Está en la página 1de 43

PARAFILIAS

ANDREA FELIX GARCIA MASCORRO


GUADALAJARA JALISCO 14 NOVIEMBRE 2018
2-A T/V

1
Índice
Tabla de contenido
Definición del problema 1
Objetivos de la información 2
Metodología 3
Marco teórico 4
Hipótesis 5
conclusión 6
Cronograma

2
Definición del problema y justificación del
estudio

Lo que se sabe: se Sabe que las parafilias


son trastornos psicológicos y no siempre
son tratados ya que las personas que tienen
estos tipos de trastornos prefieren tenerlo
en secreto

Lo que implica: son temas muy


perturbadores que implican violaciones y
daño físico y emocional a terceras personas

Lo que quieres saber: quisiera saber


cuántos tipos de parafilias existen y de que
trata cada una

3
Objetivos de la investigación

 Dar a conocer que es la parafilia.


 Tipos de parafilia.
 Causas y consecuencias que esta
provoca para brindar un mejor conocimiento
a mis compañeros
 Tratar de dar a conocer mi tema de una
manera fácil y entendible ya que la parafilia
son comportamientos sexuales
caracterizados por la excitación del sujeto
ante objetos y situaciones que no forman
parte de los patrones sexuales habituales,
que están cronificados en el tiempo y que
producen malestar psicológico o deterioro
social.

4
Metodología

Exploratorio o de acercamiento a la realidad


social
Su propósito es recabar información para
reconocer y ubicar y definir problemas

Marco teórico
Histórico…

5
PARAFILIAS
Definición de filia y parafilia
La palabra “filia” viene del griego “philos”,
que podríamos traducir como “amor” o
“amistad”. Se suele utilizar como sufijo para
designar la afición o el gusto intensos
por un elemento determinado, que
puede o no ser de tipo sexual; así, una
persona cinéfila es aquella que disfruta
mucho del cine, y la filatelia es la afición de
coleccionar sellos.
No obstante, en psicología la sexualidad es
el campo donde este concepto aparece de
forma más habitual. Dentro de este ámbito
las filias se solapan con las parafilias,
definidas como patrones de conducta
sexual en los que el deseo, la excitación o
el placer dependen en gran medida de
elementos atípicos, aunque esto no
necesariamente conlleva una patología.

6
Las parafilias son inofensivas si no conllevan
el malestar de la persona ni de otras, de
forma que en muchos casos simplemente
consisten en una preferencia sexual.
Esto suele suceder en el fetichismo
(excitarse con un objeto o parte del cuerpo),
entre otras filias. Sin embargo, a veces
estas preferencias implican a personas que
no consienten o simplemente dificultan las
relaciones de pareja.
El término “filia” se contrapone al de
“fobia”, que se utiliza para hacer
referencia a miedos o aversiones
irracionales. Como las filias, las fobias
pueden en ocasiones ser de tipo sexual; por
ejemplo, la erotofobia o genofobia es la
aversión a las relaciones sexuales, mientras
que la palabra “medomalacufobia” hace
referencia al miedo a perder una erección.

7
La conducta sexual humanEn
1987, la Asociación
Estadounidense de Psiquiatría
(American Psychiatric Association)
eliminó el térmi

8
1. Fetichismo
Provine de la palabra <fetiche> que
significa objeto inanimado al que se
atribuye un poder mágico o supersticioso
que se precia por esta razón más que su
valor intrínseco. Suele definirse como
tendencia a ser sexualmente atraído por
alguna parte peculiaridad del cuerpo o por
algún objeto inanimado que puede no tener
ninguna connotación sexual en sí mismo.
Estos objetos, que generalmente tienen algo
que ver con el cuerpo, suelen ser
apreciados por su tacto o textura y pueden
ser extraordinariamente variados (zapatos,
ropa interior, joyas, un mechón de cabello,
etc.)
En el fetichismo se produce una situación de
una persona por el objeto, ya que la
excitación no proviene de aquel si no de
este.
En un tipo de trastorno que solo suele
diagnosticar en hombres.
9
Hay que distinguir en lo que se podría
llamar referencias o peculiaridades y el
verdadero fetichismo.

