Está en la página 1de 4

A L∴ G∴ D∴ G∴ A∴ D∴ U∴

V∴ M∴
Q∴ H∴ 1°Vig∴
Q∴ H∴ 2°Vig∴
QQ∴ HH∴

La cámara de reflexión

El cuarto de reflexión o cámara de reflexión ubicada a un lado del templo, es el último paso del
candidato antes de ser conducido por primera vez al templo.

En la plancha de iniciación escribí: “Bajamos una escalera muy estrecha me senté en una silla en un
lugar muy estrecho también y por fin me sacaron la venda… VITRIOL Tenia por titulo un cartel
frente a mi con unas 15 líneas que no pude leer pues no traía lentes, me concentré en el papel que
estaba en la mesa que tampoco podía leer por el mismo motivo, alguien me prestó su lente y de esa
manera pude completar el testamento. También había un reloj de arena, una calavera, que me
recordó lo rápido que me voy acercando al final, sal, mercurio, azufre, agua, pan.”

Eso es todo lo que pude escribir en esa oportunidad, lo que estaba al alcance de mi mano eran
elementos cotidianos, excepto VITRIOL que a pesar de haber leído algo al respecto, nada me decía.

Hoy pude leer lo que estaba escrito debajo del acróstico: algo parecido a If (R.K.)

Si la curiosidad te trajo hasta aquí…Vete!!!

Si tu alma siente miedo…No sigas adelante!

Si crees que eres capaz de fingir…Tiembla!!! Se te descubrirá.

Si sientes apego a las distinciones humanas..Vete, aquí no se conocen.

Si perseveras serás purificado por los ELEMENTOS.

Saldrás de abismo de las tinieblas y veras LA LUZ.


El significado de los elementos encontrados:

El cuarto de reflexión: Viaje al interior de la Tierra, el primer elemento Junto con los tres viajes
del iniciado, aire, agua y fuego representan los cuatro elementos primordiales de la antigüedad.

Los granos de trigo: Deben morir como semilla en el interior de la tierra para germinar y abrirse
camino hacia la luz. Simbolizan al iniciado que debe morir para sus vicios profanos para renacer en
sus virtudes latentes como iniciado.

La vela cuya luz ilumina suavemente el recinto, es el nacimiento de un nuevo hombre, que ha
triunfado sobre las tinieblas y ahora se encamina en búsqueda de su luz interior.

Las paredes negras, simbolizan el misterio, la superstición, la ignorancia y la oscuridad y en que


se encuentra el profano.

El vaso de agua que no solo simboliza la vida y la fertilidad sino también la sed de conocimiento,
El agua es el único elemento que se encuentra en los tres estados de la materia, liquido, sólido y
gaseoso sobre la Tierra, tiene el poder de transformación bajo determinadas condiciones, es el factor
principal de la vida.

El pan símbolo de la transformación de elementos, es el resultado de la semilla con la tierra y el


agua guiadas por la voluntad humana.

La sal, el azufre y el mercurio: Los 3 principios alquímicos de interacción universal, activo, pasivo y
neutro.
Los tres principios de las cosas son producidos de los cuatro elementos de la siguiente forma:...El
FUEGO comenzó a actuar sobre el AIRE y produjo el AZUFRE. El AIRE actuó sobre el AGUA
y produjo el MERCURIO. El AGUA por su acción sobre la TIERRA produjo la SAL. La
TIERRA no teniendo sobre que actuar…se volvió la matriz, el vientre de esos tres principios…

En todo compuesto natural, estos tres representan el CUERPO, el ESPIRITU y el ALMA oculta.
Si después de purificarlos bien tú los unes, ellos deberán, por un proceso natural, resultar en
una substancia extremadamente pura. Michael Sendivogius - Una Nueva Luz de la Alquimia 1.608

El reloj de arena símbolo del tiempo, el saber quienes somos, de donde venimos y a donde vamos.

