Está en la página 1de 3

BIOGRAFÍA DE GARY MOORE

Gary Moore fue una de las grandes estrellas de la guitarra eléctrica,


influenciada principalmente por el Blues, pero que también se introdujo en
géneros como el Hard Rock o el Heavy Metal.
Además fue uno de los primeros músicos en mezclar de forma magistral el
Rock, con la música Celta. Consiguiendo con esta mezcla, una música
tremendamente energética y yo diría que hasta explosiva. Lo podéis comprobar
en el tema "Over The Hills And Far Away", y entenderéis a lo que me refiero.

Robert William Gary Moore nació en 1952 en la ciudad Belfast, Irlanda del


Norte. A los 10 años de edad disfrutó de su primera guitarra, una acústica. Y
con 14 años recién cumplidos, su primera guitarra eléctrica. 
A los 16 años se marcha a Dublín y gracias a su talento como guitarrista, se
incorpora a la banda Skid Row junto al legendario cantante, compositor y
bajista Phil Lynott, líder y fundador del grupo irlandés Thin Lizzy.

Dos años después, tuvieron la oportunidad de abrir un concierto de Peter


Green. Una de las grandes influencias musicales de Gary Moore, y exmiembro
de la famosa banda Fleetwood Mac. Ayudando a la banda a firmar un contrato
con la CBS Records.

En 1972 Gary decide abandonar el grupo para iniciar su carrera como solista, y
en 1973 lanza su primer disco de estilo blues rock y hard rock (Grinding
Stone) con el apodo de The Gary Moore Band. 

Después decide colaborar en diferentes grabaciones y giras de otros grupos,


hasta que vuelve a editar en 1978 un nuevo disco en solitario (Back on the
Streets).

En 1980 crea junto a otros músicas la banda G-force, hasta que de nuevo deja
el grupo para editar en 1982 un nuevo disco en solitario (Corridors of Power),
incluyendo en el álbum el género heavy metal por primera vez.

Pero hasta 1987 no llegaría su primer gran éxito en solitario con el disco "Wild
Frontier". Con un sonido más íntimo, alejado del heavy metal, pero con el hard
rock como estilo principal, junto a la música celta.

En 1989 lanzó al mercado el álbum "After the War". Considerado como el


último gran disco cargado al heavy metal y al hard rock, hasta que en 1990
cambiara el rumbo hacia su principal influencia musical, el blues. Grabando
ese mismo año, el disco de estilo blues y blues rock, "Still Got the Blues",
alejándose del heavy metal pero sin perder el tono del rock duro, alcanzando
un éxito total.

Componiendo para este tema en particular, uno de los solos de guitarra más
conocidos de todos los tiempos. Aunque un tribunal de Munich lo declaró plagio
del tema "Nordrach", grabado en 1974 por un grupo muy poco conocido fuera
de Alemania, Jud’s Gallery, tras una demanda presentada por la banda
germana. 

En el juicio, Gary Moore negó conocer la canción, alegando que cuando él


grabó su tema, la canción de Jud’s Gallery no estaba disponible en disco
compacto o vinilo. Sin embargo, el tribunal dictaminó que la canción podría
haber sido escuchada en la radio o en una actuación en directo y que, aunque
no había evidencia de que el solo de guitarra fuese robado de “Nordrach”,
existía una infracción sobre los derecho de autor.
Moore fue condenado a pagar una cantidad no revelada por daños y perjuicios
al compositor del tema.

A partir de la grabación en 1990 de "Still Got the Blues", Gary mantuvo ese
rumbo musical, entre el blues y el blues rock, pero con un toque de hard rock,
permitiéndole tocar junto a grandes estrellas del blues como B.B. King, Albert
king y Albert Collins.

Para Gary Moore, el blues fue como una revelación, siendo el estilo musical
que más le impresionó y que cambió su vida, pero que según comentó Gary, si
querías tener una carrera como guitarrista en los años 80, tenías que tocar rock
duro. Hasta que a finales de la década, descubrió que no pertenecía a ese
mundo, volviendo al género que más le inspiraba. Llegando a ser uno de
los músicos de blues más importantes de la historia. Con un estilo de blues
bastante cañero, pero a la vez elegante.

Gary Moore era zurdo, pero tacaba como un diestro, algo particular de


algunos guitarristas zurdos que se han adaptado perfectamente, a esta forma
de tocar.

Supuestamente la cicatriz de su cara fue obra del bajista Phil Lynott, que


atacó durante una discusión a Gary con una botella rota, cuando ambos
pertenecían a la banda Thin Lizzy.

También podría gustarte