Está en la página 1de 8

Licenciatura en Psicología.

Cuatrimestre: 8 vo.

Ensayo sobre el fenómeno de la

transferencia.

Materia:

Escuela Psicoanalítica.

Estudiante:

Valeria Guadalupe de la Cruz Dominguez

Docente:

Diana Palma González


25/01//20
2

Introducción

Este presente trabajo trata sobre la transferencia en donde Freud la describió

como un “desplazamiento de afecto de una representación a otra” que podría

convertirse en un impedimento para el trabajo terapéutico, porque descubre que en la

transferencia el paciente está reviviendo su relación con las figuras parentales y

revive sentimientos ambiguos de amor y de odio que terminarán por convertirse en una

transferencia positiva o negativa hacia el analista. A continuación, veremos en si como

surge y características de este mecanismo en el psicoanálisis.


3

Tabla de contenido

Introducción ......................................................................................................................1

Desarrollo .........................................................................................................................4

Conclusión ........................................................................................................................7

Referencias bibliográficas.................................................................................................8
4

Desarrollo

La transferencia es un concepto propuesto por Freud para designar el

dispositivo que se organiza en la situación analítica y que permite la asociación libre y el

análisis propiamente dicho, señalando que no se provoca, sino que tiene lugar, y que es

lo que permite la interpretación.

Después de Freud, se han dedicado una gran cantidad de trabajos a la cuestión

de la transferencia, repensando el tema y comparándolo con el desarrollo original del

fenómeno. Todos coincidiendo en que se basa en la relación que se produce en la

situación terapéutica entre el analista y paciente.

Según Melanie Klein la transferencia es concebida como una re-escenificación

durante la sesión de todas las fantasías inconscientes del paciente. El paciente durante

el trabajo analítico evocará su realidad psíquica y utilizará la figura del analista para

revivir fantasías inconscientes.

En la concepción de Donald Woods Winnicott, el fenómeno de la transferencia

en el análisis puede ser comprendido como una réplica del lazo materno, de ahí la

necesidad del abandono de la neutralidad rigurosa. El uso que el paciente puede hacer

del analista como objeto transicional, tal como está descrito en su artículo “El uso de un

objeto” de 1969, le da otra dimensión a la transferencia y a la interpretación. Afirma que

el paciente precisa del vínculo terapéutico para reafirmar su existencia.

Para entender cómo surge la transferencia tenemos que entender cómo es


el diálogo psicoanalítico que se mantiene durante las sesiones.
5

La relación entre analista y paciente se define por no ser simétrica ni


complementaria, lo que viene a ser que el paciente habla, pero el analista no siempre
contesta, lo que no significa que éste no se mantenga en escucha y atención flotante.
Esta situación genera un lugar vacío que pone en juego los fantasmas del
paciente y que promueve la transferencia de diferentes personajes hacia la figura del
analista.
El hecho de que el analista no le conteste y se vea confrontado con el silencio
psicoanalítico generará que el paciente comience a cuestionarse qué es lo que dice, a
quién lo dice y finalmente llegarán las preguntas sobre su propia identidad. Esto puede
generar cierta angustia por lo que el paciente intentará reorganizarse así mismo a
través de identificaciones mediante la transferencia que le dará soporte a su identidad
A grandes rasgos, nos encontramos con dos tipos de transferencia:
transferencia positiva y transferencia negativa.
• La transferencia positiva es aquella que permite que el trabajo

terapéutico pueda realizarse, se desplaza hacia el analista sentimientos afectuosos

débiles.

• La transferencia negativa puede hacer que sea imposible el trabajo

psicoanalítico con el paciente ya que se desplazan hacia el analista sentimientos

hostiles o se puede dar una transferencia erotizada, que es símbolo de resistencia

hacia el proceso e impide la asociación libre.

El amor de transferencia hará que el paciente coloque al analista en un lugar


del Ideal del yo del paciente, por lo que el paciente tratará de mostrar ante el analista la
imagen ideal de sí mismo, lo que puede provocar que se repriman aquellos deseos que
no formen parte de esta imagen.
“Amando al analista se busca satisfacer sus expectativas de ser amado, de ser
alguien y se preguntará qué es lo que desea el analista; por amor, el paciente intenta
6

personificar al analista como alguien del que obtener una respuesta que le dé una
definición de ser”.

Por otra parte, también nos encontramos con la neurosis de transferencia que
ha sido descrita como la repetición de la neurosis infantil, la relación de amor odio con
las figuras parentales, en el analista. Es fundamental que se establezca esta neurosis
en la sesión para poder trabajar de forma óptima.
7

Conclusión
Para finalizar La transferencia se trata de una repetición que consiste en

satisfacer en el presente y con una cierta persona un deseo (realizado o fantaseado)

con un objeto de la infancia del sujeto, desde ahí, al servicio del principio de placer.

También se repite, sin embargo, el deseo fantaseado edípico de la sexualidad infantil,

aunque nunca haya tenido satisfacción.


8

Referencias

Álvarez, J. (Noviembre de 2008). Revista "Psicoanálisis: ayer y hoy". Obtenido de

https://www.elpsicoanalisis.org.ar/old/numero5/reseniael_concepto_de_transfere

ncia_freudiano5.htm

Ángela, V. (Abril de 2016). Obtenido de

https://www.redalyc.org/pdf/213/21345152007.pdf