tión para las negras. Entonces No es mejor 23 ... <í)xe5 24. ~ xe5
continué 16. tl!t c2 y después de ~ xe5 25. ~ xc4.
16 ... tl!t c7! 17. 0J f1 e5! 18. 0J e3
ed 19. ,a¡, xd4 ~ c5 las posibilida- 24. f4 /4 c7
des se equilibraron. Pero los re- 25. e5 <í)b6
cursos de las blancas en esta va-
riante aún no están agotados. Tras 25 ... ~ b6+ 26. ~ h1 0J c5 que-
daría juego por delante, ahora las
16. ,a¡, b5 blancas consiguen una seria ven-
17. m c2 ,a¡, a3! taja.
18. <í) b1
26. f5! ~ h6
Las blancas mantenían una míni- 27. <í) e4! 0J d5
ma ventaja tras 18. 0J xc4!? ~ xc4 28. ~ d2 ~ b6+
19. tl!t a4 c5 20. m xa3 cd 21. ~ xd4. 29. ~ h1 m h5
30. /4 e2 m h3
18. ~ d6 31. <í) g5 m h6
19. a4 ,a¡, a6 32. ~ xc4

56
En el zeitnot dejo escapar la posi- Las blancas realizan la ruptura
bilidad de asestar un fuerte gol- decisiva.
pe: 32. 1Jxf7! ~ h3 33. 1Jd6 etc ...
43. fxe6
32. ~ xc4 44. ~ xe6 ~ h8
33. ~ xc4 ~ h5 45. ,g ce1 ~ d7
34. ~ e4 ~ f2 46. a5! ~ xa5
35. g4 ~ h4
36. 1J f3 ~ d8 También perdía 46 ... ~ c7 47.
37. ~ f1 ~ b6 ~ xb4cb 48. ~ xc7!
38. ~ de1 ~ es
39. ~ e2 ~ c7 47. ~ xc5 1Jd3
40. ~ c1 ~ b7 48. ~ xa5 1J xe1+
41. ~ c4 c5 49. .l:be1 g ed8
42. ~ g2 1Jb4 50. ~ g3! ~ b7
51. ~ a3 .l:l d7
52. ~ f4 ~ b5
53. .l:l e5 ~ c6
54. ~ e3 bi b7
55. .bl, e6 ~ a4
56. .bl, e4 ~ b5
57. ~ e5 ~ c6
58. ~ d4 ~ d6+
59. ~ h3 .l:l f87!

Un error por apuros de tiempo en


una posición difícil para el bando
negro.

60. ~ c5

43. e6! Las negras abandonaron.

57
Partida 8

Karpov - Sokolov
Match superfinal de candidatos, 1Oª partida
Linares, 1987

1. d4 <í) f6 bio del orden de jugadas no tiene


2. c4 e6 especial significado, en otros in-
3. <í) f3 b6 fluye sensiblemente en el trans-
4. g3 ~ a6 curso posterior de la partida. En
la totalidad de las cinco partidas
Como ya sabemos, en los últimos de la superfina!, en las que jugué
años esta continuación se juega con blancas, se jugó la defensa
más que 4... ~ b7. india de dama, y automáticamen-
te surgí a esta posición. Debo de-
5. b3 ~ b4+ cir, que el resultado superó mis
esperanzas, gané tres partidas, y
Antes de situar el alfil en e7 es dos terminaron en tablas. No obs-
útil descoordinar un poco la ar - tante, este éxito no lo debo solo
monía de las piezas blancas y dar a un juego afortunado en la aper-
jaque en b4, provocando la juga- tura, sino también en el final. ..
da ~ e 1-d2. Otra jugada evidente
es regresar con el alfil a b7 (parti- 7. 0-0
da Nº 9). La jugada 5 ... d5 (y 5...
b5) se ofrece en la partida Nº 1O. (Ver diagrama)

6. ~ d2 ~ e7 En la segunda, cuarta y sexta


7. 1Jc3 partida Sokolov continuó 7 ... d5,
y después de 8. cd 1Jxd5 9. ~ g2
En mis encuentros con Kasparov 0-0 1O. 1Jxd5 ed 11. O-O 1Jd7 se
(primero y tercero) esta variante llegó a una posición bien conocida
se encuentra once veces. Aquí desde el primer encuentro Kar-
invariablemente seguía 7. ~ g2. pov- Kasparov. En esta situación
Esta continuación, la más popu - la transposición de jugadas blan-
lar, se ofreció en la partida prece- cas ( ~ g2 y 1Jc3) no es principal.
dente. En algunos casos el cam- Pero ahora, tras el enroque corto
58
10. ~ xf1 exdS
11. eS 0le4
12. ~ e2

de las negras la situación del ca-


ballo en c3 ya no es tan inofensi-
va para ellas: las blancas se apo-
deran del centro mediante e2-e4.
Aunque en las partidas pares pre- En la octava partida después de
cedentes Sokolov consiguió re- una larga reflexión jugué aquí 12.
solver los problemas de apertu- llc 1, previniendo la inmediata re -
ra, el desagradable residuo psico- agrupación: ~ d7 y 0lb8-c6-d8-e6.
lógico (dos derrotas) le obligó a Sin embargo se notó la pérdida
apartarse del desarrollo emplea- de tiempo, y las negras consi-
do en esas partidas. En la partida guieron una posición completa-
precedente ya se trató 7 ... c6. mente satisfactoria, jugando c7-
c5 antes de 0lb8-c6; 12. b!, c 1 c5
8. e4 dS 13. Vll? g2 0lc6 etc ... La posición de
la dama en e2, además de todo lo
También se encuentra a veces dicho, tiene una cualidad impor-
8 ... ~ b7, esta es una partida que tante, que impide el avance f7-f5.
ilustra ese tema. Pinter- Adorjan Para comprenderlo tenemos un
(Szyrak, 1986): 9. ~ d3 dS 1 O. cd valioso ejemplo.
ed 11. eS 0le4 12. 0-0 eS 13. Van der Sterren - Magerramov
ll c1 cd 14. 0l xd4 0ld7 1S. ~ f4 (Bakú, 1986): 12. Vll? g2 fS 13. ef.
0ldcS 16. ~ bS, y el juego está Si no se cambia el peón, entonces
equilibrado, pero llevaba a venta- con el caballo bien afianzado en el
ja blanca 16. ~ b 1 y después ~ g4 centro las negras pueden mirar
y llfd1. sin miedo al futuro. 13... ~ xf6
14. b!, e 1 (tampoco es mejor 14.
9. cxdS ~ xf1 ~ c2 0lc6!) 14... 0l c6! 1S. ll c 1

59
0! xd4 16. 0! xd4 ~ xd4 17. 0! xe4 a la posición negra. 23 ... cd 24.
de 18. ~ e3 ~ xe3 19. bl, xe3 ~ xd4 ~ c5 25. ~ d3 ~ ad8 26.
~ g5 (lleva a igualdad el cambio f4 ~ xd4 27. ~ xd4 0!b5 28.
de damas) 20. h4 ~ f5 21. ~ e2 ~ d3 d4 29. <D f2 <D c3, las negras
bl,t7. Tablas. tienen posibilidades equivalen-
Con la dama en e21a maniobra f7- tes, y enseguida se acordaron las
f5 ya no es tan conveniente: 12 ... tablas.
f5 13. ef; el caballo de e4 está Debo decir, que también la natu-
obligado a abandonar el centro, y ral c7 -c5 es bastante prometedo-
las blancas tienen a su disposi- ra para las negras. En especial lo
ción la columna "e" y el punto e5. conseguí en la siguiente partida.
Agdestein - Karpov (Noruega,
12. 0! xc3 1991) 14 ... c5 15. ~ he1. Merece
13. ~ xc3 ~ d7 atención 15. e6!? fe 16. ~ he1 ~ f6
14. ~ g2 17. !?xe6+ ~ xe6 18. bl,xe6 con
posibilidades algo mejores para
Se amenazaba 14 ... ~ h3+. las blancas.
15 ... ~ e6. Aunque parezca ex-
14. 0!c6 traño, la dama también está bien
capacitada para realizar un blo-
El sentido de esta maniobra de queo. 16. 0! g1. Una novedad,
caballo algo rebuscada es llevarlo aunque no sé si será afortunada
a e6 para bloquear el centro de (antes se jugaba 16. ~ b2); la idea
peones blanco. Más tarde, traba- de la jugada es llevar el caballo a
jando sobre esta variante, llegué f4.
a la conclusión de que la jugada 16 ... 0!c6 17. de d4! 18. ~ d2
<Db8-c6 no es imprescindible para ~ xc5 19. ~ e4 (19. f4 d3!?) 19 ...
las negras, y que el caballo puede bl. fe8 20. f4. Mantenía el equili-
dirigirse al centro a través de la brio 20. <Df3 h6.
casilla a6. Este es un ejemplo in- 20 ... bl. ad8 21. 0! f3 d3! 22. <D g5
teresante sobre ese tema, donde ~ d5 23. bl. ac1 <Dd4! 24. b4 ~ e7
jugué con los colores opuestos. 25. ~ xd5 bl, xd5 26. <D f3 <D c2
Nikolic - Karpov (Tilburg, 1988) 27. ~ e4 b5! 28. <D e1.
12. ~ g2 ~ d7 13. ~ c1 <D xc3 14.
b!. x c3 a5 15. h4 ~ b4 16. bl, c2 (Ver diagrama)
<D a6 17. ~ e3 ~ e 7 18. <D g5 h6
19. bl. c1 ~ a3 20. ~ a1 bl. fe8 21. 28... ~ xb4! 29. ~ xb4 d2! 30.
~ f3 c5 22. bl. ad1 <D c7 23. 0!h3. ~ xd2 bl. xd2+ 31. ~ h3. En caso
Era muy peligroso aceptar el sa- de 31. ~ f3 decidía 31 ... f5!, pero
crificio de este caballo, pero, por resistí a más 31. ~ g 1 <Dxe 1 32.
otra parte, permaneciendo en g5 bl.exe1 ~ xa2.
no causaba especiales problemas 31... f5! 32. <í) f3 ~ f2 33. b!. d4
60
0i xd4 34. 0i xd4 g6! 35. 0i xb5 Desde la casilla el la torre impide
bl b8! 36. a4 h6!, y las negras el avance f7 -f5, sin el cual el ca-
tienen un final ganado. ballo negro no tendrá una vida
tranquila en e6. Y en caso de la
15. bt he1 inmediata 15 ... f5 16. ef ~ xf6 17.
0if3 ese caballo se encuentra fue-
El inicio de un plan natural: las ra de los acontecimientos.
blancas lanzan hacia adelante el
peón "f" y al mismo tiempo con- 16. eS
trolan la columna "e". Antes aquí
se jugaba 15. :!lae 1, que permití a Un error sería 16 ... 0ie6 a causa
a las negras construir una sólida de 17. f4 f5 18. ef b\, xf6 19. f5!
defensa: 15... 0id8 16 . .í?&b2 0ie6 ganando pieza.
17. b\,hd 1 b\, ae8.
17. f4 cxd4
15. 0id8
16. 0i g1 Las negras deciden que no pue -
den pasar sin abrir la columna "e",
(Ver diagrama) y lo hacen enseguida. El intento
17 ... 0ic6 18. 0if3 g6 estaba ligado
Al principio las blancas perdían a ciertos riesgos, el potencial
tiempo con el traslado del caba- atacante de las blancas en con-
llo, pero ahora el caballo se trasla- junción con f4-f5 era muy eleva-
da a una posición activa. Todo do.
esto está subordinado a un obje-
tivo concreto, que otorga un cla- 18. ~ xd4 f! f5
ro sentido a la jugada 15. ld.he 1. 19. Zl ad1 .í?& b4
61
20. l'H 1 9 e6 b!.c2+ y no es posible 25. b!. f2
debido a 25 ... g xf2+ y 26 ... ~ c5.
Parece que las negras toman la
iniciativa, pero, como suele suce- 23. bl. c2+
der, les falta un solo tiempo. Si
aquí la torre estuviera en c8, no Al parecer, es mejor 23 ... g6 24.
sería posible 21. ~ d3 por 21 ... b!. f2 bl. fd8. Después de 25. ~ b2
l'k 2+ 22. g f2 ~ xd3 23. b!. xd3 con la amenaza 26. a3 (25 ... 9 c5
9 xd4 24. bl. xd4 b!. xf2+ y 25 ... ~ c5 . 26. b!. d4!) y 27. b!. fd2 las negras
tendrían que entregar un peón,
21. ~ d3! pero 25 ... d4! 26. 9 xd4 (amenaza-
ba 26 ... ~ c3) 26 ... ~ c5 27. b!. fd2
~ xd4 28. ~ xd4 9 xd4 29. b!. xd4
b!. xd4 30. b!.xd4 b!. c2+ mantenía
posibilidades de tablas.

24. bl. f2 bt fc8

No tenía sentido 24 ... bt xf2+ 25.


~ xf2, atacando al peón d5.

25. f5!

Por fin la falange de peones blan-


cos empieza su avance progresi-
vo.

Demoliendo el bloqueo por las 25. 9 xd4


casillas blancas. Puede que el final 26. 9 xd4 b!. xf2+
no se gane, pero que el cerco al 27. ~ xf2 b!. c1
peón aislado d5 junto con el sóli- 28. g4
do domino del punto d4 va a pro-
vocar a las negras muchos que- Puede parecer que la activa posi-
braderos de cabeza, es induda- ción de la torre le da a las negras
ble. suficientes contrachances, pero
no es así: el ataque de peones
21. ~ xd3 crea las premisas para un peligro-
22. bl. xd3 bl ac8 so ataque al rey enemigo. Así,
23 . 9 f3 casi pierde al instante 28 ... b!.a 1
por 29. 9 c6!
Por supuesto, no la precipitada
23. f5??: 23... 9 xd4 24. b!. xd4 28. ~ f8

62
29. ~ f3 ya consideré la bonita combina-
30. ~ g3 ción que se produce dentro de
diez jugadas.Pero al mismo tiem-
Los jaques posteriores no llevan po no oculto que presentí la posi-
a nada: 30 ... g g1+ 31 . ~ f4 blf1+ bilidad de una ruptura de peón.
32. <í) f3, pero ya es necesario
considerar la amenaza directa 31. 36. a6
<í) c6. 37. ~ f3 ~ c5
3S. <í) e2 d4
31. ~ f4 39. <í) f4

En caso de 31. g5 g g1 + 32. ~ f4 A pesar de su clara debilidad, no


g f1+ 33. <í)f3 ó 31 ... ~ e8 32. <í) f3 es posible ganar el peón d4, ya
las negras lo pasan mal, pero tras que el rey está ligado a la defen-
el cambio de torres: 31 ... g c3 32. sa del caballo. Pero tampoco hay
g xc3 ~ xc3 33. <í) c6 a5 34. ~ f4 ninguna necesidad ...
~ e8 las blancas aún están lejos
de la victoria. 39. ~ d7
40. e6+ ~ es
31. h6
32. h4 ~ es Ni ahora, ni más adelante, es po-
33. <í) f3 bl c2 sible tomar en e6 por la pérdida
del peón g7.
Es evidente, que ahora las negras
basan sus esperanzas sólo en el 41. ~ e4 a5
contraataque a los peones blan-
cos del flanco de dama. En la otra
parte del tablero tienen la guerra
perdida.

34. a4 l'l b2
35. <í) d4 ~ e7
36. h5

En esta jugada invertí mucho


tiempo. Razonablemente, tam -
bién 36. g5 hg+ 37. hg daba posi-
bilidades de victoria, pero intuiti-
vamente advertí que era más útil
fijar sus peones, "sellar" el flanco
de rey negro. No voy a exagerar
afirmando que en este momento Impidiendo b3-b4 en caso de que
63
la torre se retire de la columna Después de 43 ... l:l,e1+ 44. ®' d3
"b". Aquí se aplazó la partida. El fe 45. fe el peón e6 es invulnera-
análisis demostró que se conse- ble por 0J c7 +, y la torre blanca
guí a la victoria mediante un estu- accede a la séptima fila: 45 ...
dio. ~ d8 46. l:l, f7 l:l, xe6 47. l:l, xg7
(con la amenaza 48. bt g6) y lio
42. l:l, f3! 47 ... l:l, e1 48. g5 hg 49. h6.
La jugada que me dio más proble -
La jugada secreta, que resultó mas en el análisis fue 43 ... ®' f8 .
ser muy fuerte. La torre tiende En principio examiné 44. 0J c 7,
una emboscada con un objetivo a pero todo se estancó cuando ad-
primera vista paradójico: ¡atacar vertí que después de 44 ... bt e1 +
al rey negro! 45. ®' d3 (45. ®' d5 l:l,e3 46. l:l, f1 d3
4 7. l:l,d 1 'iffl e7 48. ~ c4 fe 49. 0J xe6
42. l:l,e4+ 50. ®'d5 l:l, xg4 lleva a igual-
dad) 45 ... b!. e5! las negras man-
Preparándose para 43. ~ d5; en tienen la posición. Solo a la maña-
ese caso después de 43 ... l:l, g1 na siguiente conseguí encontrar
44. 0J d3 .llxg4 45. 0J xc5 be 46. el camino correcto: 44. e7+! (en
\!l xc5 fe 47. fe \!l e7 las negras lugar de 44. 0Jc7) 44 ... ~ xe7 45.
mantenían la posición. Sin embar- ®' xd4 bt g1 46. ~ c4 l:l, xg4+ 4 7.
go el caballo blanco avanza en ®' b5 ~ d8 48. b!. c3! l:l, h4 49.
otra dirección ... ®' c6! l:l, xh5 50. '{f] d7 l:l, xf5. Y
Hay que advertir, que tras otras aquí puso el punto l. Zaitsev, 51.
respuestas de las negras se con- 0J xb6! Ahora 51 ... ~ xb6 lleva a
seguí a la victoria con facilidad. un mate bastante cómico: 52.
Estas son dos variantes principa- l:l,c8+ ~ d8 53 . .ll xd8++, por lo que
les: 42 ... ~ d6 (después de 42 ... fe hay que entregar la calidad, 51 ...
43. fe la torre blanca irrumpe en la g f3, y después de 52. l:l, xf3
séptima fila) 43. 0J d5 fe 44. fe ~ xb6 decide la inevitable ruptura
.lle2+ 45. l!l xd4 l:l, xe6 46. 0J xb6 b3-b4. Un caso único, ¡en el que
~ e5+ 47. \!l c5 ~ d4+ 48. ~ xd4 uno de los reyes es el principal
l:l, xb6 49. ~ c3 .llb4 50. l:l, f5 con director y ejecutor del ataque al
un final de torres ganado; 42 ... otro rey!
l:l, c2 43. 0J d5 l:l, e2+ 44. \!l d3
.ll e 1 45. f6! gf 46. ef+ \!l xg7 4 7. 44. 'iffl d3! ll xg4
~ xf6+ ~ eS 48. l:l, xh6 l:l, g1 49. 45. f6!
l:l, g6 .ll g3+ 50. ~ e2 d3+ 51.
~ d2 l!lf7 52. ~ f6+, y el resto es La quintaesencia del proyecto
sencillo. blanco. Amenaza 46. 0J c7+ y 47.
e7+, y ni uno de los peones puede
43. 0J d5! l:l, g1 capturarse: 45 ... fe 46. f7 + ~ f8

64
4 7. 0J c7 y 48. 0J xe6+. Después de peor para las negras ha pasado.
45 ... gf 46. 0J xf6+ cae la torre. La Pero el estudio continúa ...
más tenaz es 45 ... Jlg5 46. 0Jc7 +
~ d8 47. e7+ {jg, xe7 48. fe+ '1!!1 xe7 51. 0J e5+! '1!!1 f6
con esperanzas en los peones del 52. 0lc6 [jg, e1
flanco de rey.
En esta posición Sokolov pensó Amenazaba 53. 0J xb4, pero des-
largo tiempo, y advertí claramen- pués de 52 ... ~ c5 53. 0J xa5 '1!!1 g5
te, que el plan de estudio de las 54 . 0lc6 '1!!1 xh5 55. b4 el peón "a"
blancas fue para él completamen- se transformaba en dama.
te inesperado.
53. 0J xd4 {jg, b4
45. [jg, d6
46. 0J xb6 ,¡:;¡, g5 No salvaba 53 ... {jg, f2 (53 ... ~ g5 54.
0J f3+) 54. 0J c6 '1!!1 g5 55. 0l xa5
De nuevo no valía 46 ... fe: 47. f7+ ~ xh5 56 . ~ e2! , seguido de 57.
'1!!1f8 48. 0Jd7 +, y tampoco ayuda '1!!1f3 y, si es necesario, 58 . ~ g2.
46 ... gf 47. ~ xf6! fe 48. Jl xe6+ Pero los peones del flanco de
!?4 e7 49. 0J d5, pasando a un final dama avanzan con facilidad. Es
de peones ganado. evidente, que el caballo resulta
más fuerte que el alfil con el jue-
47. fxg7 ,¡:;¡, xg7 go en flancos distintos.

La última esperanza de salvación 54. 0J c6 [jg, e1


consistía en 47 ... fe 48. 0Jc4 ~ e7 55. '1!!1 e2 {jg, cJ
(también a 48 ... ~ b4 decide 49. 56. ~ d3 [jg, e1
0l xa5!) 49. 0Jxa5 ,¡:;¡, xg7 50. 0J c6+ 57. ~ c4 '1!!1 g5
~ d7 51. 0J xd4, aunque creo que 58. 0J xa5!
superaría las dificultades ...
El camino más espectacular, y el
48. 0J c4 ~ b4 más efectivo. Las negras no pue -
49. exf7+ ,¡:;¡, xf7 den eludir la captura de la pieza:
58 ... ~ xh5 59. 0Jc6 ~ g4 60. b4 h5
Si 49 ... ~ f8 , entonces 50. 0Je5 y 61 . a5 h4 62. a6 {jg, f2 63. 0J d4, o
51. 0l d7+ (Cg6+). 62 ... h3 63. a7 h2 64. a8= ~ y 65.
0Je5+. Tras 59 ... ~ g5 60. b4 h5 se
gana un tiempo decisivo median-
50. Jl xf7 ~ xf7 te 61. 0J d4 con la amenaza 62.
0l f3+.
La tormenta combinatoria ha ce-
sado, y la partida pasa a una fase 58. {jg, xa5
técnica. Da la impresión de que lo 59. b4 [jg, d8
65
60. a5 ~ xh5 63. ~ c6
61. ~ b5 ~ g5
62. a6 ~ e3 Las negras abandonaron.

66
Partida 9

Beljavsky - Karpov
Linares, 1992

1. d4 0i f6 son 9. 0ic3 y 9. ~ c2. La primera


2. c4 e6 de ellas la elegí en este mismo
3. 0i f3 b6 torneo con blancas.
4. g3 ~ a6 Karpov - Salov (Linares, 1992) 9.
5. b3 ~ b7 0i c3 d5. Es más lógica 9 ... 0ie4 y
los cambios favorecen a las ne-
Así, el alfil regresa a su sitio habi- gras: 1O. 0ixe4 ~ xe4 11. ~ xb4 ab
tual. La experiencia ha demostra- 12. ~ d2 (Timman - Hübner, Sara-
do que la inclusión de la jugada jevo, 1991), y aquí 12 ... 0ia6!? 13.
b2-b3 produce cierta debilitación 0ie5 ~ xg2 14. ~ xg2 f6 15. 0id3
en el flanco de dama. ~ e7 lleva a plena igualdad.
10. ~ c2 0ia6 11. ~ ad1! Una
6. ~ g2 ~ b4+ importante novedad, antes se ju-
7. ~ d2 a5 gaba 11. cd ed 12. 0ie5, o bien
enseguida 11. 0ie5.
Alternativas son el cambio en d2, 11 ... h6. Ahora las blancas toman
la retirada a e7 ó 7 ... c5. la iniciativa. Era correcta 11 ... ~ c8
Karpov - Korchnoi (Biel, 1992) 7 ... 12. ~ g5 h6 13. ~ xf6 ~ xf6 14. e4
c5 8. 0-0 0-0 9. ~ c3 d5 1 O. cd (14. cd ed 15. e4? ~ xc3 16. e5
0i xd5 11. ~ b2 cd 12. ~ xd4 ~ c6!) 14 ... ~ xc3 15. e5 m e 7 16.
~ f6 13. a3! ~ xd4 14. 0i xd4 ~ xc3 c5 con igualdad; tal vez,
~ c5 15. 0i b5! 0i c6 16. b4 ~ e7 después de 12. cd ed 13. ~ h3 las
17. e4 0i f6 18. e5 0id5 19. blancas tengan una mínima ven-
01 1 c3. Las negras tienen un final taja.
difícil. 12. 0ie5 ~ c8 13. ~ h3!? ~ e8
14. cd ed 15. ~ f4 ~ d8 16. ~ c1
8. 0-0 0-0 ~ c8 17. ~ g2 ~ b7 18. a3 ~ d6
9. ~ c3 19. 0i c4!, y las blancas obtuvie-
ron una sensible ventaja.
Otras continuaciones populares Salov - Timman (Linares, 1992) 9.
67
l! c2 .í!1. e4 ?! 1 O. ~ b2 h6 11. ~ f4 Aunque parezca extraño, los ra-
~ e7 12. 0J c3 ~ b7 13. d5! con yos X de la torre blanca, incidien-
ventaja blanca. Es posible para do sobre la dama negra, ya son
las negras 9 ... d6 1 O. 0J c3 0Jbd7 perceptibles, por ejemplo: 12 ...
11. ZHe 1 ~ xc3 12. ~ xc3 ~ e4 de 13. be c5 14. d5 ó 12 ... 0Jbd7
13. ~ b2 d5 con posibilidades 13. 0Je5. Y a pesar de todo no
mutuas (Chernin - Romanishin, había que retirar la dama. Mere-
Taastrup, 1992). También se en- cí a atención 12 ... 0J a6, una jugada
cuentra 9 ... c5. útil en semejantes estructuras de
Y ahora una interesante partida, peones.
en la que conseguí una firme vic- 13. cd. Otro camino era 13. ~ f4
toria con blancas. 0Ja6 14. cd 0Jxd5 15. 0J xd5 con
Karpov - Labran (Baden-Baden, una pequeña ventaja de las blan-
1992) 9. ~ c2 h6. Perdiendo cas.
tiempo, se juega más 9 ... c5, que 13 ... ed. Si se tiene la posibilidad,
lleva a una lucha compleja y equi- es necesario mantener el centro.
librada. Después de 13... 0Jxd5 14. e4
1 O. a3. Siempre es útil aclarar las 0J xc3 15. ~ xc3 las blancas tienen
intenciones del alfil de casillas clara ventaja.
negras. En la partida Tukmakov - 14 . .í!1. f4. Era atractiva 14. 0Jh4,
Romanishin (Biel, 1988) después pero el traslado del caballo a f5
de 1O. 0Jc3 d6 11. d5 ed 12. 0J d4 no aporta ninguna ventaja real:
0Je4 las negras perdieron rápida- 14 ... 0Ja6!? (pero no 14 ... bí e8 15.
mente, pero tras la partida Tuk- 0J f5 ~ f816 . .í!1.f4 0Ja617. 0Jb5con
makov propuso 12 ... c6! 13. cd cd ventaja blanca) 15. 0J f5 ~ e6 16.
14. a3 ~ c5 15. 0J cb5 0J c6 con ~ h3 ~ h8 17. ~ g2 ~ cs.
juego confuso. Es dudoso que 14 ... bí d8. Ahora la aparición del
sea afortunada 1O. b!. d 1: 10 ... bí: e8 caballo en f5 provoca serios pro-
11. 0J c3 d6 12. d5?! ed 13. 0Jh4 blemas a las negras, no obstante,
0J c6, y las negras se apoderan de después de 14... 0J a6 15. 0Jb5
la iniciativa (Beljavsky - Timman, tampoco les iba mejor.
Manila, 1992). De forma contraria 15. 0Jh4! .í!1, f8 16. 0J f5 bí: d7. y
se desarrolló la partida Karpov - aquí no valía 16 ... 0J a6 17. ~ h3
Anand (Tilburg, 1991) 10. 0Jc3 ~ h8 18. ~ g2.
bí: e8 11. a3 ~ xc3 12. ~ xc3 ~ e4 17. 0J e3. Una posición pintores-
13. 'i!d1 d5 14. bí: c1 0Jbd7 15. bí e1 ca. A las negras les resulta muy
~ c8 16. ~ f1 ~ b7, y las negras no difícil soportar la presión sobre el
tienen problemas. punto d5.
1 0 ... ~ e 7. Después de 10 ... ~ xd2
11. 0Jbxd2 d5 las blancas tienen la (Ver diagrama)
típica iniciativa de apertura.
11. 0J c3 d5 12. b!. fd1! ~ c8?! 17 ... ~ d8 18. ~ e5 c6. Obligada,
68
9. d5
10. ~ e5

Al parecer, una jugada precipita-


da. Se encuentra con frecuencia
1O. 'l!c2 ó 1O. ~ b2.

1 o. '/! eS!

Una fina jugada, es necesario de-


fender el alfil. A mejor juego para
las blancas llevaba 10... ~ bd7 11.
~ b2 'ªd6 12. cd ed 13. ~ c4! o 10...
~ d6 11. 'ªb2 ~ xe5 12. de ~ e4 13.
'l!c2.
perdí a 18... ~ e8 19. ~ h3 '!J. e 7
(19 ... f6 20. ~ e6+ 'l!h8 21. 'l! g6 fe 11. 'ªb2
22. de etc ... ) 20. ~ cxd5! ~ xd5 21.
~ xd5 'l! xd5 22. ~ g2. Con la amenaza 12. c5. Es favora-
19. ~ h3 lJ. e7 20. ~ xf6 gf 21. ble a las negras 11. 'ª xb4 ab 12.
~ f5 lJ. eB 22. 'l! d2 'l!h7 23. 'l! d3 c5?! be 13. de ~ fd7, a juego igua-
~ a6 24. 'l! f3. Como si hubiera lado llevaba 11. 'l! c2 ~ a6.
hecho una jugada de caballo la
dama se ha trasladado de d2 a f3. 11. dxc4
La maniobra de las piezas pesa-
das a través de la casilla d3 deci- Y aquí llevaba a igualdad 11 ...
de la suerte de la partida. 'ªd6 12. 'l!c2 ~ a6, pero yo me
24 ... 'ª ca 25. 'l! h5 ~ e6 26. lJ. d3 esfuerzo por tomar la iniciativa.
~ g7. No ayudaba 26 ... ~ d7 27.
lJ. f3 ~ g7 28. lJ. f4 'ª xf5 29. 'l! xf5+. 12. ~ xc4
27. e4 de 28. ~ xe4 lJ. gB 29.
'IJ. f3 ~ d7 30. lJ. c1 ~ f8 31. lJ. xc6 También después de 12. be ~ xg2
.llg6. O 31 ... 'ªd5 32. ~ xh6 ~ xh6 13. l!xg2 'l!b7+ 14. ~ g1 .lld8 las
33. ~ xf6+ (33. 'l! xd5? ~ e5!) 33 ... negras tienen un juego excelente.
~ xf6 34. lJ. fxf6, y todo termina
aquí. 12. ~ xg2
32. ~ h4 ~ e5. A 32 ... ~ xh3 sigue 13. ll!l? xg2 'l! b7+
33. ~ xg6 fg 34. 'l! xh3 f5 35.
lJ. xg6! ~ xg6 36. 'l! xf5+ ~ g7 37. Más precisa que 13 ... 'IJ. d8 14. e3
'l!g4+ l!h8 38. '!J.f7. 'l!b7+ 15. 'l! f3!
33. ~ xe6. Las negras abandona-
ron. 14. f3?!
69
Una jugada dudosa, después de
14. ~ g 1 bt d8 15. e3 a4 las negras
sólo tendrían una mínima ventaja.

14. bl, d8
15. ~ c2 'íJ c6

Al parecer, aun era más fuerte


15 ... /?4e 7, para a 16. 'íJe5 respon-
der 16 ... c5 17. de 'íJd5, y en caso
de 16. 'íJbd2, 16 ... 'íJc6 17. e3 b5
18. 'íJe5 'íJ xe5 19. de 'íJ d5 con
clara ventaja de las negras.

16. a3
19. 'íJ xe4
Tras 16. e3 b5 17. 'íJcd2 (17. 'íJe5
'íJ xe5 18. de <í) d5) 17 ... e5 18. de Era interesante 19 ... 'íJ d7!? 20.
'íJ d5 19. 9 e4 9 b6 20. -ª e 1 ~ xd2 'íJbd2 (20. 'íJc5 'íJ xc5 21. de 9 d5
21. 'íJ xd2 'íJ xe3+ 22. -ª xe3 bl. xd2+ con ventaja) 20... -ªac8, dispo-
23. -ªe2 g ad8 24. ~ c3, las posibi- niéndose a jugar 21 ... c5.
lidades de ambos bandos son
iguales (por supuesto, pierde 24. 20. 9 xe4
e6? por 24 ... f5!). Sin embargo es
más fuerte para las negras 17 ... No es mejor la alternativa 20. fe
~ xd2!? 18. 'íJxd2 'íJb4. Solo que- c5 21. 'íJd2 (21. de b4) 21... -ª ac8
da decir, que después de 16. g d 1 22. 9 d3 c4.
b5 17. 'íJe3 9 b6! las blancas tam-
bién deben pensar en igualar. 20. 9 xe4
21. fxe4 eS
16. ~ e7 22. a4
17. e3 b5
18. 'íJcd2 'íJa7! A 22. 'íJ d2 es muy desagradable
22 ... ~ g5!
Más precisa que 18 ... e5?! 19. de
'íJ d5 20. -ª e 1 9 b6 21. 'í) f 1. 22. cxd4
(Ver diagrama)
Las negras tenían una buena elec-
19. 'íJe4 ción. Tampoco eran malas 22 ...
~ g5!? o 22 ... -ª ab8 23. ab cd 24.
Era mala para las blancas 19. 'íJc3 ed 'íJxb5 25. g d 1 (25. b!. xa5 'íJ xd4)
c5 20. de ~ xc5. , 25 ... ~ b4.
70
23. exd4 i:l dd 1 e4) 30 ... 0lb4 31. bí dd 1
24. g d1 (pero no 31. ~ xb4 ~ xb4) 31 ... ed
32 . ~ d2.
~ f6 25. ab 0l xd4 26.
T ras 24 ...
~ xd4 ~ xd4 27. g a4 e5 -28. 0la3
las blancas conseguían mantener-
se, pero merecía atención 24 ...
b4!?

25. axb5

Jugada única.

25. bl xb5
26. g d3 f5

A juego agudo llevaba 26 ... 0lb4


27. g c3!? g xd4 28. g c7! ~ d8 29.
g c8 ó 26 ... 0lb4 27. g d2 ~ g5 28.
0la3 g bb8 29. g d 1 0lc6 30. d5. 29. e5
30. 0l c4 ~ g5
27. exf5 g xf5 31. g e4

Después de 27 ... e5 28. 0ld2 ed También perdía 31. 0lxe5 0l xe5


29. g4 0lb4 30. g xd4 g xd4 31 . 32. g xe5 g xe5 33. de g d2+.
~ xd4 0lc2 32. bl a4 ~ b4 33. 0l f3 lo
peor para las blancas ya ha pasa- 31. exd4
do. 32. bi e6 0lb4
33. bl d1
28. 0l d2
No salvaba 33. llxa5 .llxa5 34 .
Era insuficiente para igualar 28. 0lxa5 d3.
g e3 0l xd4 29. ~ xd4 bl xd4 30.
bí xe6 ~ b4. 33. 0lc2
34. l!? f3 g b5
35. g d3 a4!

Ahora todo termina.


Las blancas dejan escapar la
oportunidad de escaparse de su 36. h4
delicada posición: 29. 0lc4! e5 30.
~ c3! (30. 0le3 g b5 31 . d5 0lb4 32. O 36. ba bíb4 37. blc6 0le1+.
71
36. ~ f6
37. ~ e4 axb3 42. ~ e3
38. ~ b6 ~ eS+ 43. ~ xe3 dxe3
39. ~ f4 ~ xb6 44. ~ f3 ~ xg3
40. 0J xb6 ~ eS+
41. ~ g4 ~ c7 Las blancas abandonaron
42. 0J a4
No consiguen detener a tantos
A 42. 0l d5 decide 42 ... 0le3+. peones.

72
Partida 10

Karpov - limman
Match final de candidatos, 8ª partida
Kuala Lumpur, 1990

1. d4 ~ f6 esta posición se dio en dos oca-


2. c4 e6 siones. Las blancas consiguieron
3. ~ f3 b6 un juego algo mejor en la partida
4. g3 ~ a6 Hansen - Labran: 1O. ~ g5 d5 11.
5. b3 a3 f4 e7 12. ~ c3 ~ a6 13. ~ e5
~ fd7 14. ~ xe 7 1!!i xe 7 15. ~ xd7
Las populares jugadas 5 ... ~ b4+ y ~ xd7 16. b!. e1 c6 17. e4. En la
5 ... ~ b7 las examinamos con de- partida adicional con Christiansen
talle en las partidas precedentes. (con control reducido) preferí en-
Aquí nos ocupamos de las conti- seguida 10. a3. Siguió 10 ... ~ e7
nuaciones más raras 5 ... d5 y 5 ... 11. ~ c3 ~ a6 (en la partida comen-
b5. Primero nos desviaremos a la tada el alfil se retiró a c6, pero
jugada "lateral" del peón "b", y con este orden de jugadas no
después regresaremos al avance tiene nada que hacer en c6, ya
del peón central, que se encuen- que en caso de 11 ... f4 c6 12. 1!!ic2
tra en la partida principal. el punto e4 está en manos de las
Karpov - Christiansen (Wijk aan blancas) 12. f! c2 d5 13. bl. fe 1
Zee, 1993) 5 ... b5 6. cb ~ xb5 7. ~ bd7 14. e4. De nuevo las blan-
~ g2 ~ b4+ 8. ~ d2 a5 9. 0-0. La cas tienen cierta iniciativa, y la
variante con b6-b5 se encuentra partida terminó con su victoria.
con poca frecuencia. En lugar del 10 ... ~ c6 11. a3 ~ e7. Mediante
jaque con el alfil en b4 también es este procedimiento las negras
posible c7-c5. Y aquí se juega consiguen evitar e2-e4. Es mala
directamente 9. a3, por ejemplo: 11... f4 xd2 12. ~ bxd2 0J e4 13.
9 ... ~ xd2+ 1O. ~ fxd2 ~ c6 11. e4 ~ e5 con sensible ventaja.
d5 12. e5 ~ fd7 13. ~ c3 ~ b7 14. 12. 1!!i c2. No pasa 12. ~ c3 ~ e4
0-0 c5 15. de ~ xc5 16. b4 con 13. 0Je5?! ~ xc3 14. ~ xc6 ~ xe2+ .
juego agudo (Ehlvest - Rajkovic, 12 ... ~ e4 13. 1!!ib2 ~ c6. A 13 ...
Vrsac, 1987). 0J d5 me disponía a seguir con 14.
9 ... 0-0 1 O. bt e 1. En este torneo ~ e5.

73
14. 0l c3 ~ xf3 15. ~ xf3 0l xd4.
Las negras sacrifican la calidad,
obteniendo por ella determinado
contrajuego. 16. ~ xa8 ~ xa8 17.
~ e3 0l f5 18. ~ f4 c5. Al parecer,
era más exacta 18 ... d6.
19. a4. Si enseguida 19. 0lb5,
entonces 19 ... a4 con posibilida-
des recíprocas.
19 ... d5 20. 0lb5 bi eS 21. bl, ac1
h6 22. ~ c2! Una jugada precisa .
De esta manera las blancas orga-
nizan la oposición por la columna
"e", previniendo el avance del
peón "e", y también preparan f2-
f3 y e2-e4. ta favorable a las blancas. 27.
22 ... d4. En caso de 22 ... 0le4 el 0l xc4 ~ b4 28. ~ d3 ~ xe1 29.
caballo enseguida volvía atrás, 0l b6! En esta jugada intermedia
22. f3 0l g5 24. ~ g2 d4 25. h4 0lh7 está el quid. 29 ... bl, xc1 30 . 0l xa8
26. e4. ~ b4+ 31. ~ g2 bl, c3 32. ~ a6. En
23. 0l a3!? Después de d5-d4 el caso de 32. '9e4 bl, xb3 la posición
caballo consigue mejores pers- casi se equilibra. La dama blanca
pectivas estableciéndose en c4. debe crear amenazas sobre el
En caso de 23. ~ d3 0ld5 24. ~ d2 rey enemigo desde la retaguar-
h5 la posición de las negras es dia.
bastante sólida. 32 ... d3. Sólo así se puede contar
23... ~ d6 24. ~ d2 0le4 25. con contrajuego. En caso de 32 ...
~ d3. Si enseguida 25. 0lc4, en- lt xb3 33. 0lb6 ltb2 34. ~ a8+ ~ h7
tonces 25 ... d3! 26. ~ xd3 (des- 35. '9e4 las blancas se consoli-
pués de 26. ed 0ld4 las blancas dan; amenazan g3-g4 y el caballo
debilitan el punto f3) 26 ... bl,d8! 27. blanco apunta a la casilla e5.
~ c2 0ld4 28. ~ d1 ~ e7, y las ne- 33. ed 'ªc2. De nuevo no vale
gras tienen buen juego. 33 ... ltxb3: 34. 0lb6 bl,b2 35. ~ a8+
25 ... 0l xd2. No consiguen conso- ~ h7 36. '9e4 con clara ventaja.
lidarse: 25 ... h5 26. 0lc4 ~ c7 27. 34. 0l b6 h5? El error decisivo.
f3 . También era mala 34 ... ~ c5 35.
26. ~ xd2. ~ c8+ ~ h7 36. 0l d7 bl, xf2+ 37.
~ g1 ~ e3 38. 0l f8+ ~ g8 39.
(Ver diagrama) 0l xe6+ m11h7 40. ~ f8+ ~ g8 41.
~ h 1. Sin embargo después de
26 ... c4. El principio de una larga 34 ... 0le3+! 35. m11 f3 0l d 1 36. 0l d7
operación de cambios, que resul- las negras conquistaban el peón

74
f2, manteniendo el contrajuego. gras tengan suficiente compen-
Ahora el caballo blanco de nuevo sación por el material perdido. Sin
ocupa la importante casilla c4. embargo en esta ocasión yo no
35. 0J c4! g5 36. ~ a8+ ~ g7 37. tenía ganas de sumergirme en la
~ e4 ~ c3. ¡Ay!, aquí no hay ata- espesura de esta enmarañada
que a f2: 37 ... ~ c5 38. d4! 0J xd4 variante.
39. ~ e5+.
38. <í)e3 0J xe3+ 39. ~ xe3 ~ f6 9. c6
40. d4 'tJ, c7 41. ~ d2 'tJ, d7 42. 10. ~ b2
~ xa5 b!. xd4 43. b4 b!. d5 44. b5
g4 45. h3 ~ d4 46. hg hg 47. Tras 1 O. ~ c2 0-0 11. ~ f3 b5
~ b4. Las negras abandonaron. 12. 0J e3?! 0J f6 13. ~ b2 ~ b7 14.
a3 ~ d6 15. 0J c3 ~ b6 16. 0J e4
5. d5 0J xe4 17. ~ xe4 h6 18. l& g2
6. ~ g2 dxc4 0J d7 19. bi d 1 0J f6 las blancas no
7. 0J e5 ~ b4+ consiguen nada (Chernin - Sax,
8. ~ f1 Subo ti ca, 1987). Pero es mejor
12. 0Jb2! seguido de 13. <í)d3.
La lucha puede terminar sorpren-
dentemente deprisa tras 8. 10. 0-0
~ d2?: 8... cb 9. 0J c6 b2 1 O. 11. 0Jbd2 b5
0J xb4 ba= ~ 11. ~ c3 ~ xc3 12. 12. 0J e3 ~ b7
0J xc3 c6, y las blancas abando- 13. ~ c2 ~ b6
naron (Petran - Adorjan, Szyrak, 14. 0J f3 0J f6
1985). 15. <í)e5 t!4 e7
16. <í)3g4
8. 0J fd7
9. 0J xc4 Las blancas no han conseguido
nada especial de la apertura. Un
Durante mucho tiempo nadie se intentd para impedir la liberatoria
atrevió a capturar la torre. Por fin c6-c5' era 16. bl. c 1. Pero a esto
alguien se atrevió a plantear la podía seguir 16... bl. c8 17. 0J d3
pregunta: ¿qué pasa en ese caso? 0Ja6!, y solo queda 18. 0Jc5, pero
El valiente fue Van der Sterren. entonc·es después de 18 ... 0J xc5
En el campeonato de Holanda del 19. de ~ c7 las posibilidades de
año 1986, jugando con Lan- ambos bandos se equilibran.
geweg, se decidió por 9. ~ xa8!? Tampoco daba nada 16. tl4 f3 c5
0J xe5 1 O. be 0-0 11. ~ a3 c5 12. 17. l&g2ed 18. t?4 xd4 con posibili-
~ xb4 cb 13. a3 0Jbc6 14. ~ xc6 . dades'equivalentes.
0J xc6 15. ab ~ xc4 16. 0J a3!
~ d5 17. f3 0J xb4 18. ~ d2 a5 16. 0l xg4
19. ~ f2. Es dudoso que las ne- 17. <í) xg4 0ld7
75
18. ~ f3 .ll aca ~ d3 c4!) 27 ... fg 28. hg b!. fc8 29.
19. b!. d1 b!. d3 c4 con iniciativa.
Sin embargo, es mejor 21. 0J g2
c5 22. d5! (22. 0J xf4? cd 23. ~ d2
e5 24. <f'il d5 Q6 xd5 25. Q6 xd5+ l&h8
con ventaja negra) 22 ... ed 23.
0J xf4 d4 24. b4 con una lucha
confusa y compleja. También
surgí a un juego interesante tras
21. gf b!. xf4 22. ~ g1. Está claro,
que todas estas variantes no son
obligadas, pero evidencian que
ya no hay una vida tranquila, y
que se presenta una interesante
lucha con posibilidades tácticas
mutuas. Con la jugada de la parti-
da las negras me permiten movi-
lizar todas mis fuerzas.
19. a5?
20. t'\i' e4 ~ c7
El gran maestro holandés empie- 21. ~ g2 a4?
za las operaciones donde no son
necesarias. Al ir por detrás en el Una jugada basada en un error de
marcador, debí a intentar agudi- cálculo. Después de 21 ... 0J f6 22.
zar el juego, ya que solo en ese ~ f4 0J xg4 23. ~ xg4 ~ d6! las po-
caso tendría posibilidades de re- sibilidades de ambos bandos son
cuperarse. Para ese objetivo ser- equivalentes. También era posi-
ví a 19 ... f5!? 20. 0J e3 (20. 0J e5? ble 21 ... c5, y si 22. d5 c4!
0Jxe5 21. de c5! con ventaja ne-
gra) 20 ... f4. De los peligros a los 22. bxa4 b!. a8?
que estarían expuestas las blan-
cas, es una muestra la siguiente Debió jugar 22 ... ba 23. b!.b 1 ~ a5,
variante: 21. 0J g4 h5 22. 0Jh6+? manteniendo el equilibrio. Ahora
l&h8 23. t'\i' g6 .tt f6 24. 0J f7+ las negras se quedan sin peón.
~ g8 25. 0Jh6+ ~ f8 ó 22. gf hg
23. Q6 xg4 c5 24. b!. g1 b!. xf4 25. 23. axb5 cxb5
de b!. xf2+! etc ... Tampoco vale
22. 0J e5 por 22 ... 0J xe5 23. de Es evidente que en sus cálculos
c5 24. b!. d7 ~ xf3 25. ef ~ f7! las negras se disponían a jugar
(25 ... ~ c6? 26. b!. xe7 ~ xf3 27. 23 ... b!. xa2, pero cuando estuvie-
b!. g1 ~ cd8 28. ~ e1 fg 29. b!. xg7+! ron más cerca, advirtieron que a
etc ... ) 26. ~ g2 ~ c6 27. ~ d1 (27. esto sigue 24. e b1! Por ejemplo:
76
24 ... Zd.a5 25. be ~ xc6 26. ~ a 1! con cuentes argumentos de las ne-
un peón de ventaja. gras.