Así muchas personas tal vez sientan una


debilidad por determinados detalles del
partenaire, como puede ser un lunar en el
muslo, sin que por ello se les deba
considerar unos pervertidos.
Tampoco merece el diagnostico de fetichista
el hombre que se excita más rápidamente al
contemplar a su pareja con un sujetador de
encaje negro.
De hecho, gran parte de la moda y la
publicidad se basa en la capacidad que
posee algunos detalles para provocar
alguna excitación sexual.
Por otra parte en el contexto de alguna
relación sexual, la utilización de algunos
fetiches, como pueden ser unas medias
negras, a veces supone una variación
agradable.

10
Los problemas pueden surgir en el
momento en el que la mujer se sienta
insegura de sí misma y piense que sin las
medias no puede gustar. Por tanto las
conductas fetichistas solo constituyen un
verdadero trastorno cuando el individuo es
incapaz de editarse de cualquier otra forma
que no sea con su fetiche.

Las causas del fetichismo en las otras


parafilias, no están demostradas
científicamente.

Traumas infantiles, familias desequilibradas,


aprendizajes erróneos, todo ello y más
puede haber influido en la aparición de este
trastorno que, por otra parte, es de difícil
tratamiento.
El fetichismo es la preferencia sexual por
objetos inanimados o bien por partes
concretas del cuerpo. Dos de las filias
fetichistas más conocidas son la podofilia,
que implica los pies, y el retifismo o
11
gusto por los zapatos. La preferencia por
objetos diseñados para la estimulación
sexual, como los vibradores, no se
considera fetichismo.

12
2 Travestismo
Como ya se había dicho, el travestismo
literalmente, consiste en la utilización de
ropas del otro sexo.
Este hecho, en sí mismo, solo constituye un
síntoma que puede hallarse formando parte
de trastornos destinos.
Lo peculiar del travestismo, también
llamado travestismo fetichista, es que le
individuo obtiene una excitación sexual por
el hecho de usar ropas del sexo contrario.
Aunque esta parafilia puede empezar a
cualquier edad. Es frecuente que primeros
actos del travestismo se remonten a la
infancia o adolescencia.
Una especie de progresión imparable, es
típica en este trastorno, de modo que el
individuo puede empezar por usar solo
alguna prenda de ropa interior femenina, de

13
forma discreta, y acabar exhibiéndose en
público completamente vestido de mujer.
Existen, por supuesto, muchas variantes,
tanto del grado del travestismo como la
conducta sexual asociada.
Así, mientras algunos se masturban
aprovechando la excitación que les produce
la conducta trastrasvestirce.
Otros se la imaginan cuando tienen
relaciones sexuales con su pareja o cuando
se masturban a solas.
El perfil típico del travestista es un hombre
heterosexual, casado con hijos.
Puede ocurrir durante años, la pareja haya
ignorado es afición del marido.
El hecho de descubrirlo, a menudo puede
significar la ruptura del matrimonio.
Con todo, es posible encontrar mujeres
comprensivas, que intentaran ayudar al
14
esposo, aunque, con mucha probabilidad
van a apreciar ayuda psicológica, ya que
tanto personal socialmente es una conducta
difícil de asimila,
En el tratamiento del travestismo se han
utilizado básicamente técnicas de
modificación de conducta y también el
psicoanálisis.
Los resultados no son siempre satisfactorios
ya que a parte de la falta de conocimientos
sobre el trastorno y de su complejidad, casi
nunca se cuenta con la colaboración sincera
del paciente.

15
3 Exhibicionismo y voyerismo
El exhibicionismo se define como la
exposición deliberada y habitualmente
compulsiva de los órganos genitales del
adulto en condiciones inadecuadas, con el
fin de provocar una respuesta en el
observador.
A diferencia, pues, del fetichismo he incluso
de algunas conductas travestistas, el
exhibicionismo siempre es un acto público.
Se ha especulado mucho sirve cuales
pueden ser los móviles que mueven a una
persona a este tipo de conducta, sin que
hayas sido posible llegar a ninguna
conclusión.
Lo que sí está claro, sin embargo, es aquel
exhibicionista no pretende el acto sexual
con su víctima le basta con que esta le vea.

