Está en la página 1de 36

CIUDAD Y PATRONES URBANOS ARQ. GIOVANNA MELO R.

CIUDADES Y URBANISMO EN
LA HISTORIA
Definir la ciudad es una tarea en la que no han llegado a ponerse de acuerdo quienes
han abordado el tema. Diversas son las formulaciones y heterogéneos los criterios
contemplados a la hora de definir qué es una ciudad.

Con frecuencia, no se plantea una definición para las ciudades como forma de
asentamiento humano y que sea válida en cualquier lugar o en cualquier momento de la
historia. Es mucho más habitual que se proponga el concepto de ciudad para un contexto
determinado. Así, se habla de la ciudad "antigua", de la "ciudad medieval" o de la
"ciudad moderna", o si se quiere, incluso, de la "ciudad postmoderna". Con ello se
especifica una forma concreta de ciudad, una ciudad con adjetivos que acaba resultando
una descripción de un determinado tipo de ciudades en momentos y contextos históricos
concretos.

Por su parte, el urbanismo suele comprenderse como expresión de la ciudad. Así, dicho
término aparece frecuentemente empleado como la expresión territorial de la ciudad,
como la ciudad concretada en el mundo físico.

Sin embargo, en su utilización se mantiene una cierta confusión. Se conserva en cierta


manera el sentido etimológico originario latino, donde la Civitas era el conjunto de
ciudadanos, de hombres con derechos plenos, mientras que la Urbs era la ciudad en sí,
físicamente constituida como emplazamiento de la Civitas. Con ello, la ciudad y lo
ciudadano se han entendido como la forma política e institucional de una realidad
urbana, del urbanismo.
Ciudad, del latín civita, es el área urbana que
presenta una alta densidad de población,
conformada por habitantes que no suelen
dedicarse a las actividades agrícolas. La
diferencia entre las ciudades y otras entidades

CIUDAD urbanas está dada por la densidad


poblacional, el estatuto legal u otros factores.
La ciudad es un espacio complejo, su dinamismo,
sus habitantes tan dispares, sedentarios, sus
funciones, las actividades tan diversas que en
ellas se llevan a cabo, hacen que, definir qué es
un espacio urbano no sea tarea sencilla; se
pueden tomar criterios variados, como ser:
numérico, legales, funcionales, administrativos,
pero siempre vamos a encontrarnos con muchas
definiciones según el criterio adoptado. Pocas
creaciones humanas han suscitado actitudes tan
dispares como definir qué es una ciudad,
aunque todos estamos seguros de saber qué es
y cuando estamos frente a un medio rural y uno
urbano.
El ejemplo clásico del criterio numérico para definir una ciudad, va a depender
de los umbrales tomados por los servicios estadísticos de cada país.
a modo de ejemplo:
❖Japón................................A partir de 20.000 habitantes se considera una ciudad.
❖Rusia.........................................................A partir de 12.000 habitantes
❖España y Grecia....................................A partir de 10.000 habitantes