El reloj de arena posee valor simbólico porque es el instrumento que más visiblemente representa el
fluir constante del tiempo. Un reloj de arena, con el bulbo superior casi lleno, representa el inicio de
la vida; con poco menos de la mitad en el bulbo inferior, la edad adulta, y con poca arena el bulbo
superior, la proximidad de la muerte, el fin del ciclo y el comienzo de otro.

La calavera, símbolo de muerte y renacimiento o que ante la muerte todos somos iguales.

El cráneo humano simboliza la Igualdad que nos depara la naturaleza a todo ser viviente, y debe
inspirar al Candidato a reflexionar sobre la necesidad de actuar en concordancia a principios y
valores de solidaridad con los más necesitados, de tolerancia y respeto para quienes no concuerdan
con sus ideas o conceptos, y de justicia y verdad para con todos sus semejantes.

El testamento, es el testamento iniciático que al contrario del testamento profano que es una
preparación para la muerte, este es una preparación para la nueva vida del renacimiento simbólico.
El Testamento representa el triple deber del hombre: para con Dios, para consigo mismo, y para con
su semejante. El hombre debe Conocer, Amar y Respetar a Dios, manifestado a través de la
excelencia de su Obra visible, la Naturaleza, que nos induce la idea de la PERECCIÓN SUPREMA,

Como Ser Social que es, el hombre debe a sus semejantes el reconocimiento y respeto la dignidad
de cada cual, la mayor tolerancia para con sus ideas, creencias y opiniones, no haciendo a otros lo
que no queramos para nosotros mismos, garantizando así la Paz y Armonía Social.

El hombre tiene para consigo mismo el deber de superarse moral, intelectual y físicamente,
procurando conservar a toda costa el culto a su propia dignidad como ser humano, creado a imagen
y semejanza de DIOS, y ser él mismo, el mayor garante de sus DERECHOS NATURALES para
poder cumplir a cabalidad su misión sobre la tierra. De esta forma podemos sintetizarlo en el
testamento.

¿QUÉ DEBERES TIENE EL HOMBRE PARA CON DIOS?,


¡CONOCERLO, AMARLO Y RESPETARLO!

¿QUÉ DEBERES TIENE EL HOMBRE PARA CON SUS SEMEJANTES?


¡CONOCERLOS, AMARLOS Y RESPETARLOS!

¿QUÉ DEBERES TIENE EL HOMBRE PARA CONSIGO MISMO?


¡CONOCERSE, AMARSE Y RESPETARSE!

VITRIOL, El misterioso acróstico de siete letras, siete palabras.


Visita-Interiora-Terrae-Rectificando-que Invenies-Occultum-Lapidem
Visita el interior de la tierra y rectificando hallarás la piedra oculta

La cámara de reflexión es un viaje simbólico al interior de la tierra que llega a su conclusión una
vez que se superen las pruebas del agua, el aire y el fuego. El cambio que debe efectuarse allí lo
denominamos el pasaje de las tinieblas a la luz.

Como lo que estaba escrito debajo del acróstico VITRIOL

Si perseveras serás purificado por los ELEMENTOS. Saldrás de abismo de las tinieblas y veras LA LUZ

Lo que nos lleva necesariamente a compararla con El mito de la caverna Platónica.

Transcripción de la traducción de la primera parte del capítulo 7 de La República de Platón.


Es un dialogo entre Sócrates y sus discípulos (Glaucón). www.laeditorialvirtual.com.ar
Solicitar intervención del 2·VIG:. al VM:.

