Está en la página 1de 216

LA TEORÍA GENERAL DEL PROCESO.

Nociones Básicas

Profesor: Carlos Taylhardat

1
ÍNDICE

LAS HERRAMIENTAS BÁSICAS………………..…………………………….....página 3

TEMA 1. EL DERECHO PROCESAL…………………………………………... página12

TEMA 2. FUENTES DEL DERECHO PROCESAL…………………………......página 24

ACTIVIDAD APLICANDO LAS FUENTES DEL DERECHO PROCESAL…...página 50

TEMA 3. LA LEY PROCESAL………………………………………………….… página 84

TEMA 4. LA JURISDICCIÓN………………………………………………..…… página 111

TEMA 5. LA ACCIÓN Y LA EXCEPCIÓN…………………………………...…. página 137

TEMA 6. EL PROCESO…………………………………………………………... página 147

APÉNDICE: LA TRILOGÍA DEL DERECHO PROCESAL.……………...…,,,,,. página 155

2
TEORÍA GENERAL DEL PROCESO​.

Herramientas básicas: 1. El Proceso. 2. El Procedimiento.


3. Clasificación del Derecho. 4. La Sentencia.

Las Herramientas Básicas tienen por finalidad el fortalecimiento del


conocimiento del Derecho Procesal en sus primeras nociones: La Teoría
General del Proceso. En cada tema de estudio, se visualiza el conocimiento
aplicando las herramientas básicas. Cuando se ha comprendido la base del
Derecho Procesal, al aumentar el conocimiento en cada tema estudiado,
entonces continúan aplicándose las herramientas básicas y adicionalmente
se aplica el conocimiento obtenido como herramienta: Con el conocimiento
aprendido, creamos nuevo conocimiento. Las primeras herramientas básicas
son las siguientes.

-​La Primera​ herramienta básica es ​el Proceso​.

El Proceso es la estructura creada por la Ley Procesal para que los


Ciudadanos, en su condición de Partes solucionen sus controversias de
relevancia jurídica ante la Jurisdicción.

El Proceso. La definición básica del Proceso está contenida en el


Artículo 257 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:
“​Artículo 257. El proceso constituye un instrumento fundamental para la
realización de la justicia”.

El Proceso está conformado por tres (3) elementos.

1. Los Sujetos Procesales​: A) El Juez; B) La Parte Demandante y


C) La Parte Demandada.
2. El Procedimiento​. Comprende el conjunto de relaciones
jurídicas que se cumplen entre los sujetos procesales dentro
del proceso: Actos Procesales.

3
3. Fin Teleológico o Superior del Proceso​: La Justicia. El Proceso
se cumple para obtener por resultado la Justicia, es el

4
instrumento fundamental para la realización de la Justicia
(Artículo 257 de la Constitución Nacional).

-​La Segunda​ herramienta básica es ​el Procedimiento​.

El Procedimiento comprende el conjunto de relaciones jurídicas


reguladas por la Ley Procesal, que se cumplen entre los Sujetos Procesales
en el Proceso.

2. El procedimiento está conformado por Seis (6) Actos Procesales, que


son los siguientes:
1. Libelo de la Demanda​. Es el Escrito que contiene la ​Pretensión
de la Parte Demandante. Está regulado por el Artículo 340 del
Código de ProcedimientoCivil.
2. Admisión de la Demanda y Orden de Citación a la Parte
Demandada​. Le corresponde al Juez. ​En primer lugar
estudiamos: La ​Admisión de la Demanda​, está regulada por el
Artículo 341 del Código de Procedimiento Civil. La Ley

5
Procesal le establece al Juez el deber de da respuesta a la

6
Pretensión de la Parte Demandante: A) ​Afirmativa​: Admitiendo
la demanda o B) ​Negativa​: Negando la admisión de la
demanda: si es contraria 1) al orden público, 2) a las buenas
costumbres o 3) a alguna disposición expresa de la Ley. ​En
segundo lugar estudiamos: ​La Orden de Citación a la Parte
Demandada​, básicamente está regulada: a) Por la disposición
del Artículo 344 del Código de Procedimiento Civil: El
emplazamiento se hará para comparecer dentro de los veinte
días siguientes a la citación del demandado o del último de
ellos si fueren varios. Es importante analizar la palabra
emplazamiento, porque con ello explica que el llamado del
Juez a la Parte Demandada es obligatorio (no es voluntario), en
razón que su negativa a comparecer producirá los efectos
regulados en el Artículo 362 del Código de Procedimiento Civil;
b) También está regulada por las disposiciones de los Artículos
215 y siguientes del Código de Procedimiento Civil: Es
formalidad necesaria para la validez del juicio (en forma
didáctica: Proceso) la citación del demandado para la
contestación de la demanda, citación que se verificará con
arreglo a lo que se dispone en este Capítulo. c) Igualmente,
está regulada por la disposición del Artículo 342 del Código de
Procedimiento Civil: Admitida la demanda, el Tribunal ordenará
compulsar por Secretaría tantas copias cuantas partes
demandadas aparezcan en ella, con certificación de su
exactitud; y en seguida se extenderá orden de comparecencia
para la contestación de la demanda, orden que autorizará el
Juez, expresándose en ella el día señalado para la
contestación.
3. Contestación de la Demanda​. Le corresponde a la Parte
Demandada. Está regulada por la disposición del Artículo 358
del Código de Procedimiento Civil: Si no se hubieren alegado

7
las cuestiones previas a que se refiere el artículo 346,
procederá el demandado a la contestación de la demanda. La

8
Ley Procesal faculta a la Parte Demandada para elegir entre A)
El Convenimiento​, que consiste en el acto procesal por el cual
la Parte Demandada le comunica al Juez que está conforme
(total o parcialmente) con la Pretensión de la Parte
Demandante. Está regulada por la disposición del Artículo 263
del Código de Procedimiento Civil o B) ​La Defensa​, que
consiste en el acto procesal por el cual la Parte Demandada le
comunica al Juez que rechaza (total o parcialmente) la
Pretensión de la Parte Demandante. Está regulada por el
Artículo 361 del Código de Procedimiento Civil.
4. Acto Procesal Probatorio​. Le corresponde a ambas partes y
tiene por finalidad que las partes prueben (demuestren) su
posición procesal (Pretensión-Defensa). Comprende una
subclasificación de cuatro (4) actos procesales: A) ​Promoción
de las Pruebas​. Las partes le comunican al Juez, las pruebas y
los medios de prueba con los cuales demostrarán su posición
procesal (Pretensión-Defensa). Lo regula el Artículo 396 del
Código de Procedimiento Civil. B) ​Oposición a las Pruebas​.
Las partes le comunican al Juez, una o más pruebas y los
medios de prueba, promovidos por la contraparte, están
manifiestamente (elementalmente, a simple vista o estudio)
viciados de ilegalidad (porque es contrario a la Ley) o
impertinencia (porque es ajeno a la controversia (pretensión +
defensa). Lo regula el Artículo 397 del Código de
Procedimiento Civil. C) ​Admisión de las Pruebas​. El Juez
admite las pruebas y los medios de prueba que son legales y
pertinentes. Asimismo, desecha las pruebas que aparezcan
manifiestamente ilegales o impertinentes. En el mismo auto, el
Juez ordenará que se omita toda declaración o prueba sobre
aquellos hechos en que aparezcan claramente convenidas las
partes. Lo regula el Artículo 398 del Código de Procedimiento

9
Civil. D) ​Evacuación de las Pruebas​. Las Pruebas son traídas

10
materialmente al Proceso. Lo regula el Artículo 400 del Código
de Procedimiento Civil.
5. Informes​. Comprenden las conclusiones de las Partes sobre el
contenido de los cuatro (4) actos procesales previos (ya
estudiados). Están conformados así: A) Momento positivo. Las
partes, le comunican al Juez, cómo su respectiva posición
procesal (Pretensión-Defensa) está protegida por la Ley y ha
quedado debidamente probada en el Procedimiento y por tanto,
el Juez debe tutelarla (su posición procesal: Pretensión-
Defensa) al dictar la Sentencia. B) Momento negativo.
Asimismo, la Parte informante contradice la respectiva
afirmación (Pretensión-Defensa) y las pruebas de la
Contraparte cumplidas durante el Procedimiento. Lo regula el
Artículo 511 y siguientes del Código de Procedimiento Civil.
6. Sentencia​. EL Juez al dictar la Sentencia determina cuál
posición procesal (Pretensión-Defensa) está protegida,
ajustada a la Ley y por tanto declara su tutela, por lo que: A) Si
la Pretensión está protegida por la Ley, declara con lugar la
demanda o por el contrario, B) Si la Defensa está protegida por
la Ley, declara sin lugar la demanda. Lo regulan los Artículos
12, 243 y 515 del Código de Procedimiento Civil.

-​La Tercera​ herramienta básica es la ​Clasificación del Derecho​.

Con el fin de facilitar el Estudio de la Teoría General del Proceso, es


necesario estudiar la ​Clasificación del Derecho desde la perspectiva de
cuatro (4) criterios, que son los siguientes:

1. DERECHO NATURAL-DERECHOPOSITIVO​.

-Derecho Natural​. Comprende todos los derechos que son


inherentes al ser humano por su existencia, propios a la

11
naturaleza humana, sin necesidad de una Ley, que los declare
formalmente. Por ejemplo el derecho a la vida.

12
-Derecho Positivo​. Comprende el conjunto de normas jurídicas
que regulan la conducta de los Ciudadanos en un tiempo (hoy) y
espacio (territorio nacional). Así llamamos al Ordenamiento
Jurídico Positivo: Derecho Positivo, cuando lo comparamos frente
Derecho Natural.

2. DERECHO PÚBLICO-DERECHOPRIVADO​.
-Derecho Público​. Comprende el conjunto de normas jurídicas
que regulan las relaciones jurídicas entre el Estado y los
Ciudadanos, bajo un criterio de subordinación. Los Ciudadanos
están subordinados al Imperio del Estado. Por ejemplo, los
tributos (tasas o impuestos), las multas.
-Derecho Privado​. Comprende el conjunto de normas
jurídicas que regulan las relaciones jurídicas entre los
Ciudadanos, bajo un criterio de libertad e igualdad, los
Ciudadanos manifiestan libremente su voluntad mediante el
consentimiento. Por ejemplo, el Contrato, regulado por el Artículo
1.133 del Código Civil.

3. DERECHO OBJETIVO​-​DERECHOSUBJETIVO​.
-Derecho Objetivo (Ordenamiento Jurídico Positivo).
Comprende el conjunto de normas jurídicas que regulan la
conducta de los Ciudadanos en un tiempo (hoy) y espacio
(territorio nacional). Así llamamos al Ordenamiento Jurídico
Positivo: Derecho Objetivo (Abstracto), cuando lo comparamos
frente Derecho Subjetivo (Concreto).
-Derecho Subjetivo​. Comprende la relación jurídica: vínculo
jurídico (VJ) que establece la Ley entre un Sujeto de Derecho
(SD) y un Objeto de Derecho (OD). Por ejemplo: A es propietario
del EdificioX.
Es importante comprender que en el cumplimiento del

13
procedimiento permanentemente observaremos la relación

14
Derecho Objetivo-Derecho Subjetivo, porque éste último
necesariamente está fundamentado en el primero.

4. DERECHO SUSTANTIVO​ -​DERECHOADJETIVO​.


-Derecho Sustantivo (o material). Comprende el conjunto de
normas jurídicas que regulan las relaciones jurídicas: Derechos-
Deberes entre los Ciudadanos. Ejemplo: El Derecho de
Propiedad, regulado por el Artículo 545 del Código Civil: La
propiedad es el ​derecho (propietario) de usar, gozar y disponer de
una cosa de manera ​exclusiva (deber de los demás ciudadanos
de respetarlo), con las restricciones y obligaciones establecidas
por la Ley.
-Derecho Adjetivo (o formal). Comprende el conjunto de
normas jurídicas que regulan los requisitos que deben cumplir los
Ciudadanos (en su condición de parte demandante) ante la
Jurisdicción (Juez) para solicitar (Tutela Judicial Efectiva) la
restitución de un Derecho Subjetivo, del cual ha sido injustamente
privado por otro Ciudadano (en su condición de parte
demandada). Comprende: El Proceso.

-​La Cuarta​ herramienta básica es ​la Sentencia.

-​SENTENCIA​. Es el Acto Procesal (Número 6), por el cual el Juez


determina cuál posición procesal (pretensión-defensa) está ajustada a la
Ley y por tanto declara su tutela, por lo que declara con lugar la demanda
si la pretensión está ajustada a la Ley o por el contrario declara sin lugar
la demanda, si la defensa está ajustada a la Ley. Lo regulan los Artículos
12, 243 y 515 del Código de Procedimiento Civil. Comprende cuatro (4)
elementos que son los siguientes:

1 ​Encabezamiento​. En la primera parte de la Sentencia, tiene


su fundamento constitucional en el Artículo 253: “La potestad de

15
administrar justicia emana de los ciudadanos y ciudadanas y se
imparte en nombre de la República por autoridad de la ley”. En el

16
encabezamiento también se identifica al Tribunal que dicta la
Sentencia y a las partes, conforme lo regulan las disposiciones
contenidas en el Artículo 242 y Artículo 243, Numerales 1 y 2 del
Código de Procedimiento Civil.

Artículo 242.- ​La sentencia se pronuncia en nombre de la


República de Venezuela, y por autoridad de la ley.

Artículo 243.- ​Toda sentencia debe contener:

1º La indicación del Tribunal que la pronuncia.

2º La indicación de las partes y de sus apoderados.

2. Narrativa​. En la segunda parte de la Sentencia, el Juez


explica cómo se cumplieron los cinco (5) primeros actos
procesales, básicamente en cuanto al modo, lugar y tiempo,
conforme lo regula el Artículo 243, Numeral 3 del Código de
Procedimiento Civil.

Artículo 243.- ​Toda sentencia debe contener:

3º Una síntesis clara, precisa y lacónica de los términos en que


ha quedado planteada la controversia, sin transcribir en ella los actos
del proceso que constan de autos.

3. Motiva​. En la tercera parte de la Sentencia, el Juez razona,


piensa, aplicando las fuentes formales, materiales e históricas,
como también el carácter científico del Derecho Procesal, con el
fin de determinar cuál de las afirmaciones (pretensión o defensa)
de las partes protege la Ley, conforme lo regula el Artículo 243,
Numeral 4 del Código de Procedimiento Civil.

Artículo 243.- ​Toda sentencia debe contener:

17
4º Los motivos de hecho y de derecho de la decisión.

18
4. Dispositiva​. En la cuarta parte de la Sentencia, el Juez
formalmente declara cuál de las afirmaciones (pretensión o
defensa) de las partes protege la Ley, si la Ley protege la
pretensión, entonces el Juez la tutela al declarar con lugar la
demanda, o por el contrario, si la Ley protege la defensa,
entonces el Juez la tutela al declarar sin lugar la demanda,
conforme lo regula el Artículo 243, Numerales 5 y 6 del Código de
Procedimiento Civil.

Artículo 243.- ​Toda sentencia debe contener:

5º Decisión expresa, positiva y precisa con arreglo a la


pretensión deducida y a las excepciones o defensas opuestas, sin
que en ningún caso pueda absolverse de la instancia.

6º La determinación de la cosa u objeto sobre que recaiga la


decisión.

Es importante estudiar las herramientas básicas indicadas y


aplicarlas en el estudio de cada uno de los temas siguientes de la Teoría
General del Proceso.

19
TEMA 1. EL DERECHO PROCESAL

El Derecho Procesal se encuentra explicado en la siguiente definición


cuyo autor es el Maestro Devis Echandía.

A) DEFINICIÓN​:

“El Derecho Procesal es la rama del Derecho que estudia el conjunto


de normas y principios que regulan la función jurisdiccional del Estado, y por
tanto fija el procedimiento que se debe cumplir para obtener la actuación del
Derecho Objetivo y que determinan las personas que deben someterse a la
jurisdicción del Estado y funcionarios encargados de ejercerla.”.

Con el fin de comprender el contenido del concepto en estudio, dada


su importancia por su amplitud y precisión, la dividimos didácticamente en
cuatro partes (segmentos) fundamentales que permiten comprender con
exactitud su estudio o análisis.

1 El Derecho Procesal es la rama del Derecho que estudia el


conjunto de ​normas y principios
2 que ​regulan​ la función jurisdiccional del Estado,
3 y por tanto ​fija​ el procedimiento que se debe cumplir para obtener

la actuación del Derecho Objetivo


4 y que ​determinan​ las personas que deben someterse a la
jurisdicción del Estado y funcionarios encargados de ejercerla.

Comenzamos entonces estudiando del contenido de la definición


anterior el primer segmento:

-El Derecho Procesal es la rama del Derecho que estudia el conjunto


de ​normas y principios​.

En este segmento, debe comprenderse la extensión de los conceptos:


normas y principios, ello es básico en el estudio de la Teoría General del

20
Proceso. Por ejemplo, cuando la definición se refiere a normas, son las

21
normas jurídicas procesales, como el Artículo 14 del Código de
Procedimiento Civil, que en todo su contenido es una norma jurídica
procesal. También es fundamental el concepto de principios, como el
principio contenido en la norma jurídica procesal anteriormente indicada, en
el Artículo 14 del Código de Procedimiento Civil, que en su contenido
establece el Principio: “El Juez es el Director del Proceso”. Un principio en
forma sencilla, es lo que está presente en todo momento. Así, cuando
visualizamos la herramienta básica Número 2: El Procedimiento,
comprobamos el cumplimiento del principio indicado, porque el Juez está
presente en el cumplimiento de todos y cada uno de los actos procesales
que conforman el Procedimiento, en su condición de Director del Proceso.

En consecuencia, es importante comprender también que el estudio


del Derecho Procesal se desenvuelve y lo aprendemos por medio del
Estudio de normas y principios.

A continuación, desarrollaremos los demás segmentos, cumpliendo


los ejercicios que comprenderán el primer segmento (constante) y le
sumamos las ideas contenidas en cada uno de los verbos comprendidos en
la definición.

Ejercicio 1​.

El Derecho Procesal es la rama del Derecho que estudia el conjunto


de ​normas y principios​: ​que ​regulan ​la función jurisdiccional del Estado.

En forma sencilla entonces, explicamos el contenido de la


subdefinición anterior aplicando cada una de las cuatro herramientas
básicas. Por ejemplo, si aplicamos la herramienta básica Número 1: El
Proceso, comprendemos que los tres elementos que lo conforman: A) Los
sujetos procesales, B) El Procedimiento y C) El fin teleológico o superior: La
Justicia, están determinados por normas jurídicas procesales y por principios

22
que ha establecido El Estado. También cuando aplicamos la herramienta
básica Número 2: El Procedimiento, comprendemos que cada uno de los

23
actos procesales está regulado por normas jurídicas procesales y que en
cada uno de ellos está presente el Principio: “El Juez es el Director del
Proceso”, como lo ha regulado El Estado. Igualmente, al aplicar la
herramienta básica Número 3: La Clasificación del Derecho y
complementamos aplicando el conocimiento como herramienta (con el
conocimiento aprendido, creamos nuevo conocimiento), la Naturaleza
Jurídica del Derecho Procesal: A) Derecho Positivo + Derecho Público +
Derecho Objetivo + Derecho Adjetivo o Formal, es el Estado el que regula la
función Jurisdiccional en cada uno de ellos. Finalmente, cuando aplicamos la
herramienta básica Número 4: La Sentencia, el Estado regula su función
jurisdiccional en los Artículos 12, 243 y 515 del Código de Procedimiento
Civil.

En conclusión, observamos como la función jurisdiccional que se


cumple dentro del Proceso está absolutamente regulada por el Estado, por
medio de la Ley Procesal.

Ejercicio 2

-Continuamos ahora con el análisis siguiente:

El Derecho Procesal es la rama del Derecho que estudia el conjunto


de ​normas y principios ​que: ​fijan ​el procedimiento que se debe cumplir
para obtener la actuación del Derecho Objetivo.

Comenzamos comprendiendo la presente subdefinición,


preguntándonos cómo las normas y principios procesales fijan el
procedimiento que se cumple dentro del Proceso, ya lo hemos estudiado en
la herramienta básica Número 2: El Procedimiento. Cada uno de los seis (6)
actos procesales está regulado por una norma jurídica procesal. Por
ejemplo, el libelo de la demanda: Artículo 340 del Código de Procedimiento
Civil. Y, el Principio fundamental que se cumple en cada acto procesal:
Contenido en el Artículo 14 del Código de Procedimiento Civil, que establece
24
el Principio: “El Juez es el Director del Proceso”.

25
Ahora debemos complementar reflexionando sobre la idea también
contenida en ésta subdefinición que es la siguiente:

Cómo del procedimiento obtenemos la actuación del Derecho Objetivo.

Esta actuación la apreciamos mejor siguiendo los actos procesales


indicados en la herramienta básica Número 2 (El Procedimiento). Así,
observamos que en el acto procesal seis (Sentencia), el Juez establece dos
relaciones jurídicas que son las siguientes:

-​Derecho Objetivo-Parte Demandada​. Comprendemos que la


conducta antijurídica de la Parte Demandada enfrenta el Derecho Objetivo,
desconoce su vigencia, por ejemplo en el caso de la propiedad invadida, la
Parte Demandada infringe la disposición del Artículo 545 del Código Civil,
que regula el Derecho de Propiedad; por lo que en ésta primera relación
jurídica, el Juez le ordena en la Sentencia a la Parte Demandada, que
cumpla con el Derecho Objetivo, como lo cumplen todos los ciudadanos. En
este caso lo primero que le ordena el Juez a la Parte Demandada en la
Sentencia, es que se cumpla la norma jurídica sustantiva.

-Y la segunda relación jurídica que establece el Juez es:


DerechoSubjetivo-Parte Demandada​, porque una vez que el Juez ha
declarado la vigencia del Derecho Objetivo y le ha ordenado a la Parte
Demandada cumplirlo, ha establecido el fundamento para ordenarle
seguidamente la restitución del derecho subjetivo reclamado y reconocido
por la Ley a la parte demandante.

Esto se aprecia mejor en el gráfico siguiente:

Por ejemplo, tomando la herramienta básica Número 2: El Procedimiento


que lo desarrollaremos en la forma siguiente:

26
1.- Libelo de la demanda. Aquí podemos observar que ​la
conducta antijurídica de la Parte
. Demandada ​está presente en los
.
cinco (5) primeros actos procesales.
2.- Admisión de la demanda y orden
En caso contrario, por ejemplo con el
de citación de la Parte Demandada
Convenimiento, cesaría ​la conducta
3.- Contestación de la demanda.
antijurídica de la Parte Demandada
y extinguiría el Proceso.
4.- Acto procesal probatorio.

5.- Informes

6. Sentencia En la Sentencia se obtiene el resultado


de la actuación del Derecho Objetivo
al ordenar el Juez restituir su vigencia
imponiéndole su
cumplimiento a la Parte Demandada.

Dicha conducta antijurídica queda suprimida por la Sentencia al


establecer las dos (2) relaciones jurídicas procesales previamente indicadas.

-​Ejercicio 3.

Continuamos con el análisis siguiente:

El Derecho Procesal es la rama del Derecho que estudia el conjunto


de ​normas y principios​que: ​determinan ​las personas que deben
someterse a la jurisdicción del Estado y funcionarios encargados de
ejercerla.

Esta subdefinición la comprendemos sencillamente aplicando la


herramienta básica Número 1: El Proceso, en su primer elemento: Los
Sujetos Procesales: Juez, Parte Demandante y Parte Demandada, cuya

27
conducta está perfectamente regulada dentro del Proceso, por la Ley
Procesal.

28
B) CARACTERES DEL DERECHOPROCESAL

Los caracteres del Derecho Procesal nos permiten comprender con toda
precisión el fundamento de esta ciencia jurídica, ellos son cinco enumerados
a continuación:

1.- ​El carácter Científico​. El Derecho Procesal es una ciencia que ha


desarrollado sus propios principios y métodos de investigación para estudiar
su objeto: El Proceso.

Ejemplo: El Artículo 12 del Código de Procedimiento Civil, comprende el


método científico que cumple el Juez al dictar la Sentencia. El Método es
una secuencia de pasos que se cumplen para obtener un resultado. El
primer paso, que cumple el Juez, para dictar la Sentencia es tener por norte
de sus actos la verdad, que es fundamental para cumplir su función
jurisdiccional, de impartir Justicia. Seguidamente, subrayamos el conjunto de
órdenes que conforman dicho método.

Artículo 12.- ​Los jueces tendrán por norte de sus actos la verdad​, que
procurarán conocer en los límites de su oficio. ​En sus decisiones el Juez
debe atenerse a las normas del derecho​a menos que la Ley lo faculte para
decidir con arreglo a la equidad. ​Debe atenerse a lo ​alegado y probado
enautos​, ​sin poder sacar elementos de convicción fuera de éstos​ni
suplir​excepciones o ​argumentos de hecho no alegados ni probados​, ​El
Juezpuede fundar su decisión en los conocimientos de hecho​que se
encuentren ​comprendidos en la experiencia común​o ​máximas deexperiencia​.

En la interpretación de contratos ​o actos ​que ​presenten ​oscuridad​,


ambigüedad ​o ​deficiencia​, ​los jueces se atendrán ​al ​propósito ​y ​a la intención
de las partes ​o ​de los otorgantes​, teniendo en mira las ​exigencias de la ley​,
de ​la verdad ​y de ​la buena fe.

2.-​Carácter Autónomo​: El Derecho Procesal es autónomo porque

29
todos y cada uno de los actos procesales que conforman el procedimiento se
van a cumplir independientemente (autonomía) de la calidad (verdadera o
falsa) de las afirmaciones (pretensión o defensa) de las partes. Por ejemplo,
cuando la parte demandante presenta ante el Juez el libelo de la demanda,
para admitirla no evalúa si la pretensión es verdadera o falsa, se limita a
cumplir lo ordenado por la disposición del Artículo 341 del Código de
Procedimiento Civil, que no sea contraria al orden público, a las buenas
costumbres o a alguna disposición expresa de la Ley, pero en cuanto al
fondo, a la pretensión, sea verdadera o falsa, el Juez admite la demanda
(autonomía). Asimismo ocurre dentro del procedimiento cuando la parte
demandada presenta ante el Juez la Defensa, no evalúa el fondo, si es
verdadera o falsa (autonomía) y ordena continuar con el Acto Procesal
Probatorio cumpliendo el Procedimiento.

3.-​Carácter formal​: El Derecho Procesal es formal, porque el


procedimiento debe cumplirse estrictamente como lo ordena la ley procesal.
En forma sencilla lo comprendemos cuando comprobamos que los actos
procesales que conforman el Procedimiento, deben cumplirse estrictamente
bajo tres parámetros: A) En el lugar; B) El tiempo y C) La forma (modo) que
ordena la Ley procesal). Por ejemplo, como lo regulan las disposiciones de
los Artículos 191 y 192 del Código de Procedimiento Civil.

Observación importante:

Para medir si el acto procesal es válido o nulo se deben comprobar en su


cumplimiento dentro del Procedimiento tres parámetros: ​lugar, tiempo y
forma.

4.-​Carácter de terminología propia​: ​El Derecho Procesal


corresponde su terminología propia porque comunica sus conocimientos
mediante conceptos propios, se expresa con su propio lenguaje, con su
propio idioma. Por ejemplo, aplicando cada una de las cuatro herramientas

30
básicas comprobamos los términos propios con que se expresa el Derecho
Procesal: Proceso, Juez, Parte Demandante, Parte Demandada, Libelo de
Demanda, Admisión de la Demanda, Orden de Citación a la Parte
Demandada, Contestación de la Demanda, Sentencia.

5.-​Carácter instrumental​: ​El Derecho Procesal es instrumental,


inicialmente, para explicarlo podemos recurrir a la definición de instrumental
contenida en el Artículo 257 de la Constitución de la República Bolivariana
de Venezuela: “​El proceso constituye un ​instrumento fundamental para
la realización de la justicia​. Las Leyes procesales establecerán la
simplificación, uniformidad y eficacia de los trámites y adoptarán un
procedimiento breve, oral y público. No se sacrificará la justicia por la
omisión de formalidades no especiales”. Es necesario también estudiar una
clasificación de dos elementos. El primero positivo, que consiste en
comprender que el Estado garantiza a los Ciudadanos el Proceso con el fin
de solucionar sus controversias. El segundo negativo, porque el Estado
prohíbe a los Ciudadanos las vías de hecho, la venganza, la justicia por
mano propia para la solución de sus conflictos.

C) NATURALEZA JURÍDICA DEL DERECHOPROCESAL

El estudio de la naturaleza jurídica del Derecho Procesal (como se cumple


con todas las Instituciones del Derecho), comprende la finalidad de
establecer su ubicación dentro del ordenamiento jurídico positivo.

Esta noción nos lleva a la herramienta básica Nº 3: Clasificación del


Derecho, con lo que comprobamos que La Naturaleza Jurídica del Derecho
Procesal, con toda precisión se corresponde en la forma siguiente: A)
Derecho Positivo + Derecho Público + Derecho Objetivo + Derecho Adjetivo
o Formal. En la forma siguiente:

-​La Tercera​ herramienta básica es la ​Clasificación del Derecho​.

31
Con el fin de explicar la naturaleza jurídica del Derecho Procesal, así:

En el estudio de la Naturaleza Jurídica del Derecho Procesal en


primer lugar corresponde al

1. DERECHO POSITIVO​.

-Derecho Positivo​. Comprende el conjunto de normas jurídicas que


regulan la conducta de los Ciudadanos en un tiempo (hoy) y espacio
(territorio nacional). Así llamamos al Ordenamiento Jurídico Positivo: El
Derecho Procesal es Derecho Positivo, es Ley Procesal. Por ejemplo, todo
el contenido del Código de Procedimiento Civil es Derecho Positivo.

En el estudio de la Naturaleza Jurídica del Derecho Procesal en


segundo lugar corresponde al

2. DERECHO PÚBLICO
-Derecho Público​. Comprende el conjunto de normas jurídicas que
regulan las relaciones jurídicas entre el Estado y los Ciudadanos, bajo un
criterio de subordinación. Los Ciudadanos están subordinados al Imperio del
Estado. El Derecho Procesal es Derecho Público, porque todas y cada una
de las relaciones jurídicas que se cumplen entre los Sujetos Procesales en el
Proceso están reguladas por la Ley Procesal. Por ejemplo, todo el contenido
del el Artículo 14 del Código de Procedimiento Civil establece el deber al
Juez de cumplir la dirección del Proceso en el cumplimiento de todos y cada
uno de los Actos Procesales que conforman el Procedimiento.

En el estudio de la Naturaleza Jurídica del Derecho Procesal en tercer


lugar corresponde al

3. DERECHO OBJETIVO
-Derecho Objetivo (Ordenamiento Jurídico Positivo). Comprende el
conjunto de normas jurídicas que regulan la conducta de los Ciudadanos en

32
un tiempo (hoy) y espacio (territorio nacional). El Derecho Procesal es
Derecho Objetivo porque las normas jurídicas que lo conforman son
generales y abstractas que se cumplen entre los Sujetos Procesales en el
Proceso.

En el estudio de la Naturaleza Jurídica del Derecho Procesal en


cuarto lugar corresponde al

4. DERECHO ADJETIVO​.
-Derecho Adjetivo (o formal). Comprende el conjunto de normas
jurídicas que regulan los requisitos que deben cumplir los Ciudadanos (en
su condición de parte demandante) ante la Jurisdicción (Juez) para
solicitar (Tutela Judicial Efectiva) la restitución de un Derecho Subjetivo,
del cual ha sido injustamente privado por otro Ciudadano (en su
condición de parte demandada). Comprende: El Proceso.

D) RAMAS DEL DERECHOPROCESAL

El Derecho Procesal en el desarrollo científico del estudio del Proceso y


en perfeccionar su eficacia en la obtención de la Justicia, ha comprendido
que es necesario dividir la jurisdicción en competencias, en particular en la
competencia por la materia; que se define por la naturaleza de la
controversia, como lo regula el Articulo 28 del Código de Procedimiento Civil.
Entonces por esta razón estudiamos el Derecho Procesal en sus distintas
ramas: Derecho Procesal Constitucional, Derecho Procesal Civil, Derecho
Procesal Penal, Derecho Procesal Laboral y en definitiva la Ley procesal ha
creado un proceso para reclamar la tutela de cada derecho subjetivo.

Es importante comprender que estudiamos entonces dos ramas


fundamentales del Derecho Procesal: Jurisdicciones: A) Ordinaria (Civil),
Artículo 1 del Código de Procedimiento Civil y B) Especiales, Artículo 261,
único aparte de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Cuando la Ley Procesal no ha creado una jurisdicción especial la

33
controversia la va a conocer y solucionar la Jurisdicción Ordinaria (Civil).

A continuación, desarrollamos las definiciones sencillas para algunas


ramas del Derecho Procesal, en la forma siguiente:

Derecho Procesal Constitucional​, ​comprende el conjunto de normas


jurídicas, que establecen los requisitos que deben cumplir los ciudadanos
ante la jurisdicción constitucional para solicitar la restitución de un derecho o
garantía que le ha sido privado por otro ciudadano y aun por el propio

34
Estado (derechos humanos) como lo regula el Artículo 27 de la C.R.B.V y
Artículo 257 ejusdem.

Derecho Procesal Civil​, ​comprende el conjunto de normas jurídicas que


establecen los requisitos que deben cumplir los ciudadanos (en su condición
de parte demandante) ante la jurisdicción (Juez) para solicitar la tutela de un
derecho subjetivo que le ha sido privado injustamente por otro ciudadano (en
su condición de parte demandada). Por ejemplo Artículo 340 C.P.C

Derecho Procesal Penal​, ​comprende el conjunto de normas jurídicas que


establecen los requisitos que debe cumplir el Fiscal del Ministerio Público
ante la Jurisdicción para solicitar la condena de un ciudadano que ha
incurrido en una conducta que la Ley tipifica de delito. Lo regula el Código
Orgánico Procesal Penal.

Derecho Procesal Laboral​, ​comprende el conjunto de normas jurídicas que


establecen los requisitos que deben cumplir los ciudadanos en su condición
de patronos o trabajadores para solicitar la tutela en la solución de las
controversias derivadas de las relaciones laborales. Lo regula la Ley
Orgánica Procesal del Trabajo.

E) ELEMENTOS DEL DERECHOPROCESAL

Los elementos del Derecho Procesal comprenden las perspectivas desde


la cual los procesalistas estudian el Derecho Procesal. Estas perspectivas
son las siguientes:

1.- ​LA JURISDICCIÓN​: (Artículo 253 C.R.B.V). La Jurisdicción es la función


pública cumplida por los órganos competentes del Estado (Jueces), con el fin
de solucionar las controversias de naturaleza jurídica que presenten a su
conocimiento los ciudadanos en su condición departes.