24. ~ b1 ~ xf3+ 27. ~ c5


25. exf3 h5 28. Zd.he1 e5
26. 0le3 h4? 29. 0l g4 ~ ca7

¡Perdiendo un tiempo precioso! ¡Ya es tarde! Era algo mejor 29 ...


Después de 26 ... Zd. ca7! 27. d5 f6, no obstante, después de 30.
Zd. xa2 28. de ~ xe6 29. Zd.he1 ~ c5! Zd. e2 Zd. ca7 31. ~ e 1 empieza la rea-
30. 0! f5! .!l xb2! 31. 0!e 7 +! ~ xe 7 lización habitual de la ventaja ma-
32. ~ xb2 m t6! 33. ~ xb5 0!e5! terial. Tras la jugada de la partida
(33 ... ~ a2? 34. Zd.e8+! ganando) 34. la posición de las negras se de-
~ xc5 ~ xf3+ 35. ~ g 1 0l d3 36. rrumba por momentos.
bt xd3 m xd3 las negras no deben
perder. Tampoco consiguen sus 30. 0! xe5 0! xe5
deseos las blancas en caso de 34. 31. ~ xe5 Zd. xa2
f4 ~ c6+! 35. ~ xc6 0! xc6 36. Zd. c1 32. d6! h3+
0lb4! 37. Zd. xc5 0! d3.
No era posible 32 ... ~ xd6 por 33.
b!,h5 f6 34. ~ d4! ~ c6 35. ~ xf6!
~ f8 36. ~ xg7! etc ...

33. ~ xh3 ~ xd6


34. ~ h5 ~ xf2

Ahora a 34 ... f6 ya seguiría 35.


~ xf6! Si bien es cierto, que la
jugada textual de la partida tam-
poco salva de la derrota a las
negras.

35. ~ h7+ ~ f8
36. ~ xg7+ ~ e8
37. Zd. h8+ ~ d7
27. d5! 38. ~ Xf7+

Enérgica respuesta a los inconse- Las negras abandonaron.

77
Partida 11

Karpov- Polugajevsky
Biel, 1990

1. d4 ~ f6 ~ xe5 ~ xe5 18. de ~ xg2 19.


2. c4 e6 ef+ ~ xf7 20. ~ xg2 ~ xc3 21.
3. ~ f3 b6 ~ xc3 'f! f6 22. 'S" xf6+ ~ xf6. Ha
4. g3 ~ a6 surgido un final de torres favora-
ble a las blancas. Sin embargo mis
En este libro se recuerdan todas intentos para ganar la partida e
las partidas jugadas con la india igualar el match no prosperaron,
de dama en mis encuentros por el y tras la reanudación la partida
campeonato mundial con Kaspa- terminó en tablas.
rov. Sólo queda una, la cual tiene
cierto valor en la investigación 5. !la4
teórica actual. Para hacernos un
cuadro completo vamos a recor- Ya hablamos algo sobre la jugada
darla. 5. b3, esta partida se dedica a
Kasparov - Karpov (3, 24) 4 ... continuaciones algo más raras.
~ b7 5. ~ g2 ~ b4+ 6. ~ d2 a5 7. Además de la jugada 5. f!'a4 tam-
0-0 0-0 8. ~ g5 ~ e7 9. ~ c2 h6 bién vamos a tratar 5. ~ bd2. Va-
10. ~ xf6 ~ xf6 11. ~ c3 g6 12. mos a desviarnos para examinar
b!. ad1 d6 13. h4 h5 14. e4 ~ d7 una partida interesante sobre ese
15. e5. El principio de las opera- tema.
ciones que llevarán a limpiar el Yusupov - Sokolov (Tilburg,
tablero. Era más fuerte 15. b!.fe1, 1987) 5. ~ bd2 ~ b7 6. ~ g2 ~ e7
como jugué inmediatamente des- 7. 0-0. Timman en una ocasión
pués del match-revancha en una sacrificó contra Sokolov un peón,
partida con Korchnoi (Tilburg, 7. e4, y tras 7... ~ xe4 8. ~ e5 ~ b4
1986), tras 15 ... ~ g7 16. ~ b5 ~ b8 jugó una novedad, 9. f!' e2!? (en
17. d5 e5 18. b3 ~ d8 19. a3 ~ h6 lugar de 9. f!' g4) 9 ... d5 1O. cd
20. b4 las blancas tienen una ven - 'S' xd5 11. ~ d3 ~ xd2+ 12. ~ xd2.
taja sensible. Aquí 12 ... ~ a6! daba a las negras
15 ... ~ g7 16. d5 ~ xe5! 17. buenas posibilidades, pero siguió
78
12 ... <í) d7 13. llc 1 0-0-0 14. ~ f4 e5
15. de g5 16. ~ xg5 f6 17. ~ f4 fe
18. ~ g5 llde8 que llevó a un jue-
go complejo, en el que las negras
a pesar de todo consiguieron
mantenerse.
7... 0-0 8. '®1! e2 d5. Más precisa
que 8 ... <í)a6 9. a3 c5 10. b3 d5 11.
~ b2 de 12. '®1! xc4 '®1! c8 13. '®1! d3
~ d8 14. b!, fe 1 '®1! b8 15. ~ c2 h6 16.
de <í)xc5 17. ~ e5 ~ d6 18. ~ xf6 gf
19. b4 <í) d7 20. <í)d4 con mejor
juego para las blancas (Yusupov -
lvanchuk, Tilburg, 1990).
9. ed. A igualdad lleva 9. <í) e5 c5
10. de be 11. 'Z)b3 a5! 12. cd ed 13. construyó una miniatura: 12 ...
~ f4 ~ b6 (Timman -lvanchuk, Til- ~ e7 13. 'Z)f3 <í)bd7 14. ~ f4 llc8
burg, 1990). 15. e a4 a5 16. .llac 1 1Jc5 17.
9 ... ed 1 O. <í) e5 e5 11. de. En la <í) xc5 be 18. ~ fd1 e b6 19. e3 d4?
partida Korchnoi - Sokolov de 20. ed cd 21. <í) xd4 ~ xg2 22.
este mismo torneo de candidatos ~ xg2 e xb2 23. <í)c6 e a3? 24.
(Montpellier, 1985) las blancas b!.c4! llfe8 25. e c2. Las negras
prefirieron 11 . <í)df3 y aquí la no- abandonaron. En cualquier caso la
vedad 11 ... <í) a6 (en lugar de la captura con peón en c5 es la juga-
anterior 11 ... <í)bd7) y después 12. da principal.
~ h3 <í)e4 13. ~ e3 ~ d6 14. a3 ~ e 7 12. <í) de4!? Una idea de Vaga-
15 . .!J, fd1 c4! llevó a un juego ex- nian, empleada en su partida con-
celente para las negras, y en una tra Timman (Amsterdam, 1986),
lucha aguda Sokolov alcanzó el donde después siguió 12 ... ~ c8
éxito. 13. 1Ja5! ~ a6 14. ~ f4 e e6 15.
11 ... be. .id.fd1 h6 16. e4 d4 17. e b3! e xb3
18. ab. Las blancas tienen una
(Ver diagrama) ventaja sensible . Era más precisa
12 ... e c7 13. ~ f4 g5 14. ~ xg5 de
En este mismo torneo de Tilburg 15. e f5 ~ xg2 16. ~ xf6 ~ xf6 17.
Sokolov tomó dos veces en c5 e xf6 ~ e4 18. <í) g4 ~ e8 19. e g5+
con el alfil. Con Nikolic el asunto con juego confuso.
terminó rápidamente en paz: 11 ... 12 ... .!J, e8 13. ~ f4 e e8 14. <í) a5
~ xc5 12. <í) df3 lle8 13. ~ f4 <í)bd7 ~ a6 15 . .!J, fd1 <í)bd7 16. ~ h3!
14. <í) d3. Tablas. Timman jugó en - e e7 17. <í)ee4 e c8 18. 1Je3! d4
seguida 12. <í) d3 y después de 19. <í) ee4 ~ xe4. Es una lástima
algunos errores de su adversario hacer esta jugada, pero no se ve

79
otra defensa contra la amenaza 15. g4? (a igualdad lleva 15. 0l d4)
20. ~ g2. Además, había que con- 15 ... d6! 16. ~ d3?! 0l xc3 17.
siderar la ruptura b2-b4 o e2-e3. bl, xc3? (era imprescindible tomar
20. 0l xc4 ~ a6 21. e3! 0lb6 22. con dama) 17 ... e5, y aquí ya
0l xb6 ~ xb6 23. ed cd 24. podía haber abandonado tranqui-
~ c7!? Ganando un peón, también lamente (se hicieron seis jugadas
era fuerte 24. ~ e5 ~ c5 25. ~ xf6 más).
gf 26. bl, ac 1.
24 ... ~ c5 25. ~ xc5 ~ xc5 26. 8. 0-0 fltl, e7
bl, ac1 0le4 27. ~ f5! ~ b6 28. 9. 0lc3 0-0
~ d7! bl, e7 29. ~ c6 I:l. f8 30. 10. b!. d1 d6
~ xb6 ab 31 . .ll e1! f5 32. f3 d3 11. fltl, f4 ~ b6
33. bl, cd1 d2 34. ~ d5+ ~ h8 35. 12. Zl d2 0lc6!
b!. xd2! 0l xd2 36. b!. xe7 g6 37.
I:l. e2 0lb 1 38. bl, e 1 bl d8 39 . .ll d 1! Una jugada interesante, a 13.
Las negras abandonaron. bl, ad1 sigue 13 ... 0l d4, desorgani-
Regresando a la partida con zando las fuerzas blancas. Por
Polugajevsky, debo decir que ejemplo: 14. 0le1 (14. 0l xd4? cd y
poco antes en el torneo de Hanin- no es posible tomar en d4 por
ge jugué contra él la habitual 5. b3 15 ... e5) 14 ... fltl, xg2 15. ~ xg2 h6 ó
y no conseguí nada. Por eso en 15 ... 0lh5 con buen juego negro.
esta ocasión decidí jugar una Es necesario ir a una variante for-
continuación más rara. zada con una serie de cambios.

5. ~ b7 13. ~ xd6 ~ xd6


6. ~ g2 c5 14. bl, xd6 ~ xb2
7. dxc5 bxc5 15. bl, b1 ~ xc3
16. bl, xb7
Se juega más 7 ... ~ xc5, la captura
en c5 con peón da a las blancas la Las torres blancas penetran por
posibilidad de ejercer presión por las columnas abiertas en el cam-
la columna "d": Después de 7 ... po enemigo. Parece que la iniciati-
~ xc5 8. 0-0 O-O 9. 0l c3 0l a6 1 O. va está de su parte. Pero un aná-
~ f4 fltl, e7 11. bl, td1 0lc5 12. ~ c2 lisis más atento permite advertir
0l ce4?! 13. 0le5! las blancas tie- cierta inseguridad en la retaguar-
nen ventaja (Timman- Seirawan, dia, especialmente en la primera
Amsterdam, 1992). Pero es más fila. Es cierto que no da nada 16 ...
precisa 12... ~ c8 13. .!l a e 1 y ~ e 1+ por 17. bl,d 1, pero las ne-
sólo ahora 13 ... 0l ce4. En la parti- gras tienen a su disposición otro
da Bareev - Karpov (Tilburg, recurso.
1991) las blancas eligieron un plan
poco afortunado, 14. h3?! bl, d8 16. 0ld4
80
17. ~ d1

Si en respuesta a 17. <í) xd4 las


negras jugaran 17 ... cd, entonces
después de 18. bl,b 1 las blancas
conservarían la iniciativa. Sin em-
bargo ahora ya sigue el jaque 17 ...
~ e 1+! y después de 18. ~ f 1 <í) e4
las blancas bien pueden deponer
las armas.

17. <í) xf3+

Una imprecisión. No pasaba el in-


tento de fijar las tablas mediante
17 ... <í)e4? 18. bt dd7 <í) f6 por 19. 19. a4!
<í) xd4! <í) xd7 20. bt xd7 bl, ad8 y
ahora no 21. <í)b5? bl, xd7 22. <í) xc3 A pesar del peón de menos, la
bl, xd 1+ 23. <í) xd 1 bl,b8 con juego iniciativa está del lado blanco.
confuso, sino 21. <í)c6! con clara Así, a 19 ... ~ a2 es posible 20.
ventaja. Sin embargo era correc- bl, d2 ~ c4 (20 ... ~ a3? 21. blb3 ga-
ta 17 ... bl, ad8! forzando a las blan- nando) 21. bl, c7 bl, ab8 22. blxa7
cas a cambiar en d4. Tras 18. con mejores posibilidades. Tam-
bl, xd8 bl, xd8 19. <í) xd4 cd 20. bién en caso de 19... <í) d5 20.
bl, xa7 ~ xc4 la paz estaba próxi- ~ xd5 ed 21. L'l xd5 el final de pie-
ma. zas pesadas es favorable a las
blancas, y también es buena 20.
18. ~ xf3 ~ xc4 a5! Tal vez había que escoger
19 ... h6 y a 20. a5, 20 ... ~ a2 21. a6
(Ver diagrama) c4 ó 20. 'IJ. c7 bl,fc8 21. bl, dc6 bl xc7
22. 'IJ. xc7 <í)d5.
Tras la partida advertí con asom-
bro que esta posición ya se en- 19. a5
contraba en la práctica de 20. bl,b5 bl, a7?
Polugajevsky, ¡precisamente ju-
gando con blancas! Así fue en la Esto ya es un serio error, por lo
partida Polugajevsky - Portisch visto, debido a un cálculo erró-
del torneo clasificatorio para la neo. Tras 20 ... <í) d5 21. ~ xd5 ed
Copa del mundo (Moscú, 1988). 22. bl, xd5 bl, fc8, teniendo previsto
En esa ocasión aquí se acordaron a 23. blbxc5 (23. bl, xa5? ~ xd5!)
las tablas. Pero esa tarde me en- 23 ... ~ xc5 24. bl, xc5 'IJ. xc5, sería
contraba muy agresivo ... complicado para las blancas ma-
81
terializar las ventajas de su po- jugada de las blancas 22 . .llbb8 .
sición.
22. ll xf8+ ~ xf8
21. b!, d8 g5 23. -e d6+ ~ g7
24. b!. xc5 lld7
Ya no hay elección ni posibilida- 25. -e es -eb4
des. Polugajevsky había omitido 26. -e xg5+ ~ fa
en sus cálculos que no es posible 27. b!. c8+ ~ e7
21 ... ~ d5 (con idea de 22. ~ xd5? 28. ~ g2
b!.xd8 23. b!.b8 b!. ad7, y las negras
alcanzan la cima) por la sencilla Las negras abandonaron.

82
Defensa
Grünfeld
Partida 12

Beljavsky - Kasparov
Linares, 1992

1. d4 ~ f6 10. 0-0 ~ g4
2. c4 g6
3. ~ c3 d5 Se ha desarrollado la variante
4. cxd5 ~ xd5 principal de la defensa Grünfeld.
5. e4 ~ xc3 Recuerdo que en caso de 10 ... cd
6. bxc3 ~ g7 11. cd ~ a5 12. ~ d3 ~ e6 13. d5las
7. ~ c4 blancas sacrifican la calidad, con-
siguiendo por ella un peligroso
Otro procedimiento para desa- ataque.
rrollar las piezas blancas junto
con un fuerte centro de peones 11. f3 ~ a5
está unido a la temprana ~ c1-e3,
en ese caso el alfil de casillas
blancas sale por e2. En mi último
match con Kasparov se entabló
una discusión alrededor de esa
variante y la ofrezco con detalle
en mi libro "Cómo ganar contra la
defensa Grünfeld". En él, a propó-
sito, ocupan bastante sitio la va-
riante Smyslov (4. ~ f3 ~ g7 5.
!l'b3 de 6. !l'xc4 0-0 7. e4 ~ g4), la
variante Ragozin (7 ... ~ a6) y el
sistema 4. ~ f4! Todo ese mate-
rial se excluye en el presente li-
bro.

7. c5 Ahora en respuesta a 12. ~ d3 ya


8. ~ e2 ~ c6 es posible 12 ... cd 13. cd ~ e6, y el
9. ~ e3 0-0 sacrificio de calidad 14. d5 es
85
menos peligroso para las negras,
que en una serie de variantes tie-
nen un importante jaque con la
dama en b6. No obstante, en esta
situación las blancas no están
obligadas a ir al sacrificio.

12. ~ Xf7+

La variante que empieza con esta


jugada, se dio con frecuencia en
mi match con Kasparov en Sevi-
lla . La discusión continuó des-
pués. Debo decir, que ya le pres-
té mucha atención a esta variante
en el libro mencionado sobre la Este salto de la dama se dio en
defensa Grünfeld. En este libro cuatro casos de las cinco parti-
me limito a dos ejemplos muy das de Sevilla, y también se em-
actuales, pero en los comentarios pleó después del match en mu-
recuerdo brevemente los aconte- chos otros encuentros. Otras
cimientos de Sevilla. continuaciones: 14 ... cd (que se
encuentra en la partida 4, 5), 14 ...
12. Il xf7 ~ d7 y 14 ... ~ c8 no han tenido
13. fxg4 Il xf1+ mucha justificación (se puede en-
14. i1i11 xf1 contrar el material adicional en el
libro sobre la defensa Grünfeld).
Esta estructura de peones da a
las blancas todos los fundamen- 15. e5
tos para contar con la iniciativa, y
además tienen un peón de venta- La jugada 15. i1i1/ g 1 la elegí en la
ja. Otro asunto es que la posición partida (4, 11 ). Ahora se puede
sea muy dinámica, y pueda ser decir que ese camino, y también
completamente del gusto del ju- 15. ~ a4?! (Zajarov- Henkin, Vo-
gador con negras. El plan principal ronezh, 1989) no son peligrosos
de las blancas es ahogar al alfil para las negras.
enemigo g7 con la cadena de peo-
nes c3, d4, e5, g5, h4. Las negras 15. ~ d5
con ayuda de recursos tácticos
intentan liberar al alfil por la dia- Más precisa que 15 ... ~ e6, que se
gonal h6-c 1. encontraba con anterioridad.

14. ~ d6 16. g5
86
En la partida (4, 5) se jugó 16. Después de 22... ~ xf3+ 23. gf
~ f2 ~ f8 (es preferible 16 ... ~ d8, ~ xf3+ 24. ~ g1 ~ g4+ 25. ~ f2
ver la siguiente partida) 17. ~ g1 'f!h4+ 26. ~ e2 ~ g4+ 27. ~ d2
~ h6 18. h4 ~ f7 19. ~ g3 ~ e3+ 'f! xg5+ 28. ~ c2 no hay jaque con-
20. ~ h2 ~ c4 21. bl.b1 b6 22. tinuo. Sin embargo Kasparov en-
Z;í b2 ~ d5 23. ~ d3 0l c4 24. llb1 cuentra otro agudo camino.
b5 con juego agudo y posibilida-
des mutuas. Es más fuerte 17. 22. ~ xg5
g5, cumpliendo inmediatamente 23. ~ xb7 'f! d2!?
la tarea principal, aislar al alfil. En 24. dxc5?!
la partida Kuzmin - Henkin (Mos-
cú, 1989) después de 17 ... 'f! f7 Ahora las tablas son inevitables.
18. 'f!e1 h6 19. gh ~ xh6 20. En caso de 24. 'f! xe7 'f!xc3 25.
~ g1 0l c4 21. 0lg3! las blancas ~ xc5 (o 25. de) el sacrificio de
consiguieron una gran ventaja. Al calidad ya lleva al jaque continuo:
parecer, es correcta 17 ... 'f!e4, y 25 ... ~ xf3+ 26. gf ~ xf3+ 27. ~ g1
surge una posición de la partida 'f!g4+ 28. ~ f2 ~ f4+ 29. ~ e2
comentada. ~ e4+, y no pasa ni 30. ~ d2 ~ h6+,
ni 30. ~ d 1 ~ d3+ 31. ~ e 1 ~ h6+.
16. 'f!e4 Sin embargo las blancas tenían a
17. ~ f2 ~ f8 su disposición la fuerte maniobra
18. 0lg1 0lc4 25. ~ h4!, defendiéndose del ja-
19. 0lf3 0l e3+ que continuo y librando su propio
20. ~ xe3 ~ xe3 peón "e". Después de 25 ... cd 26.
21. ~ b3+ ~ h8 e6 aún no está claro si las negras
22. ~ e1 pueden mantenerse.

24. ~ xc3
25. ~ d5 ~ h6
26. c6 ~ f4
27. ~ e4

No cayendo en una pícara tram-


pa: 27. ~ g1?! ~ xe1+! 28. 0l xe1
~ e3+, y las negras dan mate.

27. 'f! c1+


28. bl e1 ~ c3
29. bl e4

Tablas.
')}:')}:')}:

87
Partida 13
Vyzhmanavin- Ernst
Estocolmo, 1991

1. d4 ~ f6
2. c4 g6
3. ~ c3 d5
4. cxd5 ~ xd5
5. e4 ~ xc3
6. bxc3 ~ g7
7. ~ c4

No resisto la tentación de ofrecer


la siguiente espectacular y corta
partida, en la que se encuentra el
jaque relativamente raro del alfil
en b5.
Shir ov - Smejkal (Bundes liga,
1992) 7. ~ b5+ c6 8. ~ a4 0-0 9.
~ e2 e5 10. 0-0 ~ d7 11. ~ a3 9. ~ e3 0-0
-ª e8 12. ~ b3 ~ b6 13. f4! ed 14. 1 o. 0-0 ~ g4
f5 gf 15. ~ g3! 11. f3 ~ a5
12. ~ xf7+ -ª xf7
(Ver diagrama) 13. fxg4 -ª xf1 +
14. '!& xf1 ~ d6
15 ... de (era imprescindible 15 ... 15. e5 ~ d5
~ h4) 16. ~ h5 ~ c4 17. -ª ad 1 16. ~ f2 b!, d8
m b6+ 18. lltlh 1 ~ b5 19. ~ xf5
~ xf5 20. -ª xf5 ~ e5 21. ~ xf7+ En la partida (4, 5) Kasparov jugó
~ xf7 22 . ~ xf7+. Las negras 16 ... 2l f8. Pero la jugada de torre a
abandonaron. d8, como ya sabemos, se jugó
por primera vez en la partida (4,
7. c5 7). En adelante abandonó del todo
8. ~ e2 ~ c6 el traslado de la torre a f8.
88
17. ~ c2 ~ g3 b!. f7 28. b!. e1 b4 29. e g6
~ f8 30. ~ e4 .ll xf2 31. l1!1 xf2, y
En mi libro "Cómo ganar contra la las negras pronto detuvieron el
defensa Grünfeld" examino con reloj.
detalle otras posibilidades de re-
tirada de la dama de la columna 17. e c4
"d", 17. ~ e1 y 17. ~ a4 . Aquí me
limito a mi último encuentro con A igualdad llevaba 17 ... .:l eS 18.
Kasparov, jugado con esta va- ~ f4 en 19. ~ e4 ~ h6 20. g3
riante. En él conseguí realizar con b!. f8 21. ~ g2 ~ xf4 22. gf ~ xf4
precisión la idea principal de las 23. ~ xf4 Zl xf4 24. l1!1 g3 Z:l f8
blancas, ahogar al alfil enemigo (Grünberg - llincic, Praga, 1989).
de casillas negras. es mejor para las blancas 18. ~ d 1
Karpov - Kasparov (Belfort, Z:l d819. e e1.
1988) 17. ~ a4 b6 18. ~ c2 b!. f8.
Ahora las piezas negras caen 1s. e b2
bajo la presión, era más precisa
18 ... b!. c8, como se ha jugado en Pero no 18. g5? por 18 ... cd, y a
otras partidas. 18. e e4 es buena 18 ... b!. d5 con la
19. ~ g1 ~ c4. El alfil no consigue amenaza 19 ... bi xe5.
salir de la jaula, 19 ... ~ h6 20. h4
~ f7 21. ~ g3. 18. ~ h6
20. ~ d2! e e6 21. h3 ~ c4 22.
e g5! En la partida Ljubojevic- Timman
(linares, 1989) la torre negra de
nuevo se trasladó a la columna
"f", 18 ... b!. f8. Siguió 19. ~ g1 (es
mejor enseguida 19. b!. d 1) 19 ...
~ h6 20. b!. d1 ~ a4 21. b!. e1 cd
22. ~ xd4 e c4 23. h3 b6 24.
~ f3 b!. d8 25. ~ d4 ~ f4 26. ~ f2
~ d5 27. e b1 ~ c4 28. e e4 ~ b2
29. ~ c2 ~ b5 30. bíb1 ~ d3+ 31.
l1!1 f1 ~ c4 32. ~ e2 b5 33. ~ e1!
~ xe5 34. bí xb5 ~ f7 35. l1!1 g1
~ c6 36. ~ f3 ~ xd4 37. cd b!. c8
38. Zl c5 bl. b8, y los adversarios
decidieron repetir jugadas. Ta-
blas. Queda decir, que en lugar de
28. ~ e4 mantenía la iniciativa 28.
22 ... h6 23. ~ c1 ~ f7 24. ~ g3 b!. e2!
g5 25. e c2 e d5 26. ~ f2 b5 27. Las negras jugaron una importan-
89
te novedad en la partida Z. Polgar pov - Kasparov (Amsterdam,
- Wolff (San Francisco, 1991) 1988). Veamos cómo se desarro-
19 ... ~ d3! (en lugar de 19 ... ~ h6) lló.
20. 0J g3 ~ h6 21. ~ e2 ~ xc3 22. 20. ~ g1 'ª f8 21. 0l g3 0l c4 22.
'ª d 1 cd 23. ~ xd4 ~ c4 24. ~ e2 ~ xf2+! Otras continuacio -
~ xa7 ~ xe2 25. 0J xe2 0l c6 26. nes llevan a ventaja blanca, por
~ c5 .ll a8 27. 0lc3 .!l a5 28. ~ b6 ejemplo: 22 ... cd 23. cd ~ xf2+ 24 .
.ll a3! 29. 0l d5 'ª xa2, y las ne- e xf2 ~ e3 25. ~ xe3 1J xe3 26.
gras tienen ventaja. 'ªc1.
23. ~ xf2 ~ e3 24. ~ xe3 1J xe3
19. h4 ~ f7 25. de g c8 26. g b1 g xc5 27.
g xb7 0J xg4 28. 'ª b4 h5 29.
1Je4 g xe5 30. g3 ~ f7 31. ~ g2
~ e6 32. ~ f3. Es más precisa 32 .
0lg5+ ~ f6 33. g f4+ g f5 34. Zl e4
g f2+ 35. ~ g1 g xa2 36. g f4+ ~ e5
37 . .lle4+ I!!Vd6 38. g e6+ ~ d7 39.
g xg6 y se pueden acordar las
tablas.
32 ... ~ f5! Ahora las negras con-
siguen un final algo mejor, aunque
suficientemente inofensivo para
las blancas. La partida terminó en
tablas.
Surge una pregunta: ¿es posible
que la extraña retirada de la dama
a f7 resuelva todos los proble-
Después de 19 ... 'ª f8 la maniobra mas de las negras? Resulta que
universal 20. g5! aseguró la ven- no es así. En esta partida las ne-
taja a las blancas en la partida gras sufrieron un duro golpe, que
Karpov - Timman (Rotterdam, cambió radicalmente la valora-
1989). 20 ... ~ d3 21. ~ b1 ~ e3 ción de la variante ...
22. ~ e1 ~ g7 23. ~ g1 ~ e4 24.
0J g3! Las blancas devuelven el 20. g5!
peón, ocupando todas las casillas
claves. Las blancas no temen a la clavada
24... ~ xh4 25. 0J e4 'ª xf2 26. de su alfil, lo principal es excluir
0J xf2 cd 27. 'ª d1 d3 28. ~ e3 y del juego lo más rápido posible al
algunas jugadas después las ne- alfil enemigo.
gras abandonaron.
La posición del diagrama surgió 20. 1Jc4
por vez primera en la partida Kar- 21. e6!
90
Propiamente, en esta jugada in- Ahora las negras no mantienen el
termedia se encuentra la refuta- equilibrio material.
ción de la defensa de las negras.
Las blancas desvían a la dama, 24. 0l e3+
sin dejar al adversario que actúe
por la columna "f", y sólo des- El último intento consistí a en 24 ...
pués capturan el peón de la casilla ~ f7, aunque después de 25. 'ªe2
b7. con la amenaza ~ g 1 también es
difícil defender la posición negra.
21. ~ f5
25. ~ g1 .ll xf2
También es mala 21 ... ~ xe6 22. 26. gxh6
0l f4 ~ f5 23. ~ e2 con la amenaza
24. 0le6! Pero no 26. ~ f2? por 26 ... 0l g4+.

22. 0l g3 ~ xe6 26. cxd4


23. ~ xb7 'ª f8 27. cxd4 bl, f8
28. ~ b2 0lc4
Era algo más tenaz 23 ... ~ g7!? 29. 'ª xe6

Las negras abandonaron.

91
Partida 14

Shirov - Kamsky
Moscú, 1992

Esta es una de las partidas más 11. cxd4 e a5+


interesantes jugadas en el super- 12. ~ f1 ~ d7
torneo moscovita. Kamsky hizo 13. h4
gala del procedimiento clásico de
sorpresa en la apertura, y ade-
más "aturrulló" a su adversario en
su variante preferida, con la que
Shirov había obtenido bastantes
victorias. En una variante forza-
da, ya en una posición predeter-
minada, el negro supo descubrir
un matiz muy fino, cierto defecto
en la posición del enemigo, y lo
aprovechó espectacularmente.

1. d4 <í) f6
2. c4 g6
3. <í) c3 d5
4. cxd5 <í) xd5
5. e4 <í) xc3 Aquí las negras jugaban 13 ...
6. bxc3 ~ g7 'ªfc8, pero antes de ocuparnos
7. ~ c4 eS de esta jugada, vamos a desviar-
8. <í) e2 <í) c6 nos un poco. En el libro "Cómo
9. ~ e3 0-0 ganar contra la defensa Grünfeld"
10. bl, c1 ofrezco una partida muy impor-
tante de Polugajevsky, jugada
Parece más activa que 1O. 0-0 con esta variante. Para compren-
~ g411. f3 <í)a5 12. ~ xf7 + etc ... der cómo se ha desarrollado su
teoría, ofrezco esa partida. En c8
1 o. cxd4 se encontraba la otra torre.
92
Polugajevsky - Kudrin (Nueva ~ a6 24. ~ h6+ ~ f7 25. ~ h7+ ~ e8
York, 1989) 13 ... .?l ac8 14. h5 e5 26. d6! ~ e5 27. ~ c7 ~ b5 28. iJh7,
15. hg hg 16. d5! 1Jd4 17. 1J xd4 y todo termina.
I'J xc4. 18. J:l xc4 ~ a6.
Perdía 17 ... ed 18. ~ xd4 ~ b5 19. Después de 18 ... ed 19. ~ xd4
~ xg7 .?l xc4 20 . .1'J xc4 ~ xc4+ 21. ~ b5 20. ~ xg7 se produce la va-
~ g 1 ~ xg7 22. ~ e 1!! riante examinada anteriormente,
con victoria forzada de las blan-
cas.
19. ~ d3! ed 20. ~ xd4 ~ b5.

Las negras tienen una pieza de


más, pero están indefensas: 22 ...
bieS 23. ~ h6+ ~ f6 24. ~ f4+ ~ e7
25. ~ e5+ VlV d7 26 . .l:lh7 .1'J f8 27. A primera vista, las negras se
~ e6+ ~ d8 28. ~ d6+ VlVe8 29. escapan, conservando la pieza de
~ b8+ ~ e7 30. d6+!; 22 ... ~ c5 23. más. Sin embargo siguió la ines-
~ b2+! f6 24. ~ xb7+ .1'J f7 25 . .?lh7+ perada 21. ~ h3! ~ xc4+ 22.
~ xh7 26. ~ xf7+ VlVh6 27. ~ xf6 ~ g1 f6 23. ~ h7+ ~ f7 24. bl h6!,
etc ... ; 22 ... f6 23 . .?lh3! Otra jugada y las negras abandonaron.
tranquila, como en el presente Tras este encuentro se estable-
estudio; la directa 23. ~ h6+ ~ f7 ció que era bastante mejor para
24. ~ h7+ ~ e8 25. ~ xg6+ ~ d8 26. las negras 13 ... .Q. fc8! Esta nove-
Z'lh7 ~ e1+ 27. ~ h2 ~ xf2 28. ~ g7 dad se empleó en la partida No-
~ f4+ lleva solo a tablas. Ahora gueiras - Ljubo jevic (Barcelona,
tiene dos ramificaciones: 23 ... 1989). Ahora en caso de 14. h5 e5
~ xa2 24. ~ h6+ VlV f7 25. ~ h7+ y después 15. hg hg 16. d5 1Jd4
~ e8 26. ~ xb7 ~ a1+ 27. ~ h2 17. 1Jxd4 ed 18. ~ xd4 .1'J xc4! 19.
~ e5+ 28. g3 ~ d4 29. ~ c8+ ~ f7 bl xc4 ~ a6 20. ~ d3 ~ b5 tenemos
30. ~ d7+ ~ g8 31. ~ h7++; 23 ... la posición del último diagrama
93
con la única diferencia de que en en g6 emplearon la novedad 15.
c8 está la otra torre, no la de a8, e5. Después siguió 15 ... ~ b5 16.
sino la de f8. Este pequeño matiz ~ xb5 ~ xb5 17. hg hg 18. ~ g1
da la vuelta a la valoración. El rey bl xc 1 19. 0l xc 1 0l e6 20. ~ g4
negro tiene una salida en f8, y bl c8 21. ~ h4? (21. ~ e4 mante-
ahora la victoria está de su parte, nía la iniciativa de las blancas)
ya que la jugada 21. ~ h3 (decisi- 21... ~ b1 22. ~ h7+ ~ f8 23.
va en la partida Polugajevsky - ~ h2 ~ f5 24. 0l e2 ll c2 25.
Kudrin) es imposible, ya que no bl c1? (era imprescindible 25. ~ e1
contiene la amenaza ~ h7++, y las con posibilidades de tablas) 25 ...
negras sencillamente capturan el bl xc1 26. 0l xc1 0l xd4!, y las
alfil d4. negras tienen ventaja decisiva.
Por supuesto, también las blan- Así pues, el avance 15. e5 no es
cas pueden jugar con mayor pre- afortunado. Más tarde se encon-
cisión, por ejemplo en lugar de tró otro camino: tras el cambio en
16. d5 es mejor 16. ~ b3! 0ld8 g6 en lugar de 16. ~ d2? las blan-
17. f4 ed 18. ~ xd4 ~ xd4 19. cas prefirieron 16. f3. Pero preci-
~ d3! 0l e6 20. f5 ~ e5 con juego samente esta maniobra sufrió un
confuso (Rudakov - Nadanian, duro golpe en la partida comenta-
torneo por correspondencia, da.
1989/90). Sin embargo Ljuboje-
vic evitó jugar e7-e5, y ensegui- 13. bl fc8
da retiró el caballo al extremo del 14. h5 0ld8
tablero, 14 ... 0i d8. Esta retirada 15. f3
también es posible gracias a la
jugada ZH8-c8, ahora las torres
no están separadas. Al mismo
tiempo el caballo cubre los pun-
tos f7 y e6 y ayuda al rey negro a
evacuar en caso de desgracia.
15. hg hg 16. ~ d2? (una jugada
muy desafortunada) 16... ~ a4!
Tomando la iniciativa. 17. Qi,b3
~ a6 18. ~ g1 ~ d3 19. bl xc8?
(era imprescindible 19. ~ h6) 19 ...
bl xc8 20. e5 ~ e6! 21. ~ f1
~ xb3 22. ab bl c2!, y las negras
ganaron.
Unos meses después la discusión
continuó en la partida Polugajevs-
ky - Ftacnik (Haninge, 1989), don- Ya hemos hablado de los méritos
de las blancas en lugar del cambio de la jugada 0lc6-d8, aunque tras

94
el refuerzo del centro mediante ~ f8 22. ~ h6) 19 ... bl. c8 20. ~ g5!
f2-f3 el juego generalmente re- <í) e6 21. ~ xe7 g5 22. d5 0l d4
sulta favorable a las blancas. La 23. ~ xg5 b4 24. ~ e3 @a6 25.
jugada del peón "f" la jugó por ~ xd4 ~ xd4 26. @d2 ~ g7 27.
primera vez Shirov en el campeo- d6! ~ b5 28. ~ xf7+! La posición
nato del mundo juvenil contra l. de las negras es desesperada. La
Gurevich (Santiago, 1990). Estos partida terminó de la siguiente
son dos ejemplos importantes manera: 28 ... ~ f8 (28 ... ~ xf7 29.
sobre este tema. ~ d5+ ~ f8 30. ~ f5+ ~ g8 31.
Shirov - Ernst (Londres, 1991) ~ e6+ ~ f8 32. bl.h5 ~ xe2+ 33.
15 ... ~ b5 16. ~ xb5 @xb5 17. ~ f2 ~ d4+ 34. ~ g3 bl. c5 35. @e7+
~ f2 bl. xc1?! En el final 17 ... @b2 ~ g8 36. @e8+ ~ g7 37. ~ h8+ ~ f7
18. @b3 @xb3 19. ab <í)c6 las 38. ilh7+ ~ e6 39. @e8+ ~ xd6 40.
blancas tienen clara iniciativa, ~ d7+ ~ e5 41. @e7+ @e6 42.
pero también las negras tienen blh5++, Shirov) 29. ~ e6! bl. c1 +
grandes posibilidades de igualar. 30. @xc1 ~ xe2+ 31. ~ f2 ~ d4+
18. @xc1 <í) c6 19. @b1 @a6. 32. ~ g3 @xd6+ 33. ~ f4+ ~ e7
Aquí el cambio de damas 19 ... 34. bl. h7+. Las negras abandona-
'@ xb 1 20. bl. xb 1 b6 21. hg hg 22. ron.
ilc1 <í)b4 23. bl. c4! es favorable a Así, si juzgamos por lo visto, la
las blancas. posición del diagrama debería lle-
20. hg hg 21. e5 bl. d8 22. a4! var a grandes dificultades para
Con Gurevich Shirov continuó 22. las negras. Pero aquí Kamsky in-
@e4 y después de 22 ... @xa2 23. trodujo una importante novedad.
@h4 ~ f8! las negras, rechazando
el ataque, y ganaron. Ahora no es 15. ~ a4!
posible tomar el peón, 22 ... @xa4 16. @d3 b5!
23. @xb7 bl.b8 24. @d7, pero tam-
poco vale 22... ~ f8 23. @b5! La diferencia con todas las parti-
@xb5 24. ab <í) a5 25. bl,a 1 b6 26. das examinadas es visible. Des-
bl. c1 ~ e8 27. bl. c7 bl. d7 28. bl, c8+ pués de 17. ~ b3 las blancas tie-
bl.d8 29 . .l:l xd8+ ~ xd8 30. ~ d2! nen que contar con el cambio de
con gran ventaja de las blancas alfiles, y con el alfil en d5 es
(Labran -l. Gurevich, Nueva York, necesario considerar e 7 -e6.
1992).
22 ... <í) a5 23. @e4 .l:l c8 24. ~ h6! 17. ~ d5 .ll xc1+
~ h8 25. ~ g5 @e6 26. @h4. Las 18. ~ xc1 bi eS
negras abandonaron. 19. hxg6 hxg6
Shirov - K azul (Biel, 1991) 15 ... b5 20. ~ h6 ~ xh6!
16. ~ b3 bl. xc1 17. ~ xc1 @b6 21. bl. xh6 e6!?
18. hg hg 19. @e1! (con la senci-
lla amenaza 20. @h4, 21. @h7+ (Ver diagrama)
95
24. ~ e7
25. bt xg6 ~ d2!

Bastante más fuerte que 25 ... fg


26. ~ h7+ 0Jf7 27. ~ xe6 ~ xe6 28.
tll!l xg6+ ~ d5 29. m xf7 +, y es difí-
cil valorar las posibilidades de
ambos bandos.

26. ~ g1!?

Un fino intento para cubrir el rey


en la casilla h2, si bien es cierto
que tampoco ayuda.

Es mala 21 ... ~ g7? 22. tll!l e3 lk 2 26. fxg6


23. tll!l g5 tllll d2 24. bt xg6+! fg 25. 27. tll!l h7+ !&e8!
tll!l e7+ ~ h6 26. ~ f8+ ~ h5 27.
~ h8+, y las blancas ganan. Después de 27 ... 0J f7? las blancas
se salvaban: 28. ~ xe6 ~ xe6 29.
22. f4!? tll!l xg6+ ~ d5 30. tll!l xf7 + ~ e4 31.
tll!l g6+ ~ e3 32. ~ g3+ con tablas,
Incluyendo la dama en el ataque a ya que pierde 32 ... !& xe2? 33.
través de la casilla h3. Como ya tll!l f3+ ~ e 1 34. tll!l f 1++.
hemos dicho anteriormente, en
caso de cambio de alfiles, 22. 28. f5 exd5
~ b3 ~ xb3 23. ab 0J c6 seguido de
bt d8 y tll!l b6 la posición negra es De nuevo llevaba a tablas 28 ...
agradable. tll!l xe2 (28 ... gf? 29. ~ f3 con la
amenaza 30. ~ h5+) 29. tll!l g8+
22. bt c2! ~ d7 30. fe+ ~ c7 31. tll!lh7+ ~ b6
32. e7 tll!le3+ 33. ~ h2 ~ f4+ 34.
De forma inesperada se pasa al ~ h3 .llc3+ 35. ~ f3 bt xf3+ 36. gf
contraataque por la segunda lí- tll!l xf3+ 37. ~ h2.
nea.
29. f6
23. ~ h3 ~ f8!
24. e5 (Ver diagrama)

En la variante 24. f5 tllll d2 25. llh8+ 29. tll!l b4!


~ e7 26. ~ h4+ g5 sólo atacan las
negras. La dama regresa a la defensa, y la
96
gran ventaja de material de las
negras hace el resto.

30. ~ xg6+ ~ d7
31. e6+ ~ xe6
32. ~ f7+ ~ da
33. ~ xe6 ~ e1+
34. ~ h2 ~ xe2
35. ~ xd5+ ~ c7
36. f7 ~ e7

Las blancas abandonaron.


Partida notable en su aspecto es-
tético, y muy valiosa para la
teoría de la defensa Grünfeld.

