Está en la página 1de 12

TALLER

“Mujeres en Guardia”

En la actualidad, debido a la inseguridad y violencia que existe en las


calles, las mujeres se ven obligadas a tomar algunas precauciones,
todo esto con la única finalidad de alejarse del peligro e intentar no ser
víctima de abuso o quedar expuesta a un robo.
El taller va dirigido a mujeres, que quieren capacitarse en técnicas de
defensa personal, para estar más seguras frente a una situación de
inseguridad, violencia o abuso tanto en la vía pública, como en su
hogar.

OBJETIVO DEL TALLER:


Responder a una demanda social y reducción de la violencia física o
Violencia de Genero.

A QUIEN VA DIRIGIDO EL TALLER:


 Grupos de mujeres que demandan la actividad.
 Grupos de mujeres realmente susceptibles de padecer
situaciones de riesgo de agresión.
 Prevención de Violencia de Genero.
 Refuerzo a mujeres que ya han sufrido o sufren violencia de
género.
QUE ES LA DEFENSA PERSONAL PARA LA MUJER:
La Defensa Personal para la mujer, es un instrumento de formación y
aplicación física que comprende un conjunto de conocimientos,
actitudes, habilidades y técnicas corporales que le van a permitir
prever, evaluar, saber qué hacer y como consecuencia actuar ante
situaciones de amenaza, conflicto o agresión.
Secundariamente este conocimiento servirá incluso para realizar
labores de información, ayuda o protección a terceras personas.
En relación con situaciones de elevada presión o riesgo y también
como prevención o ayuda en Violencia de genero.
La finalidad del taller es ayudar a la mujer a superar sus miedos
reforzando su autoestima, valía y propio reconocimiento dotándola a la
vez de medios para actuar, enfrentar un caso sin salir indemne.
La Defensa Personal para la Mujer, no está enfocada exclusivamente
a la mujer maltratada.
Hay que pensar en formar a una nueva mujer desde edades
tempranas con programas de prevención, hasta otro tipo de
programas cuando el maltrato ya está presente.

VIOLENCIA DE GÉNERO:
Cuando hablamos de violencia de género, estamos haciendo
referencia no a la agresión concreta de una persona a otra de
diferente sexo por razones dispares, sino a la situación de control y
sometimiento que determinados hombres quieren realizar sobre las
mujeres.
El Taller engloba, ciertos aspectos diversos:
Psicológicos, Estratégicos, Físicos, de Prevención, Etc.
Psicológicos: Que permiten afrontar el conflicto sin sometimiento y con
capacidad para la toma de decisiones. Sin un entrenamiento y
preparación psicológico para defenderse de su agresor el
entrenamiento físico no tendrá sentido.
Legales: Por el conocimiento básico necesario de nuestro
ordenamiento jurídico.
Estratégicos: Que van a permitir una decisión correcta tras la
evaluación del conflicto y sus actuantes.
Físicos: Que tiene que ver con estas cualidades, con habilidades
personales y con la técnica defensiva.
Y conviene recordar que deben utilizarse, como norma, recursos
físicos simples, útiles y prácticos de prevención, etc.

Este Taller proporcionara información, conocimientos y actitudes a la


mujer:
*Potenciando el aspecto psicológico para afrontar global y
debidamente el problema y que la mujer sea capaz de tomar
decisiones y actuar.
*Reforzando las cualidades de la mujer: (Inteligencia, Actitud, Manejo
de Situaciones)
*Realizando prevención y análisis de situaciones y, en caso de
agresión, valorar siempre las opciones disponibles:
 Lograr salir ilesa o con el mínimo daño
 Utilización de máxima energía en la defensa
 Si es en la Vía publica, conseguir involucrar a terceras personas en
la acción
 Utilizar los cauces legales de protección y denuncia
TENER UN ENFOQUE PSICOLOGICO ES NECESARIO:
Tener una mirada psicológica de la situación psíquica, baja
autoestima, incluso sentimiento de culpabilidad, incapacidad para
tomar decisiones, etc., de la mujer violentada.
Lógicamente, si la mujer no es capaz de comprender el daño Psíquico
que produce la violencia, no es capaz de comprender cuál es su
situación de indefensión, de nada sirven las técnicas de defensa
personal porque no será capaz de llevarlas a cabo.
Sin un entrenamiento psicológico para defenderse de su agresor, el
entrenamiento físico no tendrá sentido.
El objetivo final:
Sera la prevención y el fortalecimiento de la personalidad de la mujer
maltratada a través de una actividad concreta.

