Está en la página 1de 6

La necesidad de convivir con la naturaleza

César-Javier Palacios 07 de octubre de 2010



La convivencia con la naturaleza es una cuestión de supervivencia humana. No sólo nos


proporciona sustento, sino también bienestar y felicidad. Seguramente por eso, en nuestras
cada vez más masificadas ciudades siempre hay sitio para una planta, para una mascota,
para un árbol, para un jardín. No podemos vivir sin ese contacto, aunque sea lejano, con la
Madre Naturaleza.

¿Os acordáis de Félix Rodríguez de la Fuente? Fue él quien se empeñó en educarnos en la


necesidad de lograr una convivencia armónica con la naturaleza. Lo hacía porque era un
visionario. Tenía una idea revolucionaria. Estaba convencido de que el hombre ideal y feliz
era el hombre paleolítico, aquel recolector y cazador perfectamente imbricado en el medio
ambiente como un animal más, dotado de unos asombrosos conocimientos ecológicos y
culturales, en armonía con esa naturaleza de la que se nutría y formaba parte.
Para Félix el ser humano no era una especie más, sino una síntesis de la naturaleza, con todo
lo peor y todo lo mejor de ella, creada “con la nieblas del amanecer, con el aullido del lobo, el
rugido del león”, en una estrecha y “compleja trama palpitante” e interdependiente. No es que
quisiera que volviéramos a la Edad de Piedra, pero sí soñaba con que algún día recuperaríamos
esa sensibilidad ecológica que nos haría más tolerantes y felices.

¿Qué nos queda de todo ese pasado? Nada. Esa falta de “contacto real” con la Naturaleza, en
una sociedad cada vez más urbanizada, nos está llevando por mal camino. Hacia un consumo
irreflexivo de los recursos naturales, provocador de desastres tan impresionantes como el
cambio climático, cuyas consecuencias finales aún no somos capaces de imaginar.

Por eso, cuando se habla de convivencias, no podemos olvidarnos de la más importante de


todas ellas, la necesidad imperiosa que tenemos de convivir en armonía con la naturaleza.

Nota: Esta entrada se une a la iniciativa propuesta por las bitácoras Artecar24.com
y Pensamientos JFS, para que los blogueros hablen hoy, 8 de octubre, de la convivencia.

**Comparte con tus amigos este post:

Tags: convivencia, ecologia, felix rodriguez de la fuente, naturaleza | Almacenado en:


Educación ambiental

Llegan los “aterrizajes verdes” Navarra autoriza la caza de gorriones

12 comentarios
1. Dice ser antonio larrosa

Estamos entrando en un tiempo horroroso donde la naturaleza esta atacada por


contaminantes industriales , por insectos inavasivos , como el mosquito tigre y como el
caracol rojo que ataca a las plantas, y algunos mas que ahora estan fuera de mi escaso
conocimiento. Las pruebas de lo que digo las tenemos a la vista . Las fugas de petroleo
del Golfo de Mexico, las fuga roja del embalse de esa fábrica de aluminio, y cientos de
miles de incendios ,terremotos , tornados, huracanes, tsumanis inundaciones, atentados
etc , me hacen pensar que el final de la vida humana esta cerca, quizás más de lo que
muchos creen y sobre eso , si tiene unos minutos lo puedes leer en mi web en una
narración titulada “El tercer movimiento” Y otra también: “Planeta negro”

Clica sobre mi nombre

08 octubre 2010 | 00:14


2. Dice ser MEJORES DEPOSITOS OCTUBRE

el problema de no querer convivir con la naturaleza lo pagamos directamente nosotros.


Asi que, aun siendo egoistas, más nos vale convivir con la naturaleza.

consulta la comparativa de mejores depositos bancarios a plazo fijo de octubre en
http://www.miseuritos.com/depositos-bancarios/

08 octubre 2010 | 07:24

3. Dice ser julio

La foto es fantástica!!!

08 octubre 2010 | 09:20

4. Dice ser Luis V

Muy curiosa la foto, dos ojos y una sonrisa….

08 octubre 2010 | 09:41

5. Dice ser Carla

Apenas tengo ocasiones de sentirme parte de la naturaleza. La ciudad, el coche, las


tiendas, el metro, el aeropuerto nos han aislado del entorno natural. Y no tenemos
muchas oportunidades de salir de la ciudad. Pero algunos dias llego a casa, miro a los
ojos a mi chico y nos lanzamos a disfrutar de nuestros cuerpos totalmente desnudos.
Entonces todo desaparece y recuperamos nuestro lado más salvaje y natural. Luego te
das cuenta de que tenemos aún esos instintos animales y que formamos parte de una
Naturaleza y está ahí fuera.

Carla
http://www.lasbolaschinas.com

08 octubre 2010 | 09:42

6. Dice ser caRa

bonita foto…LLAVES de escritura parecen esas aves. Algun fotografo español..ya


logro esa imagen con las “llaves” de escritura..tipo abrir llave…cerrar llave..

08 octubre 2010 | 10:16

7. Dice ser Iván


“Todo el que disfruta cree que lo que importa del árbol es el fruto, cuando en realidad
es la semilla. He aquí la diferencia entre los que creen y los que disfrutan”.