VII

-Y a continuación -seguí- compara con la siguiente escena el estado en que, con respecto a la
educación o a la falta de ella, se halla nuestra naturaleza [568]. Imagina una especie de
cavernosa vivienda subterránea [569] provista de una larga entrada, abierta a la luz, que se
extiende a lo ancho de toda la caverna y unos hombres que están en ella desde niños, atados por
las piernas y el cuello de modo que tengan que estarse quietos y mirar únicamente hacia
adelante, pues las ligaduras les impiden volver la cabeza; detrás de ellos, la luz de un fuego que
arde algo lejos y en plano superior, y entre el fuego y los encadenados, un camino situado en
alto; y a lo largo del camino suponte que ha sido construido un pequeño tabique parecido a las
mamparas que se alzan entre los titiriteros y el público, por encima de las cuales exhiben
aquéllos sus maravillas.
-Ya lo veo -dijo.
-Púes bien, contempla ahora, a lo largo de esa pared, unos hombres que transportan toda clase
de objetos cuya altura sobrepasa la de la pared, y estatuas de hombres o animales hechas de
piedra y de madera y de toda clase de materias; entre estos portadores habrá, como es natural,
unos que vayan hablando y otros que estén callados.
-¡Qué extraña escena describes -dijo- y qué extraños pioneros!
-Iguales que nosotros -dije-, porque, en primer lugar ¿crees que los que están así han visto otra
cosa de sí mismos o de sus compañeros sino las sombras proyectadas por el fuego sobre la parte
de la caverna que está frente a ellos?
-¡Cómo! -dijo-, si durante toda su vida han sido obligados a mantener inmóviles las cabezas?
-¿Y de los objetos transportados? ¿No habrán visto lo mismo?
-¿Qué otra cosa van a ver?
-Y, si pudieran hablar los unos con los otros, ¿no piensas que creerían estar refiriéndose a
aquellas sombras que veían pasar ante ellos?
-¡Forzosamente. !
-¿Y si la prisión tuviese un eco que viniera de la parte de enfrente? ¿Piensas que, cada vez que
hablara alguno de los que pasaban, creerían ellos que lo que hablaba era otra cosa sino la
sombra que veían pasar?
-No, ¡por Zeus! -dijo.
-Entonces no hay duda -dije yo- de que los tales no tendrán por real ninguna otra cosa más que
las sombras de los objetos fabricados.
-Es enteramente forzoso.
-Examina, pues -dije-, qué pasaría si fueran liberados de sus cadenas y curados de su ignorancia
y si, conforme a naturaleza [571], les ocurriera lo siguiente. Cuando uno de ellos fuera desatado y
obligado a levantarse súbitamente y a volver el cuello y a andar y a mirar a la luz y cuando, al
hacer todo esto, sintiera dolor y, por causa de las chiribitas, no fuera capaz de ver aquellos
objetos cuyas sombras veía antes, ¿qué crees que contestaría si le dijera alguien que antes no
veía más que sombras inanes y que es ahora cuando, hallándose más cerca de la realidad y
vuelto de cara a objetos más reales, goza de una visión más verdadera, y si fuera mostrándole los
objetos que pasan y obligándole a contestar a sus preguntas acerca de qué es cada uno de ellos?
¿No crees que estaría perplejo y que lo que antes había contemplado le parecería más verdadero
que lo que entonces se le mostraba?
II. -Y, si se le obligara a fijar su vista en la luz misma, ¿no crees que le dolerían los ojos y que se
escaparía volviéndose hacia aquellos objetos que puede contemplar, y que consideraría que éstos
son realmente más claros que los que le muestran?
-¡Así es!–dijo Glaucón.

CONCLUSION

No se leer ni escribir, en el día de mi iniciación esta frase me pareció una hipérbole, ponía toda mi
atención solo en las sombras que desfilaban por el fondo de la caverna, pero a medida que me voy
interiorizando en el simbolismo de la cámara de reflexión me voy dando cuenta del abanico de
posibilidades que representa. Soy como el habitante de la caverna de Platón que saliendo afuera
intenta ver los objetos reales, es la Luz de la Verdad, que ofusca la visión intelectual del que
todavía no está preparado para recibirla, pero suficiente discernimiento tengo para afirmar, como
el filósofo, solo se que nada se. (Sócrates)

Es mi testimonio

Fausto Bejarano

A∴ M ∴

Intereses relacionados