Está en la página 1de 2

LAS CONDICIONES DEL SUELO PARA LAS ROSAS

December 25

Rosas toleran una amplia gama de tipos de suelo, pero proporcionando las plantas con las
mejores condiciones del suelo ayuda a las plantas producen el mejor crecimiento y la
floración posible. Tómese el tiempo para preparar el suelo antes de plantar sus arbustos
por lo que sólo un mínimo de manejo del suelo es necesaria cada año.
Textura de la tierra

Las rosas son adaptables a una variedad de tipos de suelo, pero crecen mejor en camas
que proporcionan una rica, de textura franca. La adición de compost o turba triturada ayuda
a añadir materia orgánica al suelo y mejora la textura de la arcilla o camas de arena. Una
capa de compost entre 2 y 4 pulgadas establecidas sobre la cama y luego trabajó en el
suelo a una profundidad de 18 pulgadas mejora la calidad del suelo a la profundidad de la
zona de la raíz principal de sus rosas.

Calidad de drenaje

El agua estancada en el suelo hace que las raíces de las plantas de rosa para ahogan y se
pudren. Evite las camas en las zonas bajas que recogen el agua de lluvia, la nieve o el
riego. Si el suelo es de arcilla pesada o desagües mal, considere la siembra en una cama
elevada para ayudar a elevar la zona de las raíces de las rosas por encima del suelo
empapado a continuación. suelos francos o las modificadas con el dren de compost mejor
que el suelo de arcilla natural. El suelo arenoso puede drenar demasiado rápido, por lo que
debe tener la materia orgánica añadió antes de la siembra.

El pH del suelo

El análisis del suelo determina el pH o acidez, de la tierra de su jardín. Rosas crecen mejor
con un pH entre 5.5 y 7.0. Encontrar kits de análisis de suelo en centros de jardinería,
viveros o desde la oficina de extensión del condado. Si el pH no está en el óptimo para la
jardinería rosa, añadir cal o azufre en la cantidad recomendada por el análisis de suelo para
ponerla en el rango de pH óptimo.

Nutrientes

Rosas requieren la fertilización durante toda su vida, pero una aplicación antes de la
siembra le permite poner un horario regular de la fertilización hasta el segundo año después
de la siembra. 3 cucharadas de trabajar. 5-10-5 del fertilizante en el hoyo de plantación para
cada planta al establecer los rosales en su lugar. En el segundo año, se aplican 2 cdas. de
fertilizante después de la poda de las plantas en primavera, a continuación, de nuevo en
julio y agosto. Las rosas utilizan los nutrientes en el suelo rápidamente, así reposición
periódica de los nutrientes es necesaria.

REFERENCIA:

https://www.digfineart.com/Dba25YQzg/