SOLIS LUCAS MATIAS


3 Dan TKD ITF
Las 30 señales de que tu pareja
puede estar maltratándote
psicológicamente
Este es un breve listado de tipos de comportamiento que sirven
para identificar los casos de maltrato psicológico en una pareja.
Están planteados en forma de preguntas para que sean más
accesibles y fáciles de relacionar con las vivencias de cada
persona.
1.  ¿Controla el dinero que gastas? ¿tienes que pedirle el
dinero a tu pareja? ¿pides permiso a la hora de comprar algo, ya
sea para ti o para la casa?
2.  ¿Te dice cómo tienes que vestirte? ¿si vas de alguna
manera que no le gusta se enfada contigo por ello y decides
cambiarte de ropa? ¿Hay prendas que ya no te pones porque
sabes que a no le gusta que vayas así y vas a tener problemas
por ello?
3. ¿Se enfada si inviertes más tiempo en tus amistades o
familiares del que considera necesario?
4. ¿Mantienes relaciones sexuales aunque no te apetezcan
porque si no, se enfada?
5.  Contabiliza las veces que haces cosas que no te
apetecen o con las que no estás de acuerdo para evitar una
discusión.
6.  ¿Controla tu móvil y tus redes sociales?
7.  ¿Tienes que informarle de tus horarios?
8. ¿Le quita importancia a tus logros personales o profesionales?
9. Cuando haces algo por tu pareja, ¿te lo agradece o te hace
sentir que es tu obligación?
10. ¿Organiza tu tiempo libre? ¿Sientes que en los ratos de
ocio tienes que consultarle en que invertir tu tiempo?
11. ¿Cuando tienes algún problema lo minimiza con
comentarios del tipo: eso no es nada, te quejas de vicio, etc.?
12. ¿Cuando se ha dado una discusión, en la mayoría de las
ocasiones cedes tú aún teniendo la razón porque podría pasarse
días sin hablarte y haciéndote el vacío?
13. ¿Si tiene un problema fuera del ámbito de la pareja, te hace
sentir responsable de ello?
14. ¿Te hace sentir que no sabrías seguir adelante si no
estuvieras a su lado?
15. ¿Te sientes culpable cuando enfermas?
16. Si estáis en público, ¿temes decir lo que opinas por si
acaso te trae consecuencias con tu pareja?
17. ¿Usa el  chantaje emocional a menudo para lograr sus
objetivos?
18. ¿Te recuerda una y mil veces los errores que has cometido?
19. ¿Has dejado de contar tus problemas de pareja a tu entorno
porque sabes que si se enterase se enfadaría?
20. ¿Temes como decirle algunas cosas porque sabes que su
reacción puede ser desproporcionada?
21. ¿Notas que cuando un mismo hecho lo realiza otra persona
lo valora más positivamente que si eres tú quien lo realiza?
22. ¿Te sientes incómodo/a si te mira alguien del sexo opuesto
por si acaso tu pareja se diera cuenta y pudiera ser motivo de
otra discusión?
23. ¿Sientes que necesitas su aprobación en cada cosa que
haces, o incluso piensas?
24. ¿La manera en la que se dirige a ti ha cambiado
transformándose en imperativa?
25.  ¿Sientes que no puedes ser tú mismo/a cuando estás
con tu pareja?
26. Ligada a la anterior, ¿sientes que aún sin que esté, cuando
quieres ser tú mismo/a piensas en que tal vez le moleste y dejas
de hacer las cosas que querías?
27.  ¿Te trata como si fuera tu padre/madre en lugar de
tu pareja?
28. ¿Las decisiones importantes las toma sin tener en cuenta tu
opinión?
29. ¿Te hace dudar de tus capacidades?
30.  ¿Sientes miedo?

Consecuencias del maltrato


emocional y psicológico
Una vez realizada la tarea, y una vez en consulta, valoro con las
víctimaslas consecuencias de este maltrato psicológico,
que suelen ser estas:

 Malestar físico
 Baja autoestima
 Pérdida de relaciones sociales llevando en muchas
ocasiones al aislamiento
 Sensación de haber dejado de ser la persona que era
 Estrés
 Ansiedad
 Estado de ánimo deprimido
 Alteraciones de los patrones de sueño 
 Problemas en la alimentación
 Adicción a distintos tipos de sustancias (en las que
cabe destacar las benzodiacepinas y el alcohol)
 Dejadez y descuido en el aspecto físico
 Irritabilidad
 Apatía
 Sentimientos de impotencia e inutilidad
 Indecisión
 Inseguridad
 Dependencia emocional
 Ataques de ira dirigidos a otras personas
 Inapetencia sexual
 Sentimientos de vergüenza y culpa
 Sensación de debilidad
 Dificultad en la toma de decisiones
 Culpabilidad
 Mecanismos de afrontamiento basados en la huida
 Sentimientos de inferioridad

A su vez, estos efectos del maltrato psicológico hacen que el


clima dentro de la relación de pareja siga empeorando aún más,
lo cual acarrea consecuencias graves para la víctima.

