Está en la página 1de 5

búsqueda

Para otros usos de este término, véase Amistad (desambiguación).


«Amigo» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Amigo (desambiguación).

Los tres mosqueteros, del escritor francés Alexandre Dumas, una historia arquetípica sobre
la amistad, basada en los sentimientos y los comportamientos de sus personajes.

Dos amigos, por el artista italiano Pontormo, c. 1522.

La amistad (del latín amicĭtas, por amicitĭa, de amicus, amigo) es una relación afectiva
entre dos o más personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más comunes
que la mayoría de las personas tienen en la vida. La amistad tiene presencia en distintas
etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad se crea
cuando las personas encuentran inquietudes y sentimientos comunes al igual que la
confianza mutua. Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que
tardan años en hacerlo.

Puede haber relaciones amistosas donde interviene una persona y otro tipo de personalidad
o de una forma animal. Por ejemplo, algunas personas catalogan como amistad a su
relación con un perro, no en vano a este último se le conoce como «el mejor amigo del
hombre». También se puede dar la amistad incluso entre dos o más animales de especies
distintas.

Hamete que pocas veces vio a Sancho Panza sin ver al rucio, ni al rucio sin ver a Sancho: tal era la
amistad y buena fe que entre los dos se guardaban.
Miguel de Cervantes Saavedra, y Don Quijote de la Mancha

Es importante acotar que una verdadera amistad está basada principalmente no solo en la
afectividad y empatía que exista entre dos o más personas sino principalmente en el respeto
mutuo que exista y permita desarrollar la confianza necesaria. Muchas veces se dan falsas
«amistades» cuya relación está basada en hipocresía o intereses materialistas y malsanos.

Índice
 1Origen
 2Iconología
 3En filosofía
o 3.1Aristóteles
o 3.2Epicuro
 4En la cultura popular
 5En la Biblia
 6Filosofía
 7Véase también
 8Referencias
 9Enlaces externos

Origen[editar]

Amistad en Kenia

La palabra amistad proviene del latín "amicĭtas" o "amicitātis", que se deriva de "amicitĭa",
que significa amistad. Esta viene de amīcus, que traduce amigo. Este último término, por su
parte, procede del verbo "amāre", que significa amar.
Iconología[editar]
La amistad era una divinidad alegórica entre los griegos y romanos. Las estatuas que le
erigieron los primeros iban con un ropaje abrochado, la cabeza desnuda y el pecho
descubierto hasta el corazón, en cuya dirección que estaba la mano derecha; abrazaba con
la izquierda un olmo seco, alrededor del cual crecía una vid cargada de uvas. Los romanos
la representaban con el emblema de una hermosa joven vestida sencillamente con un ropaje
blanco, la mitad del cuerpo descubierto, coronada de mirto, entretejido de flores de granado
y sobre la frente estas palabras: "invierno" y "verano". En la franja de su túnica se leían
estas otras: La Muerte y La Vida. Mostraba con la mano derecha su costado, abierto hasta el
corazón con esta inscripción: "De cerca y De lejos". Pintaban también a la amistad con los
pies desnudos, dando a entender con esto que no hay incomodidad por grande que sea que
no venza un verdadero amigo en beneficio de otro. Puede simbolizarse también la amistad
heroica por medio de Teseo y de Pirito dándose la mano y jurándose unión en la eternidad.

La estatua de la amistad, del P. Pablo Olivieri en Roma, es una mujer desnuda, con la mano
sobre su pecho abierto con una especie de incisión que manifiesta la sinceridad. No es cosa
rara verla con dos corazones encadenados en la mano y coronada la frente de flores de
granado, cuyo color de fuego, que no sufre alteración, es el símbolo del ardor y de la
constancia que la distingue para la vida en la sociedad animal.

Cesare Ripa expresa la amistad pasajera por medio de una joven coronada de flores,
símbolo de la adulación; tiene un nido de golondrinas y varios pájaros revoloteando
alrededor de su cabeza, ceñida de una corona de flores de poca duración.

