Está en la página 1de 5

Buenas noches, respondiendo al Foro de Debate N° 4: “¿Es posible

aplicar los principios de gestión y calidad en los servicios de Medicina


Interna?” 

1) ¿Cómo podemos ayudar a mejorar la gestión y la calidad de atención


desde nuestra posición dentro de los servicios de salud?

- La calidad con enfoque en el paciente: debe estar íntegramente


centrada en las necesidades del paciente y su familia.

- Enfoque en la mejora de procesos: al identificar las necesidades del


paciente se podrán dirigir mejor los procesos en virtud de lo que la
población requiere. Como los procesos son atendidos por más de una
persona, hay que comprometer al equipo que participa en cada uno de
ellos.

- La mejora contínua siempre como meta: establecer metas a corto,


mediano y largo plazos de forma constante y continua, que permitan
estar siempre revisando la proactividad de los usuarios internos y
producir formas de medición como indicadores, que nos permita
visualizar una mejora continua en calidad.

- Reconocimiento de los éxitos para consolidar: hay que incentivar,


reconocer los éxitos, resaltar cuando se realice una tarea de forma
exitosa, dar a conocer y hacer distinguir a quien lo hizo. Este sistema
lleva a crear una "marca" propia del centro.

Pilares de desempeño en calidad

Las mediciones e indicadores permiten al usuario tener información,


poder elegir y aumentar el grado de satisfacción. El desempeño en
calidad se sustenta en: 6,7
1. Medición de resultados: midiendo los resultados se pueden mejorar
los procesos, revisando los indicadores como mortalidad, morbilidad,
natalidad, entre otros. No se saca nada con tener indicadores si no se es
capaz de revisarlos y actuar.

2. Mediciones de procesos: cumplimiento de los protocolos.

3. Mediciones de satisfacción de los pacientes y sus familias : medir


mediante indicadores cuán satisfechos están los usuarios con nuestro
quehacer, el trato y el resultado final. 1

  2) ¿Cuáles consideras que son los roles y actitudes que deben asumir
los médicos en la mejora de la calidad?

El médico como administrador: Es considerado un actor social muy


importante dentro de las políticas de salud y de la administración
sanitaria. El funcionamiento adecuado y eficientes de los centros
asistenciales se debe en gran medida al adecuado desempeño de
médicos administradores y en tareas de gerencia, trayendo esto, como
consecuencia un impacto positivo el mejoramiento de indicadores de
salud pública. 2

El líder del equipo: Facilita o administra las operaciones del equipo:


organiza las reuniones, las preside, se ocupa de los detalles
administrativos, coordina las acciones del equipo y supervisa la
preparación y presentación de informes.

El líder está en contacto con el equipo administrador y crea y mantiene


vías de comunicación dentro y fuera del equipo. 3

Experto en calidad/facilitador: se especializa en el enfoque científico


para la evaluación y mejoramiento de calidad y que posee aptitudes
didácticas. Si no es un miembro del equipo, el experto deberá asistir a
las reuniones, no para dirigirlas, sino para observar e instruir al equipo
sobre sus aspectos técnicos de monitoreo de la calidad.

Miembros del equipo: Las personas por lo general están estrechamente


relacionadas con el tema y deberán representar a los diferentes niveles,
profesiones y categorías. 2

Competencia profesional: Es responsabilidad del propio médico


mantener un conocimiento médico actualizado y elevado, así como las
habilidades clínicas que le permitan ejercer su profesión con
'competencia'.

Honestidad con los pacientes: El médico ha de mantener informado, de


manera completa y honesta, a sus pacientes, con objeto de que éstos
sean capaces de tomar decisiones en el ámbito de su autonomía que
pueden afectar a procedimientos diagnósticos y terapéuticos.

Confidencialidad del paciente: Es clave para ganar la confianza del


paciente y mantener una correcta relación médico-enfermo. Este
principio del profesionalismo se extiende a la información o debate con
personas ajenas al propio paciente (sean profesionales de la medicina,
familiares del enfermo, responsables legales, etc.).

Relaciones apropiadas con los pacientes: Se trata, sencillamente, de no


mantener una relación de ventaja con los pacientes.

Mejora de la calidad de la atención: Debe ser un objetivo prioritario y


permanente del médico. Nos obliga, al margen de mantener una
competencia profesional tal y como ya se ha comentado, a ser capaces
de trabajar en equipo para mejorar la eficiencia en la utilización de los
recursos y los resultados de nuestras actuaciones.
Mejora del acceso a la atención sanitaria: El médico se tiene que
implicar en la definición y búsqueda de la atención sanitaria óptima para
las necesidades y recursos disponibles. Es decir, ha de ser equitativo.

Justa distribución de recursos: los médicos estamos obligados a


emplear criterios de racionalización en el empleo de tales recursos. El
criterio de valorar los resultados en función de la inversión puede ser
muy correcto (criterio coste-efectividad). Eso implica compromiso y
trabajo para la búsqueda de las mayores y mejores evidencias
científicas, la identificación de las intervenciones más coste-efectivas,
el empleo de tecnologías previamente evaluadas como adecuadas al
caso y, en definitiva, la búsqueda de la eficiencia (mejores resultados
con menor coste).

Conocimiento científico: El médico es un profesional comprometido con


la ciencia médica y con los enfermos. La sociedad ha depositado su
confianza en el médico porque entiende que, científicamente, se
encuentra preparado para ejercer su profesión.

Mantener la confianza en los conflictos de intereses: El médico debe


evitar el conflicto entre el ejercicio de su profesión, el manifiesto de su
opinión o la difusión del avance científico con intereses ajenos a la
propia profesión médica. 4

En conclusión, el médico debe proporcionar cada vez mejorar las


necesidades de las pacientes, mejorar la atención a ellos, que conlleven
a satisfacer y prosperar las nuevas necesidades de la calidad de
atención.

Referencia:
1. Forrellat Barrios Mariela. Calidad en los servicios de salud: un reto
ineludible. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter [Internet]. 2014 Jun
[citado 2020 Ene 29] ; 30( 2 ): 179-183. Disponible en:
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-
02892014000200011&lng=es.

2. Rafael Gasperi. Los roles del médico. Universidad Centroccidental


Lisandro Alvarado. Barquisimeto Noviembre 2010. Disponible en:
http://www.ucla.edu.ve/dmedicin/departamentos/medicinapreventivasoci
al/comunitaria/medicina/Unidad%20vi/Roles%20del%20medico.pdf

3. Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social


Organización Panamericana de la Salud. Guías e instrumentos para
evaluar la calidad de la atención. Santo Domingo, D. N. 2003. Disponible
en: https://www.paho.org/dor/index.php?
option=com_docman&view=download&alias=20-guia-e-instrumentos-
para-evaluar-la-calidad-de-la-atencion&category_slug=sistemas-y-
servicios-de-salud-y-proteccion-social&Itemid=273

4. Estudio: valores del médico y su carácter. FEM (Ed. impresa)


[Internet]. 2014 Jun [citado 2020 Ene 30] ; 17( Suppl 1 ): S23-S37.
Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S2014-98322014000500003&lng=es.