2.- ​LA ACCIÓN Y EXCEPCIÓN​: (Artículo 26 C.R.B.V).

35
La Acción es la conducta de la Parte Demandante presentando ante el
Juez el Libelo de Demanda, que contiene la Pretensión, solicitándole la
tutela de un Derecho Subjetivo que le reconoce la Ley y del cual ha sido
injustamente privado por la Parte Demandada.

La Excepción es la conducta de Parte Demandada presentando ante


el Juez el Escrito de Contestación de la Demanda, que contiene las
Defensas frente a la Pretensión de la Parte Demandante, solicitándole la
tutela para relevarle de responsabilidad ante el reclamo de un Derecho
Subjetivo que no ha privado injustamente a la Parte Demandante.

3.- ​EL PROCESO​: El Proceso constituye el instrumento fundamental para la


realización de la Justicia. (Artículo 257 C.R.B.V)

36
TEMA 2

FUENTES DEL DERECHO PROCESAL

-CONCEPTO. ​Las fuentes del Derecho Procesal son


fundamentalmente las mismas fuentes del Derecho que hemos estudiado
previamente en las materias del Estudio del Derecho, dirigiendo su
perspectiva específicamente hacia El Proceso, el objeto de estudio de la
Ciencia del Derecho Procesal.

-​CLASIFICACIÓN DE LAS FUENTES DEL DERECHO PROCESAL​:

A) CLASIFICACIÓN GENERAL​. Las fuentes del Derecho Procesal


las estudiamos en primer lugar dentro de una Clasificación general, que
comprende cuatro (4) elementos, que explicamosseguidamente:

1.- ​Teoría de la Pirámide del Maestro Hans Kelsen​:

Esta Teoría consiste en comprender que toda norma jurídica procesal


está fundamentada, tiene su fuente en la Constitución Nacional y desde su
cúspide conforma el orden jerárquico normativo jurídico procesal
comprendido en la pirámide. Por ejemplo, el contenido del Artículo 257 de la
Constitución Nacional, que regula que: “​Las leyes procesales establecerán la
simplificación, uniformidad y eficacia de los trámites y ​adoptarán
unprocedimiento breve​, oral y público”. Es la fuente constitucional de la
disposición procesal contenida en el Artículo 10 del Código de Procedimiento
Civil, que establece que: “La justicia se administrará ​lo más
brevementeposible​”.

También comprendemos dicho criterio cuando observamos que


elcontenido del

Artículo 24 de la Constitución Nacional​:

37
“​Ningunadisposición legislativa tendrá efecto
retroactivo​,

Excepto ​cuando imponga menor pena. ​Las leyes de


procedimiento se aplicarán desde el momento mismo de entrar en
vigencia, aun en los procesos que se hallaren en curso​; pero en los
procesos penales, las pruebas ya evacuadas se estimarán en
cuanto beneficien al reo o rea, conforme a la ley vigente para la
fecha en que se promovieron.

Cuando haya dudas se aplicará la norma que beneficie al


reo o a la rea”.

Es fuente de la disposición procesal legal contenida en


elArtículo 9 del Código de Procedimiento Civil​:

Artículo 9.- ​La ley procesal se aplicará desde que entre


en vigencia, aún en los procesos que se hallaren en curso​;
pero en este caso, los actos y hechos ya cumplidos sus
efectos procesales no verificados todavía, se regularán por la
ley anterior​.

Con más detalle observamos:

Artículo 24 de la Constitución Nacional​: “​Ninguna


disposición legislativa tendrá efecto retroactivo​,

Artículo 9 del Código de Procedimiento Civil​: ; ​pero en


este caso, los actos y hechos ya cumplidos sus efectos
procesales no verificados todavía, se regularán por la ley
anterior​.

38
Artículo 24 de la Constitución Nacional​: “​Las leyes de
procedimiento se aplicarán desde el momento mismo de

entrar en vigencia, aun en los procesos que se hallaren en curso​;

Artículo 9 del Código de Procedimiento Civil: ​La ley


procesal se aplicará desde que entre en vigencia, aún en los
procesos que se hallaren en curso​;

2.- ​Teoría del Órgano​:

Esta teoría sostiene que la norma jurídica procesal tiene su fuente en


el órgano que la crea. que la dicta, así este órgano lo constituye la Asamblea
Nacional; aquí en Venezuela anteriormente se llamaba Congreso Nacional.

Por ejemplo el Código de Procedimiento Civil vigente tiene su fuente


en el órgano que lo creó como indica el texto en su inicio: “El Congreso de la
República de Venezuela decreta el siguiente Código de Procedimiento Civil”.

La presente Teoría la comprendemos también por su regulación en la


Constitución Nacional:

Sección Cuarta: De la Formación de las Leyes

Artículo 202. ​“​La ley​es el acto sancionado ​por la


Asamblea Nacional como cuerpo legislador​. Las leyes que
reúnan sistemáticamente las normas relativas a determinada
materia se podrán denominar códigos”.

Aquí se aprecia como corresponde a la Asamblea Nacional ,


conforme a la presente Teoría es el órgano fuente al crear lasLeyes.

La presente Teoría la comprendemos también con otro ejemplo

39
cuando estudiamos la fuente de la Constitución Nacional. Así:

PREÁMBULO

El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes


creadores ​e invocando la protección de Dios, el ejemplo
histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y
sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los
precursores y forjadores de una patria libre y soberana; con el
fin supremo de refundar la República para establecer una
sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y
pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado,
que consolide los valores de la libertad, la independencia, la
paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la
convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras
generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la
cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin
discriminación ni subordinación alguna; promueva la
cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide
la integración latinoamericana de acuerdo con el principio de
no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía
universal e indivisible de los derechos humanos, la
democratización de la sociedad internacional, el desarme
nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos
ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la
humanidad; ​en ejercicio de su poder originario ​representado
por la Asamblea Nacional Constituyente mediante el voto libre
y en referendo democrático,

decreta la siguiente

CONSTITUCIÓN

40
En el presente ejemplo, el electorado, conformado por todos los
ciudadanos electores inscritos ante el Consejo Nacional Electoral, por medio

41
del voto constituyen el órgano (la fuente) que aprobó la Constitución
Nacional, en representación de todos sus habitantes de Venezuela.

3.- ​Teoría del Cuerpo Jurídico que contiene la norma jurídicaprocesal​:

La presente Teoría consiste en que la norma jurídica procesal tiene su


fuente en el cuerpo jurídico que la contiene. Este criterio es eminentemente
didáctico, porque nos enseña que cada vez que mencionemos la norma
jurídica procesal, debemos mencionar el Artículo y el Cuerpo Jurídico en el
cual está contenida, indicar su fuente. En los ejemplos anteriores: Cuando
mencionamos la norma jurídica procesal contenida en el Artículo 24
complementar indicando su fuente, de la Constitución Nacional o cuando
mencionamos la norma jurídica procesal contenida en el Artículo 9
complementar indicando su fuente, del Código de Procedimiento Civil.

4.- ​Teoría Histórica o Material​:

Esta Teoría consiste en comprender que la norma jurídica procesal


tiene su fuente en las experiencias colectivas y vivencias de los pueblos, de
las comunidades que evolucionan en su convivencia y crean y modifican las
normas jurídicas procesales para solucionar pacíficamente sus diferencias.
El fenómeno social consistente en la necesidad de convivencia pacífica,
solucionando sus conflictos es la fuente de la norma jurídica procesal.

Por ejemplo: El Artículo 940 y 941 del Código de Procedimiento Civil

Artículo 941.- ​Los recursos interpuestos, la evacuación


de las pruebas ya admitidas, los términos o lapsos que
hubieren comenzado a correr, se regirán por el Código
derogado; ​sin embargo los lapsos procesales en curso que
resulten ampliados por el presente Código, beneficiarán a las

42
partes o al Tribunal en su caso​.

43
Aquí el criterio evolutivo es el tiempo que permita a los sujetos procesales
cumplir su conducta dentro del procedimiento con ampliación del tiempo.

Lectura complementaria:

“Artículo 364. Terminada la contestación o precluido el plazo para realizarla,


no podrá ya admitirse la alegación de nuevos hechos, ni la contestación a la
demanda, ni la reconvención, ni las citas de terceros a la causa”.

Ahora bien, en el caso bajo análisis, el formalizante denuncia que el


sentenciador de reenvío incurrió en la infracción de las normas referidas
anteriormente, por considerar extemporánea una reconvención propuesta
luego de contestada la demanda, pero dentro del lapso de los veinte días
concedidos a tal fin por el Artículo 359 del Código de Procedimiento Civil.

[…]

Al respecto, cabe recordar que una de las virtudes más destacadas del
vigente Código de Procedimiento Civil, ha sido la ampliación del término
concedido al demandado para brindar contestación a la demanda, quien en
todo caso, puede ahora comparecer dentro de los veinte días siguientes a su
citación o la del último de ellos si fueren varios, para brindar contestación a
la demanda, alegar las defensas o excepciones perentorias que creyere
convenientes, y proponer la reconvención o llamar a un tercero a la causa.

Con esta modificación respecto al Código derogado de 1916, donde el


emplazamiento se realizaba para el décimo día hábil después de citado el
demandado o el último de ellos si eran varios, se garantiza ciertamente el
derecho a la defensa de la parte demandada, al concedérsele un plazo
mayor para la contestación de la demanda y establecerse claramente que
para las actuaciones posteriores se dejará transcurrir íntegramente el lapso
del emplazamiento.

44
B) CLASIFICACIÓN DE LAS FUENTES DEL DERECHO
PROCESAL SEGÚN SU VINCULACIÓN PARA EL JUEZ DENTRO DEL
PROCESO​:

La presente clasificación de las fuentes del Derecho Procesal según su


vinculación (obligatoriedad) para el Juez dentro del proceso; comprende tres
elementos:

1. Fuentes Formales​: ​Comprenden el ordenamiento jurídico


positivo, es decir las normas jurídicas procesales que están vigentes. Por
ejemplo la Constitución Nacional y el Código de Procedimiento Civil.

Las fuentes formales son para el Juez de obligatorio cumplimiento


dentro del proceso.

2. Fuentes Materiales​: ​Consisten en todo el conocimiento jurídico


procesal desarrollado por los procesalistas en el estudio de la ciencia del
Derecho Procesal.

Por ejemplo, ​la doctrina. ​El contenido del libro La Teoría General
del Proceso, del Maestro Devis Echandía o Los Fundamentos del Derecho
Procesal, del Maestro Eduardo Couture. Este conocimiento puede ser
aplicado por el Juez, en base a su criterio, en forma discrecional (según su
conciencia) en la parte motiva de la Sentencia para fundamentar la solución
de la controversia y para convencer a las partes, en particular, a la parte
perdidosa, (por cuanto la parte cuya Sentencia favorezca no requiere
convencerla), que con la Sentencia está administrando Justicia, cumpliendo
con el deber del Juez ante el Estado de garantizar la paz social. Que el
Proceso, constituya un medio para convencer a los Ciudadanos que
convivimos en un Estado de Derecho y de Justicia (Artículo 2 de la
Constitución Nacional).

3. Las Fuentes Históricas​: ​Comprenden las normas jurídicas

45
procesales que fueron derogadas por las normas jurídicas procesales
vigentes.

46
Por ejemplo: Los Artículos 940 y 941 del Código de Procedimiento
Civil, nos permiten comprender en forma dinámica el contenido de estas
fuentes, porque explica en relación a cada acto procesal, cuando queda
derogado el procedimiento regulado por el Código de Procedimiento Civil de
1916 y cuando se aplica el vigente.

C) CLASIFICACIÓN DE LAS FUENTES DEL DERECHO


PROCESAL SEGÚN SU PRIORIDAD DE APLICACIÓN EN ELPROCESO​.

Esta clasificación de las fuentes del Derecho Procesal corresponde a la


aplicación de las fuentes primarias y de las fuentes secundarias en el
proceso; las mismas comprenden dos elementos, que son:

1.- ​Fuentes primarias: ​Las fuentes primarias están conformadas indicando


cómo el Juez debe aplicar en orden jerárquico las fuentes formales del
Derecho Procesal en el Proceso.

2.- ​Fuentes secundarias: ​Estas fuentes comprenden las fuentes formales


legales u otras normas jurídicas subconstitucionales

En primer orden las fuentes formales constitucionales con prioridad a


las fuentes formales legales. Así lo regula la Constitución Nacional. El Juez
ante el conflicto de la norma jurídica legal frente a la norma jurídica
constitucional, mediante el control difuso debe desaplicar la norma jurídica
legal (fuente secundaria) y aplicar a la solución de la controversia la norma
jurídica constitucional (fuente primaria).

Así está establecido en el Artículo 334, primer aparte de la


Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y complementado por
la disposición del Artículo 336 eiusdem. El control concentrado está regulado
también en el Artículo 334, segundo aparte y las normas legales dentro del

47
ámbito correspondiente al control concentrado las enumera el Artículo336

48
eiusdem. Seguidamente, analizamos el control difuso, que corresponde al
Juez de instancia:

Artículo334. Todos los jueces o juezas de la República, en el


ámbito de sus competencias y conforme a lo previsto
en esta Constitución y en la ley, están en la obligación
de asegurarla integridad de esta Constitución.

En caso de incompatibilidad entre esta


Constitución y una ley u otra norma jurídica, se
aplicarán las disposiciones constitucionales,
correspondiendo a los tribunales en cualquier causa,
aún de oficio, decidir lo conducente. (​Control Difuso​)

Corresponde exclusivamente a la Sala


Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia como
jurisdicción constitucional, declarar la nulidad de las
leyes y demás actos de los órganos que ejercen el
Poder Público dictados en ejecución directa e
inmediata de la Constitución o que tengan rango de
ley, cuando colidan con aquella. (​Control
Concentrado​)

Artículo 335. El Tribunal Supremo de Justicia


garantizará la supremacía y efectividad de las normas
y principios constitucionales; será el máximo y último
intérprete de la Constitución y velará por su uniforme
interpretación y aplicación. Las interpretaciones que
establezca la Sala Constitucional sobre el contenido o
alcance de las normas y principios constitucionales
son vinculantes para las otras Salas del Tribunal
Supremo de Justicia y demás tribunales de la
República.

Por ejemplo: En el Ordenamiento Jurídico Positivo Artículo 20 del Código


de Procedimiento Civil.

49
Artículo 20.- “​Cuando la ley vigente (fuente secundaria), cuya
aplicación se pida, colidiere con alguna disposición constitucional

50
(fuente primaria)​, los jueces ​aplicarán ésta ​(disposición constitucional)
con preferencia​”.

Asimismo, debemos estudiar lo que en doctrina se ha denominado:


La Constitucionalización del Proceso Civil.

Ejemplo:

En orden aparte de ideas, la Sala con ocasión de las denuncias ​supra​ resueltas,
reexaminó lo concerniente al establecimiento de los elementos correspondientes a la
Carga de la Prueba u ​Onus Probandi​ de las partes y en tal sentido, busca armonizar para
casos futuros dicha carga con la actividad del juez en la búsqueda de la verdad y con la
finalidad del proceso, aspectos propios de un Estado democrático y social de Derecho y
de Justicia, tal como quedó diseñado en el artículo 2 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela, dando un enfoque mucho más amplio y justo al proceso civil
en el hallazgo de la justicia.
La perspectiva que hoy se adopta consiste en visualizar al proceso, conforme a
las lúcidas anticipaciones del maestro EDUARDO COUTURE, quien en el horizonte
del medio siglo pasado veía ya la Constitucionalización del Proceso, que hoy día en la
República Bolivariana de Venezuela, esta Sala de Casación, cúspide de la jurisdicción
civil ordinaria, vela por su materialización a través de sus fallos, conforme a la visión
adjetiva pasada por el caleidoscopio de las Garantías Constitucionales.
Así, nos alejamos de interpretaciones exegéticas y de normas pétrea procesales
para adentrarnos en una interpretación pragmática y dinámica, ​a la luz de la moderna
concepción del Estado Social de Derecho y de Justicia​, ​como piedra angular
y​,​ ​desiderátum​ máximo del sistema Procesal Civil Venezolano​.
Sin duda, si bien el Código de Procedimiento Civil, se tradujo en un cualitativo
avance en relación a la vieja carroza que en tiempos de velocidades frenéticas imponía
el lento ritmo de la justicia bajo el Código de 1916, puede decirse que ya el Código
Adjetivo de 1987, nacía viejo, pues su reforma había sido propuesta al extinto Congreso
desde 1975, sino que, además representaba un vetusto ordenamiento cuya génesis
referencial la encontramos en el Proyecto Grandi del Código Italiano del año 1941.
Por ello, ese viejo Código de 1987, tras la entrada en vigencia de la Carta
Política de 1999, -sobrevenida por ende al Código Procesal-, otorgó una subida de nivel
a sus marcos adjetivos, cuya filosofía trascendental se aloja ahora en la Ley
Fundamental con contenidos explícitos dentro del área conceptual del Debido Proceso
Adjetivo, es decir, del ​Proceso Justo​.
Así​,​ dentro de éste cambio paradigmático​,​ el “Derecho y la Carga de
Probar” se traducen en defenderse probando​,​ formando parte de la cabal y plena
caracterización de la defensa y del fin del proceso ​(​Justicia y Verdad​),​ pues si ello
se impide​, -​aún con normas adjetivas en plena vigencia​-,​ se afectarían las
Garantías mismas de Rango Constitucional​,​ generándose una limitación al
equilibrio y acceso de los medios al proceso​;​ vale decir​,​ que en la edad de la
Garantías Adjetivas Constitucionales​,​ una Carga Probatoria Pétrea o Rígida​, ​sería
tanto como crear​,​ procesalmente un​:​ “estado de sitio” de los Derechos
Fundamentales​.
El litigio civil, de ninguna manera puede estar divorciado del proceso justo,
cuyos lineamientos otorgan las Garantías Jurisdiccionales. Tampoco es correcto,
-sostenía VAN REEPINCHEN, en la reforma procesal Belga-, que ​el juez expida una
decisión que se sepa alejada de la verdad simplemente porque una parte o un
tercero​,​ ​-​quienes tienen el verdadero acceso a las pruebas​-,​ no hayan querido
desposeerse o asumir la carga de una pieza esencial para la búsqueda de la
“verdad”​.
Esa “Verdad”, a la que hacen referencia la totalidad de los Códigos Adjetivos
Venezolanos (CPC, Artículo 12; Loptra Artículo 5; Lopna 450,J; Copp, Artículo 13),
nos indica, que el proceso moderno, en especial el proceso civil desde la visión
constitucional, está dirigido principalmente a la comprobación o averiguación de la
verdad, donde el juez civil, ya no es un convidado de piedra, -como nos delataba
SALVATORE SATTA-, sino que es el Director del Proceso (Artículo 14 Código
Adjetivo Civil), lo cual nos permite ir más allá de la verdad judicial, para entrar en la
verdad objetiva o material y operar consiguientemente, -como señala el Maestro
argentino JORGE KIELMANOVICH-, con un material fáctico, más amplio y más rico
que el que puede ser aportado por las partes, ​bajo el rígido esquema positivista de la
actual carga de la prueba​, ​pesada atadura formal y de ficciones que “ahogan” y
“ocultan” la verdadera verdad​,​ ante la mirada impávida de un juez trágicamente
condenado a resolver ​secundum allegata et probata partium​.
El fundamento mismo de la finalidad del debido proceso, en el ámbito
probatorio (artículo 49.1 de la Ley Fundamental), es la conjunción de la labor de los
sujetos procesales, a los cuales, sin exclusión les incumbe en concreto hacerlo
adecuadamente, a través de una actividad útil según sus posibilidades reales de
actuación, lo que involucra no incurrir en una posición abusiva por omisión.
Por lo demás, el gran constitucionalista Argentino GELSI BIDART (Derechos,
Deberes y Garantías del hombre común. 1987, págs. 66 y 67); así como el verdadero
sucesor de procesalista, humanista, del proceso Italiano, Mauro Cappelletti, MICHELE
TARUFO (La Prova dei Fatti Juridice ed Guifre, Milano. 1992, pág 43) y el maestro
Español (catalán) JOAN PICO & JUNOI (El Derecho Procesal entre el Garantismo y la
Eficacia. 2003, pág. 406), nos han enseñado que ​frente a la “verdad” tenemos ante
todo​,​ un imperativo propio​,​ interior​,​ a buscarla​,​ de tal modo que​,​ no podemos
descansar en tanto no creamos haberla encontrado​.
Habida cuenta, toda reflexión se inscribe en el ​desiderátum​ constitucional del
artículo 2, en una ​construcción del Estado Social de Derecho y de Justicia​,​ del
artículo 257 que consagra al proceso una naturaleza meramente
“instrumental”​,​ para conseguir el fin​:​ “La Justicia”​,​ enfrentadas éstas al
paradigma procesal de los hechos​,​ la verdad y el proceso civil​.
Así, en muchas ocasiones la normativa adjetiva y sustantiva civil de la carga de
la prueba u ​onus probandi,​ establecida en los artículos 1.354 del Código Civil y 506 del
Código de Procedimiento Civil, ​constituyen insuficientes reglas del reparto de la
carga en búsqueda de la verdad​, al establecer que:
Artículo 1.354 del Código Civil: “Quien pida la ejecución de una obligación debe
probarla, y quien pretenda que ha sido libertado de ella debe por su parte
probar el pago o el hecho que ha producido la extinción de la obligación”.
Artículo 506 del Código de Procedimiento Civil: “Las partes tienen la carga de probar
sus respectivas afirmaciones de hecho. Quien pida la ejecución de una
obligación debe probarla, y quien pretenda que ha sido libertado de ella,
debe por su parte probar el pago o el hecho extintivo de la obligación…”.

Por ello, el propio FRANCISCO CARNELUTTI (Estudios de Derecho Procesal.


Vol I. pág 106- 107), nos ha referido que la carga de la prueba no debe estimarse pues,
sino como un mal menor; no se puede prescindir de ella, pero: “a menudo no vale más
que un juego de lotería”.
Inevitablemente, nos atrevemos a decir, que ​el principio de la carga
probatoria civil​, ​heredada del sistema romano -canónico-​,​ se asemeja​,​ en
determinadas situaciones específicas​,​ más a un rito​,​ a un procedimiento
mágico​, ​cuasi litúrgico​,​ de los cuales está excluida la razón​. A pesar de ello,
semejante inconveniente, ha habido un rechazo visceral a todo atisbo de inversión de la
carga (deber de colaboración, responsabilidad, acceso al mejor probar), encabezadas
estas posiciones de retroceso, por MONTERO AROCA y ALVARADO BELLOSO,
quienes descalifican como “autoritarias o híbridas”, reformas como la uruguaya, que
optan por un Juez Director.
Ese es en realidad el dilema de nuestro tiempo​, ​especialmente en la
República Bolivariana de Venezuela​, ​donde el Derecho Procesal Civil de la
Democracia debe eliminar las bases del individualismo generándose un Juez
que​,​ siendo imparcial​,​ no puede ignorar lo que sucede en la realidad​,​ y que el
contexto es determinante en el proceso​.
A partir de 1999, nuevos vientos indican que es imposible que esa litigiosidad
civil se acomode a un esquema lineal y previsible, ​por ello​,​ una justicia más realista y
efectiva como la que propugna nuestra Carta Política de 1999​, ​requiere de un juez
que actúe más allá del ritualismo​,​ donde el Juez Ductilice​ – GUSTAVO
ZAGREBLESKI. (El Derecho Dúctil. Ed Tota Madrid. 2005).
La rígida carga de la prueba civil, cuyo más cercano símil correspondería a un
viejo chasis de carro que no puede ser desdoblado, impidiendo el acceso a la Prueba y a
la Verdad del proceso, nuestro actual sistema de cargas probatorias, con su finalidad
residual, lejana a la realidad de las cosas, se refiere más a la individualidad del interés
de probar, principio éste que atenta, en determinadas situaciones, contra los principios
constitucionales, pues en criterio de Sala de Casación Civil, la plena posibilidad de
descubrir, proponer y producir la prueba, está en la base constitucional de acceso a la
justicia (artículo 26); de debido proceso (artículo 49.1) y del entendimiento del proceso
como un instrumento para la búsqueda de la justicia (artículo 257) y de cualquier
exigencia humana como centro del proceso, por eso: ¡Prueba quien está llamado a
hacerlo siempre que pueda hacerlo!
Cuando la conducta procesal de una parte (que puede ser un indicio y que debe
ajustarse a las normas de lealtad y probidad procesal), se fundamenta en una reticencia o
abstención de probar, pues legalmente no tiene la carga, pero realmente es el que conoce
los elementos técnicos o científicos para la búsqueda de la verdad, posee un sentido
heurístico de exegética procesal, pero atenta contra los valores constitucionales del
Proceso Civil.
Así ha sido reconocido tanto por la Corte de los Estados Unidos de
Norteamérica como por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, expresando las
diferentes posiciones que las partes deben asumir en el proceso, con respecto a su
capacidad de probar un hecho.
Verbi gratia,​ en los E.E.U.U. de Norteamérica, junto con la Corte
Interamericana de Derechos Humanos, las desigualdades procesales que se generaban
en éstos procesos, fueron resueltas por la flexibilización de la carga de la prueba
(ALBERTO REYES OEHNINGER. Revista Uruguaya de Derecho Procesal. N° 3,
Fundación de Cultura Universitaria. 2007, pág. 601).
En ambos procesos, la importancia de los temas en debate impedía acudir a las
reglas procesales ordinarias de posiciones extremadamente formales. Incorporando así,
el “​sistema de la colaboración de la prueba​”, vale decir, ​prueba quien puede
hacerlo​, que fue la visión que conforme a la óptica constitucional (1999), dio la nueva
Ley Orgánica Procesal del Trabajo (2003), en comparación con la carga probatoria
consagrada en la derogada Ley de Tribunales y Procedimientos del Trabajo (1959), vale
decir, que prueba el patrono determinadas situaciones fácticas, pues es él, el que mejor
puede hacerlo.
Queremos con ello significar, que ​en materia del Proceso Civil​,​ bajo la óptica
constitucional​,​ en determinadas situaciones ponderables​,​ el viejo aforismo de que
prueba quien dice ​(​qui dicet​,​ qui prueba​),​ se rompe para dar paso a la Doctrina de
la “Colaboración y Solidarismo Probatorio”​,​ que no es otra cosa que entender que
si bien ambas partes deben llevar a la convicción del juzgador la verdad de sus
dichos​,​ en mayor grado​,​ ello corresponde a quien cuenta con más elementos
materiales para probar la veracidad de sus argumentos​. (FALCÓN, ENRIQUE.
Tratado de la Prueba. Vol I, Buenos Aires. 2003, pág. 270).
Es necesario que bajo la visión constitucional se solidarice el concepto de carga
de la prueba y se proceda a invertir ésta por desaplicación a través del control difuso que
otorga la Ley Fundamental a todos los Jueces de la República.
Se debe asumir quien tiene la mejor posibilidad de acreditar la verdad de los
hechos, lo que, a pesar de la existencia de las normas de carga probatoria, que deben
desaplicarse al caso en concreto, obligan a desplegar la actividad procesal necesaria
para probar el hecho en cuestión, por lo que cobra importancia el principio del
equilibrio procesal de las partes (artículo 15 del Código Adjetivo Procesal) que
involucra el deber de probar a quien mejor puede hacerlo, “favor probationis” o ​Teoría
de las Cargas Probatorias Dinámicas​, ​que hace recaer la carga de la prueba en
quien se halla en mejor condición de aportarla, a los fines de obtener la verdad
objetiva​.
En este sentido​,​ se comprende​,​ que existe una complejísima variedad de
factores que intervienen en determinadas relaciones para desaplicar en cada caso
concreto una norma como la de la carga de la prueba​,​ por ello el constituyente
atribuyó el control difuso (artículo 334 constitucional) en cada uno de los jueces,
para que​,​ ante cada situación conjugue con los elementos de ésta principios
constitucionales y obtenga la solución justa en un Estado Social de Derecho y
Justicia​.
Así, en los casos de facultades discrecionales, el poder no tiene prefijada su
decisión por un previo precepto detallado, sino que ante cada una de las situaciones
sometidas a su jurisdicción debe determinar el Juez, el precepto más justo y adecuado,
sin capricho singular, antes bien, ateniéndose a criterios constitucionales que son los
mismos que deben ser aplicados en casos análogos que se presenten.
Obrar discrecionalmente no significa obrar arbitrariamente, sino regirse por
principios constitucionales, aplicando las particularidades a cada caso concreto y
obtener así, las consecuencias.
Ante la rígida y asimétrica distribución de la carga de la prueba civil hay
que acudir a los preceptos constitucionales para evitar la clamorosa injusticia que
la aplicación de los principios tradicionales traería aparejada​. LASCANO, en la
lejanía de 1935, en Argentina, citado por COUTURE (Estudios de Derecho Procesal
Civil. Ediar. Tomo II, pág 22 – 224. 1949), reseñó que: “ … es indudable que no deja de
tener ventajas la consagración de una regla general sobre la carga de la prueba, pues se
aclara la situación de las partes, pero no por ello escapan a fundadas objeciones, deben
ser apreciarlas según las condiciones (…) El Juez no siempre se puede suscribir a un
principio fijo e intolerable. También tendrá entonces en cuenta las situaciones especiales
-legales o de hecho-, que aconsejen apartarse momentáneamente de aquéllos
principios…”.
Por supuesto, existen quienes temen a este imponderable de establecer la carga
en forma distinta por motivos de poder buscar la verdad, lo cual hace recordar, cuando
se le preguntó a MICHELE TARUFFO: ¿Y, quién controla al Juez Civil? Y éste muy
tranquilo respondió: ¡El juez se controla por la legalidad y constitucionalidad de su
ponderación!, agregando -: “​Dobbiamo confiar negli guidice​”: “Debemos confiar en los
Jueces”.
Restringiéndose las facultades del Juez, éste no se equivoca menos, por ello la
Constitución y la Ley, le permiten en situaciones como ésta dúctilizar la carga
probatoria.
Hacer dúctil la carga en determinados supuestos es la culminación de un
pensamiento que comenzó por LASCANO, pasando por los clásicos trabajos de
MICHELE y ROSEMBERG, iluminados por SENTÍS MELENDO, llegando a
EISNER, ARANZI; TARUFFO; MORELLO; PEIRANO hasta culminar con
MARCELO MIDÓN.
Toda reflexión anterior se inscribe en la necesidad de que la carga de la prueba
no puede estar bajo los viejos esquemas del romano canónico, en cabeza de “quien
tenga la carga legalmente determinada”, sino de aquél que se encuentre en mejores
condiciones, siendo ésta de carácter excepcional (no se aplica a todos los casos a
resolver).
De manera que las Cargas Probatorias Dinámicas ó Solidarias también llamadas
de cooperación, sólo provocan, un desplazamiento parcial de la carga probatoria.
Finalmente​,​ es necesario puntualizar que el criterio hoy asentado no debe
ser aplicado a situaciones que se originaron o que produjeron sus efectos en el
pasado​,​ sino a las situaciones que se planteen tras su establecimiento​,​ con la
finalidad de preservar la seguridad jurídica y evitar una grave alteración del
conjunto de situaciones​,​ derechos y expectativas nacidas del régimen en vigor para
el momento en que se produjeron los hechos​. Así se decide.

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho de la Sala de


Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los
tres (3) días del mes de mayo de dos mil dieciséis.

Exp. 2015 -000831


Magistrado Ponente ​: ​GUILLERMO BL ANCO VÁZQUE Z

http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scc/mayo/187550-RC.000292-3516-2016-15-831.HTML

D) PRINCIPIOS QUE SON FUENTE DEL DERECHO


PROCESAL EN LA CONSTITUCIÓNNACIONAL

En el estudio de los principios del Derecho Procesal, a continuación


seguiremos el orden en que se encuentran enumerados en la Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela. Así que tenemos los siguientes
principios tal como lo dicta la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela:

1.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE LA IGUALDAD​: El principio


constitucional de la igualdad, consiste en la garantía que reconoce la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos en
su condición de partes en el proceso que el Juez en ejercicio de la
jurisdicción va a darles igual trato al sustanciar el procedimiento; como lo
regula el Artículo 2 de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela.

Artículo 2. “Venezuela se constituye en un ​Estado


democrático y social ​de Derecho y de Justicia​, que
propugna como ​valores superiores de su ordenamiento
jurídico y de su actuación: (actos procesales,
Procedimiento, Proceso), la vida, la libertad, la justicia, ​la
igualdad​, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad
social y en general, la preeminencia de los derechos
humanos, la ética y el pluralismo político”.

2.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE LA LEGALIDAD​: El principio


constitucional de la legalidad, consiste en la garantía que reconoce la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos en
su condición de parte en el proceso que el Juez en ejercicio de la jurisdicción
sustanciará el procedimiento cumpliendo y haciendo cumplir la Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley. Para comprender este
principio es necesario estudiar la clasificación conformada por los siguientes
elementos:

a.- ​Elemento positivo​, que corresponde el principio Constitucional de la


Legalidad, que consiste en que el Juez cumple con el debido proceso, como
lo regula el Artículo 7 de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela.

Artículo 7. La Constitución es la norma suprema y el


fundamento del ordenamiento jurídico. ​Todas las personas
(Partes) y ​los órganos ​(Juez) que ejercen el Poder Público
(Jurisdicción) están sujetos a esta Constitución.

b.- ​Elemento negativo​: Es el segundo elemento del principio


constitucional de la legalidad; se da cuando incumple el Juez con la legalidad
dentro del Proceso y los efectos lo regula el Artículo 25 de la Constitución de
la República Bolivariana de Venezuela

b.1.- El acto procesal es nulo.

Artículo 25. ​Todo acto ​(acto procesal, Procedimiento)


dictado en ejercicio (Juez) del Poder Público ​(Jurisdicción)
que viole o menoscabe los derechos garantizados por esta
Constitución y la ley es nulo​,

b.2.- El Juez es responsable penal, civil y administrativamente por su


incumplimiento.

y los funcionarios públicos y funcionarias públicas (Juez)


que lo ordenen o ejecuten incurren en responsabilidad penal,
civil y administrativa, según los casos, sin que les sirvan de
excusa órdenes superiores.

3.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL ACCIÓN EN JUSTICIA​: ​El principio


constitucional de Acción en Justicia, consiste en la garantía que reconoce la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos en
su condición de parte demandante dentro del proceso que el Juez en
ejercicio de la jurisdicción va atender la solicitud de la tutela de un derecho
subjetivo que le ha sido privado injustamente por otro ciudadano en su
condición de parte demandada; como lo regula el Artículo 26
encabezamiento de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela.