CIUDAD ❖ Turkmenistán, India y Ghana.............A partir de 5.000 habitantes


❖Estados Unidos y China........................A partir de 2.500 habitantes
❖Australia, Venezuela y Canadá..........A partir de 1.000 habitantes
❖ Dinamarca, Suecia y Finlandia..........A partir de 200 habitantes
❖ Uruguay................................................. A partir de 2.500 habitantes
QUE ES UN PATRON?
Entendemos por patrón a aquel
elemento que marca pautas
genéricas en un conjunto, lo que
lleva a establecer en el todo
características comunes entre las
partes que lo constituyen. Del
patrón derivan por tanto otros
elementos semejantes, no iguales,
que son distintivos, originales y
diferenciados, pero que al estar
unidos muestran propiedades de
congruencia, coherencia, orden,
armonía y equilibrio.
QUE ES UN PATRON?
Los patrones espaciales son las maneras específicas en las que se disponen los espacios
urbanos y arquitectónicos así como los elementos que los constituyen, y que derivan de las
características particulares de cada cultura; por consiguiente, los patrones espaciales son
reflejo de un conjunto de patrones culturales.
Por estos últimos podemos entender aquellas
•Formas de comportamiento,
•Formas de acción,
•Formas de creación y
•Formas de recreación comunes a un grupo de personas,
que derivan de su pertenencia a un mismo espacio geográfico, con las mismas tradiciones y
costumbres surgidas de un mismo pasado, con las mismas formas de comunicación oral y
escrita, y con intereses vitales semejantes. Los patrones culturales se reflejan en todas las
acciones que realiza ese grupo de personas.
EL NUEVO URBANISMO
El Nuevo Urbanismo pretende rescatar los patrones espaciales de cada cultura y aplicarlos en la concepción
de la ciudad contemporánea. En el caso de las ciudades latinoamericanas en general y mexicanas en
particular, con una muy larga tradición urbana no sólo surgida de la conquista española, sino de una
antigua herencia indígena, los patrones urbanos, la manera en la que los espacios de la ciudad están
dispuestos, pueden servir de pauta para el diseño de la ciudad contemporánea
TIPOS BÁSICOS DE CIUDAD
En general existen varios tipos de planos, algunos que
se dan por las influencias naturales, o por la cultura o
política de aquellas ciudades.
PERO PRINCIPALMENTE SE DIVIDEN EN 4 PLANOS
IMPORTANTES:
PLANO EQUIRRECTANGULAR,
Este modelo se da en cuadricula o en damero (tipo
tablero de ajedrez) este tipo de plano es bastante
antiguo, y en principio se le atribuía su origen a
Hippodamos de Mileto, pero fueron descubriendo que
más atrás existían planos similares de los que había
hecho Mileto.
Se ve reflejado en Babilonia, aunque también se ven
rasgos similares a este en Egipto y en Timgad yen
Numidia (Argelia), donde se ven trazadas líneas
verticales y horizontales rectas formando ángulos de
90°.
TIPOS BÁSICOS DE CIUDAD
PLANO LINEAL:
Como su nombre lo indica, es de forma alargada, consecuencia de la influencia generalmente de un rio o
de alguna vía de comunicación.
Estos planos también se dieron en algunas costas y a los "bordes" de varios ríos.
Luigi Piccinato, nos cuenta el significado de una ciudad lineal como: "las formadas a lo largo de
un camino como Siria, la antigua Stigia, ciudad italiana del siglo XI en la que el centro de la calle básica
se ensancha formando una elegante plaza portificada"
TIPOS BÁSICOS DE CIUDAD
EL PLANO RADIOCONCÉNTRICO:
Es aquel en donde su diseño parte del
centro hacia las afueras, es decir, empieza
desde un pequeño circulo y luego, poco a
poco se va expandiendo, donde se pueden
llegar a formar ángulos de 120°.
Así mismo se ven las dificultades de
trasladarse de un lado a otro, y la
visibilidad de algunos cruces porque van en
punta. Algunos ejemplos son:
- Victoria y Pamplona en España
- Aversa y Lugignano en Italia.
TIPOS BÁSICOS DE CIUDAD
EL PLANO IRREGULAR:
es aquel sin forma definida; pues como su
nombre lo indica es irregular y posee un
aspecto anárquico.
Algunas ciudades medievales presentan
una gran variedad de esquemas por la
falta de planificación previa, surgió como
resultado de crecimiento natural de la
ciudad influenciado especialmente por la
topografía y como borde de los grandes
castillos característicos de la época.
LA CIUDAD GRECO
ROMANA
Dórico, jónico y corintio, los tres órdenes griegos
Lo que los historiadores del arte llaman «órdenes» en
arquitectura griega son diferentes estilos de construcción que se
distinguen básicamente por la disposición de los elementos
arquitectónicos fundamentales:
▪las columnas,
▪los capiteles que las coronan y
▪el entablamento (los elementos dispuestos sobre los capiteles)
y también por las proporciones de estos elementos.
En Grecia hubo dos órdenes arquitectónicos básicos: el dórico, el
más antiguo y que se caracteriza por su sencillez, y el jónico,
que se define porque las columnas tienen un capitel en forma de
volutas. Ambos órdenes surgieron entre los siglos VII y VI a.C. El
tercer orden, el corintio, era una variante del jónico y es más
tardío, apareció en el siglo IV a.C. Su principal característica son
los capiteles decorados con hojas de acanto.
DÓRICO
Templo de la Concordia,
en Agrigento (Sicilia)
Las austeras columnas
dóricas del templo de la
Concordia, situado en el
siciliano Valle de los
Templos, es un claro
ejemplo de este simple y
funcional orden
arquitectónico.
El Erecteion de la Acrópolis
de Atenas
El famoso Erecteion se
edificó entre los años 421 y
406 a.C. y es un fantástico
ejemplo del orden jónico. A
la derecha se encuentran las
Cariátides, seis columnas con
forma de doncella que
podrían representar a las
seis hijas del rey Erecteo.