Tomando conciencia para poder abandonar


las dinámicas de maltrato
El primer paso para hacer frente al maltrato psicológico
es saber identificar sus señales, algo difícil ya que son
dinámicas no se producen de un día para otro y son
señales sutiles de las que apenas nos damos cuenta. 
La intención de este artículo es poder llegar a ser conscientes de
ello, y si nos sentimos identificados/as poder ser capaces de
romper con la dependencia emocional que nos genera. El
primer paso es poder identificar la existencia del maltrato
psicológico para asumir la idea de que se han de producir
cambios muy drásticos.

Primeras señales

El maltrato está presente en todos los ámbitos y no tiene edad. Es como un virus de
amplio espectro y para detectar sus síntomas existe un test, con tres fases muy claras
y un aumento gradual del peligro. Si no quieres caer en la espiral de violencia,
reacciona cuando saltan las primeras alarmas.

 Te ridiculiza: Si te hace sentir inferior, torpe o inútil, ¡ojo!, ahí se enciende el


semáforo rojo. Marisa Soleto, directora de la Fundación Mujeres, explica que "el
menosprecio, el control y el aislamiento suelen ser los mejores indicadores de que
algo no va bien en una relación. Las mujeres que sufren violencia psicológica no
identifican los primeros insultos y amenazas como signos de maltrato. Cuando
surgen, sienten que son culpables de activar la respuesta de sus agresores. Es
fundamental poner fin a la situación desde los síntomas iniciales".
 Te aísla: Si te impide relacionarte con familiares o amistades o incluso si se
pone celoso o provoca peleas, no te ciegues. ¡Despierta! Laura Ruiz de Galarreta,
directora General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, recuerda que una
relación saludable "es aquella basada en la confianza y el respeto mutuo. Si te
sorprenden el control y los celos, ten en cuenta las siguientes actitudes: si vigila tu
manera de vestir, si no expresas tus opiniones libremente por miedo a su reacción,
si revisa tu teléfono móvil y tus redes sociales, si continuamente te sientes inferior,
si has dejado de salir con tu círculo de amistades porque no le caen bien...:
¡reacciona!. No permitas estas situaciones porque son manifestaciones inequívocas
de violencia de género".
 Te insulta: Si te amenaza, te humilla, te grita o te descalifica en público o en
privado, ¡peligro! No debes consentirlo. "El problema es que la sociedad española
no acaba de entender que eso es maltrato", lamenta la delegada del Gobierno para
la Violencia de Género, Blanca Hernández, con datos en la mano: "El 7% de la
población tolera las amenazas verbales y el 9% el maltrato psicológico de
desvalorización. Además, el 14% considera aceptable la restricción de libertad y el
31% de los encuestados acepta el control de horarios sobre la pareja". Marisa
Soleto asegura que "la mejor forma de no caer en esta espiral es mantener una
relación afectiva equilibrada, basada en el respeto, la confianza, la cooperación
mutua y el reparto equilibrado de responsabilidades y tareas, sin establecer
relaciones de subordinación".
 Te culpa: Si tú eres responsable de todo, ¡reacciona! Para muchas mujeres
resulta heroico trascender tantos siglos de legado cultural machista. "Es evidente
que los insultos, la humillación, la culpa y toda la violencia psicológica son signos de
la histórica estructura patriarcal de nuestra sociedad, en la que se perciben estas
actitudes como normalizadas e indicadoras de la naturaleza masculina", sostiene
Ángeles Carmona, del CGPJ.
 Te amenaza: Si dice que va a hacerte daño a ti o a tu familia, ¡protégete!
Según Ana de Miguel, profesora de Filosofía Moral y Política en la Universidad Rey
Juan Carlos, "las mujeres somos domesticadas para la sumisión desde pequeñas
y recibimos el mensaje de que tenemos que aguantar y soportar porque ellos son
así".Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas,
lamenta la existencia de un «ideal de comportamiento en el que debemos ser
obedientes y no rebelarnos nunca. Vivimos en función de otros y para otros.
Consideramos natural lo que es un ataque a nuestra dignidad. El patriarcado está
instalado en todas las esferas de nuestra vida y es muy poderoso. Hay que
visibilizarlo para acabar con él».
 Te da miedo: Si te asustan su mirada y sus gestos es porque sientes que
estás en peligro: ¡cuéntalo!, ¡pide ayuda! Blanca Hernández hace hincapié en que
incluso mujeres profesionales normalizan el maltrato, "la violencia crece y ellas
cada vez se sienten más culpables. Con más formación, sienten más vergüenza y
eso las lleva a un mayor aislamiento".