Artículo 26. ​Toda persona tiene derecho de acceso a


los órganos de administración de justicia ​para hacer valer sus
derechos e intereses​, ​incluso los colectivos o difusos​, ​a la
tutela efectiva de los mismos y a obtener con prontitud la
decisión correspondiente​.
4.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE TUTELA, JUDICIAL EFECTIVA​:
El principio Constitucional Tutela Judicial Efectiva, consiste en la garantía
que reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de partes dentro del proceso que el Juez en
ejercicio de la jurisdicción determinará cuál de las afirmaciones (pretensión o
defensa) protege la Ley y así lo declarará en la Sentencia y lo ejecutará
(materializará la Condena contenida en la Sentencia); como lo regula el
Artículo 26 encabezamiento de la Constitución de la República Bolivariana
de Venezuela.

Artículo 26. ​Toda persona tiene derecho de acceso a los


órganos de administración de justicia ​para hacer valer sus
derechos e intereses​, ​incluso los colectivos o difusos​, ​a la
tutela efectiva de los mismos y a obtener con prontitud la
decisión correspondiente​.

5.- PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DEL DEBIDO PROCESO​: El


principio Constitucional del Debido Proceso, consiste en la garantía que
reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de partes dentro del proceso que el Juez en
ejercicio de la jurisdicción sustanciará el procedimiento cumpliendo los actos
procesales en el lugar, el tiempo y la forma (modo) que ordena la Ley
procesal; como lo regula el Artículo 49 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela

6.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DERECHO A LA DEFENSA​:El


principio Constitucional Derecho a la defensa, consiste en la garantía que
reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de partes dentro del proceso que el Juez en
ejercicio de la jurisdicción respetará hará respetar las oportunidades que les
otorga la Ley procesal para hacer valer sus afirmaciones (pretensión o
defensa); como lo regula el Artículo 49.1 de la CONSTITUCIÓN DE LA
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

7.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE LA DOBLE INSTANCIA​: El


principio Constitucional de la Doble instancia, consiste en la garantía que
reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de parte perdidosa en el proceso que la
sentencia y el procedimiento sustanciado y la Sentencia con la que concluyó
serán revisados por un Juez superior mediante un recurso de apelación para
comprobar que el Juez en la primera instancia ha cumplido con el debido
proceso; como lo regula el Artículo 49 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela.

8.- PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE LA PRESUNCIÓN DE


INOCENCIA​: El principio Constitucional de la Presunción de inocencia,
consiste en la garantía que reconoce la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos en su condición de parte
demandada dentro del proceso que el Juez en ejercicio de la jurisdicción
presumirá inocente a la parte demandada hasta que sea declarada su
condición en la Sentencia: Culpable o inocente; como lo regula el Artículo
49.2 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

9.- PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DEL JUEZ NATURAL​: El


principio Constitucional del Juez natural, consiste en la garantía que
reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de partes dentro del proceso que el Juez que
ejercerá la jurisdicción y por tanto conocerá y solucionará la controversia
será el que expresamente ordena la Ley Procesal, como lo regula el Artículo
49.4 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

10.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL COSA JUZGADA​: ​El principio


Constitucional Cosa Juzgada, consiste en la garantía que reconoce la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos que

solo van hacer juzgados por un mismo hecho una sola vez; como lo regula el
Artículo 49.7 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Lectura complementaria.

FUENTES DEL DERECHO PROCESAL

Siguiendo a Podetti (1956), se pueden dividir en:

Fuentes Vinculantes y Fuentes No Vinculantes.

Fuentes Vinculantes:

Son aquellas de obligatorio cumplimiento para el Juez y cuando un Juez


actúa contra ello, actúa contra legem, pues está obligado a acatarlas; ellas
son:

1) La Constitución Nacional: De acuerdo con Kelsen, citado por Podetti


(1956), está en la pirámide arriba. El Código de Procedimiento Civil en su
Artículo 20,dice:

"Cuando la Ley vigente, cuya aplicación se pida, colidiere con alguna


disposición Constitucional, los Jueces aplicarán ésta con preferencia". En la
Constitución encontramos los principios procesales fundamentales, que
Couture (1976) denominó las garantías constitucionales del proceso, y
también encontramos en la Constitución ciertas normas atinentes a la
organización judicial.

En la Constitución Nacional encontramos las garantías constitucionales del


proceso civil, entre ellas tenemos: los art. 51 y 49 de la Constitución
Nacional, que reconoce el derecho de petición ante cualquier funcionario
público y el derecho a la defensa, como derecho inviolable en todo estado y
grado del proceso. El art. 49 ordinal 4, de la Constitución Nacional establece
que nadie puede ser juzgado sino por sus jueces naturales, ni condenado a

sufrir pena que no esté establecida por ley preexistente. El Artículo 49,
Ordinal 7 eiusdem, que establece el principio de la Cosa Juzgada, según el
cual nadie puede ser sometido a juicio por los mismos hechos en virtud de
los cuales hubiere sido juzgado anteriormente.

2) Los Tratados Internacionales: En todos los casos en que Venezuela


haya firmado Tratados Públicos y se presente conflicto entre una de las
partes, se aplica el Tratado preferentemente a las leyes nacionales. La
antigua Corte Suprema de Justicia ha dicho que en todo caso, al ser
aprobado cualquier Tratado por el Congreso, son leyes nacionales. Los
Tratados Internacionales prevalecen después de la Constitución Nacional, en
los casos de aplicación del Derecho Internacional Privado sobre las demás
Leyes de la República, (Art. 8 del Código de Procedimiento Civil y art. 8 de la
Ley de Derecho Internacional Privado).

Entre los Tratados en materia procesal, tenemos: el Código de Bustamante,


llamado también Código Internacional Privado, puesto en vigencia por la
Convención de Derecho Internacional Privado celebrada en la Sexta
Conferencia Panamericana en La Habana, el 20 de febrero de 1.928,
suscrito por Venezuela. El Protocolo sobre Uniformidad del Régimen Legal
de los Poderes, suscrito en Washington el 17 de febrero de 1.940, ratificado
por Venezuela el 9 de octubre de 1.941. El Tratado de Extradición firmado
entre Venezuela y los Estados Unidos de Norteamérica el 19 de enero de
1.922. El Protocolo sobre la Personalidad Jurídica de las Compañías
Extranjeras; la Convención Interamericana sobre Exhortos o Cartas
Rogatorias y otros más.

3) Sentencias de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de


Justicia. (Art. 335 de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela).

4) Leyes Orgánicas y demás Leyes Nacionales: Que son el Código de


Procedimiento Civil (que es la ley reglamentaria de las garantías de Justicia
en la Constitución.

De Trabajo:

SOBRE EL DERECHO PROCESAL EN ELSIGLO XXI

Héctor Enrique Peñaranda Valbuena

Olga Quintero de Peñaranda

Héctor Ramón Peñaranda Quintero

Universidad del Zulia, Venezuela

Mercedes Peñaranda

Universidad Rafael Belloso Chacín, Venezuela


TEMA 2
FUENTES DEL DERECHO PROCESAL
ACTIVIDAD APLICANDO LAS FUENTES DEL DERECHO PROCESAL.
-CONCEPTO. ​Las fuentes del Derecho Procesal son
fundamentalmente las mismas fuentes del Derecho que hemos estudiado
previamente en las materias del Estudio del Derecho, dirigiendo su
perspectiva específicamente hacia El Proceso, el objeto de estudio de la
Ciencia del Derecho Procesal.
EJEMPLO:
Competencia de la Sala
A esta Sala corresponde con carácter exclusivo la
interpretación máxima y última de la Constitución, y debido a tal
exclusividad, lo natural es que sea ella quien conozca de los
recursos de interpretación de la Constitución, como bien lo dice la
Exposición de Motivos de la vigente Carta Fundamental, no siendo
concebible que otra Sala diferente a la Constitucional, como lo
sería la Sala Político Administrativa, pueda interpretar como
producto de una acción autónoma de interpretación
constitucional, el contenido y alcance de las normas
constitucionales, con su corolario: el carácter vinculante de la
interpretación.
Así como existe un recurso de interpretación de la ley, debe
existir también un recurso de interpretación de la Constitución,
como parte de la democracia participativa, destinado a mantener
la supremacía y efectividad de las normas y principios
constitucionales (artículo 335 de la vigente Constitución), por
impulso de los ciudadanos. El proceso democrático tiene que ser
abierto y permitir la interacción de los ciudadanos y el Estado,
siendo este “recurso” una fuente para las sentencias
interpretativas, que dada la letra del artículo 335 eiusdem, tienen
valor erga omnes
El que entre las atribuciones de Tribunales o Salas
Constitucionales de otros países no exista un recurso autónomo de
interpretación constitucional, y que las “sentence interpretative di
riggeto” en Italia, genere problemas, no es un obstáculo para que
esta Sala, dentro del concepto ampliado de recurso de
interpretación de la ley, se aboque a interpretar la Constitución,
mediante actos jurisdiccionales provenientes del ejercicio del
recurso de interpretación constitucional, y como resultado natural
de la función interpretativa que el artículo 335 de la Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela atribuye a la Sala
Constitucional.
Viene a convertirse la Sala en una fuente para precaver
conflictos innecesarios o juicios inútiles, al conocerse previamente
cuál es el sentido y alcance de los principios y normas
constitucionales necesarios para el desarrollo del Estado y sus
poderes, y de los derechos humanos de los ciudadanos.
Establecido lo anterior, la interpretación del contenido y
alcance de las propias normas y principios constitucionales es
posible, tal como lo expresa el artículo 335 de la Constitución de
la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con el
artículo 336 eiusdem, y por ello, el recurso de interpretación
puede estar dirigido, al menos ante esta Sala, a la interpretación
constitucional, a pesar que el recurso de interpretación al ser
considerado tanto en la propia Constitución (artículo 266 numeral
6), como en la Ley Orgánica de la Corte Suprema de
Justicia (numeral 24 del artículo 42) se refieren al contenido y
alcance de los textos legales, en los términos contemplados en la
ley.
Establecido lo anterior, la interpretación del contenido y
alcance de las propias normas y principios constitucionales es
posible, tal como lo expresa el artículo 335 de la Constitución de
la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con el
artículo 336 eiusdem, y por ello, el recurso de interpretación
puede estar dirigido, al menos ante esta Sala, a la interpretación
constitucional, a pesar que el recurso de interpretación al ser
considerado tanto en la propia Constitución (artículo 266 numeral
6), como en la Ley Orgánica de la Corte Suprema de
Justicia (numeral 24 del artículo 42) se refieren al contenido y
alcance de los textos legales, en los términos contemplados en la
ley.
Surge así, una distinción que nace del propio texto
constitucional y de la intención del constituyente comprendida en
la Exposición de Motivos, cual es que existe un recurso de
interpretación atinente al contenido y alcance de las normas
constitucionales, y otro relativo al contenido y alcance de los
textos legales. El primero de estos recursos corresponde
conocerlos a esta Sala, mientras que el segundo, fundado en la
Ley Orgánica de la Corte Suprema de Justicia, a la Sala Político
Administrativa de este Tribunal Supremo deJusticia.
Pero entre ambos recursos de interpretación hay otra
diferencia. El que se interpone ante esta Sala no requiere de
autorización legal previa que lo permita, mientras que el que se
incoa ante la Sala Político Administrativa de este Tribunal
Supremo, procede sólo en los términos contemplados en la ley.
http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/septiembre/1077-220900-
00-1289.HTM

-​CLASIFICACIÓN DE LAS FUENTES DEL DERECHO PROCESAL​:


A) CLASIFICACIÓN GENERAL​. Las fuentes del Derecho Procesal
las estudiamos en primer lugar dentro de una Clasificación general, que
comprende cuatro (4) elementos, que explicamos seguidamente:
1.- ​Teoría de la Pirámide del Maestro Hans Kelsen​:
Esta Teoría consiste en comprender que toda norma jurídica procesal
está fundamentada, tiene su fuente en la Constitución Nacional y desde su
cúspide conforma el orden jerárquico normativo jurídico procesal
comprendido en la pirámide. Por ejemplo, el contenido del Artículo 257 de la
Constitución Nacional, que regula que: “​Las leyes procesales establecerán la
simplificación, uniformidad y eficacia de los trámites y ​adoptarán un
procedimiento breve​, oral y público”. Es la fuente constitucional de la
disposición procesal contenida en el Artículo 10 del Código de Procedimiento
Civil, que establece que: “La justicia se administrará ​lo más brevemente
posible​”.
También comprendemos dicho criterio cuando observamos que ​el
contenido del
Artículo 24 de la Constitución Nacional​: “​Ninguna
disposición legislativa tendrá efecto retroactivo​, excepto
cuando imponga menor pena. ​Las leyes de procedimiento se
aplicarán desde el momento mismo de entrar en vigencia,
aun en los procesos que se hallaren en curso​; pero en los
procesos penales, las pruebas ya evacuadas se estimarán en
cuanto beneficien al reo o rea, conforme a la ley vigente para
la fecha en que se promovieron.
Cuando haya dudas se aplicará la norma que beneficie al
reo o a la rea”.
Es fuente de la disposición procesal legal contenida en elArtículo
9 del Código de Procedimiento Civil​:
Artículo 9.- ​La ley procesal se aplicará desde que entre
en vigencia, aún en los procesos que se hallaren en curso​;
pero en este caso, los actos y hechos ya cumplidos sus
efectos procesales no verificados todavía, se regularán por la
ley anterior​.

Con más detalle observamos:


Artículo 24 de la Constitución Nacional​: “​Ninguna
disposición legislativa tendrá efecto retroactivo​,
Artículo 9 del Código de Procedimiento Civil​: ; ​pero en
este caso, los actos y hechos ya cumplidos sus efectos
procesales no verificados todavía, se regularán por la ley
anterior​.

Artículo 24 de la Constitución Nacional​: “​Las leyes de


procedimiento se aplicarán desde el momento mismo de
entrar en vigencia, aun en los procesos que se hallaren en
curso​;
Artículo 9 del Código de Procedimiento Civil: ​La ley
procesal se aplicará desde que entre en vigencia, aún en los
procesos que se hallaren en curso​;

2.- ​Teoría del Órgano​:


Esta teoría sostiene que la norma jurídica procesal tiene su fuente en
el órgano que la crea. que la dicta, así este órgano lo constituye la Asamblea
Nacional; aquí en Venezuela anteriormente se llamaba Congreso Nacional.
Por ejemplo el Código de Procedimiento Civil vigente tiene su fuente
en el órgano que lo creó como indica el texto en su inicio: “El Congreso de la
República de Venezuela decreta el siguiente Código de Procedimiento Civil”.
La presente Teoría la comprendemos también por su regulación en la
Constitución Nacional:

Sección Cuarta: De la Formación de las Leyes


Artículo 202. ​“​La ley​es el acto sancionado ​por
laAsamblea Nacional como cuerpo legislador​. Las leyes
que reúnan sistemáticamente las normas relativas a
determinada materia se podrán denominar códigos”.
Aquí se aprecia como corresponde a la Asamblea Nacional, conforme
a la presente Teoría es el órgano fuente al crear las Leyes.
La presente Teoría la comprendemos también con otro ejemplo
cuando estudiamos la fuente de la Constitución Nacional. Así:

PREÁMBULO
El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes
creadores ​e invocando la protección de Dios, el ejemplo
histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y
sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los
precursores y forjadores de una patria libre y soberana; con el
fin supremo de refundar la República para establecer una
sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y
pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado,
que consolide los valores de la libertad, la independencia, la
paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la
convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras
generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la
cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin
discriminación ni subordinación alguna; promueva la
cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide
la integración latinoamericana de acuerdo con el principio de
no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía
universal e indivisible de los derechos humanos, la
democratización de la sociedad internacional, el desarme
nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos
ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la
humanidad; ​en ejercicio de su poder originario ​representado
por la Asamblea Nacional Constituyente mediante el voto libre
y en referendo democrático, ​decreta la siguiente
CONSTITUCIÓN
En el presente ejemplo, el electorado, conformado por todos los
ciudadanos electores inscritos ante el Consejo Nacional Electoral, por medio
del voto constituyen el órgano (la fuente) que aprobó la Constitución
Nacional, en representación de todos sus habitantes de Venezuela.

3.- ​Teoría del Cuerpo Jurídico que contiene la norma jurídica procesal​:
La presente Teoría consiste en que la norma jurídica procesal tiene su
fuente en el cuerpo jurídico que la contiene. Este criterio es eminentemente
didáctico, porque nos enseña que cada vez que mencionemos la norma
jurídica procesal, debemos mencionar el Artículo y el Cuerpo Jurídico en el
cual está contenida, indicar su fuente. En los ejemplos anteriores: Cuando
mencionamos la norma jurídica procesal contenida en el Artículo 24
complementar indicando su fuente, de la Constitución Nacional o cuando
mencionamos la norma jurídica procesal contenida en el Artículo 9
complementar indicando su fuente, del Código de Procedimiento Civil.
4.- ​Teoría Histórica o Material​:
Esta Teoría consiste en comprender que la norma jurídica procesal
tiene su fuente en las experiencias colectivas y vivencias de los pueblos, de
las comunidades que evolucionan en su convivencia y crean y modifican las
normas jurídicas procesales para solucionar pacíficamente sus diferencias.
El fenómeno social consistente en la necesidad de convivencia pacífica,
solucionando sus conflictos es la fuente de la norma jurídica procesal.
Por ejemplo: El Artículo 940 y 941 del Código de Procedimiento Civil

Artículo 941.- ​Los recursos interpuestos, la evacuación


de las pruebas ya admitidas, los términos o lapsos que
hubieren comenzado a correr, se regirán por el Código
derogado; ​sin embargo los lapsos procesales en curso que
resulten ampliados por el presente Código, beneficiarán a las
partes o al Tribunal en su caso​.
Aquí el criterio evolutivo es el tiempo que permita a los sujetos procesales
cumplir su conducta dentro del procedimiento con ampliación del tiempo.

B) CLASIFICACIÓN DE LAS FUENTES DEL DERECHO


PROCESAL SEGÚN SU VINCULACIÓN PARA EL JUEZ DENTRO DEL
PROCESO​:
La presente clasificación de las fuentes del Derecho Procesal según su
vinculación (obligatoriedad) para el Juez dentro del proceso; comprende tres
elementos:
1. Fuentes Formales​: ​Comprenden el ordenamiento jurídico
positivo, es decir las normas jurídicas procesales que están vigentes. Por
ejemplo la Constitución Nacional y el Código de Procedimiento Civil.
Las fuentes formales son para el Juez de obligatorio cumplimiento
dentro del proceso.
2. Fuentes Materiales​: ​Consisten en todo el conocimiento jurídico
procesal desarrollado por los procesalistas en el estudio de la ciencia del
Derecho Procesal.
Por ejemplo, ​la doctrina. ​El contenido del libro La Teoría General del
Proceso, del Maestro Devis Echandía o Los Fundamentos del Derecho
Procesal, del Maestro Eduardo Couture. Este conocimiento puede ser
aplicado por el Juez, en base a su criterio, en forma discrecional (según su
conciencia) en la parte motiva de la Sentencia para fundamentar la solución
de la controversia y para convencer a las partes, en particular, a la parte
perdidosa, (por cuanto la parte cuya Sentencia favorezca no requiere
convencerla), que con la Sentencia está administrando Justicia, cumpliendo
con el deber del Juez ante el Estado de garantizar la paz social. Que el
Proceso, constituya un medio para convencer a los Ciudadanos que
convivimos en un Estado de Derecho y de Justicia (Artículo 2 de la
Constitución Nacional).
3. Las Fuentes Históricas​: ​Comprenden las normas jurídicas
procesales que fueron derogadas por las normas jurídicas procesales
vigentes.
Por ejemplo: Los Artículos 940 y 941 del Código de Procedimiento
Civil, nos permiten comprender en forma dinámica el contenido de estas
fuentes, porque explica en relación a cada acto procesal, cuando queda
derogado el procedimiento regulado por el Código de Procedimiento Civil de
1916 y cuando se aplica el vigente.
EJEMPLO:
En efecto, esta Sala ha tenido oportunidad de pronunciarse
ya en varias ocasiones sobre los denominados criterios
jurisprudenciales, sus cambios y la relación que existe entre los
mismos y los principios de confianza legítima y seguridad jurídica
en el ámbito jurisdiccional, en los siguientes términos:

„Ensentencian°956/2001del1ºdejunio,caso:FranValero
González y Milena Portillo Manosalva de Valero, que aquí se
reitera, esta Sala señaló:

„La expectativa legítima es relevante para el proceso. Ella


nace de los usos procesales a los cuales las partes se adaptan y
tomándolos en cuenta, ejercitan sus derechos y amoldan a ellos su
proceder, cuando se trata de usos que no son contrarios a
derecho”.

Con la anterior afirmación, la Sala le dio valor al principio


de expectativa plausible, el cual sienta sus bases sobre la
confianza que tienen los particulares en que los órganos
jurisdiccionales actúen de la misma manera como lo ha venido
haciendo, frente a circunstancias similares.

Así, es claro que en nuestro ordenamiento jurídico, con


excepción de la doctrina de interpretación constitucional
establecida por esta Sala, la jurisprudencia no es fuente directa
del Derecho. Sin embargo, la motivación de los fallos proferidos
por las Salas de Casación que trasciendan los límites particulares
del caso sub iúdice, para ser generalizada mediante su aplicación
uniforme y constante a casos similares, tiene una importancia
relevante para las partes en litigio dada la función de corrección
de la actividad jurisdiccional de los tribunales de instancia que
ejercen las Salas de Casación de este Alto Tribunal, cuando
desacaten o difieran de su doctrina, la cual, de acuerdo con el
artículo 321 del Código de Procedimiento Civil y con el artículo
177 de la Ley Orgánica Procesal de Trabajo, deben procurar
acoger para defender la integridad de la legislación y la
uniformidad de la jurisprudencia.
Por ello, la doctrina de casación, sin ser fuente formal del
Derecho, en virtud de que sienta principios susceptibles de
generalización, cuya desaplicación puede acarrear que la decisión
proferida en contrario sea casada, se constituye en factor
fundamental para resolver la litis y, en los casos en que dicha
doctrina establezca algún tipo de regulación del proceso judicial,
sus efectos se asimilan a los producidos por verdaderas normas
generales.
De tal forma, que en la actividad jurisdiccional el principio
de expectativa plausible, en cuanto a la aplicación de los
precedentes en la conformación de reglas del proceso, obliga a la
interdicción de la aplicación retroactiva de los virajes de la
jurisprudencia. En tal sentido, el nuevo criterio no debe ser
aplicado a situaciones que se originaron o que produjeron sus
efectos en el pasado, sino a las situaciones que se originen tras su
establecimiento, con la finalidad de preservar la seguridad
jurídica y evitar una grave alteración del conjunto de situaciones,
derechos y expectativas nacidas del régimen en vigor para el
momento en que se produjeron los hechos.

No se trata de que los criterios jurisprudenciales


previamente adoptados no sean revisados, ya que tal posibilidad
constituye una exigencia ineludible de la propia función
jurisdiccional, por cuanto ello forma parte de la libertad
hermenéutica propia de la actividad de juzgamiento, sino que esa
revisión no sea aplicada de manera indiscriminada, ni con efectos
retroactivos, vale decir, que los requerimientos que nazcan del
nuevo criterio, sean exigidos para los casos futuros y que se
respeten, en consecuencia, las circunstancias fácticas e incluso de
derecho, que existan para el momento en el cual se haya
presentado el debate que se decida en el presente.

Conforme a lo expuesto, esta Sala ha reiterado en múltiples


fallos (Vid. sentencia nº 3702/2003 del 19 de diciembre, caso:
Salvador de Jesús González Hernández, entre otras), que la
aplicación retroactiva de un criterio jurisprudencial, iría en
contra de la seguridad jurídica que debe procurarse en todo
Estado de Derecho”. (Resaltado añadido)”.
http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scc/diciembre/RC.000667-51211
-2011-08-413.HTML

C) CLASIFICACIÓN DE LAS FUENTES DEL DERECHO


PROCESAL SEGÚN SU PRIORIDAD DE APLICACIÓN EN ELPROCESO​.
Esta clasificación de las fuentes del Derecho Procesal corresponde a la
aplicación de las fuentes principales y de las fuentes secundarias en el
proceso; las mismas comprenden dos elementos, que son:
1.- ​Fuentes primarias: ​Las fuentes primarias están conformadas
indicando cómo el Juez debe aplicar en orden jerárquico las fuentes formales
del Derecho Procesal en el Proceso. En primer orden las fuentes formales
constitucionales con prioridad a las fuentes formales legales.
Por ejemplo: En el Ordenamiento Jurídico Positivo Artículo 20 del Código
de Procedimiento Civil.

Artículo 20.- “​Cuando la ley vigente, cuya aplicación se pida,


colidiere con alguna disposición constitucional​, los jueces ​aplicarán ésta
(disposición constitucional)​ con preferencia​”.

2.- ​Fuentes secundarias: ​Estas fuentes comprenden las fuentes


materiales y las fuentes históricas que son de utilidad al Juez para
fundamentar ​la motiva ​en la Sentencia con el fin de convencer a las partes
que administra Justicia.
EJEMPLO:
En cuanto a la desaplicación de normas por parte de
los Jueces de la República, en sentencia Nº. 1696 del 15 de
julio de 2005, caso: Rosa Mémoli Bruno y otro, de la Sala
Constitucional del Máximo Tribunal de Justicia, la cual fue
posteriormente ratificada en sentencia Nº. 575 de fecha 20
de marzo de 2006, sentó con carácter vinculante, la
siguiente doctrina judicial:

“Conforme al artículo 334 constitucional, todos los jueces de la República


en el ámbito de sus competencias, ejercen el control difuso
de la Constitución, siendo este control exclusivamente el
resultado de actos jurisdiccionales dictados en
algunas causas. En casos de incompatibilidad
entre la Constitución y una ley u otra norma jurídica,
prevalecen las disposiciones constitucionales, o como lo
expresa el artículo 20 del Código de Procedimiento Civil,
cuando la ley vigente, cuya aplicación se pida, colidiere con
alguna disposición constitucional, los jueces aplicarán ésta
con preferencia. En esta desaplicación de una norma por
colidir o ser incompatible con la Constitución, consiste el
control difuso. Para que dicho control se aplique,
es necesario:
1) Que exista una causa, lo que equivale a un proceso
contencioso.
2) Que una de las partes pida la aplicación de una norma.
3) Que dicha norma colida con alguna disposición
constitucional, lo que indica que debe tratarse de una
contradicción objetiva (de texto); o que la ley resulte
incompatible con la Constitución, incompatibilidad que se
refiere a los principios constitucionales recogidos
expresamente en la Carta Fundamental.
4) Que el juez se vea en la necesidad de aplicar una norma
que considera colide con la Constitución, ya que esa es la ley que regirá
el caso. En consecuencia, si el juez a su arbitrio puede
inaplicar la ley, ya que considera que el supuesto de hecho
de la norma no ha sido probado, o que el caso puede ser
resuelto mediante la invocación de otra disposición, no tiene
razón alguna para practicar control difuso alguno.
5) Que quien lo adelante sea un juez, así ejerza la
jurisdicción alternativa, dentro de un proceso donde se pide
la aplicación de la ley o norma cuestionada.
6) Que el juez no anule la norma sometida al control,
sino que la inaplique en el caso concreto.
Ejercido el control difuso, su efecto es que, para el caso
concreto, sólo con respecto a éste no se aplica la
disposición.
Ahora bien, una vez realizado el control difuso, a partir de la vigente
Constitución, la Sala Constitucional tiene la facultad de
revisar las sentencias que lo contengan, tal como lo señala
el artículo 336.10 constitucional; y a falta de una Ley
Orgánica que lo regule, y antes de que se promulgara la Ley
Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, la Sala había
decido que las sentencias de última instancia que aplicaran
el control difuso, debían ser informadas a la Sala
Constitucional, a fin de calificar si el control había sido mal o
bien aplicado.
En sentencia de 08 de agosto de 2.001 (Caso: Jesús Pérez Salazar y
Rafael Muñoz), la Sala sostuvo que „el juez constitucional
debe hacer saber al Tribunal Supremo de Justicia sobre la
decisión aprobada, a los efectos de la revisión discrecional
atribuida a la Sala Constitucional conforme lo disponen los
artículos 335 y 336.10 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela.
http://historico.tsj.gob.ve/tsj_regiones/decisiones/2010/junio/1478-8-AP42-N-
2007-000331-2010-816.html
D) PRINCIPIOS QUE SON FUENTE DEL DERECHO
PROCESAL EN LA CONSTITUCIÓNNACIONAL
En el estudio de los principios del Derecho Procesal, a continuación
seguiremos el orden en que se encuentran enumerados en la Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela. Así que tenemos los siguientes
principios tal como lo dicta la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela:
1.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE LA IGUALDAD​: El principio
constitucional de la igualdad, consiste en la garantía que reconoce la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos en
su condición de partes en el proceso que el Juez en ejercicio de la
jurisdicción va a darles igual trato al sustanciar el procedimiento; como lo
regula el Artículo 2 de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela.

Artículo 2. “Venezuela se constituye en un ​Estado


democrático y social ​de Derecho y de Justicia​, que
propugna como ​valores superiores de su ordenamiento
jurídico y de su actuación: (actos procesales,
Procedimiento, Proceso), la vida, la libertad, la justicia, ​la
igualdad​, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad
social y en general, la preeminencia de los derechos
humanos, la ética y el pluralismo político”.

EJEMPLO:

No puede la Sala, como ya se ha señalado en


numerosas oportunidades, suplir alegatos a la parte
recurrente, tan esenciales como la indicación de la norma
infringida, pues ello, vulnera el principio de igualdad de las
partes en el proceso, razón por la cual, desechar la presente
denuncia por carecer de tal señalamiento, resultaría
ajustado a derecho, pues según establece el artículo 171 de
la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, la parte recurrente en
casación deberá presentar un escrito razonado que
contenga los argumentos que justifiquen la nulidad del fallo
recurrido y la falta de cumplimiento de los requisitos
indicados puede acarrear incluso la declaratoria de perecido
del recurso.

http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/Junio/0376-
6613-2013-11-336.html

En el presente caso los apoderados judiciales de las


accionantes, quienes son compañías productoras de tabaco
en la región de Los Andes, denunciaron la violación de los
principios de la legalidad tributaria, de la generalidad de los
tributos, y de la justicia tributaria, consagrados en los
artículos 317, 133, y 316, respectivamente, de la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y el
desconocimiento del contenido de los artículos 2 y 21
eiusdem, r​ elativos al derecho a la igualdad, por parte del
Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria
(SENIAT), debido a que este organismo, a través de la
dependencia ubicada en la referida región, exigió a aquéllas
el pago del impuesto establecido en la Ley de Impuesto
sobre Cigarrillos y Manufacturas de Tabaco y no procedió
de igual forma con respecto a las sociedades productoras
de tabaco situadas en otras regiones del país.
Observa la Sala que los aludidos principios tributarios se
refieren a la imposibilidad de cobrar impuestos, tasas o
contribuciones que no estén establecidos en la ley y de conceder
exenciones y rebajas u otras formas de incentivos fiscales, fuera de
los casos previstos por las leyes; a la obligación de todas las
personas de coadyuvar a los gastos públicos mediante el pago de
tributos; y a la orientación del sistema tributario a la justa
distribución de las cargas públicas según la capacidad económica
del contribuyente, atendiendo al principio de progresividad, la
protección de la economía nacional y la elevación del nivel de
vida de la población.
Por su parte, el derecho a la igualdad de las personas ante
la ley alude a la prohibición de realizar discriminaciones fundadas
en su raza, sexo, credo o condición social y otorgar un trato
desigual a quienes se encuentran en idéntica situación.

http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/junio/997-
120601-00-2161.HTM

2.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE LA LEGALIDAD​: El principio


constitucional de la legalidad, consiste en la garantía que reconoce la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos en
su condición de parte en el proceso que el Juez en ejercicio de la jurisdicción
sustanciará el procedimiento cumpliendo y haciendo cumplir la Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela y la Ley. Para comprender este
principio es necesario estudiar la clasificación conformada por los siguientes
elementos:
a.- ​Elemento positivo​, que corresponde el principio Constitucional de la
Legalidad, que consiste en que el Juez cumple con el debido proceso, como
lo regula el Artículo 7 de la Constitución de la República Bolivariana de

Venezuela.

Artículo 7. La Constitución es la norma suprema y el


fundamento del ordenamiento jurídico. ​Todas las personas
(Partes) y ​los órganos ​(Juez) que ejercen el Poder Público
(Jurisdicción) están sujetos a esta Constitución.

b.- ​Elemento negativo​: Es el segundo elemento del principio


constitucional de la legalidad; se da cuando incumple el Juez con la legalidad
dentro del Proceso y los efectos lo regula el Artículo 25 de la Constitución de
la República Bolivariana de Venezuela
b.1.- El acto procesal es nulo.

Artículo 25. ​Todo acto ​(acto procesal, Procedimiento)


dictado en ejercicio (Juez) del Poder Público ​(Jurisdicción)
que viole o menoscabe los derechos garantizados por esta
Constitución y la ley es nulo​,

b.2.- El Juez es responsable penal, civil y administrativamente por su


incumplimiento.
y los funcionarios públicos y funcionarias públicas (Juez)
que lo ordenen o ejecuten incurren en responsabilidad penal,
civil y administrativa, según los casos, sin que les sirvan de
excusa órdenes superiores.