JONICO
CORINTIO
Templo de Zeus Olímpico en
Atenas
Un buen ejemplo del orden
corintio, una variante del jónico
que apareció en el siglo IV a. C.
ESQUEMA DE UN
TEMPLO GRIEGO
La forma más habitual es la de un edificio
rectangular, derivado del modelo de megarón
micénico, cubierto a dos aguas. Consta de una
nave central llamada naos o cella donde se halla
la estatua de culto. Esta sala es precedida de un
vestíbulo reducido o pronaos.
También hay templos circulares que se
llaman tholos o monópteros.
ESQUEMA DE UN TEMPLO
GRIEGO
Destaca entre todos los elementos que lo componen las columnas.
Ellas son la medida que proporciona las dimensiones del edificio
y el principal elemento decorativo.
Según el número que tenga en su frente, el templo puede ser
denominado in antis (si sólo tiene dos en su fachada y los muros
de la cella), tetrástilo (cuatro), exástilo (seis), octástilo (ocho)
y decastilo (diez).
Si sólo tiene un pórtico en la parte delantera es próstilo, y si lo
tiene también en la parte posterior es anfipróstilo. Asimismo,
es períptero cuando las columnas exentas rodean la
cella; díptero cuando son dos las filas de
columnas; pseudoperíptero cuando está dispuesto con columnas
adosadas a los lados, y áptero si no tiene columnas.
El Partenón, paradigma del orden dórico.

LA CIUDAD GRECO ROMANA


Como sabemos, los tres órdenes propuestos por los griegos, establecieron un patrón
de uso en el diseño que representaba el ideal de patrón estético de la época. Los
romanos retomaron los tres órdenes clásicos preconizados por los griegos y
agregaron el toscano y el compuesto.
El arquitecto romano Vitrubio, quien vivió durante la época del emperador Augusto
en el siglo I antes de Cristo, recogió la experiencia griega en su obra Los diez libros
de arquitectura y nutrió la cultura de su tiempo.
Vitrubio provee de consejos prácticos de cómo construir adecuadamente tanto la
ciudad como las obras de ingeniería y arquitectura, incluyendo descripciones del uso
correcto de los órdenes arquitectónicos. Los patrones urbanos establecidos por
Vitrubio sirvieron al imperio romano para estandarizar la planeación y construcción
de campos militares y pueblos a todo lo largo del imperio.
LA POLIS, EL MODELO
DE LA CIUDAD ESTADO
Las polis griegas aparecieron sobre el S VIII
a.C. convirtiéndose desde el principio en el
elemento más importante dentro de la
civilización griega, debido a que sería el
centro político-económico-cultural de dicha
sociedad. Un elemento muy importante dentro
de estas era que se consideraban
independientes la una de la otra, tratando a
los que no pertenecían a su grupo como
extranjeros.
Pero aún con esas ideas, eran consciente de
tener rasgos en común y ello lo veían reflejado
en que poseían una misma lengua común, la
misma religión, la misma
tradición legendaria, su arte, literatura,
filosofía y ciencias eran muy similares de polis
a polis, elementos que demostraban más cosas
en común que en contra.
LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS POLIS GRIEGAS
Obviando las diferencias cronológicas que pudieran
existir entre unas y otras, debemos de conocer
las características de las polis griegas que
compartían entre ellas:
Reducida extensión territorial
Uno de los elementos principales, es que las polis
griegas ocupaban un pequeño territorio, donde se
situaba el núcleo urbano, sede de su centro político,
administrativo, religioso y comercial. Y rodeando esto
encontraremos un pequeño territorio en el cual habría
pastos y cultivos.
Podemos decir que en su totalidad solían abarcar
entre los 80-90 kilómetros cuadrados y dentro de
ellos podríamos encontrar entre 3.000-5.000
habitantes. Solo hubo dos polis que consiguieron
dominar extensiones territoriales más grandes,
siendo estas Atenas y Esparta, las cuales son
denominadas cómo las grandes potencias del mundo
griego.
El Ágora griega era el centro de la vida
social, política y comercial de la ciudad. En
este amplio recinto tenían lugar
acontecimientos de toda índole: debates
políticos, elecciones, celebraciones
religiosas, actividades mercantiles,
actuaciones teatrales, competiciones
atléticas, etc.
De ahí que, por ejemplo, fuera el lugar
escogido por Sócrates para filosofar o por
el apóstol Pablo para predicar sobre el
Cristianismo.
El clima permite que el Ágora sea un
espacio al aire libre (plaza abierta) donde
pueden desarrollarse la vida política y
social. Las stoas son construidas alrededor
del ágora, con funciones sociales,
comerciales, permite la protección de los
ciudadanos frente al sol y la lluvia. En este
ejemplo se puede observar nuevamente el
respeto del griego por la naturaleza