16
En ocasiones, se produce una eyaculación
por el solo hecho de exhibirse en otras, él se
masturba delante de su víctima los hay,
también, que utilizan el recuerdo para
masturbarse más tarde en casa.
Los lugares escogidos para la exhibición
suelen ser parques esquinas, etc., pero, a
veces, es desde el propio coche de la
ventana de la propia casa.
Esta falta de preocupación resulta fatal para
el exhibicionista que, a menudo es detenido
por los agentes del orden público,
observándose además una elevada tasa de
reincidencias.
Se calcula que una tercera parte de los
arrestos por delito sexual corresponde a los
exhibicionistas.
Se trata de una parafilia prácticamente
exclusiva de los hombres y las victimas que
eligen suelen ser niñas o adolecentes,
17
aunque los hay los que tienen sus
preferencias particulares y no se exhiben si
no es delante de un tipo de estímulos
concretos que pueden ser mujeres de
cualquier edad, con tal de que reúnan las
características necesarias para que se les
descadene esta conducta.
De ahí, que se diga que el acto de exhibirse
tiene un componente compulsivo.
Es como si el individuo no pudiera resistirse
a ello.
Existen algunas personas con enfermedades
orgánicas cerebrales, demencia senil o
psicosis, que pueden llevar a cabo actos de
exhibicionismo.
En estos casos, es preciso hacer un
diagnóstico diferencial ya que estas
conductas no tienen nada que ver, desde el
punto de vista psicológico, con la del
exhibicionista.
18
Este trastorno puede aparecer a cualquier
edad, pero aparece más frecuente alrededor
de los 20 años. A veces se trata de
individuas casados, aunque por lo general
suelen ser personas con pocas relaciones
sociales.
Probablemente, por el carácter compulsivo
de esta conducta el hecho de tener
relaciones sexuales no parce disminuir la
tasa de exhibiciones.
Existe una relación evidente entre el
exhibicionismo y el voyerismo.
Este se define como el deseo compulsivo
de espiar a otras personas cuando se
desvisten, desnudas, masturbándose o
teniendo relaciones sexuales.
Es requisito indispensable, en la mayoría de
los casos que sean personas desconocidas y
que por supuesto no haya dado su
consentimiento para ser observadas.
19
El voyerismo como trastorno es también
propio de los hombres sin embargo se ha
dicho que todos los seres humanos tienen
algo de <voyeur>.
Es innegable que, desde la infancia, el
individuo siente curiosidad por ver
determinadas cosas, especialmente
aquellas que le están prohibidas, la
diferencia de <voyeur> es que para este el
espiar a los demás es la principal y, a veces
única fuente de tracción y placer sexuales.
Al parecer los <voyeurs> son personas más
bien tímidas, con pocos contactos sociales o
sexuales.
También se ha dicho que no suelen padecer
por su peculiar comportamiento y por qué
son personas con un elevado grado de
hostilidad.
Las causas de estos trastornos son
discutibles, pero el hecho de que ambos
20
sean mucho menos frecuentes en las
civilizaciones que no reprimen la desnudes
hacen pensar que el condicionamiento
ambiental debe jugar un papel importante.
En cuanto al tratamiento, se han utilizado
técnicas agresivas, derivadas de la teoría
del aprendizaje, terapias de grupo y
psicoanálisis. Los resultados son pobres,
probablemente, por la falta de motivación
del paciente, el cual no suele estar en
absoluto interesado en cambiar su
conducta.

