Está en la página 1de 2

El edificio escolar

El edificio ha tenido muchas modificaciones y cambios. La escuela intelectualista y


libresca solo planteaba problemas donde se habilitaba un salón para albergar el
mayor número de niños. La escuela exaltada como centro del saber y palacio de la
cultura ofrece ya edificios suntuosos, adecuados para el cumplimiento digno del
principio democrático de educación para todos.

Se retoma la idea Rousseauniana que dice que la mejor escuela es la sombra de un


árbol. Se generalizan las escuelas bosques, las escuelas colonias y los sanitarios
infantiles, la escuela del mar y de montaña. En nuestra época tenemos la condición
arquitectónica del edificio escolar, la luz de los conocimientos psicológicos sobre
la enseñanza y aprendizaje de los menores.

Higiene escolar

De orden pedagógico

Aulas, espacio físico para la relación directa maestro/alumnos. También contamos


con laboratorios, bibliotecas, campos y granjas escolares, museos y archivo. Todo
esto se utilizan como espacios físicos, secciones infantiles, pedagogía que facilitan
y desarrollan toda una gama de recursos y materiales para el proceso de
aprendizaje.

De orden sanitario e higiénicos campos de juegos adaptados a las necesidades y


características de las diversas edades y grados. También lavador y baños para los
hábitos higiénicos y del cuidado cultural. De orden social: aquí tenemos auditorio o
sala de reuniones necesarios por carácter social.

Sala de proyecciones: técnica audiovisual moderna. Comedor y cocina, necesario


como servicio en todas las escuelas, ya que representa un rincón del hogar.
Cooperativa escolar, se utiliza para la formación del hábito productivo de las
relaciones sociales entre escolares.

De orden auxiliar

Aquí tenemos: despacho para el director, personal administrativo, sala de


profesores. Bodega, almacén para guardar material y los útiles de la escuela.
Viviendas: como parte de edificios escolares. Galería o espacios techados: para el
reguardo de los escolares en tiempo desapacible.

El mobiliario de la escuela se puede considerar desde tres perspectivas. Estético,


higiénico, pedagógico. Los mobiliarios tienen una importancia por el impacto y
relación directa que tiene con la formación integral del escolar. La belleza de sus
manifestaciones se impone y conquista el deleite, aquí entra la belleza estética.

Nos dice que es un error de algunas escuelas llenar las paredes con dibujos
infantiles, grabados o mapas y otros materiales sin tener en cuenta la finalidad
docente. Lo estético de las clases obedece a su capacidad, iluminación y aspectos
atractivo, a la buena distribución del mobiliario, a la integridad y buena
conservación del edifico.