97
Partida 15

Gelfand - Kamsky
Belgrado, 1991

1. d4 ~ f6 12. 0-0 ~ e6
2. c4 g6
3. ~ f3 .Q1. g7 Otras posibilidades populares
4. ~ c3 d5 son: 12 ... ~ g4, 12 ... ~ d7, 12 ... b6 y
5. cxd5 ~ xd5 12... a5 (todas ellas se examinan
6. e4 ~ xc3 con detalle en el libro "Cómo ga-
7. bxc3 c5 nar contra la defensa Grünfeld").
8. bl b1 0-0 Como la dama negra tarde o tem-
9. .Q1. e2 prano debe regresar a su campo,
esta maniobra a e6 es del todo
Resulta interesante, que la "Enci- conveniente y lógica.
clopedia de aperturas de ajedrez"
(edición del año 1976) le dedique 13. 'l! c2
a esta variante sólo una réplica
fugaz. Mientras tanto, este siste-
ma en los últimos años se ha he-
cho muy popular en la defensa
Grünfeld. Al parecer, incluso ha
desplazado a la variante con el
desarrollo del alfil por c4.

9. cxd4

La continuación principal, pero


también se encuentra enseguida
9 ... 'l!a5, y rara vez se juegan 9 ...
b6, 9 ... ~ c6 y 9 ... .Q1. g4.

1 O. cxd4 'l! a5+


11. ~ d2 'l! xa2 13. 'l! c6
98
La dama en e6 no se sentí a muy a una sensible ventaja. 18 ... ~ d7
gusto, y es mejor retirarla, pero 19. ~ xa6 ba 20. ~ c7 ~ h3 21.
también es posible llevarla a d6. ~ g3! ~ xg3 22. hg, y la posición
Gelfand- Kindermann (Dortmund, de las negras es tétrica.
1990) 13 ... ~ d6 14. ~ b4! Nove-
dad. Es curioso, que esta variante 14. ~ d3 ~ d6
ya se encuentre en una partida 15. ~ b4 ~ d8
con los mismos contendientes un
año antes (Debrecen, 1989), y en
ella Gelfand prefirió jugar ense-
guida 14. d5 y sólo en respuesta
a 14... b6 (es más sólida 14 ...
~ a6) 15. ~ b4. Ofrezco la partida
hasta el final.
15 ... ~ d8 16. ~ fd1 ~ a6 17.
~ a3 ~ c5 18. ~ d4 ~ xd4 19.
~ xd4 ~ d6 20. ~ c3 ~ f4 21.
~ b5 ~ d7 22. ~ xd7 ~ xd7 23.
~ xe7 ~ fe8. Aquí las blancas po-
dían ganar de forma bonita: 24.
d6 ~ ac8 25. ~ c4! ~ xe4 (25 ... bi c5
26. ~ xc5 ~ xc5 27. ~ d4) 26. ~ xc8
~ xb1+ 27. ~ c1 ~ xc1+ 28. bt xc1
f5 29. ~ c7 ~ f8 (29 ... ~ c5 30. 16. d5
~ xc5!) 30. h4 etc ... En su lugar
jugó 24. g3?, y después de 24 ... Un año antes de esta partida la
~ e5 25. ~ a3 ~ ac8 26. ~ d2 posición del diagrama ya surgió
~ c2 27. ~ xc2 ~ xd4 28. ~ e1 en una partida con los mismos
~ c5 29. ~ xc5 be 30. Zl d1 adversarios. Entonces las blancas
~ xe4 31. ~ xc5 ~ f3! se llegó a prefirieron llevar la dama a a3.
un final igualado, que terminó rá- Veamos esta partida, que fue el
pidamente en tablas: 32. ~ c1 (32. principio del debate entre estos
~ d4? ~ e4!) 32 ... ~ d8 33. ~ e1 dos fuertes grandes maestros.
~ xd5 (33 ... ~ xd5? 34. Zl e8+) 34. Gelfand - Kamsky (Tilburg, 1990)
.ti e8+ ~ g7 35. ~ f8+ ~ f6 36. 16. ~ a3. Por supuesto, las blan-
~ e7+. Tablas. cas no tienen razones para cam-
14 ... ~ d8 15. d5 ~ g4. En caso biar las damas, pero tampoco en
de 15 ... b6 se llegaba a la partida a3 la dama blanca se siente de-
examinada, lo que no agradaba a masiado confortable.
Kindermann. 16 ... ~ c6 17. ~ c5. Después de la
16 . .ti fc1 ~ a6 17. ~ a3 ~ xf3 18. larga maniobra ~ d8-a5-a2-e6-c6-
gf! Las blancas han conseguido d6-d8 la dama negra por fin se
99
encuentra en su lugar de origen. 21. h3 ~ xf3
Se han perdido muchos tiempos, 22. ~ xf3 f! c7?!
y además se amenaza d4-d5. Sin
embargo las negras encuentran No valía 22 ... f6 23. d6! fe 24. d7
una interesante operación tácti- Zl c7 25. ~ xc5 g xc5 26. ~ g4 y
ca. después 'iJ. bc 1, pero es más sóli-
17 ... ~ xd4!? 18. 0l xd4 0l xd4 da 22 ... J'le8.
19. t/:6 xe7 0J xe2+ 20. ~ h1 f! e8
21. ~ xf8 f! xf8 22. f! e3 aS. 23. d6 exd6
Mientras las blancas cercan al ca- 24. exd6 f! d8
ballo, el peón negro "a" avanza
impetuosamente. No se consigue detener el peón
23. f! xe2 a4 24. g bS f! e7 2S. en d6: 24 ... f! d77 25. ~ g4 f5 26.
g a1 ~ e6 26. eS a3 27. f! f3 a2 ~ e2 con la desagradable amena-
28. f! xb7 f! d8. Las negras han za 27. ~ b5.
perdido la calidad, pero el alejado
peón pasado "a" les permite sal- 2S. ~ e2! J'l e8
varse. 29. h3 g c8 30. llb2 f! gS 26. f! f3
31. llbxa2. Fuerza el juego. 31 ...
Zl c1+ 32. Zl xc1 f! xc1+ 33. ~ h2 La ventaja de la pareja de alfiles
~ xa2 34. f! a8+ ~ g7 3S. f! xa2 garantiza la ventaja de las blan-
f! f4+ 36. g3. Tablas. cas.
Al año siguiente Gelfand preparó
un nuevo plan y consiguió ventaja 26. J'l e6
en la apertura. Si bien es cierto, 27. d7 '!J. c7
que al final de la partida un grueso 28. ~ bS 'iJ. e7!
error deformó el resultado ...

16. ~ a6
17. Qb a3 b6
18. f! e3! ~ c5
19. 'iJ. fd1

Las blancas se proponen conse-


guir una ventaja abrumadora en el
centro mediante e4-e5, ~ d4 y
~ f3. Para las negras es muy difí-
cil oponerse a las intenciones del
adversario.

19. ~ g4
20. eS Zl c8
100
Es imprescindible librarse lo más 34. ~ d4
rápido posible del peligroso peón. 35. bl e8?
En caso de 28 ... a6 Kamsky ofre-
ce esta variante: 29. ~ xc5 ab Con dos jugadas seguidas las
(29 ... be 30. ~ c4 con la terrible blancas van a arruinar el excelen-
amenaza bl b8) 30. ~ a8! ~ f6 (30 ... te trabajo hecho en la partida. Er a
~ xa8?? 31 . d8= ~ + bl e8 32. ~ xc7 correcta 35. g3 ~ g7 36. ~ xa7, y
be 33. ~ xc5 y después bl xb5) 31. si 36 ... ~ d6!?, entonces 37. ~ xc5
~ xd8 ~ xd8 32. ~ e3 y blxb5 con con la amenaza ~ a 1.
ventaja decisiva.
35. ~ g7
36. ~ xa7??

Por supuesto, no se podía permi- De forma inesperada las blancas


tir 30. bl dd 1, y el peón "d" ya no hacen una jugada perdedora. Era
se puede eliminar. correcta 36. g3 ~ a 1+ 37. ~ g2
~ xa3 38. Zh f8 con posibilidades
30. ~ xd7 ~ xd7 mutuas.
31. bl xd7 ~ xd7
32. ~ a8+ ~ f8 36. ~ d6
33. bl e 1 37. ~ f1

A pesar de la tenaz defensa de


las negras la iniciativa está en Tampoco salvaba 37. ble1 ~ d3
manos de las blancas. 38. ~ f1 ~ g3.

33. h5 37. ~ d3
34. h4 38. ~ e2 ~ f4+
39. ~ f3 ~ d1+
No es tan clara 34. ~ e8 ~ d 1+ 35.
~ h2 ~ d6+ 36. g3 h4. Las blancas abandonaron.

101
Partida 16

Karpov - Kamsky
Moscú, 1992

Esta partida, jugada en el super- 10. f4 0/c6


torneo moscovita, conmemorati- 11. ~ e3
vo del centenario del nacimiento
de Alekhine, me supo a gloria.
Incluso puedo decir que es una de
las mejores de toda mi carrera
ajedrecística. La exacerbada lu-
cha transcurrió por todo el table-
ro, de uno a otro flanco, y al final
las piezas negras perdieron com-
pletamente la orientación ...

1. d4 0Jf6
2. c4 g6
3. 0/f3 ~ g7
4. g3 c6

Primero las blancas (4. g3 en lugar


de 4. 0J c3), y después las negras La configuración de piezas elegi-
(4 ... c6 en lugar de 4 ... d5), se da por las negras se hizo muy
apartan de las continuaciones popular después de mi match se-
más agudas en esta apertura, el villano con Kasparov. Entonces
juego adquiere un fuerte carácter no conseguí demostrar la supe-
posicional. rioridad de las blancas, pero que-
dó la impresión de que existí a.
5. ~ g2 d5 Sin duda existe la presencia de
6. cxd5 cxd5 factores como la ventaja de es-
7. 0lc3 0-0 pacio, dos peligrosos alfiles (en
8. 0J e5 e6 caso de un final o de que se abra
9. 0-0 0Jfd7 el juego), y también las perspec-
102
tivas de ataque en el flanco de b3 (en esa ocasión yo defendí a
rey. Las negras tienen sus posibi- esta posición con negras). Des-
lidades en la presión por la colum- pués siguió 12 ... ~ d7 13. ~ d2 f6
na abierta "e". Aquí las blancas se 14. <í) d3 <í) c8 15. b'!. ac 1 <í)d6 16.
disponen a cubrir el fuerte caballo ~ f2 f5 17. <í)e5 ~ e7 18. ~ h1
jugando e2-e4. Pero previamente b'!. fc8 19. g4!? <í)e4 20. <í) xe4 fe
es imprescindible cubrir el peón 21. <í) xd7 ~ xd7 con posibilida-
d4, de quien se ocupa su alfil de des equilibradas.
dama. Antes de seguir la narra-
ción de esta partida, advertir que 12. ~ d7
la mayoría de las partidas recor-
dadas están comentadas detalla- En la primera partida del match
damente en el libro "Cómo ganar de Sevilla Kasparov jugó 12 ...
contra la defensa Grünfeld". <í) e 7, para a 13. e4 cambiar peo-
nes y tomar con el caballo el pun-
11. <í)b6 to d5: 13. a4 a5 14. ~ b3 ~ d7
15. b'!. fc1 ~ c6 16. <í)b5. Pero
En dos partidas conmigo Timman quedó claro que las negras tienen
inició enseguida la lucha contra el una incomodidad en el desarrollo.
caballo de e5.
Karpov - Timman (Amsterdam, 13. e4 <í) e7
1987): 11 ... <í)dxe5 12. fe f6 13.
ef b'!. xf6 14. ~ d2 ~ d7 15. ~ h 1 Con la idea de colocar el alfil en c6
b'!. xf1+ 16. bl xf1 ~ e7 17 . .ll d1 y reforzar el centro.
b'!. c8 18. a3 ~ f6 19. ~ g1, y las
negras tuvieron que bregar para 14. <í) xd7 ~ xd7
mantener la posición después de 15. e5 b'!. ac8 ·
e2-e4.
Karpov- Timman (Kuala Lumpur,
1990): 11 ... f6 12. <í) d3 <í)b6 13.
b3 ~ e7 14. a4 ~ d7 15. ~ c1
bl fd8 16. e3 ~ es 17. ~ a3 ~ f7
18. Zl c1 ~ f8 19. ~ xf8 ~ xf8 20.
g4 ~ e7 21. ~ d2 bl, ac8 22. <í) e2
b'!. c7 23. b'!. c5. Las blancas domi-
nan la posición y tienen la iniciati-
va.

12. ~ f2

En el torneo de Haninge ( 1990)


Wojtkievich jugó contra mí 12.
103
Aquí termina la teoría oficial. En 19. ~ f8
la partida (4, 1) del match sevilla- 20. e e3!
no siguió 15 ... .l'H c8. Después 16.
bl c1 ~ f8 17. ~ f3 bJ. c7 18. b3 La primera de la serie de finas
bJ. ac8 19. e d2 ~ c6 (amenaza jugadas de la dama, que son tan
20 ... ~ a3) 20. e b2 a6 21 . ~ e2 características de esta partida ...
e e7 22. ~ b1 ~ b4 23. ~ c3 ~ c6 En la variante 20. ~ e2 .!h e 1 21.
ll evó a repetición de jugadas. El bJ. xc1 (2 1. ~ xc1 e c7) 21 ... bJ. xc1+
momento principal se encuentra 22. ~ xc 1 ~ c6 23. ~ d3 las blancas
en la jugada 17. Las blancas po- mantenían la ventaja de espacio,
dían sacrificar un peón, 17. g4 pero la posición perdí a su energía
blc4 18. f5!?, pero esto es un interna, y las posibilidades en el
tema para otra pe lícula. flanco de rey serían bastante pe-
queñas.
16. bJ. c1 a6
20. ~ c6
Tras esta jugada las negras dejan 21. f5! ~ a3
"colgado" el caballo en b6, lo cual
pronto les jugará una mala pasa- Todas las piezas negras se tras-
da, pero aquí, por supuesto, era ladan al flanco de dama, pero
difícil adivinarlo. A la inmediata esto aún no es peligroso para
16 ... 'J'J. c 7 las negras temían, en ellas, ya que las piezas blancas en
vano, 17. e b3: 17 ... ~ c4 18. ~ b5 la otra mitad del tablero aún no
~ c6 19. ~ xa7 g a6 20. ~ b5 bJ.b6 están coordinadas. Era poco
seguido de 21 ... ~ d2 daba sufi- afortunada 21 ... ef 22. gf e xf5
ciente contra. En general, la posi- debido a 23. ~ h3 e h5 24. ~ xc8
ción negra en el flanco de dama ~ h6 25. e h3 ~ XC 1 26. e xh5 gh
parece bastante sólida, lo que no 27. ~ xb7. Tampoco conseguía su
se puede decir del de rey ... objetivo 21 ... ~ b4 por 22. ~h1
con idea de 23. ~ e1.
17. b3
22. bJ. cd1 ~ b4
Acentuando la torpe situación del
caballo en b6. Las piezas negras se pisan los
pies unas a otras. El caballo blo-
17. bJ. c7 quea a su alfil, lo que aprovechan
18. e d2 bJ. fc8 momentáneamente las blancas.
19. g4!
23. e h6!
La señal de ataque. La estrechez
de las piezas negras estorba con- Es posible que Kamsky contara
siderablemente el contrajuego. con 23. ~ b 1 ~ c2! 24. e h6 ~ f8.
104
23. ~ eS

En esta nueva situación 23 ... <f'l¡ c2


no aseguraba la igualdad, ya que
después de 24. <f'l¡e2 la torre negra
no tiene casillas para penetrar.
Tampoco es mejor 23 ... ~ e7, 24.
<f'l¡b1 ~ b2 25. ~ h4 ~ f8 26. ~ d2
bl, c2 27. ~ e 1, y tras una superfi-
cial actividad las piezas negras
sencillamente están empantana-
das en el flanco de dama. Tampo-
co pasaba 23 ... <f'l¡ d3?! debido a 24.
<f'l¡xd5! <f'l¡ xd5 25. bl, xd3 ~ f8 (25 ...
~ c1 26. g5 con las amenaza 27. f6
y 27. bl,h3) 26. ~ g5 h6 27. fe! En las últimas cinco jugadas las
~ xe6 28. ~ xd5, las blancas sen- negras han mostrado la máxima
cillamente tiene_n peón de venta- actividad. Abandonando al rey a
ja. su propia suerte, se han lanzado
al ataque del flanco de dama,
24. <f'l¡ b1! pero de forma inesperada su ini-
ciativa se apaga, hablando claro,
Ahora el alfil debe abandonar la se bloquea completamente, y el
importante diagonal a3-f8. amenazador tándem ~ b2 + <f'l¡ c2
necesita defensa y sólo estorba
24. ~ b2 la acción de sus propias torres.
25. ~ d2! Parada la agresión del enemigo,
las blancas empiezan a desarro-
El traslado de la dama blanca rea- llar su ataque. Para ello es nece-
lizado en esta jugada le causará a sario tabicar la columna "f".
las negras no pocos quebraderos
de cabeza. 26. ~ h1!

25. <f'l¡ c2 Dejando sitio para el alfil, que a su


vez tapaba a la torre de f 1.
La impresionante 25 ... a5?! con la
trampa 26. ~ xb2? bl, c2 27. ~ a3 26. ~ e7
bl, xa2 se refutaba mediante 26. a3 27. ~ g1 <f'l¡ d7
bl, c2 27. ~ e1 ~ b5 (27 ... <f'l¡ c6 28. 28. ll f3
bl, d2!) 28. ab bl, e2 29. ~ xe2 ~ xe2
30. ba <f'l¡ d7 31. 'ªd2 ó 30. bl, d2 Con cada jugada el ataque de las
~ xg4 31. bl, xb2. blancas adquiere energía, mien-
105
tras que las negras, como es fácil 31. b6
advertir, están en un callejón sin
salida. No se ve otro procedimiento
para liberar a los "rehenes" b2 y
28. ~ b4 c2. Las negras preparan 32 ... a5,
29. ~ h6! para asegurar al caballo la casilla
b4.
Por la amenaza 30. b!,h3 0lf8 31. f6
las negras no tienen tiempo para 32. b!, df1 a5
el peón d4. Era una imprecisión 33. h4 0lb4
29. ~ f4: 29 ... ~ xd4! 30. ~ xd4 34. a3
0l xd4 31. b!, xd4 b!, c1+ 32. Zlf1
-ªxf1+ 33. ~ xf1 ~ e1 34. 0ld2 Razonablemente, no 34. ~ xb2
0l xe5 con suficiente contrajuego. por 34 ... b!, c2. Ahora la penetra-
ción de la torre en c2 no es peli-
29. ~ f8 grosa.
30. ~ g5
34. b!, c2
Parecí a natural 30. ~ h4. Entonces 35. ~ f4 0l c6
el golpe 30... 0lxd4 no pasaría 36. ~ h3!
debido a 31. ~ xd4 ~ xd4 32.
b!. xd4 b!. c1+ 33. b!. f1 b!, xf1 34. Con la amenaza 37. fe fe 38. g5
~ xf 1 b!, c 1 35. 0l d2 ó 31 ... b!, c 1 32. 0l f8 39. ~ xf8+!! ~ xf8 (no es me-
~ xb2! b'h d1+ 33. z:!,f1, y las blan- jor 39 ... b!, xf8 40. ~ xe6+) 40.
cas mantenían la ventaja mate- ~ xe6+ ~ g7 41. z:!,f7+! ganando.
rial. No obstante, las negras po-
dían responder 30 ... ~ g7, y no da 36. 0ld8
nada 31. f6 ~ f8! 32. b!,h3 h6. Sin 37. ~ e3
embargo, al parecer, es más pre-
cisa 30 ... ~ d8. Ahora a cualquiera La casilla c1 está bajo control, y
de estas jugadas sigue 31. ~ d2, además el alfil vigila la casilla h6.
y en comparación con la posición
que había en la jugada 28, la situa- 37. b5
ción ha cambiado considerable- 38. b!, 3f2!
mente a favor de las blancas.
(Ver diagrama)
30. ~ g7
31. ~ d2! Después de haberse reforzado
considerablemente en el flanco
Debido a la amenaza f5xe6 la de rey, las blancas repentinamen-
dama negra ya no regresa a la te cambian de táctica. Resulta
casilla f8. paradójico, pero por la torpe po-
106
prácticamente con una pieza de
ventaja, o bien 44. f6 ~ f8 45. ~ f1
con una fácil victoria. Aceptando
el sacrificio de la pieza, consigo
encontrar una bonita victoria for-
zada.

44. dxe5 ~ xe5


45. ~ eS! ~ e4+

A 45 ... ~ xe3 sigue mate en tres


jugadas.

46. ~ g2 ~ xb1+
47. ~ h2 ~ b2
sición de sus piezas, sobre todo 48. ~ xd8+ ~ g7
el alfil b2, las negras tras el cam-
bio de torres perecen allí donde
han dominado. Después de algu-
nas jugadas la dama blanca ocupa
una posición dominante en la co-
lumna "e".

38. b4
39. axb4 axb4
40. ~ xc2 bl, xc2
41. ~ f2 bl, xf2
42. ~ xf2 ~ a3

Ay, a 42 ... ~ c3 decide al instante


43. f6 ~ f8 44. ~ c2 ~ e1 45. ~ c7
~ e8 46. ~ f1 0J f8 47. ~ e7! ~ d7
48. ~ h6! ¡Un final divertido! Pero 49. f6+! ~ xf6
en a3 el alfil está completamente 50. ~ h6+! ~ xh6
fuera del juego. 51. ~ xf6 ~ c2
52. g5+ ~ h5
43. ~ c2 0J xe5 53. ~ g3

Desesperación. También era mala Aún existí a la posibilidad de


43 ... ~ f8 44. ~ c7 ~ e8 45. f6. A dejar escapar la victoria: 53.
43 ... 0Jb8 es suficiente 44. 0Jd2 ~ h3? @' f5+ 54. ~ xf5 gf 55. ~ f3+
0Jdc6 45. 0J f3, las blancas juegan ~ g6.

107
53. 1!c7+ en la obra creativa del primer
54. 1111r h3 campeón del mundo ruso se en-
cuentran con frecuencia agudos
Las negras abandonaron. ejemplos de traslado de la lucha
Por esta victoria en el torneo del flanco de dama al flanco de
memorial Alekhine se me otorgó rey. Pero desde luego, aquí se
el premio a "la partida en el estilo emplea un tema más raro: por el
de Alekhine". Pero, rigurosamen- contrario, ¡la lucha se traslada con
te hablando, esa decisión no fue efectos decisivos del flanco de
del todo exacta ... Efectivamente, rey al flanco de dama!

108
Defensa
india de rey
Partida 17

Karpov- Kasparov
Match por el campeonato mundial (5, 7)
Nueva York, 1990

1. d4 0l f6 t!' a3 14. ~ c5 tl! a5 15. ~ xf8 ~ xf8


2. c4 g6 16. 0-0 cd 17. 0lb3.
3. 0l c3 ~ g7 1 O. ~ c5. Otra buena continua-
4. e4 d6 ción es 1O. @' c2!? c6 11. 0lxf6+
5. 0l f3 0-0 t!' xf6 12. c5.
6. ~ e2 e5 1 0 ... 0l xe4 (10 ... ~ e8? 11. ~ e7!
7. ~ e3 con victoria blanca) 11. ~ e 7! Una
importante jugada intermedia,
Se encuentra con bastante fre- tras la inmediata 11. ~ xf8 ~ xf8
cuencia 7. 0-0 0lc6; a esta conti- 12. 'i!c2 0lc5 13. 0l xe5 ~ f5 las
nuación se le dedican tres parti- negras tienen buenas posibilida-
das en este libro. des (Marin - Hait, Budapest,
1990).
7. 0la6 11... 'i! d7 12. ~ xf8 ~ xf8 (per-
dí a 12 ... ~ xf8? por 13. 0ld2 ó 13.
En la 1lª partida siguió 7 ... ed, y 0l xe5) 13. t!' c2 0l c5 14. ~ d1
en la 19ª, 7... c6; la siguiente par- 0lc6. En caso de 14 ... c6? 15. 0lb6
tida se dedica a estas continua- ab 16. b,\ xd7 ~ xd7 17. b4 ~ f5 18.
ciones. t!' d2 la compensación por la dama
También tuvo un desarrollo inte- es claramente insuficiente.
resante otra de nuestras partidas 15. 0-0 0l e6! Jugada única, per-
"indias". día 15 ... e4? 16. 0lg5 'i!f5 17. f4 ef
Karpov - Kasparov (5, 3) 7 ... 18. 'i! xf5 ~ xf5 19. 0l xh7 + ~ g8
t!' e7!? 8. de! de 9. 0ld5 t!' d8. 20. 0lhf6+ ~ xf6 21. 0l xf6+ ~ g7
Otras respuestas no son mejo- 22. ~ xf3 ~ xf6 23. ~ xc6 be 24.
res, 9 ... t!' d6 1O. c5 @' d8 11. ~ g5 g4, o 15 ... 0ld4 16. 0lxd4 ed 17.
0lbd7 12. t!' c2 c6 13. 0l xf6+ ~ xf6 'i!c1 'i!d8 18. ~ fe1 ~ d7 19. 'i! f4
14. ~ e3 tl!a5 15. 0ld2; 9... 0l xd5 etc ...
10. cd tl!b4+?! (10 ... ~ d8 11. 0-0)
11. 0ld2 tl! xb2 12. ~ c1 c6 13. ~ c2 (Ver diagrama)
111
cio de las blancas no tiene signifi-
cado.

9. ~ g5 f6
10. ~ c1 Vllr hS

Al parecer, sólo esto es una no-


vedad. En la partida Cebalo - l.
Sokolov (Yugoslavia, 1989) des-
pués de 1 0 ... '~t eS 11. h3 <í)h6
12. de de 13. b3 ~ e6 14. Q/, a3
.!::t f7 15. ~ c2 ~ fS 16. ~ xfS
'1/ xfS 17. a3 .l::t d7 18 . .!::t fd1
J::t xd1 19. <í) xd1 el juego se equi-
libró, pero merecí a atención 18.
16. <í)b6. No son malas 16. ~ d3, b4!?
16. ~ d2 ó 16 . .!::tfe1, pero también
se puede tomar la dama, el agudo 11. h3 <í) h6
proyecto de las negras no resuel- 12. dxe5!?
ve todos sus problemas.
16 ... ab 17. J::t xd7 Q/, xd7 18. El cambio en el centro estabiliza la
~ d2? Sobrevalorando la posi- posición, lo que es preferible
ción, no debía permitir e5-e4. Era para las blancas.
correcta 18. a3 y sólo a 18 ...
<í)cd4 19. <í) xd4 <í) xd4, 20. 'lld2. 12. fxe5
18 ... ~ e8! 19. b3 e4 20. <í) e1? Y
aquí era imprescindible 20. <í)g5 Después de 12... de 13. 'll xd8
<í) xg5 21. ~ xg5 J::t xa2 22. Q/,g4 f5 (también es buena 13. ~ e3) 13 ...
23. 'lt f4 ~ e5 24. ~ h6+ Q/,g7 con .!::txd8 14. ~ e3 ~ e6 15. .!::tfd1 <í)f7
tablas. Ahora después de 20 ... 16. a3 es difícil para las negras
f5! 21. Q/, d1 <í) e5 ya tuve que conseguir contrajuego.
esforzarme para igualar el juego.
13. ~ e3 <í) f7
8. 0-0 <í) g4 14. 'll d2 <í) c5
15. <í) g5 <í) xg5
En la partida (5, 5) Kasparov em- 16. ~ xg5 ~ f6
pleó otra novedad, S... c6. La 17. ~ e3 <í) e6
reacción correcta era 9. d5 con 18. ~ g4! h5
mejor juego, pero cambié en e5,
y tras 9. de de 1 O. '1/ xdS .!::t xdS Tras 18 ... <í) d4 19. ~ xc8 'lf xc8 20.
11 . .!::t fd1 .!::t eS! el juego se equili- <í)b5, 18 ... ~ g5 19. ~ xe6 ~ xe3 20.
bró. La pequeña ventaja de espa- ~ xe3 ~ xe6 21. c5! o 18 ... <í)f4 19.

112
~ d5 g5 20. c5 la iniciativa está del ción, calificándola de suceso ex-
lado de las blancas. traordinario . Tras 27 ... ~ h8!? o la
sencilla 27 ... ~ e71a posición esta-
19. ~ xe6 ~ xe6 ba equilibrada, las blancas mante-
20. ~ d5 ~ h4 nían sólo una pequeña iniciativa
estratégica. El mismo Kasparov
Tampoco es mejor 20... c6 21. comete un error irreparable.
~ xf6 ~ xf6
22. b3 ó 20 ... ~ xd5 21.
cd ~ d7 22 .
.!:H e 1. 27. ~ aS?

21. g ac1 ~ h7
22. g cJ

Tal vez sea algo mejor enseguida


22. b3.

22 . . bl f7
23. b3 c6
24. ~ b4 g d7
25. ll cc1 ~ f6
26. f4!

La posición negra es pasiva, y las


blancas aprovechan la posibilidad
de abrir el juego a su favor.
Como se puede ver, incluso los
26. exf4 participantes en un match por el
campeonato mundial no están
Al avance del peón del flanco se exentos de errores de semejante
podía responder con el contra- calibre. Kasparov cae en una
golpe en el centro, 26 ... d5!? Des- trampa, que advertiría incluso un
pués de 27. cd cd 28. ed (28. fe principiante ...
~ xe5 con igualdad) 28 ... ~ xd5 (es
mala 28 ... ef 29. g xf4 ~ xd5 30. 28. ~ d5!
g xf6) 29. f5 ~ c4 30. fg+ y el
blanco tiene clara ventaja, lo mis- Un golpe táctico típico. La idea
mo que en la variante 28 ... a5 29. consiste en que la dama blanca
~ e2 ~ xd5 30. ~ xd5 ll xd5 31. f5. está defendida, y la negra no. En
el proceso de cambio de damas
27. ~ xf4 el caballo blanco consigue darle
un disgusto a las negras: 28 ...
Muchos mencionaron esta posi- ~ xd2 29. ~ xf6+ 11!ífg7 30. ~ xh5+!

113
y 31. ~ xd2 con peón de ventaja
para las blancas. A propósito, el
salto del caballo a d5 es más fuer-
te que 28. 0l xc6 ~ xd2 29. ~ xd2
~ b2 30. Z:k 2 be 31. b!.xb2 b!. e8, y
los alfiles de distinto color permi-
ten a la negras contar con las
tablas.

28. ~ C5+

Así , no valí a 28... ~ xd2 , pero


tampoco la retirada 28 ... ~ d8 le
saca del apuro: 29. 0l xf6+ @' xf6
30 . .i?i, xd6 (más precisa que 30 .
.i?i,g5 ~ g7 31 . ~ f6 @'h6) 30 ... ~ e5 b!. f4 sea la refutación sencilla de
31. c5! ~ xe4 32. :llf4! con victoria la jugada 29 ... ~ g5, teniendo pre -
inmediata. visto 30 ... ~ xf4 31. 0l xf4 @' e5
32 . .i?i,d4 ~ xe47 33. b!. e1 ~ f5
29. ~ h1 34. 0l xe6. Sin embargo la jugada
intermedia 32 ... @' g5! permite a
Tras el match, la mayoría de los las negras salir indemnes.
comentaristas de prensa mani- Ahora veamos la jugada 30.
festaron la opinión de que esta ~ xc5: 30 ... ~ xd2 31 . 0l f6+ 11ll? g7
jugada era la única decisión exac- 32. 0l xd7 de! La directa 32 ...
ta, ya que 29 . .i?i, e3 después de ~ xc1 lleva a las negras a una
29... ~ g5! traía consecuencias posición crítica: 33. ~ d4+ ~ h6
poco claras. 34. 0lf8 ~ g8 35. b!. f6 .i?i,h7 36. b!. f7
~ g8 37. ~ g7+ 11ll? g5 38. 0le6+ '!1ll? h4
(Ver diagrama) 39. '!1ll? h2! con mate en algunas ju-
gadas.
Esta posición atrajo mi interés 33. bl. cd1 .i?i, e3+ 34. 11ll? h2 ~ d4
después del match, y junto a mi 35. b!. xd4 cd 36. 0l c5 .i?i, c8 37.
entrenador l. Zaitsev la sometí a b4 b6 38. 0lb3 ~ a6 39 . 0l xd4
un profundo análisis. Así, tene- ~ xc4 40 . .ll c1 ~ xa2 y no se
mos la pregunta, ¿qué jugada es consigue nada especial.
más fuerte, 29. '!1ll? h 1 ó 29. ~ e3? Sin embargo en la posición del
Enseguida pusimos todos los diagrama las blancas tienen la
puntos sobre las í es. Observe fuerte jugada intermedia 30.
con atención la posición del 0l f6+!7 Las negras tienen varias
diagrama. respuestas a su disposición.
Puede tener la ilusión, de que 30. 30 ... '!1ll? h8 31. ~ xc5 ~ xd2 32.
114
~ xd7 de (ni 32 ... .í?l, xd7 33. ~ d4+, jugada 29. ~ e3 daba a las blancas
ni 32 ... ~ XC 1 33. ~ d4+ ~ g8 34. ventaja decisiva, y en todo caso,
~ f6+ proporcionan algo a las ne- no es menos fuerte que la jugada
gras) 33. b!, cd1 .í?l, e3+ 34. ~ h2 29. ~ h 1. Como resultado del aná-
~ d4 35. ~ f8, y las blancas ga- lisis ambas continuaciones se
nan con facilidad. cambiaron los papeles, y nos dis-
30 ... ~ h6 31 . .Q ce1 .Q f7 32. e5. pusimos a demostrar la exactitud
Después de 32. b4 ~ xe3+ 33. de la jugada 29. ~ h1, hecha en la
.llxe3 ~ e5 se podría intentar blo- partida. A ello pasamos.
quear la posición mediante 34.
b!,f5, pero continuando 34 ... ~ xf5! 29. ~ xd5
35. ef fi1i' xf6 36 . .Qe6+ ~ g7 las
negras se encuentran fuera de A pérdida de pieza llevaba 29 .. .
peligro. f!1l' d4? 30 . .í?l,e3, mientras que 29 .. .
32 ... de. Razonablemente, no 32 ... .í?i, g7 30. ~ e3 fi1!' a3+ 31. ~ f6+
~ xe5 33. ~ xg5+ ~ xg5 34. ~ xf6 32 . .llxf6 bl. e8 33 . .í?l, d4 lleva
~ xg5+, y las negras se quedan el juego a una posición difícil para
sin pieza. las negras.
33. b4 .í?l, xe3+. No son posibles
las respuestas 33 ... ~ b6 por 34. 30. cxd5 ~ d4
c5 y 33 .. . fi1i' d4 por 34. ~ xd4 ed
35. ~ xg5+ ~ xg5 36 . .Q xe6. El cambio de damas lleva a un
34 . .Q xe3 ~ e7 35 . .Q ef3+ ~ g7 final desesperado para las ne-
36. ~ g5!, y las negras ya no se gras. La partida terminó de la si-
libran. guiente manera.
Queda examinar 30... ~ g7, sin
embargo entonces es bastante 31. dxc6 bxc6
desagradable 31. ~ xh5+! Resul- 32. b!, xc6 .ll e8
ta que en la aglomeración de pie- 33. b!, c4 ~ xd2
zas en la diagonal se oculta el 34. ~ xd2 ~ e5
peligro para las negras: 31 .. gh 35. ~ e3 ~ g3
32. ~ c3+ ~ e5 33. ~ d4. Tampo- 36. b!, f3 h4
co es mejor la retirada 31 ... ~ h6 37. ~ f2! ~ xf2
(31 ... ~ g8 y 31 ... ~ h7 no tienen 38. .Q xf2 .Q de7
ningún sentido, ya que después 39. b!, f4! g5
de 32. ~ f6+ surge una posición 40. b!, f6 b,l, xe4
ya conocida por la variante pre- 41. b!. xe4 .Q xe4
cedente, ¡pero sin el peón h5!) 32. 42. .llxd6 b!. e7
~ f4!, y tanto 32... ~ xf4 33. 43. g aG ~ g7
b!, xf4, como 32 ... ~ e5 33. ~ xe6 44. ~ g1
pierden al instante.
De esta manera, vimos que la Las negras abandonaron.
115
En la posición final es posible esta no tienen una ventaja especial, y
variante: 44 ... bl. f7 45. b4 ~ h7 46. es necesario revisar toda la valo -
a4 ~ g7 4 7. b5 ~ f8 48. bl. c6 ~ e8 ración. Pero todo consiste en que
49. bl. c8+! ~ d7 50. bl. g8 bl. f4 51. merece reprobación la jugada 31.
bl. xg5 bl. xa4 52. bl. g4 'ªa5 53. 'ª xh4 a4?, que nació en el ambiente
'ªxb5 54. bl.h7 + etc ... febril del centro de prensa de
Así , la jugada 30 de las negras es Nueva York, y hasta ahora se ha
claramente mala, pero para acla- unido firmemente a los colores
rar totalmente esta partida, es blancos. Pero mientras tanto, en
necesario estudiar otra retirada la posición del diagrama las blan-
de la dama, 30 ... S'b5!? cas t ienen la continuación bastan -
te fuerte 31. ~ h6!
¿A dónde se retira el alfil? Des -
pués de 31 ... ~ g7 32. ~ xg7 las
negras pierden peón tras cual-
quier captura: 32 ... ~ xg7 33 .
S'c3+ ~ h7 34. de be 35. S'xc6;
32 ... 'ª xg7 33. de be 34. e xd6.
31 ... ~ eS 32. ~ f8! Aquí reside la
idea de las blancas: el alfil rebota
como una bola de billar, ~ f4-h6-
f8, y ahora se prepara para irrum-
pir en h6 con amenazas decisivas
la dama blanca.
32 ... l)lig g8. A 32 ... ~ g7 el cambio
de alfiles lleva a ventaja de mate-
rial, y 32 ... l)ligh8 es insuficiente
Muchos comentaristas indicaron por 33. de! be 34. ~ h6+ lih7 35.
que aquí 31. a4 S' xb3 32. de be S' xg6.
33. eS daba a las blancas una 33. ~ h6 ~ g7 34. ~ xg7 il xg7
ventaja casi decisiva en el final. 3S. 'ª f6 'ª f8.
Sin embargo, continuamos la va- Por fin se puede sacar una con-
riante, 33 ... ~ g7 34. ed S' xa4. clusión: las negras están mal tan-
Esto ya es más claro: las negras to tras 36. g xg6 'ª f7 (36 ... 'ª f 1+
tienen peón de más y una posi- 37. ~ h2), como tras 36. il xf8+
ción bastante segura. Digamos, ~ xf8 37. S'h8+ ~ f7 (37 ... bl. g8
que a 35. 'ªc5 es .bastante acep- 38. e f6+ ~ e8 39. il f1 ganando la
table 35 ... 'ª f8. Tampoco da nada torre) 38 . ~ b8. Las negras es t án
a las blancas 34. 'ª xc6 bl. f8 35. indefensas.
ilxd6 ile7. Así, el análisis de la posición que
Así, como ya hemos visto que surge tras la desafortunada 27 ...
después de 30 ... S'b5 las blancas e a5? se puede considerar termi -

116
nado. Se ha establecido comple- lla: sí, si se comienza un análisis,
tamente la equivalencia de las ju- es necesario construirlo con unos
gadas 29. ~ h 1 y 29. ~ e3. fundamentos sólidos y con reser-
Queda la última pregunta, ¿valí a vas suficientes. Mucho más,
la pena prestar tanta atención cuando se trata de una partida
para un motivo analítico poco jugada en un combate por la co-
complejo? La respuesta es senci- rona mundial.

117
Partida 18

Gelfand - Kasparov
Linares, 1992

1. d4 <í) f6 Tras provocar la poco atractiva


2. e4 g6 f7-f6, el alfil se retira. También se
3. 0> e3 ~ g7 juega con frecuencia 9. ~ h4, pero
4. e4 d6 aquí cae bajo el ataque de los dos
5. 0>f3 0-0 peones negros "g" y "f", por
6. ~ e2 e5 ejemplo: 9 ... g5 1O. ~ g3 0lh6 11.
7. ~ e3 h3 (algunas veces se encuentran
11. de y 11. d5) 11 ... 0> c6 12. d5
Aquí Kasparov jugó 7 ... e6 8. 0>d4 13. 0> xd4 ed 14. ~ xd4 f5 15.
~ d2 ed 9. 0> xd4 'ª ea 1 o. f3 d5 ~ d2 f4 16. ~ h2 <í) f7 17. h4 h6 18.
etc ... A esta misma posición se hg hg 19. g3 f3! 20. ~ xf3 0> e5 21 .
puede llegar con otro orden de ~ e2 g4 22. ~ g1 c5 23. de be 24.
jugadas: 7 ... ed 8. 0>xd4 ~ e8 9. f3 0-0-0 ~ e6 25. ~ xd6 ~ g5+ 26.
c6 1O. ~ d2 d5 etc ... Además de ~ b1 ~ g6 27. ~ a1 ~ ab8 con clara
estas dos jugadas, y también de ventaja negra (Speelman - Kaspa-
las examinadas en la partida pre - rov, Madrid, 1989).
cedente 7 ... 0> a6 y 7 ... ~ e7, tam- 9 ... 0> e6 1 O. d5 <D e 7 11. h3 0l h6
bién se encuentran otras dos con - 12. b4! a5 13. ba ~ xa5 14. 0J d2
tinuaciones: 7 ... 0> g4 y 7 ... h6. La f5 15. 0J b3 ~ as 16. g4! fe 17.
jugada 7 ... 0>c6, principal en caso 0J xe4 0> f7. Aquí en lugar de 18.
de 7. 0-0 (ver las tres partidas h4? las blancas debían continuar
siguientes), en este caso está 18. a4 con mejor posición.
menos justificada: después de 8. Gelfand - Nunn (Belgrado, 1991)
d5 <íJe 7 9. 0> d2! el caballo ha retro- 7 ... h6. Al precio de un tiempo las
cedido, dejando pasar por delan- negras toman bajo control el pun-
te al alfil. Ofrezco dos partidas to g5, y después juegan 0> f6-g4.
importantes, que ilustran las ju- 8. 0-0 0> g4 9. ~ e 1 0J e6 1 O. d5
gadas 7 ... 0> g4 y 7 ... h6. 0J e7 11. 0> d2 f5 12. ~ xg4 fg
Korchnoi - Nijboer (Wijk aan Zee, 13. b4 a5 14. ba ~ xa5 15. 0>b3
1990) 7... 0> g4 8. ~ g5 f6 9. ~ e 1. 'ª a6 16. e5 g5 17. ~ e3 0> g6 18.
118
a4 <íj¡ f4 19. a5 ~ d7 20. <íj¡ d2 de 16. <íj¡ xg5! El pnnc1p1o de una
21. ~ xc5 bl f7 22. ~ b3 ~ c8 23. bella combinación. 16 ... <íj¡ xh2 17.
<íj¡ c4 h5 24. <íj¡ b5 ~ h6 25. d6 c6 ~ xf4 <íj¡ xf1 18. <íj¡ e6 ~ xe6 19.
26. <íj¡ a7! ~ e6 27. a6! ba 28. ~ h6! Y esta es su quintaesencia.
<íj¡ xc6. La ventaja es blanca. 19 ... <íj¡ g3 20. fg ~ d7 21. ~ xf8
bl xf8 22. ~ g4 <íj¡ c7 23 . ~ f3
7. c6 ~ xg4 24. ~ xg4+ ~ g7 25. ~ f3
8. ~ d2 ~ g5 26. bl f1 ~ d2 27. <íj¡ d1! <íj¡ e8
28. b3 a6 29. <íj¡ e3 ~ d3 30. <íj¡ f5
En la partida Karpov - Kasparov ~ d2 31. ~ d1! ~ b2 32. a4, y las
(5, 19) después de 8. d5 <íj¡ g4 9. blancas coronaron la cima. La bo-
~ g5 f6 1 O. ~ h4 <íj¡ a6 11. <íj¡ d2 rrascosa escaramuza de la aper-
<íj¡h6 12. a3 <íj¡ f7 13. f3 ~ h6 14. tura llevó a un final favorable
~ f2 f5 15. ~ c2 ~ d7 16. b4 c5 para ellas.
17. bl b1 b6 18. <íj¡ f1 ~ f4! 19. g3 Al parecer, resulta insuficiente
~ h6 las negras perdieron tiem- 8 ... <íj¡bd7. Esto lo demostró el
po, pero debilitaron el punto f3 mismo Kasparov, eligiendo una
en el flanco de rey. vez su variante preferida con ne-
gras con los colores opuestos.
8. exd4 Kasparov - lvanchuk (Reggio Emi-
lia, 1991) 9 . .ll d1 .ll e8. El cambio
En caso de la respuesta 8 ... ~ e7 central en esta situación no favo-
resulta interesante la partida rece a las negras: 9... ed?! 1O.
Jalifman - Wahls (Bundesliga, <íj¡ xd4 lle8 11. f3 d5 12. cd cd 13.
1991 /92) 9. d5 <íj¡ g4 1 o. ~ g5 f6 <íj¡ db5! (Speelman - Mestel, Lon-
11. ~ h4 <íj¡ a6 12. 0-0 ~ h6 13. dres, 1986).
~ d1! ~ f4 14. a3 g5 15. ~ g3 c5. 1 O. d5. La torre se ha apartado
de la columna "f", y ahora d4-d5
está más justificada. 1 0 ... cd 11.
cd a6 12. 0-0 b5 13. ~ c2! <íj¡b6
14. a4! ba 15. <íj¡ xa4 <íj¡ xa4 16.
~ xa4 btb8? Era imprescindible
16 ... ~ d7 17. ~ c2 ~ b8 18. <íj¡ d2
bl c8 consolidando las piezas del
flanco de dama.
17. <íj¡ d2! <íj¡ g4 18. ~ a7! bl xb2
19. ~ xa6 bl e7 20. ~ xc8 ~ xc8
21. h3! ~ a8 (era más sólida 21 ...
~ h6) 22. ~ a1 <íj¡ f6 23. <íj¡ c4
bl bb7 24. ~ e3 ~ b8 25 . <íj¡ a5
bl b4 26. ~ d1! bl xe4 27. <íj¡ c6
~ f8 28. <íj¡ xe7+ ~ xe7 29. bl a8+

119
~ f8 30. 'f! f3 b!. xe3 31. fe 9 d7 Kovalev, Kecskemet, 1989), o
32. b!. b 1. Las negras abandona- 13 ... 9 e6 14. f! xd8 il xd8 15.
ron. bl fd1 ~ f5 16. ~ xe4 9 d7 17.
9. 9 xd4 b!. e8 ~ g5 b!. f8 18. 9 d6 ~ e2 19. b!. d2
10. f3 d5 9 d4 20. 9 eb5 también con ini-
11. exd5 exd5 ciativa de las blancas en el final
12. 0 -0 (Parker- Bibby, Inglaterra, 1990).

