Está en la página 1de 7

.

r ----

El Estado moderno. una definición Pinturas ·


rupestres
Desde siempre, los hombres y las mujeres han vivido en co-
• nmnidades, integrando grupos sociales, y han buscado estable-
cer un orden para esa convivencia: una asociación basada en
normas, en reglas de comportamiento. Este orden ha siclo más
o menos complejo según el grado ele desarrollo de la comuni-
dad.
Los primeros gruposhumanos, por ejemplo, formaron cla- nómadas que
nes o tribus que respondían al mando de un jefe guerrero," un vivieron hace
brujo hechicero o un consejo de ancianos. Más tarde, con el sur- alrededor de
gimiente ele las primeras poblaciones estables -las aldeas y 35.000 años.
luego las ciuclades-1os individuos crearon sistemas de organi-
zación política y social más avanzados y convivieron aceptando
o tolerando sus principios, reglas y castigos.
La historia occidental muestra diferentes ejemplos ele orga-
nización social y política En la Antigüedad, los griegos se aso-
ciaron en la polis o ciudad-Estado, que podía asumir una forma
ele gobierno monárquica, aristocrática o democrática.
los pueblos más
A su vez, los romanos se congregaron originalmente bajo la
forma ele una monarquía y luego, en plena fase de expansión
terntorial, en una república que más tarde acabó transformán-
close en uno ele los imperios más extensos de la historia, dota-
. do de una compleja organización política.
muestra a un
Tras la disgregación del Imperio romano, en la Edad Media,
gobernante
los hombres quedaron dispersos en entidades sociopolíticas de
maya
dimensiones más reducidas: principados, condados, señoríos
recibiendo
(que más tarde se convertirían en feudos) o ciudades (algunas
regalos que le
ele las cuales se transformarían en pequeñas repúblicas).
ofrecen sus
1-Joy casi todas las sociedades presentan, al menos formal-
visitantes.
mente, una fórmula única de organización sociopolírica: el Es-
tado moderno.
El Estado moderno puede definirse como una asociación so-
ciopolítica que se caracteriza por:
• poseer el uso exclusivo de la fuerza legítima sobre un territo­
f1 rio delimitado y una población determinada;
• exhibir frente a la comunidad internacional suipoder sobera­
no sobre ese territorio y esa población; Ciudad de
• valerse para el cumplimiento de sus fines de un conjunto ele Nuremberg,
normas escritas, públicas, generales y obligatorias, las leyes, y Alemania, en
ro
e ele un aparato administrativo denominado burocracia públi­ 7 576. Hacia el
ro
u
ro ca. año 100,0, -
u
::J
'o Europa se d,~ ·
P.'
convirtió en una .;<: '
m
u
·;:; región de.
-c
e pueblos "
-o
'o sedentarios.
ro
E~
o
LL
uso exclusivo de la fuerza legítima
• fEl Estado moderno se arroga el uso exclusi-
vo 'de la fuerza o coacción física con el objeto
de imponer y mantener un orden, de ejercer un ·
dominio. Por ejemplo, para hacer cumplir las
normas, para prevenir delitos o desórdenes, pa-
l

ra castigar a quienes infringen las leyes, en de-


finÜiva, para influir sobre la conducta de las
personas, aun contra su voluntad. Se dice que
ese!uso de la fuerza es legítimo en la medida en
qw~ esa atribución exclusiva del Estado cuenta
cor~ el consentimiento de la población.
~Esta exclusividad no desaparece por más
qu '' en ciertos casos muy excepcionales se re- ·
cortozca a los individuos particulares el derecho
a hrcer uso de la fuerza, por ejemplo, 'en defen-
sa propia, pues siempre es el Estado el que fija
o c'.lelimita ese derecho. Una banda armada po- ·
c!ríÍt ejercer coacción física sobre un grupo ele
pe~sonas, pero esa fuerza en principio no es le-·
gít:hia porque no proviene del Estado ni está
~ .
au·frizada por él. Un individuo podría "hacer
justicia por mano propia", pero ello también es
ilekítimo pues la atribución ele impartir castigos
o genas compete exclusivamente al Estado.
1