EL AGORA GRIEGA circundante al acomodarse a las


características del terreno por medio de la
construcción de escalinatas para salvar los
distintos desniveles que se presentan.
EL AGORA GRIEGA
La postura del griego respecto al diseño urbano se inscribe en
la concepción de lo finito: la idea de que todas las cosas deben
tener un tamaño definido para poder ser comprensibles y
realizables.
Por este motivo hay edificios en los cuatro lados del ágora, que
le dan un marco al espacio abierto del mismo. Por otro lado, la
búsqueda constante del hombre griego es el equilibrio de
masas construidas. Así, los edificios del ágora sirven como
fachada par dar forma a un espacio urbano cerrado y
equilibrado, que por su poca altura producen una sensación
confortable de cerramiento espacial, a su vez, la regularidad y
horizontalidad de los mismos causan la impresión de reposada
quietud y estabilidad visual a nivel de conjunto.
Es el centro de la vida política y administrativa de la ciudad.
Esto se traduce en la presencia de construcciones donde se
realizan estas tareas. Entre ellas destacaremos:
Bouleuterion: Es la sede de la Asamblea restringida de
ciudadanos
la Boulé: Este edificio no tiene una tipología específica;
algunas ágoras tienen un edificio construido ex profeso otras
utilizan uno de sus stoai. Uno de los más característicos
cuando existe; es el que tiene planta de un teatro griego,
estaba cubierto y sus gradas pueden ser rectangulares o
semicirculares.
Prytaneion: Era la sede de la comisión de gobierno de la
ciudad, lo que hoy llamaríamos el ejecutivo. Era la sede de
las distintas magistraturas existentes las prytaneis. Sus
componentes se escogían de entre los componentes de la
boulé. Tiene un edificio específico en el ágora pero tiende a
confundirse con una casa común. Como los magistrados eran
mantenidos por el estado estos edificios suelen tener patio,
habitaciones y comedor.
Archivos, almacenes, oficinas de los distintos magistrados. Esto
se traduce arqueológicamente en la existencia en las ágoras
de pórticos llamados stoai.
Estos edificios eran totalmente funcionales en el mundo griego
quizás por su simplicidad; y aunque no tienen un origen
griego (ya encontramos pórticos en Egipto) si lo es su
utilización como edificio en si mismo. En Egipto siempre eran
edificios subsidiarios de otras construcciones. S definen como
la delimitación de un espacio por una pared con columnas al
otro lado. Seguramente surgieron ligados a la idea de un
lugar de refugio.
EL URBANISMO RENACENTISTA
El urbanismo renacentista se refiere a los
proyectos de planeamiento urbano desarrollados
durante el Renacimiento. El Renacimiento surge en
la República de Florencia.
Los grupos sociales dominantes pasan a residir en
el interior de las ciudades, formando
la nobleza urbana. Así, a partir del siglo XV el
paisaje urbano verá aparecer el nuevo tipo
edificatorio: los palazzi.
Surge la figura del arquitecto y el proyecto
arquitectónico, entre los que
destacarán Brunelleschi, Alberti, Filarete, Scamozzi.
.. que llevarán a cabo tratados sobre ciudades
ideales.
EL URBANISMO RENACENTISTA
Posteriormente durante el Renacimiento, en el siglo XV, el
trabajo de Vitrubio fue rescatado y fue la base del
pensamiento de todos los tratadistas de la época. León
Batista Alberti con base en las enseñanzas de Vitrubio
escribió en 1450 el tratado denominado
De re aedificatoria.
En este documento define a la arquitectura como la fusión
entre la ciencia y el urbanismo, el instrumento perfecto
para conseguir la renovación de la ciudad a partir de la
tradición, tratando de superarla. Además, expande las
teorías sobre la armonía, la relación que cada elemento
guarda con el todo y con las otras partes; aplicando los
principios de armonía a las fachadas de los edificios,
Alberti transformó la naturaleza del espacio urbano.
EL URBANISMO
RENACENTISTA
En el siglo XVI, Giacomo Vignola escribió el tratado
Regla de los cinco órdenes de la arquitectura en el
que se nombran y definen los cinco órdenes
arquitectónicos; al respecto presenta un estudio y una
sistematización: definiendo las proporciones de
composición a partir de un módulo, estableció los
trazados geométricos que pudieron seguir y usar los
arquitectos desde entonces.
Los tratados de los arquitectos renacentistas
traspasaron las fronteras europeas llegando hasta el
llamado Nuevo Mundo, inspirando a nuevos
tratadistas locales que influyeron para delinear, unos
y otros, el diseño y la construcción de los espacios
arquitectónicos y urbanos en América, conjuntamente
con la tradición arquitectónica y urbana de las
antiguas civilizaciones oriundas de este continente.
LA BARCELONA DE ILDEFONSO
CERDA
El Plan Cerdá fue un plan de reforma y ensanche de la ciudad
de Barcelona de 1860 que seguía criterios del plan hipodámico, con
una estructura en cuadrícula, abierta e igualitaria. Fue creado por el
ingeniero Ildefonso Cerdá y su aprobación fue seguida de una fuerte
polémica por haber sido impuesto desde el gobierno del Reino de
España en contra del plan de Antonio Rovira y Trías que había ganado
un concurso del Ayuntamiento de Barcelona.
El ensanche contemplado en el plan se desplegaba sobre una inmensa
superficie que estaba libre de construcciones al ser considerada zona
militar estratégica. Proponía una cuadrícula continua de manzanas de
113,3 metros desde el Besós hasta Montjuic, con calles de 20, 30 y 60
metros con una altura máxima de construcción de 16 metros. La
novedad en la aplicación del plan hipodámico consistía en que las
manzanas tenían chaflanes de 45º para permitir una mejor visibilidad.
El desarrollo del plan duró casi un siglo. A lo largo de todo este tiempo,
el plan se ha ido transformando y muchas de sus directrices no se
aplicaron. Los intereses de los propietarios del suelo y la especulación
desvirtuaron finalmente el plan Cerdá.
LA BARCELONA
AMURALLADA
A lo largo del siglo XVIII y la primera parte del XIX la situación sanitaria y social de
la población de Barcelona se había ido haciendo asfixiante. La muralla medieval que
había permitido a la ciudad resistir siete asedios entre 1641 y 1714 representaba
ahora un freno a la expansión urbana. El crecimiento demográfico elevó la población