12. 9 e6
13. e5

No da nada 13. 9 xe6 be 14.


b!. ad1 ~ a6 15. ed ~ xe2 16.
f! xe2 9 xd5 17. 9 xd5 ed 18.
'f! f2 ~ xb2 19. ~ xa7 'f!d7. Ta-
blas (Portisch - Bouaziz, Szyrak,
1987).
Se intentó mejorar el juego de las
blancas en la partida Polugajevs-
ky - M. Gurevich (Reggio Emilia,
1991) 13. ilad1 9 xd4 14. ~ xd4
de 15. ~ xe4 a6. Más precisa
que 15 ... 'f!c7 16. ~ b5 bl d8 17.
El cambio en c4 ya se encuentra 'f! f2 con buen juego para las blan-
en la remota partida Gligoric - cas (Timoshenko- Vombek, Mari-
Fischer (Estocolmo, 1962): 12 ... bar, 1990), pero es posible 15 ...
de 13. ~ xe4 a6 (parece que ~ e6.
gana 13... bl xe3 14. f! xe3 9 g4, 16. bt fe1 ~ f5? Tras esta jugada
pero aquí sigue 15. ~ xf7 +! ~ h8 natural, pero mala, Polugajevsky
16. 9 e6!, y son las blancas las que consigue un fuerte ataque: 17.
ganan) 14. b!. ad1 b5 15. ~ b3 g4! bl xe1+ 18. f! xe1 'f! e7 19.
~ b7 16. 'f! f2 con una pequeña ~ xf6! ~ xf6 20. 9 d5 f! e5+ 21.
ventaja posicional de las blancas. ~ g2 ~ g5 22. h4! etc ...
También es i nteresante 13. Sin embargo más tarde se esta-
9 db5, por ejemplo: 13 ... f! e7 bleció, que en lugar de 16 ... ~ f5?
14. ~ f4 b!. d8 15. 'f! e3 f! xe3+ igualaba las posibilidades 16 ...
16. ~ xe3 9 e6 17. bl ad1 ~ f5 ~ d7! 17. 'f! f4 (17. ~ xf6 b!. xe1+
18. ~ xe4 9 e5 19. ~ b3 ~ d3 20. 18. f! xe1 ~ xf6 19. 9 e4 ~ e7 y
b!. fe1 9 e6 21 . 9 xa7 9 xa7 22 . 20 ... ~ e8 ó 19. 9 d5 ~ c6, y las
~ xa7 il xa7 23. bl e3 b5 24. negras no tienen problemas) 17 ...
b!. exd3 b!. xd3 25. ilxd3 con ven- b!. xe1+ 18. b!. xe1 il e8 19. ~ b3
t aja blanca en el final (Tunik - ~ e6 20. h4 'f! e7 21. f! g5 b!. e8

120
22. b!. xe8+ 0l xe8 23. ~ xg7 22 ... ~ d4! Una importante jugada
~ xg7 24. ~ c5. Tablas (Z. Pelgar intermedia, es insuficiente para
- Wojtkievich, Polanica Zdroj, igualar 22 ... .Q¡, xa 1? 23 . .llxa 1 ~ f6
1991 ). 24 . .lld 1.
23. ~ xd4. Por supuesto, no 23.
13. .ll xe3!? ~ g2? ~ xa1 24 . .Q xa1 ~ f6 25. ,Q, g1
0l f4 26. 0l xf4 ~ xf4, y las negras
Un agudo sacrificio de calidad, ya tienen ventaja.
pero no es seguro que sea sufi- 23 ... .Q xh2+! 24. ~ xh2 ~ h4+.
ciente para igualar. Tablas.
Además del cambio en c6 las
14. ~ xe3 ~ f8 blancas tienen la respuesta 15.
.Q fd 1. Azmaiparashvili ofrece la
Por supuesto, no 14 ... 0l g4 por 15. siguiente variante: 15... ~ xc5
0l xc6! 16. b!. ac1 ~ d7! 17. 0l cb5 (17.
0l e4? 0l g4! 18. 0l xc5 0lxe3 19.
15. 0l cb5 0lxd7 ~ xd4) 17 ... ~ b6 18. ~ f2
.Q e8 19. ~ f1 ~ h6 20 . .Qc3 0lb4
Tuvo un bello final la partida Kar- 21. a3 0l a2! 22 . .Qb3 0l c 1 23.
pov - Kasparov (5, 11) 15. 0l xc6 .ll c3 0l a2 con tablas.
be 16. ~ h 1 ?! Es correcta 16. Gelfand introduce una importante
0l d 1!? ~ f5 17 . .llc 1 y después novedad, pero no la formula de la
0l d 1-f2-d3 con posibilidades algo mejor manera.
mejores para las blancas.
16 ... .Q b8 17. 0l a4 .Q b4 18. b3 15. ~ xc5
~ e6 19. 0l b2 0lh5 20. 0l d3 .Q h4 16. b!. ac1
21. ~ f2 ~ e7 22. g4.
No valía 16. 0lf5? d4! 17. 0l fxd4
a6 18 . .Qac 1 ~ b6, y las blancas
perecen. Al mismo tiempo es
muy importante para la valora-
ción de toda la variante la inme-
diata retirada 16. ~ f2! ~ b6 17.
b!. ad 1. Aquí la posición de la torre
es más conveniente que en e 1.
17 ... ~ d7 18. 0l b3 ~ xf2+ 19.
~ xf2 a6 20. 0lc7 .Qc8 21. 0l xd5
0l xd5 22 . .Qxd5 ~ e6 23. b!. d2 0lb4
24 . .Qc 1 b!. e8 25. g cd 1! Las negras
no tienen compensación por la
calidad, y su posición se puede
considerar desesperada. Ahora

121
es el turno de las negras para
buscar nuevos caminos en esta
aguda variante ...

16. ~ b6
17. ~ f2 ~ d7
18. bí, fd1

Se ha probado 18. 0Jb3 ~ h6! (no


es tan claro 18 ... 0Je8 19. <í)c3 d4
20. 0Ja4 t!\i' d8 21. 0J ac5 <í) d6 22.
b!, fd1, Fishbein- Rechel, Groninga,
1990) 19. -ª c3 -ª e8 20. ~ xb6 ab
21. ~ f2 d4 22. <í)3xd4 0J d5 23 .
-ª b3 0J a5 24. b!. a3 ~ f8 25. b!. a4
~ c5 26. b!. c1 <í) c6 27. b!. ac4 0J f4 22. ~ xf2 0J xc2
28. b!. xc5? be 29. b!, xc5 b!. xe2+ 23. Zl xc2 ~ e3+
30. 0J xe2 0J d3+, y las blancas 24. ~ e1
están mal (Fishbein- Schandorff,
Kerteminde, 1991 ). Después de 24. l!l'g3 <í)h5+ el rey
blanco se encuentra en una red de
18. b!. e8 mate.
19. ~ f1
24. ~ f4+
Es más sólida 19. <í) xc6 be 20. 25. l!l'f2 ~ e3+
~ xb6 ab 21. <í)c3. 26. Vi? e1 ~ g1+!
27. Vi? d2 ~ xh2
19. ~ h6
20. b!. c3 0Jb4! Se ha restablecido el equilibrio
material, pero la ventaja posicio-
(Ver diagrama) nal de las negras es indudable.

21 . 0J c2? 28. b!. e 1 Zl d8


29. l!l'd1 ~ f4
Era necesario terminar el comba- 30. <í) d4
te con la repetición de jugadas
21. a3 0Ja2 22. b!.b3 0Jc 1 23. bl. c3 O 30. 0J xa7 b!. a8 31. 0Jb5 b!. xa2, y
0Ja2. En esta situación el cambio las blancas tienen problemas.
de damas ya no está en manos de
las negras. 30. a6
31. ~ d3 h5!
21. ~ xf2+ 32. ª c3 h4
122
Kasparov organiza la presión por 46. g c8 ~ d5
todo el tablero, y Gelfand no 47. ~ e2 ~ f4
aguanta la presión. 48. bl dc2 <D eJ
49. ~ f2 ~ g3+
33. ~ c2 ~ g3 50. ~ g1 <D xc2
34. bl e2 ~ g7 51. bt xc2
35. bl b3 bi b8
36. g d2 b5 Se ha producido un final desespe-
37. bl a3 bl, b6 rado para las blancas.
38. b4 ~ d6
51. g4
Kasparov opinó que iba más rápi- 52. fxg4 ~ g5
do al objetivo 38 ... ~ f4! 39 . bl, e2 53. ~ f1 e5
~ d6 40. bt b3 ~ h5 41. bl d2 ~ f4. 54. ~ e2 ~ xg4
55. bl c8 g f6
39. bl bJ ~ h5 56. ~ e4
40. <D e2 ~ e6
41. a3 g5 La última posibilidad consistí a en
42. ~ d4 ~ f6 56. bl gB+ ~ f4 57. g es.
43. ~ xe6
56. bi f2+
La defensa más tenaz, perdí a en- 57. ~ dJ ~ f4
seguida 43. bl c3 ~ f4 44. g e2 ~ e5 58. g g8+ ~ h5
45. bl d2 ~ f4. 59. ~ d5 ~ g5
60. ~ e4 g xg2
43. fxe6 61. ~ xe5
44. ~ dJ ~ f4
45. bl, cJ d4 Las blancas abandonaron.

123
Partida 19

Korchnoi - Popovic
Brno, 1992

1. d4 <í) f6 del centro, como indica el princi -


2. c4 g6 pal especialista de esta apertura,
3. 1Jc3 ~ g7 el gran maestro Geller, puede
4. e4 d6 considerarse como una pequeña
5. ~ e2 0-0 victoria por parte de las negras.
6. <í) f3 e5 Ellas reciben la posibilidad de
7. 0-0 ocupar con el caballo el punto c5
(1Jbd7, a5, 1Jc5), estorbando el
La jugada 7. ~ e31a hemos exami- ataque de las blancas en el flanco
nado con detalle en las dos parti- de dama y preparando la tradicio -
das precedentes. Para huir de las nal f7-f5. Hablando claro, la prác-
variantes complejas y agudas, tica ha demostrado que la espera
las blancas a veces cambian las 7. 0-0 y sólo a 7 ... 1Jc6, 8. d5 es
damas, 7. de de 8. ~ xd8 'ª xd8, considerablemente peligrosa
pero aquí no es posible contar para las negras.
con ventaja.
Recordamos otra continuación 7. 1Jc6
clásica, 7. d5, que ahora se en-
cuentra con menos frecuencia El alfil aún no ha salido a e3, y la
que el enroque corto. Las blancas inmediata descarga del centro 7 ...
enseguida cierran el centro, de- ed 8. 1Jxd4 'ªe8 9 .. f3 no promete
terminando el carácter del com - igualdad a las negras. Después de
bate. La estructura de peones fa- 7 ... c6 8. d5 cd (8 ... c5 lleva a la
vorece su asalto al flanco de defensa Benoni con tiempo de
dama, y las negras tienen que más para las blancas) 9. cd 1Je8
dirigir su juego al flanco de rey. 10. a4 h6 11. a5 f5 12. ef gf 13. g3
En general esta idea está unida a 1Ja6 14. 1Jh4 f4 15. 'ªa3 ~ h3 16.
la mayoría de las variantes de la ~ g4 las blancas consiguen una
defensa india de rey. Sin embar - gran ventaja posicional. La popu -
go la estabilización tan temprana lar jugada en el pasado 7 ... 1Jbd7,
124
en nuestros dí as casi ha sido des- tagonismo ya en 1971, tras el
plazada por la maniobra más acti- match de candidatos Fischer -
va del caballo a c6. Hay que indi- Taimanov, en el que el campeón
car tres continuaciones intere- americano consiguió ganar las
santes más: 7 ... ~ e8, 7 ... ~ a6 y seis partidas, entre ellas las ne-
7 ... a5. Su práctica aún está evolu- gras con la india de rey ...
cionando. La jugada 9. b4 permite a las
negras realizar rápidamente la
programada f7-f5 (también es
buena 9 ... a5 1O. ba c5, bloquean-
do el flanco de dama). Este es uno
de los ejemplos más actuales.
Labran - Gelfand (Munich, 1992)
9 ... ~ h5 1 O. g3. Por supuesto,
sería deseable jugar lo antes po-
sible c4-c5, pero es dudoso que
las blancas deban permitir que el
caballo llegue a f4, por ejemplo:
10. c5 ~ f4 11. ~ xf4 ef 12. ~ b3
~ g4! 13. ~ ad 1 ~ xf3 14. ~ xf3 g5
15. ~ h5 ~ g6 16. ~ xg6 hg, y las
chances negras son mejores
(Schneider - Gufe ld, Helsinki,
La posición del diagrama es el 1992). Se juega con frecuencia
punto de partida de uno de los 12. ~ e 1, este es un ejemplo de la
sistemas más en boga de la teo- práctica de Gelfand: 12 ... h6 13.
ría y práctica actual, y lleva el ~ d4 ~ h8 14. a4 ~ g8 15. a5 ~ f6
título de clásica. 16. ;Q.e1 h5 17. ~ d2 ~ h7 18. a6
~ h6 19. ab ~ xb7 20. ~ f3 0!g4 21.
8. d5 cd cd 22. ~ c6 e f6 23. ~ b5 a6 24.
~ bd4 :llae8 25. h3 0!e5 26. ~ xe5
Aquí también se juega con fre- ;Q.xe5 con juego agudo (Beljavsky
cuencia 8. ~ e3, pero pasamos a - Gelfand, París, 1991, ajedrez
la posición más popular. activo).
10 ... f5 11. ~ g5 0! f6 12. f3 f4
8. ~ e7 (las negras tienen varios cami-
9. ~ e1 nos, por ejemplo 12 ... h6 y 12 ...
~ h8) 13. ~ g2. Antes se conside-
En esta partida se ofrece la reti- raba principal 13. c5. En la partida
rada del caballo a e 1, y en las dos Hansen - Nunn (Wijk aan Zee,
siguientes, la retirada más jugada 1991) después de 13 ... de 14. ~ c4
a d2. La aguda 9. ~ d2 perdió pro- (14. be h6 15. 0!e6 ~ xe6 16. de fg

125
17. hg ~ d4+ 18. ~ xd4 ed 19. 0Jb5 sivo en el flanco de rey y en el
0J xe4! 20. fe d3 con igualdad) 14 ... centro.
cb 15. d6+ ~ h8 16. 0Jb5 h6 17.
0Jf7 + g xf7 18. ~ xf7 cd 19. 0J xd6 9. 0J d7
~ h3 20. ~ b3 ~ h7 21. kl f2 0J c61as
negras consiguieron mejores po- Tiene un valor equivalente la con-
sibilidades. tinuación 9 ... 0J e8. Merece aten-
13 ... a5!? 14. ba g xa5 15. ~ b3. ción la siguiente partida.
A juego igualado llevó 15. a4 (es Korchnoi - Kasparov (Debrecen,
posible la aguda 15. 0Je6 ~ xe6 16. 1992) 9 ... 0J e8 1 O. ~ e3 f5 11. f3
de c6) 15 ... 0J e8 16. ~ b3 0J f5 17. f4 12. ~ f2 h5 13. c5 g5 14. a4.
ef ~ xg5 18. fg ~ xg6 19. 0Je4 El cambio en d6 favorece a las
0J f6 20. ~ d3 (Tunik - Pigusov, negras: 14. cd cd 15. a4 0J g6 16.
Cheliabinsk, 1991 ). 0Jb5 a6 17. 0J a3 0J f6 18. 0J c4 g4
15 ... 0J e8 16. ~ d2 g as 17. c5 19. ~ b3 g3 20. hg fg 21. ~ xg3 h4
~ h8 18. cd 0J xd6 19. 0J e6 22. ~ h2 0Jh5 con buen juego (Shi-
~ xe6 20. de 0J c6 21. 0J d5 g e8 rov - Kasparov, Manila, 1992).
22. ~ c3 0J d4. También es buena 14 ... 0J g6 15. a5 ~ h6 16. b4
22 ... 0Ja5 23. ~ xa5 g xa5 24. ~ c3 '@ h7 17. cd cd 18. 0J b5 g4. En
g xd5! 25. ed 0J f5 26. g ad1 fg 27. opinión de Kasparov, es bastante
hg ~ g5 28. ~ e 1 ~ e3+ 29. '@h2 más fuerte la previa 18 ... a6! 19.
~ f8! con posibilidades mutuas. 0J a3 0J f6 20. 0J c4 y solo ahora
23. ~ xd4 ed 24. 0J xf4 c6 25. 20 ... g4! 21. 0Jb6 g3! 22. 0J xa8
~ d3 ~ e7. La posición de las ne- 0J xd5! con un peligroso ataque,
gras es agradable. ya que, si 23. ~ xd5 ~ h4! 24. h3
Esta partida se dedica a la retira- ~ xh3!
da del caballo a e 1, y las dos 19. fg hg 20. ~ xg4 ~ xg4 21.
siguientes, a la más popular 9. ~ xg4 0J f6 22. ~ f3. Después de
0Jd2. En la partida Korchnoi - Kas- 22. ~ f5! 0Jxd5 23. ~ e6 0J xb4 24 .
parov (Barcelona, 1989) las blan- 0Jf3 la ventaja está del lado de las
cas jugaron la novedad 9. a4 con blancas. ·
el objetivo después de 1O. a5! de 22 ... ~ d7 23. 0J xa7 0J g4 24. b5
tomar rápidamente la iniciativa 0J xf2 25. ~ xf2 f3 26. 0J xf3 y
en el flanco de dama. Sin embar- más adelante, tras vertiginosos
go como resultado de 9 ... a5! 1 O. acontecimientos se llegó a tablas.
0J e1 0J d7 11. ~ e3 f5 12. f3 Retirando el caballo a d7, las ne-
0J c5! surgió una posición habitual gras preparan enseguida el avan-
con la inclusión de las jugadas a2- ce f7-f5. 9 ... c5 es una pérdida de
a4 a7 -a5. Las negras consiguieron tiempo y una debilitación innece-
buenas perspectivas, aguantaron saria, ya que las negras no pue-
el ataque en el flanco de dama, y den privar tan pronto al enemigo
después pasaron al ataque deci- del juego en el flanco de dama.

126
En la partida aquí siguió 1O. ~ e3. necesario perder tiempo, tras lo
La continuación 1O. f3 f5 11. g4 cual las blancas no consiguen ce-
lleva a una posición aguda con rrar su flanco de rey.
posibilidades recíprocas. Ofrez- 15. 0J f2 h6! 16. h4 fg 17. fg
co una partida interesante, en la 0J eg8! 18. ~ g2 0Jh7 19. bd. h1
que las blancas jugaron 1O. 0J d3. ~ f6 20. g5. A 20. ~ g3?! sigue
Gelfand - Kasparov (Linares, 20 ... ~ xh4+! 21. bd.xh4 bd. xf2.
1990). Entre los ajedrecistas más 20 ... hg 21. h5 ~ ea 22. b4!? eb
fuertes del mundo, además de 23. 0J a4 ~ d8 24. ~ xb4 ~ d7 25.
Kasparov, uno de los mayores hg '9' xg6 26. e5 g4! 27. e6 g3
especialistas del sistema clásico 28. 0J d3 be 29. de.
es el gran maestro Gelfand. Am-
bos lo juegan tanto con blancas
como con negras. ¿Y si se en -
cuentran el uno contra el otro ... ?
10. 0J d3 f5 11. ~ d2 0J f6 12. f3
~ h8. Aquí se solía jugar 12 ... f4,
y el juego resultaba favorable a
las blancas; la casilla g8 se cede
para el caballo.
13. bd. e 1. La alternativa es 13. b4,
por ejemplo: 13... 0Jeg8 14. c5
~ h6 15. bd. c1 ~ xd2 16. '9' xd2 f4
17. 0J f2 g5 con juego agudo
(Malaniuk - Gelfand, 56Q Campeo-
nato de la URSS).
13 ... e5 14. g4 a6! Una fuerte
novedad. Tras la partida Ftacnik - 29 ... bd. e8!! Una jugada especta-
Nunn (Viena, 1986) se considera- cular y muy fuerte, ahora las
ba que 14. g4 aseguraba ventaja blancas tienen que pensar en sal -
a las blancas; parecí a que conse- varse. No valía 29 ... ~ xe4+ por
guían cortar el contra juego del 30. ~ f3. Aquí después de 30. cd?
contrario en el flanco de rey y bd. xc1 son malas tanto 31 . 0Jxc1
mantener la iniciativa en el de ld. f2+, como 31. ~ xc1 '9' xe4+.
dama: 14 ... 0Jeg8 15. ~ g2! 0le8 30. ~ f3 ld. xf3! 31. ~ xf3 ~ g4
16. g5 f4 17. h4 g f7 18. bd.h1 ~ f8 32. m xg3 '9' xe4+ 33. ~ g1 0J f6
19. ~ g1 0J g7 20. ~ d1! 0lh5 21. 34. ~ xd6 e d4+ 35. 0J f2 '9' xd6.
0le2 h6?! 22. ~ f1 ~ e7 23. ~ a4 hg La actividad de las negras es muy
24. hg ~ xg5 25. ~ e8!! etc ... Ahora peligrosa, y las blancas se defien-
ya se amenaza b7-b5! No se con- den con jugadas únicas. 36.
sigue jugar 15. a4 (aunque solo 0J xg4 '9' d4+ 37. 0J f2 '9' xa4 38.
sea por 15 ... a5), y por eso es m xe5 ld. e7 39. bd.h2 bd. g7+ 40.
127
.l:!. g2 [/;), c7 41. ~ f5 ~ xa2 42. 30 jugadas se acordaron las ta-
~ c8+ ~ g8 43. ~ xg8+ ~ xg8 blas.
44. z:¡ xg7+ ~ xg7 45. <í) d3. Ta-
blas. 10. ~ e3 f5
Recordemos otra partida más 11. f3 f4
con la jugada <{:]e 1-d3. 12. ~ f2 g5
Karpov - Van der Wiel (Bruselas,
1987) 1 o. <í) d3 f5 11. ~ d2 <í) f6
12. f3 f4 13. c5 g5.

13. a4

Al parecer, el avance del peón "a"


Aquí cambié enseguida en d6: 14. es el plan más adecuado para las
cd cd 15. <í) f2 h5 16. h3 <í) g6 blancas. Pero se han probado
17. ~ c2 <í) e8 18. a4 ~ f6 19. muchos otros caminos. Recorde -
bl a3 ~ c7 20. bl c1 ~ d8 21. <í)b5 mos dos ejemplos lejanos, en los
~ b8. A las negras les convenía que las blancas en esta situación
cambiar damas. 22. a5 a6 23. continuaron <í)d3.
<í)c3 b6 24. <í) cd1 bl. f7 (aunque Larsen - Torre (Bauang, 1973) 13.
parezca raro, era correcta llevar <í) d3 <í) f6 14. c5 <í) g6. En la
el caballo a la esquina del tablero, partida Taimanov - Aronin (Mos-
24 ... <í)h8!) 25. ~ b3 b5 26. <í) d3! cú, 1962), en la que empieza la
<í) f6 27. <{:] 1f2 bl c7 28 . .l:!. c3 historia de la variante 9. <{:] e 1, las
b!. xc3 (28 ... <í) d7 29. b!. c6!, 28 .. . negras eligieron con poca fortuna
b!.aa7 29 . <í)b4!, pero es mejor 28 .. . 14... h5 y después de 15. b!. c 1 g4
~ d7) 29. be <í) d7 30. c4. La 16. ~ b3 ~ h6 17. cd cd 18. <í) xe5!
ventaja está de parte de las blan- se encontraron en una situación
cas, sin embargo mi adversario crítica.
se defendió con precisión, y tras 15. a4 h5 16. cd cd 17. a5 g4
128
18. 0i b5 g3! 19. {/g, xa7 (las ne- go en el otro flanco. 14. 0ixa7
gras también tienen un ataque ~ d7 15. 0ib5 g4 y si 16. fg, enton-
peligroso tras 19. hg fg 20. ~ xg3 ces 18 ... 0ixe4. En la partida D.
h4 21 . {/g, f2 0ih5). Gurevich - Golubev (Biel, 1992)
19 ... 0ih7 20. h3 @h4 21. {/g, b6 las negras jugaron de otra mane-
{/g, xh3! 22. gh @xh3 23. ¡':H 2 ra, 15 ... 0ig6 16. @c2 h5 (16 ... g4
0i h4 24. @f1 gf+ 25. 0i xf2 17. fg!) 17. c5 g4 18. c6 be 19. de
@g3+, y las negras tienen una ~ c8 20. ~ c4+ ~ h8 21. 0id3 g3! 22.
posición ganada. ~ el.
Las negras también disponen de
un buen contrajuego en caso de
13. g4 : 13 ... h5 14. h3 Z:H 7 15.
c5 0i f6 16. cd cd 17. ,l¿ c1 0i g6
18. 0ib5 a6 19. 0ia3 b5 20 .
0!ac2 ~ f8 21. 0i b4 g h7 22.
~ g2 hg 23. hg 0ih4+ 24. ~ xh4
gh 25 . .!l h1 h3+ 26. -ª xh3 g xh3
27. ~ xh3 0ih5 (Walker - Thip-
say, Londres, 1992).
Algunos años antes Korchnoi
ideó la jugada 13. 0ib5!?, y la si-
guiente partida recibió el premio
a la mejor novedad teórica del
"Informador ajedrecístico".
Korchnoi - Hulak (Zagreb, 1988)
13. 0i b5 a6. En el encuentro Aquí las negras atacaron el cen-
Cebalo- Vukic (Yugoslavia, 1987) tro del adversario: 22... d5! 23.
las negras no dejaron que el caba- ed? Esta reacción desafortunada
llo llegara a a7 y prefirier on jugar (era correcta 23. g d1 de 24. 0i xf4
13 ... b6: 14. b4 a6 15. 0ic3 0i g6 16. gh+ 25. ~ h1!) le trajo la derrota,
0i d3 g f7 17. a4 ~ f8 18. a5 g b8 23 ... 0i xd5 24. ~ d2 @h4! 25. h3
19. ab cb 20. c5 h5 21. @c2. Ahora {/g, xh3 26. gh @xh3 27. ~ c1 0ih4!
las negras consiguieron buen jue- 28. 0Je 1 -ª ad8 29. a4 0ie3 30.
go en el flanco de rey, sin embar- ~ xe3 fe 31. {/g, e6 @xe6 etc ...
go continuando 2 1. 0ia4! b5 22. 14. 0i a7.
0Jc3 g g7 23. cd ~ xd6 24. 0ic5, las
blancas conservaron una gran (Ver diagrama)
ventaja.
Más tarde se encontró la reacción En esto cons istí a la idea de Kor -
correcta a 13. 0ib5, 13 ... 0if6!?, chnoi. Sin su alfil de casillas blan -
sacrificando peón, pero organi- cas las negras no tienen nada que
zando rápidamente el contrajue - hacer en el flanco de rey, y por
129
Piket - Kasparov (Tilburg, 1989)
13. b4 ~ f6 14. e5 ~ g6 15. cd
ed 16. -ª c1 g f7 17. a4 {g fS. Las
intenciones de ambos adversa-
rios se aprecian a simple vista.
Hasta ahora para apoyar el avan-
ce ... g4, se consideraba obligado
h7-h5. Kasparov consigue atra-
vesar la posición de las blancas
con este peón, sin necesidad de
mover el vecino. ¡La casilla h5 se
reserva para el caballo!
1S. a5 ~ d7 19. ~ b5 g4! 20. ~ c7
g3! 21. ~ xaS.

eso es necesario tomar en a7.


Además, ¿por qué no ganar dos
piezas por una torre? Resulta, que
el cerco al alfil se rompe, y los
peones blancos consiguen pene-
trar en el flanco de dama.
14 ... z:l xa7 15. {g xa7 b6 16. b4
{g b7 17. e5 de 1S. -ª e1 ~ es 19.
be ~ aS 20. e6 ~ f6 21. ~ xb6
~ xb6 22. ~ xa6. Un alfil blanco
ha perecido, pero el otro permite
crear una dominación completa
sobre el tablero. 22 ... g4 23. ~ d3
g3. Después de 23 ... h5 aún se
mantenía la tensión en el flanco
de rey, ahora esa parte del table- Permite a las negras realizar un
ro está completamente bloquea- espectacular ataque final. 21 ...
da, y en el flanco de dama las ~ h5! 22. l1ilf h1 gf 23. g xf2
negras tienen la batalla perdida. ~ g3+! 24. l1llf g1 9 xa8 25. {g e4
24. h3 ~ eS 25. ~ e5 f! bS 26. a4 a6 26. 'f! d3 9 a7! 27. b5 ab 2S.
~ d6 27. a5 ~ beS 2S. l1ilfh1 f! a7 ~ xb5 ~ h 1! Las blancas abando-
29. f! e2 ~ e7 30. g b1 ~ g6 31. naron.
g fe1 ~ f6 32. ~ f1 ~ xe6 33. de Un raro caso, en el que el salto del
f! xa5 34. z:l a1 9 b4 35. ~ e6. caballo a la esquina del tablero
Las negras abandonaron. decide el resultado de la partida.
Queda hablar sobre otra jugada Ahora regresamos a la partida
más, con el peón "b". principal ...
130
13. 0J g6

A 13... h5 de nuevo se puede


seguir 14. 0JbS. En la partida Kor-
chnoi- Hellers (campeonato euro-
peo de clubs, 1987) el juego se
desarrolló así: 14 ... 0J f6?! (es du-
doso que este sacrificio de peón
sea correcto) 1S. 0J xa7 ~ d7 16.
0JbS g4 17. fg hg 18. ~ h4
0J xe4 19. ~ xg4 0J f6 20. ~ xd7
e xd7 21. b!, a3 0J fS 22 . ~ f2 e4
23. 0J c2 .Q. ae8 24. ~ e1 f3 2S. gf
e3 26. 0Jbd4 0J xd4 27. 0J xd4
0JhS, y aquí en lugar de 28 . 0Je6
llevaba a la victoria 28. ~ h1! 1S. eS!

14. aS Una mejora en comparación con


la partida Korchnoi - Z. Polgar
En esta situación 14. 0Jd3 es me- (Pamplona, 1990/91), donde se
nos conveniente, sobre este encuentra 1S. b4 0J f6 16. eS
tema de nuevo tenemos un ejem - ~ f8 17. cd ~ xd6 con juego
plo del campeón mundial. confuso.
Korchnoi - Kasparov (Amster-
dam, 1991) 14. 0J d3 0J f6 1S. eS 1S. 0J xcS
hS 16. h3 ( 16. c6 a5!, no dejando
que el caballo llegue a b4) 16 ... Es peor 15 ... de 16. ~ c4 ~ f8 17.
b!, f7 17. c6. d6 ~ xd6 18. a6.

(Ver diagrama) 16. ~ xcS dxcS


17. ~ c4 ~ ha
17 ... aS! 18. cb ~ xb7 19. b4
~ ca 20. ba ~ h6 21. 0J b4? (a Es poco atractiva 17 ... 0Jf8 18.
juego confuso llevaba 21. a6) e b3 ~ h8 19. <í)d3 b6 20. d6 b!,d7
21 ... g4 22. 0J c6 e ta 23. fg hg 21. de y después ab; el flanco de
24. hg ~ 9 s 2s. ~ t3 e h6 26. dama negro está completamente
b!, e1 0Jh4! 27. ~ xh4 ~ xh4 28. deshecho.
gS e xgS 29. b!, e2 0J g4 30. bl. b1
~ g3 31. e d3 e h4. Las blancas 18. a6 bxa6
abandonaron.
Una ingeniosa idea de las blancas:
14. sacrificando dos peones, destro-
131
zan completamente el flanco de f2 el peón "b" también está de-
dama del adversario. No se consi- fendido, y se cubre al rey propio .
gue mantener la cadena de peo -
nes: 18 ... b6 19. d6 ~ d7 (19 ... ZH 8 21. ~ d6
20. ~ d5! g b8 21 . 0lb5 c6 22. 22. 0J axc5 ~ e7
~ xc6 ~ d7 23. ~ d5) 20. ~ d5 c6 23. b4! ~ g7
21. ~ xc6 ~ b8 22. 0lb5 etc ...
Perdí a 23 ... ~ xb4? debido a 24 .
19. 0ld3 ~ fS 0Jxb4 ~ xc5 25. d6!
20. 0la4 ~ bS
24. ~ xa6

Era correcta 24. ~ h 1!, abando -


nando la peligrosa diagonal. El im-
bele peón no se iba a escapar.

24. ~ xb4!
25. 0lb3 ~ bS
26. ~ xcS ~ xcS
27. ~ xa7 ~ cgS
2S. ~ aa2 0J fS
29. ~ as g4
30. 0l d2! h5
31. ~ h1 h4?

Un error en los apuros de tiempo .


21 . 'ª f2! Después de 31 ... 0l d7 no era sen-
cillo romper la fortaleza negra.
Aunque parezca raro, sólo esta
jugada es una novedad. En la par- 32. fxg4 Zl xg4
tida Kozul - Popovic (Novi Sad, 33. 0J f3 h3?!
1992) las blancas jugaron 21. b3, 34. gxh3 Zl 4g6
y tras 21 ... ~ d6 22. 0J axc5 ~ e7 35. ~ f1 ~ h7
23. 0J xa6 ~ b6 24. ~ a5 g4 25 . 36. -ª eS ~ f7
fg h5! (en lugar de la que se jugó 37. g xe5 0ld7
en la partida, 25 ... ~ g5?) 26. gh 3S. ~ f5 ~ h7
0lh4 aunque las blancas recupe - 39. 0J xf4 ~ h6
ran los peones, las negras consi- 40. ~ a1+
guen suficientes posibilidades.
Después del traslado de la torre a Las negras abandonaron.

132
Partida 20

Shirov- Fishbein
Kerteminde, 1991

1. d4 <í) f6 malmente trae la victoria a las


2. c4 g6 blancas. Las negras pueden difi-
3. <í)c3 ~ g7 cultar el desarrollo de la iniciativa
4. e4 d6 en el flanco de dama de tres ma-
5. ~ e2 0-0 neras, 9 ... a5, 9 ... c5, y también
6. <í) f3 e5 avanzando dos casillas ambos
7. 0-0 <í) c6 peones, "a" y "e". La jugada c7-c5
8. d5 <í) e7 aquí es fuerte en colaboración del
9. <í) d2 avance a7-a5, a pesar de todo
ofrezco algunos ejemplos impor-
Como ya dije, a la inmediata 9. b4 tantes. El doble bloqueo se en-
sigue 9 ... <í)h5, y la amenaza <í)f4 cuentra en mi partida con Kaspa-
obliga a las blancas a jugar g2-g3, rov (4, 17), un poco más abajo
lo que lleva a un juego dinámico, nos detendremos en ella.
favorable a las negras. Por eso Littlewood - Nunn (Londres,
antes de avanzar el peón "b" es 1987) 9 ... c5 1 O. .ll b 1. Otro me-
razonable retirar el caballo blanco dio de preparar el ataque es 1O.
de f3. A la jugada 9. <í)e1 se le a3, pero después de 10 ... <í) e8 11.
dedicó la partida pr ecedente, b4 b6 las blancas pronto tienen
ahora ha llegado el turno de las que llevar la torre a b 1. La captura
dos partidas con la jugada 9. <í) d2. al paso no es peligrosa para las
negras: 1O. de be 11. b4 d5 (tam-
9. a5 poco es mala 11 ... <í)h5) 12. ~ e 1
(tampoco da nada a las blancas la
Las negras deben cuidarse del continuación 12. b5 ó 12. ~ a3)
bloqueo del flanco de dama. El 12... ~ e8! 13. b5 ~ e6 14. ~ a3 fl!a5
intento de pasar inmediatamente 15. ~ b2 <í) xe4 16. ~ dxe4 de 17.
a las operaciones en el flanco de <í)xe4 cb 18. cb fl! b4! 19. ~ c2
rey, 9 ... <í)d7(e8) 1O. b4 f5, como ~ ac8 20. ~ c3 .llxc3 21. ~ xc3 .llc8
ha demostrado la práctica, nor- 22. fl!a4 fl! xc3 23. ~ xa7 ~ d5! Las
133
negras tienen una gran ventaja, equilibra el contrajuego de las ne-
que realizaron con facilidad (Pia- gras en el centro y en el flanco de
chetka- Georgiev, Dubai, 1986). rey.
1 0 ... 1Je8. ·La jugada 10 .. . a5 no 12 ... be 13. 1Jb3 f5. En la partida
tiene un significado independien- Lerner - Renet (Ginebra, 1988)
te, por ejemplo, lleva a la partida después de 13... a5 14. a4 cc7 15.
Pekarek- Vokac, examinada más 1J xc5 de 16. d6 1Je6 17. de ~ xe 7
abajo. La continuación 10 ... 1Jd7 18. 1Jd5 ~ a7 19. ~ e3 1Jd4 20 .
fue puesta bajo sospecha en la ~ xd4 ed 21. f4 las blancas toma-
partida Lputian - Jalifman (Cam- ron la iniciativa y ganaron la parti-
peonato de la URSS, 1987): 11. da.
1Jb5! ~ b6 12. b4! cb 13. a3 ba. 14. ~ g5. Más precisa que la ruti-
naria 14. f3, por ejemplo: 14 .. .
~ h8 15. ~ d2 1Jg8 16. ~ c2 1Jh6
17. 'ªb2 1Jf6, y sobre el tablero
existe una igualdad dinámic a
(Stein- Panno, Las Palmas, 1973).
14 ... ~ h8. El rey negro con pre -
caución se resguarda en la esqui-
na del tablero. Veamos otras po -
sibilidades:
14 ... ~ f6 15. ~ d2 ~ h8 16. ~ d 3
~ g7 17. f3 1Jg8 18. 1Je2 f4 19.
1Ja5 g5 20. 1Jc6 ~ f6 21. ~ e 1 g4
22. fg ~ xg4 23. 1Jg3 0lh6 24. ~ e 2
~ h4 25. 0lh1 ~ g5 26. bl.b3, y la
iniciativa de las negras en el flan-
co de rey entró en un callejón sin
14. c5!! 1Jxc5 15. ~ xa3 ~ d8 16. salida (Eingorn - Hebden, Moscú,
1Jxd6 b6 17. 1J2c4 ~ a6 18. ~ xc5 1986); 14 ... h615. ~ xe7 ~ xe716.
be 19. 1Jb7 ~ xb7 20. 'ª xb7 1Jc8 0la5 <í) f6 17. 1Jc6 e d7 18. ef gf
21. d6 1Jb6 22. 1Ja5 1Jc8 23. 1Jc4 19. bl.b3 e4 20. ~ c1 ~ b7 21. ~ f4
1Jb6 24. ~ d2, y enseguida aban- ~ xc6 22. de ~ xc6 23. 0lb5. Las
donaron las negras. blancas ejercen una fuerte pre-
11. b4 b6 12. be. La jugada 12. sión, pero en la partida Pekarek -
a4 se encuentra ya en la famosa Sznapik (Varsovia, 1987) las ne-
partida Larsen - Fischer (Denver, gras supieron salir a duras penas
1971), después de 12 ... f5 13. a5 de una posición delicada casi con
1Jf6 14. ~ a4 ~ d7 15. ~ a3 ~ h6 16. jugadas únicas: 23 ... 1Jh7 24.
~ d3 ~ c7 17. be be 18. ef gf las 0l xd6 ~ d7 25 . .lld 1 ~ e6 26. 'ªd5
blancas tenían un juego más libre bl. ad8 27. b!. g3 ~ h8 28. ~ h5 .lld7
en el flanco de dama, pero lo con contrajuego.

134
19. ef [/J, xf5 20. 'fJ b3 g4 21.
[/J, e2 ~ h6 las negras consiguie-
ron un juego excelente y final-
mente alcanzaron la cima. Sin em-
bargo Nunn indicó que continuan-
do 19. 0lb5! g4 20. 0l xd6 9 d7 21 .
0l xf5 gf 22. 0l xe5 9 e8 23. 0l xf3
~ xf5 24. ef las blancas conse-
guían tres peones por el alfil y
mantenían la ventaja.