21
4 Sadismo y masoquismo.
Se trata de dos parafilias que se
complementan y que poseen, ambas, una
gran condición literaria.
El sadismo debe su nombre al marqués de
sede que vivió en el siglo XVIII y paso gran
parte de su vida en prisión, donde escribió
varios libros en los que describen relaciones
sexuales con una carga de violencia.
El termino masoquismo viene de un
austriaco, llamado masoch, que en el libro
titulado la venus de la piel relata escenas de
duros castigos dentro de la relación sexual
Sadismo y masoquismo son términos que
han alcanzado una gran popularidad, hasta
el punto que a menudo se realiza en
lenguaje cotidiano, sin ningún tipo de
notación sexual.
En estas dos parafilias se produce una
asociación psicológica entre la excitación
22
sexual el dolor, la humillación, sumisión o
dominio.
El sadismo se define como la necesidad de
provocar dolor físico moral a otra persona
para conseguir placer sexual.
El masoquismo por su parte consiste en la
necesidad de sufrir dolor físico o moral,
humillación, o sumisión para conseguir
placer sexual.
Se desconocen las estadísticas exactas
sobre la frecuencia de estas conductas
entre la población.
En la realidad algunos elementos sádicos o
masoquistas leves reales o imaginados, es
posible hallarlos en muchas personas.
Kinsey, por ejemplo, encontró el 10% de los
hombres y un 3% de las mujeres se habían
excitado alguna vez sobre fantasías sádicas
o masoquistas.

23
Sin embargo es dudoso que estos casos
constituyen un auténtico trastorno, las
personas que realmente lo padecen es poco
probable que lo confiesen sobre todo
cuando lo practican con un partenaire que
colabora gustoso.
Estas alteraciones de la conducta sexual
más frecuentes entre los hombres.
Las mujeres cuando las presentan, suelen
preferir el papel masoquista, circunstancias
que algunos autores han relacionado con el
rol pasivo que se supone propio del sexo
femenino en una relación sexual normal.
A partir de ahí, se ha especulado con la
posibilidad, en lo absoluto demostrada, de
que estas alteraciones pudieran tener un
origen biológico, innato.
En las relaciones sadomasoquistas, la
persona no cuenta lo importante es la
escena, la situación, la teatralidad.
24
No es de extrañar que exista toda una
industria destinada a fabricar objetos de
consumos para estas personas (cadenas,
correas, utensilios de cuero de diversos
tipos y toda una indumentaria especial).
Al parecer, lo que más excita al masoquista
es que la humilles para conseguirla,
consiente en ser atado y arrastrado como
un animal o admite que el partenaire orine o
defeque en sima de él.
Para algunos basta con que estas
humillaciones sean simplemente verbales.
La mayoría de ellos no tiene un gran placer
con el dolor fuerte o agudo.
En cambio el sádico a veces, no se contenta
con esto, si no que siente la necesidad de
infringir verdaderas lesiones que, en
ocasiones, han llevado a la muerte.

25
Por ello es conveniente que entre los dos
miembros de la pareja exista una confianza
y sepan hasta dónde puede llegar cada uno.
En las relaciones masoquistas el orgasmo
suele obtenerse por masturbación o por
coito anal, aunque no es extraño que se
produzca espontáneamente debido a los
elevados niveles de excitación que alcanza.
El tratamiento de estos trastornos es difícil.
Las técnicas de modificación de conducta
parecen ser adecuadas para esto, pero
existen muy pocas referencias.
El psicoanálisis, en cambio, se ha utilizado
muchas veces en estos pacientes aunque no
se disponen de cifras sobre los resultados.

26
5 Paidofilia
Literalmente significa atracción sexual hacia
los niños.
El podofolio es la persona adulta, por lo
general hombre, que intenta tener algún
tipo de contacto sexual con un niño o una
niña, que, por lo general, aunque no
siempre, no ha alcanzado la pubertad.
El termino pederasta se utiliza para
designar aquellos hombres que se sienten
atraídos únicamente por niños.
En nuestra sociedad esta conducta está
penalizada por la ley si la víctima es mejor
de edad, aunque, evidentemente, no es lo

27
mismo que se trate de un niño o de un
adolecente.
Los estudios transculturales demuestran
que la paidofilia suele ser mal aceptada por
la mayoría de culturas, pero existen otras
que son más tolerantes.
Es bien conocido el caso de la antigua
Grecia donde la pederastia era una relación
muy apreciada en la que el joven vivía con
su protector y aprendía todas sus virtudes.
Se Ha dicho que también, mantenían
relaciones sexuales, aunque algunas voces
autorizadas defienden lo contrario. Algunos
paidofilos son personas sin anomalías
especiales con relaciones sexuales
normales, a menudo casados y con hijos,
que por razones psicológicas se sienten más
seguros en el trato con los niños que con los
adultos.