EJEMPLO:
SCC 23-10-2009
Ponencia del Magistrado Luis Antonio Ortíz Hernández.
Exp. Nº 09-267, dec. Nº RC 576:

Obligación de motivar la decisión sobre medidas


En materia de medidas preventivas, la tendencia
jurisprudencial actual ha dicho que el requisito de la motivación
es insoslayable tanto en los decretos que las acuerdan como en
aquellos en los que las niegan, así, la Sala Constitucional de este
Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia N° 2629 de fecha 18 de
noviembre de 2004, expediente número 04-1796, caso LUIS ENRIQUE
HERRERA GAMBOA, ratificada por esa misma Sala, entre otras,
en sentencia N° 1201 del 25 de junio de 2007, expediente N°
05-2024, caso ARNOUT DE MELO y otros, estableció que
“​siempre es obligatoria la motivación de dicho decreto,​ lo cual
significa que e​ l Juez debe exponer las razones de hecho y de
derecho por las cuales considera q​ ue procede o no la medida que
se le requirió y​ a que, si no lo hace, es imposible que su acto sea
susceptible de control por las vías ordinarias (oposición o
tercería) y extraordinaria (casación), tanto, respecto de su
legalidad propiamente dicha (si se entiende que emana de una
potestad reglada), como de lo que se conoce como fundamento de
legitimidad o legalidad material del acto discrecional (si se
entiende que proviene de una facultad discrecional), lo que
impediría el cabal ejercicio del derecho a la defensa de la parte o
del tercero que pueda verse afectado por dicho decreto”.
En esta misma línea de evolución jurisprudencial, esta Sala
de Casación Civil, en sentencia N° 407 de fecha 21 de junio de
2005, expediente N° 04-805, caso OPERADORA COLONA C.A.,
dejó claro que “en el supuesto de que el sentenciador considere que no están
llenos los requisitos de procedibilidad exigidos en el artículo 585
del Código de Procedimiento Civil, y por ende, niegue o revoque
la medida ya decretada, no le está permitido basar ese
pronunciamiento en la potestad discrecionalidad, pues para
declarar la improcedencia de la cautela debe expresar las razones
por las cuales considera que no se encuentran cumplidos los
extremos exigidos por el legislador. En otras palabras, debe
justificar el por qué niega la medida que le fue solicitada por la
parte interesada”.
3.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL ACCIÓN EN JUSTICIA​: ​El principio
constitucional de Acción en Justicia, consiste en la garantía que reconoce la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos en
su condición de parte demandante dentro del proceso que el Juez en
ejercicio de la jurisdicción va atender la solicitud de la tutela de un derecho
subjetivo que le ha sido privado injustamente por otro ciudadano en su
condición de parte demandada; como lo regula el Artículo 26
encabezamiento de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela.
Artículo 26. ​Toda persona tiene derecho de acceso
los órganos de administración de justicia ​para hacer valer sus
derechos e intereses​, ​incluso los colectivos o difusos​, ​a la

tutela efectiva de los mismos y a obtener con prontitud la


decisión correspondiente​.
EJEMPLO:
SC 24-1-02
Ponencia del Magistrado Jesús E. Cabrera Romero. Exp. Nº
01-0770, dec. Nº 77:
Contenido material y formal del acceso a la justicia: relación con la
acción
Precisa esta Sala Constitucional, que la parte accionante en
amparo, alega como vulnerado el derecho de acceso a los órganos
de administración de justicia, contenido en el artículo 26 de la
Constitución, el cual dispone:
“Toda persona tiene derecho de acceso a los órganos de
administración de justicia para hacer valer sus derechos e
intereses, incluso los colectivos o difusos, a la tutela efectiva de los
mismos y a obtener con prontitud la decisión correspondiente.
El Estado garantizará una justicia gratuita, accesible,
imparcial, idónea, transparente, autónoma, independiente,
responsable, equitativa y expedita, sin dilaciones indebidas, sin
formalismos o reposiciones inútiles”.
En sentencia de esta Sala del 22 de septiembre de 2000
(caso: Servio Tulio León), se estableció el contenido del derecho
de acceso a la justicia, en los términos siguientes:
“El artículo 26 de la vigente Constitución establece con
carácter constitucional, el derecho de acceso a la justicia, lo cual
se logra mediante la acción.
Con el ejercicio de la acción, las personas tratan de hacer
valer sus derechos o intereses. Se trata de derechos subjetivos e
intereses jurídicos, requiriendo el artículo 16 del Código de
Procedimiento Civil, norma que rige el proceso en general, que
dichos intereses sean actuales.
Todo derecho subjetivo que se hace valer mediante la acción
involucra un interés jurídico, el cual consiste en el interés
sustancial en la obtención de un bien, que, como expresa el
Profesor Calamandrei (Instituciones de Derecho Procesal Civil
según el nuevo Código. EJEA. Buenos Aires. 1973. Tomo I. Pág.
269), constituye el núcleo del derecho subjetivo.
Puede existir interés jurídico que no corresponda a ningún
derecho subjetivo actual, sino a necesidades eventuales, a
precaver situaciones, y ello da origen a demandas como la de
retardo perjudicial por temor fundado a que desaparezcan las
pruebas (artículo 813 del Código de Procedimiento Civil); o a la
tercería coadyuvante prevista en el ordinal 3° del artículo 370 del
mismo código; o a la apelación del tercero, en cuanto sevea
afectado por una decisión judicial (artículo 297 eiusdem), e
incluso la que originaba la llamada acción de jactancia prevista en el artículo
672 del Código de Procedimiento Civil de 1916. Se trata de
defender hacia el futuro situaciones jurídicas, sin solicitud de
declaración de derechos a favor de quien ostenta el interés, el cual
es también actual en el sentido que se hace necesaria de inmediato
la actuación”.
Igualmente, en fallo de esta Sala Constitucional del 5 de
junio 2001 (caso: Gloria Janeth Stifano Mota), se reconoció el
carácter material de esta garantía procesal, al considerar el
derecho de acceso universal a la justicia, como una garantía
previa al proceso:
De manera que, el derecho constitucional contemplado en el
artículo antes transcrito, refiere dos bienes jurídicos relacionados
entre sí, pero que merecen un tratamiento diferenciado, ya que en
dicha norma se hace referencia a unas garantías procesales por
una parte y por la otra, a una garantía previa al proceso, que
comporta una interacción entre el justiciable debidamente asistido
por abogado y el órgano jurisdiccional, interacción que sólo se
logra a través de un eficaz acceso a los tribunales, dado que, el
primer paso para acceder al órgano jurisdiccional y por ende al
proceso, empieza por el acceso físico a lo que constituye la sede de
dicho órgano, y cuando se limita o de alguna manera se restringe
dicho acceso, sin duda alguna se está transgrediendo el precepto
constitucional antes referido.”
Observa esta Sala, que el derecho de acceso a la justicia no
solo comporta el acceso formal, a través de la “acción”, por
medio de la cual se hacen valer los derechos e intereses
individuales, colectivos o difusos, sino que se requiere que tal
acceso sea efectivo, fáctica y jurídicamente eficaz, esto es, que
pueda materializarse; exigencia ésta, que implica la obligación de
garantizar el acceso físico a las sedes judiciales, tribunales
colegiados o unipersonales, en fin, a los espacios destinados
previamente para la administración de justicia.

4.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE TUTELA, JUDICIALEFECTIVA​:


El principio Constitucional Tutela Judicial Efectiva, consiste en la garantía
que reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de partes dentro del proceso que el Juez en
ejercicio de la jurisdicción determinará cuál de las afirmaciones (pretensión o
defensa) protege la Ley y así lo declarará en la Sentencia y lo ejecutará
(materializará la Condena contenida en la Sentencia); como lo regula el
Artículo 26 encabezamiento de la Constitución de la República Bolivariana

de Venezuela.
Artículo 26. ​Toda persona tiene derecho de acceso a los
órganos de administración de justicia ​para hacer valer sus
derechos e intereses​, ​incluso los colectivos o difusos​, ​a la
tutela efectiva de los mismos y a obtener con prontitud la
decisión correspondiente​.
EJEMPLO:
Sobre este tema, la referida Sala Constitucional, mediante
sentencia Nro. 1064 de fecha 19 de septiembre de 2000, reiterada
en sentencia Nro. 97 del 2 de marzo de 2005, así como en
decisión de fecha 23 de marzo de 2010, caso: Sakura Motors C.A.,
estableció lo siguiente:
“…Esta Sala como máxima intérprete y garante del texto
constitucional señala que el derecho de acceso a la justicia debe
ser respetado por todos los tribunales de la República, los cuales
deben siempre aplicar las normas a favor de la acción, tal como
se estableció en la sentencia N° 97 del 2 de marzo de 2005, donde
se dispuso:
„Ahora bien, la decisión objeto de revisión se apartó dela
interpretación que ha hecho esta Sala Constitucional sobre el
derecho constitucional a la obtención de una tutela judicial
efectiva, acceso a la justicia y principio pro actione, según los
cuales todo ciudadano tiene derecho a acceder a la justicia, al
juzgamiento con las garantías debidas, a la obtención de una
sentencia cuya ejecución no sea ilusoria y a que los requisitos
procesales se interpreten en el sentido más favorable a la
admisión de las pretensiones procesales.”
...Omissis...
Asimismo, dicho criterio ha sido reiterado en jurisprudencia
de esta Sala (S.S.C. núm. 1812, del 25 de noviembre de 2008), a
saber:
...Omissis...
Igualmente, debe destacarse que el alcance del principio pro
actione, debe entenderse como que las condiciones y requisitos de
acceso a la justicia no deben imposibilitar o frustrar
injustificadamente el ejercicio de la acción a través de la cual se
deduce la pretensión, toda vez que „(…) el propio derecho a la
tutela judicial efectiva garantiza la posibilidad de ejercicio
eficiente de los medios de defensa, así como una interpretación de
los mecanismos procesales relativos a la admisibilidad que
favorezca el acceso a los ciudadanos a los órganos de justicia”
(Vid. sentencia Nº 1.064 del 19 de septiembre de 2000,
caso: C.A. Cervecería Regional)”…”. (Cursivas de la Sala
Constitucional).
Del anterior criterio jurisprudencial se observa que, el
derecho a la defensa y al debido proceso, y en lo particular, la
tutela judicial efectiva y el principio pro actione, constituyen
“...elementos de rango constitucional que prevalecen y desplazan
otros fundamentos de rango legal...”, de modo que, el alcance del
principio pro actione a favor de la acción y consecución de un
proceso, hasta obtener sentencia de mérito implica que la
interpretación que se haga de las condiciones, requisitos u otras
formalidades procesales de acceso y trámite hacia la justicia, de
ningún modo puede frustrar injustificadamente el derecho de las
partes, no sólo de acceder al órgano jurisdiccional sino a que sea
tramitada debidamente su pretensión y obtener solución expedita
de la controversia.

5.- PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DEL DEBIDO PROCESO​: El


principio Constitucional del Debido Proceso, consiste en la garantía que
reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de partes dentro del proceso que el Juez en
ejercicio de la jurisdicción sustanciará el procedimiento cumpliendo los actos
procesales en el lugar, el tiempo y la forma (modo) que ordena la Ley
procesal; como lo regula el Artículo 49 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela
EJEMPLO:
Sobre el alcance de la garantía del debido proceso, la
Sala ha tenido oportunidad de pronunciarse, lo cual ha
hecho en los siguientes términos:
“La garantía constitucional del „debido proceso”,
enunciada en el encabezamiento del artículo 49 de la
Constitución de la República, representa el género que
compendía en sí la totalidad de las garantías constitucionales
del proceso, configurativas de los derechos fundamentales del
justiciable.
En la doctrina, la citada garantía del „debido proceso ha
sido considerada en los términos siguientes:
„Desde la promulgación de la Constitución y de forma
progresiva, tanto por parte de la doctrina como de la
jurisprudencia, se hace referencia al proceso debido, y una de
las interpretaciones que cabe extraer de dichas referencias es que
el proceso debido es el concepto aglutinador de lo que se ha
llamado el Derecho Constitucional Procesal. Podemos
así afirmar, y ello en armonía tanto con el origen y posterior
desarrollo como la naturaleza de la institución, que el
proceso debido es la manifestación jurisdiccional del Estado
de Derecho en nuestro país”(Esparza Leibar, Iñaki; El Principio
del Proceso debido, J.M. Bosch Editor S.A.,
Barcelona,España,1995,p.242).
„...el principio del proceso debido es algo más quetodoel
núcleo que forma el importantísimo art. 24dela Constitución
española. Sin duda comprende, por ceñirnos a lo procesal, el
derecho de acción, la prohibición de indefensión, el derecho a la
prueba, el derecho a todas las garantías (ahora entendido como
principio residual),etc., pero también abarca, por ejemplo, el
Jurado y el Habeas Corpus, instituciones fuera de ese precepto,
sobre lo que nada ha dicho por cierto aún la jurisprudencia
constitucional española. Ello, porque en unión con la
declaración del art. 1.1., el Jurado y el Habeas Corpus son
también manifestaciones del Estado de Derecho, que son
sustentadas, informadas e integradas en el principio general del
derecho al proceso debido” (Gómez Colomer, Juan Luis; en
su prólogo a la obra El Principio del Proceso debido, J.M.
Bosch Editor, S.A., Barcelona, España,1995,p.17).
Ahora bien, en el ámbito de las garantías
constitucionales del proceso, cabe hacer mención expresa
del derecho fundamental que representa para el
justiciable la garantía de la defensa, contemplada en el artículo
49, numerales 1 y 3, de la Constitución de la República, en
los términos siguientes:
„El debido proceso se aplicará a todas las actuaciones
judiciales y administrativas; en consecuencia:1. La defensa
y la asistencia jurídica son derechos inviolables en todo estado y
grado de la investigación y del proceso. Toda persona tiene
derecho a ser notificada de los cargos por los cuales se le
investiga; de acceder a las pruebas y de disponer del tiempo y
de los medios adecuados para ejercer su defensa. Serán nulas las
pruebas obtenidas mediante violación del debido proceso. Toda
persona declarada culpable tiene derecho a recurrir del fallo, con
las excepciones establecidas en esta Constitución y en la ley. 3.
Toda persona tiene derecho a ser oída e n c u a l q u i e r c l a s e
d e p ro c e s o.. .
En la jurisprudencia española, la garantía
constitucional de la defensa ha sido considerada en los términos
siguientes:
„...la prohibición de la indefensión (...) implica el respeto
del esencial principio de contradicción (Sentencia del Tribunal
Constitucional Español 48/86, de 26 de abril).
„... (el) derecho de defensa implica, pues, la posibilidad
de un juicio contradictorio en que las partes puedan hacer
valer sus derechos e intereses legítimos” (Sentencia del Tribunal
Constitucional Español123/189,de 6 de julio).
„...(debe respetarse) el derecho de defensa de las partes
contendientes o que legalmente debieran serlo, mediante la
oportunidad dialéctica de alegar y justificar procesalmente el
reconocimiento judicial de sus derechos e intereses. Este derecho
de defensa y bilateralidad, por otra parte ya reconocido
legalmente antes de la Constitución, y expresado bajo el clásico
principio procesal nemine damnatur sine auditur, se conculca,
como ha señalado este Tribunal, cuando los titulares de derechos
e intereses legítimos se ven imposibilitados de ejercer los medios
legales suficientesparasudefensa–Sde23denoviembrede 1981,R
189/1981-, proscribiendo la desigualdad de las partes–S de 23 de
abril de 1981, R 202/1981-, por contener tal norma un mandato
dirigido al legislador y al intérprete en el sentido de promover la
contradicción –S de 31 de marzo de 1981, R
197/1981-”(Sentencia del Tribunal Constitucional
Español4/1982,de8febrero).
En suma, cabe afirmar que el contenido esencial del
derecho fundamental que, para el justiciable, representa la
garantía constitucional de la defensa en el proceso, estriba
en la posibilidad, normativamente tutelada, de obrar y
controvertir en los procesos en que haya de juzgarse sobre
sus intereses in concreto.
Por tanto, se configura un supuesto de
indefensión cuando, en determinado procedimiento judicial, se
causa perjuicio directo e inmediato a un sujeto de derecho sin
habérsele dado audiencia, esto es, sin habérsele permitido el
ejercicio de su derecho de
contradicción”(s.S.C.nº515,31.05.2000).
D e l a a n t e r i o r t r a n s c r i p c i ó n d e b e re s a l t
a r s e la idea de que para que exista una vulneración a la
garantía al debido proceso del justiciable, debe verificarse un
evento de indefensión, es decir que no se permita el derecho de
obrar o contradecir, ante el juzgamiento que se produzca sobre los
intereses en concreto del justiciable.
http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/julio/1251-170701-00-
3139%20%20.HTM

6.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DERECHO A LA DEFENSA​: El


principio Constitucional Derecho a la defensa, consiste en la garantía que
reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de partes dentro del proceso que el Juez en
ejercicio de la jurisdicción respetará hará respetar las oportunidades que les
otorga la Ley procesal para hacer valer sus afirmaciones (pretensión o
defensa); como lo regula el Artículo 49.1 de la CONSTITUCIÓN DE LA
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.
EJEMPLO:
la Sala Constitucional en sentencia N° 360 del 24 de marzo
de 2011, precisó lo siguiente:
´​…​La potestad de autotutela administrativa efectivamente
involucra, en lo que se refiere a la revisión de actos
administrativos, tres elementos adicionales como son la potestad
confirmatoria, cuando la Administración reitera el contenido del
acto previo; la potestad convalidatoria, que comprende aquellos
supuestos en que el ente u órgano subsana vicios de nulidad
relativa; la potestad revocatoria, la cual obedece a que la
Administración puede extinguir el acto administrativo cuando
constate vicios que lo revistan de nulidad absoluta, o cuando por
razones de mérito o conveniencia de la Administración o por
interés público necesiten dejar sin efecto el acto revisado. El
ejercicio de estas potestades supone la emisión de un nuevo acto
que deje sin efecto el anterior y que pase a ocupar su lugar en
condición igualmente definitiva, para lo que, estima la Sala,
resulta necesaria la apertura de un procedimiento administrativo
que garantice la participación del interesado. La potestad
revocatoria tiene por limitante -tal como lo ha delineado la
jurisprudencia en materia contencioso administrativa- la
imposibilidad de extinguir un acto que haya otorgado derechos
subjetivos, salvo que el mismo adolezca de vicios que lo invistan
de nulidad absoluta, pues en este caso mal puede sostenerse que
un acto nulo de nulidad absoluta, sea, a la vez, declarativo de
derechos (véase sentencias de la Sala Político Administrativa de este Supremo
Tribunal, números 00/1460 y 00/1793).
Como se mencionara, el ejercicio de la potestad revisora
conlleva el inicio de un procedimiento administrativo, el cual,
luego de sustanciado, culmina con la decisión definitiva por parte
de la Administración, la cual puede convalidar, confirmar o
revocar el acto; pero solamente el proveimiento administrativo
con carácter definitivo puede cumplir con los efectos de la
potestad revocatoria, por lo que los demás actos que sustancien el
procedimiento de primer grado no pueden tener tal carácter…´.

De lo anterior se deduce, que la potestad revocatoria de la


Administración Pública, tiene entre otras limitantes la
imposibilidad de extinguir actos que hayan otorgado derechos a
los particulares, salvo que éstos se encuentren viciados de nulidad
absoluta. Asimismo se desprende de la referida decisión que la
posibilidad de revisar la validez de un acto conlleva al inicio de
un procedimiento administrativo, lo cual permite garantizar el
derecho a la defensa y debido proceso de los administrados.
http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/octubre/157249-1316-81013-
2013-12-0481.HTML

7.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE LA DOBLE INSTANCIA​: El


principio Constitucional de la Doble instancia, consiste en la garantía que
reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de parte perdidosa en el proceso que la
sentencia y el procedimiento sustanciado y la Sentencia con la que concluyó
serán revisados por un Juez superior mediante un recurso de apelación para
comprobar que el Juez en la primera instancia ha cumplido con el debido
proceso; como lo regula el Artículo 49 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela.
EJEMPLO:
En este sentido, reitera la Sala que el examen de las
sentencias en las que se ha ejercido el control difuso de la
constitucionalidad, remitidas por los Tribunales de la República,
resulta en una mayor protección de la Constitución e impide la
aplicación generalizada de normas inconstitucionales o bien la
desaplicación de normas ajustadas a la Carta Magna, en perjuicio
de la seguridad jurídica y del orden público constitucional.

De allí que, con el fin de ejercer la referida atribución, esta


Sala ha sostenido reiteradamente que:

“el juez constitucional debe hacer saber al Tribunal


Supremo de Justicia sobre la decisión adoptada, a los efectos del
ejercicio de la revisión discrecional atribuida a la Sala
Constitucional conforme lo disponen los artículos 335 y 336.10 de
la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela(…)”,
“(…) para lo cual resulta obligatoria la remisión de la copia
certificada del fallo que contenga la desaplicación de la norma”.

Así pues, para que esta Sala pueda ejercer la atribución que
le confieren los artículos 336.10 de la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela y 5.22 de la Ley Orgánica del
Tribunal Supremo de Justicia, el tribunal que desaplique una
norma jurídica, en ejercicio del control difuso de la
constitucionalidad, tiene el deber de remitir copia certificada de la
decisión en la cual ejerció ese control de la constitucionalidad,
con indicación expresa del carácter definitivamente firme del fallo,
pues, de lo contrario, esta Sala no podrá ejercer la revisión del
mismo.

En acatamiento de ese último criterio, la Sala Político


Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, ejerció la
potestad de control difuso de la constitucionalidad de las leyes que
le confiere a todos los Tribunales de la República el primer aparte
del indicado artículo 334 constitucional, y desaplicó, en la
decisión objeto de la presente consulta, el artículo 331 del Código
de Procedimiento Civil.

De manera que, cumplido en este caso el requisito sine qua


non exigido para el examen de la decisión sometida a revisión,
previsto en los artículos 336.10 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela y 5.22 de la Ley Orgánica del Tribunal
Supremo de Justicia, como lo es el carácter definitivamente firme
del fallo en cuestión -Vid. Sentencia Nº 47 de la Sala Político
Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia del 20 de enero
de 2010-, esta Sala pasa a revisarla y a tal efecto observa lo
siguiente:

El artículo 331 del Código de Procedimiento Civil, establece


que: “Al admitir el recurso, el Tribunal ordenará la citación de la
otra parte en la forma prevista en el Capítulo IV, Título III, del
Libro Primero de este Código, y en lo adelante el recurso se
sustanciará y sentenciará por los trámites del procedimiento
ordinario, pero no tendrá sino una instancia. La sentencia se
comunicará para su cumplimiento al Juez que haya conocido en la
primera instancia del juicio, si prosperare la invalidación”.
De la lectura del artículo parcialmente transcrito, cabe
formular las siguientes consideraciones respecto del principio de
la doble instancia, el cual posee su fundamento en la Convención
Americana sobre Derechos Humanos, suscrita y ratificada por
Venezuela(G.O. No. 31.256 del 14 de junio de 1977), en su
artículo 8, numeral 2, literal h), cuyo contenido tiene aplicabilidad
de manera absoluta en los procedimientos penales y no en otros
procesos como los civiles, mercantiles, laborales o tributarios, ya
que “el derecho a los recursos y al sistema legal impugnatorio,
salvo en el proceso penal, no tiene vinculación constitucional. Por
tanto, el legislador es libre de determinar su configuración, los
supuestos en que procede y los requisitos que han de cumplirse en
su formalización” -Vid. Sentencia de esta Sala Nº2.667/02-.

Ciertamente, esta Sala ha reiterado que el derecho a


recurrir supone, necesariamente, la anterior previsión legal de un
recurso o medio procesal destinado a la impugnación del acto, ya
que no toda decisión judicial dentro del proceso puede ser
recurrida, al señalar que:

“el derecho a la doble instancia en materia penal, es


obligatorio y es un derecho humano reconocido por la Convención
Interamericana de Derechos Humanos, el cual ha sido ampliado a
varios procesos judiciales que se tramitaban en única instancia,
conforme lo ha señalado la Sala Constitucional, como en la
sentencia Nº 95/15.03. 2000, ya que la apelación es el medio a
través del cual se patentiza ese derecho fundamental, toda
interpretación que se haga en tal sentido debe hacerse de manera
progresiva, esto es, procurando la solución que aparezca más
garantista de ese derecho, tal como lo ordena el artículo 23 de la
propia Constitución.
Por otra parte, el literal„H”delnumeral2delartículo8de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San
José de Costa Rica, de aplicación prevalente en el orden interno
por indicarlo así el artículo 23 de la Constitución, establece, como
garantía judicial, el derecho a recurrir del fallo ante un juez o
tribunal superior y considera que dicha norma no acepta
limitación alguna y se aplica con preferencia a la parte final del
numeral 1 del artículo 49 de la Constitución, según el cual„toda
persona declarada culpable tiene derecho a recurrir del fallo, con
las excepciones establecidas en esta Constitución y la ley”.
Asimismo el artículo 14.5 del Pacto Internacional de Derechos
Civiles y Políticos, consagra la garantía de revisión de la
sentencia o el derecho a la doble instancia, en particular para el
proceso penal.
De ambas normativas, la primera es efectivamente más
favorable que la segunda, en cuanto no contempla expresamente excepciones
legales. Ahora bien, tales garantías se circunscriben al proceso
penal, pues así expresamente lo señala el encabezamiento del
numeral 2 del artículo 8 del Pacto de San José y, así se desprende
del propio texto constitucional cuando garantiza ese derecho, no
irrestricto, a „toda persona declarada culpable”(subrayado de la
Sala ).
Asimismo el artículo 14 del Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Políticos, en su numeral 5, consagra la
garantía de revisión de la sentencia o el derecho a la doble
instancia, no en el proceso civil sino en el proceso penal.
Esta Sala, en aplicación del principio de interpretar a favor
del goce y del ejercicio de los derechos fundamentales, ha
extendido, en muchos casos, al proceso civil y al contencioso
administrativo tal garantía -del doble grado de la jurisdicción-, lo
cual es posible siempre que con ello no se esté lesionando otro
derecho fundamental u otro principio preponderante, como lo es el
de la aplicación por el juez del ordenamiento procesal
predeterminado por la ley, que deberá ser aplicado -salvo
inconstitucionalidad declarada o manifiesta- en aras de la
seguridad jurídica. Ha señalado la Sala como excepción al
ejercicio del derecho a la doble instancia, los procesos para los
que la ley adjetiva circunscribe la competencia de su conocimiento
al Tribunal Supremo de Justicia. Asimismo, constituyen otras
excepciones no excluyentes, aquellas decisiones dictadas, de
acuerdo con la ley procesal aplicable, por tribunales colegiados,
ello en atención a que, partiendo del supuesto que con la doble
instancia se pretende reforzar la idoneidad y justeza de la decisión
dictada, ello también puede lograrse, en principio, cuando es un
tribunal colegiado quien la dicta. (Vid. Entre otras sentencias la
Nº 2661/25.10.2002 y5031/15.12.05).
Por otra parte, el derecho a recurrir supone,
necesariamente, la anterior previsión legal de un recurso o medio
procesal destinado a la impugnación del acto, ya que no toda
decisión judicial dentro del proceso puede ser recurrida. Ello
atentaría, también, contra la garantía de celeridad procesal y
contra la seguridad jurídica y las posibilidades de defensa que
implica el conocimiento previo por los litigantes de las reglas
procesales. El derecho a la doble instancia requiere entonces del
preestablecimiento legal de la segunda instancia, así como del
cumplimiento por quien pretende el acceso a ella, de los requisitos
y presupuestos procesales previstos en la ley aplicable” -Vid.
Sentencia de esta Sala Nº 1.929/08-.

Por lo tanto, sobre la base de la jurisprudencia


parcialmente transcrita, es claro que el ejercicio del principio de
la doble instancia o del derecho a recurrir, debe atender al
ordenamiento adjetivo estatutario aplicable. Así, en el caso del denominado
recurso de invalidación que se encuentra regulado en los artículos
327 al 337 del Código de Procedimiento Civil, el artículo 330
eiusdem, expresamente dispone que “Al admitir el recurso (de
invalidación), el Tribunal ordenará la citación de la otra parte en
la forma prevista en el Capítulo IV, Título III, del Libro Primero
de este Código, y en lo adelante el recurso se sustanciará y
sentenciará por los trámites del procedimiento ordinario, pero no
tendrá sino una instancia”.

Al respecto, esta Sala en sentencia Nº 3.072/02, dejó


sentado que “independientemente de que el artículo 330 del
Código de Procedimiento Civil indique que el recurso de
invalidación se tramitará de conformidad con el procedimiento
ordinario, y dicho proceso permite que cuando sea declarada con
lugar una de las cuestiones previas contenidas en los ordinales 9 y
10 del artículo 346 eiusdem (artículo 357 íbidem), se podrá interponer el recurso
de apelación; la norma especial que regula el recurso de
invalidación no consagra tal posibilidad. Antes por el contrario,
establece en su artículo 337 que contra las decisiones de
invalidación sólo procederá el recurso extraordinario de casación.
En este sentido, donde no ha hecho distinción el legislador, no
debe hacerla el intérprete, es por ello que con independencia de
que se trate de decisiones interlocutorias - como ocurre en el
presente caso- o sentencias definitivas, el único medio de
impugnación que la ley dispone es el recurso extraordinario de
casación. En consecuencia, la interposición de un recurso de
apelación contra las mismas es manifiestamente improcedente”.
http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/Julio/693-9710-2010-10-
0373.html

8.- PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DE LA PRESUNCIÓN DE


INOCENCIA​: El principio Constitucional de la Presunción de inocencia,
consiste en la garantía que reconoce la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos en su condición de parte
demandada dentro del proceso que el Juez en ejercicio de la jurisdicción
presumirá inocente a la parte demandada hasta que sea declarada su
condición en la Sentencia: Culpable o inocente; como lo regula el Artículo
49.2 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
EJEMPLO:
En cuanto a las actuaciones que generan el nacimiento de la
condición de imputado en la persona sometida al proceso penal,
esta Sala, en sentencia nro. 1.935/2007, del 19 de octubre,
estableció que la audiencia de presentación prevista en el artículo
250 del Código Orgánico Procesal Penal -en la cual el Juez debe
analizar si concurren o no los requisitos para la procedencia de la
referida medida privativa-, aun y cuando no es un “acto formal de
imputación” (ya que dicha audiencia se celebra ante un Juez y no
en la sede del Ministerio Público), ​sí constituye un acto de
procedimiento que atribuye la cualidad de imputado a los efectos
del artículo 124 del Código Orgánico Procesal Penal, no siendo
esencial que ese “acto formal de imputación” se efectúe
previamente a la referida audiencia de presentación.

En esta misma línea de criterio, esta Sala resolvió


recientemente, ante un caso similar, lo siguiente:

“… en virtud del principio de celeridad procesal y con el fin


de evitar reposiciones inútiles, corresponde a esta Sala
pronunciarse en relación al alegato cuyo pronunciamiento omitió
la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones accionada en
amparo, relativo a la falta de imputación del ciudadano Pedro
Leonardo Carvallo Abad y en tal sentido observa que en sentencia
N° 1636/2002 del 17 de julio, esta Sala estableció que:
„…Conforme al artículo 124 del Código Orgánico Procesal
Penal, imputado es toda persona a quien se le señala como autor o
partícipe de un hecho punible, por un acto de procedimiento de las
autoridades encargadas de la persecución penal. No se requiere
de un auto declarativo de la condición de imputado, sino de
cualquier actividad de investigación criminal, donde a una
persona se la trata como presunto autor o partícipe…”.
En armonía con el criterio transcrito, resulta claro para la Sala que en el
presente caso el acto de imputación fue satisfecho en la
audiencia de presentación celebrada el 10 de marzo de2008 ante
el Juzgado Vigésimo de Primera Instancia en Función de
Control del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de
Caracas, siendo que, en dicha audiencia, el representante del
Ministerio Público comunicó al ciudadano Pedro Carvallo, los
hechos que dieron origen a la causa penal seguida en su contra,
otorgando a tales hechos la correspondiente precalificación
jurídica, todo ello en presencia de sus defensores quienes
igualmente han tenido a lo largo del proceso la posibilidad de
realizar las solicitudes que han considerado pertinentes, asícomo
los de ejercer los recursos correspondientes, los cuales sehan
oído y decidido oportunamente.
En razón de lo anterior, no se verifica para ésta Sala la
violación de los derechos constitucionales a la libertad personal y
a la tutela judicial efectiva denunciados por el recurrente, toda vez que el ya
mencionado ciudadano ha estado asistido desde el inicio del
proceso por sus defensores de confianza, proponiendo las
diligencias y las solicitudes que consideró pertinentes durante la
fase de investigación, fue oído tanto en el acto de presentación
como en la audiencia preliminar celebrada el 6 de octubre de
2008, donde tuvo la oportunidad de oponerse a los medios de
prueba presentados por el Ministerio Público, así como de ofrecer
los propios, razón por lo cual el presente amparo debió declararse
improcedente in limine litis” (Resaltado del presente fallo)
(Sentencia nro. 1.062/2010, del 1 de noviembre).
http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/Febrero/77-23211-2011-09-
0671.html
EJEMPLO:
En otro orden de ideas, la negativa del legislador de aceptar
la posibilidad de interponer recurso de apelación contra el auto de
apertura a juicio, no atenta contra el artículo 49.1 de la
Constitución de la República de Venezuela, ni tampoco contra la
garantía judicial contemplada en el artículo 8.2.h de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos o “Pacto de San
José”.

El literal h del numeral 2 del artículo 8 de Convención


Americana sobre Derechos Humanos o “Pacto de San José”,
dispone:
“​Artículo 8.- G
​ arantías Judiciales.
(...)
2. Toda persona inculpada de delito tiene derecho a
que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente
su culpabilidad. Durante el proceso, toda persona tiene derecho,
en plena igualdad, a las siguientes garantías mínimas:
(...)
h. derecho a recurrir del fallo ante juez o tribunal
superior​.”

Por su parte, el artículo 49 de la Constitución de la


República Bolivariana de Venezuela, establece lo siguiente:

“​Artículo 49. E​ l debido proceso se aplicará a todas las


actuaciones judiciales y administrativas; en consecuencia:

1. La defensa y la asistencia jurídica son derechos


inviolables en todo estado y grado de la investigación y del
proceso. Toda persona tiene derecho a ser notificada de los cargos por los cuales
se le investiga, de acceder a las pruebas y de disponer del tiempo y
de los medios adecuados para ejercer su defensa. Serán nulas las
pruebas obtenidas mediante violación del debido proceso. T ​ oda
persona ​declarada culpable tiene derecho a recurrir del fallo,
con las excepciones establecidas en esta Constitución y la ley”.
(Negrillas de la Sala)

Del análisis conjunto de dichas normas, se evidencia que en


materia penal existe efectivamente un derecho a recurrir del fallo,
el cual se encuentra en íntima relación con la imagen del debido
proceso, y además constituye una manifestación de la tutela
judicial efectiva. En tal sentido, en la última parte del artículo
49.1 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se ha
consagrado una vertiente de tal derecho, en el sentido de
garantizarle a los ciudadanos que un tribunal superior controle la
corrección del proceso en el cual se ha impuesto una condena. Lo
anterior se traduce en el siguiente postulado: ante la desconfianza
que pueda sentir la persona condenada respecto del tribunal de
primera instancia que le ha aplicado la sanción penal, se prevé
que un tribunal superior, el cual se presume de mayor
imparcialidad y constituido por jueces con más experiencia,
examine si dicha condena estuvo ajustada a derecho.

Debe aclararse que la consagración de este derecho en el


artículo 49.1 de la Constitución, no implica que en el proceso
penal sólo pueda apelar la persona condenada, toda vez que ello
conduciría al absurdo de aceptar que la parte acusadora no pueda
impugnar el fallo absolutorio, y más aún, podría conllevar a que
el propio imputado o acusado, según la fase en la cual se
encuentre el proceso, no pueda apelar de otras decisiones distintas
a las que tienen naturaleza condenatoria y que le causen un
gravamen irreparable, todo lo cual estaría en franca
contradicción con la garantía del debido proceso y con la tutela
judicial efectiva, y en el caso de la parte acusadora, además, con
el principio procesal de igualdad de las partes.