10. a3

La jugada principal, preparando


b2-b4. Como en los tres primeros
15. [/J, xe7. Es interesante la va- matches Kasparov no se arriesgó
riante 15. ef gf 16. 0lxc5, que ni una sola vez a plantear la de-
debió llevar a tablas forzadas en fensa india de rey, en el cuarto
la partida Farago - Watson (Beer casi excluí la posibilidad de que
Sheva, 1987): 16... de 17. d6 apareciera. Y cuando a pesar de
0l xd6 18. 0l d5 'ªe8 19. 0l xe7 todo mi adversario detuvo su
'fJ xe7 20. ~ d5 ~ b7 21. 'tJ xb7 elección en esa apertura, para mí
0l xb7 22. 9 xd8+ bt xd8 23. ~ xe7 fue una pequeña sorpresa. Esta
bt d2, y tras 24. 'iJb 1! bt xe2 25. jugada en alguna medida justifica
~ f1 bt xa2 26. 'iJ xb7 ~ g8 27. mi deseo de huir de la tendencia
~ xc5 pueden empezar las con- general; 1O. a3 también se basa
versaciones de paz. Las blancas en la continuación más rara 1O.
jugaron desafortunadamente, 24. b3, en la que el peón "b" llega a b4
~ h5, y las negras tomaron la ini- con pérdida de tiempo. En adelan-
ciativa: 24 ... e4 25. 'iJb 1 'fJ xa2 26. te me dispuse a jugar con mayor
g4 'fJ a 1 27. bt xa 1 ~ xa 1 etc ... En decisión, pero Kasparov en Sevi-
lugar de 16. 0l xc5 se encuentra lla no repitió su "experimento" ...
16. f4 h6 con juego agudo. La Karpov - Kasparov (4, 17) 1 O. b3
novedad 16 ... 'iJ g8 es poco afor- c5! Las negras aprovechan la
tunada: 17. 9 e1! 9 d7 18. [/J,h5 pérdida de tiempo b2-b3 y esta-
~ a6 19. 9 h4 e4 20. 0l xe4! fe 21. blecen un sólido bloqueo en el
t'4 xe7 ~ xc4 22. f5! con clara ven- flanco de dama. En la partida
taja blanca (Polugajevsky - Kir Lputian - Dorfman (Moscú, 1986)
Georgiev, Haifa, 1989). después de 10... 0ld7 11 . .í?&a3
15... 9 xe7 16. 0l a5 0l f6 17. (esta es la idea de la jugada b3, el
0lc6 9 f7 18. t'4 f3 g5. Aquí en la peón deja paso al alfil, y luego se
partida examinada después de lanza hacia delante) 11 ... f5 12. b4

135
ab 13. Q1, xb4 ~ h8 ( 13 ... Q1,h6 14. En respuesta a 11. b!, a2 las ne-
~ b3! ~ f6 15. ~ f3 g5 16. ef ~ xf5 gras jugaron la novedad 11 ... c5
17. c5! g4 18. Q1, e2 ~ h8 19. ~ a5, en la partida Flear - M. Gurevich
las blancas tienen clara ventaja, (Tel Aviv, 1989). Siguió 12. de
Gleizerov - Gurevich, URSS, be 13. b4 ab 14. ab b!, xa2 15.
1987) 14. a4 ~ g8 15. ~ b3 b6 16. ~ xa2 9 aa 16. ~ c3 d5 17. cd
a5 ~ c5 17. b!, a3! Q1, d7 18. ~ xc5 be cd 1a. ed ~ fxd5 19. ~ xd5
19. a6 ~ f6 20. a7 las blancas al- ~ xd5 20. ~ e4 ~ a4! y las negras
canzaron la cima rápidamente. A ganaron. El tema no terminó con
propósito, la única mención de la esta partida. En lugar de 11. b!,a2
"Enciclopedia de aperturas de es mejor la sencilla 11. b3: 11...
ajedrez" a la jugada 1O. b3 es la c5 12. b!,b1 ~ ea 13. b4 b6 14.
remota partida Korchnoi - Geller be de 15. ~ f3 ~ d6 16. ~ g5
(match de candidatos, 1971 ): 10 ... b!,ba 17. ~ d2 f6 1a. ~ h4 h5 19.
~ d7 11. Q1, a3 ~ c5 12. b4 ab 13. Q1, g3 ~ h6 20. h3 ~ f7 21. ~ d3
Q1, xb4 ~ a6 14. Q1, a3 b6 15. ~ b3 f5 ~ ca 22. ~ e2 Q1, a4 23. 9 xa4
con plena igualdad. Q1, xd2 24. b!,b2 Q1, h6 25. 'ª fb1, y
11. a3 ~ ea 12. b!,b1 f5 13. b4 las blancas están un poco mejor
ab 14. ab b6 15. 9 b3 (merecí a (M. Gurevich - lvanchuk, Reggio
atención 15. 9 c2) 15 ... ~ f6 16. Emilia, 1988/89). Las negras a su
Q1, d3 ~ h6 17. b!,b2. Las negras vez mejoraron el juego, 13 ... ab
han resuelto los problemas de la 14. ab b6 15. be be 16. ~ b3 f5
apertura, pero ha pesar de todo 17. f3 ~ f6 1a. ~ d2 f4 19. ~ b5
las blancas tienen una mínima ~ ca. La iniciativa de las blancas
ventaja. Finalmente la partida ter- en el flanco de dama ha entrado
minó en tablas. en una vía muerta, y el ataque
negro en el flanco de rey continúa
10. ~ d7 (Vaganian - Gelfand, Odessa,
1989).
En la partida Salov - Jalifman Aunque existe una regla que re-
(Moscú, 1988) en respuesta a comienda no avanzar los peones
1 0 ... Q1, d7 las blancas jugaron 11. en el sector del tablero donde
b!, a21 (la torre se pone a defender ataca el enemigo, aquí merece
al caballo) y después de 11 ... atención la creación de una barre-
~ ea 12. b4 f5 (12 ... ab 13. ab ra con el peón c7-c5 .
.ll xa2 14. ~ xa2 f5 15. c5, y las Pecharek - Vokac (Kecskemet,
blancas también están mejor) 13. 1988) 10 ... e5 11. b!,b1 b6 12. b4
e5 ab 14. ab b!, xa2 15. ~ xa2 ab 13. ab ~ ea 14. be be 15.
~ f6 16. ~ e3 ~ ha 17. f3 f4 1a. ~ b3 ~ ha 16. Q1, d2 ~ ga 17. bi a 1
~ e4 ~ ca 19. ~ a5 b6 20. ~ c6 bi xa1 1a. 9 xa1 f5 19. 9 aa
obtuvieron mejores posibilida- ~ ef6 20. ef gf 21. 9 ba. Los
des. cambios en el flanco de dama han

136
permitido a las piezas blancas Otra partida interesante sobre
penetrar en la retaguardia enemi - este tema. 1 0 ... c5 11. bl,b 1 'l) ea
ga, pero las negras tienen contra- 12. b4 ab 13. ab b6 14 . be be
juego. 21 ... ~ d7 22. ~ b6 <í) e4. 15. <í) g3 f5 16. ~ d2. A ~ g5 es
Es mejor 22 ... <í) e7 23. <í) a5 <í)e4 buena 16 ... h6 17. ~ d2 <í)f6 18. f3
24. <í) xe4 fe 25. ~ e3 ~ h6 26. <í)c6 g5! con juego complejo (Shirov -
~ f6 27. <í) a7 ~ g4!, y las negras Antonsen, Timisoara, 1988).
tienen la iniciativa (Pecharek - 16 ... <í) f6 17. f3 <í)h5?! 1a. g a 1
Schmidt, Praga, 1988). g xa1 19. ~ xa1 <í) f4 20. ~ d1 fe
23. <í) xe4 fe 24. ~ e3 <í) f6 25. 21. <í) xe4! ~ f5 22. ~ a5 ~ d7 23.
<í) d2 bl, ga 26. bl, a 1 ~ fa 27. g3 <í) c 1. Aquí después de 23 ... ~ h6
~ h3 2a. ~ da ~ f5 29. g a7 ~ d7. se mantenía una posición comple-
ja. Pero las negras jugaron 23 ...
0l xg2? con las esperanzas pues-
tas en 24. ~ xg2 ~ h3+, y tras 24.
~ a4! ~ ca 25. 0l xd6 se queda-
ron en la estacada .

11. g b1 f5
12. b4 ~ h8

Precisamente por esta posrcron


me he internado profundamente
en esta partida. La impresión que
da es que la situación es bastante
tensa, pero de forma inesperada
las blancas deciden el combate
con un solo golpe: 30. ~ g4!! Una
jugada de problema: el alfil queda
atacado por varias piezas: 30 ... La idea del plan ideado por Kas-
<í) xg4 31. ~ xd7 ~ h5 32. 'l) f 1 parov, consiste en que a la casilla
g g7 33. ~ ca g gS 34. ~ e6 ~ g6 f6, predestinada a la caballería
35. g f7 ~ h5 36. g f5, y las negra, se dirige no el caballo del
blancas ganaron. escaque d7, que detiene el ata-
Lputian - Shirov (Odessa, 1990) que de las blancas en el flanco de
137
dama, sino el otro caballo por la h6 34. ~ h4 ~ ea 35. ~ xf6!
ruta ~ e7-g8-f6. J:bf6 36. 'ª xf6 ~ xb5.
En la partida Kasparov - Speel-
man (Moscú, 1988) las negras an-
tes de tiempo jugaron 12 ... b6, y
esto es lo que pasó ...
13. f3 f4. Terminó rápidamente
la partida Kamsky - Loginov (Ma-
nila, 1992) en la que las negras
jugaron 13... c5?, 14. be! ~ xc5
(era más sólida 14 ... de) 15. ~ b3
b6 16. ~ xc5 be 17. ~ b3 fe 18. fe
llxf1+ 19. ~ xf1 ~ g8 20. ~ b6 ~ f6
21. ~ d3 ~ g7 22. ~ d2 ~ h6 23.
~ c6 ~ a6 24. b!. xb6, y tras algunas
jugadas las negras abandonaron.
14. ~ a4 ab 15. ab g5 16. c5
~ f6 17. cd cd 1a. b5 ~ d7 19.
~ c4 ~ ca 20. ~ a3 'l) ea. Parece Da la impresión de que las negras
que las negras han situado sus salen indemnes (37. 'ª f8+ ~ xf8
piezas de forma ideal: todas las 38. ~ xf8+ con jaque continuo),
casillas claves del flanco de dama pero Kasparov calculó una com-
están cubiertas y se puede pasar binación más larga. 37. 'ªe6! ~ ga
al asalto de la fortaleza enemiga. 3a. ~ h3! b!. xc4 39. b!. xh6! Un
Sin embargo Kasparov demues- espectacular golpe final. 39 ...
tra de una manera sencilla pero ~ xh6. Las negras no conseguían
brillante la preponderancia de su ganar la dama: 39 ... ~ c5+ 40. ~ h 1
ataque. 'ªe 1 41. ~ e6++.
21. g4! fg (21 ... h5 22. h3, y todo 40. ~ e6+ !!? ha 41. ~ f6+. Las
el flanco de rey está sellado) 22. negras abandonaron; el mate es
hg g4! 23. ~ e 1 gf 24. ~ xf3 ~ f6 inevitable: 41 ... ~ h7 42. ~ f7+
25. ~ g5 ~ a7 26. 'ª f2 b!.b7 27. ~ g7 43. ~ f5+ ~ h8 44. ~ h5+ ~ g8
'ª b3 lla7 2a. 'ª b1 'ª b7 29. bi b3 45. ~ e6+ ~ f8 46. ~ f7 ++.
'ª a7 30. 'ª b4. Por supuesto, de
tablas ni hablar. Las blancas libe- 13. m c2
ran a su dama con una maniobra
profiláctica. 30 ... ~ ha 31. ~ f1! En los últimos años se emplea
~ xb5 32. b!. xb5 b!. xa4 33. ~ g2! casi automáticamente este orden
Un raro caso, en el que en la de jugadas: 13. f3 ~ g8 14. ~ c2
defensa india de rey son las blan- ~ gf6 15. ~ b5. La siguiente parti-
cas las que llevan un demoledor da estará dedicada al examen de
ataque en el flanco de rey. 33 ... esta posición.

138
13. '-D g8 '-D xe5 17. 0J f3 0J xf3+ 18. ~ xf3
0J g6 (Berg - Fishbein, Kertemin -
En la partida Gavrikov - Kasparov de, 1991)
(Moscú, 1991) después de 13 ...
b6 14. '-Db3 ab 15. ab fe 16. 16. e4
'-D xe4 '-D f6 17. ~ d3 '-D xe4 18. 17. 0J g5 0J f6
~ xe4 '-D f5 19. ~ d3 las blancas 18. ~ b2
consiguie r on ventaja, aunque
Kasparov obtuvo las tablas. Kas- En este mismo torneo Fishbein
parov empleó una idea completa- jugó en una tercera partida esta
mente nueva en su enfrentamien- variante: 18. 'i1!11 h1 ab 19. ab h6
to con Vaganian (Manila, 1992): 20. 0Jh3 c6 con posibilidades
13 ... ab 14. ab '-D f6 15. f3 g5!? equivalentes (Van der Sterren -
16. c5 '-D g6 17. '-D c4. En caso de Fishbein, Kerteminde, 1991 ).
aceptar el sacrificio de peón, 17.
ef '-D f4 18. ~ c4 g4!?, las negras 18. axb4
tienen suficiente compensación. 19. axb4 c6
Tras borrascosas complicacio- 20. dxc6 bxc6
nes la partida terminó en tablas, y 21. g fd1 ~ c7
aun es difícil afirmar si se ha di- 22. ~ d2 h6
cho la última palabra de las blan- 23. 0Jh3 g d8
cas o de las negras. 17 ... '-D f4 18.
cd cd 19. ~ e3 g4 20. ~ b6 ~ e7
21. ef '-D xe2+ 22. '-D xe2 gf 23.
'ª xf3 '-D xd5 24. ~ d2 ef 25.
'ª ff1 'ª xf5 26. 'ª xf5 '-Db6 27.
~ xd6 ~ xd6 28. '-D xd6 ~ f5 29.
'-D xf5 0J xd5 30. 0J xg7 'i1!11 xg7 31.
g d1! e3 32. g3. Tablas.

14. exf5

Después de 14. f3 se llegaría (por


transposición de jugadas) a la po-
sición de moda que se ofrece en
la siguiente partida.

14. gxf5 Al parecer, las negras debieron


15. f4 0J e7! jugar 23 ... ~ b6+ 24. 'i1!11h 1 ~ xb4
16. <í) f3 25. 0J xe4 ~ xd2 26. 0J xd2 con ple-
na igualdad (Shirov), ahora ya
A juego equilibrado lleva 16. fe caen en zona de dificultades.
139
24. b5 ~ e6 los apuros de tiempo.
25. 'f! e3! eS
26. @g3! ~ g8 37. e3!
27. ~ d2 d5?! 38. .ll xd5 ~ xd5
39. .lh d5 ~ a1+
Era más sólida 27 ... ~ ad8, pero a 40. bi d1 ~ xd1+
27 ... ~ d7 seguía 28. ~ g5! 41. ~ xd1 ~ d8!
42. ~ f1 ~ xd1+
28. cxd5 ~ exd5 43. ~ e2 ~ d2+
29. ~ xd5 ~ xd5 44. ~ xe3 ~ xg2
30. 'í! h4! ~ xb2 45. ~ f2 ~ g6
31. ~ xh6+ 'í! h7 46. ~ d3 bi xb6
32. 'í! xh7+ ~ xh7 47. ~ xc5 ~ b2
33. ~ dxb2 ~ h6 48. ~ e6 ~ xh2
34. b6? 49. ~ d4 ~ h3+
50. ~ f2 ~ g6
Un error, y tras él dos más, que 51. ~ e2 bi a3
cambian el carácter lógico de la 52. ~ c2 bi a2!
partida. Shirov ofrece una varian-
te que ilustra la considerable ven- Sin permitir 53. ~ e3, y las blan-
taja de las blancas: 34. bic 1! ~ b6 cas escaparían de la zona de peli-
(34 ... ~ a3 35. ~ g5! ~ xf4 36. ~ xe6 gro.
~ xe6 37. ~ c4 ganando) 35. ~ g5
~ d5 36. ~ xc5 ~ a4 37. ~ xd5 53. ~ d3 bi a4!
~ xb2 38. bi xf5 y las blancas al - 54. ~ e3 bl. c4!
canzan la cima. 55. ~ d4 ~ C3+
56. ~ e2 ~ eS
34. ~ b4! 57. ~ f3 ~ h5
35. ~ c1? ~ aS 58. ~ es ~ c3
36. b1 d2 ~ d5 59. ~ f2 ~ h4
37. ~ cd1? 60. ~ g2 ~ b3

El error decisivo de las blancas en Las blancas abandonaron.

140
Partida 21

Beljavsky - Jalifman
Reggio Emilia, 1991/92

1. d4 <í)f6 fuerte 20 ... f4! 21. g4 <í) fxg4 22.


2. c4 g6 fg <í)xg4 23. ~ xg4 ~ xg4 etc ... )
3. <í) c3 ~ g7 21. m c1 f4! 22. g4 h5 23. h3
4. e4 d6 <Z) h 7 24. ~ e 1 ~ f6 25. ~ g2 (era
5. <í) f3 0-0 más sólida la profiláctica 25. b!,h2)
6. ~ e2 e5 25 ... e g7 26. z:!, f 1 <í) hg5 27.
7. 0-0 <í)c6 b!, h1.
8. d5 <í) e7
9. <í) d2 a5
f:~~ {
10. 'ª b1 <í) d7 !;.;~ !\

11. a3 f5 ~!!'"'"
<f

12. b4 ~ h8
13. f3 0l g8

Hasta aquí llegamos en los co-


mentarios a la partida preceden-
te. Ahora nos ocuparemos con
detalle de esta posición de moda.

14. m c2

En la partida Karpov - Kasparov


(Skelleftea, 1989) se jugó con
bastante pasividad 14. 0l b3. Ahora Kasparov se lanza a un
Ofrezco la partida completa. 14 ... valiente ataque, y sólo con difi-
ab 15. ab 0l df6 16. ~ d2 (es cultades cqnsigo salvar la posi-
mejor 16. c5, ahora las negras ción. 27 ... <í) xh3! 28. b!, xh3 0l g5
toman la iniciativa) 16 ... <í)h5 17. 29. b!, h2 hg 30. fg b!,h8 31. ~ h4
g3 <í)hf6! 18. z:!, f2 <í)h6 19. b!, a1 f3+ 32. ~ xf3 0l xf3 33. ~ xf6+
b!, xa1 20. m xa1 <í) f7 (aun es más m xt6 34. b!, xh8 e xh8 35. e g3
141
g5. Las negras podían ganar en Epishin - Kindermann (Viena,
forma de estudio: 35 ... ~ g8!! 36. 1991 ): 16. e5 0!h5 17. 0! e4! 0! f4
9 e3 0!d4 37. g5 9 h8!!, y la dama 18. Q1, e3 etc ...
irrumpe en h3 con jaque. Sin em-
bargo, la partida terminó de otra 15. <í)bS
manera.
36. 0!e2 ~ g7 37. 9 h1 0!d4 38. Recientemente el centro de aten-
0!bxd4 ed 39. 9 d1 '9 e5+ 40. ción de la investigación de esta
~ f3 '9 f6+ 41. ~ g3 9 e5+ 42. posición se trasladó en dirección
~ f3 '9 f6+. Tablas. a 15. ~ d3, forzando f5-f4, y sólo
ahora 0!c3-b5. Esta idea se em -
14. <í)gf6 pleó por primera vez en la si-
guiente partida.
A veces se encuentra 14 ... 0!df6, lvanchuk - Kasparov (Linares,
pero no tiene sentido que este 1992) 15. Q1, d3 f4 16. 0! b5 b6
caballo abandone tan pronto la 17. eS de 18. ba bl, xa5 19. 0! e4
casilla d7. bl, a8 20. a4 0! e8 21. aS Q1, a6 22.
En la partida Epishin - A. Kuzmin ~ d2 Q1, xbS 23. bl, xb5 0!d6 24.
(Campeonato de la URSS, 1991) bl, b2 '9 e7. Las negras han cons-
después de 14... ~ h6 15. 0! b3 truido una sólida fortaleza, y tras
ab 16. ab 0! df6 17. 0!a5! (nove- un juego atractivo y no exento
dad, antes se encontraba 17. ef, de errores los adversarios acor-
que daba ventaja a las negras) daron las tablas.
17 ... 0! h5 18. g3 0! hf6 19. f2
9 e7 20. ~ d2 ~ g7 las negras
'ª En lugar de 17. c5 tenemos la
jugada 17. 0!b3: 17 ... a4 18. 0!d2
mantuvieron la igualdad. Pero es g5 19. Q1, e2 bl, g8 20. 0!c3 con jue-
mejor para las blancas 15. 0!b5!? go complejo. En la siguiente parti-
ab 16. ab 0! df6 17. e5 fe 18. da se empleó la novedad de tur-
0! xe4 0! xd5 19. ed e6 20. f! e5 no.
con una pequeña ventaja blanca M. Gurevich - Jalifman (Munich,
(lvanchuk - Gelfand, Linares, 1992) 17. ~ b2!? Después de 17 ...
1992), y aun es más fuerte 20. gS 18. ~ e2 h5 19. e5! be 20. be
Q1, xh6! 0!xh6 y sólo ahora 21. '9c5. 0! xeS (20 ... de 21. 0! b3!) 21.
A 15 ... b6 ya es buena 16. 0!b3: Q1, xeS g4 22. fg 0! xg4 23.
16... a4 17. Q1, xh6 0! xh6 18. Q1, xg7+ ~ xg7 24. 0lb3! la venta-
0! d2 f4 19. ª be1 g5 20. g4! fg ja blanca no despierta dudas.
21. hg Q1, a6 22. ~ g2 .l:l, f6 23. En ese mismo torneo las negras
~ h1 con clara ventaja (Dautov - hicieron un intento para mejorar
Timoshenko, Podolsk, 1990). el juego.
La desafortunada 14 ... ab 15. ab M. Gurevich - Gelfand (Munich,
0!df6 llevó rápidamente a una 1992) 18 ... 0!e8!? En lugar de 18 ...
posición perdida en la partida h5) 19. g4! fg 20. hg g4 21. fg
142
~ g5 22. ~ d3! ~ df6 23. ~ f3
~ xg4 24. ~ xe5 ~ h3 25. ~ c6.
De nuevo las blancas consiguie-
ron ventaja. No obstante, en am-
bas partidas Gurevich terminó en
paz.
De forma contraria se desarrolló
la partida posterior M. Gurevich -
Yang Xian (Manila, 1992): 19 ... h5
(en lugar de la captura al paso) 20.
h3 b!, f7 21. ~ b3!? a4!? 22. ~ e1
~ f6 23. ~ d3 b$, h7 24. ~ g2 ~ f8
25. e5 ~ g6 26. b!, h1 ~ d7 27. e6
~ e8 28. ~ e3. Las blancas tienen
ventaja, y en esta ocasión Gure-
vich consiguió transformarla en Aún no se han aclarado las conse-
una victoria. cuencias del cambio 18 ... fe 19.
En la partida Hertneck - Piket (Ma- fe ~ h3. Ahora se han probado
nila, 1992) las negras retiraron el 20. ,/;H 2 y 20. bl e 1. La estructura
caballo enseguida, 17 ... ~ e8!, de peones en el flanco de rey se
aplazando g6-g5 en algunas juga- ha estabilizado, y es difícil para
das. 18. ~ e2 h5 19. ~ c3 a4 20. las negras obtener contrajuego.
e5?! (era correcta 20. b!,b2!?) 20 ... Epishin- Van Wely (Wijk aan Zee,
be 21. ~ e4 g5 22. h3 (y aquí era 1992) 20. b$, f2 ~ d7. Se impone
imprescindible 22. ~ a5 con juego 20 ... ~ g4, pero después de 21.
confuso) 22 ... eb! 23. ab ~ b6, y ll xf8+ ~ xf8 22. ~ f3 h6 23. ~ h4!
la ventaja ya está del lado de las ~ f6 24. ~ f3! las blancas consi-
negras. guieron una gran ventaja (Poluga-
jevsky- Z. Pelgar, Aruba, 1991 ).
15. axb4 21. c6 be 22. de. Era correcta
16. axb4 ~ h5 22. ~ xc6!, y el final después de
17. g3 ~ df6 22 ... ~ h6 23. ~ c4! ~ xc1 24. b!, xc1
18. c5 ~ xe4 25. b!, xf8+ b$, xf8 26. ~ xd7
~ xd7 27. ~ xc7 b$, b8 28. ~ d3
~ hf6 29. b5! es favorable a las
(Ver diagrama)
blancas. Si bien es verdad, que
las negras disponen de la jugada
Esta posición se puede conside- tranquila 22 ... b!, ac8, y en caso de
rar canónica. Se encuentra casi en 23. ~ xd7 ~ xd7 24. ~ c3 c6! 25. de
cada torneo ... ~ xc6 26. ~ f3 ~ b7 las posibilida-
des de ambos bandos están equi-
18. ~ d7 libradas.
143
22 ... 'f!e7 23. 0lc3 d5! 24. ed e4 Con idea después de bl.b3-c3 de
25. 0lc4 ?! Lleva a una situación crear una presión decisiva por la
muy peligrosa para las blancas, columna "e".
era correcta 25. 0ldxe4 0lxe4 26.
'f!xe4 'f!xe4 27. 0lxe4 ~ f5 28.
~ d3 0lf6 29. 0lc5 ~ xd3 30. 0lxd3
0lxd5, y las negras no tienen
compensación por el peón.
25 ... 0lg4 26. ~ xg4 b!. xf2 27.
~ xf2 ~ xg4 28. 'f! e3 ~ f8 29.
~ d2 'f! f7 30. h4 ~ f3 31. ~ e1
'f! f5, y el rey blanco corre gran
peligro.
Gelfand - Van Wely (Wijk aan
Zee, 1992) 20. b!. e 1!? Una jugada
más precisa, la torre no debe ser
un estorbo ... 20 ... 0lg4 (merecía
atención 20 ... 0le8 21. 0lf3 h6 22.
0lh4 ~h7 23 . .1lb3 0lhf6 24 . .1lc3
0lg4, y las negras consiguen man- 19. 0> xg3!?
tenerse, Van der Sterren - Nij-
boer, Holanda, 1992) 21. 0lf3 h6 Un agudo golpe, jugado por pri-
22. cd?! El cambio de damas mera vez por Kasparov en una
aligera la posición de las negras. partida contra mí (regresaremos
El método de juego correcto con- a ella un poco más abajo). Esta
sistía en 22. bl.b3! (también es enérgica acción, al parecer, es
buena enseguida 22. ~ f1! ~ xf1 imprescindible. Otras continua-
23. btxf1 'f!d7 24. 'f!e2, y el con- ciones, 19... ~ h6 y 19 ... fe no se
trajuego de las negras entra en un han justificado completamente.
callejón sin salida) 22 ... }¿f7 23. Epishin - Dolmatov (Podolsk,
~ f1 ~ xf1 24. b!.xf1 ~ f8 25. c6! be 1992) 19 ... ~h6 20. b!.c3 0lg7 21.
26. de. La ventaja está de parte ~ d1! (ahora las blancas tienen la
de las blancas (Huzman - lvanov, posibilidad de colocar el alfil en
Wijk aan Zee, 1992), pero aun es b2} 21 ... 0> ge8 22. ~ b2 fe (es
mejor 26. 'f!xc6! más tenaz 22 ... 11!!e7, manteniendo
22... cd 23. 11!!c7 'f! xc7 24. la tensión) 23. 0>xe4 0l xe4 24.
0l xc7 b!.a2 25 . .1lb2 b!.a3 26. 'f! xe4 ~ f5 25. 'f!c4 ~ g7 26.
0lh4 ~ h7 27. 0lb5!, y las posibi- 9 b3! Las blancas empiezan la re-
lidades blancas son claramente agrupación de fuerzas , para pre-
mejores. pararse para la ruptura e5-e4.
26 ... ~ g8 27. bl,c4 bl, f7 28. ~ e 1
19. btb3 0lf6 29. 0lc3. Era más fuerte 29.

144
~ e3! e4 30. cd cd 31. 0ld4 con blancas tienen una seria ventaja .
ventaja. Epishin - J. Polgar (Viena, 1991)
29 ... ~ f8 30. ~ e3 ~ h6 31. ~ f2 22 ... ~ d7 (un intento de mejorar
~ d7?! Ahora las negras pierden el juego, en compa ración con 22 ...
su posibilidad, 31 ... e4! 32. fe (32. de, como se jugó en el encuentro
f4 g5!) 32 ... 0l xe4 33. bl. xe4 ~ xe4 precedente) 23. 0l f3 ~ xe1 24.
34. 0l xe4 bl. e8. ~ xe1 0l f4 25. 0l g5! 0l xe2+ 26.
32. b5 0l g4 33. 0le4! 0l xf2 34. ~ xe2 ~ g4 27. ~ e4 0l e8 28.
~ xf2 b6 35. ed ed. bl. f1 .!l xf1+ 29. ~ xf1. De nuevo
la ventaja blanca es indudable,
aunque más adelante Judit pudo
zafarse e incluso alcanzó la victo -
ria .
Gelfand - Kasparov (París, 1991)
19 ... fe 20. fe ~ h3 (a 20 ... de 21.
be c6 es fuerte 22. 0l d6! cd 23.
Zl xb7) 21. bl. e1 ~ h6 22. 0l f3
~ xe1 23. Zl xe1 0l g4?! (era co-
rrecta 23 ... 0le8!?) 24. ~ d2 ~ e7
25. Zl be3 h6. Aquí después de
26. ~ f1 ~ xf1 27. bl. xf1 g5 las
negras consiguieron buen juego y
finalmente ganaron. Sin embargo,
en caso de la correcta 26. cd cd
27. 0lh4! la ventaja de las blancas
36. bl. e6! ~ xe6 37. de ~ h8 38. no despierta dudas.
.!l xd6 ~ e1 39. ~ e3 ~ a3 40. Después de 19 ... ~ h6 20. bl. e3 es
bl. e6 ~ g7 41. ~ g2 bl. e7 42. ~ e4 bastante azarosa la jugada 20 ...
bl. aa7 43. h4 .!lxe6 44. ~ xe6 ~ f4!?, empleada por Kasparov
~ f8 45. ~ b3 h6 46. ~ e4 g5 47. en su partida con Kamsky (Dort -
hg hg 48. ~ e6 g4 49 . fg. Las mund, 1992). Después de 21. ed
negras abandonaron. 0l xg3 22. hg 0lh5 23. gf 0l xf4
De forma diversa se desarrolla- (o 23 ... ~ h4 24. bl. f2 0l xf4 25. ~ f1
ron dos interesantes partidas en- ~ xb5 26. de!! ~ g3+ 27. bl.g2 0lxg2
tre Epishin y J. Polgar. 28. ~ xg2 ~ e1+ 29. 0lf1 ganando;
Epishin - J. Polgar (Brno, 1991) Kasparov) 24. ~ e4! 0l h3+ 25.
20 ... fe 21. fe ~ h3 22 . .!l e1! de ~ h1 ~ h4 26. 0l b3 fe 27. ~ h2
(22 ... 0lg4 23. ~ xg4 ~ xg4 24. 0lc4 bl. f5 28. f4! bl. h5 29. ~ g3! las
~ xc 1 25. bl. xc 1 g f6 26. 0la5!) 23. negras se quedaron en la estaca -
be e6 24. de ~ xd2 25 . ~ xd2 da.
be 26. 0l d6 0l g4 27. Z'l f3 ~ e7
28. bl. b1 Zl xf3 29. ~ xf3, y las 20. hxg3 0lh5

145
21. f4 varse. Sin embargo continuando
29. <í'l xe4!, yo podía aumentar mi
A 21. bl, f2 seguiría 21 ... ~ xg3 22. ventaja, por ejemplo: 29 ... c5
~ f1 ~ xe2+ 23. ~ xe2 fe 24. fe (29 ... d5 30. ~ f2 d4 31. ~ c5 il f5
bl. xf2 25. ~ xf2 b!. a1 ó 25 ... ~ h4+ 32. ~ xc7; 29 ... ~ h3 30. ~ xg7+
26. ~ g1 ~ xb5 27. ~ xb5 ~ xe4 ~ xg7 31. ~ XC7+ ~ h8 32. ~ C3+)
con juego excelente para las ne- 30. be! de 31. ~ xc5 ~ f7 32 .
gras. Tampoco valía 21. ~ f2 ~ xg7+ ~ xg7 33. ~ d4+ ~ h6 34.
~ xg3 22 . ~ xg3 ~ g5+ 23. ~ f2 ~ xg2 ~ f4 35. <í'lbc3 con el trasla-
~ h4+ 24. ~ e3 ~ h6+ 25. ~ d3 do del caballo por el itinerario
~ xb5+ 26. ~ c3 ~ xe2, y las ne- ~ c3-d5-e3.
gras alcanzan el éxito.
22. ~ xb5 exf4
21. ~ xb5!

Aquí, por fin, vamos a recordar


mi partida con Kasparov, donde
se encuentra por primera vez el
sacrificio del caballo en g3.
Karpov - Kasparov (Tilburg,
1991) 21... ef 22. c6! be 23. de
~ xg3 24. bt xg3 fg 25. cd g2!
Perdí a 25 ... ~ h4? 26. ~ f3 ~ h3 27.
~ b2 g2 28. ~ xg7 + ~ xg7 29. b!. e 1.
26. ilf3. La ventaja era mucho
más grande en caso de 26. ilf2!
~ xd7 (26 ... ~ h4 27 . .tixg2 fe 28.
~ f1) 27. ef.
26 ... ~ xd7 27. ~ b2. Era mejor
27. ef!?, y si 27 ... c6?, entonces 23. ~ b2
28. ~ b2! con ventaja decisiva.
27 ... fe 28. ilxf8+ bl xf8 29. Esta jugada fue propuesta por
~ xg7+. Tras esta jugada la ven- Epishin. De una forma distinta
taja de las blancas resulta insigni- transcurrió la partida Jalifman -
ficante. Como resultado de 29 ... Kindermann (Munich, 1991 ): 23.
~ xg7 30. ~ xe4 ~ f6 31. <í'l f3 gf ~ xf4! 24. ~ f3 fe 25. ~ xe4
~ f4 32. ~ e7 bl f7 33. ~ e6 bl f6 ~ c8! 26. <í'lh2 <í'l h3+ 27. ~ g2
34. ~ e8+ bl f8 35. ~ e7 bl f7 36. .lla2+ 28. ~ b2! bl xf1 29. ~ xf1
~ e6 bl f6 37. ~ b3 g5 38. ~ xc7 bl xb2+ 30. bl xb2 ~ xb2 31.
g4 39. ~ d5 ~ e1+ 40. ~ d1 ~ e3! de 32. be ~ f5 33. ~ e8+.
~ xd1 41. ~ xd1 surgió un final, Tablas.
en el que Kasparov consiguió sal- En una partida más reciente Epis-

146
hin - Piket (Wijk aan Zee, 1992) No valía 25. -ª xf4? por 25 ... ~ e2+
las blancas reforzaron el juego: 26. ~ xe2 f'!J g5+.
23. ef!? ~ xg3 24. ,g xf4 ~ xf5
25. ~ f3 de 26. be g a1 27. ,g d3! 25. ~ g8
f'!l e7 28. ~ h2 z:l, fa8 29. ~ b2 26. -ª xf4 ~ h5
,g 1a2 30. ,g b3 ~ e3 31 . f'!J e2 27. ,g f2 fxe4
f'!J xe5 32. -ª e4 con ventaja deci- 28. bl. xf8+ f'!J xf8
siva. Sin embargo las negras po-
dían jugar con mayor precisión, y
en dos ocasiones: 23 ... gf! (en
lugar de 23 ... ~ xg3) 24. ~ f3 (24.
gf f'!l h4 25. ~ f3 ~ d4+ 26. ~ g2
g g8+ 27. ~ g5 -ª a 1!, y las blancas
están indefensas) 24 ... ~ xg3 25.
bl f2 bl a1 26. g b1 -ª xb1 27.
f'!J xb1 de 28. ~ xf4 ~ e4, y las
negras no tienen nada que temer;
26... f'!J xd5!? (en lugar de 26 ...
-ª a1) 27. g d3 (27. ~ b2 b6!? 28. cb
cb 29. ~ c6 f'!J d6) 27 ... -ª a2! (27 ...
f'!l e6 28. ~ d7!) 28. f'!J e4? f'!J xe4
29 . ~ xc4 -ª a1 30. b!. d1 g xe1!
31 . -ª xe 1 ~ h6! con ventaja de
las negras. Las blancas están obli- 29. ~ xe4
gadas a continuar 28. -ª xd5, que
se encuentra en la partida Ruble- Era imprescindible poner en jue-
vsky - Pugachev (Rusia, 1992): go el alfil, 29. ~ d7! ~ f4 30. f'!l e3,
28 ... -ª c2 29. ~ d2 c6 30. ~ a4 manteniendo la ventaja.
cd 31. ~ xc2 -ª c8 32. ~ xf4 gf
33. ~ b4 ~ f8. Tablas. 29. f'!J f5
30. f'!J f3
23. ~ xg3!?
Era más sólida 30. ~ f2 f'!J g5+ 31 .
Es peor 23 ... fg?! 24. ~ xg7+ ~ xg7 ~ f1 ~ f4
con juego confuso.
25. ef f'!l h4 26. ~ e4, pero es inte-
resante 23 ... f'!J g5!? 24 . ~ xg7+ 30. f'!J xd5
~ xg7 25. f'!J b2+ ~ h6 26. g bf3! fg 31. g d3 f'!J e5
27. ~ g2 f4 28. ~ d7 f'!Je5 con jue- 32. g d1?
go confuso.
Tras otro error más la ventaja
24. ~ xg7+ ~ xg7 pasa aliado de las negras. Mante-
25. f'!1 c3+ nía la igualdad 32. ~ c4+ ~ g7 (o
147
32 ... ~ h8) 33. bl d1 seguido del 39. ll!ih 1 Zl f5
cambio de damas. 40. bxc6 bxc6
41 . 'í! b3 Jj g5
32. d5 42. ~ h3 bt g3
33. <D f2 c6 43. @b8+ ~ g7
44. @e5+ ~ h6
Ahora la ventaja negra es induda- 45. 'í! e6 @f3+
ble. 46. ll!ih2 @f2+
47. ~ h1 'í! xc5
34 . ~ f1 bl f8 48. Zl f1 'í!c2
35. @h3 49. Zl f7 @d1+
50. Zl f 1 @c2
Es mala 35. @g4? 'í!e3! 51. Zl f7 @d1+
52. Zl f 1 @d3
35. <D f4 53. ll!ih2 l'l. g5
36. @f3 54. @eS

Y aquí a 36. 'í!h4 era muy des- La resistencia solo era posible
agradable 36 ... 'í!e3. tras 54. f>li' d6.

36. f>li' b2! 54. f>li' g3+


55. ~ h1 ~ h5
La desgracia de las blancas es la
falta de puntos de apoyo. Las blancas abandonaron.
La incorporación del rey decide el
37. b5 <Dh3+ resultado del combate: 56. f>li'd7
38. @xh3 f>li' xf2+ h6 57. f>li' e6 ~ h4.

148
Partida 22

Karpov - Kasparov
Reggio Emilia, 1991/92

1. d4 ~ f6 6. e5
2. c4 g6
3. ~ c3 ~ g7 La continuación 6... c6 (o 6 ...
4. e4 d6 ~ bd7) seguida de e7-e5 general-
5. f3 0-0 mente lleva a una transposición
6. ~ e3 de jugadas. Pero si el avance del
peón "e" se retrasa, entonces el
juego toma una nueva dirección.
Aquí se puede recordar la partida
inicial de mi último match con
Kasparov.
Karpov- Kasparov (5, 1) 6 ... c6 7.
~ d3 a6 8. ~ ge2 b5 9. 0-0 ~ bd7
10. bl c1 (o 10. b3 e5 11. d5 con
una pequeña ventaja blanca) 1 0 ...
e5 11. a3 ed 12. ~ xd4 ~ b7 13.
cb cb 14. 'ª e1 ~ e5 15. ~ f1
i:l e8 16. ~ f2 d5 17. ed ~ xd5
18. ~ xd5 ~ xd5 19. a4 ~ h6?!
En una posición equilibrada las
negras han tomado una decisión
audaz. 20. 'ª a1 ~ c4 21. ab ab
El sistema Samisch siempre se ha 22. bl xa8 bl xa8.
considerado una de las armas
más peligrosas contra la defensa (Ver diagrama)
india de rey. Sin embargo en los
últimos años, sobre todo gracias Aquí en lugar de 23. ~ b3? ~ c6
a Kasparov, las negras han idea- 24. ~ d3 ~ d6! con rápidas ta-
do numerosos caminos nuevos blas, las blancas tenían la fuerte
para conseguir contrajuego. jugada 23. ~ xb5!, por ejemplo:
149
el centro y en el flanco de dama.
1 O. ~ b3. En caso de 1O. d5 ~ ce5
11. e d2 c5 12. ~ h6 (12. b3 ~ a5!)
las posibilidades blancas son pre-
feribles, pero es posible 1 0 ...
~ xc3+ 11. be ~ ce5, intentando
aprovechar las debilidades de la
estructura de peones blancos.
Merecí a atención 1O. ~ 3e2 e5 11.
d5 ~ d4 y sólo aquí 12. ~ b3 .
1 0 ... a5 11. a4 ~ b4 12. ~ e2 .
Ahora las negras consiguen reali-
zar su proyecto. Debieron conti-
nuar 12. ~ d2 ó 12. ~ d5!? En el
segundo caso son posibles tres
23 ... e xd1 24. ,g xd1 ~ xb2 25. variantes: 12 ... c5 13. de ~ xb2 14.
,gb1 ~ a4 26. ~ c7; 23 ... ~ xb2 24. Zlb 1 ~ xd5 15. cd ~ c3+ 16. ~ f2
e xd5 ~ xd5 25. ~ c7 b!. d8 26. ~ d4 con ventaja posicional de las
~ a4 27. ~ f6 con ventaja decisi- blancas; 12 ... ~ xd5 13. cd f5 14.
va; 23 ... e xb5 24. b3 ~ d5 25. ~ d3 ~ f6 (es peligrosa 14... fe 15.
b!.e5, con peón de ventaja. ~ xe4 ~ e8 16. e c2 ~ h7 por 17.
La jugada 6 ... ~ c6, que antes go- g4) 15. 0-0 fe 16. fe ~ g4 17. ~ g5,
zaba de gran popularidad, ahora y de nuevo las blancas están me-
ha sido desplazada por la jugada jor; 12... b6 (preparando c7-c5)
6 ... e5. Si bien es cierto que Fis- 13. ~ g5! b!,e8 ( 13 ... f6? 14. ~ d2 c5
cher, con un "retraso" de 20 años, 15. ~ f4 con ganancia de material)
en su nuevo match con Spassky 14. ~ e2 c5 15. 0-0 ~ b7 16. e d2
aprovechó las armas de su épo- con juego complejo.
ca ... 12 ... b6 13. g4? hg 14. fg c5 15.
Spassky - Fischer (Yugoslavia, h5 cd 16. ~ xd4 ~ c5! 17. ~ d5
1992) 6 ... ~ c6 7. ~ ge2 a6 8. h4 ~ b 7 18. ~ f5? gf, y las negras
h5 9. ~ c1 ~ d7!? En la 28ª parti- ganaron rápidamente.
da después de 9 ... e5 1O. d5 ~ d4
11. ~ b3 ~ xb3 12. e xb3 ~ h7 13. 7. d5
~ e2 ~ h6 14. ~ xh6 ~ xh6 15.
O-O-O ~ g716. l1211 b1 e e717. b!. dg1 Después de 7. ~ ge2 ed 8. ~xd4
b!.h8 18. g4 hg 19. fg ~ d7 20. g5 ,ge8 9. ~ e2 c6 1o. e d2 etc ... sur -
las blancas consiguieron una gran ge una posición ya conocida por
ventaja. En la partida final del la Partida Nº 18. Allí se produjo
match las negras emplearon una una transición al sistema Samis-
interesante novedad, relacionada ch: 5. ~ f3 0-0 6. ~ e2 e5 7. ~ e3 ed
con un inmediato contrajuego en 8. ~ xd4 b!, e8 9. f3 c6 10. e d2

150
etc ... El juego adquiere un carác- 20 ... 0l f4 21. g5.
ter independiente en caso de 7...
c6 8. ~ d2 0lbd7 9. d5 ó 9. 0-0-0.

7. c6

En el último match por el campeo -


nato mundial el sistema Samisch
se jugó dos veces, y en ambos
casos siguió 7... 0lh5 8. ~ d2. En
la 12-ª partida después de 8 ... f5
9. 0-0-0 a6 10. ~ d3 c5 11. de
0l xc6 12. 0l d5 ~ e6 13. ~ b6
~ d7 no pude conseguir una sóli-
da ventaja en la apertura. La pre-
sión blanca se mantuvo toda la
partida, pero finalmente Kaspa-
rov consiguió las tablas. En la par- 21 ... 0l 6xd5! 22. 0l xd5 0l d3+!
tida (5, 23), que sigue a ésta, 23. ~ xd3? Las blancas están
Kasparov prefirió 8... ~ h4+, desconcertadas. Después de 23.
pero las cosas t ranscurrieron mal ~ b 1 -ª xf3 24. -ªhf 1 surgían unas
para las negras. Fue muy bonita la salvajes complicaciones, que,
siguiente partida. como demostró el análisis, final-
Timman - Kasparov (Linares, mente podían llevar a una plena
1992) 7... 0lh5 8. ~ d2 f5 9. igualdad.
0-0-0 0l d7 10. ~ d3 0l c5 11. 23 ... ed 24. ~ ce7+ ~ h8 25.
~ c2 a6 12. 0lge2 b5. Al pare - 0l xc8 e4+. Las blancas abando-
cer, una novedad, antes se juga- naron.
ba la pasiva 12 ... b6.
13. b4 0ld7 14. cb ab 15. 0l xb5 8. ~ d3 cxd5
.lh a2 16. 0l ec3 -ª a8 17. ~ b2.
Tras 17. 0la7 0ldf6 18. 0lc6 ~ d7 No se puede considerar termina-
19. h3 0lg3 20. -ªhe 1 las posibili- da la discusión alrededor de la
dades blancas son preferibles. aguda jugada 8 ... b5. En la partida
17 ... 0ldf6 18. 0la7 fe 19. 0l c6 Timman - Kasparov después de
~d7 20. g4? Jugado con dema- 9. cb?! cd 1 O. ed e4! 11. 0l xe4
siada audacia, tras la captura en ~ xd5 12. ~ g5 'fla5+ 13. 'fl d2
e4 las negras aún debí an luchar ~ xd2+ 14. ~ xd2 ~ xb2 15.
por la igualdad. Ahora todas sus -ªb1 ~ g7 16. 0l e2 0ld7 surgió
piezas se animan, y las blancas no una posición enmarañada, en la
resisten el súbito asalto del ad- que Kasparov superó a su adver-
versario. sario. Después surgieron las me-

151
joras: para las blancas, 15. bí, d 1! a5 las negras tienen buen juego,
con ventaja (Razuvaiev- Lautier, lo que demuestran las partidas de
París, 1989), y para 'las negr as, Uhlmann de princip ios de los año s
12... 'lf b6! 13. 'lf d2 ~ d7 14. 80.
~ c4 ~ 5f6 15. ~ xf6+ (Gulko -
Kasparov, Linares, 1990), y aquí 13. ~ c5
en lugar de 15... ~ xf6? debió 14. ~ c4
continuar 15 ... ~ xf6 16. ~ e2 bí,e8
17. ~ h4 d5 18. ~ d3 (es mala 18. Se encuentra 14. ~ b 1 a5 15. f 4
~ f2? por 18 ... 'lfe6 19. ~ d3 ~ e4) (Knaak - Reyes, Novi Sad, 1990)
18 ... ~ b 7! 19. ~ f2 d4! con la des- y ahora 15 ... 'lfe8 16. fe ~ xe5 17.
agradable amenaza ~ f6-d5-e3 . 'lfd2 ~ d7 18. ~ f4 ó 15 ... e4!? 16.
Y a pesar de todo las blancas ~ d4 ~ f6 17. h311evaba a un juego
cons iguieron descubrir el aspec- complejo.
to negativo del temprano ataque
8 ... b5!? En la partida lvanchuk - 14. a6
Piket (Tilburg, 1989) después de 15. b4 ~ d7
9. a3 cd (es favorable a las blan- 16. a4
cas 9 ... be 1O. ~ xc4 c5 11. b4! u
11. ~ ge2 ~ bd7 12. b4 ~ h5 13. 0-0 La atractiva 16. ~ d3 es insufi-
~ f4 14. \& h1 l:lb8 15. b;i b1 ~ b6 16. ciente para conseguir ventaja de-
~ b5, Razuvaiev - Uhlmann, Dort- bido a 16 ... b5! 17. 'l! c2 ~ b6 18.
mund, 1991) 10. cd a6 11. ~ ge2 g4 fg! (es favorable a las blanca s
~ e8 12. 0-0 ~ d7 13. l& h1 l&h8 18 ... ~ f4 19. ~ xf4 ef 20. ~ xf 4
14. b4 f5 15. ef gf 16. a4 ba ~ f6 21. ~ e3 ~ c4 22. ~ xc4 be 23.
17. bl. xa4 bl. b8 18. 'lf c2 consi- gf ~ xf5 24. ~ e4) 19. fg bí, xf1 +
guieron mejores posibilidades . 20. bl. xf1 ~ xg4 21. ~ xh7+ l&h 8
22. 'lf g6 ~ c4! (22 ... ~ f6 23. bí, xf6
9. cxd5 ~ h5 ~ xf6 24. 'lf xg4 l&xh7 25. 'lfh3+
con un ataque peligroso).
También se encuentran otros sal-
tos del caballo, 9 ... ~ a6, 9 ... ~ e8. (Ver diagrama)
Pero el salto a h5 corresponde
completamente al espíritu de la En esta aguda posición el juego
posición. puede terminar de la siguiente
manera: 23. 'lf xg4 (no pasa 23.
10. ~ ge2 f5 ~ h6 por 23 ... 'lfh4! 24. ~ g3 e4! 25.
11. exf5 gxf5 ~ xg7+ ~ xg7 26 . ~ cxe4 ~ e5)
12. 0-0 ~ d7 23 ... ~ f6! (23 ... ~ xe3? 24. 'lfxh5
13. bí, c1! ~ xf1 25. ~ f5+ l&g8 26. ~ e6+) 24.
bí, xf6 ~ xe3! 25. 'l!h3 'lf xf6 26.
En caso de 13. 'lfd2 ~ c5! 14. ~ c2 ~ g6+ l& g8 27. ~ h7+ con tablas.

