Está en la página 1de 5

Universidad Politécnica de Tecámac

Inteligencia emocional

Ingeniería Mecánica Automotriz

Profesor: Jorge González Martínez

Nombre del alumno: Cuervo Iturbide Eduardo

Matricula: 1318112169

Grupo: 3219 IMA

TECÁMAC, MÉX. marzo de 2019.


MULTIDIMENSIONALIDAD
La multidimensionalidad proviene del latín, Multi “Multus” que significa
“Muchos”y utilizado como prefijo en la formación de palabras para expresar
multiplicidad. Asimismo, “Dimensión” que se define como cada una de las
magnitudes de un conjunto que sirven para definir un fenómeno. El ser humano
tiende a ser multidimensional por que debe manejar 4 aspectos importantes,
consideradas áreas, las cuales son:
Área Mental Área Física Área Emocional Área Espiritual Cada una debe de ser
trabajada de manera igual, para poder tener un equilibrio en toda nuestra persona,
la multidimensionalidad tiene características que se van a presentar
a continuación. El ser humano es capaz de realizar tres importantes tareas en sí
mismo que son:

Estas tres están estrechamente ligadas para un correcto comportamiento


humano, estos están compuestos por tres importantes elementos.

Cuerpo: Es considerada la parte exterior del hombre es decir el aspecto frágil y


mortal, con el cual puede realizar el contacto físico con el entorno, permite la
movilidad, la percepción a través de los sentidos, la posibilidad de comunicación
mediante el lenguaje requiere de alimento, descanso, soporte, ejercicio, y
mantenimiento constante.

 Alma: Es la que da vida al cuerpo es decir el aspecto psíquico del individuo se


rige por cuatro
aspectos:1. Sentimientos (afectos)2. Emotividad (Pasiones)3. Pensamiento y juicio 
(Intelecto)4. Voluntad (decisiones)En pocas palabras el alma es aquella que le da
vida al cuerpo.

 Espíritu: Es el que Dios entrega a cada uno de nosotros, también se puede definir


como los sueños, deseos y motivos que te hacen crecer como persona.

EMOCION Y MOTIVACION.

La tercera habilidad intrapersonal de la Inteligencia Emocional es


la motivación. En realidad, esta tercera habilidad participa justamente de ambas
habilidades prácticas: la intrapersonal y la interpersonal, en el sentido de que
podemos hablar de la capacidad de motivarnos (interna, o automotivación) y
la capacidad de motivar (cuando motivamos a los demás, saber motivar a otras
personas). 

Por razones prácticas se considera a la motivación formando parte del primer


grupo (habilidades intrapersonales, junto con la autoconciencia y el control
emocional) pero en términos de exactitud, como se acaba de decir, puede ser
vista en sus dos aspectos: una habilidad interna y una habilidad externa o de
relación.

La definición más simple del término MOTIVAR es dar causa o motivo para una


cosa. Motivación y motivo son términos estrechamente ligados. Estas palabras
derivan del verbo latino moveré que significa "moverse", "poner en movimiento"
"estar listo para la acción". 

Otro aspecto de la motivación es que se trata de "una predisposición general que


dirige el comportamiento hacia la obtención de lo que se desea".

La base de toda motivación es, pues, el deseo.


Las emociones son una fuente de motivación emocional. Desde un punto de vista
técnico, la motivación es la capacidad para enviar energía en una dirección
específica con un propósito específico. 

MOTIVAR ES LOGRAR UN CAMBIO EN LA CONDUCTA DE OTRO, DIRIGIDO A


UN FIN. 
'NADA HAY MAS IMPORTANTE EN LA GESTIÓN EMPRESARIAL COMO EL
SABER MOTIVAR A LA GENTE'. 

MANEJO DE EMOCIONES

Desarrollar nuestra inteligencia emocional será muy importante si queremos


aprender a manejar nuestras emociones frente a ciertos estímulos o situaciones
ajenas a nuestra voluntad. La inteligencia emocional permite identificar, entender y
manejar las emociones acertadamente, reconociendo no sólo lo que sentimos sino
por qué lo sentimos.
Identificar las emociones y poder entender cómo pueden afectar nuestros
pensamientos y comportamiento es el primer paso que nos abrirá a la posibilidad
de manipular esas emociones, adaptándolas a cada situación, haciéndonos más
flexibles a los múltiples cambios que podemos enfrentar en nuestras vidas y más
propensos a ser felices.
En muchas ocasiones, nos vemos frente a situaciones difíciles que no podemos
controlar y que pueden afectarnos negativamente si no sabemos cómo reaccionar.
Para ello es necesario que aprendamos a desarrollar nuestra inteligencia
emocional, entendiendo cómo regular nuestra respuesta emocional frente al
exterior.

Técnicas para el manejo de emociones

1.Identifica la situación. ¡Si es posible que te des cuenta de cuándo una


determinada situación o persona puede ser perjudicial para ti o puede generarte
algún malestar emocional, ALÉJATE!
2.Cambia la situación. Si no puedes alejarte entonces intenta cambiar la situación
perjudicial, buscando evitarla.

3.Cambia tú mismo. Muchas veces no podemos cambiar lo exterior pero sí nuestra


percepción de lo que sucede. Si aprendemos a ver muchos ángulos de una
situación podremos escoger la forma más positiva de interpretarla si no, al menos
trata de ver tu propia aptitud frente a ella en una luz más positiva.

4.Maneja tu respuesta. Muchas veces la respuesta de tu entorno frente a una


situación compartida depende de tu respuesta emocional, que puede empeorarla o
mejorarla. Evita seguir tus impulsos sin pensar. Utiliza técnicas de relajación y de
distracción. 

Tips para desarrollar tu inteligencia emocional

1.Duerme suficiente.

2.Aliméntate y haz ejercicios.

3.Mantén relaciones familiares y con amigos.

4.Ten confianza en sí mismo.

5.Concéntrate siempre en tus fortalezas.

6.Infórmate sobre la situación que te toca enfrentar.

7.Piensa antes de actuar.

8.Diviértete en tu tiempo libre.