Ahora bien, el fallo al cual se encuentra referido la última


parte del artículo 49.1 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela, es aquel en el cual el Juez, una vez
examinados los argumentos de las partes y el acervo probatorio,
ha obtenido un grado de certeza y con base en ello ha construido y
declarado la culpabilidad del acusado. Para tal declaratoria, el
órgano jurisdiccional debe haber previamente comprobado que el
hecho es sustancialmente igual a la descripción fáctica establecida
en la ley penal como presupuesto para una consecuencia jurídica
(pena o medida de seguridad). Ello no es otra cosa que la
operación mental denominada subsunción, es decir, la vinculación
de un hecho con un pensamiento, a los fines de verificar si los
elementos del pensamiento se reproducen en ese hecho. Claro está, la
subsunción deberá exteriorizarse y plasmarse en la motivación de
la sentencia. Debe señalarse que lo anterior, además de ser una
exigencia de seguridad jurídica, es un modo de garantizar el
derecho a la defensa de los ciudadanos.

En el campo del Derecho Penal, dicha operación mental se


materializa encuadrando un hecho concreto bajo las categorías de
la Teoría General del Delito, a los fines de comprobar si ese hecho
concreto ostenta las características esenciales de todo delito, claro
está, una vez que se haya determinado cuál es el tipo de la parte
especial del Código Penal -o de la legislación penal colateral-,
que deba aplicarse al caso concreto.

En el sistema procesal penal venezolano, los fallos que


declaran la culpabilidad de una persona son las sentencias
condenatorias, entre las cuales tenemos, por ejemplo, a la
sentencia que se dicta al final del juicio oral con base en el
artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. En tales
supuestos, el derecho antes señalado se materializa en la facultad
que tiene la persona condenada, de interponer el recurso de
apelación de sentencia definitiva regulado en los artículos 451 y
siguientes del Código Orgánico Procesal.

Visto lo anterior, debe concluirse que la disposición


contenida en el artículo 331 del Código Orgánico Procesal Penal,
el cual establece la prohibición expresa de apelar contra el auto
de apertura a juicio, está en perfecta armonía con lo dispuesto en
el artículo 49.1 de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, toda vez que dicho auto no es un acto en el cual se
declara la culpabilidad del acusado; al contrario, es un auto que
simplemente denota un pronóstico de condena contra dicho
acusado, pudiendo ser desvirtuado tal pronóstico en la fase de
juicio, o ser convertido en una verdadera declaratoria de
responsabilidad penal, dependiendo del caso. Debe recordarse
que el auto de apertura a juicio es una actuación propia de la fase
intermedia, la cual, tal como se señaló supra, tiene por finalidad,
esencialmente, depurar el procedimiento, comunicar al imputado
sobre la acusación que se ha interpuesto en su contra, y permitir el
control sobre tal acusación.

http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/diciembre/1263-81210-2010-
09-0891.html
9.- PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DEL JUEZ NATURAL​: El
principio Constitucional del Juez natural, consiste en la garantía que
reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a
los

ciudadanos en su condición de partes dentro del proceso que el Juez que


ejercerá la jurisdicción y por tanto conocerá y solucionará la controversia
será el que expresamente ordena la Ley Procesal, como lo regula el Artículo
49.4 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

EJEMPLO:
Así, salta a la vista que la Sala Político-Administrativa no
resolvió acerca de la posibilidad de avocar causas de otras Salas,
razón por la cual dicha Sala motivó especialmente su solicitud,
con la aclaratoria de que su finalidad era la de “formarse un
criterio global” y no la sustracción del expediente del
conocimiento de la Sala de Casación Civil. De hecho, el
pedimento que motivó esa decisión preliminar nunca fue satisfecho
porque la Procuraduría General de la República desistió de él y
todos los expedientes que habían sido requeridos en ese entonces
fueron devueltos a sus tribunales de origen; de modo que es
mendaz la declaratoria de la mayoría sentenciadora a la que se
hizo referencia.
4. El ejercicio del avocamiento supone la
incompetencia de quien avoca para el conocimiento de la causa
(ruptura legal del derecho al juez natural).
La mayoría se contradijo, en la sentencia objeto de
aclaratoria, cuando sostuvo que “para avocarse (sic) al
conocimiento de un asunto se requiere el poder de decisión sobre
el fondo o mérito de la causa, y ello porque justamente con el
avocamiento se deroga la competencia del juez natural basada en
causas que lo justifiquen”. En efecto, justamente porque el
avocamiento implica la subversión de los criterios ordinarios de
competencia, el presupuesto lógico es el contrario: el que n​ o se
tiene poder de decisión sobre el mérito de la causa. Por tanto,
resulta evidente que un tribunal competente no necesitaría de la
excepcional figura de la avocación. Lo que ha precisado la Sala
Constitucional, luego de la extensión de la potestad de
avocamiento a todas las demás del Tribunal Supremo de Justicia,
es que las causas corresponderán a una u otra de ellas según el
ámbito de su competencia por la materia, tal como quedó expuesto
supra. Como gráficamente afirmó la Sala Político-Administrativa
de la Corte Suprema de Justicia, avocar es: “arrebatar a un
Tribunal competente un asunto para ser conocido por otro
Tribunal (la Sala Político-Administrativa de la Corte Suprema de
Justicia) que –en cambio- no lo es”. (s.S.P-A-C.S.J. de10.07.96)
En el mismo orden de ideas, sí es requisito de procedencia
del avocamiento la competencia del tribunal al que se le sustrae la
causa (Cfr. ss. S.P-A-C.S.J., entre otras, de 07.06.84, 14.02.90,
06.06.90, 15.06.93) ya que, como expresó muchas veces la Sala
Político-Administrativa de la Corte Suprema de Justicia, si quien
avoca fuese competente para el conocimiento en primera instancia o en segunda
–por agotamiento de la primera- no habría avocamiento, sino
planteamiento directo de la cuestión de competencia o
conocimiento en alzada del asunto.
Compelida por la errada consideración a la que se ha hecho
alusión, la mayoría dedicó gran parte del fallo objeto de
aclaratoria, del cual se aparta el voto salvante, al razonamiento de
que la normativa que dictó el Consejo Nacional Electoral, cuya
correcta aplicación está en discusión en las causas que decidió
avocar, fue dictada en ejecución directa de la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela. Al dislate que ello supone se
dedicará el disidente más adelante; pero, en este punto, cabe
resaltar que el esfuerzo para el arribo a aquella conclusión hizo
incurrir a la mayoría en ostensible contradicción con su propia
tesis y decisión acerca de la procedencia del avocamiento en el
caso de autos, puesto que, se insiste, si los asuntos que avocó son,
en realidad, de su competencia, lo que cabía al solicitante –si
tenía legitimación en dichos asuntos- era el planteamiento de la
incompetencia de la Sala Electoral por las vías ordinarias.
http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/abril/628-230404-04-
0475.htm
10.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL COSA JUZGADA​: ​El principio
Constitucional Cosa Juzgada, consiste en la garantía que reconoce la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los ciudadanos que
solo van hacer juzgados por un mismo hecho una sola vez; como lo regula el
Artículo 49.7 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
EJEMPLO:
Para determinar el ámbito de la potestad revisora de
sentencias de amparo definitivamente firmes por parte de esta
Sala, es necesario ante todo, interpretar lo establecido en el Texto
Constitucional. En este sentido, el numeral 10 del artículo 336
antes citado, establece la potestad extraordinaria de esta Sala
para revisar las sentencias de amparo definitivamente firmes, así
como de control de constitucionalidad de leyes o normas jurídicas
dictadas por los tribunales de la República. Ahora bien, esta
norma constitucional no intenta de manera alguna crear una
tercera instancia en los procesos de amparo constitucional o de
control de constitucionalidad de leyes o normas jurídicas. El
precepto constitucional referido lo que incorpora es una potestad
estrictamente excepcional, extraordinaria y discrecional para la
Sala Constitucional. Es por ello que esta Sala, al momento de
ejecutar tal potestad de revisión de sentencias definitivamente
firmes, está obligada, de acuerdo a una interpretación uniforme de la
Constitución, y en consideración de la garantía de la cosa
juzgada, a ser excesivamente prudente en cuanto a la admisión y
procedencia de recursos que pretendan la revisión de sentencias
que han adquirido dicho carácter de cosa juzgada judicial.

De conformidad con lo anterior, es necesario, a manera de


interpretar la norma constitucional, reconocer la naturaleza
constitucional de la cosa juzgada, así como su alcance social y
político, y su repercusión determinante en la certidumbre jurídica
y el estado de derecho del país, y cohesionar dicha garantía
constitucional con la potestad extraordinaria que el propio Texto
Fundamental otorga a esta Sala para revisar sentencias que han
adquirido el carácter de cosa juzgada. Tal como lo ha referido
esta Sala en otras oportunidades (sentencia de fecha 24 de octubre
de 2000, caso: Nohelia Coromoto Sánchez Bret), las normas
constitucionales no pueden analizarse en forma independiente,
sino que cada norma forma parte de un todo correlacionado que
conforma el Texto Fundamental. Y asimismo, cada derecho
fundamental se encuentra limitado por los demás derechos
fundamentales contenidos dentro del conglomerado de normas
constitucionales diferentes derechos fundamentales consagrados
en la Constitución, con el objeto de definir tanto su delimitación
como su integración dentro del Texto Fundamental.
http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/febrero/93-060201-00-
1529%20.HTM
TEMA 3.

LA LEY PROCESAL

1) CONCEPTO​. Comenzamos desarrollando un concepto básico,


sencillo para definir la Ley Procesal. Así:

La Ley Procesal comprende el conjunto de normas jurídicas que


tienen por finalidad regular el Proceso​.

Este concepto es muy útil porque siendo sencillo, además por su


extensión permite desarrollar todo el contenido de la Ley Procesal. Ello lo
comprendemos así, con el estudio de la Clasificación de la Ley Procesal.

2) CLASIFICACIÓN DE LA LEYPROCESAL

El criterio más didáctico para Clasificar y estudiar la Ley Procesal es


desde la perspectiva, bajo el criterio de la ​función ​que cumple la Ley
Procesal en el Proceso.

Esta Clasificación comprende inicialmente dos elementos: A) La


Organización y B) La Sistematización.

A) LA ORGANIZACIÓN​: Esta función que cumple la Ley Procesal,


comenzamos comprendiéndola desde dos puntos de vista, que son:

1.- La Ley Procesal regula la creación y el funcionamiento de las


Instituciones del Estado destinadas a cumplir la Jurisdicción: Tribunales. Por
tanto, es de gran importancia conocer cómo se crean los Tribunales y cómo
funcionan bajo la regulación de la Ley Procesal.

2.- Ahora bien, cuando la Ley Procesal regula la creación del Tribunal,
establece si su órgano responsable es individual, entonces el Tribunal se
llama Juzgado (Juez unipersonal), mientras que cuando la Ley Procesal
establece que su órgano responsable es colectivo, entonces lo llama Corte y
por lo general está conformado por tres jueces.
Este primer elemento: La Organización, se divide en una
subclasificación conformada por dos elementos. Puede ser: 1) Vertical y 2)
Horizontal. Vamos a desarrollar cada uno de estos subelementos que
conforman la Organización desde la perspectiva de ​la Jurisdicción​.

1) ORGANIZACIÓN VERTICAL​: ​Lo comprendemos al estudiar la


Jurisdicción sencillamente organizando los Tribunales, responsables de
administrar Justicia, bajo el criterio jerárquico. Para ello, desde el punto de
vista didáctico, tomamos la herramienta desarrollada por el Maestro Hans
Kelsen, la pirámide y la conformamos con los Tribunales en la forma
siguiente:

Tribunal Supremo de Justicia

Juzgados Superiores

Cortes de Apelaciones

Tribunales o Juzgados
de Primera Instancia
-Simples
-Compuestos

Tribunales de Municipio
Ordinarios y de
Ejecución
1. Tribunal Supremo de Justicia​. Al Tribunal Supremo de Justicia
le corresponde al Tribunal Supremo de Justicia la dirección, el gobierno y la
administración del Poder Judicial, la inspección y vigilancia de los tribunales
de la República:

Sección tercera: del gobierno y de la administración del Poder Judicial

Artículo 267. Corresponde al Tribunal Supremo de Justicia la dirección, el


gobierno y la administración del Poder Judicial, la inspección y vigilancia de
los tribunales de la República y de las Defensorías Públicas. Igualmente, le
corresponde la elaboración y ejecución de su propio presupuesto y del
presupuesto del Poder Judicial.

La jurisdicción disciplinaria judicial estará a cargo de los tribunales


disciplinarios que determine la ley.

El régimen disciplinario de los magistrados o magistradas y jueces o juezas


estará fundamentado en el Código de Ética del Juez Venezolano o Jueza
Venezolana, que dictará la Asamblea Nacional. El procedimiento disciplinario
será público, oral y breve, conforme al debido proceso, en los términos y
condiciones que establezca la ley.

Para el ejercicio de estas atribuciones, el Tribunal Supremo en pleno creará


una Dirección Ejecutiva de la Magistratura, con sus oficinas regionales.

El Tribunal Supremo de Justicia está organizado conforme lo regula el


Artículo 262 CRBV: El Tribunal Supremo de Justicia funcionará en Sala
Plena y en las Salas Constitucional, Político Administrativa, Electoral, de
Casación Civil, de Casación Penal y de Casación Social, cuyas integraciones
y competencias serán determinadas por su leyorgánica.

La Sala Social comprenderá lo referente a la casación agraria, laboral


y de menores (actualmente protección de los niños, niñas y adolescentes).
2. Tribunales Superiores​. Luego, descendemos en jerarquía a los
Tribunales Superiores: A) Juzgados Superiores, en materia Civil y B) Cortes
de Apelaciones, en materia Penal.

3. Juzgados de Primera Instancia​. Seguidamente, estudiamos: Los


Juzgados de Primera Instancia, que como indicamos, pueden ser:
A) Simples. Consisten en que un solo Juez cumple su función jurisdiccional
sustanciando el Procedimiento desde el inicio recibiendo de la Parte
Demandante el Libelo de la Demanda hasta el final dictando la Sentencia,
cumpliendo los seis (6) actos procesales (Herramienta Básica Número 2: El
Procedimiento). B) Mientras que los Juzgados de Primera Instancia
compuestos consisten en que dos o más Jueces cumplen su función
jurisdiccional al sustanciar el Procedimiento.

Por ejemplo: Si aplicamos la Herramienta Básica Número 2: El


Procedimiento, en la materia Laboral, el Procedimiento se cumple, se
sustancia en la forma siguiente:

Procedimiento (Laboral)

Así se cumple el Procedimiento, los actos procesales:

-El primer Juez que sustancia el Procedimiento es el Juez de


Primera Instancia de Sustanciación, Mediación, Ejecución. Comienza
cumpliendo la función: de ​Sustanciación​, ordenando cumplir los actos
procesales 1:(Recepción del Libelo de Demanda) y 2: (Admisión de la
demanda y orden de citación a la Partedemandada).

Ley Orgánica Procesal del Trabajo

Artículo 29.L.O.P.T. “Las demandas o


solicitudes se propondrán por ante el Tribunal de
Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo
competente por el territorio que corresponda. Se
consideran competentes, los Tribunales del lugar
donde se prestó el servicio o donde se puso fin a la
relación laboral o donde se celebró el contrato de trabajo o en el
domicilio del demandado, a elección del demandante.
En ningún caso podrá establecerse o convenirse un
domicilio que excluya a los señalados anteriormente”.

Procedimiento en Primera Instancia

Artículo 123 L.OP.T. “Toda demanda que se


intente ante un Tribunal del Trabajo de Primera
Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución se
presentará por escrito y deberá contener los
siguientesdatos:”

Artículo 124 L.OP.T. “Si el Juez de sustanciación,


mediación y ejecución del trabajo, comprueba que el
escrito libelar cumple con los requisitos exigidos
anteriormente, procederá a la admisión de la
demanda, dentro de los dos (2) días hábiles siguientes
al recibo del libelo”.

Artículo 126 L.O.P.T. “Admitida la demanda se


ordenará la notificación del demandado, mediante un
cartel que indicará el día y la hora acordada para la
celebración de la audiencia preliminar, el cual será
fijado por el alguacil, a la puerta de la sede de la
empresa, entregándole una copia del mismo al
empleador o consignándolo en su secretaría o en su
oficina receptora de correspondencia, si la hubiere. El
alguacil dejará constancia en el expediente de haber
cumplido con lo prescrito en este artículo y de los
datos relativos a la identificación de la persona que
recibió la copia del cartel”.

-Seguidamente, entre los actos procesales, cumplido el 2 y antes del


3: (Contestación de la demanda), se cumplirá el acto procesal que se llama
Audiencia Preliminar, que desde el punto de vista didáctico la llamaremos
Audiencia de Mediación​: ​En la cual el Juez de Primera Instancia de
Sustanciación, Mediación, Ejecución, cumplirá la función de ​Mediación​,
convoca a las Partes orientándolas en la regulación de la Ley y en los
criterios jurisprudenciales que regulan la controversia para que
voluntariamente solucionen la controversia mediante acuerdo.

Artículo 128 L.O.P.T. “El demandado deberá


comparecer a la hora que fije el Tribunal, personalmente
o por medio del apoderado, a fin de que tenga lugar la
audiencia preliminar al décimo día hábil siguiente,
posterior a la constancia en autos de su notificación o a
la última de ellas, en caso de que fueren varios los
demandados”.

De la Audiencia Preliminar

Artículo 129 L.O.P.T. La audiencia preliminar


será en forma oral, privada y presidida personalmente
por el Juez de sustanciación, mediación y ejecución,
con la asistencia obligatoria de las Partes o sus
apoderados.

-Si el resultado es positivo, las Partes celebran el acuerdo y una vez


que se cumpla, el Procedimiento se extingue.

Artículo 133 L.O.P.T. “En la audiencia


preliminar el Juez de sustanciación, mediación y
ejecución deberá, personalmente, mediar y conciliar
las posiciones de las Partes, tratando con la mayor
diligencia de que éstas pongan fin a la controversia,
a través de los medios de autocomposición procesal.
Si esta mediación es positiva, el Juez dará por
concluido el Proceso mediante sentencia en forma
oral que dictará de inmediato, homologando el
acuerdo de las Partes, la cual reducirá en acta y
tendrá efecto de cosa juzgada”.

-Si el resultado es negativo, las Partes no solucionan la controversia


entonces el Juez declara concluida la Mediación y ordena que se cumpla el
acto procesal 3 del Procedimiento: La contestación de la demanda.

Artículo 135 L.O.P.T:​ ​Concluida la audiencia preliminar sin que


haya sido posible la conciliación ni el arbitraje, el
demandado deberá, dentro de los cinco
(5) días hábiles siguientes, consignar por escrito la contestación
de la demanda, determinando con claridad cuáles
de los hechos invocados en la
demanda admite como ciertos y cuales niega o rechaza, y
expresar asimismo, los hechos o fundamentos de su
defensa que creyere conveniente alegar. Se tendrán
por admitidos aquellos hechos indicados en la
demanda respectiva, de los cuales, al contestar la
demanda, no se hubiere hecho la requerida
determinación, expuestos los motivos del rechazo, ni
aparecieren desvirtuados por ninguno de los
elementos del Proceso.

Cumplido dicho acto procesal, el Juez ordena enviar el Expediente


contentivo del Procedimiento al Juez de Primera Instancia de Juicio, que
ordenará el cumplimiento de la ​Audiencia de Juicio​, en la cual conocerá
desde la perspectiva contenciosa los actos procesales siguientes:
1+3+4+5+6.

Artículo 136 L.O.P.T:​ ​El Juez de Sustanciación,


Mediación y Ejecución al día siguiente de transcurrido
el lapso para contestar la demanda remitirá el
expediente al Tribunal de Juicio, a los fines de la
decisión de la causa. La audiencia preliminar en
ningún caso podrá exceder de cuatro (4)meses.

Del Procedimiento de juicio

Artículo 150. “Al quinto día hábil siguiente al


recibo del expediente, el Juez de juicio fijará, por auto
expreso, el día y la hora para la celebración de la
audiencia de juicio, dentro de un plazo no mayor a
treinta (30) días hábiles, contados a partir de dicha
determinación”.

Artículo 151. “En el día y la hora fijados para la


realización de la audiencia de juicio, deberán concurrir
las Partes o sus apoderados, quienes expondrán
oralmente los alegatos contenidos en la demanda y en
su contestación, y no podrá ya admitirse la alegación
de nuevos hechos”.

Observación importante:

-No es necesario cumplir el acto procesal Número 2 del Procedimiento,


para la Audiencia de juicio porque las Partes están a derecho, por lo que la
Ley Procesal les impone la carga procesal de estar atentos a la oportunidad
en que el Juez fija la Audiencia de Juicio y su asistencia, estar presentes en
dicho acto procesal. Así lo regula la disposición procesal siguiente:
Artículo 7 L.O.P.T. Hecha la notificación para la
audiencia preliminar, las Partes quedan a derecho y
no habrá necesidad de nueva notificación para ningún
otro acto del Proceso, salvo los casos expresamente
señalados en esta Ley.

-También es importante recordar que


sustanciación es igual a cumplir el Procedimiento.

Artículo 161 L.O.P.T. De la sentencia definitiva


dictada por el Juez de Juicio, se admitirá apelación
dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes al
vencimiento del lapso para la publicación del fallo en
forma escrita. Esta apelación se propondrá en forma
escrita ante el Juez de Juicio, quien remitirá de
inmediato el expediente al Tribunal Superior del
Trabajo competente.

-Si el resultado de la Audiencia de Juicio, es negativo, el Juez de


Primera Instancia de Juicio declara sin lugar la demanda, la Parte perdidosa
podrá ejercer el recurso de apelación, en caso contrario, se extingue el
Procedimiento.

-Si el resultado de la Audiencia de Juicio, es positivo, el Juez de


Primera Instancia de Juicio declara con lugar la demanda, la Parte
perdidosa podrá ejercer el recurso de apelación, en caso contrario, queda
firme la Sentencia y entonces el Juez ordenará enviar el Expediente
contentivo del Procedimiento de vuelta al Juez de Primera Instancia de
Sustanciación, Mediación, Ejecución, para que cumpla la función de
Ejecución, con el fin de cumplir (materializar) la condena contenida en la
Sentencia.

Capítulo VIII
Procedimiento de Ejecución

Artículo 180 L.O.P.T. Cuando la sentencia o un


acto equivalente a ella, haya quedado definitivamente
firme, la ejecución forzosa se llevará a cabo al cuarto
(4º) día hábil siguiente, si dentro de los tres (3) días
hábiles que la preceden no ha habido cumplimiento voluntario.
Si la ejecución forzosa no se llevara a cabo en la
oportunidad señalada, el Tribunal fijará, por auto
expreso, una nueva oportunidad para su ejecución.

Artículo 181 L.O.P.T. Los Tribunales del Trabajo


competentes de primera instancia, harán ejecutar las
sentencias definitivamente firmes y ejecutoriadas o
cualquier otro acto que tenga fuerza de tal, que
hubieren dictado, así como los que dicten los
Tribunales Superiores del Trabajo o el Tribunal
Supremo de Justicia, según sea el caso.

Artículo 182 L.O.P.T. Para la ejecución de las


sentencias y demás decisiones que legalmente se
dictaren, los Tribunales del Trabajo podrán solicitar el
auxilio de la fuerza pública.

-Como se puede observar, el Procedimiento laboral comprende dos actos


procesales adicionales que son: A) La Audiencia de Mediación y B) La
Audiencia de juicio.

4. Juzgados de Municipio​. ​Seguidamente, estudiamos: Los


Juzgados de Municipio, en la formasiguiente:

A) En primer lugar, comenzaremos repasando su funcionamiento


histórico, con anterioridad a la RESOLUCIÓN N° 2014-0009, de fecha
Caracas, 12 de marzo de 2014 203° y 155°, dictada por el Tribunal Supremo
de Justicia. Dicho régimen funcional era el siguiente:1) Juzgados de
Municipio con Jurisdicción ordinaria. Consistían en que un solo Juez cumplía
su función jurisdiccional: El Procedimiento, desde el inicio del hasta el final,
los seis (6) actos procesales. 2) Mientras que los Juzgados de Municipio de
Ejecución, cumplían su función jurisdiccional al ordenar y cumplir
(materializar) la condena contenida en las Sentencias dictadas por los
Jueces de Primera Instancia simples y por los Jueces de Municipio con
Jurisdicción ordinaria.

B) Actualmente, los Juzgados de Municipio cumplen la función de


jurisdicción ordinaria o fase de conocimiento y decisión y la función de
ejecución, conforme indicamos, con fundamento en la RESOLUCIÓNN°
2014-0009, de fecha Caracas, 12 de marzo de 2014 203° y 155°, dictada por el
Tribunal Supremo de Justicia, con la denominación siguiente: ​Tribunal de
Municipio Ordinario y Ejecutor de Medidas.

En la forma siguiente:
Caracas, 12 de marzo de 2014
203° y 155°

RESOLUCIÓN N° 2014-0009

El Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de las


atribuciones que le confiere el artículo 267 de la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela,
en concordancia con lo dispuesto en los artículos 1 y 2
de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

CONSIDERANDO
Que la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, en sus artículos 26 y 257 dispone el acceso
a los órganos de administración de justicia, por parte de
los ciudadanos y ciudadanas como derecho que
garantiza la tutela judicial eficaz, con omisión de las
formalidades no esenciales, así mismo, el derecho de
toda persona a obtener con prontitud la decisión
correspondiente, siendo deber insoslayable del Estado
garantizar que la justicia se administre de forma
expedita y sin dilaciones indebidas.

CONSIDERANDO
Que en sesión ordinaria de Sala Plena del Tribunal
Supremo de Justicia, de fecha 20 de febrero de 2013,
se aprobó la Resolución N° 2013-0006, mediante la
cual se le atribuyó competencia ordinaria a los
Tribunales de Municipio Ejecutores de Medidas y a los
Tribunales de Municipio Ordinarios para actuar como
Ejecutores de Medidas en todo el territorionacional.
CONSIDERANDO
Que de conformidad con lo previsto en el artículo 6,
de la citada Resolución, se dispone que “(…) mediante
resolución, providencia, manual o instructivo regulará lo
no establecido en la presente Resolución.”

CONSIDERANDO
Que para implementar la ejecución de la referida
Resolución, es necesario tomar en cuenta los factores
relacionados con la distancia entre los Tribunales de
Municipio Ordinarios y los Tribunales de Municipio
Ejecutores de Medidas que integran las respectivas
Circunscripciones Judiciales del país.

CONSIDERANDO
Que las nuevas competencias atribuidas a los
Juzgados de Municipios Ordinarios y Ejecutores de
Medidas, imponen la reorganización de las
Circunscripciones Judiciales en el territorio nacional
que comprende supresión, creación, reubicación y
modificación de los Juzgados de Municipios Ordinarios
y de los Juzgados Ejecutores de Medidas a nivel
nacional.

RESUELVE

OBJETO.
Artículo 1. ​Dictar la presente Resolución, la cual
tiene por objeto modificar lo relativo a la estructura,
organización y funcionamiento de la distribución de
causas o comisiones en los Tribunales de Municipio
Ordinarios y Ejecutores de Medidas, ampliando o
limitando la competencia en el conocimiento de las
causas o comisiones por municipio, según ​los factores
de ubicación de acuerdo a la distancia existente
entre los tribunales.
NOMENCLATURA.
Artículo 2. ​Los Tribunales de Municipio, adoptarán
la siguiente denominación: ​Tribunal de Municipio
Ordinario y Ejecutor de Medidas, ​indicándose en ella,
el territorio respecto de los cuales son competentes, si
fuera el caso. Para su nomenclatura se tomará en
cuenta el número correlativo de los Tribunales de
Municipio Ordinarios respectivos.

OBLIGATORIEDAD DE APLICACIÓN.
Artículo 3. ​Por efecto del artículo 1 de esta
Resolución, todos los Tribunales de Municipio Ordinario
y Ejecutores de Medidas, deberán sujetarse al
contenido de la presente Resolución. Igualmente,
aquellos Tribunales que sean trasladados físicamente o
que se creen con posterioridad a la fecha de
aprobación de ésta, las causas y comisiones, le serán
distribuidas según los factores relacionados a la
distancia que exista entre él o los nuevos Tribunales y
aquellos Tribunales ya existentes con la misma
competencia territorial, de ser el caso.

SISTEMA AUTOMATIZADO.
Artículo 4. ​Ajustar el Sistema de Distribución de
causas o comisiones en los ​Tribunales de Municipio
Ordinarios y Ejecutores de Medidas ​donde se lleve
de forma automatizada. Dentro de las horas fijadas
para la distribución de causas o comisiones, todos los
días son hábiles, haya o no despacho.

DISTRIBUCIÓN.
Artículo 5. ​Los Tribunales Superiores y los
Tribunales de Primera Instancia que cuenten con un
sistema de distribución automatizado, deberán realizar
previamente la distribución de las comisiones a ser
remitidas a los Tribunales de Municipio Ordinarios y
Ejecutores de Medidas. Serán sistemas automatizados
de distribución de causas o comisiones, aquellos que
estén aprobados y avalados por la Dirección Ejecutiva
de la Magistratura.

http://www.tsj.gov.ve/informacion/resoluciones/sp/resolucionSP_
0001804.html

En éste punto del análisis de las funciones que cumplen los


Tribunales en ejercicio de la Jurisdicción, procederemos a desarrollar el
ejercicio siguiente:

Es importante la pregunta siguiente: ¿Cuándo conoce y decide la


controversia el Juez de Primera Instancia Civil (Simple) o el Juez de
Municipio con Jurisdicción ordinaria? La respuesta está en la Competencia
por la Cuantía o por el valor de la Demanda. Como actualmente lo regula en
la forma siguiente:
El Tribunal Supremo de Justicia aprobó:

Caracas, 24 de octubre de 2018


208° y 159

RESOLUCIÓN Nº 2018-0013

El Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de las atribuciones


conferidas por el artículo 267 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela,
en concordancia con las previstas en los artículos 1 y 2 de la Ley Orgánica del Tribunal
Supremo de Justicia.

CONSIDERANDO

Que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en sus


artículos 26 y 257 prevén el acceso a los órganos de administración de justicia como
mecanismo que garantiza la tutela judicial efectiva, con omisión de las formalidades no
esenciales al proceso.

CONSIDERANDO

Que los Juzgados de Primera Instancia con competencia en lo Civil,


Mercantil Tránsito, Bancario y Marítimo, en la República están experimentando un exceso
de trabajo como consecuencia, entre otros aspectos, de la falta de revisión y ajuste de la
competencia por la cuantía; por el conocimiento de los asuntos de jurisdicción
contenciosa, los cuales resultan ser la mayoría de las acciones que se interponen, lo que
incrementó su actuación; lo cual ha creado un desbalance en las actuaciones de las
causas conocidas por los Tribunales de Municipio y los de Primera Instancia.

CONSIDERANDO

Que los Juzgados de Municipio, cuya cantidad se incrementó con


ocasión de la supresión de los Juzgados de Parroquia, conocen de un número de asuntos
que se han reducido considerablemente, evidenciándose en la actualidad un claro
desequilibrio de la actividad jurisdiccional que desarrollan respecto a los Juzgados de
Primera Instancia.

CONSIDERANDO

Que el artículo 12 de la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que


los tribunales de jurisdicción ordinaria tendrán competencia en todas las materias, a
menos que le Ley disponga otra cosa, siendo tribunales de jurisdicción ordinaria, conforme
al artículo 61 eiusdem, las Cortes de Apelaciones, los Tribunales Superiores, los Juzgados
de Primera Instancia y los Juzgados de Municipio y Ejecutores de Medidas.

CONSIDERANDO

Que el artículo 267 de la Constitución de la República Bolivariana de


Venezuela reserva al Tribunal Supremo de Justicia, la dirección, gobierno y administración
del Poder Judicial, siendo de su competencia crear circuitos judiciales, tribunales
ordinarios y especiales; suprimir los ya existentes cuando así se requiera, especializar o
no su competencia y convertir los tribunales unipersonales en colegiados; así como,
establecer y modificar la competencia de los tribunales en razón del territorio y de la
cuantía, y la modificación de las cuantías previstas, en el Código de Procedimiento Civil,
conforme a lo dispuesto en la Sentencia Nro. 1586 del 12 de junio de 2003 dictada por la
Sala Constitucional de este Máximo Tribunal.

CONSIDERANDO

Que conforme a la necesidad de la obtención de una verdadera


tutela judicial efectiva que impone un Estado social de derecho y de justicia; resulta
imperioso la evaluación de las cuantías que conocerán los Juzgados en materia Civil,
Mercantil, Tránsito, Bancario y Marítimo, según corresponda, lo cual coadyuvará en un
eficiente administración de justicia, y al mejor acceso a la función jurisdiccional, visto el
importante crecimiento económico de la nación.

CONSIDERANDO

Que resulta impostergable la toma de medidas y ajustes que permitan


redistribuir de manera más eficiente entre los jueces ordinarios la función jurisdiccional,
garantizando el mayor acceso posible a una justicia eficaz, transparente, expedita y
oportuna.

RESUELVE

​Artículo 1.-​ Se modifican a nivel nacional, las competencias de los


Juzgados para conocer de los asuntos en materia Civil, Mercantil, Tránsito, Bancario y
Marítimo, según corresponda, de la siguiente manera:
a) Los Juzgados de Municipio y Ejecutores de Medidas, categoría C en el
escalafón judicial, conocerán en primera instancia de los asuntos contenciosos cuya
cuantía no exceda de Quince mil unidades tributarias (15.000 U.T.).
b) Los Juzgados de Primera Instancia, categoría B en el escalafón judicial,
conocerán en primera instancia de los asuntos contenciosos cuya cuantía exceda los
Quince Mil Un unidades tributarias (15.001 U.T.).

A los efectos de la determinación de la competencia por la cuantía, en


todos los asuntos contenciosos cuyo valor sea apreciable en dinero, conste o no el valor
de la demanda, los justiciables deberán expresar, además de las sumas en bolívares
conforme al Código de Procedimiento Civil y demás leyes que regulen la materia, su
equivalente en unidades tributarias (U.T.) al momento de la interposición del asunto.