152
las negras tienen tiempo para un
agudo contraataque.
26 ... f4!

Merecí a atención 16. e d2!? b5


17. ~ b3! 0l b6 18. a4! ~ d7 (es
favorable a las blancas 18 ... ba
19. 0J xa4 0J xa4 20. ~ xa4) 19.
e a2, y las posibilidades blancas 27. ~ d4?! Anand condenó esta
son mejores: 19 ... b!. c8 20. ab ab jugada, considerando que era
21. ~ a6 0J c4 22. ~ xc4 ~ xc4 mejor 27. ~ xf4. En ese caso des-
23. 0J xb5 etc ... pués de 27 ... 0J xf4 28. ~ xf4 (tras
Antes de seguir adelante, debe- 28. 0J xf4 ef 29. gf 0Jh5 las negras
mos recordar la siguiente partida, tienen una peligrosa iniciativa)
en la que las blancas jugaron 16. 28 ... 0J g4! 29. fg e xf4 30. 0J xf4
a4. ~ xc3 31. b!. xd6 (si 31. h3, enton-
Timman - Kasparov (París, 1991, ces 31 ... b!. gf8) 31 ... ~ xg4 las ne-
ajedrez activo) 16... ~ eS 17. gras tendrían buenas posibilida-
~ h1 0J df6 18. b5 ~ g6 19. des de tablas. Por ejemplo: 32.
~ d3!? En caso de 19. ba ba 20. 0J e6 (es mala 32. b!.c6 ~ d2 ó 32.
b!.b 1 es buena 20 ... ~ h8 21. bl.b6 h3 ~ e5) 32 ... ~ b4 33. -ªb6 ~ xe6
b!. g8!? 34. b!. xb4 (34. de ~ c5) 34 ... ~ xd5.
19 ... e4 20. ~ c2 ~ d7 21. baba 27 ... 0J g3+. Tras 27 ... e3 es inte-
22. b!.b1 b!. ae8 23. ~ d2 ~ h8 24. resante 28. e e 1, con idea de pa-
bl. b6 b!. gs 25. b!. g1 e n 26. sar la dama a h4 y tomar bajo
b!. xa6. control adicional la casilla g3. En
Y aquí es peligrosa 26. b!. xd6 por esta compleja posición existen
26 ... f4 27. 0Jxf4 0Jxf4 28. ~ xf4 un número incalculable de posibili-
0lh5 29. g3 0J xf4 etc ... Es más dades. Intuitivamente puede dar
sólida 26. ~ d4, y las posibilidades la impresión de que los saltos de
blancas son preferibles. Ahora caballo del tipo de 28 ... 0Je4, 28 ...
153
~ g4 y 28 ... ~ g3+ no ofrecen el No se conseguí a expulsar a la
éxito. Merece atención 28 ... dama: a 18. ~ f2 ó 18. ~ e1 sigu e
~ xd5 , y es mala 29. ~ xd5 por 18 ... ~ g4.
29 ... ~ xd4, y 29 . .l:l, xd6 parece
arriesgada por 29 ... ~ b4 . Ahora 18. z:!, g8
parece que la única posibilidad es 19. g3 ~ h6
echar leña al fuego, 30. ~ xh7!?, y
si 30 ... ~ xh7, entonces 31. ~ b 1+. No valía 19 ... ~ h3 por 20. ~ d1.
28. ~ xg3 fg 29. ~ f4 gh? Kas-
parov, según Anand, se apartó 20. z:!, f2 ~ h3
de la jugada 29... ~ h5 por 30. 21. z:!, g2
~ xg3 ~ xd5 31. ~ xg7+! z:!, xg7 32.
z:!, xd6. Pero en caso de 32 ... ~ xc3 En esta tensa posición es necesa-
33. z:!, xd7 Anand examina solo la ria una atención extraordinaria. A
respuesta 33 ... .l:l,g8, sin embargo 21. fe 7 decide al instante 2 1...
acude en ayuda de las negras la ~ xg3!
jugada de problema 33 ... z:!, e5! Si
ahora 34. bt xg7 (34. ~ xc3? 21. ~ hf6?!
~ xh2+!l, entonces 34 ... ~ e2 35.
g4? ~ h3, y las negras ganan. Tras
35. ~ xe5 ~ xe5 las blancas deben
buscar las tablas.
30. bt f1! ef 31. ~ xf3 bt ef8 32.
z:!, xd6 ~ g4 33. z:!, xf6 ~ xf3 34.
z:!, xf7 ~ xg2+ 35. ~ xh2. Las ne-
gras abandonaron.

16. ~ h4!

Esta partida se jugó solo un par


de meses después de la partida
examinada anteriormente, y Kas -
parov preparó una importante
novedad.
Era peligrosa para las blancas
17. f4 21... ~ df6, por ejemplo: 22. ~ h1
~ g4 23. z:!,f1 ~ d7 24. ~ d3 ~ g6
Yo no quería entregar el peón de 25. ~ g1 (es peor 25. fe ~ xe3 26.
b4 . ~ xe3 ~ g4 27. ~ f3 de 28. ~ xf5
~ xf5 29. ~ xf5 il af8! 30. ~ xf8
17. ~ h8 z:!, xf8 31. ,!::!, xf8+ ~ g7, y no pue-
18. ~ d2 den defender sus debilidades)
154
25 ... g ae8, y las negras tienen una 32. 0l d1 ~ g7
disposición de fuerzas ideal para 33. Q1, d4 0le4
el ataque al rey blanco. 34. g f3 g gS
35. ~ f1 ~ xd4
22. ~ h1 0l g4 36. ~ xd4+ g eg7
23. 0l g1 ~ h5 37. 0l c3 ~ f6
24. ~ e2! 38. 0lge2 ~ xd4
39. 0l xd4 0lgf6
Esta clavada limita fuertemente 40. ll xg7 g xg7
la actividad de las negras. 41. b6 0l xc3
42. ll xc3 0l xd5
24. 0l df6 43. g bJ 0l xf4
25. ~ b6
Las negras han conseguido ven-
La alternativa era 25. h3 ~ d7 (es taja material, pero las blancas tie -
insuficiente 25 ... 0lxe3 26. ~ xh5 nen suficientes recursos defensi-
0l xg2 debido a 27. ~ f3) 26. g h2 vos.
0l xe3 27. ~ xh5 0l xh5 28. 0lce2 (o
28. ~ xe3 0l xg3+) 28 ... llxg3 29. 44. ~ h2 g g6
g c3 (lleva a mate 29. g c7? g ag8 45. ~ b5 ~ xb5
30. ll xd7 g xg 1 + 31. 0l xg 1 46. g xb5 'ª g2+
0lg3++) 29 ... ef con un peligroso 47. ~ h1 g d2
ataque. 48. 0l xf5 ~ g8
49. g b4 0l xh3
25. ~ d7 50. g c4 0l f2+
26. h3 g ae8 51. ~ g1 0l h3+
27. g f1 52. ~ h1 ~ f7
53. ll c7+ ~ e6
No pasaba 27. llh2 por 27 ... ef 28. 54. 0le3 0lg5
gf (28. hg? !1 xh2+) 28 ... g xe2 29. 55. 'ª xb7 h5
llxe2 0le5 30. ~ d4 g xg 1+ 31. 56. llg7 0l f3
llxg1 !1f3+. 57. g g2 ~ d7
58. 'ª xd2 0lxd2
27. g g7 59. ~ g2 ~ eS
28. b5 axb5 60. 0l f5 0le4
29. axb5 'ª ge7 61. ~ h3
30. !1 b2 exf4
31. gxf4 !1 h4 Tablas.

155
Partida 23

Karpov - Kasparov
Match por el campeonato mundial (5, 23)
Lyon, 1990

1. d4 0J f6 12. 0Jxe 7 + ~ f8 13. 0Jd5 ~ xb2 con


2. e4 g6 juego agudo, por ejemplo: 14.
3. 0J e3 ~ g7 btb 1 ~ g7 15. 0Jh3 0J c5 16. 0J f 2
4. e4 d6 ~ e6 17. ~ e2 btac8 18.0-0 bt d6 19.
5. f3 0-0 bt fd1 bt a6 20. bt d2 bt a3 21. ~ f1 b6
6. ~ e3 eS 22. f4?! ~ c3 23. 0J xc3 bt xc3 24 .
Vl!r e 1 ~ xc4! 25. 0J d 1 0Jd3+ 26.
Al parecer, se debe recordar otra ~ xd3 bt xd3 27. g bb2 .lla3, y las
aguda jugada, 6 ... c5, que está negras tienen ventaja (Korchnoi-
unida a un sacrificio de peón. Es Z. Polgar, Roquebrune, ajedre z
muy ilustrativa la siguiente parti- activo, 1992).
da. 1 0... a5. Es posible 10... b6 11.
Kramnik - Nunn (Manila, 1992) 6 ... ~ e2 ~ b 7 12. 0lh3 0J d7 13. 0-0-0
e5 7. de. En la partida Kramnik - ~ xc3 14. be ~ a6 15. 0J f4 e6 16.
Har Zvi (Oakham, 1992) se jugó 7. c5 ~ xe2 17. 0J xe2 0Jxc5 18. ~ xc5
0Jge2 0J c6 8. d5 0J e5 9. 0Jg3 e6 1O. be 19. bt xd8+ bl. xd8 20. bt d1
~ e2 ed 11. cd a6 12. 0-0 b5 con g xd1+ 21. ~ xd1 Vl!r f8 22. ~ c2
posibilidades mutuas. ~ e7 (Knaak- Hassan, Camagüey,
7... de 8. 9 xd8. La aguda 8. e5 1987) o 11. 0J ge2 e6 12. 0Ja4 ~ h6
0J fd7 9. f4 f6 1O. ef 0J xf6! (mejor 13. g d 1 ~ a6 14. 0Jec3 0J d4 15.
que 10... ef) da a las negras bue- ~ d3 0Jh5 16. Vl!r f2 0J f4 17. ~ b 1
nas posibilidades, por ejemplo: ~ xc4 18. ~ e7 bt d7 19. ~ f6 ~ g7
11. 9 xd8 bt xd8 12. ~ xc5 ~ f5! 13. 20. ~ xg7 ~ xg7 con rápidas ta-
0J f3 0J e4 14. 0J xe4 ~ xe4 15. ~ a3 blas (lvanchuk - Gelfand, Reggio
0J c6 16. ~ e2 0J d4 17. 0J xd4 ~ xd4 Emilia, 1991).
18. ~ f3 ~ xf3 19. gf bt ac8 con 11. bl. d1 ~ e6. Algunas rondas
ventaja en el final (Campos More- después, ya en la Olimpíada,
no - Mortensen, Barcelona, 1991 ). Nunn contra Nenashev jugó 11 ...
8 ... bt xd8 9. ~ xe5 0J e6 1 O. ~ a3. g xd1+ 12. ~ xd1 b6, pero no con-
O 1O. 0Jd5 0J d7! 11. ~ xe 7!? 0Jxe 7 siguió igualar.
156
12. 0ld5 ~ xd5 13. cd 0lb4 14. 20 ... h6 21. h4 a4!? 22. bí d3
~ b5 0l c2+ 15. ~ f2!? También ~ b2! La mejor chance práctica.
se encuentra 15. ~ e2 0l xa3 16. ba Después de 22 .. . ~ c5+ 23. ~ g2
bl.ac8 17. 0lh3 ~ h6!, y las negras bí a5 24 . .!lb 1 b6 25. g5 hg 26. hg
tienen buen contrajuego. 0lh7 27. bí d5 0l xg5 28 . .llxe5 0le6
15 ... 0l xa3 16. ba e6? (es mejor 29. ~ c6 es dudoso que las negras
16 ... bl.ac8 17. 0l e2 bl. c2) 17. d6! se mantengan.
e5 (jugada única: amenazaba e4- 23. g5! hg 24. hg 0lh7 25. f 4!
e5) 18. 0l e2 .i!1, f8 19. d7 ~ xa3?! Con idea después de 25 ... ef 26.
Teniendo en cuenta los siguien- bí d5 de excluir del juego al caballo
tes acontecimientos era más de h7. Tras esto no ayuda 26 ... f6
fuerte 19 ... ~ c5+ 20. ~ g3 ~ xa3 27. 0l xf4 <Dxg5 28. ~ e3 ~ g7 29.
21. &l d3 ~ c5 22. a4 b6 23 . .llhd 1 .IJ,g 1; a pesar del peón de ventaja ,
b!. a7 24. ~ h3 h5!, previniendo g2- la posición negra es tétrica.
g4. 25 ... .ll a5?! 26. ll d5 f6 .

20. g4! Novedad. Hasta ahora los 27. bí xh7! ~ xh7 28. gf ef 29.
contendientes repetían la partida e5 (los peones blancos son incon-
Van der Sterren- Shirov (Islandia, tenibles) 29... ~ h6 30 . 0l xf4
1991), donde siguió 20. bl. d3?! ~ xe5 31. n xe5 .IJ, xd7 32 . .i!1, xd7
~ c5+ 21. ~ g3 ~ f8 22. bí c 1 b6, y bí xe5 33. f7. Las negras abando-
las negras mantuvieron la posi- naron.
ción. Ya entonces Shirov indicó la
posibilidad 20. g4! La principal 7. d5 0l h5
debilidad de las negras es el peón 8. 'lid2 'li h4+
e5, el cual quieren capturar las
blancas tras g4-g5 y bí d 1-d5. (Ver diagrama)
157
produjo una revalorización de la
variante . En el encuentro Kaspa-
rov- Seirawan (Barcelona, 1989)
las negras emplearon un intere -
sante plan de contrajuego: 16 ...
f6 17. 01 f2 01 e8 18. g e3, y
ahora, como indicó Seirawan ,
continuando 18 ... e5!? 19. de be
20. g d1 01 e7 21. g cd3 01b5, las
negras podían conseguir com-
pensación suficiente. A propósi-
to, hubo otro intento para mejo-
rar el juego de las blancas. En la
partida Levitt - Martin (Giasgow ,
1989) las blancas obtuvieron una
La continuación habitual es 8 ... f5. victoria espectacular. Esto es lo
Pero a finales del match Kaspa- que sucedió: 18. 01 d3 (novedad)
rov decidió darme una pequeña 18 ... c5 19. ~ g3 ~ h6 20. h4
sorpresa. .Q¡, b5 21. a4! ~ xd3+ 22. ~ xd 3
01 b4+ 23. ~ e2 f5 24. h5 ~ xe 3
9. g3 rt!i e 7 25. hg h6 26. g xh6! ~ xh6 2 7.
f!!i h3 ~ g7 28 . g h1 ~ g5 29 .
El jaque de dama en h4 con fre- f!!i h7+ ~ f6 30. f!!i d7 ~ h6 3 1.
cuencia está unido a un sacrificio ll xh6. No obstante, también la
de dama bastante curioso, pero, retirada de la dama, en la que
probablemente, no del todo justi- detuvo su elección Kasparov, se
ficado; después de 9 ... 01 xg3?! encuentra algunas veces en la
1 O. f!!i f2 (razonablemente, es práctica de torneos.
mala 1O. .Q¡, f2 por 10... 01 xf1, y las
blancas sencillamente pierden un 1 o. 0-0-0 f5
peón) 1 0... 01 xf 1 11. rt!i xh4 11. exf5 gxf5
01 xe3. Es curioso, que esta posi- 12. 0lh3!?
ción ya se diera tanto en mi prác-
tica, como en la de Kasparov, En el encuentro Vyzhmanavin -
además ambos con los colores Akopian (Lvov, 1990) las blancas
blancos. Durante mucho tiempo el se desarrollaron de forma rutina-
modelo de juego para las blancas ria: 12. ~ d3 a5 13. 01 ge2 01 a6
fue la partida Karpov - Velimiro- 14. f4 ~ d7 15. fe de 16. llhf1,
vic (Skopje, 1976): 12. ~ e2 y recibieron una ventaja peque-
01 xe4 13. g e1 01 a6 14. 01 d1 ña, pero estable. Por supuesto,
01b6 15. 01 e3 ~ d7 16. 01 h3. Sin este encuentro era conocido por
embargo pasados 13 años se ambos adversarios, y sin esperar

158
a la mejora preparada por las ne- 16. ~ g5
gras, fui el primero en apartarme
del camino trillado. La idea del El proyecto de las blancas es evi-
desarrollo del caballo por el flan- dente: obstaculizar durante algún
co, 12. <Dh3, consiste en la prepa- tiempo el avance de los peones
ración del avance g3-g4, unido a centrales del enemigo y preparar
una apertura de la posición en el el avance del peón "g".
flanco de rey, favorable a las
blancas. 16. <D eS
17. g4 e4
12. <D a6
13. b!. g1 <Df6 Una apertura del juego típica en
posiciones semejantes. Sin em-
La retirada del caballo es obliga- bargo, en este momento, al pare-
da. Así, a 13 ... <Dc5 podría seguir cer, no era muy conveniente. Era
14. g4 fg 15. fg <D f4 16. <D xf4 ef completamente satisfactorio
17. ~ xf4 ~ xc3 18. be <De4 19. 17 ... ~ f7 y a 18. g4, 18 ... b!. g8 ó
~ e3 con clara ventaja, y en caso 18... bl.ae8. Tras esto la dama
de 13 ... ~ h8 14. g4 fg 15. fg <Df6 huye de la desagradable clavada
16. <D f2 la ventaja posicional de y además las negras evitaban se-
las blancas no despierta dudas. rias debilidades estructurales en
su cadena de peones.
14. <D f2
18. fxe4 fxe4
Naturalmente, no 14. ~ d3?? f4! 19. ~ e3!

14. ~ h8 Liberando la columna "g" para el


asalto de peones.
Es posible que merezca atención
la inmediata movilización de las 19. <D a4
piezas del flanco de dama: 14 ...
~ d7!? 15. ~ e2 b!. ae8 etc ... No valí a 19 ... bl. ae8 debido a 20.
g5 <D g8 21. ~ h5.
15. ~ e2 ~ d7
20. g5!
Había otra alternativa, 15 ... <D c5,
y entonces era correcta no 16. El cambio en a4 no era favorable
~ xc5 de 17. ~ d3 <DeS con contra- a las blancas. Por ejemplo: 20.
juego, sino 16. g4! con idea de a <D xa4 ~ xa4 21. b!. de 1 ~ e8; aquí la
16 ... f4 continuar 17. ~ xc5 de 18. posición es confusa, y tras 21. g5
~ d3 con posibilidades claramen- <D d7 22. b3 ~ e5 23. ~ c2 b!. xf2! 24.
te mejores de las blancas. ~ xf2 e3 25. ~ g3 ~ a 1+ 26. ~ b 1

159
~ c3+ 27. ~ c2 las negras conse- 22. h4 podía seguir 22 ... ~ e5 23.
guí an como mí ni m o jaque conti- ~ d4 e3! 24. ~ xe3 ~ xe3+ 25 .
nuo. ~ xe3 ~ ae8 26. ~ d2 ~ xc3+, y
tras 22. ~ b2 era desagradable
20. <í) xc3 22 ... b5!, abriendo la columna "b".
21. bxc3 <í) g8
22. c5
El caballo también podía retirarse
a otro sitio, 21... <í) e8, sin embar- De esta manera Kasparov intent a
go también entonces las blancas tomar bajo control el punto cen-
controlaban los acontecimientos. t r al de "trasbordo" d4, sin embar -
Así, podrían elegir entre el paso a go las blancas aprovechan la re -
un final mejor, 22. h4 ~ e5 23. ~ d4 gla "tomar al paso ".
e3 24. ~ xe3 ~ xe3+ 25. ~ xe3
~ xc3 26. <í)e4 ~ e5 27. ~ g4, o 23. dxc6 ~ xc6
seguir con la presión por todos
los frentes, 22. <í)g4 c5 23. de be También era tétrica 23 ... be 24.
24 . h4 ~ d8 25. h5 ~ xg4 26. ~ xg4 ~ xd6 ~ xg4 25. ll xg4 ~ xc3 26.
d5 27. c5 <í)c7 28. g6. 'f!. xe7 <í) xe7 27. ~ xe4.

24. h4

Ahora se puede afirmar que la


posición de las negras casi es
indefendible.

24. d5

Probablemente, las negras no


querían jugar una posición del
tipo de 24 ... bi ad8 25. h5 b6 26. g6!
o bien 24 ... bi fd8 25 . h5 ~ e5 26.
g6, donde la valoración es bas -
tante evidente, y por eso Kaspa-
rov prefirió buscar posibilidades
22. <í) g4! tácticas, ligadas a un sacrificio de
pieza. Pero esta decisión sólo
La más precisa. Ahora, como se acelera el desenlace.
suele decir, el ataque blanco se
desarrolla sin aliento. Tras otras 25. cxd5 ~ xd5
continuaciones las negras podían
tomar la iniciativa. Por ejemplo, a A 25 ... ~ ad8 sigue 26. d6!
160
26. ~ xd5 28. ~ b1
29. ~ d4
Tampoco ofrecía nada a las ne-
gras el ataque con la dama, 26 ... Las negras abandonaron.
~ a3+, al que seguía 27. ~ b 1 El rey blanco se cubre fácilmente
~ xc3 28. ~ d4. de los jaques: 29 ... :llb3+ 30. ~ a 1
o bien 30. ab ~ xb3+ 31 . ~ a1
27. ~ d6 Jl xc3+ ~ a4+ 32. '® b2.

161
Partida 24

Hübner - Kasparov
Dortmund, 1992

1. d4 ~ f6
2. c4 g6
3. g3

El sistema con el desarrollo del


alfil por g2 tiene una rica historia,
si bien es cierto que ahora ha sido
desplazada un poco por el siste-
ma Samisch y la variante con el
desarrollo del alfil por e2. Sin em-
bargo también con ella se produ-
cen agudas partidas.

3. ~ g7
4. ~ g2 0-0
5. ~ c3 d6 Stohl - Akopian (Manila, 1992) 9.
6. ~ f3 ~ bd7 b3 g e8 10. h3 ed 11. ~ xd4
~ c5 12. g e1 a5. También se
Rara vez se juega 6... ~ c6, aquí se encuentra 12 ... ~ d7 13. ~ f4 'll\i' b6
han ideado para las blancas va- 14. ~ e3 ( 14. ~ xd6? 1Jfxe4!) 14 ...
rios caminos que les dan ventaja. g ad8 15. "'l\i' c2 ~ c8 16. a3 "'l\i'c7 17.
g ad 1 "'l\i' e 7 18. b4 1Jcd7 19. "'l\i' a2
7. 0-0 e5 con cierta ventaja blanca (Salov -
8. e4 c6 Kasparov, Reggio Emilia, 1991 1
92).
(Ver diagrama)
13. ~ f4. La alternativa es 13.
9. h3 kl b 1 h6 (también es posible 13...
~ fd7, Goldin - Akopian, Vilnius,
Otra jugada popular es la del 1988, y 13 ... ~ d7, Pigusov- Ako-
peón "b". pian, Moscú, 1990) 14. ~ h2 a4 15.
162
.@, f4 ab 16. ab g5!? 17 . .@, c1 0l fd7
18. .@, e3 0le5 19. 9 c2 9 f6 20.
l'led 1 h5! 21. 0l f5 ~ xf5 22. ef g4
con juego complejo (lonov- Ako-
pian, Campeonato de la URSS,
_... _
~

1 . 1
S .
..

1991 ). .l
13 ... a4. No ofrece igualdad a las
negras otro plan de contrajuego:
13 ... 0lh5 14. ~ e3 ~ d7 15. 9 c2
9 c8 16. ~ h2 0lf6 17. l'lad1 l'le5!?
18. 0lf3 bth5 19. 0lh4! g5 20. 0lf5
.@,xf5 21. ef g4 22. l'l xd6 con ven-
taja (Nikolic - Hjartarson, Manila,
1992).
14. b4 ( 14. l'lb 1!?) 14 ... 0l e6 15.
0l xe6 ( 15 . .@,e3 h6!?) 15 ... .@, xe6 .@,e2 9 b6 24. l'l c1 0l e6 25.
16 . .@, xd6 .@, xc4 17. e5 0l d7 18. S' xb4 0ld4. A causa de los peo-
l'le4 ~ e6 19. b5 ~ f5 20. be be nes débiles la posición blanca es
21. l'l d4 9 a5 22. l'l c1 0l xe5 23. claramente peor.
l'l xa4. Tablas.
Yusupov - Kasparov (Linares, 9. 9 b6
1992) 9. .@, e3 (una continuación
bastante rara) 9 ... 0l g4 1 O. .@, g5 En la partida Adorjan - Lautier
9 b6 11. h3 ed 12. 0l a4 9 a6 13. (Moscú, 1989) después de 9 ... ed
hg b5 14. !l4 e 7. En la remota 10. 0l xd4 e b6 11. 0l de2 e c7
partida Botvinnik - Smyslov 12 . .@, e3 l'l e8 13. l'l c 1 la apertura
(Moscú, 1954) después de 14. se complicó a favor de las blan-
0lxd4 ba 15. 0l xc6 9 xc6 16. e5 cas. Sin embargo también se de-
e xc4 17. !l4xa8 0l xe5 las negras sarrolla la dama por a5.
consiguieron una seria compen- Hübner - Hansen (Munich, 1992)
sación por la calidad. 9 ... 9 a5 1 O. l'l e1 e d. Rara vez se
14 ... l'le8 15 . .@, xd6 ba 16. e5 juega 10 ... l'le8, por ejemplo: 11.
c5! (una novedad importante, en .!lb 1 (promete más 11. d5) 11 ... a6
lugar de la conocida 16... 9 xc4) 12. b4 e c 7 13. de 0l xe5 14. 0l xe5
17. b4?! (17. 0lxd4 .@,b7 18. 0lb5 de 15. c5 ~ e6 16 . .@,e3 h5 17. 9 c2.
~ xg2 19. ~xg2 .@, xe5 20 . .@,xe5 Tablas (Vojkevic- Spragett, Ma-
0lxe5 con igualdad) 17 ... cb 18. nila, 1992).
'f! xd4 .@,b7 19. l'l ae1 llaca! 20. 11. 0l xd4 0le5 12 . .@, f1 (12.
c5 9 b5 21. 9 f4. e e2? 9 c5) 12... b! e8 13. !lb 1
(Ver diagrama) ~ e6 14. b4 9 c7 15. f4 0l ed7.

21.. . .@, xf3! 22 . .@, xf3 0l xc5 23. (Ver diagrama)


163
blancas son 1 O. d5 y 1 O. bí. e 1.
Hakulinen- Milu (Manila, 1992) 1 O.
d5 ~ e5 11. ~ e2 (11. ~ d2 ~ d3!?)
11 ... ~ d7 12. ~ e3 ed 13. ed
.l:Hea 14. b!, fe 1 a5. Es más floja
14 ... m a6?! 15. r! xa6 ba 16. ~ e1
b!. ab8 17. b!.c2 ~ e8 18. b!. ac 1 f5 19.
f3 ~ f8 20. g4 ~ e7 21. ~ f1 h5 22.
gf gf 23. ~ d3 con ventaja blanca
(Hort- Folke, Alemania, 1991).
15. ~ d2 r! da 16. ~ b5 ~ fa 17.
~ xe5!? de 1a. b!. c2?! Es más
fuerte 18. a4!?, a la que merece
atención 18... ~ xb5 19. r! xb5
~ h6 20 . .llc2 ~ xd2 21. b!. xd2 ~ e8
16. ~ eJ. A juego agudo lleva 16. con igualdad.
f5 gf 17. ef ~ xc4! 18. b!. xe8+ 1a ... a4 19. ~ e3 ~ ea 20. ~ e4
~ xe8?! (es mejor 18... b!. xe8! 19. b!. a6 21. f4 ef 22. gf ~ h5 23.
~ xc4 d5 20. ~ f4 m b6 21. ~ a4 'f! f3 b5 24. ~ e3 ~ h6 con inicia-
b!,e 1 +! 22. ~ xe 1 r! xd4+ 23. ~ e3 tiva de las negras.
~ xc4 con buen juego para las Karpov - Lautier (Biel, 1990) 1 O.
negras) 19. ~ xc4 d5 20. ~ f4 'i!b6 b!. e1 ed 11. ~ xd4 ~ ea. También
21. f6!? ~ xf6 22. ~ e3 de 23. es posible la habitual 11 ... b!. e8.
~ g4+ con ventaja blanca (Hansen 12. ~ f3. Es posible el sacrificio
- Mortensen, Esb jerg, 1988). de peón 12. ~ b3 a5 13. ~ e3 r! b4
16... a5 17. a3. Novedad. Las 14. a3 r! xc4 15. ~ d4 f6 16. b!.c 1
negras consiguieron buen juego (es dudosa 16. ~ xf 1?! r! f7 17. b3
en la remota partida Smyslov - ~ c5 18. f4 f5 19. ~ c4 ~ e6 20.
Stein (Moscú 1967) después de ~ f1 fe 21. ~ xe4 ~ xd4 22. ~ xd4
17. b5 ~ c5 18. ~ xe6 ~ xe6 19. ~ xd4 23. r! xd4 d5 24. ~ g5 ~ f6
r! f3 ~ d7. 25. b!. e5 ~ d6 y las blancas no
17... ab 1a. ab h5 19. r! e2?! (es tienen compensación por el peón,
más fuerte 19. ~ f2 con una pe- Hulak - Reyes, Manila, 1992) 16 ...
queña ventaja) 19 ... h4! 20. gh r! f7 17. f4 con juego agudo (Gre-
(es peligrosa 20. g4 por 20 ... enfeld - Piket, Groninga, 1988).
~ xg4 21. hg ~ xg4) 20 ... ~ h5 21. 12 ... ~ e5 13. ~ xe5 de 14. r! a4!
'f! f2 ~ df6 22. e5 de 23. be b!. a3 Se han probado otras continua-
con buen juego para las negras. ciones: 14. ~ e3 r! xb2 15. 'f!b3
@xb3 16. ab ~ c7 17. ~ xa7 ~ a6
10. e5 18. ~ b6 ~ e6 con igualdad (Kir.
Georgiev - Lautier, Novi Sad,
Otras posibles respuestas de las 1990) o 14. r!c2 ~ c715. ~ a4 r!b4

164
16. ~ e3 ~ e6 17. a3 'I!J!!. e7 18. c5 h5 20 ... fl. b3 21. ~ xf8 ~ xf8 22.
19. h4 g d8 20. bl ad1 ~ d4 21. ~ f1 ~ d4 23. g xc4 tlli' xd1 24.
~ xd4 ed 22. b4 ~ g4, con mejores bl xd 1 ~ e6 25. g c3. La posición
posibilidades negras (Kir. Geor- se ha estabilizado. Las blancas
giev - Loginov, Manila, 1992). tienen calidad por peón, pero su
14 ... a5. Es más precisa 14 ... ~ f6, realización no es sencilla, porque
dejando sitio para la maniobra del las piezas enemigas ocupan posi-
caballo: 15. ~ e3 (las blancas tie- ciones activas. Con finas manio -
nen cierta ventaja tras 15. ~ h6! bras conseguí apagar la actividad
~ g7 16. b4) 15 ... fl. c7 16. bl ad1 (o de las piezas negras.
16. b4!? ~ d6 17. b5 ~ e6 con jue- 25 ... bl d8 26. ill'g2 g b8 27. ~ c5
go complejo) 16 ... ~ g7 17. c5 ~ e6 g b2 28. ~ d3! ~ a2 29. ~ a4!
18. h4 ?! ~ e 7 19. tlli' c4 ~ xc5! 20. blb3 30. g a1 g xc3 31. ~ xc3
~ xc5 b5 21. tlli' b4 a5 22. 'I!J!!.a3 b4 ~ b3 32. ~ e2 a4 33. f4 0lb5. A
23. ~ xb4 ~ xb4 con buen juego 33 ... f6 me disponía a continuar
para las negras (Zaichik - Yuldas- 34. ~ xd4 ed 35. bl c 1 ~ xa3 36.
hev, Manila, 1992). bl, xc6 ~ b2 37. ~ c4 ~ xc4 38.
15. a3 ~ c7 16. ~ e3 'i!J!!. xb2 17. g xc4 con grandes posibilidades
g ec1 b5. de victoria.
34. fe ~ g7 35. g c1 ~ xe5 36 .
g xc6 ~ xa3. El caballo cae en una
posición delicada, y finalmente
conseguí aprovechar esta cir-
cunstancia.

10. dxc5
11. dxe5 0l e8
12. 0la4 'i!J!!. a6

También se encuentra 12 ... 'l!/!!.b5


13. ~ e3 (13. fl. c2 ~ c7 14. ~ e3
0le615. blfd1 c4 16. ~ f1 ~ xe5 17.
0l xe5 tlli' xe5 18. 'i!J!!. xc4 0l g5, y las
negras tienen una pequeña venta -
ja, Yusupov- Dolmatov, Wijk aan
18. 'i!J!!. d1 be 19. ~ c5 ~ e6 20. Zee, 1991) 13 ... ~ c7 14. bl ac1
~ a4! La ganancia de dama 20. 0l e6 15. b3 bl d8 16. ~ g5 bl e8
g ab1? no me seducía: 20 ... 'I!J!!. xc1 17. ~ e3 bl d8 con igualdad (Yusu-
21. 'i!J!!. xc1 ~ xc5 22. ~ a4 ~ xa4 23. pov - Damljanovic, Belgrado,
tlli' xc4 ~ e6 24. 'i!J!!. xc6 ~ c3 25. 1991 ). Merece atención 13.
fl. xc3 g fc8 26. fl. e3 a4! y des- ~ g5!? 0lc7 14. ~ e7 bl e8 15.
pués 27 ... ~ f8 y 28 ... ~ b3. ~ d6 ~ e6 16. b3!, por ejemplo:

165
16 ... 0J ef8 17. b,l, c1 b6 18. ~ d2
0J xe5 19. 0J xe5 ~ xe5 20. ~ xe5 .l '
b!, xe5 21. f4 b!, e8 22. e5 con
compensación más que suficien-
te.

13. ~ g5

Es más débil 13. ~ f4 0J c7 14.


~ c2 0J e6 15. Z'l. fd1 b!, e8 16.
b!, d6?! ~ a5 17. b!, ad 1 0Jb6 18.
0J xb6 ab, y las negras están algo
mejor (Yusupov - Kasparov, Li-
nares, 1990).

13. b5 0l f3 0J c5 23. 0l fd4 ,¡¿,ac8 24. 0J c 1


14. 0J c3 0J c7 b!,ed8 25. bl, f2 ~ f8 con buenas
15. {;J, e7 b!, e8 posibilidades para las negras.
16. ~ d6 0J e6
17. a4 22. ~ c2 0lb6
23. b!, fd1 ~ f8
A 17. ~ d2 es buena 17... 0Jd4. 24. 0l f3 c3
25. 0led4 0J xd4
17. b4 26. 0l xd4 cxb2
18. 0J e2 ~ a5! 27. ~ xb2 0l c4
19. 0J d2 ~ a6 28. ~ b3 ~ b6
20. f4 c4 29. a5 ~ b7
21. ~ h2
Perdí a enseguida 29 ... 0J xa5? por
(Ver diagrama) 30. ~ a4.

21. Jl ad8 30. ~ xf8 ~ xf8


31. e6
Es insuficiente 21... 0J ec5 22.
0J d4 b!, ac8 (22 ... c3!?) 23. h4! Después de 31. ~ f1?! c5 32. ~ xc4
~ b6 24. a5 ~ b7 25. b!, f3 0J d3 ~ xc4 33. ~ xc4 cd 34. b!. xd4
26. 0J xc4!? ~ xc4 27. ,¡¿, xd3 c5 Z'l. xd4 35. ~ xd4 b3 las negras
28. 0J f5! ~ xd3 29. 0J xg7 ~ xg7 conseguían ventaja.
30. ~ xd3 c4 31. ~ d4 ~ g8 32.
,¡¿, e 1 con ventaja blanca (Adianto 31. c5
- Loginov, Manila, 1992). Kaspa- 32. e5 ~ c7
rov recomienda 21... 0Jb6!? 22. 33. exf7 ~ xf7

166
34. 0l c6 Tras este aventurado jaque la
ventaja pasa completamente a
las blancas. Era correcta 37 ... b3
38. e c3 (38. ~ c1) 38 ... e f5, y
surgía una posición compleja con
posibilidades ejemplarmente
equilibradas.

38 . hxg4 /;l, e2+


39. ~ xe2 ~ xe2
40. ~ xf7 ~ xd1
41. ~ c4

La compensación por la pieza es


claramente insuficiente.

34. l;b d1 41. b3


42. 0l xa7 b2
Hübner ofrece esta variante: 34 ... 43. ~ a2 ~ e2
0l xe5!? 35. e xf7 + 0l xf7 36. 0l xd8 44. rti1 g2 ~ d3
~ xd8 37. ~ xd8+ 0l xd8 38. ~ c1 45. rti1 f3 rti1 e 7
0le6 39. ~ d5 rti1 e7 40. /;l, e1 ~ c8 46. rti1 e3 b1= e
41. ~ c4 rti1 d6 con posibilidades 47. ~ xb1 ~ xb1
mutuas. 48. 0lb5 rti1 d7
49. a6 rti1 c6
35. bt xd1 0l xe5 50. f5
36. ~ d5 ~ c4
37. e c2 0l g4+? Las negras abandonaron.

167
Defensa
nimzoindia
Partida 25

Kasparov - Karpov
Match por el campeonato mundial (2, 7)
Moscú, 1985

En mis matches con Kasparov la dición: en caso de que se haga


defensa nimzoindia se encuentra primero la jugada ~ f8-b4, tene-
con menor frecuencia que la de- mos ante nosotros la defensa
fensa india de dama y la Grünfeld, nimzoindia ...
además los recuerdos que me
trae la nimzoindia no son muy 4. ~ f3 0-0
agradables. No obstante, las 5. ~ g5 d6
amarguras que me persiguieron
en una serie de partidas, no siem- Como en esta partida la apertura
pre fueron consecuencia de la no transcurrió muy bien para mí,
apertura. No es casualidad que en el encuentro (2, 11) di prefe-
tras los éxitos en la apertura en el rencia a la jugada 5... c5, contra-
segundo y tercer match, en el atacando inmediatamente sobre
cuarto Kasparov prefiriera con el centro blanco. Este encuentro
blancas la apertura inglesa. lo ofrezco inmediatamente de-
trás de la partida comentada.
1. d4 ~ f6
2. c4 eS 6. e3 ~ bd7
3. ~ c3 ~ b4 7. ~ c2 b6

El ataque del alfil caracteriza a la Aquí aparece la mezcla de aper-


defensa nimzoindia, mientras que turas mencionada, está más ex-
la jugada b7 -b6, que se hará un tendida la jugada 7 ... e5, y tam-
poco más tarde, a la defensa in- bién merece atención 7... * es.'
dia de dama. ¿Cómo debe deno-
minarse a la apertura, que surge 8. ~ d3 ~ xc3+
de la mezcla de las dos defensas,
nimzoindia e india de dama? En Tras la estructura de peones ele-
efecto, es un problema difícil, gida por las negras, este cambio
pero yo me aprovecho de la tra- es inevitable.
171
9. bxc3 ~ xe4 c5 (14 ... bt c8 15. ~ c6 0lb 8
16. ~ b7) 15. f4 ~ h8 16. 1tfg 2
Las blancas crean un fuerte cen - bt g8 17. ~ xa8 1!xa8 18. 1!xa 8;
tro de peones, la continuación 9. 13. 0-0-0 b5!? 14. f4 (14. cb a6 )
~ xc3 ~ b7 1O. 0-0 h6 11. ~ h4 c5 14 .. be 15. 0l xc4, y las amena -
permití a a las negras conseguir zas e3 -e4, 1!g2, y si llega el cas o
buenas posibilidades . también 0le5 son muy desagra -
dables. Esta es una variante es -
9. h6 pectacular: 13. f4 e5 14. de de
10. ~ h4 ~ b7 15. 0-0-0 ef 16. ~ f5 1!e7 17.
~ xd7 1!a3+ 18. ~ b1 0l xd7 19 .
0lb3 0l c5? 20. l:l, xg7+! con mate .

11. g5

Tal vez sea más sólida 11 ... e5.

12. ~ g3 0l h5

Aquí la captura del peón merec e


mayor atención: 12... ~ xg2 13.
.tig1 ~ b7 14. f4 ~ h8 , y después:
a) 15. h4 gf (15 ... g4) 16. ~ xf 4
0lh5;
b) 15. e4 gf 16. ~ xf4 bt g8 (pierde
16 ... 0l g8 17. 0-0-0 e5 18. ~ e3 f6
11. 0l d2! 'ª
19. 0l f3 f7 20. 0lh4 0lf8 21. 1!g2)
17. 0-0-0 0lh5 18. ~ xh6 (o 18.
En caso de 11. 0-0 g5 12. ~ g3 l:l, xg8+ 1!xg8 19. ~ xh6 1tf g2) 18 ...
0lh5 las negr as realizan el plan 1!f6 con juego agudo;
programado, obteniendo un jue- e) 15.fghg 16.h4 0lg4(16 ... 0lh5?
go satisfactorio. Por eso las blan- 17. 1tfd1) 17. ~ e4 ~ xe4 18. ~xe4
cas no se apresuran con el enro- f5 19. 0lxg5 1tff6 con posibilida -
que: la circunstancia de que la des recíprocas.
torre h 1 permanezca en su sitio
favorece a las blancas. Es cierto, 13. 9 d1
que la retirada del caballo a d2
está unida al sacrificio de un Una jugada original: la dama no
peón, pero capturarlo es peligro - está mal en la diagonal b1-h7,
so: 11 ... ~ xg2 12 . .ti g1 ~ b7, y pero no escatima el tiempo para
ahora las blancas tienen dos posi - mejorar su posición. En caso de
bilidades: 13. 0l e4 ~ xe4 14. 13. 0-0-0 ~ xg2 14. bt hg 1 ~ h3 15.
172
f4 la posJcJon no es tan clara,
pero, por lo visto, es desagrada-
ble para las negras 13. f3 ~ xg3
14. hg ~ g7 15. g4 c5 16. ~ f1 y
~ g3 .

13. ~ g7

Decidí conservar el caballo, para


no dejar que la dama llegara a h5.
Después de 13 ... ~ xg3 14. hg
~ g7 15. ~ h5 ( 15. f3 f5!) 15 ... llh8
16. e4 ~ f6 17. ~ e2 e5 surgía una
posición de doble filo . No obstan-
te debí privar a las blancas de la
ventaja de la pareja de alfiles. Aquí ya era imprescindible impe-
dir la ruptura c4-c5; después de
14. h4 f5 18 ... c5 19. ~ c2 llh8 y b),ag8 la
15. hxg5 hxg5 fortaleza negra era bastante sóli-
16. f3 ~ e7 da.
17. ~ b3
19. c5! dxc5
Como en el f lanco de rey no se 20 . ~ c4
utiliza la dama, ésta camb ia su
itinerario. Pero era mejor, bajo mi Las blancas no sacrificaron el
punto de vista, regresar con la peón para recuperarlo inmediata-
dama a c2: 17. ~ c2 c5 (17 ... ~ f7 mente. Además, después de 20.
18. 0-0-0 b),h8 19. e4! f4 20 . ~ f2 ~ xc 7 llac8 ó 20 ... cd 21. ed 0J c5!
e5 21. c5!) 18. 0-0-0 cd con clara 22. de ~ xc7 23. cb ab 24. 0J c4
ventaja blanca. bi xh1 25. bi xh1 ~ d5 26. ~ xb6
~ f4+ 27. 0J d2 b), xa2 las negras
17. ~ f7 tienen ventaja.
Parece sólida 20. e4 f4 21 . ~ f2
Después de 17 ... c5 18. e4 (18. b),ad8 (preparándose para 22. e5:
~ f2 e5 19. d5 e4!) 18 ... f4 19. ~ f2 22 ... 0J xe5 23. de bi xh 1 24. 'ª xh 1
e5 20. g3 ~ f7 21. gf gf 22. ~ h4 bi xd3; 23. ~ b1 c4) 22. ~ c2 cd
0J f6 el juego está equilibrado, (22 ... e5 23. ~ b3+ ~ f6 24. g3) 23.
pero es peligrosa para las negras cd c5 24. e5 cd 25. 0J c4 con un
18. 0-0-0 seguido del doblaje de fuerte ataque.
torres por la columna "h".
20. cxd4
18. 0-0-0 il h8 21. cxd4
173
Es favorable a las negras 21. d5 <í)c5!) 25 ... ~ d5 26 . ~ d3 b!,ag 8
t/4 xc7 <í)c5! o 21. ed ~ d5 . las negras se sentían a gusto.

