Está en la página 1de 3

TECNOLOGÍA, CULTURA, TRABAJO, CAPITALISMO Y GLOBALIZACIÓN

Giovanni Sartori, en su texto “Homo videns. La sociedad teledirigida” hace un


recorrido cronológico desde el origen del homo sapiens a la actualidad,
enfocándose en los cambios tecnológicos y lo que ello conlleva en la vida del
hombre.

Tecnología y trabajo

Sabemos que la tecnología y su evolución han sido forjadas por el


hombre. Desde lo más remoto, el ser humano se ha valido de sus medios para
realizar las tareas básicas de supervivencia, para ello ha tenido implementar en
su vida elementos fundamentales para tal fin, como la creación de las primeras
armas para la caza, construir una vivienda, alimentarse y vestirse. Ahí nacen
las primeras tecnologías. Con la evolución de la especie humana,
paralelamente evoluciona la tecnología. Desde la escritura, hasta la tecnología
digital de hoy, se han creado infinidad de elementos y maquinarias que facilitan
el trabajo del hombre y generan mayor producción. Quizá esto tenga una
proporción inversa entre ambos resultados. El crecimiento de la producción
debido a la utilización de las nuevas tecnologías ha hecho en la mayoría de los
casos, que la labor del hombre se vea reemplazada por la máquina, cuyo
beneficio está destinado al productor-capitalista.

El Dr. Juan Carlos Jarsun, Abogado, profesor de Derecho Laboral en la


Universidad de Palermo, afirma que la tecnología tiene importantes
consecuencias sobre los trabajadores asalariados tradicionales, los cuales
difícilmente se libran de las zozobras de un trabajo atípico, con lugares
alternativos de tareas, con un mercado de trabajo que tiende a ser flexible, todo
lo cual les origina una sensación aguda de inseguridad, en mayor grado por el
probable destino azaroso del trabajo asalariado convencional en el Mundo
Tecnológico que está sobreviniendo.
Tecnología y capitalismo
Como anunciamos anteriormente, el capitalismo ha crecido directamente
de la mano de los avances tecnológicos, esto hace que se invierta menos
dinero en mano de obra humana y se repliegue dicha inversión en tecnologías
cuyo valor será amortizado en menor tiempo de producción.

“El tiempo y el espacio han sido pues comprimidos en la Tercera Piel


«inmaterial», concretamente en aquella dimensión que articula el sistema
financiero global, donde es dueño y señor el poder del dinero y, en especial, el
dinero como capital. Se trata de un poder cada día más abstracto y más
desmaterializado, pues el dinero se ha convertido ya en pura información y ha
logrado emanciparse prácticamente de cualquier control social, político y
territorial, convirtiéndose en un fin en sí mismo: en puro poder, que se proyecta
sobre todos los territorios del mundo y todos los ámbitos de la actividad
humana.” Del libro “Tercera piel” de Ramón Fernández Durán.

Tecnología y globalización

Gracias a las nuevas tecnologías, los mercados y empresas han


alcanzado una gran expansión a nivel masivo, esto puede verse hoy sólo con el
uso de internet. La era digital le proporciona a los productores que sus
productos se expandan por el mundo desde una computadora, haciendo
posible un mayor alcance y crecimiento de la empresa a nivel económico.
Generalmente el nacimiento de una nueva tecnología viene acompañado de un
determinismo tecnológico: “los robots serán los obreros del mañana”, “las
computadoras resolverán todos nuestros problemas” y cosas por el estilo. En
este sentido, la idea básica del determinismo tecnológico es que el nacimiento
de una nueva tecnología modifica la sociedad o el sector del cual ha surgido;
así, la sociedad que le dio vida se adapta a ésta. Sin embargo, esta nueva
tecnología no impacta una sociedad hasta que se decide invertir en ésta, de
manera que su producción se desarrolla para usos sociales particulares; es
decir, deja de ser un invento técnico para convertirse en una tecnología a
disposición de la sociedad.
La globalización alude a la mundialización de la producción industrial y el
comercio, bajo la influencia que ha tenido el uso de las (tic) tecnologías de la
comunicación, en la transmisión instantánea de datos e información y la
eliminación de barreras a la hora de la comunicación entre personas o grupos.

Manuel Castells: “la información y la tecnología están globalizadas. Es decir,


hoy día hay unos stocks de tecnología, hay unos centros tecnológicos que se
compran, se difunden, se transmiten en función de la capacidad de las
empresas de ligarse a esos circuitos de tecnología global. No hay una
tecnología catalana, una tecnología californiana -hubo tecnología californiana,
pero ahora es global, no hay una tecnología japonesa. Hay un mercado de
tecnología no siempre transparente, hay momentos de monopolio
momentáneo, pero son momentos siempre reducidos, porque quien no sigue
andando en esa tecnología, se queda obsoleto. Entonces, hay que abrir la
tecnología que se tiene porque si no, no se puede interactuar con otras.”

Tecnología y Cultura

Podemos entender como CULTURA: Conjunto de modos de vida y


costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial,
en una época, grupo social, etc. Por lo tanto afirmamos que las distintas
tecnologías que existen, forman parte de la cultura de los hombres.
Con el correr de los años, los avances tecnológicos han superado las
expectativas del hombre común, el cual debió adaptarse a dichos cambios para
poder estar dentro de un sistema avasallado por la tecnología. Desde la
construcción de las primeras armas de subsistencia hasta la más rápida vía de
comunicación. Esto ha marcado, de alguna manera, la división de las épocas y
la inclusión o exclusión dentro de dicho sistema.

En las últimas décadas la cultura ha experimentado un cambio radical a


medida que la tecnología cibernética ha ido invadiendo los distintos ámbitos de
la vida pública y privada. La omnipresencia de las computadoras ha influido en
todos los campos de la comunicación y representación: desde el concepto de
texto, que gracias a la interactividad ya no es algo fijo sino fluido, hasta la foto
que ha pasado de una reproducción objetiva e instantánea a una nueva
imagen, fruto de combinaciones, recortes y mezclas sugestivas. (Basado en el
texto de Alejandro PISCITELLI, “Ciberculturas. En la era de las máquinas
inteligentes.”)