Artículo 2.-​ Se tramitarán por el procedimiento breve las causas a que se


refiere el artículo 881 del Código de Procedimiento Civil, y cualquier otra que se someta a
este procedimiento, cuya cuantía no exceda de Siete Mil Quinientas unidades tributarias
(7.500 U.T.); asimismo, la cuantía que aparece en el artículo 882 del mismo Código de
Procedimiento Civil, respecto al procedimiento breve, expresada en bolívares, se fija en
Siete Mil Quinientas unidades tributarias (7.500 U.T.).

​Artículo 3.-​ Las modificaciones aquí establecidas surtirán sus efectos a


partir de su entrada en vigencia y no afectará el conocimiento ni el trámite de los asuntos
en curso, sino tan sólo en los asuntos nuevos que se presenten con posterioridad a su
entrada en vigencia.

​Artículo 4.-​ La presente Resolución entrará en vigencia a partir de la


fecha de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

​Artículo 5.-​ Quedan sin efecto las competencias establecidas en la


RESOLUCIÓN DE LA SALA PLENA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA Nº
2009-006 de fecha 18 de marzo de 2009, sólo en lo que se refiere a las cuantías fijadas,
así como cualquier otra disposición que se encuentre en contravención con la presente
Resolución.

Comuníquese y publíquese.

Dada, firmada y sellada en el Salón de Sesiones del Tribunal Supremo de


Justicia, en Caracas, a los veinticuatro (24) días del mes de octubre de dos mil dieciocho.
Años: Años: 208° de la Independencia y 159° de la Federación.

2) ORGANIZACIÓN HORIZONTAL

Este elemento de la Organización comprende a los Sujetos Judiciales,


los funcionarios judiciales, que son: Juez, Secretario y Alguacil. Se llama
Horizontal, porque en cada uno de los Tribunales que hemos estudiado
desde el punto de vista Vertical, están presentes los sujetos judiciales.

Se tendrá presente que cada uno de los Sujetos Judiciales, cumplen


funciones: A) Administrativas y B) Jurisdiccionales.

Por ejemplo: El Juez cumple su principal función administrativa,


cuando comprobamos que es responsable de mantener al día el Tribunal y
la principal función jurisdiccional del Juez está contenida en el Artículo 14 del
Código de Procedimiento Civil: El Juez es el Director delProceso.

Las funciones del Secretario se pueden estudiar: A) Administrativa,


conforme lo regulan los Artículos 108 del Código de Procedimiento Civil: El
Secretario es responsable de la guarda del sello del Tribunal, del Archivo y
de los Expedientes allí ordenados y es también responsable que en cada
Expediente se cumpla la foliatura (numeración secuencial en letra y número
de cada hoja: folio) y 113 del Código de Procedimiento Civil: El Secretario es
responsable de mantener al dia el Libro Diario (Asentar diariamente cada
uno de los actos procesales que se cumplen en cada Proceso que cursa en
el Tribunal) y B) Jurisdiccional. Estudiamos la función jurisdiccional del
Secretario en los Artículos 104 del Código de Procedimiento Civil, con
relación a los actos procesales que cumple el Juez en el Procedimiento,
suscribir con el Juez los Autos, Sentencias y Decretos y 106 del Código de
Procedimiento Civil, con relación a los actos procesales que cumplen las

Partes en el Procedimiento, suscribir con las Partes las Diligencias y


Escritos.

La función administrativa del Alguacil, está regulada en el artículo 116


del Código de Procedimiento Civil, es responsable de mantener el orden en
el Tribunal y la función jurisdiccional que le ordena practicar (materializar) la
citación de la Parte Demandada, regulada en el artículo 115 del Código de
Procedimiento Civil.

B) ​LA SISTEMATIZACIÓN​:

Ahora estudiaremos el segundo elemento de la Clasificación de la Ley


Procesal, desde el punto de vista de la función que cumple dentro del
Proceso: ​La sistematización.

La sistematización comprende una subclasificación de dos elementos


que son: A) El Procedimiento y B) La conducta de los sujetos procesales.

A) El Procedimiento ​hemos estudiado, está comprendido en la


Herramienta Básica Número 2: El Procedimiento, por lo que nos remitimos a
su contenido. Es importante complementar estudiando que los actos
procesales que conforman el procedimiento están unidos en su secuencia
por el tiempo (carácter formal), que se mide por lapsos y términos. El lapso
comprende los días dentro de los que debe cumplirse el acto procesal, por
ejemplo, la presentación del Escrito de Contestación de la Demanda, dentro
de los veinte (20) días de despacho siguientes a la constancia en autos de la
citación de la Parte Demandada, como lo regula el Artículo 344 del Código
de Procedimiento Civil. . El término comprende el dìa en que debe cumplirse
el acto procesal, por ejemplo la presentación del Escrito de Informes el
décimo quinto día siguiente al vencimiento del lapso probatorio como lo
regula el Artículo 511 del Código de Procedimiento Civil.
B) La conducta de los sujetos procesales​, la comprendemos
desarrollando la clasificación del Maestro Devis Echandía, en su Obra:
Teoría General del Proceso, que nos indica comprende:

a) Deberes​, que consisten en la conducta que la Ley Procesal


impone a los sujetos procesales que deben cumplir dentro del Proceso. Por
ejemplo: el Juez es el Director del Proceso y es responsable cumplirlo
conforme lo ordena la Ley Procesal para garantizar que su resultado sea la
Justicia y con relación a las Partes los deberes los regulan los Artículos170,
171 y 17 del Código de Procedimiento Civil. Del contenido de las
disposiciones procesales indicadas, desarrollamos una subclasificación de
dos (2) elementos.

-Elemento positivo, que consiste en la Conducta que la Ley Procesal


espera (expectativa) que cumplan las Partes en el Proceso y son

i) La probidad, consiste en el compromiso del abogado


consigo mismo, que está convencido, que su presencia en el Proceso
es para colaborar con la administración de Justicia.

ii) La lealtad, corresponde a la exteriorización de la probidad


hacia el Juez y hacia la Contraparte.

b) Facultades​, que consisten en la conducta que la Ley Procesal les


permite cumplir a los sujetos procesales con el fin de solucionar
voluntariamente, por si mismos, la controversia. Es lo que llamamos los
Medios de Autocomposición Procesal, que conforman el ejemplo más
representativo de las facultades de los Sujetos Procesales.

Los Medios de Autocomposición Procesal son para el Juez la


Conciliación y para las Partes: El Desistimiento, el Convenimiento y
la Transacción.

Entonces, seguidamente explicamos cada uno de los Medios de


Autocomposición Procesal.

La Conciliación, que consiste en el acto procesal por el cual el Juez


convoca a las Partes para que solucionen voluntariamente la controversia

celebrando un acuerdo, como lo regula el Artículo 257 del Código de


Procedimiento Civil.

El Desistimiento, consiste en el acto procesal por el cual la Parte


Demandante le comunica al Juez su voluntad de desistir del Procedimiento y
aun de la acción: Artículo 263 del Código de Procedimiento Civil.

El Convenimiento, consiste en el acto procesal por el cual la Parte


demandada le comunica al Juez su voluntad de aceptar y cumplir la
pretensión de la Parte Demandante: Artículo 263 del Código de
Procedimiento Civil.

La Transacción Judicial, consiste en el acto procesal por el cual las


Partes le comunican al Juez que mediante mutuo acuerdo concesiones han
llegado a un acuerdo: Artículos 255 y 256 del Código de Procedimiento Civil.

Observación importante:

Tanto el Desistimiento, como el Convenimiento y la Transacción


requieren de la Homologación del Tribunal

La Homologación, es el acto procesal por medio del cual el Juez


comprueba que el medio de autocomposición procesal sometido a su
conocimiento cumple con los requisitos del artículo 341 del Código de
Procedimiento Civil.

c) Cargas procesales

Las cargas procesales consisten en la conducta que le impone la Ley


Procesal a las Partes para hacer valer sus afirmaciones (pretensión o
defensa) dentro del Proceso con el fin de determinar cuál de ellas está
ajustada a la Ley y debe el Juez tutelarla al dictar Sentencia.

d) Obligaciones procesales​, que consisten en la condena que le


impone la Ley Procesal a la Parte perdidosa en el Proceso que debe pagar
los gastos del Procedimiento. Artículo 274 del Código de Procedimiento Civil

La Clasificación anterior podemos llamarla desde el punto de vista


didáctico ​Subjetiva​, porque es relativa a los Sujetos Procesales y
complementarla con la Clasificación ​Objetiva​, por el objeto con el cual
cumplen su conducta los Sujetos Procesales dentro del Procedimiento.

Así para el Juez: Auto, Sentencia y Decreto. Art. 21 del Código de


Procedimiento Civil.

i) El Auto: Consiste en el acto procesal por el cual el Juez ordena el


cumplimiento del Procedimiento. Por ejemplos en los actos procesales 2 y
4.3, de la herramienta básica Número 2: El Procedimiento.

ii) La Sentencia, la hemos definido en la Herramienta Básica


Número 4: La Sentencia.

iii) El Decreto: Consiste en el acto procesal por el cual el Juez


ordena el cumplimiento de la condena contenida en la Sentencia. Artículo
524 del Código de Procedimiento Civil.

Mientras que para las Partes el objeto con el cual cumplen su


conducta, los actos procesales dentro del Procedimiento: La Diligencia y El
Escrito. Artículo 187 del Código de Procedimiento Civil.

i) La Diligencia, contiene el acto procesal por el cual las Partes


solicitan del Juez que ordene el cumplimiento del Procedimiento.

ii) El Escrito, consiste en el medio por el cual las Partes hacen valer
sus afirmaciones (pretensión o defensa) dentro del Procedimiento.

3. PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES QUE REGULAN LA LEY


PROCESAL​.

Como hemos indicado en clases anteriores, en forma sencilla,


principio es lo que está presente en todo momento, por lo que los Principios
Constitucionales de la Ley Procesal son las garantías fundamentales que
debe cumplir en el Proceso y están contenidos en el Artículo 257 de la
Constitución Nacional:

Artículo 257. ​El Proceso constituye un instrumento fundamental para


la realización de la justicia. Las leyes procesales establecerán la
simplificación, uniformidad y eficacia de los trámites y adoptarán un
Procedimiento breve, oral y público. No se sacrificará la justicia por la
omisión de formalidades no esenciales.

Entonces, los Principios Constitucionales que regulan la Ley Procesal


son los siguientes:

1. Simplificación​. La Ley Procesal debe redactarse con conceptos


sencillos, palabras comprensibles para todo Ciudadano, como lo regula el
Artículo 340 del Código de Procedimiento Civil, cuando en el Numeral 1,
requiere que se indique el Tribunal ante el cual se presenta el libelo de
demanda o en el Numeral 2, requiere que la Parte Demandante indique su
propio nombre, apellido y domicilio, como también los propios de la Parte
demandada. Como comprobamos, dichos requisitos son simples,
comprensibles para todoCiudadano.

2. Uniformidad​. Que consiste en la aplicación de la positividad de la


norma jurídica procesal: tiempo: hoy y espacio: territorio nacional. Por
ejemplo, los Nueve requisitos contenidos en el Artículo 340 del Código de
Procedimiento Civil, debe cumplirlos todo Ciudadano que presente el libelo
de la demanda ante cualquier Tribunal del territorio nacional.

3. Eficacia​. En forma sencilla, para comprender la noción de eficacia


en el Proceso, aplicamos el conocimiento como herramienta: El carácter
formal del Derecho Procesal. También el Principio Constitucional del Debido
Proceso, que como hemos estudiado, requiere que los actos procesales que
conforman el Procedimiento se cumplan en el modo, tiempo y lugar que
ordena la Ley Procesal. Por ejemplo, el Artículo 515 del Código de
Procedimiento Civil, que establece que el Juez debe dictar la Sentencia

dentro de los sesenta (60) días siguientes a la presentación de los Informes.


Entonces, visualizamos la eficacia en sentido positivo, cuando el Juez
cumple con el deber señalado y dicta la Sentencia dentro del lapso
mencionado. Por el contrario, en sentido negativo, si el Juez excede el lapso
legal indicado sin justificación (Artículo 251 del Código de Procedimiento
Civil) sin dictar la Sentencia dentro de la oportunidad procesal ordenada. Lo
comprendemos aun con mayor amplitud cuando visualizamos dentro de la
disposición procesal constitucional bajo análisis que: El Proceso constituye
un instrumento fundamental para la realización de la justicia, la necesidad de
la eficacia, que la Justicia sea impartida por el Juez dentro del tiempo que
ordena la Ley Procesal.

4. Brevedad. Consiste en que la Justicia debe administrarse en el


menor tiempo posible. En razón de ello, los lapsos y términos que regulan
los actos procesales que conforman el Procedimiento sin sacrificar la
seguridad jurídica, deben establecerse cumpliendo el principio constitucional
en estudio: La Brevedad. Por ejemplo, en el Procedimiento Oral, la
disposición procesal contenida en el Artículo ​872 ​del Código de
Procedimiento Civil, que establece los siguiente: La audiencia la declarará
abierta el Juez que la dirige, quien dispondrá de todas las facultades
disciplinarias y de orden para asegurar la mejor celebración de la misma.
Previa una breve exposición oral del actor (Acto procesal Número 1) y del
demandado (Acto procesal Número 3)​, se recibirán las pruebas de ambas
Partes comenzando siempre con las del actor. En la audiencia o debate oral
no se permitirá a las Partes ni la presentación ni la lectura de escritos​, salvo
que se trate de algún instrumento o prueba existente en los autos a cuyo
tenor deba referirse la exposición oral. En la evacuación de las pruebas se
seguirán las reglas del Procedimiento ordinario en cuanto no se opongan al
Procedimiento oral.No se redactará acta escrita de cada prueba singular,
pero se dejará un registro o grabación de la audiencia o debate oral por
cualquier medio técnico de reproducción o grabación. En este caso, se
procederá como se indica en el único aparte del artículo 189”.El Principio
Constitucional de la Brevedad, está desarrollado en las disposiciones

procesales contenidas en los Artículos 875 y 876 del Código de


Procedimiento Civil.

5. Oralidad​. Consiste en que los actos procesales que conforman el


Procedimiento deben cumplirse en forma oral. Por ejemplo, en el
Procedimiento Oral, las disposiciones procesales previamente indicadas,
contenidas en los Artículos ​872, 875 y 876 ​del Código de Procedimiento
Civil, podemos desarrollar un ejercicio identificando el Principio
Constitucional de la Oralidad.

6. Publicidad. Consiste en que los actos procesales que conforman


el Procedimiento deben cumplirse en presencia del Público. Ello, en razón
del interés del Estado en el Proceso que es el instrumento fundamental para
la realización de la Justicia (Artículo 257 de la Constitución Nacional). Por
ello, al permitirle a los Ciudadanos presenciar los Procesos y comprobar la
administración de Justicia, aun cuando sean ajenos a los mismos, les
permite percibir que convivimos en un Estado de Derecho y de Justicia
(Artículo 2 de la Constitución Nacional). Por templo está desarrollado en la
disposición procesal contenida en el Artículo 24 del Código de Procedimiento
Civil.

7. Justicia. El Proceso debe dar por resultado, cumplir la finalidad de


impartir Justicia a los Ciudadanos, el Proceso es el instrumento fundamental
para la realización de la Justicia. Así lo regula el Artículo 257 de la
Constitución Nacional. En cuanto a los valores inherentes a la Justicia,
desde la perspectiva procesal, están comprendidos en el Artículo 26, único
aparte, de la Constitución Nacional, son diez (10) valores y son los
siguientes: El Estado garantizará una justicia 1) gratuita, 2) accesible, 3)
imparcial, 4) idónea, 5) transparente, 6) autónoma, 7) independiente, 8)
responsable, 9) equitativa y 10) A) En sentido positivo: expedita (como debe
cumplirse):. B) En sentido negativo: sin dilaciones indebidas, sin formalismos
o reposiciones inútiles (lo que debe evitarse).

4. METODO DE INTERPRETACIÓN DE LA LEY PROCESAL

El Método de interpretación de la Ley Procesal consiste en la actividad


intelectual desarrollada por el procesalista para entender el sentido y
extensión de la Norma Jurídica Procesal (ratio legis) y consta de cuatro (4)
elementos.

1. Elemento Gramatical​: ​Se refiere a la actividad del intérprete de la


Ley Procesal para estudiar el significado de cada una de las palabras que
conforman la norma jurídica procesal. En el desarrollo de dicha actividad, el
jurista repasa su conocimiento palabra por palabra y si comprueba que
requiere mayor profundidad en el conocimiento de alguna de ellas procede a
investigarla. Ej: Artículo 1 del Código de Procedimiento Civil: Las palabras
JURISDICCIÓN\ CIVIL\DISPOSICIONES

2. Elemento Lógico​: ​Consiste en la actividad del intérprete de la Ley


Procesal para estudiar las relaciones entre las palabras que conforman la
norma jurídica procesal. Ej: Artículo 1 del Código de Procedimiento Civil: ​A)
Jurisdicción y civil ​(conexión de las 2 palabras) ​B) jueces y ordinarios; C)
Jurisdicción y civil y jueces y ordinarios: La Jurisdicción civil es
también Jurisdicción ordinaria.

3. Elemento Sistemático​: ​Consiste en la actividad del intérprete de


la Ley Procesal para relacionar una norma jurídica procesal con otra norma
jurídica procesal. Ej: Artículo 1 del Código de Procedimiento Civil: “Los
jueces tienen la obligación de administrar justicia” y su relación con el
Artículo 12 del Código de Procedimiento Civil: El Método científico que
cumple el Juez para administrar Justicia. Entonces, el Artículo 1 del Código
de Procedimiento Civil: Enuncia el deber del Juez de administrar Justicia; y
el Artículo 1 del Código de Procedimiento Civil: Desarrolla el método
científico, la actividad que debe cumplir el Juez para administrar Justicia.

4. Elemento Histórico​: ​Consiste la actividad por la cual el intérprete


de la Ley Procesal relaciona una norma jurídica procesal vigente con una
norma jurídica procesal derogada. Por ejemplo los Artículos 940 y 941del
Código

de Procedimiento Civil. En este caso se aplica el lapso que sea más amplio
de las dos leyes. Artículo 941 del Código de Procedimiento Civil: “sin
embargo los lapsos procesales en curso ​que resulten ampliados por el
presente Código, beneficiarán a las partes o al Tribunal en su caso”.

5. VIGENCIA DE LA LEYPROCESAL

La vigencia de la Ley Procesal la estudiamos bajo la perspectiva de


su positividad: Espacio-Tiempo.

A) La vigencia de la Ley Procesal en elespacio​:

i) El espacio en forma general, se rige por el principio de


territorialidad, lo que significa que la Ley Procesal Venezolana se aplica sólo
dentro del territorio venezolano (Art. 2 CRBV \ Art. 8 CPC). Debemos
determinar si le corresponde el conocimiento de la controversia al Juez
nacional o extranjero. Por ejemplo, estudiamos el Artículo 2 del Código de
Procedimiento Civil y comprobamos que cuando la controversia comprende
un inmueble situado en Venezuela o se refiere al estado y capacidad de las
personas, entonces conocerá y decidirá la controversia el Juez nacional.

ii) También la vigencia espacial de la Ley Procesal la estudiamos en


relación a la Jurisdicción y a la Administración Pública, que se refiere a los
supuestos en que la Ley Procesal expresamente ordena que se agote la vía
administrativa previamente para darle nacimiento a la acción ante la
Jurisdicción. EJ: Cuando está en curso cualquiera de los recursos
administrativos, la vía administrativa (reconsideración, revisión o jerárquico),
entonces la demanda ante la Jurisdicción ​contencioso administrativa s​ e
declarará inadmisible.

B) La vigencia de la Ley Procesal en eltiempo​:

Estudiaremos tres (3) hipótesis desde a perspectiva del tiempo:

i) Cuando el Proceso ha terminado (sentencia definitivamente firme


con carácter de cosa juzgada) y se dicta una nueva Ley. Aquí la nueva Ley

Procesal no produce ningún efecto. Así lo regula el Artículo 273 del Código
de Procedimiento Civil​: ​La sentencia definitivamente firme es ley de las
partes en los límites de la controversia decidida y ​es vinculante en todo
proceso futuro​.

ii) Cuando el Proceso no se ha iniciado y se dicta la nueva Ley


Procesal.- En este caso se aplicará la nueva Ley Procesal desde su inicio al
Proceso. Así lo regula el Artículo 9 del Código de Procedimiento Civil: ​La ley
procesal se aplicará desde que entre en vigencia​,…”

iii) Cuando el Proceso está en curso y se dicta una nueva Ley


Procesal, en este caso hay que analizar el contenido del Artículo 9 del
Código de Procedimiento Civil en la perspectiva siguiente:

Artículo 9.- ​La ley procesal se aplicará desde


que entre en vigencia, aún en los procesos que se
hallaren en curso; pero en este caso, ​los actos y
hechos ya cumplidos y sus efectos procesales no
verificados todavía​, ​se regularán por la ley anterior​.

Entonces, aplicando la Herramienta Básica Número 2: El


Procedimiento, si ya se cumplieron los actos procesales 1+2+3 entra en
vigencia una nueva Ley Procesal, cuando el Juez dicte la Sentencia (6)
deberá valorar los actos procesales 1+2+3 cumplidos en el Procedimiento,
con la Ley anterior bajo la vigencia de ella y los actos procesales 4+5+6
cumplidos en el Procedimiento, con la nueva Ley bajo la vigencia de esta.

También es importante analizar el efecto que produjo la entrada en


vigencia del Código de Procedimiento Civil, en la forma siguiente:

1- Si las pruebas fueron promovidas y no se han admitido- se


aplicará la nueva Ley Procesal;

2- Si las pruebas fueron promovidas y fueron admitidas, se aplicará


la Ley Procesal anterior, salvo que amplíe el tiempo, de conformidad con el
Art. 941 CPC.

6. CARACTERÍSTICAS DE LA LEYPROCESAL​.

Concluiremos el estudio de la Ley Procesal determinando sus


características. Desarrollamos el ejercicio explicando cada una de ellas,
aplicando las herramientas básicas y el conocimiento desarrollado hasta el
presente, son las siguientes:

1. Pública​. Consiste en que la Ley Procesal está ubicada dentro del


Derecho Público en el Ordenamiento Jurídico Positivo. Artículo 7 del
Código de Procedimiento Civil.
2. Autónoma​. Como lo regula el Artículo 3.-​La jurisdicción y la
competencia se determinan conforme a la situación de hecho
existente para el momento de la presentación de la demanda y no
tienen efecto respecto de ellas los cambios posteriores de dicha
situación​, salvo que la ley disponga otra cosa.
3. Aplicación inmediata​. Como lo estudiamos en la vigencia de la Ley
Procesal, desde el punto de vista de: el tiempo. Artículo 9 del Código
de Procedimiento Civil.
4. Coactiva​. Artículo 21 del Código de Procedimiento Civil: ​Los Jueces
cumplirán y harán cumplir las sentencias, autos y decretos dictados
en ejercicio de sus atribuciones legales, haciendo uso de la fuerza
pública, si fuere necesario​. Para el mejor cumplimiento de sus
funciones, las demás autoridades de la República prestarán a los
Jueces toda la colaboración que éstos requieran.

TEMA 4. LA JURISDICCIÓN

La palabra Jurisdicción deriva del latin de ius y dicere, en síntesis,


significa "decir el derecho". Esta es precisamente la función que
cumple el Juez en el Proceso al dictar la Sentencia.
La Jurisdicción es el primer elemento para el Estudio del Derecho
Procesal, conjuntamente como indicamos en el Tema 1, con el
segundo elemento: La Acción-La Excepción y el tercer elemento: El
Proceso. Cada uno como indicamos, es el punto de inicio para
estudiarlo en si mismo y con relación a los demás, entonces el
conocimiento resultado lo llamamos Teoría General, que en relación al
presente elemento: La Jurisdicción es la Teoría General de la
Jurisdicción.

1) Definición de la jurisdicción​. El Maestro Eduardo Couture


definió la Jurisdicción en la forma siguiente:

La Jurisdicción ​es la función pública, realizada por órganos competentes


del Estado, con las formas requeridas por la ley, en virtud de la cuál,
por acto de juicio, se determina el derecho de las partes, con el objeto
de dirimir sus conflictos y controversias de relevancia jurídica, mediante
decisiones con autoridad de cosa juzgada, eventualmente factibles de
ejecución.​

Para comprender el contenido de la definición anterior, aplicaremos la


misma didáctica que cumplimos en el Terma 1 al analizar el concepto
de Derecho Procesal del Maestro Devis Echandía. Entonces,
procedemos a dividirla en seis (6) segmentos en la forma siguiente: La
Jurisdicción es la

1) función pública, realizada por órganos competentes del


Estado,
2) con las formas requeridas por laley,
3) en virtud de la cuál, por acto de juicio, se determina el
derecho de las partes,
4) con el objeto de dirimir sus conflictos y controversias de
relevancia jurídica,
5) mediante decisiones con autoridad de cosa juzgada,
6) eventualmente factibles de ejecución.​

Seguidamente analizamos las nociones contenidas en cada uno, así:


Estudiamos por qué la Jurisdicción es la

1) función pública, realizada por órganos competentes del Estado

La jurisdicción es ante todo, una función pública. Para comprender por


qué la Jurisdicción es una función pública, aplicaremos la Herramienta
Básica Número 3: La Clasificación del Derecho y también repasaremos
la Naturaleza Jurídica del Derecho Procesal, que comprendimos en el
Tema 1 aplicando dicha herramienta básica. Entonces concluimos que
el Derecho Procesal está ubicado dentro del Derecho Positivo, Derecho
Público, Derecho Objetivo y Derecho Adjetivo o Formal. Ello
corresponde también a la Jurisdicción, precisamente porque es uno de
los tres (3) elementos del Derecho Procesal. Particularmente, hemos
estudiado que el Artículo 14 del Código de Procedimiento Civil
establece el Principio Procesal: “El Juez es el Director del Proceso”.
También hemos estudiado que el Artículo 12 del Código de
Procedimiento Civil establece el Principio Procesal: “El Juez tendrá por
Norte de sus actos la Verdad”. Entonces, la Ley Procesal en los
ejemplos anteriores regula estrictamente la función del Juez en el
Proceso y es una función pública porque la cumple en representación
del Estado. Por otra parte, comprendemos también la noción que dicha
función pública se realiza a través de órganos competentes, los
Tribunales. El orden jurídico que regula la Organización del Estado,
crea los órganos adecuados para el ejercicio de cada una de las
funciones públicas, para el cumplimiento de la Jurisdicción son los
Tribunales. Esta noción la comprendemos con exactitud cuando
repasamos en el Tema 3 en la Clasificación de la Ley Procesal el
Elemento Organización, que nos explica cómo están organizados los
Tribunales.

2) con las formas requeridas por la ley,

La jurisdicción se cumple mediante un adecuado proceso que está


conformado por los tres (3) elementos estudiados en la Herramienta
Básica Número 1, como hemos indicado son: 1) Los Sujetos
procesales: A) Juez, B) Parte Demandante y C) Parte Demandada; 2)
El Procedimiento y 3) Fin Teleológico: La Justicia. Es precisamente el
segundo elemento indicado: 2) El Procedimiento, conformado por los
seis (6) actos procesales estudiados ​(con las formas requeridas por la
ley)​, que deben cumplirse estrictamente aplicando el carácter formal
del Derecho Procesal, en el tiempo, lugar y modo que lo ordena la Ley
Procesal, como lo hemos estudiado detalladamente en la Herramienta
Básica Número 2: El Procedimiento.

3) en virtud de la cuál, por acto de juicio, se determina el


derecho de las partes,

Esta tercera noción de la definición de Jurisdicción la comprendemos


aplicando la Herramienta Básica Número 2: El Procedimiento,
visualizando el Acto Procesal Número 6: La Sentencia, que contiene un
juicio. En la Ciencia Lógica, el Juicio es la relación que establecemos
entre conceptos o términos de los que deducimos conocimiento, dicha
actividad intelectual la llamamos razonamiento, es precisamente la
función que cumple el Juez al dictar la Sentencia, por medio de un
razonamiento deductivo: silogismo, que como sabemos está
conformado así: A) La premisa mayor, que corresponde a la norma
jurídica que regula el Derecho Subjetivo, B) La premisa menor, que
contiene las afirmaciones (pretensión-defensa) de las partes y C) La
conclusión, el acto de juicio, el Juez determina si la Ley protege la
pretensión de la Parte Demandante, entonces la tutela declarando con
lugar la demanda o por el contrario, el Juez determina si la Ley protege
la defensa de la Parte Demandada, entonces la tutela declarando sin
lugar la demanda. Esta actividad intelectual cumplida por el Juez la
llamamos subsunción. El Juez subsume en la norma jurídica que
regula el Derecho Subjetivo, las afirmaciones (pretensión-defensa) de
las partes y el resultado es la Decisión (juicio), contenida en la
Sentencia.

4) con el objeto de dirimir sus conflictos y controversias de


relevancia jurídica,

Esta noción la comprendemos inicialmente al repasar el concepto


Controversia: ¿Qué es la Controversia? La suma de las afirmaciones
(pretensión-defensa) de las partes en torno al Derecho Subjetivo
debatido en el Proceso. El Juez al dictar la Sentencia dirime (soluciona)
la controversia. Seguidamente, nos preguntamos ¿En qué consiste que
la controversia sea de relevancia jurídica? Sencillamente lo
comprendemos al establecer la relación entre el Derecho Subjetivo y el
Derecho Objetivo, hemos estudiado en clases anteriores que la Parte
Demandante al construir la pretensión debe conformarla por cuatro (4)
elementos, así: A) El Objeto de la pretensión (Artículo 340, Numeral 4
del Código de Procedimiento Civil); B) El fundamento de Derecho; C)
La Denuncia y D) El Petitorio, (Artículo 340, Numeral 5 del Código de
Procedimiento Civil), entonces precisamente el segundo elemento
indicado: B) El fundamento de Derecho, consiste en establecer la
relación entre el Derecho Subjetivo y el Derecho Objetivo, ésta es la
relevancia jurídica. Por ejemplo: A es propietario el Edificio X, ¿Por qué
la relación entre el Sujeto de Derecho A y el Objeto de Derecho X es de
relevancia jurídica? Porque tiene su fundamento en la disposición del
Artículo 545 del Código Civil, que regula el Derecho de Propiedad. El
Derecho Subjetivo (concreto, particular) deviene del Derecho Objetivo
(abstracto, la norma jurídica). La presente noción la complementamos
repasando la Clasificación de las Obligaciones por el
vínculo que son las Obligaciones Civiles y las Obligaciones Naturales:
Las obligaciones son civiles cuando puede exigirse su cumplimiento
ante la Jurisdicción, es decir, cuando el vínculo está reconocido por la
Ley, en consecuencia, el acreedor puede accionar judicialmente para
exigir su cumplimiento.

Las obligaciones naturales son aquellas que están fundadas sólo en el


derecho natural y en la equidad, no confieren acción para exigir su
cumplimiento ante la Jurisdicción, pero que cumplidas por el deudor
autorizan al acreedor retener lo que es dado en razón de ellas, como lo
regula por ejemplo el Artículo 1801, encabezamiento del Código Civil,
que establece lo siguiente: “​La Ley no da acción para reclamar lo que
se haya ganado en juego de suerte, azar o envite, o en una apuesta”.

5) mediante decisiones con autoridad de cosa juzgada,

Para comprender la presente noción, comenzamos aplicando la


Herramienta Básica Número 2: El Procedimiento, visualizando el Acto
Procesal Número 6: La Sentencia. El principal efecto que produce la
Sentencia, cuando adquiere el estado de definitivamente firme, cuando
se han agotado contra ella todos los recursos, ordinario: apelación o
extraordinario, por ejemplo casación, es que su contenido produce el
efecto de ley entre las partes con relación al Derecho Subjetivo
controvertido, como lo regula el Artículo 273 del Código de
Procedimiento Civil, que establece lo siguiente:

Artículo 273.- ​La sentencia definitivamente firme es ley de las partes en los
límites de la controversia decidida y es vinculante en todo proceso futuro.

Entonces, la cosa juzgada está conformada por dos (2) elementos, que son
los siguientes: 1) Objetivo: Es el objeto, la Controversia: “es ley de las partes
en los límites de la ​controversia decidida” y 2) Subjetivo: Comprende a los
Sujetos, a la Parte Demandante y a la Parte Demandada: “es ley de
laspartes​ en los límites de la controversia decidida”. Es la autoridad de cosa
juzgada, lo que garantiza la seguridad jurídica, que en el futuro la
Jurisdicción no conocerá y decidirá nuevamente la controversia que ya ha
previamente Sentenciado. Como estudiamos en el Tema 2, el fundamento
constitucional de la cosa juzgada está regulado en el Artículo 49, Numeral 7
de la Constitución Nacional.

6) eventualmente factibles de ejecución.​

La Sentencia, que declara Con Lugar la pretensión de la parte demandante,


formalmente tutela el Derecho Subjetivo reclamado en la Condenatoria de la
Sentencia. Cuando en la Sentencia se produce el efecto de Cosa Juzgada,
debe seguidamente procederse a materializar el contenido de dicha
Condena. Lo que en forma sencilla visualizamos en dos (2) momentos. En el
primero, el Juez Coerciona (alerta, advierte) a la parte demandada para que
cumpla voluntariamente con dicha Condena y en caso negativo, se
actualizará el segundo momento, la Coacción (por la fuerza, como lo regula
el Artículo 21 del Código de Procedimiento Civil), el Juez hará cumplir
forzosamente la Condena contenida en la Sentencia. Así lo regula el Artículo
524 del Código de Procedimiento Civil.

Artículo 524.- ​Cuando la sentencia haya quedado definitivamente firme, el


Tribunal, a petición de la parte interesada, pondrá un decreto ordenando su
ejecución. En dicho decreto el Tribunal ​fijará un lapso que no será menor de
tres días ni mayor de diez, para que el deudor efectúe el cumplimiento
voluntario ​(Momento de Coerción, Coercitivo), y ​no podrá comenzarse
laejecución forzada​(eventualmente factible de ejecución (Momento de
Coacción), que depende precisamente de ¿Cuál evento? Si la parte
demandada cumple/no cumple voluntariamente la Condena contenida en la
Sentencia) ​hasta que haya transcurrido íntegramente dicho lapso sin que se
hubiese cumplido voluntariamente la sentencia”​. Dicha disposición procesal
es complementada con la disposición contenida en el ​Artículo 526
eiusdem:“​Transcurrido el lapso establecido en el artículo 524,sin que se
hubiese cumplido voluntariamente la sentencia, se procederá a la ejecución
forzada” (Momento coactivo).

b. Jurisdicción. Concepto según Chiovenda

La jurisdicción es: “la función del Estado que consiste en la actuación de la


ley mediante la sustitución de la actividad de los órganos a la actividad
ajena, ya sea afirmando la existencia de una voluntad de ley, ya poniéndola
posteriormente en práctica”.