Friedrich Wilhelm Nietzsche

08 octubre 2010 | 11:07

8. Dice ser El Cochino Rico

¿esa foto es un montaje?

08 octubre 2010 | 13:09

9. Dice ser Sílver

Amiiigo Fééélix, cuando llegues al cieeeelo….

“Actualizar la pedagogía ante el mundo cambiado”

Leonardo Boff
Adital

Siglos de guerras, de enfrentamientos, de luchas entre pueblos y de conflictos de clase


nos están dejando una amarga lección. Este método primario y reduccionista no nos ha
hecho más humanos, ni nos aproxima más unos a otros, ni mucho menos nos ha traído
la tan ansiada paz. Vivimos en permanente estado de sitio y llenos de miedo. Hemos
alcanzado un estadio histórico que, en palabras de la Carta de la Tierra, “nos convoca a
un nuevo comienzo”. Esto requiere una pedagogía, fundada en una nueva conciencia y
en una visión incluyente de los problemas económicos, sociales, culturales y
espirituales que nos desafían.
Esta nueva conciencia, fruto de la mundialización, de las ciencias de la Tierra y de la
vida y también de la ecología nos está mostrando un camino a seguir: entender que
todas las cosas son interdependientes y que ni siquiera las oposiciones están fuera de
un todo dinámico y abierto. Por esto, no cabe separar sino integrar, incluir en vez de
excluir; reconocer, sí, las diferencias, pero buscar también las convergencias, y en
lugar del gana-pierde, buscar el gana-gana.

Tal perspectiva holística está influenciando los procesos educativos. Tenemos un


maestro inolvidable, Paulo Freire, que nos enseñó la dialéctica de la inclusión y a
poner “y” donde antes poníamos “o”. Debemos aprender a decir «sí» a todo lo que nos
hace crecer, en lo pequeño y en lo grande.

Fray Clodovis Boff acumuló mucha experiencia trabajando con los pobres en Acre y
en Río de Janeiro. En la línea de Paulo Freire nos entregó un librito que se ha
convertido en un clásico: Cómo trabajar con el pueblo. Y ahora, ante los desafíos de la
nueva situación del mundo, ha elaborado un pequeño decálogo de lo que podría ser una
pedagogía renovada. Vale la pena transcribirlo y considerarlo, pues puede ayudarnos, y
mucho.

“1. Sí al proceso de concienciación, al despertar de la conciencia crítica y al uso de la


razón analítica (cabeza). Pero sí también a la razón sensible (corazón) donde se
enraízan los valores y de donde se alimentan el imaginario y todas las utopías.

2. Sí al ‘sujeto colectivo’ o social, al ‘nosotros’ creador de historia (‘nadie libera a


nadie, nos liberamos juntos’). Pero sí también a la subjetividad de cada uno, al ‘yo
biográfico’, al ‘sujeto individual’ con sus referencias y sueños.

3. Sí a la ‘praxis política’, transformadora de las estructuras y generadora de nuevas


relaciones sociales, de un nuevo ‘sistema’. Y sí también a la ‘práctica cultural’
(simbólica, artística y religiosa), ‘transfiguradora’ del mundo y creadora de nuevos
sentidos o, simplemente, de un nuevo ‘mundo vital’.

4. Sí a la acción ‘macro’ o societaria (en particular a la ‘acción revolucionaria’), la que


actúa sobre las estructuras. Pero sí también a la acción ‘micro’, local y comunitaria
(‘revolución molecular’) como base y punto de partida del proceso estructural.

5. Sí a la articulación de las fuerzas sociales en forma de ‘estructuras unificadoras’ y


centralizadas. Pero sí también a la articulación en ‘red’, en la cual por una acción
descentralizada, cada nudo se vuelve centro de creación, de iniciativas y de
intervenciones.

6. Sí a la ‘crítica’ de los mecanismos de opresión, a la denuncia de las injusticias y al


‘trabajo de lo negativo’. Pero sí también a las propuestas ‘alternativas’, a las acciones
positivas que instauran lo ‘nuevo’ y anuncian un futuro diferente.

7. Sí al ‘proyecto histórico’, al ‘programa político’ concreto que apunta hacia una


‘nueva sociedad’. Pero sí también a las ‘utopías’, a los sueños de la ‘fantasía creadora’,
a la búsqueda de una vida diferente, en fin, de ‘un mundo nuevo’.

8. Sí a la ‘lucha’, al trabajo, al esfuerzo para progresar, sí a la seriedad del


compromiso. Y sí también a la ‘gratuidad’ tal como se manifiesta en el juego, en el
tiempo libre, o simplemente, en la alegría de vivir.

9. Sí al ideal de ser ‘ciudadano’, de ser ‘militante’ y ‘luchador’, sí a quien se entrega


lleno de entusiasmo y coraje a la causa de la humanización del mundo. Pero también sí
a la figura del ‘animador’, del ‘compañero’, del ‘amigo’, en palabras sencillas, sí a
quien es rico en humanidad, en libertad y en amor.

10. Sí a una concepción ‘analítica’ y científica de la sociedad y de sus estructuras


económicas y políticas. Pero sí también a la visión ‘sistémica’ y ‘holística’ de la
realidad, vista como totalidad viva, integrada dialécticamente en sus varias
dimensiones: personal, de género, social, ecológica, planetaria, cósmica y
trascendente”.