LA de 115.000 habitantes en 1802 a 140.000 en 1821 y llegó a 187.000 en 1850. Los


6 km de muralla rodeaban una superficie un poco por encima de los 2 millones de m²,
si bien el 40% del espacio estaba ocupado por 7 cuarteles, 11 hospitales 40

BARCELONA conventos y 27 iglesias.


Las condiciones de salubridad empeoraban fruto de la densidad y de la falta de

DEL SIGLO infraestructuras sanitarias como redes de alcantarillado o agua corriente. Los entierros
en cementerios delante de las iglesias eran focos de infecciones, de contaminación de
aguas subterráneas y de epidemias. A pesar de la decisión de hacer los entierros en

XIX. el cementerio de Pueblo Nuevo decretada el 1819 por el obispo Pau Sitjar, no se
consolidó su funcionamiento hasta medios del siglo XIX. a Partir de este momento, y
forzado por ordenanzas militares, empezaron a recuperarse los espacios de los

INSALUBRE Y cementerios en las puertas de las iglesias como la de San Justo, San Pedro de las
Puellas o el Fossar de les Moreres.

OPRIMIDA
El plan aportó la clasificación primaria del
territorio: las «vías» y los espacios
«intervías». Las primeras constituyen el
espacio público de la movilidad, del
encuentro, del soporte a las redes de
servicios (agua, saneamiento, gas…), el
arbolado (más de 100.000 árboles en la
calle), el alumbrado y el mobiliario
urbano. Las «intervías» (isla, manzana,
bloque o cuadra) son los espacios de la
vida privada, donde los edificios
plurifamiliares se reúnen en dos hileras en
torno a un patio interior a través del cual
todas las viviendas (sin excepción) reciben
el sol, la luz natural, la ventilación y la joie
de vivre, como pedían los movimientos
higienistas.
Cerdá defendía el equilibrio entre los
valores urbanos y las ventajas
rurales. «Ruralizad aquello que es urbano,
urbanizad aquello que es rural» es el
LOS APORTES DEL PLAN mensaje lanzado al principio de su Teoría
General de la Urbanización.
En el plano propuesto por Cerdá para
la ciudad destaca el optimismo y la ilimitada
previsión de crecimiento, la ausencia programada
de un centro privilegiado, su carácter matemático,
geométrico y con visión científica.
Obsesionado por los aspectos higienistas que
había estudiado en profundidad y disponiendo de
una amplia libertad para configurar la ciudad, ya
que el llano de Barcelona no tenía casi ninguna
construcción, su estructura aprovecha al máximo la
dirección de los vientos para facilitar la
oxigenación y limpieza de la atmósfera.
En la misma línea, asignó un papel clave a los
parques y los jardines interiores de las manzanas,
aunque la posterior especulación alteró mucho
este plan. Fijó la ubicación de los árboles en las
calles (1 cada 8 metros) y escogió el plátano de
sombra para poblar la ciudad después de
analizar qué especie sería la más idónea para
vivir en la ciudad.
Además de los aspectos higienistas a Cerdá le
preocupó la movilidad. Definió una anchura de
calles absolutamente inusitada, en parte para huir
de la inhumana densidad que vivía la ciudad,
pero también pensando en un futuro motorizado
LA ESTRUCTURA con unos espacios propios separados de los de
convivencia social que los reservaba por las zonas
interiores.
PLAN HAUSSMAN
