Está en la página 1de 3

¿Cuándo utilizar los métodos mixtos?

La decisión de emplear los métodos mixtos sólo es apropiada cuando se agrega valor al
estudio en Comparación con utilizar un único enfoque, porque regularmente implica la
necesidad de mayores Recursos económicos, de involucramiento de más personas,
conocimientos y tiempo.

Los factores que se consideran para elegir un enfoque cuantitativo,


cualitativo o uno mixto son:

1: El enfoque que el investigador piense que armoniza o se adapta más a su


planteamiento del problema.

2: La aproximación en la cual el investigador posea más conocimientos y


entrenamiento.

El enfoque mixto ofrece varias ventajas para ser utilizado:

1: Lograr una perspectiva más amplia y profunda del fenómeno

2: Producir datos más “ricos” y variados mediante la multiplicidad de


observaciones.

3: Potenciar la creatividad teórica por medio de suficientes procedimientos


críticos de valoración.

4: Permitir una mejor “exploración y explotación” de los datos.

5: Desarrollar nuevas destrezas o competencias en materia de investigación,


o bien reforzarlas.
Además de las ventajas anteriores, Lieber y Weisner (2010), así como Collins,
Onwuegbuzie ySutton (2006) identificaron cuatro razonamientos para utilizar los métodos
mixtos:

a) Enriquecimiento de la muestra (al mezclar enfoques se mejora).

b) Mayor fidelidad de los instrumentos de recolección de los datos (certificando que sean
adecuados y útiles, así como que se mejoren las herramientas disponibles).

c) Integridad del tratamiento o intervención (asegurando su confiabilidad).


d ) Optimizar significados (facilitando mayor perspectiva de los datos, consolidando
interpretaciones y la utilidad de los descubrimientos).

El proceso mixto

Realmente no hay un solo proceso mixto, sino que en un estudio híbrido


concurren diversos procesos (Hernández-Sampieri y Mendoza, 2008). Las
etapas en las que suelen integrarse los enfoques cuantitativos y cualitativos
son fundamentalmente: el planteamiento del problema, el diseño de
investigación, el muestreo, la recolección de los datos, los procedimientos de
análisis y/o interpretación de los datos.

Planteamiento de problemas mixtos

Un estudio mixto comienza con un planteamiento del problema que


demanda claramente el uso e integración de los enfoques cuantitativo y
cualitativo.

La formulación del planteamiento tiene tres momentos decisivos:

a) Al inicio del estudio, producto de una primera evaluación del problema y la


revisión de la literatura básica.

b) Al momento de tomar decisiones sobre los métodos.

c) Una vez que se tienen los primeros resultados e interpretaciones


emergentes.

Vertientes:

1. Primero formular los objetivos y preguntas cuantitativas y cualitativas


separadas, seguidas de interrogantes explícitas para métodos mixtos
2. Redactar una o varias preguntas mixtas o integradas y después
dividirlas en preguntas derivadas o secundarias cuantitativas y
cualitativas separadas para responder a cada rama o fase de la
indagación.
3. Escribir preguntas para cada fase de la investigación de acuerdo con la
evolución del estudio

También podría gustarte