Está en la página 1de 1

Es una empresa que busca satisfacer la demanda de esos clientes que desean productos únicos,

exclusivos, diferentes, personalizados, realizados a medida según su gusto personal.

Lo que juega más a favor de este tipo de negocio es el perfil de los potenciales clientes: un
comprador de alto poder adquisitivo, que busca productos exclusivos y con un nivel cultural
elevado que le permite valorar el minucioso proceso de producción manual que caracteriza a los
productos artesanos.

Este es un sector profundamente no muy complejo si se tiene en cuenta que el responsable de la


empresa suele ser a la vez el responsable directo de todo el ciclo de vida del producto: diseño,
fabricación, promoción y comercialización.

Las inversiones iniciales no son muy grande, exceptos de algunos casos. No se tienen que realizar
grandes inversiones a la hora de adquirir los productos, colocando un plazo para saber
exactamente en cuanto tiempo se va a vender el producto, lo mas importante de esto es que los
insumos y materia primas para la construcción de las artesanías son de precios bajos y a costos
muy asequibles, lo que hace que el negocio tenga un buen futuro