,l Sin embargo, el uso de la fuerza para asegu-


ranel orden por lo general no es directo. Eso no.
sofo resultaría muy costoso, por la cantidad ele
po~icías y jueces que serían necesarios, sino
prácticamente imposible: el Estado no puede vi-
gilar a todas las personas todo el tiempo. Gene-
ralrnente -basta con que exista solo la amenaza
deha coacción física. La posibilidad de ser cas-
t
tigado, en la mayoría de los casos, disuade de
an'emano a aquello que pretenden violar la
le;}.
;: Pero aun así, para asegurar la convivencia
p*ífica entre las persona el Estado no e ba a
mtramente en el uso efectivo de la fuerza legí-
tirna o en la amenaza de su empleo. El orden
ro
dt~cansa asimismo en la aceptación y reconocí- e
ro
m!ento cotidiano, por parte de. los individuos "O
"'
"O
·. qv'e integran esta asociación sociopolítica, del ::;
·¡:¡
si~ema normativo impuesto por el Estado. Sin >,

elfonsentimiento de una sociedad, el poder es- "'


V
·.¡:;
•QJ

tapl no podría ser ejercido pacíficamente. · e


-o
f En síntesis, la coacción nGJ es el medio habi- 'e
"'E
tL~'11 o único del Estado para .imponer y mante- La policía previene los delitos y garantiza el orden y la seguridad. Las o
l : u,
n~!r un orden, puesto que este ha de basarse fuerzas armadas aseguran la soberanía nacional. Los tribunales
. p\\mordialmente en el consenso, pero sí es su imparten justicia y dirimen pacíficamente los conflictos entre personas
medio específico: solo el Estado puede hacer o grupos. Policía, fuerzas armadas y justicia son instituciones
uso de la fuerza. indispensables en todo Estado moderno.
erritorio delimitado
-"' - ~ -ez, el E tado ejerce su dominio sobre un territorio de-
.::::_- ío. es decir, obre una extensión geográfica de límites
- recisos. acordada con los otros Estados del mundo. El territo-
ia condición esencial para la existencia de un Estado.
i. por ejemplo, vastos espacios de un país no són domina-
o por el Estado nacional, sino por un ejército de guerrilleros,
por una organización mafiosa o por una banda de narcotrafi-
- te , que dispone a su antojo de la vida y la propiedad de .las
persona , se dice que en ese país la misma existencia del Esta--
do e tá cuestionada o, directamente, que el Estado no existe,
pue · no posee la exclusividad del uso ele la fuerza en ese terri-
torio. Esto es lo que ha sucedido en Colombia y en algunos paí- Yasser Arafat, líder de la Autoridad Nacional Pales 'ina

es centroamericanos en los últimos años. (ANP), y Yitzhak Rabin, primer ministro de Israel er'. tre
'-
En otros casos, por ejemplo, una población numerosa puede 7 992 y 1995. En los acuerdos de Oslb de 1994, tsrac!

de .ear vivir bajo un Estado autónomo y reclamar su creación, pe- reconoció a la Organización para la Liberación d;,

ro si los Estados preexistentes no le reconocen al Estado por Palestina (OLP), cuyo objetivo ha sido la creación~de

crearse el derecho a disponer de un territorio sobre el cual pue- un Estado palestino, y Arafat se comprometió a n!:;
da ejercer su dominio, su fundación puede no concretarse jamás utilizar la violencia.
o demorarse por años. Un problema de este tipo es el que afron-
taron los palestinos, quienes han reivindicado su derecho a un te-
rritorio propio en el Cercano Oriente.

Población
Por otra parte, el Estado impone un orden sobre un conjun-
to de personas, sobre una población. Esta población recibe ge-
neralmente el nombre de nación. Una nación es un grupo hu-
·mano cuyos miembros poseen una identidad colectiva formada
por una serie de tradiciones, creencias, experiencias y valores
compartidos y, en algunos casos, por una misma lengua, y que,
además, tienen conciencia ele un origen y un destino comunes.
Esa identidad suele manifestarse, a grandes rasgos, en lasco-
midas, la vestimenta, las costumbres y la música de un pueblo.

.
Restaurante italiano del barrio porteño de Ja .3oca
(arriba).
Little ltaly, pintura de Red Grooms del barrio ita:iano de
Nueva York (izquierda).
Durante los siglos XIX y XX, los inmigrantes i alianos
portaron su identidad más allá de las tronte.as de su
país.