28
En otros casos más graves se trata de
personas con un total incapacidad para
excitarse si no es con contactos infantiles.
Hay autores que les han definido como
personalidades reprimidas y
extremadamente moralistas.
Los hay quienes solo se atreven a dar rienda
suelta sus deseos donde se hay bajo los
efectos del alcohol.
Las conductas pedofilicas van desde le
simple rose del cabello del niño hasta el
sexo oral. Y/ o la penetración anal o vaginal.
Los efectos de estos comportamientos en el
niño no son fáciles de valorar.
Raramente resultan dañados en el aspecto
físico, pero es probable que queden
afectados psicológicamente. Con todo,
alguna de las investigaciones realizadas
demuestra que personas que han sido
víctimas de paidofilos en su infancia, no
29
tienen que padecer alteraciones
emocionales en el futuro, estas si existen,
se dan en aquellos casos en que se han
visto obligados en participar en actividades
sexuales durante largas temporadas, por no
haberse atrevido a explicarlo a nadie.
Incluso se ha llegado a decir que el niño
queda más traumatizado por el revuelo
provocado por los padres y amigos, que por
el hecho en sí.
Sin duda, esta afirmación es discutible, pero
lo cierto es que muchos padres prefieren no
denunciar al paidofilio para preservar la
intimidad del niño.

30
6 Bestialismo o zoofilia

Con este nombre se conoce la relación


sexual con animales.
Probamente este tipo de conductas han
existido siempre y han sido aceptadas o
condenadas según las épocas y los
ambientes.
En mitología se describen varios casos de
relaciones hombre-animal.

31
Por su parte, quince, en sus investigaciones,
encontró que 8% de los hombres de los
hombres y un 3% de las mujeres han tenido
algunas ves en su vida algún tipo de
contacto sexual con animales.
Esta conducta en la adolescencia y entre
personas que evitan en el campo.

7 Frotismo.

Este término derivado del francés (fretteur),


se usa para designar la conducta de algunos
hombres que se excitan rosando sus
genitales con personas desconocidas en
lugares públicos, se suelen mover en
transportes humanos o en sitios donde haya
aglomeraciones de gente no son muchos los

32
datos de que se dispone sobre este
trastorno.
Pero se supone que la mayoría de los
<froteurs> deben ser personas con
dificultades para establecer relaciones
normales.
En algunos caso hay que hacer el
diagnóstico diferencial con la oligofrenia.

8 Necrofilia

Es una parafilia extraordinariamente rara


consiste en mantener contacto sexuales con
los cadáveres, se ha dicho que es posible
que tenga lugar en casos de guerras pero lo

33
cierto es que suele ser síntoma de una
enfermedad mental grave.
Finalmente entre muchas parafilias posibles
citaremos las siguientes: escatología
telefonía, consiste en excitarse sexualmente
a través de teléfono, la coprofilia en la que
la excitación sexual se obtiene mediante la
ingesta de excrementos la urofilia, en la que
el excitante es la ingesta de orina: la
clisnofilia, o afición por los enemas
(lavativas y un largo etc).

