Está en la página 1de 3

Guaguas de pan

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Guagua de pan acompañada de la tradicional colada morada en Ecuador.

Las guaguas de pan, muñecas de pan, wawas de pan o tantawawas, son panes


grandes usualmente de trigo, moldeados y adornados con forma de niño pequeño o bebé.
A veces rellenas de dulce, se elaboran y consumen junto a la colada morada y se usan
como parte de ritos ancestrales en regiones andinas de Bolivia, Ecuador, Perú, sur
de Colombia y norte de Argentina, principalmente el 2 de noviembre en conmemoración de
los fieles difuntos, pero también en fiestas agrarias, carnavales y Navidad como elemento
simbólico de alianzas y compromisos sociales.

Índice

 1Etimología
 2Características Regionales
o 2.1Argentina
o 2.2Bolivia
o 2.3Colombia
o 2.4Ecuador
o 2.5Perú
 3Véase también
 4Referencias
 5Enlaces externos

Etimología[editar]
Guagua en quechua es niño pequeño, infante o bebé, que es la representación usual de
estas figuras de masa de harina cocida o pan. En el sur del Perú y en Bolivia se
denominan “tantawawas” o “Tantaguaguas”, palabra aimara compuesta por las voces
“t'ant'a”, que significa pan y “wawa” que significa niño.

Características Regionales[editar]
Argentina[editar]
En el norte argentino, unos días antes del carnaval que se celebra en las provincias
de Salta, Jujuy y Tucumán, especialmente en la región de Humahuaca de la provincia de
Jujuy, la guagua de pan es elemento central de una celebración tradicional y característica
de compadrazgo con el mismo sentido o significado que en otras regiones andinas. 1
Bolivia[editar]
Las tantaguaguas el día de difuntos son adornadas con caretas de yeso representando al
difunto e intercambiadas por rezos. Si representan personas mayores o “Achachis” se les
llama “tanta achachis” (abuelos de pan) que en comunidades aimaras (principalmente del
Departamento de La Paz) de las orillas del lago Titicaca se usan frecuentemente para
construir altares o “apxatas".2
En Sucre también hacen parte de la tradición de hacer compadrazgos durante el carnaval
y se acostumbra su bautizo el jueves nombrándolas en forma simbólica según las
circunstancias representando compromisos o alianzas.
Colombia[editar]
En el sur, departamento de Nariño, la costumbre el día de difuntos es similar que en el
vecino Ecuador, aunque menos conservada; pero también son elementos arquetípicos en
las celebraciones agrarias y del solsticio de verano, particularmente en ciertas zonas
rurales de Nariño como los corregimientos Jongovito, Genoy y Obonuco del municipio
de Pasto, donde el 29 de junio, día de San Pedro y San Pablo, se elaboran estructuras
como altares llamadas “castillos de guaguas de pan” o hacen parte de las llamadas varas
de San Pedro. En otras zonas de Nariño, como en el municipio de Córdoba, las figuras
también hacen parte de ceremonias de alianza o compadrazgos, similares a las que se
acostumbran en Perú y Bolivia.
En Ipiales se consumen las guaguas de pan a partir del 31 de octubre (víspera de Todos
los Santos) hasta el 2 de noviembre, conmemoración de los Fieles Difuntos. 34
Ecuador[editar]
Las guaguas de pan se consumen el 2 de noviembre, día de difuntos, en forma masiva y
tradicionalmente en toda la región andina, junto con la colada morada. Son elaboradas en
familia y se intercambian entre grupos familiares y amigos o se dan a los ahijados. En los
cementerios de zonas rurales y en comunidades indígenas, como en la provincia de
Tungurahua, se acostumbren como ofrendas haciendo parte de un rito ancestral de
reencuentro con los antepasados.5
En la provincia de Azuay también son elementos rituales de Navidad haciendo parte del
“pase del niño” o de los pesebres o belenes.
Perú[editar]

Mesa de tantawawas en Tacna, Perú, armada para el día de los muertos.

Las guaguas de pan, tanta wawas o tantaguaguas hacen parte de las celebraciones en el
día de difuntos sobre todo en los departamentos
de Áncash, Pasco, Puno, Tacna, Apurímac y Arequipa, y característicamente son
adornadas con caretas de yeso o escayola que representan al difunto. En los altares
caseros o mesas de difuntos también se acompañan de escaleras que se elaboraban con
la misma masa o con dulce y, que según la costumbre, sirven para que el alma pueda
subir al cielo, así como figuras de animales (caballos o llamas) que ayudan al alma del
difunto a cruzar ríos y charcos en su camino al cielo. En el sur del Perú, como en Tacna y
Arequipa ente otras y al igual que en el vecino país de Bolivia, también se usan los "tanta
achachis" o figuras de ancianos si el difunto fallece a avanzada edad o como homenaje a
los ancestros familiares.6
Igualmente se ven como elementos característicos en fiestas gastronómicas de la cosecha
como la denominada Tablada de Acopalca, en el Callejón de Huaylas, departamento
de Ancash.7
En la ciudad de Tacna, tradicionalmente en la mesa de tantawawas no deben de faltar las
plantas de cebolla y la caña de azúcar y en los cementerios el 2 de noviembre, día de
difuntos, se acompañan de otro tipo de comestibles tradicionales. 8