71
j
~ia idea de nación o patria uele reforzar la dominación estatal, ya que, al
gene~ un sentimiento de pertenencia y solidaridad, facilita la aceptación de es­
ta qma de o. anización sociopolítica por parte de la población. A su vez, el nacionalidad, es decir a per:e:- ¿ ­ :::::; ::;
Esa 'lo se encarga de mantener y consolidar esa identidad nacional a través de una nackm.se puede dezer,, 're· x;;- -
una ~rie de instituciones (la escuela, el servicio militar) y símbolos (la bande­ dos criterios distintos:por la oscerzer-

. des ­lo'
ra. e. escudo, el himno), así corno por la exaltación de las grandes personalida­
próceres) y acontecimientos que configuraron la nación moderna. .
cia o "la sangre" (ius sanguinis] o por e
Jugar de nacimiento (ius solis).
!º hay una relación histórico­política única entre Estado y nación. El pue­ Los Estados europeos, más viejosy
blo ~ nación de los judíos existe desde hace cinco mil años, pero el moderno tradicionales, emplean el principio de
Estado de Israel se fornió tan solo en 1948, bajo los auspicios de las Naciones la ascendencia para establecer la na-
Uníoas. En el caso de la Argentina, un país que a mediados del siglo XIX se ha­
1
cionalidad de un individuo, mientras
liaba¡ prácticamente despoblado y con límites imprecisos, la constrncción del Es­ .que Jos Estados americanos, más nue-
tado'precedió claramente a la existencia de la nación, y hasta puede decirse que '(OS y muchos-de ellos poblados en el si-
este,!a través de sus instituciones y símbolos, "creó" a la nación argentina. glo ,XIX por grandes masas de inmi-
'tampoco todos los Estados se asientan sobre una sola nación o sobre un grantes europeos, usan corno criterio el
lugar de naéimiento.
único grupo humano que se identifique a sí mismo como tal. Muchos Estados
albergan a grupos de personas que hablan diferentes lenguas, profesan distin­
. ­
tas religiones, pertenecen a diversas etnias o
que i10 tienen un pasado o un conjunto de
valo1bsJ
y creencias comunes. En estos casos,
el Estado puede recurrir a la formación de una
iclentÍiclad colectiva más amplia que contem­
t!
ple pluralidad­ étnica, cultural o religiosa ele
su p~blación y a la vez fomentar la unidad en
torn4._ de ciertos valores y principios genera­
les. t:n España, por ejemplo, conviven galle­
gos, icatalanes. y vascos, reconocidos como
grupfs con identidades nacionales propias. En
Bélg•:::a sucede lo mismo con Jos flamencos y
los v~lones. También en el Reino Unido de
Gra0j Bretaña, a pesar de los ancestrales ­e
incluso recientes­ conflictos entre ingleses,
escoreses y galeses, existe una identidad co­
lecti'{\i que los engloba. De este modo, la exis­
tenci t del Estado se encuentra garantizada so­ La identidad común de una nación se manifiesta en todas las actividades de
bre u~na ba e nacional múltiple. la vida humana: en la ciencia, en el arte, en el trabajo y también en el deporte.

(1J
e
(1J
u
(1J
u
:i
u

ro
...,u
·Q)

e
En la película Corazón valiente (7 995), ­o
·;::;
Me/ Gibson interpreta a Wiltiam Waltace, (1J

§
héroe popular de los escoceses. En el o
u;

siglo XIII Waltace combatió largo tiempo 111


"C
contra el rey inglés Eduardo l. En Escocia,
su lucha constituye un símbolo de
.......
111

"'
u.i
orgullo nacional. @)

