Está en la página 1de 2

TEORIA DE LA RESPONSABILIDAD. – DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO.

Esta teoría ha sido desarrollada principalmente por Eutathiades y por Wengler, si bien entre
ambos autores hay algunas diferencias.

En su curso de la Academia de Derecho Internacional de la Haya sobre los sujetos del derecho de
gentes y la responsabilidad internacional, Eutathiades menciona que un sujeto de derecho
internacional debe al menos encontrarse en algunas de estas dos situaciones.

1. Ser titular de un derecho y poder hacerlo valer mediante reclamación internacional, o


2. Ser titular de un deber jurídico y tener capacidad de cometer un delito internacional.

Los dos casos, según Eutathiades, tienen en común el elemento de la responsabilidad. En el


primero se trata de quien puede invocar y hacer valer la responsabilidad internacional; en el
segundo, de quien puede asumirla.

Por su parte, Wengler ha desarrollado una teoría más amplia de la responsabilidad.

El autor distingue claramente entre acto antijurídico y responsabilidad.

El acto antijurídico es el antecedente de una sanción, en tanto que la responsabilidad consiste en


ser destinario de ella, independientemente del hecho de haber sido o no el autor del acto
antijurídico. Esta distinción es importante, ya que en algunos casos no existe identidad entre el
autor del acto antijurídico y el destinario de la sanción.

Después de efectuar estas consideraciones, Wengler llega a la conclusión de que son sujetos del
DIP los destinarios de sanciones en el orden internacional o, dicho de otra forma, los sujetos
responsables.
Ahora bien, de ambas teorías, la que puede utilizarse como punto de partida es la teoría pura,
aunque el concepto del sujeto requiere mayor precisión. Un gesto de derecho, como señala Julio
A. Barberis, no solo es aquel cuya conducta esta prevista por una norma jurídica, ya que es
necesario en todo caso que el derecho o la obligación jurídica sea efectivamente asumido por el
sujeto. Se debe puntualizar que aquí se habla de obligación jurídica y no de responsabilidad.

Quien asume efectivamente una obligación es quien cumple la prestación y, en caso de


incumplimiento, quien paga las indemnizaciones, intereses o perjuicios correspondientes.

Las teorías de la responsabilidad caen en el error de adoptar un concepto de sujeto que puede
comprender a individuos cuyas conductas no se encuentran reguladas jurídicamente. Es decir,
cuando un individuo esta jurídicamente autorizado a hacer algo, o le está prohibido determinado
acto o está obligado a cierta prestación, su conducta como individuo se encuentra regulada por el
orden jurídico, pero cuando la norma jurídica lo hace destinario de una sanción, no puede decirse
que el derecho regula su conducta. La sanción es un acto coactivo de la autoridad que se impone
al individuo, independientemente de su voluntad.

Siguiendo las teorías de la responsabilidad, podría llegarse a la situación de que a individuos que,
sin serles atribuibles derechos u obligaciones, por el hecho de sufrir una sanción se convierten en
sujetos. En realidad, en estos supuestos el individuo constituye un objeto de la norma y no un
sujeto.

En suma, puede decirse que sujeto de derecho internacional es aquel cuya conducta esta prevista
directa y efectivamente por el derecho internacional como contenido de un derecho o de una
obligación.

Ahora bien, los sujetos internacionales son muy distintos entre sí, y la cantidad de derechos y
obligaciones de que son titulares es también muy diversa. La CJI, en su opinión consultiva sobre la
reparación de los daños sufridos al servicio de las naciones unidas, señalo:

‘’Los sujetos de derecho, en un sistema jurídico, no son necesariamente idénticos en cuanto a su


naturaleza o a la extensión de sus derechos.

La cantidad o extensión de los derechos y obligaciones de cada sujeto internacional solo puede
presenciarse realizando un análisis de las normas de derecho internacional.’’

También podría gustarte