34
9 Coprofilia
Tipos de coprofilia
Existen dos tipos de coprofilia:
 Auto coprofilia: Tendencia a complacerse
en el contacto con sus pripios
excrementos.
 Heterocoprofilia: Tendencia a
complacerse en el contacto con los
excrementos de otros ya sean los e su
pareja o no.
Causas y síntomas
En coprofilia la forma más común de la
preferencia sexual es heces. El modo de
utilizar las heces para obtener excitación y
gratificación sexual varía
considerablemente. En algunos casos,
puede implicar la práctica de defecar en la
pareja para derivar entusiasmo y la
satisfacción sexual. La práctica de la
defecación de los socios de pecho que se
conoce como vapor de Cleveland. En ciertos
casos el individuo puede participar en
35
coprophilic coprohagia o la ingestión de
heces.
Coprofilia normalmente no interfiere con los
derechos de los demás, excepto de manera
subsidiaria, donde las fantasías, conductas u
objetos conducen a malestar clínicamente
significativo, enfermedad o impedimento.
Asimismo, la participación forzada de los
socios no consienten puede dar lugar a
complicaciones legales e interferir con las
relaciones interpersonales y sociales.
Tratamiento
Uno de los problemas más importantes en el
tratamiento de este trastorno es que la
mayoría de las personas afectadas con
coprofilia no buscan tratamiento profesional
para la condición, sino que reciben una vez
que hayan sido capturados en el acto o, a
petición de su pareja sexual. Por lo tanto,
las motivaciones para el cambio a menudo
pueden surgir de un deseo de hacerlo para
otra persona y no de un deseo genuino de
cambiar. Los tratamientos que combinan
36
elementos cognitivos y conductuales han
tenido un éxito moderado en efectuar
cambios en la excitación desviada y
patrones de comportamiento de los
individuos. Por otra parte, existe una
creciente evidencia de que estos
tratamientos pueden dar lugar a una
reducción significativa de las tasas de
reincidencia que los observados en
individuos no tratados. Otro componente
clave del tratamiento consiste en técnicas
conocidas comúnmente como terapia de
aversión-condicionamiento aversivo a las
fantasías sexuales desviadas. Otras formas
importantes de tratamiento forman parte de
los programas cognitivo-conductuales que
incluyen el entrenamiento en habilidades
sociales y la reestructuración de las
distorsiones cognitivas que pueden ayudar a
mantener la excitación sexual desviada y
patrones de comportamiento.
Riesgos
Comer de heces para obtener satisfacción
sexual puede poner a la persona en riesgo
37
de infección y puede dar lugar a
enfermedades como la hepatitis y el SIDA.
Incluso los consumidores propias heces no
es saludable y puede tener consecuencias
nocivas como las bacterias intestinales no
son comestibles.

38
Hipótesis
Variable dependiente
Variable

39
Conclusión
En conclusión, las parafilias son conductas
sexuales en las que las personas tratan de
disfrutar su intimidad, para ellos esto es
normal, pero para los demás es un muy
grave delito.

Las parafilias  siempre han


existido y siempre van a existir. La persona
que las realiza actúa sin controlar sus
emociones y sus fantasías.
  Las parafilias son variaciones atípicas de la
sexualidad, que constituyen una compulsión
sexual o una adicción. Hay muchos tipos de
comportamientos parafílicos, los cuales
varían desde los más inofensivos, como el
40
gusto por vestirse con ciertas prendas
durante el acto sexual, hasta otros muchos
más dañinos y peligrosos, como el gusto por
infringir dolor a personas indefensas como
mujeres y niños. 

La sexualidad y todas sus dimensiones


constituyen un tema muy complejo, que ha
sido debatido arduamente y tratado desde
diversas perspectivas. Sin duda, aun no es
suficiente puesto que, a pesar de todos los
estudios existentes acerca de este tema, es
muy poco lo que se conoce con certeza.
Además, resulta de suma importancia seguir
tratando estos temas y encontrar una
solución a comportamientos como el
sadismo y la pedofilia que generan muchas
víctimas. Es necesario que se realicen más
estudios abocados a desarrollar curas o
tratamientos para los sujetos con esta clase
de comportamientos tan dañinos, y otros
que se dediquen a tratar los serios estragos
que provocan estos sujetos en las víctimas.
41
42
ME
DÍAS
Actividades S
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 3 3
1 2 3 4 5 6 7 8 9 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 0 1
1.Planteamiento del Feb.
problema

2. Estructuración del Mzo X X X


marco teórico. . X
abril
X X
3.Formulación de las abril
hipótesis

X
4. Aprobación del Feb.
proyecto

5. Operacionalización Abril
de variables

6. Diseño de los
instrumentos para
recolectar la
información

7. Análisis de la
información

8.Redacción del
informe

Presentación del Abril


informe

43