,78
_-o obstante. la relación enrre el Estado y las diver-
'~ naciones que alberga no siempre se resuelve en for-
m mi o meno armónica como en los ejemplos men-
río: ado . Por el contrario, existen casos en que, por va-
nos motivo , el Estado interviene coactivarnente para
horrar t a di' ersidad cultural, étnica o religiosa. Enton- abandonó
e·. e prohíbe el uso de una lengua o la práctica de un sistema de
c lro, se impone el empleo de un símbolo-común, se segregación
imparte un solo tipo de educación o, inclusive, se per- racial que
igue violentamente a cierras minorías étnicas o religio- mantuvo durante
sa . En consecuencia, es muy probable que después de varias décadas y
un tiempo más o menos prolongado estallen conflictos se convirtió en n
sangrientos y que cada grupo reclame la creación de su Estado
propio Estado. Esto sucedió, por ejemplo, en la ex Yu- respetuoso de ;u
goslavia o en !J ex Unión Soviética. carácter
plurirracial.
Soberanía Cientos de
Un Estado también debe exhibir frente a otros Esta- albaneses de
dos u organizaciones supranacionales una autoridad, Kosovo se dirigen
un poder de soberanía. Etimológicamente, soberanía a un centro de
proviene del vocablo iatino super omnia que significa refugiados en
'por sobre todas las cosas". Un Estado es soberano so- Macedonia. La ex
lo cuando es capaz ele ejercer el dominio y mantener la Yugoslavia fue,
paz en el interior ele sus fronteras y, al mismo tiempo, en los últimos
presenta la aptitud ele proteger ese poder interno fren- años, escenario
re a las amenazas e.le enemigos externos. La soberarúa de guerras civiles,
implica entonces la facultad estatal de mantener -por persecución y
medios pacíficos o por la fuerza si fuese necesario- el muerte entre
reconocimiento ele un dominio indiscutido sobre un eslovenos,
úrea delimitada del mundo por parte de los restantes croatas, serbios,
Estados ele la comunidad internacional. bosnios,
Durante muchos siglos, el concepto de soberanía se montenegrinos,
asoció exclusivamente a una cuestión ele fronteras o macedonios y
porciones ele territorio, a las nociones de guerra y paz. kosovares.
Sin embargo, en los últimos cincuenta años el ejercicio
ele un poder soberano por parte de los Estados se ha
tornado mucho más problemático que en el pasado, al
menos en las esferas militar, económica y cultural.
En el terreno militar o geopolítico, el mundo contem-
poráneo ha siclo escenario ele la creación de importantes
rci
e ~ alianzas y organismos defensivos ele carácter supraestatal,
"O "' 1
~"' como la Organización del Tratado del Atlántico Norte
f
ro
"O
::>
·¡:; -g'ü (OTAJ\f) y el Pacto ele Varsovia. Estos acuerdos militares y
>,
ro
>- sus instituciones derivadas implicaron frecuentemente
u
+:;
·(IJ
~"' una limitación ele la soberanía ele algunos de sus Estados
·U/

:9
e e miembros, dacio el desequilibrio de poder bélico entre
·O
u
·~ sus líderes -los Estados Unidos y la Unión Soviética, res-
E"'
o Eo pectivamente- y los restantes integrantes. A pesar del
LL
u.
derrumbe e.le! llamado "mundo comunista", del fin del En 7 9B9 se derribó el Muro de Berlín, que dividía estad • ca :
,,ia
1

~ Pacto ele Varsovia y del final de la Guerra Fría (1945- una parte pertenecía al "mundo comuntsto'y otra, al" -r.undo
...

1\l
+'
111 ...'" 1989), esta situación aún persiste, en virtud de la continui- occiaentat'Stmboüzo durante décadas la división d m ndo
w w"'
@ dad de la OTANy su ampliación hacia Europa del Este. eh dos grandes bloques.
@

79
En los asuntos de producción, comercio y finanzas interna­
cionales, la evolución del último medio siglo ha llevado tam­
bién a la creación y el fortalecimiento de instancias supraesta­
tales, tale como la Unión Europea, la Asociación del Tratado
-íe Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) y el Mercado
:::omún del Sur (MERCOSUR). Estos verdaderos bloques ele in­
·egración económica -y, en el caso europeo, incluso política­
nan creado organismos e instituciones comunes (consejos de
­nínistros, organismos de consulta y hasta parlamentos) cuyas
disposiciones sobrepasan los límites ele las fronteras territoria­
les y desplazan al Estado nacional como ámbito privilegiado o
único de las decisiones políticas.
En materia financiera, por otra parte, se crearon en el mis­
. no período organismos multilaterales de crédito, corno el Ban­
co Mundial (Banco Internacional de Reconst~ucción y Fornen­
to, BIRF) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en las
últimas décadas han exigido a los países endeudados la adop­
ción de determinadas políticas tendientes a corregir sus desequilibrios fis­ Sede de la Unión Europea en Bruselas,
·:ales para garantizar el pago de las deudas contraídas. Además, en virtud Bélgica.
de la globalización económica ele finales del siglo XX, la capacidad de ac­
ción de los gobiernos ante la presión de los flujos de capitales y las cleci­
sienes de las grandes empresas transnacionales se vio recortada.
· Por último, el desarrollo espectacular de los medios de comunicación,
la producción masiva de ciertos bienes (televisores, computadoras, etc.) y
la vertiginosa evolución ­en lo que atañe a 'velocidad, escala y facilidad
de acceso­ de la información han provocado un impacto profundo en las
culturas nacionales y sus particularidades. En efecto, hoy día la fuerte ten­
dencia a la conformación de una "cultura transnacional" o una cultura pla­
netaria homogénea ­producto de los cambios mencionados­ contrasta
con la influencia· decreciente del sistema educativo estatal en la construc­