En filosofía[editar]
Aristóteles[editar]
Lo que sigue es un extracto de Ética de Aristóteles § Amistad[editar]
Para Aristóteles, la amistad es una virtud o algo acompañado de virtud. El concepto de
amistad en los autores clásicos requiere una clarificación del término designado a la
amistad, philia, que no es un equivalente al que actualmente se entiende por relaciones de
amistad. Por philia, Aristóteles entiende, en función del contexto y las circunstancias en su
Ética nicomáquea:

“Jóvenes amantes (1156b2), amigos de toda la vida (1156b12), ciudades entre sí


(1157a26), contactos políticos o de negocios (1158a28), padres e hijos (1158b20),
compañeros de viaje y compañeros de combate (1159b28), miembros del misma sociedad
religiosa (1160a19), o de la misma tribu (1161b14), un zapatero y la persona que le
compra (1163b35)”

Todas estas relaciones diferentes implican llevarse bien con alguien, aunque Aristóteles a
veces implica que se requiere algo más parecido al gusto real. Cuando habla sobre el
carácter o la disposición que cae entre obsequios o halagos por un lado, y seguridad o
peleas por el otro, dice que este estado:
"Ningún nombre se ha dado a este modo de ser, pero se parece, sobre todo, a la amistad
(philia). En efecto, si añadimos el cariño al hombre que tiene este modo de ser intermedio,
tendremos lo que llamamos un buen amigo". (1126b21)

Este pasaje también indica que, aunque sea amplio, la noción de philia debe ser mutua y,
por lo tanto, excluye las relaciones con objetos inanimados (1155b27–31). En su Retórica ,
Aristóteles define la actividad involucrada en la philia (τὸ φιλεῖν) como:

"querer por alguien lo que uno piensa que es bueno, por su bien y no por el propio, y estar
inclinado, en la medida de lo posible, a hacer tales cosas por él" (1380b36–1381a2)

En el libro IV de la Ética nicomáquea convierte en una virtud social («amabilidad») entre


el exceso de la adulación y el defecto de ser pendenciero y descontentadizo. Después de
inclusir la philia entre las virtudes éticas, retoma la cuestión y le dedica dos libros enteros:
el VIII y el IX.La amistad es uno de los bienes más valiosos entre los objetivos del hombre
virtuoso, un bien sin el cual será imposible alcanzar la felicidad de una vida plena.
“…la amistad: es, en efecto, una virtud, o va acompañada de virtud, y, además, es lo más necesario
para la vida. Sin amigos nadie querría vivir, aun cuando poseyera todos los demás bienes; hasta los
ricos y los que tienen cargos y poder parecen tener necesidad sobre todo de amigos; porque ¿de qué
sirve esa clase de prosperidad si se la priva de la facultad de hacerlo bien, que se ejerce
preferentemente y del modo más laudable respecto de los amigos?”
Ética nicomáquea, 1155a 1–10

Aristóteles hace una clasificación propia de amistades:

1. La amistad de utilidad, basada en la obtención de algo que nos resulta beneficioso


por parte del amigo.
2. La amistad basada en el placer, basada en la obtención de placer mutuo y que
Aristóteles atribuye especialmente a la gente joven.
3. La amistad virtuosa, que es en la amistad perfecta, porque reúne a aquellos iguales
que son buenos y que destacan en virtud. Se comparte una apreciación de lo bueno y
virtuoso de la vida y no se tiene una razón de sacar provecho.

Pese a todo, Diógenes Laercio atribuye a Aristóteles la cita durante el final de su vida
"¡Oh! Amigos míos, no hay ningún amigo". El filósofo Jacques Derrida hizo un comentario
acerca de esta frase en su libro "Políticas de la amistad".

Epicuro[editar]
Lo que sigue es un extracto de Epicuro § El amor y la amistad[editar]

Epicuro tenía una opinión dudosa sobre el placer del sexo y el matrimonio, se disputa si lo
rechazaba o lo aceptaba en ciertos casos. En cambio, sostuvo que las amistades platónicas
son esenciales para vivir una vida feliz. Una de las Máximas Capitales dice: "De las cosas
que la sabiduría adquiere para la bienaventuranza de la vida en general, la más grande es la
posesión de amistad". La amistad epicúrea es una relación natural basada en un amor mutuo
e indispensable para identidad personal, lo que revela al amigo epicúreo como otro yo.
El tema de la amistad es un tema paradójico en Epicuro, como lo es en Aristóteles. De
hecho, al igual que Aristóteles, Epicuro considera que el sabio es autosuficiente, que la
autosuficiencia y la autarquía son un gran bien. El hombre sabio debe mantener su
independen

También podría gustarte