Está en la página 1de 4

Cloud Computing

El cloud computing es un sistema de almacenamiento que permite a las empresas guardar sus datos en
servidores externos y acceder a ella desde cualquier parte a través de un dispositivo con conexión a
Internet. En la actualidad hablamos del almacenamiento en la nube como toda una novedad, y lo cierto
es que el origen de esta tecnología tiene lugar varias décadas atrás. Los primeros avances del cloud
computing se dieron a partir de los años 50, cuando se hizo necesario el uso de ordenadores para poder
almacenar información.

Fue en 1961 cuando John McCarthy, creador del lenguaje que se utilizó para desarrollar la inteligencia
artificial, ideó la computación colectiva. McCarthy sugirió apostar por la computación en sistema
compartido, pensando en vender el uso del ordenador, el espacio y la memoria como si fuera otro
servicio público. Y es que en aquel entonces las dimensiones de los equipos eran tan grandes que
parecía imposible pensar que años después podríamos llevar un ordenador dentro del bolso.

Tras esta idea de informática compartida, en 1969 JCR Licklider plantea la necesidad de unas redes
intergalácticas de computación, un sistema que permitiera a varios usuarios compartir información. Sin
embargo, ambos proyectos quedan pausados y con el paso del tiempo llega uno de los mejores inventos
del mundo: Internet.

En la década de los 90, Internet tenía un ancho de banda suficiente para soportar el cloud computing, y
fue en ese entonces cuando empezaron los primeros intentos por diseñar esta tecnología. Fue en 1996
cuando George Favaloro y Sean O’Sullivan, ejecutivos de Compaq Computer, usaron por primera vez el
término “Cloud Computing”.

En los 90 la empresa Salesforce inventa lo que hoy en día conocemos como aplicaciones empresariales
en Internet, convirtiéndose en la primera empresa en empezar a utilizar el cloud computing.

nota: George Gilder dijo en 2006: "El PC de escritorio está muerto. Bienvenido a la nube de Internet,
donde un número enorme de instalaciones en todo el planeta almacenarán todos los datos que usted
podrá usar alguna vez en su vida".

El Cloud Computing o computación en nube significa que el hardware y software es proporcionado


como un servicio de otra empresa a través de Internet, por lo general de una manera completamente
transparente.

Este nuevo término promete varias ventajas atractivas para las empresas y los usuarios finales. La
computación en la nube es un término general para la prestación de servicios alojados a través de
Internet, y permite a las empresas consumir recursos informáticos como una utilidad (igual que la
electricidad) en lugar de tener que construir y mantener infraestructuras de computación en tu casa o
tus oficinas.
La mayoría de nosotros usamos la computación en nube durante todo el día sin darnos cuenta. Si te
sientas en tu PC y escribes una consulta en Google, la computadora no está haciendo mucho en la
búsqueda de las respuestas que necesita: no es más que un mensajero. Las palabras que se escriben son
transportadas rápidamente por la red a uno de los cientos de miles de ordenadores conectados en
clúster, que desentierran sus resultados y los envía rápidamente de nuevo a ti mediante Google.

Por ejemplo: cuando se hace una búsqueda en Google, el verdadero trabajo en la búsqueda de sus
respuestas podría ser realizado por un ordenador que se encuentra en California, Dublín, Tokio, o Beijing,
tu no lo sabes y lo más probable es que no te importe en absoluto.

Tipos de computación en la nube

Podríamos catalogar tres clases de computación en la nube, donde los diferentes servicios son
proporcionados para ti o tu empresa. Hay que tener en cuenta que existe cierta superposición entre
ellos.

Infraestructura como Servicio (IaaS): un alojamiento web ordinario es un simple ejemplo de IaaS, en el
cual pagas una suscripción mensual o una tarifa por gigabytes o megabytes consumidos. Esto significa
que estás comprando el acceso al hardware de computación en bruto través de la red, tales como
servidores o almacenamiento.

Software como Servicio (SaaS): significa que se utiliza una aplicación completa que se ejecuta en el
sistema de otra persona, estos pueden ser, por ejemplo: el correo electrónico basado en web y
documentos de Google.

Plataforma como servicio (PaaS): significa poder desarrollar aplicaciones haciendo uso de herramientas
basadas en la Web para que se ejecuten en sistemas de software y hardware proporcionado por otra
compañía. Así, por ejemplo, podrías desarrollar tu propio sitio web de comercio electrónico, pero tienes
todo, incluyendo el carrito de la compra, pago, envío y el mecanismo de pago ejecutándose en el
servidor de un comerciante. Algunos ejemplos de PaaS son Force.com de salesforce.com y Google App
Engine.

Los conceptos clave y fundamentales del Cloud Computing son:

Conectividad

Internet
Acceso a software de nivel internacional

Tercerizar

Servicio

El Cloud Computing que español significa Computación en la nube. Permite a las personas y empresas
acceder a servicios de tecnología desde cualquier parte y en cualquier momento a travez de su conexión
a Internet. La empresas estan contratando (tercerizando) lo que antes tenían que mantener dentro de
sus instalaciones bajo el riesgo de que pudiera suceder cualquier incidente o catástrofe que elimine la
información.

Son muchas las empresas y soluciones que nos posibilitan trabajar en sistemas Cloud Computing, si
quieres aprender a hacer uso de Openstack el sistema OpenSource líder del mercado te interesará
nuestro Curso online con clases de Openstack

A continuación vamos a ver los diferentes tipos de sistemas en la nube que existen:

1. Nube Pública

Un servicio de Nube Pública es cuando el proveedor proporciona sus recursos de forma abierta a todas
las entidades que lo deseen, desde particulares a grandes corporaciones. Este tipo de servicios son los
que ofrecen Amazon, Azure de Microsoft o Google Engine.

2. Nube Privada

En la otra parte de la balanza se encuentra el Cloud Privado, que es una cuando el proveedor realiza la
implementación y administración del sistema para la entidad que forma parte de ella. Las entidades que
optan por este tipo de sistemas son aquellas que tienen un alto nivel de complejidad y necesitan
centralizar sus recursos, como pueden ser grandes corporaciones o administraciones públicas. El sistema
que más está destacando para este tipo de servicios es Openstack, solución OpenSource.

3. Híbrida

Como su propio nombre indica esta solución esta compuesta por las dos anteriores , donde una parte de
los servicios y la información se ofrece de manera pública y otra de manera privada. Este tipo de
soluciones tienen mucho potencial, ya que permiten hacer crecer tu sistema contratando a terceros lo
que vayas necesitando. Este tipo de servicios también se pueden realizar con Openstack
Modalidades de Servicio

Los proveedores de Cloud ofrecen una serie de servicios adicionales que ajusta la oferta a las
necesidades del cliente. En función de lo completa que sea la solución que se ofrece tenemos
Infraestructura como Servicio, Plataforma como Servicio o Software como Servicio.

1.- Software como Sercicio (SaaS)

Podemos hablar de este sistema cuando el usuario se encuentra con todas las herramientas para
implementar todos los procesos necesarios para la empresa.

2.- Infraestructura como Servicio (IaaS)

No existe valor añadido, el proveedor ofrece capacidad de almacenamiento y proceso en bruto , siendo
el usuario el que construye las aplicaciones que necesita desde cero.

3.- Plataforma como Servicio (PaaS)

En este caso, se ofrece herramientas y utilidades para facilitar la construcción de aplicaciones , como
puede ser base de datos o entornos de programación.

También podría gustarte