Las transformaciones de París durante el Segundo
Imperio o trabajos haussmanianos constituyeron la modernización
del conjunto de la capital francesa llevada a cabo
de 1852 a 1870 por Napoleón III y el prefecto Haussmann.
El proyecto cubrió todos los dominios del urbanismo, tanto en el
corazón de París, como en los barrios periféricos: calles y bulevares,
reglamentación de las fachadas, espacios verdes, mobiliario
urbano, redes de alcantarillado y abastecimiento de agua,
equipamientos y monumentos públicos.
Fuertemente criticada por algunos de sus contemporáneos por su
enorme costo y por haber reducido la mezcla social, olvidada
durante una parte del siglo XX y después rehabilitada por el
descrédito del urbanismo de la posguerra, esos trabajos
condicionaron para siempre el uso diario de la ciudad por sus
habitantes. Sentaron el fundamento de la imagen popular de la
capital francesa en el mundo, superponiendo al Viejo París y a sus
callejas pintorescas un París moderno hecho de anchos bulevares y
plazas despejadas
▪Estructurar la ciudad a partir de un
sistema vial compuesto por arterias
de circunvalación y radiales que
vincularan entre sí los diferentes
barrios, y en particular las estaciones
de ferrocarril con el centro.
▪Aplicar trazados rectilíneos, para
hacer posible el uso de la caballería
y los cañones.
▪Demoler los edificios medievales en
el casco antiguo, expulsar al
proletariado y construir edificios
públicos, residenciales, y para
comercios, entre otros.

OBJETIVOS DE LA PROPUESTA ▪Relegar a los suburbios industriales


la localización del proletariado.
•Construir los edificios públicos
necesarios para las funciones
del estado y valorizarlos a
partir del trazado de plazas y
avenidas.
•Adecuar la infraestructura
técnica a las necesidades de
una ciudad moderna, aplicando
los más recientes adelantos
técnicos de la época: sistema
de agua potable,
alcantarillado, recolección de
basura, iluminación, red de
transporte público con coches

OBJETIVOS DE LA PROPUESTA de caballos.


OBJETIVOS DE LA
PROPUESTA
•Construir los edificios
públicos necesarios para
las funciones del estado y
valorizarlos a partir del
trazado de plazas y
avenidas.
•Adecuar la infraestructura
técnica a las necesidades
de una ciudad moderna,
aplicando los más
recientes adelantos
técnicos de la época:
sistema de agua potable,
alcantarillado, recolección
de basura, iluminación,
red de transporte público
con coches de caballos.
OBJETIVOS DE LA
PROPUESTA
❑Otorgar una configuración homogénea al ámbito de
vida de la burguesía, que relacionara las zonas
comerciales, recreativas y administrativas con la
expansión de las zonas de vivienda.
❑Organizar el sistema verde de la ciudad con plazas
y parques a escala de barrio y a escala
metropolitana.
❑Establecer normas urbanísticas de regularidad formal
que impusieran coherencia visual a la trama urbana,
al trazado vial y a los puntos focales determinados
por los edificios públicos.
Las nuevas calles fueron trazadas sobre la trama
urbana preexistente, abarcando también la franja
periférica. Haussmann abrió noventa y cinco kilómetros
de calles nuevas que cortaron en varios sentidos la
trama medieval e hicieron desaparecer cincuenta
kilómetros de calles antiguas.