TIPOS Y MODALIDADES DE VIOLENCIA

TIPOS DE VIOLENCIA
La ley Nº 26.485 conceptualiza distintos tipos de violencia categorizándolas en:

FÍSICA:
La que se emplea contra el cuerpo de la mujer produciendo dolor, daño o
riesgo de producirlo y cualquier otra forma de maltrato o agresión que afecte
su integridad física.

PSICOLÓGICA:
La que causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y
perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar sus
acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso,
hostigamiento, restricción, humillación, deshonra, descrédito, manipulación o
aislamiento.

SEXUAL:
Cualquier acción que implique la vulneración en todas sus formas, con o sin
acceso genital, del derecho de la mujer de decidir voluntariamente acerca de
su vida sexual o reproductiva a través de amenazas, coerción, uso de la fuerza
o intimidación, incluyendo la violación dentro del matrimonio o de otras
relaciones vinculares o de parentesco, exista o no convivencia, así como la
prostitución forzada, explotación, esclavitud, acoso, abuso sexual y trata de
mujeres.

ECONÓMICA Y PATRIMONIAL:
La que se dirige a ocasionar un menoscabo en los recursos económicos o
patrimoniales de la mujer, a través de la perturbación de la posesión, tenencia
o propiedad de sus bienes, pérdida, sustracción, destrucción, retención o
distracción indebida de objetos, instrumentos de trabajo, documentos
personales, bienes, valores y derechos patrimoniales.

SIMBÓLICA:
La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos
transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las
relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

MODALIDADES DE VIOLENCIA:
Además la ley señala que según las formas que se manifieste en los distintos
ámbitos las Modalidades son:

VIOLENCIA DOMÉSTICA:
Aquella ejercida contra las mujeres por un integrante del grupo familiar,
independientemente del espacio físico donde ésta ocurra, que dañe la
dignidad, el bienestar, la integridad física, psicológica, sexual, económica o
patrimonial, la libertad, comprendiendo la libertad reproductiva y el derecho al
pleno desarrollo de las mujeres. Se entiende por grupo familiar el originado en
el parentesco sea por consanguinidad o por afinidad, el matrimonio, las
uniones de hecho y las parejas o noviazgos. Incluye las relaciones vigentes o
finalizadas, no siendo requisito la convivencia;

VIOLENCIA INSTITUCIONAL:
Aquella realizada por las/los funcionarias/os, profesionales, personal y agentes
pertenecientes a cualquier órgano, ente o institución pública, que tenga como
fin retardar, obstaculizar o impedir que las mujeres tengan acceso a las
políticas públicas y ejerzan los derechos previstos en esta ley. Quedan
comprendidas, además, las que se ejercen en los partidos políticos, sindicatos,
organizaciones empresariales, deportivas y de la sociedad civil;

VIOLENCIA LABORAL:
Aquella que discrimina a las mujeres en los ámbitos de trabajo públicos o
privados y que obstaculiza su acceso al empleo, contratación, ascenso,
estabilidad o permanencia en el mismo, exigiendo requisitos sobre estado civil,
maternidad, edad, apariencia física o la realización de test de embarazo.
Constituye también violencia contra las mujeres en el ámbito laboral
quebrantar el derecho de igual remuneración por igual tarea o función.
Asimismo, incluye el hostigamiento psicológico en forma sistemática sobre una
determinada trabajadora con el fin de lograr su exclusión laboral;

VIOLENCIA CONTRA LA LIBERTAD REPRODUCTIVA:


Aquella que vulnere el derecho de las mujeres a decidir libre y
responsablemente el número de embarazos o el intervalo entre los
nacimientos, de conformidad con la Ley 25.673 de Creación del Programa
Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable;

VIOLENCIA OBSTÉTRICA:
Aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos
reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso
de medicalización y patologización de los procesos naturales, de conformidad
con la Ley 25.929.

VIOLENCIA MEDIÁTICA:
Aquella publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través
de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta
promueva la explotación de mujeres o sus imágenes, injurie, difame,
discrimine, deshonre, humille o atente contra la dignidad de las mujeres, como
así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e
imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o construya
patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de
violencia contra las mujeres.