Son elementos de su definición:

a) La jurisdicción es una función pública.

b) El objeto de la jurisdicción es la actuación de la voluntad de la ley al


caso concreto.

c) La jurisdicción se concibe como la sustitución de la voluntad de las


partes en conflicto por la actividad pública del juez.

d) La sustitución de la actividad pública del juez a la voluntad de las


partes se hace en dos planos: i) sustitución intelectiva: se realiza dentro del
proceso al momento de juzgar, decisión que va a sustituir la voluntad de las
partes para la solución del conflicto, la que regirá no sólo para ellas sino que
para los demás miembros de la comunidad, en cuanto a cual es la voluntad
concreta de la ley respecto del litigio; ii) sustitución material: el juez realiza
materialmente la actividad que ha debido ejercer la parte vencida para dar
cumplimiento del fallo, o las apercibe con multas o arrestos para que la parte
vencida de cumplimiento al fallo.

c. Jurisdicción Según el Maestro Francisco Carnelutti

La jurisdicción es: “la actividad desarrollada para obtener la justa


composición de la litis”.
Son elementos de su definición:
a) La jurisdicción es una función pública.

b) Requiere ser ejercida en el proceso.

c) Importa una garantía de la norma jurídica.

d) Es la función del Estado destinada a garantizar la observancia


práctica del derecho.

2) La Jurisdicción y La Competencia.

El Estado cumple con la Jurisdicción. En razón de ello, distribuye


entre los Tribunales la función pública de administrar Justicia en
Competencias. El Estado delimita el poder jurisdiccional a cada Juez, en
razón de la Materia, la Cuantía y el Territorio.

-​La Competencia por la Materia​, es el límite que establece la Ley


Procesal al Juez para conocer y solucionar la Controversia por su
Naturaleza, la comprendemos repasando en el Tema 1, las Ramas del
Derecho Procesal, cuando establecimos que la Ciencia del Derecho
Procesal en el desarrollo científico del estudio del Proceso y perfeccionar su
eficacia en la obtención de la Justicia, ha comprendido que es necesario
dividir la jurisdicción en competencias, en particular en la competencia por la
materia; que se define por la naturaleza de la controversia, como lo regula el
Articulo 28 del Código de Procedimiento Civil. Entonces por esta razón
estudiamos el Derecho Procesal en sus distintas ramas: Derecho Procesal
Constitucional, Derecho Procesal Civil, Derecho Procesal Laboral y en
definitiva la Ley procesal ha creado un proceso para reclamar la tutela de
cada derecho subjetivo. Ello nos permite comprender que si la controversia
se refiere a un Derecho Subjetivo (por ejemplo: A es propietario del Edificio
X) que tiene su fundamento en el Derecho Objetivo en el Derecho de
Propiedad regulado por el Artículo 545 del Código de Procedimiento Civil,
conocerá y solucionará la controversia el Juez con competencia en lo Civil y
aplicará el Derecho Procesal Civil. El Articulo 28 del Código de
Procedimiento Civil establece lo siguiente:
Artículo 28.- ​La competencia por la materia se determina por ​la naturaleza
de la cuestión que se discute (Controversia: pretensión-defensa: Derecho
Subjetivo), y por las disposiciones legales que la regulan.

-​La Competencia por la Cuantía es el límite que establece la Ley


Procesal al Juez para conocer y solucionar la Controversia por el valor del
Derecho Subjetivo controvertido, se determina por ​el valor de la cuestión que
se discute (Controversia: pretensión-defensa: Derecho Subjetivo). Lo
comprendemos repasando del Tema 3 (Conocimiento como herramienta), lo
que establecimos así:

Es importante la pregunta siguiente: ¿Cuándo conoce y decide la


controversia el Juez de Primera Instancia Civil (Simple) o el Juez de
Municipio con Jurisdicción ordinaria? La respuesta está en la Competencia
por la Cuantía o por el valor de la Demanda. Como actualmente lo regula en
la forma siguiente:

El Tribunal Supremo de Justicia aprobó:

Caracas, 24 de octubre de 2018


208° y 159

RESOLUCIÓN Nº 2018-0013

El Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de las atribuciones


conferidas por el artículo 267 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela,
en concordancia con las previstas en los artículos 1 y 2 de la Ley Orgánica del Tribunal
Supremo de Justicia.

CONSIDERANDO

Que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en sus


artículos 26 y 257 prevén el acceso a los órganos de administración de justicia como
mecanismo que garantiza la tutela judicial efectiva, con omisión de las formalidades no
esenciales al proceso.

CONSIDERANDO

Que los Juzgados de Primera Instancia con competencia en lo Civil,


Mercantil Tránsito, Bancario y Marítimo, en la República están experimentando un exceso
de trabajo como consecuencia, entre otros aspectos, de la falta de revisión y ajuste de la
competencia por la cuantía; por el conocimiento de los asuntos de jurisdicción
contenciosa, los cuales resultan ser la mayoría de las acciones que se interponen, lo que
incrementó su actuación; lo cual ha creado un desbalance en las actuaciones de las
causas conocidas por los Tribunales de Municipio y los de Primera Instancia.

CONSIDERANDO

Que los Juzgados de Municipio, cuya cantidad se incrementó con


ocasión de la supresión de los Juzgados de Parroquia, conocen de un número de asuntos
que se han reducido considerablemente, evidenciándose en la actualidad un claro
desequilibrio de la actividad jurisdiccional que desarrollan respecto a los Juzgados de
Primera Instancia.

CONSIDERANDO

Que el artículo 12 de la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que


los tribunales de jurisdicción ordinaria tendrán competencia en todas las materias, a
menos que le Ley disponga otra cosa, siendo tribunales de jurisdicción ordinaria, conforme
al artículo 61 eiusdem, las Cortes de Apelaciones, los Tribunales Superiores, los Juzgados
de Primera Instancia y los Juzgados de Municipio y Ejecutores de Medidas.

CONSIDERANDO

Que el artículo 267 de la Constitución de la República Bolivariana de


Venezuela reserva al Tribunal Supremo de Justicia, la dirección, gobierno y administración
del Poder Judicial, siendo de su competencia crear circuitos judiciales, tribunales
ordinarios y especiales; suprimir los ya existentes cuando así se requiera, especializar o
no su competencia y convertir los tribunales unipersonales en colegiados; así como,
establecer y modificar la competencia de los tribunales en razón del territorio y de la
cuantía, y la modificación de las cuantías previstas, en el Código de Procedimiento Civil,
conforme a lo dispuesto en la Sentencia Nro. 1586 del 12 de junio de 2003 dictada por la
Sala Constitucional de este Máximo Tribunal.

CONSIDERANDO

Que conforme a la necesidad de la obtención de una verdadera


tutela judicial efectiva que impone un Estado social de derecho y de justicia; resulta
imperioso la evaluación de las cuantías que conocerán los Juzgados en materia Civil,
Mercantil, Tránsito, Bancario y Marítimo, según corresponda, lo cual coadyuvará en un
eficiente administración de justicia, y al mejor acceso a la función jurisdiccional, visto el
importante crecimiento económico de la nación.

CONSIDERANDO

Que resulta impostergable la toma de medidas y ajustes que permitan


redistribuir de manera más eficiente entre los jueces ordinarios la función jurisdiccional,
garantizando el mayor acceso posible a una justicia eficaz, transparente, expedita y
oportuna.

RESUELVE

​Artículo 1.-​ Se modifican a nivel nacional, las competencias de los


Juzgados para conocer de los asuntos en materia Civil, Mercantil, Tránsito, Bancario y
Marítimo, según corresponda, de la siguiente manera:
a) Los Juzgados de Municipio y Ejecutores de Medidas, categoría C en el
escalafón judicial, conocerán en primera instancia de los asuntos contenciosos cuya
cuantía no exceda de Quince mil unidades tributarias (15.000 U.T.).
b) Los Juzgados de Primera Instancia, categoría B en el escalafón judicial,
conocerán en primera instancia de los asuntos contenciosos cuya cuantía exceda los
Quince Mil Un unidades tributarias (15.001 U.T.).

A los efectos de la determinación de la competencia por la cuantía, en


todos los asuntos contenciosos cuyo valor sea apreciable en dinero, conste o no el valor
de la demanda, los justiciables deberán expresar, además de las sumas en bolívares
conforme al Código de Procedimiento Civil y demás leyes que regulen la materia, su
equivalente en unidades tributarias (U.T.) al momento de la interposición del asunto.

Artículo 2.-​ Se tramitarán por el procedimiento breve las causas a que se


refiere el artículo 881 del Código de Procedimiento Civil, y cualquier otra que se someta a
este procedimiento, cuya cuantía no exceda de Siete Mil Quinientas unidades tributarias
(7.500 U.T.); asimismo, la cuantía que aparece en el artículo 882 del mismo Código de
Procedimiento Civil, respecto al procedimiento breve, expresada en bolívares, se fija en
Siete Mil Quinientas unidades tributarias (7.500 U.T.).

​Artículo 3.-​ Las modificaciones aquí establecidas surtirán sus efectos a


partir de su entrada en vigencia y no afectará el conocimiento ni el trámite de los asuntos
en curso, sino tan sólo en los asuntos nuevos que se presenten con posterioridad a su
entrada en vigencia.

​Artículo 4.-​ La presente Resolución entrará en vigencia a partir de la


fecha de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

​Artículo 5.-​ Quedan sin efecto las competencias establecidas en la


RESOLUCIÓN DE LA SALA PLENA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA Nº
2009-006 de fecha 18 de marzo de 2009, sólo en lo que se refiere a las cuantías fijadas,
así como cualquier otra disposición que se encuentre en contravención con la presente
Resolución.

Comuníquese y publíquese.

Dada, firmada y sellada en el Salón de Sesiones del Tribunal Supremo de


Justicia, en Caracas, a los veinticuatro (24) días del mes de octubre de dos mil dieciocho.
Años: Años: 208° de la Independencia y 159° de la Federación.

Entonces, el valor actual de la Unidad Tributaria es de Bs50, por lo


que el Juez de Municipio con Jurisdicción ordinaria, conoce y decide las
controversias hasta el límite de Bs750.000 (50 x 15.000 U.T.), mientras que
el Juez de Primera Instancia Civil (Simple) conoce y decide las controversias
desde el límite de Bs750.001 (<15.000 U.T.).

La Competencia por la Cuantía la regulan en el Código de


Procedimiento Civil, las disposiciones siguientes:

Artículo 30.- ​El valor de la causa, a los fines de la competencia, se


determina en base a la demanda, según las reglas siguientes.

Artículo 31.- ​Para determinar el valor de la demanda se sumarán al capital


los intereses vencidos, los gastos hechos en la cobranza y la estimación de
los daños y perjuicios anteriores a la presentación de la demanda.

Artículo 32.- ​Si se demandare una cantidad que fuere parte, pero no saldo
de una obligación más cuantiosa, el valor de la demanda lo determinará el
valor de dicha obligación, si ésta estuviere discutida.

Artículo 33.- ​Cuando una demanda contenga varios puntos, se sumará el


valor de todos ellos para determinar el de la causa, si dependen del mismo
título.

Artículo 34.- ​Cuando varias personas demanden de una o más, en un


mismo juicio, el pago de la parte que las demandantes tengan en un mismo
crédito, el valor de la causa se determinará por la suma total de las partes
reclamadas.

Artículo 35.- ​Si se demandaren prestaciones alimentarias periódicas, el


valor de la demanda se determinará por el monto de las prestaciones
reclamadas; pero si la obligación estuviere discutida, su determinación se
hará por suma de dosanualidades.

Cuando se demande el pago de una renta de cualquier denominación que


sea, el valor se determinará acumulando las anualidades reclamadas, pero
si el título estuviere discutido, el valor se determinará acumulandodiez
anualidades. Esta regla se aplica también para determinar el valor de las
causas relativas a prestaciones enfitéuticas.

Artículo 36.- ​En las demandas sobre la validez o continuación de un


arrendamiento, el valor se determinará acumulando las pensiones sobre las
cuales se litigue y sus accesorios. Si el contrato fuere por tiempo
indeterminado, el valor se determinará acumulando las pensiones o cánones
de un año.

Artículo 37.- ​En los casos de los dos artículos anteriores o en otros
semejantes, si la prestación debe hacerse en especie, su valor se estimará
por los precios corrientes en el mercado.

Artículo 38.- ​Cuando el valor de la cosa demandada no conste, pero sea


apreciable en dinero, el demandante la estimará.

El demandado podrá rechazar dicha estimación cuando la considere


insuficiente o exagerada, formulando al efecto su contradicción al contestar
la demanda. El Juez decidirá sobre la estimación en capítulo previo en la
sentencia definitiva.

Cuando por virtud de la determinación que haga el Juez en la sentencia, la


causa resulte por cuantía de la competencia de un Tribunal distinto, será
éste quien resolverá sobre el fondo de la demanda y no será motivo de
reposición la incompetencia sobrevenida del Juez ante quien se propuso la
demanda originalmente.

Artículo 39.- ​A los efectos del artículo anterior, se consideran apreciables en


dinero todas las demandas, salvo las que tienen por objeto el estado y la
capacidad de las personas.

-​La Competencia por el Territorio es el límite que establece la Ley


Procesal al Juez para conocer y solucionar la Controversia por el lugar en el
cual debe exigirse el cumplimiento del Derecho Subjetivo controvertido, se
determina por ​el lugar de la cuestión que se discute​ (Controversia:
pretensión-defensa: Derecho Subjetivo). Es lo que llamamos también Fuero,
que corresponde al Juez con Competencia en el lugar en el cual debe
reclamarse el Cumplimiento del Derecho Subjetivo controvertido, como lo
regulan el Código de Procedimiento Civil, en las disposiciones siguientes:

SECCIÓN II

De la competencia por el territorio

Artículo 40.- ​Las demandas relativas a derechos personales y las relativas a


derechos reales sobre bienes muebles se propondrán ante la autoridad
judicial del lugar donde el demandado tenga su domicilio, o en defecto de
éste su residencia. Si el demandado no tuviere ni domicilio ni residencia
conocidos, la demanda se propondrá en cualquier lugar donde él se
encuentre.

Artículo 41.- ​Las demandas a que se refiere el artículo anterior se pueden


proponer también ante la autoridad judicial del lugar donde se haya
contraído o deba ejecutarse la obligación, o donde se encuentre la cosa
mueble objeto de la demanda con tal de que en el primero y en el ultimo
caso, el demandado se encuentre en el mismolugar.

Sin embargo, por una cosa mueble que tuviere consigo fuera de su domicilio,
podrá dar fianza para responder de ella ante el Tribunal competente de su
propio domicilio, si se tratare del último de dichas casos.

Los títulos de competencia a que se refiere este artículo, son concurrentes


con los del artículo anterior, a elección del demandante.

Artículo 42.- ​Las demandas relativas a derechos reales sobre bienes


inmuebles se propondrán ante la autoridad judicial del lugar donde esté
situado el inmueble, la del domicilio del demandado, o la del lugar donde se
haya celebrado el contrato, caso de hallarse allí el demandado, todo a
elección del demandante.
Cuando el inmueble esté situado en el territorio correspondiente a dos o más
jurisdicciones, la demanda se podrá proponer ante la autoridad judicial de
cualquiera de ellas, a elección del demandante.

Artículo 43.- ​Son competentes los Tribunales del lugar de la apertura de la


sucesión para conocer:

1º De las demandas sobre partición y división de la herencia y de cualquiera


otras entre coherederos, hasta la división.

2º De las demandas sobre rescisión de la partición ya hecha, y sobre


saneamiento de las cuotas asignadas, con tal de que se propongan dentro
de un bienio, a contar de lapartición.

3º De las demandas contra los albaceas, con tal de que se intenten antes de
la división, y si ésta no es necesaria, dentro de un bienio, a contar de la
apertura de la sucesión.

4º De las demandas de los legatarios y los acreedores de la herencia, si se


proponen en los términos indicados en los números precedentes.

Cuando la sucesión se haya abierto fuera de la República, todas estas


demandas podrán proponerse en el lugar donde se encuentre la mayor parte
de los bienes existentes dentro del territorio nacional, salvo disposiciones
especiales.

La competencia que establece este artículo no excluye la del domicilio, pero


siendo más de uno los demandados, deberán todos tener un mismo
domicilio para que pueda proponerse la demanda ante el Tribunal a que ese
domicilio corresponda.

Artículo 44.​- La demanda entre socios se propondrá ante la autoridad


judicial del lugar donde se halle el domicilio de la sociedad. Se propondrán
ante la misma autoridad judicial las demandas entre socios, aún después de
disuelta y liquidada la sociedad, por la división y por las obligaciones que
deriven de ésta, con tal de que se propongan dentro de un bienio, a partir de
la división. Esto sin perjuicio de que pueda intentarse la demanda ante el
Tribunal del domicilio en los términos que expresa el aparte último del
artículo43.

Artículo 45.- ​La demanda de rendición de cuentas de una tutela o de una


administración se propondrá ante la autoridad judicial del lugar donde se
hayan conferido o ejercido la tutela o la administración o ante el Tribunal del
domicilio a elección del demandante. Esto sin perjuicio de lo establecido en
el último aparte del artículo43.

Artículo 46.​- Cuando el obligado haya renunciado su domicilio podrá


demandársele en el lugar donde se le encuentre.

Artículo 47.- ​La competencia por el territorio pude derogarse por convenio
de las partes, caso en el cual la demanda podrá proponerse ante la
autoridad judicial del lugar que se haya elegido como domicilio. La
derogación no podrá efectuarse cuando se trate de causas en las que debe
intervenir el Ministerio Público, ni en cualquier otro en que la ley
expresamente lo determine.

-​Clasificación de la Competencia​.

A) La Competencia explicada se llama Competencia Objetiva​, porque


se determina en razón del Objeto: Controversia.

B) La Competencia también se determina en forma Subjetiva​, en


razón del Juez que conocerá y decidirá la Controversia, prohibiéndole en los
casos en que por razones personales no está garantizada la imparcialidad y
objetividad cumplir la Jurisdicción. Entonces el Juez de Oficio (por iniciativa
propia) debe Inhibirse de conocer y decidir la Controversia. En caso de
negativa del Juez de Inhibirse, procederá el Recurso de Recusación por
alguna o ambas Partes. También la Ley Procesal en determinados casos
faculta a las Partes, cuando confían en la idoneidad del Juez, aun cuando
está presente alguna causal que determina su Incompetencia Subjetiva,
solicitarle que conozca y decida la Controversia mediante el Allanamiento. La
Competencia Subjetiva la regulan el Código de Procedimiento Civil, en las
disposiciones siguientes:

SECCIÓN VIII

De la recusación e inhibición de los funcionarios judiciales

Artículo 82.- ​Los funcionarios judiciales, sean ordinarios, accidentales o


especiales, incluso en asuntos de jurisdicción voluntaria, pueden ser
recusados por alguna de las causas siguientes:

1º Por parentesco de consanguinidad con alguna de las partes, en cualquier


grado en la línea recta, y en la colateral hasta cuarto grado inclusive; o de
afinidad hasta el segundo, también inclusive. Procede también la recusación
por ser cónyuge del recusado el apoderado o asistente de una de las partes.

2º Por parentesco de afinidad del cónyuge del recusado con cualquiera de


las partes, dentro del segundo grado, si vive el cónyuge y no está divorciado
o separado de cuerpos, o si, habiendo muerto o declarándose el divorcio o la
separación de cuerpos, existen hijos de él con el recusado.

3º Por parentesco de afinidad del recusado con el cónyuge de cualquiera de


las partes, hasta el segundo grado inclusive, en caso de vivir el cónyuge que
cause la afinidad sin estar divorciado o separado de cuerpos, o en caso de
haber hijos del mismo con la parte aunque el cónyuge haya muerto o se
halle divorciado o separado de cuerpos.

4º Por tener el recusado, su cónyuge o alguno de sus consanguíneos o


afines, dentro de los grados indicados, interés directo en el pleito.
5º Por existir una cuestión idéntica que deba decidirse en otro pleito en el
cual tengan interés las mismas personas indicadas en el número anterior.
6º Si el recusado o su cónyuge fueren deudores de plazo vencido de alguno
de los litigantes o de su cónyuge.

7º Si el recusado o su cónyuge y sus hijos tuvieren pleito pendiente ante el


Tribunal en el cual el litigante sea el Juez.

8º Si en los cinco años precedentes se ha seguido juicio criminal entre una


de las mismas personas y uno de los litigantes, su cónyuge o hijos.

9º Por haber dado el recusado recomendación, o prestado su patrocinio en


favor de alguno de los litigantes, sobre el pleito en que se le recusa.

10. Por existir pleito civil entre el recusado o alguno de sus parientes
dentro de los grados indicados, y el recusante, si se ha principiado antes de
la instancia en que ocurre la recusación, y si no han transcurrido doce meses
a partir del término del pleito entre los mismos.

11. Por ser el recusado dependiente, comensal, tutor o curador, heredero


presunto o donatario, de alguno de los litigantes.

12. Por tener el recusado sociedad de intereses, o amistad íntima, con


alguno de los litigantes.

13. Por haber recibido el recusado, de alguno de ellos, servicios de


importancia que empeñen su gratitud.

14. Por ser el recusado administrador de cualquier establecimiento


público o particular relacionado directamente con el pleito.

15. Por haber el recusado manifestado su opinión sobre lo principal del


pleito o sobre la incidencia pendiente, antes de la sentencia correspondiente,
siempre que el recusado sea el Juez de la causa.

16. Por haber sido el recusado testigo o experto en el pleito, siempre que
sea Juez en el mismo.
17. Por haber intentado contra el Juez queja que se haya admitido,
aunque se le haya absuelto, siempre que no hayan pasado doce meses de
dictada la determinación final.

18. Por enemistad entre el recusado y cualquiera de los litigantes,


demostrada por hechos que, sanamente apreciados, hagan sospechable la
imparcialidad del recusado.

19. Por agresión, injuria o amenazas entre el recusado y alguno de los


litigantes, ocurridas dentro de los doce meses precedentes al pleito.

20. Por injurias o amenazas hechas por el recusado o alguno de los


litigantes, aun después de principiado el pleito.

21. Por haber el recusado recibido dádiva de alguno de los litigantes,


después de comenzado el pleito.

22. Por haber fallado la causa un ascendiente, descendiente o hermano


del recusado.

Artículo 83.- ​No hay lugar a recusación porque exista una de las causas
expresadas, entre el funcionario judicial por una parte, y por la otra el tutor,
curador, apoderado o asistente de alguno de los litigantes, o los miembros,
jefes o administradores de establecimientos, sociedades o corporaciones
que sean partes en el juicio, a menos que se trate de las causales 1ª, 2ª, 3ª,
4ª, 12ª y18ª.

No serán admitidos a ejercer la representación o asistencia de las partes en


juicio quienes estén comprendidos con el Juez en alguna de las causales
expresadas en el artículo 82, que hubiere sido declarada existente con
anterioridad en otro juicio, el cual será indicado por el Juez en su
pronunciamiento, de oficio o a su solicitud de parte.

Cuando en el lugar donde se siga el juicio no existiere sino un solo Tribunal


competente para conocer del asunto, la representación o la asistencia de la
parte por el abogado comprendido con el Juez en alguna de las causales
previstas en el Artículo 82, ya declarada existente con anterioridad en otro
juicio ante el mismo Tribunal, sólo será admitida si el apoderado o asistente
se presentare a ejercer la representación o la asistencia de la parte antes de
la contestación de la demanda.

Artículo 84.- ​El funcionario judicial que conozca que en su persona existe
alguna causa de recusación, está obligado a declararla, sin aguardar a que
se le recuse, a fin de que las partes, dentro de los dos días siguientes,
manifiesten su allanamiento o contradicción a que siga actuando el
impedido.

Si del expediente apareciere haber conocido el funcionario dicha causal, y


que, no obstante, hubiere retardado la declaración respectiva, dando lugar a
actos que gravaren la parte, ésta tendrá derecho a pedir al Superior, que le
imponga una multa, la cual podrá alcanzar hasta mil bolívares.

La declaración de que trata este artículo, se hará en un acta en la cual se


expresan las circunstancias de tiempo, lugar y demás del hecho o los
hechos que sean motivo del impedimento; además deberá expresar la parte
contra quien obre el impedimento.

Artículo 85.- ​El Juez u otro funcionario impedidos podrán continuar en sus
funciones, si convinieren en ello las partes o aquella contra quien obrare el
impedimento, excepto si este fuere el de ser recusado cónyuge, ascendiente,
descendiente o hermano de alguna de las partes, o el de tener interés
directo en el pleito, siendo el recusado Juez o Conjuez.

Los apoderados no necesitarán autorización especial para prestar su


consentimiento en este caso.

Artículo 86.- ​La parte o su apoderado deberán manifestar su allanamiento,


firmándolo ante el Secretario del Tribunal, dentro de los dos días siguientes
a aquel en que se manifieste el impedimento. Pasado este término no
podrán allanar al impedido.
Artículo 87.- ​Si el funcionario allanado no manifestare en el mismo día, o en
el siguiente, que no está dispuesto a seguir conociendo, quedará obligado a
continuar desempeñando sus funciones, caso de no ser el impedimento de
los que según el artículo 85 no dejan al impedido la facultad de seguir
conociendo en virtud del allanamiento.

Artículo 88.- ​El Juez a quien corresponde conocer de la inhibición, la


declarará con lugar si estuviere hecha en la forma legal y fundada en alguna
de las causales establecidas por la ley.

En caso contrario, la declarará sin lugar y el Juez inhibido continuará


conociendo.

Lo dispuesto en este artículo deja a salvo el derecho de recusación de que


pueden usar las partes.

Artículo 89.- ​En los casos de inhibición, corresponderá la decisión de la


incidencia de los funcionarios que indica la Ley Orgánica del Poder Judicial,
los cuales dictarán la resolución dentro de los tres días siguientes al recibo
de las actuaciones.

Artículo 90.- ​La recusación de los Jueces y Secretarios sólo podrá


intentarse, bajo pena de caducidad, antes de la contestación de la demanda
pero si el motivo de la recusación sobreviniere con posterioridad a ésta, o se
tratara de los impedimentos previstos en el artículo 85, la recusación podrá
proponerse hasta el día en que concluya el lapso probatorio.

Si fenecido el lapso probatorio otro Juez o Secretario intervienen en la


causa, las partes podrán recusarlos por cualquier motivo legal, dentro de los
tres días siguientes a su aceptación.

Cuando no haya lugar al lapso probatorio conforme al artículo 389 de éste


Código, la recusación de los Jueces y Secretarios podrá proponerse dentro
de los cinco primeros días del lapso previsto para el acto de informes en el
artículo 391.
Los asociados, alguaciles, jueces comisionados, asesores, peritos, prácticos,
intérpretes y demás funcionarios ocasionales podrán ser recusados dentro
de los tres días siguientes a su nombramiento, si se trata de jueces
comisionados, o de la aceptación, en el caso de los demás funcionarios
indicados, salvo disposición especial.

Propuesta la recusación de secretarios, alguaciles, asociados, jueces


comisionados, peritos, prácticos, intérpretes y demás funcionarios
ocasionales o auxiliares, el funcionario que debe decidir la incidencia oirá,
dentro del plazo de tres días siguientes a la recusación, las observaciones
que quieran formular las partes y si alguna de éstas lo pidiere, abrirá una
articulación probatoria por ocho días y decidirá dentro de los tres días
siguientes, si tratare de recusación de asociados, peritos prácticos,
interpretes u otros funcionarios ocasionales o auxiliares declarada con lugar,
el Juez fijará nuevo día y hora para la elección del sustituto.

Artículo 91.- ​Ninguna de las partes podrá intentar más de dos recusaciones
en una misma instancia, bien versen sobre el asunto principal, bien sobre
alguna incidencia; ni recusar funcionarios que no están actualmente
conociendo en la causa o en la incidencia; pero en todo caso tendrá la parte
facultad de acusar al que haya intervenido con conocimiento del
impedimento legítimo. Para los efectos de este artículo, se entenderá por
una recusación la que no necesite más de un solo término de pruebas,
aunque comprenda a varios funcionarios.

Artículo 92.- ​La recusación se propondrá por diligencia ante el Juez,


expresándose las causas de ella.

Si la recusación se fundare en un motivo que la haga admisible, el recusado,


en el día siguiente, informará ante el Secretario del Tribunal, indicando lo
conveniente para la averiguación de la verdad.

Si el recusado fuere el mismo Juez extenderá su informe a continuación de


la diligencia de recusación, inmediatamente o en el día siguiente.
Artículo 93.- ​Ni la recusación ni la inhibición detendrán el curso de la causa,
cuyo conocimiento pasará inmediatamente mientras se decide la incidencia,
a otro Tribunal de la misma categoría, si lo hubiere en la localidad, y en
defecto de éste, a quien deba suplirlo conforme a la Ley. Si la recusación o
la inhibición fuere declarada con lugar, el sustituto continuará conociendo del
proceso, y en caso contrario, pasará los autos al inhibido o recusado.

Artículo 94.- ​Cuando se allanare a quien haya manifestado el impedimento,


cesará la incidencia desde que él exprese su voluntad de seguir conociendo,
o desde que, según la ley, se presuma esa voluntad.

Artículo 95.- ​Conocerá de la incidencia de recusación el funcionario que


indica la Ley Orgánica del Poder Judicial, al cual se remitirá copia de las
actas conducentes que indique el recusante y el funcionario recusado o
inhibido.

Artículo 96.- ​El funcionario a quien corresponda conocer de la incidencia,


admitirá las pruebas que el recusante, el recusado o la parte contraria de
aquel, quieran presentar dentro de los ocho días siguientes, los cuales
correrán desde la fecha que reciba las actuaciones y sentenciará al noveno,
sin admitirse término de la distancia; pero si renunciaren a aquel término, y el
Juez no creyere conveniente mandar a evacuar de oficio alguna prueba
dentro de dicho término, se dictará sentencia dentro de veinticuatro horas
después de recibidas las actuaciones. Lo mismo se hará si el punto fuere de
mero derecho. No podrá obligarse al Juez recusado a contestar posiciones;
pero podrán exigírsele informes; que extenderá por escrito, sin necesidad de
concurrir ante el que conozca de la recusación.

Artículo 97.- ​El día siguiente a aquél en que se reciban los autos por el
Tribunal que haya de seguir conociendo, continuará la causa su curso en el
estado en que se encuentre, sin necesidad de providencia.

Artículo 98.- ​Declarada sin lugar la recusación o inadmisible o habiendo


desistido de ella el recusante, pagará éste una multa, de dos mil bolívares si
la causa de la recusación no fuere criminosa, y de cuatro mil bolívares si lo
fuere. La multa se pagará en el término de tres días al Tribunal donde se
intentó la recusación, el cual actuará de agente del Fisco Nacional para su
ingreso de la Tesorería Nacional. Si el recusante no pagare la multa dentro
de los tres días, sufrirá un arresto de quince días en el primer caso y de
treinta días en el segundo.

Si la causa de la recusación fuere criminosa, tendrá el recusado la acción


penal correspondiente contra quien la haya propuesto, el cual podrá incurrir
también en las costas causadas a la otra parte.

Artículo 99.- ​El funcionario recusado que quiera hacer uso de dicha acción
contra el recusante, deberá abstenerse, en todo caso, de seguir interviniendo
en el asunto.

Artículo 100.- ​Si la parte sufriere el arresto a que se refiere el artículo 98 por
culpa o negligencia de su apoderado en no comunicarle oportunamente la
multa impuesta por el Tribunal podrá reclamarle indemnización por daños y
perjuicios.

Artículo 101.- ​No se oirá recurso contra las providencias o sentencias que
se dicten en la incidencia de recusación e inhibición.

Artículo 102.- ​Son inadmisibles: la recusación que se intente sin expresar


motivos legales para ella; la intentada fuera del término legal, y la que se
intente después de haber propuesto dos en la misma instancia, o sin pagar
la multa, o sin sufrir arresto en que se haya incurrido por una recusación
anterior, según el artículo 98.

Artículo 103.​- Ni la recusación ni la inhibición tienen efecto alguno sobre los


actos anteriores.
-​Modificación de la Competencia​.
La Competencia Objetiva puede quedar modificada por la
Controversia(pretensión-defensa)​, en la forma siguiente: A) ​Por razón de la
Conexión​. Por ejemplo, cuando las partes han celebrado un Contrato que
comprende obligaciones para ambas: bilateral y cada una en Procesos
separados demanda a la otra el Cumplimiento o la Resolución del Contrato y
B) Por razón de la Continencia. Por ejemplo, en caso de Acreedores
Solidarios que individualmente demandan en Procesos separados al Deudor
y al Fiador sin beneficio de excusión. Las regula el Código de Procedimiento
Civil, en las disposiciones siguientes:

SECCIÓN III

De las modificaciones de la competencia por razón de conexión y


continencia

Artículo 48.- ​En materia de fiadores o garantía y en cualquier demanda


accesoria, conocerá el Tribunal donde esté pendiente la causa principal.

Artículo 49.- ​La demanda contra varias personas a quienes por domicilio o
residencia debería demandarse ante distintas autoridades judiciales, podrá
proponerse ante la del domicilio o residencia de cualquiera de ellas, si
hubiere conexión por el objeto de la demanda o por el título o hecho de que
dependa, salvo disposiciones especiales.

Artículo 50.- ​Cuando por virtud de las solas pretensiones del demandado,
como en los casos de oponer compensación o de intentar reconvención, el
Tribunal haya de decidir sobre una cosa que por su valor corresponda al
conocimiento de un Tribunal Superior, será éste el competente para conocer
de todo el asunto, aunque el Tribunal ante quien se le haya propuesto lo
fuese para conocer de la demanda sola.
Artículo 51.- ​Cuando una controversia tenga conexión con una causa ya
pendiente ante otra autoridad judicial, la decisión competerá a la que haya
prevenido.
La citación determinará la prevención.

En el caso de continencia de causas, conocerá de ambas controversias el


Juez ante el cual estuviere pendiente la causa continente, a la cual se
acumulará la causa contenida.

Artículo 52.- ​Se entenderá también que existe conexión entre varias causas
a los efectos de la primera parte del artículo precedente:

1º Cuando haya identidad de personas y objeto, aunque el título sea


diferente.

2º Cuando haya identidad de personas y título, aunque el objeto sea distinto.

3º Cuando haya identidad de título y de objeto, aunque las personas sean


diferentes.

4º Cuando las demandas provengan del mismo título, aunque sean


diferentes las personas y el objeto.