21. f4 24. ~ d5
25. ~ d3 b!, ag8!
Esta jugada gana fuerza en la va- 26. ~ e5+ <í) xe5
riante 21 ... ~ d5 22. e4 ~ xc4 23.
~ xc4 f4 con bloqueo. En esta Aquí rechacé las tablas, ofreci -
situación es desafortunada. No das por mi adversario, pero ya a
obstante, al error de las negras la jugada siguiente cometo una
las blancas responden con otro imprecisión.
error ...
27. dxe5
22. ~ f2

Era imprescindible 22. ef <í)h5 23.


b!, xh5! b!, xh5 24. f5 ~ d5 25. b!, e 1
con un fuerte ataque. Yo conside-
ré que llevaba a juego agudo 22 ...
~ d5 (en lugar de <í)h5) 23. lmc2 b5,
pero , comentando la partida ,
Kasparov continuó la variante,
demostrando la vulnerabilidad de
la posición negra: 24. ~ g6+ ~ g8
25. b!,xh8+ ~ xh8 26. b!,h1+ ~ g8
27. t/4h7+ fS f7 (27 ... fS f8 28. ~ e4!)
28. Jmg6+ ~ f8 29. <í)b2! gf 30.
~ xf4 "lm f6 31 . "lm g3 lm xd4 32. ~ c2,
y las blancas deben ganar.
27. <í) f4?
22. <í) h5
23. t/4 c2 En los apuros de tiempo me llega
el turno de equivocarme, y dejo
Surgí a un juego agudo tras 23. e4 escapar una victoria segura.
<í)g3 24. b!,he1, ahora las negras Durante toda la partida el rey ne-
ya toman la iniciativa. gro se sintió incómodo, y ahora
tras 27 ... c5! con la amenaza c5-c4
23. fxe3 ya sería el rey blanco el que esta-
24. t/4 xe3 ría en una posición indefensa, por
ejemplo: 28. '!1i?b2 c4 29. "lm c3 <í) f4
Era más precisa 24. <í) xe3, aunque 30. ~ xf4 gf 31. b!, xh8 b!, xh8 32.
después de 24 ... <í) f4 25. g3 (25. b!, xd5 ed 33. e6+ fSg8.
174
2a. ~ xf4 gxf4 simplificaciones con tendencia a
29. b!, xha tablas.
16 ... ~ xd5 17. ~ xd5 ~ xg3 1a.
En esto consiste todo, tras 29. hg ed 19. ~ xd5 m t6 20. m a4
·b!,h7+ bl. xh7 30. m xh7+ ~f8 31. b,i fda 21. g cd1 .l::!,d7 22. m g4
m h6+ ~ eS 32. b!,xd5 ed 33. m c6+ blcda.
~ f8 34. m h6+ .l::!,g7 35. m xf4+
~ g8 el rey negro escapaba de la
persecución.

29. .l::!, xha


30. m g6+ ~ fa
31. .l:lxd5!

Tablas.
Un golpe táctico que permite a
las blancas salir de una posición
comprometida. Después de 31 ...
ed 32. m f5+ dan jaque continuo.
Ahora la otra partida del match
prometida.
Kasparov - Karpov (2, 11) 1. d4
0lf6 2. c4 e6 3. 0lc3 ~ b4 4. 0lf3 Tras 21 ... .l::!,dc7 en la jugada pre-
0-0 5. ~ g5 c5. Así, en esta cedente o 22 ... bl.d6 ahor a (lo prin-
ocasión me aparto de 5... d6 y cipal es sacar a la torre de la
juego más enérgico. 6. e3 cd 7. casilla fatal d7) las posibilidades
ed h6 a. ~ h4 d5. Tras esta · de ambos bandos eran iguales. En
jugada el juego recuerda a un su lugar cometo un error poco
gambito de dama. 9 . .l::!, c1 de 10. frecuente en mi práctica.
~ xc4 0lc6 11.0-0 {/:], e7 12 . .l::!,e1 23. m xd7!! Es curioso, que todas
b6 13. a3 ~ b7 14. ~ g3 .!'lea 15. las computadoras de ajedrez (in-
~ a2 ~ d6 16. d5. Las blancas cluso las más flojas) descubrieran
temían la maniobra 0le7 con un este golpe, al proponerles esta
sólido bloqueo del punto d5, sin posición.
embargo esta tradicional ruptura 23 .... .l::!, xd7 24. bl.ea+ ~ h7 25.
en el centro lleva a una serie de ~ e4+. Las negras abandonaron.

175
Partida 26

Kasparov - Karpov
Match por el campeonato mundial (2, 17)
Moscú, 1985

Esta partida, a mi parecer, no 1. d4 0l f6


recibió la atención merecida por 2. e4 e6
parte de los comentaristas. Y 3. 0le3 Q¡,b4
desde luego pudo jugar un papel 4. 0l f3 e5
importante en el proceso de 5. g3 0le6
nuestro segundo enfrentamiento.
La partida precedente, 16ª, la En el primer encuentro de este
ganó mi adversario brillantemen- match jugué enseguida 5 ... 0l e4.
te, empleando con negras una Tras 6. ~ d3 ~ a5 7. ~ xe4
preparación inesperada en la de- Q¡, xe3+ 8. Q¡, d2 ~ xd2+ 9. 0l xd2
fensa siciliana (ya comenté el ~ b6 1 O. de '!l! xb2 11. bl. b1 ~ e3
"gambito Kasparov" en el segun- 12. ~ d3 ~ xd3 13. ed 0la6 14.
do tomo de esta edición), y me d4 las blancas tomaron la iniciati-
adelantó. Y ya un día después yo va en el flanco de dama, iniciativa
también empleé una novedad, que supieron llevar a la victoria. A
también con negras, y además en propósito, en la 19ª partida llevé
una apertura, en la que Kasparov el caballo a e4 una jugada antes,
dominó todo el match. La fuerza 4 ... 0le4. Después siguió: 5. ~ e2
de la novedad (9 ... 0la5!) la de- f5 6. g3 0l e6 7. ~ g2 0-0 8. 0-0
muestra el hecho de que mi ad- ~ xe3 9. be 0l a5 1 O. e5 d6 11.
versario pensara alrededor de e4! b6 12. ~ d2 0l xd2 13. 0l xd2
media hora en sus dos jugadas d5 14. ed ed 15. eJ. De nuevo
siguientes. La victoria me permi- las blancas consiguieron una seria
tí a igualar el resultado y tomar la ventaja en la apertura, y la reali-
iniciativa psicológica (lo mismo zaron. La principal jugada teórica
que le pasó a Kasparov tras su 5 ... cd (tras 4 ... c5 5. g3) la elegí
victoria en la partida precedente). sólo en el siguiente match.
¡Ay!, la coincidencia de circuns- Kasparov - Karpov (3, 4) 5 ... ed
tancias en este match estaba cla- 6. 0l xd4 0-0 7. ~ g2 d5 8. '!l! b3
ramente en mi contra ... ~ xe3+ 9. be 0lc6! 1 O. cd 0l a5!

176
11. ~ c2 0J xd5 12. ~ d3 ~ d7.
Hasta ahora no puedo compren-
der, por qué no hice la evidente
12 ... ~ e 7, que me daba buenas
posibilidades. Ahora después de
13. c4 0l e7 14. 0-0 b:!. c8 15.
0l b3 0l xc4 16. ~ xb7 b:!. c7 17.
~ a6! las blancas consiguieron
una seria iniciativa en el flanco de
dama, donde resolvieron el resul-
tado de la partida a su favor.

6. ~ g2 0le4

Para el match-revancha preparé


la jugada 6 ... d5, y en la partida 0le4 13. c5 <í"J xd4 14. ~ xd4 b6
(3, 2) después de 7. cd 0J xd5 8. 15. ~ xe4 fe 16. ~ xe4 ~ a6 17.
~ d2 cd 9. 0l xd4 <í) xd4 10. cb ab 18. ~ e5. Después de 18.
<í) xd5 ~ xd2+ 11. ~ xd2 0l c6 a4 la debilidad del peón b6 le
12. 0l f4 ~ xd2+ 13. l i1F xd2 ~ d7 proporcionaba a las negras cier-
la posición se igualó completa- tos quebraderos de cabeza. 18 ...
mente. Si bien es cierto, que des- e t6 19. ~ e3 e h6! El final sin
pués no actué con la debida aten- damas es inofensivo para las ne-
ción y me las ingenié para perder. gras. 20. ~ xh6 gh 21. bi. fe1
~ c4 22. a3 b5 23. b:!. ad1 bl f5
7. ~ d2 ~ xc3 24. ~ b2 bt d5. Tablas.
8. bxc3 0-0 En la partida comentada encontré
9. 0-0 <í"l a5! el procedimiento para acentuar el
aspecto negativo del plan de las
(Ver diagrama) blancas.

Así, se ha desarrollado el sistema 10. dxc5 ~ c7


Romanishin, que en este match 11. <í"l d4 0l xd2
sólo me trajo un cúmulo de des- 12. ~ xd2 0l xc4
gracias. En la 13-ª- partida jugué 13. ~ g5 f6
aquí 9... f5, y después de 1 O. 14. ~ f4
~ e3! las blancas consiguieron
ventaja. No obstante conseguí Así, llegamos a una posición por
escapar rápidamente de la zona la que, especialmente, decidí in-
de peligro. cluir la partida en el libro ...
Kasparov - Karpov (2, 13) 1 O...
0l xc3 11. ~ d3 cd 12. 0l xd4 (Ver diagrama)
177
'f! c7 o, por el contrario, expulsar
a la dama enemiga, 16. ~ d4. Las
jugadas 16. bl, ab1 ó 16. bl,fd1 no
tienen un significado indepen-
diente, si es necesario las torres
ocupan una u otra columna abier-
ta más tarde.
16. 'f! c7 d5 17. e4 'f! c6! 18.
'f! e 7 de 19. bl, ad 1 f5. Favorece a
las blancas 19 ... b6 20. bl, d4 g e8
21. bl, xc4, o 20 ... f5 21 . .l:lfd1 ~ a6
22. bl, d7.
20. ~ d4 . Ahora el traslado de la
torre a d4 es inofensivo: 20. bl, d4
b5 21. g fd1 bl, e8 22. bl, d8 ~ a6 23.
Aquí después de 14 ... ~ e5 la par- g 1d7 'f! xd7! 24. 'f! xd7 .l:laxd8!
tida, tras quince jugadas, terminó 20 ... 'f! e8! Tampoco es mala 20 ...
en tablas con bastante normali- 'f!b6, pero no 20 ... -m d5 21. ~ f3!
dad. Los comentaristas analiza - ef 22. b!. xd5 fg 23. bl, d8 gf='f!+ 24.
ron superficialmente la captura ~ xf1 bl. xd8 25. 'f! xd8+ ~ f7 26.
14 ... 'f! xc5, limitándose a la im- ® c7+ o 20 ... -m d6 21. ~ xf5!
presión de que las blancas tenían 21. 'f! c5. Es peor 21. ® b4 ~ b6
iniciativa por el peón. Sin embar- 22. ~ b5 ® c6 23. bl,d6 'f!c4.
go un análisis atento demostró 21 ... ~ b2 22. bl, d2 ~ d3 23. 'f! a3
que, capturando este peón, al e5 24. ~ b3 ~ e6 25. f3 ef 26.
mismo tiempo las negras podían ~ xf3 e4 con ventaja negra.
mantener la iniciativa. Lo más Como las acciones activas no re-
probable es que la posición blan- sultan bien, es mejor para las
ca sea defendible, pero a pesar blancas esperar, 16. ~ d4! Aquí
de todo tendrían que pasar cier- es peligrosa 16 ... 'f! e5 por 17.
tas dificultades para igualar el ~ xe6! 'f! xe6 18. 'f! d4 ~ b6 19.
juego, y además Kasparov tam- a4 (19. c4 d6 20. a4 ~ h8 21. a5
bién podría notar la falta de tiem- ~ d7, salvando el caballo) 19 ... a5
po. Ofrezco una serie de varian- 20. c4 (20. Z1ab 1 bl, a6 21. c4 ~ h8
tes, que corroboran la valoración 22. c5 ~ a8) 20 ... bl, f7 21. c5 ® c4
de la posición. 22. b!. ad1, recuperando la pieza y
Así, 14 ... 'f! xc5! Por supuesto, conservando todos los triunfos.
no 14... e5? 15. ~ d5+ ~ h8 16. Es más sensato por parte de las
~ b5. negras retirar la dama al borde
15. ~ b3 'f!b5. Ahora las blancas del tablero: a a4 o a a6.
tienen dos cam inos, penetrar con 16 ... ® a4 17. ® c7 (17. ~ f5 ~ b6)
la dama en el campo enemigo, 16. 17 ... d5 18. e4. Pero no 18. ~ f5

178
e d7 19. 0J e7+ ~ h8 20. e c5 0J d6. Esta larga variante, casi forzada,
18... de 19. ~ xe4 0J d2 20 . lleva a una posición con pequeña
~ xb7 ~ xb7 21. e xb7 bl. ab8 22. ventaja material de las negras.
f!J c7 l:H c8 23. e d6 báb6 24. Por supuesto, no es sencillo ga-
e e7 bá e8 y 25 ... 0J xf1. El juego narla, pero al menos se puede
agudo revierte en favor de las intentar sin ningún riesgo.
negras, tienen calidad de ventaja. Regresemos a lo sucedido real-
Al parecer, las blancas deben mente en la partida, que terminó
aplazar el avance del peón "e" en rápidamente con un acuerdo de
una jugada, 18. bá fd1 e e8 19. e4 tablas.
bl. f7 20. e c5 b6 21. e b4 ~ b7. La
posición es tensa, pero las ne- 14. 0J e5
gras pueden mirar con optimismo 15. 0Jb 3 llb8
al futuro.
16 ... e a6 17. e c7 d5 18. g fb1. De esta manera las negras igualan
Es peor 18. 0Jf5 ef 19. ~ xd5+ fácilmente la posición, pero ya no
~ e6 20. ~ xb7 e b6. pueden pensar en posibilidades
18 ... e d6 19 .. 0Jb5 e d7. Otras serias de victoria.
variantes: 19 ... e xc7 20. 0J xc7
bl.b8 21. 0J a6 con ataque continuo 16. e d4 b6
a la torre, 19 ... e d8 20. e xd8 17. f4 0J f7
bá xd8 21 . 0Jc7. 18. bá fd1 bá d8
20. e xd7 ~ xd7 21. 0J c7 bá ab8 19. c4 ~ b7
22. 0J xd5 0J a3 23. báb3 0J c2 24. 20. ~ xb7 bá xb7
bl. c1 ed 25. ~ xd5+ ~ h8 26. 21. cxb6 bá xb6
bá xc2 ~ a4 27 . c4 ~ xb3 28. ab. 22. eS bá c6
23. ll ac1 d5

La última posibilidad de mantener


la tens ión consistí a en 23 ... e5!?
Ahora ya siguen los cambios ma-
sivos.

24. cxd6 bá dxd6


25. e e3 bt xd1 +
26. ll xd1 g6
27. ll c1 bt xc1+
28. e xc1 e b6+
29. e cs
Tablas.
T:I:T:I:T:r
179
Partida 27

limman- Sax
Bruselas, 1988

1. d4 <í) f6
2. c4 e6
3. <í) c3 ~ b4
4. <í) f3 b6
5. ~ g5 h6
6. ~ h4 ~ b7
7. e3 g5
8. ~ g3 <í) e4
9. 1!c2 ~ xc3+
1 o. bxc3 <í) xg3

Se puede mantener el caballo en


el centro mediante 10 ... f5 ó 10 ...
d6 11. ~ d3 f5. El cambio en g3
también es posible a la siguiente
jugada, 1O... d6 11. ~ d3 <í) xg3 Langeweg - Karpov (Amster-
etc ... dam, 1981) 11. hg <í) c6 12. <í) d2
1!e7 13. 1!b2 g4 14. <í)b3 1!g5
11. fxg3! 15. c5 6lb8 16. 1!a3 h5 17. 6l h4
~ a8 18. ~ e2 f5 19. Zl d1 1!e7
(Ver diagrama) 20. 1!a4 (es mejor 20. ~ d2!, pa-
Una jugada disconforme con las sando la segunda torre a la co-
reglas (los peones deben tender lumna "h") 20 ... ~ f7 21. c4 a5
al centro), pero debido al dominio 22. a3 <í) e5! 23. d5 be 24. <í) c1
de la columna semiabierta "f" en d6 25. 1! xa5 ed 26. cd <í) g6 27.
este caso es una buena idea. La 6lh1 h4 28. gh ~ xh4, y las
tradicional 11. hg no es tan peli- negras ganaron rápidamente.
grosa para las negras; recuerdo Un año después probé a jugar
unas partidas mías jugadas a esta variante con blancas y tro-
principios de los años 80. pecé con dificultades; sólo con
180
grandes esfuerzos obtuve las ta- 15. ~ e4. Después de que el rey
blas. negro se haya instalado en el
Karpov - Speelman (Londres, flanco de dama, el cambio de los
1982) 11. hg 'f!J e7 12. ~ d3 <í) e6 alfiles de casillas blancas resulta
13. g b1 0-0-0 14. e5 d6 15. eb favorable a las blancas, la jugada
eb 16. e4 ~ b8 17. <í) d2 (son 15. g af 1 en este caso solo es una
más sólidas 17. 0-0 ó 17. g b5) pérdida de tiempo: 15 ... Jldf8 16.
17 ... h5! 18. 'f!!. a4 h4 19. gh gh ~ e4 f5 17. ~ xb7+ 11!!7xb7 18. <í) d2
20. g b5 f5 21. ~ e2 'f!J g7 22. g f6 19. 'f!J a4 h5 20. g b1 h4 con
~ f3 e5! 23. d5 e4! Parece ex- juego activo de las negras: 21. c5
traño, pero las negras han conse- de 22. <í)b3 'f!i d6 23. g4 (lleva a
guido una posición ganada, casi tablas 23. <í) a5+ ~ a8 24. <í)c6
moviendo un solo peón. 24. de. El ~ b7) 23 ... 11!!7a8! 24. e4 fe 25. g xf6
caballo no tiene retiradas acepta- <í)xf6 26. de m d3 27. g c1 m e3+
bles, y las blancas tienen que en- 28. ~ h1 h3. Las blancas abando-
tregar la calidad. 24 ... ef 25. gf naron (Hjartarson - Hellers, Gaus-
(perdía 25. cb fg 26. llg1 h3) 25 ... dal, 1987).
~ xe6 26. g xb6+ ab 27. 'f!J xe6 15 ... f5 16. ~ xb7+ ~ xb7 17. e4
'f!J e7 28. 'f!J a4 d5 29. e5 'f!J xe5 con mejores posibilidades para
30. g xh4 g xh4 31. 'f!J xh4 g g8! las blancas (Timman - Miles, Til-
32. a4 'f!J a5 33. ~ d1 g g1+ 34. burg, 1986).
~ e2 'f!J e5+ 35. ~ d3 ll e1 36.
~ e2 'f!J c8 37. f4. Aquí las negras 12. <í)h4
ganaban mediante 37 ... g c2! 38.
'f!!. f6 'f!!.c4+, pero tras 37 .. 'f!J a6+ A juego confuso lleva el sacrifi-
38. 11!!7f3 conseguí salvarme. cio: 12. <í) e5 h5 13. ~ d3 d6 14.
~ e4 e6 15. <í) xf7 ~ xf7 16. 0-0+
11. g4 ~ e7 17. ~ g6 ~ d7 18. 'f!!.e4 ~ e7
19. ll f7+ <í)d7 20. e5 ~ b8 21.
En caso de 11 ... d6 12. ~ d3 <í) d7 Jl af1 be 22. m xe6 (Toshkov -
se llegaba a otra posición popular Kengis, Yurmala, 1987).
(el orden de jugadas habitual es
10 ... d6 11. ~ d3 <í) xg3 12. fg <í) d7). 12. 'f!J g5
Después el juego puede transcu-
rrir así: 13. 0-0 'f!J e7 14. Jlf2!? Antes se jugaba 12... <í) e6, y
Las blancas se disponen a doblar después de 13. mt2 'f!J e7 14.
torres por la columna "f" y a la ~ d3 0-0-0 15. 0-0 m a3 16. 'f!J e2
vez esperan a la reacción del ad- f5 17. g ab1 las blancas consi-
versario (otras continuaciones guieron clara ventaja (Vaganian-
son 14. ~ e4, 14. 'f!J a4 y 14. a4) Ribli, Londres, 1984).
14... 0-0-0 (es más peligrosa
para las negras 14 ... 0-0 15. e4) 13. m d2 <í) e6

181
14. ~ d3 ventaja apreciable, por ejempl o:
17 ... ~ c6 18. d5 ~ xa4 19. bl a1
~ b3 20. bl fb1 .
Hay que advertir, que a 14 ... f5 es
fuerte para las blancas, como en
la partida comentada, ensegui da
15. e4!

15. e4!

El enroque puede ceder la iniciati-


va al adversario: 15. 0-0 0-0 16.
bl f2 f5 17. bl af1 bl f7 18. d 5
bl af8 19. ~ c2 e5 20. !i' e2 d 6
21. e4 f4 22. 0i f5 0i xf5 23. g f
ef 24. ef f3 25. !i'd2 ~ xd2 2 6.
bl xd2 ~ c8! No obstante, en la
14. 0!e7 partida Lalic - Sax (Sevilla, 1987)
los adversarios acordaron rápi-
Aunque Timman ganó con autori- damente las tablas: 27 . gf ~ xf 5
dad esta partida, él, al parecer, 28. fg ~ xc2 29. bl xf7 bl xf7 30.
decidió que la posición de las ne- bt xc2 bl f4 31. h3 bl xc4 (causab a
gras no era tan peligrosa, y algu- algunas preocupaciones a la s
nas rondas después (la partida se blancas 31 ... ~ g7) 32. ~ f2 bl c 5.
jugaba en el primer torneo de la Tablas.
Copa del mundo) eligió esta va-
riante contra Salov ya con ne- 15. 0ic6
gras, jugando en la posición del
diagrama primero 14 ... f5 y solo El cambio de damas 15 ... ~ xd2+
a 15. 0-0, 15 ... 0! e7. En esta 16. ~ xd2 0ic6 17. blhf1 0ia5 18.
situación las blancas emplearon la bl f4 ~ a6 19. blaf1 es claramente
novedad 16. a4! (16. bl f4 0-017. favorable a las blancas.
bt af 1 d5 18. cd 0!xd5 19. ~ 4 f2
0if6 con buen juego para las ne- 16. ~ f2! 0-0-0
gras, Staniszewski - Farago, Var- 17. 0-0 ~ a6
sovia, 1987) 16 ... a5. Ahora las 18. ~ e2 ~ a5
blancas perdieron tiempo con el 19. ~ c2 e5
traslado de la torre a f4, y tras 20. 0i f5
imprecisiones mutuas el encuen-
tro terminó en paz. Mientras tan- La superioridad de las blancas no
to la jugada 17. ~ ab 1 con la ame- despierta dudas, y la realizaron
naza c4-c5 daba a las blancas una en la segunda mitad de la partida.
182
Solo se mantenían las posibilida-
des de salvación tras la jugada

,- 26 ... ~ eS.

27.
2a.
cxd4
ll xf7
h5
~ e6
29. g g7 ll dga
30. 0l b4!

El resto, como se suele decir, es


cuestión de técnica.

30. 0lda
31. ll xga ll xga
32. c5 dxc5
20. ~ ba 33. dxc5 ~ ca
21. il ab1 ~ aa 34. ll c1 ~ a4
35. ~ c3 ~ d7
Tampoco es mejor 21 ... ed 22. cd 36. 0l d5 il g7
0lb4 23. ~ c3 0lc6 24. ~ b2. 37. cxb6 axb6
3a. ~ b5 ~ xb5
22. a3 d6 39. ~ xg7 0l e6
23. ~ h1 ~ ca 40. 0l xc7! ~ g5
24. ~ b2 ~ d7 41. ~ xg5
25. 0le3 ~ ba
26. 0ld5 exd4 Las negras abandonaron.

183
Partida 28

Shirov - Karpov
Biel, 1992

1. d4 ~ f6 8. b6!?
2. c4 e6
3. ~ c3 ~ b4 Una buena jugada, con la idea de
4. f3 d5 cambiar lo antes posible los alfi-
5. a3 ~ xc3+ les de casillas blancas. Habitual-
6. bxc3 c5 mente se jugaba 8 ... cd ó 8 ... 0-0.
7. cxd5 ~ xd5 Veamos lo bien que le va a Shirov
8. ~ d3 en el segundo caso.
Shirov - Kir. Georgiev (Manila,
1992) 8 ... 0-0 9. e4 ~ e7 1 O. f 4
~ a5 11. ~ d2 ~ a4 12. ~ b1
~ d7?! (es más sólido hacer 12 ...
cd 13. ~ b5 ~ a5 14. cd ~ b6) 13.
~ f3 ~ c6 14. ~ d3 ~ d7 15. 0-0
h6.

A la popular posición que surge


tras 8. de ~ a5 9. e4 se le dedica la
partida siguiente. A 8. ~ d2 es
una buena respuesta la jugada 8 ...
f5!? (Shirov - Beljavsky, Biel,
1992).
184
16. f5! cd 17. cd ~ h8 18. ~ b4, 12. 9 e2
y las negras están al borde de la
catástrofe. A 12._dc es buena 12 ... 9 d7!? con
Shirov - H. Olafsson (Reyk javik, compensac ión por el peón.
1992) 1 0 ... f! c7 11. 9 f3 b6 12.
fh e3 ·~ a6 13. ~ xa6 9 xa6 14. 12. 9 bc6
0-0 ilae8 15. ~ b2 fh b7 16.
'ª ae1 f5 17. f! d3 9 c7 18. c4 cd También es posible 12 ... 0-0 13.
19. f! xd4 'ª f7 20. 9 g5 9 c6 21. a4 9 bc6 14. de f! e7 ! 15. 1ltd6
f! d3 'ª ff8 22. ef Zh f5 23. f! b 7, y las blancas tampoco con -
9 xe6. Las negras abandonaron. siguieron nada (Shirov - Hübner,
Manila, 1992).
9. e4
13. dxc5
Shirov no consiguió nada (como
veremos , regularmente elige Es más lógica 13. ~ f2 y después
esta variante) en su partida con g d1 y ~ g1.
Arnason (Reykjavik, 1992): 9. de
be 10. e4 ~ a6 11 . f! d2 ~ xf1 13. f! c7!
12. ~ xf1 9 b6 13. fh xd8+
~ xd8. El rey blanco no se siente dema-
siado seguro, y en esta situación
9. ~ a6 el sacrificio de peón es bastante
1 o. f! d2 conveniente. Es curioso, que en
este mismo torneo en la partida
Es preferible 1 O. c4, por ejemplo Shirov - Kir. Georgiev las negras
10 ... 9 e7 11. d5 ed 12. ed 0-0 prefirieran 13... f! c8 (es peor
13. ~ b2 9 d7 14. 9 h3 'ª e8 15. 13 ... be 14. f! xd8+ 'ª xd8 15. ~ e3
0-0-0 9 g6 16. f! e3 (Marin- Mot- 9 a5 16. 'ªb1 9 c4 17. ~ f2), y 14.
wani, Manila, 1992). Es más preci- fh e3 0-0! 15. cb ~ d8! 16. ~ f2
sa para las negras 1 0 ... <íJ c 7! 11. ab llevó a una lucha con posibili -
d5 ed 12. ed 0-0 13. 9 h3 ~ e8+ dades mutuas. En c7 la dama ne-
14. ~ f2 9 d7 15. 9 g5 9 f6 con la gra aun está mejor.
amenaza 16 ... 9 cxd5. En la parti-
da Marin - Petursson (Manila, 14. f! f4
1992) en respuesta a 16. f! c2 las
negras jugaron la fuerte réplica Después de 14. f! d6 f! xd6 15. cd
16 ... b5!? (en lugar de 16... h6) 17. 9 c8 16. 9 d4 9 xd4 17. cd 9 xd6
~ b2? 9 g4+ 18. fg f! xg5 etc ... las negras recuperarían el peón,
igualando el juego.
1 o. ~ xf1
11 . ~ xf1 9 e7 14. e5
185
15. ~ g4 0-0

También merecí a atención 15 ...


Zl d8!?

16. ~ f2

Surgí a un juego confuso en caso


de 16. ~ h6 0lg6 17. ~ e3 0la5.

El rey blanco recibe mate en el


mismo centro del tablero.

19. 0l c4
20. ~ g5

Es mala 20. bt d3 (20. ~ d7? 0l xe3)


20... Zlad8 21. bt ad 1 0l xe3 22 .
~ xe3 ~ b6+! 23. ~ d2 bt xd3+ 24.
~ xd3 ~ b3!
16. 0la5!
17. cxb6 ~ xb6+! 20. f6

Lleva a ventaja negra. Era más En caso de 20 ... f5 21. ef 0l xf5 22.
floja 17 ... ab 18. bt d1 l:lad8 19. bl d3 ~ b6+ 23. ~ e 1 0lce3 24 .
bt xd8 bt xd8 20. ~ g5 con la ame- ~ xe3 0l xe3 las negras tienen
naza ~ f6. ventaja, pero es mejor la serena
21. ~ h3.
18. ~ e3 ~ c6!
19. bt hd1 21 . ~ c1

A 19. bthe 1 seguí a 19 ... f5! 20. ef Más precisa que 21... bt ad8 22.
0l xf5, y ahora perdí a 21. ~ e4? bt xd8 bt xd8 23. bl.b 1.
por 21 ... ~ xe4 22. fe 0l xe3+ 23.
~ xe3 l:lad8!! 22. ~ g3

(Ver diagrama) Perdía 22. '!1!Ve1 btad8 23. bt xd8


186
bt xd8 24. ~ h6 'ZJ g6 25. bt d1 También llevaba al objetivo 26 ...
bt xd1+ 26. ~ xd1 ~ b3+ 27. ~ e1 <í)f5 27. g3 (27. g4 ~ h6+ 28. ~ g2
gh 28. ~ e6+ ~ g7. 'iJh4+ 29. ~ h1 'iJxf3) 27 ... ~ h6+
28. ~ g2 'iJe3+ 29. ~ g 1 'iJxd 1,
22. f5 ganando la calidad de la forma
23. exf5 'ZJ xf5+ más favorable.
24. ~ h3
27. ~ g3 'ZJ xd 1
28. bt xd1 bt ad8
29. bt e1 ~ f5
30. ~ xf5 bt xf5
31. ~ f2 bt d2
32. bt b1 bt a2
33. bt b5

A 33. btb3 decidí a 33 ... e4.

33. bt xa3
34. c4 bt f6
35. bt xe5

O 35. ~ g3 -ªb6 36. -ªxe5 -ªb2


etc ...

El rey blanco no supo encontrar 35. bl. c6


un refugio en esta partida, y eso 36. c5 bt a5
acaba con él. 37. <í) f4 bt cxc5
38. bt e7 bt e5
24. 'ZJ ce3 39. bt c7 bt a4!
25. ~ xe3 'ZJ xe3
26. ~ e4 ~ e6+ Las blancas abandonaron.

187
Partida 29

Timman - Karpov
Kuala Lumpur, 1990
Match final de candidatos, 3ª partida

1. d4 0l f6 11. cd 0l c6 12. ~ e2 ~ d7!7 (una


2. c4 e6 continuación que está ligada a la
3. 0l c3 ~ b4 activación del alfil; antes se había
4. f3 probado 12 ... f5) 13. 0l h3 0l a5!
14. ~ d2 0l bc4 15. ~ b4 ~ e8 16.
Una continuación que estuvo de 0-0 ~ b5! 17. ~ c3 bl. c8 18. bl. fc1
moda en los años 60, y que ahora 0l d6!7 19. ~ xa5 ~ xc3 20.
de nuevo ha adquirido el derecho ~ xd8 ~ xc1+ 21. ~ xc1 ~ xd8
a la ciudadanía. 22. 0l f4 con ple.na igualdad.

4. d5 7. cxd5 0l xd5
5. a3 ~ xc3+ 8. dxc5 ~ a5

La continuación principal. Rara En cierta ocasión fue popular 8 ...


vez se encuentra la retirada del f5, ahora esta jugada de nuevo
alfil a e7. Da tema para la re- comienza a aparecer en los tor-
flexión 5 ... ~ d6, cediendo espa- neos.
cio (en caso de c5) en el flanco de
dama, pero manteniendo una po- 9. e4
sición sólida.
(Ver diagrama)
6. bxc3 c5
9.
En la partida Shirov - lvanchuk
(Kramatorsk, 1989) las negras Rara vez se encuentra la otra reti-
entraron en la continuación rara rada, 9 ... 0lc7, cubriendo las im-
vez empleada 6 ... 0-0 7. cd portantes casillas b5, d5 y e6. En
0l xd5 y con un juego ingenioso la partida Yurtaev - Makarichev
lograron buenas posibilidades: 8. (Frunze, 1989) después de 1 O.
~ d3 c5 9. e4 0lb6 1 O. ~ e3 cd ~ e3 0-0 11. ~ b3 0lca6! 12.

188
consiguen situar con armonía sus
piezas para un juego activo en el
medio juego.

1 o. 0-0

Recuperando enseguida el peón,


10... ~ xc3+, las negras se retra-
san fuertemente en el desarrollo,
'B,: p. e.: 11. ~ f2 0-0 12. ~e2 ~ a5 13.
~ d2! 'f!xd2 14. ~ xd2 b6!? 15. cb
ab 16. ~c3 ~ d7 17. ~ e2 ~ a6 18.
~b5!, condenando al enemigo a
una larga defensa (Yakovich - Ti-
moshenko, Podolsk, 1989).
bl. d 1 ~ d7 13. ~ xa6 ~ xa6 14.
bl d6 b6 15. ~ d4!? ~ d3? 16. 11. ~ b3 ~ c7!
~ e2 be 17. ~ f4! blb8! 18. ~ xb8
~ c2! 19. 'f!c7 'f!c1 + 20. ~ f2
~ xh1 21. b!. xd7 las blancas con-
siguieron una ventaja decisiva,
sin embargo 15... 'f!a5! daba a las
negras suficiente contrajuego.
No da nada a las blancas 1 O. ~ d4
f6! 11. ~ b4 ~ c6 12. ~ xa5
~ xa5 13. blb1 ~ d7 14. ~ e3
0-0-0 y después 15. a4 e5 16.
blb4 ~ b8 17. ~ f2 blc8 18. ~ b5
blhd8 19. ~ e2 a6 20. c6 ~ xc6
con un final mejor para las negras
(Gobet - Jukic, Berna, 1989), o
15. ~ h3 e5 16. ~ f2 ~ e6 17.
~ e2 ~ b3! 18. ~ d1 ~ e6 19.
~ b2 g d7 20. ~ f2 blhd8, y de Una maniobra elástica, que per-
nuevo la iniciativa está del lado mite a las negras en el futuro,
de las negras (Damljanovic - Ju- dependiendo de las circunstan-
kic, Zlatibor, 1989). cias, disponer sus piezas de la
mejor manera. En caso de 11 ...
10. ~ e3 e5 ?! 12. ~ c4 ~ a6 13. ~ e2 ~ c6
14. blb1! ~ xc5 15. ~ b5 'f! xb5
Otras jugadas son claramente 16. bl xb5, gracias a la presión
peores, ya que las blancas no por la columna "b" y a la debilidad
189
del punto d5 las blancas tienen
ventaja (Malaniuk - Tolnai, Kecs-
kemet, 1989). Tampoco es mejor
para las negras 14 ... f!J c7 15. f!J a2
~ a5 16. ~ d5 ~ xc5 17. 0-0.
En la partida Beljavsky - Hjartar-
son (Moscú, 1989) después de
12 ... f!J c7 (en lugar de 12 ... ~ a6)
13. ~ e2! ~ ec6 14. ~ d5 ~ a5 15.
1!b2 ~ a6 16. c4! ~ d7 17. 0-0
~ xc5 18. f4! las negras recupe-
raron el peón, pero la iniciativa de
las blancas en el centro es muy
peligrosa.
Queda decir, que las negras no
consiguen igualar tras las manio- Esta posición se encuentra por
bras de caballo 11... ~ a6, 11 ... vez primera en la partida Azmai -
~ d7, 11 ... ~ bc6 ó 11 ... ~ ec6. parashvili - Sokolov (Moscú,
1990). Después siguió 17 ... ~ b 7
12. ~ b5 18. ~ e2 bl fc8 19. 0-0 1!xc3, y ,
continuando 20. bl, fb 1, las blan-
En la variante 12. bl d 1 ~ d7!? 13. cas podían mantener la ventaja.
~ b5? ~ xc5 14. f!J c4 b6 15. Un plan más claro, como recupe-
~ xc5 be 16. ~ e2 ~ g6 17. 0-0 rar el peón sacrificado, lo empleó
~ e5 las negras tienen excelentes Van der Wiel contra Jalifman
posibilidades (Lin Ta- Petursson, (Wijk aan Zee, 1991) 17 ... ~ a6! ?
Manila, 1990). 18. ~ xa6 bl xa6 19. 0-0 bl, faS
En la primera partida del match 20. 1!b4 ~ b7! 21. bl a2 1!c6 22 .
Dreev - Anand (Madras, 1991) si- bl fa1 ~ dc5 23. c4 h6 24. e5
guió 12. ~ h3 e5 13. ~ f2 ~ ec6 !lxa4, y no tienen problemas.
14. ~ d3, pero en la variante 14 ...
~ e6 15. 1!b5 ~ d7 16. ~ e2 ~ a5 12. ~ ec6
17. 0-0 bl ac8 18. bl fd1 ~ b3 19. 13. bl d1 0l a5
bl d2 ~ c4 20. 1!b4 ~ b8! las ne- 14. 1!b4 e5!
gras sacaron un buen balance de
la apertura. Ahora, cuando el punto d5 es in-
Las blancas tienen a su disposi- accesible para las blancas, las ne-
ción otra jugada, 12. a4: 12 ... gras realizan este avance, aunque
~ ec6 13. f4 ~ a5 (13 ... e5 14. f5) tampoco es mala 14 ... ~ bc6 15.
14. 1!a3 b6! 15. ~ f3 ~ d7 (a 15 ... ~ xc6 be 16. 0le2 e5.
~ b 7 es posible 16. ~ d2) 16. cb
ab 17. ~ d2! 15. ~ e2 ~ e6

190
ven obligadas a estrujarse la ca-
beza, para tratar de neutralizar la
actividad del enemigo por la co-
lumna "b".

23. ~ c3

También después de 23. b't d6 ~ c4


24. 'ªe1 (24. 'ª d2 'ªfd8) 24 ... b'tb3
se perdí a peón. Timman prefiere
entregarlo enseguida, para acti-
var el caballo, el cual juega hasta
ahora un pobre papel.

23. 'ª b3
16. c4?! 24. ~ a4

Las blancas entregan voluntaria- Era peor 24. ~ d5?! cd 25. ed Q¡, c8,
mente un peón, sin recibir nada a pero, tal vez fuera más precisa
cambio. Bien es cierto, que tras la 24. ~ a2 bt xa3 25. ~ b4 ~ c4 26.
natural 16. 0-0 ~ a6! 17. ~ xa6 ba 'ªa1 .l'J, xa1 27. bt xa1 ~ b3 28. 'ª d1.
18. 'ªd6 ~ c4 19. 'ª xe6 ~ xe3 la
superioridad de las negras es in- 24. 'ª xa3
dudable. Pero, es posible que sea 25. ~ b6 ~ c4
mejor 16. i'1 f2!, para tener defen- 26. h3 h5
dido el alfil. Si 16... a6, entonces 27. g c1
17. ~ d3! ~ d7 18. c4 bt fc8 19.
~ c3! ~ xc5 20. ~ d5, y no es posi- No conseguí a su objetivo 27. 'ªa 1
ble 20... ~ xd3+ por 21. 'ª xd3 por 27 ... g d8! 28 . .l'J, xa3 ~ xa3 29.
S' xc4 22. ~ e7+ ~ h8 23. ~ xc8. 'ªa 1 g d3 etc ... Pero, tal vez deja-
Tras la jugada de la partida las ra mayores posibilidades para al-
negras toman la iniciativa. canzar un resultado favorable el
cambio de caballos, contando
16. a6 con unas posibles tablas gracias a
17. ~ a4 ~ xc4 los alfiles de distinto color.
18. ~ f2 ~ c6
19. S' c3 S' a5 27. ~ b2
20. ~ xc6 bxc6 28. b!, b1
21. S' xa5 ~ xa5
22. 0-0 bl ab8! Es evidente, que por el peón en-
tregado las blancas no han conse-
Como resultado las blancas se guido la simplificación deseada.
191
El mismo caballo en el que funda-
ron algunas esperanzas, práctica-
mente está fuera del juego.
Como intento para recuperar el
peón parece más fuerte 28. ~ a 1,
por ejemplo: 28 ... ~ xa1 29. ~ xa1
~ d8! 30. ~ xa6 ~ d 1+ 31 . ~ h2 0ld3
32. Qg, g3 g5 33. ~a8+ ~ g7 34. b!. d8
~f6 35. h4, y todo el peligro ha
quedado atrás. Sin embargo me-
diante 28 ... J:lc3! las negras afir-
man su ventaja: 29. J:lxa6 <Zj¡ d3 30.
J:la5 Zk 2 31. Qg,e3 b!.e2 32. Qg,c 1
0le 1 33. J:l f2 .llxf2 34. '!&xf2 <Zj¡ d3+
o 31. h4 b!.d8! 32. bl.d 1 b!.xf2 33.
bl.xd3 bl. xg2+ 34. ~xg2 bl.xd3. tarea de las negras no es sencilla,
ya que todas las piezas blancas
28. <Zj¡ d3 son activas, y su posterior asalto
29. bl.fd1 f5! al flanco de rey les da posibilida -
30. exf5 bl xf5 des complementarias.
31 . bi.d2 0l xf2
32. ~ xf2 e4 37. aS
33. bl. e1 e3+ 38. 'lj¡eS ~ d5
34. bl. xe3 b!. xe3 39. bl, c2 ~ b6
35. ~ xe3 bl. xc5
36. <Zj¡ d7 bl.b5 Provocaba mayores dificultades
al adversario 39 ... a4! En efecto,
Era atractivo pasar a un final de después de 40. 'lj¡xc6 a3 41. 'lj¡ e 7 +
piezas menores mediante 36 ... ~h7 ! 42. 'lj¡xd5 bl,xd5 43. g4 bl.a5
bl.d5, pero después de 37. <Zj¡ b8! 44. b!.a2 bl.a4! surgí a una posición,
las blancas recuperaban el peón. en la que las blancas es posible
El paso al f inal de torres es dudo- que pudieran hacer tablas, pero a
so que ofrezca a las negras mu- costa de hacer ímprobos esfuer-
cho más. zos.

37. f4! 40. g4 a4?!

Creando un punto de apoyo para Un error en los apuros de tiempo


el caballo. justo antes del aplazamiento. Ga-
(Ver diagrama) naba fácilmente 40 ... bl.b3+ 41 .
~d4 (41. ~ d2 bl.xh3) 41 ... hg 42.
A pesar del peón de ventaja, la hg bl.b4+ etc ...
192
41. ll c3 h4 45. ~ e5+ ~ ea
46. f5!
Parecí a atractiva 41 ... llb3. Ahora
en caso de 42. bí xb3 ~ xb3! 43. Era errónea 46. ~ xc67 por 46 ...
~ xc67 a3 44. ~ b4 a2 45. ~ xa2 a3! 4 7. ~ d4 a2 48. bía3 bíh2 49.
~ xa2 surge un final ganado. No ~ c2 ll xh3+ 50. ~ e3 llxe3+! 51.
obstante tras la correcta 43. ~ xe3 h3.
~ d2! a3 44. ~ c3 a2 45. ~ b2 c5
46. ~ d3 hg 47 . hg c4 48. ~ c1 ~ f7! 46. ~ g2
49. ~ e2 ~ e6 50. ~ c3 ~ d6 51. 47. ~ d4
~ a 1! ~ c5 52. f5 ~ d4 53. g5!! ~ e5
54. f6! gf 55. gf ~ xf6 56. ~ xa2 se
llegaría a tablas.

42. ~ g6 llb3
43. ~ d2

Ahora a 43. llxb37 las negras ya


tomarían con peón: 43 ... ab! 44.
~ d2 ~ e4! etc ...

43. llb2+?!