(tJ
e
"'
"()

"'
"()
::J
poder interno indiscutido ·¡:¡

y la defensa territorial, Ja
"'
V
·.¡:;
protección de una •Q)

e
identidad cultural y de Ja ·O
·¡:¡
forma de vida de una "'E
nación. o
LL

,,
1

!U
¿EN QUE ASPECTOS DE LA VIDA COTIDIANA
PUEDEN RECONOCER LOS RASGOS DE UNA
......
!U
111
w
"CULTURA TRANSNACIONAL"? @
e es y burocracia pública
~::-: ~ cado se vale para cumplir con sus fines de las leyes
ce ~:13 burocracia pública.
~- ~·es on normas escritas, públicas, generales y obli-
p:of~. on escritas y públicas para asegurar su conocimien-
ro por parte de todos los individuos. Son generales porque
·:tlen para toda la población de un Estado, sin distinción al-
guna basada en la riqueza, la religión, la etnia, el género o la
capacidad de las personas. Son obligatorias porque a partir
de ella el Estado puede exigir, bajo amenaza de pena o san-
ción, un comportamiento determinado. Pero este es precisa-
1
mente el limite que existe en el Estado organizado sobre una
ba e legal racional: ningún individuo está obligado a hacer lo
ú 1
que las leyes no mandan ni puede ser privado de lo que ellas
no prohíben
.J
La burocracia pública, por su parte, se compone de una
serie de instituciones administrativas que funcionan:
• de manera continua;"
• sobre la base ele órdenes y documentos escritos;
• según los principios de jerarquía, obediencia, división de
las tareas, especialización y diferenciación entre el funcio-
nario y el cargo.
Esto significa que la burocracia pública es un cuerpo es-
table de funcionarios administrativos que cumplen su labor
ele acuerdo con instrucciones explícitas e impersonales: se
obedece no por cuestiones paniculares o por propia volun-
tad o antojo, sino por el respeto a la autoridad legal, inde-
pendientemente de quien la encarne. El personal es recluta-
cl.o según un criterio de idoneidad (las tareas son desempe-
ñadas por empleados capacitados) y debe ajustarse a una
pauta ge.neral por la cual no posee a título personal los re-
cursos del Estado, de los cuales debe rendir cuentas, ni pue-
de apropiarse del cargo que ocupa.
Desde el punto ele vista material, la existencia y el funcio-
namiento ele un Estado implica una enorme cantidad de re-
cursos materiales y humanos: edificios (cuarteles, bases mili-
tares, comisarías, cárceles, juzgados, registros oficiales, adua-
nas, escuelas, museos, hospitales, oficinas), vehículos (bu-
ques, tanques, patrulleros, ambulancias, autobombas) y em-
pleados (soldados, policías, jueces, inspectores, personal ad-
ro
e ministrativo, bomberos, médicos, enfermeras, maestros). Este
ro
u
ro aparato administrativo se sostiene con el dinero proveniente
u u
:J
u
del tesoro público El tesoro público se integra con fondos ele
>. ~ diversa procedencia (aranceles aduaneros, venta de tierras
! ro
u
·.;:;
•llJ
fiscales, créditos públicos o privados, por ejemplo), pero fun-
e damentalmente a partir ele los impuestos. Un impuesto o tri-
-o
oro buto es una contribución obligatoria que se establece -se-
E
o
u,
gún un criterio ele equidad- sobre la base del patrimonio,
1 las ganancias y el consumo de los habitantes de un país. Por
ni
"O ello, el pago de impuestos no es una obligación arbitraria: si ~- -:;,~-- ,,;;_¡
...... la población evade sus deberes tributarios, el Estado no pue-
ni
La administración del Estado se encuentra integradcf por
w"'
@ de subsistir. una enorme cantidad de recursos materia/esy humc¡nos.

81.

También podría gustarte