3) Fundamento Constitucional de la Jurisdicción​. Estudiaremos


el fundamento constitucional de la Jurisdicción, repasando los Principios que
son Fundamento del Derecho Procesal en la Constitución Nacional (Tema 2,
aplicando el conocimiento como herramienta). Entonces desarrollaremos un
Ejercicio visualizando desde la perspectiva del Juez cada uno de los diez
(10) Principios Constitucionales que hemos estudiado. Por ejemplo: 1)
Principio Constitucional de la Igualdad, Artículo 2 de la Constitución
Nacional; 2) Principio Constitucional de la Legalidad, Artículo 7: positivo, el
Juez cumple con la Constitución Nacional y con la Ley y Artículo 25: el Juez
incumple con la Constitución Nacional y con la Ley.
TEMA 5. LA ACCIÓN Y LA EXCEPCIÓN.

La Acción y La Excepción comprenden el segundo elemento


para el Estudio del Derecho Procesal, conjuntamente como indicamos
en el Tema 1, con el primer elemento: La Jurisdicción y el tercer
elemento: El Proceso. Cada uno como explicamos, es el punto de inicio
para estudiarlo en sí mismo (en su contenido) y con relación a los
demás, entonces el conocimiento resultado lo llamamos Teoría
General, que en relación al presente elemento: La Acción y La
Excepción es la Teoría General de la Acción o de las Excepciones.

En primer lugar estudiaremos ​LA ACCIÓN​.

En forma sencilla, la Acción es la conducta por la cual la Parte


Demandante solicita de la Jurisdicción el inicio del Proceso, el cumplimiento
del Procedimiento, con el objeto de obtener la Tutela Judicial Efectiva del
Derecho Subjetivo que afirma le reconoce el Derecho Sustantivo o Material y
del cual ha sido injustamente privado por la Parte Demandada. Como
observamos, la Acción está contenida en la Herramienta Básica Número 2:
El Procedimiento, en el Acto Procesal Número 1: El Libelo de la Demanda.

La Acción está regulada en el Código de Procedimiento Civil, así:

Artículo 339.- ​El procedimiento ordinario comenzará por demanda,


que se propondrá por escrito en cualquier día y hora ante el Secretario del
Tribunal o ante el Juez.

La Real Academia Española define el verbo

proponer. ​(que se propondrá)

(Del lat. ​proponĕre)​ .


1. tr. ​Manifestar con razones algo para conocimiento de alguien.
La Acción es la manifestación, conducta de la Parte demandante por
la cual propondrá, presentará el Escrito, Libelo de Demanda ante el Juez.

Entonces comprendemos el primer momento de la Acción. Es


importante establecer que durante todo el Procedimiento la Ley Procesal le
exige a la Parte Demandante la reiteración de dicha conducta: La Acción, en
el cumplimiento de las Cargas Procesales durante el Procedimiento, con el
fin que si la Ley le reconoce el Derecho Subjetivo pretendido, le sea tutelado
en la Sentencia, declarando con lugar la demanda.

-​FUNDAMENTO CONSTITUCIONAL DE LA ACCIÓN​. Con el fin de


comprender el fundamento constitucional de la Acción, repasamos
(conocimiento como herramienta para ampliar o crear nuevo conocimiento)
del Tema 2. Los Principios que son Fuente del Derecho Procesal en la
Constitución Nacional. Así, establecimos:

3.- ​PRINCIPIO CONSTITUCIONAL ACCIÓN EN JUSTICIA​: ​El


principio constitucional de Acción en Justicia, consiste en la garantía que
reconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela a los
ciudadanos en su condición de parte demandante dentro del proceso que el
Juez en ejercicio de la jurisdicción va atender la solicitud de la tutela de un
derecho subjetivo que le ha sido privado injustamente por otro ciudadano en
su condición de parte demandada; como lo regula el Artículo 26
encabezamiento de la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela.

Artículo 26. ​Toda persona tiene derecho de acceso (Acción) a los


órganos de administración de justicia ​para hacer valer sus derechos e
intereses​, ​incluso los colectivos o difusos​, ​a la tutela efectiva de los mismos y
a obtener con prontitud la decisión correspondiente​.

-LA ACCIÓN DENTRO DE LA HERRAMIENTA BÁSICA NÚMERO 2:


EL PROCEDIMIENTO, EN EL ACTO PROCESAL NÚMERO 1: EL LIBELO
DE LA DEMANDA,
También es importante que analicemos la Acción dentro de la
Herramienta Básica Número 2: El Procedimiento, en el Acto Procesal
Número 1: El Libelo de la Demanda, con el fin de completar el conocimiento
de cada uno de los elementos que lo conforman, para lo cual desarrollamos
el estudio de cinco (5) conceptos, que son los siguientes:

A) DEMANDA​. Es el Escrito: Libelo, que contiene la Pretensión de la


Parte Demandante, que como hemos estudiado lo regula el Artículo 340 del
Código de Procedimiento Civil.
B) LA PRETENSIÓN​. Consiste en las razones que fundamentan que
la Parte Demandante ejerza la Acción ante la Jurisdicción. En forma sencilla
lo comprendemos analizándolo en la definición de ​proponer.

(Del lat. ​proponĕre)​ .

tr. ​Manifestar: (Acción) ​con razones algo​: (Pretensión) para conocimiento de


alguien: (Jurisdicción).

La Parte Demandante, como hemos señalado en clases anteriores, al


construir la pretensión debe conformarla por cuatro (4) elementos, que son
los siguientes:

1) El Objeto de la pretensión​, que consiste en la descripción del


Objeto de Derecho (Elemento del Derecho Subjetivo:1) Sujeto de Derecho.
2) Objeto de Derecho y 3) Vínculo Jurídico), como lo regula el Artículo
340, Numeral 4 del Código de Procedimiento Civil:

4º ​El objeto de la pretensión​, el cual deberá determinarse con


precisión, indicando: 1) su situación y linderos, ​si fuere inmueble​; 2) las
marcas, colores o distintivos, ​si fuere semoviente​; 3) los signos, señales y
particularidades que puedan determinar su identidad, ​si fuere mueble​; 4) y
los datos, títulos y explicaciones necesarios ​si se tratare de derechos u
objetos incorporales​.
2) El fundamento de Derecho​. El fundamento de Derecho, consiste
en establecer la relación entre el Derecho Subjetivo y el Derecho Objetivo,
ésta es la relevancia jurídica. Por ejemplo: A es propietario del Edificio X,
¿Por qué la relación entre el Sujeto de Derecho A y el Objeto de Derecho X
es de relevancia jurídica? Porque tiene su fundamento en la disposición del
Artículo 545 del Código Civil, que regula el Derecho de Propiedad. El
Derecho Subjetivo (concreto, particular) deviene del Derecho Objetivo
(abstracto, la norma jurídica), conforme lo regula el Artículo 340, Numeral 5
del Código de Procedimiento Civil:

5º La relación de los hechos y ​los fundamentos de derecho en que se


base la pretensión​, con las pertinentes conclusiones.

3) La Denuncia​, que consiste en la relación de los hechos


explicando la conducta antijurídica de la Parte Demandada privando a la
Parte Demandante del Derecho Subjetivo, conforme lo regula el Artículo 340,
Numeral 5 del Código de Procedimiento Civil:

5º ​La relación de los hechos y los fundamentos de derecho en que se


base la pretensión, con las pertinentes conclusiones.

4) El Petitorio​, que consiste en la solicitud a la Jurisdicción que


mediante la Tutela Judicial Efectiva, le restituya a la Parte Demandante el
Derecho Subjetivo que le reconoce la Ley, conforme lo regula el Artículo 340,
Numeral 5 del Código de Procedimiento Civil, conforme lo regula el Artículo
340, Numeral 5 del Código de Procedimiento Civil:

5º La relación de los hechos y los fundamentos de derecho en que se


base la pretensión, ​con las pertinentes conclusiones​.
C) TÍTULO​. Consiste en el Documento que contiene el Derecho
Subjetivo pretendido. Comprende tres (3) elementos. 1) El
Sujeto de Derecho, identificándolo por su nombre, apellido,
cédula de identidad. 2) El Objeto de Derecho, describiéndolo
por sus características, por ejemplo, si es un vehículo
automotor, la marca, el modelo, placa, los seriales de motor y
carrocería. Así lo regula el Código de Procedimiento Civil, en el
Artículo 340, Numeral 6º ​Los instrumentos (Título) en que se
fundamente la pretensión, esto es, aquellos de los cuales se
derive inmediatamente el derecho deducido, los cuales
deberán producirse con el libelo.
D) INTERÉS. ​Comenzamos comprendiéndolo desde la
perspectiva de La Real Academia Española que lo define así:

interés.

(Del lat. ​interesse​, importar).

4. ​m. ​Inclinación del ánimo hacia un objeto (Objeto de Derecho), el


Derecho Subjetivo reclamado por la Parte Demandante.

También la Real Academia Española define ​ánimo ​que corresponde


al uso forense, así:

ánimo.

(Del lat. ​anĭmus, y​ este del gr. ἄ


​ νεμος, soplo).

3. ​m. ​Intención, voluntad.

Entonces en forma sencilla, el interés consiste en el ánimo, la intención,


la voluntad de la Parte Demandante para que por medio del Proceso la
Jurisdicción le tutele el Derecho Subjetivo que denuncia le ha sido
injustamente privado por la Parte Demandada.
El Interés está regulada en el Código de Procedimiento Civil, así:
Artículo 16.- ​Para proponer la demanda el actor debe tener
interés jurídico actual​.

En consecuencia, el Interés debe cumplir dos (2) condiciones,


contenidas en dicha disposición procesal, así: 1) Jurídico, que sea de
relevancia jurídica, que tenga su fundamento en el Derecho Objetivo y 2)
Actual, que no esté sujeto ni a plazo o término ni a condición.

E) LA ACCIÓN​. Comprende nuestro objeto de estudio y lo hemos


explicado detalladamente en el presente tema.

Complementaremos el presente estudio de La Acción, con la


definición del Maestro Eduardo Couture, que la definió así:

“La Acción es el poder jurídico que tiene todo sujeto de derecho


de acudir a los órganos jurisdiccionales para reclamarles la
satisfacción de una pretensión, ya no es el derecho material del actor
ni su pretensión a que ese derecho sea tutelado por la Jurisdicción,
sino el poder jurídico de acudir a los órganos jurisdiccionales”.

Esta definición es muy didáctica para comprender la aplicación


de los conceptos anteriormente estudiados, para lo cual la dividiremos
en tres (3) segmentos, así:

1) La Acción es el poder jurídico que tiene todo sujeto de derecho


de acudir a los órganos jurisdiccionales para reclamarles la
satisfacción de una pretensión: En sentido positivo indica que La
Acción es acudir, acceder, proponer el Libelo de la Demanda ante la
Jurisdicción.

2) ya no es el derecho material del actor ni su pretensión a que


ese derecho sea tutelado por la Jurisdicción: En sentido negativo, nos
explica lo que no es La Acción, no es ni el Derecho Subjetivo (derecho
material del actor), ni tampoco es La Pretensión (ni su pretensión a
que ese derecho sea tutelado por la Jurisdicción).
3) sino el poder jurídico de acudir a los órganos jurisdiccionales:
En sentido positivo explica que La Acción es el poder jurídico, poder
porque la Parte Demandante decide si Demanda o no Demanda y
jurídico porque está garantizado por la Constitución Nacional y la Ley,
como lo hemos estudiado en el presente tema.

También diferenciamos los conceptos estudiados en las disposiciones


procesales siguientes:

Artículo 339.- ​El procedimiento ordinario comenzará por demanda


(Libelo de Demanda), ​que se propondrá (Acción) por escrito (Libelo de
Demanda) en cualquier día y hora ante el Secretario del Tribunal o ante el
Juez.

Artículo 16.- ​Para proponer (Acción) la demanda (Libelo de


Demanda) el actor debe tener interés jurídico actual (Interés).

En segundo lugar estudiaremos ​LA EXCEPCIÓN​.

En el Derecho Procesal estudiamos La Excepción en sentido


abstracto, para referirnos a la conducta de la Parte Demandada en
respuesta a La Acción de la Parte Demandante.

En forma sencilla lo comprendemos al visualizar un ejemplo en el cual


la Parte Demandada opone La Excepción para denunciar ante el Juez
que La Acción es inadmisible porque así lo ordena la Ley Procesal.
Así lo regula el Código de Procedimiento Civil, así:

Artículo 346.- ​“Dentro del lapso fijado para la contestación de la


demanda, podrá el demandado en vez de contestarla promover las
siguientes cuestiones previas: 9º La cosa juzgada”.

En concordancia con lo dispuesto en el


Artículo 356.​- ​Declaradas con lugar las cuestiones previas a que se
refieren los ordinales 9º​, 10 y 11 del artículo 346, ​la demanda que dará
desechada y extinguido el proceso​.

En consecuencia, La Excepción de Inadmisibilidad opuesta por la


Parte Demandada ha producido el efecto de declarar inadmisible La Acción
propuesta por la Parte Demandante y la extinción del Proceso.

Asimismo, en el Derecho Procesal estudiamos La Excepción en


sentido concreto para comprender individualmente las Excepciones, para
ello, desde el punto de vista didáctico las clasificamos por su finalidad.

-CLASIFICACIÓN DE LAS EXCEPCIONES​.

A) Excepciones Dilatorias​, consisten en la facultad que otorga la


Ley Procesal a la Parte Demandada para denunciar ante el Juez, los vicios
en que ha incurrido la Parte Demandante o el propio Juez al sustanciar El
Procedimiento. Cumplen la finalidad de depurar el Proceso de vicios con el
fin de garantizar el Debido Proceso. Están comprendidas en el Artículo 346,
Numerales 1 al 8 del Código de Procedimiento Civil, así:

De las cuestiones previas

Artículo 346.- ​Dentro del lapso fijado para la contestación de la


demanda, podrá el demandado en vez de contestarla promover las
siguientes cuestiones previas:

1º La falta de jurisdicción del Juez, o la incompetencia de éste, o la


litispendencia, o que el asunto deba acumularse a otro proceso por razones
de accesoriedad, de conexión o de continencia.

2º La ilegitimidad de la persona del actor por carecer de la capacidad


necesaria para comparecer en juicio.
3º La ilegitimidad de la persona que se presente como apoderado o
representante del actor, por no tener capacidad necesaria para ejercer
poderes en juicio, por no tener la representación que se atribuya, o porque el
poder no esté otorgado en forma legal o sea insuficiente.

4º La ilegitimidad de la persona citada como representante del demandado,


por no tener el carácter que se le atribuye. La ilegitimidad podrá proponerla
tanto la persona citada como el demandado mismo, o su apoderado.

5º La falta de caución o fianza para proceder al juicio.

6º El defecto de forma de la demanda, por no haberse llenado en libelo los


requisitos que índica el artículo 340, o por haberse hecho la acumulación
prohibida en el artículo 78.

7º La existencia de una condición o plazo pendientes.

8º La existencia de una cuestión prejudicial que deba resolverse en un


proceso distinto.

B) Excepciones de Inadmisibilidad​, consisten en la facultad que


otorga la Ley Procesal a la Parte Demandada para denunciar ante el Juez
que la Ley Procesal no admite La Acción ejercida por la Parte Demandante.
Están comprendidas en el Artículo 346, Numerales 9 al 11 del Código de
Procedimiento Civil,así:

De las cuestiones previas

Artículo 346.- ​Dentro del lapso fijado para la contestación de la


demanda, podrá el demandado en vez de contestarla promover las
siguientes cuestiones previas:

9. La cosa juzgada.

10. La caducidad de la acción establecida en la Ley.


11. La prohibición de la ley de admitir la acción propuesta, o cuando sólo
permite admitirla por determinadas causales que no sean de las alegadas en
la demanda.

Si fueren varios los demandados y uno cualquiera de ellos alegare


cuestiones previas, no podrá admitirse la contestación a los demás y se
procederá como se indica en los artículos siguientes.

C) Excepciones Perentorias ​o de fondo o de mérito, consisten en la


facultad que otorga la Ley Procesal a la Parte Demandada para atacar y
destruir La Pretensión de la Parte Demandante. Por ejemplo, si la Pretensión
consiste en demandar el cumplimiento de un crédito, la Excepción Perentoria
consiste en el pago de la acreencia. Están reguladas en el Artículo 361 del
Código de Procedimiento Civil, así:

Artículo 361.- ​En la contestación de la demanda el demandado


deberá expresar con claridad si la contradice en todo o en parte, o si
conviene en ella absolutamente o con alguna limitación, ​y las razones,
defensas o excepciones perentorias que creyere conveniente alegar​.

D) Excepciones Mixtas​, consisten en la facultad que otorga la Ley


Procesal a la Parte Demandada para acumular las Excepciones Dilatorias y
las Excepciones de Inadmisibilidad o bien las Excepciones de Inadmisibilidad
y las Excepciones Perentorias. Están reguladas en el Artículo 361, primer
aparte del Código de Procedimiento Civil, así:

“Junto con las defensas invocadas por el demandado en la


contestación podrá éste hacer valer la falta de cualidad o la falta de interés
en el actor o en el demandado para intentar o sostener el juicio, ​y las
cuestiones a que se refieren los ordinales 9°, 10 y 11 del artículo 346​,
cuando estas últimas no las hubiese propuesto como cuestiones previas”.
TEMA 6
EL PROCESO.
El Proceso, comprende el tercer elemento para el Estudio del Derecho
Procesal, conjuntamente como indicamos en el Tema 1, con el primer
elemento: La Jurisdicción y el segundo elemento: La Acción y La Excepción.
Cada uno de los elementos, como explicamos, es el punto de inicio para
estudiarlo en sí mismo (en su contenido) y con relación a los demás,
entonces el conocimiento resultado lo llamamos Teoría General, que en
relación al presente elemento es la Teoría General del Proceso.
-NOCIÓN ELEMENTAL DE PROCESO.
En primer lugar estudiaremos EL PROCESO desde la perspectiva de
la primera herramienta básica, repasando:
-La Primera herramienta básica es el Proceso.
1. El Proceso. La definición básica del Proceso está contenida en el
Artículo 257 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:
“Artículo 257. El proceso constituye un instrumento fundamental para la
realización de la justicia”.
El Proceso está conformado por tres (3) elementos.
1. Los Sujetos Procesales: A) El Juez; B) La Parte Demandante y C)
La Parte Demandada.
2. El Procedimiento. Comprende el conjunto de relaciones jurídicas
que se cumplen entre los sujetos procesales dentro del proceso: Actos
Procesales.
3. Fin Teleológico o Superior del Proceso: La Justicia.

-FUNDAMENTO CONSTITUCIONAL DEL PROCESO.


El Proceso está regulado en la Constitución Nacional en el
Artículo 257. El Proceso constituye un instrumento fundamental para
la realización de la justicia. Las leyes procesales establecerán la
simplificación, uniformidad y eficacia de los trámites y adoptarán un
Procedimiento breve, oral y público. No se sacrificará la justicia por la
omisión de formalidades no esenciales.
Asimismo, la Ley Procesal que regula el Proceso está regulada
también en el Artículo 257 de la Constitución Nacional y lo repasamos en el
Tema 3, en el fundamento constitucional de la Ley Procesal.
Complementamos repasando también del Tema 3, los valores de la
Justicia:
7. Justicia. El Proceso debe dar por resultado, cumplir la finalidad de
impartir Justicia a los Ciudadanos, el Proceso es el instrumento fundamental
para la realización de la Justicia. Así lo regula el Artículo 257 de la
Constitución Nacional. En cuanto a los valores inherentes a la Justicia,
desde la perspectiva procesal, están comprendidos en el Artículo 26, único
aparte, de la Constitución Nacional, son diez (10) valores y son los
siguientes: El Estado garantizará una justicia 1) gratuita, 2) accesible, 3)
imparcial, 4) idónea, 5) transparente, 6) autónoma, 7) independiente, 8)
responsable, 9) equitativa y 10) A) En sentido positivo: expedita (como debe
cumplirse):. B) En sentido negativo: sin dilaciones indebidas, sin formalismos
o reposiciones inútiles (lo que debe evitarse).
-EL PROCESO EN LA VISIÓN DEL MAESTRO EDUARDO
COUTURE
Complementamos las nociones sobre el Proceso, con la definición del
Maestro Eduardo Couture, quién al definir el Derecho Procesal, establece
que precisamente el objeto de estudio de ésta Ciencia Jurídica es el
Proceso. Así: “El Derecho Procesal Civil es la rama de la ciencia jurídica que
estudia la naturaleza, desenvolvimiento y eficacia del conjunto de relaciones
jurídicas denominado Proceso Civil”.
Entonces para comprender el contenido de la presente definición,
analizaremos cada uno de sus elementos:
A) La naturaleza del Proceso. Como lo indica el Maestro Couture en
su Obra: Fundamentos del Derecho Procesal, comprender la naturaleza del
Proceso, es preguntarnos ¿Qué es el Proceso? (elemento ontológico). Alli
están comprendidas las Teorías que han establecido su naturaleza jurídica
en la evolución que se ha cumplido en el Estudio del Proceso, siendo las
más importantes las siguientes: 1) Es un Contrato. 2) Es un Cuasicontrato. 3)
Es una Relación jurídica. 4) Es una Situación jurídica. 5) Es una Institución
jurídica.
En particular, estudiaremos con detalle dos (2) de las Teorías
anteriores.
A) En primer lugar, la Teoría que establece que el Proceso: 4) Es una
Situación jurídica. En ella la perspectiva consiste en establecer que durante
el Procedimiento el Derecho Subjetivo en torno al cual gira la Controversia
no le corresponde propiamente a ninguna de las partes, ello está en
discusión, en debate, como lo señala con precisión el Artículo 340, Numeral
6 del Código de Procedimiento Civil:
6º Los instrumentos en que se fundamente la pretensión, esto es,
aquellos de los cuales se derive inmediatamente el derecho deducido, los
cuales deberán producirse con el libelo.
El derecho deducido, lo comprendemos, se refiere al Derecho
Subjetivo deducido, ¿Por qué deducido? Porque durante el Procedimiento se
cumplirá la deducción que concluirá en la Sentencia determinando si la Ley
protege la Pretensión que reclama el Derecho Subjetivo, entonces lo tutela y
declara Con Lugar la Pretensión o por el contrario, si la Ley protege la
Defensa, entonces la tutela y declara Sin Lugar la Pretensión. Aquí en la
Sentencia concluye la deducción (derecho deducido).
Esta Teoría es muy importante estudiarla en el Derecho Procesal
actual desde la visión de los efectos del Proceso, desde la Clasificación de
dos (2) elementos, que son los siguientes:
1) Interno. Que corresponde a los Sujetos Procesales. En relación a
las Partes, el cumplimiento de las Cargas Procesales, porque puede ocurrir
que la Ley proteja el Derecho Subjetivo que pretende la Parte Demandante,
pero no cumpla con la Prueba de la Pretensión durante el Procedimiento,
entonces el resultado será negativo en la Sentencia, que no la tutelará, no
declarará Con Lugar la Pretensión. Como lo regula el Código de
Procedimiento Civil:
Artículo 254.-Los Jueces no podrán declarar con lugar la demanda
sino cuando, a su juicio, exista plena prueba de los hechos alegados
(Pretensión) en ella. En caso de duda, sentenciarán a favor del demandado,
y, en igualdad de circunstancias, favorecerán la condición del poseedor,
prescindiendo en sus decisiones de sutilezas y de puntos de mera forma.
El presente elemento interno corresponde analizarlo también desde la
perspectiva de la Parte Demandada, porque si la Ley protege la Defensa el
cumplimiento de las Cargas Procesales, porque puede ocurrir que la Ley
proteja la Defensa, la Excepción del Derecho Subjetivo que pretende la Parte
Demandante, pero no cumpla la Parte Demandada con la Afirmación, (por
ejemplo no oponga en la oportunidad de la Contestación de la Demanda la
prescripción de la acreencia pretendida) o con la Prueba (por ejemplo no
pruebe el pago de la acreencia pretendida) no cumpla con la Defensa contra
la Pretensión durante el Procedimiento, entonces el resultado será negativo
en la Sentencia, que no tutelará la Defensa, y declarará Con Lugar la
Pretensión.
También es importante analizar el elemento interno con relación al
Juez, que se cumpla la garantía a un Juez idóneo y en caso de negativa, que
el acto procesal cumplido en contra de la Constitución Nacional o de la Ley
sea declarado nulo y sancionado el Juez, conforme lo regula el Artículo 25
de la Constitución Nacional.
2) Externo. Que corresponde al Estado, en cuanto a la garantía del
Debido Proceso, que comprendemos preguntándonos: ¿El Estado
materialmente garantiza el cumplimiento del Debido Proceso? ¿El Estado
garantiza a los Ciudadanos en su condición de Partes dentro del Proceso
que el Procedimiento se cumpla conforme lo ordena la Ley Procesal? ¿El
Estado garantiza un Juez idóneo y en caso de negativa, que el acto procesal
cumplido en contra de la Constitución Nacional o de la Ley sea declarado
nulo y sancionado el Juez, conforme lo regula el Artículo 25 de la
Constitución Nacional? ¿El Estado garantiza que convivimos precisamente
en un Estado de Derecho y de Justicia, conforme lo regula el Artículo 2 de la
Constitución Nacional). Cada una de las preguntas anteriores queda como
tarea para que el estudioso investigue y establezca las conclusiones.
B) En segundo lugar, estudiaremos la Teoría que establece que el
Proceso: 5) Es una Institución jurídica. Está establecida en la visión del
Maestro Couture en la noción de la Tutela Constitucional que cumple la
Jurisdicción, en el Principio Constitucional de la Tutela Judicial Efectiva que
estudiamos en el Tema 2 y en el fundamento constitucional del Proceso,
como lo regula la Constitución Nacional
Artículo 257. El proceso constituye un instrumento (Institución)
fundamental para la realización de la justicia.
Para el Estudio de los demás elementos de la definición del
Maestro Couture:
-El Desenvolvimiento del Proceso.
-La Eficacia del Proceso.
Recomiendo su lectura en su Obra: Fundamentos del Derecho
Procesal, que acompaño en archivo adjunto.
-PRINCIPIOS RECTORES DEL PROCESO.
Los Principios Rectores Del Proceso comprenden los fundamentos
dentro de los cuales debe cumplirse el Proceso y que han sido previamente
establecidos por la Ley Procesal: La garantía de la Seguridad Jurídica.
Desde el punto de vista didáctico, repasaremos su fundamento
constitucional, como lo estudiamos en el Tema y complementaremos
indicando su regulación legal en el Código de Procedimiento Civil,
cumpliendo el orden numérico de su articulado. Entonces, comenzamos
estudiandolos así:
1) Principio Rector del Debido Proceso, repasamos el concepto
estudiado en el Principio Constitucional del Debido Proceso y su regulación
en el Artículo 7 del Código de Procedimiento Civil.
2) Principio Rector de la Legalidad, repasamos el concepto estudiado
en el Principio Constitucional de la Legalidad y su regulación en el Artículo 7
del Código de Procedimiento Civil.
3) Principio Rector Dispositivo o Inquisitivo, que consiste en que la Ley
Procesal establece si las Partes deberán cumplir la iniciativa de presentar
(Pretensión-Defensa) al Juez la Verdad, para que cumpla su función
Jurisdiccional: Principio Rector Dispositivo. O la Ley Procesal faculta al Juez
para indagar la Verdad para cumplir su función Jurisdiccional: Principio
Rector Inquisitivo. El Código de Procedimiento Civil lo regula en el Artículo
11, en la forma siguiente:
Artículo 11.- En materia civil el Juez no puede iniciar el proceso sino
previa demanda de parte: Principio Rector Dispositivo, pero puede proceder
de oficio cuando la ley lo autorice, o cuando en resguardo del orden público
o de las buenas costumbres, sea necesario dictar alguna providencia legal
aunque no la soliciten las partes: Principio Rector Inquisitivo.
4) Principio Rector de la Celeridad Procesal, que consiste en que la
Justicia debe administrarse a la brevedad. Está regulado por el Artículos 12
del Código de Procedimiento Civil.
5) Principio Rector El Juez tendrá por Norte de sus Actos la Verdad,
consiste en que el Juez en su función Jurisdiccional debe trabajar con la
Verdad, garantizando obtener por resultado el fin teleológico o superior del
Proceso: La Justicia. Está regulado por el Artículos 12 del Código de
Procedimiento Civil.
6) Principio Rector El Juez es el Director del Proceso, que consiste en
que es deber del Juez garantizar que las Partes cumplan positivamente la
conducta: Lealtad y Probidad, establecida por la Ley Procesal, y prevenir que
las Partes no incurran en la conducta prohibida: temeridad o mala fe, por la
Ley procesal, o sancionarla: Artículos 170, 171 y 17 del Código de
Procedimiento Civil.
También el Juez debe dirigir el Procedimiento, garantizando que todos
y cada uno de los Actos Procesales se cumplan conforme lo ordena la Ley
Procesal.
Finalmente, el Juez en su deber de Director del Proceso, debe
garantizar que su resultado sea La Justicia.
7) Principio Rector del Derecho a la Defensa, repasamos el concepto
estudiado en el Principio Constitucional del Derecho a la Defensa, y su
regulación en el Artículo 15 del Código de Procedimiento Civil.
8) Principio Rector de la Igualdad, repasamos el concepto estudiado
en el Principio Constitucional de la Igualdad y su regulación en el Artículo 15
del Código de Procedimiento Civil.
9) Principio Rector de la Publicidad, repasamos el concepto estudiado
en el Principio Constitucional de la Publicidad, que estudiamos en el Tema 3,
fundamento constitucional de la Ley Procesal y su regulación en el Artículo
20 del Código de Procedimiento Civil.
10) Principio Rector de la Oralidad o Escritura, consiste en que los
Actos Procesales que conforman el Procedimiento deben cumplirse en forma
Oral o Escrita conforme lo ordena la Ley Procesal, repasamos el concepto
estudiado en el Principio Constitucional de la Oralidad, que estudiamos en el
Tema 3, fundamento constitucional de la Ley Procesal y el Principio Rector
de la Escritura, regulado en el Artículo 25 del Código de Procedimiento Civil.
11) Principio Rector de las Partes a Derecho, consiste en que
practicada la citación de la Parte Demandada, ambas Partes están a
Derecho, deben cumplir sus Cargas Procesales dentro del Procedimiento, en
las oportunidades ordenadas por la Ley Procesal, regulado en el Artículo 26
del Código de Procedimiento Civil.
12) Principio Rector de la Economía Procesal, consiste en que la Ley
Procesal faculta a las Partes para solucionar distintas controversias en un
solo Procedimiento, como lo regula para la Parte Demandante el
Artículo 77 del Código de Procedimiento Civil:
“El demandante podrá acumular en el libelo cuantas pretensiones le
competan contra el demandado, aunque deriven de diferentes títulos”
o para la Parte Demandada, la Reconvención, en el
Artículo 365: “Podrá el demandado intentar la reconvención o mutua
petición, expresando con toda claridad y precisión el objeto y sus
fundamentos. Si versare sobre objeto distinto al del juicio principal, lo
determinará como se indica en el artículo 340”.
13) Principio Rector de Concentración o Fraccionamiento, consiste en
que los Actos Procesales que conforman el Procedimiento deben cumplirse
en forma concentrada en un Acto Procesal, la Audiencia de Juicio, o Debate
Oral y Público, como lo regulan los Artículos 870 y siguientes del Código de
Procedimiento Civil. O bien los Actos Procesales que conforman el
Procedimiento deben cumplirse en forma fraccionada, separada, autónoma,
en el Procedimiento Ordinario, como lo regula el Libro Segundo del Código
de Procedimiento Civil.
14) Principio Rector de la Preclusión, consiste en que los Actos
Procesales que conforman el Procedimiento, una vez cumplidos, no podrán
ni revisarse, ni modificarse, ni celebrarse de nuevo y necesariamente deberá
cumplirse el Acto Procesal siguiente, como lo regula el Artículo 202 del
Código de Procedimiento Civil.
15) Principio Rector de la Cosa Juzgada, repasamos el concepto
estudiado en el Principio Constitucional de la Cosa Juzgada y
complementamos con su regulación en el Código de Procedimiento Civil, la
Clasificamos en la forma siguiente: A) La Cosa Juzgada Formal, que
consiste que la Ley Procesal establece el deber al Juez que una vez que ha
dictado la Sentencia, le prohíbe modificarla o reformarla, como lo regulan los
Artículos 252 y 272 del Código de Procedimiento Civil y B) La Cosa Juzgada
Material, que consiste que la Ley Procesal establece que cuando se han
agotado todos los recursos Ordinarios o Extraordinarios contra la Sentencia
es Ley entre las Partes en cuanto a la Controversia decidida, como lo lo
regula el Artículo 273 del Código de Procedimiento Civil.
APÉNDICE.

TRILOGÍA DEL DERECHO PROCESAL.


La Trilogía del Derecho Procesal comprende el método de estudio
creado por los doctrinarios para el estudio de la ciencia procesal. Conforme
las enseñanzas cartesianas, dividimos el conocimiento en tantas partes
como sea posible y luego lo reconstruimos en un todo, lo que aplicado al
proceso comprende tres (3) elementos: 1) La Jurisdicción (Tema 4); 2) La
Acción y La Excepción (Tema 5) y 3) El Proceso (Tema 6). Dicha Trilogía en
la doctrina se la llama también los Elementos del Derecho Procesal. El
conocimiento lo obtenemos estudiando en sí mismos cada uno de los
elementos individualmente y su relación con cada uno de los otros
elementos. Por ejemplo, La Jurisdicción en si misma y su relación con La
Acción-La Excepción y con el Proceso.
A) ELEMENTOS DEL DERECHO PROCESAL
Los elementos del Derecho Procesal comprenden las perspectivas
desde la cual los procesalistas estudian el Derecho Procesal. Estas
perspectivas son las siguientes:
1.- LA JURISDICCIÓN: (Artículo 253 C.R.B.V). La Jurisdicción es la
función pública cumplida por los órganos competentes del Estado (Jueces),
con el fin de solucionar las controversias de naturaleza jurídica que
presenten a su conocimiento los ciudadanos en su condición de partes.
2.- LA ACCIÓN Y EXCEPCIÓN: (Artículo 26 C.R.B.V). 186
La Acción es la conducta de la Parte Demandante presentando ante el
Juez el Libelo de Demanda, que contiene la Pretensión, solicitándole la
tutela de un Derecho Subjetivo que le reconoce la Ley y del cual ha sido
injustamente privado por la Parte Demandada.
La Excepción es la conducta de Parte Demandada presentando ante
el Juez el Escrito de Contestación de la Demanda, que contiene las
Defensas frente a la Pretensión de la Parte Demandante, solicitándole la
tutela para relevarle de responsabilidad ante el reclamo de un Derecho
Subjetivo que no ha privado injustamente a la Parte Demandante.
3.- EL PROCESO: El Proceso constituye el instrumento fundamental
para la realización de la Justicia. (Artículo 257 C.R.B.V).