Dejo escapar la última posibilidad


de decidir la partida a mi favor
con ayuda de 43 ... a3! Ahora no
vale 44. l l,xb3 por 44 ... ~ xb3 45. 47. llb5
~ c3 a2 46. ~ b2 c5 47. ~ xh47 c4
48. ~ f3 c3, y el caballo no llega a Las negras de nuevo no aprove-
tiempo. Es mejor 4 7. f5, pero chan todas sus posibilidades.
también aquí después de 47 ... Causaba mayores preocupacio-
~ f7! 48. ~ xh4 c4 49. ~ f3 c3 50. nes al enemigo 4 7 ... bíb4+! Des-
~ a 1 c2 51. ~ e5+ ~ f6 52. ~ d3 pués de 48. ~ c5 llb3 perdí a 49.
~ g5 53. ~ e 1 ~ c4 54. ~ b2 ~ h4 ll c4 7 por 49 ... llb5+ 50. ~ d6
55. ~ xa2 ~ xa2 56. ~ xc2 ~ xh3 ll d5+ 51. ~ e6 lld8! 52. llxa4
57. g5 ~ g4 58. f6 g6! no hay ~ d5++. Pero tras 49. llc2! surgían
salvación. Y en caso de 44. ~ e7+ un gran número de variantes
~h7 45. ~ xd5 a2 46. llxb3 a1= ~ complejas. Por ejemplo: 49 ...
47. ~ c3 c5! las negras tienen se- ~ xh3 50. ~ xc67 a3 51. llh2 ~ e7!
rias posibilidades de victoria. 52. ~ g6+ ~ f6 53. ~ xh4 ~ xg4
ganando. Pero es correcta 50.
44. ~ d3 ~ f7 ~ d6!, organizando un serio con-

193
trajuego, por ejemplo: 50 ... a3 51. terminar en una catástrofe para
bl xc6 l'tb8 52. bl a6 ~ g2 53. bl xa3 las blancas: 52. bi c8+ ~ d7 53.
h3 54. bl e3 l'tb6+ 55. ~ c5 blb7 56. ~ g8 h3 54. bl xg7 + ~ c6! 55 . f6 h2
<í"<l f3! ~ f8 57. g5! blb 1 58. <í"<lh4 56. bih7 a3! 57. f7 blb8!
~ g8 59. g6 ~ f8 60. f6! gf 61. <í"<l f5
~ b7 62. bl d3! con suficiente con- 52. V!i' d7
trajuego. 53. <í"<l xh4 ~ c6
54. bl g6 l'te3+
48. <í"<l g6!
49. ~ e5 El intento 54 ... a3? 'podría ter mi-
50. bl c2 nar mal: 55. bl xg7 + ~ c8 56. f 6!
51. bl xc6 Ahora la tensión disminuye, y la
partida se acerca a las tablas a
Tampoco después de 51... ~ xg4 pasos agigantados.
52. <Z"<lxh4 las negras conseguían
colocar la torre detrás del peón 55. ~ d4 bl e7
pasado: a 52.... ~ b5+ sigue 53. 56. ~ c5 .ll e5+
~ e6 ~ d8 54. bl a6. 57. ~ b4 bl e4+
58. ~ c5 l'te5+
52. bl e6+! 59. ~ b4 bl e7
60. ~ c5 ~ b7
El peón "h" es demasiado peligro- 61. ~ b4 ~ c6
so, y es necesario librarse de él.
El intento de jugar a ganar podría Tablas.

194
Partida 30

Salov - Gurevich
Leningrado, 1987

Esta partida recibió el premio a la cas en esta variante es entorpe -


mejor novedad teórica de la pri- cer al máximo el desarrollo de las
mera mitad del año 1987 ("Infor - piezas enemigas.
mador Nº 43), algo poco frecuen- 1 0 ... t>4 f8 11. g3 .Q, e6.
te en la defensa nimzoindia.

1. d4 0J f6
2. c4 e6
3. 0J c3 ~ b4
4. e3 c5
5. 0J ge2 cxd4
6. exd4 d5

También se da en la práctica el
enroque corto, lo que permite a
las blancas, rechazando al alfil,
realizar ellas mismas el avance
del peón "d". Si bien es cierto, que
de acuerdo con los últimos casos,
esto no es muy peligroso para las
negras. Pienso que vale la pena Al parecer, esta posición se dio
desviarse y observar algunos por primera vez en la partida Gli-
ejemplos. goric - Karpov (Bugo jno, 1980).
6 ... 0-0 7. a3 t>4 e7 8. d5 ed 9. cd Después siguió: 12. ~ g2 .Q, xd6
bl. e8 1 O. d6!? Las continuaciones 13. ~ c2 0J c6 14. 0-0 bl. e6 15.
más tranquilas 1O. g3 y 1O. ~ e3 0J f4 bl. e8 16. b4 d6 17. ~ b2
llevan a un juego equilibrado. El ~ d7 18. 0J cd5 0J xd5 19. ~ xd5
avance del peón "d" a fin de cuen- .ll c8 20. ~ b3 .Q, e7 21. 2,:l ad1 b5!
tas debe llevarlo a su destruc- 22. ~ g2 2,:l e8 23. t>4 d5 2,:l e7 24.
ción, pero el objetivo de las blan- ~ g2 0J e5! 25. bl. xd6 0J c4 26.

195
bl. dd1 'f! e8 27. ~ d4 ~ cS. Devol- bS! Las negras no se apresuran
viendo el peón, conseguí ventaja en capturar el peón, sino que ter-
y finalmente alcancé el éxito. minan el desarrollo del flanco de
En adelante se hicieron intentos dama. La práctica y los análisis de
para mejorar el juego de las blan- Adorjan y Dory demljestran que
cas en la jugada 15-ª, 15. b4, 15. las negras tras el fianchetto reci-
~ g5, pero no tuvieron éxito. Por ben excelentes posibilidades.
lo visto, es más fuerte 12. ~ f4!, Nos limitamos a un ejemplo.
expulsando al caballo al extremo Grünberg - Dory (Estocolmo,
del tablero. Después de 12 ... ~ h5 1984/85) 12. ~ g2 ~ es 13. ~ b5.
13. ~ e3 b!. xdS 14. 'f! c2 ~ eS 15. Parece activa, pero en realidad
~ g2 ~ es 1s. o-o ~ fs 17. b4! es una pérdida de tiempo. No
(17. b!. ad1 b!, e8 18. ~ d4 d5 19. obstante, las negras también tie-
~ g5. Tablas. Petran - Utasi, nen buen juego tras 13. 0-0 ~ a6
Szyrak, 1985) 17 ... aS (17 ... d6 14. ~ f4 bl c8 15. bl e1 ~ e516. 'f! a4
18. b5 ~ e5 19. ~ d4 ~ es 20. ~ g5 ~ c4 17. bl ed1 ~ g6 18. bl d2 a5 19.
ó 17 ... d5 18. b5 ~ a5 19 . .llfd1 con 'f!d1 b5 (Miles - Csom, Esbjerg,
fuerte presión de las blancas) 18. 1984).
~ f4 ,g e8 19. ~ fd5 la ventaja 13 ... ~ aS 14. a4 bl e6 15. 0-0. En
está del lado de las blancas: 19 ... caso de 15. ~ f4 Adorjan y Dory
~ xd5 20. ~ xd5 bl b8 21. ~ b6 ofrecen una bonita variante: 15 ...
'f! g5 22. ~ c7 bl a8 23. ~ f4 y 24. 'f!e8 16. ~ f3 g5! 17. ~ c7 (17.
~ c7. ~ xg5? ~e5 18. ~ g2 ~ xb5 19. ab
Además de 11 ... b!.e6 las negras bl xd6 20. e b3 ~ d3+ 21. ~ f1 ~ e4!
tienen otras dos posibilidades, 22. ~ e3 ~ dxf2! ganando) 17 ...
una mala y otra buena ... ~ xe2! 18. ~ xe2 gf 19. ~ xe8
En la partida Korchnoi - Miles bl axe8 20. gf bl, xe2+ 21. 'f! xe2
(Wijk aan Zee, 1984) las negras b!, xe2+ 22. ~ xe2 ~ xd6. Sobre el
jugaron 11 ... 'f! b6? y aguantaron tablero hay una correlación de
poco tiempo: 12. ~ g2 ~ xd6 fuerzas inusual, tres piezas me-
( 12 ... ~ xd6 13. 'f! xd6 ~ xd6 14. nores contra dos torres, pero la
~ b5 bl,e6 15. ~ h3) 13. ~ e3 'f!a6 superioridad de las negras no
14. 0-0 ~ e5 15. ~ f4 d5 16. despierta dudas.
~ cxd5 ~ c6 17. ~ xf6+ ~ xf6 15 ... ~ xd6 1S. ~ h3 ~ c5 17.
18. ~ d5 ~ e5 19. 'f! h5 'f! a4 20. ~ xe6 fe 18. ~ f4 ~ d5 19. ~ d2
~ f4 ~ d7 21. b3 'f! a5 22. b4 'f! fS 20. ~ d6 ~ xd6 21. ~ xd6
~ a4 23. b!, ad1 ~ xf4 24. gf 'f! f3 22. ~ b5 (resiste más 22.
,g ad8 25. bl d3 ~ h8 2S. ~ c7 b!, fe 1, ahora sigue un final espec-
,ge7 27. 'f! c5 bl e2 28. bl xd7. Las tacular) 22 ... ~ e5 23. ~ ed4 ~ b7
negras abandonaron. 24. 'f! d1 ~ g2+! 25. ~ xg2 ~ f4+
El gran maestro Adorjan empleó 26. ~ g1 ~ h3++!
una novedad afortunada, 11 ... Así, el avance impetuoso del

196
peón "d" no es peligroso para las 1987) 16. 0-0 ~ c4 17. bí,e1 ~ c7
negras, pero ya es hora de que 18. ~ d4 g fd8 19. ~ xc6 ~ xc6
regresemos a la partida principal, 20. ~ c1 g b7 21. ~ d4. Las blan-
donde la cuestión sobre este cas conserva ron una ventaja mí-
avance fue apartada del orden nima, pero tras diez jugadas la
del día ... partida terminó en tablas.
Es posible, que analizando esta
7. a3 til. e7 partida con blancas , Gurevich
8. c5 0-0 tropezara con una idea original
9. g3 b6 para las negras ...
10. b4 bxc5
11. dxc5 a5 12. ~ c6
12. g b1 13. ~ g2

Parece que por transposición de


jugadas aquí surge la posición de
la partida Gurevich - Lerner ( 13...
ab 14. ab g b8 15. ~ a3), pero
después de ...

13. g bS!

se advierte que no es así. Los


peones "a" aún no han desapare-
cido del tablero, y la casilla a3
para el alfil está ocupada. Es ne-
cesario procurarle ot ra ...

14. til.f4
Hasta ahora todo era bien conoci-
do. A propósito, un par de meses (Ver diagrama)
antes de la partida comentada
Gurevich desarrolló esta posición La jugada del alfil a f4 se hizo tras
con blancas. casi una hora de reflexión. La va-
Gurevich - Lerner (Tallin, 1987) riante 14. b5 ~ xc5 15. be bí,xb 1
12 ... ab 13. ab ~c6 14. til. g2 16. ~ xb1 ~b6! permite a las ne-
.~l bS 15. ~ a3 ~ a6 (también tras gras ganar demasiados peones
otr o desarrollo del alfil, 15... til.d7 por el alfil. A juego conf uso lleva-
16. O-O ~ a7 17. ble1 ~ es 18. ~ d4 ba 14. ~ a4 ab 15. ab (1 5. ~ xc6
~c7 19. f4 til.f6 20. ~d2 bí,e8 21. til.d7!), pero Gurevich propuso 14.
~ ce2, las blancas tienen mejores ~ d4. Enseguida se probó esta
posibilidades, Mar in - Georgiev, posibilidad en la práctica, y se
197
17. g xb8 1Jd7!
18. g as
Tampoco es mejor 18. g b1 <í) xc5
19. ~ c2 (19. ~ d4 c2!) 19 ... ~ a6 ó
19 ... d4 con fuerte iniciativa.

18. 1J xc5
19. ~ b5

Perdí a 19. ~ c2 d4 ó 19. ~ d4 ~ b6!


20. <í) xc3 ~ b 7 21. b!,a5 1Jb3!

19. ~ d6!

hizo evidente, que también aquí Era insuficiente 19 ... d4 20. 0-0 c2
las negras tienen excelentes po - 21. b!, xc8 ~ xc8 22. <í) xd4, y las
sibilidades. blancas consiguen salir indemnes,
Marin - Portisch (Szyrak, 1987) porque no es posible la jugada
14. <í)d4 <í) xd4 15. ~ xd4 <í) d7 22 ... 1Jd3 por el contragolpe 23.
16. 0-0 ~ a6 17. ~ d1 ~ f6 18. 1Jc6! ~ xa3 24. ~ xd3 e 1= ~ 25.
~ d2 ab 19. ab 1Je5 20. ~ c2 g xc 1 ~ xc 1 26. <íJe 7+. Ahora las
<í)c6! Las negras tienen una ven- blancas no consiguen enrocarse
taja sensible, que más tarde por la inmediata respuesta ~ a6 y
transformaron en decisiva. caen bajo un ataque mortal de
necesidad.
14. axb4!
20. ~ f3 ~ a6
Por supuesto, no 14... e5 debido 21. g xf8+ ~ xf8
a 15. 1Jxd5! Ahora las negras, 22. ~ a5
sacrificando la ca li dad, destruyen
completamente la cadena de En caso de 22. ~ b 1 decide 22 ...
peones del enemigo. 1Jd3+ 23. ~ f 1 ~ e5!

15. ~ xb8 bxc3 22. 1Jd3+


16. ~ a4 23. l!rf 1 1Je5
24. ~ xc3
También favorece a las negras
16. ~ d6 ~ xd6 17. cd ~ a5! 18. 0-0 Después de 24. ~ g2 1Jxf3 25.
~ xa3 19. ~ c2 ~ xd6. ~ xf3 d4 las blancas perecen de-
bido a la indefensión de las casi-
16. <í) xb8 llas blancas .
198
24. d4 Las blancas abandonaron: 26.
25. ~ b3 ~ c4 ~ b7 ~ xf3
27. ~ xf3 ~ d5.

199
Defensa
holandesa
Partida 31

Karpov - Malaniuk
Moscú, 1988

La apertura semicerrada con la


que cierro el libro no es tan popu-
lar en los torneos de alta catego-
ría, aunque hay grandes maes-
tros que utilizan la defensa holan-
desa invariablemente. Uno de los
especialistas de esta apertura es
V. Malaniuk, y por mi partida con
él en el 55º Campeonato nacional
la preparé con especial atención,
ideando una novedad interesan-
te.

1. d4 f5
2. g3 ~ f6
3. ~ g2 g6 rior Yusupov contra mí prefirió
4. c4 ~ g7 desarrollarla por c7. Como resul-
5. ~ f3 d6 tado conseguí una espectacular
6. 0-0 0-0 victoria en esta apertura .
7. ~ c3 ~ ea Karpov- Yusupov (Linares, 1989)
7 ... c6 8. b3 ~ c7 (es mejor 8 ...
(Ver diagrama) ~ a5, como suele jugar el gran
maestro Dolmatov) 9. ~ a3 a5
Una de las posiciones actuales en 10. b!. c1 ~ a6 11. ~ d2! (esto es
la defensa holandesa (variante más fuerte que la habitual 11. d5)
Leningrado); las negras planean 11... ~ d7 12. b!. fe1 ~ b4 13.
e7-e5, creando una cadena de ~ b2 e5. El plan patrón, que en
peones flexible. La casilla eS es la esta situación permite a las blan-
más conveniente para la dama, cas r ealizar operaciones muy fa-
aunque aquí en una partida poste- vorables. También es mala 13 ...
203
0J e4 14. 0J xe4 fe 15. 0J g5, pero 0Jd8 24. e3 ~ g7 25. 0J d4) 24. b 4
debió jugar 13... bl, ae8 con una ab 25. ab 0J e4 26. e3 ~ f7 27.
sólida defensa. h4! .Qb8 28. lle1 ~ e7 29. 0J d 4
14. a3 0J a6 15. de de 16. 0Jb5! ~ f7 30. ~ xe4 fe 31. 0J e6. Las
eb 17. eb 0J e5. En caso de 17 ... blancas tienen una posición gana -
~ b6 18. ba ~ c6 19. ab ~ xb 7 20. da, y diez jugadas después las
0Jxe5 ~ xg2 21. ~ xg2 ~ xf2+! 22. negras abandonaron.
~ xf2 0J e4+ 23. ~ g2 0J xd2 24.
'l:J, c7 las blancas están un poco 8. b3!
mejor, pero es más precisa 19.
0J xe5! con clara ventaja. La salida del alfil por a3 puede
18. ~ xe5 ~ b6 19. ~ xf6 ~ xf6. estorbar sensiblemente los pla-
También es insuficiente 19 ... nes de las negras. Otros caminos
0J e4 20.Dd5+ (no es tan claro 20. son menos peligrosos para ellas.
~ xd7 ~ xf2+ 21. ~ h1 .Q f7 ó 20. Damljanovic- Bareev (Pula, 1988)
~ d4) 20 ... ~ e6 21. ~ d4 ~ xd4 22. 8. d5 0J a6 (la práctica de los
~ xd4 ~ xb3 23. ~ xg7 ~ xg7 24. últimos años ha demostrado que
0J d4. también es buena 8 ... a5 y solo
20. ~ d5+ 0J e6 21. 11l1! xd7 'l:J, ad8. más tarde 0Jb8-a6) 9. 0J d4. A 9.
~ e3 es buena 9 ... c5!?, pero no 9 ...
c6 1O. .Qc1 0J g4 11. ~ f4 h6 12. h3
0J f6 13. ~ e3 g5 14. 0J d4 ~ d7 15.
f4 0Jh5 16. ~ h2 e5 17. de ~ xe6
18. 0J xe6 11l1fxe6 19. ~ d4 con ven-
taja blanca (Petrosian - Kotro-
nias, Lvov, 1986).
9 ... ~ d7 1 O. .Qb 1 e6 11. de (un
cambiO precipitado, son mejores
11. e3, 11. b3 u 11. a3) 11 ... be
12. a3 .Q e8 13. 0J b3 0J g4 14.
~ d2 h6 15. 0J a5 g5 16. h3 0J e5
17. f4 gf 18. gf 0J g6 19. ~ h2
e5 20. e3 0J e5 21. ~ e1 ~ e6.
Las posibilidades de las negras
son preferibles.
Parece que la dama cae, pero ... Groszpeter - Glek (Berlín oeste,
22 . .Q e6! Esta jugada inesperada 1989) 8. 0J d5 0J xd5 9. ed 11l1! b5
la vi cuando empecé la combina- 10. 0J e1 a5. También es posible
ción en la 16.1! jugada. 22 ... .Q xd7 10 ... c6 11. de 0J xc6 12. d5 0le5
(22 ... be 23. 11l1!xe6+) 23. .Q xb6 13. 0Jc2 ~ d7 14. 0J d4 11l1!b6 15.
0J e5 (las blancas también tienen ~ g5 0Jc4! 16. 0Jxe6 ~ xe6 17. de
una ventaja evidente tras 23 ... bi feS 18. 11l1!d5 biac8 19. bl,ac1 .Qc5
204
20. ~ xb7 ~ xb7 21. ~ xb7 (Engel- 24 ... 0l d5. Después de 24 ... 0l xa4
kes - Meulders, Holanda, 1989). 25. ba a6 26. b!. d7 ~ xd7 27. b!. xd7
Aquí 21... ~ xb2! 22. b!. c2 ~ a3 ~ xd7 28. 0l xd7 b!. xe3 29. 0lxf8+
daba a las negras buenas posibili- ~ g8 30. fe el juego está igualado.
dades. Pero tras 24 ... ~ xe5 25. ~ xe5 (la
11. 0l c2 0l a6 12. e3 a4 13. 0la3 captura en e5 con peón, 25. fe, no
~ es 14. ~ d2 ~ d7 15. b!. c 1 ~ f7 resulta por la desagradable 25 ...
16. ~ e2 b!. fc8 17. b!. c4 Zl ab8 f4!) 25 ... 0l xa4 26. ba ~ eS, las
18 . .ll fc1 e6! El juego está iguala- negras incluso consiguen mejo-
do. res posibilidades. La maniobra del
Greenfeld - Riedel (Munich, 1991 1 caballo a d5 es desafortunada;
92) Interesante es 8. b!. e 1. Gurevich no valoró el cambio del
Otra jugada más, el salto de la alfil por él, y las blancas ya consi-
dama a b3, la probé en la siguien- guen ventaja.
te partida. 25. ~ xd5 ~ xd5 26. 0lc3 g5?
Karpov - Gurevich (Amsterdam, Una elección desafortunada. No
1991) 8. ~ b3 c6 9. d5 (también obstante, las negras también te-
es interesante 9. b!. d1) 9 ... 0la6! nían ciertas dificultades en caso
10. ~ e3 0l g4 11. ~ f4 0lc5 12. de 26 ... ~ xe5 27. 0l xd5 cd 28. fe
~ c2 h6 13. h3 e5 14. de 0l e5 ~ xe5 29. ~ xa7.
15. Zl ad 1 0l xe6 16. b!. xd6 0l xc4 27. 0l xd5 cd 28. Zl xd5 gf 29.
17. b!. d3 0l xf4 18. gf ~ e6 19. ~ d3! ~ g7. El jaque intermedio
b!. fd1 ~ e7 20. b3 0lb6 21. ~ d2 29 ... ~ g7+ no ayudaba: 30. 0l g4!
~ h7 22. 0l e5 ~ f6 23. ~ e3 h5 31. ~ xf5+ .
.ll ae8 (por supuesto, no 23 ... 30. ~ f 1. La evidente ganancia de
Zl ad8 por 24. 0l xg6). peón 30. 0l d7 Zl f7 31. b!. xf5 g xf5
24. 0l a4. 32. ~ xf5+ ~ h8, en realidad per-
mití a a las negras recibir alguna
compensación por la pérdida ma-
terial.
30 ... ~ g5 31. 0l f3 ~ h5 32. ~ g2
(es más precisa 32. <D e 1! con idea
de 33. ~ f3 y 34. 0l g2) 32 ... ~ g6+
33. ~ h2 ~ e6 34. b!. d2 b!. f7 35.
9 c4 ~ b6 36. ~ c5! ~ xc5 37.
b!. xc5 b!. fe7 38 . .ll cc2 b5 39.
~ h4! b!. e5 40. ~ g2 ~ f6 41. 0l f3
b!. 5e6 42. <D e 1! a5 43. ~ f3 a4
44. b!. d7+ Zl 8e7 45. g xe7+
l:J, xe7 46. 0l d3 ab 4 7. ab. Las
negras abandonaron. Sobre el ta-
blero hay igualdad material, pero

205
pierden ambos peones "f". Un 0l ce5 18. ~ xg4! 0l xg4 19. l:i e 1
buen ejemplo, que demuestra la g xe1+ 20. ~ xe1 h6 21. 0l e7+
superioridad del caballo sobre el ~ h8 22. Z:l d 1! hg 23. g xd7, y la
alfil. posición negra es desesperada.
Las derrotas sufridas (incluyendo
8. 0la6 la partida conmigo) no le quitaron
al gran maestro Malaniuk las ga-
El avance inmediato del peón "e", nas de utilizar su apertura favori-
8 ... e5, aún no se ha investigado ta, en la que tiene una fuente
hasta el final, pero, por lo visto, inagotable de ideas ...
no está exento de peligro para Shirov - Malaniuk (Moscú, 1989)
las negras. Piskov - Malaniuk 8 ... h6!7 9. 0l d5. Un intento de
(Moscú, 19S9) 9. de de 1 O. e4! aprovechar la pérdida de tiempo,
0lc6 11. 0l d5 ~ d7. Después de a 9. ~ d3 ya era buena 9 ... e5.
11 ... fe 12. 0lg5 0lxd5 13. cd 0ld4 9 ... 0l xd5 1 O. cd S' f7 11. ~ d2.
14. 0l xe4 las blancas también tie- En la partida Savon - Malaniuk
nen ventaja, o bien 11 ... 0l xd5 12. (Moscú, 19S9) las blancas jugaron
cd fe 13. 0lg5 0ld4 14. 0lxe4 ~ hS de otra manera, 11. 0le 1, y des-
como en la partida Gavrikov - pués de 11 ... 0ld7 12. 0ld3 g5! 13.
Blago jevic, Praga, 19SS. S'c2 ~ xd4 14. g b 1 0lb6 15. h4
12. ef. Tampoco es mala 12. ~ a3 ~ f6 16. hg hg 17. 0lb4 a5 18.
~ eS 13. ef e4 14. 0lg5 (pero no S' xc7 ab 19. S' xb6 'ª xa2 20.
14. 0lh4? g5!) 14 ... gf 15. 0l xf6+ ~ xb4 'ª xe2 21. ~ d2 S'h5 las ne -
~ xf6 16. S'h5! l:i dS (16 ... ~ xa1 17. gras consiguieron clara ventaja.
'ªxa1 b!, dS 1S. ~ b2 S'e7 19. 'ªe1 11... c6 (a 11 ... S' xd5 sigue 12.
0ld4 20. ~ xe4! fe 21. b!, xe4 0lf3+ S'c1 con ataque doble a c7 y h6)
22. ilg2! ~ h3+ 23. ~ xf3! Las ne- 12. S' c1 g5 13. h4 g4 14. 0le1
gras abandonaron. Pinter - Karol- h5 15. ~ h6. Las blancas sacrifi-
yi, Budapest, 19S9) 17. bt ad1 0ld4 can peón, consiguiendo alguna ini-
1S. 'ª xd4! Las negras abandona- ciativa. 15 ... cd 16. ~ xg7 ~ xg7
ron debido a 18 ... ~ xd4 19. 'ªd1 17. 0ld3 ilh7 18. 0l f4 e6 19.
~ g7 20. g xd4! (Magerramov - S' a3 'ª d8 20. bi c 1 0lc6 21.
Malaniuk, Varsovia, 19S9). 'ª fd1 a5. Las posibilidades de
12... e4 13. 0l g5 gf 14. ~ e3! ambos bandos están equilibra-
( 14. ~ a3 bi eS lleva solo a la parti- das.
da recién mencionada, pero Pis- Kir. Georgiev - Lukov (Bulgaria,
kov decidió evitar cualquier sor- 19S9) 8 ... h6 9. ~ a3! Más conse-
presa que le tuviera preparada su cuente que el salto del caballo a
adversario, especialista en esta d5. No obstante, también es posi-
apertura). ble el desarrollo del alfil por b2: 9.
14 ... 0lg4 15. ~ c5 l:i e8 16. f3! ~ b2 g5 10. e3 0la6 11. d5 ~ d7 12.
ef (16 ... e3 17. S' e2!) 17. ~ xf3 S'e2 c6 13. 0ld4 0lc7 14. f4 con

206
mejores posibilidades para las
blancas (Chejov - Vyzhmanavin,
Moscú, 1989). También es intere-
sante 1O. g e 1 S' f7 11. e4 fe 12.
0lxe4 0l xe4 13. g xe4 0lc6 14.
S' d2. La ventaja de nuevo está
del lado de las blancas (Magerra-
mov - Vyzhmanavin, Hungría,
1989).
9 ... g5 10. Jlc1 (más precisa que
1O. S'd3 ó 1O. e3, previniendo
10 ... f4: 11. ef gf 12. bl. e1) 10 ... f4
11. S' d3 S' h5 12. c5 ~ h3 13. cd
cd 14. 0le4 con una pequeña
iniciativa de las blancas.
S'd7 13. 0l d2 <íJ c 7 14. S'd3 g ab8
9. ~ a3! 15. ~ b2 ~ h8 16. d5 cd 17. 0l xd5
0lcxd5 18. cd ~ f7 las negras
La idea de las blancas consiste en construyeron una fortaleza, difí-
situar activamente sus piezas: cil de penetrar, y finalmente in-
~ a3, S'd3, las torres en d 1 y e 1, cluso ganaron. Sin embargo, en
y después realizar el avance e2- esta ocasión no tuvieron tanto
e4. En la partida comentada con- éxito.
seguí realizar este plan en las
condiciones ideales. Ahora, a 1 o. ~ d7?!
propósito, las negras están obli-
gadas a demorar la maniobra pro- La jugada del alfil trae problemas
gramada e7-e5 en un plazo inde- a las negras. Merecí a atención
terminado. 10 ... g b8, que se había probado
en una serie de partidas. De la
9. c6 valoración de esta posición, posi-
10. S' d3 blemente, dependa la suerte de
esta variante. En la partida Kula -
(Ver diagrama) Kotronias (Helsinki, 1988) des-
pués de 10 ... h6 11. g fe1 g5! las
Es curioso, que en este campeo - negras consiguieron buen juego,
nato nacional Malaniuk jugara pero eran más precisas 11. Jlad 1
¡ocho veces la defensa holande- u 11. btae 1 con mejores posibili-
sa! Dos rondas antes de nuestro dades para las blancas. Aún no se
encuentro Gavrikov jugó contra ha probado en la práctica 10 ...
él más tí mido: 1O. g c 1. Después ~ h8. Examinemos atentamente
de 10 ... h6 11. e3 ~ e6?! 12. S'e2 el traslado de la torre a b8.
207
Klinger - Bareev (Moscú, 1989) ventaja blanca (Miles - Kramnik,
1 0 ... iJ. b8. En la partida Alekseev Moscú, 1989).
- Timoshenko (Naberezhnie Chel- 16. cb. Después de 16. bite 1 be
ni, 1988), donde se encuentra por 17. be 0lb4 las negras toman la
vez primera esta jugada, des- iniciativa, y a juego equilibrado
pués de 11. iJ. ad 1 b5 12. ~ e 1 h6 lleva 17. iJ. xc4 0l c7 18. iJ.ec1 iJ.b6
13. a3 g5 las negras consiguieron y después ~ e6 - d5.
buen juego . Malaniuk aprovechó 16 ... cb (a 16 ... bl. xb5 es posible
esta recomendación en una parti - tanto 17. 0lh4, como 17. 0l e5) 17.
da con Savchenko (Simferopol, 0l g5 d5 18. hJ b4 19. ~ b2 ~ d6
1988), pero a 10 ... iJ.b8 las blan- 20. ilfe1 iJ. fc8 21. 0l e6 bl xc 1
cas respondieron 11. 0l d2, y des- 22. ~ xc 1 iJ. b6 23. 0l c5 ~ c8 24.
pués de 11 ... b5 12. cb cb 13. 0l d5 ~ fJ 0l xc5! Aprovechando un
cí) xd5 14. ~ xd5+ e6 15. ~ g2 b4 motivo combinativo simplifica la
16. ~ b2 0lc7 17. 0l c4 ~ d7 conser - posición y equilibra las posibilida -
varon una pequeña ventaja, la des. 25. de ~ xc5 26. ~ eJ d4
cual, más tarde , fue neutralizada. 27. iJ. c1 ~ b7! 28. ~ xb7 iJ. xb7
Es floja 11 ... 0lc712. iJ.ac1 b513. 29. iJ. xc5 de! 30. ~ xb7 e2 31 .
~ b2 ~ e6 14. cb cb 15. d5 ~ f7 16. b\. c1 ~ eJ. Tablas.
b4 ~ d7 17. ~ a1 g5 18. 0lb3 f4 19. Ahora por fin podemos regresar
~ d2 ~ g4 20. 0l d4 a6 21. e4 fe 22. a mi partida con el especialista de
fe ~ g6 23. e4 con gran superiori- la defensa holandesa.
dad de las blancas (Dautov -
Kramnik, Moscú, 1989). 11. iJ. fe1 bl. d8
11. e4 fe. Es interesante la pro-
puesta de Timoshenko 11 ... b5! Era más sólida 11 ... d5, aunque
12. cb cb 13. e5 b4 14. ef ~ xf6 tras 12. 0le5 las blancas mante-
con juego complejo. nían una fuerte iniciativa.
12. 0l xe4 ~ f5 13. 0l xf6+ ef . Es
mejor 13 ... ~ xf6 14. ~ d2 iJ. d8 15. 12. iJ.ad1 ~ h8
iJ. fe 1 ~ f7 16. iJ. e2. Las blancas 13. e4
tienen ventaja, y Bareev, no sin
dificultades, pudo conseguir las Finalizada la movilización de las
tablas. fuerzas, las blancas empiezan el
Kishnev - Bukhman (Budapest, ataque en el centro del tablero.
1989). Esta partida se diferencia
de la precedente por la captura 13. fxe4
en f6. 13 ... ~ xf6 14. ~ eJ b5 15. 14. 0l xe4 ~ f5
ilac1 ~ d7! Más pr ecisa que 15 ... 15. 0l xf6 ~ xf6
0l c7 16. iJ. fe1 ~ d7 17. iJ.cd1 ~ g4 16. ~ eJ ~ f7
(es mejor 17 ... ~ c8 y después 17. hJ 0J c7
~ a6) 18. bl d3 be 19. be con clara 18. iJ.e2 ~ c8

208
Era más tenaz 18 ... ZH e8. Amenazaba 25. ~ xd6.

19. <í) g5 ~ g8 25. d5 ~ f8


20. ~ d2 <í) e6 26. g e3 ~ g8
27. ~ b2 bl, f5
Se amenazaba la desagradable 28. ~ d4 bt e5
21. ~ a5.
No salvaba 28 ... ~ f7 29. de be
21. <í) xe6 ~ xe6 (29 ... ~ xc6 30. g4 -ª a5 31. ~ xc6
22. l'l, de1 ~ d7 be 32. l'l, f3+) 30. g4 c5 31. ~ d5+ .

29. bt xe5 dxe5


30. ~ xe5 ~ f7
31 . d6 ~ f5
32. c5

Las negras están en un completo


zugzwang.

32. h5
33. g4 hxg4
34. hxg4 ~ d3

A 34... ~ xg4 decidí a 35. ~ f6+


~ e8 36. ~ xg6+ y 37. ~ xg4.

Debieron llevar el alfil a c8, ahora 35. ~ d5+!


sigue un sacrificio de calidad de-
cisivo. Un espectacular golpe final. Las
negras abandonaron debido a
23. l'l, xe7! ~ xe7 35 ... cd 36. ~ xd5+ ~ e8 37. ~ e6+
24. l'l, xe7 g f6 con mate.

209
Partida 32

Karpov - Short
Linares, 1992

1. d4 f5 después de 9. <í) g5 e5 1 O. 'ª d 1


2. g3 0J f6 !!r eS 11. d5 h6 12. 0J f3 0J c5 (era
3. ~ g2 e6 correcta 12 ... cd!?) 13. !lr a3 cd
4. 0J h3 ~ e7 (13 ... ~ h5 14. 0J xe5!) 14. 0J xd5
5. 0-0 0-0 0J xd5 15. cd las blancas toma-
6. c4 d6 ron la iniciativa, aunque finalmen-
7. 0J c3 te la partida terminó en paz. Co -
mentando esta partida, recomen-
La defensa holandesa es, al pare- dé 7. !lrc2, para a 7 ... e5 tener la
cer, una de las aperturas en las respuesta 8. c5!? Sin embargo en
que ya desde muy temprano se este encuentro preferí una conti-
puede huir sin problemas de los nuación más sólida ...
caminos trillados. La jugada del
caballo a la columna "h", es bas- 7. !!r eS
tante rara, pero junto a ésta es un
arma peligrosa. Generalmente las Es posible que esta jugada, útil en
negras responden con el fian- otras situaciones, aquí sea la cau-
chetto de su propio alfil, o bien sa principal de las dificultades de
construyen el muro de piedra, d7- las negras. El plan rutinario, ligado
d5. Precisamente esa posición es a e7-e5, no se podrá realizar.
posible que no se encuentre en la
práctica. En una partida con Niko- 8. 0J f4
lic probé 7. !lrb3?! y después de
7 ... c6! (7 ... 0J c6 8. d5) 8. 0J c3 (8. (Ver diagrama)
d5 e5 9. c5 cd 1O. ~ xd5+ 0J xd5
11. !!rxd5+ ~ h8 con juego iguala- Ahora a 8 ... e5 es desagradable 9.
do) las negras jugaron la novedad 0J fd5. Sin embargo las blancas
8 ... 0J a6 (no es tan clara 8 ... !!reS podían jugar aun más fuerte: 8.
9. d5 cd 10. cd e5 11. <í)g5 0Ja6 12. e4!? fe (8 ... e5 9. de de 1O. ef) 9.
0Je6 _¡:¡¡, xe6 13. de 0J c5 14. !lrc4) y 0J xe4 0Jxe4 (9 ... e5 1 O. de 0Je4 11.
210
<íJ g4 16. e6 ~ f6 17. ~ e1!) 14. fe
de 15. <íJxe5 ~ g7 16. ~ b2 etc ... Es
del todo mala 12 ... <íJ e4 13. <íJ xe4
fe 14. <íJ f2 ed 15. cd ~ f5 16. g4.

13. <íJ xd5

Merecí a atención 13. ed.

13. <íJ xd5


14. ~ xd5+

Aquí 14. cd también tienen buen


aspecto.

~ d5+ con ventaja) 1O. ~ xe4 e5 14. ~ h7


( 10 ... <íJ c6 11. d5) 11. <íJ g5 ~ xg5 15. b5! <íJ c5
12. ~ xg5. La superioridad de las 16. <íJ xc5 dxc5
blancas es indudable. 17. ~ c2

8. g5?! Después de 17. ~ b 1 .í?l. e6 18.


~ xb7 ~ ad8 las negras recibían
Convencidas de que 8... e5 no por el peón cierta actividad.
conseguía su objetivo, las negras
eligen un camino bastante extra- 17. a6
vagante.
En caso de 17 ... c6 18. be be 19.
9. <íJ d3 ~ g6 ~ g2 las negras también estaban
10. f4! mal.

Cortando completamente el con- 18. a4!


trajuego de las negras en el flan-
co de rey. Se han hecho diez juga- Pero no 18. ~ b2 por la respuesta
das, y ya ejerzo un completo 18... gf!
"pressing".
18. Zl b8
10. h6
11. d5 <íJ a6 O 18 ... ab 19. cb c6 20. be be 21.
12. b4! exd5 ~ c4con fuerte presión.

De nuevo no valí a 12 ... e5: 13. b5!? 19. fxg5! hxg5


<íJb8 ( 13 ... <íJ c5 14. <íJ xc5 de 15. fe 20. .ll a3 c6
211
Perdí a al instante 20 ... ~ e6 21. 23. ~ xd4 cxd4
~ xe6 e xe6 22. g e3 m f6 23. g4. 24. e3 dxe3
25. g xe3 ~ e6
21. ~ g2 ~ f6 26. g4! g be8
27. bxc6 bxc6
El único procedimiento para pro- 28. c5!
longar la resistencia. A 21 ... cb
decidí a 22. g4! Acentúa la indefensión de las ne-
gras. En caso de 28. ~ xc6 g c8 ó
28. g fe1 ~ f7 aún se podían man-
tener.

28. e t6

O 28 ... ~ d7 29. bl d3! con la amena-


za 30. g d6.

29. ~ xc6 g b8

Tampoco hay esperanzas de sal-


vación en caso de 29 ... m d4 30.
e c3 ~ xg4+ 31. g g3.

30. gxf5 ~ f7
22. ~ e3!
A 30 ... ~ xf5 decide 31. g xf5
Por lo visto, esto es más fuerte e xf5 32. ~ e4.
que 22. g4 ~ d4+ 23. e3 (la inme-
diata 23. ~ h1 ~ g7 24. g h3 f4 25. 31. ~ g2 g b2
~ e4 e f6 permitía a las negras 32. m c3 m xc3
mantener la defensa) 23 ... ~ e5 24. 33. g xc3 g d8
~ e4 ~ g7 25. gf m f6, aunque tam- 34. c6 g dd2
bién en esta variante la posición 35. ~ e4 g e2
de las negras es extremadamen- 36. c7 g xe4
te desagradable. 37. c8: e

22. ~ d4 Las negras abandonaron.

212
In dice
Prólogo a los cuatro tomos. 7
Prólogo al cuartotomo. 11

DEFENSA INDIA DE DAMA

Partida 1
Ka rpov-Andersson, Reggio E mi lía, 1990 15
Partida 2
Karpov- Nikolic, Skelleftea , 1989 19
Partida 3
Miles-Beljavsky, Tilburg , 1986 27
Partida 4
Dzhandzhava- Chern in, Lvov , 1987 32
Partida 5
Mi les- Poi ugajevsky, Sarajevo, 1987 37
Partida 6
Kasparov - Karpov(1,2),Moscú, 1984 45
Partida 7
Karpov - M. Gurevich, Moscú, 1988 51
Partida 8
Karpov-Sokolov , Linares, 1987 58
Partida 9
Beljavsky- Karpov, Linares, 1992 67
Partida 10
Karpov- Timman, Kuala Lumpur, 1990 73
Partida 11
Karpov - Poi ugajevsky, Biel, 1990 78

DEFENSAGRÜNFELD

Partida 12
Beljavsky- Kaspa rov, Linares , 1992 85
Partida 13
Vyzhmanavin- Ernst, Estocol m o, 1991 88
Partida 14
Shirov- Kamsky, Moscú, 1992 92
Partida 15
Gelfand-Kamsky , Belgrado, 1991 98
Partida 16
Karpov-Kamsky , Moscú, 1992 10 2

DEFENSA INDIA DE REY

Partida 17
Ka rpov- Kasparov (5, 7), N u e va York, 1990 11 1
Partida 18
Gelfand-Kasparov,Linares , 1992 11 8
Partida 19
Korchnoi - Popovic, Brno , 1992 12 4
Partida 20
Sh irov- Fishbei n, Kerteminde, 1991 133
Partida 21
Beljavsky-Jalifma n, Reggio Em ilia , 1991 / 92 141
Partida 22
Ka rpov- Kasparov, Reggio Em ilia, 1991 / 92 149
Partida 23
Karpov - Kasparov(5,23), Lyon, 1990 156
Partida 24
H ü bner- Kasp a rov, Dortm u nd, 1992 162

DEFENSANIMZOINDIA

Partida 25
Kaspa rov- Ka rpov (2 , 7) , Moscú, 1985 171
Partida 26
Kasparov-Karpov(2, 17),Moscú, 1985 176
Partida 27
Timman - Sax, Bruselas , 1988 180
Partida 28
Shirov-Karpov,Biel, 1992 184
Partida 29
Timman - Karpov,Kualalumpur, 1990 188
Partida 30
S a lov - M. G urevich, Le ni ngrado, 1987 195

DEFENSA HOLANDESA

Partida 31
Karpov-Malaniuk, Moscú, 1988 203
Partida 32
Karpov-Short, Linares, 1992 210
COLECC/ON AJEDREZ

TITULOS PUBLICADOS
mil El ajedrez paso a paso m& Cómo jugar
C111'So general de ajedrez
N. V. Krogius
las aperturas semiabiertas
Anatoli Karpov
mfJ Mis finales favoritos mlll Alexander Alekhine
y esf.udios de grandes maeslros
Anatoli Karpov y Evgeni Gik D. Bjelica

mE Cómo ganar mil Cómo jugar


contra la defensa Griinfeld las aperturas cerradas
Anatoli Karpov Anatoli Karpov

mil Cómo jugar miE Tigran Petrosian


las aperturas abiertas D. Bjelica
Anatoli Karpov
mm Cómo jugar
mE Hobby Fischer las aperturas semicerradas
Su vida, sus parlidas, su retirada, su regreso Anatoli Karpov
D. Bjelica

mza Mihail Tahl


D. Bjelica

EN PREPARACION
m&l José Raítl Capablanca
D. Bjelica
-
:A CRECIDO EN TAMANO Y CONTENIDO
[fffi)~ ~@ITml[p)~®il'm
oITTI~©fftiTñl~oc5xru
~@~ $S[fflJIITl@l®~
li;@[ffiD®@~
~©mru®m:r~©~
, [p)@IJ' ~@~ mru®]©[7®~
®~[p)®~o@!lo~
@l®~ [fffi)[]J][Jí)@J@
@l®~ ®]®@J[7®:!b

Conserve su colección
en el nuevo estuche
archivador con capacidad
para 12 números
P.V.P. 1000 Ptas.
P.V.P. 500 Ptas (lncl. IVA)
(lncl. IVAI
Notas
Notas
Notas
Notas
Notas
Notas
Este libro viene a cerrar un importante trabajo sobre las
aperturas, estudiadas en cuatro grupos. Este es el cuarto y
en él tenemos las aperturas semicerradas, concediéndole
especial atención a las defensas más usuales: la india de
rey, la india de dama, la nimzoindia y la holandesa. La
Grünfeld se estudia sólo en cinco partidas, ya que en
nuestra colección se ha publicado una obra dedicada
exclusivamente a ese sistema, por Jo que en este libro, el
campeón mundial Anatoli Karpov, ha aprovechado para
completar su libro "'Cómo ganar contra la defensa
Grünfeld"'.
La extraordinarias cualidades didácticas de Anatoli
Karpov son bien conocidas, así como su rara habilidad
para, con unas partidas bien seleccionadas, hacer
comprender al lector el sentido de cada apertura y cada
defensa. Con claridad meridiana expone el autor las
posibilidades y metas a alcanzar en el medio-juego y los
tipos de finales que suelen producirse con cada sistema.
Una forma de estudio lejos, por Jo tanto, de los típicos
libros sobre esta materia, llenos de farragosas,variantes.
Enseñar en forma amena y con un mínimo esruerzo para el
lector, es lo que ofrecen los cinco libros que ha escrito este
gran maestro en nuestra colección.
"'Cómo jugar las aperturas semicerradas"' estudia los
sistemas que más se han practicado en los últimos
cincuenta años y que, sin duda, seguirán gozando de gran
popularidad en el futuro.

ooo 1 1

8 4141.111